Issuu on Google+

Foto: Mark Kessel

diva

SUMARIO

boletÍn informativo

ÓPERA

asociación albacetense de amigos de la ópera

Dirección, Diseño y Maquetación: Javier Hidalgo Consejo de Redacción: Javier Hidalgo, Josefa Martínez Bernad, Carlos Chiapella, Luciano Ferrer, Carmen de Gregorio y Manuel Hidalgo. Colaboran en este número: Javier Hidalgo, José Rosa y Carlos Chiapella.

Rolando Villazón Fulgurante carrera 54 JUNIO 2006

/ 2 / R EP A S O A L A P R O G R A M A C I Ó N L Í R I C A 2 0 0 5 - 2 0 0 6 / 3 / A c t i v i d a d e s r e c i e n t e s y p r ó x imas d e l a A A A O / 4 / R O L A N D O V I LL A Z Ó N : EL TE N O R DE M O D A / 6 / I S A BEL C O LB R Á N / 9 / TE M P O R A D A DE ÓPE R A DE V A LE N C I A / 1 0 / ÓPE R A E N DVD E N L A S B I BL I O TEC A S M U N I C I P A LE S / 1 1 / L I B R O S S O B R E ÓPE R A / 1 2 / D I S C O S




COLABORACIÓN

LA PROGRAMACIÓN LÍRICA 2005-2006 EN ALBACETE CVerdi se dio por finalizada la programación de espectá-

on la pasada representación de Rigoletto de Giuseppe

culos líricos en el Teatro Circo, del curso 2005-2006. En dicha programación se han incluido espectáculos de ópera, zarzuela, conciertos y recitales; todos ellos líricos, es decir en donde la voz y el texto son su esencia de ser. En ella ha habido de todo, pero de entre todo lo programnado ha destacado el importante evento con un cantante de primer nivel, el estreno mundial de una obra de autor español contemporáneo y la existencia de una serie de actividades paralelas a las representaciones, como conferencias y ediciones de programas de mano, éstas últimas fruto de un convenio de colaboración suscrito entre la Asociación Albacetense de Amigos de la Ópera y Cultural Albacete. Conviene citar que los espectáculos de ópera que normalmente se programan en Albacete corresponden a un modelo de itinerancia, en el que las obras recorren los teatros de nuestro país, bien sean concebidos en él o contratados fuera para ser montados en un día y desmontados después de la función, normalmente única. El abono de la temporada lírica se inició con la representación de la ópera Don Chisciotte de Giovanni Paisiello (26 de noviembre), una interpretación discreta a cargo de la compañía Ópera Siglo XXI, que presentó una escenografía agradable y buena iluminación. En lo musical y vocal los resultados fueron peores, sobre todo porque la orquesta era de circunstancias, por el escaso porte vocal de los intérpretes, la falta de cuadratura y ausencia del estilo “galante” que deben rezumar las obras de este periodo. Cercana en el tiempo la representación de otra obra lírica basada en El Quijote, la de Manuel García, que aunque se presentaba fuera de abono –era organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales–, tuvo un nivel artístico notable, más por la importancia de la recuperación que por los resultados artísticos, aun siendo mejores que los de la anterior. Un tercer “Quijote” se sumó a ellos –también fuera de abono– con la obra del compositor actual español Tomás Marco: El caballero de la triste figura; obra bien servida musical y escénicamente que asombró a muchos, sobre todo a aquellos que aún creen que la muerte del género ocurrió después de la desaparición de Puccini y Strauss. Nos las prometíamos felices al poder contar con unas Bodas de Fígaro de Mozart a cargo de la Ópera de Cámara de Varsovia (29 de enero), que había frecuentado con acierto esta ciudad en varias ocasiones anteriores, pero esta vez ofrecieron una lectura por debajo de su nivel habitual. Sinceramente, hay que pensar

