Issuu on Google+

Prologo: Has pensado alguna vez, ¿que el mundo no es lo que miramos? Haz pensado si acaso, ¿no estamos solos? La respuesta esta para aquel que observa sin cesar su entorno, pues es obvio que existen cosas y seres que no podemos explicar. Nuestra historia comienza en un día normal de verano, cuando un joven se levanta para ir a dar un paseo, el cual acostumbraba a dar todas las mañanas. Mujer de mediana edad: Miguel, ¿puedes comprar pan al regresar? Miguel: Si mamá… ¿necesitas algo más? Madre de Miguel: Mm... si por favor tráeme… Hombre de mediana edad: Carla no le pidas nada más si hoy en la tarde iremos al supermercado, con el pan estará bien. Carla: Mateo de todas formas, necesito jugo para el almuerzo o pretendes tomar agua solamente. Mateo: Esta bien, pero Miguel no te demores mucho, ya que tengo hambre. Miguel: como digan, pero del supermercado me tendrán que traer algo rico solo para mi (cierra el ojo derecho y levanta la mano con el pulgar levantado). Miguel sale de su casa rumbo a la plaza que se encontraba a unas cuatro cuadras de su hogar. Al llegar a su destino se sienta en el pasto y levanta su cabeza para ver el cielo, cuando derepente algo cae en sima de el, Miguel se asusta y empuja lo que aya caído en su estomago, al mirar detenidamente lo que empujo vio que era su amiga de la infancia. Miguel: por que me asutay así Amanda, ¿no vey, que estaba tranquilo? Amanda: Jajajajaja, siempre te asustay por todo, eres un miedica, jamás cambiaras, pero dime Miguel… ¿en que pensabas? Miguel: ¿Y quien dijo que pensaba en algo? Amanda: Por favor tienes la misma manía de mi papá, cada vez que miran el cielo es por que están pensando en algo. Miguel: … ¿no te puedo engañar nunca, cierto?, en fin, pensaba en como seria volar. Amanda: … ¿no teniay alguna cosa menos cliché para pensar?, jajajaja, ya tonto pesado dime la verdad. Miguel: (mirando nuevamente el cielo), me preguntaba si algún día las cosas cambiaran. Amanda: ¿como es eso de, “las cosas cambiaran”? Miguel: es censillo, me refiero a que si algún día todo seria diferente, por decírtelo de un modo más simple, ¿te imaginas si todo dejara de ser tan pacifico?; guerras, muerte y quien sabe que otras cosas. Amanda: … Miguel se te escaparon los enanitos pal el bosque. Miguel: (mira a Amanda, se levanta y comienza a caminar) Amanda: Miguel ya no te enoji, pero debes de admitir que es algo loco de pensar… ya po Miguel dime algo. Miguel: no te preocupi, no me enoje, es solo que debo comprar pan y jugo para el almuerzo.


Amanda: a bueno… ¿pero por que no me respondiay menso? Miguel: no se jajajaja Amanda: si el no va a saber jmm… pesao nomás, ¿vas donde la señora Carmen? Miguel: si, ¿por que? Amanda: para acompañarte po mensito para que más va a ser Miguel: Hola señora Carmen, ¿como le ha ido? Sra. Carmen: Hola Danilito, me ha ido muy bien gracias, ¿y a ti, como esta la mamá? Miguel: bien gracias, hay esta como siempre con problemas por no ir al supermercado. Sra. Carmen: que va a necesitar. Miguel: un kilo de pan y 2 bolsitas de jugo Sra. Carmen: ¿de que sabor? Amanda: (mientras Miguel compra Amanda comienza a ver la televisión, en la cual muestra un boletín informativo sobre unos desmanes ocurridos en el centro de la ciudad). Miguel: Ami, ¿ya nos vamos? Amanda: Sip vamos Ambos jóvenes dicen al unísono: hasta pronto señora Carmen Miguel: Ami, ¿Que veiay tan afanada en la tele? Amanda: ¿a? nada, solo era un boletín informativo sobre unos edificios dañados en el centro y que las autoridades no se explicaban el por que ni el como se dañaron. Miguel: wow, ¿te parece si mañana vamos a verlos? Amanda: Esta bien vamos, pero en la mañana ya que en la tarde esta haciendo demasiado calor. Miguel: muy bien entonces mañana nos juntamos en el metro a las 9 de la mañana, yap me voy pa mi casa, hasta pronto. Amanda: hasta pronto. Al llegar a casa Miguel, entrega a su madre el pan y las bolsitas de jugo y luego se sienta a ver televisión con su padre. Mateo: ¿Como no saben que fue lo que hizo esas atrocidades por Dios? Carla: (desde la cocina), es obvio que antes de terminar el día sabrán que o quien hizo eso, ya que murieron personas en ese atentado. Miguel: ¿Cómo? ¿Un atentado? Mateo: si, así fue o al menos esa es la explicación más lógica. Miguel: chuta, ¿y no se sabe nada más al respecto? Mateo: aparte de que cerraron todos centros comerciales y lugares de alta concurrencia, nada más. Carla: en otras palabras tu papá se acaba de safar como siempre de ir al supermercado. Mateo: Ya si esta vez i vamos a ir pero ahora surgió esta payasá Miguel: bueno como sea quizás como dice mamá, mañana todo este solucionado. En la noche aun se recibían informes sobre el atentado, pero esta vez se recibían reportes de atentados realizados en varios puntos de la capital. Los padres de Miguel empezaron a preparar las cosas para irse al campo donde vivía su abuela. De pronto se escuchan unos golpes en la puerta.


