Page 1

DOC 3 Coge el entendimiento de Oriente y el conocimiento de Occidente y después busca GURDJIEFF Profundizando en el YO y el EGO ( de un libro de Suzanne Zuercher ...)

El desarrollo espiritual es un viaje largo y arduo, una aventura por tierras desconocidas llenas de sorpresas, alegría, belleza, dificultades e incluso peligros ROBERTO ASSAGIOLI

... entonces ya no somos las personas para lo que fuimos creadas. Tenemos algo de dibujo animado, una imagen con características exageradas basadas en nuestros juicios sobre nosotros mismos. Hacemos estos juicios pensando en lo que ayudará a que sea aceptado nuestro yo imposible de ser amado. Pero existen más fronteras: buenas y malas, internas y externas, conscientes e inconscientes, luces y sombras, permitidas y no permitidas, espirituales y terrenales, porque el dios personal es un dios que hace juicios. Estamos aislados en el mundo, lejos de Aquel a quien importamos, tanto fuera como dentro de nuestros corazones. Como este libro se basa en las tres posturas básicas del eneagrama (8/9/1; 2/3/4; 5/6/7), miraremos algunas de las formas en que nos situamos para responder a la decisión vida/muerte, sí/no. Un hombre consiguió compartir las necesidades de los demás al convertirse en la persona más significativa de la vida de su madre. Su padre había muerto joven. Siempre que mamá parecía sentirse triste, yo empezaba a contarle historias graciosas para hacerla reír. Algunas veces le aseguré que era la mejor madre del mundo y que todo lo que hizo por mí fue sensacional. Esto significaba que nunca podría dejarla ver mi propia soledad y cuánto echaba de menos a papá. No tenía dónde expresar mis propias necesidades, así que las enterré y poco a poco las olvidé. Me casé cuando tenía treinta años y poco después empecé a notar que estaba muy enfadado todo el día. Pensé que mi vida me pedía contar con algo similar a lo que tenía mi madre. Estaba cansado de ceder.

Otro aprendió a mantener sus pensamientos ocultos a todos: Recuerdo mi infancia mirando al mundo desde un gran sofá. Siempre que la familia se reunía yo corría a él y me escondía, escuchando las risas de los demás y cómo hablaban. Allí estaba a salvo. Podía verlos a todos pero sentía que ellos no me podían ver a mí. Mi vida era mía y nadie podría arrebatármela.

El mundo de la espontaneidad y de los sentimientos no siempre es bien recibido por los adultos que nos rodean cuando somos niños. En el proceso de aprender a ajustamos a la sociedad y a sus demandas, los adultos algunas veces nos dan mensajes en los que se desaprueba cómo somos. Una chica decidió que algunos aspectos de sí misma eran malos y negó interiormente su existencia: Cuando tenía unos cuatro años corrí donde estaba mi abuela sentada y empecé a hablarle de muchas cosas. No recuerdo lo que le decía, pero estaba muy animada, probablemente chillando y saltando. Mi abuela de algún modo desaprobó mi conducta, según recuerdo, y me dije a mí misma: «Es malo excitarse. Nunca me excitaré por nada». Por eso, en adelante me sentía orgullosa de ser tranquila, fría y calculadora.


Otra mujer me contaba cómo había llegado a olvidar una parte de sí misma con el propósito de que su familia pensara bien de ella: Todas las buenas miradas eran para mi hermana. Todo el mundo pensaba que era hermosa y algunas veces lo decían en nuestra presencia. ¿Cómo iba a ser yo importante? Como yo era brillante y tenía talento, descubrí que podría captar la atención si decía cosas bonitas. Pretendía ser una artista de televisión y de hecho preparé un número que hice ante las visitas con canciones, bailes e historias. Sentía que triunfaba haciéndolo, pero también notaba que yo misma desdeñaba a las chicas bonitas. Cuando crecí podía anular a una rival potencial tachándole de «hermosa pero estúpida».

Otra persona me comentaba: el hombre desea ser feliz aun cuando viva de tal modo que haga imposible la felicidad SAN AGUSTÍN

Yo intentaba conseguir lo que quería con rabietas. No pasó mucho tiempo antes de descubrir que obtenía respuestas negativas. Se me tachó de egoísta y neurótica y empecé a creer que lo era. Mi madre me amenazó con llevarme a un psiquiatra. Cuando lo hacía, me asustaba y me tragaba la frustración, el enfado o lo que fuera y ponía una cara alegre. Mi madre se tranquilizaba entonces, por lo que decidí que la única conducta que hacía que mamá no se mostrara ansiosa era actuar positivamente y con alegría. Controlé mi rabia, tristeza o miedo. Ahora sé que cuando me siento muy alegre estoy aplastando sentimientos «negativos» que he enterrado.

Sea lo que sea, la elección se ajustará a cómo vemos la vida. Para los 2/3/4, la intención será conseguir conexiones suaves y agradables entre la gente. Todo el mundo es la gente para los 2/3/4; todas las decisiones de supervivencia se realizan en función de esa percepción básica de la vida. Los instintos preparan para ello; las experiencias censuradas así lo establecen. Sólo dejan acceder a la consciencia aquello que sustenta esa decisión. Aparte de su creación innata eligen y construyen las personas que a su juicio vale la pena amar.

