Issuu on Google+

CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN Trasfondo La formación de valores es imprescindible en la educación de los jóvenes. De ello depende la estabilidad emocional de los futuros hombres y mujeres de la sociedad. Una transformación de los parámetros éticos de los jóvenes es una necesidad grupal en la sociedad contemporánea. Mediante el desarrollo moral, los jóvenes adquieren criterios para lograr la armonía intrapersonal, interpersonal y transambiental. Consecuentemente y en forma integral, los programas educativos deben considerar en sus currículos la enseñanza de manera formal, de las experiencias relacionadas con la ética, la ley y la responsabilidad cívica y democrática que debe poseer todo ciudadano (López y Quiles, 1991). Hidalgo (2000) señala que el tema de los valores ha sido, es y será siempre un asunto fundamental, trascendente y de actualidad permanente para la educación en particular, y para la sociedad en general. Sostiene además, que la actualidad exige del rompimiento de viejos paradigmas educacionales a la luz del surgimiento de las llamadas universidades sin fronteras, hijas de la alta tecnología electrónica. Esta modalidad universitaria surge como consecuencia de la Internet, y de las facilidades de acceso a la más novedosa información de cualquier tipo. De ahí que se hace pertinente el desarrollo de currículos que atiendan las necesidades del juicio moral con respecto de la información presentada en la Internet. Almacellas (2002) argumenta que la transmisión de conceptos axiológicos [valores] ya no puede hacerse, como en antaño, por vía informativa, apoyada solamente en el criterio de la autoridad del educador. Indica


Exposición a la Internet y el juicio moral Almacellas que los jóvenes sólo aceptan aquello que ellos mismos descubren y

2

comprueban. Cualquier enseñanza que no les llegue mediante una pedagogía de la experiencia la sienten como un atentado a su libertad y, por consiguiente, la rechazan de inmediato (Paniego, 2002). El interés por el comportamiento ético y el desarrollo moral de los jóvenes se manifiesta de manera creciente en diversos ámbitos de la esfera social. Entre estos ámbitos sociales, se ha resaltado con frecuencia el carácter moral de la educación y de la necesidad de que la institución escolar promueva de forma eficaz la educación moral o la formación de determinados valores en los alumnos de todos los niveles educativos (Barba, 2002). Por otro lado, se ha de considerar el impulso global que han tenido las tecnologías de la informática. Los medios de comunicación masiva se han integrado de una manera u otra en la vida de los seres humanos. Al respecto, señala Márquez (2004) que a mediados del siglo XX, y con la invención del ordenador, o lo que comúnmente se denomina como la computadora, se consolida una nueva rama del saber conocida como la informática, que estudia formas eficaces y eficientes de procesar la información con medios automáticos. Menciona Márquez que en la década de los ochenta (1980) y con la aparición de los ordenadores personales (potentes, manejables y a precios asequibles) se produce una rápida difusión de los sistemas informáticos (hardware y software) que a su vez inducen importantes transformaciones en la organización del trabajo y en la sociedad en general. Consecuentemente, es por lo que en los ámbitos económicos-laborables estos medios son los más afectados. Es aquí donde se aprovechan, de manera más exhaustiva, las funcionalidades de estos instrumentos tecnológicos. Márquez menciona, por ejemplo,


Exposición a la Internet y el juicio moral la rapidez y la fiabilidad del proceso de la información, la interactividad y la

3

automatización de trabajos, la capacidad de almacenamiento, la versatilidad y el bajo costo, entre otros. De tal manera, que en forma paulatina el uso de la tecnología se extiende a casi todas las actividades humanas (procesadores de texto, y gestores de base de datos, entre otros) que incluyen el ocio, tal como los videojuegos, y la formación, por medio del acceso a las bases de datos y a softwares o programaciones educativas. Es por esta razón que Fainholc (2004) declara que la sociedad de la información se caracteriza por la centralidad del conocimiento, debido a que éste se convierte en la materia prima del desarrollo socioeconómico y cultural. Por lo que señala Marquès (2004) que de todas las nuevas tecnologías, es la Internet la que tiene un mayor potencial revolucionario. Permite realizar a distancia y en cualquier momento muchísimas de las actividades que antes requerían presencialidad. Además, la Internet facilita los desarrollos de nuevas actividades, muchas de ellas enriquecedoras de la personalidad y de los estilos de vida, hasta ahora imposibles e incluso impensables. Por otra parte, esta nueva realidad comunicativa-digital del siglo XXI conocida por medio del lenguaje C++ como el lenguaje de las siglas www, es lenguaje de recién incorporación al mundo del saber. Las implicaciones éticas sobre el uso y el manejo de estas tecnologías comienzan, al presente, a ser analizadas. Es decir, el aspecto axiológico de los medios comunicativos digitales, virtuales y presenciales, y sus posibles consecuencias en la formación de juicios morales en el ser humano se encuentran en pleno desarrollo. Sobre las implicaciones éticas, Dolado (2004) descubre que la mayoría de los estudiantes entrevistados par su estudio consideraron que un curso en ética informática es


