Issuu on Google+

EDICION NACIONAL

Año 4 - No 32 Mayo 2008

$3

PERIÓDICO MENSUAL DE CULTURA COLECCIONABLE DISPONIBLE EN PUESTOS DE DIARIOS Y REVISTAS DE TODO EL PAÍS

DECLARADO

DE INTERÉS

CULTURAL

POR LA

SUBSECRETARÍA

DE

CULTURA

DE

MAR

DEL

PLATA

EL VALOR SOCIAL DE LA EDUCACION MUSICAL EN EL NIVEL INICIAL Por Prof. María Lucrecia Lamas (Argentina) | Página 2

LA LITERATURA: HERRAMIENTA FUNDAMENTAL EN LA CONSTRUCCION DE UNA SOCIEDAD DEMOCRATICA Por Prof. Jorge Sapka (Uruguay) | Página 3

COMPAÑERAS PELIGROSAS Por Ing. Agr. Manlio Wydler (Argentina) | Página 4

EL ARTE EN LA EPOCA DIGITAL Por Julia von Mylius (Alemania) | Página 4

MUSEO DE LA CARICATURA SEVERO VACCARO Por Prof. Jorgelina Liotto (Argentina) | Página 5

LAS TRIBUS URBANAS, UNA EXPRESIÓN DE LA SOCIEDAD DE NUESTRO TIEMPO Por Jesús Quintanilla Osorio (México) Pág. 5

MALTA: TRANSPORTE, COMUNICACIONES & Co. Por Lic. Alvaro Mones (Alemania) | Página 6

COLUMNAS Página 8: Por Ana Leguísamo Rameau: EL ITALPARK Por Santiago Federico Richetti: EL ARTE DE LA MISTICA


2

EL VALOR SOCIAL DE LA EDUCACION MUSICAL EN EL NIVEL INICIAL

El valor humano de la educación musical Del mismo modo en que el conocimiento científico distribuido por la Escuela determina la calidad de la participación de un hombre en su comunidad, puedo afirmar que la educación musical ayuda al nacimiento de una nueva conciencia, basada en la construcción de un rol protagónico de cada sujeto dentro de su historia. Considero que las prácticas sociales de los niños que asisten al Nivel Inicial se desarrollan en el presente, entendiendo que a la Escuela no concurren “futuros ciudadanos” sino que en tanto integrantes del cuerpo social pueden hoy interactuar de manera conciente con la realidad que los rodea. En este marco sostengo que la música representa un canal privilegiado de comunicación por el cual los niños pueden aprender a manifestarse.

Espectadores y protagonistas Del desierto de Kalahari hasta aquí el contraste es brusco, cuando de música se trata de saber quiénes son los dueños de la música, los bosquimanos no dejan sino una respuesta: la música le pertenece a todos. Fluye espontáneamente es tan natural como respirar como caminar y está asociada con las actividades cotidianas, con el trabajo y el descanso. No hay un sitio especial donde hacer música, ni personas habilitadas especialmente para ejecutarla, les pertenece a todos y todos son protagonistas.

En nuestra cultura, en cambio, hay sobre todo espectadores y unos pocos protagonistas: el canto (para los que entonan bien), el piano, para los dedos largos... hay sitios donde se hace música y sitios donde a nadie se le ocurriría hacer música. Hay momentos apropiados para hacer música y otros momentos en los que la música esta vedada. Hay gente que escucha (es rara la casa en la que falte un equipo de audio o una sencilla radio). En cambio es difícil encontrar casas en las que haya instrumentos musicales o en la que se cante tanto como se oye cantar. En la escuela “la hora de música” es el espacio oficial, institucionalizado para hacer música. Sin embargo, la hora de música se convierte a veces, si el docente es algo débil y poco interesado en “hora de recreo” o en “hora de memoria” cuando el énfasis está puesto en la repetición de la letra de las canciones patrias o en las biografías de los músicos, o en “la hora de calculo” para determinar rápidamente cuantas semifusas entran en una redonda. Sin embargo la posibilidad de apropiación de la música sigue latente cuando se da la ocasión como una función más del cuerpo. Aparece en los recitales, donde el publico corea o responde, o acompaña la música que baja del escenario. Y aparece siempre que se la

La música se relaciona más que otras disciplinas con la vida interior a través del canal auditivo, mientras que otras actividades se relacionan con el tacto o la vista, que son otros tanto medios de desarrollo del intelecto. Por otra parte la música, cuyo centro vital es la melodía (relaciones sonoras) es de naturaleza esencialmente afectiva, además la música es motricidad y dinamismo y en su desarrollo completo (incluyendo la escritura y la lectura) inteligencia que pone de manifiesto en gran parte el orden que preside la estructura del mundo. Afortunadamente los progresos de la psicología permiten actualizar en la práctica los lazos que existen entre los elementos fundamentales de la música y los de la naturaleza humana. Es por esta razón que es importante respetar en los primeros pasos de la educación musical la naturaleza humana del niño y encarar la estructuración de las diversas funciones nerviosas y psíquicas. Por sus elementos físicos, la música es tributaria de las leyes de la naturaleza; por sus elementos psicológicos, participa de la vida ética y se dirige al ser humano en su conjunto.

La música en el Nivel inicial Un niño juega. Arma, desarma, elige, tira, rompe recompone. Explora: toca prueba, ensaya,

POR PROF. MARÍA LUCRECIA LAMAS repite, abandona, retoma. Cada uno de esos momentos van acompañados por sonidos que él produce con sus juguetes, con su voz en dialogo, con los objetos o compañeros de juego a través de exclamaciones, murmullos, canturreos. Ya a su alrededor todo tiene sonidos: su casa, la calle, su escuela, la casa del amigo, la plaza, la fábrica, el vuelo del avión, el tren, el viento, la lluvia, los truenos, el canto del canario, el ladrido del perro, etc. También otros sonidos: el canto de la madre, la melodía de la cajita de música, cassettes, compacts, radio, cine, televisión, teatro. Sonidos en su quehacer diario, en sus paseos, en sus descansos: entorno musical y sonoro, o cortina de fondo que como figuras jerarquizadas por la percepción le proporcionan conocimiento, emoción. La gran variedad sonora, presente en la vida cotidiana de un niño, constituye una valiosísima fuente de aprendizaje: al escuchar un sonido podrá reconocerlo, determinar que fuente lo produce, el sitio del que provino; además podrá describir algunas de sus características; tratará de imitarlo con su voz, o con algún material a su alcance; deseará combinarlo con otros similares o diferentes. Al ser atraído por canciones o melodías intentará “seguirlas” atentamente, reproducirlas con su voz; podrá reconocerlas aún sin haber logrado el paso anterior, reproduciendo y acompañando a la audición con el agregado de algún instrumento sonoro. Es en este nivel donde se puede atender especialmente el interés del niño por la música y el sonido: ampliando sus posibilidades, estimulando los sentidos, aumentando conocimientos. El refinamiento auditivo, la capacidad selectiva, la expresividad en las manifestaciones vocales e instrumentales. La creatividad en las determinaciones indi-

