Page 24

manipulado, característica muy importante que a ayuda al educando a diferenciar, por él mismo, sin interrupción de la maestra, tamaños, pesos, colores, formas, texturas, ductilidades, sonidos musicales, olores, gustos, etc. El niño responde a la alegría del saber, al propio descubrimiento, a la motivación intrínseca más bien que a un sistema basado en recompensas y castigos, se le invita al saber, nunca le se impone o se le obliga a hacer algo. Estos materiales didácticos pueden ser utilizados individualmente o en grupos para participar en la narración de cuentos, conversaciones, discusiones, esfuerzos de trabajo cooperativo, canto, juegos al aire libre y actividades lúdicas libres. De esta forma asegura la comunicación, el intercambio de ideas, el aprendizaje de la cultura, la ética y la moral. En general todos los materiales didácticos poseen un grado más o menos elaborado de los cuatro valores: Valor funcional. Valor experimental. Valor de estructuración. Valor de relación. Si uno de estos valores predomina determinantemente es señal de que es muy especializado, como es el caso del material montessoriano, que es únicamente estructural y experimental ya que proporciona a los niños la oportunidad de experimentar y desarrollar los sentidos a su propia manera. Por esta razón María Montessori no era partidaria de los juguetes en el aula. Como ella decía “el niño siempre tiene ocupaciones importantes en el aula, cada minuto que pasa resulta precioso ya que representa el pasaje de un ser algo inferior a otro superior” Otra característica es que casi todo el equipo es autocorrectivo, de manera que ninguna tarea puede completarse incorrectamente sin que el niño se dé

24

volumen-7  
volumen-7  

volumen-7 2013

Advertisement