Page 1

Narrador/a: Raquel Fecha: 11 de noviembre de 2005


El Pirata Metepatas Autoras: Rocío Antón y Lola Núñez Editorial: Edelvives


Roque era un pirata que pirateaba con su barco por todos los mares del ancho mundo. Cada noche, Roque soñaba con asaltar barcos cargados de tesoros. Pero todo le salía al revés. Y además, Roque tenía un loro bastante maleducado que se burlaba de él a todas horas.


Una mañana, Roque divisó un barco. “Por fin conseguiré un tesoro”, pensó. El pirata ordenó a los marineros que prepararan los cañones, luego, gritó con todas sus fuerzas:


-¡Fuego a Estribor! Los cañonazos hicieron tres agujeros en el casco y el barco se hundió.


El tesoro que transportaba el barco era chocolate en polvo. Por eso, cuando se fue a pique, todo el mar se cubri贸 de chocolate y los peces m谩s golosos disfrutaron de una dulce merienda.


El loro de Roque, mientras tanto, se desternillaba de risa y decía:

¡ESTO SÍ QUE ES UNA LATA! CADA VEZ QUE PIRATEAS, VUELVES A METER LA PATA.

Y el pirata se arrepentía de no haber educado mejor a su loro.


En otra ocasión, el barco de Roque se topó con un viejo navío. Roque pensó: “Por fin conseguiré un tesoro, pero esta vez no usaré los cañones”. El pirata maniobró con el timón. Cerca del navío, ordenó a los marineros: -¡Al abordaje! Los piratas capturaron el navío y lo remolcaron hasta una isla.


En la isla, abrieron la bodega. Roque se qued贸 de piedra: el 煤nico tesoro que encontr贸 fue un cargamento de helados, que estaban derretidos al sol.


El loro de Roque, mientras tanto, se desternillaba de risa y decía: ¡ESTO SÍ QUE ES UNA LATA! CADA VEZ QUE PIRATEAS, VUELVES A METER LA PATA.

Y el pirata se arrepentía de no haber educado mejor a su loro.


Pasaron meses sin divisar ning煤n barco, hasta que una noche, Roque descubri贸 uno en el horizonte. Entonces orden贸 a sus marineros que se prepararan para asaltarlo.


La lucha fue terrible. El barco de Roque sufri贸 grandes da帽os y se hundi贸. Pero los marineros consiguieron apresar el otro barco y a todos sus tripulantes.


Como aquel barco había resultado también dañado en la batalla el agua entraba en sus bodegas. El buque transportaba esponjas, que absorbieron el agua y, con el peso, el barco se hundió. Roque se metió en un barril y remó hasta una isla.


Sólo el loro seguía junto a él, desternillándose de risa: ¡ESTO SÍ QUE ES UNA LATA! CADA VEZ QUE PIRATEAS, VUELVES A METER LA PATA.

Y el pirata se arrepentía de no haber educado mejor a su loro.


Al llegar a la isla, el pirata decidió buscar un lugar donde hacer una hoguera y pasar la noche. Roque encontró una cueva, entró en ella y descubrió, con horror, el esqueleto de un viejo pirata. Estaba apoyado en un gran cofre y, en una de sus manos, tenía un pergamino enrollado.


Roque pensó que, por fin, había conseguido un tesoro. Al abrir el cofre se llevó una gran desilusión, dentro no había joyas, solo había libros.


Luego, el pirata cogió el pergamino. ¡Era un mapa con ríos, montañas y un tesoro, marcado con una cruz! Pero el mapa estaba lleno de letras y él no sabía leer.


Roque estaba muy enfadado y el loro se burlaba de él:

¡ESTO SÍ QUE ES UNA LATA! CADA VEZ QUE PIRATEAS, VUELVES A METER LA PATA.

Y el pirata se arrepentía de no haber educado mejor a su loro.


Cuando se le pasó el enfado, Roque buscó entre los libros del cofre y encontró una cartilla. Se sentó y empezó a leer: -A de árbol. E de elefante. I de isla. O de oso y U de uvas.


Roque decidi贸 aprender a leer con su cartilla. Pronto conoci贸 todas las letras y pudo descifrar el mapa del tesoro.


Cada noche, Roque leía los libros en alto para que su loro pudiera disfrutar de las historias. Roque se sentía muy satisfecho porque sabía que ahora sí estaba educando bien a su loro.


EL CONSEJO DE ROQUE ÂżQuieres encontrar tesoros Y demostrar tu bravura Y convertirte en pirata? Mejor que conseguir oro, Busca un libro de aventuras Y no meterĂĄs la pata

El Pirata Metepatas  

cuento de piratas muy divertido

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you