Page 1

PAIDEIA Revista Virtual, Edici贸n 8


Institución de Educación Para el Trabajo y el Desarrollo Humano DIRECTOR Dr. William Barrera Rodríguez EDITOR Dra. Bertha Alcazar Castilla CONCEJO EDITORIAL Dra. Nasly Alcazar Castillo Ing. Patricia Velosa. CONCEJO ASESOR Cuerpo Docentes DISEÑO Luis Gonzalo Madrid Calderón DSL data Solutions


Contenido ¡Yo! Apoyo la Eutanasia La tierra y las tecnologías limpias. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

5 claves para mejorar su salud Seguimiento a los medicamentos lasa… “habito necesario”.


¡Yo! Apoyo la Eutanasia

Autor: Jefe Marysol Polanía.

A mis queridos colegas, enfermeras y enfermeros, quisiera invitarlos a apoyar otro tipo de eutanasia. La eutanasia enfocada y apoyada en una de sus definiciones “En el buen morir o morir dignamente” y no en el mediático hecho de omisión en el que en muchas ocasiones nos hemos visto involucrados consciente o inconscientemente en nuestro medio laboral, en el cual, el paciente terminal es abandonado por completo, y cuando digo por completo, es que se nos olvida que a pesar de su condición física por su enfermedad y por considerarse un paciente desahuciado o terminal, sigue siendo ese ser que antes de su situación de enfermedad, lo definíamos como un ser integral ,con necesidades biológicas, psicológicas, sociales y espirituales, y por lo tanto, más ávido de cuidados terminales enérgicos, cálidos, esmerados y humanos ,cuidados que deben ser fortalecidos en principios éticos y valores espirituales, es decir en aquellos que nos permitan ponernos en la situación de nuestro paciente y de sus seres queridos. Si bien es cierto, que la eutanasia pretende acabar con la vida del paciente para que no sufra más dolores, molestias y sufrimientos, pienso que con el diagnostico de paciente terminal o desahuciado, empieza para él y su familia, un verdadero suplicio, porque inmediatamente nosotros como enfermeros nos concientizamos de manera equivocada, de que ´´ todo lo que se le haga al paciente que se encuentra en esta condición de vulnerabilidad, será en vano, porque de todas maneras va a morir´´, la esencia de nuestro quehacer con este paciente, que es el cuidado integral, empieza con el pasar de los días a decaer y se convierte en un tiempo de espera largo , tedioso y rutinario. Este paciente pasara como hasta ahora a un segundo plano , ya que las visitas por parte del personal de salud se harán cada vez menos frecuentes , recibirá los cuidados de comodidad y bienestar finalizando la jornada laboral, cuando debería ser el primero en recibirlos, no hay quien se preocupe por su alimentación, por su necesidad espiritual ,ya que esta dimensión se acentúa y se convierte en primordial para muchas personas a medida que se acerca la muerte, ni quien


esté atento a ese lenguaje no verbal que en muchas ocasiones es la única forma que tiene para expresar su desolación por el abandono de sus seres queridos , su dolor físico y por qué no decirlo, su dolor espiritual. Por todo esto quisiera que reflexionáramos un poco y recobráramos la verdadera esencia de nuestra profesión, que es la de ofrecer cuidados de enfermería éticos, humanos y con vocación de servicio. Ayudar a morir dignamente, es para mí quizás el cuidado de enfermería más sublime, que solo puede brindar aquella enfermera o enfermero que además de tener los conocimientos técnico científicos, sea capaz de percibir en el silencio del paciente cada una de sus necesidades más profundas e inmediatas, que pueda cerrar sus ojos y postrarse por un momento en el lecho del agonizante, que sea capaz de sentir compasión ,que pueda percibir su dolor como propio, que pueda abrazar con la mirada , que pueda elevar una oración, que pueda respetar hasta las últimas horas o segundos de vida la dignidad del paciente, o que simplemente, pueda tomar la mano de la persona moribunda entre las suyas y estrecharlas para dar la compañía que en ese momento quizás pueda ser lo único que tenga como un acto profundamente humano, y sea capaz de incrementar el grado de serenidad, de dignidad y de paz de nuestro paciente terminal , para que su partida sea dignificada por profesionales verdaderamente humanos.

