Page 1

Era De La AGRECION


Equipo Evolucion DE TRIPLE H

El Asesino cerebral, el Rey de Reyes, The Game. También la Pala, Triple Ego, o el hombre que encabeza Wrestlemania debido a las “circunstancias”. Paul Levesque es uno de los rostros más reconocidos de WWE en las últimas dos décadas, periodo que le ha servido para labrar una trayectoria envidiable, ganándose el odio y el cariño de los aficionados a partes iguales. Pero toda la mala fama que Hunter ha obtenido con el transcurso del tiempo tiene como origen un pequeño periodo de su dilatada carrera, el cual se ubica entre los años 2002 y 2005, y que abarca sus cinco reinados como Campeón Mundial Pesado.

Un ciclo de dos años y medio que comprende una etapa donde la programación de Raw giró prácticamente alrededor de un único hombre. Pero, ¿es una exageración que los fans llamen a esta etapa “¿El Reinado Del terror”, o realmente este reinado podría haberse usado como trama para alguna película de terror de los 80?

Tras una wrestlenamia defensa ante Ric Flair, el primer reto importante de Hunter como campeón sería en Unforgiven, ante un Rob Van Dam que estaba siendo impulsado desde el midcard, y que contaba con la confianza de la directiva para ser un nombre importante en el futuro. Tras un entretenido combate, Triple H retuvo con la ayuda del ya nombrado Nature Boy, en lo que podría considerarse como el germen de Evolución.


Pocas semanas después, Triple H se enfrascó en una nueva rivalidad con Kane, en lo que es correcto catalogar como una de las storylines más ridículas y grotescas que ha dado a luz la empresa de los McMahon: con objetivo de desestabilizar al aspirante, The Game reveló al público la historia de Katie Vick, una supuesta antigua novia de Kane que este asesinó en un accidente de coche en 1992, dando lugar al famoso segmento donde Triple H practica sexo con un maniquí en un ataúd. Como consecuencia.

Triple H retuvo su campeonato ante el monstruo rojo en No Mercy, ofreciendo un combate decente (bastante perjudicado por las excesivas intervenciones de Flair), ganando además el campeonato Intercontinental en el mismo enfrentamiento.

Si 2003 es considerado uno de los peores años in-ring de la historia reciente de la empresa, gran culpa de ello lo tiene la escena titular de Raw. Triple H afrontaría el año teniendo como primer rival a Scott Steiner; Steiner, quien había sido uno de los últimos Eventos Centrales de WCW, fue bien acogido por el público cuando regresó a WWE con el rol de face. Sin embargo, el resultado de su rivalidad por el WHC puso de manifiesto el deplorable estado de forma de Big Poppa Pump, dándonos un combate infumable en Royal Rumble, y una revancha que apenas rozó el aprobado en No Way Out. Ya con Wrestlemania XIX en el horizonte, Booker T se perfilaría como nuevo rival de nuestro campeón; con un build-up cimentado en el pasado criminal de Booker, y dejando excesivos tintes racistas en la storyline, El Juego volvió a retener su campeonato en un buen match.


Una vez pasado WM, llegó el momento de los amiguismos. Con la nWo muerta y enterrada, Kevin Nash regresó a la pantalla tras meses de ausencia por lesión, y todo con la excusa de querer implementar la paz en medio de las trifulcas entre Triple H y Shawn Michaels. Con este pretexto, Big Daddy Cool se “adjudicó” 3 oportunidades titulares en 3 PPV consecutivos, dejándonos un muy olvidable combate en Judgment Day, un apenas decente enfrentamiento en Insurrextion, y un Hell In a Cell en Bad Blodd cuyo mayor interés fue ver a un Mick Foley bumpear contra la celda mientras hacía las funciones de árbitro especial.

