Page 1

Año I - Número I - Julio de 2007 - Revista cultural de distribución gratuita

*DIXI para chicos

e d ía d lo e m e lc u La d imer encuentro nuestro pr

1


Angelina

Tiene 9 años. Le fascina salir a pasear por el barrio con su perro Filiberto. Es amigable y muy conversadora. Cuando crezca, quiere ser exploradora.

Bautista Juan

Tiene 7 años. A Juan le encanta andar en bici y jugar a las cartas. También es muy veloz para las matemáticas. Su sueño es viajar por todo2el mundo.

Tiene 11 años. Le gustan la música, el cine, las ciencias y los libros (usa anteojos para poder ver bien todas las letras, por más pequeñas que estas sean).


SUMARIO Una idea de los creadores de DIXI…

INFANTIS se convirtió en una necesidad luego de seis años de producir una revista de entretenimiento cultural para jóvenes. Es una revista cultural que desea La aparición de acompañar el crecimiento de los nieste proyecto ños mediante actividades fortalecedopara niños coras para el espíritu. Con propuestas enincide con la publicatretenidas y con curiosidad, abordaremos ción del número XXV de los temas según el enfoque de la lengua, DIXI; este segundo esla matemática, las ciencias naturales y fuerzo es la mejor manera sociales. No nos faltarán, por cierto, de celebrarlo. ni el arte ni los valores. INFANTIS es INFANTIS es el aporte de un espacio para chicos libres y los editores de DIXI para recreativos; los chicos valientes ducir la deuda que los medios que nuestra sociedad de comunicación tienen con los necesita. más pequeños.

El espíritu de INFANTIS

I X I D dicho he

Los contenidos de este número

Juan, que es nuevo en la ciudad, conoce a Angelina y a Bautis sa hermo una ana”, tucum “Luna la cantar a e ta. Con ellos aprend lazo de zamba. La música les ayuda a vencer la timidez y a crear un Conseramistad. Los vecinitos, atraídos por la curiosidad, visitan el sonivatorio Provincial. En este espacio descubren el lado bello del ciudad do, revelación que los hace meditar sobre la tristeza de una s de timbre los y autos los de tos moles ruidos los contaminada por que el los teléfonos celulares. Angelina, Bautista y Juan concluyen oído, que permite escucharlo todo, es un sentido maravilloso.

Nuestro DNI Staff

María Laura Rosales (coordinadora general) Irene Benito (editora) Bruno Juliano (dibujante y diseñador) Claudia Bordallo (asesora)

Contacto

(0381) 155947066 marialaurarosales@gmail.com dixi@cabezascuadradas.com.ar www.dixi.cabezascuadradas.com.ar

INFANTIS es una revista cultural de distribución gratuita. El Comedor Infantil Don Bosco recibe sin cargo 100 ejemplares para entregar a los niños que a diario allí concurren. Registro de la propiedad intelectual en trámite. Los contenidos son una creación original de los responsables de la publicación. San Miguel de Tucumán/Tucumán/Argentina/Número I/Julio de 2007/Impresión: Tecnopel SRL

3


bocaditos entretenidos Por el gusto de escribir Hay un sitio de Internet cuyo nombre lo dice todo: www.chicosyescritores.org Concursos, ideas, modelos, cuentos, lecturas y consejos… los niños atrapados por las letras disponen allí de las mejores herramientas para practicar el oficio de escribir (¿hay otro mejor?). En este sitio virtual, donde confluyen los pequeños escritores del espacio iberoamericano (España y América Latina), llama la atención la gran cantidad de cuentos y relatos enviados por participantes argentinos. Para saber el porqué de tanto entusiasmo, no queda otra que echar un vistazo.