“Ellos tal vez olviden tu nombre, pero nunca olvidaran como los trataste y los hiciste sentir” Maya Angelou.


La tierra y las tecnologías limpias. Adriana Jazmín Santos Barón

El planeta tierra cuenta hoy con más de 7,125 miles de millones de habitantes, con una proyección de crecimiento demográfico de 1,2% anual, lo que implica una demanda de todo tipo de recursos renovables y no renovables, generando diferentes problemáticas, las cuales afectan en disimiles formas a los países del mundo. Dentro de los problemáticas ambientales presentes hoy, se tienen: Emisiones de CO, el cual es emitido en su mayoría por las actividades industriales en donde el 84% es generado por las empresas petroleras, de gases y de procesos de transformación del cemento. La segunda fuente de CO2 son los cambios en el uso del suelo ocasionado por los altos niveles de deforestación, la ganadería intensiva y los monocultivos. (Ministerio del Medio Ambiente, 1997). Otro factor que afecta de manera importante la calidad del aire y del medio ambiente, es el sistema de transporte, ya que debido al aumento de la población y los procesos de urbanización de las ciudades se ha presentado una mayor demanda por nuevos medios de transporte, lo que ha originado un incremento en la de manda de vehiculos de trasnporte público y privado, lo que a su vez extiende los niveles de emisión de fuentes móviles ocasionando grandes perdidas en tiempo por “desplazamientos” de la población ocasionado no solo por un sistema de transporte


público insuficiente, sino por el aumento del parque automotor. Adicionalmente de generar problemas de salud pública como lo son las Infecciones Respitatorias Agudas (IRA), las cuales afectan principalemnte a menores de cinco años. Un factor no menos importante es el uso del agua, la cual proviene tanto de fuentes superficiales, (ríos, lagos, lagunas, fuentes, entre otros), así como de fuentes subterraneas, las cuales debido al crecimiento demografico, de ciudades e industrias, ha presentantado de acuerdo a la Politica Nacional de Producción más Límpia un incremento de más de cuatro veces entre los años 1940 a 1990, lo que hace más complejo el avastecimiento y aumenta la necesidad de proteger las fuentes de agua naturales, ya que debido a factores como el cambio climatico las variaciones entre epocas de lluvia y de sequia, no son fácil de identificar, lo que hace aún más fragil los ecosistemas generadores de agua como lo son los páramos. Un aspecto que ha afectado la disponibillidad y calidad del agua para los diferentes usos (consumo humano, agricultura, industrial, recreación), es la contaminación de los cuerpos de agua, dentro de los cuales se encuentran ríos tan importantes como el Bogotá, el cual recibe el sistema de alcantarillado y red de aguas lluvias generadas por más del 80% de los habitantes, los cuales a su vez por falta de conocimiento o cultura arrojan residuos sólidos no solo al río sino a sus afluentes (río tunjuelo, fucha y salitre), aumentando así la deposición de residuos en el río, dificultando su regeneración. Esta contaminación no solo afecta a los ríos principales de la ciudad, tambien afecta a los humedales, los lagos y lagunas, y a los páramos, lo cuales se ven altamente perturbados por el mal uso del suelo, la deforestación y una problemática actual, la mineria, legal e ilegal que genera pérdida de capacidad del suelo, erosión, ademásde contaminar los diferentes cuerpos de aguadebidos a los desperdicios generados en el proceso.

