Issuu on Google+

Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815

1


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

El proyecto de la revista Doble Vínculo nace el año 2007 y es concretado el año 2009 ante la urgencia de generar espacios colectivos de reflexión y exposición de trabajos sociológicos realizados por estudiantes del Instituto de Sociología de la Universidad Católica de Chile. Se trata de un espacio autónomo, gestionado por estudiantes interesados en indagar las distintas dimensiones y transformaciones de la realidad contemporánea de Chile, Latinoamérica y el Mundo, desde un trabajo riguroso y crítico que pueda utilizar las distintas herramientas del análisis sociológico. Las opiniones expresadas en los artículos son las de los propios autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la Revista Doble Vínculo. Para fomentar la reflexión, discusión y difusión, los artículos están disponibles de forma gratuita en la página web de la organización (www.cesouc.cl/doblevinculo).

Publicación de los estudiantes de sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile ISSN 0718 – 7815 (electrónica) ISSN 0718 – 7750 (impresa) Diseño de portada y contraportada: Marcela Seguel Fotografía portada: Juan Sebastián García Corrección formal: Nieves Plaza P. y Isabel San Juan V.

2


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815

Revista Doble Vínculo

PENSAR LATINOAMÉRICA Nº1 Año 1 Director Comité Editorial Pedro Seguel Comité Editorial Cristobal Escobar Rodolfo Martinic Julián Moraga Francisco Olivos Francisco Salinas

3


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

INDICE

Rito y palabra. A 25 años de Cultura y modernización en América Latina Pedro Morandé Tropa de Elite, de José Padilha Idelbar Avelar (Traducción A. Fielbaum y P. Sierra) Altazor y el vértigo de la escritura Ashley Müller y Francisco Salinas América Latina en juego: una aproximación a la sociología del deporte Francisco Olivos Patrimonialismo en el paraíso: República Dominicana bajo el régimen de Trujillo Nicolás Soto Crítica, sacrificio y cultura: El universalismo oculto de la sociología latinoamericana en la obra de Pedro Morandé Francisco Mujica El espacio público en disputa: modernidad, política, movimientos sociales y acción colectiva Malik Fercovic y Juan Sebastián García La transformación de la empresa chilena. Una modernización desbalanceada [Reseña] Darío Rodríguez

4

4


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815

Rito y Palabra A 25 años de Cultura y modernización en América Latina1

Pedro Morandé Court2

Antes que nada quisiera agradecer a la revista

Como le suelo decir a todos los estudiantes de

y al grupo de estudiantes que está detrás de este

doctorado, las tesis doctorales son escritas para sus

nuevo proyecto, la oportunidad de hablar sobre el tema

correctores. En esto creo que hay que ser muy

de la cultura latinoamericana.1 2

pragmático. En mi caso, el corrector era un distinguido

En general, no acepto casi nunca, por pudor,

profesor alemán experto en América Latina. La

hablar sobre lo que he escrito. Como a ustedes le

sensación que me quedó es que en el extranjero saben

consta, jamás en un curso he dado a leer un texto

muchas cosas de América Latina, incluso aquellas que

escrito por mí. Si otros colegas lo dan a leer, me alegro

nosotros mismos no sabemos. Pero una cosa es saber

mucho, pero yo no lo hago. Sin embargo, dado este

como experto y otra muy distinta es sintonizar con la

hermoso proyecto de la revista virtual, quise hacer una

cultura latinoamericana y comprender su significado.

excepción.

Dada esta insatisfacción, decidí que la tesis

Primero quisiera explicarles el contexto de este

doctoral tenía que quedar así, como había sido escrita

libro porque, como se ha dicho, tiene ya 25 años y, en

en alemán. No la traduje nunca, como suele ser

cierto sentido, muchos aspectos ya están obsoletos.

habitual. Sólo escribí un pequeño resumen, que con el

Presenté y defendí mi tesis doctoral el año 1979 en

nombre “Ritual y Palabra. Aproximaciones a la

Alemania. Su tema central era el sincretismo religioso

religiosidad popular latinoamericana” fue publicada en

en América Latina y analizaba la relación que se había

la Universidad de San Marcos en Lima y que circuló

producido en nuestra cultura entre la palabra y el rito.

también entre nosotros en una versión policopiada. El libro Cultura y Modernización en América Latina representaba, entonces, la primera oportunidad

1

Artículo en base a una presentación en el ciclo de Conferencias sociológicas UC: “Latinoamérica y la impronta del desarrollo”, el día 10 de junio del 2009.

de escribir con libertad para mí mismo y no para el corrector. Es evidente que el texto daba por supuesta

2

Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

mi tesis doctoral, porque trabajaba a partir de ella. Sin 5


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 embargo, como digo, se publicó solamente en

paradigmas. Por otra, crítico del punto de vista

Alemania.

tecnocrático que predominaba sin contrapeso entre los

La

segunda

circunstancia

que

quería

economistas que dirigían la marcha del país. Pero

mencionar es que fue escrito a comienzos de los años

pretendía también, propositivamente, contribuir con una

80s. Se publicó el año 1984. Ustedes recordarán que

mirada cultural sobre América Latina al debate acerca

en esos años se produjo una gran crisis financiera en el

de las estrategias o modelos de desarrollo.

país, donde quebraron prácticamente todos los bancos

El libro tiene esencialmente tres partes. Una

y el Estado tuvo que intervenirlos para capitalizarlos,

primera, que me parecía indispensable, dedicada a

generando un original sistema para llevar adelante ese

rescatar a nuestros ensayistas latinoamericanos. Con

proceso. Eran años de total silencio de la sociología.

mirada muy de corto plazo, solemos situar el origen de

En el plano social se estaban preparando, en germen,

la sociología en el momento en que se institucionaliza

algunas protestas de estudiantes y de pobladores,

en las universidades con cátedras de sociología y

especialmente, que años más tarde estallaron,

centros de investigación. Pero en verdad, desde Bolívar

estimulando el surgimiento del proyecto político de la

hasta José Vasconcellos, por nombrar a dos grandes,

Concertación. Pero en ese momento estaba aún

Latinoamérica ha sido muy rica en reflexión social

inestructurado.

acerca de su propia historia, de sus posibilidades de

En el plano intelectual, predominaba un

desarrollo y de sus limitaciones. Tal reflexión se

pensamiento puramente económico. Los temas se

realizaba, evidentemente, desde paradigmas que no

plateaban y resolvían en un horizonte más bien

siempre comprendemos en la actualidad, como la

tecnocrático, sin referencia ninguna a la cultura

contraposición entre civilizado y bárbaro, del siglo XIX

latinoamericana. Algunos llegaron a plantear la idea de

que popularizó la obra de Sarmiento y de otros autores.

que, dada su estrategia de desarrollo, Chile no

Mi idea era tratar de ponerse en continuidad con esa

pertenecía más a América Latina. Incluso apareció en

enorme

el diario un dibujo-mapa en que Chile, desgajado de

identificando los momentos más importantes de su

América Latina, avanzaba como una isla rumbo a

reflexión. En primer lugar, el momento fundacional de

Oceanía, hacia Australia o Nueva Zelanda, que eran

los Estados. Después, el revisionismo crítico y el

los modelos que se admiraban en ese momento. El

modernismo, que se produce con el cambio de siglo,

libro fue escrito, entonces, con un afán que podríamos

cuyo testimonio se encuentra en el famoso libro de

calificar de contestatario. Por una parte, autocrítico del

Rodó que reelabora la distinción de Sarmiento con las

silencio de la sociología y del agotamiento de sus

figuras de Ariel y Talibán, pero también en el desarrollo

6

cantidad

de

pensadores

ensayistas,


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815 de la intelectualidad mexicana que antecedió a la

haber conocido antes este texto. Hubiese cambiado

revolución, culminando en Octavio Paz, un escritor ya

bastante el proyecto de mi libro. Con todo, le hice una

contemporáneo.

larga recensión y Franz me mandó una carta

Esa es la primera parte. Justamente, hay una

diciéndome que había entendido el texto mejor que él

frase de Octavio Paz que bien podría ser el epígrafe

mismo. Mi crítica a las categorías de la sociología de

de todo el libro, que cito en el texto, y que inspiró

entonces está muy influida por Hinkelammert.

también mí tesis doctoral. Esa frase dice: “Si bien la

Después, vienen unos capítulos de esta

conquista fue para los españoles un hazaña, para los

segunda parte dirigidos a los propios economistas,

indígenas fue un rito”. Fue una frase que me impactó

aunque confieso que están escritos con una cierta

mucho, precisamente porque estudiaba entonces la

autocensura, en el sentido que, siendo su pensamiento

religiosidad

carácter

el dominante, la crítica no podía ser demasiado

esencialmente ritual. Tomé como inspiración esa

explícita. Expongo para ello una teoría del sacrificio,

afirmación para analizar en qué sentido se podría

puesto que la tesis fundamental en boga era que tanto

comprender toda la historia cultural de América Latina

la cultura tradicional latinoamericana, especialmente su

en términos rituales, antes que en términos ideológicos,

cultura popular, como las dificultades económicas por

como es la forma en que habitualmente se la considera

las que atravesaban los desempleados y los más

desde perspectivas más ilustradas.

pobres debían ser considerados entre los costos del

popular,

comprobando

su

La segunda parte corresponde a una crítica al

desarrollo y cualquier país que quisiera desarrollarse

desarrollismo, expresión que resume las categorías

tenía que incurrir en ellos. De ahí que, desde el

dominantes que teníamos para interpretar los dilemas

horizonte ritual, una crítica al pensamiento de los

del desarrollo y que culminaban con la visión

costos del desarrollo debía ser sacrificial. Una teoría

tecnocrática de los economistas. Mi principal punto de

sobre el sacrificio es siempre una teoría sobre el tributo

referencia para la crítica, aunque también hay otros, fue

y, por lo tanto, de los costos que se distribuyen

el libro “Ideologías del desarrollo y dialéctica de la

impositivamente sobre la población.

historia” de Franz Hinkelammert, quien fue un profesor

Finalmente, los dos últimos capítulos, que

muy destacado del Instituto de Sociología y del Ceren y

pueden ser considerados como la tercera parte del

que influyó muchísimo en mi formación. Poco después

libro, proponen una línea interpretativa de la

de aparecer mi libro apareció otro de él, que se llamó

constitución y desarrollo de la cultura latinoamericana.

“Crítica a la razón utópica” que completaba el anterior

No podría decir en absoluto que tal interpretación es

incluyendo el pensamiento de varios economistas

exhaustiva. Era sólo un primer libro. Esta línea de

influyentes de la época. Lamenté enormemente no

interpretación se resume en las dos palabras que ya se 7


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 pronunciaron en la presentación: que la cultura de

sino hasta el momento en que los filósofos de la

América Latinan es barroca y mestiza. Agregaba una

Ilustración plantearon una filosofía moderna. Detrás de

tercera palabra, católica, precisamente por mis estudios

esta visión está la idea, que suelo calificar como el

de la religiosidad popular latinoamericana. La palabra

prejuicio de los filósofos, que la realidad es una idea

católica molestó a mucha gente durante mucho tiempo,

que se hace real, es decir, que la realidad hay que

porque la interpretaban como una suerte de concesión

juzgarla a partir del proyecto que la ha pensado con

confesional. Pero tal compresión resulta inadecuada,

anterioridad. Como ustedes saben, los sociólogos

porque mi tesis doctoral había estudiado el sincretismo

solemos tener más bien el prejuicio contrario, es decir,

religioso latinoamericano y el modo particular cómo el

que la realidad antecede al pensamiento sobre ella y

catolicismo se había sintetizado, en el emergente

que, muchas veces, cuando el pensamiento logra

mestizaje, con las culturas de los pueblos originarios.

desplegarse la realidad ya cambió, debiéndonos

Como todos sabemos, detrás de las imágenes

contentarnos con un pensamiento histórico sobre algo

popularmente veneradas, de la virgen, de los santos,

que ya no existe.

etc., hay también divinidades legendarias de los

En cambio, a mi me parece que la modernidad

pueblos originarios que convergieron por su significado,

surge fundamentalmente con la imprenta y la

por la coincidencia del calendario o por el lugar

masificación de la cultura escrita. Esta es una hipótesis

geográfico específico en que se realiza su culto. No se

que he podido profundizar muchísimo en estos 25

puede hacer una interpretación cultural de América

años, no en último término a partir de las teorías de

Latina ignorando el papel que en ella juega su

Luhmann. Así, entiendo el barroco como la primera

religiosidad popular.

cultura moderna que se da en Occidente, cuya

Ahora

bien,

¿cuáles

son

los

rasgos

característica principal es su mediación entre la

fundamentales que sintetizan estas palabras? En

tradición oral y la escritura a través de la imagen y de la

primer lugar, ¿qué significado puede tener la expresión

representación. Un ícono, en el ámbito del habla

barroco desde el punto de vista sociológico? Me parece

castellana, de esta cultura barroca es el siglo de oro

que es muy importante para clarificar qué se entiende

español, cuyas grandes producciones son obras de

por cultura moderna. Desde la lógica de la Ilustración,

teatro. El Gran Teatro del Mundo de Calderón, creo que

especialmente en filosofía, pero también en la

resume muy exactamente lo que es el Barroco. O

sociología, se ha entendido el mundo moderno a partir

recuérdese las figuras legendarias del Quijote y Sancho

de las ideologías modernas, con la consecuencia de

Panza con las que Cervantes tematiza expresamente la

que no podría haberse constituido la sociedad moderna

tensión entre oralidad y escritura. El Quijote es

8


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815 considerado un loco porque ve el mundo a través de

producido en Europa. En el siglo de oro esta opacidad

los libros de caballería y sus vecinos, para mantenerlo

se refleja en términos positivos. Su lado negativo, en

cuerdo, deciden quemarle la biblioteca. Sancho Panza,

cambio, queda expresado en la llamada lucha contra la

en cambio, vive del pragmatismo de la oralidad y de la

herejía, puesto que ella comienza justamente cuando

sabiduría de los decires. Y sin embargo, ambos tienen

las personas que cultivaban su religiosidad en lengua

que aprender a convivir y a apreciar su respectiva

oral, se sienten motivadas a poner sus creencias por

sabiduría. Esta, creo, es la esencia del Barroco.

escrito, las que ahora deben ser contrastadas con la

1492 fue el año en que llegó Colón a América,

escritura docta de los teólogos y canonistas, quienes

pero fue también el año en que se publicó la primera

juzgan a estos neófitos como herejes. El proceso de

gramática de la lengua castellana, realizada por el

convivencia y ajuste entre oralidad y escritura tiene,

padre Nebrija. Cuenta la leyenda que fue donde los

entonces, su conflictividad. Su armonización no es

reyes católicos y les dijo que esa sería el arma con que

espontánea, sino que toma muchísimo tiempo.

gobernarían sus nuevos dominios.

El barroco en América Latina fue posible por el

En América Latina también se desarrolló esta

Concilio de Trento y por la prohibición de la Corona de

conciencia. En mis investigaciones para la tesis

que los reformados vinieran a América. Como se sabe,

doctoral, me encontré con la mitología de Inca Ri o Inca

la reforma de Lutero había reivindicado tanto la “sola

Rey, que es la mitología del retorno del Inca, donde se

escritura” y su libre interpretación, como la “sola fe”,

plantea dramáticamente este mismo tema a propósito

que ponía al cristianismo fuera del marco ritual o

del encuentro hispano-aborígen. Les recuerdo el

cúltico en que había estado en la edad media. Con

famoso episodio del encuentro entre Pizarro y

estas

Atahualpa en Cajamarca. A Atahualpa le pasan un

evangelizadores y las culturas aborígenes de nuestras

libro, posiblemente la biblia o un misal, lo toma, se lo

tierras se dio esencialmente en el plano del rito y de la

pone en la oreja y lo mueve para hacerlo sonar. El libro

representación teatral, de la imaginaría, de la

permanece mudo, lo arroja al suelo y lo condenan por

construcción de templos, de la pintura. Podría hablarles

ello. Entonces, dice este mito que el Inca murió porque

horas de distintos ejemplos en esta materia, pero les

no sabía leer.

menciono solamente dos, por su importancia. En primer

prohibiciones,

el

encuentro

entre

los

Es decir, desde el comienzo se planteó la

lugar, la aparición de la virgen de Guadalupe que

visión de una cierta opacidad recíproca, digamos así,

ocurre precisamente en el lugar en donde se veneraba

entre las tradiciones orales y rituales, por una parte, y

a la diosa Tonantzin, que es la madre común. Es decir,

la tradición escrita, por otra. Pese a las diferencias

era la figura equivalente a la Pachamama del mundo

propias del contexto, era lo mismo que se había

andino. La construcción del templo y la devoción se 9


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 produce en el mismo sitio que ya era lugar de romería

fabricaban

con

ellos

objetos

cúltico-rituales

y

de los pueblos prehispánicos. Segundo ejemplo. Una

funerarios. En los dos más grandes museos del oro que

de las custodias más hermosas que he visto en

existen en América Latina, que son los de Lima y

América Latina, de oro con incrustaciones de diamante

Bogotá, las piezas que se exhiben fueron sacadas

y de marfil, está en el Cusco, que era el centro del culto

mayoritariamente de las tumbas. o sea ninguna era

solar en el incario. Esta custodia, que mide más o

considerada medio de pago. En cambio, como ya

menos un metro cincuenta de alto, simboliza en su

estaba en desarrollo la monetarización de la economía

centro un gran sol. Entonces la predicación era:

europea, los españoles tomaron el oro y se lo llevaron

“venimos a predicar a Cristo, el verdadero sol”. Estos

a Europa como medio de pago. Esos fueron, a mi

dos ejemplos muestran cómo se produce una

parecer, los dos grandes conflictos.

continuidad simbólica. Se da también, evidentemente,

La huella del carácter barroco de nuestra

una resignificación o reinterpretación de su significado,

cultura y de su necesidad de mediar entre el culto, la

pero dentro de una continuidad esencial. Todos

oralidad y la escritura quedó registrada en el arte, en la

aquellos, entre los presentes que han tenido conmigo el

religiosidad popular y en la literatura. Como se muestra

curso de sociología del símbolo saben que existen ritos

hasta en nuestra literatura actual, ella es también

que son universales. A través de ellos se produjo la

esencialmente barroca, en el mismo sentido que les

síntesis cultural y también a través del rito algunas

estoy explicando. Para mí resultó particularmente

diferencias y conflictos.

importante la tesis del profesor Jorge Guzmán, de la

¿Cuáles fueron las dos grandes diferencias?

Universidad de Chile, expuesta en el libro “Diferencias

En primer lugar, el culto a los muertos, porque los

Latinoamericanas” donde muestra justamente que en la

españoles exigían que hubiesen cementerios generales

novela del boom, pero también en la poesía de

fuera de la ciudad y los pueblos aborígenes enterraban

Gabriela Mistral, por ejemplo, el protagonista es la

a sus muertos en sus propios hogares, donde estaban

cultura oral y no la cultura escrita. El caso de “Cien

sus huacas, sus lugares de adoración. Como sabemos,

años de soledad” es bastante paradigmático, porque al

acostumbraban también la momificación de los muertos

final de la historia Melquíades aparece con un texto

para que pudieran participar en las fiestas de su

donde estaba escrito todo lo que iba a suceder con la

respectiva familia. El segundo motivo de conflicto fue el

historia de cuatro generaciones que viven en la pura,

oro, porque nunca los pueblos originarios de América

pero ello sólo lo sabe el lector al concluir la novela.

Latina consideraron ni el oro ni la plata como medios

La cara propiamente social de esta síntesis

de pago, como se hacía en Europa, sino que

barroca entre palabra y rito, es el mestizaje. El

10


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815 mestizaje fue posible en la mayor parte de América

lado, nuestros pueblos eran ágrafos y, por otro, se

Latina, allí donde todavía la organización de los

quería evitar cualquier penetración del protestantismo,

pueblos originarios era mayoritariamente de carácter

acentuándose por influencia del Concilio de Trento la

segmentado, como decimos los sociólogos, es decir,

dimensión cúltica-sacramental de la misión, el

ordenados en clanes y linajes familiares. Cuando esto

encuentro fue esencialmente cúltico-ritual. Hago esta

ocurría, era bastante común entregar las hijas en

aclaración

matrimonio a los todavía extraños con el propósito de

contradictores que he tenido, y que han insistido en

establecer alianzas. En cambio, en los centros cúlticos

interpretar

que habían desarrollado ya una organización jerárquica

teología. Nunca hemos tenido en América Latina un

por encima de las familias, se produjo más bien una

hereje teológico, con la excepción del Padre Lacunza y

ruptura e incluso se condenó el mestizaje, como lo

su milenarismo, pero el texto condenado fue escrito

muestra la famosa crónica de Huaman Poma de Ayala,

cuando ya estaba en Europa. Tampoco hemos tenido

quien escribe justamente al rey, reclamando que el

ni un Voltaire, ni un Feuerbach, ni un Schleiermacher,

mundo se ha vuelto al revés y que él disponga que

que hicieran una crítica a la teología misma desde los

vuelva sobre su eje, porque en el lugar que le

intereses sociales que supuestamente defendía. Todas

corresponde al Inca, que es el centro que une los

las disputas que se han dado en la relación de la

cuatro cuadrantes del universo, ahora está el

religión y el poder civil, han sido en el plano ritual o en

gobernador español y en el lugar que corresponde a la

plano económico-administrativo, como por ejemplo, en

función sagrada, están ahora los que sólo saben

nuestro caso, el conflicto del sacristán.

“cuidar chanchos”.

pensando el

en

catolicismo

algunos

distinguidos

latinoamericano

como

Pues bien, este es un breve resumen de la

Evidentemente, las tesis sobre el barroco no

tesis propositiva de mi libro sobre la visión de la cultura

exclusivamente

y

latinoamericana. Surge entonces la pregunta: ¿Cuánto

particularmente, la historia del arte ha estudiado

de ella sigue aún vigente? En mi opinión, aunque por

profusamente el barroco americano. Sólo asumo la

decir esto algunos dicen que soy esencialista, la

responsabilidad por la interpretación del mismo en

estructura básica de la relación entre ritual, palabra oral

términos de la búsqueda de mediación entre palabra-

y escritura no ha cambiado sustancialmente. Es cierto

oralidad, rito y escritura, como también asumo la

que ha habido una campaña de alfabetización de la

responsabilidad sobre la tesis de que el encuentro

población de América Latina, para tratar de expandir la

entre la cultura hispano-lusitana y las culturas

cultura escrita. Pero todos sabemos que no obstante

aborígenes de América se produjo antes en el plano del

estos

rito que en el plano ideológico-teológico. Como por un

funcionalmente analfabeta, es decir, sabe leer pero no

son

mías.

La

historia,

11

esfuerzos,

la

mayoría

continúa

siendo


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 entiende lo que lee y su fuente fundamental de

convoca a grandes multitudes que se identifican con la

conocimiento, de conversación y de generación de

sociedad, con el país, con la región. En suma, la cultura

ideas sigue siendo la cultura oral de los decires.

audiovisual ha potenciado enormemente la tradición

Siempre hemos estado más cerca de Sancho Panza

barroca y ha disminuido, a mi parecer, la débil

que del Quijote.

influencia de las corrientes ilustradas que alcanzaron a

Basta escuchar lo que habitualmente se habla

expresarse a fines del siglo XVIII, durante el siglo XIX y

en la televisión o en la radio espontáneamente: cada

la primera mitad del siglo XX. Si estas afirmaciones

cuatro palabras se intercala un dicho. Esto no ha

corresponden a los hechos querría decir que las tesis

variado sustancialmente con el tiempo. Por cierto, hay

del libro, por lo menos en su línea gruesa, sigue

otras cosas que han variado. Se han instaurado las

vigente. Evidentemente hay que reconocer que

universidades,

de

estamos en un mundo crecientemente globalizado, en

racionalización económica, etc., pero pienso que la

el que, queramos o no, tenemos que integrarnos en

lectura que todavía hacemos del mercado, por ejemplo,

una cierta medida. Pero como todos sabemos, América

es más cercana a nuestras interpretaciones barrocas

Latina, de alguna manera, se resiste a ello. Pienso en

originales que a una teoría de la complejidad.

Bolivia, Ecuador, Venezuela, Argentina, Paraguay,

la

ciencia,

ciertas

formas

Naturalmente, todo este tema debe ser materia

Perú, donde se han manifestado ciertas resistencias a

de análisis histórico-empírico. Pero me parece que lo

aceptar acríticamente un modelo puramente funcional

esencial del barroco se ha mantenido e incluso

de globalización y han intentado una relectura de la

potenciado con los medios audiovisuales. Somos

situación con mayor o menor éxito. Es indispensable,

exportadores de melodramas, de telenovelas barrocas

en todo caso una comprensión de la cultura que

hasta en su versión estereotipada, con la evidente

complemente o pueda corregir, cuando corresponda,

necesidad de representar el gran teatro del mundo.

una visión unilateralmente económica de la realidad.

Pero el saber que se representa está siempre vinculado

Termino señalando que el año 1996 la revista

a lo que alguien dice o revela. Todos los capítulos de

“Persona y Sociedad”, que era entonces de ILADES,

los melodramas terminan en algún decir de alguien que

hoy Universidad Alberto Hurtado, y que dirigía Jorge

sorprende y su significado queda en suspenso para el

Larraín, me invitó a escribir un artículo haciendo un

próximo capítulo. En nuestra comprensión del deporte,

balance de la discusión sobre la identidad cultural

del fútbol, por ejemplo, ¿no lo entendemos acaso como

latinoamericana en los años que habían transcurrido

una gran fiesta barroca? Por lo mismo, no siempre

desde la publicación de mi libro. Agradezco que ahora

tiene la funcionalidad necesaria para ser eficiente, pero

me hayan dado la oportunidad de hacer otro tanto.

