Page 18

artificial formado por columnas de piedras. Los efebos también cargaban armas y vigilaban los caminos, como una especie de guardia civil; el efebo era considerado mientras Atenas fue libre como soldado del porvenir. Fuera del servicio seguían llevando su acostumbrada vida brillante distribuyendo el tiempo en lecciones que pagaban muy caras y costosos placeres. Se les podía encontrar en los tribunales, en audiencias de algún orador célebre y muy frecuentemente en los gimnasios que eran en el siglo IV a.C. los lugares de cita de la sociedad elegante y en los que se difundía una enseñanza filosófica. Terminado el servicio todo hombre licenciado se casaba, pero el matrimonio no se trataba de inclinación mutua ni una comunidad de ideas y sentimientos, la unión se efectuaba para asegurar la perpetuidad de la familia y la continuación de los sacrificios hereditarios satisfaciendo una obligación patriótica y religiosa. Los hijos estaban obligados a deberes para con sus padres y debían atender a su manutención si éstos eran necesitados. Alimentar a los ascendientes (los padres, los abuelos y los bisabuelos). En segundo lugar los hijos debían tributar a sus padres difuntos los honores descriptos por la ley religiosa (pensaban que los muertos seguían viviendo en la tumba y por lo tanto debían comer y beber como cuando estaban vivos). Por otra parte la muchacha ateniense hasta el matrimonio (15 años) vivía en el fondo del gineceo2 aislada de los ruidos y de todas las agitaciones de afuera; los griegos pensaban que no debían conocer demasiado pronto la vida y sus dolores ya que el alma podría obtener más daño que provecho, y mantener así las cualidades modestas y dulces que ellos buscaban, sobre todo en la mujer; luego a largos intervalos la muchacha salía de su retiro y asistía a ceremonias religiosas mezclándose en los coros de danza. No se tenía en cuenta a la mujer ni a sus sentimientos, se la tomaba como un mero instrumento para la conservación de la familia y la república. Una 18

volumen-7  
volumen-7  

volumen-7 2013

Advertisement