Page 1

SINTESIS Número 28 // Edición Especial Año del Bicentenario // Octubre de 2013 // Precio: $ 25

D

E

H

I

S

T

O

R

I

ALMACENES DE RAMOS GENERALES GÉNESIS DEL COMERCIO DE LA REGIÓN

Los museos y las ciencias sociales en la escuela ”América: a 521 años de aquel 12 de octubre”

A


EDITORIAL Después de treinta años Aunque parezca insólito, transcurrieron treinta años de las elecciones del 30 de octubre de 1983, en las que Ricardo Alfonsín ganara la presidencia democrática después de varios años de oscura dictadura, y recién ahora se logró establecer una ley democrática de servicios de medios de Comunicación Audiovisual que sepultara la vieja ley del COMFER. Y se logró con diversas trabas puestas por un grupo monopólico que se resistió (y se resiste) a aceptar las reglas de juego de la democracia. El final ha sido el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que se conoció a fines de octubre, justo cuando celebramos esas tres décadas de democracia ininterrumpida. Con sobresaltos que no fueron solucionados con golpes de Estado, sino con actitudes propias de la democracia. Aunque en apariencia esta ley favorezca al gobierno actual, en el fondo, fallo supremo de por medio, favorece a la democracia. Al decir favorece al gobierno actual significa que es una batalla ganada al grupo mediático al cual se encuentra enfrentado. Y eso no debe confundir, es decir, no se trata de que si se está a favor de la ley de medios se está a favor del gobierno. De hecho, la Corte Suprema, ha tratado de encontrar razones para tal decisión, y se advierte que no es un fallo tirado de los pelos. Estas instancias, este debate y lucha judicial que se producen en democracia, no deben asustar ni obligar a tomar partido por uno u otro bando. Pues mas allá de los resultados, lo importante es saber que contamos con las herramientas democráticas para buscar soluciones a los conflictos sociales. Y esto se ha logrado con la semilla que se plantó allá en 1983, cuando los ciudadanos confiaron en el voto para expulsar a los dictadores del poder. Y mucho antes con los que resistieron a la dictadura con las concecuencias de la guerra de Malvinas. Quizás las generaciones que no vivieron la dictadura o la transición democrática no alcancen a valorar los logros presentes, porque no tienen forma de comprobar las diferencias, a no ser por la historia, por los relatos del ayer, que vienen a suplir muchas veces esa experiencia de vida que marca y que ayuda a pelear con convicción contra los poderes que amenazan a la democracia. Es difícil para los jóvenes de hoy ponerse en la piel de aquellos que cumplieron con el Servicio Militar Obligatorio, o de quienes su vida corría peligro por portar algo relacionado con la izquierda política (aunque sea un pensamiento), o de aquellos que por tener el pelo largo eran llevados por alguna fuerza armada, demorado, y regresados a la calle con el pelo corto. El cercenamiento de ciertas libertades individuales de aquella época puede resultar hilarante si se piensa que puede ser aplicado hoy en día, pero en aquél pasado habitab en esa delgada línea en la que la vida y la muerte dependían de los que detentaban el poder. En fin, sin asustarse por las contiendas del presente, es bueno recordar y celebrar esa fecha que hace treinta años nos devolvió la democracia.

César Ríos

STAFF DIRECTOR César Ríos PRODUCTOR GENERAL Diego Ovejero diegoovejero@gmail.com

PRODUCCIÓN HISTÓRICA Centro de Estudios Históricos del Carcarañal historiadoresdelcarcaranal@gmail.com

COORDINACIÓN Prof. Pablo Sapei psapei@gmail.com

COLABORAN: Lic. Marisa Pasquin Dra. Griselda Tarragó Lic. Analía Gauna Prof. Mabel Borga Roberto Colimodio Galloso Beatriz Moreno de Murray Lic. Sebastián Alonso Prof. Miguel Angel Piagentini Prof. Ricardo Celaya Lic. María Eugenia Astiz Prof. Graciela Rodriguez Ernesto Ciunne IMPRESIÓN Helemm Impresiones S.R.L. Colón 1968 - San Lorenzo - Santa Fe ES UNA PUBLICACIÓN DE Dzyan Ediciones Dr. Poucel 1078 San Lorenzo Provincia de Santa Fe Tel.: 03476 - 423771 comercial@periodicosintesis.com.ar www.periodicosintesis.com.ar


4 > > > SINTESIS DE HISTORIA

06.

30. 40. 50. 56.

46.

SUMARIO 06. 12. 14. 18. 20. 22. 26. 28.

Almacenes de ramos generales, su génesis Por Prof. Pablo Sapei El primer almacén del Espinillo Por Lic. Sebastián Alonso “Los Gorini” Por Prof. Pablo Sapei Almacenes en Fray Luis Beltrán Por Prof. Pablo Sapei Los comercios en el Pueblo Paganini Lic. Mabel Borga Almacenes y comercios en Roldán Por Beatriz Moreno de Murray Casa Schneider y Compañia Por Lic. Marisa Pasquin Almacenes en Aldao Por Prof. Ricardo Alberto Celaya

30. 36. 40. 44. 46. 50. 54. 56.

América: 521 años de aquel 12 de octubre de 1492 Por Lic. Prof. Juan Nóbile Colón y su arribo al nuevo continente Por Prof. Pablo Sapei Los Museos y las Ciencias Sociales en la Escuela Por Lic. Prof. Analía Gauna La historia de San Lorenzo desde sus Periódicos Por Roberto Colimodio Galloso Grupos domésticos Tobas (QOM) Por Prof. Graciela Rodriguez Sobre Rieles Por Ernerto Ciunne San Lorenzo 1935 Por Miguel Piagentini y Ricardo Celaya San Roque, Patrono de Capitán Bermúdez Por Sebastián Alonso


SINTESIS DE HISTORIA < < < 5


6 > > > SINTESIS DE HISTORIA

LOS ALMACENES DE RAMOS GENERALES GÉNESIS DEL COMERCIO DE LA REGIÓN Por Prof. Pablo Sapei

H

umildes predecesores de los pomposos centros

rroviarios, frente a las estaciones, o en los empalmes, al

comerciales, articuladores de la vida social y

ser el ferrocarril el transporte más económico y popular

económica de la pampa Argentina, hoy subsisten en la

para la época.

memoria de los viejos pobladores o como herrumbres

La mayoría de sus clientes fueron las personas asa-

testimonios de un tiempo de colonos. Los “Almacenes

lariadas que no poseían tierras y los pequeños propie-

de Ramos Generales”, herederos de las antiguas pulpe-

tarios, que generalmente contaban con escasos recur-

rías, impusieron su impronta a una época comercial que

sos, muchas veces comprometidos por malas cosechas

se extendió por mas de medio siglo, convirtiéndose en

o los bajos precios del cereal y que tendrán necesidad

verdaderos puntales del crecimiento de los “noveles”

de crédito. Por ello, van a ser los dueños de estos alma-

pueblos del sur santafesino. Tanto en Capitán Bermú-

cenes los que correrán con el riesgo de otorgar présta-

dez como en Fray Luis Beltrán, funcionaron importantes

mos a los productores agropecuarios para la compra de

almacenes como “20 de Septiembre”, “Almacén Central”

alimentos, calzado, ropa, semillas, herramientas, entre

o “de Regodesebes. y Belgrano afrontar sus campañas

otros productos, ya que el sistema bancario aún no esta-

libertadoras.

ba implementado. Dichos almacenes fueron llamados así por la varie-

Introducción

dad de rubros comerciales que abarcaban. Comenzaron a surgir alrededor de 1880 y se convirtieron en verdaderos puntales de crecimiento de los pueblos.

Los denominados “Almacenes de Ramos Generales”,

Casi siempre fueron locales amplios y provistos de

fueron emprendimientos surgidos a finales del siglo

todo lo necesario para abastecer a una sociedad volcada

XIX, al calor del proceso de colonización y fomento de

a la actividad rural. Con el correr del tiempo se convirtie-

la inmigración extranjera, e impulsado por las transfor-

ron en ámbitos de reunión, sobre todo para los hombres,

maciones socioeconómicas que generaba la expansión

en los cuales se compartían bebidas, juegos, además de

y consolidación del modelo agro exportador en nues-

informaciones políticas, sociales, culturales, etc. Fueron

tro país. Su denominación provenía de la gran variedad

centros emblemáticos en lo que se reflejaba un estilo de

de rubros comerciales que abarcaban. A mediados del

vida característico y donde se desarrollaron gran parte

siglo XIX, estos nuevos espacios de sociabilidad de las

de las relaciones sociales que se cimentaban.

comunidades rurales, vinieron a reemplazar a las anti-

Por ello, en este avance de pocas páginas en torno a

guas pulperías, surgidas en el Río de la Plata en tiempos

un programa de trabajo que aún está en ciernes, hemos

coloniales.

optado por delinear algunos trazos de uno de los tantos

Bautizados con el apellido de sus dueños, que en mu-

almacenes de ramos generales que nutrieron el surgi-

chos casos terminaba opacando al nombre de fantasía

miento de los pueblos santafesinos. Nuestra primera

que pudiera ostentar, cada pueblo o paraje de esta vasta

mirada, descansará en el surgimiento de un almacén de

llanura cobijó a estos emprendimientos comerciales. De

ramos generales en la actual ciudad de Capitán Bermú-

allí que se hayan ubicado generalmente en los cruces fe-

dez. Mas es preciso dejar en claro, que este relato es solo


SINTESIS DE HISTORIA < < < 7

una ínfima parte de un proyecto de investigación, que

financieros y sociales), que se extendieron mas allá de

concebido desde la multidisciplinariedad y la integra-

los límites de su localidad.

ción, desea analizar a los Almacenes de Ramos Genera-

Los almacenes, en síntesis, constituyeron ese espacio

les, como articuladores de la vida económica y social del

público y privado de interacción en el cual las relaciones

sur santafesino, no solo al interior de cada comunidad,

humanas de la campaña se cimentaron, transformán-

sino también con Rosario como eje radial; en el cual se

dose en centros emblemáticos de un modelo social y

cuentan arquitectos, historiadores, arqueólogos y antro-

de un esquema de producción que, algunos tipificaron

pólogos, han decidido tomar como punto de partida, el

como “La pampa gringa”.

departamento San Lorenzo y dos ciudades del mismo: Roldán y Capitán Bermúdez. Esta elección descansa, entre otras cosas, en la importancia que tuvieron los ferro-

Sus genes: la pulpería

carriles (El Central Argentino, en lo referente a Roldán,

Si debemos buscar sus antecedentes, de seguro que

el ferrocarril Fives Lille o Santa Fe, en el caso de Capitán

nos toparíamos con las “pulperías”, aquellas casas de

Bermúdez).

abasto, donde tenían todo para vender y que fueron tan

“Los almacenes se ubicaban estratégicamente, frente a la estación del ferrocarril o en el cruce de caminos”

Se toma como parámetros temporales para el estudio,

características de la campaña bonaerense y de toda la

una fecha de inicio, que a modo de mojón en el camino,

América hispánica en los tiempos de la colonia y de la

se inicia en 1880, fecha en la cual comenzó a proyec-

primera mitad del siglo XIX. Ya en marzo de 1600, el ca-

tarse el modelo agroexportador y, con éste, el auge de

bildo porteño impuso una multa a un pulpero por haber-

las casas de ramos generales: y una fecha de cierre, en

le vendido vino a indios y negros. El origen de la palabra

derredor del año 1948, cuando por medio de una dispo-

es variada y tiene varias corrientes: según la Real Acade-

sición nacional se fomentó la creación de cooperativas

mia Española, el vocablo es un americanismo derivado

y cambian las reglas de juego en cuanto a la comerciali-

de la palabra “pulpo” y que significa “tienda donde se

zación de cereales.

venden diferentes géneros para el abasto”. Pero la co-

Es evidente que estas casas de ramos generales, lo-

rriente mas aceptada, plantea su origen en la creencia

graron intercambios comerciales que modificaron la

de que en estos establecimientos se vendieran “pulpos”,

vida interna de las localidades donde se establecieron,

cuando en realidad se vendían “pulpas” de fruta. Tam-

creando de ese modo diferentes vínculos (económicos,

bién están aquellos que sostienen que la palabra es una


8 > > > SINTESIS DE HISTORIA

variante de la pulquería, lugares del México Colonial en

entre los clientes.

el cual se expendía el pulque y que cumplía las mismas

El comienzo de la caída en desgracia de las pulperías,

funciones que en Sudamérica cumplieron las pulperías,

en especial las rurales de la campaña bonaerense pue-

y de ahí la confusión y una tercera opinión, quizás la

den hallarse en las disposiciones que desde el gobier-

mas simplona, que sostiene que como esos locales “te-

no se emanaban para combatir la llamada “vagancia” y

nían todo tipo de artículos, el encargado tenía que ac-

transformar paulatina, pero traumáticamente, al gau-

tuar con sus manos “como un pulpo” para cumplir con

cho en peón.

todos los pedidos.

Antes que su desaparición, fue una lenta agonía la

La pulpería podía estar instalada en el poblado o ciu-

que signó la suerte de las pulperías rurales. No obstante,

dad, indispensablemente en alguna esquina o podía es-

muchos de sus atributos, funciones y servicios, fueron

tar situada a campo abierto y ser propiedad del estan-

heredados por los comercios de Campaña: el fiado, el

ciero (refugio de sus peones y puesteros) o a la vera de

pago en especies y el adelanto de dinero, la oferta de

alguna huella o camino rural. En estas pulperías rurales,

servicios y de bienes prolongaron su vida bajo el umbral

donde en pequeñas estanterías se abarrotaban elemen-

del almacén de ramos generales

tos para vender (botellas de aguardiente, cajones de tabaco, tercios de yerba, fardos de cuero vacuno, etc. No podían faltar mesas y bancos en los cuales los parroquianos jugaran a las cartas, compartieran alguna bebida o se aprestaban a escuchar a un paisano tocando el changango.

Almacenes: Algunos apuntes generales Hoy ya no quedan almacenes. Solo sobreviven algunas despensas o granjitas barriales, arrinconadas por las

Todas las pulperías de campaña contaban con un

modernas pautas de consumo expresas en los grandes

mostrador de un metro de ancho como mínimo y una

centros de compras o en supermercados de diversos ta-

reja que se extendía del piso al techo, todo con el fin de

maños.

proteger al pulpero de los asaltantes y de las riñas que

Otros eran los tiempos en los cuales, plaza, iglesia,

se producían en el lugar, ya que era común que los gau-

estación y almacén eran las postales que identificaban

chos sostuvieran duelos criollos, por el amor de una mu-

como un DNI, cada pueblo, paraje o caserío de esta vasta

jer o cualquier otra rencilla personal, que se libraban con

geografía Argentina. Hoy, sus siluetas han sido ganadas

armas blancas (llamadas facones). Además de las activi-

por la herrumbre, por la soledad o el olvido; algunas re-

dades comunes a toda pulpería, también eran usuales

convertidas y muy pocas preservadas. Acercarnos a sus

los juegos de bochas, y la organización de carreras de

historias, es el camino que comenzamos a delinear en

caballos llamadas cuadreras, realizándose apuestas (lla-

estas páginas.

madas pollas) que habitualmente culminaban en peleas

Construcción antigua, sencilla pero sólida, paredes


SINTESIS DE HISTORIA < < < 9

sin revocar, frescas y vigorosas, sustentadas por grandes

Es que en ellos se podía encontrar de todo, desde ali-

ladrillos de arcilla cocida o de tierra apisonada, techos

mentos hasta artículos para sustentar los “vicios” (vino,

altos, pisos de madera sostenidos por tirantes que cru-

tabaco, naipes o papel para armar cigarros), pasando por

zaban de cimiento a cimiento, ocultando algún sótano

clavos, golosinas, ropa o muebles básicos . Muchos de

que actuaba a modo de depósito, ventanas y puertas de

sus carteles ostentaban en letra menor la frase “Anexo

dos hojas, angostas y descoloridas con gruesos picapor-

despacho de bebidas” , lo cual implicaba contar con pe-

tes de hierro, con una puerta de ingreso que presidía la

queñas mesas rectangulares de madera, diseminadas

esquina sobre la cual se desplegaba en ángulo recto, la

por el salón, que convirtieron al Almacén en ámbitos de

amplia superficie del almacén. Extensos mostradores,

reunión, sobre todo para los hombres, en los cuales se

estanterías inabarcables y cajones cerrados de made-

compartían bebidas (ginebra, caña etc.), juegos (truco

ra, de amplias tapas superiores rebatibles, destinadas a

especialmente), además de informaciones políticas, so-

cobijar yerba mate, azúcar, fideos, legumbres, sal fina y

ciales, culturales, etc.

gruesa, vendidas a granel, bordelesas o toneles, constituían el mobiliario básico de un Almacén.