12


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815

Tropa de Elite, de José Padilha Idelber Avelar1 (Traducción del portugués de Alejandro Fielbaum S. y Pedro Sierra V.)

Las motivaciones para traducir el presente texto son

relaciones entre violencia3 y marginalidad en la

varias. En primer lugar, se trata de un lúcido

sociedad brasilera –temática, por cierto, recurrente en

comentario, producido por uno de los más importantes

otras películas brasileras recientes, tales como Cidade

críticos culturales latinoamericanos. Su trabajo resulta

de Deus (2002) Carandirú (2004) o Prohibido prohibir

ampliamente conocido en Chile, al punto que la edición

(2008). Tal característica exige su atención, en el

española de Alegorías de la derrota: la ficción

marco de las discusiones desplegadas en la presente

postdictatorial y el trabajo del duelo fue realizada por

revista.

Cuarto Propio (2000). No obstante, el texto aquí

El texto en portugués puede hallarse en el blog

traducido parece más cercano a las discusiones que

del autor (www.idelberavelar.com), espacio que se ha

ha expuesta en The letter of violence. Essays on

erigido como una destacada tentativa de resituar la

narrative, ethics and politics (Palgrave Macmillan,

vocación pública del pensar en las actuales

Nueva York, 2004). La preocupación allí trazada por la

reconfiguraciones

relación entre narrativa y violencia es aquí llevada al

encontrarse libremente distintos trabajos del autor,

análisis del filme Tropa de Elite, dirigido por José

cuya gentileza en la autorización de la presente

Padilha. Estrenado el 2007, un año después el filme

traducción agradecemos profundamente. Resulta

gana el prestigiosa premio del Oso de Oro de Berlín.

interesante la coexistencia desplegada, en tal sitio, de

No sólo destaca por ser uno de los filmes

notables investigaciones académicas con reflexiones

latinoamericanos más observados en los últimos años,

sobre temas que van del fútbol a la política, pasando

sino también por su polémica exposición de las

por la música y los cigarrillos. Estas últimas 3

massmediáticas.

Allí

pueden

Ph.D de la Duke University. Profesor de Literatura latinoamericana en la Tulane University. 13


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 yuxtaponen el rigor intelectual de Avelar con una

es ejemplo de tal gesto. Hemos intentado mantener tal

tonalidad más informal, harto más asequible al público

estilo, como parte de la imposible y necesaria fidelidad

ajeno a las discusiones académicas en las cuales ha

del ejercicio del traducir.

intervenido tan prolíficamente. El texto aquí traducido

Tropa de Elite es el tema del momento. La vi y la

hallé

un

filmazo

(filmaço)

–con

universo de policías que reciben propina de los

algunas

traficantes, policías que trasladan cadáveres para

simplificaciones bien brutales, sin las cuales habría sido

adulterar estadísticas, policías que saquean los

aún más efectiva en lo que pretende. Pero es un

vehículos que usan para trabajar, oficiales que exigen

filmazo. En primer lugar, como película presentada

propina de cualquier soldado que se vaya a tomar

desde el punto de un policía no corrupto, de un batallón

vacaciones. Sólo olvidando el 70% de la película es

especial, que cree sinceramente en lo que hace, Tropa

posible leerla como celebración de la fuerza policial. Es

de Élite es una novedad muy bienvenida en la

una autopsia de la podredumbre. En este mar de lodo,

cinematografía sobre el tema. La discusión está

el BOPE4 es el lugar del punto de vista. Y desde allí es

dándose, y no sería bueno limitar [las posiciones] a una

que se cuenta la historia. El BOPE tortura y mata, pero

barra derechista que apoya al Capitán Nascimiento, y a

no se corrompe ni asesina indiscriminadamente.

otra que lo rechace, simplistamente, desde la izquierda

¿Genera identificación con parte del público? Claro.

–la película es mucho más rica que eso.

¿Sanciona

la

película

ese

punto

de

vista

inequívocamente? De ninguna forma. Pensar así sería Se acusa a la película de ser manipuladora y

escoger no ver una serie de cosas que están allí.

maniqueísta. Las dos acusaciones son falsas. En primer lugar, la belleza de cualquier arte narrativo es

El filme es esencialmente honesto al usar la

crear un narrador “manipulador”, es decir, una voz lo

voz en off del Capitán Nascimento, como narrativa

suficientemente creíble que nos lleve, nos convenza a

distanciada de aquellos eventos. “Manipulador”, en el

salir del mundo real sean dos, o diez horas, y entrar en

mal sentido de la palabra, habría sido crear una voz en

ese mundo alternativo. Dostoievski hacía eso:

off supuestamente “neutra”, “documentando” aquella

santurrona, zarista y latero, imaginaba protagonistas

ficción y, en el fondo, repitiendo la ideología del Capitán

rebeldes que convencían a cualquier anarquista o

Nascimento y del BOPE como la única posible; A fin de

revolucionario que los leyese. Padilha crea al Capitán Nascimento, jefe de una isla de credibilidad en un

4

Se refiere al Batalhão de Operações Policiais Especiais, unidad sobre la que versa el filme. 14


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815 cuentas, ahí ésta se legitimaría por el aura de verdad

Matías, que es inteligente pero está “ablandado” por la

del narrador no diegético, no participante de la trama, el

convivencia con los pequeños burgueses de la

narrador “Dios”. Padilha hace lo contrario: expone al

Facultad, lugar donde él aún utópicamente cree que el

personaje no sólo en la tela sino también en la

derecho y la institución policial son sinónimos,

narración y comentario de la película. Él está ahí para

contiguos, fácilmente armonizables. En esa ingenuidad

ser evaluado, juzgado, también escrutinado. Si el

él no está solo: A fin de cuentas, estudia en una

espectador abdica de esta tarea, claro, es problema

Facultad donde el profesor y los alumnos (todos ellos

suyo. Habrá quien abdique para celebrarlo como

blancos, a excepción de un mulato claro al fondo)

Rambo. Habrá quien abdique para condenar.

conforman una clase inverosímil en la que se sueña que Foucault alguna vez habló de aparatos represivos

Es difícil la tarea del espectador que quiere

de Estado.

abrazar la ideología del Capitán Nascimento porque, a fin de cuentas, mientras Nascimento estuvo allá fue

Pero no pidamos exactitudes francesas en una

implacable e incorruptible, pero tuvo que salir. Porque o

película de ficción hecha en un país donde el

sino, probablemente, no habría vivido para criar a su

columnista de la mayor revista semanal afirma que,

hijo. Digo que “tuvo que salir”, claro, porque ahora él

para Foucault, la locura era una construcción discursiva

nos narra el filme en off, ya supuestamente sustituido

(¿dónde leíste eso, Reinaldinho?). Lo que me

por Matías, si vamos a leer simbólicamente –como creo

incomoda en las escenas de la facultad en Tropa de

que debemos hacerlo- el último disparo de la película,

Elite es la artificialidad con que todos se ponen contra

el disparo iniciático, de incorporación al batallón, que

Matías con argumentos simplistas acerca de la policía y

Matías descarga en la cara del traficante “Baiano” (y en

la violencia. Padilha estereotipa allí el discurso anti

la del espectador, ya que la cámara es colocada en el

violencia policial, así como estereotipa a las ONGs, al

suelo, encima del arma, invitándonos a la condición de

mostrar a un director que ya ofrece a Matías material

ser asesinados).

electoral de un senador desde el primer minuto en que visita la sede. Hay algunos abusos como ese. El filme

Matías es el único negro (preto) que no es

habría sido aún más poderoso si hubiese introducido

parte del paisaje. La elección es interesante porque

un mínimo de complejidad en los veraderos

todo el conflicto es la sustitución del Capitán narrador,

antagonistas

para el cual, después del brutal entrenamiento, quedan

prensados” (burguesinhos-baseado), no tan diferentes

dos candidatos: Neto, el valiente burro que termina

al “semi-burgués-empastillado-para-dormir” que es el

muriendo en la favela con un tiro en la espalda, y

propio Capitán, un total vicioso de las drogas 15

de

Nascimento:

Los

“burguesitos-


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 farmacéuticas cuando la situación apremia. Es por esto que, a pesar de tales abusos, la película no resbala al

Tropa de Elite es un filmazo porque hace

maniqueísmo: No lo permite la complejidad de sus

incómoda la posición de todo el mundo. Trae una voz

personajes y su mirar ácido sobre lo conflictivo que es

en el oído y no exenta de contradicciones. Es el

el par tráfico/seguridad pública en Río.

Capitán Nascimento, claramente, quien nos dice al principio que sólo hay tres salidas para un policía en

Incluso el personaje de Fernanda Machado es

Río: Retirarse, corromperse o ir a la guerra. Inmune a la

complejo. Ella es la única mujer del filme que no es

segunda, el opta por la tercera a lo largo de la película

parte del paisaje. Burguesita, exquisita y con

pero es obligado a escoger el retiro cuando nace su

conciencia “social”, colabora en la ONG de la favela de

hijo. Ese momento de paternidad es lindo, hay que

forma no muy diferente a como Nascimento –y después

decirlo. Fue allí que más me identifiqué con él: La

Matías- trabajan en BOPE: Con total fe en lo que hace.

retirada como gesto de amor.

Ella cae, incluso, de la misma forma que Nascimento: Él descubre que es imposible mantenerse en BOPE y

Es verdad que Nascimento insiste con el

criar a su hijo, ella descubre que es imposible ser

burguesito que consume en grupo quien, al comprar

burguesa con “conciencia social" en la favela sin

drogas allí, mató a la ocasional víctima del tiroteo en la

colaborar con el tráfico (o sin traicionar a la comunidad

favela. En este sentido sí, el filme presenta fuertemente

colaborando con el policía). Cuando ocurre la

el punto de vista de que es el burguesito marinhuanero

aproximación romántica entre ella y Matías, el

quien sustenta el tráfico: Pero creer en esa tesis es

espectador sabe que está destinada al fracaso: el único

creer que la voz del filme es la de Nascimento

espacio en que están unidos como iguales, la Facultad,

hablando con el burguesito, la de Matías hablando con

se hace un lugar irrelevante. La “burguesita-blanca-

los alumnos de la Facultad. Yo, nuevamente, me

izquierdista” y el “negro(preto) de pueblo ascendente

rehusaría a reducir lo que el filme dice a lo que el

vía policía” (y, sueña él, a través de la Facultad) no se

personaje dice. Nascimento también es el responsable

pueden amar: la verdad está en la favela, y allí ellos

directo por la muerte de “fogueteiro”, pobre que, bajo

ocupan espacios irreconciliables. Es tontería acusar la

tortura, denuncia el “puente” de carga y es, después,

voz del Cap. Nascimento de ser “manipuladora” en una

claro, rápidamente ejecutado por los traficantes.

película en que dos jovencitos, el único negro (preto) y

Nascimento sabe que, al extraer, bajo tortura, una

la única mujer, tampoco encuentran ningún camino,

delación y después no ofrecer protección policial a su

romeoyjulietamente fracasando en la favela.

delator (dedo-duro), él efectivamente lo mató. Vive ese

16


Revista Doble Vínculo Año 1 - Nº1, ISNN 0718-7815 remordimiento en vísperas de ser padre y le pregunta a

tráfico o la que liga la actuación del BOPE a la muerte

la madre del joven si acaso él era su único hijo.

de sus colaboradores? Poner esa pregunta, con tal grado de complejidad, es un gran mérito de la película.

¿Cuál es la relación de causalidad más directa? ¿La que liga al burguesito marihuanero al

Altazor y el vértigo de la escritura Ashley Müller5 Francisco Salinas6

Resumen En este estudio se revisa de modo interpretativo el poema Altazor de Vicente Huidobro, se busca mostrar la poética de dicho autor como manifestación cultural de la elite latinoamericana de principios de siglo XX, anclada en el texto escrito y en los problemas universales de un hombre exasperado por la incertidumbre de la guerra y las nuevas tecnologías. Nos centramos en la interpretación de símbolos, particularmente en los elementos autorreferentes y heterorreferentes de la obra. Con lo anterior, pretendemos mostrar dicho texto como una obra imaginativa y sensible, situada en el seno de una cultura escrita. 5

Estudiante de pregrado en sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

6

Estudiante de pregrado en Sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile..

17


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Palabras claves: Vicente Huidobro, Poesía, Literatura, América Latina.

Introducción

frente a la muerte y la vida, además el viaje como síntesis de ambos.

Con la propuesta de Huidobro, particularmente con Altazor o el viaje en paracaídas (1931), se intenta

Pero, fundamentalmente, lo que aquí se revisa

romper con los convencionalismos y tradiciones

es la posibilidad de que sea a una muerte del lenguaje

imperantes en la estética literaria de principios del siglo

aquello a donde nos lleva Altazor, o si más bien, nos da

XX en América Latina. En la obra se presentan rasgos

cuenta de cierto reposicionamiento de lo escrito por

de un proceso de diferenciación de la literatura como

sobre lo oral, a modo de reincorporación de la

sistema definido por sí mismo (Luhmann, 2003), a su

distinción naturaleza/cultura dentro del polo de la

vez, se pone de manifiesto una sensibilidad latente en

cultura escrita. Analizamos lo anterior, tomando en

su época, una intuición de que algo no funciona en el

cuenta que Huidobro en Altazor propone una ruptura

quehacer del hombre, que algo se está haciendo de

con el lenguaje, y que la destrucción del lenguaje no

modo incorrecto. El lenguaje se descompone, junto con

pasa por matarlo con palabras, pues de ello se obtiene

las ilusiones de un hombre que, tras la Gran Guerra ve

todo lo contrario: se le afirma como imperecedero.

la Segunda venir, vibrando ante «los dirigibles que van

Altazor y el lenguaje

a caer».

Como problema de investigación, planteamos

En este texto, analizamos los componentes

que Altazor es un poema sumamente autorreferente y

estético-formales y el modo en que se abordan los

con una fuerte autocomprensión respecto a su propia

temas centrales que definen la autonomía de Altazor en

finitud, en tanto que el autor parece ver que el lenguaje,

cuanto obra de arte. Además, atendemos a la

la poesía y las palabras que lo nutren son limitados en

heterorreferencia que se presenta como contexto a la

su expresión. Esta limitación, al parecer, tiene su

obra, aquello a lo que remite el poema. Estudiamos

anclaje en la finitud del poeta, quien como hombre

también un ámbito sincrético entre texto y contexto,

consciente, sabe del irrevocable destino que es la

donde surgen cuestiones tales como la experiencia

muerte y lo frágil que son sus actos y creaciones. El 18


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 poeta es un pequeño Dios, tiene capacidad de crear

lenguaje, tal vez, sería posible de satisfacer en el

mundos, pero no de crear algo trascendente e inmortal.

marco de la cultura oral, aquella sin registro ni visión

El problema, en definitiva, estaría dado por la

lineal del tiempo, en un ataque por la espalda a la

incapacidad que muestra el hablante-poeta para dar

sincronía del habla.

cuenta de un acto trascendente; ante esto, recurre a

Principales símbolos de la obra

matar al lenguaje como medio para conseguirlo, no obstante, se elimina a sí mismo al hacerlo, resaltando

¿Qué significa Altazor? ¿A qué alude Huidobro

más aún su finitud.

con un título como Altazor o el viaje en paracaídas? Etimológicamente, podemos ver que Altazor es una

Creemos que hay un punto ciego en el

palabra compuesta por Alt y azor, en donde “alt” da

hablante poético de Altazor. Pretende trascender,

cuenta de las alturas y “azor” del nombre de una

matando el lenguaje de una vez por todas y, sin

especie de pájaro. Según Jaime Concha, Altazor

embargo, su acto no logra lo que busca, pues un

correspondería a un semipájaro de las alturas que,

observador de segundo orden puede revivir el lenguaje

además estaría envuelto en ciertos rasgos humanos,

en su lectura, junto con revivir la autoconciencia del

tales como los sentimientos, problemas y deseos.

poema respecto a la propia finitud. Tomando en cuenta

Altazor sería entonces un híbrido entre ángel y pájaro,

esto, nuestra hipótesis es que el lenguaje finito de

poseedor del don del vuelo. Afirma, el mismo autor,

Altazor es infinito por la riqueza de significaciones

que, incluso Altazor debe ser imaginado como una

posibles que de él emergen, en tanto que, puede ser

figura casi mitológica, semejante a la del mito de Ícaro

infinitamente reinterpretado por distintos lectores.

(Concha, 2003, p. 1588). Concordamos con dicho autor

Que sea posible la presente lectura de Altazor,

respecto a las semejanzas existentes entre el deseo de

nos muestra que la muerte del lenguaje no es tal, pues

Ícaro de ir más alto y de enfrentarse trágicamente con

trasciende al universo del poema. Cada vez que

la muerte como destino de lo humano. Sin embargo, a

alguien lee Altazor, el lenguaje revive con distintos

diferencia de Ícaro, Altazor es consciente de su fin y de

matices, interpelando nuevas sensibilidades. La

lo irremediable de la caída, no espera llegar al paraíso,

desarticulación y descomposición del lenguaje dentro

él asume su condición mortal. A pesar de su angustia

del poema no pasa de ser una ficción; esto ocurre

por ello, intenta disfrutar del descenso, de la inminente

debido a que esta tiene lugar dentro de los márgenes

caída; la criatura baja, jugando y haciendo piruetas en

de lo escrito, donde el registro permite permanentes

el aire. Eso es su vida.

reinterpretaciones. La pretensión de destruir un 19


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 El viaje en paracaídas introduce, en cierto

como doblemente finito y su pequeñez divina

sentido, la presencia de la tecnología moderna, porque

sobresale: es finito en tanto está limitado por la muerte

este viaje en descenso al que se lanza Altazor es en un

y por su dependencia respecto a la mujer como pilar de

artefacto diseñado para detener las caídas y hacerlas

su creación. El poeta va creando en su viaje por la vida,

más suaves. La palabra paracaídas se compone de

pero siempre consciente de la muerte que cercena la

dos palabras: i) para, que tiene dos significados, uno

potencialidad creadora que este tiene a largo plazo. A

correspondiente a la de preposición “para” y el otro a

su vez, el Canto II muestra como toda la creación

parar o detener, y ii) caída, en tanto que caer o

depende en última instancia de la amada, de la musa

descender. En el sentido usual, el paracaídas cumple la

inspiradora, sin la cual «Las estrellas a pesar de su

función de amortiguar el choque con la tierra, sin

lámpara encendida/ Perderían el camino/ ¿Qué sería

embargo, en Altazor, pensamos que el significado

del universo?». Todo esto nos da cuenta de un poeta

indicado es el de ser un artefacto diseñado “para” la

pequeño Dios, infinitamente finito e incapaz de

caída, es decir, algo que es usado en pos de lanzarse.

sostener un mundo por siempre en sus pequeñas manos.

Altazor es un ser poético que nace en la era en que muere el cristianismo, un mundo en el que

El poeta comienza a jugar con el lenguaje

Nietzsche ya se adelantó a declarar la caída de los

tratando de mostrar su poderío, no obstante, este se le

valores trascendentales del ser, un mundo donde «No

vuelca sumamente complejo y escapa de sus manos; lo

hay bien no hay mal ni verdad ni orden ni belleza»;

que parecía un simple juego se transforma en

sobre esto nos habla Concha, quien ve como “Huidobro

disolución. Juega con símbolos infinitos, nunca puede

se conecta aquí [en Altazor] con Nietzsche y su dictum

llegar a poseerlos del todo, inventa palabras y luego las

definitivo «Dios ha muerto»” (Ibíd. p. 1591). Si Dios

desmenuza, no hay control sobre los significados. Se

deja de existir como ser legislador de la tierra y la

pierde. El poeta en su paracaídas parece morir junto

naturaleza, el poeta abdica a su intento de reflejar

con el lenguaje; ambos caen al abismo, el lenguaje se

miméticamente dicho espacio, el cual deja de ser

vuelve inmanejable para un poeta limitado por su

sagrado. Intenta, entonces, tomar las riendas del

finitud. Él, a pesar de su voluntad creadora, no puede,

asunto al convertirse él mismo en un “pequeño Dios”.

sino caer.

Este poeta que se ha tornado el sucesor de

Lenguaje conformado en Altazor

Dios, busca crear mundos nuevos donde desplegar su

Vemos en Altazor una obra que está inmersa

poder. Sin embargo, en Altazor el poeta se muestra

en el contexto de un sistema artístico que, en términos 20


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 luhmannianos, se encontraría ya bastante diferenciado

acude al uso de la corriente de la conciencia y,

en cuanto a sus funciones respecto de otras esferas

finalmente, se recurre a matar el lenguaje, como

sociales (Luhmann, 2003). En este sentido, es un

recurso en donde se desgranan las palabras hasta

poema que se centra antes en la forma que en los

dejar libre a versos compuestos de puras vocales y

contenidos mismos a los que refiere; estos últimos

signos lingüísticos básicos.

llegarían a ser secundarios frente a la majestuosidad

El poema se sitúa inicialmente en un temple

que presenta la caída y muerte del lenguaje en la obra.

anímico de tipo grandilocuente. Es como si el poeta

Dicha idea se anuncia constantemente, a modo de

quisiera ambientar al lector en un espacio solemne

prolepsis, en versos que aparecen en cantos anteriores

donde se va a dar un gran paso, en tanto que la

a la desintegración del lenguaje; así se enuncian cosas,

estética se llevará a uno de sus límites. Partiendo de la

tales como: «Altazor morirás», «Altazor desconfía de

imagen del Cristo muerto, la obra nos lleva a tener la

las palabras» o «Después nada nada/ Rumor de frase

experiencia de caer junto al logos y sus cambios. Estos

sin palabra». Esto da cuenta de una fuerte

cambios que sufre el lenguaje, van degenerando la

autorreferencialidad del poema, en tanto que en sí

grandilocuencia que en otrora resaltaba y queda de

mismo refiere a aquellos elementos que le constituyen.

manifiesto la duda e inseguridad de un hablante que, a

Sin embargo, la autorreferencia de una obra

partir de un juego, termina por padecer la catástrofe

literaria no refiere simplemente a la intratextualidad que

cósmica de su mundo creado.

presenta, más bien da cuenta de la capacidad que esta

El hablante poético de la obra es quien

tiene de resaltar en su forma. En este punto, cabe

proclama ser «Altazor, el gran poeta», un ser que

destacar lo bien logrado que es Altazor en estos

cuenta sobre su viaje en paracaídas desde las alturas

términos; estallan en cada página versos irregulares,

hasta el abismo donde la muerte lo espera. Se

sin rima ni estructura clara, palabras que suelen

acompaña de elementos aéreos y alturas siderales,

incursionar por distintos rincones de la página, en

que lo siguen como paisaje a su movimiento por el

donde no se sigue ningún patrón definido de versos por

mundo huidobriano (Ibíd. p. 1586), pero este “gran

estrofa. Además, hay una llamativa tendencia hacia lo

poeta”, va teniendo cada vez más conciencia de su

entrópico, que resalta y cambia la apariencia del poema

muerte mientras el viaje avanza, pues es la muerte la

en el transcurso de todo el libro. El lenguaje usado se

que «se acerca como el globo que cae». El hablante

va transmutando al avanzar en las páginas: se juega

entonces se confunde, se vuelve múltiple y difuso, pero

con las palabras y la sonoridad que generan al leerse,

con una multiplicidad en la que nunca deja de ser

muestra un carácter prosaico a ratos, en momentos 21


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Altazor, se habla a sí mismo y dialoga sobre su miedo

del mundo letrado en pos del oral y empírico como

al colapso, proceso al que finalmente abdica explicar,

luego lo hiciese Nicanor Parra.

llegando simplemente a experimentarlo de modo

El uso que Huidobro hace de la poesía dentro

vertiginoso. A ratos, el hablante también toma la voz de

de Altazor tiende a ser docto y con varias alusiones

otros individuos, así incursiona en hacer hablar a

metalingüísticas. Es un texto que hace observaciones

figuras, tales como el Creador o la Virgen.

de segundo y tercer orden, se plantea a ratos como un

El poema está lleno de imágenes creadas y de

crítico

de

viejos

movimientos

artísticos

escenas imaginables, muchas de las cuales resaltan

latinoamericanos como son el romanticismo o el

por su belleza y/o originalidad. Así, «Mi paracaídas se

modernismo. Así, al referirse a la poesía en sí, «Poesía

enredó en una estrella apagada que seguía su órbita/

aún y poesía poesía/ Poética poesía poesía/ Poesía

concienzudamente, como si ignorara la inutilidad de

poética de poético poeta/ Poesía/ Demasiada poesía»,

sus esfuerzos», «El río corre como perro azotado» o un

responde con distancia, declarándose “Anti poeta”,

«…pecho que grita y un cerebro que sangra», son

aquel que se opone a lo dado, insertando la locura, el

imágenes creadas que permiten anclar ciertas

juego y lo dinámico en un ambiente de época regido

sensaciones y pensamientos en figuras inteligibles para

por una tradición inmóvil y “formalmente correcta”.

el lector de la obra, pero ambientados, muchas veces,

La autorreferencia de la obra está dada, en

en espacios “creacionados”, imposibles de subsistir

definitiva, por un lenguaje escrito que reluce a modo de

fuera del poema.

una “materia conformada”, la cual es la condición sino

Altazor juega con los elementos de los que se

qua non para el carácter alegórico de Altazor (a revisar

nutre como creación, los articula de un modo que

en el siguiente punto). Pensamos, aludiendo a la

rompe con los estándares formales de la poesía

concepción de lo bello en Heidegger (2005), que el

tradicional imperante hasta su época; la búsqueda de

modo estilístico concreto de situar la forma en Altazor

una creación propia que trascienda la esclavitud hacia

es aquello que le da la fuerza y constitución como

la naturaleza, lo hace rebasar los envases donde

entidad, la cual se sustenta por sí mismo gracias a su

podría enfrascar su poesía. Sin embargo, el poema se

modo lúdico de expresión del lenguaje.

sitúa desde un registro culto, de alguien con educación

Aspectos alegóricos de Altazor

en letras y poseedor de amplio conocimiento de mundo. Como vanguardista, rompe con los cánones

Es dentro de un contexto bélico, donde se

estéticos de la época anterior, pero no por ello se aleja

expresa plenamente la magnitud en la cual es usada la 22


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 racionalidad

del

hombre.

