Issuu on Google+

ISSN 2027-3916

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA ADVENTISTA Año 3, n° 6, marzo de 2011


UNACIENCIA Revista de Estudios e investigaciones Juan Díaz - Rector Enrique Ribero - Vicerrector Académico, Decano Facultad de Ingeniería Fabio Campuzano- Vicerrector Financiero Eduardo Anaya - Vicerrector de Bienestar Lorena Martínez - Decana Facultad de Ciencias Administrativas y Contables Gustavo Phérez - Decano Facultad Educación Jairo Castañeda - Decano Facultad de Ciencias de la Salud Vanston Archbold - Decano Facultad Teología COMITÉ EDITORIAL Enoc Iglesias Vanston Archbold Liliana Herrera Daniel Sinza Melquisedec Merchán Gelver Pérez Jairo García Juan Rojas Edición y Redacción Enoc Iglesias Juan Rojas Diseño y Diagramación Jayzon García Portada Jayzon García Impreso en la Litografía Icolven, de la Corporación Universitaria Adventista Medellín, Colombia. PROPÓSITO UNACIENCIA Revista de Estudios e Investigaciones, se publica con el propósito de divulgar los resultados de las actividades docentes, investigativas, de proyección social y cooperación que se ejecutan en la Institución, con criterios definidos en cuanto a sus principios y valores, con miras a la solución de problemas internos o externos, y al desarrollo de la Iglesia Adventista y de la sociedad en la región, la Nación y el resto del mundo. UNACIENCIA Revista de Estudios e Investigaciones, se publica cada semestre por parte de la Corporación Universitaria Adventista, en Medellín, Colombia. Las opiniones, conceptos, ideas y afirmaciones no reflejan necesariamente los del editor o los Corporación, sino los de los autores de los artículos. Costo de la suscripción anual: 10 dólares. ISSN 2027-3916 Correspondencia: Apartado 877, Cra. 84 No. 33 AA - 1, Medellín, Colombia, CP. 05001000 http://www.unac.edu.co eiglesias@unac.edu.co eiglesias991@hotmail.com


UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones Año 3, n° 6, marzo de 2011

Editorial Artículos 7

¿Se puede considerar la investigación educativa como científica? Viviana Román González

12

La investigación contable: antecedentes, contexto epistemológico y tendencias axiológicas para restituir la confianza social Olandy Naranjo

26

Propuesta para el mejoramiento de AdventistForge Ricardo Núñez Rivera y Germán Harvey Alférez Salinas

30

La experiencia emprendedora de la Corporación Universitaria Adventista (UNAC) y su propuesta de Especialización en Gestión del Emprendimiento Adriana Ruiz Berrío

43

Tiempo de respuesta del servicio de APH del Cuerpo de Bomberos en la ciudad de Medellín año 2010 y su asociación con la satisfacción del usuario. María Nelly Cañaveral Escobar y Esp. Jorge Sánchez Becerra

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

1


Editorial Se pone en circulación un nuevo número de UNACIENCIA. Revista de Estudios e Investigaciones. Es el 6, de su año 3. Poco a poco se ha venido abriendo paso en el camino de las publicaciones. Su divulgación ha traspasado las fronteras nacionales, y las colaboraciones y aportes de autores que residen en otros países significan un adelanto visible. Varios problemas coyunturales (¿o estructurales?) que padece la Nación colombiana, y la oferta de una nueva Especialización por parte de la Corporación Universitaria Adventista, obligan a extenderse en el presente editorial. Polifacéticas plagas se abatieron sobre el país, y se lamenta muchísimo. Los medios de comunicación de masas fueron prolijos en la presentación de los fenómenos que aquejan a Colombia. Las condiciones de miles de compatriotas son deplorables. Paralelamente, se hizo el Reinado Nacional de la Belleza, se le dio la bienvenida a diciembre con millones y millones de pesos quemados en pólvora, y los congresistas se tomaron una semana libre para “visitar los lugares inundados y ver cómo está la gente”. Se hizo una campaña de colecta de dinero y un representante (de los que ganaban 16 millones al mes, en 2010, libres de todo descuento), donó la exorbitante cifra de…100.000 pesos revaluados (unos 50 dólares): Narcotráfico: cada semana, en promedio, se descubren cargamentos voluminosos de cocaína. Muchos millones de dólares se decomisan a menudo. Dijo el presidente del Senado, doctor Armando Benedetti, que Colombia es el mayor productor de mariguana en el mundo. Corrupción, peculados, tráfico de influencias y clientelismo.Colombia es el segundo mayor productor de cocaína. Colombia ocupó el puesto 78 entre 178 países, en corrupción, con nota de 3,5, en la escala de 1-10, en que Somalia fue el más corrupto. Agricultura: las mejores tierras en manos de quienes menos las necesitan.

2

Corporación Universitaria Adventista


DAS: es una institución estatal desprestigiada y en peligro de desaparición. Politiquería asfixiante en toda la Nación. Se han prendido las alarmas, pues 2011 es un nuevo año de comicios electorales. Inseguridad en las ciudades. Como curiosidad, existe el Sistema Integrado de Información sobre Secuestro (SIIS). Colombia ocupa el 6º lugar en cuanto a riesgo de terrorismo, en el 1º se halla Somalia. Desplazados: más de 3 millones, salen de los campos y llegan a las ciudades para salvar sus vidas; de tal cifra, casi un millón son jóvenes. Hay 50.161 personas desaparecidas. 4 millones de colombianos se han ido del país, de los cuales el 40% están indocumentados, dijo el Vicepresidente. Otra vez está Colombia en el primer lugar en cuanto a desplazados en el mundo, y supera a Afganistán, Irak y Sudán. Rama Jurisdiccional con graves fallas. Miseria, pobreza, hacinamiento, prostitución, gaminismo, madresolterismo, etc. La cultura del rebusque es visible en todo el país: la gente necesitada se ingenia las más disímiles formas de buscar el sustento. Emigraciones hacia el exterior (porque también hay migraciones internas e intraurbanas). Aunque los precios del oro, el petróleo, el carbón y otros están arriba, en nada benefician al pueblo. Hay 14 millones de pobres (subsisten con menos de dos dólares o 3.600 pesos al día); y 7 millones de miserables (viven con menos de 1.800 pesos o menos de un dólar al día). Desempleo y subempleo. Remesas desde otros países: han bajado este año, el 55% de los colombianos que viven afuera del país manda ayudas a sus familiares. Nepotismo: familiares son puestos en cargos de privilegio, en el Estado y en entes particulares. Vías de comunicación en mal estado o con atraso de 20 años. Justicia. El informe de América Latina muestra que entre 35 países evaluados, Colombia ocupó el puesto 32 y México el 34, por causa del pésimo o mal funcionamiento de esta rama. Hay 35.000 cadáveres de N. N. en el país, los sepultaron sin saber los nombres. De paso, también se tiene el dato de 35.000 desaparecidos.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

3


Salud: el 74% de los colombianos corre el riesgo de padecer de malaria. Por desgracia, llegan extranjeros en busca de trasplantes de órganos, y logran su objetivo, pagando miles de dólares, mientras que muchos colombianos llevan varios años a la espera de un trasplante. Por ende, se acuñó la frase turismo de trasplantes. Educación: de mala calidad, los alumnos se rajan en las pruebas internacionales de matemáticas y lenguaje. La cobertura es baja, y las tarifas en las instituciones privadas son altas. Pensiones: el Estado no tiene recursos para afrontar las mesadas. Se analiza una ley para aumentar las edades de jubilación. Damnificados por las lluvias, inundaciones, deslaves, etc.: pasan de 2.200.000. Ha sido el invierno más fuerte de los últimos 60 años. Vulnerabilidad ante cambio climático y sus efectos: ocupa el 3er. lugar en el mundo. Equidad socio-económica: Colombia es el 5º país con más inequidad en América Latina. Uso de minas antipersonal. Colombia ocupa el segundo lugar en el mundo, después de Afganistán, en materia de víctimas de las minas y campos minados; el Monitor Mundial de Minas y Municiones en Racimo (2010) informó que durante el año transcurrido entre agosto de 2009 y agosto de 2010, 674 personas fueron víctimas de las minas, lo que arroja un promedio de casi dos individuos por día, que sufrieron la muerte, mutilaciones o lesiones permanentes. Otro campo que conviene mencionar es el de la violencia contra la mujer, pues su gravedad es muy preocupante. La violencia sexual se produce en los diversos medios sociales. De acuerdo con la Casa de la Mujer y la ONG de Gran Bretaña IntermónOxfam (2010) durante ocho años (2001 – 2009) fueron violadas 94.565 mujeres, de las cuales 16.624 corresponden a 2010; el estudio realizado con base en 489.687 víctimas de la violencia, en 407 municipios (de 11 departamentos), donde la fuerza pública garantizó la seguridad, arrojó también el dato de que este abuso se está utilizando como un arma de guerra (17.58%), en tanto que el 85% de las afectadas no denuncia por causa de temor u otros factores; en el 2% de los casos estuvieron comprometidos miembros de la fuerza pública.

4

Corporación Universitaria Adventista


Además, 26.000 mujeres salieron embarazadas debido al conflicto violento de este país. En el periodo tomado, hubo una víctima cada 44 minutos. Igualmente, la Casa de la Mujer e IntermónOxfam (2010) informaron que la violencia sexual tuvo las siguientes manifestaciones: prostitución forzada, 7.754; acoso sexual, 175.873, especialmente por parte de derechistas; 27.058 abortos forzados y 19.422 esterilizaciones forzadas. Es alarmante que 31.287 mujeres fueron violadas tres veces. También se observa el problema en los servicios domésticos forzados (48.554 mujeres) y en la regulación de la vida social (326.891). Los departamentos más golpeados por la crisis son Antioquia, Caquetá, Putumayo, Córdoba, Nariño y Valle, según el estudio que se titula “Violencia sexual en contra de las mujeres en el contexto del conflicto armado colombiano”. Los mayores riesgos los viven las mujeres de las comunas de Medellín, y las mujeres desplazadas (refugiadas) de Bogotá, D. C., a pesar de que son las dos más importantes ciudades de Colombia. Y para rematar el cuadro dramático, se agregan los datos de las consecuencias producidas por la lluviosidad inclemente, inundaciones, deslaves, pérdidas materiales, destrucción, etc., hasta el 3 de enero del año corriente: Muertos: 310 Heridos: 292 Desaparecidos: 62 Afectados: 2.220.482 sujetos Municipios perjudicados: 710 de los 1.102 que tiene la Nación; Plato, Magdalena, es el más perjudicado Departamentos: 28, de los 32; Bolívar es el más perjudicado. Pero, Gramalote, N. Santander será reubicado en forma total. Viviendas destruidas: 3.348. Se pide a Dios por el alejamiento de “La Niña” y por la moralidad de los líderes, gobernantes, autoridades y potentados. Se necesitan 10 billones de pesos para la reconstrucción del país, lo cual tomará unos 10 años. Parece que cayeron las 10 plagas. En la presente edición, el tema central está constituido por los componentes fundamentales de la Especialización en Gestión del Emprendimiento, seguido por el de la

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

5


investigación contable, pues pone el dedo en la llaga de la corrupción. La educación cristiana adventista tiene como un elemento sustancial el trabajo educativo. Desde la fundación de la Institución en 1937, este componente se ha respetado y desarrollado. El nombre inicial del plantel era COLEGIO INDUSTRIAL COLOMBO-VENEZOLANO. Los escenarios de práctica fueron considerados en la naciente institución de educación superior, en 1981; se estableció la Corporación Universitaria Adventista, con base en los pilares del colegio, enaltecidos siempre en la literatura promocional y en la praxis de directivos, docentes y discentes. La trayectoria de la UNAC fue determinante en la estructuración y ulterior registro calificado que se obtuvo para el programa avanzado de emprendimiento. Por estas y otras razones se juzgó pertinente la dedicación de la mayor parte del espacio a dicho tema. Esta Especialización es una realidad para mostrar en Colombia y allende las fronteras patrias. Hoy en día, se necesitan personas que dispongan de las competencias para formar empresa, no meramente empleados que dependan de los capitalistas o tengan lazos de dependencia laboral. Hay que crear empresa, se debe crear empleo. Colombia requiere individuos con capacidad de formar nuevas empresas. Y se opina que la Especialización que se diseñó es un factor que puede ayudar a atenuar los graves males socio-económicos derivados de la crisis que se caracteriza, basados en las informaciones de los medios masivos de comunicación. Felicitaciones para los gestores de la Especialización.