Carla: Miguel por favor, habré la puerta que debe ser tu hermana. Miguel: si mamá (abre la puerta y ve a una pareja de jóvenes), Hola Daniela, hola Pedro; pasen. Daniela: ¿mamá ya están listos? Carla: ya casi mi niña, solo falta terminar de preparar algo de comida para el camino y nos vamos. Miguel: papá, mamá voy a despedirme de la Ami y vuelvo, no tardare. Miguel corre rápidamente para ver a Amanda, pero en el camino una explosión lo derriba De la nada aparece Amanda y levanta a Miguel para sacarlo del lugar Amanda: Miguel despierta tenemos que salir de aquí, vamos menso despierta. Miguel: (comienza a abrir los ojos y ve el fuego naciendo del punto en que se origino la explosión). De pronto frente a ellos un ser con alas de murciélago desciende. Miguel y Amanda impactados por lo que ven, no mueven ni un solo músculo. El ser mira hacia el cielo y extiende sus alas preparándose para emprende el vuelo, de la nada una esfera de luz cae en picada directo hacia el ser, pero este las intercepta con una guadaña, desde un punto en el cielo, un ser con alas de ave, que con una espada luminosa apuntan al ser con alas de murciélago. Ser con alas de murciélago: ¿No te parece demasiado esto David?, ¿cuantas más vidas deben perecer antes de que pueda arrebatarte la tuya? David: jmm las que sean necesarias para acabar contigo Dramiel, ¿no lo crees? Dramiel: los Ángeles de tu casta están destinados a perecer por siempre y yo seré el que lleve acabo ese designio de los antiguos. David: por favor ya ríndete, proyecto de demonio (El ángel desciende en picada hacia el demonio) Dramiel: (haciende enseguida para interceptar al ángel) De pronto el ángel es derribado y el demonio se deja caer encima de el, con el filo de la guadaña apuntando el cuello del ángel. Dramiel: jmm ya estas acabado pide perdón por tus… David: (sonríe) y gira la cabeza hacia donde se encontraban los jóvenes y con su mano apuntándolos carga una esfera de energía Dramiel: ¿que crees que vas a hacer? David: si no me dejas ir los matare, tu eliges Dramiel: maldito Ángel de mierd… David: A a a… no puedes decir esa clase de palabras jajaja Dramiel: vete, pero la próxima vez, no correrás con la misma suerte. David: jajaja la próxima vez, tu serás el que este abajo (se levanta y desaparece).


El demonio se acerca a los chicos y extiende su mano para ayudar a Miguel a levantarse. Miguel observa detenidamente al demonio y logra divisar algo extraño, el demonio vestía una especie extraña de sotana sacerdotal y en su mano derecha tenia entrelazada una cadena con una cruz. Miguel por un impulsó que no logro contener, pregunta al demonio. Miguel: ¿que clase de demonio eres tu?; por que no simplemente mataste a ese ángel, suponía que ustedes reclamaban las vidas de las personas, no que las salvan. Dramiel:… es típico que la gente cree eso, bueno más que típico es lógico, ya que es la única verdad que conocen, bueno me presentare, soy un demonio redimido, en otras palabras, soy un mensajero de la luz, antiguamente era como tu creías, pero, por algo que sucedió hace mucho tiempo atrás decidí cambiar mi camino. Amanda: pero si eres un supuesto demonio redimido, ¿que hacías peleando con ese ángel si se supone que son del mismo bando o no? Dramiel: en realidad, no, ese era un Ángel caído, el sirve a la oscuridad. Miguel: de verdad esto es demasiado raro para mí. Dramiel: tampoco se les pide entender esta situación. Amanda: ¿y los incidentes que están ocurriendo por toda la capital son por esto? Miguel: ¿seguirán ocurriendo? Dramiel: si, los seres de la luz, se están enfrentando contra los de la oscuridad. Y si, lamentablemente, empezó la guerra y no será fácil detenerla Bueno me retiro y les recomiendo irse a sus hogares. Miguel: espera… y… Amanda: ¿te volveremos a ver? Dramiel: … creo que si, el echo de que me hayan logrado ver significa que el destino les tiene preparado algo importante en esta guerra. En cualquier caso si necesitan mi ayuda y si es para algo realmente de importancia, yo apareceré no lo duden, bueno ahora si me retiro, cuídense. El demonio desaparece, y los jóvenes sin lograr creer lo que han visto se levantan y despiden, esperando volverse a ver algún día. Miguel al llegar a su casa ve que su familia esta aterrada viendo la televisión, la madre de Miguel le dice que se van enseguida. El padre se levanta y termina de preparar el auto, su hermana se sube al auto con su marido, Miguel apaga la televisión y última imagen que se logra ver es la de un edificio colapsado. Los autos llegan a la casa de Amanda y los padres de esta se unen en su propio vehiculo. Desde el auto Valenzuela, Amanda hacia señas de saludo para Miguel el cual logra sonreír un poco.


Demoniode Dios