Exposición a la Internet y el juicio moral 4 imprescindible para la formación del usuario de la Internet. Sin embargo, según el estudio citado, el 50% de su muestra opina que no se producirán cambios en las valoraciones éticas y de juicio moral después de recibido el curso. De manera que, el uso de la Internet y de la información que allí se accede pudiera enfrentar al usuario con diversas situaciones. Entre ellas, cabe destacarse y analizarse detalladamente las consecuencias sociales y el posible efecto de estos recursos en el juicio moral de los usuarios. Es por lo que señala Quintero (2006) que es necesario buscar alternativas a las nuevas necesidades educativas de los estudiantes. Las realidades contemporáneas con respecto de las tecnologías de la información y de la comunicación exigen reflexionar sobre los procesos y los contenidos curriculares. Específicamente, menciona Quintero que en el proceso de revisión curricular se le debe dar prioridad a los procesos que se dan en las escuelas superiores. Esto es así, ya que los estudiantes de las escuelas superiores están próximos a formar parte en los procesos de pertenecer a las filas del trabajo o a la inmersión en la educación superior. Por ende, tal situación presupone un conocimiento y un dominio de las tecnologías de la información y de la comunicación. Por otro lado, los programas educativos de una manera o de otra buscan satisfacer la necesidad de desarrollar seres humanos comprometidos con la adquisición y el desarrollo de valores, conceptos y juicios morales. También pudiera ser cierto que de alguna manera estos esfuerzos resulten inútiles, por la continua exposición de los jóvenes a diferentes medios masivos tecnológicos tales como la televisión, la radio, y la Internet, entre otros.


Exposición a la Internet y el juicio moral 5 Con la intención de explorar esta situación, se propone la investigación de los siguientes objetivos: estudiar la exposición de la Internet por género y su influencia sobre el juicio moral de los estudiantes de cuarto año de las escuelas superiores urbanas de Puerto Rico; describir las características (tipo, tiempo, intensidad y género) de la exposición a la Internet que han tenido estos estudiantes; y establecer la relación entre el juicio moral y la exposición a la Internet que puedan evidenciar. Además, se propone evaluar si existe relación entre el uso de la Internet por los estudiantes y la percepción que puedan tener los padres, con relación al uso y al manejo de la Internet por parte de sus hijos.

Planteamiento del problema En una sociedad dinámica la accesibilidad a la información mediante los medios tecnológicos es posible que ocasionen modificaciones en los paradigmas del juicio moral de sus integrantes. En la actualidad, toda aquella persona que tenga acceso a la Internet tiene ante sí una variedad de información. A través de la Internet, es posible el acceso a datos que anteriormente eran difíciles de visualizar o eran accesibles a unos pocos (Vigil, 2004). Por otro lado, los aspectos morales pueden verse modificados por la exposición a la Internet en los estudiantes adolescentes. La influencia a este tipo de exposición requiere de un estudio profundo y formal dada la proliferación de este medio y el cambio de paradigmas sociales. Sobre este particular menciona Buscarais (2002) que hoy por hoy, a pesar de la creciente pluralidad de realidades sociales que conforman la sociedad, que ha puesto la desaparición de seguridades absolutas, y a pesar de la convivencia de


