Issuu on Google+

ACPAXAPO

ACPAXAPO

Visita Nextlalpan con贸cenos

Av. Ayuntamiento esq. Av. Ju谩rez s/n, Barrio Central, Nextlalpan de F.S.S. Edo. Mex., Tel. (01 591) 91 16872 e-mail: nextlalpan2006-2009@hotmail.com Tel./Fax. (01 591) 91 151 51


ACPAXAPO

Índice Presentación La Diosa Acpaxapo.................................................................6 La cuenca de México durnte el periodo Azteca.............7 Vestigios arqueologicos (cerámica)......................................8 Origen y esplendor de Nextlalpan.....................................9 El Ahuizote..................................................................................11 Biografia del Licenciado Felipe Sanches Solís.............................................................................................15


ACPAXAPO

Índice Topinímia.......................................................................20 Biografia de Pablo Nazareo..................................21 Gastronomia..................................................................24 Baile de Huehuenches...............................................25 Elementos simbólicos del carnaval de Xaltocan....................................................................27 Reseña Histórica de Néxtlalpan.........................30


ACPAXAPO

H. Ayuntamiento de Nextlalpan 2006- 2009

PROFR. JUAN CARLOS MARQUEZ CASTILLO PRESIDENTE MUNCIPAL CONSTITUCIONAL DE NEXTLALPAN

LIC. ALICIA COPCA LAGUNA SEXTA REGIDORA Comisión: Educación, Cultura, Deporte y Recreación.

C. CRISOFORO RODRIGUEZ MAURICIO SINDICO MUNICPAL

LIC. MARIA DE LOURDES MARGARITA PORTILLO GORDIANO SEPTIMA REGIDORA Comisión: Salud y Población

C. ISAI HERNANDEZ LANDA PIMER REGIDOR Comisión: Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Servicios Públicos. C. MARGARITO OLGUIN MENDOZA SEGUNDO REGIDOR Comisión: Agua, Drenaje y Alcantarillado LIC. ORLANDO ADAN RIVERO RIVERO TERCER REGIDOR Comisión: Desarrollo Social y Derechos Humanos C. HERIBERTO ENCIZO PEREZ CUARTO REGIDOR Comisión: Fomento Económico y Reglamentos C. ALBERTO ARENAS LOPEZ QUINTO REGIDOR Comisión: Fomento Agropecuario y Forestal

PROFR. JOSE CONCEPCION RAMIREZ PERALTA OCTAVO REGIDOR Comisión: Preservación del Medio Ambiente y Ecología C. MARCELINO MARIO MAYA ENCIZO NOVENO REGIDOR Comisión: Jardines, Parques y Panteones C. ROBERTO JUAREZ CABRERA DECIMO REGIDOR Comisión: Alumbrado Público PROFR. JOSAFAT BARAQUIEL MORENO PACHECO SECRETARIO DEL H. AYUNTAMIENTO. DISEÑO GRÁFICO GABRIELA GUTIÉRREZ BRIZUELA


ACPAXAPO

Presentación Alicia Copca Laguna Gabriela Gutiérrez Brizuela

El municipio de Nextlalpan desde su origen ha sido parte fundamental en el Desarrollo cultural e histórico del Valle de México. Desde el gran esplendor del Señorío de Xaltocan hasta la trascendencia nacional de grandes hombres como el personaje ilustre cuyo nombre queda inmerso en las siglas adscritas al nombre de este municipio, el Lic. Felipe Sánchez Solís. El título de la revista hace referencia a ACPAXAPO,retomando el personaje mítico propio de la tradición otomiana del Gran Señorío de Xaltocan; la madre consejera a quien rendían culto, aquella serpiente con rostro de mujer, es sin duda un claro ejemplo de la tradición legendaria que nos diera origen. La finalidad de esta revista es dar a conocer la riqueza cultural e histórica del Municipio de Nextlalpan desde el origen y los primeros pobladores; el Señorío de Xaltocan; tomando en cuenta los hallazgos arqueológicos hasta la creación del Municipio de Nextlalpan, los personajes ilustres; su obra y trascendencia y las expresiones culturales y festivas contemporáneas, como el carnaval y la danza de huehuenches. Otro aspecto importante que permanece es la gastronomía prehispánica; entre los que podemos citar los tlapiques, las ranas, pescado al horno, acociles, atepocates, chapulines, ahuautle o caviar mexicano y los curados de pulque; La tradición oral es imprescindible para el desarrollo de todos los pueblos, pues en ellas se ha plasmado el origen, las formas sociales y la identidad de los mismos; haremos mención de las leyendas más conocidas como la leyenda del Ahuizote y la leyenda de Acpaxapo. El objetivo de esta administración es fortalecer la identidad cultural a través de acciones que nos permitan conocer nuestro origen y desarrollo y compartir con los lectores parte de la cultura y la historia del municipio de Nextlalpan. Esperando que este proyecto sea considerado de valor ya que es un patrimonio con gran significado pues lleva inmerso el sentir de la sociedad, que en conjunto con las autoridades municipales ofrecen esta edición con la finalidad de que sea el inicio de futuras ediciones.


ACPAXAPO

LA DIOSA ACPAXAPO

6

Omar Romero Navarrete En el mundo prehispánico la actividad bélica estaba íntimamente relacionada con el aspecto religioso y político, “cuanto existía se hallaba integrado en un universo sagrado”, Miguel León Portilla lo sintetiza con las siguientes palabras: “La educación en el hogar y en las escuelas, el trabajo, el juego, la guerra, el acontecer entero, desde el nacimiento a la muerte, encontraban en lo religioso un sentido unitario”. Para la Nación otomí, asentada en Xaltocan, su deidad estaba intrínsecamente relacionada con la cosmovisión de su universo. Poseedores de

una deidad femenina denominada Acpaxapo, sui géneris de los Xaltocamecas. La referencia documental la hallamos en los Anales de Cuauhtitlan, “en cuanto había guerra, humanamente les hablaba a menudo a los Xaltocamecas su diosa, que salía del agua y se les aparecía: se llamaba Acpaxapo; es una gran culebra; su rostro, de mujer; y su cabello enteramente igual al de las mujeres, así como el suave olor. Les anunciaba lo que les había de acontecer: “si habían de hacer presas; si habían de morir y si habían de ser cogidos prisioneros”.También les decía cuando y a que tiempos iban a salir los chihimecas, para que con ellos toparan los Xaltocamecas”. Se le ofrendaban sacrificios y ofrendas en el lugar denominado Acpaxapocan. La diosa Acpaxapo, conforma el panteón de las divinidades del mundo precolombino y comparte la misma teogonía; la diosa madre Xaltocameca, paulatinamente fue adoptada por los pueblos del Valle de México como una deidad que complementaba el ritualismo de la guerra. Los Aztecas llamaron a Acpaxapo con el nombre de Cihuacóatl (Cihuah-mujer, Cóatl serpiente).


ACPAXAPO

LA CUENCA DE MÉXICO DURANTE EL PERIODO AZTECA Elizabeth M. Brumfiel Xaltocan era una isla baja que se eleva entre 5 y 6m por arriba del lecho del lago de Xaltocan en el norte de la cuenca de México. Tiene forma ovalada con una longitud de este a oeste de 800m y una anchura de norte a sur de 400m. En el siglo XX. En 1945, el agua de los manantiales que alimentaban al lago fue desviada a la Ciudad de México, y el lago gradualmente desapareció. Los documentos etnohistóricos señalan que Xaltocan fue asentado en el siglo XI d.n.e., inmediatamente después de la caída de Tollan. Durante los siglos XII y XIII se convirtió en un centro regional importante. Se dice que fue la capital de la gente de la cuenca de México. El Códice Vaticano-Ríos nos relata Culhuacan, Tenayuca y Xaltocan eran los poderes dominantes en México antes de los aztecas. Los aliados por matrimonio con los mandatarios de otros centros importantes de la Huexotla, Chalco y Azcapotzalco. Sin embargo, a me diados del siglo XIII, Xaltocan tuvo una guerra prolongada con su vecino Cuauhtitlan; en 1395 d.n.e., Cuauhtitlan con los Tepanecas de Azcapotzalco derrotó a Xaltocan. De acuerdo con las fuentes fue despoblado y permaneció abandonado por más de treinta años. Sus tierras fueron divididas entre los mandatarios de Azcapotzalco y Texcoco. En 1428 d.n.e., Xaltocan

cayó bajo el dominio de la Triple Alianza azteca. Los mandatarios de Tenochtitlan y Tlatelolco asentaron campesinos pagadores de tributo en Xaltocan entonces fue administrado por un mandatario militar enviado de Tenochtitlan. Xaltocan fue atacado y quemado por Hernán Cortés. Marcando el fin de la era Prehispánica.