Taller de plástica para chicos despiertos

www.chicosyescritores.org

La profesora Irene Auvieux tiene una propuesta de color y emoción para las tardes de los sábados: ¡un taller de plástica! En este espacio, los niños tienen la oportunidad de pintar y dibujar con seriedad, sin que estas actividades artísticas pierdan el encanto del juego. Maipú 757, planta alta (0381) 4301868

ireneauvieux@hotmail.com 4


Aprender a cuidar la casa común Una ciudad limpia y ordenada es un buen indicador de la manera de ser de las personas que la habitan. Por desgracia, San Miguel de Tucumán suele ser un sitio bastante sucio y descuidado. Pero esta mala imagen sólo cambiará cuando la población decida que es posible y necesario modificar los hábitos negativos. La organización Ecociudad, fundada por los jóvenes empresarios Helena Erbiti, Javier y Andrés Sánchez Ferran, está decidida a crear esta conciencia colectiva. Entre otras actividades, Ecociudad organiza campañas de educación para el cuidado del medioambiente, para que los niños y adolescentes aprendan que son fundamentales para la limpieza de la ciudad.

ecociudadtucuman@yahoo.com.ar

Dr. José Lucas Penna Ortopedia Infantil CIOT

Balcarce 384 Tel (0381) 431 1191

5


La dulce melodía de nuestro primer encuentro

*DIFICULTAD media *EDAD 4 a 11 años *PRECAUCIÓN recordar bien este episodio porque la historia continuará en la próxima INFANTIS *HACE FALTA... buena luz y alguien que sepa leer

De cómo Juan conoce a Angelina y a Bautista.

E

sa mañana, Juan se levantó con una puntada enorme en el corazón. “¡Qué suerte que hoy es sábado!”, se dijo a sí mismo, aliviado por la idea de que no tenía que ir a la escuela. Se levantó, se lavó los dientes y se miró al espejo. Su cara lucía realmente triste. “¿Qué me pasa?”, se preguntó mientras constataba con la mano que la puntada no le daba ninguna tregua a su corazón. Dio vueltas por la casa y no encontró ni a su papá, ni a su mamá, quienes habían ido al centro, a hacer las compras de la semana. Su hermano mayor, como todos los sábados, dormía plácidamente, tapado hasta las narices. 6


7

Escena I

Juan abrió y cerró la boca, respiró hondo y nada: el dolor seguía allí. En la casa reinaba el silencio y esa sensación de soledad, de alguna manera, aumentaba su desazón. Entonces decidió vestirse y salir un rato a la vereda, con la ilusión de que le haría bien distraerse un poco. Abrió la puerta de su hogar silencioso y, ni bien puso un pie en la calle, lo sorprendieron los ladridos de un perro, que lo miraba con atención. “Soy Juan, no te enojes, no te haré daño”, le dijo para tranquilizarlo. Pero el perro seguía observándolo con desconfianza. Cuando Juan comenzaba a impacientarse, una voz muy dulce le preguntó:


“¿eres nuevo en el barrio? No temas, Filiberto no te lastimará”. Juan se volvió y, delante suyo, vio a una niña con las mejillas coloradas, dueña de una cabeza redonda cuyos rulos se movían al ritmo del viento. El mismo viento también derribaba las hojas doradas de los plátanos haciendo realidad aquello del cambio de estaciones. Angelina, así se llamaba la niña, observaba a Juan con curiosidad. Por suerte, Filiberto había cambiado la posición de alerta por un olfateo mucho más amigable. Este nuevo clima de confianza hizo que Juan, que era un poco tímido, le contara a Angelina que venia del sur y que había llegado a la ciudad unos pocos días antes. “Tengo siete años, ¿vos?”, preguntó a su vecina. “Nueve. Cuando sea grande quiero ser exploradora. Ahora estoy aprendiendo a silbar, ¿querés que te muestre?” Y antes de que Juan pudiese contestar, Angelina juntó los labios e improvisó una canción: “tarari, tarara, tara, tara, tarara”. Mientras ocurría este concierto, alguien más se acercó 8


Escena I

por detrás: “¿qué hacen chicos? ¿alguno podría enseñarme a cantar?”, preguntó un niño de anteojos, pelo castaño y aspecto inquieto. En una mano llevaba una guitarra y, en la otra, un libro con notas y canciones. Angelina se rió y dijo: “Bautista, te presento a Juan, quien acaba de llegar a la cuadra. Pobre, Filiberto no le dio la mejor de las bienvenidas”. Bautista agregó: “a mí tampoco, ¿te acuerdas que cuando nos conocimos tu perrito me persiguió por toda la plaza? ¡Hay que educarlo!” Angelina asintió con picardía y, para salir del aprieto, le recordó que necesitaba ayuda. “Veamos de qué se trata esa canción... Ah, ¡estas aprendiendo la ‘Luna tucumana’! Creo que podemos ayudarte”, gritó con alegría, mientras le guiñaba un ojo a Juan, quien presenciaba la 9