6

Corporación Universitaria Adventista


¿Se puede considerar la investigación educativa como científica? Viviana Román González Facultad de Educación Licenciatura en Básica con Énfasis en Humanidades, Lengua Castellana e Idioma Extranjero: Inglés

“La realidad que interesa investigar en los fenómenos humanos, como los educativos, no es lo que hemos observado, sino qué significado le da el sujeto/ actor al comportamiento que hemos observado. Por esta razón, (…) en las ciencias de la naturaleza basta con explicar y entender, mientras que en las ciencias humanas es preciso interpretar y comprender” (W. Dilthey). “La educación posee su especificidad, no consiste en una analogía sistemática de las ciencias naturales, aunque no por ello pierde cientificidad” (C. Núñez). Un recorrido por el terreno de las ciencias sociales evidencia múltiples consideraciones, con mucha frecuencia ligadas a la cientificidad de este tipo de estudios. De manera más específica, el caso de la educación ha sido sometido a toda clase de

discusiones en las que se pretende afirmar o poner en tela de juicio su carácter científico, dados los rasgos mayormente cualitativos de los procesos investigativos realizados en diversos escenarios y contextos de enseñanza – aprendizaje. La presente reflexión pretende abordar ese tema problemático, espinoso, escurridizo y un tanto incómodo que resulta ser la “cientificidad perdida” para el investigador en educación, teniendo en cuenta los aspectos de verdad objetiva (Gordon, 1995, y Tamayo y Tamayo, 1996), validez metodológica del estudio de casos (Carr, 1993) y actitud científica (Sánchez). De manera sucinta, se plantea que la investigación educativa puede ser, en efecto, considerada como científica, cuando obedece a los parámetros establecidos por el marco teórico desde el cual se fundamenta; de igual forma, cuando en el ámbito de la práctica cotidiana,

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

7


el investigador asume en su tarea la rigurosidad, responsabilidad y profesionalismo. En primer lugar, se ha planteado que la investigación educativa carece de pretensiones de cientificidad, mucho más que la investigación sobre la educación. Pues bien, cabe aquí resaltar algunas de las diferencias entre ambas, planteadas por Cerda (2006), pues la presente reflexión se remitirá siempre a la primera y es pertinente aclarar los términos. Por una parte, la investigación educativa busca elaborar teorías enfocadas hacia métodos de acción en el aula de clase; por otra, la investigación sobre la educación pretende elaborar una teoría formal de la educación. Mientras que en la primera se utilizan datos cualitativos, en la segunda, el material de trabajo son los datos cuantitativos. De igual manera, mientras en la investigación educativa se utiliza el estudio de casos y es validada por profesores y alumnos en tanto participantes del proceso, la investigación en educación emplea el método experimental y propende por las generalizaciones formales por medio de los conocimientos científicos. Como ya se mencionó, la reflexión que se realizará estará dirigida al primer tipo de estudio, es decir, a la investigación educativa. De esta manera, ha quedado esclarecido qué terreno investigativo se tratará en esta reflexión, y es muy probable que se llegue a la conclusión de que la investigación educativa carece de muchos elementos

8

considerados científicos, que sí aporta la investigación en educaci��n, como son la objetividad, la universalidad y la definición de conceptos a priori (Tamayo y Tamayo, 1996). Sin embargo, retomando al autor ya mencionado, es posible afirmar que los conocimientos obtenidos en uno y otro caso son objetivos en mayor o menor grado, sólo a la luz de las concepciones teóricas en las que cada una se basa. En este sentido, Gordon (1995) también postula que no es el objeto de la ciencia establecer verdades absolutas, sino conceptualizaciones de la realidad desde las cuales se puedan alcanzar objetivos de orden práctico. Así, la investigación educativa basa sus labores y metodologías en una objetividad práctica que cabe ampliamente en el ámbito científico, pues plantea un aporte o solución a un problema educativo desde un referente teórico sólido, pero, al mismo tiempo, adaptado al contexto práctico o “subcultura cotidiana” desde donde surgió el problema. Teniendo en cuenta lo anterior, el debate en torno a la cientificidad de la investigación educativa se ha centrado mucho en del fundamento epistemológico del estudio de casos (Stenhouse, 1975, 1978, 1980; Tripp, 1985; Adelman, Jenkins y Kemmis, 1976), dada su relevancia como método principal de la investigación educativa. Por tanto, se hace necesario aclarar si en realidad este tipo de estudio contribuye o no a su cientificidad. El positivismo tradicional ha

Corporación Universitaria Adventista


considerado el estudio de caso como opuesto a la idea de generalización de la actividad científica, dado que, al consistir en sólo “hacer preguntas y encontrar respuestas”, muchos estudios de caso se han convertido en “historietas” (Chanan, 1981). En todo caso, la cientificidad de una investigación meramente anecdótica, es absolutamente condenable. Por este motivo, Carr (1993) aclara que el estudio de caso no se realiza de manera fortuita en busca de caracteres exclusivos que beneficien a una investigación determinada, sino que indaga acerca de casos particulares con respecto a un problema de carácter general. Es así como el carácter científico de toda investigación educativa en la cual se implementen estudios de caso supone la identificación de un problema general, del cual se toma y analiza un caso “típico”. Igualmente, la tarea intelectual del estudio de casos plantea el establecimiento de juicios y argumentos específicos y organizados, con el fin de determinar qué es lo “típico” y qué es lo “exclusivo” en el marco del estudio que se lleva a cabo (Carr, 1993), o de lo contrario, se estarían pisando arenas movedizas. En este contexto, cuando se realiza la tipificación de los casos se parte de una base argumental definida, y es entonces cuando el estudio de caso va más allá de la anécdota para llegar a la cientificidad, pues propende por la búsqueda de conocimiento generalizable, susceptible de

falsación, cuyos aportes son relevantes en el fortalecimiento epistemológico de las ciencias de la educación, rasgos que, para Tamayo y Tamayo (1996), marcan la diferencia entre el estudio científico y el que no lo es. En este orden de ideas, se afirma que en la investigación educativa, hay que tener especial cuidado de cada uno de los aspectos de todo el proceso, pues su objetivo es intervenir y transformar el objeto de conocimiento de manera crítica y rigurosa. Es aquí donde entra a jugar el papel fundamental el investigador como artífice del proceso, pues, de manera indiscutible e inevitable, la actividad científica parte del interés humano por analizar la realidad, de tal manera que toda investigación está ligada a consideraciones subjetivas (Gordon, 1995), lo cual no es impedimento para que el científico mantenga siempre una actitud de rigurosidad frente al hecho social y frente a su proceso investigativo. Esta característica vendría dada en términos de definición clara de la orientación epistemológica, de los objetivos investigativos, de la aplicación precisa de unos instrumentos determinados, de la triangulación y comparación minuciosa de los datos obtenidos de esos instrumentos y de la complementación de técnicas cualitativas y cuantitativas (Cerda, 2006). Dicho de otra manera, este tercer factor asociado con la cientificidad de la investigación educativa, es ante todo una cuestión de actitud.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

9


En cuanto a este tema, Sánchez (2002) se remite al gran número de falacias o engaños que, hoy por hoy, permean el ámbito investigativo, como resultado de un pensamiento posmoderno desde el cual todo vale y se torna absolutamente relativo. Las falacias e imposturas intelectuales* no son ajenas a ninguna ciencia, pero es en el ámbito social donde encuentran un campo más amplio para ponerse de manifiesto. En contraste, se refiere a la actitud científica como la superación de los prejuicios sociales, de los intereses egocéntricos, de la superficialidad, con el fin de adoptar una disposición de revisión constante y rigurosa de los datos y del proceso mismo. Por ende, esta consideración en torno a la actitud del investigador pretende también hacer un llamado a la autocrítica, al monitoreo constante, a la responsabilidad, a la claridad intelectual, al juicio objetivo, factores de los cuales depende no sólo la cientificidad de su investigación, sino el avance del conocimiento científico del área educativa, en este caso. En conclusión, la cientificidad de la investigación educativa, como en el caso de toda actividad investigativa, no puede definirse a priori por tratarse de una ciencia social, o de la educación. Este

carácter científico es inherente al proceso mismo de investigación, y se define en términos de su objetividad práctica, en tanto analiza y formula alternativas de acción referidas al contexto desde el cual surgen los interrogantes. También juega un papel muy importante la validación de la información obtenida del estudio de caso como método central de obtención de datos, de tal manera que se hable de un caso típico de una realidad general bien delimitada, no de eventos exclusivos, aislados. Precisamente, por ser aspectos propios del proceso investigativo, el investigador y su actitud científica son sin duda la clave o por tanto le es indispensable acercarse al conocimiento con plena conciencia de su responsabilidad, con un compromiso profundo con la realidad a la que puede beneficiar o perjudicar, y con un propósito firme de contribuir siempre al mejoramiento, al enriquecimiento tanto de la discusión teórica como de las prácticas educativas cotidianas, lo cual constituye uno de los propósitos fundamentales de toda investigación educativa realmente científica.

Sánchez especifica las imposturas intelectuales desde aspectos como la superficialidad, el abuso del lenguaje.

*

10

Corporación Universitaria Adventista


Bibliografía Carr, Wilfred. (1993). Calidad de la enseñanza e investigación-acción. Sevilla: Díada Editora. Chanan, Gabriel (1981). Para qué la escuela. Madrid: Cincel, Kapelusz. Cerda, Hugo (2006). La investigación formativa en el aula. Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio. Gordon, Scott (1995). Historia y filosofía de las ciencias sociales. Barcelona: Ariel. Hargreaves, Andy (1996). “Las paradojas postmodernas (el contexto del cambio)”. En: Profesorado, Cultura y Postmodenidad. Cambian los Tiempos, Cambia el Profesorado. Madrid: Ediciones Morata. Sánchez, David (2003). El asunto Sokal: un problema de actitud científica. En: Emociones y Razones para Innovar en la Enseñanza de las Ciencias. Bogotá: IDEP Molther. Tamayo y Tamayo, Mario (1996). El proceso de la investigación científica. México: Limusa Noriega Editores.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

11


La investigación contable: antecedentes, contexto epistemológico y tendencias axiológicas para restituir la confianza social

Olandy Naranjo Facultad de Ciencias Administrativas y Contables – Contaduría Pública

Introducción A partir de los cambios sociales generados en el contexto de la globalización del comercio y de la información, el conocimiento se ha convertido en capital susceptible de ser valorado en las organizaciones. Adicionalmente, la tecnología en las comunicaciones ha integrado y creado comportamientos en la forma de hacer los negocios, y en el marco del pensamiento posmodernista actual, el individuo ha desarrollado actitudes y conductas que permiten demostrar una transformación en el concepto de lo que el ser humano considera como principios y valores, afectando el carácter y la calidad de vida presente y futura de la sociedad. De igual modo, estos temas han generado para el contador público un desafío en el desempeño de su profesión, en un medio que cada día es más competitivo y que se encuentra viciado por costumbres

12

comerciales anti éticas y que deben ser confrontadas por el desarrollo de una epistemología que defina los parámetros más adecuados en la práctica de la ciencia contable aplicada a dichos fenómenos sociales que afectan la conducta humana. Siguiendo este orden de ideas, se pretende entonces desde la perspectiva de la investigación contable, su evolución histórica y tendencia epistemológica actual, profundizar en teorías propias de la sociología, psicología, antropología, etc., que desde la interdisciplinariedad y transdisciplinariedad faciliten comprender la complejidad humana, representando desde la contabilidad fenómenos como la desigualdad social, la inequidad en la distribución del ingreso, la corrupción, el daño ambiental, entre otros, y que a su vez a partir de su respectivo análisis, conduzca a la posibilidad de descubrir nuevas formas epistemológicas

Corporación Universitaria Adventista


y axiológicas que ayuden a contrarrestar la falta de confianza en el carácter y desempeño del contador público, quien finalmente da fe pública de todos los hechos económicos transcendentales en el bienestar de la sociedad colombiana. Por lo anterior, se desarrollará esta temática a través de un breve recorrido por el desarrollo histórico de la contabilidad desde la antigüedad hasta nuestros días; desde una óptica social y continuando con un análisis de las nuevas tendencias de la epistemología y la investigación contable, para finalmente culminar con una aproximación teórica que aporte ideas para un debate sobre alternativas epistemológicas contables, desde el aspecto filosófico de la educación cristiana, con el fin de enriquecer la práctica contable y tratar de dar respuesta a los problemas existenciales del hombre. Antecedentes de la investigación contable: ¿Evolución contable o evolución social? Desde que tuvo lugar la invención de los primeros sistemas de escritura, el hombre los ha utilizado para llevar a cabo el registro de aquellos datos de la vida económica que le era preciso recordar. Los gobernantes, los comerciantes y todos los tenedores de bienes han demandado a través de la historia métodos o formas de calcular el monto de la riqueza que se posee, de los bienes y de los servicios que se solicitan o se ofrecen, por ejemplo, el gobernante demanda un

método de registro sobre los tributos que se recaudan y reinvierten, o el comerciante demanda un método para el registro de las ventas, del pago de las deudas y de los cobros; el militar demanda fórmulas que le permitan cuantificar el número de soldados en las tropas, la cantidad de armamento y de raciones de alimento que se demandan para el logro exitoso de una misión; tales fueron las necesidades de los imperios, tales como, el babilónico, egipcio, romano, griego, entre otros. Durante el periodo empírico, de la contabilidad desde la antigüedad hasta un milenio después de Cristo, como menciona Montesinos (citado en Mileti, 2001), las actividades comerciales primitivas carecían de un sistema contable completo. Sin embargo, se encuentran evidencias de anotaciones contables en el territorio mesopotámico, representadas en las tablillas de barro en la cultura sumeria y otros instrumentos como el famoso código de Hammurabi, promulgado aproximadamente en el año 1700 a.C., el cual contenía apartes de normas civiles y penales, también normas comerciales como las referentes al préstamo, venta, arrendamiento, comisión, depósito y otras figuras propias del derecho civil y mercantil. En Egipto también se utilizaron instrumentos de registro como el papiro, sin aportar notablemente al desarrollo de la investigación contable, pero trató de capturar todos los movimientos comerciales