Todo

el

despliegue

naturaleza, lo cual lo acerca a la cultura, en especial

tecnológico presente en la guerra: aviones, avances en

escrita, pues allí es donde puede dedicarse a crear. Al

comunicaciones, armamentos y una gran serie de

contrario de lo que se ha realizado típicamente en el

adelantos propios de la era moderna son, sin embargo,

continente americano, cuya experiencia literaria se

utilizados para que países vecinos se maten los unos a

encuentra anclada, en primer término, a la naturaleza y,

los otros. Lo racional se torna irracional. Es en medio

en segundo, a la cultura oral. Huidobro sitúa al poeta

de la cuna de la cultura escrita, de una Europa en la

como un pequeño Dios, ser capaz de crear nuevos

cual se origina la racionalidad moderna, donde

mundos, autónomos frente al peso de la realidad.

paradójicamente acontece un desastre que desorienta

Ahora bien, dentro de los movimientos de

la posición del hombre en el mundo. Esto se manifiesta

vanguardia, uno de los que más notablemente influyen

en lo que nos dice el hablante de Altazor: «Mi madre

y se manifiestan en Altazor es el Creacionismo fundado

hablaba como la aurora y como los dirigibles que van a

por el propio Vicente Huidobro. El Creacionismo es un

caer. / Tenía cabellos color de bandera y ojos llenos de

–ismo que consiste en la creación e incorporación de

navíos lejanos»; lo bélico se sitúa como algo familiar en

nuevas técnicas dentro de la poesía, el cual nace como

él, quien ve en la madre algo que le remite a la guerra y

modificación del valor convencional del lenguaje,

los armamentos forjados por la técnica moderna, el

logrando de tal manera el ideal creacionista de

hogar deja de ser fuente de estabilidad y confianza,

expresión de lo “único”, cosa que se manifiesta como

convirtiéndose en fuente de inseguridad.

algo separado de toda representación (Pizarro, 1997, p.

Por otro lado, la historicidad en la cual se

28). Como sostiene el propio autor: “El poema

escribe Altazor tiene relación directa con el contexto

creacionista se compone de imágenes creadas, de

literario en la Europa de la época. En la obra, vemos

conceptos creados; no escatima ningún elemento de la

que, de hecho, las tendencias literarias de las

poesía tradicional, sólo que, aquí, esos elementos son

vanguardias europeas son mucho más relevantes que

todos inventados sin ninguna preocupación por lo

la tendencia al naturalismo positivista presente en

real…” (Huidobro, 2003c, p. 1340).

Latinoamérica (Godoy, 1982, pp. 496-500), que no

Huidobro juega con el lenguaje y crea

captan la nueva sensibilidad artística naciendo en el

libremente con él, se aleja de la naturaleza e inventa

mundo. Huidobro se acerca a las vanguardias

mundos nuevos, autorreferentes a su propia voluntad

europeas en su manifiesto Non Serviam, donde se

(Huidobro, 2003d, pp. 1294-1295). El poeta ejerce algo

declara no dependiente ni servidor de la naturaleza

así como una voluntad de poder, un querer que se

para hacer poesía, por lo tanto, se aleja de la 23


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 sobrepone, incluso sobre la realidad de las cosas, las

“No creemos que la poesía deba ser una

cuales nihiliza para luego implantar las formas que él

transcripción anecdótico y descriptiva de las costumbres, geografía de América. Nada más

mismo desea darles. Tomando en cuenta el contexto

lejos a veces que el realismo de la verdadera

bélico en que se sitúa la obra, hace mucho sentido que

realidad. Pero hay en la obra de Huidobro,

la voluntad sea el modo en que el artista logra sacar

como señala el crítico Jorge Elliott, una

fuerzas de la debilidad, la pena y la flaqueza. Lo

libertad, un pleno aire tan vivo que se puede

anterior, queda muy bien expresado en las palabras de

atribuir a su condición de hombre americano. Con razón sus admiradores españoles lo

un filósofo nacional: “la voluntad de poderío aparece

compararon con el otro renovador de la poesía,

así resituada en la frontera entre la afección que

que fuera Rubén Darío” (Teillier, 1963).

produce en nosotros aquello que nos ocurre, y nuestro poder para graduar dicha afección, recrearla y utilizarla

A nuestro parecer, la libertad no es un tema

de materia prima en nuestros actos de singularización”

central en el poema, más bien lo es la construcción de

(Hopenhayn, 2005, p. 209).

un mundo que enfrenta la carencia de origen. Planteamos que en Altazor no se muestran rasgos

Otro punto de heterorreferencia por considerar,

efectivos de latinoamericanidad; quizás las referencias

es que Latinoamérica, el propio origen de Huidobro, no

al continente sean mudas y por negación, tal vez, en un

es aparentemente tomado en cuenta por el hablante en

no aceptar las raíces y la propia tierra. Esto puede

la obra. Las referencias sobre América Latina dentro de

verse como propio de una identidad en la negación de

Altazor son poco considerables y tampoco está claro si

todo origen, cosa típica de la cultura criolla-

efectivamente se da cuenta de Latinoamérica en algún

latinoamericana, compuesta por individuos de la elite,

momento certero de la obra, o se habla en general de

quienes escaparían a aceptar su verdadera condición,

cualquier lugar. Al parecer, el autor tiene una tendencia

la mestiza (Morandé, 1984, p. 18). Huidobro pertenecía

a ordenar mundos con un carácter universalista,

a dicho grupo y quizás por una afición hacia lo escrito y

cercano a una cosmovisión global, en la cual se harían

lo europeo, se aleja de todo residuo de oralidad,

pocas referencias regionalistas. No obstante, hay

algarabía, religiosidad popular o cualquier otro ícono

argumentos que plantean lo contrario, que ven como en

cultural de nuestro continente. Lo latinoamericano de

la obra del artista se hace patente la libertad, tema

Huidobro es no querer ser tal.

recurrente en la literatura continental del Romanticismo Encontramos en la obra también otros factores

en adelante:

contextuales relevantes. Relacionado con el tiempo y contexto del autor, se muestra el Cristianismo como 24


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 carga de negatividad. Lo anterior, se relaciona con la

agoniza». Vemos que la soledad del poeta es también,

creciente secularización y resguardos ante la doctrina

en parte, la soledad a la cual se enfrenta la humanidad,

de dicha religión de parte de varios grupos de la

la cual se ve abandonada a su suerte, carente del

sociedad; el hablante poético adhiere a dicha postura:

amparo de un Dios omnipotente que le ayude. Sin Dios

«Morirá el cristianismo que no ha resuelto ningún

no hay razón para seguir creyendo en la tradición, se

problema/ Que sólo ha enseñado plegarias muertas/

produce un giro en el arte hasta entonces conocido;

Muere después de dos mil años de existencia/ Un

surgen los movimientos vanguardistas como una forma

cañoneo enorme pone punto final a la era cristiana/ El

de contestación ante la realidad, donde Vicente

Cristo quiere morir acompañado de millones de almas/

Huidobro encuentra una aparente solución. Sitúa al

Mil aeroplanos saludan la nueva era/ Ellos son los

poeta como un pequeño Dios, pero un Dios limitado; el

oráculos y las banderas». El Cristianismo se muestra

poeta es ante todo humano, es decir, un ser finito que,

como impotente; la religión representativa de la Europa

a la vez, es capaz de crear, de trascender dentro de un

occidental ya no es fuente ilimitada de esperanzas para

ámbito infinito, a saber, del lenguaje.

el hombre, ella no detiene las matanzas ni otorga

Un último punto de heterorreferencia por

sentido a la vida. La religión sume en un clima de

destacar en la obra es el relacionado a los procesos

angustia al hombre: «Vivir vivir en las tinieblas/ Entre

modernizadores. No se alude mucho a esto, que es

cadenas de anhelos tiránicos collares de gemidos/ Y un

más propio de la literatura del siglo XIX; no obstante,

eterno viajar en los adentros de sí mismo/ Con dolor de

en Altazor se dan ciertos atisbos respecto al proceso

límites constantes y vergüenza de ángel/ estropeado/

de urbanización en versos, tales como «Gigantescas

Burla de un dios nocturno».

ciudades del porvenir», «Los parques públicos

El hablante poético de Altazor se encuentra

plantados de árboles frutales» y «Las plazas y

solo, en una soledad producto del abandono divino, de

avenidas populosas». Aparece la imagen de la ciudad

la muerte que desorienta al hablante en un mundo que

acompañada por el desarrollo tecnológico, al cual alude

se desordena. Esto también puede verse como ruptura

constantemente cuando se refiere a artefactos e

de la unidad entre los trascendentales del ser, de la

invenciones.

pérdida de armonía que existía antes de la muerte de

encontramos pistas dentro del poema que refieran a

Dios. Esto lleva a que Altazor se sienta solo: «Estoy

esta urbanización como algo latinoamericano, más bien

solo/ La distancia que va de cuerpo a cuerpo/ Es tan

pareciese dar cuenta de esto como algo más general,

grande como la que hay de alma a alma/ Solo/ Solo/

propio de un mundo universal.

Solo/ Estoy solo parado en la punta del año que 25

Sin

embargo,

nuevamente

no


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Referencias híbridas en Altazor

sus facultades divinas se manifiestan en la pretensión de destruir el lenguaje. Sin embargo, la vida es finita y

En el poema como un todo, encontramos en la

dicho término desequilibra al potencial creador del

dicotomía vida / muerte, conceptos presentes tanto a

poeta; la finitud humana se presenta como destino

nivel autorreferencial como heterorreferencial, los

inevitable del viaje, la muerte. Muerte y vida entendidas

cuales sintetizan ambos niveles de análisis del texto. A

en un viaje paracaidístico, se relacionan en etapas:

partir de la autorreferencia, vemos que en el poema la

«Cae en infancia/ Cae en vejez». Se debe ingresar a la

desarticulación de las palabras simboliza la muerte del

vida para poder morir; el nacimiento de Altazor, su

lenguaje, finalizando el poema con grupos de letras

introducción al viaje en paracaídas, lo sujetan

vocales que no poseen un significado claro en un

inevitablemente a la muerte: «La caída eterna sobre la

sentido denotativo. A nivel heterorreferente, se

muerte/La caída sin fin de muerte en muerte».

presenta la muerte como el sino inevitable al cual los seres humanos nos enfrentamos; como antítesis del

La heterorreferencia presente en el poema, se

regalo ontológico de la vida: «Traedme una hora que

enmarca también bajo el contexto histórico en el cual

vivir/ Solo en las afueras de la vida». La vida se

fue escrito Altazor: el período de entre guerras. Durante

enfrenta de modo trágico, se muestra como un orden

los años anteriores, el continente europeo había sido

limitado, destinado a sucumbir ante las fuerzas

víctima de una brutal aniquilación humana, la cual se

dionisiacas que le superan (Nietzsche, 2003, pp. 56-

origina desde la cuna de la racionalidad occidental.

57). Si bien la vida se representa, analógicamente,

Vicente Huidobro viajó a Europa en este contexto, cosa

como un viaje, es, a su vez, un viaje en paracaídas que

que se plasma en su obra. No solo se impregna de un

impide una caída libre o precipitada hacia el fin. Así lo

estilo innovador de hacer poesía, el que trae a América

dice una voz que sella el destino de Altazor: «Altazor

Latina, sino que también cuenta del sin sentido de la

morirás

Se secará tu voz y serás invencible/ No ves

masacre dada en la Primera Guerra Mundial. La muerte

que estás cayendo/ Y vas a la muerte derecho como un

por la guerra y la creciente desvalorización de la vida

icerberg que se desprende/ La lucidez polar de la

es algo que también se refleja en su escritura: «En la

muerte/ Las rocas de la muerte se quejan al borde del

tumba guerrera del esclavo paciente / Corona de

mundo».

piedad sobre la estupidez humana / Soy yo que estoy hablando en este año 1919/ Es el invierno / Ya la

Por otro lado, la vida es lo que posibilita la

Europa enterró todos sus muertos / Y un millar de

existencia del poeta pequeño-dios, quien crea un

lágrimas hacen una sola cruz de nieve».

mundo, dando y quitando vida al interior del poema; 26


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Desde este contexto se entiende que Huidobro

A un nivel autorreferente, corresponde al sendero

no haya manifestado un mayor anclaje en la visión

seguido por el poema, encaminado hacia una

modernista latinoamericana presente en esa época; en

progresiva desarticulación del lenguaje; a uno

lugar de tener fe en el progreso, encontramos en

heterorreferente, a la conexión establecida entre viaje y

Altazor desconfianza respecto a lo venidero. El futuro

muerte, entendible como destino humano. Ambas

parece tener cierta carga negativa, es un tanto

trayectorias ocurren al pasar por varias etapas al

desesperanzador, lo que viene no es más que una

interior del poema. Las etapas del viaje que emprende

inexorable caída hacia la muerte. El camino de la vida

el hablante se nutren de diversos ritmos y momentos a

es hacia abajo, la autorreferencia de la muerte

través de los cantos, los cuales se manifiestan en

entonces se hace presente en la caída, en la vivencia y

diversas temáticas y estructuras de composición

experimentación de la propia muerte, que padecen el

cambiantes. El viaje por el lenguaje se presenta como

hablante y el poeta.

aquello donde el poeta-creador puede jugar con las reglas de lo posible e inventar nuevas formas de

El viaje es el tema central de Altazor, está

expresión lingüística. Sin embargo, los límites para

presente en todos los cantos del poema, introducido

crear se encuentran determinados por los términos del

desde el comienzo del prefacio: « Una tarde, cogí mi

viaje: «La vida es un viaje en paracaídas y no lo que tú

paracaídas y dije: «Entre una estrella y dos

quieres creer», la vida tiene ciertas reglas básicas que

golondrinas.» He aquí la muerte que se acerca como la

ni un pequeño Dios puede manipular; la voluntad de

tierra al globo que cae». El viaje se inicia cuando el

poder como potencia se ve mermada por la propia

hablante toma su paracaídas y se deja caer: « Mi

condición humana.

paracaídas comenzó a caer vertiginosamente. Tal es la fuerza de atracción de la muerte y el sepulcro abierto».

De modo análogo a la vida, el viaje tiene una

/ « Tomo mi paracaídas, y del borde de mi estrella en

limitada duración, ningún viaje es eterno. No obstante,

marcha me lanzo a la atmósfera del último suspiro».

así como en la vida constantemente anticipamos

Lo anterior, nos muestra como se inicia el viaje dentro

sucesos, dentro del viaje que emprende Altazor, se dan

del poema junto con la incertidumbre de arrojarse hacia

también indicios de lo venidero: «Vamos cayendo,

el abismo y abandonar la estabilidad de una estrella y

cayendo de nuestro cenit a nuestro nadir y dejamos el

su órbita.

aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo». Tanto el viaje como

El viaje se puede apreciar desde los dos

la vida se viven en cierto tiempo y espacio, que

niveles de análisis que hemos empleado en este texto.

inevitablemente dejará de existir en el futuro. Entonces, 27


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 el final del poema puede mirarse como una total

y seguir adelante en la caída. Él, agradecido le dice: «Y

desarticulación de las palabras, quedando solo sonidos

borras en el alma adormecida/ La amargura de ser

vocales: «Io ia/ ( i i i o )/ Ai a i ai a i i i i o ia ». Coincide

vivo».

el fin del viaje con el choque del poeta-hablante-Altazor

Conclusiones

contra la tierra, ambos están, a su vez, totalmente ligados a la destrucción del lenguaje con sentido.

Vemos en Altazor un protagonista que trata de trascender en una caída; busca matar el lenguaje en un

Un último punto surge como puente entre la

golpe en que él mismo desaparece como manifestación

autorreferencia y heterorreferencia del poema, la figura

finita. El hablante poético es consciente de su finitud e

de la mujer como musa inspiradora del poeta, imagen

intenta proyectar un sentido desde las bases no sólidas

que sustenta el mundo creado. El poeta le canta y

de entes finitos como el hombre, la mujer, el poema y el

recalca su importancia: «Mujer el mundo está

corto trayecto del viaje/vida. Dios está ausente, el poeta

amueblado por tus ojos/ Se hace más alto el cielo en tu

intenta reemplazar su lugar absoluto con otros

presencia /La tierra se prolonga de rosa en rosa/ Y el

elementos, pero no lo consigue, pues sus herramientas

aire se prolonga de paloma en paloma». El mundo al

son sumamente limitadas. Aparece, entonces, la caída

que refiere el hablante aquí no es el mundo real, es el

como algo inminente y vertiginoso, donde todo muere y

inventado por el poeta; esa creación que él sostiene en

desaparece. La creación del pequeño Dios se le

sus manos solo a condición que ella exista, pues la

escapa de las manos al poeta, en tanto que el

mujer lo nutre: dándole vida, espacio y tiempo.

problema de la finitud de lo humano y sus efímeros

Todas las formas y contenidos que maneja el

actos se ponen en primer plano, como fuerzas

poeta en sus manos penden de un hilo. La mujer es la

superiores a la voluntad creadora de este.

que da cierto sentido a la creación en todos sus modos

Pensamos que la trascendencia de Altazor,

de aparecer: como mirada, como recuerdo, como

aquello infinito que tiene, no radica en el modo en que

presencia, como cuerpo, labios y pies; ella es el calor

el poeta articula la muerte del lenguaje en la obra, sino

que permite la vida, el florecimiento y el movimiento, sin

más bien en otros dos tópicos: en el modo que encarna

ella todo es caótico: «Heme aquí en una torre de frío/

en lo humano la tragedia de ser consciente en vida

Abrigado de recuerdos de tus labios marítimos/ del

respecto a la propia muerte, y en la riqueza simbólica

recuerdo de tus complacencias y de tu cabellera». La

que posee, en tanto que signo con sobredosis de

mujer permite que el poeta no muera de frío en sus

significados e interpretaciones posibles. El viaje, como

viajes solitarios; su sola imagen le da motivos para vivir

símbolo del trayecto entre la vida y la muerte, es aquel 28


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 elemento heterorreferente primordial del relato, con el

Sin embargo, hay una ambivalencia entre la

cual se interpela al lector con algo que le es familiar y

pretensión de matar el lenguaje y el escribir sobre su

extraño, algo que angustia en su ambigüedad. La

muerte; una muerte definitiva es imposible. Altazor y

autorreferencia, en tanto, articula las opacidades

sus contenidos son indefinidamente recuperables como

intestinas que permiten interpretaciones diversas en

elementos a interpretar por quienes lo leen. De hecho,

distintos interlocutores, quienes en diversos contextos

el querer matar el lenguaje es algo que llama la

se enfrentan a la obra que Huidobro intentó dar una

atención de los lectores e incita a hacer más

realidad propia y fornida.

interpretaciones, por lo tanto, es algo que termina por hacer más vivo el lenguaje. Huidobro es lejano a la

El registro escrito permite reinterpretaciones

oralidad, él a pesar de rescatar cierta sonoridad en

infinitas de distintos lectores sobre una misma obra. La

exclamaciones y juegos de palabras, intenta siempre

voluntad de desintegrar el lenguaje se vuelve algo

mantenerse ajeno a la tradición imperante entre los

inconmensurable con la cultura escrita, un tercero

literatos regionalistas latinoamericanos anteriores a él;

siempre puede interpretar el texto mientras exista la

busca alejarse de todo lo relacionado con folklore,

fuente originaria o una copia de ella. A pesar de lo

criollismo o naturalismo positivista (Godoy, 1982, pp.

anterior, el querer matar al lenguaje es algo que puede

496-500). La cultura oral es rehuida, ni siquiera se

ser imaginable en un contexto oral. El habla es

considera en la obra, lo único que importa al autor es la

absolutamente perecedera frente al paso del tiempo, ya

escritura desde su génesis hasta la muerte, la cual se

que no tiene registro, y no puede ser recuperada sino

hace carne en el hombre y sus pensamientos.

en la grabación. Una conversación o una experiencia original se pierden para siempre después de ser

La poesía de Altazor da cuenta, en primer

vividas, solo quedan testigos e interpretaciones de

lugar, de la distinción que hace la cultura respecto a la

interpretaciones, en donde la experiencia original

naturaleza y, en segunda instancia, de una distinción

comienza a ser trastocada y cambiada (Ricoeur, 1983,

hecha por lo escrito frente a lo oral, dada desde la orilla

pp. 13-14). A diferencia del lenguaje escrito, en el habla

de la cultura. Altazor es un ave que se posa sobre la

hay una tendencia al olvido en tanto que no hay

escritura y su autorreferencialidad, se aleja de lo oral

registro ni acceso directo a la fuente originaria. La

en pos de lo escrito e intenta llevar al límite de lo

historia es testigo de muchas lenguas que han

posible todo lo que puede hacerse solo enfocándose en

desaparecido junto con la cultura que las creó.

lo letrado. Así, hace referencia a temáticas poéticas, filosóficas,

29

religiosas,

tecnológicas

e

históricas,


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 aludiendo a otros autores de modo implícito y explicito,

impredecibles. Esta obra nos muestra las hazañas de

tales como Nietzsche y los románticos.

un lenguaje escrito que busca independizarse de su entorno, generando una epopeya con un héroe alado

Lo anterior, se muestra como signo de que, al

que se inmortaliza en las distintas interpretaciones que

menos, el sistema artístico es uno que comienza a

los lectores hacemos sobre él, que «Cae/

presentar rasgos de independencia respecto a otras

Cae eternamente».

áreas societales, en tanto comienza a nutrirse autónomamente, según sus propias lógicas, leyes y

Referencias Bibliográficas

lenguaje. Sin embargo, la diferenciación pareciera tener

Concha, Jaime (2003): “Altazor de Vicente Huidobro”, en Vicente Huidobro: Obra poética (edición crítica, Cedomil Goic Cordinador), Barcelona: Ediciones de la Universidad Católica de Chile, pp. 1585-1598.

en su base la mezcla a nivel de los elementos materiales que constituyen la obra como tal; en Altazor, por ejemplo, está la mezcla de vocales y otras

Godoy, Hernán (1982): La cultura chilena: ensayo de síntesis y de interpretación sociológica, Santiago: Universitaria.

libertades en la escritura en que se manifiestan caracteres sincréticos que posibilitan la preponderancia de la forma sobre el contexto. Un análisis de los

Heidegger, Martin (2005): “El origen de la obra de arte” (traducción de Samuel Ramos), en Arte y poesía, México: Fondo de Cultura Económica.

procesos de hibridaje que subyacen a la obra y sus procesos diferenciadores requerirían de un mayor

Hopenhyn, Martín (2005): Después del nihilismo: de Nietzsche a Foucault, Santiago: Andrés Bello.

análisis, no obstante, se articula como un tema sumamente relevante para estudios de sociología del

Huidobro, Vicente (2003a): “Altazor”, en Vicente Huidobro: Obra poética (edición crítica, Cedomil Goic Cordinador), Barcelona: Ediciones de la Universidad Católica de Chile, pp. 729-808.

arte a futuro. El poco énfasis en dichos elementos puede ser, quizás, una de las mayores debilidades del presente estudio.

____________ (2003b): “Arte Poética”, en Vicente Huidobro: Obra poética (edición crítica, Cedomil Goic Cordinador), Barcelona: Ediciones de la Universidad Católica de Chile, p. 391.

Sin embargo, el objetivo aquí nunca fue el ser exhaustivos, sino ver esta obra concreta como signo

____________ (2003c): “El creacionismo”, en Vicente Huidobro: Obra poética (edición crítica, Cedomil Goic Cordinador), Barcelona: Ediciones de la Universidad Católica de Chile, pp. 1338-1345.

histórico, pues cada vez que alguien lee Altazor, puede revivir la sensibilidad naciente a principios del siglo XX del hombre frente al mundo, redescubrir las búsquedas

____________ (2003d): “Non serviam”, en Vicente Huidobro: Obra poética (edición crítica, Cedomil Goic Cordinador), Barcelona: Ediciones de la Universidad Católica de Chile, pp. 1294-1295.

de vanguardia por romper con un mundo monolítico que pretendía estar ordenado, y de la incursión en juegos del lenguaje, en ambientes lúdicos y a ratos 30


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Luhmann (2003): “Sobre la obra de arte” (traducción de Javier Torres Nafarrate), en Revista Fractal n. º 28, pp. 135 y sigs. Recuperado el 15 de 7 de 2009, de Fractal: revista trimestral: http://www.fractal.com.mx/F28luhmann.html

Pizarro, Ana (1997): Vicente Huidobro en la modernidad, Santiago: MECE. Ricoeur, Paul (1983): “La hermenéutica del testimonio” (traducción de Victoria Undurraga), en Texto, Testimonio y narración, Santiago: Andrés Bello.

Morandé, Pedro (1984): Cultura y modernización en América latina: ensayo sociológico sobre la crisis del desarrollismo y su superación, Madrid: Encuentro.