escena sin emitir sonido. Angelina, Bautista y Juan intercambiaron ideas sobre la zamba, y decidieron que cada uno debía aprender una estrofa distinta. Al rato, todos sabían toda la canción. Satisfechos, los vecinos se despidieron no sin antes acordar que volverían a encontrarse el domingo, en la plaza del barrio. Juan entró a su casa hecho una ráfaga; corrió directo a la habitación de su hermano, a quien despertó para contarle sobre Angelina y Bautista. El dolor en el corazón, a esa altura, se había esfumado completamente. Pero Juan, que estaba tan contento, ni se acordó de la puntada. Adentro, en su cabeza, sólo revoloteaba la letra de una hermosa zamba.


ES COSA DE CHICOS

Toda fiesta felíz tiene un regalo de Happy Days

Copitec Librería San Martín 660 Tel. 4308022 / www.copitec.com.ar

CÓRDOBA 784 . TUCUMÁN YERBA BUENA SHOPPING 1ER PISO.

LIBRERIA MANFREDO

Textos universitarios e infantiles

Facultad de filosofía y letras / San Juan 429

Páginas que no ocupan lugar

“Primeros pasos en la ciencia” se llama la colección de libros para chicos de 8 a 10 años. “¿De dónde vienen los bebés?”, “¿Por qué es oscura la noche?”, “¿Por qué los tigres tienen rayas?” y “¿De dónde viene la electricidad?” son algunos de los títulos que podés encontrar en este emprendimiento de la editorial Lumen. Y para los más niñitos (de 3 a 5 años) hay un libro muy interesante que se llama “Para aprender las virtudes”. Todas estos títulos son una buena compañía para pasar el invierno.


¡La ciudad aturde!

*DIFICULTAD media *EDAD 7 a 11 años *PRECAUCIÓN intenta aplicar lo que aprendas aquí *HACE FALTA... lápiz con punta filosa

Soluciones en la página 26

P

Cuidado con los auriculares...

El volumen alto de los auriculares puede dañar las células sensibles al sonido del oído interno y provocar pérdidas de audición.

ara aprender la zamba, Angelina, Bautista y Juan usaron uno de los cinco sentidos del ser humano: el oído. Este es un complejo mecanismo sin el cual no sería posible reconocer los sonidos. Porque desempeña esa función tan importante para la vida –y la vida en sociedad- es que hay que cuidar el oído propio y el de los demás. Es importante saber que los sonidos fuertes pueden provocar molestias que van desde el sentimiento de desagrado y la incomodidad hasta daños irreversibles en el sistema auditivo. Para pensar: La vida diaria en la ciudad mezcla sonidos agradables (como el pitido de los pajaritos) con sonidos muy agresivos. Estos últimos dañan el ambiente común y producen trastornos negativos en el comportamiento de los habitantes. ¿Puedes mencionar al menos cinco sonidos desagradables propios de la ciudad? Inspírate en la escena de la página siguiente.

Hablar y escuchar

La comunicación entre los seres humanos depende de la capacidad de decir y de la capacidad de escuchar. Si bien los gestos también cuentan –y a veces más que las palabras-, el lenguaje distingue al hombre del resto de los seres vivos. Los malos entendidos (los conflictos) entre las personas muchas veces ocurren porque no hay suficiente diálogo. Es decir, porque falta escucha o porque no es suficiente lo que las personas expresan. En cualquier caso, tener un buen oído –y saber usarlo- evita los conflictos típicos de la convivencia.

12


os al ¡Llamem cio! señor soilemnenos ruido

Ambiente

ciend al amSólo ha le proteger stos. ib os s mole o id será p n o s ender de los ue apr q biente y a h esario so, Para e encio es nec ie se sil nad que el encia ( y que conviv s) la o a it r r a p los g a e d n ede ha entie e se pu siempr ás bajito. blar m

¿Paz, tranquilidad, molestia o dolor?

Cada sonido produce una sensación. Ubica los siguientes ejemplos con la sensación que corresponda (puedes hacer un círculo o pintar el casillero que elijas).