viduales y grupales, serán objetivos de un trabajo sensible que tiene puentes entre el niño y la música. El nivel Inicial es el ámbito ideal para desarrollar actividades musicales muy significativas, como son el canto colectivo, la ejecución instrumental conjunta, los juegos y rondas, las danzas colectivas. Todas estas son manifestaciones comunitarias que destacan la función social de una expresión estética al estrechar vínculos y relaciones, al sensibilizar emocionalmente al grupo de individuos. El aporte individual, jerarquizado en el quehacer musical conjunto, crea sentimientos de pertenencia, adhesión que promueve mayor participación, mayor contacto sensible con el grupo, mejor disposición en las tareas compartidas. Así la música gana un espacio importante en la vida de un grupo y un lugar para cada uno de sus integrantes. Si se tiene en cuenta la particular sensibilidad del niño hacia los fenómenos sonoros, la naturalidad de su canto cuando fluye espontáneamente, el entusiasmo que manifiesta por los acompañamientos instrumentales cuando se diversifican y renuevan, la vitalidad del movimiento corporal cuando es proyectado con libertad, las actividades musicales podrán realizar un recorrido ideal y favorecer y apuntalar de esta manera el proceso de desarrollo intelectual del niño hasta llegar a las etapas más avanzadas del mismo. Cuando la mayor parte de los niños ingresa en el nivel inicial, su vida sonora y musical ha transitado por diversas experiencias. Esas experiencias, acciones y reacciones frente al estimulo sonoro y musical pueden encontrar en la escuela un terreno propicio para su desarrollo y refinamiento. En el descubrir y realizar, en el producir y expresar, en el apreciar y comunicar se puede llevar ade-

Ba M nd ad on er eo as ne s

deja aparecer...”en la hora de música” por ejemplo: basta con que se permita cantar, improvisar, palmear, golpear, desplazarse, espontánea, naturalmente, grandes y chicos nos apropiamos de la música, si nos dejan apropiarnos. Edgar Williams (pedagogo y estudioso de la psicología y la educación musical de los niños) afirma que “la música no esta fuera del hombre sino en el hombre”.

Sarmiento 1459 (1042) Bs. As. Tel.: 4371-8481 / 4374-8048 / 4373-0745 E-mail:info@vendoma.com.ar


3

lante todo un proyecto musical que facilitará en los niños la evolución de sus capacidades naturales de la música, sin perder de vista que gozar, disfrutar y vivenciar son esencia y parte fundamental de la tarea. Los contenidos a seleccionar para este nivel deben tener en cuenta las características evolutivas de los niños pequeños: sus posibilidades, sus necesidades, sus intereses. Un enfoque flexible permitirá contextualizar estos contenidos y facilitar la conexión de la música con su medio socio cultural, su familia, y las experiencias que ya trae de su propio ambiente. Las relaciones posibles con otros campos del conocimiento acercarán la música a la cotidianeidad del jardín. De esta manera se estarían dando las bases para el conocimiento de la música como acto mágico, medio de expresión,

de comunicación, de persuasión. (Francisco Kropfl. Reflexiones sobre el fenómeno musical, Bs As. Agrupación Nueva Música, 1985). Partiendo de que el hombre es un ser polifacético, y la música un arte polifacética artesanal por excelencia, su aplicación en la educación conjugaría una suerte de diversas posibilidades de llegada al mundo interno del niño pasando por el movimiento en toda su expresión para poder proyectarse en el mundo externo. La música es esa “válvula de escape” por la cual es difícil que algún chico se resista a una clase de música. Como medio individual de auto expresión, niños con dificultades para integrarse y manifestarse dentro de la sala, se desenvuelven con solidaridad, entusiasmo, requerimiento, y satisfacción dentro del salón de música, aprendiendo un modo diferente de comunicación y

“¿De quién es la música?” - Alicia Lurá - Teresa Usandivaras Relato una experiencia en el desierto del Kalahari “Desde lejos empezábamos a divisar el caserío bosquimano: pequeñas manchas oscuras que apenas se diferenciaban del amarillo permanente del desierto. La luz del sol poniente traía alivio a una jornada agobiante. A medida que nos acercábamos se iban recortando con precisión tres chozas. Frente a una de ellas había un grupo de personas sentadas alrededor del fuego. Aminoramos la marcha para no perturbar lo que estaba pasando. Una mujer anciana y muy arrude colocar su cuerpo en el medio que les tocó vivir. La educación musical en el nivel inicial también es de fundamental importancia con respecto a

gada cantaba con voz profunda, en forma muy suave. Otra mujer, que formaba parte de la ronda, empezó a cantar contestando el canto de la anciana. Se sumaron otras voces, y el cantar de la mujer que había iniciado todo se fue haciendo cada vez más fuerte e intenso. La respuesta de las mujeres, que cantaban a voces, octavando en registros más graves o agudos, modificaron la letanía inicial. Se mantuvo la estructura de pregunta o respuesta, pero la inclusión de las palmas y el aumento en la velocidad de las respuestas derivaron en un las deficiencias. Las pone de manifiesto, y se trata entonces de descubrir, mediante técnicas o intervenciones, cómo superar obstáculos en el aprendizaje de cada uno.

canto más rítmico, en el que terminaron por implicarse todos los que formaban la ronda. Permanecíamos a cierta distancia. En cierto momento un joven se puso de pie y comenzó a bailar con un movimiento de pies rápido y preciso, golpeando la arena o arrastrando los pies en ella. Otros hombres y mujeres se sumaron y todo el grupo quedó detrás de la tenue nube de arena que levantaban con el baile. El sol se había puesto. La luz de la fogata se reflejaba en las caras de los que bailaban y cantaban.”