Tellier, Jorge (1963): Actualidad de Vicente Huidobro. Recuperado el 22 de 11 de 2008, de Facultad de Filosofía y humanidades de la Universidad de Chile: http://www.vicentehuidobro.uchile.cl/ensayos_jorge_teillier.ht m

Nietzsche, Friedrich (2003): El origen de la tragedia (traducción de Carlos Mahler), Buenos Aires: Ediciones Andrómeda.

31


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

América Latina en juego: una aproximación a la sociología del deporte7 Francisco Olivos Ravé8

Resumen Este artículo es una aproximación a la sociología del deporte. Su principal objetivo es entregar herramientas para que los estudiantes puedan satisfacer sus inquietudes intelectuales por el deporte y revertir el desinterés por él como campo de estudio en el escenario científico nacional. Presenta, en primer lugar, el surgimiento y estado de la disciplina a nivel mundial y en Latinoamérica. Además, se explican tres de los principales enfoques teóricos utilizados en la especialidad: figuracional, bourdieano y marxista. Finalmente, se argumenta porque se puede considerar a Chile un país futbolizado, se establece la importancia que tiene el fútbol en la constitución de identidades a nivel continental, y cómo el proyecto modernizador del deporte más popular de América Latina se puede entender como un acto sacrificial a la luz de Cultura y Modernización en América Latina (1987) de Pedro Morandé.

Palabras claves: Sociología del deporte, América Latina, fútbol, identidad, sacrificio.

7 8

Agradezco los comentarios de Nieves Plaza P. y Susana Fernández S. Estudiante de Pregrado de Sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

32


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

América Latina en juego: una aproximación a la sociología del deporte

“¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la

los principales enfoques y perspectivas teóricas de la

devoción que le tienen muchos creyentes y en la

especialidad y, finalmente, algunas reflexiones sobre

desconfianza que le tienen muchos intelectuales”. Esta

fútbol, identidad y sacrificio en Chile y en nuestro

frase de Eduardo Galeano (1999:36), perfectamente

continente.

podría explicar qué motiva este artículo. En primer

Para el sociólogo iquiqueño Bernardo Guerrero

lugar, la contradicción entre el interés intelectual de los

(2005), la desatención de no solo la sociología, sino

estudiantes (los creyentes) por discutir el fenómeno

que del conjunto de la ciencias sociales en Chile por

deportivo como fenómeno social y el desconocimiento

abordar de manera sistemática el fenómeno deportivo

que se tiene de las principales perspectivas teóricas

radica en tres posibles causas: primero, Chile no es un

utilizadas en la sociología del deporte. Y, en segundo,

país futbolizado; segundo, la sociología en Chile fue

el bajo interés de los investigadores nacionales por el

siempre una sociología política; y tercero, una visión de

deporte como objeto o campo de estudio, a excepción

“lo popular” –dentro de lo que estaría el deporte- como

de algunos trabajos de Bernardo Guerrero (1992, 2004,

un fenómeno que no es digno de estudiar. Más allá de

2005); Eduardo Santa Cruz (1996, 2005); y Miguel

discutir estas posibles causas, se puede pensar en una

Cornejo, Karina Mellado y Pablo Melgarejo (2000); o

cuarta:

las investigaciones sobre las hinchadas del fútbol (ver,

representación de la academia como lo antideportivo

por ejemplo, Recasens, 1999). Es una situación

por antonomasia; por esta razón, y si pensamos que

paradojal,

los valores influyen en la elección de qué investigar, el

donde

la

nueva

generación

de

investigadores –los estudiantes- tiene una inquietud por

existe

en

el

imaginario

colectivo,

la

deporte se ubicaría en un lugar periférico.

estudiar el deporte; no obstante, este interés no se

Consciente de la posibilidad de caer en un

replica en los investigadores consolidados, por lo tanto,

reduccionismo o ser acusado de una simplicidad que

el principal objetivo de este paper, es entregar

no permita comprender a cabalidad los planteamientos

herramientas para que esos estudiante puedan

de las distintas perspectivas, es necesario constatar

satisfacer sus inquietudes y revertir el desinterés por el

que esta es “una aproximación” en un doble sentido. En

deporte como campo de estudio. Así, este artículo

un primer sentido, es “una” aproximación y no “la”

presentará, en primer lugar, un panorama general de

aproximación, dejando espacio para el disenso de

la disciplina y su estado en Latinoamérica; en segundo,

cualquiera de los lectores y, principalmente, por la 33


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 decisión de presentar, en función del espacio, las

estudio por la baja relevancia desciplinar (en Dunning,

perspectivas figuracional, bourdieana y crítica, dejando

2004). 10

de

lado

la

feminista,

la

funcionalista

y

la

A pesar de estas aproximaciones al deporte

postestrucutralista en razón de que los primeros tres

como fenómeno social, Dunning (2004) y Pilz (1998)

son los que predominan en el corpus teórico y práctico

consideran la consolidación, institucionalización y

del campo de estudio; y, en un segundo sentido, que

despegue definitivo de la especialidad con la formación,

no deja de estar relacionado con esto último, es una

en la década de los 60s, del International Committee for

“aproximación” porque es un tratamiento general que

the Sociology of Sport (ICSS), hoy la International

permitirá el acercamiento y no la profundización de la

Sociology of Sport Association (ISSA), junto con esto la

materia.

creación de la International Review of Sport Sociology,

1.- Primer tiempo: orígenes e institucionalización de

ahora la International Review for the Sociology of Sport,

la especialidad

que sirvió de plataforma a través de la cual se

A comienzos del siglo XX, Max Weber discutía

difundieron las teorizaciones e investigaciones en el

la oposición de los puritanos ingleses hacia el deporte

campo emergente11.

en su clásica obra Ética protestante y espíritu del

Cuando Dunning (2004) hace el balance de la

capitalismo (2003), y casi una década antes Thortein

sociología del deporte comenzado el nuevo milenio, ve

Veblen

escolares

en la guerra de paradigmas el motor del progreso del

americanos y de deportes como el hurling9 en su

campo: varias formas de funcionalismo, de marxismo,

conocido libro Teoría de la clase ociosa (1974). No

de feminismo, la teoría del conflicto, weberianismo,

obstante, ninguna

interaccionismo

escribió

sobre

los

deportes

de esas obras

puede ser

simbólico,

etc.

permitieron

que

considerada un estudio sociológico sobre el deporte per

avanzara el conocimiento en el campo, corroborando,

se (Dunning, 2004). Será solo en 1921, cuando sale a

según Dunning (2004), empíricamente la famosa frase

la luz el nombre de sociología del deporte, fue Heinz

de Marx “sin conflicto, no hay progreso”. Sin embargo,

Risse, alumno de Theodoro Adorno, quien publicó un 10

trabajo con el título en alemán de Soziologie des Sport,

Otros aportes importantes posteriores fueron los de

Huizinga, desde el punto de vista histórico-filosófico; el de

sin embargo, fue conminado a abandonar el campo de

Stone, desde la interacción simbólica; y de Rigauer, desde el punto de vista del marxismo (Dunning, 1992b). 11

Nombres asociados a esta tarea de conseguir el

reconocimiento del deporte como objeto legítimo de estudio son los de Guenther Lüschen, Gregory Stone, Peter 9

Deporte medieval considerado uno de los antecesores del

McIntosh, Andrzej Wohl, Norbert Elias y Eric Dunning.

fútbol moderno. 34


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 en este balance no se tiene en cuenta la idea de que es

A primera vista, si pensamos en que América

posible pensar que no solo el conflicto permitió este

Latina suele ser un eco de lo que ocurre en el primer

progreso, sino que también la complementareidad entre

mundo, la sociología del deporte debería haberse

los paradigmas; entonces, lo correcto podría ser

desarrollado

reformular la frase de Marx diciendo: sin conflicto o

posterioridad a la institucionalización de la disciplina, de

complementareidad, no hay progreso. Dunning (2004),

la que nos habla Dunning (2004) y Pilz (1998), en la

de la misma forma, realiza una comparación entre el

década de los 60s; sin embargo, solo encontramos las

Handbook of Social Science of Sport editado por

obras pioneras del brasileño Da Matta y del argentino

Lüschen y Sage en 1981 y el Handbook of Sport

Archetti dos décadas después. El problema principal

Studies, editado por Coakley y el mismo Dunning en el

para Alabarces (2000) radicaba no tanto en el

2000, mostrando la hegemonía casi absoluta del

desinterés, sino más bien en el carácter periférico,

estructural-funcionalismo en el primero y una pluralidad

aislado y desarticulado entre sí que ocupaban las

de enfoques en el segundo, que puede ser producto de

investigaciones. Y solo hasta fines de los 90s, se logra

lo que denomina guerra de paradigmas. Además, hay

la institucionalización de la disciplina en nuestro

un aumento de contribuciones de mujeres en el

continente, a través del Grupo de Trabajo Deporte y

segundo, y al observar la nacionalidad de los

Sociedad de la CLACSO, donde el citado Alabarces

investigadores, se evidencia que mientras en el

jugó un rol preponderante. Si seguimos la idea de que

Handbook de Lüschen y Sage los investigadores

en el mundo la sociología del deporte logró su

provienen de 6 países, en el de Coakley y Dunning las

despegue gracias a la creación del ICSS, podemos

contribuciones

decir que en Latinoamérica se consigue a fines de los

son

de

investigadores

de

13

nacionalidades diferentes. A

pesar

de

en

Latinoamérica

con

no

mucha

90s con la instauración de este grupo de trabajo y las la

tendencia

hacia

la

subsecuentes

publicaciones

y

simposios

heterogeneidad presentada en el progreso de la

transnacionales que trajo aparejado. Esto permitió

disciplina hacia el siglo XXI y el optimismo de Dunning

afirmar a Alabarces, en los albores del nuevo milenio,

hacia el futuro, es imprescindible señalar para nuestros

“que parecemos asistir al fin de esa ceguera” (2000:12)

objetivos, que no existe ni en el Handbook de 1981 ni

en la que nuestra intelectualidad parecía estar inmersa.

en el del 2000 una contribución de algún investigador

Mención

aparte,

merecen

los

trabajos

de procedencia latinoamericana. Lo que lleva a la

realizados hasta ese momento en la narrativa o en la

pregunta de qué ha pasado en Latinoamérica y cómo

ficción sentimental memorística, que no pueden ser

este proceso se puede observar en nuestro continente.

considerados académicos (Alabarces, 2000; 1998), sin 35


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 embargo muestran la importancia del deporte –casi

antropológica. Esto puede ser explicado probablemente

sinónimo de fútbol- en la socialización, como vehículo

por el hecho de la predominancia, indicada por Villena

de identificación colectiva y de integración en nuestro

(2003a), de los estudios sobre procesos de formación

continente. El fútbol a sol y sombra de Eduardo

de identidades socioculturales y la investigación

Galeano (1999) es un emblema de este tipo de

cualitativa sobre la cuantitativa. Los trabajos del

trabajos. Según Alabarces (2000; 1998), este tipo de

enfoque figuracional de sociología del deporte o del

miradas fueron una de las razones para el bloqueo

marxismo no son utilizados como referentes teóricos

inicial de las ciencias sociales para estudiar el deporte,

importantes (Villena, 2003a), a pesar de lo que ocurriría

porque ahí los límites entre el amor incondicional y el

en el escenario internacional.

rechazo exasperado se señalaron en la frontera que

2.- Entre tiempo: principales referentes teóricos

separa la ingenuidad del prejuicio; ese prejuicio para él es el populismo. Afirmaciones como la señalada por

Enfoque figuracional de Sociología del Deporte

Galeano (1999), que cuando la selección uruguaya de fútbol ganó las Olimpiadas de 1924 y 1928 ocurrió un

Uno de los principales enfoques en sociología

segundo descubrimiento de América, muestran el

del deporte, que ha contribuido con un importante

carácter populista de estos trabajos, sin negar su valor

corpus

como obras literarias.

institucionalización de la especialidad sociológica

teórico,

investigaciones

y

a

la

Si bien es cierto, los participantes de la

desde la década de los 60s, es el desarrollado en el

emergencia del campo en América Latina provienen de

Departamento de Sociología de la Universidad de

distintas disciplinas –lo que nos obliga a hablar ya no

Leicester. Es usual que el enfoque figuracional sea

de sociología del deporte, sino que de ciencias sociales

llamado enfoque “eliasiano”, atribuyendo la principal

del deporte-, existe un modelo heurístico común que,

responsabilidad a Norbert Elias; no obstante, y a pesar

junto con igualar casi totalmente deporte con fútbol,

de tener como base la teoría del proceso de civilización

consiste en considerarlo como un espectáculo colectivo

y formación del Estado, esto desmerece el trabajo

con

ampliamente

realizado por otros investigadores como Pat Murphy,

mediatizado (Villena, 2003a). Existe, por lo demás, una

Ivan Waddington, entre otros, pero sobre todo el de

gran plétora de autores citados, de los cuales resaltan

Eric Dunning, quien es hoy una de las referencias

Pierre Bourdieu, Emile Durkheim, Clifford Geertz, Victor

mundiales de mayor gravitancia en la sociología del

Turner y Benedict Anderson, que a pesar de diferir en

deporte (Gastaldo, 2008).

gran intensidad

dramática y

sus escuelas tienen en común su orientación

36


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Según Dunning (1992a), son pocos los

es observarla como un equilibrio de tensiones entre

sociólogos de la corriente principal que han teorizado o

opuestos en todo un complejo de polaridades

investigado algún aspecto del deporte12. Para ilustrar

interdependientes (por ejemplo, la polaridad entre el

esto señala como síntoma que Anthony Giddens, en su

ataque y la defensa o entre la elasticidad y rigidez de

tesis de maestría presentada en la London School of

las reglas), pensando en que esta figuración es

Economics en 1961, estudiaba la sociología del

esencialmente una actividad organizada en grupo -dos

deporte, sin embargo, después de aquella tesis nunca

personas ya son consideradas un grupo- y centrada en

ha vuelto a hacer referencia al deporte.

el enfrentamiento de, al menos, dos partes, guiado por

El descuido por este fenómeno se explica por

reglas conocidas, las que definen los límites de la

lo que Elias llamaba evaluaciones heterómanas, es

violencia permitidos (Elias, 1992a). En esta figuración

decir, que pese al compromiso con la objetividad, los

interactúan los individuos o equipos que cooperan entre

paradigmas dominantes a los que adhieren los

sí en rivalidad más o menos amistosa, los agentes de

sociólogos tienden a limitarlos a los aspectos más

control como los árbitros o las instituciones como la

serios y racionales de la vida (Dunning, 1992a). Esto a

FIFA y, por supuesto, aunque no siempre, los

pesar de la importancia que el deporte tiene para la

espectadores13.

sociedad, que se fundamenta para Dunning (1992b) en

Como ya fue señalado, el deporte en la sociedad

tres aspectos: primero, es una de las principales

contemporánea presenta la función de producir

fuentes de emoción placentera; segundo, se ha

principalmente una emoción placentera, esto producto

convertido en uno de los medios de identificación

de que se erigen como experiencias miméticas, donde

colectiva fundamentales; y tercero, es una de las claves

las tensiones y excitaciones son controladas y

que da sentido a la vida de las personas.

resueltas gratamente, contrarrestando las tensiones por

Para

poder

es

sobreesfuerzos impuestos por la sociedad. (Elías,

imprescindible partir por conceptualizar lo que Elias

1992c). El término mimético hace referencia a que las

(Dunning,

o

emociones que provoca el deporte guardan relación

configuración, esto es un tejido de personas

con las que se experimentan en situaciones de vida

interdependientes, ligadas entre sí en distintos niveles

real (Elias y Dunning, 1992).

1992a)

comprender entiende

este por

enfoque figuración

y varias formas. A pesar de la simplicidad de la explicación, permite pensar el deporte como una figuración y que la forma ideal de estudiar su dinámica

13

Esto los convierte en actores, por lo que podríamos hablar

de una dualidad actor/espectador. Todos sabemos el papel 12

que desempeña una hinchada en un partido de fútbol.

A excepción de Pierre Bourdieu y Gregory Stone. 37


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Junto con ser un enfoque figuracional también constituye un enfoque desarrollista, en el sentido de

Bourdieu: Deporte, habitus y clase social

hacer hincapié en los procesos a largo plazo que pueden observarse y explicar la sociogénesis de los

El francés Pierre Bourdieu posiblemente sea

fenómenos, lo que definiría la predilección por la

unos de los sociólogos contemporáneos más prolíficos

explicación histórica del deporte. En un

panorama

e influyentes en la disciplina y, como fue señalado, se

general, Elias expone el proceso de civilización, y el

ha convertido en uno de los referentes teóricos más

punto central de esta teoría es que ha producido en las

importantes en los estudios de sociología del deporte

sociedades de Europa Occidental, entre la Edad Media

en Latinoamérica, que podríamos enmarcar dentro de

y los tiempos modernos, un refinamiento de los

un enfoque antropológico.

modales y estándares sociales, unido a un incremento

Sus trabajos, donde trata el deporte per se,

continuo de la presión social sobre los individuos para

permiten observar a la clase social como un

que ejerzan un mayor autocontrol, y al nivel de la

componente importante para entender la complejidad

personalidad; esto se manifestaría como un aumento

del campo deportivo y sus prácticas; no obstante, como

de la importancia de la conciencia y del superego en la

señalan Washington y Karen (2001), sus trabajos

regulación del comportamiento de las personas

también pueden ser aplicados a otras categorías

(Dunning, 1993); en palabras de Elias (1997),

sociales, como raza y género.

“el

campo de batalla se traslada al interior” (p. 459). Este

Bourdieu (1993) entiende el deporte como un

proceso de civilización depende de la monopolización

campo social –con sus respectivas prácticas- y como

de los medios de violencia y esto, por su parte, facilita

tal es relativamente autónomo, con su propio tempo,

la pacificación interna y el crecimiento económico

sus propias leyes evolutivas y sus propias crisis, de la

(Dunning, 1993). En el marco de este proceso se

misma forma que lo son el lenguaje, la política, la

genera lo que Elias llama deportivización de los

música o la alimentación. Los individuos aprehenden

pasatiempos (1992a), que los diferenciaría de los

los objetos a través de los esquemas de percepción y

deportes de la Antigüedad Clásica y de la Edad Media.

de apreciación de su habitus –sistema de disposiciones

Según Defrance (2006), Elias presenta la génesis de

duraderas y transferible que generan y organizan la

un habitus social – utilizando el clásico concepto de

prácticas (Bourdieu, 2007)-, determinando diferencias,

Bourdieu- que marca la vida social, incluyendo las

por ejemplo, entre las apreciaciones o percepciones de

prácticas deportivas, de los países industrializados y

los beneficios de las prácticas, en este caso las

urbanizados contemporáneos.

deportivas o de los costos económico, culturales o

38


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 corporales que puede traer aparejada. Por lo tanto,

actividad deportiva una piedra angular en la formación

toda práctica deportiva estaría determinada por las

del carácter de los jóvenes de las elites.

disposiciones del habitus y de la relación con el propio

Hoy el deporte lleva inscrita la esencia de las

cuerpo, que es una de las dimensiones de este. Vemos

características que lo originaron como práctica

como la clase social dominante prefiere deportes en

diferente de los juegos populares. Sobre todo en el

donde el contacto con el otro se reduce al mínimo

sentido de su función distintiva y de ganancia de

posible, como en el golf, donde entre los oponentes no

distinción en deportes como el polo o el golf. No

existe ni siquiera la mediación de una pelota como en

obstante, para Bourdieu (1993) la ganancia de

el fútbol (Bourdieu, 1988). Incluso, la misma definición

distinción aumenta si tomamos el binomio formado

de la función social de la práctica y actividad deportiva

entre práctica deportiva y el consumo de espectáculo

será siempre objeto de lucha, ya sea entre las

deportivo, condición sine qua non para comprender el

fracciones de las clases dominantes o entre las

fenómeno deportivo contemporáneo. Señala, por

distintas clases (Bourdieu, 1993). Como epítome, por

ejemplo, que la probabilidad de realizar alguna práctica

tanto, Bourdieu (1988) argumenta que la función del

deportiva después de la adolescencia disminuye a

sociólogo

aquellas

medida que descendemos en la jerarquía social, pero

propiedades sociales que permiten que un deporte esté

aumenta la probabilidad de ver por TV un espectáculo

en sintonía con los gustos, preferencias o intereses de

deportivo (Bourdieu, 1993). Aquí se deja en evidencia

alguna categoría social específica.

la subsecuente evolución del amateurismo de las elites

consistirá

en

determinar

De la misma forma que Elias y Dunning,

a un espectáculo producido por profesionales para

Bourdieu (1993) se pregunta por la génesis de este

consumo de las masas.

campo deportivo. El principal cambio se dio en el siglo XIX en las public schools inglesas, establecimientos

Teoría marxista del deporte

educativos de las elites de la sociedad burguesa, al apropiarse de los juegos populares (vulgares),

Jean-Marie Brhom (2006) se refiere a su propia

cambiando su significado y función. Ahora, los deportes

obra como una tesis prohibida y copiosamente

eran actividades desinteresadas, aspecto capital del

censurada, lo que podría explicar la dificultad de

ethos de la elite burguesa, el amateurismo encarna

acceder a las fuentes de esta perspectiva teórica, en

este principio regidor de la filosofía aristocrática del

especial traducciones al español. Nombres como los de

deporte, pero que, además, permite la afirmación de

Rigauer, Vinnei y el citado Brhom, son los estandartes

las características viriles de los futuros líderes; era la

del enfoque marxista en sociología del deporte. 39


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 En este enfoque, el deporte es una parte

rendimiento14 equivalente al plusvalor; y, tercero, el

integral de la superestructura que reproduce las

deporte como proceso de mercado está siendo abatido

características funcionales y normativas del capitalismo

por las calamidades del mercado capitalista, los

arraigadas en el sistema de producción, comunicación,

mismos clubes deportivos funcionan como firmas

socialización, etc. (Rigauer, 2000), es un microcosmos

comerciales, la relación entre dirigentes y deportistas

de la alienación, la opresión y la explotación (Brhom,

es una relación de asalariados.

2006); Rigauer (en Fernandez, 2006) lo explica porque

Dando una explicación a los orígenes, el

el deporte y el trabajo se estructurarían en el mismo

deporte sería un resultado del quiebre histórico de la

esquema de acción, por ejemplo, en la mecanización

revolución industrial y su expansión respondería a la

del movimiento humano.

lógica imperialista. Y de la misma forma que para

Esta perspectiva surge en la segunda mitad del

Bourdieu, posee significados distintos para cada clase

siglo XX apoyada por organizaciones socialistas,

social (Brhom, 1993), para la burguesía sería un

comunistas y gobiernos como el de la Unión Soviética

pasatiempo y para el proletariado una forma de

(Rigauer, 2000), en un contexto de polarización

recuperación física.

producto de la Guerra Fría, del cual el deporte no

El deporte tendría la función de legitimar el

estuvo exento. No obstante, para Dunning (2004), es

orden social proveniente de su idea de progreso lineal,

en la década de los 70s y principios de los 80s cuando

fundada en la mejora ininterrumpida del rendimiento.

toma mayor popularidad, siendo contrapeso a la

Para Brhom (1993) esto se produce, además, por

perspectiva funcionalista: es la clásica contraposición

cuatro razones principales: primero, la gente se

funcionalismo-marxismo.

identifica con los campeones que representan la idea

Es evidente para los autores el gran significado

de la posibilidad de ascenso social mediante el deporte;

político del deporte (Rigauer, 2000; Brhom, 2006).

segundo, actúa como un opio del pueblo que oculta la

Siendo crítico de su contenido ideológico, después del

lucha de clases; tercero, racionaliza los mitos de la

“mayo del 68”, Brhom (2006) propone tres hipótesis

sociedad burguesa como la competitividad económica

que serán la base de sus planteamientos: primero, la

o la jerarquía de las relaciones de producción que

institución deportiva es una aparato ideológico del

estarían representadas en el deporte y; por último, a

Estado, que busca la sumisión y la reproducción de la

través de su propia estabilización ideológica.

estructura de dominación, “el deporte debe ser aplastado, igual que la máquina del Estado” (Brhom, 14

1993:48); segundo, es un proceso de producción de

El dopaje se explicaría por la supervaloración de rendimiento característica del deporte moderno (Brhom, 2006) 40


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Como todo paradigma crítico, establece líneas de acción para solucionar

héroes del fútbol esté tan superpoblado como el de

las problemáticas del

otros países. No obstante, estos criterios que para

deporte moderno, entre ellas Brhom (2006) señala el

muchos llevan a responder negativamente a la

rechazo a la selección física como principio de

cuestionante, existen otros que permitirían afirmar

jerarquización, que sería la verdadera violencia del

efectivamente que Chile es un país futbolizado o para

deporte, en especial hacia la mujer y los ancianos, y

los incrédulos que, al menos, está mucho más cerca de

que en los programas de educación física no solo debe

serlo que de no serlo.

existir la orientación hacia el rendimiento y la

Las eliminatorias del último mundial de futbol

competencia, sino que una formación teórica en

disputado el 2006 en Alemania están en el recuerdo de

historia, antropología, economía y sociología del

los chilenos como una de las de peor rendimiento de su

deporte; en definitiva, debe existir una educación física

selección. Según el diario La Tercera (2005, octubre

integral. Además del principal objetivo de destruir el

14), Chile terminó aquellas eliminatorias antepenúltimo,

aparato de competición deportivo (Brhom, 2006), que

después de Perú y Bolivia; fue la selección que menos

incluiría instituciones como el Comité Olímpico o la

goles marcó (18); tuvo la mayor cantidad de tarjetas

FIFA, según Brhom (1993), “la única liberación posible

rojas (6); y, sin embargo, fue el combinado que más

solo puede tener lugar con la llegada del comunismo”

espectadores llevó a los encuentros, promediando

(p. 55).