Paz o tranquilidad

Dolor

Molestia

Rumor de hojas Zamba (“Luna tucumana”) Ulular de sirena Conversación en el aula Susurro Fábrica Tiroteo en una película de cowboys Aspiradora Canción de cuna Conversación tranquila Biblioteca Soluciones en la página 26

13


La silbadora alegre

*DIFICULTAD baja *EDAD 4 a 11 años *PRECAUCIÓN cuidado con el cansancio muscular *HACE FALTA... un espejo y tiempo

A

ngelina está aprendiendo a silbar. A veces le sale bien y a veces, bastante mal. Pero de a poco comienza a afinar sus silbidos, gracias a una receta muy buena que consiguió de tanto preguntar. Angelina no sólo está decidida a aprender a silbar sino que además quiere enseñar. Con sus explicaciones, los lectores de INFANTIS podrán ser también -y en poco tiempo- maestros en el alegre arte de silbar.

*En cinco pasos

1.

Buscá un espejo y colocate en frente de él.

2.

Abrí la boca y poné la lengua muy cerca del paladar, con la punta rozando los dientes inferiores (tiene que quedar parecido al lomo de un gato crispado).

14


3.

Cerrá los labios como si fueses a arrojar un beso. La boca no debe cerrarse del todo, sino que hay que dejar un pequeño orificio abierto, de modo tal que el labio inferior haga una figura en “V”. Los laterales de la boca deben estar planos, casi hundidos.

4.

Los labios deben estar húmedos y debe haber poca saliva en la boca. Sin perder la posición en ningún momento, comenzá a soplar intermitentemente pensando en la letra “o”.

Utilísimo

5.

Siguiendo esta receta, es posible emitir sonido mediante el silbido. Sin embargo, hay que practicar entre 20 y 30 minutos por día para alcanzar el sonido intenso y parejo que todo buen silbador desea lograr.

Un auténtico juego de corrientes de aire El silbido necesita que el aire entre por detrás de la lengua y pase por una zona más bien pequeña, ubicada entre aquella y el paladar (hay que imaginar un tubo curvado). En el extremo de ese tubo están los labios, gracias a los cuales es posible producir el sonido. 15


Cantar, bailar y guitarrear: completa los espacios

Luna tucumana

punteados con la palabra que corresponda según el dibujo. También tienes las notas para cantar la zamba en compañía de la guitarra.

por Atahualpa Yupanqui mi7

2.

1.

lam

3.

Yo no le canto a la _ _ _ _ mi7

lam

(la7)

porque alumbra y nada más... rem

lam

4.

le canto porque _ _ _ _ sabe mi7

5.

lam

6.

de mi largo _ _ _ _ _ _ _. Ay _ _ _ _ _ _ tucumana _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ calchaquí... compañera de los _ _ _ _ _ _ _ en las _ _ _ _ _ _ de Tafí. solM

7. 8.

doM

Perdido en las _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ sol7

doM

quién sabe vidita por donde andaré... rem

(la7)

9.

10.

lam

mas cuando _ _ _ _ _ la luna, mi7

lam

(la7)

_ _ _ _ _ _ _ , cantaré... rem

11.

lam

a mi Tucumán _ _ _ _ _ _ _ , mi7

lam

cantaré, cantaré, cantaré Con esperanza o con _ _ _ _ , en los campos de Acheral, yo he visto a la luna buena, _ _ _ _ _ _ _ el cañaveral. En algo nos parecemos, luna de la soledad: yo voy andando y cantando, que es mi modo de _ _ _ _ _ _ _ _.

16

13.

12. 14.


Un Bautista para pintar

PequeĂąo Aurelio

aa lore Si te o C a. des tist e Bau as, pu biĂŠn a m m ani jar ta miu a dib s dos u s . gos

17


Un laboratorio humano para procesar el sonido

*DIFICULTAD media *EDAD 6 a 11 años *PRECAUCIÓN si te resulta difícil, pregunta a tu maestra *HACE FALTA... un lápiz afilado

E

l oído permite percibir el volumen, el tono, el timbre y la dirección del sonido. También aloja nervios que, asombrosamente, ayudan al cuerpo a mantenerse en equilibrio. En las orejas no está todo Cinco, como el oído. Ambas son, simplemenlos dedos de la mano te, la parte visible del sentido y Además del oído, el ser humano los conductos exteriores que tiene dos pares más de sentidos: permiten captar el sonido. El la vista, el tacto, el olfato y el gusto. laboratorio que lo procesa está ¿Puedes darle a cada uno de ellos adentro (no lo podemos ver). la ubicación que le correspon-

Soluciones en la página 26

Seres vivos

1. 4.

