Issuu on Google+

PROGRESIÓN DEL COMPORTAMIENTO DE LAS CONDUCTAS DELICTIVAS Y EL CONSUMO DE DROGAS COMISIÓN NACIONAL CONTRA LAS ADICCIONES NOVIEMBRE 2013


¿Qué es la Conducta Antisocial ? Se han usado indistintamente términos como conductas problemáticas, antisociales o desviadas, para referirse a comportamientos alejados de la normalidad social (Pitch, 1980), tales como la delincuencia, la violencia, el uso de drogas, preferencias sexuales, entre otros Conductas o prácticas que se alejan de las expectativas normativas de un grupo y que provocan reacciones interpersonales o colectivas dirigidas a aislar, corregir o castigar a los individuos involucrados en las mismas.

.


Consumo de sustancias • Trastornos por Uso de Sustancias Un patrón desadaptativo de consumo de la sustancia que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresado por tres (o más) síntomas en algún momento de un período continuado de 12 meses: • Tolerancia • Abstinencia • Deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir • Se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia • Reducción de importantes actividades sociales, laborales o recreativas debido al consumo de la sustancia


Conducta Delictiva

Conducta antisocial que sancionan la leyes penales •

Trastorno de la personalidad antisocial

Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) síntomas.

Fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como lo indica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención

Deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros

Para obtener un beneficio personal o por placer impulsividad o incapacidad para planificar el futuro

Despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás


Relación entre conducta delictiva y consumo de drogas Se explica según Brochu et al. (2001), por dos efectos: Intoxicación: efectos psicofarmacológicos que traen como resultado un descenso en las funciones cognitivas y una falta de autocontrol, lo que conduce a impulsos agresivos, violencia y falta de inhibiciones. Adicción: Se refiere a los altos costos que implica ser adicto a ciertas drogas, ya que la persona adicta necesitaría involucrarse en actividades criminales para poder pagar su consumo. Lo cual quiere decir que la conducta delictiva se realiza con el objetivo de adquirir drogas para ser consumidas.


Los mercados de drogas ilícitas ofrecen mayores oportunidades para cometer la violencia, dado que no existe ningún recurso a los procesos legales de resolución de conflictos . La violencia se convierte así en el principal medio de control social y amenazas, la intimidación y el castigo son vistos como esenciales para la regulación del tráfico de drogas a nivel de proveedores, distribuidores y clientes (Goldstein, 1985)


• No obstante, también existen estudios que descubren que el delito suele anteceder al uso de drogas, lo que sugiere un vínculo en la dirección opuesta al planteado por Goldstein (Pudney, 2002; stevens et al., 2003; Fagan y Chin, 1991 )

Los estudios sobre el orden dependen mucho de las muestras que se utilizan: con muestras de pacientes en tratamiento (personas largamente involucradas en el uso de drogas) es posible que las drogas siempre antecedan al comportamiento delictivo, mientras que con muestras en población penitenciaria (personas que desde temprano se han involucrado en delitos) puede ocurrir lo contrario.


FACTORES DE RIESGO Y /O PROTECCIÓN

Biológic os Genétic os Funcion amient o del SNC

Factores Psicosocial es Asociados al Consumo de Drogas y Delito Individual es Baja Autoesti ma Ansiedad Personali dad

Context uales Familiar es Pares Comuni dad Sociales Pobreza Violenci a Desemple o Migración


Factores asociados Biológicos • La conducta antisocial y el uso de drogas se han asociado con los sistemas dopaminérgicos y noradrenérgicos del cerebro y con las concentraciones de ciertos neurotrasmisores en personas que presentan conductas problemáticas. (Gabel, Stadler, Bjorn y Schindledecker (1995). • Según Bernhardt (1997), la mayor presencia de violencia, agresión y problemas con la ley en los hombres sugiere que los niveles de testosterona, diez veces más altos en relación con las mujeres, pueden ser la fuente de la violencia en ellos. Dabbs y Hargrove (1997) encontraron que la testosterona se relaciona con violencia criminal y dominación agresiva en mujeres en prisión, tal como se ha reportado en hombres.