en el futuro en propuestas alternativas de producción española distintas a las de los antiguamente llamados países del Este. La tercera del abono (25 de febrero) estuvo dedicada a la zarzuela chica, con un programa doble integrado por Agua, azucarillos y aguardiente y El dúo de la africana, a cargo de una joven compañía en este género: Innova Lírica. Fue el peor espectáculo lírico que se haya visto en nuestra ciudad desde hace mucho tiempo. Impropio de una temporada de estas características y borrón en una programación que se precia de calidad. Un concierto lírico dedicado al repertorio de coros y fragmentos orquestales de ópera fue incluido en el abono lírico y era esperado con interés por lo popular que siempre suelen resultar estos conciertos dirigidos a un público musical muy amplio –no sólo de ópera–. Pero, de nuevo, la decepción fue importante. Los conjuntos –coro y orquesta– de la ópera Nacional de Bulgaria –nos cuesta trabajo creer que puedan presentar esta embajada musical por Europa, aunque más bien dudamos que pueda tratarse de una suplantación para hacer un bolo–, dieron una soberana lección de falta de preparación, dejando patente las carencias vocales del coro como las instrumentales de la orquesta. Los dos últimos espectáculos refuerzan la idea de la necesidad de tomar precauciones a la hora de programar. La más básica es la de ver y escuchar los espectáculos que se vayan a contratar. Programar sobre catálogo trae estas sorpresas. Finalizaba la temporada el pasado 4 de mayo con un Rigoletto de Verdi –quinta del abono– en una producción del Auditorio de Torrent, la productora Sona y el Instituto Valenciano de la Música, y que contaba con el concurso de voces jóvenes españolas y la Orquesta y Coro de la Ciutat de Torrent, dirigidos todos por José Fabra, con una idea escénica de Juanjo Granda, ejecutada ésta con pocos recursos e imaginación. La representación, en lo musical y en lo vocal, fue una sorpresa ya que esta obra del repertorio verdiano es muy exigente. Exigencias que fueron superadas con dignidad por cantantes e instrumentistas, la gran mayoría jóvenes. Mención aparte merece destacar el recital lírico de ópera ofrecido por el tenor Juan Diego Florez el 5 de febrero. Su actuación en nuestra ciudad levantó expectación en todo el país y fuera de él, a tenor de la procedencia de los asistentes al recital, que por cierto no estuvo lleno. Fue sin duda el mejor acontecimiento musical de este género que ha ocurrido en nuestra ciudad en toda su historia. Javier Hidalgo


AAAO 

TerminA con éxito el Curso de Iniciación a la Ópera.

LA AAAO FIRMA UN PROTOCOLO DE COLABORACIÓN CON CULTURAL ALBACETE

E

l pasado día 23 de Mayo tuvo lugar la firma de este acuerdo en la Diputación Provincial, por parte del Presidente de la Diputación Don Pedro Antonio Ruiz Santos y del Presidente de la AAAO Don Carlos Chiapella Ortíguez que estuvo acompañado por los dos vicepresidentes de la Asociación y que oficializó las relaciones que ya veniamos manteniendo con el Teatro Circo en lo referente a la programación de ópera y otros recitales líricos en nuestra ciudad, pero que desde esta nueva situación oficial nos permitirá de acuerdo con la Dirección del Teatro participar mas activamente en la elección de los espectáculos que for-

men parte de los abonos de ópera que se puedan contratar a partir de estas fechas. A este respecto debemos insistir a los asociados en dos aspectos esenciales para conseguir las mejores programaciones posibles: el primero es insistir en que la mayor parte de nuestros asociados esten dispuestos a sacar el abono lírico de la próxima temporada; y el segundo es trasladaros a todos la posibilidad de colaboración indicándonos posibles patrocinadores de vuestro entorno para las representaciones de ópera, con los que nos pondriamos en contacto para animarlos, mostrándoles las ventajas de esos patrocinios. Carlos Chiapella

INTENSAS GESTIONES PARA CONSEGUIR ENTRADAS PARA representaciones EN LOS MEJORES TEATROS españoles

y recital de Plácido Domingo o Angela Gheorghiu en Mayo) y si las gestiones resultan como esperamos también podremos disfrutar de algunas sesiones en el nuevo Palau de les Arts Reina Sofia en Valencia dentro de su primera temporada de ópera a la que podéis acceder a través de nuestra pagina web. A todos os deseamos un feliz verano soñando con lo que podamos ver y escuchar en la próxima temporada. C.C.