2.

de? (Usa las flechas que salen del

cuerpo de Juan)

3. 5.


Sí sabe/sí contesta

Las siguientes preguntas te ayudarán a conocer mejor este extraordinario sentido. Debes responder “sí” o “no”. En la página 26 encontrarás las soluciones. Asigna un punto a cada respuesta correcta para descubrir cuánto sabes sobre el oído. 1) ¿Oyen mejor las personas como Juan, que tienen orejas grandes? 2) ¿Martillo, yunque y estribo se llaman los pequeños huesos que forman el tímpano? 3) ¿El oído manda señales al cerebro? 4) ¿La cera que fabrican los oídos, tiene utilidad? 5) ¿El tímpano convierte al sonido en vibraciones? 6) ¿El bostezar o tragar produce alguna sensación en el oído? 7) ¿El cerebro interpreta las vibraciones que recibe del oído? 8) ¿Es malo intentar introducir objetos –por ejemplo una piedritaen los oídos? 9) ¿Es importante tapar los oídos frente a un sonido muy fuerte? 10) ¿Los audífonos pueden ayudar a quienes tienen problemas en el oído?

Siempre ganamos cuando nos ponemos a prueba *7-10 preguntas correctas: sa-

bes mucho sobre el oído, ¡felicitaciones! *4-7 preguntas correctas: tienes alguna idea sobre el oído pero puedes aprender más, ¡adelante! *0-3 preguntas correctas: pide a tus padres, hermanos mayores o maestros que te expliquen cómo funciona el oído, ¡no te desanimes!

San Martín 650 Gal. Pezza L. 53 Tel. 4312097


*DIFICULTAD baja *EDAD 6 a 11 años *PRECAUCIÓN Leé de nuevo el cuento *HACE FALTA... un lápiz afilado

J

El cuento a toda orquesta

uan, Bautista y Angelina todavía no lo saben pero juntos vivirán aventuras inolvidables. Ahora que ya se conocen, ¡nada puede detenerlos! INFANTIS se encargará de contarte todos los capítulos de la historia y de darte pistas para entenderla mejor. Sólo necesitas dos herramientas: mucho entusiasmo y muchísima imaginación.

La puntada en el corazón

¿Por qué crees que Juan amaneció desanimado la mañana que nos conocimos? Escribe aquí tu respuesta ............................................................................................. ................................................................................................. ................................................................................................... .................................................................................................. .............................................................................................. ....................................................................................... .............................................................................. ................................................................. ............................................


El estribillo es un conjunto de versos que normalmente se repiten en una canción. La estrofa es cada una de sus partes. La zamba que cantaron los protagonistas del cuento tiene cuatro estrofas y un estribillo. ¿Podrías señalarlos en la página 16?

A la pesca de cualidades

Soluciones en la página 26

Las cualidades son maneras de ser de algo o de alguien. Es lo que se puede decir de una persona, las palabras que permiten describir sus características. De este grupo, extrae las cualidades que encuentres. Te damos una ayudita: solamente hay cuatro palabras de ese tipo en esta lista.

Inquieto Exploradora Concierto Libro Plaza Ideas Tímido Barrio Hermosa Hermano

¿Oír o escuchar?

de la A a la Z

Estrofas y estribillo

Dos palabras son sinónimos cuando significan más o menos lo mismo. Aunque parezca mentira, oír no es sinónimo de escuchar, porque oír es percibir los sonidos y escuchar es oír con atención. Al despertador lo oímos, mientras que al amigo lo escuchamos (hay una gran diferencia, ¿no?)

ecociudad@yahoo.com.ar


Juan, Angelina y Bautista visitan… ¡el Conservatorio Provincial de la Música!