Los informes del maestro de educación musical, así como el de cualquier otro curricular, debe ser el reflejo del niño y su actitud en esa área.

LA LITERATURA: HERRAMIENTA FUNDAMENTAL EN LA CONSTRUCCION DE UNA SOCIEDAD DEMOCRATICA POR JORGE SAPKA

Nadie puede dejar de defender el lugar de privilegio que debe ocupar la literatura en la educación. Es así que, desde hace algunas décadas hemos abierto las puertas en nuestros centros educativos a una buena, mala y regular produc-

ción literaria y a una serie de actividades de recreación o animación a la lectura, como se ha dado a llamar a una serie de actividades sin ningún fruto, a modo de circo, las cuales sustituyen a la lectura. Proponemos, siguiendo el modelo transaccional de lectura de Louise M. Rosenblatt un acercamiento diferente, no sólo estético o educativo sino más bien político. Para esto no solo habrá que leer buena literatura sino que será condición necesaria leer literariamente. Esto lleva a diferenciar las actividades que promueven el gozo y el placer como actos sólo de catarsis así como aquellas que hacen reverencia a importantes construcciones del pasado. La enseñanza de la literatura no sólo se deberá ver como una forma de gozar o aproximarse a las altas

cumbres del espíritu. Y esto, porque leer literatura es una experiencia que lleva a lector a vivir vidas y emociones de otros y permite aproximarse a las propias, enfrentando dilemas vitales. Además, porque la formación del lector literario en el interior del centro educativo significa abrir un lugar para que vidas y emociones individuales se compartan, se discutan, se analicen. De este modo se construirá un espacio compartido, comprometido, con sentido porque su raíz estará en la vida afectiva de los alumnos. Leer literariamente, entonces, es fundamental para la construcción de la sociedad democrática. La experiencia de leer literatura conduce al niño, al joven, al adulto a una mayor comprensión de los contextos sociales y de las relaciones

humanas que se desenvuelven en ellos, abriendo el camino para la educación democrática. Democracia y literatura son dos temas fundamentales que se combinan al permitir que el estudiante adquiera la capacidad para reflexionar sobre diversos modelos de conducta y sistemas de valores, en contraposición con los propios, gracias a que desarrolla la habilidad de imaginar las implicancias humanas de cualquier situación. Rosenblatt, sostiene que la enseñanza de la literatura puede contribuir a la formación del niño y del joven como ser social y sensibilizarlo para el ejercicio de la democracia. Leer literariamente, es preparar al alumno para una vida en la que imperen valores sociales tales como democracia, solidaridad, justicia, libertad, cooperación.

Enseñando a leer literariamente la literatura puede contribuir a la construcción de esos valores cuando se deja al alumno cobrar conciencia de sus propias emociones y sentimientos, de sus propias actitudes frente a la obra leída y se favorece su discusión. El debate de valores e ideas en un clima de libertad es indispensable para esta enseñanza y es el único medio para combatir el ambiente de rigidez y el dogmatismo que puede imperar muchas veces en nuestras aulas. La enseñanza de la literatura en la escuela, entonces, no es una cuestión superestructural ni tampoco un lujo; es un requisito fundamental para hacer de la educación una herramienta fundamental en la construcción de una sociedad democrática.


4

COMPAÑERAS PELIGROSAS Debido a las noticias no muy gratas en lo referente a lo político que producen un gran cansancio, por lo repetitivo, hoy escribiré sobre el tema que me apasiona: la astronomía y la física. El título no hace referencia a una cierta compañera peligrosa política, aunque lo parezca. En otros artículos he hecho referencia a la Cosmología, el Big-Bang, las diferentes dimensiones, el fin del mundo- según diferentes temas -, etc. Entre las causas que amenazan la vida de nuestro planeta, más allá de una guerra termonuclear total y de un poco probable choque con asteroide o cometa de envergadura, o un lejanísimo final abrazados por el Sol, convertido en gigante rojo, existen posibilidades ciertas cercanas de otros temas astronómicos. No muy lejos de nuestra “casa” tenemos una estrella enorme, de un hermoso color azul, -pese a ser un sistema triple-, la principal es una hipergigante, de corta vida, ya

POR ING.

que consume su hidrógeno rápidamente. Se trata de Riguel (Alfa, beta y gamma), se hallan a unos 773 años luz de distancia, según la última medición del satélite artificial Hiparcos. Aparentemente es acompañada por una estrella roja enana según las últimas teorías. O marrón, o un sistema planetario, que opaca débilmente la luminosidad, o solo es una fluctuación de la radiación de la super-

ficie de la estrella mayor (hay varias teorías). Las hipergigantes son candidatas a ser supernovas y convertirse finalmente en un agujero negro, con todas las implicancias que esto representa (con suficiente tiempo, se tragan todo a sus alrededor). Nuestra no tan lejana(s) compañera(s) estelar(es) que en conjunto tienen más de 400.000 veces la luminosidad de nuestro Sol, en un

AGR. MANLIO E. WYDLER

futuro muy cercano estallará suponemos la más grande e inducirá en seguida a las otras a unirse al fenómeno de super nova. Expulsará materia y muchísima energía en forma de radiación fulminante, esta a una velocidad similar a la luz, que desbastará a todos los mundos cercanos. En setecientos setenta y tres años este rayo de la muerte nos alcanzará por obra de la radiación todavía poderosa. Volatizará al espacio los líquidos y gases del planeta y probablemente lo termine despedazando (al igual de todo el sistema planetario y afectará ostensiblemente a nuestro Sol). Creemos que ya esto no nos importará demasiado, por razones obvias. Pero no tenemos tal vez estos 773 años de tranquilidad, ya que la muerte nuclear viaja de la posible supernova a la velocidad de la luz. Cuando arrase con todo, esa será la tardía señal, explicamos porqué:

Hoy vemos a las terribles hipergigantes Riguel, tan tranquilas como Betelgeuse, la gran gigante rojo de la misma constelación de Orión, el cazador. Pero no debemos olvidar que lo que se observa en los telescopios, o en este caso, por su extraordinaria luminosidad, es algo que aconteció hace 773 años, por lo que en cualquier momento podremos ver que esta supernova ha estallado, dentro de ese período de años y será realmente tarde. Este, a mi entender es el segundo motivo para generar el fin del mundo, y perdonen. Ing. Agr. Manlio E. Wydler, Secretario de la Fundación Argentina para los Espacios Verdes. Consejero del Plan Estratégico, miembro del Foro Participativo Permanente del P. U. A., Ex Asesor Honorario en la Legislatura,”Vecino Solidario 2001”. Siempre trabajando por la Comuna Nueve, la Ciudad y el País.