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

13


de su tiempo como el registro de sus cosechas, tesoros, animales y esclavos. Además, la religión representó un papel muy importante en el desarrollo de las actividades contables y se mezcló como parte del aparato comercial a través de los templos, los cuales se convirtieron en “entidades bancarias” no sólo en la cultura mesopotámica, sino también en las culturas griega y egipcia. Asimismo, los templos sirvieron como intermediarios o prestamistas para el Estado y particulares, con los dineros recaudados de las ofrendas de los fieles o del mismo gobierno. Según lo señalado en el párrafo anterior, la actividad comercial no sólo se relegó a las instituciones privadas o públicas de la nación, sino que además la “fe” de los feligreses representó una fuente de ingresos económicos para los templos o cultos, en cabeza de sus dirigentes que utilizaban su influencia para calmar la conciencia de los creyentes y proporcionar “paz a su alma”, a cambio de las contribuciones monetarias o en especie a sus dioses. También en el continente americano se desarrolló un sistema simple de registros contables a través de la utilización de los yupana como instrumento de cálculo en forma de ábacos y los khipu como medio para el registro de cuentas dentro de la cultura Inca en Perú, los cuales sirvieron no sólo para dejar memorias de la cuenta de sus pertenencias, sino también como una herramienta de escritura, como

14

lo menciona Salomón (citado en Herrera, 2007): “La idea de que la información codificada en los khipu no es solamente numérica sino lingüística se basa en el razonable supuesto de que el aparato estatal Inca necesitó de un sistema de registro multipropósito” (p. 185). Lo anterior implica un medio de registro contable y a su vez, un medio de comunicación escrita que permitía el intercambio y desarrollo social de la comunidad, con el fin de suplir las necesidades básicas de crecimiento integral de los miembros de la población Inca. Origen y aparición de la partida doble (1202-1494) Este periodo se caracteriza por el desarrollo de la partida simple y su posterior transformación en partida doble, debido al crecimiento y expansión de la actividad comercial, al desarrollo de las operaciones de crédito y también al nacimiento de las sociedades comerciales. La introducción del capitalismo, sistema que implanta el principio de racionalidad en sus operaciones, impulsa a la contabilidad a perfeccionar su sistema de registros para brindar una mayor confianza a los empresarios frente a la seguridad y control de sus operaciones comerciales, pues en el caso de los libros de contabilidad en partida doble, siempre que cumplieran ciertas condiciones de orden jurídico y formal, se consideraban una garantía contra el fraude y el error.

Corporación Universitaria Adventista


Periodo de expansión y fortalecimiento de la partida doble (1494-1840) Los principios de la partida doble se difunde por toda Europa, y se establece el concepto de resultado periódico y de valuación de inventarios. A pesar de ser una etapa prolongada, no presenta mayores avances en la contabilidad y se señala como el período del contismo. Este estancamiento se presenta como consecuencia de que las doctrinas contables sólo se ocupan del campo referido a la técnica de las anotaciones en partida doble, en otras palabras, esta escuela limita la contabilidad al estudio y explicación del funcionamiento de las cuentas. Por lo tanto, se consolida el concepto de la contabilidad como disciplina y no como ciencia debido a su operatividad y tecnicidad dentro del sistema económico capitalista de las naciones, que la confina sólo como una herramienta de información y la desplaza para no permitirle “pensar” ni ser protagonista de las soluciones que demandan los resultados negativos de la inequidad social generada por el sistema. El período científico (1840 hasta nuestros días) En el pensamiento contable de este período pueden destacarse las siguientes corrientes doctrinales: contabilidad de costos o contabilidad de gestión Es recién en el siglo XX cuando

se pueden mencionar la aparición y desarrollo de la contabilidad de costos. El desarrollo industrial y la evolución presentada en otras disciplinas como la economía y la ingeniería, impulsaron las investigaciones contables en torno a la problemática de los costos. No obstante, el estudio analítico que inicialmente se restringía al cálculo y representación de los costos, se va extendiendo, y surge el concepto de la contabilidad de gestión, orientada a la toma de decisiones y al control de la actividad económica de sus ganancias. Finalmente, se puede inferir a partir de este recuento histórico contable, que las transformaciones económico-sociales experimentadas por los pueblos, se desarrollaron gracias a la evolución que la contabilidad desplegó frente a la necesidad emergente de responder a la demanda de un sistema cada vez más frío e indolente ante los fenómenos sociales y que sólo tiene en cuenta al ser humano como una mercancía más dentro del pensamiento capitalista. Nuevas tendencias en el desarrollo de la investigación contable La investigación contable en el contexto de la globalización, ha desarrollado tendencias que pretenden responder a las exigencias sociales que surgen por los cambios adoptados a niveles económico, político y cultural dentro de los marcos nacional e internacional

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

15


de los países subdesarrollados e industrializados. Por lo tanto, se tratará de resumir algunas de ellas, con el fin de destacar la importancia de su estudio y ampliación investigativa para encontrar su aplicación más oportuna a la problemática social actual. Según Franco, se destacan tres enfoques mencionados por Cañibano, por los cuales la contabilidad actualmente se está desarrollando y por lo tanto, se hace necesario indagar más acerca de sus implicaciones en la profesión del contador público hoy. Los enfoques o mega tendencias contables son: 1. Enfoque legalista: Está dirigido hacia el estudio de la pertinencia de la adopción de las normas internacionales en Colombia, debido a que este sistema solo fomenta la operatividad en el contador público y no la creación de nuevo conocimiento contable. Además es una plataforma para la consolidación de oligopolios y monopolios. Montes, Salazar y Montilla (2005) argumentan la pertinencia de la implementación de la normatividad internacional en la contabilidad colombiana, basada en la realidad económica del país. Además evalúan las implicaciones de este hecho como: • Pérdida de la autonomía para emitir normas contables. • En el contexto colombiano, la estandarización contable no se aplica de manera universal porque su economía es dependiente y no tiene

16

punto de comparación con la de los países desarrollados. 2. Enfoque económico: Surge un cambio en la contabilidad de costos, gerencial y administrativa para dar paso a un nuevo concepto denominado “contabilidad de gestión” como una recapitulación de los anteriores conceptos y basada en cadenas de valor. 3. Enfoque formalizado: Su énfasis es la matematización del conocimiento contable, con el fin de encontrar aceptación en el saber científico. Modelos epistemológicos asociados a la investigación contable A pesar de los esfuerzos por enriquecer la práctica contable descritos anteriormente, a través de la historia del desarrollo de la contabilidad, no han generado un cambio en su esencia, y lo contable pasa a ser nuevamente sólo una herramienta de información para los entes en poder, como ocurrió en el pasado, como sucede en lo presente y como se vislumbra para el futuro. Si los profesionales de la contaduría pública no dirigen sus esfuerzos por confirmar que la contabilidad es ciencia y que a través de la historia de la investigación contable se puede fundamentar su importancia dentro de la investigación social como una realidad que puede influir positivamente en el progreso de un país y de la sociedad en conjunto, entonces no podrá demostrarse su

Corporación Universitaria Adventista


relevancia en la mejora de la calidad de vida del ser humano, quien representa el eje fundamental y la base de la sociedad y por ende, de las organizaciones. Siguiendo este orden de ideas Montes Mejía y Montilla (2005) mencionan que la epistemología es el estudio científico de las ciencias, como una criteriología de segundo orden del saber científico. Por lo tanto, se asume que la contabilidad es una ciencia, de lo contrario no puede hacerse referencia a la epistemología de la contabilidad. Además los autores detallan lo siguiente: “El discurso epistemológico es susceptible de múltiples interpretaciones, siendo posible discernir de una epistemología de la normativa contable internacional, no de forma independiente, pero sí con rasgos particulares de distinción, que le permiten una ubicación en el campo del conocimiento contable” (p. 181). Por lo tanto, el problema puede radicar no en el uso al cual se destina la contabilidad sino en el desuso en que se tiene confinada en Colombia y en el resto del mundo por causa de su manipulación, de acuerdo con los intereses particulares de instituciones ajenas al conocimiento contable. Ha habido esfuerzos en materia de epistemología en el siglo XXI con aportes en materia de modelos y de categorías epistemológicas de autores como Padrón, quien expone el pensamiento popperiano desde una perspectiva intersubjetiva en su trilogía del mundo; específicamente

en el tercer mundo o mundo de las ideas, donde relaciona los constructos compartidos y representaciones colectivas tales como la lengua, la religión, el arte, la ciencia y la ley, desde el contexto de la percepción que el individuo obtiene de los anteriores factores sociales y culturales de la sociedad; a pesar de ello no se ha encontrado un modelo contable que responda a las necesidades intrínsecas del ser humano. A partir de esta concepción, los modelos contables que se desarrollen, podrían contemplar aspectos propios del individuo, y desde la contabilidad se pueden incorporar realidades que aborden aspectos del patrimonio cultural e imaginario de los pueblos como el sincretismo que ha aportado al desarrollo cultural; la contabilidad ambiental que requiere seguir desarrollando su modelo de carácter contable; y la contabilidad del conocimiento asociado con el capital intelectual. Además, una categoría epistemológica, si se le pudiera llamar así, ya que ha sido cuestionada en el ambiente académico, es la holística, la cual define el conocimiento como variado, complejo y que debe observarse de forma amplia desde una perspectiva interdisciplinaria, transdisciplinaria y a partir de su respectivo contexto, según lo mencionado por Barrera (2008). Adicionalmente, el anterior concepto deriva en aspectos propios del sincretismo, el cual se usa generalmente en el contexto

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

17


religioso en el sentido de una fusión de tradiciones, ritos y conceptos mágico-religiosos como el Santo Daime, que contiene un característico e interesante sincretismo religioso salido del cruce entre la religión cristiana y las prácticas de curación y de chamanismo de los indígenas amazónicos y personificada en la tendencia posmodernista de hoy, tendencia que permite al ser humano establecer su propia verdad y “regla de vida” con la posibilidad de modificarla a medida que surge una nueva “verdad” pertinente al pensamiento del individuo como si cada uno quisiera hacerse su propio dios de acuerdo con su estilo y necesidades física, mental y espiritual. Por lo tanto, se podría considerar la holística como una alternativa epistemológica, para el desarrollo de la teoría contable que conduzca a una transformación de los modelos contables, con el fin de tratar de reflejar la realidad social, además de revelar posibles soluciones a la problemática de las naciones y de los individuos dentro de ellas. Pérdida de confianza en el contador público Debido a los escándalos de corrupción que se presentan frecuentemente en entidades públicas del país y donde los contadores públicos han sido vinculados a estos procesos, surge el interés por develar lo que se esconde en los procesos contables que perjudican notablemente el patrimonio público

18

de los colombianos, y a su vez, degeneran en la degradación y desconfianza de la fe pública sostenida por los profesionales de la contaduría en Colombia. Por ejemplo, se puede mencionar que en Colombia como en el resto del mundo se han presentado escándalos de corrupción en instituciones públicas, como el caso del Proceso 8.000, con la investigación de dineros del narcotráfico involucrados en campañas presidenciales, específicamente del presidente Ernesto Samper Pizano, así como el tema de las pensiones que se cobraban fraudulentamente en Foncolpuertos o Puertos de Colombia con sede en Buenaventura, y otros más; han evidenciado la ausencia de principios y valores en varias ramas profesionales, pero especialmente se ponen en tela de juicio las funciones desempeñadas por los contadores, revisores fiscales y auditores dentro de estas instituciones, referentes al ejercicio de la fe pública de los profesionales de la contaduría, que también resultan involucrados en hechos de corrupción. Siguiendo este orden de ideas, Badel, consultora de Transparencia por Colombia, define el concepto de corrupción como “el abuso de posiciones de poder o de confianza para beneficio particular en detrimento del interés colectivo realizado a través de ofrecer o solicitar, entregar o recibir bienes en dinero o en especie, en servicios o beneficios a cambio de acciones u omisiones”. Asimismo menciona

Corporación Universitaria Adventista


Badel: “El costo de la corrupción (en el mundo) incluye además el debilitamiento de la moral del personal y la pérdida de confianza de los clientes y posibles socios comerciales”. Por lo anterior, el contador público está en la obligación ética y moral, en el ejercicio de su profesión y a través de la fe pública de informar todas aquellas irregularidades que afectan los intereses públicos del país, pues como resultado de estas prácticas corruptas según informe de Transparencia Internacional, gerentes, accionistas mayoritarios y otros actores de sociedades comerciales abusan de su poder para beneficio propio, perjudicando así a propietarios, inversionistas, empleados y a la sociedad en general. “Tan sólo en los países en vías de desarrollo y en transición, las compañías que actúan en colusión con políticos y funcionarios corruptos habrían pagado sobornos por un total de hasta US$ 40.000 millones por año” (Badel). Además, según la Contraloría (Tribunal de Cuentas), el caso de corrupción en Folconpuertos, un fondo estatal de pasivos de pensiones, les costó a los contribuyentes colombianos cerca de dos billones de pesos (unos 870 millones de dólares). La sociedad colombiana en general ha juzgado que el desequilibrio social y económico del país, ha sido fomentado por factores como la violencia, los grupos fuera de la ley, el narcotráfico y otros.