Un ejemplo de la variedad de artículos posibles de ser encontrados en un almacén, podemos rastrearlo en el


10 > > > SINTESIS DE HISTORIA

testimonio que brinda Elvira Manzino, cuyo padre fue

recipiente o el vehículo que busca abastecerse; una ope-

titular de un almacén de ramos generales denominado

ración que debía repetirse tantas veces fuera necesaria

“Las Encadenadas” en la localidad de Villa Cañás. “Mi

hasta completar los litros requeridos por el cliente.

papá vendía ropa de trabajo para toda la gente de cam-

Como en una postal que se repetía, en cada uno de es-

po; botas, botines, el botín Patria, además había reme-

tos comercios, el caer de la noche o entrada la madrugada

dios para friccionar para el catarro, sombreros, pañuelos

(en aquellos almacenes con despacho de bebidas) pesa-

de gaucho, maletas para juntar el maíz, monturas para

das persianas de chapa acanalada o portentosos barrales

sulkys, recados, pecheras... Al empezar el verano y el in-

de madera, con sus ruidos característicos, marcaban el

vierno, iba una vez a Rosario y otra a Buenos Aires a ha-

final de la jornada. Casi todas las veredas eran de tierra,

cer compras de ropa, aceite italiano, pescado enlatado. A

pocas eran de ladrillos, al igual que los caminos y añosos

esto luego lo mandaban en tren; por ejemplo del molino

árboles (paraísos, en su mayoría) eran mudos gendar-

harinero enviaban cantidades de fideos en barricas de

mes del silencio que inundaba la noche y auspiciosos

madera:

los

testigos

de

moñitos, los

la

mostacholes.

que se ini-

También en-

ciaba,

viaban

temprano

por

mañana bien

tren un va-

ya,

gón de vino

el encargado

en

reiniciaba el

bordele-

cuando

sas. Al llegar

diario

ciclo

la

de

vida

carga, el

jefe

de

tación

la

es-

p u ebl e r i n a ,

nos

l ev a n t a n d o

avisaba y mi

las

persia-

papá la iba a

nas, abriendo

buscar en un

las ventanas

breque gran-

y pronto los

de. A partir del año 35 empezaron a venir los viajantes

árboles se aprestaban a su silenciosa función, cobijar

de las casas mayoristas de Rosario”

con su sombra a los vecinos, a los clientes, a sus sulkis,

Comercios que no solo brindaban a los colonos abas-

a sus caballos, en fin, a todos aquellos que buscaban el

tecimiento de comestibles o esparcimiento, también

amparo de su fresca sombra, especialmente en las calu-

proveían de los elementos necesarios para la produc-

rosas tardes de verano.

ción agrícola ganadera, contando entre sus dependen-

Caballos, sulkis o chatas trasladaban a los clientes

cias con un “corralón”, lindero en muchos casos, al edi-

hasta el comercio, ya sea para hacer las compras, com-

ficio principal. Allí se acopiaban cueros, granos o lana, o

partir alguna copa o asistir a los bailes que también se

se guardaban alambres, postes para alambrar, leños, etc.

solían organizar, por eso no era extraño, que aprove-

Galpones que también daban cobijo a los carros, los ca-

chando el cobijo que ofrecían los árboles situados en la

ballos o hasta un Ford A, con el cual se hacían repartos a

vereda, se colocaran palenques o argollas aseguradas al

los hogares de los clientes mas alejados o más antiguos.

piso, para atar a los animales, mientras duraba la per-

Algunos vendían combustibles, la nafta llegaba en

manencia en el local.

tambores y el contenido volcado en depósitos subterrá-

El movimiento comercial que exhibían los Almacenes

neos, situados al pie del surtidor, el cual con una altura

era importante y la clientela numerosa. Las cuentas se

que rondaba los dos metros y ubicado en el cordón de

arreglaban, en especial con los colonos o propietarios

la vereda, pegado al camino, necesitaba ser bombeado a

rurales, a fin de cada año, después de las cosechas. Los

mano. En la parte superior del surtidor, un depósito de

comercios mas importantes contaban con caja fuerte,

vidrio cobijaba al combustible, para su destino final, un

más la mayoría guardaba el dinero en un cajón y al fi-


SINTESIS DE HISTORIA < < < 11

nal de la jornada se “contaba el dinero” y se entregaba

me para luego encargarse de colocar los granos y carnes

en la oficina administrativa o “escritorio”, la inflación no

en el mercado internacional, negociando con las gran-

carcomía las mentes de los almaceneros, la libreta era

des exportadoras. La diferencia entre precios interna-

testigo de las compras y la honestidad y la palabra eran

cionales y lo pagado por el Estado se constituyó en el

el sello distintivo de las transacciones comerciales, cual-

sostén financiero del peronismo para llevar adelante sus

quiera fuera el monto.

políticas de promoción industrial y de subsidio social,

Sobre el particular, es importante rescatar la descrip-

educativo o sanitario.

ción que Carina Frid realiza en torno a la conexión entre

Este nuevo contexto impactó fuertemente en los sec-

colonización, redes comerciales, explotación agrícola,

tores que, hasta ese momento, habían actuado de nexo

en el cual afirma esta autora, que el sitial ocupado por

entre el productor y las exportadoras: los almaceneros

los Almacenes de Ramos Generales es de vital importan-

de ramos generales y acopiadores de cereales. Quienes

cia. “Los pioneros del comercio nucleado en los almacenes de

en muchas localidades del sur de Santa Fe constituían

ramos generales, cuyo listado encabezan los fundadores de

una sola entidad . Hasta ese momento, estos empren-

los mas perdurables y sólidos emporios comerciales del hin-

dimientos eran instrumentos basales de las economías

terland agrario de Santa Fe y sur de Córdoba diseñaron una

locales, ya que proveían a los trabajadores rurales víve-

exitosa producción mercantil destinada a potenciar la escala

res, herramientas, dinero en efectivo y almacenaban sus

y dimensiones del crédito a la producción y del negocio de

granos. A cambio, los productores se veían obligados a

intermediación agraria pampeana.”

entregarles la cosecha en forma de pago por las deudas

Posteriormente afirma: “las historias locales coinciden

generadas durante el tiempo de siembra. A partir del pe-

en señalar el carácter pionero de la instalación de negocios

ronismo, el estado absorbe el almacenaje viéndose obli-

generales, como avanzadas del gran comercio mayorista e

gados los acopiadores a alquilarles sus instalaciones.

importador de Rosario en los distritos de las colonias agrí-

Sobre el particular, sostiene Evangelina Tumini: “así la

colas, abriendo nuevos puntos de venta o hasta instalando

fuente de ganancia se ve alterada por la aparición del esta-

sus propias sucursales”

do como agente de comercialización. Lo que queda claro es

El final

que tanto durante los años de libre mercado como de intervención estatal, los productores se veían obligados a vender

La década del 40 marcará el final de los Almacenes

su producción al puesto impuesto por quienes gozaban del

de Ramos Generales, entendidos estos en su doble faz,

monopolio de la comercialización, ya sea almaceneros y aco-

como proveedor de insumos para la población rural,

piadores o bien el estado”

fundamentalmente, y como nexo comercial entre el productor agrario y los puertos de exportación. El ascenso del peronismo significará un cambio en las reglas de juego económico, con la puesta en marcha de un modelo sustentado en la promoción del mercado interno, el estímulo a la producción industrial y la intervención del estado como actor social regulador de las relaciones económicas, laborales y sociales. En lo concerniente al panorama económico y mas específicamente en lo que atañe a los ingresos que generaban la exportación agrícola ganadera, el Estado peronista, a través de la promoción del IAPI, monopolizará la comercialización y exportación de granos, amparándose en la bonanza de los precios internacionales, resultantes de la coyuntura que ofrecía la confrontación mundial. Política que se tradujo en la obligación de los productores agrícolas de entregar sus cosechas al IAPI, que como agente estatal, les imponía un precio unifor-

1) En aquellos tiempos las medidas que se utilizaban para la venta de artículos eran las siguientes: media arroba (8.065 litros), asumbre (2.02 litros) media asumbre (1.008 litros) cuartillo (0.0504 de litro) y medio cuartillo (0.252 de litro) 2) Pequeña guitarra hecha de madera de mala calidad y con pobre sonido, que normalmente se encontraba en la pulpería a disposición de quien quisiera “rasgar sus cuerdas”. 3) Se vendía además de lo ya mencionado, artículos de ferretería, talabartería, bazar, maquinarias agrícolas, materiales para la construcción, sulkys, carruajes, artículos de cristalería, librería, zapatería, armas, muebles, equipamiento para el campo, como por ejemplo alambres, postes, tranqueras, bebederos, etc. y otros artículos para las actividades rurales. 4) Algunos complementaban sus rubros con anexos de carnicería y/o panadería. 5) Elvira Manzino, testimonio extraído del artículo Almacén de Campo, publicado en la revista PAN 3 invierno de 1998 .www. villacan.com.ar/pan/rev3/almacen. html. 6) Aquellos almacenes que contaban con corralones, pudieron dedicarse no solo a proveer de materiales para el trabajo agrícola, sino también a comprar productos de la zona, convirtiéndose entonces en verdaderas barracas de acopio de cueros, cereales y/o lanas, que les permitía a sus dueños intermediar en el negocio de la exportación. 7) Frid Carina “Del puerto al almacén rural: circuitos comerciales y producción lanar en el sur de Santa Fe (1860-1890). Además afirma: “al mismo tiempo que los almacenes de ramos generales se multiplicaban en el espacio pampeano, se extinguía la pulpería asociada a la comercialización de bienes vinculados al predominio de la estancia del vacuno y del ovino, convirtiendo de este modo la actividad mercantil en epifenómeno de la producción agraria 8) Abundan ejemplos en numerosas localidades del sur santafesino, sur de Córdoba y norte de Santa Fe, en el cual familias de inmigrantes recién arribados al país, instalan un almacén de campaña, que a medida que progresa y se convierte en rueda de auxilio del productor agrario, anexará como actividad económica el acopio de cereales, con instalaciones para ese fin (silos, etc.) 8) Tumini Evangelina “Acopio de cereal y almacenes de ramos generales en el sur de Santa Fe (1880-1970) racionalidad empresaria y configuración del mercado regional” en II jornadas Investigaciones en la Facultad de Ciencias Económicas y Etadísticas. Noviembre de 2007.


12 > > > SINTESIS DE HISTORIA

EL PRIMER ALMACÉN DEL ESPINILLO Por Sebastián Alonso

E

n 1862, cuando se habilitó el nuevo camino a San

ven a trabajar como dependiente en el almacén de Juan

Lorenzo (actual Ruta 11), Vicente José Silva ins-

Riccheri durante 1868 y 1869. Suponemos que conoció

taló en su establecimiento del Espinillo (hoy ciudad de

a su esposa Domitila Silva visitando la Posta de Silva y

Capitán Bermúdez, en la manzana comprendida por las

se casó con ella en San Lorenzo, el 11 de noviembre de

actuales calles Entre Ríos, Celedonio Escalada y Puerto

1872. Como dote de casamiento, Silva le regaló al ma-

Rico) una posta que fue conocida como la Posta de Sil-

trimonio una casa al norte de la Posta, que pronto se-

va. En efecto, Vicente J. Sil-

ría bautizada como “Villa

va aprovechó la estratégica

Amador”, en homenaje a

ubicación de sus campos

Amador, el único hijo del

para levantar ese año una

matrimonio que nació en

posta para el descanso de

1874.

pasajeros, refrigerio, despa-

Además de sus activi-

cho de bebidas y recambio

dades comerciales y agro-

de animales. Es probable

pecuarias, Argumedo fue

que, además de las activi-

designado como teniente

dades propias de la posta,

juez de la Subdelegación

contara también con un

San Lorenzo y fue miem-

almacén, pero esto es solo

bro del colegio electoral

una hipótesis. Sería su yer-

en 1901. Fue también uno

no y paisano, el mendocino

de

Amador Eugenio Argume-

“Club Casino” de San Lo-

do, el que instalaría un al-

renzo en 1888 (luego “Club

macén en la Posta, del cual

Progreso”), e integró el

podemos decir que fue el

grupo de vecinos de Puer-

primer almacén en El Espi-

to General San Martín que

nillo, luego Juan Ortiz y después Capitán Bermúdez.

los

fundadores

del

solicitó al gobierno proFamilia Argumedo - Silva propietarios del primer Almacen del Espinillo

vincial la creación de una

Argumedo había nacido en 1849 en Mendoza y siendo

Comisión de Fomento en 1889. Amador Argumedo y su

muy joven se trasladó a San Lorenzo, luego del terremo-

esposa Domitila Silva de Argumedo, a instancias de Juan

to del 20 de marzo de 1861 en el que murieron su madre

Ortiz, cedieron, en 1886, una habitación de su propie-

y hermanos menores, y que también había arruinado la

dad para ser destinada a escuela. La primera escuela de

economía familiar. En San Lorenzo, entró siendo muy jo-

Juan Ortiz, entonces, habría empezado a funcionar en la


SINTESIS DE HISTORIA < < < 13

casa de Amador Argumedo, según la tradición familiar

nagre, bolsas de pimentón, sal y sal gruesa; cajas de café,

de quien estas líneas escribe.

barricas de yerba y barricas de azúcar. Figuran enlatados

El estudio de un expediente de un juicio que se con-

como “cien cajas de sardina”, salchichón, galletitas marca

serva en el Archivo del Museo Histórico Provincial “Dr.

“Emperador” y galletas; fideos, arroz, higos de Nápoles y

Julio Marc”, nos permitió descubrir un inventario del al-

“40 barras de jabón”.

macén de Argumedo, realizado en 1874 . Ha sido posible

El almacén proveía de pólvora y velas de sebo. En

de esta manera saber qué tipo de mercaderías se comer-

cuanto a elementos de bazar aparecen “seis lavatorios

cializaban en El Espinillo en ese entonces.

de loza, nueve escupideras, 2 jarras de loza, platos, loza,

Alimentos, bebidas, tabaco, ropa y herramientas, todo

jarros”. Aparecen inventariadas varias cajas de barajas

lo necesario para los modestos hábitos de consumo de

o naipes, siendo los juegos de cartas uno de los pocos

los habitantes de la campaña santafesina en El Espinillo,

entretenimientos de la época.

surge del mencionado inventario.

En cuanto a ropa y artículos de tienda fueron con-

Entre las bebidas encontramos la cerveza “Principa-

tabilizadas “piezas de tela bramante, piezas de lienzo, 25

do”, damajuanas de vermouth, vino y anís, cognac y toda

ponchos de algodón, pañuelos de lana, camisetas genovesas,

clase de bebidas alcohólicas, refrescos y botellas de li-

fajas y ligas de algodón, bombachas, pañuelos de la India,

monada, botellas de vermouth “Cinzano” y “una pipa de

medias de hombre y señoras, sombreros de castor, artículos

vino carlón”. Recordemos que “pipa” era una antigua me-

de mercería, 30 docenas de hilo carretel”. También se ven-

dida de volumen castellana equivalente a 437 litros. Para

dían jergones.

los fumadores, el almacén disponía de cigarrillos, tabaco

Suponemos que parte el mobiliario del almacén es-

y resmas de papel para cigarrillo, además de fósforos de

taba integrado por “balanza, mostrador, una mesa de pino

distintos tamaños.

con carpeta de hule y seis sillas y un espejo”.

En el inventario constan resmas de papel de estraza,

Desconocemos si este inventario es completo, pero al

que seguramente se utilizaba para envolver las merca-

menos hemos podido ilustrar a los lectores de cómo era

derías y resmas de papel para forrar.

el almacén del Espinillo en 1874, los hábitos de consumo

Aparecen también latas de aceite, damajuanas de vi-

de sus habitantes y poder compararlos con los actuales.