Lastimosamente, todo fue a peor cuando Bill Goldberg tomó el lugar de Nash en la órbita titular. Con Goldberg, acudimos a un breve paréntesis en el reinado de HHH, pues este consiguió despojar a The Game del World Heavyweight Championship en septiembre de ese mismo año. Eso sí, el balance de la estancia del ex campeón Universal como con el cinturón fue pésimo, pues, tras disputar una de las peores Elimination Chamber de la historia en Summerslam, y dejar dos mediocres combates en Unforgiven y Survivor Series, perdió de nuevo el campeonato ante Triple H a finales de año, en una decente triple amenaza donde también estuvo envuelto Kane. Y así de fácil, Triple H participó en absolutamente todos los combates titulares por el WHC ocurridos en 2003.

Comenzaba 2004, y la historia de venganza entre los viejos camaradas de D-Generation X revivía. Shawn Michaels y Triple H se volvieron a ver las caras en Royal Rumble, en un Last Man Standing poco destacable, el cual terminó en empate. Para Wrestlemania XX, se uniría a la ecuación Chris Benoit, y así brindarnos una de las mejores triple threat que se recuerdan, ganando el canadiense para dejar a Hunter de nuevo sin campeonato mundial. Aun así, y pese a haber perdido el cinturón, HHH intentó recuperarlo en repetidas ocasiones: volvió a disputar el título en otra muy buena TT en Backlash, en una revancha 1 vs. 1 en Vengance arruinada por el sobrebookeo, y en otro correcto Iron Man de 60 minutos en Raw.


El Ministerio De La Oscuridad

En octubre de 1998, durante el evento Judgement Day, Paul Bearer dio la espalda a Kane y volvió con Undertaker, que comenzó a profetizar que el Ministerio de la Oscuridad y una "plaga del Mal" se habían desatado en la WWF, pasando así Undertaker a heel. Mantuvo sus feudos con Steve Austin y Kane, pero con métodos más siniestros: intentó embalsamar vivo y crucificar a Austin e internar a Kane en un sanatorio. No obstante, sus planes se retrasaron debido a una derrota de Undertaker en un Buried Alive Match en In Your House: Rock Bottom, y no volvió a aparecer durante semanas. Mientras tanto, Justin Hawk Bradshaw y Farooq crearon Hell’s Henchmen, un tag team dirigido por The Jackyl. Sin embargo, poco después de su debut Jackyl fue liberado de su contrato por la WWF y el dúo cambió de nombre y de gimmick, llamándose The Acolytes. Revelando ser guardaespaldas de un desconocido nuevo líder, secuestraron a Dennis Knight en la edición del 11 de enero de Raw is War y le llevaron hasta “Él”. Semanas más tarde, “Él” se reveló como Undertaker, con un nuevo atuendo de túnicas negras con capucha y una nueva visión de líder religioso. En un proceso de estilo sectario, Knight fue iniciado como sirviente de Undertaker, siendo rebautizado como Mideon.

Vince McMahon resultó face durante ese tiempo, afirmando que Mark Calaway estaba yendo demasiado lejos y que se creía realmente The Undertaker. Esto fue tomado como rotura de la cuarta pared del kayfabe al llamar McMahon por su auténtico nombre a Calaway. Organizó un Inferno Match entre Undertaker y su hermano Kane en el que éste fue derrotado, y el propietario de la WWF vio horrorizado y con lágrimas en los ojos cómo Undertaker quemaba un osito de peluche. Se reveló que el oso perteneció a Stephanie McMahon en su infancia. Durante el tiempo siguiente Undertaker afirmó que un “Poder Superior” le guiaba y que éste conocía la clave del corazón y el alma de McMahon. Después de ver éste la quema de un símbolo cruciforme en su patio, ordenó a su ejecutor, The Big Boss Man, que derrotase a Undertaker en un Hell in a Cell en Wrestlemania 15, pero no lo consiguió.

