Page 1

reinaldo domingos

Diario de los

Sueños Gu pa ía p pá ar s a y los re m sp ae on st sa ro ble s, s

Ilustraciones bruna assis brasil


©Editora DSOP, 2018 ©Reinaldo Domingos, 2018

Presidente directora pedagógica COORDINADORAS EDITORIALES ILUSTRACIONES GUIÓN tecnología

| | | | | |

Reinaldo Domingos Ana Rosa O. Vilches Soprani Renata de Sá E Christine Baptista Bruna Assis Brasil Daniela Nascimento RBW COMUNICAÇÃO y STUDIO ZYX

Todos los derechos de este edición están reservados a la editorial EDITORA DSOP. Av. Paulista, 726 – Cj. 1210 – Bela Vista CEP: 01310-910 – São Paulo – SP Tel.: 11 3177-7800 www.editoradsop.com.br DATOS INTERNACIONALES DE CATALOGACIÓN EN LA PUBLICACIÓN (CIP) (CÂMARA BRASILEIRA DO LIVRO, SP, BRASIL) Domingos, Reinaldo Diário dos sonhos / Reinaldo Domingos; ilustrações Bruna Assis Brasil. São Paulo : Editora DSOP, 2018 ISBN 978-85-8276-328-5 1. Dinheiro - Literatura infantojuvenil 2. Finanças - Literatura infantojuvenil I. Brasil, Bruna Assis. II. Título. 18-22474 CDD-028.5 Índices para catálogo sistemático 1. Educação financeira : Literatura infantil 2. Educação financeira : Literatura infantojuvenil

028.5


reinaldo domingos

Diario de los

Ilustraciones Ilustraciones bruna assis assis brasil bruna brasil

Gu pa ía p pá ar s a y los re m sp ae on st sa ro ble s, s

Sueños


Guía para los maestros, papás y responsables Este libro tiene como objetivo educar a los niños para que desarrollen un comportamiento saludable para su futura vida financiera y para que se vuelvan adultos conscientes, que consuman de forma armónica y puedan realizar todos sus sueños. Buenas historias, en general, favorecen el desarrollo de los niños, auxiliándolos en la búsqueda del conocimiento de mundo y en la construcción de habilidades y capacidades necesarias para que crezcan de forma plena y feliz. Contenidos ejemplares se pueden contar por medio de textos, asimismo de imágenes, como es el caso del libro Diario de los Sueños. Las historias, cuando bien contadas por los adultos, permiten que los niños conozcan otras culturas, sus valores, hábitos y costumbres. Además de eso, hacen que a los niños les interese aún más la lectura y pasen a buscar, por sí mismos, sus libros favoritos. Incluso durante la “lectura” de un libroimagen, los niños sueñan despiertos, vuelan alto y viajan en el tiempo y en el espacio de la imaginación, logrando, así, relacionar las aventuras del papel con su propia vida. De esa forma, la creatividad se intensifica, proporcionándole al niño un mayor desarrollo cognitivo.

Diario de los Sueños aborda la transformación de los miedos, deseos y necesidades de los niños en fuerza capaz de hacerlos sujetos de su historia, pero va aún más allá: añade a todo eso los conceptos que formarán la base para el aprendizaje de los principios comportamentales de la educación financiera infantil. El objetivo de esta obra es acercar al niño a sus propósitos de vida, por medio de un contacto lúdico y creativo con el tema. Gracias a ese abordaje, lo que se espera es prepararlos para que comprendan que el dinero no es lo más importante por conquistar en la vida, sino un medio que tienen para alcanzar sus sueños. Realizar estos sueños, requiere una metodología llamada DSOP, en la que los niños aprenden a Diagnosticar, aprenden a Soñar, aprenden a Presupuestar y aprenden a Ahorrar.


Diagnosticar

Presupuestar

Es una forma de construir un camino y hacer elecciones conscientes, que pueden llevarte a lo que deseas. Todo diagnóstico cuenta con un conjunto de etapas y, cuando organizado en pasos más cortos, hace más fácil alcanzar los objetivos. Por eso, hacer un diagnóstico es observar en detalles todo lo que está alrededor para hacer elecciones conscientes y tomar algunas decisiones.

¿Qué hay que hacer? ¿Dónde? ¿En cuánto tiempo? ¿Cuáles materiales y/o recursos se utilizarán? ¿Cuánto cuesta y de qué forma ese valor será ahorrado? Presupuestar significa plasmar el planeamiento del sueño en el papel y establecer cada paso para que él se realice de verdad. Para garantizar que eso ocurra, hay que hacer del sueño una prioridad. El único modo de garantizarlo es calculando y guardando el valor que le corresponde, antes de pensar en el valor que quedará para los demás gastos. Estos últimos se adaptarán al monto que les corresponda.