EL ARTE EN LA EPOCA DIGITAL POR JULIA VON

El curso común de nuestro tiempo es que todo llega a ser peor, que valores tradicionales desaparecen, que todos se vuelven cada vez más egoístas en un mundo cada vez más capitalista, que esa globalización lleva a un monocultivo y que el interés en el arte, la cultura y las emociones profundas es sustituido por el superficial, por juegos y computadoras. Todo correcto pero quizá uno no deba olvidarse de que razonar y reflexionar es inherente a todos nosotros, no importan las circunstancias. Desde hace cientos de años seres humanos han logra-

do comunicar sus sentimientos: sea por medio de música, pintura o – por medio de videojuegos. Es natural que seres humanos utilizan lo que ellos tienen en mano para expresarse. El boom de la música tecno en los años noventa ha mostrado cómo computadoras ya fueron introducidas con éxito en el arte de la música. Ahora, aún videojuegos que siempre servían para distraernos de la importancia verdadera de la vida y para solamente ofrecernos entretenimiento de la manera más simplista, de repente reciben valor artístico. El así llamado movimiento “juegos de

arthouse” muestra a los críticos que estos videojuegos no llevan inevitablemente a ‘la estupidez de la humanidad’. Inmensamente situados en la escena de juegos independientes, programadores creativos han utilizado sus habilidades y su creatividad para desafiar a los grandes juegos convencionales cuyos conceptos se repiten durante más de 20 años ahora con solo la gráfica que cambia sobre el tiempo. Atascado en un círculo interminable, la industria paralizada ha recibido últimamente un impulso considerable que llega más allá del puro valor de

Artesanías Alberdi de Pablo A. Groba

Maderera Artística - SOMOS FABRICANTES Damos cursos – Fabricamos: barrales de madera y toda su línea. Cortes y calados a pedido

J. B. Alberdi 5734/40 Tel.: 4635-5783 PRODUCTO ARGENTINO

DISTRIBUCION DE MATERIALES ELECTRICOS J.B. Alberdi 5544 (1440) Capital Federal

Tel.: 4682-1659 / 4635-9186 E-mail: magaluz@ciudad.com.ar www.megaluzonline.com.ar

entretenimiento y nos dirige a reflexionar sobre las cosas que cuentan realmente. Juegos como ‘El sendero’, ‘El Bosque interminable’, o ‘El cementerio’ llevan el jugador a una atmósfera meditativa y no solo proporcionan imágenes fascinantes, sino también confrontan al jugador con algunas preguntas fundamentales. ‘El paisaje’, otro juego creado por Jason Rohrers, muestra como la línea clara entre el juego y el arte puede ser sobrepasada. En una animación sencilla, el juego entero consiste en cruzar la pantalla de la izquierda hacia la derecha en un laberinto, el viaje que representa la vida del jugador. Según los puntos que el jugador selecciona, él puede prolongar su vida. La opción de elegir un socio para la vida hace el viaje mas complicado

MYLIUS

pero duplica todos los puntos. El jugador es obligado a pensar en sus prioridades y la inevitabilidad de alcanzar el margen derecho de la pantalla relaciona la muerte, que es generalmente una característica común pero poco importante en casi cada videojuego, con la vida real. La sencillez, subrayado por el uso de un programa de 8 bits, y el pasar por una vida en miniatura, provocan en el jugador emociones que llegan más allá de los juegos comunes de oferta y, al fin y al cabo, ¿no son las emociones y romper con las convenciones todo de lo que se trata el arte?


5

MUSEO DE LA CARICATURA SEVERO VACCARO Dirección: Lima 1037 Teléfono: 4304-6497 Valor de la entrada: gratuita El museo de la caricatura nació a principio del siglo XX en una antigua casa de cambio de divisas que se llamaba Vaccaro y se encontraba ubicada en la Av. de Mayo al 600. Su dueño, el periodista Severo Vaccaro, era muy amigo de un reconocido caricaturista para esa época, Eduardo Álvarez, quien lo acercó a conocer y relacionarse con otros destacados dibujantes del momento, por lo que dio lugar a ir formando paulatinamente, con los años, este museo atípico. Entre todos sus ilustres personajes hay comics y caricaturas del mundo de la política y del espectáculo. Las paredes de la Casa Vaccaro pobladas de obras, recién tuvieron

POR carácter de Museo tras la muerte de su dueño en el año 1945, en donde su hermano menor, Vicente Vaccaro, tuvo la maravillosa idea de crear con todos esos dibujos tan ricos y variados un espacio para disfrutar, un museo en donde la sonrisa fuera permanente junto al humor porteño. Así fue, como destacados artistas de este arte, fueron donando sus grandes obras. Al tiempo, dicho recinto sufrió algunas mudanzas y, actualmente, El Vaccaro tiene su sede y abre sus puertas al público de todas las edades en la Calle Lima al 1000, el cual se reinaguró en el año 2002, en presencia de dibujantes de todas las épocas y, desde ese momento, el visitante puede recorrer sus seis salas de exposición permanente. En las salas 1, 2 y 3, ubicadas

en la planta baja del recinto, se pueden apreciar trabajos de fines del siglo XIX hasta la década del 60. En las salas ubicadas en la planta alta se encuentran las salas 4, 5 y 6, en donde se exponen obras de la década del 60 hasta la actualidad. Entre otros destacados artistas, se pueden apreciar dibujos de Divito, Faruk, Lino Palacio o dibujantes más cercanos, como por ejemplo Quino, Landrú y Caloi. Además, en éste museo se realizan periódicamente homenajes a maestros del humor argentino y se

PROF. JORGELINA LIOTTO

dictan también talleres de historietas, ilustración, caricaturas y variadas novedades del lápiz y papel.

