Page 1

Primavera Primavera has llegado y yo te estaba esperando El invierno frio no se quería ir Y tú de repente entraste a mis crepúsculos dorados Como una noche de plata Con tus ojos divinos Con tus cabellos largos Y así te he esperado Simple y sencillamente sentado en un sillón Como esperando las ansias locas y el placer Lo mismo que así me encuentro pintando colores rosas Verdes, amarillos y cafés


Nubes grises del invierno ya os habéis ido Y ahora quedan las luces de colores Del amanecer rosado con manos de terciopelo Que tocan a mi cara Cuando hacia el cielo veo. ¡Colores! ¡Multicolores de la noche! Del atardecer preciado de la primavera soñada que finalmente ha venido. ¿Dónde estáis? Ya no te encuentro Las páginas de mis libros leo y paso de una en una cada poesía y verso Para poder dibujarte en mi pensamiento Alma fugitiva de mi mente en blanco Que escribes de mi pasado leyendas de ahora En las cuales no existían tinieblas a pesar de la neblina y del frio invierno Quiero verte amada mía en la primavera que llega Y sin embargo el cambio seria de no tener la primavera con tal de que fueses mía. Eres primavera pero no la primavera de mis veinte años Sino el rocío de la edad de oro Eres la primavera de mis sienes de Plata. Y así te miro Así te espero…Después de tanto invierno Después de tanta nieve Después de tantos vientos Y te siento en mi frente como los rayos del sol que entran por mi ventana Y te pienso Y te recuerdo


Tal como el calor que dora mis mejillas Y me enciende una llama Luz del Sol que iluminas los arboles desiertos Y los arboles sin flores Los ríos sucios y viejos Los monstruos del agua Los ramos de rosas Que se tiñen en nuestra conciencia. ¿Donde estas? ¿Donde estas? ¿Acaso en mi poesía? ¿O acaso en mis libros, en los escritos? ¿Acaso en los videos? Donde estas vida mía ¿Donde te has ido? Tan rápido como un relámpago ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy? ¿Y hacia adónde voy? De tus labios una sonrisa que como néctar derramas Y en tu boca nutrición Alma y miel pura Que con tus dientes blancos engañas. ¡Y te quiero ver! ¡Y te quiero tocar! Y finalmente puedo decir la primavera ha llegado


¡Y el Invierno se ha acabado! ¡Luz del sol! ¡Luz del sol! Que finalmente has llegado Hoy te dejas de llamar así y te llamo primavera de mis años dorados. ¡Yo quise ver el otoño y sin embargo has llegado tú! ¡Primavera has llegado! Luis Campos


Primavera  
Primavera  

Un poema de Luis Campos

Advertisement