Sin embargo, ¿quién puede medir o pesar la influencia del cáncer de la corrupción en el deterioro de la calidad de vida de los colombianos? Además, si existen entes que controlan los bienes públicos del Estado y velan por la defensa del bienestar común de la sociedad, ¿por qué se presentan repetidas veces escándalos de fraudes con dineros públicos? Desde esa perspectiva, es trascendente indagar desde los fundamentos éticos y axiológicos, como los antivalores que se entretejen detrás de la gestión de los profesionales de la contaduría pública, que afectan la imagen y la confianza de su desempeño, con el fin de brindar una posible solución a esta problemática que demanda más que una medida de forma o control, una opción que profundice en el fondo de la formación del carácter y la personalidad de quienes representan los “ojos” del colombiano, para brindar una seguridad razonable a través de su profesión de fe pública, de que todos los hechos económicos examinados son veraces y evidencian la realidad del ente objeto de evaluación. Axiología, ética y confianza social en el contador público Desde ese punto de vista, es oportuno evaluar los principios éticos del contador público en el ejercicio de su profesión, con el fin de recapitular su incidencia en el bienestar y desarrollo social del ser humano para ofrecer una alternativa

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

19


u opción de vida, que le permita potencializar sus conocimientos a favor del buen nombre de la profesión contable y de la evolución de la ciencia contable en Colombia. Además, la influencia del pensamiento posmodernista, especialmente la tendencia del relativismo, ha afectado la forma de cómo llegar a conocer la verdad, debido a que la premisa bajo esta figura es que no existe verdad absoluta y por lo tanto, el individuo no posee los medios para encontrar las realidades trascendentales para formar la integralidad en su ser y carácter, y por ende, no adquiere compromisos frente a principios o valores que puedan emitirse como ética y moralmente loables. No obstante, surge un interrogante desde el contexto del posmodernismo y el relativismo: ¿Qué es de valor? La respuesta la brinda el mismo ser humano, quien es el que finalmente decide qué es de valor para él a niveles individual y colectivo; así lo expresa Knight (2002): “La cuestión de los valores se relaciona con nociones de lo que una persona o una sociedad conciben como bueno o preferible” (p. 42). Aunque lo anterior es cierto, es oportuno examinar sobre qué base el individuo emite un juicio acerca de lo que es de valor para él, porque cada sujeto percibe el mundo y su realidad de manera particular, como lo describe a continuación Knight (2002): “La vida racional individual y la vida social se basan en un sistema de valores. Los sistemas de valores

20

no son universalmente aceptados, y las diferentes posiciones respecto de las cuestiones de la metafísica y la epistemología determinan diferentes sistemas de valores, porque los diferentes sistemas axiológicos están construidos sobre las concepciones de la realidad y la verdad” (p. 42) Asimismo, la educación actual es desafiada en ocasión por las corrientes y tendencias epistemológicas, que tienen como centro el hombre y su conocimiento, porque en este contexto, las instituciones educativas no pueden impartir una metodología investigativa que conduzca al descubrimiento de un conocimiento científico y que desee intervenir en el pensamiento y formación del estudiante porque todo es puesto en tela de juicio y no se aceptará como absoluto si esa verdad interviene en el cambio de su pensar y hacer. Sin embargo, esta clase de tendencias no ha conducido al ser humano a mejorar su calidad de vida, ni ha ofrecido soluciones a la falta de dominio propio, amor y carácter en el individuo para enfrentar las circunstancias que afectan su utilidad y crecimiento simétrico en la sociedad donde se desenvuelve. Por lo anterior, como consecuencia de una necesidad de evaluar y retomar otras posibilidades epistemológicas para intentar ayudar al individuo, quien es el protagonista de los cambios positivos o negativos en el desarrollo de la sociedad, como se evidencia en la historia de la evolución contable, se puede incursionar en la posibilidad de

Corporación Universitaria Adventista


estudiar la problemática del ser humano desde una perspectiva holística bajo la definición de que las propiedades de un sistema, no pueden determinarse con la simple suma de sus partes (o analizando sus partes de forma individual), sino que las partes o componentes deben verse como un todo. Siguiendo este orden de ideas, los entes educativos al momento de decidir hacia dónde orientar su filosofía de la educación, deberían contestar las siguientes preguntas: ¿Cómo debe ser esta formación? ¿Con qué fin u objetivos inmediatos o mediatos? Es evidente que se debe formar al estudiante para integrarlo a la sociedad (Delval, 1991), y anteriormente las instituciones educativas tenían el conocimiento de cuáles eran los lineamientos que debía seguir el sujeto para integrarlo a la sociedad, pero debido a la influencia posmodernista actual, surgen cuestionamientos como: ¿Formar para qué? ¿Para qué mundo? ¿La formación le servirá para el futuro? ¿Cuál futuro, cercano o lejano? Por consiguiente, se expondrá como base de este análisis e intento de resolver cámo llegar al conocimiento de la verdad, cuál podría ser el sistema axiológico y sobre quá fundamentar su valoración, frente a la necesidad apremiante que la sociedad demanda, debido a la ausencia de principios y valores que se percibe en todos los aspectos cotidianos de las personas, incluyendo a los contadores que deben dar fe pública e intervenir en

el bienestar no sólo de las empresas públicas y privadas, sino también en la prosperidad de la generación presente y futura de la humanidad. Educación y la filosofía cristiana como alternativa para afrontar la crisis de confianza El posmodernismo ha extendido sus dominios hasta en el campo de la educación, y se caracteriza por la ausencia de una verdad objetiva o demostrable, lo que implica una educación pluralista; acepta que todas las interpretaciones son verdaderas, bajo la premisa de que su verdad es intercambiable, según Baudrillard, (citado en Núñez, 2007); existe además un pronunciado rechazo de cualquier narración religiosa o autoritativa, porque se presupone que su objetivo es de tipo político y pretende dominar las mentes de las masas, a través de las tradiciones. En consecuencia, el posmodernismo ha pasado a ser parte fundamental en la construcción de un nuevo estilo de vida del individuo, que ha tomado elementos sincréticos para desarrollar sus convicciones religiosas, éticas y morales. Por lo tanto, el enfoque en la educación se ha visto influenciado por este fenómeno que se entreteje en los pensamientos y acciones de los estudiantes y profesionales de hoy, y a pesar de la tan anhelada libertad promulgada a través de esta nueva tendencia, no ha logrado eliminar o disminuir los conflictos sociales y morales, como sucedió con los fundamentos principales

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

21


del “lasseferismo”, de la economía neoliberal y la defensa de las libertades fundadas en los principios del hombre y del ciudadano, de la Revolución Francesa en el siglo XVIII. Asimismo, la filosofía definida por Aristóteles como “amor a la sabiduría”, es un concepto que puede ser ampliado como una búsqueda constante de conocimiento verdadero, como lo propone el filósofo mexicano Zea, quien consideró que el saber se desarrolla en la medida que el hombre decide encontrar lo que se encuentra escondido para la vista del observador descuidado y poco detallista de la realidad existente. Por lo tanto, el ser humano que indaga en busca de la verdad, imperceptiblemente se encontrará en un camino hacía la transformación no sólo de su ser, sino también de su quehacer en la vida cotidiana en que se desenvuelve; y como consecuencia adoptará los resultados de su investigación como una forma o estilo de vida, o los rechazará en tanto no concuerden con sus ideas preconcebidas. Desde esa perspectiva, la ciencia se ha caracterizado por su contexto positivista y ha limitado su campo de acción sólo a través de la “razón”, que en última instancia es la que define si una teoría es cierta o no, utilizando como herramienta de filtro la evidencia empírica. Sin embargo, existen fenómenos en el mundo natural, en el interior de la mente y actividad humana, que no pueden ser explicados razonable

22

ni empíricamente; como resultado surge la necesidad de hallar ese conocimiento a través de otros mecanismos que van más allá de la capacidad científica que puede ofrecer la filosofía humanista. Por lo anterior, a pesar del alto concepto en que se ubica la filosofía humanista, no puede dar respuestas satisfactorias a todos los interrogantes que inherentemente se encuentran en el recorrido de la existencia humana y por lo tanto, desde una óptica filosófica cristiana se pretende evidenciar la pertinencia de la misma en la educación que debe adquirir el estudiante concienzudo y deseoso de obtener un conocimiento científico más pertinente a la naturaleza y realidad del ser, con el fin de aportar u ofrecer soluciones a los problemas sociales como el suicidio, la depresión y otros, sobre la base de unos principios y valores que se desprenden del fundamento de la filosofía adventista. Aunque la filosofía cristiana ha sido criticada por algunos y aceptada por otros, es evidente que su influencia se ha percibido en la sociedad desde la época de los apóstoles partiendo la historia en dos fases: antes de Cristo y después de Cristo. Asimismo, la Iglesia Católica Romana y otras denominaciones religiosas incluyendo la Iglesia Adventista del Séptimo Día, han tratado a través de su sistema educativo, de impartir el conocimiento de Dios a sus estudiantes, desde sus perspectivas filosóficas particulares, con el fin de brindar a la sociedad,

Corporación Universitaria Adventista


jóvenes y profesionales con un alto grado de principios y valores éticos, desarrollados en el carácter y reflejados en sus acciones. Sin embargo, puede formularse entonces la pregunta: ¿Cuál es el diferenciador educativo de la filosofía cristiana adventista frente a los demás credos cristianos? Frente a tan importante cuestionamiento, es preciso explicar y establecer los fundamentos filosóficos que la conforman, y así intentar percibir su pertinencia en la educación del ser humano. Siguiendo este orden de ideas, la filosofía adventista cristiana señala según White, que “la verdadera educación significa más que la prosecución de un determinado curso de estudio. Significa más que una preparación para la vida actual. Abarca todo el ser, y todo el período de la existencia accesible al hombre. Es el desarrollo armonioso de las facultades físicas, mentales y espirituales. Prepara al estudiante para el gozo de servir en este mundo, y para un gozo superior proporcionado por un servicio más amplio en el mundo venidero” (p.11). Por lo tanto, el fundamento educativo adventista acepta la Biblia como la fuente primaria de conocimiento y autoridad, como lo menciona el apóstol Pablo en su segunda carta a Timoteo: “Toda Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que todo hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda

buena obra” (2 Timoteo 3:16, 17). Por esta razón, la investigación es parte innata e integral en la metodología de la enseñanza en el curso de estudios; engendra en el estudiante el deseo de desarrollar al máximo todas sus capacidades al servicio de la comunidad y del enriquecimiento del conocimiento de Dios y de sí mismo, frente a los desafíos que la sociedad propone y que no ha logrado ni puede resolver sólo a través del enfoque racionalista y humanista expuesto en la tendencia posmodernista actual. Desde ese punto de vista, se puede expresar que el contador público que posea en el marco de su integralidad, una base filosófica cristiana que guíe su ser y su quehacer diario en el desempeño de su profesión, actuará con una conciencia libre de corrupción, porque comprenderá que su responsabilidad social, no sólo se limita a dar cuentas a un ente terrenal, sino que entenderá que sus acciones trascienden a una esfera divina donde los móviles ocultos a la vista del hombre son visibles para Aquél que es omnisciente. Además, desde el aspecto espiritual, el hecho de que se encuentre en sintonía con la Mente divina, proporcionará al profesional contable un estado de bienestar físico, mental y social, que le ayudará a obtener una visión más clara de lo que debe hacer frente a situaciones que comprometan su ética y moral por obtener ventajas económicas, pero que al final no le brindarán satisfacción personal ni profesional;

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

23


a su vez, opacarán su imagen y la del gremio de contadores en los territorios nacional e internacional. Conclusiones En el transcurso de las etapas de la investigación contable, se puede visualizar su evolución lenta en el campo epistemológico y por lo tanto, se requiere ahondar más en este tema, con el fin de brindar soluciones prácticas a los conflictos éticos y morales emergentes por los escándalos de corrupción donde se involucra el ejercicio de la fe pública del contador y que genera una falta de confianza social en su labor. Asimismo, debido a la tendencia posmodernista actual, la axiología y la ética han sido transformadas por los nuevos conceptos de valor que el ser humano ha incluido en su léxico, pero que en realidad no ofrecen una

24

base firme para la solución de los problemas sociales que derivan de las acciones anti éticas del individuo, en el desempeño de su trabajo en esta sociedad que tanto lo reclama. Por lo tanto, se ofrece una opción de vida que se desprende del modelo epistemológico holístico, desde una corriente espiritual filosófica cristiana que permita permear de una manera positiva en la educación integral tanto del estudiante de contaduría como en el profesional ya vinculado al aparato laboral, y que desemboque en la recuperación de la confianza social en su desempeño profesional en el marco de la sociedad actual carente de valores y principios. El profesional de este campo los necesita para ayudar a la regeneración del hombre tanto a nivel interno como externo en sus motivos y acciones.