Con base en la Política Nacional de Producción más Limpia, dentro de las principales causas que han contribuido al deterioro ambiental del país se encuentran: I) Libre acceso a los recursos naturales, II) Ausencia de un sistema de valoración económica del medio ambiente que permita identificar el aporte que los diferentes ecosistemas hacen al planeta y a los individuos, en cuanto a producción de oxígeno, agua, suelos, entre otros, lo que a su vez no ha permitido cuantificar el impacto de las diferentes acciones antropogénicas (deforestación, generación de residuos, emisión de gases efecto invernadero, etc.), para la generación de un cobro por dichas acciones. III) Estrategias poco efectivas para el control de contaminación Ambiental, IV) La pobreza, bajos niveles de educación, V) desconocimiento tanto del sector público como privado de las tecnologías y métodos apropiados para disminuir la contaminación. VII) conciencia ambiental reciente. Sin embargo, este panorama puede cambiar, ya que aunque la conciencia ambiental en Colombia es reciente, ésta ha tomado gran fuerza no solo para el sector público sino para el privado, quienes en busca de un proceso de producción más limpia han venido implementando o desarrollando tecnologías más limpias (aquella que al ser aplicada no produce efectos secundarios o transformaciones al equilibrio ambiental de los ecosistemas), dentro de las cuales se encuentran los paneles solares, los procesos de gestión Integral de residuos sólidos, entre otros La producción más limpia no solo hace énfasis en la implementación de tecnologías limpias, sino en el desarrollo de tecnologías ambientales, las cuales están orientadas además de un cambio de tecnologías, al ajusten en toda la cadena productiva, desde el proceso de obtención de la materia prima, pasando por el proceso de transformación, los sistemas de empaque y embalaje, transporte hasta la disposición final de los residuos generados al final del tubo, lo que representa para la empresa en un futuro ladisminución de los costos por la erradicación de desechos, ahorro en diferentes áreas de la organización, con-


tribuir al mejoramiento ambiental de las diferentes zonas de trabajo, así como las condiciones de trabajo de los colaboradores, además de contar con una adecuada imagen corporativa, la cual no solo es percibida por el cliente final, por todos los stakeholders (proveedores, estado, trabajadores, comunidad, etc.) de la compañía.2 Una forma de contribuir al mejoramiento y conservación del medio ambiente se encuentra en el uso adecuado del agua y de la energía, los cuales no solo van orientados hacia las organizaciones sino también a los hogares, quienes a través de un uso racional y adecuado del recurso están contribuyendo a la conservación del mismo. Al interior de las empresas consiste en identificar las fuentes principales de consumo, implementar los diferentes estrategias de ahorro y hacer control del mismo, lo que les representará una ventaja competitiva frente a la competencia. En los hogares consiste en reducir y reutilizar el agua que se obtiene de procesos de lavado de ropa, para reutilizar en pisos y áreas sociales, el acumular los elementos de la cocina para hacer una sola lavada, reducir el tiempo de ducha, cerrar la llave cuando se laven los dientes y reciclar aguas lluvias para el riego de jardines, entre otros, lo que disminuye la demanda de agua potable y a su vez la cantidad de aguas residuales que se depositan por las diferentes fuentes (alcantarillado y aguas lluvias).

En cuanto al uso adecuado de la energía, se debe implementar un sistema de gestión que permita identificar las diferentes formas de consumo, el tipo de energía y la manera adecuada para disminuir el mismo sin afectar los procesos productivos. Desde el hogar como miembros activos de la sociedad se puede contribuir con desconectar los equipos electrónicos que no estén en uso, apagar las luces, usar solo bombillos ahorradores, fomentar el uso de la luz del día, entre otros. Más a lo anterior se puede adicionar el desarrollo cientifico para la implementación de la “Química verde”,


que es una estrategia que busca disminuir la contaminación del medio ambiente a nivel molecular, por medio de la implementación de diferentes estrategias, dentro de las que se encuentran: evitar los residuos, maximizar la incorporación de todos los materiales del proceso en el producto final, minimizar las sustancias auxiliares (disolventes, en el caso de las pinturas), minimizar el consumo de energía, cambiando por reacciones a temperatura ambiente o por cambios de presión, diseñar el producto para que se descomponga de manera natural al final de su vida útil, seleccionar los procesos y las sustancias para minimizar el potencial de siniestralidad, preferir materiales renovables, frente a los no renovables, etc., lo que va a permitir que los diferentes productos de origen químico no generen residuos que demoren muchos años en descomponerse, como es el caso de algunos plaguicidas, disolventes para pinturas, entre otros. Un aspecto que también contribuye a la disminución del deterioro del medio ambiente es conocer la huella ecología que cada persona genera, el cual al ser un indicador, permite medir y evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado estilo de vida en relación con la capacidad de la naturaleza de renovar los recursos al servicio de la humanidad. El conocer cuál es la huella ecológica de cada individuo, se pueden desarrollar estrategias que permitan disminuir el impacto-hombre, por medio de la incorporación a la cotidianidad de nuevos hábitos de vida que sean más amigables con el planeta y permitan hacer nuestra vida cotidiana sostenible, es decir que nuestros hábitos hoy, no afecten la disponibilidad de los recursos para las generaciones futuras.