7


ACPAXAPO

VESTIGIOS ARQUELÓGICOS (cerámica)

Elizabeth M. Brumfiel Los tipos tipográficos muestran vasijas decoradas de uso en importantes eventos sociales-festejos, ceremonias, etcétera. Las crónicas de la sociedad azteca reportan que las vasijas finas decoradas para servir se encontrabas en los mercados más importantes, como los de Tenochtitlan, Texcoco y Cholula. La cerámica negro sobre anaranjado, el punto focal de este estudio, casi siempre esta presente en si8 tios arqueológicos del Posclásico medio al Posclásico tardío en la cuenca de México. Seleccionamos negro sobre anaranjado para este estudio porque su tipología y su cronología han sido bien definidas, y porque su apariencia ha permitido a los arqueólogos usarlas como un marcador del posclásico tardío (azteca) en sitios dentro y fuera de la cuenca de México. El tipo negro sobre anaranjado se refiere a va sijas que tienen una su perficie naranja altamente bruñida, pasta naranja y decoraciones pintadas de negro, muestra cambios estilísticos específicos durante las vasijas con paredes delgadas y las de líneas y decorativas más gruesas cambiaron a unas más Aztecas delgadas. Los arqueólogos dividen este tipo

cerámico en cuarto subtipos principal o fases Azteca I,II, III y IV, que aparecen secuencialmente , aunque cierto traslape de tiempo se presenta en uno y otro. Un problema cronológico es que las fechas de radiocarbono de Xaltocan muestran que la cerámica azteca aparece antes de 1150, lo que implica que el periodo azteca temprano debió haber empezado antes y durado más. La composición le la cerámica Negro sobre Anaranjado en las distinta regio nales, identificadas por el análisis de activación de neutrones previo, prove yó una base para verificar el intercambio entre varias comunidades y las prácticas de producción locales.


ACPAXAPO

ORIGEN Y ESPLENDOR DE NEXTLALPAN Juan Manuel Begines Juárez Adrián Mauricio Rodríguez Díaz Es el año de 1820, las campanas del templo de santa Ana Nextlalpan, todas las mañanas llaman a misa, su eco se extiende por todos los rincones de la comarca, cubierta en gran parte con las aguas del lago el que es surcado por varias canoas de personas que todas las madrugadas acuden a pescar ajolotes, ranas, acociles, carpas; otras van de caserías para traer patos o chicuilotes; algunas mas cortan a la orilla del lago tule para los petates; en sus casas los habitantes viven felices; ma diario observan en el horizonte la salida del sol iluminado las nieves eternas de el Popocatepetl e Iztacihuatl. El valle es hermoso, varios montes rodean el contorno entre ellos el cerro de la estrella o citlaltepetl y el cincoc. La naturaleza el prodiga tiene todo para el sustento diario de sus habitantes; los ahuehuetes aun existen por docenas, los manantiales de agua dulce abundan en Molonco y Miltenco; Xaltocan y Tonanitla se abastecen de la que hacen llegar de las fuetes de Ozumbilla. La gente es fuerte, el murmullo del idioma es musical ya que la mayoría habla, el náhuatl también el otomí, muy pocos el castellano. La vida transcurre apacibles en estos lugares; por las tardes ya para llegar las noches las familias se reúnen o reciben a los amigos de visita; y mientras el chubasco

cae acompañado de poderosos relámpagos que con su refulgente descarga de luz iluminan el lago, alborotado por la copiosa lluvia, en medio del murmullo del croar de las ranas y el canto de los grillos las abuelitas platican alterando la charla con la suculenta cena que las mujeres de la casa han preparado sirviendo a la familia unos tlapiques de pescaditos aderezados con chile y xoconostli, el plato fue guisado en un exquisito pipián, el atole de masa o de maíz endulzado con miel es la delicia de los niños. Pues bien la plática de papá grande, versa sobre los orígenes del mundo que de eso tiene memoria ya que sus antepasados tuvieron gran cuidado de transmitírselo.Así los jóvenes oyero n contra las proezas de los grandes guerreros vueltos leyenda; y también de la fundación de sus pueblos. Ahora toca a nosotros un escenario distinto recordar a grandes, rasgos la historia de esta tierra de ceniza, del Nextlalpan que persiste gracias a sus hijos, a los ciudadanos que día con día a través de todos los tiempos han sabido engrandecer con sus actos en el trabajo, en el estudio, en el gobierno a este municipio que no pocas veces manos extrañas han querido mutilar territorialmente. De las noches de los tiempos surge el legendario Xaltocan; a

la destrucción de tula llegan a territorio Xaltocameca un grupo i m p o r t a n tes de Toltecas del culto de Texcatlipoca encabezados por yáotl, con ellos también venían Coscatecas y Nonohualcas. Alrededor del año 1064 el Tlatoani de Xaltocan permite que Yáotl se asiente con su gente en los lugares conocidos como Acuitlapilco que del náhuatl al español se dice: en el rincón del agua, en la punta o cola de la laguna o del agua; Ecatitlan, en el lugar del aire; 9 Nextlalpan, en el suelo de ceniza; Miltenco en la milpa; Atenanco, en la muralla o recinto del agua o de la laguna; Atocan, raña de agua; Molonco, en donde mana le fuente; también ocuparon otros lugares que con el tiempo desaparecieron como: Atescaltengo, Zacayohualco, Tlatilulco, Izayoc, Ayacac, Tlamelahuacan, Coatlan, Palantlan, Tenango, Tianguistonco, Tultenco, Caltenco, Huexoyohualco, Tlatiltenco, Tlacatecpan y Anenesco. Así quedaron asentados esa parte de toltecas en las tierras de Xaltocan, los recién llegados se adaptaron pronto a la vida del lago haciendo uso de sus productos. Así pasaron los años y entonces Xaltocan se convierte en un señorío bien establecido ya que en 1208, Xólotl de estirpe chichi-


ACPAXAPO

Xaltocan; este vasto señorío tuvo gran poder y prevaleció hasta el año de 1395, Ccuando Xaltocan fue vencido por los chichimecas de Cuautlitlan; el poderío Otomí de Xaltocan había terminado en estas tierras pero la etnia otomí no acabó, ellos se fueron a Meztitlan; y a fundar Otompan (lugar de los otomíes), hoy Otumba, en 1435 la triple alianza formada por Texcoco, Tenochtitlan y Tlacopan, coloniza Xaltocan y a sus calpullis o barios con gente de Texcoco, Tenochititlan y Acolman; esos colonos implantados en esos lugares y siendo ya Xaltocmecas arraigados a su tierra defendieron con su vida la libertad y su honor; mas las armas superiores de los españoles los vencieron en el mes 10 de febrero de 1521. La época colonial fue cruel y despiadada, las consecuencias del vasallaje casi los extermina a causa de enfermedades, epidemias, esclavitud y malos tratos, a tal grado que en todo el territorio solo habían quedado 420 tributantes; aun en los años de 1700 a 1800 la población total oscilaba entre 1000 y 15000 habitantes. Como bien sabemos los españoles se enseñorearon de estas tierras por más de 300 años. Tiempo después llego la independencia de los mexicanos, otra vez los Xaltocamecas y Nextlalpenses participaron en la lucha por la causa, sus nombres se perdieron en el anonimato. En el aspecto político, en época temprana de la colonia, los espa-

ñoles instauraron el sistema de gobierno local formando la llamada república de indios en substitución de los Tlatoanis. El calpulli o disolvieron pronto; ahora eran los llamados gobernadores, alguaciles, mandones y caciques, los que impartían justicia; así llegaron al siglo XIX. La gente de Nextlalpan estaba informada de la promulgación de la constitución de Cádiz que fue jurada por primera vez en 1812; y derogada en 1813; esta seria puesta en vigor nuevamente en 1820; los políticos Nextlalpenses solicitaron se les dotara de un Ayuntamiento constitucional, obteniendo la aprobación del gobierno superior; los trámites se aceleraron a partir del 14 de junio y así ya para el 31 de julio de 1820 acudía a esta población el enviado del intendente Don Ramón Gutiérrez del marzo para fundar el primer ayuntamiento constitucional denominado “De la doctrina de San Miguel Xaltocan”, mismo ue quedo compuesto por los pueblos de Nextlalpan, Xaltenco, Tonanitla y Xaltocan. El primer ayuntamiento quedo integrado por los ciudadanos Antonio Bernabé Sánchez Enciso como primer alcalde; Macos Antonio Calzada, Síndico; y los regidores: Domingo Mariano; Juan de los remedios, Gregorio Espinoza y Tomas Villlanueva. Xaltenco paso a ser alcaldía de segundo voto; Xaltocan y Tonanitla tuvieron derecho a elegir sus regidores de acuerdo a la población que tenían, siendo así que Nextlalpan quedó como uno de los prime-

ros 65 municipios que surgieron poco antes de ser fundado el Estado de México, el que a su vez fue erguido en 1824; y ser nombrado tiempo después como gobernador el ciudadano Melchor Múzquiz quien reconoció a los 65 Ayuntamientos ya establecidos, entre ellos Nextlalpan y los confirma como municipios de México independiente en el año de 1826.