Exposición a la Internet y el juicio moral 6 diferentes modelos de vida, todos ellos legítimos, no parecen que hayan motivos suficientes para sentirse satisfechos del tratamiento de la educación moral que se ofrece en los escenarios escolares. Por lo tanto, explorar la influencia entre la exposición a la Internet y su relación con variables afectivas como lo es el juicio moral, crea una problemática social en la educación de los participantes de un sistema educativo. Es por ello que Monereo (2005) señala que en los albores del siglo XXI una nueva generación se desarrolla a la sombra de las tecnologías de la información y de la comunicación. Podría estarse hablando de una generación de nativos tecnológicos, que cada vez a más temprana edad, reciben la mediación de distintos dispositivos de comunicación basados en la tecnología digital. Así que, Monereo sostiene que los jóvenes nacidos a finales del siglo XX y, especialmente durante el principio del siglo XXI, se han desarrollado en un entorno altamente tecnológico. Esta tendencia se demuestra por parte de esta generación por la forma natural en que utilizan las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Para estas nuevas generaciones, estos aditamentos tecnológicos son como cualquier otro electrodoméstico, y muy pronto aprenden a jugar con ellos, a hacer amistades, a informarse, y en definitiva, a pensar a través de la pantalla de un ordenador o con la mediación del mismo. Esta investigación pretende analizar el impacto que ha tenido, si alguno, el acceso por los jóvenes puertorriqueños a la exposición a la Internet en sus procesos de juicio moral. Se investiga si existe o si no existe relación significativa entre la exposición a la Internet y el juicio moral. Además, se identifica la percepción que tienen los padres sobre el uso y el manejo de la Internet por parte de sus hijos. Es decir, de qué manera los


Exposición a la Internet y el juicio moral padres están enterados o concientes del manejo que le dan sus hijos a la red de

7

información. El estudio tiene además como objetivo explicar cuán seguros se sienten los padres con respecto de cómo manejan sus hijos la información publicada en los lugares que éstos acceden. De tal manera, que la percepción que tengan los padres sobre el manejo de la Internet puede establecer en la investigación una confirmación positiva o negativa, con respecto de los planteamientos que señalen los hijos.

Propósito del estudio El inicio del siglo XXI se caracteriza por la alta penetración de la información a través de la Internet en los diversos renglones de la sociedad. Es por lo que menciona Lamo (2004) que sin duda el impacto de los ordenadores y de sus conexiones a través de redes es enorme. Es decir, las consecuencias en cuanto al proceso de la digitalización de la información ha impactado directamente los renglones de la cotidianidad social del individuo. Sería un ejercicio improductivo considerar los procesos económicos, profesionales, y académicos, entre otros, sin las conexiones a la red informática de la Internet. Así mismo, resulta imperativo considerar de qué forma, si alguna, la información mediante la exposición a la Internet ha cambiado o ha influenciado sobre la forma de pensar y de actuar de las personas. Es un proceso prudente analizarlo. En ese sentido, señala Canteras (2004) que la era de la información, generada a partir de una acelerada revolución tecnológica de la informática y de las tele- comunicaciones, ha provocado también la emergencia de un nuevo paradigma. Es necesario entender las relaciones humanas que desafían frontalmente las pautas de organización hasta ahora conocidas por


Exposición a la Internet y el juicio moral 8 las sociedades tradicionales. De modo tal, que la exposición a la información a través de medios como la Internet ha traído como consecuencia una moralidad distinta para enmarcar las creencias e interpretar el juicio moral. Al respecto, menciona Canteras, que efectivamente, ya no existen creencias ni valores comunes, ni realidades culturales comunes para transmitir generacionalmente de manera inefable, sino múltiples valores y creencias que, a través de una diversidad de símbolos y comportamientos, ritualizados de modos muy diferentes, generan un sincretismo cultural difícil de interpretar en los términos ortodoxos del pasado.

Justificación La formación del ser humano, desde su dimensión emocional, requiere de estructuras dirigidas para generar la toma de decisiones. A su vez, la toma de decisiones, así como sus estructuras, están contenidas en lo que es el juicio moral de los jóvenes de un grupo social. Por otro lado, estos parámetros éticos-sociales traen nuevos paradigmas éticos-comunicativos. Por ejemplo, Montuschi (2006) menciona que la Internet ha creado posibilidades a nivel global que no estaban antes disponibles ni, para los individuos ni para las organizaciones, por lo que han surgido nuevas cuestiones éticas que afectan las relaciones humanas. El acceso a la información ahora es instantáneo, a través de diferentes medios, tal como lo es la Internet. Sobre la particularidad de la exposición a medios tecnológicos por los jóvenes, menciona Vigil (2004) que en una reciente encuesta realizada en los Estados Unidos de Norteamérica por el Instituto Nielsen, se muestra que los niños pasan más horas frente a la televisión que ante los maestros. En concreto, los niños en edad pre-escolar ven un promedio de cincuenta y cuatro (54) horas de televisión