Como se ha evidenciado a lo largo del documento hay muchas acciones que se pueden realizar desde la cotidianidad, desde el día a día, pequeños cambios que marcarían una gran diferencia en la calidad de vida de las generaciones futuras, es solo cuestión de querer y reconocer que somos parte del problema, pero que también podemos hacer parte de la solución.


Enfermedad pulmonar obstructiva crónica La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) “es una patología prevenible y tratable que se caracteriza por una limitación del flujo aéreo persistente, generalmente progresiva y asociada a una reacción inflamatoria exagerada de las vías aéreas y del parénquima pulmonar frente a partículas y gases nocivos” (Rodríguez, 2011) lo que causa disnea de pequeños esfuerzos, tos y expectoración crónica. A nivel mundial el factor de riesgo más importante para el desarrollo de las enfermedades el tabaquismo, aspecto que ha ido en incremento y provoca un importante problema de salud pública. En este sentido, el estudio epidemiológico de la EPOC en España (Iberepoc)reveló que los fumadores poseen un 50% más riesgo de padecer de EPOC comparado con los no fumadores, así mismo encontró que otro factor de riesgo relevante es la exposición a la contaminación ambiental originada por polvo y químicos inorgánicos(Llamas y Joaniquet, 2013). En América Latina los cerca de 600 millones de habitantes atraviesan por una transición demográfica que ha ido aumentando significativamente y con ello el número de adultos mayores, lo que ha hecho que las enfermedades respiratorias progresen de la mano con las condiciones normales del envejecimiento, agravando notablemente el estado de salud de la población latinoamericana. (García, Hernández,

Padilla & Montes de Oca, 2013). En Colombia, la EPOC se relaciona de forma importante con los cambios en los estilos de vida de los adolescentes, ya que esta población es más vulnerable en cuanto a la adopción de conductas de riesgo como el tabaquismo. Las cifras de una encuesta aplicada por el Instituto Nacional de Cancerología en el 2007, en colegios públicos y privados a estudiantes de 13 a 15 años, mostraron que “La edad promedio de inicio en el consumo de tabaco fue de 11,9 años. La prevalencia del consumo de cigarrillo estuvo entre 7,4% y 34,1%, y el riesgo de inicio entre los no fumadores entre 12,3% y 32%” es decir, que cerca de 9,5 millones de adolescentes fuman”(Martinez, Amaya, Campillo, Campo, Díaz, 2005) estas cifras revelan que cada día hay mayor riesgo de incidencia de enfermedades pulmonares como la EPOC, lo que afecta gravemente el desarrollo del país. Por su parte, la Guía de Práctica Clínica para el Tratamiento de Pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) indica que en una revisión sistemática hecha por la OMS “se estima que la prevalencia de EPOC en la población general es de alrededor del 1% en todas las edades, incrementándose al 8- 10% o superior en aquellos adultos de 40 años o más, y se cree que actualmente hay cerca de 210 millones de personas en el mundo que padecen de esta enfermedad”


a la vez datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), soportan esta afirmación al referir que “para el año 2020 esta enfermedad será la quinta causa de años perdidos a nivel mundial, ajustados por invalidez y la tercera causa de mortalidad generando un gran costo que afecta la economía y el progreso de los países en vía de desarrollo.” (Muñoz, Frometa Et als, 2012) De forma particular en Colombia, un estudio realizado en cinco ciudades (Bogotá, Cali, Barranquilla, Bucaramanga y Medellín) por Caballero et al. (2003), encontró que la prevalencia de la EPOC es de 8.9%, cifra bastante elevada. Con respecto al género, esta enfermedad se presentó significativamente en hombres mayores de 60 años y en relación a la posición geográfica, la prevalencia de EPOC en la ciudad de Medellín fue la más alta del país, con un 13.5% .(Vinaccia y Quiceno, 2006). Los pacientes que desarrollan la EPOC experimentan una limitación en cuanto al desarrollo de las actividades básicas a causa de la disnea y fatigabilidad muscular que trae como consecuencia deterioro de la capacidad física y sedentarismo, aspectos que a su vez se relacionan con debilidad y atrofia muscular. De forma adicional la enfermedad puede ocasionar alteraciones en la esfera psicosocial llevando al paciente al aislamiento social, irritabilidad, vergüenza, impaciencia y baja autoestima que desencadenan incapacidad para participar en actividades de la vida diaria, por tal motivo, es importante su detección oportuna a través de la identificación de los signos y síntomas, y su confirmación a través de la prueba Gold estándar conocida como espirometría. En este aspecto es importante destacar que la EPOC no solo afecta el patrón respiratorio en relación con la disnea, la tos y la expectoración que la caracteriza, sino que también conlleva a complicaciones sistémicas involucrando el sistema cardiovascular, digestivo y neuromuscular, lo que repercute en la calidad de vida y perjudica fuertemente las esferas física, social, emocional y funcional de los pacientes que la padecen.