Factores asociados Individuales Salud Mental: Depresión, Ansiedad, TDHA,etc. Habilidades Sociales: Comunicación, Asertividad, etc. Personalidad: Baja autoestima, agresividad, baja tolerancia, etc. Habilidades Emocionales: control de enojo, tristeza Sociales • Pobreza • Marginación • Problemas de Género • Violencia


Factores asociados Contextuales Parece existir una correlaci贸n entre el genotipo y la personalidad; sin embargo, esta relaci贸n se encuentra mediada por factores ambientales (Harris, Vernon & Boomsma, 1998).


Factores asociados

JUĂ REZ, 2009


Es evidente que estos dos comportamientos tienen alta probabilidad de relacionarse con el tiempo, aunque no parece ser clara progresión de una a la otra. Varios investigadores reportan evidencias de que los problemas de conducta y agresión en la infancia, predice más tarde el abuso de sustancias y conductas delictivas en el adolescente a través del tiempo y los diagnósticos posteriores de dependencia.


• Los problemas conductuales pueden promover el desarrollo del compor tamiento delictivo en adolescentes y la conducta antisocial en la adultez

(Poe-Yamagata 1998;

Kazdin 1977, Synder 1994; Huesmann, Erron, Lefkowitz y Walder 1984 Olweus 1979).


PROGRESIÓN DEL COMPORTAMIENTO

Frick et al. (1993)


FACTORES ASOCIADOS A LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA EN LA INFANCIA

Características del niño (disponibilidad genética, problemas neurológicos, impulsividad y baja capacidad intelectual

Características de los Padres (estrés, pobreza, problemas de salud)

Deficientes prácticas de crianza (negligencia o falta de monitero y supervisión

Contexto Social (Determinantes sociales, familiares, comunitarios, o históricos)


Modelos de Desarrollo El aprendizaje social que el niño tiene de la violencia y la conducta antisocial y que suele presentar su máxima expresión en el seno de los llamados ambientes de desventaja social. Estos comportamientos disociales y violentos tienen, en muchas ocasiones, una prolongación y consolidación durante la etapa adolescente, concretándose en la edad adulta en un trastorno de personalidad antisocial. Hay entonces una aparente línea de continuidad entre la conducta antisocial infantil y la del adulto, en muchos casos con un origen social previsible y, por tanto, sujeto a normas de prevención.


Conclusiones • Algunos de los mismos factores que ponen a una persona en riesgo de implicación en una conducta delinctiva también pueden poner a esa persona en riesgo de problemas de consumo de sustancias. • El consumo de sustancias y el delito fluctúan en patrones similares en el tiempo, lo que sugiere una relación recíproca o secuencial, pero ninguna relación causal se ha demostrado. • El consumo de sustancias y los comportamientos delictivos disminuyen en la adolescencia tardía. La comprensión de los factores que llevan a los jóvenes a que desistan de estos comportamientos a medida que aprenden nuevas habilidades y maduran puede revelar posibilidades de intervención.


Conclusiones • La intervención correcta en el momento adecuado en el desarrollo de conductas delictivas y antisociales podría evitar una vida de consumo de drogas y la delincuencia que alimentan entre sí en un patrón destructivo

• Existe evidencia de que los problemas de conducta y agresión a edades tempranas, predice más tarde el uso de drogas a través del tiempo y los diagnósticos posteriores de abuso y dependencia.


Conclusiones • La fuerza de esta asociación no debe ocultar que hay muchas personas que consumen drogas y no delinquen nunca, de la misma manera que existen personas que delinquen sin haber consumido ninguna sustancia. sin embargo, la probabilidad de que delito y droga estén asociados en uno u otro sentido es alta, consistente y significativa. • Es importante detener la progresión del comportamiento y corregir lo problemas de conducta que puedan presentarse durante el desarrollo.


G R A C I AS tania.gordillo@salud.gob.mx CONADIC


34 Tania Gordillo Moreno