ACPAXAPO

EL AHUIZOTE Filemón Hernández Zambrano. En el pueblo de Xaltocan, que pertenece al municipio de Nextlalpan, existen muchas historias que han superado el paso del tiempo y que nos proporcionan importantes enseñanzas respecto a la forma de pensamiento de sus comunidades. El siguiente relato resulta particularmente interesante, pues explica la desaparición del lago que circundaba Xaltocan, la comunidad más antigua del municipio. Cuentan los abuelos que hace muchos, muchos años, cuando todavía el pueblo de Xaltocan estaba rodeado por el hermoso lago salubre que durante tanto tiempo procuró el sustento de sus pobladores, vivía aquí un hombre que causaba admiración por su enorme fortuna en la caza, la pesca y el comercio. Se dice que bastaba que Ahuizote arrojara su red al agua para que ésta recogiera tantos peces como en ella cabían, más aún, parecía que los peces se disputaban el caer en esa red. Ahuizote quería alimentarse con alguna de las aves del lago, salía con su canoa a algún lugar alejado, lago adentro, y que hasta él bajaban los patos, las gallaretas o los chicuilotes, muriendo de inmediato, como si por su propia voluntad entregaran la vida para alimentarlo. Se cuenta también que cuando llevaba a vender el pescado al tianguis de Cuautitlan, el chiquihuite donde lo tenía nun

ca se vaciaba, a pesar de que sacara y sacara mercancía para vender. Algunos afirman incluso que, al regresar del tianguis, ahuizote navegaba por el lago, que vaciaba en él su chiquihuite, y que los peces revivían y nadaban nuevamente en las tranquilas aguas. Esta enorme suerte comenzó a despertar envidia entre sus vecinos, alimentada también debido a que Ahuizote no era muy sociable; por el contrario, parecía evitar cualquier encuentro con las demás personas. En estas circunstancias ocurrió que la autoridad del pueblo, el principal, murió, después de haber impartido justicia durante muchos años; por lo que era necesario nombrar de inmediato una nueva autoridad. Debería ser un hombre centrado, que no se dejara guiar por sus ímpetus sino por la razón; joven, para que pudiera servir al pueblo durante muchos años y debía despertar respeto entre las demás personas. Después de mucho deliberar, los habitantes de Xaltocan decidieron depositar en Ahuizote esta responsabilidad, por lo que fueron juntos a visitarlo. Sin embargo, cuando le hicieron saber esto, Ahuizote se negaba a aceptar el cargo, diciéndoles que su tarea era cuidar el lago y a los hijos del lago, que los problemas de las personas deberían ser resueltos por ellos; pero como sus vecinos insistieron tanto, incluso

con un tono amenazante, terminó por aceptar. Pronto se arrepintieron de su insistencia. Cuando las personas necesitaban a Ahuizote para que impartiera justicia en alguna disputa familiar o en algún pleito entre vecinos, no lo encontraban por ningún lado. Incluso cuando, cansados de llamar a la puerta, penetraban en su casa, encontraban en ella algún animal del lago: una culebra, una rana o algún ave, que de inmediato huía. Debido a esto comenzó a correr el rumor de que Ahuizote tenía la capacidad de convertirse en ani11 mal, y que era él transformado, el animal que encontraban en la casa. Por otro lado, Ahuizote impartía castigos severos ante lo que la gente consideraba como faltas mínimas, especialmente a aquellas en las que se atentaba contra los animales del lago de manera inútil. Se dice que alguna vez un señor cazó varios patos, pero que por estar emborrachándose no fue a venderlos ni los repartió. Al enterarse Ahuizote ordenó que fuera llevado a la plaza del pueblo y que allí se le dieran varios azotes con una reata mojada. Otra ocasión una persona tiró casi todo lo que había pescado porque consideró que no podría venderlo, Ahuizote ordenó que se cavara un pequeño pozo y que en él se encerrara al infractor, tapando el


ACPAXAPO


ACPAXAPO


ACPAXAPO

Jesús Martínez Rodríguez

lago. Al enterarse Ahuizote ordenó que fuera 14 llevado a la plaza del pueblo y que allí se le dieran varios azotes con una reata mojada. Otra ocasión una persona tiró casi todo lo que había pescado porque consideró que no podría venderlo, Ahuizote ordenó que se cavara un pequeño pozo y que en él se encerrara al infractor, tapando el agujero con unas maderas en las que se hicieron algunos oficios para que pudiera respirar. Lo dejó allí durante tres días y sólo permitió que se le diera agua. Los habitantes de Xaltocan decidieron poner fin a esta situación, así que una tarde en que Ahuizote caminaba por la calle lo apresaron y lo llevaron a Zumpango donde lo dejaron encerrado en la cárcel municipal.

De regreso a Xaltocan la gente co mentaba feliz que por fin se habían librado de Ahuizote, que de ahora en adelante habría más pesca y caza para todos, con lo que hacían evidente que quizá el principal motivo de su actitud era la envidia. Cuál no sería su sorpresa cuando, al llegar al embarcadero, se dieron cuenta de que en él los esperaba Ahuizote, que de algún modo había escapado de la cárcel y que había llega do antes que nadie a Xaltocan. Con voz terrible les dijo: Ingratos, bien claro les dije que esa no era mi tarea, que yo estaba aquí para cuidar el lago. Ahora, como no me quieren con ustedes me iré, pero conmigo partirán todos mis hijos. Diciendo esto subió en su canoa y se dirigió hacia un enorme ár-

bol que había en la orilla del lago. Mientras navegaba, el cielo se obscureció sobre su cabeza, pues todas las aves del lago se agruparon allí y le siguieron; debajo de él el agua parecía hervir, pues todos los peces se juntaron también y partieron tras él. Cuentan que al llegar al pie del gran árbol, Ahuizote se hundió en el lago y que con el se fueron todos los peces y todas las aves; mientras que los de Xaltocan escuchaban su terrible sentencia: “Donde hubo agua se levantarán polvaredas, donde hubo abundancia nada quedará, hasta que una nueva generación en Xaltocan deseche de su corazón la envidia y aprenda a cuidar y querer lo que le ha sido otorgado”.


ACPAXAPO

BIOGRAFÍA DEL LICENCIADO FELIPE SANCHEZ SOLÍS

aprovechamiento un lugar distinguido en poco tiempo. Durante su carrera obtuvo siete premios y un extraordinario concedido por el distinguido Literato Don Francisco Ortega para que se adjudicase al alumno de mejor conducta y con mayor número de premios.

Gerardo M. Silva. El Licenciado Felipe Sánchez Solís nació en el Barrio de San Francisco Molonco, Municipio de Nextlalpan, Distrito de Zumpango de Ocampo, en el Estado de México. La humildad de sus padres, de raza indígena los obligó a sacarlo de la escuela para dedicarlo a las duras faenas del campo. Sin embargo retoma sus estudiosa, estimulado por la ley del Estado que ofrecía un lugar de gracia en el Colegio al más aprovechado escolar del distrito. Sánchez Solís obtuvo esa calificación, lo cual hizo que sus padres lo enviasen al Colegio de San Gregorio de la Ciudad de México. Allí en medio de penalidades y miserias y bajo la dirección de Don Juan Rodríguez Puebla logró alcanzar con

En el mismo Colegio le fueron confiados los cargos más delicados y honrosos, que supo desempeñar siempre satisfactoriamente y antes de concluir su carrera Literaria, muy joven todavía el Señor Leso y Trejo le nombró su Albacea. Al concluir su Carrera de Abogado, el Ayuntamiento de la Capital le confió varias comisiones en las que comenzó a dar a conocer su adhesión a las Instituciones Liberales, mereciendo de sus conciudadanos ser electo para Diputado en el año de 1845. En esa época, el Ateneo Mexicano compuesto por las personas mas Ilustradas y Patrióticas, sabiendo de la falta que hacía en el País el estudio de las Ciencias Naturales y Agricultura, fundó en las inmediaciones de México un establecimiento con ese fin colocando a la cabeza al Licenciado Sánchez Solís quien en breves días dio a conocer a la Asociación a la cual pertenecía, sus sentimientos filantrópicos, su clara inteligencia y sus excelentes dotes

para dirigir a la juventud por lo tanto las disensiones políticas mataron aquel plantel; pero la semilla que germinara en él, fructifica todavía en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, México. En ese tiempo, el Licenciado Sánchez Solís fue electo Diputado al Congreso del Estado de México. Siendo nombrado para establecer el Colegio del mismo Estado, sin elementos de ninguna clase y en los días en que la nacionalidad del país estaba amenazada por la Intervención Norteamericana, aceptó 15 el alto ministerio que se le confiaba fundando el Instituto Literario que ha dado al país hijos tan ilustres como: Altamirano, Fuentes Muñiz, Alcalde, Mateos y otros muchos que se han distinguido en las múltiples ramas del saber humano. La Invasión avanzó sobre Toluca y el Gobierno abandonó la Ciudad dejando a Sánchez Solís entregado a sus propios esfuerzos, entonces dio un raro ejemplo de abnegación, constancia y valor civil: no se arredró ante la sombría perspectiva que se le presentaba y luchando contra la miseria y hasta con la desnudez de sus alumnos logró sostenerlos con sacrificios inauditos y así cuando todos los Colegios clausuraron con motivo de la guerra sólo el de San Gregorio de la Ciudad de México y el Instituto Literario en la de Toluca


ACPAXAPO

quedaron en píe. el primero era un establecimiento antiguo y con cuantiosos fondos; el segundo, no contaba más que con la constancia invencible de un hombre que a pesar de su falta de recursos hizo progresar tan rápida y notablemente, que en 1849 estaba ya a la altura de los adelantos del siglo llamando la atención del país.

Uno de los benéficos de esta fue el descubrimiento de la sustancia medicinal llamada Pipitzahuac tratada por el eminente Químico Don Leopoldo Río de la Loza, que tanta celebridad le dio en Europa.