En este sentido, la calidad de vida, definida por la OMS (s.f) como “la percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de la cultura y del sistema de valores en los que vive, en relación con sus objetivos, sus expectativas, sus normas, sus inquietudes” se convierte en un aspecto indispensable en el manejo de los pacientes con enfermedades crónicas, pues se trata de un concepto muy amplio que está influido de un modo complejo tanto por la salud física del sujeto, su estado psicológico, su nivel deindependencia, sus relaciones sociales como por su relación con los elementos esenciales del entorno” y por ende se entiende que es un aspecto que compone el bienestar de las personas en especial en aquellos que padecen alguna morbilidad tal como la EPOC, ya que altera considerablemente sus dimensiones física, psicológica y social. En cuanto a la dimensión física, el daño causado por la EPOC se refleja cuando el paciente considera que su estado de salud ha empeorado debido a la sintomatología que la enfermedad provoca, al igual que cuando el paciente se ve limitado en la realización de sus actividades diarias. En relación con la dimensión psicológica, esta se ve alterada cuando el paciente presenta actitudes o características propias de ansiedad, miedo o baja autoestima, esta última debido a la vergüenza que siente cuando sintomatología como la tos se hace evidente en público; y por último la variación en la dimensión social influye en sus elaciones interpersonales, por factores como el miedo a la percepción que tengan los demás, por lo que es importante que este tipo de pacientes cuenten con sedes sociales que les brinden su apoyo y acompañamiento dadas las implicaciones emocionales que esta enfermedad puede traer. Dada la relevancia de la calidad de vida en el paciente con EPOC, es indispensable el adecuado manejo que se le dé a la enfermedad, lo cual contempla el abandono del abaquismo, la disminución de exposición ocupacional, el correcto uso de los broncodilatadores y la realización de actividad física, lo que contribuye a incrementar la tolerancia al esfuerzo y disminuir la disnea, mejorando significativamente la calidad de vida.


Por esta razón, es necesario que se involucre al paciente con EPOC en un programa de rehabilitación pulmonar, el cual es definido por la sociedad americana de tórax 2004) como: “un programa multidisciplinario de cuidados para pacientes con alteración respiratoria crónica, individualmente preparado y diseñado para optimizar su desempeño físico, social y su autonomía”, de manera que está dirigido a mejorar la calidad de vida y capacidad física a través de la disminución de los síntomas, generando mayor independencia en las actividades de la vida diaria (laborales, sociales, etc.), y permitiendo así contrarrestar las consecuencias secundarias a la patología de base, a través del empoderamiento de los pacientes sobre su situación de salud.

promoción de los estilos de vida saludable por medio de programas de salud y seguimiento al efecto sobre la calidad de vida del programa de rehabilitación pulmonar, por medio de la aplicación de instrumentos que permitan valorar la efectividad de estos programas, por esta razón, se recalca que los profesionales de enfermería deben asignar mayor responsabilidad y funciones en el proceso de desarrollo de este programa al profesional de enfermería, el cual debe empoderarse y llevar a cabalidad sus funciones para garantizar un cuidado de mayor calidad y un gran impacto en la vida de los pacientes con EPOC..