14 > > > SINTESIS DE HISTORIA

“LOS GORINI” UNA MIRADA SOBRE LOS ALMACENES DE RAMOS GENERALES EN TIEMPOS DE COLONOS. Por Prof. Pablo Sapei

H

umildes predecesores de los pomposos centros

padres y con tan solo 19 años de edad arriba a la Ar-

comerciales, articuladores de la vida social y

gentina. El comienzo del nuevo siglo lo encontrará en

económica de la pampa Argentina, hoy subsisten en la

la zona rural de San Nicolás de los Arroyos, realizando

memoria de los viejos pobladores o como herrumbres

tareas rurales.

testimonios de un tiempo de colonos. Los “Almacenes

El 12 de abril de 1902, en la ciudad de Rosario, José

de Ramos Generales”, herederos de las antiguas pulpe-

contraerá enlace con Carolina Ternardi, de origen lom-

rías, impusieron su impronta

barda como él. Carolina había

a una época comercial que se

nacido el 2 de febrero de 1882

extendió por mas de medio si-

en Bozzolo, provincia de Man-

glo, convirtiéndose en verda-

tua.

deros puntales del crecimiento

Hija de José Ternardi y Cata-

de los “noveles” pueblos del sur

lina Conti, con tan solo 13 años

santafesino. Tanto en Capitán

y en compañía de su madre,

Bermúdez como en Fray Luis

una tía y sus hermanos Josefa,

Beltrán,

impor-

Adela y Batista, dejarán su tie-

tantes almacenes como “20 de

rra natal para emprender un

Septiembre”, “Almacén Central”

largo y tortuoso viaje a Améri-

o “de Regodesebes.

ca. Los escasos recursos con los

funcionaron

que contaban solo le permitieALMACÉN “20 DE SEPTIEM-

ron llegar en barco hasta San-

BRE” de José Gorini

ta Catalina en Brasil, luego en

La historia de este almacén,

un tren de carga arribarán a la

es antes que nada un relato

Argentina, con una primera pa-

de inmigrantes italianos, con trazos de penurias, bagajes de

rada en Mendoza para desemJosé Gorini dueño del Almacén 20 de Septiembre

peñarse en la vendimia y luego

ilusiones, carencia de recursos, portadores de travesías,

llegarán a Rosario, para desempeñarse como arrendata-

impregnados de tristes partidas y esperanzadores arri-

rios rurales.

bos. Una tierra, un idioma, una historia quedaba atrás;

El joven matrimonio, tras trabajar arduamente y sin

un futuro, un sitio nuevo, un renacer se vislumbraba en

suerte como jornaleros rurales, recibe el ofrecimiento de

el horizonte.

Enrique Manfredini (casado con la hermana de Caroli-

El iniciador de esta crónica, llevó por nombre José Go-

na) para trasladarse a un campo cercano en calidad de

rini y vino a este mundo un 30 de abril de 1877 en la

arrendatarios o bien instalar un almacén de ramos ge-

comuna de Sommo, provincia de Pavia, en la Lombardia

nerales, en un local que este poseía en la zona conocida

Italiana . Sus padres fueron Luis Gorini y Raquel Corvi,

como Paraje El Espinillo, estación Juan Ortiz.

Carlos, Rosa y Elisa fueron sus hermanos. Junto con sus

Así fue que en 1909, José y Carolina, junto con sus


SINTESIS DE HISTORIA < < < 15

cuatro hijos Antonio, Adelaida, Enrique y Carlos estable-

de la antigua esquina del 20 en Villa el Prado, que queda-

cen un Almacén de Ramos Generales con el nombre de

ría bajo la propiedad de Augusto Badalotti inicialmente

“20 de septiembre”, en la intersección de Av. San Lorenzo

y luego pasaría a manos de la familia Alsina .

y Pellegrini, en el actual barrio de Villa El Prado .

La nueva ubicación, mucho más amplia y cómoda,

Un comercio que pronto se convirtió, junto a la es-

ocupaba la ochava de Mendoza (actual Presidente Perón)

tación del ferrocarril, en el centro de la vida social de

y camino nuevo a San Lorenzo (Ruta Nacional 11, actual

la novel población. Fue despacho de bebidas, escenario

Av. San Lorenzo) hasta casi la mitad de la cuadra. El fren-

de bailes y reuniones. Mabel Gorini, nieta de José, en un

te del inmueble, sobre Av. San Lorenzo, era ocupado por

trabajo aún no publicado, rescata los relatos familiares

el almacén, con sus paredes cubiertas de altas estante-

sobre aquellas ter-

rías y sóli-

tulias: “cuenta mi

dos mos-

padre que los días

tradores

jueves, sábados y

de made-

domingos

funcio-

ra, conta-

naba allí un salón

ba con un

de baile donde con-

depósito

currían los jóvenes

de

de las localidades

caderías

cercanas y de la

y un am-

zona rural. A las

plio sóta-

doce de la noche

no

se les servía choco-

cobijar las

late con vainilla a

La familia Gorini en la puerta de su almacén

mer-

para

bordele-

las mujeres, al tiempo que los hombres bebían cerveza,

sas de vino. Lindando con el negocio, se encontraba la

vino, caña o ginebra”. Luego agrega: “los carnavales eran

vivienda familiar, con un amplio comedor, dos habita-

otro motivo de gran festejo, se bailaba al son de una gran

ciones y un altillo donde tenían su dormitorio los va-

pianola, a la cual tras introducir una moneda y elegir la

rones. Una galería cubierta, tapizada por una parra de

pieza se le daba cuerda, permitiendo de ese modo que

cuyas uvas se elaboraba vino casero, unía la casa con la

los acordes llenaran el ambiente”. Una postal caracterís-

cocina, separado del resto se encontraban los sanitarios

tica, de aquellas noches, eran los caballos, sulkis y carros

y rodeándolo todo, un patio amplio, generoso y arbolado,

apostados fuera del negocio, a la vera del polvoriento ca-

con portón de salida sobre calle Mendoza y con una edi-

mino de tierra, que era la actual avenida San Lorenzo,

ficación en los fondos de la propiedad, en la cual vivía la

antes de ser pavimentada.

familia de Carolina (su madre y hermanos)

En 1928, al tiempo que formalmente nacía el pueblo

Los Gorini cumplían con todos los requisitos que de-

de Juan Ortiz, la familia Gorini traslada su comercio a un

bían reunir un un almacén de ramos generales, para

terreno próximo a la estación del ferrocarril, el almacén

ser considerado como tal. Además de alimentos, despa-


chaban bebidas, vendían materiales de construcción y artículos para el campo (semillas, herramientas, etc.), elementos de bazar, ferretería, portaban el primer surtidor de combustible en la puerta de su negocio , vendían carbón y leña por el portón lateral de la vivienda, organizaban bailes y poseían el primer teléfono público de la por entonces Estación Ortiz, era el “11 Sarratea”. La integración de los hijos varones adultos al negocio familiar, implicará la adquisición de un camión “Internacional” con el cual realizarán los repartos a domicilio. José Gorini, como muchos de aquellos primeros vecinos de Juan Ortiz, fue un activo miembro de la comunidad. Participó en la concreción del edificio de la escuela primaria Nº 223, fue miembro de la comisión de fomento, promotor del cementerio local y de la concreción del edificio comunal. Dejemos que Mabel Gorini nos trace algunas pinceladas de su abuelo: “fue respetado y querido, ayudaba a quienes no tenían dinero para poder pagar sus deudas, esperaba a que se levantara la cosecha para cobrar lo adeudado, suministró los materiales necesarios para construir hogares o sembrar parcelas con la única garantía de la palabra dada”. La muerte trocará su vida, a los 74 años un 24 de septiembre de 1951, Carolina lo sobrevivirá varios años más, falleciendo el 16 de junio de 1965 a la edad de 83 años. En 1951, con la muerte de José Gorini, el negocio pasa definitivamente a manos de Antonio, su hijo mayor y Alberto, denominándose Gorini Hnos., dificultades sucesorias familiares, forzarán la venta del inmueble de calle Mendoza y San Lorenzo, trasladándose el almacén al solar de Av. San Lorenzo 575. Tiempo después, los hermanos se separan, Antonio continuará con el bazar y la ferretería, mientras que Alberto seguirá adelante con la venta de comestibles, zapatillería y perfumería. El almacén de Ramos Generales definitivamente queda atrás, un nuevo período en el emprendimiento familiar se inicia, del cual sobrevivirá hasta hoy, lo relacionado con el bazar y la ferretería quedando en el camino los otros rubros. Antonio será sucedido por su hijo Oscar, quien junto a su esposa Gladys Tombolini, aún continúan al frente del negocio. En los años 80 y con la irrupción de la cuarta generación encarnada en la persona de Oscar Gorini (h), los rubros de caza, pesca, camping y aire libre se sumarán al emprendimiento.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 17

Los varones de la Familia Gorini en las barracas donde se depositaban los elementos dedicados al agro


18 > > > SINTESIS DE HISTORIA

ALMACENES DE RAMOS GENERALES EN FRAY LUIS BELTRÁN Por Prof. Pablo Sapei

S

i existe una conjugación, en la cual se plasme de

(Cermenate, Italia 1848- Fray Luis Beltrán 1907) de adquirir

modo simbiótico, el germen de una población con

en 1883, en sociedad con su hermano Carlos, una extension

el rol promotor que la presencia de los Almacenes de Ra-

de tierras en la zona conocida como “Bajo Hondo” . Una vez

mos Generales, en su carácter de nucleos comerciales,

adquirida la misma, los hermanos dividen la propiedad,

emprendedores, estables y perdurables que podía gestar

estableciendo una mitad para la siembra del trigo y otra

el desarrollo de las colonias agricolas de la pampa húme-

mitad para pastoreo de animales. En 1887, aprovechando

da, Fray Luis Beltrán sería un ejemplo ello. La invalorable

las ventajas que las altas barrancas ofrecían, deciden es-

función que estos comercios generaron, al abastecer de

tablecer un muelle, encargándose el proyecto al Ingeniero

todo lo necesario a los noveles colonos que desembarca-

Canaletas (nombre con el cual pasará a ser conocido dicho

ban en el andén de las estaciones de ferrocarril, ha sido

puerto), para la exportación de quebracho y azúcar de me-

basal para el crecimiento de las colonias y los poblados

laza.

santafesinos en particular. Y en lo que respecta al origen

En 1892, la Companía Francesa de ferrocarriles Fives

de Fray Luis Beltrán esto fue fundamental, como también

Lille, accede a levantar por cuenta y cargo de Domin-

lo fue la figura de Domingo Borghi, promotor de la colonia

go Borghi, una estación del ferrocarril para el ascenso

y titular del primer Almacén de Ramos Generales.

y descenso de pasajeros y el traslado de mercaderías.

Este relato comienza con la decisión de Domingo Borghi

Frente a ella, sobre la actual avenida San Martín, entre


SINTESIS DE HISTORIA < < < 19

las calles Maestra Barragán y Guayaquil, Domingo Borghi

personas, informa que el paraje está “dedicado exclusi-

levantará su almacén de Ramos Generales, con el objeti-

vamente al embarque de frutos del país y que el único

vo de abastecer no solo a los trabajadores de las chacras

almacen es propiedad de Domingo Borghi. Según la guía

lindantes, sino también a todos aquellos que arribaban

Bosch de 1902, el único almacén de ramos generales se-

a estas tierras a través del

guía estando bajo propiedad de Domingo Borghi.

propio ferrocarril. Ese mis-

Para 1907 se instala en la esquina de avenida San Mar-

mo año de 1892, Domingo

tín y Maestra Barragán, el almacén de Ramos Generales

Borghi procederá a la divi-

de Regodesebes Hermanos, familia de origen español,

sión de la propiedad junto

que conservará dicho establecimiento por muchos años,

con su hermano y, tras dicha

convirtiéndose en una referencia comercial insoslayable

separación, procederá a la

en la vida económica beltranense.

mensura de sus tierras, con

Según la Guía Bosch de 1909, dos años después de la

la intención de ser vendidas

muerte de Don Domingo, la misma señala para Puerto

o arrendadas a colonos para

Borghi una población de dos mil ochocientas almas (in-

laborar la tierra.

cluidos los militares del Arsenal de Guerra) e informa

La propiedad de las tie-

que los principales almacenes de ramos generales eran

rras del nucleo central del distrito de Fray Luis Beltrán,

los de José Basso, Vicente Montoya, el de Regodesebes

la construcción de la estación del Ferrocarril, el estable-

Hermanos y el de Suárez Hnos. Finalmente la guía ofi-

cimiento del puerto y del primer Almacén de Ramos Ge-

cial de la Provincia de Santa Fe, editada en el año 1932

nerales, fueron elementos que llevaron a identificar a la

informa que para ese año, aún no se contaba con go-

novel población con el apellido de su principal impulsor

bierno propio (dependía de la Comisión de Fomento de

Puerto Borghi.

Juan Ortíz), que su población era de seiscientas personas

Para 1896 y según lo informado por A. Fernández en

(exceptuando el personal militar) y señala como Alma-

su “Prontuario Informativo de la Provincia de Santa Fe”,

cenes de Ramos Generales al existente en el Arsenal San

la población estable de Puerto Borghi era de doscientas

Lorenzo y a la firma de Regodesebes Hermanos.


20 > > > SINTESIS DE HISTORIA

EL COMERCIO EN EL PUEBLO PAGANINI Por Lic. Mabel Borga

ALMACENES DE RAMOS GENERALES abastecerse de productos para comenzar sus activida-

A fines del S. XIX, la Región Rosario se incor-

des y de financiamiento para poder pagarlos. En estas nuevas poblaciones, donde no existían los

poró al mercado agroexportador movilizando

bancos ni las instituciones de crédito, este rol fue asu-

la actividad económica vinculada a la pro-

mido por el comerciante encargado del almacén de ra-

ducción agrícola. Para ello, se requirió la integración de los distintos eslabones del sistema de producción y comercialización: se produjeron mejoras en el sistema de transportes instalando redes ferroviarias; se adoptaron maquinarias para facilitar las tareas agrícolas y transformar las materias primas en productos elaborados (Molinos), y se incorporaron medios de comercialización a nivel local y regional.

mos generales, quien representó una pieza clave para el desarrollo económico del poblado. El almacenero era el proveedor de alimentos y a través de sus vinculaciones con comerciantes mayoristas y con los productores, actuaba como un intermediario entre el proceso de producción y la venta de las cosechas. La función la ejercía a través del crédito que otorgaba a los agricultores a cuenta de futuras cosechas, proveyendo a los chacareros de las semillas y herramientas necesarias para ‘poner el campo a producir’. También abastecía de alimentos para la familia de colonos y podía adelantar dinero para la contratación de mano de obra en épocas de cosecha. Este rol colocaba al almacenero en una situación de poder frente a los productores, ya que también operaba como intermediario entre estos y el consignatario

I

mpulsadas por el proceso de expansión de la fron-

o acopiador en la venta de los granos, corriendo muchas

tera agrícola, comenzaron a fundarse colonias y

veces con gran parte del riesgo económico que esta em-

pueblos como Paganini, cuyos habitantes necesitaron

presa implicaba. De esta manera, el ‘almacenero´ parti-


SINTESIS DE HISTORIA < < < 21

cipaba de manera activa en una cadena que involucraba

Del otro lado del mostrador se ubicaban los clientes y

a productores, abastecedores regionales y comerciantes

se apilaban en el suelo los bultos y cajas con mercade-

cerealeros vinculados al mercado externo.

ría de gran volumen, además de prendas de talabartería,

El sistema crediticio implementado por el ‘almacén de ramos generales’ consistía en ‘anotar’, en una libreta,

herrería, ferretería, herramientas, elementos para las tareas rurales o maquinarias.

todos los productos que el campesino iba retirando y, al levantarse la cosecha, el productor saldaba la deuda con una parte de lo producido o en efectivo al cabo de la venta de los granos.