Después del combate, The Brood bajó del techo con una cuerda y colgaron a Boss Man, enviándole así un mensaje a Vince. Después de Wrestlemania, The Ministry secuestró a Stephanie McMahon, pero el miembro de The Corporation Ken Shamrock la encontró llorando en la sala de calderas con el símbolo de Undertaker en la frente. Como venganza por arruinar sus planes, Undertaker mandó a The Brood secuestrar a la hermana de Shamrock, Ryan, que fue encontrada por Ken en la sala de calderas de modo parecido a Stephanie, que volvió a desaparecer. Shamrock halló información del paradero de Stephanie sonsacándosela a Christian, que fue castigado por flagelación por Undertaker. Éste intentó la semana siguiente sacrificarlo junto a Shamrock, pero Gangrel y Edge se opusieron a ello. Fue el primer y único caso de rebelión en The Ministry; éstos entraron en un feudo con The Brood y les derrotaron en Backlash y No Mercy.


La Invacion 2001

Es difícil creer cuánto cambian las cosas en una década. Mientras que las batallas dentro de los anillos de la WWE se fortalecen, no ha habido una amenaza externa para la organización en su conjunto desde 2001, cuando las estrellas de WCW y ECW se unieron para tratar de acabar con la WWE. Los hijos del Sr. McMahon , Shane y Stephanie , trataron de acabar con el imperio de entretenimiento deportivo de su padre, vendiendo sus acciones para comprar su competencia. WCW y ECW’s Invasion comenzaron una guerra total como nunca antes se había visto. Desde el primer golpe hasta la batalla final, The Invasion fue uno de los períodos más impredecibles en la historia de WWE. Revive años de tensión reprimida desencadenada en el conflicto más grande de entretenimiento deportivo. Shane McMahon derrotó a su padre en WrestleMania X-Seven en una viciosa Street Fight , pero permaneció bastante silencioso después. No se supo nada de McMahon o WCW durante casi un mes. Poco sabía la WWE que el joven McMahon estaba al acecho, preparándose para su primer ataque contra su padre y la WWE. El ataque de apertura de The Invasion se produjo el 28 de mayo de 2001. Steve Blackman y Perry Saturn estaban en medio de una dura pelea en Monday Night Raw, cuando la estrella de la WCW, Lance Storm, se lanzó al cuadrilátero. El ex campeón de Estados Unidos derribó a Saturno con un superkick y se fue más rápido que un rayo. Storm, después de haber conmocionado al Universo WWE, salió corriendo de la arena y se encontró con un eufórico Shane McMahon. Las líneas de batalla habían sido dibujadas, pero el ataque de WCW apenas comenzaba. Durante semanas, los competidores de la WCW saltaron superestrellas de la WWE por detrás, haciendo saber que la compañía revivida no era una broma.

La serpiente de cascabel de Texas colocó Booker en la medalla de oro prona para el alfiler, dando a la Alianza la victoria. Cualquier cosa que podría haber salido mal para WWE en esta guerra por sobrevivir sí lo hizo. ¿Había alguna forma de que pudieran recuperarse de la deserción paralizante del Campeón de la WWE? Con Steve Austin ahora como pieza central de la Alianza, el Sr. McMahon y la WWE estaban de espaldas contra la pared mientras buscaban una nueva superestrella para reunir a las tropas. Afortunadamente, la búsqueda no tomó mucho tiempo. El Gran Uno pareció decidirse, eliminando al Presidente de la WWE con un devastador Rock Bottom. Shane bailó alrededor del ring con alegría, pensando que había logrado el mayor golpe del año. El Boy Wonder fue puesto en su lugar cuando él también fue víctima de un Rock Bottom. El inusualmente tranquilo Campeón del Pueblo rompió su silencio, revelando que su motivación no era McMahons, sino la gente. “Finalmente, The Rock ha regresado ... a WWE!” Al acercarse el Día de Acción de Gracias, la batalla por la supremacía del entretenimiento deportivo alcanzó un punto álgido. Mayhem gobernó WWE a medida que más Superestrellas desertaron a La Alianza. No hay deserción más que la de Kurt Angle. El medallista de oro conmocionó al Universo WWE, desencadenando un brutal ataque de silla contra sus ex compañeros Superestrellas de la WWE.

Revista  
Revista  
Advertisement