Tenemos a la vista la Memoria de las Dos Exposiciones de ésta género habidas en el Estado de México, son dignas de Hechos tan destacados fueron atención bajo el punto de vista calificados por el “Federal Repu- de clasificación y método cienblicano” Periódico de la época en tífico observado en su formaestos términos: “Veinte Ciudada- ción por el Señor Sánchez Solís. nos como Sánchez Solís, Salvarían la República”. El Gobierno que veía Al frente del Instituto en 1852, le mas de cerca los progresos del encontró su elección de Diputado establecimiento, en su mensaje al al Congreso de la Unión. SeparoCongreso del 2 de mar- se del Colegio con la satisfacción zo de 1849, se expresó de haberlo visto llegar a un grado en estos términos: “En el extremo de adelanto, envolvién16 Ramo de enseñanza se- dolo al partir para la Capital como cundaria se notan de día un incienso de gloria, las bendien día progresos tan rápidos que ciones de los padres de familia y llaman la atención de cuantos lo las lagrimas de los alumnos que visitan y son debidos al inimitable se habían acostumbrado a ver en celo, actividad y esfuerzos de su él a un padre cariñoso, porque era Director. En 1850 contaba el Ins- ésa una de las cualidades domitituto con talleres de imprenta y nantes en el Licenciado Sánchez litografía y una selecta Biblioteca. Solís: un amor entrañable hacia la Al Señor Sánchez Solís se debió niñez y la juventud, de tal manera la Primera Exposición de obje- que siempre albergó en su casa a tos naturales y de industria ha- jóvenes de los más remotos lugabida en el Estado de México. res de la República Mexicana y que constituían su segunda familia. Gracias a su esfuerzo, a su incansable e inteligente actividad en En 1850, al proponer el Estado agosto de 1850 tuvo lugar en de Puebla al Licenciado Francisaquella culta capital la primera co Modesto Olaguíbel, objetó alde esas hermosas fiestas de la in- gunas condiciones para aceptar, dustria que tanto contribuyen al entre ellas llevar consigo a Sánestímulo y a la lucha y al trabajo. chez Solís acaso por lo avanzado

del programa de Olaguíbel, para aquella época, su gubernatura no tuvo lugar; pero la condición relativa a Sánchez Solís demuestra la importancia que aquel hombre tan distinguido daba a éste en una administración gubernativa En 1855, desempeñando una comisión cerca de Don Luis de la Rosa, Gobernador entonces del Estado de Puebla, este hombre ilustre, conocedor del valer de Sánchez Solís, le encargó que recibiese el Gobierno en su nombre, encomendándole después la Secretaría del mismo Gobierno, cargo que sólo desempeñó un día, porque asuntos también de interés público le obligaron a volver a México. En esta época fue nombrado por el Licenciado Benito Juárez García: Secretario de la Suprema Corte de Justicia. En 1856, existía en Tecpan de Santiago, un establecimiento en que eran recogidos los niños de la Ciudad, huérfanos o faltos de alimentos por la extrema miseria de sus padres. A la separación del Señor Azcarate del Gobierno Federal aquellos niños quedaron abandonados; sabedor de esto, Sánchez Solís, ocurrió desde luego a Don Luis de la Rosa, Ministro de Relaciones en aquel entonces solicitándole que impartiese protección a aquella casa, comprometiéndose a organizarla, lo que verificó formando un cuadro escogido de superio-


ACPAXAPO

res dirigiendo él mismo los trabajos y dando a los alumnos las clases principales. Aquel asilo en su doble carácter humanitario y social, progresó rápidamente bajo la benéfica y activa dirección de Sánchez Solís y puede decirse que a él es a quien debe su resurrección este plantel cuya importancia hasta ahora va siendo bien apreciada. Allí donde el huérfano encuentra el hogar, halla el niño la instrucción y el joven el trabajo, la sociedad un semillero de artesanos instruidos, útiles y honrados. En 1857 fue llamado de la Entidad de Puebla para la Secretaría de Fomento e Instrucción Pública. Es digno de notarse el programa que expidió con este motivo. En él se revela al hombre apto para una Administración Ilustrada, en él campea la idea del progreso, no solo como una simple teoría, sino en su múltiple aplicación práctica a las mejoras materiales, a la educación de la niñez, al desarrollo y, en fin, a la verdadera prosperidad del Estado. Por desgracia a los pocos días de haber tomado posesión de su encargo, a consecuencia de una disensión en la Legislatura, todos los Secretarios se separaron del despacho; entonces la misma Legislatura nombró una comisión compuesta de los señores Méndez, Galindo y Andrade, con el objeto de que comprometiesen al señor Sánchez Solís a volver a la Secretaría. Volvió en efecto después de algunas conferencias y desempe-

ñó ese encargo hasta el memorable Golpe de Estado de Ignacio Comonfort. Durante ese período promovió y llevó a efecto la apertura de calles y construcción de fuentes públicas; hizo levantar los planos de dos puentes para el Atoyac en los suburbios de la Ciudad de México y repuso la actual arboleda de la plaza principal. Pidió autorización a la legislatura para que se le permitiera establecer nuevas clases de Ciencias, cuyo estudio exigía las luces del siglo; introdujo para todas las clases textos clásicos y estableció las Academias de dibujo lineal y Conservatorio de artes, comprando al efecto, la magnífica colección de libros y modelos que para este objeto personalmente escogió Don Luis de la Rosa en los Estados Unidos. El Gobernador Alatriste, a cuya época nos referimos, conoció el mérito de Sánchez Solís tanto en el Despacho de la Secretaría de su encargo, como en las honrosas y delicadas comisiones que desempeñara siempre activo, siempre inalcanzable, verdadero apóstol de la ilustración y la libertad. Al recibirse en Puebla la noticia del funesto golpe de estado el único de los Secretarios que opinó y sostuvo el desconocimiento al gobierno de Comonfort, fue Sánchez Solís y él único que también siguió al Gobierno a la campaña hasta que en Chalchicomula por órdenes de Miguel

Lerdo de Tejada fue enviado a la hoya, a conferenciar con el General Llavé. A su paso por Perote tomó parte con el mejor éxito en la defensa del Castillo contra Echegaray. Unido al General Llavé, éste y el General Frías le enviaron en comisión a Jalapa y Veracruz. A su vuelta fue nombrado Secretario del Gobernador del Castillo de Perote. A poco tiempo el General Llavé le encargó desempeñar nuevas comisiones en México, en cuya Capital sufrió entonces la más tenaz persecución, las más crueles prisiones tanto él como su familia. Sus servicios en México al lado de Don Francisco Zarco fueron muy importantes, recibiendo del Licenciado Benito Juárez, de su Gabinete y de los Jefes Militares la 17 más ilimitada confianza. En 1861 fue nombrado primero Juez 6º y después 4º de lo Civil, rehusando ambos nombramientos. Entonces fue nombrado Juez de 1ª Instancia Sobre Impedimentos Matrimoniales a la vez que del Estado Civil, que se le renovó cuatro veces en las diferentes modificaciones que sufrió esa Institución Cuando llegó para la República la funesta época de la Intervención Francesa, el Licenciado Sánchez Solís, fiel a la Bandera de la Patria, anhelando ser de alguna manera útil a la sagrada causa de la Independencia, siguió al Gobierno Nacional a la frontera. En


ACPAXAPO

Coahuila, el Señor Fuente, le llamó a la Secretaría del Gobierno; pero él rehusó cediendo el puesto al Licenciado Cipriano Robert porque creyó prestar mejores servicios como Jefe de la Guarnición Nacional de Saltillo. Al aproximarse la Expedición Francesa a este punto, se acordó que Sánchez Solís volviera a México para desempeñar Altas Comisiones en el Gobierno y para recibir la correspondencia del Señor Francisco Zarco venida de Estados Unidos, correspondencia que alentaba y decidía a los mexicanos a la Defensa de la causa Nacional y que en la parte concerniente era llevada personalmente por Sánchez Solís en medio de grandes riesgos, al General 18 Porfirio Díaz preso en el Fuerte de Guadalupe. En los momentos en que éste se acerco a Puebla, fue nombrado para desempeñar cerca de él una delicada misión que le mereció su elogio y el que el General Corona, a quien se unió en Guadalupe, le dispensara toda su confianza en los asuntos del ejército. Restaurada la República, el Señor Francisco Zarco que le dispensaba gran amistad y confianza y comprendía la importancia de su servicio, preparaba con empeño el que ocupara el Ministerio de Fomento; circunstancias que no son del caso referir, malograron esta idea que, como todas las de Zarco relacionadas con la Cosa Pública, llevan

el sello de madurez y patriotismo. Colegio de San Gregorio. Cuando comenzaba a poner en práctica Vuelto a México, fundo en 1868 sus propósitos desgraciadamenla Asociación de Artesanos, cuyo te estos no fueron comprendidos espíritu era elevar la industria y no pudo desarrollarlos; aunmanufacturera del país y mejo- que la Sociedad se fundó, existe rar física e intelectualmente al con el nombre de Sociedad Arartesano y revestirlo de la impor- tístico Industrial cuyos resultatancia y dignidad civil que debe dos son ampliamente benéficos. tener en la sociedad moderna. El pensamiento de Sánchez So- En 1869 fue electo nuevamenlís abarcaba la cuestión teórica y te Diputado al Congreso de la práctica de la instrucción: el basto Unión, en donde siempre estuvo plantel que se fundaba conten- del lado del orden y la Ley, lejos dría escuelas talleres, bibliotecas, del apasionamiento exaltado conservatorio de artes y oficios de los partidos y atento a los intereses del bien público. Uno de Habría además en él exposicio- sus primeros actos en el Connes periódicas de artefactos del greso del Estado de México al país que honrasen y estimulasen que perteneció en 1846 fue una el trabajo y una especie de bazar Ley que establecía que cada uno permanente en que el obrero se de los Municipios, mandara un pudiese procurar siempre la ven- alumno al Colegio del Estado. ta de sus productos. Con su mediación y empeño el Gobierno Siendo Gobernador del Estado de le concedió para establecer esa México Don Mariano Rivapalacio Sociedad el antiguo edifico del le llamó a la Dirección del Institu-