Los almacenes de ramos generales en Paganini En el pueblo de Paganini existió una amplia nómina

La denominación de ‘ramos generales’ implicaba la

de ‘almacenes de ramos generales’, algunos que perdu-

venta de todo tipo de productos: alimentos, artículos de

ran, adaptados a las necesidades actuales: el almacén

ferretería, bazar, implementos agrícolas, semillas, ropa,

denominado ‘Casale Monferato’, establecido por la fa-

talabartería. Algunos también contaban con un despa-

milia Secco, cuyo local se ubicó hasta hace poco tiempo

cho de bebidas, donde los parroquianos se reunían al

en la esquina de Av. San Martín y Alvear; el comercio

cabo de la jornada de trabajo.

de Manuel Hortal ubicado en Av. San Martín y Belgrano, que ha ido pasando de padres a hijos, siendo en la ac-

La arquitectura

tualidad un bar. El almacén de José Basso, próximo a la

Estos edificios estaban ubicados generalmente en

estación del ferrocarril en la esquina de Av. Buenos Aires

ochavas y su construcción diseñada para tal fin: al fren-

y Rivadavia. Enrique Cottini también llevó adelante un

te se ingresaba al salón para atención al público y por

comercio que perduró a través de generaciones. Otros

detrás estaba un espacio para depósito, con salida exte-

almacenes fueron los de Juan Cesca, José Adura, Hidel-

rior para que ingresen los carros con la mercadería. Las

brando Tomassini, Anunciada de Gasparella, Gumersin-

paredes eran de ladrillos asentadas en barro. El techo se

do Zuloaga, G. F. Mattio y Nicolás Andreani.

construía con ladrillo y vigas de pinotea cubiertas con

Con el paso del tiempo estos comercios fueron diver-

chapas. Con esta aislación se mantenía el interior fresco.

sificando la oferta de productos, atendiendo a las ne-

Los pisos podían ser de ladrillos, mosaicos o de made-

cesidades de la clientela. Hacia 1925, Manuel Hortal se

ra de pinotea. Por debajo del mismo se hallaba el sótano,

establece como uno de los proveedores de la Comisión

utilizado para conservar algunos alimentos. A nivel del

de Fomento, expendiéndose en su almacén artículos

piso se ubicaban los respiraderos para que circule el aire.

variados: nafta y querosén para el tractor comunal, pas-

Las puertas y ventanas eran angostas y altas, de made-

to y arneses para el mantenimiento del caballo. Con el

ra, con una banderola en la parte superior. No había per-

advenimiento de los nuevos medios de transporte, au-

sianas sino postigos de madera y en algunos casos rejas.

tomóviles y colectivos, surgió la necesidad de instalar

El almacenero atendía a los clientes detrás de un

surtidores de combustible con el fin de abastecer a los

mostrador de madera, cubierto con una chapa de esta-

flamantes vehículos. Sobre un pedido efectuado en el

ño, donde también se despachaban bebidas a los clientes

año 1924, se concreta la concesión a la West Indian Oil

que se sentaban en algún banco pequeño. En un costado

Company, que en 1930 coloca un surtidor de nafta en

había una piletita con una alta canilla para el lavado de

el camino a San Lorenzo (hoy Ruta 11) esquina Moreno.

copas y vasos. Detrás del mostrador, las estanterías de

A partir de 1889, año de la fundación de Paganini,

madera llegaban hasta el techo y cubrían totalmente las

se observa un incremento de las actividades laborales

paredes. En ellas se ubicaban las botellas de bebidas y

vinculadas al comercio y se registra un mayor número

frascos. En algunos sectores tenían anaqueles con fren-

de empleados, comúnmente llamados ‘dependientes de

tes vidriados, los que servían para guardar mercaderías

comercio’. Se percibe un mayor grado de diferenciación

que se querían proteger del polvillo, de las moscas o de

social, generado a raíz del éxito económico alcanzado

la humedad. En la parte baja de la estantería se situaban

por algunos comerciantes, dando lugar, con el correr

los cajones con tapas donde se guardaban: azúcar, yer-

del tiempo, a mejores posibilidades de inserción social

ba, lentejas, porotos, arroz, y fideos, que se vendían “al

y ocupando ‘lugares de poder’ en la organización del

peso” con la balanza de dos platos.

poblado.


ALMACENES Y COMERCIOS DE ROLDÁN (1904-1933) Por Beatriz Moreno de Murray El nacimiento y evolución de los almacenes de Rol-

ofrecía comestibles, tienda y ferretería. Según el informe

dán, tuvieron lugar casi al mismo tiempo en que comen-

Wilcken para 1872, Roldán contaba con grandes almace-

zaron a radicarse los colonos traídos de Europa por la

nes (2) , y ya en 1870 la estación ferroviaria actuaba como

Compañía General de Tie-

depósito de maderas y

rras, que tuvo su origen en

leña, máquinas segadoras

la empresa del Ferrocarril

e implementos para la

Central

Las

agricultura y las provisio-

guías comerciales que se

nes necesarias para las fa-

fueron publicando a partir

milias,

de 1904, tanto particulares

este motivo, también un

como oficiales, permitie-

almacén. Otro de los gran-

ron que las personas rela-

des establecimientos que

cionadas con la actividad

encontramos en Roldán

comercial tuvieran datos

es el del suizo Samuel

ciertos sobre los negocios

Amsler, uno de los prime-

y la diversidad de los mis-

ros colonizadores. En 1921

mos en toda la provincia y

Roldán tenía 4.350 habi-

el país. La primera inmi-

tantes: en cincuenta años

gración llegó en el mes de

había aumentado más de

marzo de 1870, pero ya en

diez veces su planta urba-

1869, el francés Fernando

na. El nombre de “Aldecoa

Caratcoche instaló el pri-

Hnos.” también es parte

mer negocio de comesti-

importante de la historia

bles , que luego evolucio-

de los grandes almacenes

naría como almacén de

de Roldán. Pablo Aldecoa

ramos generales. El Sr. Ca-

había nacido en 1847 en

ratcoche falleció en 1914 y

Fica, Vizcaya y se estable-

lo sucedió su hijo Pedro.

ció en Roldán en 1873

Según la Guía Boni de

Falleció en 1885 y lo suce-

1904, el almacén incluía,

dió su hijo Benito, nacido

además de comestibles

en Roldán en 1879, que

Argentino.

(1),

resultando

por

(3)

.

tienda, ferretería, carnicería y corralón de maderas. Ade-

continuó la actividad de su padre y, a partir de 1900, se

más, su dueño actuaba en calidad de agente de seguros.

dedicó al comercio formando una sociedad con sus her-

Ya por 1908, y siguiendo con la Guía Kraft, vemos que

manos, en el rubro almacenes, tienda y ferretería

amplió sus actividades con carnicería, barracas y acopio

Guía Boni de 1904 ubica a la firma “Aldecoa Hnos.” al

de cereales. La Guía Basch de 1915 nos muestra a la fir-

frente de un almacén de productos comestibles, tienda

ma F. Caratcoche con almacén, tienda y ferretería. Pedro

y ferretería. La Guía Kraft de 1908 nos informa que “Alde-

Caratcoche falleció en 1918, pero el establecimiento con-

coa y Ateca” (5) poseían almacén, tienda y ferretería, ade-

tinuó funcionando, como podemos ver en la Guía Basch

más de una bodega. Estaba integrada por Benito Aldecoa

en 1921, refiriendo que este almacén de ramos generales

y Tomás Ateca. Terminó sus actividades en 1907. Otro al-

(4).

La


SINTESIS DE HISTORIA < < < 23

macén que encontramos en 1904 es el de José Olivero

vemos como almacén por menor y despacho de bebidas

que, además de comestibles, ofrecía artículos de tienda

a la firma “Alejandro Garinot y Cía.” Jaime Mélis tenía en

y ferretería. En 1908 la Guía Kraft nos informa que con-

1904 un almacén y en 1908 se amplió a almacén, tienda

tinuaba con los mismos rubros. En 1915, según la Guía

y ferretería. Por 1921 en la Guía Basch encontramos a

Basch, vemos que continuaba con almacén, tienda y fe-

José Mélis en el rubro lechería. En la Guía Oficial de 1933

rretería. Para el año 1921 en la Guía Nacional Basch ob-

“Jaime Mélis y Hnos.” figura explotando una cremería. C.

servamos que el negocio permanecía en plena activi-

Balbi en el año 1904 poseía un almacén y en 1908, lo en-

dad. Ya para el año 1933 la Guía Oficial lo menciona

contramos al frente de un almacén, tienda y ferretería.

como “Sucesión de Oliveros” en el rubro bazar, despa-

En la Guía oficial de 1933 el Sr. Francisco Balbi es titular

cho de bebidas, ferretería, ramos generales y artículos

de un bazar, despacho de bebidas, ferretería y ramos ge-

rurales. José Cichetti en 1904 poseía un almacén que in-

nerales. El francés Pablo Desmoures se trasladó a Roldán

cluía, además de comestibles, artículos de ferretería y

en 1887 y, en 1894, abrió un negocio de comestibles y bar

acopio de cereales y en 1908 se lo califica entre los al-

y, en 1904, figura en el rubro tienda. En 1908 y 1921 lo

macenes, tiendas y ferretería y acopiadores de granos.

encontramos al frente de un almacén, tienda y ferrete-

En 1908 figura Pedro Cichetti como titular de una sas-

ría. En 1933 figura Juan Desmoures con una librería y pa-

trería y la firma “Cichetti Hnos.” como acopiadores de

pelería. “Tomás Ateca e Hijos” es otro de los primeros

cereales. La Guía Basch de 1921 y la provincial de 1933

almacenes de Roldán. Nacido en Meñaca, España, en

solamente mencionan a Pedro Cichetti en el rubro sas-

1850 y llegó a nuestro país en 1868. En la Guía Kraft de

trería. En 1904 la firma “Falcone y Cettou” poseía un al-

1908 figura al frente de un almacén, tienda y ferretería,

macén y verdulería. Ya en 1908 y, según la Guía Kraft,

formando una sociedad con Benito Aldecoa en el rubro

“Falconi y Cettou” eran dueños de un almacén, tienda y

bodeguero y en la tienda. En 1904 figura como estancie-

ferretería. Por 1915 la firma permanecía en actividad,

ro. Fallecido en 1912, en 1921 figura su viuda, Antonia

no así en 1921. La firma “Rígoli Hnos.” poseía en 1904 un

Santesteban como estanciera, la que fallece en 1931. En

almacén y en 1908 Antonio Rígoli poseía un almacén,

la Guía oficial de 1933, vemos que en el rubro Agriculto-

tienda y ferretería, además de acopio de cereales, in-

res propietarios todavía figura la Vda. de Ateca (6) . Anto-

corporando también una agencia de seguros, al igual

nio Elías era también un comerciante en el rubro alma-

que en 1915. En 1921 Rígoli mantenía su negocio de al-

cén, tienda y ferretería, según la Guía Kraft de 1908.

macén, tienda y ferretería y, en 1933, encontramos que

Pablo Hiriart es otro antiguo comerciante de Roldán, que

ha incorporado a su negocio un depósito y un surtidor

poseía un café en 1904 y, en 1908, figura en el rubro al-

de nafta. Pedro Baudin, según la Guía Boni de 1904, te-

macén, tienda y ferretería. Por 1904 existían en Roldán

nía un almacén y en 1908, 1915 y 1921 continuaba con

algunas verdulerías como la de Juan Maulion, Juan Pene-

almacén, tienda y ferretería. Alejandro Garinot en el

la y Juan Salaguitti. Juan Janiselli poseía un almacén,

año 1904 tenía un almacén y en 1908, además de alma-

café y billar en 1908, según la Guía Kraft. En 1921 se lo

cén, tenía tienda y ferretería. En 1933, en la Guía Oficial,

menciona como hotelero. Pedro Polese tenía un almacén


24 > > > SINTESIS DE HISTORIA

y bazar en 1908 y en 1921 la Guía Basch lo ubica entre los

ellos propietarios de almacenes al por menor. En cuanto

almacenes, tiendas y ferreterías. José Wicky tenía una

a Julián Ancín, Ricardo Carret, De Felipe Felipe, Juan Gar-

panadería en Roldán en 1908. En cuanto a las carnice-

mendia, Ernesto Nicole, Eduardo Pilón, Cayetano Semi-

rías, para el año 1904, figura la del Dr. Toribio Sánchez,

nara, además del almacén tenían despacho de bebidas.

propietario de la estancia “Santa Rosa”. En la Guía Kraft

Otilia N. de Urraco tenía despacho de bebidas. En los ar-

de 1908 el Dr. Toribio Sánchez aparece como titular de

tículos rurales, ramos generales, ferretería y bazar se

un establecimiento ganadero. En 1921 continúa con la

destaca “Hofer, Walther & Cía.” con despacho de bebidas.

estancia “Santa Rosa”, al igual que en 1933. Otra carnice-

Amelia A. de Yebara tenía una tienda y mercería, ade-

ría en 1908 era la de Juan Mombelli. En 1904, Juan Ander-

más de ramos generales, un bazar y ferretería. Pedro

son figura en el rubro de trilladoras y en 1908 en la Guía

Elaskar en ferretería, ramos generales y despacho de be-

Kraft es mencio-

bidas. En carnice-

nado bajo el rubro

rías

“Particulares

Miguel

y

tenemos

a

Alcácer,

rentistas” y con

dueño también de

tienda. En el rubro

una

zapatería encon-

José Calipo y Ma-

tramos a Francis-

nuel Paz. José To-

co Roatta y Carlos

mate era panade-

Brugger en 1904,

ro. Harpp José y

1908 y 1921. Fer-

Harpp Alfredo po-

mín Guardia era

seían

titular

mercería.

de

una

chanchería;

tienda

y

La fir-

tienda según la

ma “Elías Yumatle

Guía

de

Hnos.” tenía un

“Arturo

negocio de tienda,

Maier & Cía.” era

mercería y rope-

acopiador de ce-

ría. El Sr. Elías Yu-

reales en 1904 y

matle era de ori-

1908 y, en 1915,

gen sirio y, desde

tenía un negocio

1924,

de almacén, tien-

Roldán con una

1908.

Kraft

da y ferretería, se-

Publicidad Diario La Capital 1875

gún la Guía Basch

actuó

en

sucursal de su negocio de San Jeró-

de ese año. Es de destacar que en 1908, el pueblo contaba

nimo y, en 1934 fundó en Rosario una casa al por mayor.

con una cigarrería, propiedad de Enrique Guggister, y lo

“Echarte y Tonella” era otro de los almacenes al por me-

mismo tenía en 1915 Antonio Gutiérrez. En 1915 se men-

nor en el año 1933, firma que también actuaba como

ciona a Juan Laviano con un almacén, tienda y ferretería

acopiadora de cereales y agente de seguros.

y a A. Yale con una fábrica de embutidos. La sociedad conformada por “Mayoll y Orell” y Abdala Elías Yebara en 1921 poseían almacén, tienda y ferretería, según la

(1) “Álbum (2)

biográfico del Depto. San Lorenzo”, Podestá y Locicero.

Wilcken, Guillermo, “Las colonias: informe sobre estado ac-

Guía Basch; Juan Ventura, mueblería; con panadería Ei-

tual de las colonias agrícolas de la República Argentina”, Buenos

guren y Orué y Carlos Sauter con sastrería. Un amplio

Aires, Imp., Lit., y fundición de tipos a vapor de la Sociedad Anó-

informe nos presenta la Guía Oficial de 1933 en cuanto a almacenes por menor: Salomón Achear, Miguel Bocchio que tenía una panadería y era agente de seguros, José Duqué, Luis Figueroa, Eduardo M. Gianet también con una panadería, Cayetano Lázaro y Marín Eduardo, todos

nima, 1873, pág.155. (3)

Ibidem.

(4)

Guía Boni, 1904, Guía Kraft, 1908, Guía Basch, 1915 y 1921 y

Guía Oficial de la Provincia de Santa Fe de 1933. (5) “Álbum

bibliográfico del Depto. San Lorenzo”, op. cit.