Exposición a la Internet y el juicio moral 9 por semana, que es más del tiempo transcurrido por el padre en el trabajo o por los hermanos en las clases. Antes de ingresar en la escuela de párvulos, el niño en edad preescolar ha digerido ya de 3,000 a 4,000 horas de televisión, y cuando abandonan la universidad han estado más horas ante la pequeña pantalla que en las clases (Vigil, 2004). Por otro lado, con respecto a la exposición a la Internet un estudio realizado por la organización Enough- Enough (2004) señala que nueve de diez jóvenes entre las edades de ocho a dieciséis años han visto pornografía en la Internet, de modo accidental, mientras hacían sus tareas. La investigación de Enough- Enough (2004) cuya población consistió de cuatro millones de niños y niñas entre las edades de siete a diecisiete años, que recorren la red de la Internet muestra que el 29% daría fácilmente su dirección de casa, y el 14% daría fácilmente su dirección e mail, si se la piden. El 89% de solicitudes sexuales de jóvenes fueron hechas en los chats o por medio de los mensajeros. A finales del mes de agosto de 2006, se publicó en un periódico de Puerto Rico que dos niñas entre las edades de doce y trece años desaparecieron supuestamente al irse con adultos con quienes establecieron comunicación con la red cibernética (El Nuevo Día, 2006). Arias (2003) menciona que las generaciones jóvenes ya no viven hoy exclusivamente en el ámbito educativo o familiar. Viven cada vez más, de manera directa o indirecta inmersos, en la televisión interactiva, los teléfonos celulares, las computadoras y la Internet, por lo que son atraídos por las nuevas conductas y las nuevas formas de convivencia. Es por esta razón, que se puede establecer que los jóvenes de este tiempo presente están expuestos como nunca antes en la historia de la humanidad, a diferentes fuentes de información a través de medios tecnológicos computadorizados heterogéneos.


Exposición a la Internet y el juicio moral 10 Frente a esta realidad, es necesario medir el impacto que tiene la Internet en la adquisición y el apoderamiento de los juicios morales entre estos jóvenes o una población representativa de éstos. Una de las tareas de la ética es determinar la esencia de los problemas morales de cada época, y evidenciar las insuficiencias de la moral y los conflictos de valores, para buscar sus determinantes y permitir que las nuevas ideas morales puedan ser reconocidas por la sociedad, estimuladas y llevadas por la educación a la apropiación por el individuo (Lesmes, 2006). Por tal razón, es que se hace necesario que se estudie y se determine qué cambios pueden crearse en los procesos del juicio moral entre los jóvenes que se exponen a la red de información de la Internet. Pero, a la vez, es factible relacionar si de alguna manera los jóvenes que utilizan la red adquieren juicios morales diferentes o semejantes a los que no hacen uso de la Internet. Sobre este nuevo paradigma informático, y sus posibles consecuencias en el ámbito moral, menciona el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (2002) que el cambio que hoy se ha producido en las comunicaciones supone, más que una simple revolución técnica, la completa transformación de aquello a través de lo cual la humanidad capta el mundo que le rodea y la percepción que verifica y expresa. El constante ofrecimiento de imágenes e ideas así como la rápida transmisión de la información, realizada de un continente a otro, tienen consecuencias, positivas o negativas al mismo tiempo, sobre el desarrollo psicológico, moral y social de las personas, la estructura y el funcionamiento de las sociedades, el intercambio de una cultura con otra, la percepción y la transmisión de los valores, las ideas del mundo, las ideologías y las convicciones religiosas (Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, 2002). Por tal razón, el Pontificio Consejo para las Comunicaciones recomienda que las escuelas y las otras instituciones y