E

n cuanto a la asistencia a otros teatros, tenemos gestiones adelantadas para tratar de conseguir 20 o 25 localidades para representaciones del Liceu en Barcelona (“Don Carlo” en Enero y/o “Norma” en Julio), del Teatro Real en Madrid (“Madama Buterfly” en Julio

D

esde el 11 de Mayo al 5 de Junio se celebró en los locales del Ateneo Albacetense este curso desarrollado en seis sesiones con la participación de más de 70 socios y en el que intervinieron como ponentes Dª Elisa Belmonte Useros que desarrolló los temas que trataban sobre la voz en la ópera, Dº Joaquin Arnau Amo (foto derecha) que nos hizo un recorrido histórico y de estilos tomando como figura central a Mozart, y Dº Antonio Moral (foto izquierda), director artístico del Teatro Real que nos deleitó con las increibles historias de la “ópera por dentro”, cerrando el curso una sesión de participación colectiva sobre “pistas para ser un buen aficionado a la ópera”. El curso tuvo un absoluto éxito tanto por el número de participantes como por la estupenda calidad en las propuestas de los ponentes, de forma que se cerró con una festiva cena y la satisfacción de todos. –––– Con esto se terminarón los actos de este curso, pero como ya hemos dicho muchas veces en la ópera no se puede parar y esperar porque entonces nunca llegas a lo deseado y por tanto os adelantamos que en la Junta Directiva ya estamos trabajando con el Teatro Circo para sacar adelante la próxima temporada en Albacete en la que destacan los dos recitales previstos de Carlos Alvarez (3/11) y Mariola Cantarero (16/2) y la puesta en escena de dos a cuatro óperas que están por concretar y de las que adecuadamente os informaremos antes de que se abra nuestro turno preferente de abonos. Carlos Chiapella


VOCES DE HOY

Foto: ©KASSKARA/DG



Rolando Villazón el tenor de moda R como uno de los principales tenores líricos de nues-

olando Villazón es reconocido internacionalmente

tra era y ha sido aclamado por sus exitosas presentaciones en teatros de gran prestigio mundial, incluyendo el Metropolitan Opera House en Nueva York, Ópera Nacional de París, Royal Opera House Covent Graden, Bavarian Opera en Munich, Staatsoper en Berlín, Teatro dell’Opera di Roma, Ópera de Niza y muchos otros. Nació en la ciudad de México en 1972. A la edad de 11 años, ingresó en el Centro de Capacitación Artística Espacios, donde estudió música, teatro, danza contemporánea y ballet. En 1990 Villazón conoció al barítono Arturo Nieto, quien lo introdujo en el mundo de la ópera y luego se convirtió en su maestro de

canto. Dos años más tarde, ingresó en el Conservatorio Nacional de Música para continuar su preparación vocal con Enrique Jaso. Después de ganar dos concursos nacionales en la Ciudad de México y Guanajuato, Villazón comenzó a estudiar con el barítono Gabriel Mijares, con quien continuó sus estudios antes de iniciar su carrera internacional. En 1998, Villazón ingresó en el prestigioso Programa Merola de Ópera, de la Ópera de San Francisco, en donde participó en una serie de clases de Joan Sutherland y desempeñó el papel de Alfredo, en La Traviata. Más tarde, se hizo miembro del Programa de Artistas Jóvenes de la Ópera de Pittsburgh, desde donde participó en la puesta en escena de I Capuleti e Montecchi, Lucia di Lammermoor y Vanessa, de Samuel Barber.


VOCES DE HOY  Después de su debut europeo en Génova, en 1999, como Des Grieux (Manon), siguió su primera aparición en Francia como Rodolfo en la Ópera de Lyon en diciembre del mismo año. Durante la misma temporada debutó como Alfredo en La Traviata en el Teatro Verdi, en Trieste. Más adelante fue invitado para cubrir a un colega en el mismo papel en la ópera de la Bastilla en París. Estas presentaciones lo llevaron en Mayo del 2000 a obtener atención internacional. Rolando Villazón ha ganado numerosos e importantes premios. En febrero del 2003 recibió el reconocimiento Les Victoires de la Musique como la Revelación Extranjera en Francia. Su primera grabación presentando arias italianas recibió el premio ECHO Classics del 2004. El siguiente año ganó el mismo premio dentro de la categoría de “Cantante del Año 2005”. Junto con la nominación del prestigioso Gramaphone como “Artista del Año” y el premio a la “Grabación del Año”, ganó también el premio “Best Recital Recording 2005”, así como el premio anual de la revista Opernwelt como “Cantante del Año”. Su segunda grabación de arias francesas le otorgó una nominación al premio Grammy para “Best Classical Vocal Performance”. La voz de Villazón ha sido incluida en prestigiosas grabaciones discográficas y videográficas y se le puede escuchar en el papel del Timonel en Der Fliegende Hollaender, de Wagner, bajo la dirección de Daniel Barenboim, así como en una grabación en vivo de la Ópera Roméo et Juliette desde el Teatro Campoamor producida por Radiotelevisión Española y en Tristán e Isolda con Plácido Domingo bajo la dirección de Antonio Papano para EMI. Destaca en este aspecto su grabación en vídeo de Don Carlo dirigida por Chailly.