(6) “Álbum

biográfico del Dpto. San Lorenzo”, op. cit.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 25


26 > > > SINTESIS DE HISTORIA

CASA SCHNEIDER Y COMPAÑÍA, UN ALMACÉN DE RAMOS GENERALES EN PUERTO GRAL. SAN MARTÍN Por Lic. Marisa Pasquin

sentar a sus lectores, el comercio de ramos generales

El pasado se vuelve presente allí donde fun-

Schneider Hermanos “es la firma mas fuerte, gozando del justo prestigio que le presta su solvencia”. En ese mismo

cionó el Comercio de Ramos Generales. El

texto, se explicita que la titularidad de la firma recaía en Juan y Emilio Schneider, con la ayuda de Federico Sch-

lugar de encuentro más transitado por los habitantes de ayer y de hoy. El comercio de Ramos Generales perteneciente a la Sociedad Schneider, estaba ubicado donde hoy

neider, oriundos todos de la colonia entrerriana de Villa Urquiza . Tras la pérdida de sus padres, siendo ellos muy jóvenes, se trasladarán a Rosario, donde “trabajarán como empleados del almacén del Sr. Esteban Garborini. En el año 1914 el negocio del Sr. Garborini pasó a poder de los hermanos Schneider. Desde ese momento, empieza para ellos la serie de triunfos logrados a fuerza de lucha intensa

se encuentra la Casa de la Cultura “Arturo

y perseverancia” La publicación no deja de elogiar los valores perso-

Jauretche” y los galpones de la Empresa de colectivos interurbanos, en el barrio Centro. Antigua vivienda de la familia Cerana.

nales de los hermanos puestos en su trabajo y por ende en el resultado positivo que ello gestó en sus desarrollos comerciales: “personas que posean el temple, la clara inteligencia y el cúmulo de energías vitales de los hermanos Schneider, difícilmente no triunfan en la lucha brava por la vía. Y así en ellos la tesonera acción desplegada había dado

El almacén de los Schneider

sus frutos”.

El álbum biográfico de la provincia de Santa Fe, publi-

Cinco años después de haber adquirido el almacén

cado en 1930, no escatimó elogios al momento de pre-

de Gaborini, deciden venderlo en pos de gestar nuevas


actividades y en 1920 se radican en Puerto General San

y me gustaba quedarme en la caja para cobrar. Me sentía la

Martín, con almacén, ferretería y bazar. Dicha nota pe-

dueña del establecimiento, estaba tan bien instalado todo...”

riodística concluye con la siguiente alegoría a la impor-

“... Recuerdo la caja de galletitas y de caramelos abier-

tancia comercial de aquel Almacén: “Hoy, la casa de los

tos, para que se sirva la gente que venía a comprar, se le

hermanos Schneider es la más importante de la localidad y

daba yapa a montones... El azúcar estaba en esos cajones

el prestigio adquirido a través de tantos años de lucha, es el

grandes, empotrados en la pared, que tenía una tapa que se

justo triunfo de quienes bregaron con firmeza y decisión”.

bajaba como los escritorios a cajón, me gustaba aprender a envolver el azúcar en el papel celofán. Se enroscaba el pa-

Recuerdos de aquel esplendor

quete y se doblaba con un rulo para arriba..”

Elvira, nuestra entrevistada, era la nieta de inmigran-

“... El despacho de bebidas estaba todo a un costado, con

tes suizos e italianos. Hija de uno de los tres hermanos

sus mostradores, estantes y la vidriera. Los galpones con-

de apellido Schneider que instalaron el comercio de ra-

taban con caballeriza para hacer los repartos en charré...”

mos generales en Puerto General San Martín a mediados

“...La casa, que estaba junto al negocio, tenía un patio

de la década del 20. Dos estaciones del ferrocarril, unas

hermoso. Pasando la entrada, venía el patio grande, después

pocas casas, nada de asfalto. Las instalaciones del esco-

otro pasillo y otro patio donde estaba la cocina y una pieza.

cés, barcos, estibadores y alguna pequeña escuela para

Había un aljibe hermoso, que todavía lo tenemos de recuer-

una población exigua e inundada de naturaleza virgen

do para los nietos. Cuando se casó en el año 29 mi tío Emilio,

constituyen el marco de este relato.

se instaló en la casa con su familia. El ocupaba la parte de

“...En 1925 se pasaron a la manzana de enfrente, que era la casa de Don Miguel Cerana. Una manzana que estaba

adelante de la casa, la sala, antesala y dos dormitorios. La decoración era maravillosa...”

compuesta de numerosas habitaciones, de tantos salones,

“...En el año 1944, cuando nació chichita, la firma resol-

tanto terreno, como figura en el plano de remate que se hizo

vió separarse, entonces se decidió alquilar la casa al Sr. Ba-

el año en el que mi padre y mi tío Emilio compraron y ra-

rabino que continuó con parte de almacén...”

dicaron el negocio... Cuando se vendieron los muebles de la

“...El negocio llegó a tener siete empleados. Vicente Sot-

antigua casa Gatti-Chávez, que estaba en la calle Córdoba

tini, se casó con una hija de la familia D´Ambrogio, José

entre Maipú y San Martín en Rosario, en el año 1927, ellos

Martinetto, Julio Flamini, Héctor Messina, Inocencio Resta,

compraron todos los muebles para instalarse en ese gran ne-

mi papá y mi tío... El mayor de los hermanos, Federico, fue

gocio. Eran de roble macizo. Un negocio que era una belleza

corredor de una casa de Buenos Aires... hizo otras cosas y

para ese tiempo...”

terminó trabajando con los hermanos...”

“...Don M. Cerana el (antiguo) dueño de esa propiedad, tuvo 24 hijos”

“...Cuando llegó la crisis del año 30 fue tan grande, que los Schneider mantuvieron al pueblo con el alimento de la

“...El negocio tenía zapatería, perfumería, tienda, artícu-

yerba y el azúcar. Las cosechas se perdían, no entraba dine-

los para la construcción, surtidor de nafta en la puerta, tenía

ro... Mi papá y mi tío fueron los únicos que superaron la cri-

la representación de las máquinas Kodak de fotografiar, mi

sis, me acuerdo que los comerciantes de Rosario, las grandes

padre me regaló la primera máquina para sacar fotos...”

casas, decían qué cumplidores eran ellos, todos los meses le

“...La sociedad estaba formada por mi papá y mis tíos. A mí me gustaba en vacaciones ir al negocio. Tenía 8 ó 10 años

pagaban 100 pesos...”


28 > > > SINTESIS DE HISTORIA

EN ALDAO Por Prof. Ricardo Alberto Celaya

ALMACENES DE RAMOS GENERALES primer almacén de ramos generales propiedad de Don Ángel Brussa, que funcionaba en una de las primeras

El último almacén:

casas edificadas en la localidad por Carlos Cattaneo.

Con una trayectoria de 87 años, Aldao tiene

La característica común de estos primeros comercios

el privilegio de contar con uno de los últimos

fue su localización en la propia vivienda familiar. Los

tradicionales almacenes de ramos

gene-

rales de la región. El mismo está ubicado por

primeros almacenes fueron también modestos recintos, donde se acudía en busca de abasto y sociabilidad. De estos, todavía nos queda el recuerdo de la ausencia de

Boulevard Lisandro De la Torre y es

veredas, los postes y aros de amarre ubicados afuera,

actualmente atendido por la familia Carri-

para que los concurrentes que llegaban a caballo pudie-

eri. Fundado por Julio Eyherabide en 1925,

ran atarlos.

el

negocio llegó a contar con surtidor de

nafta YPF y buzón de correo. Entre los que lo atendieron encontramos a Pedro Renolfi y

Almacenes y vida social En las primeras décadas del siglo XX se inauguró,

Rafael Carrieri, cuyo hijo José Luis, continúa

sin duda alguna, una época floreciente para el comer-

esta tarea.

cio local. Los almacenes de ramos generales habían traído consigo todas las paradojas de la modernidad a las formas de consumo, a la esfera del intercambio. En algunos casos la actividad combinaba los ramos gene-

A

sí, prontamente, pocos años después del tendi-

rales, el acopio de cereales y los seguros generales. Los

do del ferrocarril, ya había un despacho de be-

resultados de esta combinación proyectaron a algunos

bidas. Para 1905, una fuente reportaba la presencia del

comerciantes como representantes del gobierno local.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 29

Para los almaceneros, aquel era el espacio de concre-

destacan los de Francisco Fornas y Julio Eyherabide, pos-

ción de los negocios. Para los hombres del pueblo tam-

teriormente para el año 1946 Julio Abse, Juan B. Grosso,

bién representaban la posibilidad de un alto en las tareas

Victoriano Hurtado y Pedro Renolfi.

y el rato de ocio social. Para ellas, las mujeres, la posibilidad de salir de casa. La compra era prácticamente

El declive

un paseo, en particular para las mujeres de los colonos, para quienes ir al Almacén tenía el valor agregado de

Para la década del 50´ la carencia de una ruta pavi-

ir al pueblo. Aquellos almacenes constituían el ambien-

mentada, junto con la radicación de industrias en el

te de encuentro entre ambos lados del pueblo, entre lo

por entonces naciente cordón industrial, detuvo el cre-

urbano y lo rural, de espacios femeninos y masculinos.

cimiento poblacional de la localidad. A su vez, la zona rural por medio de los avances tecnológicos y migracio-

Estos antiguos almacenes agrupaban en una sola ca-

nes, también vio disminuir su movimiento. Estos facto-

tegoría varios rubros: tiendas y mercerías, ramos gene-

res condicionaron la continuidad de gran parte de este

rales, ferretería, bazares, artículos rurales y hasta sur-

tipo de comercios.

tidor de combustibles y estafeta postal, de este modo prácticamente los habitantes de Aldao no necesitaban depender de otra localidad para su suministro.

Reflejo de un tiempo que pasó, aquellos almacenes que comenzaron a gestarse en nuestro pueblo desde principios del pasado siglo veinte, sólo quedan las mar-

Gracias a los datos extraídos de las guías comerciales

cas de su típica arquitectura o las imágenes fotográficas

BONI y KRAFT, podemos rescatar algunos nombres de

que se alcanzaron a tomar, sin embargo, su legado sigue

exponentes de la actividad: en el año 1908 figuran los

manteniéndose en Aldao, donde uno de los últimos tra-

comercios de Miguel Olivetti, Luis Laurino, Ángel Brus-

dicionales almacenes de ramos generales de la región

sa, Italo Soldani y Ceferino Solís. En la década del 20´ se

libra su última batalla: contra el olvido.

Almacén de Campaña de Pedro Renolfi – Década 1950 Archivo Comuna de Aldao Guía Boni 1908 Guía Kraft, 1912,1946.


30 > > > SINTESIS DE HISTORIA

A

mérica para ese momento era un inmenso con-

mayor cantidad de pueblos americanos ven coartadas

tinente habitado por miles de pueblos desde lo

sus tradiciones y desarrollos, sus universos, sus cosmo-

que hoy es Alaska hasta Tierra del Fuego. Los pueblos

visiones, sus lenguas, sus religiones, sus vidas.

americanos llevaban cerca de 25.000 años de desarrollo

Fue durante el siglo XVI que se comete el mayor ge-

en estos paisajes, adaptados a todos sus ambientes, con

nocidio de la historia de la Humanidad promovido por la

las más diversas organizaciones sociopolíticas que iban

expansión de una idea del mundo: la europea.

desde pueblos cazadores – recolectores – nómades a sociedades estatales, jerarquizadas y urbanizadas como los Aztecas en Mesoamérica y los Incas en Sudamérica.

Cuando los intelectuales se preguntan ¿cómo

fue posible que España haya podido doblegar en tan poco tiempo a sociedades guerreras conocedoras del te-

Si bien los viajes de Colón trazaron las rutas

rreno como la Inca y la Azteca? ¿Cómo fue que Pizarro,

y llevaron muestras a Europa de lo que había a en es-

Cortez y un grupo endeble de españoles tomaron dos de

tas tierras (olvidemos la idea de que Colón pensaba de

los imperios más grandes del mundo? Las respuestas

que había llegado a “las indias” confundido. Colón sabía

descartan inmediatamente la idea de superioridad bé-

perfectamente que había llegado a tierras inexploradas

lica por la utilización de armas de fuego. Hoy sabemos

hasta el momento por el europeo, desconocidas hacia el

que los ejércitos Incaicos y Aztecas eran mucho más

interior) sus viajes fueron un principio, un contacto mí-

poderosos que cualquier ejército conocido en Europa y

nimo con los pueblos que habitaban las islas del Caribe.

también sabemos que la pólvora traída por los españo-

Fue durante el siglo XVI que España fomenta y orga-

les muy pocas veces se utilizó como recurso bélico. Hoy

niza las exploraciones hacia el interior de América y la

la respuesta a esa pregunta gira en torno a lo inimagina-

AMÉRICA: 521 años de aquel 12 de octubre de 1492 Por: Lic. Prof. Juan Nóbile


SINTESIS DE HISTORIA < < < 31

ble que fue en un principio para las sociedades america-

costumbres su inferioridad natural, y eso justificaba que

nas pensar en que el contacto y las relaciones con otros

debían ser dominados y sometidos por España.

pueblos - costumbre muy arraigada en América- trae-

Bartolomé de las Casas escribió en sus “relacio-

rían consigo la idea de saqueo, destrucción e imposición

nes de la destrucción de las indias” que nunca vio tanta

de otra forma de vida.

barbarie y brutalidad como la de los hombres Españoles

Para los americanos, la destrucción de las es-

que estaban en América y terminó pidiendo perdón a

tructuras sociales de los pueblos desde el sustrato re-

Dios y a todos los pueblos Americanos por la llegada de

ligioso no estaba prevista. No podría si quiera imagi-

los “cristianos”.

narse. Pensaron que quizás sólo tributando una parte de su esfuerzo, (práctica muy conocida e impuesta por

La conquista del Plata

aztecas e incas a otros pueblos) todos podían vivir en es-

Ahora bien. Europa centró su accionar y la mayor

tas tierras. Pero la destrucción del Templo Mayor Azteca

cantidad de esfuerzo en conquistar México y Perú por

en Tenochitlan y la construcción sobre sus ruinas de la

varios motivos: la concentración de metales preciosos,

Catedral Cristiana de México simbolizó todo el accionar

las urbanizaciones y organizaciones sociales de Azte-

posterior de Europa sobre América.

cas e Incas, la provisión de mano de obra indígena para

Bartolomé de las Casas discutió con Juan Ginés

el trabajo requerido por europeos. Pero, ¿qué pasa en

de Sepúlveda en 1550, en lo que se conoce como la con-

nuestra región? ¿Qué sucede en estas tierras en princi-

troversia de Valladolid sobre el carácter y humanidad

pio marginales para Europa? ¿Qué sucede en el río de la

de los indios americanos. Sepúlveda sostenía que los

“Plata”?

pueblos americanos demostraban en cada una de sus

En 1527 Sebastián Gaboto ingresa por el río de Solís y

El 12 de Octubre de 1492 marcó un antes y un después en la concepción del mundo. Ante Europa se presentó un mundo nuevo, que desde sus entrañas cambiará para siempre la relación entre el hombre y el universo y sentará las bases del mundo actual. Como un torbellino traumático, los hombres y los pueblos sucumbieron ante la magnitud del hecho de que, a partir de este choque, nada será lo que fue.


32 > > > SINTESIS DE HISTORIA

funda en la desembocadura del río Carcarañá con el Co-

todavía no domesticado. En Santa Fe el conflicto entre

ronda el fuerte “Sancti Spíritu”. La motivación de ingre-

la ciudad y los pueblos mepenes, quiloazas, calchines,

sar por estos lugares siguió siendo la búsqueda de una

fue permanente y decisivo para el traslado. Para 1640

ruta hacia “el dorado”, leyenda escuchada por españoles

la reducción San Bartolomé de los Chanás ya no existía

acerca de una ciudad totalmente construida en oro y

como tal, dado que fue destruida por charruas. Buenos

plata. La expedición fracasó y Gaboto, al volver a España,

Aires era asediada permanentemente por grupos que-

tuvo que ser enjuiciado por desobedecer órdenes de su

randíes.

majestad, dado que el objeto de su empresa era buscar un paso entre los océanos Atlántico y Pacífico.

Este accionar resume la necesidad de España de

“domar” el paisaje paranaense mediante la fundación

En su viaje por el río describe el paisaje litoraleño

de ciudades y domesticar a los pueblos originarios me-

y menciona a los grupos Chanás, Meguás, Carcaraes,

diante la religión o la guerra. Por otro lado, se observa

Corondás, Mepenes, como grupos canoeros, pescadores,

un permanente conflicto entre este intento y los pueblos

cazadores, con algunas pequeñas parcelas de cultivos de

originarios que resistieron hasta donde pudieron, los

maíz, porotos y batatas, en sus costas. Este enclave eu-

embates de un sistema que pensaba la naturaleza como

ropeo en tierras litoraleñas fue el primer contacto entre

recurso, como propiedad privada y acumulación de ri-

indígenas del río Paraná y los europeos, su desenlace fue

queza y a los pueblos como fuerza de trabajo, sustrato

quizás un anticipo de lo que serían los posteriores “en-

esencial del pensamiento mercantilista/capitalista.

cuentros”: el fuerte fue quemado por los pueblos locales.