Exposición a la Internet y el juicio moral 11 los programas educativos para niños y adultos deben proporcionar formación educativa, con vistas al uso inteligente de la Internet como parte de una educación completa para el empleo de los medios de comunicación, que no sólo incluye la capacitación técnica, las primeras nociones de empleo del ordenador y otros conocimientos, sino también la adquisición de una capacidad para evaluar de modo informado y sagaz los contenidos de esta información tecnologizada. Por otra parte, Reynal (2001) menciona que uno de los mayores peligros de la humanidad actual se halla en el uso de los instrumentos, en los aparatos, en las máquinas, en la técnica, en lo que ha creado el ser humano y que lo ha convertido en esclavo de los mismos. De manera, que los medios electrónicos, considerados poderosos y útiles pueden convertirse en instrumentos peligrosos, en la medida en que no se considere un enfoque humanístico- tecnológico para el empleo de los mismos. Se requiere el desarrollo del juicio moral y el respeto a la dignidad humana a través del uso de los diferentes medios informáticos disponibles (Area, 2005). Es por esta razón, que existen en el mercado de la cibernética diferentes productos dirigidos a filtrar la información que se accede a través de la exposición a la Internet. Sin embargo, este tipo de controles o filtros no son invulnerables. Galo (2003) señala que no hay forma de garantizar que todo material indeseable sea absolutamente filtrado. Estos sistemas sólo ayudan a minimizar la posibilidad de que los usuarios estén expuestos a material de contenido inmoral. Es decir, que el uso de la tecnología para custodiar los posibles efectos sobre el juicio moral de los jóvenes, no es totalmente invulnerable. Para ilustrar esta concepción, en el portal delitosinformáticos.com (2006) que dirige la licenciada en Derecho Noelia García, se hace referencia de diferentes tipos de actos


Exposición a la Internet y el juicio moral 12 cometidos contra la dignidad del ser humano a través de estos medios. Se presentan actos que van desde el robo de propiedad intelectual hasta la propagación de virus que afectan el funcionamiento de las computadoras infectadas. De manera que, todo aquel que está expuesto a la Internet, tiene las posibilidades de ser impactado por algún tipo de material perjudicial a la dignidad del ser humano. Por otro lado, la incorporación de los padres y de las madres en este estudio se considera fundamental para ampliar la visualización del análisis del juicio moral de los jóvenes adolescentes. Philip (1997) señala que la familia, por consecuente los padres y las madres, son las principales influencias socializadoras que obran sobre los adolescentes. Esto significa que la familia es la principal transmisora de los conocimientos, las actitudes, los roles y los hábitos que una generación pasa a la siguiente generación. Por medio de la palabra y del ejemplo, los padres y las madres moldean la personalidad de sus adolescentes y le infunden modos de pensar y formas de actuar que posteriormente se vuelven habituales. Sin embargo, expone el Ministerio de Educación de la República Argentina (2005) que el problema de los riesgos de la Internet es un tema no sólo para padres sino también para, docentes, no docentes y demás miembros de las comunidades educativas. Por lo que señala el Ministerio, se desprende que la falta de basamento científico sobre el consumo de productos culturales digitales, no permite poder establecer las consecuencias reales de la exposición a la Internet. Victoria (2004) dice que en México los educadores y los padres se encuentran preocupados por los posibles efectos del uso de la Internet. Como puede observarse, la preocupación que tienen los padres es real y está generalmente difundida en los diversos países. Sin embargo, la evidencia científica al


Exposición a la Internet y el juicio moral 13 respecto es escasa. Por lo que esta investigación sirve y contribuye para demostrar los datos obtenidos con respecto de lo que conocen los padres y de lo que hacen sus hijos en el mundo virtual del ciber-espacio. Por esta razón, esta investigación pretende medir de manera científica si en efecto o no, existe una relación significativa entre la exposición a la Internet y los procesos del juicio moral. De tal forma, este estudio puede realizar recomendaciones conducentes al uso y al manejo de la red informática, de manera eficiente, efectiva, aceptable y juiciosa entre los jóvenes, sin perder de perspectiva la labor formadora de la educación, además de exhortar al desarrollo de currículos donde se le de prioridad a las actividades que fomenten el juicio moral y la ética informática en la Internet. Preguntas de investigación Las siguientes preguntas de investigación se derivan del problema de este ejercicio investigativo. Las preguntas de investigación están dirigidas a estructurar el estudio y a servir de guía para los análisis estadísticos de los datos. Las preguntas de la investigación son las siguientes: 1. ¿Cuál es la percepción de las estudiantes féminas de escuela superior de Puerto Rico en términos de la exposición a la Internet? 2. ¿Cuál es la percepción de los estudiantes masculinos de escuela superior de Puerto Rico en términos de la exposición a la Internet? 3. ¿Cuál es la percepción de los padres y de las madres de los estudiantes de escuela superior pública de Puerto Rico respecto a la exposición de sus hijos a la Internet?


