Issuu on Google+

CONCLUSIÓN SOBRE LAS ENTREVISTAS Mediante las entrevistas que hemos hecho, hemos deducido que hay gente que conoce a los artistas, pero nunca ha leído nada de sus obras, y también hay gente que no los conoce. De los artistas que hemos trabajado (Rosalía de Castro, José Espronceda y Gustavo Adolfo Bécquer), pensamos que a Rosalía de Castro no se le ha dado mucha importancia a la hora de poner su nombre en una calle, ya que esta calle no contiene nada importante, sólo una casa derrumbada. Al ir a hacer la entrevista, no sabíamos dónde está la calle, y le preguntamos a un hombre el cual no sabía nada de dónde estaba, y después descubrimos, que era la calle de al lado, la cual se veía des de dónde estábamos, eso nos hace pensar que aparte de que no sea una calle importante, poca gente la conoce, y pensamos que le han dado poca importancia a esta autora como para poner su nombre en una calle así. Por otra parte está la calle de Gustavo Adolfo Bécquer, la cual está en una urbanización de chalets, un poco alejada del pueblo (Torrente) y sólo la conoce esa urbanización, ya que vimos a gente que pasaba por allí, paramos a preguntar y nos dijo que no eran de esa urbanización, y que por lo tanto no conocían esa calle. Esto nos hace pensar que esta calle tampoco es una calle importante del pueblo, y seguimos diciendo que si quieren que la gente siga recordando a estos poetas mediante las calles, deberían ponerle los nombres a calles más importantes o calles por las que pase más gente o pueda conocer más gente. Por último tenemos la calle de José Espronceda. Esta calle está en el interior del pueblo (Torrente), pero sigue sin haber nada importante en la calle, sólo un par de pisos, e incluso lo más cerca que tiene que es "importante" es un supermercado, y ni siquiera está en la propia calle. Debido a esto pensamos que al hacer unas calles con estas características, no les querrán dar mucha importancia a los poetas, si no, solamente, ponerle un nombre a la calle.


Conclusión de las entrevistas.