Issuu on Google+

PRESENTACION TÉCNICA DEL PROYECTO LIPDUB IES VEGA DEL ARGOS 2012

En los últimos veinte años, diversos organismos e instituciones han señalado la importancia de definir un sistema que permitiera conocer y evaluar las destrezas fundamentales que requiere

la

ciudadanía

del

mundo

contemporáneo.

Identificadas y definidas esa competencias clave, las tareas fundamentales consistían en estudiar cómo integrarlas en el currículo, y de qué manera aprenderlas y conservarlas a lo largo de la vida. Todo ello culminó con una propuesta de recomendaciones del Parlamento y del Consejo Europeo que incluía ocho competencias, definidas y caracterizadas, necesarias para afrontar los desafíos de la sociedad de la información y del conocimiento. Con estas competencias básicas se pretende desarrollar en el alumnado los valores que sustentan la práctica de la ciudadanía democrática; utilizar de forma interactiva los conocimientos y aplicarlos a distintos contextos y situaciones; vivir y convivir en grupos humanos cada vez más heterogéneos; resolver los conflictos de forma pacífica; actuar de manera relativamente autónoma a lo largo de la vida; estimular el deseo de seguir aprendiendo y la capacidad de hacerlo por sí mismo; comunicarse al menos en dos lenguas extranjeras; utilizar las tecnologías de la información, etc.


Esta forma de entender la educación implica cambios en la práctica docente, en la manera de concebir el aprendizaje y la enseñanza, en las estrategias didácticas, en los tipos de tareas y actividades, en los agrupamientos y en la evaluación: el desarrollo de cada una de esas competencias no puede ser atribuido a una disciplina científica, sino a las aportaciones que diversas disciplinas realicen. Por ello, podemos decir que algunos factores determinantes de la mejora en educación son la existencia de unas condiciones idóneas para que se produzca la reflexión sistemática y colegiada sobre el trabajo, la existencia en el profesorado de una cultura participativa y colaborativa, y la investigación de los profesionales sobre las experiencias que llevan a cabo. Todos estos factores apuntan en una misma dirección: la existencia de un único alumno, cada uno de nuestros alumnos es un proyecto único, sobre el que deberíamos incidir cada uno de los profesores dentro de un proyecto, por tanto, único. Esa colaboración de los profesores para llevar a cabo un proyecto único tiene que sustentarse en la acción coordinada de todos los departamentos didácticos, por lo que tareas interdisciplinares, como la que aquí se describe, suponen una aportación clave en la consecución de esa meta que es la educación de nuestros alumnos basada en el desarrollo de competencias clave, ya que gracias a esa interdisciplinariedad,


la educación se aborda de modo integral y se promueve el desarrollo de nuevos enfoques metodológicos y el uso de diferentes herramientas en pos de ese fin.

ALFONSO DIEGO GOMEZ ALBALADEJO INSPECTOR DE EDUCACIÓN DE LA CONSEJERIA DE EDUCACION, FORMACIÓN Y EMPLEO DE LA REGIÓN DE MURCIA


presentacion tecnica