Un lugar para grandes y chicos, un verdadero culto para los amantes de la caricatura.

LAS TRIBUS URBANAS, UNA EXPRESION DE LA SOCIEDAD DE NUESTRO TIEMPO POR JESÚS En estos inicios del nuevo milenio, las expresiones tales como emos, metaleros, ciberpunks, darketos, y toda esta suerte de tribus urbanas que proliferan en México, como una respuesta a una sociedad incomprensiva y desajustada, implica un estudio muy serio de dichos grupos en nuestro entorno actual. Los emos, andróginos, intermedios en su concepto con el sentimiento a flor de piel, surgen de un modelo copiado de mediados de los ochenta, donde la influencia de la música prevaleciente en ese entonces, la hard core que subyacía una emoción que buscaba ser genuina, se traduce ahora en los llamados emos. Los darketos, con su actitud rebelde, su atuendo negro, las cadenas, y la calavera con los dientes salidos, parecen personajes de la banda Sepulture o influencia de Iron Maiden y su gente, como los metaleros, supuestos seguidores del metal pesado que radicalizan su expresiones, todos ellos, son

manifestaciones de la misma desintegración de la célula de la sociedad, la familia, que da lugar a “familias urbanas” compuestas por todas estas subclases sociales que pululan entre la clase media y el limbo de la pobreza, que en muchos casos trae aparejados problemas de personalidad que dan lugar al acercamiento con las drogas, hipersensibilizados por una estructura social rígida y de allí que se hayan dado los ataques a los emos en lugares como Jalisco y Querétaro, como una forma de intolerancia semejante al episodio de Canoas, donde, instigados por un sacerdote religioso, los habitantes de un poblado confundieron a estudiantes universitarios con manifestantes marxistas leninistas, y terminaron ultimándolos al más puro estilo del medievo. La lucha entre estas tribus urbanas que buscan su espacio de reivindicación en una sociedad tan escrupulosamente conservadora como la clase política de ultra-

AV. J. B. ALBERDI 5500 (1440) CAPITAL FEDERAL TEL.: 4683-9401

Algarrobo Fortaleza

CONSULTORIO / PELUQUERIA CANINA TIENDA DE MASCOTAS

e-mail: vethaedo@yahoo.com.ar Tel.: 011-4659-6551 / Av. Rivadavia 16.122 - HAEDO Tel.: 011-4483-5290 / Buen Viaje 683 - MORÓN

Av. Alberdi 5450

4684-1122

QUINTANILLA - OSORIO

derecha, con sus ligas del yunque como modelos de rigidez, compartimentados con estrecheces de conceptos, México sufre esta polarización de las ideas. Si bien no comparto lo estrafalario y desadaptado de estos guerreros urbanos, tienen derecho a tener un espacio sin que sean coartados por grupos que pretenden dominar el escenario social sin permitir la libertad de pensamiento y discusión sostenidos por el librepensador John Stuart Mill. La tolerancia es la base de una sociedad libre, donde podemos convivir en medio de todas nuestras diferencias. Abogo por una sociedad tolerante que en lugar de extirpar a las tribus urbanas, las comprenda y les permite vivir dentro de su seno, y no en una marginalidad que las orilla al precipicio del submundo de la incomprensión.


6

MALTA:

POR LIC.

ALVARO MONES

TRANSPORTE, COMUNICACIONES & CO.

Quien viaje a Malta no tiene que preocuparse mayormente por el transporte. Como ya se dijo, la isla es pequeña y cuenta con una red de carreteras aceptables, en su gran mayoría cubiertas por el transporte público. A casi todos los lugares de Malta se puede llegar en ómnibus en unos 30 minutos. El problema mayor radica en que casi todas las rutas salen desde Valletta como los rayos de una rueda. Esto significa que para ir de un lugar a otro que estén separados entre si dos o tres kilómetros, implica tener que volver a la terminal de ómnibus de la Plaza de los Tritones en la ciudad de Floriana (no se asusten, sólo hay que cruzar el portón de la amurallada Valletta, (1) para tomar otro ómnibus y hacer casi el mismo recorrido! La flota omnibusera es abundante, con la curiosidad de que, en buena parte, son viejos ómnibus Leyland, Aclo, Bedford, etc., herencia de la dominación inglesa y con 50 años encima, como este

1

2

5

6

9 hermoso ejemplar de colección (2). En general, se ven más cuidados afuera que adentro! Los ómnibus modernos son todos chinos. En la cabina del conductor, donde nunca falta una imagen religiosa, hay una máquina expedidora de boletos y, a veces, interesantes letreros, que dan la pauta de lo que es el tránsito en Malta: “don’t panic no comment sit down & relax” (3). El boleto normal cuesta 0,20 de lira (Lm), pero también se pueden sacar boletos válidos por todo el día a Lm 1,50, por tres días (Lm 4), cinco (Lm 5) y por siete días (Lm 6). En resumen, un sistema recomendable por lo práctico y relativamente económico para moverse libremente; según el destino y la hora, hay ómnibus cada 15, 30 y 60 minutos. Por supuesto que también se pueden alquilar autos, pero además de ser caros, el que no esté acostumbrado a manejar por la izquierda (aunque a pocos uruguayos les costará mucho...), es mejor, que por unos días no lo aprenda y disfrute

10

del paisaje desde la cómoda (?) ventanilla de un ómnibus. A mí me pasa que para cruzar una calle, recién me acostumbré a mirar para el lado correcto el día que tengo el vuelo de regreso. También existe la posibilidad de alquilar bicicletas, pero casi no hay sendas y como muestra este letrero, por la misma senda pueden circular ómnibus, carros y bicicletas! Por otra parte, como podrán concluir por este estacionamiento de bicicletas, no son muy utilizadas (4). Los carros, cabs, (5), éste estacionado frente a las murallas de Valletta), especies de volantas, están destinados a los turistas y ofrecen dar un paseo por las calles de algunas ciudades, como Valletta, Mdina, etc. Nosotros, en las ciudades y teniendo en cuenta las distancias, preferimos caminar. Los cabs tienen sus paradas predeterminadas, así como el número que puede estacionar por vez. Por lo menos en Valletta existen, además, unos pequeños taxis eléctri-