54.152 personas por partido. El rendimiento no fue óptimo, y nos llevó a realizar unas de las peores

3.- Segundo tiempo: identidad, sacrificio y football

campañas de una selección en un proceso eliminatorio,

fútbol

pero, a pesar de los magros resultados, los hinchas no dejaron de asistir al estadio para apoyar a su selección, ¿Chile es un país futbolizado? Me atrevería a

siendo los primeros en Sudamérica bajo este criterio.

decir que sí, a pesar de lo que señalan otros autores

Entonces, ¿se puede decir que Chile no es un país

(Guerrero, 2005). Tal vez un clásico entre Universidad

futbolizado?

de Chile y Colo-Colo sea muy distinto a uno entre Boca

Según cifras del Gran Censo del 2006

Junior y River Plate tanto dentro de la cancha, como en

realizado por la FIFA, un 7,4% de la población de

las graderías o fuera de los estadios; tal vez, no

Sudamérica juega fútbol, misma cifra para Centro

podemos ufanarnos de que nuestra selección tenga

América y el Caribe. Cuando este porcentaje es

tantos pergaminos como la selección brasileña o la

desagregado y es analizado por país, podríamos

argentina, ni tampoco de que nuestro panteón de

pensar que Brasil, Argentina o México liderarían la lista, 41


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 y es así en términos absolutos para Brasil y México. Sin

más grande que la nuestra, la de Brasil 12 veces y la

embargo, en términos relativos es Costa Rica el país

de Alemania 5, la Asociación Nacional de Fútbol está

con un mayor porcentaje de su población que juega

entre las con mayor cantidad de jugadores registrados

fútbol (27%), seguido por Guatemala (16%) y Chile

en el mundo.

(16%). En cambio, ni Brasil, ni México, ni Argentina superan

las

dos

cifras

(7%,

7,9%

y

Los argumentos a favor de la importancia que

6,7%

tiene el fútbol en nuestra sociedad pueden ser muchos

respectivamente). Entonces, ¿se puede decir que Chile

más, pero dado el espacio es imposible seguir

no es un país futbolizado?

planteándolos. Solo pensemos en un último argumento:

A pesar reforzar la idea anterior, el último

la relevancia del fútbol en la constitución y actualización

argumento posee serias objeciones metodológicas, que

de las identidades locales. La importancia que según

no son superadas con la estandarización porcentual.

Bernardo Guerrero (1992, 2002, 2004 y 2005) tiene el

Pasa por el hecho de que se le dio a cada federación la

fútbol para la identidad cultural iquiqueña apunta en

autonomía para definir qué consideraba “una persona

esa dirección. Esto también podría ser pensado para

que jugara fútbol”. Pero, el mismo Gran Censo (2006)

Cobreloa y la región minera.

de la FIFA presenta otro criterio más objetivo y menos

Pero ¿qué ocurre con el fútbol a nivel

cuestionable. Si observamos la cantidad absoluta de

continental? Para Villena (2003b), el fútbol adquirió en

jugadores registrados en las federaciones de fútbol de

todos los países de América Latina, exceptuando

cada país a nivel mundial (gráfico 1), la lista es liderada

Nicaragua, el carácter de una pasión y tradición,

por Alemania (6.309.000), seguida por Estados Unidos

obviamente unos más y unos menos. Sobre todo en

(4.187.000) y Brasil (2.142.000), y la selección chilena

Argentina y Brasil, donde el peso de este deporte es

ocupa la decimonovena posición (478.000), siendo

desmesurado, no solo por la forma en que permea la

junto con Brasil los únicos países latinoamericanos en

sociabilidad, sino porque también ha contribuido a una

los primeros veinte lugares. Podríamos decir, entonces,

narrativa de mitos y héroes en un discurso de nación

que Estados Unidos también es un país futbolizado,

(Alabarces, 2006). Sin embargo, casos como los de

pero es de conocimiento popular que no; sin embargo,

Uruguay no dejan de ser emblemáticos, porque se

si pensamos en que su población es casi de 300

formó como nación sin tener una unidad o un pasado

millones es lógico que esté en los primeros lugares en

común, uniendo las culturas de las distintas

cuanto a los estadísticos absolutos. Pero, más allá de

migraciones europeas. Es así como según Faccio

debilitar nuestro argumento lo refuerza, porque a pesar

(2006), se recurre a la representación de “La garra

de que la población de Estados Unidos es 18 veces

Charrúa” en momentos en que Uruguay era una

42


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 potencia mundial en el fútbol, otorgando un elemento

al mismo tiempo” (p. 14), cristalizado en personajes

simbólico de exclusividad y distinción que permitiría

como Maradona o Pelé.

formar una identidad de nación. Porque como señala

Que Argentina y Brasil sean los dos grandes

Alabarces (2006), el fútbol es “un lugar donde se

referentes futbolísticos de nuestro continente es una

despliegan algunas de las operaciones narrativas más

cuestión indesmentible, sin embargo su estilo de juego

pregnantes y eficaces para construir identidades” (p.

–mas no sus frutos- puede ser atribuido a un estilo

149).

propiamente latinoamericano de jugar al fútbol, incluso Tal como señalara Dunning (1992b), la

por un mismo efecto mimético. Un lugar común en la

identificación colectiva es una de las principales

historiografía

deportiva

latinoamericana

es

el

funciones sociales del deporte y, además, un número

desembarco del fútbol a fines del siglo XVIII y principios

importante de autores coinciden, de una u otra forma,

del siglo XIX traído por los ingleses tanto a Centro

en que la formación de identidades en el fútbol se

América como a Sudamérica y el resultado fue una

basa en la alteridad, en la formación de un “nosotros”

apropiación cultural y por tanto, una redefinición de

y un “ellos”, de un antagonismo que lo fundamenta

cómo jugar fútbol, no en sus reglas sino que en el

(Alabarces, 2006; Ferreiro, 2003; Ramírez, 2003;

estilo. Es el momento de la “latinoamericanización de

Guerrero, 1992), pero, a la vez, una diferencia que

fútbol”, es la aparición de la gambeta, de la bicicleta, de

permite a los individuos sentirse parte de un colectivo,

la rabona, del “pase corto” o del “10” inexistente en el

es su función de integración.

fútbol europeo, obviamente a algunos le rindió mejores

Esta función de constitución y actualización de

resultados que otros, pero definen una forma común de

identidades que posee el fútbol, se hace patente en

jugar al football fútbol. Es el nacimiento del fútbol-arte

distintos niveles: en los barrios, en las ciudades,

en oposición al fútbol-máquina europeo.

regiones, países o incluso a un nivel continental.

Con el camino que hasta ahora se ha

Vemos, por ejemplo, la construcción de identidades

delineado, existe una pregunta más por hacer: ¿Qué

regionales en Ecuador fundadas en la territorialidad, en

pueden tener en común esta importancia del fútbol en

factores étnicos-raciales e históricos, es el antagonismo

nuestro continente y el sacrificio? Ambos son

de Quito y Guayaquil (Ramírez, 2003). A nivel de país,

fenómenos sociales totales. Pedro Morandé (1987) dice

para Archetti (2001), las diferencias de estilo de jugar al

del sacrificio:

fútbol permiten hablar de un “estilo nacional”, siendo el

“Pertenece a la esfera del ritual y de la

deporte en general “un espejo donde verse y ser visto

praxis, como a la esfera del discurso, de la conciencia, de la ideología […] 43


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 involucra a todas las actividades que la

37). Menotti hacía referencia a una libertad fundante de

diferenciación funcional de la sociedad ha

una filosofía deportiva o llamémoslo un ethos

ido institucionalizando a lo largo de la

futbolístico latinoamericano. Para algunos, como Bayce

historia” (p.89)

(2003)16, es necesario terminar con estos elementos

¿Acaso no podríamos reemplazar la palabra

del fútbol porque son estereotipos neomíticos

sacrificio por fútbol? Al igual que el sacrificio el fútbol ya

endógenamente creados que frenan el desarrollo, la

existía en sociedades arcaicas (aunque no es su forma

difusión y competitividad del fútbol. La individualidad, la

moderna); el fútbol puede ser visto como un complejo

creatividad y la picardía deben ser sustituidas por una

ritual, veamos solo el intercambio de banderines o el

introyección del sacrificio en el sentido de Morandé17

cántico de los himnos; para Antezana (2003) el fútbol

(1987), que permita la funcionalidad del colectivo. De

se vive verbalizándolo, situándolo en la esfera del

esta manera, se sitúa la discusión del futuro de esta

discurso; para cualquier marxista el fútbol es un

práctica deportiva en un plano desarrollista, porque hay

aparato ideológico del Estado; la diferencia de género

que asumir ciertos costos para lograr su modernización

se manifiesta en el fútbol o este mismo trabajo muestra

y es ahí, como Morandé (1987) señalaba sobre los

como algunos intentamos pensar el fútbol y otros

proyectos desarrollistas en la década de los 80s, donde

jugarlo. Incluso, el sacrificio se puede manifestar en la

se manifiesta la dimensión sacrificial de estas

misma práctica futbolística, en primer lugar como ética

propuestas, porque la víctima sacrificial que asume

deportiva15 o segundo, especialmente en nuestro

sobre sí los costos y remover los obstáculos para llevar

continente, en tensión con su dimensión identitaria.

a cabo el desarrollo de la práctica deportiva es el ethos

Expliquemos esta segunda relación que es un poco

futbolístico latinoamericano. Es el sacrificio que asume

más difícil de establecer.

una parte para los beneficios del todo social.

El técnico César Luis Menotti que llevó a la

Pero, lo mismo ocurre con aquellos intentos de

selección Argentina a consagrarse campeón mundial

industrializar el fútbol en nuestro continente o en la idea

de fútbol el año 1978 señaló, tras la final que la “victoria

de eliminar las hinchadas organizadas sin pensar que

consagraba una filosofía que no estaba sustentada por el sacrificio, porque el día en que el fútbol sea solo eso

16

y trabajo dejará de ser un juego” (en Archetti, 2001:36-

obstante, siguiendo sus argumentos, se puede plantear lo

El autor hace referencia al caso específico de Uruguay, no

mismo para los demás países latinoamericanos. 17

15

Wacquant (2006) dice de los boxeadores profesionales: “La moral propia de los boxeadores está encapsulada en una sola palabra: “Sacrificio” […] se filtra e inunda las vidas de los boxeadores dentro y fuera del gimnasio” (p.39). Esto podría ser aplicado a cualquier deportista profesional.

Sacrificarse significa también, en este sentido, poner en

paréntesis las propias convicciones morales en aras de los superiores intereses de la funcionalidad del sistema Morandé, 1987:130) 44


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 son partes irreemplazables de esta construcción y

de los 100 metros trae a la memoria. Desde otro punto

actualización de identidades. O bien, representan la

de vista, ¿qué podría significar para el pueblo

única manera de integración de jóvenes que son

jamaicano lo logrado por Bolt? Al igual como Archetti

marginados en otros espacios de la sociedad civil. Es la

(2001), señala la importancia de Maradona, Monzón y

violencia el justificativo para este sacrifico, pero sin

Fangio para delinear imágenes de la Argentina y los

pensar en que la violencia no es una cuestión

argentinos, podemos pensar que Usain Bolt pasando a

concomitante a las barras, sino que lo es a la sociedad

ser un héroe nacional también lo hace para Jamaica y

y en los estadios solo se manifiesta.

los jamaicanos. En fin, este ejemplo práctico nos

En

definitiva,

cualquier

intento

de

permite visualizar como, la sociología del deporte, a

modernización del fútbol debe tener en cuenta que es

partir de su explosivo desarrollo en la década de los

un intento sacrificial, porque parafraseando a Archetti

60s hasta hoy, nos entrega las herramientas para

(2001), de estas historias se nutre, también, la historia

analizar el fenómeno complejo que constituye, como

de un continente.

diría Bourdieu, el campo deportivo y sus prácticas. Sobre el despegue de la subdisciplina en

3. Reacciones o tercer tiempo: a modo de

América Latina, se mostró cómo a partir del grupo de

conclusión

trabajo Deporte y Sociedad de la CLACSO se logró sistematizar y difundir lo que comenzara algunas

Ver la final de los 100 metros planos del

décadas atrás en Europa. Pero es importante señalar la

mundial de atletismo de Alemania 2009, nos permite

relevancia de continuar trabajando para que no sea en

poner en práctica los elementos presentados en este

vano lo hasta aquí logrado. Por ejemplo, dada la

artículo. Todo el mundo tenía los ojos puestos sobre

predominancia señalada por Villena (2003a) de los

Usain Bolt, que se podía consagrar definitivamente

estudios

como el hombre más rápido de la historia. Y,

investigaciones cualitativas, es evidente que no existe

efectivamente, así lo hizo al bajar el record mundial en

ese conflicto/complementariedad que permitió el

once centésimas. La importancia que se le da hoy a los

progreso de la disciplina en el primer mundo, Es

records representa aquel paso del amateurismo al

necesario el desarrollo de investigaciones con

profesionalismo señalado por Bourdieu (1993). La

enfoques teóricos y metodologías que complementen lo

perspectiva marxista podría explicar cómo esta presión

hasta ahora realizado, como serían las de Manuel

por los records indujo el dopaje del histórico atleta

García Ferrando (2006) en España, con un carácter

estadounidense Ben Johnson en 1988, que cada final

eminentemente 45

sobre

identidades

cuantitativo

socioculturales

inexistentes

e

en


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Latinoamérica, pero, necesarias para que siga

sociología del deporte. La plausibilidad de pensar

progresando la especialidad en América Latina.

Latinoamérica a través del deporte, en especial de su

Hasta aquí, se ha intentado presentar una

práctica deportiva más popular que es el fútbol, es una

aproximación que se espera sea una guía para la

de las cuestiones que se espera haber demostrado,

sociología del deporte, no solo para el autor de este

porque como muy bien nos interpela Morandé (2009,

artículo, sino que en general para los estudiantes con

junio), “¿qué es el fútbol, sino una fiesta barroca?”, y…

inquietudes sobre el deporte como fenómeno social,

¿qué es América Latina, sino barroco y fiesta?.

para poder hablar al fin de una escuela chilena de Gráfico 1. Cantidad de jugadores federados en miles por país Alemania Estados Unidos Brasil Francia

Italia Inglaterra Sudáfrica Holanda Japón Canada Cantidad de Jugadores Registrados (en miles)

Rusia China Ucrania República Checa Polonia España Austria Suecia Chile Iran 0

1.000 2.000 3.000 4.000 5.000 6.000 7.000

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Gran Censo de la FIFA 2006.

46


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Cornejo, M., Mellado, K. y Melgarejo, P. (2000). Las políticas públicas y su relación con el desarrollo de la actividad fisicodeportiva: el caso de la comuna de San Pedro de la Paz (VIII Región del Bío-Bío). En P. Alabarces (2000) Peligro de gol: estudios sobre deporte y sociedad en América Latina (pp. 197-207). Buenos Aires: CLACSO.

Referencias Bibliográficas Alabarces, P. (1998). ¿De qué hablamos cuando hablamos de deporte?. Nueva Sociedad, 154, 74-86. __________(2000). Los estudios sobre deporte y sociedad: objetos, miradas, agendas. En P. Alabarces (Ed.) Peligro de Gol (pp. 11-30). Bueno Aires: CLACSO. __________(2006). Tropicalismo y europeísmos: la narración de la diferencia entre Argentina y Brasil a través del fútbol. Revista Internacional de Sociología, 64 (45), 6782.

Defrance, J. (2006). Sociologie du sport (5 ed.). Paris: La Découverte. Dunning, E. (1992a). Prefacio. En N. Elias y E. Dunning (Ed.) Deporte y ocio en el proceso de civilización (pp. 9-29, Trad. P. Jiménez). España: Fondo de Cultura Económica. (Original en Inglés, 1986). ___________(1992b.). La Dinámica del deporte moderno: Notas sobre la búsqueda de triunfos y la importancia social del deporte. En N. Elias y E. Dunning (Ed.) Deporte y ocio en el proceso de civilización (pp. 9-29, Trad. P. Jiménez). España: Fondo de Cultura Económica. (Original en Inglés, 1986). __________(1993). Reflexiones sociológicas sobre el deporte, la violencia y la civilización. En J. I. Barbero (Ed.) Materiales de sociología del deporte (pp.83-108, Trad. J. Varela y F. Alvarez-Uria). España: La piqueta. (Original en inglés, 1990). __________(2004). Sociology of Sport in the Balance: Critical Reflections on Some Recent and More Enduring Trends. Sport and Society, 7(1), 1-24.

Antezana, L. (2003). Fútbol: espectáculo e identidad. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 85-98).Buenos Aires: CLACSO. Archetti, E. (2001). El potrero, la pista y el ring: Las patrias del deporte argentino. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. Bayce, R. (2003). Cultura, identidades, subjetividades y estereotipos: preguntas generales y apuntes específicos en el caso del fútbol uruguayo. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 163-177).Buenos Aires: CLACSO. Bourdieu, P. (1988). Programa para una sociología del deporte. En Pierre Bourdieu Cosas Dichas (pp. 173-184, Trad. Margarita Mizraji). Barcelona: Gedisa. (Original en francés, 1987). (1993). Deporte y clase social. En J. Barbero (Ed.) Materiales de sociología del deporte (pp. 57-82, Trad. T. Suaiz y J. Barbero). Madrid: La Piqueta. (Original en francés, 1978). __________ (2006). La Distinción: criterio y base sociales del gusto (Trad. Mª del Carmen Ruiz). Madrid: Taurus. (Original en francés, 1979). __________ (2007). El sentido práctico (Trad. Ariel Dilon). Buenos Aires: Siglo XXI editores. (Original en francés, 1980).

Elias, N. (1992a). Sobre el deporte y la violencia. En N. Elias y E. Dunning (Ed.) Deporte y ocio en el proceso de civilización (pp. 185-212, Trad. P. Jiménez). España: Fondo de Cultura Económica. (Original en Inglés, 1986). _________(1992b). La génesis del deporte como problema sociológico. En N. Elias y E. Dunning (Ed.) Deporte y ocio en el proceso de civilización (pp. 157-184, Trad. P. Jiménez). España: Fondo de Cultura Económica. (Original en Inglés, 1986). _________(1992c). La Introducción. En N. Elias y E. Dunning (Ed.) Deporte y ocio en el proceso de civilización (pp. 31-81, Trad. P. Jiménez). España: Fondo de Cultura Económica. (Original en Inglés, 1986). _________(1997). El proceso de la civilización: investigaciones sociogenéticas y psicogenéticas (Trad. Ramón García). Colombia: Fondo de Cultura Económica. (Original en alemán, 1939).

Brhom, J. (1993). 20 tesis sobre el deporte. En J. Barbero (Ed.) Materiales de sociología del deporte (pp. 47-55, Trad. T. Suaiz y J. Barbero). Madrid: La Piqueta. (Original en francés, 1975). Brhom, J. (2006). Les enjeux de la critique du sport. Obtenido el 13 de julio de 2009, de http://www.dossiersdunet.com/

Elias, N. y Dunning, E. (1992). La búsqueda de la emoción en el ocio. En N. Elias y E. Dunning (Ed.) Deporte y ocio en 47


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 el proceso de civilización (pp. 157-184, Trad. P. Jiménez). España: Fondo de Cultura Económica. (Original en Inglés, 1986).

Para Chile las estadísticas son frías, pero sinceras. (2005, octubre 14). La Tercera. Obtenido el 12 de agosto de 2009, de www.latercera.cl

Faccio, F. (2006). El fútbol como espacio de producción de identidad: acerca de la “Garra Charrúa”. En S. Romero (Org.) Anuario de Antropología Social y Cultural en Uruguay 2006 (pp. 83-89). Montevideo: Nordan-Comunidad.

Pilz, G. (1998). Sociologia do Esporte na Alemanha (Trad. Alexandre Fernández). Estudos Históricos, 23. Ramírez, J. (2003).Fútbol e identidad regional en Ecuador. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 101-121).Buenos Aires: CLACSO.

Fernandez Vaz, A. (2006). Teoria Critica do Esporte: origens, polêmicas, atualidade. Ferreiro, J. (2003). “Ni la muerte nos va a separar; desde el cielo te voy a alentar”: apuntes sobre identidad y fútbol en Jujuy. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 57-74).Buenos Aires: CLACSO.

Recasens, A. (1999). Las barras bravas. Santiago: Bravo y Allende Editores. Rigauer, B. (2000). Marxist Theory of Sport. En J. Coakley y E. Dunning (Ed.) Handbook of sports studies (pp. 28-47). Londres: Sage.

FIFA. (2006). Big Count Stats Package. Obtenido el 12 de agosto de 2009, de http://www.fifa.com/

García Ferrando, M. (2006). Veinticinco años de análisis del comportamiento deportivo de la población española (19802005). Revista Internacional de Sociología, 64 (44), 15-38.

Santa Cruz, E. (1996). Origen y futuro de una pasión. Santiago: LOM. __________(2003). Fútbol y nacionalismo de mercado en el Chile actual. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 199-224). Buenos Aires: CLACSO. __________(2005). Las escuelas de la identidad: la cultura y el deporte en Chile desarrollista. Santiago LOM.

Gastaldo, É. (2008). Esporte, violencia e civilização: uma entrevista com Eric Dunning. Horizontes Antropológicos, 30, 223-231.

Veblen, T. (1974). Teoría de la clase ociosa (Trad. Vicente Herrero). México: Fondo de Cultura Económica. (Original en inglés, 1899).

Guerrero, B. (1992). El libro de los campeones. Iquique: Ediciones el Jote Errante. __________(2002). Iquique es puerto. Santiago: RIL Editores. __________(2004). Bailar, jugar y desfilar: la identidad cultural de los nortinos. Revista de Ciencias Sociales, 14, 71-83. __________(2005).A favor del viento: cien años del Maestranza Foot-ball Club 1905-2005. Iquique: Ediciones Campvs, El Jote Errante.

Villena, S. (2003a). El fútbol y las identidades: prólogo a los estudios latinoamericanos. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 21-35). Bueno Aire: CLACSO. _________(2003b). Gol-balización, identidades nacionales y fútbol. En P. Alabarces (Ed.) Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina (pp. 257-271).Buenos Aires: CLACSO.

Galeano, E. (1999). El fútbol a sol y sombra (3ª reimp). Santiago: Editorial Pehúen.

Wacquant, L. (2006). Entre cuerdas: cuadernos de un aprendiz de boxeador (Mª Hernández Días). Buenos Aires: Siglo XXI. (Original en francés, 2000).

Morandé, P. (1987). Cultura y modernización en América Latina: ensayo sociológico acerca de la crisis del desarrollismo y de su superación. Madrid: Encuentro. Morandé, P. (2009, Junio). Desarrollo e Identidad Cultural. En Ponencia del ciclo de conferencias sociológicas UC: Latinoamérica y la impronta del desarrollo, Santiago, Chile.

Weber, M. (2003). Ética protestante y espíritu del capitalismo (Trad. Luis Legaz). México: Fondo de Cultura Económica. (Original en alemán, 1904/1905).

48


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

Crítica, sacrificio y cultura: el universalismo oculto de la sociología latinoamericana en la obra de Pedro Morandé Francisco Mujica Coopman18

Resumen Se ha caracterizado a la sociología latinoamericana a partir de una supuesta carestía crónica de universalismo, a la hora de reflexionar sobre su inserción en la sociedad moderna. La constante apelación a conceptos como “cultura” o “ethos”, impediría a la sociología latinoamericana dar cuenta de fenómenos de altísima generalidad y característicos del mundo contemporáneo, tales como secularización, diferenciación o racionalización. Sin embargo, una exegética más concienzuda e imparcial de la obra de Pedro Morandé nos conduce a descubrir un universalismo oculto en su noción de sacrificio, así como en el estatuto socio-cultural que Morandé concede a esta dimensión social.

Palabras claves: Sacrificio, racionalización, universalismo, cultura, sociología latinoamericana.

18

Sociólogo PUC. Autor –junto al Dr. Darío Rodríguez- de “Ciencia y religión en la sociedad mundial”, en esta misma publicación. 49


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

Una de las más frecuentes y virulentas acusaciones

orden (lo que se escenificaba con el rito y se llevaba a la

que ha debido enfrentar la sociología latinoamericana ha

práctica en la figura del sacrificio), la cosmovisión moderna –

sido su supuesta falta de universalismo; condición que la

basada

volvería incapaz de captar procesos de una generalidad

específicamente con la autoconcepción clásica del hombre

social y abstracción sociológica, tales como para ser

(Adorno y Horkheimer 1994, Clastres 1996).

descritos a través de los conceptos de “cultura” o “ethos”.

en el principio de subjetividad-

contrasta

El principio de subjetividad se caracteriza por la

Como sintetizan Chernilo y Mascareño (2005: 21): “la

pretensión

sociología latinoamericana ha visto lo universal como un

autoentronizarse como el origen de los órdenes natural y

horizonte que debe ser negado por la fuerza de una

social. La creación de riqueza desde el trabajo racionalizado,

particularidad

así como el Estado de derecho en política y la ciencia

sustentada

en

la

liberación

política,

convencionalismo moral o eticidad esencialista.”

del

hombre

de

autocomprenderse

y

positiva moderna en su concreción técnica; son los

A pesar de que la acusación no carece de

dispositivos que realizarían la liberación con respecto al

fundamentos, una observación más detallada -y menos

orden natural (Habermas 1989). Como oposición, el

mezquina- nos lleva a encontrar en la obra de Pedro

sacrificio es el reconocimiento explícito del hombre frente a

Morandé (1987, 1992) una reflexión sociológica de una

la naturaleza de la imposibilidad de su indeterminación

universalidad y abstracción igual de decididas –y logradas-

(Adorno y Horkheimer 1994).

que las que han caracterizado a la sociología angloeuropea

Para lograr la anhelada indeterminación con

(Parsons 1982, Habermas 2000, Luhmann 2007).

respecto al orden natural, el sujeto se relaciona con los

El sendero que traza Morandé (1987) para iniciar su

entes que se le oponen como objetos. Es decir, se atribuye

reflexión remite a los diagnósticos de la modernidad que

la capacidad

realizan la Escuela de Frankfurt y Habermas (1981) en su

instrumentos para la realización de fines que los objetos

relectura de Parsons. Más específicamente, revisa el ideario

mismos no tienen inscritos en sí (Horkheimer 1969). Sin

de los movimientos populares y juveniles latinoamericanos

embargo, la distinción entre fines y medios no es sustantiva

de las décadas del 60 y 70, inspirados en las tesis de la

y en ello recae la paradoja del principio de subjetividad

reversibilidad de razón y mito, de Adorno y Horkheimer

(Adorno y Horkheimer 1994).