Corporación Universitaria Adventista


Bibliografía Barrera, Marcos Fidel. (2008). Modelos epistémicos en investigación y educación. Caracas: Quirón Ediciones. Diccionario enciclopédico Larousse. (2004). Bogotá: Ediciones Larousse de Colombia. Gerz Manero, Federico (1985). Origen y evolución de la contabilidad. Ensayo histórico. 4 edición. México: Trillas. Herrera, Alexander. (2007). ¿Literatura sin letras? Reflexiones en torno a los khipu. Cuadernos de Literatura. Universidad de los Andes. Knight, George (2002). Filosofía y educación. Miami: APIA. Mileti, Mabel; Berri, Ana María; Gastaldi, Jorgelina; Iluindain, Lydia; Judais, Alberto; Marcolini, Silvina y Verón, Carmen. (2001). Evolución histórica de la contabilidad y su relación con la investigación y regulación contable en Estados Unidos, sur de Europa y Argentina. Sextas Jornadas “Investigaciones en la Facultad” de Ciencias Económicas y Estadística (pp. 328-349). España: Universidad Nacional del Rosario. Montes S., Carlos Alberto; Mejía S. Eutimio y Montilla G., Omar de Jesús (2005). Contabilidad emergente. Cali: Universidad Libre Seccional Cali. Núñez, Miguel Ángel (2007). Educar es redimir. Perú: Fortaleza Ediciones. Padrón, José (2007). Tendencias epistemológicas de la investigación científica en el siglo XXI. Cinta de Moebio. N° 28 (1-28). Chile: Universidad de Chile. Paillant, Joseph (2009). El código de ética de IFAC, un nuevo desafío para la profesión contable. Recuperado en noviembre 18, 2009 disponible en http://www.spauditores.com/pdf/ponencias_seminarios/codigo_etica_IFAC. pdf Valencia H., Guillermo (2002). Corrupción y responsabilidad del contador público. Recuperado en noviembre 18, 2009 disponible en http:// notauniandina.edu.co/html/090421UnamiradaalcasodelacorrupcionenColo mbia.php White, Elena G. de. (1993). La educación. Miami: APIA. Biblioteca Electrónica Fundamentos de la Esperanza. Zea, Leopoldo. (1967). Introducción a la filosofía: la conciencia del hombre en la filosofía. México: UNAM.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

25


Propuesta para el mejoramiento de AdventistForge Ricardo Núñez Rivera y Germán Harvey Alférez Salinas Facultad de Ingeniería y Tecnología Universidad de Montemorelos

Abstract La identificación de componentes reutilizables y su funcionalidad es importante para incrementar la productividad en la creación de software basado en componentes. Un repositorio de componentes se requiere para facilitar el almacenamiento y mantenimiento eficiente de estos componentes. La Iglesia Adventista del Séptimo Día cuenta con AdventistForge, que es un repositorio de componentes de software. No obstante, este repositorio no cuenta con una alta actividad. Este artículo presenta una propuesta para el mejoramiento de AdventistForge basado en dos repositorios de componentes bien estructurados: SourceForge y Google Code. Se espera que con la aplicación de las ideas presentadas se aumente la actividad en el repositorio. Palabras clave: Componentes

26

de software, repositorio de componentes, Iglesia Adventista del Séptimo Día, AdventistForge, SourceForge, Google Code. Introducción “Un componte de software es una unidad de composición de aplicaciones software, que posee un conjunto de interfaces y un conjunto de requisitos, y que ha de poder ser desarrollado, adquirido, incorporado al sistema y compuesto con otros componentes de forma independiente, en tiempo y espacio” (Szypersky, 1998). En otras palabras, un componente es una pieza de código pre-elaborado que encapsula alguna funcionalidad expuesta mediante alguna interfaz. Son como las partes de una “receta” que, siguiéndolas y juntando todos los ingredientes’’, permite obtener un software (WebCab Componentes. 1999).

Corporación Universitaria Adventista


El modelo para el ensamble y configuración de estos componentes para su óptimo funcionamiento se conoce como Desarrollo de Software Basado en Componentes (DSBC). El DSBC permite reutilizar componentes de software para mejorar la calidad, reducir el tiempo de desarrollo y minimizar la inversión, entre otros beneficios (Fuentes, Troya y Vallecillo, 2003). Un componente de software debe poseer varias características para ser catalogado como tal: debe ser identificable, debe tener autocontenido, es decir, no debe requerir otros componentes para funcionar, puede ser remplazado por otro componente, debe tener buena documentación, debe ser genérico, debe tener la capacidad de ser reutilizado, y debe ser independiente de la plataforma (Ariza y Molina, 2004). Tomando en cuenta la definición de componente de software, pasaremos a definir el concepto de repositorio de componentes. El origen de la palabra “repositorio” se deriva del latín “repositorium”, que significa “armario” o “alacena”. Según el Diccionario de la Real Academia Española, repositorio significa “lugar donde se guarda algo”. Es así como un repositorio de componentes de software es un sitio en donde se almacenan y se mantienen componentes de software, contando con una estructura estandarizada y clasificación para asegurar una eficiente accesibilidad a dichos recursos. Actualmente

son herramientas eficaces para almacenar, organizar y hacer un uso eficiente de los componentes de software (Fuentes, 2003). Dentro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD) existe un repositorio de componentes llamado AdventistForge (General Conference of the Seventh-day Adventist Church, n.d.). Esta es una aplicación web construida para apoyar a los desarrolladores en la construcción de software utilizado por la Iglesia Adventista pero mayormente enfocado hacia una plataforma de desarrollo llamada netAdventist (nctAdventist, 1999). El problema principal de AdventistForge consiste en que sus proyectos poseen una actividad bastante baja. Por ejemplo, el sitio cuenta hasta la fecha con 45 proyectos albergados, de los cuales únicamente dos tienen registrada actividad de descarga. El presente artículo está divido en las siguientes secciones: en la primera sección se presentan AdventistForge y su problemática. En la siguiente sección se presenta una breve descripción de SourceForge y Google Code. La tercera sección contiene la explicación de la propuesta para mejorar a AdventistForge. Finalmente se presentan las conclusiones. 1.AdventistForge Actualmente, AdventistForge cuenta con 45 proyectos registrados, todos relacionados con la plataforma netAdventist. Dichos proyectos

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

27


están catalogados en tres secciones: CoreSystem, que contiene los proyectos relacionados con aplicaciones básicas del sistema; Extensions, que contiene extensiones tales como “chat”, autenticación de usuarios, álbum de fotos, comercio electrónico, Google Maps, etc.; fi nalmente, la sección Themes, que contiene temas visuales para la plataforma. Los proyectos se pueden visualizar tanto por tópico, licencia o estado de desarrollo. Dentro de las licencias existen dos categorías: la “licencia netAdventist” y “otros tipos de licencias”. En lo referente al estado de desarrollo, existen seis niveles: planeación, pre-alfa, alfa, beta, producción/ estable y maduro. En la Figura 1 se presenta gráficamente el número de proyectos registrados por año en cada una de las etapas de desarrollo. 18

Etapa de Desarollo

Figura1. Número de proyectos por año vs. etapa de desarrollo

Como se puede observar en la fi gura 1, durante 2007 predominaron los proyectos en la etapa Beta, mientras que en 2008 solo se tuvieron nueve proyectos en la etapa Alfa y tres en la etapa Beta; para 2009 se registraron cinco proyectos en la etapa Alfa y solamente uno en los estados de desarrollo Pre-Alfa y Producción/Estable. El bajo índice de registro es

28

sumamente notorio: 46 proyectos en tres años. Además, casi no hay desarrolladores involucrados en los proyectos. Esto es preocupante tomando en cuenta que hay estudiantes y profesores en escuelas de ingeniería y de tecnología en las universidades adventistas que pueden apoyar con software este repositorio (solamente en la División Interamericana existen 23 escuelas

Corporación Universitaria Adventista


con estas características (Alférez, 2009)). Finalmente, se puede observar como ningún proyecto ha llegado a la etapa de Maduro, mientras que en su mayoría se han quedado en el estado Beta y Alfa. 2. SourceForge y Google Code SourceForge (Geeknct Inc., n.d.) es uno de los repositorios de componentes de software libre más importantes del mundo. Sus servicios son gratuitos y son usados a nivel mundial. Tan solo durante el mes de febrero de 2009, más de 230.000 proyectos fueron registrados y su alcance de audiencia cuenta con más de 2 millones de usuarios (Geeknet Inc., n.d.). (Continuará).

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

29


La experiencia emprendedora de la Corporación Universitaria Adventista (UNAC) y su propuesta de Especialización en Gestión del Emprendimiento Adriana Ruiz Berrío FCAC

Resumen El presente documento muestra la experiencia emprendedora de la Corporación Universitaria Adventista (UNAC) y su contribución al desarrollo socieconómico de la región y el país, no solo mediante las numerosas iniciativas empresariales y académicas que posee, sino desde la filosofía de su modelo educativo. En particular, se presenta la innovadora propuesta en ejecución de la Especialización en Gestión del Emprendimiento, que busca articular las buenas prácticas en emprendimiento de la Corporación con los programas públicos y privados que en esta área se vienen desarrollando en Medellín. Se espera que los estudiantes y egresados de dicho posgrado se sumen al desarrollo y valorización del tejido empresarial antioqueño y al impulso de la cultura emprendedora del país.

30

Palabras clave: Emprendimiento, empresarismo, modelo educativo, Iglesia Adventista. ABSTRACT This document shows the entrepreneurial experience of the Colombia Adventist University (UNAC) and its contribution to socio-economic development in the region and the country, not only through UNAC´s numerous business and academic initiatives, but from the philosophy of its educative model. Particularly, we present this new approach which is in execution, the Specialization in Entrepreneurship that seeks to articulate the best practices of entrepreneurship at the UNAC with public and private programs, which are being developed in this area in the city of Medellín. It is expected that students and alumni of this graduate program can join the development and enhancement of

Corporación Universitaria Adventista


Antioquia´s entrepreneurial fabric and at the same time to promote the entrepreneurial culture in Colombia. Keywords: entrepreneurship, entrepreneurism, educational model, Adventist Church.   Introducción El emprendimiento y el empresarismo han sido temas con profundas raíces en el origen mismo de la Corporación Universitaria Adventista, así como en el Modelo Educativo y en el Sistema de Educación Mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Este trabajo pretende presentar y compartir una síntesis de la historia de emprendimientos de la UNAC hasta su más reciente aporte en este campo, como es la Especialización en Gestión del Emprendimiento, de reciente aprobación por las autoridades educativas del país, y que representa, según los registros, la primera iniciativa de educación de postgrado sobre este tema en Colombia. Los contenidos de esta ponencia se inscriben en la metodología de estudio de caso, aunque con las particularidades históricas y de fe que son intrínsecas a la Institución. Para desarrollar la propuesta se parte de una descripción de los rasgos históricos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, con un marcado énfasis en sus más importantes emprendimientos que van desde la propuesta de su Modelo Educativo hasta la constitución del

Sistema Educativo. Luego, se avanza en un recorrido por la experiencia y los orígenes de la Corporación Universitaria Adventista, sus empresas e iniciativas precursoras y sus emprendimientos característicos; para así mostrar la constitución y evolución de su Sistema de Emprendimiento y Empresarismo. Finalmente, se presenta la más reciente innovación, el caso de la Especialización en Gestión del Emprendimiento, en cuanto a sus contenidos, impacto esperado a niveles regional y nacional, y demás particularidades. El emprendimiento, el Modelo Educativo y el Sistema Educativo Adventista: Hechos históricos El Sistema de Emprendimiento y Empresarismo de la UNAC se fundamenta en el Modelo Educativo que promueve la Iglesia Adventista del Séptimo Día a nivel mundial. Por tal motivo resulta oportuno hacer un breve recorrido por los hechos históricos que muestran el surgimiento y evolución de dicho modelo y su relación con el emprendimiento y el empresarismo. Este Modelo tiene como base epistemológica los escritos sagrados del Antiguo y Nuevo Testamentos, donde se da especial atención al trabajo y al progreso humano; igualmente los escritos de Elena de White. Por supuesto, se apoya también en el conocimiento científico que se obtiene a través de la observación, la reflexión y la investigación.Es pues la Iglesia Adventista del Séptimo