3

4

8

7

11

cos, pero tengo la impresión que son mayoritariamente usados por los malteses. Estos se justifican por su tamaño y no contaminación para las estrechas calles de Valletta, por las que no manejaría nunca! (6). Las comunicaciones están marcadas por la pauta colonial británica, como lo demuestran este buzón (7) o esta cabina telefónica (8) -junto a las ruinas de la Opera, conservadas como testimonio de la Segunda Guerra Mundial-, todo en estricto estilo inglés. Pero también se ven cabinas telefónicas

12

modernas (?), diríamos al “estilo uruguayo” (obsérvenla detenidamente, 9). Finalmente, imágenes de algunos letreros para que sepan cómo comportarse ante diferentes situaciones de la vida cotidiana: unas instrucciones sobre qué hacer con lo de su perro (además pueden practicar un poco el maltés, 10); letrero casero pidiendo que no se alimenten gatos por razones de salud humana (11) y cómo actuar en un paseo público: no perros, no bicicletas, no fútbol, y no cortar flores! (12).


7

EL PASO DEL TIEMPO P

OR

Desde que tengo uso de razón me he preguntado ¿qué es el tiempo y donde reside su autentica esencia? Esencia, que hoy en día para mí, sigue siendo un misterio sorprendente y eterno. Me he desesperado en su espera, me he angustiado con su rapidez y me he obsesionado con poder detener su paso. ¿Quién determinó que debía existir semejante abstracción, que nos somete a su causa y efecto, de una manera tan subjetiva según se goce o se sufra? ¿Por qué las horas, los minutos y los segundos cabalgan imparables hacia su destino? Según la definición de algunos diccionarios, el tiempo es una magnitud física que mide la duración de los acontecimientos de nuestra vida terrenal que están sujetos a un cambio. Tras leer una de tantas definiciones acerca de ese misterioso compañero que nos custodia en nuestra muerte y en nuestro nacimiento, pensé que el tiempo y su paso no son más que una impronta mental diseñada por el creador en su plan evolutivo, en una plataforma de aprendizaje lineal donde pasado, presente y futuro convergen en un mismo punto. La dimensión del paso del tiempo absoluto pertenece al plano tangible y el sis-

tema relativista al plano intangible, programando los sucesos de nuestras vidas con una precisión absoluta donde el paso del tiempo es un movimiento imperceptible entre la nada y su todo. De ese modo percibimos la franja horaria tan subjetiva, adelantándola o retrasándola según las circunstancias de cada individuo. Tal vez el envejecimiento y el miedo a la muerte sean dos de los factores principales que aceleren psicológicamente el paso del tiempo y hagan que las manecillas de nuestra alma corran a un ritmo trepidante en la vida cotidiana casi siempre estresante, angustiándonos por detener el paso de nuestro amigo incombustible de arrugas y llantos en un cuerpo deteriorado y con recuerdos seniles. Un buen día al levantarnos percibimos en la piel una decadencia cutánea. Queremos salir a la calle ,corriendo, en busca de las defensas necesarias en la lucha imparable contra el paso del tiempo, queremos descubrir una formula mágica que lo detenga, que nos devuelva la juventud perdida pero su azote nos persigue desde el alba hasta el crepúsculo como un letal sueño, y en esa búsqueda imparable de cambios físicos y fisiológicos, nos olvidamos de agradecerle al paso del tiempo nuestro crecimiento personal y nuestra transformación mental en el arduo camino evolutivo. El paso del tiempo es la semilla que plantamos en cada una de las etapas de nuestra vida: nos motiva, nos permite ser felices e infelices, dudar, temer, desconfiar y recuperar la fe perdida, nos hace entrar en crisis, nos hace odiar y amar, caernos mil veces y levantarnos milagrosamente con la fuerza suficiente para seguir hacia delante, porque lo difícil no es detenerlo sino aceptarlo como un potencial de realización personal y dejar de sentirlo como un enemigo poderoso para

convertirlo en un aliado justo. Los cambios son necesarios en el proceso de nuestra realización interna y en nuestro ser más profundo mora la capacidad de transmutarlos, el paso del tiempo nos conduce progresivamente a nuestro propósito de vida percibiéndonos cada vez más a nosotros mismos, y a medida que el tiempo pasa dejamos atrás una estela de aciertos y fallos que nos convierten en una amalgama de sensaciones provechosas. Dejarse llevar por él resulta tan beneficioso como doloroso dependiendo de los retos a los que nos enfrentemos, pero aún sintiéndonos vencidos en algunos momentos es inevitable recorrer el camino transitado por obstáculos y regalos, risas y llantos, luz y oscuridad, principio y final porque en la dualidad hallamos nuestra autenticidad, introduciéndonos en un universo físico y mental donde cualquier cosa puede hacerse realidad. En nuestra realidad mental el tiempo se puede adelantar, corregir, paralizar y retrasar. Retrasarlo, sin necesidad de utilizar retinoides, antioxidantes, liposomas, alfahidroxioacidos y cirugía estética, como sucede cuando nos sumergimos en la realidad física. Suspendido en nuestra mente el tiempo y su paso no tiene dominio sobre nosotros, es infinito, absoluto y relativo, no existe para nuestros cinco sentidos, tan solo es una mera ilusión irreal del sexto sentido: sentido que capta las verdades absolutas del universo y que está en constante sintonía con el plano de la materia. La materia se transforma al igual que nosotros vamos transformándonos en individuos con más experiencia y sabiduría, con el tiempo y su paso, en el plano físico, donde el tiempo y el espacio se dan la mano para ocasionar acontecimientos, circunstancias y ocurrencias. En el momento que nos adentramos en el mundo físico también la franja horaria se torna física y deja de ser psicológica, el reloj pasa de ser un simple objeto decorativo a transformarse en un incor-