Para el año 1716 se funda una estancia de la or-

Nuestro paisaje litoraleño era inabarcable para el

den Jesuita, denominada San Miguel del Carcarañal en

español, dado que era una conjunción de agua y llanu-

la margen derecha del río Carcarañá, en lo que hoy es

ra, donde los pueblos originarios no circunscribían sus asentamientos en ciudades. El espacio aquí no estaba domesticado ni jerarquizado. Los pueblos paranaenses eran sociedades cazadoras, recolectoras e incipientemente agricultoras, con asentamientos semipermamentes y vinculadas en torno al río y sus recursos. A su vez, este espacio no ofrecía oro o plata. Para ocupar este paisaje el europeo necesitó construir ciudades, refundar y domesticar el espacio. para poder asimilarlo y dominarlo. Así, en 1536, se funda Buenos Aires destruida por los pueblos de la región y es re-fundada por Juan de Garay en 1580. Luego sigue Asunción del Paraguay en 1537 y entre estas dos se funda Santa Fe en 1573. Estas tres ciudades funcionan como enclaves del corredor fluvial paranaense. O sea, que estas tierras son para España un intento de camino fluvial entre el norte, más específicamente el norte andino de la plata del Potosí y los puertos que abrieran caminos a España vía Buenos Aires.

En 1619 se funda entre Santa Fe y Buenos Aires

la reducción de San Bartolomé de los Chanás, en lo que hoy se conoce como Boca de Monje, desembocadura del arroyo Monje con el río Coronda. Estos “lugares” generan una alta interacción entre “indios” y “blancos”. En el espacio dentro de la ciudad conviven europeos, indios “amigos” reducidos y cristianizados y africanos esclavos. Y fuera de la ciudad se encuentra el espacio salvaje,


SINTESIS DE HISTORIA < < < 33

territorio de la localidad de Aldao. Esta estructura pro-

de la región: el caballo y la vaca. El caballo se asoció in-

ductiva tuvo como objeto la crianza de mulas para su

mediatamente a los pueblos originarios, cambiando en

comercialización. En este espacio interactuaron Jesuitas,

muy poco tiempo las estrategias de manejo del espacio

indígenas Guaranies, Chanás y esclavos provenientes de

y las estrategias en la guerra.

pueblos africanos. Expulsada esta orden en 1767 sus

Los procesos de independencia en nuestro país

propiedades quedaron en manos de la orden francisca-

del siglo XIX encuentran a los pueblos alejados de los

na que solicita la construcción de un nuevo espacio: el

centros urbanos organizados en naciones.

Convento San Carlos desde donde salieron misiones de evangelización a todo el nordeste.

Las naciones del sur Tehuelches y las naciones

del nordeste Guaycurúes y Guaraníes y Wichis se pusie-

Sentadas las estructuras coloniales, los indíge-

ron siempre a disposición de los patriotas para formar

nas de la región son parte de las ciudades como indios

parte de los ejércitos. San Martín se reunió en varias

evangelizados o parte de las haciendas productivas. Los

ocasiones con caciques de la nación Tehuelche, para que

grupos que no accedían a esto se retiraban hacia lugares

le permitiesen el paso del ejército por la cordillera de los

cada vez mas apartados de los poblados. Todo el proceso

Andes. No sólo dejaban el paso si no que, a su vez, ofre-

de estructuración colonial dejó un saldo muy negativo

cían hombres, caballos y comida.

a las comunidades originarias: mestizaje y reducción,

Las guerras de independencia, los procesos de

decrecimiento demográfico significativo por enfermeda-

guerras internas, siempre contaron con sangre india en

des y guerras, destierros permanentes.

los campos de batalla, al igual que sangre de afroameri-

La colonia trajo consigo también elementos que

fueron incorporados inmediatamente por los pueblos

canos.

El modelo de país pensado durante el siglo XIX


34 > > > SINTESIS DE HISTORIA

incluyó campañas al “desierto” y la construcción de una historia y una nación que “invisibilizó” a los pueblos ori-

Bibliografía sugerida para ampliar el Tema: ARECES, Nidia – Cristina de Bernardi – Griselda

Tarragó

ginarios como parte de nuestra historia nacional. Nues-

“Blancos e indios en el corredor fluvial paranaense” en Poder y

tro “orden y progreso” construye a finales del Siglo XIX

Sociedad. Santa Fe la Vieja 1573 – 1660. Nidia Areces Compi-

la imagen del “indio” como enemigo de la patria y esto

ladora. Manuel Suárez y Prohistoria Ediciones. Rosario 1999.

justificó la lucha contra él.

Durante el siglo XX la consolidación del modelo

agroexportador, las grandes migraciones del campo a la ciudad y los incipientes procesos de industrialización,

CERUTI, Carlos “Ríos y Praderas: los pueblos del litoral” en Nueva Historia Argentina. Los pueblos originarios y la conquista. Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 2.000. NOBILE, Juan “Los Pueblos

Originarios”, Nueva Historia

llevan a muchos habitantes de etnias regionales a for-

de Santa Fe, Tomo 1, Darío G. Barriera Director, Ed. Prohisto-

mar parte de la mano de obra que habita en las márgenes

ria y La Capital, Rosario, 2006.

de los grandes centros urbanos.

Hoy todavía nos encontramos con discursos que

sostienen que los pueblos indios son parte de un pasado remoto y estático, que la historia Argentina comenzó con los patriotas descendientes de europeos y que lo indígena representó lo malo y transformado de nuestro país como un triunfo de la “civilización” sobre la “barbarie”.

Pero lo cierto es que los pueblos originarios de

nuestro territorio son una historia y una actualidad de lucha y de resistencia, que aportan en todo momento a la construcción de nuestra nación, que sobrevivieron y construyen en la actualidad los pueblos Tobas, Mocovíes, Guaraníes, Wichis, Diaguitas, Mapuches y Chiriguanos y en la medida que generemos espacios de conocimiento, de encuentros y de relaciones sociales simétricas aportaremos a la formación de una visión mas amplia y justa de nuestro país.

SAER, Juan José El río sin Orillas, Ed. Seix Barral, Buenos Aires, 2006. SARASOLA, Carlos Martinez Nuestros Paisanos los Indios, Ed. Emecé Memoria Argentina, Buenos Aires, 2005. La Argentina de los caciques o el país que no fue, Ed. Del Nuevo Extremo, Buenos Aires, 2012. TODOROV, Tzvetan La Conquista de América: El problema del otro. Ed. Siglo XXI, Buenos Aires 2003.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 35


36 > > > SINTESIS DE HISTORIA

EN PRIMERA PERSONA: COLÓN Y SU ARRIBO AL NUEVO CONTINENTE 12 de octubre de 1492 Por Prof. Pablo Sapei Fe, conocimiento y codicia; servir a un Dios om-

océano estaba dominado por bestias terribles, pero él

nipresente, expandir las fronteras de lo conocido y

mismo, a contrapelo de las creencias de ese tiempo,

apropiciarse de riquezas o en palabras del semiólogo

no dudaba en afirmar que la tierra era redonda y que

Tzvetan Todorov “lo divino, lo natural y lo humano fueron

se podía navegar hacia el occidente. Luego dirá de las

los ejes sobre los cuales giró la empresa del llamado Descu-

noveles tierras americanas “que aquello era el paraíso

brimiento de América”. Y estos ejes se expresan cabal-

terrenal”.

mente en aquel navegante genovés, llamado Cristóbal

Cristóbal era el mismo hombre que buscaba emular

Colón, hombre de dos mundos, del viejo y del nuevo,

al “gran Marco Polo” y que buscaba huellas de su rela-

del medieval y del moderno. Aquel que creía que el

to en cada porción de suelo que recorría en sus viajes.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 37

ricanas, los nomádes pampeanos o las comunidades del Amazonas, todos deberán enfrentarse a ese “otro” distinto, que de la mano de la Cruz, de la espada, de la codicia y el afán de conocimiento había llegado al suelo americano para no irse nunca mas. Mientras la rueda de esta historia comenzaba a girar, Cristóbal Colón, el navegante genovés, el que había logrado el apoyo de los Reyes Católicos, expiraba un 20 de marzo de 1506 en una humilde casona de Valladolid, embriagado en la fe de haber alcanzado las tierras del Gran Khan, los reinos de Cipango y, en sus sueños, el hombre feudal sucumbía frente a la modernidad de los tiempos por venir .

Aquel 12 de octubre ¿Cómo fue aquella jornada? ¿Qué sensaciones, qué relato nos dejó Cristóbal Colón, de aquella mañana, de hace ya cinco siglos, en una paradisíaca isla caribeña, en la cual, tras dos meses de navegación, una tierra desconocida se abría ante sus ojos? Una fuente directa de aquel viaje es el propio diario de navegación oficial de la carabela Santa María, al mando del Gran Comandante, el cual contiene todas las vicisitudes de aquel primer viaje al nuevo Mundo (Colón realizará en total cuatro viajes). El texTan contradictoria era su figura, que en él convivía el cruzado medieval portador de fe, con el botánico explorador de una naturaleza nueva y aquel cuyo único motor de acción parecía sostenerse en la búsqueda de oro, plata y metales preciosos, aún a costa de la explotación, la muerte y el oprobio de hombres y mujeres que hasta su llegada habían vivido en paz con sí mismos y con sus dioses . Colón era el hombre que con sus viajes abrió puertas que nunca mas se cerraron; fue él quien dio el puntapié inicial para el contacto entre europeos y americanos, fue él quien abrió las puertas a la cruz y a la espada, a la conquista, a la explotación, a la violencia y a la muerte…. Fue él quien cerró las puertas de un mundo americano heterogéneo, amplio y autosu-

to original de la bitácora de viaje se ha perdido y solo ha sobrevivido hasta hoy la versión, resumida y comentada, que Fray Bartolomé de las Casas realizó del texto original, pero en el cual trascribió íntegramente grandes párrafos del manuscrito original. A continuación, trascribiremos lo escrito por Cristóbal Colón entre los días jueves 11 de octubre y sabado 13 de octubre de 1492: “Jueves 11 de octubre: Tuvieron mucha mar y más que en todo el viaje habían tenido. Vieron pardelas y un junco verde junto a la nao. Vieron los de la carabela Pinta una caña y un palo y tomaron otro palillo labrado a lo que parecía con hierro, y un pedazo de caña y otra hierba que nace en tierra, y una tablilla (….) Anduvieron en este día, hasta puesto el sol, veintisiete leguas. Después del sol puesto,

ficiente… Desde aquella mañana del 12 de octubre de 1492 hubo un mundo que se esfumó y un nuevo mundo que surgió… Nada fue igual para quienes vivían en este suelo americano, desde las avanzadas civilizaciones Méxicas o Incas, como los pueblos canoeros de los Onas fueguinos, los pueblos de las llanuras ame-

2) “Para Colón los nativos no eran más que parte del paisaje natural del Nuevo Mundo, seres raros tales como pájaros, plantas, animales diversos que no tienen derechos ni voluntad, y que constituyen especímenes dignos de cualquier colección para ser mostrada en Europa. De estos nativos no hay nada que aprender”. En “La conquista de América, el problema del otro” Tzvetan Todorov. Editorial Siglo XXI. Año 2010.


38 > > > SINTESIS DE HISTORIA

navegó a su primer camino, al Oeste; andarían doce mi-

vantaba, lo cual a pocos pareciera ser indicio de tierra. Pero

llas cada hora y hasta dos horas después de media noche

el Almirante tuvo por cierto estar junto a la tierra. Por lo

andarían noventa millas (…). Y porque la carabela Pinta

cual, cuando dijeron la Salve, que la acostumbraban decir y

era más velera e iba

cantar a su manera

delante del Almiran-

todos los marineros

te, halló tierra e hizo

y se hallan todos,

las señas que el Al-

rogó y amonestó-

mirante había man-

los

dado. Esta tierra vio

que hiciesen buena

primero un marinero

guarda al castillo

que se decía Rodri-

de proa, y mirasen

go de Triana; puesto

bien por la tierra, y

que el Almirante, a

que al que le dijese

las diez de la noche,

primero que veía

estando en el castillo

tierra le daría luego

de popa, vio lumbre,

un jubón de seda,

aunque fue cosa tan

sin las otras mer-

cerrada que no quiso

cedes que los Reyes

afirmar

habían

que

fuese

el

Almirante

prometido,

tierra; pero llamó a

que eran diez mil

Pedro Gutiérrez, re-

maravedís de juro

postero de estrados

a quien primero la

del Rey, y díjole que

viese. A las dos ho-

parecía lumbre, que

ras después de me-

mirase él, y así lo

dia noche pareció

hizo y viola; díjole

la tierra de la cual

también a Rodrigo

estarían dos leguas

Sánchez de Segovia,

Amañaron

todas

que el Rey y la Reina enviaban en el armada por veedor, el

las velas, y quedaron con el treo, que es la vela grande sin

cual no vio nada porque no estaba en lugar do la pudiese

bonetas, temporizando hasta el día viernes, que llegaron

ver. Después de que el Almirante lo dijo, se vio una vez o

a una islita de los Lucayos, que se llamaba en lengua de

dos, y era como una candelilla de cera que se alzaba y le-

indios Guanahaní. Luego vinieron gente desnuda, y el Al-


SINTESIS DE HISTORIA < < < 39

mirante salió a tierra en la barca armada, y Martín Alonso

los parió, y también las mujeres, aunque no vi más de una

Pinzón y Vicente Yáñez, su hermano, que era capitán de la

harto moza. Y todos los que yo vi eran todos mancebos,

Niña. Sacó el Almirante la bandera real y los capitanes con

que ninguno vi de edad de más de treinta años: muy bien

dos banderas de la Cruz Verde, que llevaba el Almirante

hechos, de muy hermosos cuerpos y muy buenas caras: los

en todos los navíos por seña, con una F y una Y: encima de

cabellos gruesos casi como sedas de cola de caballo, y cor-

cada letra su corona, una de un cabo de la cruz y otra de

tos: los cabellos traen por encima de las cejas, salvo unos

otro. Puestos en tierra vieron árboles muy verdes y aguas

pocos detrás que traen largos, que jamás cortan. De ellos

muchas y frutas de diversas maneras. El Almirante llamó

se pintan de prieto, y ellos son de la color de los canarios ni

a los dos capitanes y a los demás que saltaron en tierra, y

negros ni blancos, y de ellos se pintan de blanco, y de ellos

a Rodrigo de Escobedo, escribano de toda el armada, y a

de colorado, y de ellos de lo que hallan, y de ellos se pintan

Rodrigo Sánchez de Segovia, y dijo que le diesen por fe y

las caras, y de ellos todo el cuerpo, y de ellos solos los ojos,

testimonio cómo él por ante todos tomaba, como de hecho

y de ellos sólo el nariz. Ellos no traen armas ni las conocen,

tomó, posesión de la dicha isla por el Rey y por la Reina sus

porque les mostré espadas y las tomaban por el filo y se

señores, haciendo las protestaciones que se requerían, como

cortaban con ignorancia. No tienen algún hierro: sus aza-

más largo se contiene en los testimonios que allí se hicieron

gayas son unas varas sin hierro, y algunas de ellas tienen

por escrito. Luego se ajuntó allí mucha gente de la isla. Esto

al cabo un diente de pez, y otras de otras cosas. Ellos todos

que se sigue son palabras formales del Almirante, en su

a una mano Son de buena estatura de grandeza y buenos

libro de su primera navegación y descubrimiento de estas

gestos, bien hechos. Yo vi algunos que tenían señales de

Indias. «Yo -dice él-, porque nos tuviesen mucha amistad,

heridas en sus cuerpos, y les hice señas qué era aquello,

porque conocí que era gente que mejor se libraría y conver-

y ellos me mostraron cómo allí venían gente de otras islas

tiría a nuestra Santa Fe con amor que no por fuerza, les di a

que estaban cerca y les querían tomar y se defendían. Y

algunos de ellos unos bonetes colorados y unas cuentas de

yo creí y creo que aquí vienen de tierra firme a tomarlos

vidrio que se ponían al pescuezo, y otras cosas muchas de

por cautivos. Ellos deben ser buenos servidores y de buen

poco valor, con que hubieron mucho placer y quedaron tan-

ingenio, que veo que muy presto dicen todo lo que les decía,

to nuestros que era maravilla. Los cuales después venían a

y creo que ligeramente se harían cristianos; que me pareció

las barcas de los navíos adonde nos estábamos, nadando,

que ninguna secta tenían. Yo, placiendo a Nuestro Señor,

y nos traían papagayos e hilo de algodón en ovillos y aza-

llevaré de aquí al tiempo de mi partida seis a Vuestras Al-

gayas y otras cosas muchas, y nos las trocaban por otras

tezas para que aprendan a hablar. Ninguna bestia de nin-

cosas que nos les dábamos, como cuentecillas de vidrio y

guna manera vi, salvo papagayos, en esta isla.» Todas son

cascabeles. En fin, todo tomaban y daban de aquello que te-

palabras del Almirante.