(1994), y en la unidimensionalización humana de la cultura,

de manipularlos, de convertirlos

en

Mientras en la concepción mítica del mundo el

la política y la sociedad de Marcuse (1987).

sacrificio era una forma de obtener el favor de los dioses,

La institucionalización social de criterios de acción

mediante

la

magia

(lo que

implicaba

el

abierto

estratégica, constituye para Adorno y Horkheimer el eje de

reconocimiento de la superioridad del orden natural y el afán

las problemáticas de la sociedad industrial moderna.

humano por instrumentalizarlo), la concepción subjetiva

Mientras en la visión mitológica o religiosa del mundo, el

busca predisponer o transformar a la naturaleza (para lograr

hombre era un derivado de un creador u orden natural, y

fines) a través de la ciencia y la técnica. Ciencia y magia

permanecía anclado a las condiciones impuestas por ese

son, entonces, equivalentes; la razón no es una superación 50


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 del mito como pretendía serlo, sino una nueva variedad del

introyección del sacrificio en la cultura angloeuropea se

sacrificio. ¿Dónde está la dimensión esclavizante de la

expresa cotidianamente en la erosión que generan en la

razón? Se encuentra en la metáfora de Ulises.

subjetividad las formas de vida racionalizadas, como lo son

Odiseo representa al hombre que gracias a su

la neurosis, la histeria, el autismo, el estrés, el alcoholismo y

iniciativa y razón estratégica, logra liberarse del origen

las psicopatologías propias del siglo XX. Al pretender negar

(Itaca) y recorrer el mundo. Sin embargo, en su afán de

el sacrificio con respecto al orden natural, el sujeto traspasa

sobreponerse (y negar), el sacrificio para obtener el favor de

la esclavitud a su interioridad; lo que se expresa en formas

los dioses termina introyectándolo y le ordena a sus propios

sistemáticamente distorsionadas de conducta y conciencia.

ayudantes que lo amarren al mástil para no hacer caso al

Detrás de los logros de la modernidad ilustrada

canto de las sirenas (que representan el llamado de los

(eliminación del particularismo jurídico, institucionalización

poderes originarios de la naturaleza) (Habermas 1989). Es

legal de un marco de valores para garantizar la cohesión

así que la atadura con respecto al orden natural no es

social e industrialización de la producción, como forma de

superada por el paso del mito a la razón, sino revertida:

garantizar un estándar de bienestar material mínimo al

mientras en el mundo clásico venía desde afuera hacia

conjunto de la población) se escondería -para Marcuse

dentro (de la naturaleza al hombre en la obligación

(1987)- el gran costo de desplazar la discusión sobre la

sacrificial), la razón estratégica y la subjetividad la hacen

legitimación de las formas de vida y el desdibujamiento de la

operar desde adentro hacia afuera; las propias técnicas y

centralidad antropológico-humanista del proyecto moderno.

herramientas diseñadas por el hombre para liberarse se

La ciencia y la técnica en la vida social finalmente

convierten ahora en su yugo. No es difícil adivinar a lo que

serían formas de imposición de un oculto dominio político,

Adorno y Horkheimer (1994) apuntan: las nefastas e

por lo que las relaciones sociales se van aproximando cada

inesperadas

progreso

vez más a un marco institucional funcionalmente necesario,

científico, la posibilidad inédita de la eliminación de la

lo que se valida socialmente mediante una apología del

humanidad a partir de la tecnificación bélico-política, la

progreso (Habermas 1984).

consecuencias

ecológicas

del

insólita pauperización de sectores de la sociedad derivada

La primacía social de la razón instrumental exige

del capitalismo, así como las primeras experiencias

erradicar de la política a las cuestiones prácticas: cuando

históricas de holocaustos y procedimientos para la

prima la tecnocracia como forma de hacer política

eliminación masiva; son testimonios de la esclavización a la

desaparece el cuestionamiento de los criterios éticamente

que puede llegar la universalización del principio de

vinculantes de la esfera pública (Habermas 1984). Es así,

subjetividad y la institucionalización social de la razón

que la política en las sociedades modernas se dirige a una

estratégica.

resolución de tareas técnicas, a la vez que, ellas mismas se

Más aún, no solamente son los episodios del

van convirtiendo en condición de la erosión del marco socio-

totalitarismo, la alienación mercantil y la burocratización los

institucional; marco que las hizo posibles en un principio

que dan cuenta de la reversibilidad de mito y razón. La

(Marcuse 1987, Morandé 1987).

51


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Sacar a los ciudadanos de la discusión de

distinción sociedad tradicional/sociedad moderna (Germani,

cuestiones morales, tiene grandes implicancias. Por un lado,

1971).

el asentimiento con respecto a las formas de dominio tiende

Esta élite adopta una posición propia de una razón

a volverse irrelevante o testimonial. Asimismo, las

ilustrada que carece de base en América Latina, ya que la

exigencias adaptativas de la economía impiden que se

historia de nuestra cultura y sus especificidades revelan una

articule de la forma clásica la oposición entre trabajo y

carestía crónica para la emergencia del principio de

propiedad. El conflicto ya no es explicitable (porque no tiene

subjetividad, que es requisito sine qua non para la

la oposición requerida de la estructura de clases), lo que

racionalidad ilustrada (Habermas 1989). No olvidemos que

decanta en una lucha por la adquisición de formas de

la inexistencia de reforma protestante y de formas de

estatus y de compensación de necesidades frivolizadas. El

difuminación del texto escrito, así como la pobreza de la

resultado general de la ideología tecnocrática es la

industrialización y la debilidad congénita de nuestro Estado

despolitización del mundo sociocultural de la vida, derivado

de derecho; bloquearon sistemáticamente las condiciones

de la presión social hacia la adopción de determinadas

socio-históricas necesarias para la concreción de procesos

formas

de subjetivización en América Latina (Fajnzsylber 1983, Paz

de

vida

regidas

por

procedimientos

de

racionalización científico-técnicos, con lo que nos podríamos

1994).

estar acercando peligrosamente a formas de control

Si la racionalidad ilustrada es la pretensión de

neurobiológico de la personalidad, las reglas del lenguaje, la

justificar las estructuras sociales desde el discurso subjetivo

opinión pública, la interacción y la reproducción (Habermas

(como

1984, Heidegger 2000, Marcuse 1987, Sloterdijck 2001).

latinoamericana –carente de procesos de subjetivización-

diría

Habermas,

“ideología”),

la

cultura

Las tendencias a la tecnificación de la cultura,

encuentra su síntesis y especificidad en el encuentro ritual y

también tienen un correlato claro: América Latina. El

en el plano de la presencia (Morandé 1987, 1992). No es

testimonio más fehaciente es el proyecto desarrollista entre

casualidad,

las décadas del cincuenta y setenta (Morandé 1987, 1992).

experimentaran la conquista como el cumplimiento ritual de

por

consiguiente,

que

los

indígenas

El diagnóstico desarrollista apela al argumento de

una profecía (Morandé 1987). Tampoco es casualidad que la

la miseria latinoamericana. El diagnóstico cepaliano

emergencia del sujeto social propio de Latinoamérica no

(Cardoso y Faletto, 2003) descubrió una desigualdad crónica

aparezca fruto de una decisión política, de una necesidad

de los términos de intercambio, como derivado de la división

económica o a través de una semántica justificatoria, sino

internacional del trabajo (en la medida que América Latina

que se concrete en el encuentro del hombre español con la

era un productor endémico de materias primas). Basándose

mujer indígena: la prohibición de la venida de mujeres y el

en este diagnóstico, la élite ilustrada -de corte racional-

esfuerzo eclesiástico para prevenir la sodomía solo dejan la

parsoniana (Morandé, 1987)- buscó transformar a la

posibilidad histórica del mestizaje para explicar la

sociedad latinoamericana para alcanzar el anhelado

especificidad de la cultura latinoamericana (Morandé 1992).

desarrollo, caracterizando a América Latina a través de la

No obstante, la élite ilustrada latinoamericana, no solo desconoce las exigencias que imponen al transformador 52


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 social

las

categorías

espacio-temporales

y

las

la llevada a cabo por la sociología latinoamericana;

especificidades culturales, sino que conceptualiza las

especialmente a partir del pensamiento de Pedro Morandé

tradiciones culturales como obstáculos para el desarrollo

(1987, 1992). Ciertamente,

(Morandé 1987).

latinoamericano”, “cultura”, “síntesis ritual”, “fiesta” o

conceptos como “ethos

Para lograr su afán interventor iluminista, el primer

“hacienda”, son construcciones ideales pertinentes para

movimiento de esta élite es negar su origen: reniegan de su

descripciones de tipo particular, por lo que estarían

sustrato mestizo y se inventan una condición criolla (o de

impedidos para apostar hacia una sociología que pretenda

clase alta) que calce con sus pretensiones de imponer una

dar cuenta de procesos de orden universal. ¿Dónde se

legitimación iluminista, que supere al subdesarrollo

encuentra, entonces, el universalismo de la reflexión

tradicionalista de nuestro continente (Morandé, 1987). A

sociológica latinoamericana que la obra de Morandé

pesar de que el mestizaje sea una realidad completamente

ejemplifica? El universalismo oculto de la sociología

indesmentible, la élite tecnocrática-desarrollista de América

latinoamericana está en su análisis del fenómeno sacrificial.

Latina apunta a su supuesto origen hispano puro. No

Mientras el resultado de la negación del sacrificio

obstante, no está demás decir que de la dinastía Habsburgo

en la cultura europea es la frivolización de la vida y la

-que realizó la colonización- nunca vinieron a América linajes

desmoralización de la esfera pública (que se expresa en las

de alcurnia (Morandé, 1992).

formas de anomia que el psicoanálisis denomina “patologías

A pesar de la fuerza de los hechos, la ideología neo-iluminista

de

tecnócrata-aspiracionista

ejemplo- y en el descenso sistemático de las formas de

latinoamericana, se niega a ver qué hay en la base real de

participación, asociatividad y de inscripción electoral)

Latinoamérica. En primer lugar, en un continente sin

(Habermas 1984), el resultado de la negación del sacrificio

industrialización

en América Latina tiene una doble manifestación.

(y,

la

élite

del acto” –la drogadicción o el consumismo compulsivo, por

por

consiguiente

carente

de

proletarización) no existe economía monetarizada, y, por lo

Por un lado, los regímenes dictatoriales, las

mismo, no aparecen las estructuras y propiedades del

violaciones a los derechos humanos y los altísimos costos

trabajo racional moderno (Morandé 1992). Es así que, por

sociales derivados de la monetarización forzada del neo-

ejemplo, la inserción en el trabajo no se da por productividad

iluminismo latinoamericano (Morandé 1992), resultaron para

relativa sino por fidelidad debida al patrón. Por lo mismo, el

la élite ilustrada una confirmación de que su diagnóstico

pago por el trabajo realizado en la hacienda se hace a partir

cultural de la sociedad latinoamericana era, finalmente, una

de la estructura de la fiesta, invitando al peón a participar en

ensoñación (Morandé 1987). El proyecto desarrollista del

ella (Morandé 1987). No es casualidad la cantidad

criollismo tecnocrático-aspiracionista latinoamericano, no fue

exponencial de feriados del calendario latinoamericano

más que una forma de transferir el sacrificio, en su

comparado con las demás culturas.

pretensión de negar la raigambre cultural-popular de la

Hasta el momento hemos comparado la crítica de la

religiosidad latinoamericana -que para el neo iluminismo no

sociología angloeuropea del proceso de racionalización con

era más que un resabio fetichista de la sociedad tradicional-,

53


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 los sacrificados son justamente la “masa inculta y alienada”

moderno, de la supuesta identidad de valores y estructura

que la élite desarrollista pretendía encauzar hacia el

que establece el neoiluminismo; y un regreso al sustrato

desarrollo a través de la erradicación social de la dimensión

cultural originario propio de la cultura latinoamericana: la

sacrificial de la cultura.

fiesta, el trabajo sacrificial y el manto renovador de la figura

Si el proyecto ilustrado de eliminar el sacrificio en la

de la madre (Morandé 1987).

cultura angloeuropea concluye con su introyección en la

Aunque muchos intelectuales neodesarrollistas

subjetividad, en la cultura latinoamericana lo hace ratificando

pretendan negar la realidad sacrificial para salvar su

paradojalmente su indispensabilidad: quienes buscaban

racionalismo, la historia y los hechos no mienten: la

despojar a la realidad social del sacrificio -la élite criolla

diferenciación social (Luhmann 2007) –actual criterio del

tecnocrática- fueron justamente los victimarios rituales (a

orden social en su conjunto- tiene también una dimensión

través de las violaciones a los derechos humanos y la

sacrificial; a cambio de una extrema especialización en las

mercantilización de las relaciones laborales resultantes del

prestaciones sociales y sus rendimientos, se renuncia a la

desarrollismo) de quienes sí reconocían, a través de su

sensación de pertenencia social total. Esta veta sacrificial de

religiosidad, la dimensión sacrificial que toda cultura

la sociedad contemporánea constituye una muy buena

contiene.

hipótesis inicial para el estudio de los problemas de

Es por esto, que luego de los procesos de

configuración de la identidad individual, tan frecuentes en

“promoción popular” o de “concientización” (Morandé 1987)

nuestros días (Habermas 1981).

–que terminan abruptamente con regímenes dictatoriales a

El Estado del bienestar es, asimismo, una forma

mediados de los setenta- emerge autónomamente una

especialmente actual del sacrificio ritual, en el caso de la

religiosidad popular que demuestra la actualidad y potencia

sociedad angloeuropea. También lo fue la reacción de la

de su raigambre cultural, a pesar de las pretensiones

cultura popular latinoamericana en su regreso a las formas

neoiluministas (Morandé 1987). Esta religiosidad expresa sin

sacrificiales de manifestación religiosa, y que constituye un

tapujos toda su originalidad: acepta abiertamente su

indesmentible testimonio de la presencia universal de la

condición sacrificial y popular.

dimensión sacrificial en toda sociedad.

La segunda expresión cultural frente a la negación racionalista del sacrificio en América Latina, es un regreso al

Referencias bibliográficas

origen social. Este regreso es simbolizado en el culto popular mariano (Morandé 1987)- y en el regocijo del

Adorno, T. y Horkheimer, M. (1994). Dialéctica de la ilustración. Madrid: Trotta.

sacrificio festivo, expresado en la carnavalesca adoración a la figura de la madre y en las formas sensualistas del culto

Cardoso, F. y Faletto, E. (2003). Dependencia y desarrollo en América Latina: ensayo de interpretación sociológica. Buenos Aires: Siglo XXI.

religioso (Morandé 1992). En términos de análisis sociológico, la reacción popular latinoamericana frente al

Clastres, P. (1996). Investigaciones en antropología política. Barcelona: Gedisa.

neoiluminismo es un rechazo (no explícitos en términos de categorías conceptuales) de la ética funcional del proyecto 54


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Chernilo, D. y Mascareño, A. (2005). “Universalismo, particularismo y sociedad mundial: obstáculos y perspectivas de la sociología en América Latina.” En: Persona y sociedad Vol. XIX N°3. Santiago: Universidad Alberto Hurtado, 17-45.

Luhmann, N. (2007). La sociedad de la sociedad. México: Herder. Marcuse, H. (1987). El hombre unidimensional: ensayo sobre la ideología de la sociedad industrial avanzada. Barcelona: Planeta de Agostini.

Fajnzsylber, F. (1983). La industrialización trunca de América Latina. México: Nueva Imagen. Germani, G. (1971). Política y sociedad en una época de transición: de la sociedad tradicional a la sociedad de masas. Buenos Aires: Paidós.

Morandé, P. (1987). Cultura y modernización en América Latina. Santiago: Encuentro. ___________(1992). “Desafíos culturales de la modernización en Latinoamérica” En: Tecnología y modernidad en Latinoamérica. Ética, política y cultura. Eduardo Sabrovsky, compilador. Santiago: Ediciones pedagógicas chilenas.

Habermas, J. (1981). Teoría de la acción comunicativa. Madrid: Taurus. __________ (1984). Ciencia y técnica como ideología. Madrid: Tecnos. __________ (1989). El discurso filosófico de la modernidad. Madrid: Taurus. __________ (2000). Facticidad y validez. Madrid: Trotta.

Parsons, T. (1982). El sistema social. Madrid: Alianza. Paz, O. (1994). Sor Juana Inés de la Cruz: o las trampas de la fe. FCE: México

Heidegger, M. (2000). Carta sobre el humanismo. Madrid: Alianza.

Sloterdijck, P. (2001). Normas para el parque humano: una respuesta a la carta sobre el humanismo de Heidegger. Madrid: Siruela.

Horkheimer, M. (1969). Crítica de la razón instrumental. Buenos Aires: Sur.

55


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

El espacio público en disputa: modernidad, política, movimientos sociales y acción colectiva. Malik Fercovic19 Juan Sebastián García20 Resumen En el presente ensayo se analiza desde una perspectiva sociológica, la problemática de los nuevos movimientos sociales y la acción colectiva en el contexto de la sociedad contemporánea, poniendo especial atención al caso latinoamericano. En este marco, se afirmar que los movimientos sociales se caracterizan por cuestionar, permanentemente, tanto a nivel del discurso como de su praxis política, la legitimidad, producción y reproducción de diversos espacios sociales y políticos. Así, se analiza, en primer término, las dificultades que plantean actualmente el despliegue histórico de la modernidad para la política y la acción colectiva. Enseguida, se

consideran las características principales del espacio público-en cuanto espacio donde se ejerce el poder y donde al mismo tiempo se resiste a él- y su importancia como marco general en el que se desenvuelven la acción política y los movimientos sociales. Posteriormente, se presenta una combinación de abordajes sobre los movimientos sociales que buscan complementar diversas miradas, atendiendo especialmente a las raíces de la capacidad de la acción colectiva y de la formación de identidades sociales, así como a la relevancia de la estructura de oportunidades políticas para el surgimiento y mantenimiento de la acción colectiva. Para finalizar, se

revisa el caso de los Zapatistas, en el sur de México, como ejemplo de la necesidad de abordar el problema de los movimientos sociales y la acción colectiva desde enfoques y miradas diversas y complementarias. Palabras claves: política, movimientos sociales, acción colectiva, identidades sociales, Latinoamérica.

19 20

Estudiante de pregrado en sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Estudiante de pregrado en sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile. 56


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

“Lo característico de un movimiento social es que no tiene un lugar específico para hacer política, sino que a partir de un núcleo de constitución de sujetos, organización y acción colectiva, empieza a transitar, a politizar los espacios sociales con sus críticas, demandas, discursos, prácticas y proyectos” (Luis Tapia, 2008). Apertura: modernidad, política y acción colectiva

posible encontrar ningún espacio definible para la praxis política. Este nuevo contexto social se caracteriza porque

Desde nuestra perspectiva, el problema de la política y la

“falta un “ajuste” entre las fronteras entre las comunidades

acción colectiva en la sociedad actual debe considerar para

reales y el espectro de sus prácticas” (Ibid, p. 322), o, dicho

su estudio un contexto más general, que dice relación con el

de otro modo, por la combinación de la pérdida de un

despliegue de una modernidad tardía o la emergencia de la

lenguaje político y la pérdida de una conexión entre la

postmodernidad, y sus repercusiones sobre el conjunto de

capacidad de acción política y el ámbito adecuado de lo

las prácticas sociales que caracterizan nuestra era

político. Ahora bien, el restablecimiento de una cierta dosis

contemporánea. Tal como ha señalado Peter Wagner,

de ajuste entre identidades sociales, fronteras políticas y

nuestra época se caracteriza

porque “el foso entre la

prácticas sociales es -afirma Wagner- uno de los

organización de las prácticas sociales, los límites del orden

presupuestos para la creación de la capacidad de acción

político y las modalidades de la formación de la identidad es

colectiva. Para poder evaluar el potencial de este

más amplio y los recursos sociales y cognitivos con que

acoplamiento,

salvar la distancia, más escasos que en situaciones

contingencia a planteamientos históricos y sociológicos, e

parecidas de hace aproximadamente cien años” (Wagner,

intentar determinar desde ellos los “vínculos de asociación”

1997, pp. 317-318). Siguiendo la argumentación de Wagner,

reales entre los hombres (Offe, 1996)21.

nuestra época globalizada se puede comprender como el

En consecuencia, Wagner destaca que el dilema actual de lo

resultado de la crisis de la “modernidad organizada”, en la

político hace relativamente explícita la demanda de una

cual la capacidad de acción política estaba anclada en el

nueva definición del concepto mismo de política. Wagner

Estado nacional soberano y en su idea de la representación.

sugiere que los tipos de identidad de los nuevos

Pero dado que en la actualidad ambas cosas están siendo

movimientos sociales no pueden comprenderse en un

fuertemente cuestionadas, la política se enfrenta a una

concepto modernista o liberal22 de lo político, pues este ha

encrucijada radical. Por un lado, la idea misma de política

abordado la política a través de la opción de la “evasión”, y

depende de los conceptos de delimitación y trazados de

21

debe

traducirse

el

problema

de

la

Si bien consideramos fundamental vincular el problema del aumento de la contingencia propia de nuestra época, así como su traducción a los planteamientos históricos y sociológicos que puedan explicar la encrucijada actual de lo político, escapa a las pretensiones del presente ensayo dar una respuesta a este problema. 22 Por autores liberales entendemos principalmente la obra de importantes intelectuales como John Rawls y Robert Nozick, Ronald Dworkin, entre otros.

fronteras (entre lo público y lo privado), de pertenencia y de representación. Por otro, las prácticas sociales a las que la política se refiere pueden llegar a ser cada vez más atópicas, esto es, a no tener lugar, de modo que no sea ya

57


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 no de la “confrontación” (según la expresión de Hirschman).

Bajo nuestra mirada, entonces, la vida política nunca podrá

En lugar de abordar en conjunto los problemas comunes, se

prescindir del antagonismo, ya que -como lo entiende

desarrollan posibilidades que desplazan la realización de la

Mouffe- atañe a la acción pública y a la formación de

vida recta y ordenada a otras actividades “no políticas” o

identidades colectivas. Precisamente, en ello radica la

mediante emigración a otros espacios. De ser así, en la

importancia y la influencia decisiva de los movimientos

actualidad

parecería retornar con fuerza el problema

sociales, mientras que con su organización y acción

planteado por Hannah Arendt sobre vaciamiento del espacio

colectiva expresan, permanentemente, la necesidad de

propiamente político o público, es decir, de aquel espacio

problematizar y cuestionar la legitimidad, producción y

que permite la conservación o creación de condiciones

reproducción de diversos espacios sociales entre los cuales

sociales a través de las cuales los miembros de una

se

sociedad pueden llegar a entenderse y a intercambiar

asumidos como “no políticos” o que deben situarse al

puntos de vista sobre todas las cosas que les son comunes.

margen de toda consideración política que pueda afectar el

El tamaño de esta Koiné -el espacio de lo común- depende

desempeño de una tecnocracia supuestamente “neutra”. En

de las prácticas corrientes y del resultado de la

su análisis nos apoyaremos en la observación de las

comunicación sobre ellas. Sin embargo, desde nuestra

prácticas sociales, atendiendo especialmente a las raíces de

perspectiva en el marco de una sociedad global, las diversas

la capacidad de la acción colectiva y de la formación de

prácticas y la acción colectiva, no obstante su carácter -en

identidades sociales. De este modo, entenderemos que,

ocasiones- difuso y las limitaciones y restricciones que le

como se verá más adelante, toda acción colectiva es

imponen aquellas actividades o “espacios no políticos”,

portadora de la dimensión hegemónica indisociable de las

retornan siempre como dimensión política. Esta forma de

relaciones sociales, en la medida que siempre se las

comprender la política, tal como la concibe Chantal Mouffe,

construye según formas asimétricas de poder. En cualquier

significa poder distinguir entre “<lo político> (polemos),

caso, como ha sostenido Offe, consideramos que los nuevos

ligado a la dimensión de antagonismo y de hostilidad que

movimientos sociales son propiamente modernos, puesto

existe en las relaciones humanas, antagonismo que se

que

manifiesta como diversidad de las relaciones sociales, y <la

transformaciones sociales son fruto de la acción del hombre,

encuentran

fundamentalmente

aquellos

tienen como principio que la historia

espacios

y las

política> (polis), que apunta a establecer un orden, a organizar la coexistencia humana en condiciones que son siempre conflictivas, pues están atravesadas por <lo> político” (Mouffe, 1999, p.

principios de legitimidad y de la forma de hegemonía que ahí se instaure. Pasar por alto esta lucha por la hegemonía imaginando que sería posible establecer un consenso resultante del ejercicio de la<razón pública>(Rawls) o de una <situación ideal de la palabra>(Habermas), es eliminar el lugar del adversario y excluir la cuestión propiamente política, la del antagonismo y el poder(…)Contra cierto tipo de pluralismo liberal que escamotea la dimensión de lo político y de las relaciones de fuerza, se trata de restaurar el carácter central de lo político y de afirmar su naturaleza constitutiva. (p.24)

21)23.