Un ascenso fulgurante Iba para cura, pero al final estudió danza y teatro mientras aprendía a impostar la voz escuchando discos de Plácido Domingo. Hoy ya se ha convertido en uno de los tenores del futuro y ha visitado nuestro país recientemente debutando el pasado año en el Liceu barcelonés con L’elisir d’amore, y donde regresará próximanente con Manon, junto a Natalie Dessay, y en Madrid con un recital lírico. Lo cierto es que se está encumbrando a lo más alto del panorama operístico internacional como uno de los tenores líricos más importantes de la primera mitad del siglo XXI. Y todo ello con poco más de 30 años. En el siempre competitivo universo de los tenores, los nombres de Juan Diego Flórez y Rolando Villazón quizá sean los que brillan hoy por encima del resto. Arropados por una impresionante maquinaria mediática y un talento y carisma naturales, se han convertido en los máximos exponentes de esa cantera hispanoamericana que ha seducido al aficionado lírico, siempre ávido de nuevos estímulos. Si el peruano continúa una carrera

cercana a la de su modelo Kraus, Villazón ha seguido la estela de Domingo, tomado como referente y guía, desde que a los diez años escuchara por primera vez una grabación suya. Tras su debut europeo en 1999 en Génova llegaría su oportunidad al hacerse ese mismo año con tres galardones del concurso Operalia que promueve Domingo. A juicio de Artuto Reverter: “Villazón posee un instrumento que podríamos calificar en origen de lírico-ligero, extenso, caluroso, vibrante, bastante homogéneo, que usa muy juiciosamente, con efectos musicales plausibles y expresividad muy a flor de piel y que ha sabido agrandar, ensanchar de manera inteligente. Tiene en general resuelta la zona de pasaje, aunque no pueda evitar determinados estrechamientos y engolamientos, de los que no se libran tampoco ni el médium ni el grave. El agudo, salvados esos posibles escollos, es firme –aunque a partir del si bemol puede resultar algo tirante–, timbrado y tiene su squillo, su mordiente; el de una voz muy lírica desde luego. En franjas de la primera octava mete pasajeramente el sonido en la nariz y, más arriba, al atacar notas altas, busca apoyos espurios, que denotan la en este caso perniciosa influencia de su modelo, Plácido Domingo. Pero la voz de Villazón es más clara que la del joven Domingo y también más fácil y natural en el segmento superior. En principio el tenor mexicano es un idóneo Nemorino o Elvino, aunque el transcurso del tiempo y la propia evolución le están trasladando a parajes más centrados en lo lírico –ópera romántica francesa– o, incluso, en lo plenamente lírico o lírico spinto. Su aproximación al Don Carlo verdiano es el mejor ejemplo. Debería cuidar, no obstante, esa proclividad a papeles de cierto empaque dramático y evitar peligrosos forzamientos”. DIVA




ESTUDIO

Isabel Colbran, esposa de Rossini (1785-1845)

I

sabel Angela Colbran nació en Madrid, el 2 de Febrero de 1785, en el seno de una familia de músicos. Su padre Juan Colbran era violinista de la Capilla Real y su madre Josefa Ortola, y una hermana llamada Gaspara, también eran músicos. La figura paterna estará en la base de la formación musical de la cantante, pues éste, desde sus inicios, le dio sus primeras lecciones y la acompañó siempre en sus viajes por toda Europa hasta pocos meses antes de su muerte. Con seis años recibió las primeras lecciones de D. Francisco Pareja, primer maestro que su padre eligió para ella y que ejercía como primer violonchelo de la Orquesta de la Cámara Real. A los nueve, estudió composición con el maestro Marinelli. Hizo grandes progresos en el canto de la mano del castrato Crescentini; que entusiasmado por las condiciones de la joven, le siguió dando lecciones en los años siguientes en París. En 1799 el embajador francés Luciano Bonaparte da una fiesta en su palacio a la nobleza española y al cuerpo diplomático. En ella canta Isabel Colbran por primera vez en público a los catorce años, asombrando los asistentes con su voz. Reconocen todos que están ante una cantante excepcional. Acabado el concierto es el propio Luciano Bonaparte el que del brazo la lleva a la mesa presidencial sentándola junto al Nuncio en la cena de gala posterior.