Soñar Sueños son deseos necesarios para ti o tu familia o la comunidad donde viven. Puede ser un sueño material, como, por ejemplo, una bicicleta, o no material, como un nuevo amigo o un abrazo. El sueño puede ser individual, cuando solo una persona desea alcanzarlo o puede ser colectivo, algo que una familia o una comunidad desea en conjunto. Hace falta enseñarles a los niños que sueños son deseos posibles de alcanzarse y que siempre debemos mantener tres clases de sueños al mismo tiempo: de corto, mediano y largo plazos. Para los niños, un sueño de corto plazo sería el que lleva hasta tres meses para realizarse; el de mediano plazo hasta seis meses y el de largo plazo hasta un año. En cambio, para los adultos, el plazo para la realización de los sueños es distinto: el sueño de corto plazo hasta un año; mediano plazo hasta diez años y largo plazo más de diez años, de acuerdo con la Metodología DSOP.

$ Entradas (-) $ Sueños ( - ) $ Gastos Ahorrar Ahorrar hace posible que los sueños se cumplan de hecho. Pero, ¿qué es ahorrar? No es solo guardar dinero, sino pasar a gastar menos en el consumo de los recursos como, por ejemplo, energía eléctrica, agua, gas, comunicación telefónica, alimentos dentro y fuera de casa, etc… Hacer intercambio de juguetes (no tan nuevos, pero en buen estado) con otros niños es ahorrar, como lo enseña el libro Semanada no es solo dinero, de Reinaldo Domingos, que muestra ocho tipos de “semanada”2 para niños. Subrayamos que el gran objetivo de tener ahorros es poder realizar sueños.

2 Nota de la traductora: El concepto de darles a los niños de nuestra familia algún dinero, para que ellos mismos lo gasten a su criterio, cambia de país a país. Como en muchos de ellos esa costumbre es semanal, adoptamos aquí ese término.

5


Antes de la lectura del libro-imagen Aun antes de contarle la historia al niño, hay que enseñarle las tres alcancías (o “huchas”), para que se familiarice con lo que va a pasar. Si no ha adquirido el kit del libro que ya viene con las alcancías, basta utilizar otros objetos, como cajas de zapato, botellas plásticas de bebidas tras ser higienizadas, u otras cosas así, que esté a disposición. En el sitio de Internet youtube se puede encontrar, en varios idiomas, demostraciones sobre cómo sacar provecho de materiales reciclables para que el niño desarrolle su cognición durante la elaboración de sus propias alcancías (o “huchas”) personalizadas, en los tres tamaños de sueño: corto, mediano y largo plazos. Eso le permitirá al niño darse cuenta de que hace falta más tiempo para realizar el sueño escrito/dibujado al lado de fuera de la alcancía más grande, menos tiempo para el sueño de la mediana y aún menos para la alcancía pequeña.

1. Antes de pedirle al niño que cuente la historia que se imagina para aquellas imágenes o antes de que el adulto se ponga a “leer” el libro/imagen, es recomendable que se consiga un ambiente agradable, como un jardín, una plaza, un parque o un patio en la escuela. Sugerimos entonces un acercamiento inicial al libro, explorando la misma portada: sus personajes, los colores… Enseguida resulta más rico si se le estimula la imaginación al niño preguntándole, por ejemplo, “¿El niño de la historia parece feliz jugando en el columpio? o ¿Por qué habrá tres alcancías, aquellos objetos en forma de cerdito, en el banco de la plaza?”. Hay un icono detrás del libro que indica que el libro cuenta con recursos de interactividad, (más adelante explicaremos aquí mucho mejor cómo funciona), pero ya es posible aquí decirle al niño que luego podrán disfrutarlo - si cuentan con el complemento tecnológico.

6


2. Hojear el libro, como quien le echa un vistazo al azar, le permitirá al niño o a la niña observar las imágenes. Si ella o él se fija en el hecho de que no hay palabras, escritura, junto a las imágenes, es importante motivarla a pensar en lo lúdico de esa técnica, de contar una historia así, desarrollando la imaginación del pequeño lector (o lectora).

4. Cuando el niño muestre ganas de saber más, es el momento de invitarlo a hacer la lectura de las imágenes, dejando que “viaje” libremente a través de ilustraciones, interpretándolas de acuerdo con su experiencia.

3. Ayudar al niño a darse cuenta de que algunas partes del libro solo traen líneas de puntos y, si el niño quiere, podrá completarlas para descubrir qué está en esa ilustración. Explorar con el niño cuáles serían otras actividades que se podrían hacer. Una sugerencia: qué tal tratar de descubrir, por ejemplo, si Nico y sus amigos están ahorrando. Otra idea: algunas páginas están todavía por colorear. Lo importante es que se invite al niño a que participe de la composición de las imágenes, para “ayudar” a la ilustradora Bruna Assis Brasil.