23

. Las palabras entre paréntesis son para clarificar las raíces etimológicas de la distinción de Mouffe. Esta autora considera que la política corresponde a “un espacio cuya formación es expresión de las relaciones de poder, y éstas pueden dar lugar a configuraciones interiores muy distintas. Esto depende del tipo de interpretación dominante de los 58


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 más que un producto de determinismos estructurales (Offe,

microfísica del poder (Foucault) y la microfísica de la

1996).

resistencia (De Certau) (Salcedo, 2002). En este sentido, la creación del espacio social es considerada una dialéctica de

Espacio público, los lugares de la política y los

conflicto entre fuerzas hegemónicas, y discursos y prácticas

movimientos sociales

alternativas de resistencia. La hegemonía social naturaliza los usos sociales propuestos por los grupos dominantes,

Para Luis Tapia “las sociedades no dejan de moverse en el

generando “conductas o modos de habitar inconscientes, al

tiempo. Para gobernar ese movimiento se hace política

tiempo que las prácticas de resistencia proponen nuevos

dentro de cada sociedad y entre sociedades” (Tapia, 2008,

sentidos y usos para el espacio” (Ibíd. p. 18). Sin embargo,

p. 55). De este modo, podemos entender que la política es

tal como sostiene Salcedo, debe quedar en claro que las

una práctica que resulta del movimiento de lo social en el

prácticas de resistencia no se encuentran al nivel de las

tiempo. Esto implica dirección y gobierno; la política es una

prácticas socio-espaciales hegemónicas. Así, “mientras el

de las prácticas de producción y reproducción de los

inconsciente espacial se hace equivalente a lo hegemónico,

diversos órdenes sociales y, en este sentido, productora y

las prácticas de resistencia se dan en los márgenes,

reproductora de sus propios espacios. Ahora bien, desde

alterando los sentidos y usos espaciales pero sin constituir

nuestro punto de vista resulta fundamental preguntarse por

discursos totalizantes que nos propongan un conjunto de

el espacio social y sus características, en el cual se

practicas completamente diferente, basado en premisas y

desenvuelve

valores diferentes a los hegemónicos”(Ibídem).

dicha práctica política. Al respecto, es

importante notar que una de las características principales

El historiador Gabriel Salazar enfatiza la misma idea de

del espacio público es la conceptualización de este espacio

resistencia social, considerando que los flujos de historicidad

como el lugar donde el poder se ejerce y se ejercita; la idea

presentes en los movimientos sociales “hacen política a su

de que una relación de poder sustenta la coexistencia del

manera: fuera, en los bordes, o en los intersticios del

equipamiento colectivo y su funcionamiento (Forquet &

sistema institucional” (Salazar & Pinto, 1999: p. 188).

Murard, 1976).

Conviene destacar que esta visión refuerza una valorización

No obstante la importancia del ejercicio del poder en el

de la historicidad de los fenómenos sociales y de la

espacio público, desde nuestra mirada, este es un terreno

construcción del espacio social en el cual los movimientos

en constante disputa. Como ha argumentado Salcedo, no

sociales se despliegan y actúan. En este sentido, para

hay un espacio mítico, sino lugares de cuyo uso se apropian

entender los nuevos movimientos sociales se requiere

algunos actores sociales, expropiando a otros; mientras

analizar con una perspectiva histórica los procesos socio-

unos controlan, otros compiten por ese control, o lo resisten.

espaciales que les dieron origen, así como la función social

De este modo, observando a los movimientos sociales

y simbólica que ellos cumplen.

desde la discusión que este autor realiza sobre espacio

Sobre la base de esta matriz conceptual, entenderemos que

público, nos encontramos con una lectura entre la

los lugares de la política “son una configuración que resulta 59


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 de las propensiones determinadas por el conjunto de las estructuras sociales y principalmente por el modo en que las

Teniendo en cuenta los diversos aportes teóricos y marcos

acciones políticas responden a estas, definiendo para sí

conceptuales que podemos considerar relevantes para

mismas las condiciones institucionales de intervención en la

generar una amplia discusión, hemos optado por abordar la

articulación y dirección de sus sociedades” (Tapia, 2008: p.

problemática de los movimientos sociales combinando y

56). Mientras que la forma de la sociedad y sus fuerzas

articulando distintas corrientes y enfoques de diversos

hegemónicas definen los lugares de la política, los

autores que han tratado este tema. Se nos puede objetar

escenarios de su institucionalización y los de la acción

que, el no adherir a un marco teórico o concepción

legítima y reconocida, los movimientos sociales comienzan

particular, y optar en su lugar por una combinación de

a configurarse cuando la acción colectiva empieza

enfoques,

desbordar los lugares estables de la política, tanto en el

insoslayables. Sin embargo, consideramos que este análisis

seno de la sociedad civil como en el Estado. Estos se

de los movimientos sociales, como visión integradora de

mueven a través de la sociedad, buscando solidaridades y

diversos planteamientos, nos ayudará a comprenderlos y

aliados en torno al cuestionamiento sobre los criterios y

estudiarlos desde una amplia perspectiva.

formas de distribución de la riqueza social y de los principios

debido a la complejidad inherente a los movimientos

de organización de la sociedad, el Estado y el gobierno. Es

sociales, que se nos presenta como una opción válida y

por esto que Tapia considera que “los movimientos sociales

necesaria abordar este tema desde diversas miradas.

son una forma de política que problematiza la reproducción

Son los aportes del sociólogo Alain Touraine los que nos

del orden social, de manera parcial o general (Ibídem)”. Así,

han dado los elementos claves para analizar los

los movimientos sociales suelen hablar de algo que no tiene

movimientos sociales (Touraine, 1973; 2000). Lo propio de

lugar en la sociedad, sobre la ausencia de algo deseable,

estos nuevos movimientos es que se sitúan y comprenden

cuya consecución se busca y conquista en el movimiento y

en el marco de una sociedad más extensa. En ellos está la

en la reforma de los espacios políticos existentes. En suma,

fuente potencial y el núcleo de renovación colectiva de la

la constitución de los movimientos sociales es un

sociedad. Son movimientos que desarrollan tanto el

desplazamiento

lugares

concepto como la petición de cambios sociales aún

institucionalizados de la misma, al campo de tránsito entre

mayores, basándose en la creación de identidad allí donde

ellos y al de la fluidez”. Al mismo tiempo, es un modo de

no hay ninguna. En síntesis, se trata de un proceso de

politización de lugares sociales o conjunto de estructuras y

creación que promueve la capacidad de acción colectiva.

relaciones sociales que habían sido “neutralizadas” o

Asimismo, Touraine pide que se renuncie a una idea de la

despolitizadas y, por tanto, legitimadas en su forma de

sociedad que se apoya en los fundamentos y prácticas

organización de ciertas desigualdades (Ídem, p. 57).

coherentes, para trabajar con nociones más ligadas a los

de

la

política

“de

los

nos

conducirá

a

ciertas

contradicciones

Es, quizás,

procesos, más fluidas y más orientadas a la acción. Los movimientos sociales

Rechaza, a la vez, las ideas de la individualización 60


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 propugnadas por autores que se mueven en la teoría de la

instituciones y todo lo que los rodea en un momento y lugar

modernización. Advierte, en cambio, la formación, en el seno

determinado. En otras palabras: “cómo se construyen los

de las comunidades europeas occidentales, de nuevos

diferentes tipos de identidades, por quiénes y con qué

colectivos y la creación de comunidades, reales o

resultados no puede abordarse en términos generales y

imaginadas, que preparan identidades y trazan fronteras.

abstractos: depende del contexto social” (Ibíd. p. 32). Es

Este autor considera que existe un conflicto central entre el

clave para nuestro análisis entender que la identidad social

sujeto y su lucha contra la mercantilización de las relaciones

es construida siempre bajo el marco de las relaciones

sociales, por un lado, y su lucha contra el poder autoritario,

sociales de poder, o de la disputa del espacio público a la

por otro. Existe un problema de identidad y autonomía, que

que hace referencia Salcedo, lo que da paso a considerar

el sujeto enfrenta en la modernidad, a través de los

tres formas de identidad: la identidad legitimadora,

movimientos sociales. El concepto de movimiento social se

proveniente de las instituciones dominantes; la identidad de

basa en un enfoque historicista, entendido como la creación

resistencia, referida a los actores que se encuentran al

de una experiencia histórica. “Pero dicho concepto siempre

margen de la esfera de dominación; y la identidad proyecto,

ha implicado, y con la misma fuerza, una referencia al

producida por actores que buscan la transformación social.

sujeto, es decir, a la libertad y a la creatividad de un actor

Al respecto, como nos recuerda Mouffe, consideramos

social amenazado con la dependencia y la alienación por las

fundamental subrayar la importancia de la noción derridiana

fuerzas dominantes que lo transforman en agente, ya sea de

de “exterior constitutivo” en la formación de las identidades

la voluntad de esas fuerzas o de una necesidad considerada

de los actores colectivos, puesto que nos ayuda a afirmar la

natural” (Touraine A. , 2000, pp. 361-362).

primacía de lo político. “Esta noción -que alimenta una

La tipología utilizada por Touraine para definir un

pluralidad de movimientos estratégicos que, como las

movimiento social, consta de tres principios básicos: la

concibe Derrida, son posibles gracias a indecidibles tales

identidad del movimiento, el adversario del movimiento y la

como “suplemento”, “trazo”, “diferencia”, etc.-, indican que

visión o modelo social del movimiento, u objetivo social,

toda identidad se construye a través de parejas

según la denominación de Manuel Castells (Castells, 2001,

jerarquizadas: por ejemplo, entre forma y materia, entre

94). La identidad es entendida, por este último, como “el

esencia y accidente, entre negro y blanco, entre hombre y

proceso de construcción del sentido, atendiendo a un

mujer” (Mouffe, 1999, p. 15). De este modo, la idea de

atributo cultural, o un conjunto relacionado de atributos

“exterior constitutivo” remarca el hecho de que la condición

culturales, al que se da prioridad sobre el resto de las

de existencia de toda identidad se construye por medio de

fuentes de sentido” (Ibíd.,

p. 28). Las identidades se

la afirmación de una diferencia, de una determinación de un

diferencian de los roles; las primeras organizan el sentido,

“otro” que le servirá de “exterior”, y que nos permite

los segundos las funciones. Estas son construidas por los

comprender la permanencia del antagonismo propio de lo

individuos y la sociedad, en su conjunto, en base a los

político, así como de sus condiciones de emergencia. En

materiales que les entrega la historia, la biología, las

este sentido, se puede decir que, en el ámbito de las 61


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 identificaciones colectivas, en las que siempre se trata de de

categóricas provenientes de los planteamientos del

la creación de un “nosotros” por la delimitación o un trazado

movimiento, como sexo, edad, lugar, etc.”(p. 180). A pesar

de fronteras con un “ellos”, permanentemente existe la

de esta especificidad de los nuevos movimientos sociales,

posibilidad de que la relación nosotros/ellos se transforme

Offe afirma que “los nuevos movimientos sociales se

en una relación amigo/enemigo, vale decir, en el centro de

componen básicamente de tres segmentos: “la nueva clase

un antagonismo específicamente político. Y Mouffe indica

media, especialmente aquellos elementos que trabajan en

que “esto se produce cuando se comienza a percibir al otro,

profesiones de servicios humanos y/o en el sector público;

que hasta el momento se lo consideraba según el simple

(…) Elementos de la vieja clase media , y (...) una categoría

modo de la diferencia, como negación de nuestra identidad y

de la población formada por gente al margen del mercado de

como cuestionamiento de nuestra existencia. A partir de este

trabajo o en una posición periférica respecto a él (tal como

momento, sean cual fueren las relaciones nosotros/ellos, ya

obreros en paro, estudiantes, amas de casas, jubilados,

se trate del orden religioso, étnico, económico o de cualquier

etc.)”(Ibíd. p. 181). En contraparte, se encuentran la clase

otro, se convierte en político en el sentido schmittiano de la

obrera industrial y los que manejan el poder económico y

relación amigo/enemigo” (Ibíd., p. 22).

administrativo de las sociedades capitalistas, quienes se

Por su parte, la identidad de un movimiento social tiene que

encuentran cómodos con el orden establecido y miran con

ver con el sentido, entendido éste “como la identificación

desconfianza los planteamientos de los nuevos movimientos

simbólica que realiza un actor social del objetivo de su

sociales.

acción” (Castells, 2001, p. 29). El proceso de construcción

El segundo principio de la tipología de los movimientos

del sentido es central en la conceptualización de identidad,

sociales propuesto por Touraine refiere al adversario, que es

lo que nos induce a pensar que la construcción de la

el “principal enemigo del movimiento, según lo identifica este

identidad del movimiento social tiene un papel protagónico

de forma explícita” (Castells, 2001, p. 94). Sin embargo,

en el análisis de los mismos. De este modo, cuando los

definir al adversario es un tema complejo y que muchas

actores sociales se identifican simbólicamente con el

veces imposibilita a los movimientos a actuar o rebelarse ya

objetivo de su acción, han construido ya gran parte de lo que

que no saben contra qué o quién se manifiestan o rebelan.

es un movimiento social. Al depender de la identidad, las

A pesar de que al poseer una identidad de movimiento las

posibilidades del adversario se reducen a quienes no entren

posibilidades de un adversario se reducen, “la incapacidad

en contradicción con el sentido del movimiento, al igual que

para identificar al enemigo es lo que lleva a la voluntad de

con la lógica de los objetivos sociales de este. Sobre este

resistencia a girar en círculos paradójicos (…). Sufrimos la

mismo punto, Offe afirma que lo destacable de los nuevos

explotación, la alienación y el comando como enemigos,

movimientos sociales es que sus actores ya no se

pero no sabemos donde localizar la producción de la

autoidentifican con los códigos tradicionales basados en las

opresión.” (Negri & Hardt, 2000, p. 295) La solución que Offe

clases sociales, sectores políticos o estratos económicos.

brinda respecto a esto, dice relación con los valores de los

Más bien, se codifica “el código del universo político en

nuevos movimientos sociales, los cuales no han cambiado 62


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 en el transcurso de los años. De este modo, los movimientos

cierto tipo de orden “racional”” (Offe, 1996: 186). Ambos

sociales pueden ser agrupados en dos grandes conceptos:

autores problematizan el contrapunto que se genera entre

autonomía e identidad; aspectos que se oponen a ideas

globalidad/localidad, siendo este conflicto lo que produce la

como la manipulación, el control, la dependencia, la

controversia y bandera de lucha de los nuevos movimientos

burocratización y la regulación. “Todos los planteamientos

sociales en la actualidad. Cada uno de los movimientos

principales de los nuevos movimientos sociales parten de la

sociales es particular, y está inserto en un contexto y tiempo

idea de que la vida misma- y los niveles mínimos de “buena

determinado. Sin embargo, surgen como una respuesta a la

vida” según definen y sancionan los nuevos valores- están

globalización, donde la mercantilización de las relaciones

amenazados por la ciega dinámica de la racionalización

sociales y el autoritarismo de las instituciones políticas no

militar, económica, tecnológica y política, no contando

dejan espacio para la expresión política de los elementos

además las instituciones dominantes políticas ni militares

locales.

con suficientes barreras ni con la suficiente fiabilidad para

Hasta aquí el análisis ha consistido en la construcción de los

evitar que se traspase el umbral del desastre.” (Offe, 1996,

tres principios que definen a los movimientos sociales,

p. 217). De cierta forma, el adversario de los nuevos

según la tipología propuesta por Touraine. Principios que

movimientos sociales para Offe son los valores de la “vieja

hemos complementado y combinado con los planteamientos

política”, tales como la razón instrumental, el consumo, la

de Claus Offe, Manuel Castells y Chantal Mouffe.

autoridad y el orden.

Sin embargo, hasta ahora hemos analizado el interior de los

En cuanto al tercer y último principio de la tipología de los

movimientos sociales, por lo que consideramos relevante ver

movimientos sociales, a saber, el objetivo social, podemos

otras perspectivas que nos ayuden a complementar y

señalar que “hace referencia a la visión del movimiento del

enriquecer los abordajes revisados. En este sentido, la

tipo de orden social, u organización social, que desearía

sociología política de Sidney Tarrow busca integrar la

obtener en el horizonte histórico de su acción colectiva.”

perspectiva racionalista estadounidense con el enfoque

(Castells, 2001: 94). Para Castells “los nuevos movimientos

europeo de los nuevos movimientos sociales, haciendo

sociales, en su diversidad, reaccionan contra la globalización

hincapié en los factores

y contra sus agentes políticos, y actúan sobre el proceso

fundamentales para entender los movimientos sociales

continuo de informacionalización cambiando los códigos

(Tarrow, 1997). Este autor defiende el modelo del proceso

culturales de las bases de las nuevas instituciones

político al explicar los movimientos sociales. El surgimiento y

sociales.”(Ibíd. 131). Por su parte, Offe plantea que “en el

desarrollo de los movimientos depende, en gran medida,

caso de los nuevos movimientos sociales, la exigencia de

según esta perspectiva, de las oportunidades políticas que

autonomía no se centra en libertades económicas (libertad

ofrece el sistema institucional en el que se lleva a cabo la

de producción, consumo y contratación), sino en la

acción colectiva. De este modo, el concepto de estructura de

protección y preservación de valores, identidades y formas

oportunidades políticas resume el conjunto de factores

de vida frente a la imposición política y burocrática de un 63

políticos como elementos


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 políticos que pueden favorecer u obstaculizar la acción de

vinculados. Entre ellos destacan la apertura del acceso al

los movimientos sociales.

poder, los cambios en los alineamientos gubernamentales,

Para Tarrow la acción colectiva está siempre presente. Los

la disponibilidad de aliados influyentes, y las divisiones

movimientos sociales afrontan el problema de la acción

dentro de las élites y entre las mismas. Por su parte, si bien

colectiva -de carácter social y no individual, como persisten

las estructuras del Estado crean oportunidades estables a

en creer algunos-en lo referente a cómo coordinar

las cuales tienen acceso los diversos actores sociales -sobre

poblaciones desorganizadas, autónomas y dispersas de

todo aquellos que ocupan posiciones dominantes-, son las

cara a una acción común y mantenida, y al mismo tiempo,

oportunidades cambiantes en el seno de los Estados, las

dotarla de significado. Los movimientos resuelven el

que ofrecen las oportunidades que incluso los interlocutores

problema “respondiendo a las oportunidades políticas, a

pobres en recursos pueden emplear para crear nuevos

través del uso de formas conocidas, modulares, de acción

movimientos.

colectivas, movilizando a la gente en el seno de redes

Por otro lado, es importante destacar que, a partir de nuevos

sociales y a través de supuestos culturales compartidos”

enfoques, algunos teóricos han señalado que los modelos

(Ibíd., p. 33).

Desde este abordaje, se adhiere a las

tradicionales de racionalidad instrumental no siempre

movilizaciones como respuesta a las oportunidades

explican con satisfacción la participación de los individuos en

políticas, buscando crear, mediante la acción colectiva, otras

la acción colectiva (Goodwin et al, 2003). Es desde esta

nuevas oportunidades: los “movimientos sociales explotan

constatación que se estima conveniente considerar a las

recursos externos (oportunidades, pactos, sobreentendidos

emociones, las que son traídas de vuelta a la investigación

y redes sociales) para coordinar y mantener la acción

en ciencias sociales –habiendo sido excluidas durante

colectiva” (Ibíd. p. 48).

décadas y han sido útiles en el entendimiento de conceptos

Tarrow entiende a la estructura de oportunidades políticas

claves como identidades colectivas o redes sociales, y por

como “dimensiones consistentes del medio político, que

supuesto, reclutamiento y participación. Desde este punto de

fomentan o desincentivan la acción colectiva” (Ibídem).

vista, las emociones también se producen en las

Dicho concepto pone énfasis en los recursos exteriores del

interacciones sociales, por lo cual se expresan en

grupo, pudiendo ser explotados, incluso, por luchadores

significados compartidos socialmente, convenciones, valores

débiles o desorganizados. “Los movimientos sociales se

culturales y creencias, que inciden en la valoración del

forman cuando los ciudadanos corrientes, a veces animados

entorno y en la motivación de la acción. Las emociones, en

por líderes, responden a cambios en las oportunidades que

tanto, se configuran y se forjan en el orden social, son

reducen los costes de la acción colectiva, descubren aliados

“resultados reales, anticipados, recolectados o imaginados

potenciales y muestran en qué son vulnerables las elites y

de las relaciones sociales, y por eso, pueden dar pistas de

las autoridades”(Ibíd. p. 49). Ahora bien, los cambios más

características estructurales como el status y el poder” (Ibíd.,

destacados en las estructuras de oportunidades políticas

p. 6).

surgen de una serie de factores políticos mutuamente 64


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 Sin embargo, se debe aclarar que estas emociones solo

pacifistas, antirracistas, de consumidores y de autoayuda; la

explican por qué existen lazos de amistad y redes sociales

enumeración en América Latina -donde también es corriente

fuertes en los movimientos sociales, pero no hablan de las

la designación de movimientos populares o nuevos

condiciones objetivas que permiten la emergencia de los

movimientos populares para diferenciar su base social, que

mismos (estructura de oportunidad, presión social, presencia

es característica de los movimientos en los países centrales

de organizaciones establecidas, etc.) (Otero Bahamon,

(la “nueva clase media” de Offe)– es bastante más

2006). Esta salvedad nos indica que el interés por las

heterogénea. En las últimas décadas , esta incluye, entre

motivaciones individuales y por las emociones no implica

otros, al poderoso movimiento obrero democrático y popular

que

condiciones

surgido en el Brasil, liderado por Luís Inácio da Silva (Lula) y

estructurales. Al contrario, al enfocarnos en la forma cómo

que luego derivó en el Partido de los Trabajadores; el

los actores “sienten” la participación, estamos dando

Sandinismo que surgió en Nicaragua como un gran

oportunidad

cómo

movimiento social de carácter pluriclasista y plurideológico;

experimentan los constreñimientos y limitaciones propias de

las nuevas experiencias de “paros cívicos nacionales”, con

lo social y del ejercicio del poder que, como se ha

la participación de partidos políticos, sindicatos y

argumentado, nunca son determinantes ni definitivos, sino

organizaciones populares (grupos eclesiásticos de base,

que están en constante definición y redefinición por los

comités de mujeres, grupos estudiantiles culturales, etc.) en

diversos actores sociales en juego.

Ecuador, en Colombia y en el Perú; las diferentes formas

Llegados a este punto, resulta significativo reconocer -como

que asume la lucha popular en el Perú, tanto a nivel de los

ha observado el sociólogo Boaventura de Sousa Santos- la

barrios (“pueblos jóvenes”) como a nivel regional (Frentes

dificultad de que los nuevos movimientos sociales puedan

Regionales para la Defensa de los Intereses del Pueblo); los

ser explicados por una teoría sociológica y una matriz

movimientos de invasiones en Sao Paulo; las invasiones

conceptual única. “Una definición genérica como la que por

masivas de tierras por los campesinos de México y otros

último nos proponen Dalton y Kuechler –“un sector

países; los intentos de autogestión en los tugurios de las

significativo de la población que desarrolla y define intereses

grandes ciudades como Caracas, Lima y Sao Paulo; los

incompatibles con el orden político y social existente y que

comités de defensa de los Derechos Humanos y las

los prosigue por vías no institucionalizadas, invocando el uso

Asociaciones de familiares de presos y desaparecidos,

de la fuerza física o de la coerción -abarca realidades

habiendo surgido estas dos últimas iniciativas, básicamente

sociológicas tan diversas que a la postre, es muy poco lo

de los movimientos sociales; los nuevos movimientos

que se dice de ellas” (De Sousa Santos, 2001, p. 313).

indígenas que han planteado en los últimos años potentes

Además, como plantea De Sousa Santos, si consideramos

reivindicaciones de reconocimiento étnico y demandas de un

que en los países de Europa Occidental y Estados Unidos la

nuevo trato con los Estados nacionales, particularmente en

se

desconozca

para

la

existencia

encontrar

allí

de

indicios

de

enumeración de los nuevos movimientos sociales incluye típicamente a los movimientos ecológicos, feministas, 65


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 el Altiplano boliviano y en la sierra peruana y ecuatoriana,

planes de colonización del propio gobierno del estado de

pero asimismo en el sur chileno24, etc.

Chiapas, con el objetivo de “bajar la presión social” existente en las áreas más densamente pobladas. (Bengoa, 2007, pp.