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

31


Día en el mundo, con su experiencia emprendedora y educativa altamente exitosa desde finales del siglo XIX, la que dio vida a la UNAC en 1937. La Iglesia Adventista del Séptimo Día, como las demás denominaciones cristianas de origen norteamericano, nace dentro de un sistema de pensamiento que propicia el emprendimiento; al respecto Weber afirma: “El proceso educativo de los protestantes, estuvo influenciado por un sistema económico de subsistencia que llegó a desarrollarse hasta producir industrias y formar una clase comercial y empresarial marcada por valores ascéticos y la ética del trabajo” (2002). Este mismo autor es aún más explícito en “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”, donde intentó demostrar cómo el espíritu del capitalismo precedió a su encarnación económica; es decir, el espíritu que alentó el cuerpo del capitalismo al momento de su nacimiento, fue la ética protestante: sus creencias, sus hábitos, el fomento de la producción, la cultura del ahorro y la reinversión de las ganancias. De esta manera, el emprendimiento y el empresarismo, en el ámbito de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, tienen sus inicios con el nacimiento de la organización, antes de su constitución como tal, en 1863. En 1848 ocurre una de las primeras iniciativas emprendedoras al imprimir algunas publicaciones. Es

32

de

aclarar

que

el

emprendimiento en la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha sido un medio para realizar su labor social conforme con sus principios y valores. Las siguientes son algunas de sus actividades empresariales: Casas editoras El espíritu de emprendimiento y empresarismo de los pioneros empieza con la Casa Publicadora Adventista; Jaime White, John Andrews, de 21 años, Annie Harmon, de 23 años, y Uriah Smith, con 21 años, pusieron los pilares de esta empresa que se inició cuando Elena Harmon (luego Elena White) y los que estaban asociados con ella intentaron copiar a mano y enviar por correo los informes de sus visiones. En la primavera de 1846 se imprimió un informe titulado “Al remanente esparcido”; el costo de 250 ejemplares publicados fue pagado por Jaime White y H. S. Gurney. El 12 de marzo de 1852, Bates, Rhodes, Edson, Adrews, White y Jesse Thompson decidieron comprar una prensa y tipos. Edson vendió su granja para dar los 650 dólares necesarios para comprar una prensa manual, y en octubre se consiguieron los recursos suficientes bajo la forma de donaciones para cubrir el costo de establecer la Oficina Impresora Review and Herald (Schwarz & Greenleaf, 2002). Como se puede ver, esta primera empresa empezó de manera muy humilde; pero hoy, después de 160 años, cuenta con 67 casas editoras muy prósperas, dedicadas

Corporación Universitaria Adventista


a la publicación de libros, revistas y otros materiales sobre diversos temas tales como educación, familia, salud, religión, entre otros, en 361 lenguajes y dialectos alrededor del mundo (Iglesia Adventista de Septimo Día, 2008)

168 hospitales y sanatorios, 442 clínicas y dispensarios, 125 centros de retiro y asistencia a ancianos, 34 orfelinatos, donde se han atendido más de 13.720.159 personas a través de la historia (Iglesia Adventista de Séptimo Día, 2008).

Instituciones de salud Hacia fines del verano de 1866 se lanza un periódico de 16 páginas llamado “The Health Reformer” (El reformador de la salud), y un mes más tarde nace el “Western Health Reform Institute (Instituto Occidental de la Salud). En 1867 cuando abrió el Instituto, tenía dos médicos, dos asistentes para los baños, una enfermera (sin preparación), tres o cuatro ayudantes, un paciente, toda clase de incomodidades y una gran medida de fe en el futuro. Luego, el 1 de octubre de 1876, con 20 pacientes en el Instituto, asume la dirección general el Dr. John H. Kellogg (fundador de alimentos Kellogg), quien le cambió el nombre por Sanatorio de Battle Creek. Este sanatorio en un cuarto de siglo se convirtió en un complejo gigantesco para la época, capaz de acomodar a 700 pacientes, con un personal de casi mil empleados. (Schwarz & Greenleaf, 2002). Hoy en día la Iglesia Adventista cuenta con instituciones de salud de gran prestigio como la Universidad de Loma Linda, en Estados Unidos. La primera en el mundo que practicó la cirugía de corazón abierto en infantes. Las estadísticas de 2007 señalan que alrededor del mundo se cuenta con

Instituciones educativas A comienzos de 1858 Jaime White anunció que los adventistas de Battle Creek habían invitado a John Fletcher para abrir una escuela cobrando una matrícula de 2.25 dólares por alumno. Después, en 1872 en Battle Creek (Míchigan), Goodloe Harper Bell (considerado como el padre de la educación adventista) organizó la primera escuela oficialmente patrocinada por los adventistas del séptimo día. En esta escuela enseñaron también John H. Kellogg y Uriah Smith (Schwarz & Greenleaf, 2002). La rápida y exitosa expansión y consolidación de los emprendimientos e iniciativas institucionales dieron lugar a lo que comenzó a ser el Sistema Educativo Adventista, de modo que ya en 1900 era claramente visible. Así fue el inicio de la expansión vertiginosa del Sistema actual; en 2007 contaba con más de 14.566 instituciones para impartir educación en el mundo, discriminadas en 106 universidades, 1.470 colegios de secundaria, 5.666 escuelas primarias y 7.284 escuelas de iglesia, seguidos por 40 centros de entrenamiento para el trabajo (Iglesia Adventista de Séptimo Día, 2008).

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

33


Otras instituciones A estas acciones emprendedoras se agregan las industrias de alimentos, los centros de multimedia y comunicaciones, los servicios de aviación misionera, navegación fluvial y marítima, la agencia de seguros, etc., que en una u otra forma hacen presencia en 202 países y regiones donde la Iglesia Adventista se halla establecida. El empresarismo adventista es global. Todas las empresas son sin ánimo de lucro y con una filosofía de servicio a la sociedad. La UNAC, su origen y sus experiencias emprendedoras La Corporación Universitaria Adventista ubica sus raíces en el sistema de educación mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. En 1937 nace en Medellín el Colegio Industrial Coloveno que luego, desarrollando estudios a nivel superior, aunque sin otorgar título legal a nivel profesional (solo a nivel de secundaria), se convierte en el Instituto Colombo-Venezolano. De tal Institución surge en 1983, de acuerdo con la Ley 80 de 1980, la actual Corporación Universitaria Adventista, con personería jurídica No. 8529 del 6 de junio de 1983, expedida por el Ministerio de Educación Nacional. La Corporación Universitaria Adventista expresa en su Modelo Educativo que propende por la formación integral del estudiante, como el resultado de un ejercicio educativo integral que concibe

34

al individuo como una unidad multidimensional, cuya formación implica un proceso de construcción, crecimiento, maduración y perfeccionamiento que le permiten un desarrollo equilibrado de sus facultades. Este concepto de integralidad se fundamenta en la concepción antropológica cristiana adventista e impacta la función educativa que asume la Corporación, dando lugar a que, desde la perspectiva institucional, la formación integral comprenda todas las dimensiones del ser humano: la intelectual, la laboral, la espiritual, la física y la social. En primer lugar, la dimensión intelectual se entiende como la capacidad individual o colectiva de realizar procesos de razonamiento para interpretar, argumentar y evaluar la realidad, e intervenir y proponer acciones de mejoramiento como una forma de garantizar el desarrollo y el progreso de la sociedad. Consecuentemente, en la Corporación esta dimensión se desarrolla a partir del uso de metodologías de aprendizaje activo que estimulan el pensamiento crítico y reflexivo; de contenidos actualizados y pertinentes a las disciplinas del conocimiento en las cuales se inscriben los programas académicos; y de la validación de esos conocimientos a través de la investigación. Por otro lado, dimensión laboral es entendida como la capacidad para aplicar a un contexto determinado, los conocimientos y destrezas

Corporación Universitaria Adventista


adquiridas, de una manera flexible y eficiente. Esta capacidad se evidencia en el aprovechamiento de la ciencia y la tecnología como herramientas para lograr una mayor productividad, desarrollo tecnológico y sostenibilidad del medio, asegurando la supervivencia del individuo, de la sociedad presente y de las generaciones futuras. La práctica en la UNAC implica que esta dimensión se desarrolle primero, a través de las prácticas profesionales, consideradas como escenarios en los que el estudiante valida y confronta sus conocimientos con la realidad; y además, en el trabajo formativo considerado como medio para la formación en valores y para el desarrollo de competencias laborales de carácter general. En tercer lugar, la dimensión espiritual es concebida como la capacidad del individuo para construir su proyecto de vida en armonía con la creencia de que existe un propósito divino para cada ser humano, cuya aceptación permite desarrollar más plenamente todas sus potencialidades, para su propio progreso y el servicio a sus semejantes. En la Corporación esta dimensión se desarrolla a través de actividades de orden religioso que propician un ambiente de comunión con Dios; estrategias educativas que integran la fe con la enseñanza y el aprendizaje y a través de la pedagogía del modelamiento, la cual busca que maestros, directivos y empleados reflejen en sus diferentes actuaciones valores y creencias que se espera,

el estudiante perciba, racionalice, evalúe e integre a su propia vida. La dimensión física, a su vez, se define como la capacidad del individuo para entender que su cuerpo es creación de Dios y que como tal debe conocer y desarrollar hábitos que le motiven a mantener óptimas condiciones de salud que le permitan llevar a cabo las actividades que se propone, lo cual en la UNAC se lleva a cabo a través de un programa sistemático orientado a la formación para la promoción y preservación de la salud y la higiene, que conlleve al desarrollo de un estilo de vida que incluya aspectos tales como la alimentación, el ejercicio físico, la recreación y el descanso. Finalmente, la dimensión social enfatiza en la necesidad de construir relaciones sociales asertivas que incentiven a la persona a desenvolverse adecuadamente en los ambientes en que interactúa, elevando su calidad de vida a nivel individual y colectivo. Esta dimensión se concreta en un individuo que ha desarrollado adecuadamente sus competencias intelectuales, físicas, laborales y espirituales y por lo tanto, está habilitado para vivir en comunidad y aportar al desarrollo social. Esta dimensión se cultiva a través de la participación en actividades de proyección social, cultural, deportiva y recreativa que propician una sana convivencia y el desarrollo de un espíritu colaborativo y de servicio a los demás. En consecuencia, la Corporación

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

35


se define como una institución universitaria sin ánimo de lucro, que desarrolla su labor educativa enmarcada en el servicio a Dios, a la comunidad adventista y a la sociedad en general. El trabajo del conocimiento se fundamenta en tres pilares: la formación integral, la cultura investigativa y la excelencia en el servicio, donde el hombre es el agente principal del proceso educativo que persigue el desarrollo armónico de los aspectos físicos, laborales, mentales, sociales y espirituales. La filosofía de la Corporación promueve la organización de laboratorios empresariales y talleres educativos que permiten a sus estudiantes aprender la ética del trabajo, desarrollar competencias laborales y tener la posibilidad de aprender un oficio alternativo a su profesión, además de formar profesionales íntegros e integrales, con sólidos principios morales, alta vocación de servicio, sólida formación científica y espíritu emprendedor. Esto le permite al estudiante recibir, no solo los conocimientos teóricos de su disciplina académica, sino que le facilita mediante las industrias educativas poner en práctica los conceptos aprendidos en el aula, visualizar posibilidades de nuevas ideas de negocios y recibir orientación práctica por parte de los maestros experimentados que dirigen las industrias educativas. Como producto de esta vocación

36

de emprendimiento la UNAC cuenta con 10 industrias educativas habilitadas como escenarios reales para que los estudiantes socialicen sus conocimientos académicos, dando lugar al Sistema de Emprendimiento y Empresarismo de la UNAC. Las experiencias de emprendimiento en la UNAC: Hacia el desarrollo de un sistema de emprendimiento y empresarismo universitario Acontinuación se hace un recorrido histórico por las experiencias que, inicialmente desde la enseñanza, se han desplegado en la Corporación Universitaria Adventista en sus 72 años de existencia, y que hoy en día constituyen empresas sostenibles y en desarrollo. El caso pionero es la Litografía Icolven. Nació en 1937, dedicada al diseño y diagramación de ideas propias o sugeridas, que van desde tarjetas hasta el empaques de productos, impresiones de calidad en libros, folletos, revistas, plegables, afiches, volantes, carpetas, catálogos, etiquetas, cajas y demás elementos publicitarios. Lleva más de 70 años en el mercado, contribuyendo al desarrollo económico de la ciudad, de sus empleados y de los estudiantes que se benefician de este proyecto. Otra de las iniciativas pioneras en el desarrollo de la ética del trabajo y el espíritu empresarial de los estudiantes fueron las publicaciones. La UNAC las ha desarrollado en asocio con las casas publicadoras de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Corporación Universitaria Adventista