ACPAXAPO

to Literario de Toluca, que él había fundado y con gran fuerza de voluntad no vaciló en abandonar sus comodidades y su curul para ir a darle nuevo impulso, sin abandonar las circunstancias parlamentarias del Congreso. Nos dan una idea más exacta de su valer, las relaciones que obtuvo de hombres tan eminentes como: Pedraza, De la Rosa, Olaguíbel, Fuente, Alatriste, Juárez Lacunza, Fonseca, Zarco, Corona, Treviño y otros mas tan distinguidos que también le brindaron su amistad y confianza.

y coleccionando sus obras que pagó a buen precio. Por encargo suyo Obregón ejecutó “El Descubrimiento del Pulque”; Piña, “El Sacrificio de Cuauhtémoc”; Gutiérrez, “El Senado de Tlaxcala”; Urruchi, “La Llegada de Xólotl”, cuadro de grandes dimensiones y como se aprecia, inspirado en historia nacional. Fueron los primeros ensayos de este género. El 9 de enero de 1878 el Congreso de Nuevo León le hizo Ciudadano Distinguido del Estado, por los desinteresados servicios que prestó a la juventud neoleonés.

de miles de personas que a dos leguas del Pueblo de Nextlalpan lo condujeron en hombros hasta la Iglesia Parroquial en cuyo atrio encontró su última morada.

Esta fue a grandes rasgos la vida del distinguido Licenciado Felipe Sánchez Solís. Una vida sin grandes episodios, pero consagrado al culto de lo bueno y de lo bello. No fue su vida el torrente que devasta sino el humilde arroyuelo que fecunda, que refresca la tierra y la ayuda a verterse en flores y frutos: vida ejemplar y tierna que debe servir de ejemplo en estos tiemSánchez Solís cumplió ejem- pos en que el egoísmo y la desplarmente todos sus deberes, preocupación tienden a arraigarcomo hijo, como excelente pa- se en el corazón de los hombres. dre y como ciudadano celoso del progreso e intereses de su país.

Separado de la política, a la caída de Lerdo cuya administración combatió, vivió entregado a su profesión protegiendo a los indios de los abusos de autoridades y hacendados, al estudio de la historia antigua que no abandonó a pesar de su grave- Su vida fue perpetua consadad, algunos de sus trabajos se gración a hacer el bien deshallan en los Anales del Museo. interesadamente por lo que fue muy sentido y bendeci El 7 de junio de 1881, la do por los que lo conocieron. República Oriental de Uruguay y el 25 de agosto, la de Bolivia, Había nacido el 1º de mayo de 1816. le nombraron su Cónsul Gene- Murió el 17 de septiembre de 1882. ral en México.La Sociedad Geográfica de Argentina, le nom- Horas antes de morir encargó que bró Miembro y Corresponsal. sus restos fueran inhumados en el Dirigió varias Sociedades Lite- Pueblo de su nacimiento, al lado rarias, correspondiendo con efi- de sus padres; la ceremonia lucciencia e impulso desinteresados. tuosa fue conmovedora, acudieron a ella corporaciones, amigos, El arte fue uno de sus más parientes, escolares y en masa las grandes sueños, sacrificó sus inte- poblaciones que se extendían de reses para protegerlo, reuniendo San Cristóbal hasta Cuautitlan, se en su casa a artistas distinguidos congregaron para acompañar su cadáver, formando un conjunto


ACPAXAPO

TOPÓNIMOS

20


ACPAXAPO

BIOGRAFÍA DE PABLO NAZAREO Luis Córdoba Barradas Originario del entonces señorío de Xaltocan, nació a principios del siglo XVI, descendiente de nobles toltecas, otomíes y aztecas, quienes gobernaron Xaltocan por mucho tiempo, hasta la llegada de los españoles a estas tierras. Se unió desde su niñez con los 12 primeros frailes franciscanos que llegaron de la Nueva España. Dice el oidor Zorita que Pablo Nazareo trajo a los franciscanos a Xaltocan. Él era muy virtuoso, por lo que fue bien adoctrinado; aprendió latín, retórica, lógica y filosofía, era, no mal poeta en todo género de versos. Nazareo tradujo para la iglesia a su lengua materna los evangelios, dominicas, santorales, cuaresmales,feriales y epístolas sagradas, llegando a ocupar los puestos de maestro y rector del Colegio de Santa Cruz de Tlaltelolco, de 1522 a 1556 la mayor parte de este tiempo sin salario; también fue informante del Dr. Alonso de Zori ta en su historia breve y la Historia de la Nueva España, aún inédita en su cuarta parte que se conserva en Madrid. Envió tres cartas al Rey Felipe II de España solicitando le restituyera las tierras que fueron de sus antepasados. DON PABLO NAZAREO, PERSONAJE DESTACADO DE

XALTOCAN EN EL SIGLO XVI propias cartas, escritas en la ciudad de México, aunque el doctor Pablo Nazareo es, sin duda, el Alonso de Zorita, contemporáneo personaje más destacado que de él, también aporta algunos daha nacido en Xaltocan. Sus tra- tos más. Complementan la breve bajos de enseñanza y traducción biografía algunos otros docuen el Imperial Colegio de Santa mentos muy escuetos que menCruz de Tlatelolco, son los que cionan a don Pablo. Él dice en su le dieron fama. Su obra se debe primera carta, del once de febrero valorar por lo menos en tres ver- de 1556, que fue adoctrinado por tientes: 1) Como traductor de los franciscanos, y que por más textos religiosos, pues conocía el de 37 años ayudó en la destrucnáhuatl, castellano y latín, aspec- ción de los ídolos y en la evangeto muy relevante en el siglo XVI lización de sus coterráneos. Este 2) Como educador y rector en el mismo dato lo vuelve a colegio de Tlatelolco, pues de esa mencionar, sin variar la 21 manera sirvió a sus contempo- cantidad de años, en su ráneos. 3) Como recopilador de segunda carta, del doce la historia de Xaltocan y México. de febrero de 1561. En la tercera carta, del 17 de marzo de 1566 menciona que sus tareas las La utilidad de este último as- desarrolló por cerca de 40 años. Se pecto ha llegado hasta nuestros puede calcular que su nacimiento días, pues las tres cartas de don debió ocurrir alrededor de 1520, Pablo son una de las fuentes de en plena época de la conquista. información histórica más im- Sus padres fueron Coatzinteucportantes para conocer el pasa- tli, octavo gobernante de Xaltodo, no solo del antiguo pueblo can, y Culhuazihuatzin, hija de un de Xaltocan, sino también del noble mexica llamado Mazatzin. Pablo Nazareo debió pasar actual municipio de Nextlalpan. una infancia difícil, pues en esos Lugar y fecha de nacimiento tiempos llegaron los españoles, quienes comenzaron el sistema La fecha de nacimiento de de encomiendas, y la desesperadon Pablo Nazareo no se conoce, da búsqueda de oro en los puepero por ciertos datos se puede blos. También se iniciaron las epihacer un cálculo. Las referencias demias, la primera de las cuales personales con las que se cuenta fue de viruela, y ocurrió en 1521. proceden principalmente de sus Es posible que su primera evan-


ACPAXAPO

gelización la haya aprendido con los franciscanos de Cuautitlán, pues en este lugar se establecieron desde el año 1532.

antes de ser bautizada. Fue hija de Juan Axayaca y Xochiquetzal, y sobrina de Moctezuma Xocoyotzin, tlahtoani de Tenochtitlan. Los hijos de Pablo Nazareo y MaComo se mencionó, el doc- ría Axayaca fueron dos: Francistor Alonso de Zorita pro- co Juan Axayaca Amuxtlatónac, porciona algunos datos so- y María Atotoz Chalchiuhzioatl. bre don Pablo, de quien dice: “...Asimismo hube otros MemoriaUnos años después de la conles que me dio un indio principal quista, el gobierno virreinal code un pueblo llamado Xaltocan y menzó a tomar su curso y se les él se llamaba don Pablo Nazareo pusieron algunos frenos a los que se crió desde su niñez con los abusos de los conquistadores. El doce primeros frailes y con los de- seis de enero de 1536 fue fundamás que después de ellos fueron do el Imperial Colegio de Santa aquella tierra y era muy virtuoso Cruz de Tlatelolco, por el virrey y muy buen cristiano, y muy bien Antonio de Mendoza y por el doctrinado y buen latino, y retó- obispo de México Fray Juan de rico, y filósofo y no mal poeta en Zumárraga; asistieron al acto todo género de versos, y Sebastián Ramírez de Fuenleal, fue muchos años rector García de Cisneros, fray Bernar22 y preceptor en el colegio dino de Sahagún, fray Arnaldo de los indios desde que de Basacio y varios frailes más. se fundó en el Tletelulco que llaman Santiago y tenía alguDicho colegio estaba destinanas pinturas de las antigüedades do para que en él estudiaran los de aquella tierra de donde sacó hijos de los indios caciques, de la Relación y Memoriales que me 80 a 100 alumnos, de diez a doce dio y era casado con una hija de años.En este caso se encontraba un hermano de Moctenzuma lla- Pablo Nazareo, pues era descenmado Juan Axayac y lo conocí diente de la familia gobernante muy viejo y tenía gran noticia de de Xaltocan, y así es como ingretodo lo de aquella tierra y ayudó só a la recién fundada institución a los españoles en la conquista de enseñanza, aunque de acuerde ella y lo tenía su yerno don do con el cálculo de su fecha de Pablo en su casa porque estaba nacimiento, tendría 16 años. Entre muy pobre aunque él no tenía las materias que debían estudiar más que cien pesos por una real estaban: lectura, ortografía, músicédula se le hizo merced en qui- ca, retórica, lógica, filosofía, teolotas y vacaciones en cada un año...”. gía y lengua latina. De todas esas materias salió muy aprovechado La esposa de Pablo Nazareo y en especial en las lenguas, pues fue María Axayaca, también lla- además de hablar el náhuatl, mada Oceloxotzin o Atotoztli,