nían de buena voluntad. Mas me pareció que era gente muy pobre de todo. Ellos andan todos desnudos como su madre


LOS MUSEOS Y LAS CIENCIAS SOCIALES EN LA ESCUELA Por Lic. Prof. Analía Gauna

Recomponiendo el hilo que atraviesa toda la historia moderna de los Museos,

U

no de nuestros ejercicios como docentes es pensar

nos damos cuenta de que tanto hoy como en los

en las prácticas cotidianas, por

siglos XIX y XX, lo que justifica

eso en este caso intentamos re-

en última instancia la institución de los museos

flexionar alrededor de qué rol pro-

es su compromiso permanente con la educación.

tagonizan los Museos como herra-

La educación es consubstancial a la

mientas didácticas de las Ciencias

institución llamada Museo”

Sociales. Seguro vamos a coincidir en

BALLART, J. 2007.

que todos somos coleccionistas de algo, todos tenemos nuestro museo particular, integrado por fotos, revistas, objetos, recuerdos familiares, videos etc., que indudablemente forman una larga lista de cosas que convertimos en museables, quizás por esa obstinada tendencia del hombre a venerar de forma institucionalizada, ritual y casi fetichista, algunos objetos que rodean nuestra existencia (León 1995). Sin embargo, en general, el concepto de museos está relacionado a algo estático, esquemático, aburrido y viejo, acrecentando la distancia que hay entre los objetos y la gente.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 41

Tienen su origen en los templos antiguos, donde moraban las Musas que en su origen eran las diosas de la memoria, a los que los escritores latinos agregaron una significación adicional, dado que así llamaban en Roma a unas grutas con características especiales que utilizaban los habitantes de las villas para retirarse a meditar, mas adelante también en Roma, Florencia, Inglaterra, Francia aparecieron con características similares a las que ya conocemos.

Construir un espacio curricular nuevo, que aborde el trabajo con los Museos como alternativa didáctica de las Ciencias Sociales Florencia, Inglaterra, Francia aparecieron con características similares a las que ya conocemos. Se reconoce su desarrollo a partir del Renacimiento. Y en la actualidad se exige una dinámica viva, cambiante y renovadora con valor didáctico, es decir, Podemos definir a los Museos como una institución con o sin fines de lucro al servicio de la sociedad,

con proyección didáctica, dimensión científica y con mayor participación.

abierto al público, que adquiere, conserva, investiga,

Por ello, en las últimas décadas, los Museos han

comunica, expone y difunde con propósitos de edu-

dirigido su atención al público, pretendiendo hacerlo

cación y deleite el valor cultural material e inmaterial

parte de la trama museológica difundiendo la memo-

de la humanidad (Consejo Internacional de Museos).

ria colectiva. En esta transformación que se va ope-

Tienen su origen en los templos antiguos, donde moraban las Musas que en su origen eran las diosas

rando día a día, han coincidido el mundo del museo y el de la escuela.

de la memoria, a los que los escritores latinos agrega-

Construir un espacio curricular nuevo, que aborde

ron una significación adicional, dado que así llama-

el trabajo con los Museos como alternativa didáctica

ban en Roma a unas grutas con características espe-

de las Ciencias Sociales, constituye un desafío desde

ciales que utilizaban los habitantes de las villas para

el punto de vista de su puesta en marcha; pensamos

retirarse a meditar, mas adelante también en Roma,

que es necesario que los docentes nos involucremos


42 > > > SINTESIS DE HISTORIA

en una recorrida por teoría y praxis para ayudar en

que se inicie debe estar fundada en un marco teórico,

los aspectos relacionados con la cultura, más allá de

que oriente la elección de contenidos y actividades.

los saberes disciplinarios.

Utilizar al Museo como un espacio de aprendizaje

Dado que en nuestra zona se encuentran el Museo

dinámico que inspire, desafíe, empuje y estimule el

del Convento San Carlos, el Museo de Historia Regio-

pensamiento, debe constituirse en el objetivo. Nuevas

nal de San Lorenzo, el Complejo Museológico Pino de

experiencias que los docentes puedan utilizar en la

San Lorenzo (con su Museo de Arboles Históricos y

construcción de nuevos aprendizajes.

Museo Sanmartiniano), el paseo Cultural constituido

Por otro lado, darle un espacio a las Ciencias Socia-

por el Campo de la Gloria y el de los restos del Pino

les cuyo objetivo primordial es acercar a los alumnos

Histórico, muy cerca también el monolito de la con-

a la realidad, a los cambios, las continuidades y los

memoración de la Batalla de Punta Quebracho (en la

conflictos sociales. A partir de la visita al Museo per-

ciudad de Puerto Gral. San Martín), la referencia His-

mite también trabajar el campo que se relaciona con

tórica de la Posta de San Lorenzo, la muestra perma-

el patrimonio, que es una de las áreas de proyección

nente de historia de los inmigrantes en fotos (en la

de la didáctica de las Ciencias Sociales. Emparentan-

ciudad de Capitán Bermúdez), entre otros, resulta de

do, así, la difusión, divulgación y comunicación de los

suma pertinencia proponer una mirada a esta posi-

objetos de estudio que ellas aportan, y que posibilitan

bilidad de utilizar al museo como una herramienta

la socialización y el contacto con el pasado tanto leja-

mas para pensar o repensar su valor, y el de los sitios

no como cercano.

históricos como instrumentos didácticos.

Apropiarse, aprehender la cultura material y sim-

Desde la problemática que abordan las Ciencias So-

bólica que contienen los Museos, al tiempo que pue-

ciales, trabajar con los museos enriquece la práctica

dan descubrir el discurso museológico, mas las activi-

docente con nuevas experiencias.

dades que se pueden realizar a partir de su recorrido,

Nuestras reflexión apunta a que toda actividad

va mucho mas allá de la visita tradicional y guiada.


SINTESIS DE HISTORIA < < < 43

La observación y la descripción suponen el primer

nuevas experiencias y que impone la necesidad de

y fundamental aporte de datos originales, de los cua-

reconocer nuevos lenguajes en la apropiación de nue-

les en ningún caso hay que prescindir. En los Museos

vos saberes.

no solo se pueden abordar CONTENIDOS CONCEP-

Estas reflexiones tienen solo la pretensión de

TUALES, sino también CONTENIDOS PROCEDIMENTA-

apuntar a una forma mas de repensar las prácticas

LES (como planteo de hipótesis, recopilación de datos,

docentes desde un lugar no tradicional, que benefi-

análisis de la información, observación directa e in-

cian tanto al docente en su propia experiencia como

directa de fuentes), como así también CONTENIDOS

a los alumnos al posibilitarle un contacto diferente

ACTITUDINALES

(sensibilidad ante la preservación

con el tiempo, el espacio y la cultura, por ello no es

del patrimonio cultural, valoración de las fuentes de

necesario concurrir en grandes grupos o recorrer un

datos, respeto por los lugares de la memoria). Para en-

museo en su totalidad. Solo hace falta una buena pla-

señar a aprender a través de los objetos materiales es

nificación de la visita al Museo, en la que se diferen-

necesario diseñar estrategias, para ayudar a nuestros

cien su uso como herramienta didáctica y el planteo

alumnos a comprender que aquello que forma parte

de estrategias que apunte a logros no convencionales.

del entorno del hombre, nos puede suministrar datos

Tenemos una gran oportunidad, que como docen-

de la cultura a la que pertenece como también ele-

tes no podemos soslayar: poner en valor todo lo que

mentos para reconstruirla.

se halla a nuestra disposición a través de los museos,

Siguiendo con esto de pensar y reflexionar qué re-

para concretar en parte, nuestra tarea de transforma-

laciones pueden establecerse entre los museos y las

ción desde la escuela, hacia una sociedad con nuevas

escuelas con la mediación de las Ciencias Sociales,

significaciones, es decir, mas crítica.

nos permite compartir y advertir que debemos reconocer al ámbito del museo como un espacio de aprendizaje, que nos posibilita observar la cultura material y simbólica, que enriquece la práctica docente con


44 > > > SINTESIS DE HISTORIA

LA HISTORIA DE SAN LORENZO CONTADA POR SUS PERIÓDICOS Por Roberto Alfredo Colimodio

Banco de la Nación Argentina, sucursal San Lorenzo Edificio que ocupa la sucursal del Banco de la Nación Argentina

Desde esa fecha, la Agencia eficiente e inteligentemente

El 21 de Agosto de 1916 se inauguró al servi-

regenteado por el Sr. Luna, secundado efizcamente por el

cio público la agencia del Banco de la Nación

Sr. Franco Rosas, ha desenvuelto con óptimos resultados

Argentina en la ciudad de San Lorenzo.

su acción, al punto que en cuanto se normalice la situación

Era muy sentida la necesidad de esta institución bancaria, para la mayor facilidad de

agrícola de la región, es muy posible que sea necesaria una ampliación de los servicios de que dispone en la actualidad.

las transacciones comerciales, anhelo que

El Banco de la Nación Argentina la reina de nuestras

pudo ser satisfecho en la fecha enunciada,

instituciones de crédito, está extendiendo las grandes ra-

gracias al empeño decidido y valioso del dis-

mificaciones de su mecanismo, impulsor eficaz de nuestro

tinguido hoy Senador por Iriondo, Sr. Joaquín

comercio interior, por los puntos más importantes del país,

Lagos, a quien en esta ocasión, próximo a

llegando a 176 el número de Sucursales y Agencias que

cumplirse el primer año desde la apertura,

funcionan en la República, de las cuales 105 lo hacen en

enviamos nuestra más calurosa satisfacción,

casas de propiedad de la institución.

como demostración agradecida a su actuación eficiente en pro de los progresos materiales y culturales de este pueblo.

Extraído de: Periodico San Lorenzo – Julio 1917


46 > > > SINTESIS DE HISTORIA

LOS GRUPOS DOMÉSTICOS TOBAS(QÓM) EN LA CIUDAD DE ROSARIO:

INTERCULTURALIDAD Y DERECHOS A LA APROPIACIÓN DEL ESPACIO URBANO Por Prof. Graciela B. Rodriguez (UNR – Conicet)

El incesante flujo migratorio de familias de etnia

conformaron tres

asentamientos: (i)- Los Pumitas y

Toba (Qóm) procedentes de distintas localidades del

(ii)- Juan José Paso y Travesía, ambos en la zona norte y

Chaco hacia otros centros urbanos del país pone sobre

(iii)- el barrio Toba Municipal en zona oeste (Rouillón y

el escenario la defensa de las identidades étnicas, la

Aborígenes Argentinos). Si bien no contamos con cen-

(in)capacidad de diálogo multicultural y pluricultural

sos oficiales de esta población, el cálculo aproximado

por parte de las ciudades receptoras y la demanda por

arroja entre 28000 y 30000 habitantes, contabilizando

nuevos derechos. En efecto, Buenos Aires, Santa Fe ca-

los tres sitios mencionados.

pital y Rosario configuran los nuevos espacios geográ-

En una primera etapa de estas oleadas migra-

ficos donde estos grupos domésticos procuran mejores

torias, desde 1960 a 1980, las familias Tobas se asenta-

condiciones de vida ante el quiebre de la economía

ron en carácter de migrantes golondrinas. Durante el

chaqueña (baja capitalización de la industria algodo-

ciclo anual viajaban periódicamente a sus localidades

nera, expropiación de tierras ancestrales a particulares,

de origen para las tareas de recolección del algodón,

tala indiscriminada de árboles en los montes, etc.).

retornando a Rosario para realizar trabajos temporales

En este marco, la presencia de estas familias

en la construcción, “changas” y actividades ligadas al

en la ciudad de Rosario replantea la problemática de

“cirujeo” en el sector informal de la basura. A partir de

las migraciones internas y la lucha por los derechos

mediados de los noventa los asentamientos se hicieron

en el horizonte de la interculturalidad. En la ciudad se

más estables, y la mayoría de las familias despliegan


SINTESIS DE HISTORIA < < < 47

sus estrategias de autoreproducción económico-social

acordamos con los conceptos de integración y de tole-

en la ciudad, manteniéndose las mismas actividades

rancia. El primero, porque intenta diluir lo diferente en

pero con una mayor organización en las tareas de los

un universo de valores que se consideran superiores y,

“cartoneros”. La mencionada permanencia en la ciudad

el segundo, porque acepta la diferencia desde una posi-

también se ha ido consolidando a través de los distin-

ción de superioridad.

tos planes subsidiados por el Estado nacional. En la ac-

Los grupos domésticos Tobas forman parte de

tualidad, las asignaciones familiares han posibilitado

la ciudadanía rosarina, los hijos y nietos de las fami-

garantizar la escolaridad de los niños, antes disconti-

lias migrantes han nacido en Rosario, razón por la cual

nua por el carácter de migrantes golondrinas.

deberíamos evitar, tanto desde las políticas públicas

No obstante, pese a una mayor y mejor inser-

como desde la ciudadanía en su conjunto, las actitudes

ción en la ciudad (presencia de dos escuelas bilingües e

discriminatorias o los paternalismos recostados en ac-

interculturales donde

ciones de caridad. Es-

se escolariza también

tos asentamientos pre-

en la lengua materna

sentan sus sistemas de

-qóm-, becas otorga-

liderazgos, la vitalidad

das por la Universidad

de su propia lengua,

Nacional de Rosario

concepciones particu-

para

abo-

lares de los procesos de

rígenes y planes de

salud/enfermedad, un

vivienda tanto muni-

profundo

cipales como naciona-

religioso con el culto

les) el diálogo entre los

evangélico -en sus va-

encargados de llevar

riadas nominaciones-,

adelante las políticas

maneras específicas de

alumnos

sincretismo

públicas con las comunidades en muchas ocasiones se

comprender el uso y tenencia de las tierras, concep-

ve interferido por las barreras culturales. En este sen-

ciones espacio-temporales diferenciales y un sentido o

tido, bien sabemos del enorme desafío que significa la

sentimiento de pertenencia étnica que deben conocer-

defensa de los derechos indígenas en una ciudad au-

se y respetarse en las distintas instancias de interac-

toimaginada como “blanca” y “europea”, y desde don-

ción socio-cultural.

de se dificulta otorgar visibilidad a las diferencias.