Una es la Inter-American Division Publishing Association (IADPA); actualmente dentro de la UNAC recibe el nombre de Publiunac, la cual se dedica a la venta de libros de educación cristiana, familiar, salud y educación de niños y jóvenes, con los cual procura contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad. De modo similar surgen Productos Icolpan y Pastitalica, que están dedicados a la fabricación y distribución de productos alimenticios en las categorías de panadería, pastas, productos de soya y chicharrines. Los inicios de la panadería se remontan a los primeros años de la Corporación, pero como industria propiamente dicha inició operaciones en 1973, elaborando panecillos y distribuyéndolos en bicicleta. Hoy cuenta con dos plantas de producción, 120 empleados y 11 vehículos para la distribución, dando lugar a más de 180 productos que se distribuyen en Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cali y Bogotá (Meza, Orjuela, Pérez y Arias, 2009). Una década después surge Industrias Alimenticias Vitarrico. Nació en 1983 en la casa del profesor Roque Vargas, con el propósito de que fuera el Aula Máxima de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables, pero solo en 1984 obtiene su nombre actual por la aspiración de lograr que sus productos fueran nutritivos y deliciosos. Se buscaba desde el comienzo que esta empresa constituyera un ambiente de

formación cristiana gerencial de sus docentes y estudiantes, y fue uno de los sitios donde los estudiantes hacían las prácticas empresariales. Hoy en día esta empresa que nació en las aulas factura más de 1.600 millones de pesos, con 35 empleados directos y muchos indirectos, con una planta de 2.900 metros cuadrados, tiene 148 referencias que se venden en Bogotá, Barranquilla, Cali, Bucaramanga, y Medellín, entre otras. Igualmente, la empresa cuenta con la certificación ISO 9001 de 2005 (Meza, Orjuela, Pérez y Arias, 2009). Durante los noventas surgen otros emprendimientos como el Centro Médico Adventista. Este ente empresarial del área de salud nace en 1993; tiene los servicios de medicina general, enfermería, exámenes de laboratorio, pediatría, psicología, ginecología, odontología, ortopedia, nutrición, dietética, fisioterapia, dermatología, y medicina interna, entre otros. Por su parte, el Centro Audiovisual Digital (CAD) tuvo sus orígenes en 1999, dedicándose a la producción de programas de televisión, informes empresariales, vídeos institucionales, “spots” publicitarios, multimedias y lo relacionado con diseño gráfico y empresarial. Ha logrado la creación de una emisora vía Internet, el Canal Universitario TU (TeleUNAC) y los programas institucionales de la UNAC que se transmiten por el Canal Universitario ZOOM. Al terminarse el milenio, nació la Unidad Oftalmológica Maranatha

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

37


(2000), la cual se encargó de prestar servicios de salud como consultas oftalmológicas y cirugía láser. Esta empresa, se fusionó con el Centro Médico Adventista, para dar lugar a lo que hoy se está gestando como la IPS Universitaria Adventista. Así mismo, el Autoservicio Mercaunac nació el 29 de abril de 2001 por la necesidad de tener un minimercado para beneficiar a toda la comunidad universitaria y su área de influencia, constituyéndose en un ente de emprendimiento dentro de la Corporación Universitaria Adventista. Igualmente, en 2004, Confeunac surge por la idea del estudiante Juan Carlos Herrera, de la Tecnología en Gestión Empresarial, con los recursos financieros de la Institución; este caso representa una experiencia de emprendimiento que se está desarrollando y procurando expandir a la comunidad universitaria en la actualidad. Se dedica a la confección de prendas de dotaciones escolares, industriales y de seguridad; aunque se diseñan también diferentes tipos de prendas para la comercialización y se realizan procesos de maquila. El Taller de Ayudas Didácticas es otra iniciativa empresarial que se está desarrollando desde 2006 y se dedica a la producción de ayudas audiovisuales como rompecabezas, fichas temáticas, juegos didácticos, tarjetería, empaques ecológicos, estampación, tipografía, incentivos de bienvenida, etc., que benefician a los preescolares y colegios de la comunidad adventista y la sociedad en general.

38

Junto con las iniciativas empresariales mencionadas se están desarrollando otras tales como: Ecounac, que les da un manejo adecuado y rentable a los residuos producidos por la Institución; la Carpintería, el Taller de Mantenimiento y una pequeña industria agrícola y pecuaria. Todas estas empresas educativas funcionan dentro del campus, y permiten a los estudiantes alternar su formación profesional con experiencias en la realidad empresarial. Sumadas a las empresas educativas institucionales, están las iniciativas empresariales de los egresados que se encuentran a lo largo y ancho de la geografía nacional, las cuales, junto con las primeras, muestran los logros de las prácticas y las políticas de emprendimiento basadas en el modelo filosófico de la Corporación Universitaria Adventista. Especialización en Gestión del Emprendimiento: el más reciente esfuerzo emprendedor de la UNAC La Especialización en Gestión del Emprendimiento surgió como una idea producto del trabajo del Grupo de Investigación en Emprendimiento y Marketing (GIEM) de la Corporación Universitaria Adventista. Dicho grupo está conformado por los investigadores: Especialista Francisco Acosta, especialista Rubén Vásquez, magíster Libardo Velásquez, magíster Adriana Ruiz Berrío (directora). Ph.D. (c.) Camilo Ignacio Coronado Ramírez, asesor.

Corporación Universitaria Adventista


Este Grupo en febrero de 2008, empezó a desarrollar diferentes documentos como soporte para este posgrado, tales como un estudio de mercados, la documentación de la línea de investigación en emprendimiento, la justificación del programa, el estudio de factibilidad, la propuesta curricular, etc. Para desarrollar los planes de curso de las diferentes asignaturas se buscaron la cooperación y concurso de reconocidas instituciones, académicos, investigadores y gestores del emprendimiento en la región antioqueña, como el Programa Ciudad E, el Parque del Emprendimiento de la U. de A., el Fondo Emprender del SENA, y profesores e investigadores de varias universidades como el profesor Camilo Ignacio Coronado Ramírez, de la Universidad Nacional (además asesor académico del GIEM y profesor de la Especialización). Para articular la Especialización con el Sistema de Emprendimiento Regional y para lograr un alto nivel en la formación de los especialistas se celebraron diversos convenios, entre los cuales se destacan: Convenio con Ciudad E Programa de COMFAMA y la Alcaldía de Medellín, Convenio con el Parque del Emprendimiento de la Universidad de Antioquia, Convenio con el Fondo Emprender del SENA y Convenio con Tecnoparque. Algunos elementos que dan fortaleza al programa son: La investigación, sin la cual no se pueden definir planes de negocio

viables y con probabilidades de acceder a financiación; el estudio de los avances científicos en el área del emprendimiento, y la orientación y apoyo de los entes estatales y privados que promueven el emprendimiento. La Especialización en Gestión del Emprendimiento es un programa del área de Ciencias Administrativas. Tiene una duración prevista de dos semestres académicos. El plan de estudios contempla un campo de fundamentación donde se abordan la prospectiva y el análisis económico y los sistemas de información gerencial; un campo específico donde se aborda el emprendimiento, dando las herramientas para crear una empresa, para formar, asesorar a emprendedores y para dirigir programas de emprendimiento. Estos dos campos se complementan fortaleciendo las áreas funcionales a través de contenidos electivos, e igualmente a través de la investigación. En materia de investigación, la Especialización cuenta con líneas tales como Liderazgo Servidor, Emprendimiento y Empresarismo, Gerencia y Organizaciones, y Formación Integral para la Gestión Contable, Financiera y Social. Del mismo modo, la Especialización tiene la posibilidad de articularse con la Maestría en Administración con acentuación (por cohortes) en Finanzas – Marketing – Gestión Humana y Liderazgo, en convenio con la Universidad de Montemorelos, México.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

39


Por su parte, el proyecto de grado se cursa durante toda la Especialización con asesorías semanales. El estudiante puede elegir entre cuatro modalidades, dependiendo del perfil de egreso deseado, que se presentan a continuación: 1). Plan de Negocios como apoyo a la creación de empresas, afiliado al Convenio del Fondo Emprender del SENA, a través de la Unidad de Emprendimiento UNAC, a Tecnoparque, al Convenio con Ciudad E o al Parque del Emprendimiento. 2). Proyecto de investigación afiliado al GIEM. 3). Pasantía en el Parque del Emprendimiento, Unidad de Emprendimiento UNAC o en el programa de Ciudad E. Las posibilidades de esta pasantía incluyen la asesoría a proyectos de emprendimiento, formador de emprendedores o director de programas de emprendimiento. 4). Proyecto de desarrollo. La Especialización en Gestión del Emprendimiento provee a los egresados herramientas gerenciales en emprendimiento y empresarismo para impulsar el desarrollo de ideas de negocios, de empresas, de programas de emprendimiento, de emprendedores, y les permite ser gestores del cambio hacia una nueva cultura empresarial con una visión de futuro, para su desarrollo económico y el de su área de influencia. Se espera que los egresados desarrollen las habilidades

40

gerenciales y el espíritu empresarial para el desempeño eficaz en la gestión empresarial desde las propuestas de ideas, prototipos y planes de negocios hasta el empresarismo. Además, se espera que el egresado desarrolle las competencias para llevar a cabo una iniciativa empresarial, organizarla, buscar asociados y capital para financiarla. Así mismo, los especialistas serán capaces de impulsar, enseñar, preparar y asesorar emprendedores. Por otro lado y según los objetivos formulados y que enmarcan la Especialización en Gestión del Emprendimiento, el egresado será capaz de contribuir a la formación de emprendedores en diferentes niveles de la educación en Colombia, desarrollando competencias para promover la innovación en la gestión de las iniciativas de emprendimiento. Además, será capaz de liderar, asesorar, incentivar y organizar, programas de emprendimiento en instituciones y organizaciones; y tendrá capacidad para gestionar procesos de creación de empresas. Por último, la Corporación espera que los estudiantes y egresados de esta Especialización contribuyan al desarrollo del tejido empresarial y al impulso de la cultura emprendedora del país. Para tal efecto la Corporación se propone realizar un trabajo articulado con los entes que fomentan la cultura emprendedora en Medellín y con los cuales la Corporación ha establecido convenios que le permiten apoyar a sus estudiantes y egresados

Corporación Universitaria Adventista


con capacitación, asesorías en desarrollo de marcas, investigación de mercados, participación en ferias comerciales, inteligencia de mercados, acceder a espacios físicos para desarrollar sus empresas, recibir apoyo para la consecución de patentes, acceder a financiación, apoyo a procesos de exportación, asesoría técnica dependiendo del “cluster”, acceder a licencias de software; recibir apoyo para

procesos de investigación y para la difusión de resultados. Además, este trabajo interinstitucional permite a la Corporación, a los estudiantes y a los egresados participar en el Sistema de Emprendimiento, programa que constituye una estrategia central de la ciudad para lograr la creación y el fortalecimiento de empresas que permitan el desarrollo económico de sus ciudadanos.  

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

41


Referencias bibliográficas Corporación Universitaria Adventista. (2003). Documento Institucional Modelo Educativo. Recuperado el 08 de 06 de 2009, de http://www.unac. edu.co/index.php?option=com_content&task=view&id=60&Itemid=127 Corporación Universitaria Adventista. (2006). Proyecto Educativo Institucional PEI. Medellín. Corporación Universitaria Adventista. (2009). Documento Maestro Especialización en Gestión del Emprendimiento. Medellín. Iglesia Adventista de Séptimo Día. (2008). Year Book 2008. Maryland: Review and Herald Publishing Association. Schwarz, R. W., & Greenleaf, F. (2002). Portadores de luz, historia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Buenos Aires: Casa Editora Suramericana. Weber, M. (2002). La ética protestante y el espíritu del capitalismo. White, E. G. (1970). La educación . Mountain View, California: Pacific Press Publishing Association.

42

Corporación Universitaria Adventista


Tiempo de respuesta del servicio de APH del Cuerpo de Bomberos en la ciudad de Medellín año 2010 y su asociación con la satisfacción del usuario María Nelly Escobar Cañaveral y Jorge Sánchez Becerra – Facultad de Ciencias de la Salud

Resumen Análisis exploratorio, retrospectivo, transversal: Determinar el tiempo de respuesta de atención prehospitalaria, y el nivel de satisfacción de los usuarios que recibieron el servicio durante los meses desde febrero hasta mayo de 2010 en Medellín y zonas aledañas. En las 118 atenciones, el promedio de respuesta fue de 14 minutos con 15 segundos, con una DE de 9 minutos. El 30% de las atenciones se hicieron en menos de 10 minutos. Los motivos de demora de una atención prehospitalaria se debieron a la distancia en la localización de los pacientes (12,7%), seguida por dificultades en la comunicación (5,9%). La calificación otorgada por los usuarios que recibieron APH fue: Satisfactoria, 99,2%. Conclusión: Los tiempos obtenidos en la investigación de atención, permiten determinar estrategias para mejorar en los

servicios de APH y poder estar cada vez más cerca de los estándares internacionales existentes. Abstract

Exploratory analysis, retrospective, transversal: To determine the response time of prehospital care, and the level of satisfaction of users who received the service during the months of February to May of 2010 in Medellin and surrounding areas. In the 118 care, the average response was 14 minutes 15 seconds, with a SD of 9 minutes. 30% of the care were made in less than 10 minutes. The reasons for delay Prehospital care was due to the remoteness of the location of the patients (12.7%), followed by difficulties in communication (5.9%). The rating given by users who received APH was: Satisfactory 99.2%. Conclusion: The time shown in the investigation of attention, to

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

43


determine strategies to improve PHC services and to be closer to existing international standards. Palabras claves: Tiempo de respuesta. Motivos de demora. Satisfacción del servicio.