Exposición a la Internet y el juicio moral 14 4. ¿Cómo pueden compararse entre la percepción del uso académico de la Internet, estudiantes de escuela superior pública de Puerto Rico y el de los padres y las madres de los mismos? 5. ¿Cómo puede compararse entre la percepción del uso personal de la Internet, estudiantes de escuela superior pública de Puerto Rico y el de los padres y las madres de los mismos? 6. ¿Cómo puede compararse la estratificación del juicio moral según Lind y Kohlberhg identificada en los estudiantes de escuela superior de Puerto Rico? 7. ¿Qué relación existe entre la exposición a la Internet y el juicio moral de acuerdo con el género de los estudiantes de escuela superior pública de Puerto Rico?

Hipótesis Esta investigación tiene como objetivo explorar si existe relación significativa entre las variables exposición a la Internet y el juicio moral. La población a estudiar está compuesta por estudiantes de cuarto año de escuelas superiores urbanas de Puerto Rico escogidos al azar. Las siguientes son las hipótesis de investigación:

Ho1 - No existe relación significativa entre el juicio académico y la exposición a la Internet según los hijos, padres y madres. Ha1 - Existe relación significativa entre el juicio académico y la exposición a la Internet según los hijos, padres y madres. Ho2 – No existe relación significativa entre juicios personales y la exposición a la Internet según los hijos, padres y madres.


Exposición a la Internet y el juicio moral 15 Ha2 – Existe relación significativa entre juicios personales y la exposición a la Internet según los hijos, padres y madres. Ho3 - No existe diferencia significativa entre los estudiantes de acuerdo con el género en las escuelas superiores urbanas de Puerto Rico en los estadios de juicio moral. Ha3-

Existe diferencia significativa entre los estudiantes de acuerdo con el género en las escuelas superiores urbanas de Puerto Rico en los estadios de juicio moral.

Ho4 - No existe relación significativa entre el uso de la Internet y su influencia en el juicio moral de acuerdo con el género en estudiantes de escuela superior pública de Puerto Rico. Ha4 - Existe relación significativa entre el uso de la Internet y su influencia en el juicio moral de acuerdo con el género en estudiantes de escuela superior pública de Puerto Rico.

Definición de términos A continuación se presentan las definiciones conceptuales de la investigación. El propósito es conceptualizar y relacionar al lector con los términos que se utilizan en este análisis, de tal forma, que sirva para el lector como guía de interpretación y aclaración. 1. Internet Este servicio o utilidad se refiere al servicio de información en red. La Internet es una telaraña con millones de documentos interconectados a través de palabras o imágenes sensibles. El formato de la mayor parte de la información que se halla en la red es hipertextual, lo que permite al usuario saltar de una información a otra, de manera transparente y sencilla. Esta información tiende a ser presentada de manera atractiva y flexible. Ofrece varias opciones de navegación tanto en un mismo


Exposición a la Internet y el juicio moral 16 documento como fuera de él, con enlaces a otros textos, sonidos, imágenes, mapas, videos, y animaciones, que convierten cualquier búsqueda en una especie de hipermercado hipermedia, en cuyo recorrido se guarda los diversos productos que después se pueden consumir. La Internet rompe con las barreras del espacio y del tiempo. Permite el acceso instantáneo a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento. La red informática permite acceder a todo tipo de géneros discursivos, lo que la convierte en una fuente de información compartida que permite el anonimato, tanto de quien lee un documento como de quien lo produce. Se mide su uso a través de un instrumento diseñado por el investigador, y validado por un panel de expertos (Diccionario de la Computación e Internet, 1999). 2. Exposición a la Internet La exposición al medio de la Internet es la manera o modo determinado, continuado y habitual de obrar de un estudiante al acceder al servicio informático de la red cibernética. Para este estudio, la exposición a la Internet se refiere a la cantidad de tiempo que se expone el individuo al servicio de la Internet, y los lugares o direcciones a las que accede durante este tiempo (Reynal, 2001). 3. Juicio moral El juicio moral son las estructuras que se utilizan para mantener la armonía intrapersonal, interpersonal y con el medio ambiente. Para fines de esta investigación, se adopta la teoría de Kohlberg. Se define el desarrollo del juicio moral en términos de movimiento o de paso de un estadio al siguiente. Los estadios morales son estructuras de juicio moral o razonamiento moral. Son estructuras sobre la prescripción, sobre las reglas o los principios que obligan a actuar porque la acción se considera moralmente correcta. Afirmar que los estadios morales se definen por la forma del juicio moral, implica distinguir entre la estructura del juicio y su contenido.