*DIFICULTAD alta *EDAD 7 a 11 años *PRECAUCIÓN esta información está sujeta a la disponibilidad del Conservatorio. *HACE FALTA... un adulto que se ofrezca a llevar a los niños a conocer esta academia de música.

Allí donde la música conserva la ilusión*

A modo de inspiración… “La música debe hacer brotar el fuego en el espíritu de los hombres. La música es una revelación más alta que la sabiduría y la filosofía”. Ludwing van Beethoven -¿Dónde aprendiste a tocar la guitarra?-, preguntó Angelina a Bautista mientras Juan entraba a su casa. -Estoy tomando clases en el Conservatorio-, respondió Bautista con inusitada seriedad. -¡Qué lindo!-, exclamó Angelina.-Siempre me dieron ganas de conocerlo, la música que allí hacen se escucha desde la vereda. -¿Y por qué no vamos el lunes?-, propuso Bautista. –Podemos invitar a Juan. A lo mejor allí te dan ganas de aprender a tocar un instrumento. -¡Dale! Iremos con Juan. Mi mamá puede acompañarnos a la salida de la escuela. ¡Qué linda idea tuviste… por fin una!-, dijo sonriente Angelina al mismo tiempo que daba una palmada a la espalda de Bautista, para evitar que este se enojase con su broma.

22


Una fábrica de sonidos

Rinconcito cultural

PLUS

El Conservatorio Provincial de la Música queda en la calle San Martín 1049 (San Miguel de Tucumán). El teléfono es 4215864 y el e-mail: conservatoriotucar@uolsinectis. com.ar

El Conservatorio consta de veintiséis aulas dispuestas en los costados de un pasillo larguísimo; aunque huele a edificio viejo, la música, que se cuela por las hendiduras de las puertas y ventanas, remedia la poco feliz primera impresión visual. Día tras día, cientos de niños acuden al Conservatorio Provincial de la Música, una institución añosa que se yergue en Es uno de los más grandes y admirados soledad. Antes del Concompositores de música clásica de todos servatorio, funcionó en los tiempos. Ludwig van Beethoven nació ese edificio el Consulado en Bonn, en 1770, y murió en 1827, en de Perú. Recién en 1909 Viena. Una de sus obras más queridas es la Novena Sinfonía, conocida como se convirtió en escuela de el “Himno a la alegría”. Si te interesa música, gracias a la iniciatisaber más sobre la vida de este va de un grupo de italianos.

Beethoven en un suspiro ser humano inmortal, podés visitar www.lvbeetho-

ven.com


Consulta al

No obstante y pese a las instalaciones modestas, alrededor de setecientos El diccionario de la Real Academia alumnos de entre 9 y 25 Española trae dos definiciones para la años reciben allí una palabra “conservatorio”. La primera expresa que esta es una cualidad: “que contiene instrucción musical proy conserva alguna o algunas cosas”. La longada. Por lo menos la segunda indica que es un sustantivo mascumitad son niños menolino: “establecimiento, oficial por lo común, res de 14 años. en el que se dan enseñanzas de música, La carrera es exigente: el declamación y otras artes conexas”. En esta nota, usamos “conservatométodo tradicional de enrio” con el segundo de los signiseñanza indica que hacen ficados de la palabra. falta siete años para obtener el título intermedio de instrumentista y tres más para acceder al profesorado de música. La formación de los alumnos incluye materias como Historia, Solfeo y Técnica Corporal. Pero las horas de práctica son las más apetecidas; allí tiene lugar esa conexión vibrante entre instrumento, aprendiz y docente. En el Conservatorio, la enseñanza es casi individual. Los

matabuuuuuuurros

24


docentes se esfuerzan para que cada alumno reciba la atención que necesita y, de esta forma, logre aprender a su propio ritmo. Y algunos niños llegan lejos, como Carlos Valdez (integró la Orquesta Sinfónica de Chicago), Gustavo Mulé y Gustavo Peña (ambos formaron parte de la Orquesta del Teatro Colón), por nombrar algunos. Todos ellos son egresados del Conservatorio y tienen en común haber comenzado su educación musical a muy temprana edad; en promedio, a los 7 años.