Por otra parte, Ramos M, et al, (s.f) consideran que “los programas de rehabilitación pulmonar deben estar sustentados en la realización de cinco tipos de actividades: fisioterapia, actividad física, soporte nutricional, educación y apoyo psicológico ”los cuales se manejan en conjunto con la deshabituación tabáquica; estos aspectos han mostrado un adecuado control de la enfermedad y con ello beneficios derivados principalmente de una reducción en la disnea y un aumento en la tolerancia al ejercicio, de los cuales surgen beneficios secundarios como mayores oportunidades de desempeñar independientemente actividades cotidianas, una mejor autopercepción sobre su estado de salud y mayor comodidad en la interacción social. No se puede dejar de lado la importancia del adecuado manejo de la enfermedad, en el cual es importante que el paciente reciba atención por parte de un equipo multidisciplinario que haga uso de sus conocimientos y que aplique las intervenciones que tengan mayor soporte en la literatura como efectivas y benéficas; dentro de este equipo de salud, se encuentra el personal de enfermería que tiene como labor motivar, concientizar y educar al paciente sobre el manejo de su enfermedad, además de un claro papel en la

Autor: Jefe Lina Castro


5 CLAVES PARA MEJORAR SU SALUD Por: Jefe, Andrés Victoria

Hoy en día en nuestras vidas andamos muy ocupados por las actividades diarias que tenemos que realizar pero muchos de los hábitos que normalmente tenemos pudieran ver afectada nuestra salud con el paso del tiempo. La sociedad con frecuencia nos impulsa a realizar muchas cosas que pueden afectar la salud sin darnos cuenta. Algunas de ellas como la dieta inadecuada, comer de afán, no realizar ejercicio, consumir alcohol con frecuencia o fumar cigarrillo para disminuir el estrés, están haciendo que las personas deterioren su vida mucho más rápido de lo que tal vez esperan. Veamos por ejemplo el caso de RUSTAM una persona que vive en Rusia. Tenía una vida muy ocupada y estaba acompañada de ciertos hábitos malsanos, fumaba y abusaba del alcohol, y se la pasaba muchas horas frente al computador, esto lo dejaba sin energía. Gran parte de la mañana Rustam se sentía dormido hasta después de las 10 de la mañana y eso que entraba 2 horas antes a su trabajo pero en este tiempo no era muy productivo. Se enfermaba y faltaba con frecuencia al trabajo. Pero decidió hacer cambios en su vida para mejorar la calidad de esta. El caso de Rustam es más común de lo que pensamos dentro de la rutina diaria de las personas que normalmente mantienen una vida activa de trabajo. Es por eso que es importante que seamos dueños de nuestra salud y sin importar en donde vivamos o que circunstancias tengamos, manejemos algunas pautas que pudiéramos considerar para beneficiarnos y evitarnos enfermedades prevenibles y potenciales gastos de tiempo y dinero que tal vez nos hagan falta más adelante. A Rustam y otras personas les ha beneficiado estas claves, también a usted pueden serle de gran utilidad. 1. Aliméntese bien: La dieta influye mucho en cómo se siente usted y cuánto tiempo pudiera vivir. A continuación se dan unas pautas que durante milenios ha servido a muchas personas para conservar su salud. Consuma alimentos frescos: Las verduras y las frutas son fuente ideal de muchos elementos que mantienen el organismo funcionando en óptimas condiciones. Las comidas conservadas o rápidas contienen altos niveles de azúcar, grasa y sal que deterioran la salud a mayor velocidad. No coma demasiado: El número de personas con sobrepeso y obesas están aumentando cada día de acuerdo a reportes de la Organización Mundial de La Salud (OMS), por consumir comidas en exceso. Incluso los niños a muy corta edad se ven afectados por esta situación