Exposición a la Internet y el juicio moral 17 El razonamiento empleado que lleva a cabo una toma de decisión define la estructura del razonamiento moral (Woolfolk, 1999). La estructura hace referencia, por tanto, a las características generales de forma, modelo u organización de respuestas. Es un sistema de leyes transformacionales que organizan y gobiernan las operaciones del razonamiento, con lo cual la estructura se define como la organización formal de las operaciones del razonamiento. La decisión tomada ante un conflicto moral es el contenido del juicio moral. Cabe señalar que el contenido que se estructura en cada uno de los estadios morales es cognoscitivo, formal y universal. Es cognoscitivo al los juicios morales justificarse con razones. La optimización del juicio se refiere al tipo de razonamiento aducido, y no al contenido implicado en tal raciocinio. Por lo tanto, los estadios definen criterios de razonamiento. Exponer principios generales por los cuales han de permitir en cualquier situación y a cualquier individuo derivar las normas concretas que se considere a más adecuadas. En segundo lugar, el contenido es formal porque el desarrollo del juicio moral no hace referencia al contenido, sino al tipo de razonamiento. Es universal porque los estadios no se ocupan de normas concretas, sino de principios generales y de criterios de razonamiento. La forma de razonamiento moral es igual para todos los individuos y en todas las culturas. Las diferencias que se dan entre ellas se deben a la multiplicidad de contenidos concretos y de puntos de vista culturales. Ello no afecta la forma de razonamiento por estadios, que es la misma en todas las culturas. De lo dicho, se infiere que el estadio en que se encuentra una persona se define por el razonamiento


Exposición a la Internet y el juicio moral 18 moral. Para medirlo, se utiliza la prueba de definición de criterios (Moral Judgment Test, diseñado y validado por Georg Lind, 2005). 4. Estudiantes Se refiere a alumnos de uno u otros géneros que participan en el estudio. Las edades fluctúan entre los diecisiete (17) a los diecinueve (19) años. Son estudiantes de cuarto año de escuelas superiores urbanas de Puerto Rico. Señala la Ley #149 denominada: Ley Orgánica del Departamento de Educación, según enmendada en el año 2002, que el estudiante es la razón del sistema educativo. Las labores de la escuela girarán alrededor del estudiante, punto de partida y meta de la gestión educativa. Por lo que la escuela organizará sus ofrecimientos y parte de la idea de que cada estudiante es una persona con necesidades, aspiraciones y aptitudes singulares (Ley # 149, 2002). 5. Escuela Superior En el contexto educativo en el que los estudiantes participan de experiencias educativas dirigidas a encaminar al alumno en la toma de decisiones con respecto a su futuro, ya sea a través de continuar estudios universitarios o mediante la adquisición de un trabajo formal. Los grados educativos están compuestos de décimo, undécimo y decimosegundo. La matrícula la componen estudiantes de ambos géneros cuyas edades fluctúan entre los catorce años y los diecinueve años. Según menciona la Ley # 149 del 30 de junio de 1999, Ley Orgánica del Departamento de Educación de Puerto Rico, las escuelas superiores pueden ser del programa regular, vocacionales, vocacionales con ofrecimientos post- secundarios o especializadas. Las escuelas post secundarias son escuelas tecnológicas con ofrecimientos académicos vocacionales, técnicos y de altas destrezas universitarias y no universitarias. Las escuelas se clasificarán con arreglo a un sistema de categorías


Exposición a la Internet y el juicio moral 19 basado en el nivel de sus ofrecimientos, la naturaleza de sus programas y la amplitud de su matrícula. Están dirigidas por directores de categorías equivalentes. Para efectos de esta investigación, se consideran exclusivamente las escuelas superiores urbanas con grados diez, once y doce que están localizadas en las áreas urbanas puertorriqueñas y que cuenten con una programación escolar general. La población específica que se pretende estudiar en este ejercicio está compuesta por estudiantes de cuarto año, de ambos géneros.


Exposici贸n a la Internet y el juicio moral

20


Capítulo I