Casi todos los instrumentos

Sebastián practica piano, solo, en una de las aulas. Interrumpe su entrenamiento y recuerda que ingresó al conservatorio siendo muy niño, que su madre lo trajo y que luego le empezó a gustar. En el Conservatorio enseñan a usar –y a aprender- todos los instrumentos, con excepción del órgano. No obstante, los más solicitados son la guitarra y el piano. Violines, arpas, trompetas, baterías… de todos ellos dispone la escuela, para que la escasez de recursos no sea un impedimento para el aprendizaje. La música alegra y, además, inflama los sentidos, modela el carácter, estimula la sensibilidad, desarrolla cualidades lógicas. Sus virtudes son infinitas y se potencian en los chicos que, por su frescura, tienen una flexibilidad especial para aprender. El Conservatorio, con su nombre rígido y su remembranza a partituras rebeldes, hace las veces de reservorio de aquello que se ha perdido: la idea de que los niños deben recibir nociones sobre lo bello e imperecedero, y de que esto se puede alcanzar con amor, disciplina y esfuerzo. *Nota de los editores Este texto es una versión resumida y adaptada de un texto que la revista DIXI publicó en el número XIV (mayo de 2005). Si te interesa leerla completa, puedes encontrarla en www.dixi.cabezascuadradas.com.ar

25


Soluciones Puedes encontrar aquí las respuestas correctas de las diferentes consignas. 1) ¡La ciudad aturde! (página 12) Este es un listado de sonidos molestos frecuentes en la ciudad. -El caño de escape de los autos, motos y colectivos -La bocina del auto -La radio o la música con el volumen alto -El altoparlante -El timbre del teléfono celular -La conversación por celular -El avión que pasa por la ciudad. 2) ¿Paz, molestia o dolor? (página 13) Paz o tranquilidad: susurro, canción de cuna, conversación tranquila, zamba (“Luna tucumana”) biblioteca y rumor de hojas. Molestia: conversación en el aula y aspiradora. Dolor: fábrica, ulular de sirena y tiroteo en una película de cowboys. 3) Cinco, como los dedos de la mano (página 18) 1) Vista 2) Olfato 3) Gusto 4) Oído 5) Tacto 4) Sí sabe/Sí contesta (página 19) 1) No, el tamaño de las orejas no tiene ninguna influencia sobre la calidad del sentido del oído. 2) Sí. Estos son tres huesos pequeñísimos –y muy delicados- que vibran con la presencia del sonido. 3) Sí. El sonido no llega directamente al cerebro sino que es descompuesto en vibraciones, las que luego se convierten en señales nerviosas. Recién entonces pueden ser comprendidas por el cerebro (por ejemplo, ¡sonó el despertador!). 4) Sí. En realidad, la cera es utilísima: sirve para impedir el ingreso de suciedad al interior de los oídos y para combatir lesiones e infecciones. 5) Sí. Esa es su principal función. Como vimos en la pregunta 2, realiza esta tarea con el auxilio de tres pequeños huesos. 6) Sí. En realidad, es la trompa de Eustaquio (así se llama el conducto

26


que conecta al oído con la nariz) que se abre para asegura que la presión del aire es la misma en ambas partes. 7) No, el cerebro sólo puede interpretar los mensajes que llegan con la forma de señales nerviosas. Las vibraciones deben pasar por el tamiz de unas células especiales –alojadas después del tímpano- para transformarse en señales nerviosas. 8) Sí, es muy dañino. El oído es un sistema perfecto que debe ser cuidado para que no se deteriore. 9) Sí. Los ruidos muy fuertes (por ejemplo, la explosión de los fuegos artificiales) pueden lesionar el sentido del oído. 10) Sí, son muy útiles para las personas que no pueden oír lo suficiente. La tecnología ayuda a que estos aparatos sean cada vez más estéticos y efectivos. 5) A la pesca de cualidades (página 21) Hermoso, Tímido, Inquieto, Exploradora

Escuela de Baile

La Botana

Niños entre 8 y 12 años Adolescentes entre 13 y 17 años

gimnasio

Miraflores Av. Sarmiento 390. Tel. 4306245


en la pr贸xima *DIXI para chicos

el Bicentenario

2016

28

INFANTIS  

Es una revista cultural que desea acompañar el crecimiento de los niños mediante actividades fortalecedoras para el espíritu. Con propuestas...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you