aprendió el castellano y el latín. Pablo Nazareo tradujo del latín al náhuatl diversas obras, como son: sermonarios, evangelios, dominicas, santorales, cuaresmales, feriales y epístolas sagradas. Esas traducciones fueron muy útiles a los frailes, pues así podían enseñar más fácilmente la religión a los indígenas. Se mencionó que Pablo Nazareo escribió tres cartas redactadas en latín, las cuales envió al rey de España, y en las que le solicitaba que le dieran ciertas tierras que fueron de sus antepasados y de los de su esposa. Las cartas son: del once de febrero de 1556, del doce de febrero de 1561 y del 17 de marzo de 1566. Debido a lo avanzado de su aprendizaje, Pablo Nazareo llegó a ser rector del colegio de Tlatelolco, por lo que se sabe, en 1551 y 1552; por otra parte, como se mencionó, también proporcionó muchos datos al doctor Alonso de Zorita, para que éste escribiera su Relación de la Nueva España. En el colegio de Tlatelolco, además de rector, fue maestro, y también enseñó la doctrina por más de 40 años. Ocupando el cargo de rector, firmó un documento junto con Antonio Valeriano, Martín Espiridión y fray Diego de Grado, el dos de enero de 1552, por medio del cual Antonio de Mendoza, hacía una donación al colegio, justo antes de partir para el virreinato del Perú.


ACPAXAPO

Debido a que esos cargos los desempeñó sin salario, en el año 1565 se le concedió una renta de 100 pesos al año. También se le concedió licencia, en 1552, para poder andar a caballo y vestir ropa de español. En aquellos tiempos esas licencias se concedían solamente a indígenas nobles o destacados. La fecha de fallecimiento de don Pablo Nazareo no se conoce, pero se pueden considerar algunos datos para hacer un cálculo. Se sabe que la última de sus tres cartas la escribió en 1566, además suponiendo que haya ingresado al colegio de Tlatelolco en 1536, y sabiendo que enseñó la doctrina por lo menos durante 40 años, se puede inferir que su muerte debió ocurrir alrededor del año 1575. Finalmente se debe decir que Kobayashi menciona que Pablo Nazareo no es citado por los antiguos cronistas franciscanos, como Sahagún, Mendieta, Torquemada y Juan Bautista, por lo que deduce que quizás hubo alguna dificultad con estos franciscanos, aunque de momento no se sabe que pudo haber ocurrido. La diferencia surge con el doctor Alonso de Zorita, quien cita varias veces a Pablo Nazareo e incluso, como se vio, hace un elogio de él. Si bien la biografía de don Pablo Nazareo aún es muy escueta por falta de documentos, los datos reseñados nos dejan entrever que sin duda fue un personaje muy destacado de Xaltocan.

23


ACPAXAPO

GASTRONOMÍA EN XALTOCAN PESCADO EMPAPELADO

Sr. Amanda Montiel

2. Se parte la cebolla 8. Se puede servir acom en rodajas, los nopales, el ji- pañado de pulque curado. (para 6 personas) 24 tomate y los chiles en rajas. Ingredientes: 3. Se extiende la hoja • 1 Kg. de Pescado de mixiote de maguey y (Anchoa) se coloca la cebolla, los no • ¼ Nopales pales, las rajas, queso des• 1 Cebolla hebrado, 2 cucharadas de • 1 Barra de mantequilla mantequilla y sal al gusto. • ¼ de Queso Oaxaca 4. Encima se coloca el pescado • 4 Chiles cuaresmeños en previamente cortado y se rellena. rajas 5. Se cubre el pescado con • Jitomate los mismos ingredientes ( no• 1 Rama de epazote pales, cebolla, rajas, jitomate, ce• Sal al gusto bolla, mantequilla y sal al gusto. • Hoja de mixiote de 6. Se envuelve el pesca maguey do cuidando que los ingre Modo de preparación: dientes queden debidamente 1. El pescado se desca- cubiertos por la hoja de maguey. ma, se lava quitando las vís 7. Se cuece en horceras y se hacen cortes dia- no a 180° C por 40minutos gonales en los extremos a p r o x i m a d a m e n t e .


ACPAXAPO

BAILE DE HUEHUENCHES Filemón Hernández Zambrano

Foto. Santiago Martínez Los huehuenches son los personajes que bailan durante los días de carnaval en Xaltocan. Se trata de jóvenes, niños y señores −en años recientes se han incorporado a las cuadrillas de huehuenches también mujeres de diferentes edades− que salen a bailar a las calles del pueblo, y de algunas comunidades vecinas, con vistosos disfraces que se han ido modificando con el tiempo. La palabra huehuenche se deriva del vocablo náhuatl huehuetzin −de huehuetl-viejo y tzin que es un sufijo reverencial−, que puede traducirse como venerable anciano, respetable viejo. Sin embargo, en

la actualidad muchos habitantes de Xaltocan consideran que esta palabra hace referencia a alguien falto de juicio, haragán o de pernicioso comportamiento. Al grupo de huehuenches se le denomina cuadrilla. En este es común ver que los hombres se vistan de mujeres, tanto de quienes parecen recatadas señoras de su casa, como de aquellas que sugieren comportamientos de cierta liviandad. Ocupaciones que en ese momento gozaban de gran prestigio social, pues los huehues −viejos− en la cultura prehispánica no sólo eran quienes tenían mayor edad, sino aquellos que ocupaban un lugar destacado, quienes prestaban valiosos servicios al pueblo. Actualmente este tipo de disfraces han sido sustituidos, casi en su totalidad, por disfraces de hombres lobos, gorilas y demás figuras similares surgidas de las películas de terror de moda, que están elaborados con materiales sintéticos, por ello a las cuadrillas se les conocen también como peluches. En los bailes de huehuenches pueden observarse algunos momentos bien definidos. La mayor parte del tiempo, quienes bailan se acompañan con canciones de moda, interpretadas por una banda de pueblo, compuesta por algunos instrumentos de viento

−como trompeta, trombón, tuba y clarinete− y de percusión −tarola, tambora y platillos−, entre algunos más. El baile se realiza con una especie de trote (paso de indio), acompañado por gritos y el tronar de chicotes pequeños látigos compuestos por un mango de palo, un pedazo de lazo y una agujeta en la punta−, con los que golpean la tierra consiguiendo un potente sonido, fuerte y claro. Un momento fundamental en estas Basado en una leyenda local, el baile de la muñeca es ejecutado por 25 cinco personas. Cuatro extendido, cada una de ellas se ocupa de una punta. La quinta persona toma en sus manos la muñeca y hace que baile sobre la superficie extendida de la tela. Las cuatro personas que sostienen el paliacate giran en el sentido de las manecillas del reloj mientras la que hace bailar a la muñeca sigue el mismo movimiento, sin dejar de mover a la muñeca para hacer parecer que danza. Mientras tanto, el resto de los huehuenches bailan a su alrededor en parejas o solos, mientras golpean el suelo con sus chicotes. Finalmente la cuadrilla forma una línea con la haciéndose maldades. Luego los huehuenches forman parejas y continúan con los bailes populares, invitan u obligan a bailar con ellos a algunas personas del público, hacen


ACPAXAPO

extendido, cada una de ellas se ocupa de una punta. La quinta persona toma en sus manos la muñeca y hace que baile sobre la superficie extendida de la tela. Las cuatro personas que sostienen el paliacate giran en el sentido de las manecillas del reloj mientras la que hace bailar a la muñeca sigue el mismo movimiento, sin dejar de mover a la muñeca para hacer parecer que danza. Mientras tanto, el resto de los huehuenches bailan a su alrededor en parejas o solos, mientras golpean el suelo con sus chicotes. Finalmente la cuadrilla forma una línea con la que recorre serpenteando toda el área de baile, saltando, empujándose y haciéndose maldades. Luego los huehuen26 ches forman parejas y continúan con los bailes populares, invitan u obligan a bailar con ellos a algunas personas del público, hacen sonar sus chicotes, gritan, saltan y siguen así durante un tiempo. Los huehuenches comienzas sus bailes el domingo anterior al miércoles de ceniza cuando, luego de la misa matutina, se reúnen en algún lugar de la plaza del pueblo, bailan algunas piezas y salen a recorrer, al ritmo de la música, las calles de Xaltocan. Ocasionalmente se detienen en alguna casa y bailan en el patio. Los organizadores de la cuadrilla cobran, a los dueños de las casas, una determinada cantidad por cada pieza que los huehuenches bailan, con el fin de reunir dinero para

cubrir el pago de la banda de música que les acompaña. Independientemente de esto, cada huehuenche hace su luchita y pide dinero tanto en las casas como a las personas que se encuentran en la calle, a quienes conducen sus autos y a los que viajan a pie. Durante los siguientes días −lunes, martes y miércoles−, los huehuenches visitan otras comunidades que incluyen a casi todos los barrios del municipio de Nextlalpan, el pueblo de Tonanitla y el fraccionamiento Ojo de Agua. En algunas de estas comunidades se les recibe tradicionalmente en las casas de algunas familias que desde hace muchos años les esperan en estas fechas, ofreciéndoles comida y bebida. El miércoles de ceniza, ha-

cia las ocho de la noche, los hueheunches arriban a la plaza de Xaltocan, bailan algunas piezas y, luego de la representación del ahorcado, se dispersan, algunos a descansar a sus casa después de todos estos días de bailes y excesos, algunos, aún con energía, se quedan a la feria para pasear con los amigos, la novia o la familia. Y esperan la llegada del próximo año, para desempolvar el disfraz, el letargo y la cotidianidad, y encarar así un nuevo carnaval, una re novada versión del ahorcado y una formar parte de una rejuvenecida versión de la cuadrilla.