apariencia irreal, como surgido de un mundo de magia. Es rotundo su éxito y todos reconocen que esta cantante de veinte años tiene ante sí un futuro de seguras y triunfales realidades. Cherubini se encargó de la dirección de las partes del canto. Al día siguiente la cantante recibió muchos regalos como: joyas, objetos caprichosos y dinero, mucho dinero, como muestra de admiración. Permanece en París algunos años más perfeccionando su voz, estancia interrumpida por un breve viaje a España para despedirse de la familia, pues despúes marchará a Italia, consciente de lo que supone este país en el mundo de la música y el canto. En 1807 se somete en el conservatorio de Bolonia al duro examen que los reglamentos de la institución exigen, pero el prodigio de su voz se impone a todas las dificultades. La primera vez que la cantante llegó a la ciudad, ésta se convertirá para ella en mucho más que un punto de referencia, pues cambiará el curso de su vida. Allí Isabel encontrará al hombre de su vida, fijará su residencia y terminará sus días.

La naciente fama de quién es casi una adolescente ha llegado a palacio. Ha escuchado la reina la voz prodigiosa de Isabel Colbran y decide ayudarla. Le concede una pensión para perfeccionar sus estudios en el extranjero. Marcha a París acompañada de su padre y es el omnipotente Cherubini quien se encarga de dirigir su carrera hasta la perfección.

El 26 de diciembre de 1808 debuta en la Scala junto al célebre castrato Velluti, a estos éxitos de la temporada milanesa, siguió su debut, en el verano de 1809, en el Teatro Comunale de Bolonia, con Trajano in Dacia de Nicolini y algunas representaciones de Artemisa de Cimarosa; en esta ocasión está rodeada de celebridades, como el citado Velluti y el famoso Nicola Tacchinardi. En el teatro se encuentra Rossini para aplaudirla, ¿se estaría enamorando de ella? Lo que es indudable es que en ella debía ver la personificación de la música y la unión de todos los dones que la música podía proporcionar a un artista algunas veces: fama, riqueza y poder.

Vive en París las grandes fiestas de la coronación de Napoleón Bonaparte, siendo la máxima atracción en los conciertos. Éste, después de felicitarla personalmente, la colma de valiosos regalos. Otro día importante en su carrera inicial es el concierto ofrecido en la residencia del embajador de España en París, el General Gravina. Españoles residentes en París y figuras sobresalientes del cuerpo diplomático asisten a la velada. Viste esa noche Isabel un lujoso traje blanco que da a su figura una

Después de Milán y Bolonia, la siguiente plaza en presentarse sería Venecia en el marco de las representaciones de Carnaval y Cuaresma. En 1809 y 1810 es contratada en el Teatro de la Fenice, para hacer Attila de Farinelli y Gauri de Mellara. Después se presenta en el Teatro Valle de Roma en un papel que encaja perfectamente en la figura majestuosa de mujer y con las facultades vocales y dramáticas de la cantante, el de la tragica Semíramis en la Muerte de Semiramide de Sebastiano Nasolini.


ESTUDIO  En 1811 coincide en Turín con la familia García, con la que más adelante cantaría muchas veces. Eran, junto a ella, los mejores cantantes del momento, gloria de España y envidia de Europa. Pero siguen caminos distintos: ellos, hacia Nápoles, y ella a cumplir los compromisos adquiridos en otros teatros italianos. 1812 es un año importante para los Colbran; su padre ha visto cumplirse el sueño de aplaudir a su hija en los teatros más importantes del mundo. Juan, que administra los bienes de su hija, compra en Castenaso, a pocas millas de Bolonia, una magnifica Villa y la finca rural contigua al santuario de la Virgen del Pilar, una casa digna de la cantante. Isabel es rica y famosa. El rey

Fernando la adula y es la protegida del director de los Teatros de Nápoles; también dicen que es su amante. El empresario es uno de los hombres más importantes del reino. Este hombre, –un simple camarero, dotado para los negocios y que inventó una crema de chocolate y moka que le hizo rico–, fue a buscar a Rossini a Bolonia, ofreciéndole un contrato fabuloso y alojándolo en su propia casa, un verdadero palacio donde también vivían la familia García y los Colbran. Aquí escribe Rossini su primera ópera para el empresario, la obra es Isabel Reina de Inglaterra. En estos días de 1815 Isabel tiene treinta años y Rossini veintidós. Ella está en la cumbre de su belleza, figura alta, gallarda de ojos negros, labios gruesos, aire netamente espa-