7


Durante la lectura del libro-imagen 1. Es importante hacerle notar a nuestro pequeño lector que Doménico, o Nico como le dicen sus amigos, (también conocido como El Niño de los Sueños), desea tener un columpio delante de su casa. La mamá le presenta la alcancía chica – roja, pequeña y sonriente – para mostrarle que, para realizar lo que desea, el niño debe guardar dentro de la alcancía un sueño y que construirlo dependerá de meter ahí una parte de todas las moneditas que gane o que le regalen. Si lo hace, pronto tendrá la cantidad necesaria para comprar los elementos requeridos para construir, con la ayuda de su papá, el columpio. Según la Metodología DSOP, para un niño, un sueño de corto plazo podrá tomar hasta tres meses para realizarse.

8


2. Cuando llegue a las páginas 10 y 11, pregúntele al niño qué cree que está pasando. Es interesante que sepa que Nico está ahorrando para realizar un sueño. Hay que ayudar a nuestro(a) pequeño(a) lector(a) a darse cuenta de que ese sueño requiere que el personaje aplace o disminuya la realización de otros pequeños deseos momentáneos, como, por ejemplo, comprar golosinas. 3. En la página 15, es importante preguntarle al joven lector si piensa que los amigos de Nico, que están fuera del patio, quieren jugar con él en el columpio. En la página 17, debe observar que hay una burbuja indicando los deseos de los personajes y reflexionar si ese nuevo sueño es más grande que el anterior o de mismo tamaño. 4. Se indica que en este momento del proceso, se pregunte “La cantidad de dinero necesaria para construir tres columpios es la misma que para construir solo uno?”. Hay que hacerle notar que la mamá de Nico le presenta una alcancía mediana – la azul, un poquito más grande que la que le había dado anteriormente. Ahora los personajes-los amigos de Nico y él – pasarán a ahorrar para ese sueño más grandote, dejando de comprar tantos helados y caramelos, por ejemplo. En el universo infantil, un sueño de mediano plazo debe realizarse en un período de hasta seis meses.

5. En este momento, hay que poner énfasis en que pequeñas actitudes pueden cambiar comportamientos, como es el caso del vecindario, que pasó a asistir más a menudo a la plaza del barrio donde está ahora el columpio. A partir de la realización del segundo sueño, los niños se dan cuenta de que pueden realizar lo que quieran. Por lo tanto, pasan a soñar con algo aún más importante: la casita en el árbol. 6. Pregunte cuál de las alcancías (o “huchas”) sería más adecuada para la realización de ese nuevo sueño. Tomando los objetos que representen a las alcancías de Corto y Mediano plazos, y explicándole al niño que, en la primera, la cantidad de monedas necesaria para llenarla era menor, mientras que en la segunda, la mediana, era mayor. De acuerdo con el tamaño del sueño, esas dos alcancías ya no alcanzarán. Es este el momento de mostrarle al niño (o a la niña) las tres alcancías para que él/ella pueda observar la diferencia entre ellas. 7. En las páginas 26 y 27, nuestro lector ya estará preparado para encontrar y apuntar (o circular con un lápiz), en la imagen de Nico y sus amigos, representaciones del acto de ahorrar (incluso en el sentido de “no gastar”). Para un niño, un sueño de largo plazo debe realizarse en un período de hasta un año. 8. Con el sueño de la casa del árbol realizado, los niños de la historia descubren que la Intendencia está limpiando el terreno abandonado al lado de la casa de Nico y así ya comienzan a imaginar un nuevo sueño. Para terminar la historia, nuestro pequeño lector podrá completar las líneas de puntos de la página 29 para descubrir que la pandilla de Nico está pensando en construir una cancha de fútbol.

9


Después de la lectura del libro-imagen 1. Ahora que ya se le ha leído la historia al niño o se ha acompañado la lectura con él, ha llegado el momento de jugar con las tres alcancías. Hay que instigar al niño a escoger tres sueños distintos, como le había pasado al personaje del libro. Hacemos acordar que los niños tienen gran facilidad para soñar, solo hay que estimular su imaginación. 2. Si se ha adquirido el kit de alcancías que viene con el libro, habrá que ayudar al niño a montarlo, (de acuerdo con el manual de instrucciones), también a escribir el nombre de cada sueño (o solo dibujarlo) en las etiquetas y pegarlas en las alcancías y luego cerrar estas últimas. Hay que explicarle que, tras haberlas lacrado, él solo las podrá abrir cuando el valor ahorrado alcance para la realización de cada sueño. Si el niño había adquirido solo el libro de historias, basta adaptar esa actividad creando tres alcancías con lo que el niño tenga a disposición, incluso podrán pensar en otra forma de lacrarlas. La regla es la misma, es decir, tras haberlas cerrado, las alcancías solo se abrirán cuando el niño haya ahorrado el valor total para el sueño.