Método investigación realizada es un análisis exploratorio, restrospectivo y transversal. Se midió el tiempo que le toma a una unidad médica llegar a la escena de la atención. Las estaciones de Introducción bomberos seleccionadas fueron 3, El Committee on Trauma of ubicadas en distintas puntos que American College of Surgeons, cubren diferentes zonas urbanas de estableció como la “Hora de Oro” Medellín. (Figura 1). los 60 primeros minutos tras ocurrir Para determinar el tamaño de la lesión, en los cuales pueden la muestra se tuvieron en cuenta revertirse las lesiones letales de todas las atenciones que llenaran los pacientes traumatizados1. La los criterios de inclusión del estudio American Heart Association indica como ser una víctima de una que la principal arritmia responsable emergencia médica o traumática, de muerte súbita extrahospitalaria es paciente mayor o igual a 18 años, la fibrilación ventricular, que puede con un Glasgow de 15. Para la revertirse con una desfibrilación recolección de la información se inmediata en los primeros 10 construyó un instrumento en el minutos hasta en un 85% de los que se registraron las siguientes casos, si se cuenta con un sistema de variables: identificación CB “primeros rescatadores” provistos de (cuerpo de bomberos), tipo de un desfibrilador automático externo, aseguramiento, tipo de vehículo en quienes pueden llegar a la escena la escena, sexo, estado civil, barrio en 4 ó 5 minutos, lo que constituiría o comuna, estrato socioeconómico, la probabilidad de sobrevivir; esto tipo de atención, tipo de evento, justifica todos los esfuerzos posibles tipo de lesión, control realizado, para mejorar la expectativa de vida vehículo que acudió al evento, hora del paciente.2 de recepción de la llamada, hora Este trabajo tiene por objetivo de solicitud del despacho, hora de conocer el promedio del tiempo verificación del despacho, hora de de respuesta, identificar las ubicación del vehículo de atención, características socio demográficas y medición de kilometraje desde la la satisfacción del usuario, ante un salida o despacho del vehículo, hora despacho de la línea de emergencia de salida del vehículo, kilometraje 123. recorrido hasta el lugar de los hechos, 1 2

La

Sanders M. Ambulance Operations. Editor. Paramedic Textbook, Missouri, Mosby’s 2000;1345-72. Documento RED NACIONAL DE URGENCIAS, Ministerio de Salud, 1993.

44

Corporación Universitaria Adventista


hora de llegada al lugar de atención, motivos demora, pregunta sobre si el tiempo de atención fue oportuno, y grado de satisfacción de los servicios.

Figura 1. Ubicación de las estaciones de bomberos en Medellín, área metropolitana. Todos los datos cualitativos y cuantitativos fueron procesados en el paquete estadístico SPSS 17 para Windows, paquete R, y en Microsoft Excel Offi ce 2007 se realizó la depuración de esta información. Resultados Entre los meses de febrero y mayo de 2010 se atendieron 118, pacientes de los cuales 69% eran del sexo masculino y 31% del femenino. En el tabla 1 se presentan los intervalos de edad; la mayor frecuencia son las edades comprendidas entre los 18 y 73 años de edad; sin embargo, se presentó un paciente con edad de 97 años, esta se consideró como la edad máxima. Tabla 1. Pirámide poblacional por franjas de edad. Edades 18-25 25-37 37-49 49-61 61-73 85-97 Total

M 36 26 7 4 6 2 81

% 44,0% 32,0% 9,0% 5,0% 7,0% 2,0% 69,0%

F 10 13 7 4 2 1 37

% Total % 27,0% 46 39,0% 35,0% 39 33,0% 19,0% 14 12,0% 11,0% 8 7,0% 5,0% 8 7,0% 3,0% 3 3,0% 31,0% 118 100%

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

45


En cuanto a la distribución según sexo, estado civil y tipo de vehículo, se puede apreciar en el tabla 2 que el tipo de vehículo de mayor frecuencia involucrado en una atención prehospitalaria fue la moto, con 84 accidentes (esto es el 71,1%), la mayor frecuencia según sexo fue masculina, con 81 pacientes (69,0%), y el estado civil de mayor frecuencia es soltero, con 60 atenciones (50,8%). En el tabla 2.1, se puede evidenciar que no existe ninguna asociación entre las variables analizadas para la ocurrencia de un evento. Tabla 2. Contingencia vehículo, sexo y estado civil. Estado Civil

Tipo Vehículo

Casado

Bicicleta Bus Automóvil Moto Peatón Volqueta Subtotal Bus Automóvil Moto Peatón Subtotal Automóvil Moto Peatón Subtotal Automóvil Moto Peatón Subtotal Total

Soltero

Unión Libre

Viudo

Total

Sexo F

M 0 0 3 11 2 1 17 0 3 8 1 13 0 5 0 5 1 0 2 3 37

2 1 3 11 3 0 20 1 3 37 6 47 1 11 1 12 0 1 0 1 81

2 1 6 22 5 1 37 1 6 46 7 60 1 15 1 17 1 1 2 4 118

Tabla 2.1. Vehículo, sexo y estado civil.

46

Corporación Universitaria Adventista


Las causas por las cuales una unidad retarda su atención según su ubicación, se detallan en la fi gura 1. El primer motivo presentado fueron los geográfi cos, con 15 (12,7%), seguidos de las comunicaciones, con 7 (5,9%), por personal, con el 2,5%, y el 1,7% correspondió a otros imprevistos no identifi cados (ver tabla 3). Tabla 3. Motivo de demora. Motivo Demo Frequency Valid Com

Percent

Valid Percent

Cumulative Percent

7

5.9

5.9

5.9

Geo

15

12.7

12.7

18.6

No

95.8

91

77.1

77.1

Otro

2

1.7

1.7

97.5

Pers

3

2.5

2.5

100.0

118

100.0

100.0

TOTAL

*Com: Comunicación, Geo: Geográficos, Pers:Personal

0

20

40

60

80

Principales motivos de retraso en la atención en Medellín, APH - 2010

Com

Geo

No

Otro

Pers

Figura 1. Principales causas de retraso en la APH

El motivo de demora, asociado a la pregunta:” ¿Sí recomendaría el servicio en otra oportunidad?”, tuvo los resultados que se presentan en la tabla 4. Del total de 4 pacientes que no recomendarían el servicio, el primer motivo de demora en la atención se debió a comunicaciones, el segundo motivo de demora fue ocasionado por el personal, y el tercer motivo de demora no fue identifi cado. Sin embargo, estos retrasos en el servicio representan el 3,3% de los encuestados que no recomendarían el servicio de APH. Cuando se busca la respuesta a la hipótesis de independencia entre

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

47


las variables “motivo demora” y” recomendación del servicio”, la tabla 4.1 muestra que se rechaza la hipótesis de independencia, aceptando la influencia de una variable en la otra variable analizada. Tabla 4. Motivo demora vs. recomendación. Motivo Demo * Recomen Crosstabulation Count Recomen N Motivo Demo

S

Total

Com

2

5

7

Geo

0

15

15

No

0

91

91

Otro

1

1

2

Pers

1

2

3

Total

4

114

118

Tabla 4.1 Motivo demora vs. recomendación. Chi-Square Tests Value Pearson Chi-Square Likelihood Ratio N of valid cases

Asymp. Sig. (2-slided)

df

38.754a

4

.000

19.971 118

4

.001

a. 7 cells (70,0%) have expected count less than 5. The minimum expected count is ,07.

Tabla 5. Distribución de las llamadas según horas pico. llamada 123 En Horas Pico 06:30:00-09:30:00 17:00:00-21:00:00 17 23 14,50% 19,40%

Total 40 34,0%

La Tabla 5 presenta las horas que mas registraron llamadas al “123”, solicitando el servicio de APH. En cuanto a la distribución de las horas de recepción, se puede apreciar que el 14,5% (17) son las llamadas recibidas entre las 6:30-9:30 am, el 19,4%(23) entre las 17:00-21:00 pm. Esto indica que el 34% del total de llamadas realizadas para solicitud del servicio de APH, se concentraron en los horarios antes descritos. En la tabla 5.1 se observa que el 99,2% de las atenciones fueron

48

Corporación Universitaria Adventista


calificadas como buenas, y solo 0,8% consideró que la atención no satisfizo sus necesidades. Con respecto a la hipótesis de si existe relación entre la oportunidad de atención y la satisfacción en la atención, se rechaza la hipótesis de independencia.

Tabla 5.1. Distribución de la variable satisfacción con la atención. Satis

117

99,2

99,2

Cumulative Percent 99,2

Malo

1

,8

,8

100,0

Total

118

100,0

100,0

Frequency Valid

Buena

Percent

Valid Percent

La variable “tiempo real” es una variable transformada, donde se halló diferencia entre las variable “tiempo de recepción de la llamada” y “tiempo de llegada al lugar de la solicitud del servicio”. La tabla 6 presenta el promedio de respuesta de una atención prehospitalaria en tiempo real, la cual obtuvo 14 minutos con 15 segundos, con una desviación estándar de 9,30 minutos y una mediana de 12 minutos.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

49


Tabla 6. Tiempo real.

La media del tiempo de respuesta real según la ubicación del cuerpo bomberos fue así: “Cuerpo de bomberos uno” (CB1), 16 minutos, con una DE de 12 minutos, y una mediana de 13 minutos. El tiempo real de respuesta medio en el cuerpo de bomberos “2” (CB2), fue de 10 minutos con 34 segundos y una

50

DE de 3 minutos con 35 segundos, una mediana de 10 minutos con 24 segundos. En el cuerpo de bomberos “5” (CB5) la media del tiempo de real de respuesta a un servicio de atención prehospitalaria fue de 13 minutos, una DE de 6 minutos con 46 segundos y una mediana de 12 minutos con 47 segundos.

Corporación Universitaria Adventista


La asistencia a una demanda de atención médica urgente en el lugar donde se produce es uno de los más grandes avances de la medicina de emergencia.3 En este sentido, el indicador de tiempo real sirve para controlar la calidad de atención

de los servicios prehospitalarios. Entre febrero y mayo de 2010 se registraron 118 atenciones prehospitalarias. La tabla 2 muestra que el 69,0% de las atenciones la obtuvo el sexo masculino; el estado civil predominante fue el soltero,

Pell JP, Sirel JM, Marsden AK, Ford I, Cobbe SM. Effect of reducing ambulance response times on deaths from out of hospital cardiac arrest cohort study. BMJ 2001;322:1385-8. 3

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

51


con el 50,8% de las atenciones; el vehículo involucrado en el lugar de los hechos fue la moto, con el 71,1%. La tabla 2.1 presenta la hipótesis de independencia entre las variables vehículo, sexo y estado civil. Claramente se observa la aceptación de independencia. El tipo de demora de mayor frecuencia y que puede ser motivo discusión es el geográfico, específicamente por la distancia entre el punto de atención y el lugar de la escena, con el 12,7% (15). En la tablas 4 y 4.1 se muestra el análisis numérico de la relación existente entre poseer un inconveniente en la atención y la recomendación del servicio del mismo. La tabla 4.1 así mismo proporciona χ2 de Pearson de independencia, la hipótesis de independencia es rechazada claramente; se observa que las personas que acuden a un servicio de APH al 123 y este, tiene algún percance en dicha atención, serán posiblemente las personas que

no recomendarían el servicio. La recepción de las llamadas para el servicio de APH4 en donde se presentó mayor congestión, fue en las horas implementadas como horario de pico y placa en la ciudad de Medellín. Otra variable que puede ser motivo de discusión es el tiempo real; se ha contabilizado el tiempo en que la unidad llega al domicilio o a la dirección de la escena, que en algunos casos en promedio fue de 14 a 16 minutos para recibir atención. Se recomienda ampliar la investigación recogiendo más información, pues todos estos modelos requieren una buena cantidad de datos, ya que de lo contrario pueden llevar a decisiones que no son correctas ni confiables. Lo mismo sucede cuando se presentan fuertes desbalances en las tablas de contingencia, situación que da una sugerencia que hace necesario realizarlo con mayor número de datos.

4 Pico y Placa en Medellín. [acceso 11 de junio de 2009]. http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-medellin-pionera-el-pico-y-placa-todo-el-dia

52

Corporación Universitaria Adventista


Bibliografía 1. Lloret Muñoz, Artigas. (2005). Protocolos de urgencias. Masson. 93-95. 2. Sanders, M., ed. (2000). Ambulance operations. Paramedic textbook. Missouri: Mosby’s. 1345-72. 3. Pell, J. P; Sirel, J. M.; Marsden, A. K.; Ford, I. y Cobbe, S. M. (2001). Effect of reducing ambulance response times on deaths from out of hospital cardiac arrest cohort study. B. M. J. 322:1385-8. 4. Ministerio de Salud. Resolución 009279 de 1993. 5. Arnold, J. L. (1999). International emergency medicine and the recent development of emergency medicine worldwide. Ann Emerg Med. 33: 97-103.

UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

53


54

Corporaci贸n Universitaria Adventista


UNACIENCIA

Revista de Estudios e Investigaciones

55


56

Corporaci贸n Universitaria Adventista


unacienciamarzo