CLASES DE MUSICA

dio continuo. Sucesos sensoriales se deslizan por la esfera procesando sentimientos, en un recorrido monótono de sensaciones que desencadenan en una cascada de reacciones diversas, mientras nuestras neuronas perciben de un modo peculiar el paso del tiempo, activando en el cerebro un sinfín de relojes internos cada vez que nuestro inconsciente se concentra en el pasar de las horas. Nuestros pasos avanzan de un modo circular desde un principio hasta un final, elevación y caída, y vuelta a empezar. Etapas de coraje seguidas de épocas de desaliento y temor se suceden progresivamente, transportando emociones en sabias agujas que no pierden el tiempo conversando con el segundero. Cada microsegundo encierra en el paso de su tiempo una verdad eterna, y su movimiento se manifiesta en todo el universo, solapando inquietes que se mueven en segundos, vibran en minutos y circulan en horas. El día antecede a la noche y la noche persigue al día, la primavera busca al verano y el verano corre al encuentro del otoño que musitando en el carrusel del tiempo espera paciente al gélido invierno, y así, sin descanso, circulan por el devenir de la rueda cósmica una sucesión de cambios que en nuestra propia piel notamos, y en nuestra alma añoramos, con la esperanza de que nazcan nuevas ilusiones, crezcan nuevos sueños, lleguen a su madurez nuestros pensamientos, decaigan nuestros fracasos y mueran nuestros miedos. *Autora de la novela Tropecé con un ángel Biografía: En 1987, a Felicidad López Vila, tras dudar entre matricularse en las facultades de Filosofía o Psicología, un casual e imprevisto viaje le cambió el rumbo de su vida y se interesó por el estudio de las terapias alternativas, la metafísica y la parapsicología. Al tiempo que cursaba estudios en la Escuela Oficial de Idiomas y desarrollaba su faceta como pintora. En el trayecto, un desconocido le propuso escribir un libro y aunque al principio se negó, finalmente acabó accediendo al quedar fascinada por la dualidad abstracta de la existencia.

Periódico de cultura Año 4 N º 32 Buenos Aires, mayo de 2008 Directores Propietarios Daniel Cabrio Walter Fida Diego Liotto Correctora Prof. Liliana C. Fernández Diseño gráfico Pablo Messil Departamento Legal Dr. Germán Liotto Departamento Contable: Cr. Maximiliano Stekelorum Asesor comercial Dante Bordet Colaboradores Alemania: Alvaro Mones Julia von Mylius Argentina: Héctor Álvarez Castillo Arq. Damián Burja Leonardo Chanú Vanesa Cordantonopulos José María De Lorenzis Marcelo Galliano Dr. Jorge Alberto Kulemeyer Prof. Jorgelina Liotto Adrián Madeiro Armando Maronese Dra. Patricia Silvana Minuchin Lic. Marcelo Manson Lic. Mirta Narosky Osvaldo Pérez Echegaray Dr. Roberto Edelmiro Porcel Prof. Mercedes Puente Ana Leguísamo Rameau Santiago Federico Richetti Axel I. Rozen Nilda Urquiza Dra. Cristina Vollenweiden Manlio E. Wydler Chile Alejandro Escobar Lobos Colombia Sebastián Rojas Costa Rica Juan Gabriel Vallejo Cuba Armando Rodríguez Alonso Yudelkis Calaña Guevara Rossana Lorenzo Rodríguez Rep. Dominicana Dr. Carlos E. De los Santos EEUU Fabián Banga Geovanny A. Barrantes Escocia Lic. Mariano Scolari España Daniel S. Polo Prof. Juan Carlos Ruiz Franco Julia Aída Tellarini Alberto Turón Lanuza México Gustavo Cortéz García Dr. Marcos Cueva Perus Perú Hugo Che Piu Deza Victor Falcón Huayta Uruguay Prof. Jorge Sapka Venezuela Osmel Mauricio Brito Bigott Redacción Irigoyen 791 (1407). Capital Federal Tel: 4567-4700 E-mail: periodicodomine@gmail.com Web: www.periodicodomine.com.ar Interior del país: Distribuidora de Revistas Bertrán SAC Av. Vélez Sársfield 1950 1285-Ciudad Autónoma de Buenos Aires Teléfonos: 4303-1870 al 75 Impresión Agencia periodística Cid. Av. de Mayo 666 Tel: 4343-0886/2364/1903 Registro de Propiedad Intelectual Nro. 404298 Los artículos firmados son exclusiva responsabilidad de los autores, y no expresan necesariamente la opinión del Grupo Editorial. La reproducción total o parcial de los artículos aquí publicados está permitida, siempre que se mencione la fuente. El Grupo Editorial no garantiza los servicios y productos ofrecidos en los espacios de publicidad. La calidad de los mismos corre por cuenta de los anunciantes. Domine Cultural no asume compromisos de publicación ni devolución de los materiales que se reciban.

PROF. VIRGINIA CRISCUOLO - PIANO CLÁSICO (clases, acompañante de danzas, teoría y solfeo) 15.6863.7923 / virgincris@yahoo.com.ar - www.musicaarteysonidos.com.ar Cap. Fed.- A domicilio LEONARDO CIANO PIANO (CLÁSICO-POPULAR) 4697-3323 / leo_ciano@hotmail.com - Morón FABIAN PEREZ HERNANDEZ - PROF. DE GUITARRA (CLÁSICO-POPULAR) 4489-0115 / fph_1983@yahoo.com.ar Morón - A domicilio

Estudio Jurídico Puente - Macías Don Bosco 3571 2º "5" Capital Federal

FELICIDAD LÓPEZ VILA*

Tel: 4863-8190


8 LA COLUMNA DE ANA LEGUISAMO RAMEAU

EL ITALPARK

¿Quién no fantaseó tantas veces con una máquina del tiempo que nos regrese a nuestra mejor época? Estaciones y lugares nos han marcado a fuego porque la nostalgia, muchas veces, se entremezcla con la melodía de alguna canción lejana que nos devuelve al pasado. Caminar por alguna calle y sentir el perfume de una comida casera nos recuerda a la sopa de la abuela. Escuchar el silbido de un pájaro nos acerca al momento más vivo que tuvimos en nuestra niñez, cuando el abuelo caminaba por la vereda e improvisaba alguna vieja canción extranjera. Todo forma parte del pasado y, aunque nos duela, debemos aprender a pensar que ya no están. Los seres queridos, las calles, los sitios más preciados y todo aquello que nos