10


3. Las páginas 30 a 35 corresponden a una especie de control del ahorro infantil, que podríamos llamar “Apuntes de Ahorro Infantil” y sirven para que el niño logre acompañar los valores guardados en cada alcancía. Por eso sugerimos que cada sueño tenga su nombre o dibujo correspondiente en la parte de arriba de esos “Apuntes”. Cada vez que se ingresen una moneda y un billete en las respectivas alcancías/sueños de corto, de mediano y de largo plazo, el niño deberá tachar con un lápiz un circulito al lado del valor ahorrado. Antes de iniciar ese proceso, hay que sentarse con el/la niño/a y conversar con él/ella, para saber cuáles son sus sueños. Tras identificarlos, el segundo paso es procurar saber cuánto cuestan. Es ese el momento en que el niño deberá dibujar o escribir en varios trocitos de papel sus sueños elegidos y meterlos en la alcancía correspondiente a cada uno de ellos. El niño tiene que entender que lo que está dentro de las alcancías son sus sueños. 4. Cuando el niño ya haya ahorrado el valor para uno de sus sueños, muy probablemente el de corto plazo primero, es momento de abrir esa alcancía, juntar el dinero e ir a una tienda a comprarlo. Es el momento de fotografiar, filmar, dibujar o registrar de algún modo esa realización, mostrarse contento(a) por tener a un niño capaz de hacer elecciones, entender que todo cuesta un tiempo en el proceso de conquista y no podemos querer realizarlo todo al mismo tiempo, o de una sola vez. Para volver a iniciar el juego reemplazando ese sueño realizado por uno nuevo de ese porte, basta que el cerdito se vuelva a montar o confeccionar y se repita todo el proceso de ahorro nuevamente. Las tres “colas” de sueño deben mantenerse activas paralelamente a lo largo de nuestra vida siempre en construcción. El niño comprenderá también que es posible tener tres sueños a la vez – uno “fácil”, uno “menos fácil” y otro “aún menos fácil”.

11


Sobre la experiencia con la interactividad Tras la “lectura” del Diario de los Sueños, es el momento de rescatar la información del icono de interactividad presente en las páginas 11, 13, 15, 20 y 27 del libro, y también detrás de él. La experiencia interactiva propuesta por el libro es la Realidad Aumentada (RA), es decir, una tecnología que une el mundo real y el virtual, abriendo la posibilidad de interactuar aún más con los personajes del libro, pues las ilustraciones pasarán a “ganar vida”. Cuando se utiliza un dispositivo electrónico (Smartphone o tablet), el aparato pasará a mostrar los objetos y personajes de las partes del libro mencionadas arriba en movimiento, como si fueran reales. En el caso de las páginas 11, 13, 15, 20 y 27, hay, además, narración y efectos sonoros para que los niños puedan asimilar, de manera más eficiente, el mensaje propuesto por el libro.

12


¿Cómo funciona? 1. El acceso al aplicativo (download) “DIÁRIO DOS SONHOS” se hace por la Apple Store, Google Play o ORCode abajo. 2. Tras haberlo bajado e instalado en el dispositivo, habrá que abrirlo y seguir los pasos que se indicarán en la pantalla para que pueda elegir el idioma español o inglés y visualizar la Realidad Aumentada. 3. Hay entonces que posicionar el Smartphone o Tablet sobre las páginas del libro que tengan el icono de interactividad y, por medio de la pantalla del aparato electrónico, se podrá visualizar la Realidad Aumentada en acción.


REINALDO DOMINGOS Reinaldo Domingos es doctor, educador, terapeuta financiero y tiene un postdoc por la Florida Christian University, con la tesis sobre su Metodología DSOP. Es autor del éxito de ventas Terapia Financiera y de diversos libros tanto para adultos, como para adolescentes y niños. Entre ellos, dos colecciones didácticas de Educación Financiera para la Enseñanza General Básica en escuelas públicas y privadas. Es también idealizador, fundador y presidente de la Abefin – Associação Brasileira de Educadores Financeiros – además de director del primer posgrado en Educación Financiera (presencial y EAD) en Brasil.


Este material, indicado a los papás, maestros y responsables, servirá como una guía de referencia para despertar la chispa inicial del interés por el universo de la educación financiera.

Profile for DSOP en español para escuelas

Suplemento de los Papás, maestros y responsables  

El Suplemento de los Papás del libro Diario de los Sueños suele ir plastificado junto con él y lo complementa, ya que se trata de un libro...

Suplemento de los Papás, maestros y responsables  

El Suplemento de los Papás del libro Diario de los Sueños suele ir plastificado junto con él y lo complementa, ya que se trata de un libro...

Advertisement