 ESTUDIO ñol, una selva de cabello negro azabache y alma de fuego, que arrebata a los públicos de tal manera, que la noche del estreno de esta obra en el Teatro San Carlos de Nápoles, el triunfo fue inenarrable; un espectador grito enardecido “tu sei la regina da vero”. El cronista del Redacttore del Reno de Bolonia dice: “el órgano de su voz es una maravilla por su suavidad y robustez y la prodigiosa extensión de sus cuerdas que va desde el ‘sol’ bajo hasta el ‘mi’ sobreagudo, es decir que se hace escuchar en casi tres octavas con una progresión siempre igual de morbidez y energía, lo que le permitía cantar de forma asombrosa y con rara perfección cualquier parte del repertorio italiano”. En la primavera del año 1816 el rey Fernando está desesperado. El magnífico teatro que su abuelo, el rey Carlos III, mandó construir en 1737, una verdadera obra de arte, ha quedado destruido por el fuego. Muy pronto se le presenta un empresario que le dice “señor, ese inmenso teatro que las llamas acaban de devorar os lo reconstruiré yo en nueve meses, y más bello que antes”. Se trataba de Domenico Barbaja, quien cumplió su palabra, y poco después inauguró el nuevo teatro resurgido de sus cenizas. Barbaja es el primer hombre del reino. La Colbran, su protegida y primera cantante, se burlaba de él todo el día y lo manejaba a su antojo. Manuel García que había cumplido su contrato y marchaba a Roma con Rossini a estrenar El Barbero de Sevilla, le recriminaba y le reñía constantemente por su actitud contra el empresario. Isabel estaba locamente enamorada de Rossini. A la vuelta de éste de Nápoles se le echó en sus brazos y vivieron juntos hasta su boda como dos enamorados. En todas las óperas de Rossini había un papel principal para Isabel, pensado para su hermosísima voz: Isabel Reina de Inglaterra, Moises, Armida, Otelo, La Donna del Lago, Moomento II, Ricardo y Zoraida, Ermione, Zelmira, todas estas obras fueron cantadas en el Teatro de San Carlos. En 1822 Isabel y Rossini decidieron casarse. La ceremonia se celebró en Castenaso, en el santuario dedicado a la Virgen del Pilar. Con ellos están los padres de Rossini, pero no Juan, el padre de Isabel, que en Abril de 1820 había agotado su existencia. La joven pareja marcha a Viena contratados por el Teatro Porta Corinto, y de allí continuaron gira a los carnavales de Venecia. En 1823 se presentan por primera vez en el Teatro de la Fenice con Semiramide, alcanzando un gran triunfo. Ella no volverá a cantar y él no compondrá ninguna opera más en Italia. En 1824 se trasladan a Londres y reciben aplausos, júbilo y dinero, pero la voz de Isabel no es ya la de antes. Se resiente en las notas agudas de las partituras. Está cerca de los cuarenta años, se retira y no vuelve a cantar. Coinciden después de ocho años otra vez con la familia García. En esta ciudad debuta el 7