ACPAXAPO

ELEMENTOS SIMBÓLICOS DEL CARNAVAL DE XALTOCAN Filemón Hernández Zambrano Dentro de la tradición católica existe, una época en que son permitidas ciertas libertades como una forma de salida a las pasiones no gratas en espera de la Carnaval es una palabra que tiene su origen en el latín carne levare, elevar la carne, anteponer las pasiones carnales a los asuntos espirituales. El carnaval en sus manifestaciones básicas, aparece antes del establecimiento del cristianismo como una forma de afrontar la existencia. Entre griegos y romanos, especialmente entre estos últimos, existían ya celebraciones similares. Una de las características principales de esta celebración era la adaptación y personificación de un papel distinto al que comúnmente se lleva. Así que se acostumbraba vestirse con atuendos que suponían la adopción de una identidad distinta a la propia: un animal feroz, sagaz, fuerte o ágil; una deidad e incluso, utilizar ropas correspondientes al sexo opuesto. Es necesario aclarar que esto se daba especialmente entre varones; es decir, generalmente se acostumbraba, como todavía se hace ahora, que los hombres se vistieran con ropas femeninas. Entre algunas de las ceremonias pa

ganas adoptadas, en parte o en su totalidad, por el catolicismo podemos citar las que los romanos realizaban en los primeros días de Febrero para venerar a su díos Febrearius, encendiendo por las noches infinidad de candelas (antorchas). En este mes también se celebraba la fiesta de Lupercales; que consistía en que los hombres disfrazados de lobos y con látigos de piel golpeaban a las mujeres estériles suponiendo que, de esta manera, quedarían preñadas durante el transcurso del año. Entre las culturas prehispánicas se ha documentado el ritual en honor de Xipe Tötec, en el que, según algunos cronistas, se desollaba a un prisionero y un sacerdote utilizaba su piel como atuendo para realizar ciertas danzas rituales. Con la llegada de los españoles a los territorios de lo que entonces se llamó la nueva España, la tradición del carnaval, junto con muchas otras, fue impuesta a los originarios de estas tierras. No obstante, igual que sucedió con el resto de las costumbres y tradiciones adoptadas, adquirió en cada región características particulares. Estas características fueron una mezcla, por así decirlo, de elementos correspondientes a una y otra cultura. En Xaltocan, el carnaval consiste en la realización de una serie de bailes ejecutados por un grupo no del todo defini

do, al que se denomina cuadrilla de huehuenches. Se trata otras comunidades. Se hacen acompañar de una banda de música y se caracterizan por Algunos de ellos van disfrazados de mujeres, por lo que son asediados con frecuencia por los demás huehuenches, que se empeñan en bailar con ellos, al mismo tiempo que simulan un cortejo, un intento por seducirles. Los demás integrantes de la cuadrilla utilizan diversos disfraces: de soldado, de doctor, 27 de danzante azteca, de populares personajes de televisión. Pero la mayoría utiliza atuendos de gorilas, hombres lobo y demás personajes similares. Estos disfraces se componen de una especie de overol hecho con telas sintéticas de diferentes y llamativos colores, que asemejan un abundante pelambre, así como una máscara de grotescas facciones. Mientras bailan, los huehuenches hacen sonar sus chicotes, especie de látigos artesanales elaborados con lazos y la tierra en repetidas ocasiones, al mismo tiempo que lanzan gritos de alegría que emiten ruidos para asustar a quienes les observan, especialmente a las mujeres y a los niños. Estos bailes inician el domingo anterior al miércoles de ceniza, aproximadamente al medio día en la plaza del pueblo.


ACPAXAPO

Se realizan después en las principales calles, para regresar a la plaza, aproximadamente a las ocho de la Los días lunes, martes y miércoles por la mañana, la cuadrilla continúa con sus danzas en otras comunidades, para regresar el día miércoles por la noche a la plaza de Xaltocan y realizar, como cada año, la representación del Ahorcado, nombre peculiar, sobre todo si consideramos que al condenado no se le ahorca. Hace muchos años, esta representación recibía el nombre de La cuelga del huehuenche, que era un nombre mucho más adecuado. Esta consiste en escenificar la ejecución un 28 condenado a muerte, uno de los huehuenches de se van entendiendo mientras la representación se desarrolla. Aparecen también su esposa, próxima viuda, un sacerdote que confiesa al condenado, un soldado y los demás integrantes de la cuadrilla, que desempeñan el papel de público. El condenado es llevado a rastras por el sacerdote, o por algún otro huehuenche, al que se apoya en una sencilla estructura echa con tres vigas de madera, dos de las clavadas en el suelo a una distancia un poco menor a la longitud de la tercera viga; esta última es amarrada, a manera de travesaño, en la parte superior de las otras dos. Una vez allí, el sacerdote comienza a confesar al condenado, quien se muestra renuente a externar sus

pecados, poniendo en duda la rectitud y honradez del sacerdote. Entre tanto, ambos personajes se insultan, profiriendo palabras altisonantes, albures y demás expresiones folklóricas, de manera que hacen reír al público con sus ocurrencias. La esposa del condenado interviene de vez en cuando, manifestando con estridentes lamentos la pena que siente por la y continuas infidelidades. Mientras el condenado se confiesa, recibe un chicotazo por cada pecado manifestado y debe subir un peldaño de la escalera. Cada vez que expresa una falta, saca a luz muchos dedos chismes que han sido secretos a voces en el pueblo durante os últimos meses. Critica a las autoridades locales y municipales hace de los políticos también expresiones utilizadas en los medios de comunicación, sobre todo en la televisión. A la par de la confesión va dando a conocer su testamento, evidenciando en este punto los litigios por tierras, los despojos y los abusos que en esa materia se han vivido en el pueblo. Finalmente llega al travesaño, se monta sobre él y se le retira la escalera. Una vez arriba, el condenado realiza una serie de simulaciones de caídas, que ponen nervioso a más de uno entre el público. Se ubica al centro del travesaño y es entonces cuando el soldado entra en acción. Con una escopeta preparada para la ocasión, realiza un disparo en dirección del sentenciado, quien se fin-

ge herido mientras continúa con sus contorsiones. Luego de un par de minutos, el soldado vuelve a disparar. El condenado simula haber recibido este segundo disparo, queda colgado de cabeza durante algunos instantes y luego se descuelga mediante una soga atada al travesaño. Al llegar al suelo los demás huehuenches lo rodean, toman su cuerpo inerte y con él a cuestas corren hacia la iglesia del pueblo, perdiéndose en la oscuridad y terminando así, la representación, el carnaval y disolviendo, por esta ocasión, la cuadrilla. Como hemos visto, la forma en que se celebra el carnaval queda explicada, por lo menos en parte, por los ejemplos antes citados. El disfraz y la utilización del látigo (chicote) pueden explicarse por las costumbres romanas. Sin embargo, aquí aventuraremos una explicación con base en las creencias prehispánicas. Coatlicue (la de la falda de serpiente) era la diosa de la fertilidad, ella dio a luz a Huitzilopochtli, el díos más trascendental de los aztecas. Así interpretarse como una forma de buscar e invocar la fertilidad de la tierra, hecho que se realiza además en el mes anterior a aquel en que se lleva a cabo la siembra. Queda por explicar la costumbre de representar el ahorcado o cuelga. Algunas de las fuentes que relatan la muerte del Tlatoani Cuauhtémoc son los Códices, tales como el Mapa de Tepechpan, el manuscrito Maya-