El caso de los Zapatistas en México

106-107). No obstante estas dificultades, las familias

Del mismo modo que Castells, quisiéramos llevar todos los

indígenas tendieron en su mayoría a reasentarse y

planteamientos sobre movimientos sociales antes expuestos

solicitaron a las autoridades títulos de dominio sobre sus

a un ejemplo concreto, como es el caso de los Zapatistas de

nuevas tierras, demandas que fueron postergadas o

Chiapas, en México. Como ha expuesto este autor, el

rechazadas. En este contexto, se fue creando un ambiente

proceso de construcción de identidad en dicha zona fue

de gran incertidumbre que, a juicio de Bengoa, fue la cuna

profundo y se desarrolló en un gran período, involucrando a

de numerosos movimientos reivindicativos. De este modo,

una serie de actores sociales de muy diferentes

en las comunidades de la región de San Cristóbal de las

características culturales y étnicas. Ahora bien, para el

Casas y sus alrededores, se gestó un arduo trabajo

estudioso de los nuevos movimientos indígenas en América

comunitario, forjándose sólidas redes sociales donde los

Latina, José Bengoa, las causas de más reciente data que

actores sociales en las interacciones comprometían sus

ayudan a explicar los orígenes del conflicto dicen relación

emociones y fuertes lazos sociales. Se logró que diversos

con el desplazamiento forzoso de indígenas de la región, en

grupos étnicos con diversas culturas se identificaran entre

su mayor parte desarraigados de sus comunidades

ellos, creando de esta manera una nueva identidad

originales. Por múltiples razones históricas, en los últimos

indígena. En cualquier caso, como enfatiza Bengoa, “la

treinta años, numerosas familias indígenas debieron emigrar

novedad del movimiento zapatista es la participación activa y

desde sus tradicionales comunidades a lo que se conoce

protagónica de tzeltales, tzotziles, tojolabales y diversos

como Las Cañadas en la selva Lacandona. Entre ellas

grupos indígenas con plena conciencia de su pertenencia

destacan, principalmente, la construcción de represas

étnica” (Ibíd., p. 109).

motivó la expulsión de indígenas desde sus hábitats

Como se puede observar, los elementos que componen a

tradicionales, la sobrepoblación de las comunidades, las

este movimiento social no son los propuestos por Offe. Sin

invasiones de tierras comunales por parte de terratenientes;

embargo, este autor considera de manera más global que

en suma, se trata de un conjunto de problemas, muchas

los movimientos sociales están compuestos por los grupos

veces sobrepuestos. Asimismo, es importante mencionar los

opuestos al sistema económico y político dominante. Ciertamente, este es el caso de los Zapatistas: indígenas que quedaron al margen y no fueron escuchados por las

24

Respecto a este último caso, es notable el trabajo realizado por José Bengoa (2007) que ha reposicionado en el debate académico y político un tema que-a pesar de su relevancia- ha figurado como marginal en el contexto de los nuevos gobiernos democráticos de la región. Este autor brinda una versión actualizada del panorama histórico y antropológico de los años recientes, entregando nuevas pistas para entender los conflictos que atraviesan hoy los pueblos originarios.

nuevas políticas económicas del gobierno mexicano. “Así pues, esta nueva identidad india se construyó mediante su lucha y llegó a incluir a varios grupos étnicos. “Lo que

66


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 tenemos en común es la tierra que nos dio la vida y la lucha”

movimiento Zapatista ha tenido muy presente este punto y la

(declaración de los zapatistas)” (Castells, 2001, p. 101).

comunicación vía internet es primordial para este colectivo

Una vez que la identidad del movimiento es definida, surge

insurgente: “Lo interesante del fenómeno es que para su

la pregunta sobre el adversario del movimiento. Como se

lucha Marcos se ha valido más que de las armas, de su

argumentó anteriormente, al definir la identidad del

retórica y de Internet” (Viegas, 2006, p. 5). Y es este uno de

movimiento se define implícitamente su adversario. En el

los frentes de lucha más importante que han ganado los

caso de los Zapatistas, y como dice su declaración, fue la

Zapatistas frente al gobierno mexicano

tierra la que les dio la vida y, a la vez, es esa misma tierra la

Luego de definir la tipología de Touraine para un movimiento

que les dio su lucha. Castells indica que la identidad es el

social y las principales características del movimiento

sentido simbólico que le dan los actores a sus objetivos

Zapatista, es necesario para el análisis de estos

sociales. Al identificarse los Zapatistas como un movimiento

movimientos tomar en cuenta las estructuras políticas y las

social, identifican a su adversario y también el objetivo social

oportunidades que estas ofrecen a los actores sociales, los

que persiguen como movimiento. Así y todo, debe notarse

que buscan sus objetivos y oportunidades políticas. La

que en el discurso Zapatista no hay una apuesta en

estructura de oportunidades políticas propuestas por Tarrow

provecho de la toma del poder tal y cómo esta se concibió

nos brinda una aproximación para analizar este tema. Como

en muchas de las vanguardias del siglo XX.

es sabido, los Zapatistas se levantaron a principios de los

Por otro lado, debe tenerse presente que los Zapatistas no

noventa protestando en contra de la aprobación del TLC

hablan solo a la clase obrera: se dirigen a la humanidad. La

que negociaba el gobierno Mexicano con los Estados Unidos

humanidad remite “a todos los “sin” cuya dignidad ha sido

(NAFTA). “Como un símbolo, eligieron reaccionar el mismo

pisoteada. Los sin-techo, los sin-trabajo, los sin-derechos,

día de entrada en vigencia del tratado de libre comercio

los sin-papeles y, de forma más general, todos los grupos

entre México, Estados Unidos y Canadá, ya que la revuelta

discriminados (inmigrantes, indígenas, homosexuales) y las

es también contra los devastadores efectos de la

mujeres, que son las primeras víctimas de los destrozos de

globalización y el neoliberalismo.”25(Viegas, 2006, p. 4). En

la globalización” (Taibo, 2007, p. 51). De este modo, el

este contexto, cobran mayor sentido palabras del sub

movimiento Zapatista se inserta en la tensión globalidad-

comandante Marcos, antes de la rebelión de Chiapas:

localidad antes descrita, ya que, si bien su acción directa se

“nosotros vamos a aprender a vivir en la montaña, a

sitúa localmente, sus reivindicaciones y demandas se dirigen a todos los discriminados y víctimas de la actual

25

Por lo demás, como recalca Bengoa “la cuestión simbólica es quizás la más importante de estos nuevos movimientos. El 12 de octubre de 1992 en la marcha de la ANCIEZ a San Cristóbal de Las Casas, se había tirado al suelo al suelo la estatua de Diego de Mazariegos, el conquistador y fundador de esa villa considerada tradicionalmente como un enclave “chapetón”, esto es, hispánico en los Altos de Chiapas (...) pesadas estatuas de bronce caían el piso, estrepitosamente amarradas por sogas y tiradas por descendientes de los antiguos ofendidos. (Ibíd., 110)

globalización en curso, alcance que es posible en gran parte apoyándose en las nuevas tecnologías de la comunicación, analizadas

por

Castells.

Para

este,

“las

células

revolucionarias de la era de la información se construyen sobre flujos de electrones.”(Castells, 2001, p. 130) El 67


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 aprender a pelear, y a esperar que algún día la revolución

en un movimiento político, donde dejarían de lado sus

estalle en México” (Le Bot, 1997, p. 58). Así, no es

exigencias y entrarían al espacio de las negociaciones

apresurado pensar que los Zapatistas se encontraban

políticas. Pero, tal como nos recuerda Tarrow, si bien en un

esperando el momento adecuado para rebelarse, tomando

comienzo la organización y movilización son condiciones

en cuenta las oportunidades políticas presentes en el

necesarias para el éxito de los movimientos sociales y sus

sistema político; los Zapatistas esperaron el momento

acciones, posteriormente, para los gobiernos es más eficaz

adecuado para alzar su voz de protesta de modo que esta

reducir estas condiciones que aplicar la represión directa. En

fuera escuchada en todo el mundo.

este sentido, la legitimación e institucionalización de la

Por su parte, el PRI, partido político en el poder, el cual no

acción colectiva, es el medio de control social más eficaz

contaba con el apoyo del conjunto de la élite mexicana, vio

para atenuar el éxito de estos grupos. Y son probablemente

como una amenaza este levantamiento Zapatista que

estas razones las que explican el relativo declive o la

protestaba por el TLC y por la derogación del artículo que

pérdida de vitalidad del movimiento Zapatista, en años más

defendía la economía agrícola de las comunidades

recientes.

indígenas. El levantamiento insurgente era una amenaza, al

Sin perjuicio de lo anterior, cabe subrayar que la propuesta

no ser bien visto mundialmente el hecho de que el gobierno

indígena Zapatista implica una revisión muy profunda de las

mexicano no escuchara los planteamientos del movimiento

bases constitutivas del Estado-Nación mexicano, en tanto

Zapatista, lo que conllevaba un riesgo para la aprobación en

que cuestiona la unidad que lo sustenta, esto es, “la unidad

curso del TLC con los Estados Unidos. Es dentro de este

étnica, racial y cultural”. En este sentido, la autonomía

contexto político, sumado a la imagen de corrupción y

obtenida por los indígenas chiapanecos a través de sus

desgaste que arrastraba el PRI dentro de México, lo que

luchas reivindicativas, “es un marco que fija el horizonte

posibilitó que el movimiento Zapatista pudiese expresarse y

hacia donde se trata de caminar. Pasarán muchos años

ser escuchado. El 27 de enero de 1994 el gobierno

hasta que se concreten formas eficientes de autogobierno

mexicano llegaba a un acuerdo, producto de una

que permitan el autodesarrollo indígena. No obstante, la

negociación con los Zapatistas sobre temas relacionados a

revuelta zapatista ha puesto en la mesa la nueva agenda”

la reforma política, derechos de los indígenas y diversas

(Bengoa, 2007, p. 112).

demandas sociales. De esta forma, lo propuesto por Offe: “los movimientos son incapaces de negociar porque no

Cierre

tienen nada que ofrecer como contrapartida a las concesiones que le les pueden hacer a sus exigencias”,

Retomando el argumento central, expuesto a lo largo del

quedaría puesto en tela de juicio, debido a que los

desarrollo de este ensayo, resulta relevante comprender que

Zapatistas sí estuvieron dispuestos a negociar (Offe, 1996:,

la problemática de los movimientos sociales y la acción

p.179). Sin embargo, esto podría deberse a lo que Castells

colectiva debe analizarse y situarse en un marco más

trata como la pretensión de los Zapatistas de transformarse

amplio, que dice relación con los actuales dilemas que 68


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 enfrenta lo político en la sociedad contemporánea. La acción

paradigma político. Los movimientos sociales surgirán toda

colectiva está siempre presente y la importancia de los

vez que las estructuras de oportunidades políticas así lo

movimientos sociales radica, precisamente, en la capacidad

permitan, y son un componente central dentro de la

que estos tienen de incidir de diversas formas en espacios

constante disputa del espacio público; sí logran estos sus

sociales y en escenarios políticos en constante definición y

objetivos sociales, se convertirán en el nuevo paradigma y

redefinición;

la

dependerá de otros actores sociales que se opongan a este

reproducción del orden social establecido y a las fuerzas

nuevo paradigma el surgimiento o no de nuevos

hegemónicas que lo dominan. Los lugares de la política y

movimientos sociales.

sus fronteras son permanentemente modificados por la

Asimismo, es relevante hacer mención a la relativa

acción de los movimientos sociales, en un contexto de

continuidad histórica y a los flujos de historicidad presentes

luchas y disputas por el espacio público y político, y por la

en

institucionalización de la acción legítima y reconocida.

particularidades que exhiben en nuestra era contemporánea.

Mediante la constitución de sujetos sociales, su organización

Como nos recuerda el politólogo Carlos Taibo: “las raíces de

y acción colectiva, los movimientos sociales transitan y

la mayoría de los problemas para que los movimientos

politizan los espacios sociales con sus críticas, demandas,

procuran respuestas hoy en día deben buscarse en

discursos, prácticas y proyectos.

tensiones políticas, económicas, ecológicas, sociales y

Al igual que Castells, consideramos que desde una

nacionales de largo aliento, que nos reconducen a menuda a

perspectiva analítica no podemos juzgar normativamente a

épocas alejadas en el tiempo” (Taibo, 2007, p. 53).

los movimientos sociales, sino que estos son la respuesta de

De igual modo, nos parece importante destacar que las

ciertos grupos a una estructura política y económica

características y praxis de los nuevos movimientos sociales,

dominante. En palabras de Castells, los movimientos

tiende a reafirmar la opción de comprender la pareja “lo

sociales “son síntomas de nuestra sociedad.” (Castells,

político/la política” como nociones en permanente tensión,

2001, p. 93). Los movimientos se generan a partir de una

que si bien apuntan, por un lado, a establecer un orden,

identidad colectiva, definiendo a un adversario y a un

implican continuamente, por otro, un espacio social que

objetivo social, no obstante surgen siempre enmarcados en

organiza constantemente la coexistencia humana en

un espacio público en disputa por el poder. Los movimientos

condiciones que son siempre conflictivas, ya que

sociales se oponen al paradigma político y a los valores

persistentemente están atravesadas por las expresiones del

dominantes, y pretenden, de alguna u otra forma, que sus

antagonismo, y la definición y delimitación de adversarios y

valores y objetivos sean compartidos, asumidos o aceptados

enemigos que son propios de lo político.

por la sociedad en su conjunto. Como lo planteaba Offe, si

Para finalizar, es significativo recalcar que el dinamismo,

un movimiento social tiene éxito y logra impactar a las

multiplicidad y complejidad que son inherentes a las

instituciones políticas y económicas dominantes, logrará

prácticas y movimientos sociales en un mundo globalizado,

apropiarse de ese espacio público y convertirse en el nuevo

impide comprenderlos desde una perspectiva única, siendo

problematizando

y

resignificando

69

los

movimientos

sociales,

no

obstante

las


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 siempre necesario analizar y estudiar los movimientos Mouffe, C. (1999). El retorno de lo político: comunidad, ciudadanía, pluralismo y democracia radical. Buenos Aires: Paidós.

sociales en condiciones históricas concretas y específicas, así como complementando y combinando diversos enfoques y miradas.

Negri, A., & Hardt, M. (2000). Imperio. Harvard University Press. Referencias Bibliográficas

Offe, C. (1996). Partidos políticos y nuevos movimientos sociales. Madrid: Editorial Sistema.

Arendt, H. (2006). Los orígenes del totalitarismo. Editorial Alianza. Bengoa, J. (2007). La emergencia indígena en América Latina. Santiago: FCE.

Otero Bahamon, S. (2006). Emociones y movimientos sociales: algunas claves útiles para estudiar el conflicto armado. Colomb.int .

Castells, M. (2001). El poder de la identidad. En La era de la información. Economía, sociedad y cultura. Madrid: Editorial Alianza.

Salazar, G., & Pinto, J. (1999). Estado, legitimidad y ciudadanía. En G. Salazar, & J. Pinto, Historia contemporánea de Chile. Santiago: LOM Ediciones.

De Sousa Santos, B. (2001). Los nuevos movimientos sociales. En B. De Sousa Santos, De la mano de Alicia. Lo social y lo político en la postmodernidad (págs. 312-331). Bogotá: Siglo del Hombre Editores.

Salcedo, R. (2002). El espacio público en el debate actual: Una reflexión critica sobre el urbanismo post-moderno. Eure. Taibo, C. (2007). Movimientos anti-globalización:¿ qué son?, ¿qué quieren?, ¿qué hacen? Madrid: Libros de la Catarata.

Forquet, F. y. (1976). Los equipamientos del poder: ciudades, territorios y equipamientos colectivos. Barcelona: Gustavo Gili Editores.

Tapia, L. (2008). Política Salvaje. La Paz: CLACSO. Tarrow, S. (1997). el poder del movimiento: los movimientos sociales, la acción colectiva y la política. Madrid: Alianza.

Goodwin, J. J. (2003). Why emotions matter. En J. J. Goodwin, Passionate politics. Chicago: The University of Chicago Press.

Touraine, A. (1973). Production de la societé. Paris: Seuil. __________ (2000). Critica de la modernidad. México: FCE.

Le Bot, Yvon. (1997): “Subcomandante Marcos, el sueño zapatista”. Recuperado en: http://elortiba.galeon.com/pdf/Marcos_elsueniozap.pdf

70


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

La transformación de la empresa chilena. Una modernización desbalanceada. [Reseña] Claudio Ramos, 2009. Santiago: Editorial Universidad Alberto Hurtado Darío Rodríguez Mansilla

Este libro presenta los resultados de una

economía es la globalización de las actividades de

investigación empírica acerca de un tema de indudable

empresas y organizaciones de diverso tipo, así como la

relevancia: los cambios experimentados por las empresas

modernización del país no ha ocurrido en el vacío social,

chilenas en un período caracterizado por la transformación.

sino que ha sido también el producto de las decisiones que

Era evidente que la globalización acelerada de la

constituyen a las organizaciones como sistemas. Como

economía chilena había traído consigo cambios de

señala Claudio Ramos, todos los cambios que podemos

importancia en las empresas. Sin embargo, faltaban

observar en las distintas instituciones de la sociedad, están

investigaciones empíricas que permitieran calibrar su

reflejados, “como en un juego de espejos en todas las

magnitud. Aunque son muchos los estudios de casos

dimensiones de la sociedad; así ello ocurre también en el

hechos en el marco de las tesis de magíster de diversas

plano del trabajo y la empresa”.

disciplinas, faltaban investigaciones cuantitativas que

Claudio Ramos observa con gran rigurosidad los

permitieran conocer la dimensión de las transformaciones de

cambios de la empresa chilena, consciente de su

las empresas chilenas. El trabajo de Claudio Ramos

importancia y, por ello, afirma “que estamos en presencia de

contribuye a llenar ese vacío.

una discontinuidad histórica. Se ha ido abriendo frente a

No es solo que las organizaciones se vean

nosotros una brecha que nos va separando de una forma de

afectadas por el cambio de la sociedad o que la

existencia organizacional todavía no muy lejana en años,

globalización de la economía las obligue a buscar modos de

pero tremendamente distante en términos socioculturales.”

adaptarse. Las organizaciones son también la sociedad y los

La variedad de los cambios es tan grande, que todavía

cambios de esta han sido conducidos, profundizados y

parece prematuro anticipar un concepto adecuado que los

expandidos por organizaciones. La globalización de la

englobe y los caracterice. Por eso el autor opta por hablar de

71


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 “postfordismo”, en un sentido general que no suscribe todo

Cruces desencadenó una crisis a fines de ese año, lo que

lo que diversos autores han incluido en él. La elección de un

condujo a una serie de acciones por parte de la empresa, la

concepto amplio, con escasa connotación descriptiva,

comunidad

demuestra la intención rigurosamente científica de evitar la

ambientalistas, etc., que ha posicionado el tema de la

“falacia de la concreción apresurada”, contra la que

licencia social de la empresa.

de

Valdivia,

el

Estado,

organizaciones

advirtiera Whitehead. No implica, sin embargo, el abandono

Los principales resultados de esta investigación

de la búsqueda de regularidades, “discernibles y

muestran que, conforme con la tendencia mundial, hay una

tematizables”, que es lo propio de la indagación

gran atención puesta en el entorno y las identidades

científicamente orientada.

organizacionales son más fluidas. Además de estas dos

Los objetivos de la investigación que comentamos

características compartidas con los lineamientos mundiales,

son tres:

las empresas chilenas tienen una marcada orientación

1.

2. 3.

Investigar la magnitud del cambio de las

internacional. Hay una tendencia a la concentración de la

empresas chilenas y la extensión de las

propiedad y la formación de redes nacionales e

pautas “postfordistas” en ellas.

internacionales de propiedad. La internacionalización de las

Discernir las formas particulares en que

empresas también ha seguido la línea de adquisición de

estas pautas se han ido consolidando.

empresas en países vecinos, que son integradas a la red.

Investigar el modo en que dichos cambios

Esto indica que los empresarios chilenos todavía prefieren

llegan a los trabajadores.

mantenerse en su barrio, lo que no corresponde al perfil de

El universo de investigación comprende 12.410

desterritorialización de la empresa postfordista, aunque el

empresas medianas y grandes, manufactureras y de

estudio también da cuenta de una empresa que ya opera en

servicios. Se estudiaron dos muestras de ese universo. Una,

forma totalmente globalizada, con dirección chilena,

de 32 empresas que fue estudiada en profundidad y otra

producción china y comercialización en Sud y Norteamérica.

formada por 168 empresas. La investigación de campo se

Coincidente con investigaciones acerca de la

llevó a cabo entre fines del año 2001 y comienzos del 2004.

cultura y el influyente estudio de Desarrollo Humano que

Esto explica por qué algunos temas que hoy en día

conduce bianualmente el PNUD, el papel de la confianza,

adquieren relevancia aparecen totalmente desperfilados en

como mecanismo de coordinación, es débil. Se compensa

el texto. A modo de ejemplo, al momento de realizarse esta

con la fortaleza de la propiedad, lo que Ramos considera un

investigación la responsabilidad social no tenía mayor

“remanente fordista” en el desarrollo postfordista de redes.

importancia para los ejecutivos entrevistados y “está casi

La gestión estratégica se ha generalizado, aunque

totalmente ausente de la explicitación que hacen los

principalmente en los niveles más altos de la estructura y

gerentes sobre su estrategia” (Ramos, 2009:59). Si se

con dificultades para extenderse a niveles inferiores lo cual,

recuerda, la planta de celulosa Arauco comenzó a funcionar

según el autor “impide aprovechar más cabalmente los

en enero del año 2004 y la muerte de los cisnes del río 72


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 conocimientos internos que posee la empresa” (Ramos,

significa “un incremento de la incertidumbre e involucra el

2009:96).

aumento de la presión del trabajo y deriva en precarización

Particularmente importante es la constatación que

laboral”.

hace el estudio de la forma en que se constituyen y operan

La mayoría de los trabajadores se muestra

las redes de subcontratación, en la que falta la visión global

insatisfecha con el entrenamiento recibido y desea mayores

de compartir un negocio común. Las relaciones de

oportunidades de capacitación y uso de sus conocimientos.

subcontrato carecen de responsabilidades mutuas más allá

La retroalimentación sobre el desempeño es pobre y el

que el contrato de servicios y algunas comparten la

trabajo se ha intensificado, lo que repercute negativamente

propiedad. Nuevamente aparece el tema de la falta de

en la salud de los trabajadores. Tampoco se aprovecha el

confianza y su reemplazo por la propiedad, como

aporte

mecanismo de coordinación. Algunas empresas comparten

organizacional. Las sugerencias son canalizadas por las

información con sus proveedores, generando verdaderas

vías jerárquicas y, dado que los ejecutivos están ausentes

redes interempresas. Este punto tiene especial relevancia si

del lugar de trabajo, no logran ser adecuadamente

se piensa que, como estrategia de desarrollo para Chile, se

aprovechadas.

de

los

trabajadores

para

la

reflexividad

ha postulado que sería posible constituir clusters en torno a

Entre los trabajadores hay una percepción

actividades de exportación en los que podrían participar,

generalizada de injusticia de las recompensas, que son

incluso, empresas de tamaño pequeño o microempresas,

vistas como arbitrarias, poco transparentes e inadecuadas

pero inscribiéndose en un proyecto de producción-

respecto al aumento de productividad. Todo esto lleva a que

exportación plenamente compartido, vale decir, con altos

Ramos considere que “la democratización al interior de las

estándares de calidad y compromiso.

empresas es un proceso todavía en gran medida pendiente.”

En cuanto a los trabajadores, las empresas han

Este interesante estudio constituye un aporte

buscado la flexibilización, la que puede provocar mayor

empírico a la comprensión de la empresa chilena. Esta

precariedad laboral. Hay prácticas de reducción del personal

arrastra elementos del pasado combinados con factores

y control de las contrataciones lo que ha conducido a

propios de un modelo postfordista. La configuración

dotaciones ajustadas y polivalencia laboral. Entre ambas,

resultante es, en palabras de Ramos, “marcadamente

estas dos últimas producen sobrecarga de trabajo. Aunque

desbalanceada”. Presenta una enorme diferencia respecto a

la capacitación laboral ha aumentado, todavía no existe

la empresa de hace algunas décadas, pero muchas de sus

nada parecido a la gestión del conocimiento y la

innovaciones más importantes son utilizadas de un modo

capacitación tiende a ser inorgánica, esto es, sin diagnóstico

distorsionado para reforzar rasgos sumamente tradicionales,

previo de competencias ni planificación de lo requerido en la

“cuyas raíces socioculturales e institucionales los hacen muy

materia. En materia de recompensas ha aumentado la

resistentes al cambio.”

proporción variable de la remuneración, lo cual, a partir de

Junto con aplaudir la publicación de este trabajo

sueldos base extremadamente bajos para los trabajadores,

llamado a convertirse en referencia obligada para 73


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1 comprender la empresa chilena en los primeros años del

sociedad y el modo en que se van a organizar las

siglo XXI, surge la necesidad de continuar repitiendo el

actividades productivas y de servicios.

esfuerzo de indagación empírica, para contar con un registro de los cambios que se suceden sin interrupción. La creciente incorporación de la mujer al trabajo; la inclusión de la responsabilidad social a los temas relevantes de la gestión; la redefinición del peso del trabajo en el sentido de la vida; la llegada al mundo laboral de una generación que ha nacido con la tecnología a su alcance; la demanda mundial por el talento; la redefinición de la política; la pérdida de importancia de las fronteras nacionales; el creciente desinterés por la carrera funcionaria; la multiculturalidad de los colectivos laborales de empresas; la enorme capacidad coordinadora de los teléfonos celulares; etc., son cambios que ya están afectando el modo de conducir la gestión. Las transformaciones que se están produciendo ahora y las que vendrán en el futuro próximo deberían quedar también registradas en trabajos como el de Claudio Ramos, porque sus efectos van a determinar nuevas condiciones para la

74


Revista Doble Vínculo ISNN 0718-7815, Año 1 - Nº1

75


N 1 Doble Vinculo