de Junio en El Barbero de Sevilla, María García (la Malibrand), que con sólo diecisiete años, llegaría a ser la mejor cantante de todos los tiempos y embajadora de la música de Rossini por todo el mundo. La familia Rossini se establece en París, donde ella lleva una vida que se ajusta perfectamente a la de una dama de buena condición. Publicó entonces cuatro colecciones de canciones dedicadas a la reina de España, a la zarina de Rusia, al sopranista Crescentini y por último al príncipe Eugenio Beauharnais. En sus salones reúne a lo mejor de la sociedad parísina, apasionada como ella por el juego. Posteriormente marchan a Italia y se instalan en Bolonia. Él es un hombre inquieto que viaja constantemente y no puede atenderla, pues, desde 1828, Isabel padece la misma enfermedad venérea que padecía su marido, y que son la consecuencia de sus locos días de juventud. Los médicos para curar la gonorrea en pleno siglo XIX servían de poco. Durante su enfermedad tuvo que sufrir las nefastas curas que le practicaron los médicos. La unión no estaba destinada a durar en su vida matrimonial. No fue feliz. Rossini, ahora rico y famoso, no puede estar al cuidado de ella. En 1831 inició una tournè que duró seis años. Después de ésta, una vez regresado a Bolonia y enfermo, le presenta a su nueva compañera Olympie Pelissier. El orgullo de mujer ofendida, y todavía enamorada, se apodera de ella. Le recrimina públicamente su comportamiento inhumano, sin olvidar recordarle el pasado, no precisamente sin mancha, de la modelo parísina. Rossini la culpa de irreflexiva y jugadora, y ella, otra vez, de infidelidad e inconstancia. Es el escandalo en Bolonia. Rossini, superado el golpe, inicia los trámites para la separación legal. En noviembre del 1837 se estipula un pacto de familia. Se establece que los cónyuges harán vidas separadas. Isabel tendrá derecho a una asignación mensual y a los usufructos de la tierra. Ella se retira a su villa de Castenaso, siendo el encanto de todos y gozando de fama de bondadosa y desinteresada. Un mes antes de su muerte, estando ya muy enferma, Rossini la visitó y salió con lagrimas en los ojos, quedando tan afectado que perdió para siempre su habitual jovialidad. Sabe en la intimidad de su alma, en la escondida verdad que él sólo conoce, lo que Isabel Colbran fue para él: para su vida de muchacho joven, ávido de gozos y triunfos, para su obra. Isabel muere en su casa de Castenaso el diecisiete de octubre de 1845, las últimas palabras que salieron de sus labios fueron: “Joaquín, mi Joaquín”. Los funerales estuvieron a la altura de su grandeza. José Rosa Ortega


ACTUALIDAD

Comienza la temporada de ópera del palau de las arts de valencia U una en versión concierto, 16 conciertos sinfónicos

n total de 11 óperas, diez de ellas escenificadas y

y líricos, una obra de teatro y un espectáculo de danza, además de actividades formativas, conforman la oferta de 20062007 del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, que ha elaborado para su temporada inaugural una programación ambiciosa y multidisciplinar con vocación de consolidar un proyecto artístico y musical del primer nivel en nuestro país. La programación de la próxima temporada del flamente coliseo aúna los clásicos de la ópera universal con lo más propio de esta tierra. Así, junto a Wagner y Verdi figuran los valencianos Vicente Martín y Soler y Ruperto Chapí. Además, para conseguir que esta temporada sea histórica se contará con la presencia de grandes nombres de la dirección musical y escénica del panorama internacional, como Lorin Maazel, Zubin Mehta, Daniel Baremboim, Plácido Domingo, Philip Glass o Milos Forman. El grueso de la programación se dedica a la ópera, que por primera vez gozará de un calendario regular en la capital valenciana. Para abrir este capítulo se estrenará el 25 de octubre Fidelio de Beethoven, que contará con la dirección musical de Zubin Mehta y la escénica de Pierluigi Pier’Alli. Waltraud Meier y Peter Seifert son los principales nombres del reparto que participará en esta producción. Posteriormente, se representarán La Boheme de Puccini (noviembre-diciembre 2006); Don Giovanni de Mozart (diciembre 2006); La Belle et la Bète, de Philip Glass, que se programará en sesiones matinales para niños (enero 2007); La bruja, de Ruperto Chapí (enero 2007), y Cyrano de Bergerac, de Alfano, que tendrá como principal atractivo la participación en el papel protagonista del tenor Plácido Domingo, que volverá al escenario para la ocasión (febrero 2007). Completan el cartel operístico Simón Boccanegra, de Verdi (marzo 2007); la primera y segunda suite de Daphnis et Chloe y L’enfant et les sortilèges de Ravel en versión concierto (marzo-abril 2007); El oro del Rhin y La valquiria, las dos primeras entregas de la tetralogía de Wagner El Anillo del Nibelungo dirigidas por Zubin Mehta y con escenografía de La Fura dels Baus (abril-mayo 2007), y finalmente, la ópera contemporánea Well paid walk, con la dirección de escena del realizador Milos Forman (mayo 2007). En total, se ofrecerán 53 representaciones de las once óperas programadas.