vio crecer. Podríamos hacer una larga lista de lugares que dejaron de existir pero hay sitios que identificaron a nuestra ciudad porteña. En la memoria de mis mejores lugares me pregunto ¿Qué ocurrió con el Italpark? En la locura actual de las agresiones, de los ataques, o de esta crisis que se empecina en herirnos día a día, hay lugares que pueden resultar un bello recuerdo del pasado. Dentro del Italpark, el tren fantasma, era uno de esos juegos que hoy no asustan a nadie pero que, en su época, resultaron el terror del momento. Un niño hoy se reiría si transitara aquellos túneles oscuros con personajes mal trazados, que caían de hombros cuando el trencito daba vuelta cada esquina. En verdad, más que las

figuras, los sonidos eran quienes coqueteaban más con el estremecimiento del viejo tren. Lo que asustaba eran los audios: muchos gritos, música tétrica y estruendosa, y risas sarcásticas como en los mejores Thrillers. El Italpark fue uno de los parques de diversiones más llamativos. Estaba ubicado en pleno barrio de la Recoleta, precisamente en la intersección de las avenidas Libertador y Callao. Fundado en 1960 por los hermanos Adelino y Luis Zanon llegó a ser en la década del `80 el parque más grande de Sudamérica. Fue un verdadero clásico nacional. Estampitas coleccionables de la memoria nos recuerdan al pulpo quien, en un ir y venir, nos dejaba sin aliento con toda aquella sensación de estropearnos contra alguien. La montaña rusa nos emocionaba cuando subía la eterna rampa pero al advertirnos sobre la proximidad del vacío nos despertaba cierta cosquilla de pánico cuando, al instante, se desplomaba hacia el vacío. También existía el laberinto del terror, que era el pánico personificado en histeria colectiva. El

barco con sus pisos innumerables a través de la oscuridad, y la famosa nave con un Capitán a gritos advirtiendo: “Abandonen la nave, abandonen la nave”. Como olvidar a las tazas y sus “vuelteretas” que, a más de a uno, despertó el mal estar de los mareos. Los autitos chocadores fueron otro clásico, inclusive en filmaciones de películas nacionales, como es el caso de Alberto Olmedo, quien fue un fanático de ese juego. También estaban los coches de Fórmula Uno donde, en la masiva imaginación, todos eran Schumacher o Fangio, y había que ver como esos autos sacaban chispa, cuando entraban en calentamiento. Sin embargo, el Teleférico era más pasivo y recorría a lo largo el gran parque haciendo viajes desde un lado hacia el otro. Más cerca de Callao, quedaba un enorme cine con películas impresionantes, que alertaban en su entrada: “No apto para mujeres embarazadas o cardíacos”. Otras fueron las sillas voladoras, el Cinema Ciento Ochenta, y en los últimos tiempos el Samba, el gran boom de lo inédito con mucha gente saltando

EL ARTE DE LA MISTICA Paul Klee “Hermitage” - 1918

Dice Vicente Fatone: “La mística es, ante todo, experiencia (…) La experiencia mística es, como toda experiencia, incomunicable, pero no imparticipable (…) puede ser definida como sentimiento de la independencia absoluta. La mística queda así contrapuesta a la religión, que, de acuerdo con la famosa definición de Schleier-macher,

POR

en el centro de su pista. Como todo lo bueno termina, también terminó el Italpark y fue en El Matter Horn donde se produjo la terrible tragedia que pondría fin a nuestro mundo de sueños llamado “Italpark”. Fue allí y en el año 1990, cuando Roxana Celia Alaimo, de tan sólo quince años murió fatalmente por negligencia en el mantenimiento de las máquinas. Negligencia es un término que, desgraciadamente, reincide en nuestro país y ésto fue lo que puso fin a nuestro centro de diversiones llamado Italpark, un lugar donde los grandes y los chicos éramos todos niños. Donde los padres encontraban la excusa para llevar a sus hijos y gastarse “una ficha” en el juego preferido. El Italpark fue ese lugar de sueños que acompañó la cara pintoresca de la ciudad porteña y, aunque nos pese (descontando la fatal negligencia) formó parte de una etapa que nos vió crecer y, tras ella, quedó anclada en la memoria como una perdida postal más de Buenos Aires. Foto: gentileza de Silvina Herrera

SEQUEIRA... PERO HONRADO

SANTIAGO FEDERICO RICHETTI

es sentimiento de absoluta dependencia”. Quizás sean las palabras del gran filósofo argentino una de las más sintéticas definiciones de ese curioso estado al que llamamos mística; estado que lidia entre el delirio y el verdadero conocimiento, entre el éxtasis y la enajenación, entre la serenidad y la agonía. Quizás sea este carácter contradic-

torio e irracional de la experiencia mística la razón por la cual muchos de los grandes teólogos neoplatónicos medievales -como es el caso del misterioso Dionisio Pseudo-Areopagita, o del Maestro Eckhart en Alemania- fueron rechazados, olvidados y, muchas veces, condenados y reemplazados por la escolástica aristotélica, que pretendía probar a la existencia de Dios a través de la razón. Y si el ámbito de la religión –entendida a la manera de Schleiermacher- no es capaz de inspirar este tipo de “sentimiento de independencia absoluta” (y recordemos que la mayor parte de los místicos se retiró a las soledades para llevar una vida ascética, totalmente alejada de la social-religiosa), el ámbito de la creación artística pudo engendrar algunos de los más curiosos místicos de la historia. Y aunque siempre existieron, hacia comienzos del siglo XX hubo

una gran explosión de artistas místicos. Recordemos a los pintores Kandinsky y a Klee; a Mondrian, a Chagall o al soviético Malievich; al americano Rothko, que terminó consumiéndose en su propia mística, y a su “pinturas de contemplación” que –según sus propias palabras- pueden ser definidas como “una anécdota del espíritu”. Entre los músicos cabe destacar a Satie y

a Scriabin, a Stravinsky y a Stockhausen; así como al gran Shönberg y al americano John Cage, que no sólo se interesó por el zen, sino que también estudió meticulosamente la obra de Eckhart. Santiago Federico Richetti sfrichetti@yahoo.com.ar

Trío de Guitarras Intérpretes Daniel Cabrio – Walter Fida – Diego Liotto C o n t r a t a c i o n e s : Te l : ( 0 0 5 4 -11 ) 4 6 3 5 - 4 410 / We b : w w w. t r i o d o m i n e . c o m . a r / E - m a i l : t r i o d o m i n e @ g m a i l . c o m


Domine Cultural 32