Desde nuestra perspectiva, las culturas e iden-

En el horizonte de la interculturalidad la lucha

tidades están en permanente proceso de construcción

por la apropiación del espacio urbano rosarino por par-

y el sentirse indígena no está ligado a una imagen es-

te de estas familias presenta innumerables obstáculos,

tática y cristalizada que debe rescatarse. El dinamismo

la mayoría de ellos ligados a ausencias de diagnósticos

de las identidades plantea el universo de significacio-

socio-culturales que tengan en cuenta el entramado de

nes que recrean cotidianamente los actores sociales

los valores y actitudes endogrupales, los sincretismos

en función de sus interacciones con otros segmentos

religiosos

y lingüísticos, la escasa competencia lin-

de las sociedades. Debemos dejar de lado las visiones

güística del castellano en la población de mayor edad

reificadas ligadas a lo exótico. Las renovadas miradas

y las particulares concepciones sobre los procesos de

sobre el mismo concepto de folclore nos invitan a re-

enfermedad y sanación, entre otros tantos aspectos.

pensar a las sociedades y a las culturas no como enti-

Estas consideraciones son de gran importancia porque

dades sino como representaciones, donde hay campos

los procesos de inclusión social, tendientes a ampliar

simbólicos relacionados con mitos y rituales y sistemas

la ciudadanía, requieren de un diálogo intercultural

semánticos estructurados a través de un universo cam-

que respete a la diferencia en tanto enriquecedora de

biante de nociones y símbolos asociados.

la sociedad en su conjunto. En este orden de ideas, no


48 > > > SINTESIS DE HISTORIA

POSTALES DEL AYER

Máquina de trilla en la zona rural de Capitán Bermúdez. Actual Barrio Quinta (Archivo de la Ciudad de Capitán Bermúdez)


SINTESIS DE HISTORIA < < < 49


50 > > > SINTESIS DE HISTORIA

SOBRE RIELES, PRIMERA PARTE Por Ernesto Ciunne

Foto de la Estación Juan Ortíz (Archivo histórico de la Ciudad de Capitán Bermúdez

a nuestro país en “Granero del Mundo” se susten-

En esta serie de notas, de la cual aquí

tó en varios pilares: entre ellos la imperiosa necesidad de transformar en productivas, amplias

presentamos la primera entrega, iremos compartiendo el devenir historico de las

extensiones de la pampa húmeda y para ello era necesario fomentar la mano de obra y estimular las comunicaciones.

principales vías ferreas que forjaron el paisaje cultural de nuestra región, con la impronta que el ferrocarril con sus

La inmigración europea fue la respuesta ideada por las elites criollas para responder a esa demanda de trabajo y el fomento al desarrollo del ferrocarril a partir de estimular inversiones extranjeras

instalaciones, sus estaciones, sus trabajadores y su propia cultura, sembraron en la ideosincracia de cada uno de los pueblos que componen la región del Carcarañal

L

fue la politica auspiciada desde el gobierno para sostener las comunicaciones y de ese modo poder sacar la producción agricola a los puertos y de alli a Europa, en especial el Reino Unido de la Gran Bretaña. Nuestra provincia y nuestra región no permanecerán indemnes a ninguno de esos fenomenos, ya que será ambito propicio para la radicación de

a consolidación de un Estado liberal en la Argentina de finales del siglo XIX sustentado

en una economía agroexportadora que convirtiera

colonias y la llegada de inmigrantes, y su suelo se verá surcado por largos brazos de hierro sobre el cual cabalgaran, las locomotoras y vageones los


SINTESIS DE HISTORIA < < < 51

cuales cuan caballos de metal, partirán o arribaran

corrido de prueba, veinte años después había en In-

a la ciudad de Rosario, la cual con su estructura

glaterra 3.200 km. de vías férreas.

portuaria (a la que luego se le agregaran las loca-

En la Argentina los Ferrocarriles comenzaron a

lidades aledañas como San Lorenzo o Puerto San

funcionar a partir del año 1860, en el año 1865 el

Martin)

primer ferrocarril

será bendecida como una de las princi-

interprovincial, el Central Ar-

pales puertas de salida de la producción cerealera

gentino, unió las ciudades de Rosario y Córdoba.

del campo Argentino con destino a los mercados

En 1900, la red tenía una extensión de 16.609 km.

europeos.

Red que llegaría a cubrir 46.815 km. en su época de apogeo. En la Provincia de Santa Fe se inauguró la políti-

Las estaciones de Ferrocarril

ca ferroviaria durante el Gobierno de Don Nicasio Oroño en el año 1867.

Hoy pasan casi desapercibidas o de ellas solo

En el año 1886, las vías férreas en la provincia

quedan ruinas. Pero durante largos años las esta-

tenían una longitud de 555 km. representando un

ciones de ferrocarril eran muy importantes. Gran-

12,33 % del total nacional.

des o pequeñas, terminal de línea en una gran ciu-

Entre los años 1885 a 1900 se produce un incre-

dad o pequeña en algún pueblo, a lo largo y a lo

mento extraordinario en los ferrocarriles de la Pro-

ancho de nuestro país las estaciones de ferrocarril

vincia, a un ritmo de casi 435 km. por año.

eran puerta de entrada o de salida. Eran el contacto con lo ajeno, lo distinto y lo diverso. Ambitos de encuentro en las que se recibían las últimas noticias y los productos más diversos

Los 555 Km. de vías en el año 1886 estaban discriminados de la siguiente manera:

venidos de lugares remotos. Microcosmos habitado por Jefes de Estación, telegrafistas, señaleros, guardas taciturnos, curiosos que se quedaban paraliza-

Rosario a Córdoba

dos cuando pasaban raudamente los grandes ex-

Rosario a Colonia Candelaria

presos, señoritas que iban a dar “la vuelta al perro”

Santa Fe a Las Colonias

o vagabundos de destino incierto.

Campana al Rosario ( en Santa Fe)

La estación junto con la locomotora era la en-

110 km. 55 km. 100 km. 50 Km.

Mercedes ( Bs.As.) a Mercedes ( San Luis)

carnación del progreso, de la velocidad, símbolos

Pasando por el sur de Santa Fe.

tangibles de la era del vapor.

Santa Fe a las Colonias prolongación al Norte 150 km.

90 km. 555 Km.

El Ferrocarril El ferrocarril, como ningún otro elemento, cons-

En 1888 la red ferroviaria del Estado Provincial es

tituyó en sí mismo la representación de la mo-

arrendada a la Compañía Francesa Five – Lille que

dernidad y el progreso. Resumiendo sus distintas

en el año 1891 tiende una línea para conectar los

formas de expresión en un todo visible: la técnica,

dos puertos más importantes de la Provincia: Santa

los nuevos materiales, la energía, el conocimien-

Fe y Rosario.

to científico, la velocidad, al alteración de las relaciones entre espacio y tiempo; en definitiva, la supremacía de la maquinaria, del intelecto sobre

Nuestra investigación

la naturaleza. Esta fuerza arrolladora, símbolo del avance, se verifica en el desarrollo mismo del sistema ferroviario. En 1825 George Stephenson realizó el primer re-

Este trabajo que hoy ponemos a consideración de los lectores pretende ser una introducción a sucesivos trabajos que iremos presentando en números


52 > > > SINTESIS DE HISTORIA

de la revista Síntesis de Historia Los trabajos hablaran de las estaciones, desde el punto de vista histórico, arquitectónico y de su valoración como patrimonio industrial.

trucción, perdidas y abandono para el patrimonio ferroviario. Esta situación también es producto de la falta de una visión del fenómeno ferroviario que integran

Paralelamente se confeccionaran:

historia y patrimonio con aspectos urbanos, am-

1 - Fichas de relevamiento de edificios y equipa-

bientales y socioeconómicos.

miento de las estaciones. 2 - Inventario en soporte informatico de fotografías y planos. 3 - Reseña histórica de ciudades y pueblos por donde pasa la línea.

Los estudios sobre los ferrocarriles son unos de los más diversificados hay tantos aspectos que resulta imposible hacerlo por una sola persona y en único trabajo. Por lo tanto he adoptado el criterio de ir inves-

Toda esta información, abrigamos la esperanza,

tigando cada vez una línea, aún dentro de un mis-

que en el futuro pueda ser consultada en un Centro

mo ferrocarril o una estación en particular o los

Documental de la Historia de la Región.-

elementos auxiliares como; galpones, tanques de agua, cabines, talleres, obras de ingeniería, vivien-

Pretendemos con este trabajo tener una visión

das, pueblos ferroviarios.etc.

de conjunto que contribuya a identificar las causas

Resta decir que toda información en poder de los

de los problemas que afectan a un patrimonio de

lectores de esta revista será bienvenida y valorada

singular riqueza y calidad.

en su justa medida.

Habrá forzosas omisiones, informaciones erróneas o inconexas en este trabajo. Algunas de ellas evidencian el estado de los estudios sobre esta temática que recién en los últimos años adquirido estado público luego de sufrir años de olvido, des-


SINTESIS DE HISTORIA < < < 53


SINTESIS DE HISTORIA < < < 55

SAN LORENZO 1935 Por Miguel Ángel Piagentini y Ricardo Alberto Celaya

E

l hallazgo de una guía oficial de aquel año, nos

junto con los anteriormente mencionados Miguel Zatt,

ayuda a redescubrir una localidad todavía pue-

Francisco Yafar y Rodríguez Hierro.

blerina y diferente a la actual, en la cual las actividades

Algunas categorías presentaban una mayor oferta

comerciales eran incipientes. Aquellos datos poseen un

como las carnicerías, entre las que podemos mencio-

gran significado para nosotros, dado que son informes

nar las de Nilo y Adolfo Arroyo, Arturo Bianchi, Ernesto

recogidos en el pueblo de la época; pero compilados y

Corbellini, Daniel Sernoque, Erasmo Zelada y la Coope-

verificados fuera de él.

rativa Popular.

En aquella San Lorenzo las actividades primarias te-

La presencia de los primeros intentos de fábricas

nían un rol preponderante, abundaban los hacendados,

locales de aceites (Fábrica Sudamericana), de licores

agricultores y tamberos, de allí se desprende el dato en

(Sbarbo Hermanos) y de carros y carruajes (Juan Mogor-

que la guía figuran varios propietarios de trilladoras.

doy) formaron iniciativas muy alejadas de la magnitud

El panorama se complementaba con pocos profesionales y entidades educativas, sólo existía una sola entidad bancaria, un sólo surtidor de nafta para una localidad que contaba con un único automóvil en alquiler.

de las actuales, pero que no dejan de ser valiosos para la época. Otro dato que podemos tener en cuenta es la cantidad de telefónos provistos por la entonces Unión Tele-

Aunque incipiente y sólo dirigido para el consumo

fónica, aquellas treinta y tres líneas constituyen toda

cotidiano, San Lorenzo contaba con los siguientes al-

una referencia, dado que no aparecen los nombres de

macenes: Nacib Amar, Amadeo Barchetta, Luis Grab-

calles.

bia, Alfredo Mendoza, Francisco Yafar, Miguel Zatt y de

Haciendo un balance, vemos cómo muchos de los

Mártire Hermanos. Algunos de los cuales también figu-

apellidos que ya figuraban en la guía todavía tienen

ran en otras categorías como bazares, a su vez figuran

presencia, demostrando que San Lorenzo es una ciu-

en el rubro de Ramos Generales los negocios de Juan

dad cuyo desarrollo no estuvo radicado en el impulso

Sánchez, Schneider Hnos, Clemente Hnos. y Rodríguez

de una sola persona, sino por el esfuerzo de varios in-

Hierro y Cía. los cuales tuvieron amplia trayectoria.

dividuos y grupos, construida horizontalmente, en la

Por otro lado, figuran también como tiendas Salomón y Juan Manzur, Fidel y Carlos Rucci con

“La Favorita”,

que el comercio y la industria sentaron las bases para lo que vendría después. Imagen Guía Oficial de 1935


SAN ROQUE: SANTO PATRONO DE CAPITÁN BERMÚDEZ LOS FESTEJOS DE 1937 Por Sebastián Alonso

San Roque nació en Montpellier, Reino de Mallorca. Fue canonizado en 1584 y es venerado como santo por la iglesia católica, que

Dicha agrupación fomentó la devoción al santo cons-

celebra su festividad el 16 de agosto. No se

truyendo capillas y más centros de acogida por toda

sabe su exacta fecha de nacimiento entre los siglos XIII y XIV. Fue un peregrino que se desplazó a Roma. Recorrió Italia y se dedicó a curar a todos los infectados de la peste. Su devoción se extendió muy rápidamente a par-

Italia. Una de las iglesias más conocidas que están dedicadas a este santo está en París, muy cerca del Museo del Louvre edificada por Luis XIV en 1653. Es además protector de peregrinos, enfermeros, cirujanos o cánidos, entre otros. Su imagen lo representa vestido de peregrino con bordón, sombrero y capa, herido en una

tir del siglo XV. Desde Venecia se extendió el

pierna, siendo la más habitual la izquierda, y acompa-

culto hacia el mundo germánico y a los Países

ñado de un perro llamado Melampo o un ángel, aunque

Bajos. En 1477, con ocasión de una epidemia

a veces son representados ambos. Es el santo protector

de peste, se fundó en Venecia una cofradía

ante la peste y toda clase de epidemias, su intervención

que bajo su nombre, se dedicó al hospedaje

era solicitada por los habitantes de muchos pueblos y,

de enfermos de peste y que fue conocida como

ante la desaparición de las mismas reconocían la inter-

Confraternità o Scuole di San Rocco.

vención del santo, por lo que se le nombraba patrono de la localidad. Es el santo patrono de Capitán Bermúdez,


SINTESIS DE HISTORIA < < < 57

antes Juan Ortiz, ya que Roque Cassini, en el año 1930,

por los señores Roque Cassini y Alfredo Gueglio, este

donó el terreno para la iglesia, frente a la plaza del barrio

último integrante de la empresa urbanizadora “Gueglio

de Villa Cassini, de cuya construcción se hizo cargo y la

Hnos.”. A continuación hubo un baile que duró hasta las

dedicó a su santo. Recordemos que, así también, donó

3.00 de la mañana. Al día siguiente, a la salida del sol

el terreno y edificio para la escuela provincial nº 233.

se “dispararon bombas” y a las 9.00 se realizó un gran

Roque Lorenzo Cassini, nació en Matilde, provincia de

“match de football” entre solteros y casado en Villa Cas-

Santa Fe el 11 de febrero de 1879. En 1910 fundó “Cassini

sini. A las 13.00 empezaron los juegos populares y una

y Cía.”, gran tienda de artículos nacionales e importa-

tapada de bochas, que tuvo como primer premio media

dos, ubicada en San Martín esquina Rioja de Rosario, con

libra esterlina y como segundo, una medalla. A las 14.00

sucursales en las ciudades de Córdoba y Santa Fe. Fue

hubo carreras, entre ellas la de encender el cigarro, para

uno de los propulsores y benefactores de la localidad de

damas y caballeros. A las 15.00 una gran carrera de tres

Juan Ortiz, cerca de donde instaló una fábrica de papel.

piernas para chicos. Hubo importantes premios para to-

Roque Cassini fue quien realizó el desarrollo urbano del

dos los ganadores de las pruebas. Desde las 17.00 hasta

actual barrio “Villa Cassini”, en tierras de su propiedad

las 23.30 se realizó “un gran matiné danzante”. Luego

que habían pertenecido a las hermanas Sinesia Silva y

hubo un concurso para elegir a la dama más simpática

Domitila Silva de Argumedo.

del baile. El premio fue “una artística fotografía platina-

Casado con Margarita María Rébola, fue padre de Sara

da de 0,18 por 0,24 donada por la fotografía Valenti”.

Cassini, casada con Juan Carlos Barberis; Sila Cassini,

También se rifó entre las damas asistentes “un regio

casada Teodoro Cristián Minnhar, Rodolfo Cassini, ca-

corte de seda fantasía”. Los bailes fueron amenizados

sado con Liliana Actis, Elda Margarita Cassini, fallecida

por la orquesta Manini, muy renombrada en esos tiem-

bebé; Margarita Cassini, casada con Adolfo García Diez y

pos.

Oscar Roque Armando Juan Cassini. Roque Cassini falleció en Rosario el 8 de abril de 1956.

El domingo 22 a las 8.00 se dio la misa de primera comunión y a las 9.30 la misa solemne con panegírico en

Para ilustrar la devoción a San Roque en Capitán Ber-

honor al Santo Patrono. Todos los oficios religiosos estu-

múdez, vemos lo que relata el diario “La Capital” los días

vieron a cargo de los Reverendos Padres Franciscanos de

21 y 31 de agosto de 1937 sobre las fiestas patronales.

San Lorenzo.

Los festejos empezaron con una novena a San Roque.

Termina “La Capital” diciendo que: “Con una concu-

Colaboró con la organización de los festejos la Sociedad

rrencia extraordinaria de fieles se desarrollaron los ac-

Cooperadora de la Escuela Fiscal nº 233 “Villa Cassini”.

tos religiosos programados en honor del Patrono de la

También a Comisión de Fiestas de “Villa Cassini” prepa-

iglesia … Con todos estos actos se dieron por finalizadas

ró un variado programa de fiestas. El día 21 a la mañana

las tradicionales fiestas patronales que como todos los

se realizaron disparos de bombas al iniciarse los festejos

años adquieren gran lucimiento”.

y a las 20.30 se encendieron fuegos artificiales, donados


58 > > > SINTESIS DE HISTORIA

Procesi贸n de San Roque en la Plaza Sarmiento


Revista nº 28  
Advertisement