ACPAXAPO

Chontal, el Códice Vaticano Ríos, el Códice Tlapa, el Códice Aubin o 1576, así como los trabajos de los cronistas Ixtlilxochitl y los españoles Juan Cano, Motolinia, Duran y Torquemada, Martín Ecatzin, así como sus propios ejecutores Cortés y Bernal Díaz. Luego de la caída de Tenochtitlan y el tormento a Cuauhtémoc, Cortés sale combatir una incipiente sublevación. Llevo consigo a todo un cortejo con los principales prisioneros temiendo que se organizará un levantamiento contra el invasor. Cuauhtémoc con sus pies deformados por los tormentos recibidos: aceite hirviendo, fuego directo e inmersión en brazas ardiendo; fue conducido por junto al ejército español y sus aliados. También iban prisioneros los integrantes de su consejo (los huehues). Durante el viaje, Cuauhtémoc es acusado de conspiración. El año Chicome-Calli (siete casa, 1525) el martes de Carnestolendas, fue sometido a juicio, junto con sus acompañantes. Una vez condenado, Cortés hizo que Cuauhtémoc se confesara con Fray Juan de Técto, antiguo confesor de Carlos V, y puso a escuchar la confesión a doña Marina, y a un soldado que dominaba varios idiomas nativos del Anáhuac. Ni el sacerdote ni el soldado le transmitieron lo dicho por Cuauhtémoc, y habiendo dialogado algo que se ignora con la Malinche, Cortés mando colgar a ambos. Las

diferentes fuentes señalan que traslado para rendirle honores. antes de ahorcarlo se le martirizó con fuego en la cabeza, se le golpeó con garrotes, fue aperreado, decapitado y su cabeza clavada en una Ceiba. Además de Cuauhtémoc otros catorce principales corrieron con la misma suerte De acuerdo a algunos relatos Cuauhtémoc permaneció 13 días colgado bocabajo. Entonces un grupo de chontales que se separaron de la expedición de Cortés cuidaron de honrar los restos mortales de Cuauhtémoc. Desarrollaron las ceremonias correspondientes a un gran héroe para que su cuerpo fuera disecado, sus carnes llevadas por las aves del viento, quemaron los restos y después elaboraron el 29 bulto mortuorio con hojas aromáticas y finas tilmas, para hacer un recorrido clandestino por mas de 40 días hasta el lugar donde nació Cuauhtémoc, donde fue enterrado su ombligo. Con base en el relato anterior podemos sugerir que la celebración de la cuelga (o ahorcado), puede advertirse una deformada representación de la ejecución de Cuauhtémoc. Pues en ella intervienen, el sentenciado, una mujer, un sacerdote y un soldado; personajes claves en la confesión y ejecución del caudillo mexica. Los huehuenches pueden representar a los integrantes del consejo que acompañaban al tlatoani y el rescate del cuerpo, así como el viaje hacia la oscuridad, serían ejemplo de la recuperación de los restos de Cuauhtémoc y su


ACPAXAPO

RESEÑA HISTÓRICA DE NEXTLALPAN Juan Manuel Begines Juárez Adrián Mauricio Rodríguez Díaz Es el año de 1820, las campanas del templo de santa Ana Nextlalpan, todas las mañanas llaman a misa, su eco se extiende por todos los rincones de la comarca, cubierta en gran parte con las aguas del lago el que es surcado por varias canoas de personas que todas las madrugadas acuden a pescar ajolotes, ranas, acociles, carpas; otras van de caserías para traer patos o chichicuilotes; algunas mas cortan a la orilla del lago tule para los petates; en sus casas los habitantes 30 viven felices; a diario observan en el horizonte la salida del sol iluminado las nieves eternas de el Popocatepetl e Iztacihuatl. El valle es hermoso, varios montes rodean el contorno entre ellos el cerro de la estrella o citlaltepetl y el cincoc. La naturaleza el prodiga tiene todo para el sustento diario de sus habitantes; los ahuehuetes aun existen agua dulce abundan en Molonco y Miltenco; Xaltocan y Tonanitla se abastecen de la que hacen llegar de las fuetes de Ozumbilla. La gente es fuerte, el murmullo del idioma es musical ya que la mayoría habla el náhuatl, también el otomí, muy pocos el castellano. La vida transcurre apacibles en estos lugares; por las tardes ya para llegar las noches

las familias se reúnen o reciben a los amigos de visita; y mientras el chubasco cae acompañado de poderosos relámpagos que con su descarga de luz iluminan el lago, alborotado por la copiosa lluvia, en medio del murmullo del croar de las ranas y el canto de los grillos las abuelitas platican alterando la charla con la suculenta cena que las mujeres de la casa han preparado sirviendo a la familia unos tlapiques de pescaditos aderezados con chile y xoconoxtli, el plato fue guisado en un exquisito pipián, el atole de masa o de maíz endulzado con miel es la delicia de los niños. Pues bien la plática de papá grande, versa sobre los orígenes del mundo que de eso tiene memoria ya que sus antepasados tuvieron gran cuidado de transmitírselo. Así los jóvenes oyeron contra las proezas de los grandes guerreros vueltos leyenda; y también de la fundación de sus pueblos. Ahora toca a nosotros un escenario distinto recordar a grandes, rasgos la historia de esta tierra de ceniza, del Nextlalpan que persiste gracias a sus hijos, a los ciudadanos que día con día a través de todos los tiempos han sabido engrandecer con sus actos en el trabajo, en el estudio, en el gobierno a este municipio que no pocas veces manos

extrañas han de las noches de los tiempos surge el legendario Xal tocan. A la destrucción de tula llegan a territorio Xaltocameca un grupo importante de Toltecas del culto Nonohualcas. Alrededor del año 1064 el Tlatoani de Xaltocan permite que Yáotl se asiente con su gente en los lugares conocidos como Acuitlapilco que del náhuatl al español se dice: en el rincón del agua, en la punta o cola de la laguna o del agua; Ecatitlan, en el lugar del aire; Nextlalpan, en el suelo de ceniza; Miltenco en la milpa; Atenanco, en la muralla o recinto del agua o de la laguna; Atocan, raña de agua; Molonco, en donde mana le fuente; también otros lugares que con el tiempo desaparecieron como: Atescaltengo, Zacayohualco, Tlatilulco, Izayoc, Ayacac, Tlamelahuacan, Coatlan, Palantlan, Tenango, Tianguistonco, Tultenco, Caltenco, Huexoyohualco, Tlatiltenco, Tlacatecpan y Anenesco. Así quedaron asentados esa parte de toltecas en las tierras de de sus productos. Así pasaron los años y entonces Xaltocan se convierte en un señorío bien establecido ya que en 1208, Xólotl de estirpe chichimeca casa a su hija Xihuaxochitl con Chiconcuautli, noble señor otomí quien recibe a su esposa y a su dote matrimonial que consistió en las


ACPAXAPO

extensas tierras de Xaltocan; este vasto señorío tuvo gran poder y prevaleció hasta el año de 1395, Cuando Xaltocan fue vencido por los chichimecas de Cuautlitlan; el poderío Otomí de Xaltocan había terminado en estas tierras pero la etnia otomí no acabó, ellos se fue ron a Meztitlan; y a fundar Otompan (lugar de los otomíes), hoy Otumba, en 1435 la triple alianza formada por Texcoco, Tenochtitlan y Tlacopan, coloniza Xaltocan y a sus calpullis o barios con gente de Texcoco, Tenochititlan y Acolman; esos colonos implantados en esos lugares y siendo ya Xaltocmecas arraigados a su tierra defendieron con su vida la libertad y su honor; mas las armas superiores de los españoles los vencieron en el mes de febrero de 1521. La época colonial fue cruel y despiadada, las consecuencias del vasallaje casi los extermina a causa de enfermedades, epidemias, esclavitud y malos tratos, a tal grado que en todo el territorio solo habían quedado 420 tributantes; aun en los años de 1700 a 1800 la población total oscilaba entre 1000 y 15000 habitantes. Como bien sabemos los españole se enseñorearon de estas tierras por más de 300 años. Tiempo después llego la independencia de los mexicanos, otra vez los Xal

tocamecas y Nextlalpenses participaron en la lucha por la causa, sus nombres se perdieron en el anonimato. En el aspecto político, en época temprana de la colonia, los españoles instauraron el sistema de gobierno local formando la llamada república de indios en substitución de los Tlatoanis. El calpulli o disolvieron pronto; ahora eran los llamados gobernadores, alguaciles, mandones y caciques, los que impartían justicia; así llegaron al siglo XIX. La gente de Nextlalpan estaba informada de la promulgación de la constitución de Cádiz que fue jurada por primera vez en 1812; y derogada en 1813; esta seria puesta en vigor nuevamente en 1820; los políticos Nextlalpenses solicitaron se les dotara de los trámites se aceleraron a partir del 14 de junio y así ya para el 31 de julio de 1820 acudía a esta población el enviado del intendente Don Ramón Gutiérrez del marzo para fundar el primer ayuntamiento constitucional denominado “De la doctrina de San Miguel Xaltocan”, mismo que quedo compuesto por los pueblos de Xaltenco, Tonanitla y Xaltocan. El primer ayuntamiento quedo integrado por los ciudadanos Antonio Bernabé Sánchez Enciso como primer alcalde; Marcos Antonio Domingo Mariano; Juan

de los remedios, Gregorio Espinoza y Tomas Villlanueva. Xaltenco paso a ser alcaldía de segundo voto; Xaltocan y Tonanitla tuvieron derecho a elegir sus regidores de acuerdo a la población que tenían, siendo así que Nextlalpan quedó como uno de los primeros 65 municipios que surgieron poco antes de ser fundado el Estado de México, el que a su vez fue erguido en 1824; y ser nombrado tiempo después como gobernador el ciudadano Melchor Múzquiz quien reconoció a los 65 Ayuntamientos ya 31 establecidos, entre ellos Nextlalpan y los confirma como municipios de México independiente en el año de 1826.


ACPAXAPO

Av. Ayuntamiento esq. AV. Juárez s/n, Barrio Central, de F.S.S. Edo. Méx, Tel. 49116871 49116872 e-mail: enextlalpan@hotmail.com mail: nextlalpan@ hotmail.com Tel./Fax: 49115151


ACPAXAPO


ACPAXAPO Revista Virtual