[...] el proceso neurótico [...] es un problema del yo. Es un proceso de abandonar el verdadero yo por uno idealizado; de tratar de realizar ese yo falso en lugar del potencial humano que nos es dado KAREN HORNEY

Los 5/6/7 toman decisiones buscando lo que ofrece seguridad. Su primera tarea es ordenar las enseñanzas de la vida según un cierto orden en un mundo privado alejado del exterior. Luego toman la determinación de realizar en otros aquello a lo que han llegado en su mundo interior. Una vez tras otra se dan cuenta de que han esperado demasiado y que nadie está interesado en lo que ofrecen. Descubren que ya ha pasado el momento en el que lo que habían pensado tenga alguna relevancia para los demás. Una vez más se vuelven hacia su mundo interior para mejorar y adecuar lo que tienen que decir con el fin de ganarse el amor que tanto anhelan. Los 8/9/1 aprenden pronto la lección de que para que la gente les preste atención y puedan conseguir lo que necesitan deben insistir directa o indirectamente. La batalla puede ganarse sobradamente diciendo no a una madre que es incapaz de relacionarse con el rechazo. También puede alcanzarse escondiendo la cara en el suelo o peleándose con otros niños para captar la preocupación y la atención de los padres. Esta lucha puede ser pasiva: pretendiendo no oír los sermones de los padres, yendo despacio cuando la gente quiere ir deprisa o negándose a cumplir las expectativas que los adultos tienen. Los mensajes de poder y fuerza ahogan a los de debilidad y vulnerabilidad. Aprenden que se supone que tienen que ser fuertes y preocuparse de sus propias necesidades porque nadie más en este mundo hostil lo hará por ellos. Su primera tarea en la vida es atender a su yo individual y mantenerse alejados de los puntos de vista ajenos, ya que éstos les darán la ventaja a otros.


Profundizando en las tríades

La mayor felicidad es conocer la fuente de la infelicidad DOSTOIEVSKI

Papel de la ansiedad (¿vergüenza?) La ansiedad es el elemento principal de los 2/3/4 y la que les pone en acción. Los 2/3/4 se sienten con impaciencia, como con el ímpetu de hacer algo, lo que resulta ser la compañía natural para los que son hacedores instintivos. ¿Qué les pone ansiosos? Todo sobre lo que están trabajando, planeando o esperando conseguir. Escriben guiones que pueden aplicar a situaciones futuras imaginadas. Si pueden realizar en la fantasía todos los acontecimientos futuros posibles, se sienten «en la cima» de sus vidas y a cargo de su existencia. Pueden ser los dioses todopoderosos en su propio beneficio. Se ven a sí mismos como responsables del mundo exterior y del funcionamiento de la gente y de las situaciones. Debido a esta actitud, los 2/3/4 invierten mucha energía en su estado instintivo manteniendo los límites del mundo exterior. A ese fin sacrifican todo lo demás, incluso hasta decepcionar a otros o mentirlos si es necesario. Papel del miedo Los 5/6/7 se paralizan instintivamente ante el miedo, impidiéndoles hacer otra cosa distinta a recoger información sobre la cual basar un juicio sabio y seguro. Si se les da tiempo, quizás encuentren la respuesta que haga que todo se ajuste dentro de una totalidad ordenada, o al menos así lo piensan. Están seguros de que hay una clave que responde a las preguntas sobre el significado y la exactitud del universo. Con ese fin investigan y reúnen información, aunque ninguna les ofrece esa satisfacción final ni les pone «en la cima» de sus vidas, seguros dentro de un mundo ordenado sistemáticamente. En su estado compulsivo, a los 5/6/7 les resulta imposible llegar al sentimiento que precede a la genuina toma de decisión. Mientras están en el nivel meramente perceptual, pueden continuar reuniendo información y posponiendo las decisiones. El beneficio de esta dinámica es que prolonga la atmósfera segura de su mundo interno. Instintivamente han trasladado y enterrado la ansiedad que provoca la acción y por eso restringen sus conductas a la mera formulación de posibilidades de opciones. De este modo no necesitan concretar su experiencia interna fuera de ellos mismos.

Siempre que un hombre o una mujer despierta, despierta de la falsa suposición de que ha estado siempre despierto y es por lo tanto el dueño de sus pensamientos, sentimientos y actos HENRI TRACOL

Papel de la ira Para los 8/9/1, la ira es su emoción más familiar, aunque no necesariamente agradable. Los demás sentimientos terminan convirtiéndose en éste, que entonces produce una sensación de fuerza y poder. En vez de admitir el miedo, los 8/9/1 bajo presión retienen su invulnerabilidad y su posición ofensiva, olvidando o dejando de lado sentimientos que pudieran dejarles indefensos. De esta forma pueden parecer invencibles ante ellos mismos y ante los demás. Aunque estén enfadados por su pena o su miedo, pueden sujetar sus reacciones y tener la sensación de que están «en la cima» de su realidad. Interiormente, esta dinámica les hace sentirse más fuertes que con las emociones de pena, ansiedad y miedo, que de otra forma podría agotarlos; externamente, se sienten listos para cubrir aquellas áreas en donde otros podrían atacarles. Para algunos 8/9/1 la forma más efectiva de tratar con las emociones es reprimiéndolas enteramente. Las emociones de cualquier tipo deben someterse al «Yo» invencible. El resultado es un monótono aburrimiento aletargante con respecto a la propia vida y una necesidad de buscar estímulos, significados y compromisos fuera de uno mismo. Los 8/9/1 que niegan o someten a estrecha vigilancia sus emociones pierden el sentido del compromiso. Se vuelven pesados y lógicos o dominantes y obstinados en vez de apasionados y abnegados. Cuando ocurre esto, se dan cuenta de que han perdido la integridad para vivir tanto desde la debilidad como desde la fortaleza. Esta falta de honestidad no solo les resulta cobarde, sino también inmoral.

doc3_las triades  

El desarrollo espiritual es un viaje largo y arduo, una aventura por tierras desconocidas llenas de sorpresas, alegría, belleza, dificultade...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you