ya que en las familias se crean este tipo de hábitos. Llevando a diabetes y problemas coronarios a muy corta edad. Beba mucho Líquido: El líquido y en si el agua potable es fundamental para mantener una buena salud, hidrata el organismo, mejora el estado de la piel y lo ayuda a verse y sentirse mejor. Evite el consumo de gaseosas y el exceso de alcohol ya que esto le añade una cantidad de kilos al año a su cuerpo. 2. Cuide su cuerpo: Hay algunos puntos que ayudan a cuidar su cuerpo. Duerma lo suficiente: El dormir lo suficiente también es fundamental para mantener una buena salud y rendir al máximo durante el día. Cuando se descansa correctamente el cuerpo es capaz de producir y fortalecer el sistema inmunológico para poder responder a las múltiples amenazas de microorganismos y virus que nos atacan diariamente y que se encuentran en el medio ambiente. Además cuando se duerme un promedio de 8 horas al día, se previenen enfermedades de alto riesgo como la diabetes, el cáncer, los accidentes cerebrovasculares y los infartos de miocardio. Los jóvenes necesitan dormir aún más, por el requerimiento que les exige el día a día gastan más energía y de no hacerlo por las múltiples actividades de estudio y demás podría llevarlos a trastornos. Cuide sus dientes: Las personas que cuidan sus dientes tienen mejor salud en todos los aspectos, Aquellos que desde la infancia se les ha enseñado a cepillarse antes de acostarse y usar la seda dental tendrán mejor salud oral y general en la adolescencia y en la adultez. Se ha descubierto que los elefantes no se mueren de viejos si no de hambre, por el desgaste que tienen de sus dientes y al llegar a la vejez tienen todos sus dientes gastados y no pueden masticar bien. Por eso la salud dependerá en gran manera en como maneje su salud dental.

Vaya al Médico: Es importante que asista al médico cuando no se sienta bien, no se limite a manejar los síntomas de una forma superficial. Cuando las enfermedades se detectan a tiempo tienen una buena posibilidad de ser manejadas y tratadas, en el embarazo también es importante el control médico. Recuerde, sin embargo, que los médicos no hacen milagros.


3. Manténgase activo: “Si el ejercicio fuera una píldora, sería el medicamento más recetado en todo el mundo.” (Facultad de Medicina de la Universidad de Emory). Ejercítese: Cuando realizamos ejercicio nos sentimos mejor, mejora toda nuestra actividad cardiaca y circulatoria y nos ayuda a prevenir enfermedades como la trombosis cerebral y las enfermedades del corazón. Basta con que usted se ejercite unas cuantas veces a la semana para que mejore mucho su condición física y su nivel de salud. Puede ser recomendado que haga bicicleta, caminar rápido o a paso ligero y algunos ejercicios aeróbicos para controlar el peso y mantener un buen estado músculos y huesos. Use los pies: No hay nada como usar sus pies para realizar las diferentes actividades durante el día. Resulta mucho más saludable caminar a algunos sitios en los que usted se puede desplazar caminando o en autobús que en carro. Además puede obtener una mayor resistencia de su cuerpo si lo vuelve un hábito. Las personas que caminan tienen mejor salud, mejor estado de ánimo.

Proteja su Salud: Con adoptar unas sencillas medidas de precaución, usted puede librarse de muchas enfermedades y sufrimiento, y también ahorrarse tiempo y dinero. Cuide su higiene Personal: La forma más importante de prevenir las enfermedades es Lavándose las manos con frecuencia. De acuerdo al centro de control y prevención de enfermedades es la forma más útil de mantener una buena salud y evitar el contagio de enfermedades prevenibles. Lávese las manos antes y después de ir al baño, antes de preparar los alimentos y comer, vendar o tocar una herida, después de tocar un animal, y después de cambiar pañales. Da mejores resultados usar agua y jabón que un desinfectante a base de alcohol. Prevenga las enfermedades Infecciosas: En lo posible evite el contacto con personas que tengan gripe, utilice elementos de protección personal cuando usted las sufra o vea a alguien que las está padeciendo. Tome las medidas necesarias cuando maneje personas con enfermedades infecciosas que se transmitan por el aire o cuando tenga riesgo de entrar en contacto con sus

fluidos corporales. Si va a tierra caliente protéjase contra las picaduras de mosquitos o insectos que le puedan transmitir enfermedades que puedan poner en riesgo su salud.

Mantenga Limpia su casa: Esfuércese por mantener su casa limpia y ordenada, si acumula basura y la deja al aire libre o en recipientes que no tengan tapa puede atraer insectos, ratas y otros animales portadores de microbios causantes de enfermedades, elimine los depósitos de agua ya que pueden convertirse en criaderos de mosquitos. Utilice detergentes para asear su casa que no sean nocivos para su salud. Evite los accidentes: Obedezca las normas de seguridad en el trabajo, cuando monte en bicicleta o motocicleta, o cuando conduzca. Asegúrese de que su auto esté en buenas condiciones. Use ropa y equipo de protección, como gafas, cascos y botas, cinturones de seguridad y protectores para los oídos. Cambie hábitos nocivos: No se exponga demasiado a los rayos solares, que causan cáncer y envejecimiento prematuro de la piel. Si fuma o toma, deje el vicio ya. Así reducirá notablemente el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, cáncer de pulmón o un derrame cerebral.


SEGUIMIENTO A LOS MEDICAMENTOS LASA… “Habito necesario”.

Hablar del conocimiento de los medicamentos en Colombia depende ampliamente de la formación de cada individuo que hace parte del sector salud, sin embargo muchas de las instituciones no escatiman esfuerzos en realizar un control oportuno frente al manejo de este tema, al ser este seguimiento el “todo necesario” para garantizar el máximo nivel de la seguridad del paciente. En Colombia es una realidad la existencia obligatoria de los programas de farmacovigilancia liderados desde el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos INVIMA, esta actividad tiene un enfoque netamente ligado a la seguridad del paciente, aspecto que se ve deteriorado debido a la problemática de muchas instituciones de salud del país, con las falencias en los procesos de dispensación. Elki Sollenbring “hoy tratamos de contribuir al desarrollo de una cultura de seguridad global enfocada en el bienestar del paciente en su totalidad, el concepto de farmacovigilancia es eso, seguridad y bienestar del paciente”. A pesar de los amplios esfuerzos del sector farmacéutico por educar a la población en general en la importancia de identificar de manera adecuada las características de los medicamentos que son prescritos y dispensados, se sigue observando la presencia de reacciones desfavorables en el uso de medicamentos a causa del “riesgo” que representa la inevitable realidad de la existencia de los medicamentos LASA “Look- Alike, Sound Alike”, llamados así por la gran similitud que

hay entre algunos de estos en cuanto a presentación comercial y/o sus nombres genéricos o entre genéricos y comerciales . Desde hace años se viene realizando en todo el mundo investigaciones exhaustivas en relación a los LASA, encontrando hallazgos muy importantes que van desde las similitudes que existen en gran número de medicamentos que se encuentran en el mercado, hasta las consecuencias de omitir un seguimiento y control en las instituciones de salud responsables del manejo. Estas consecuencias afectan directamente a los pacientes, que al recibir de manera incorrecta el “fármaco” ´pierden totalmente la garantía de “seguridad” que se supone, deben acompañar estos procesos. Cabe destacar que la falencia es una cadena de consecuencia que esta iniciada desde el proceso de fabricación, especialmente el diseño de empaque y envase por parte de los laboratorios fabricantes, hasta la entrega final ¡dispensación! del medicamento, siendo esta ultima un factor determinante para detener la cascada de consecuencias que puedan presentarse. Las instituciones de salud han olvidado está realidad, dejando ver que la principal causa de errores de este tipo, está dada por la ausencia de seguimiento estricto a los procesos de almacenamiento en las áreas de los servicios farmacéuticos, haciéndose ideal la implementación de programas institucionales, enfocados a facilitar la identificación de estos medicamentos antes de la entrega al paciente, esfuerzos que pueden significar la “garantía ideal” de la seguridad del paciente. Es posible destacar que el tema de los medicamentos LASA en Colombia es nuevo, relacionado al seguimiento y control. En otros países se realizan desde hace aproximadamente 7 años, estudios importantes que han permitido un conocimiento más amplio y oportuno de este tema, sin ser este un factor que impida que en nuestro país aún no estemos a tiempo de acoger esto como un “habito” necesario en el importante objetivo de garantizar a todos los pacientes, la seguridad necesaria para devolver la confianza que durante los últimos años se ha perdido en el sector salud.

Observar y Verificar = Seguridad del Paciente R.F. Leidy Liliana Herreño Camacho. Docente.

Revista Paideia, Medised edición 8  

Revista Paideia, Medised edición 8

Revista Paideia, Medised edición 8  

Revista Paideia, Medised edición 8

Advertisement