En la programación también figuran 16 conciertos, entre los que destacan el Concierto Institucional que el próximo 8 de octubre abrirá la primera temporada regular del Palau. En este concierto actuará una formación integrada por músicos de la Orquesta del Palau de les Arts y de Valencia dirigidos por Zubin Mehta y el titular de la Orquesta de Valencia, Yaron Traub. El prestigioso músico argentino Daniel Baremboim visitará el coliseo el mes de noviembre para ofrecer tres recitales de piano, uno de ellos conmemorativo del 60 aniversario del proyecto Unesco: Voz en el mundo. Un recital en tributo a Mozart y Martín y Soler; la Gala Unicef; la Misa Glagolítica de Janácek; un concierto conmemorativo de Shostákovich, dirigido por su hijo Maxim, y recitales a cargo de López Cobos y Juan Diego Florez son otras de las citas previstas. El teatro pondrá en escena asimismo el espectáculo Mozart Andante de la compañía catalana Els Comediants, mientras que la danza estará representada por el valenciano Nacho Duato. El jazz vendrá de la mano del también valenciano Perico Sambeat y los jóvenes talentos serán protagonistas en la final del XIV Concurso Internacional Operalia que, bajo la dirección de Plácido Domingo, se celebrará el 30 de octubre.




10

PISTAS

Ópera en DVD en las Biblotecas Municipales En el DIVA anterior dedicamos un artículo a reseñar las referencias en DVD de ópera disponibles en la Biblioteca Pública. Continuamos en esa línea presentando las existentes en las otras bibliotecas en la ciudad BEETHOVEN, LUDWIG VAN. Fidelio. The Orchestra of The Royal Opera House, Christoph von Dohnányi. BELLINI, VINCENZO. Norma. Joan Sutherland, Margreta Elkins, Ronald Stevens, Clifford Grant, The Opera Australia Chorus, The Elizabethan Sydney Orchestra, Richard Bonynge. BERG, ALBAN. Lulu. Laura Aikin; Chorus and Orchestra of The Zurich Opera House, Franz Welser-Möst. BIZET, GEORGES. Carmen. Maria Ewing, Luis Lima, Leontina Vaduva, Gino Quilico, The Royal Opera Chorus, The Orchestra of the Royal Opera House, Zubin Mehta. CILÉA, FRANCESCO. Adriana Lecouvreur. Mirella Freni, Peter Dvorsky, Ivo Vinco; Orquesta y Coro del teatro de la Scala, Gianandrea Gavanezzi. DONIZETTI, GAETANO. Don Pascuale. Alessandro Corbelli (Don Pascuale); Orquesta y Coro del Teatro Lírico Cagliari, Gérard Korsten. Lucia di Lammermoor. Joan Sutherland, Richard Greager, Malcom Donnelly, The Opera Australia Chorus, The Elizabethan Sydney Orchestra, Richard Bonynge. MOZART, WOLFGANG AMADEUS. Don Giovanni. Thomas Allen, Ferrucio Furlanetto, Caroll Vaness, Andrea Rost, Matthias Hölle, Gürzenich Orchester Cologne, James Conlon.

La flauta mágica. Deon van der Walt, Ulrike Sonntag, Cornelius Hauptmann, Andrea Frei, Thomas Mohr, Coro y Orquesta del Ludwigsburger Schlosbfestspiele, Wolfwang Gönnenwein. OFFENBACH, JACQUES. Orphée aux enfers. Alexandru Badea, Elizabeth Vidal, Dale Duesing; Symphony Orchestra and Chorus of the Théâtre de la Monnaie, Patrick Davin. La Périchole. Coros del Gran Teatro de Genova y La Orquesta de la Suisse Romande; dirección musical Marc Soustrot; Maria Ewing; Piquillo, Neil Rosenshein. PUCCINI, GIACOMO. La Bohème. Mirella Freni, Luciano Pavarotti, Coro y Orquesta de San Francisco Opera, director Tiziano Severini. La Fanciulla del West. Mara Zampieri, Plácido Domingo, Juan Pons, Sergio Bertocchi, Luigi Roni; Chor und Ballet der Mailänder Scala. Lorin Maazel. director de escena: Jonathan Miller. Madama Butterfly. Yasuko Hayashi, HakNam Kim, Peter Dvorsky, Giorgio Zancanaro, Coro y Orquesta del Teatro alla Scala, director Lorin Maazel. ROSSINI, GIOACCHINO. El barbero de Sevilla. Cecilia Bartoli, David Kuebler, Gino Quilico, Carlos Feller, Radio Symphony Orchestra Stuttgart, Gabriele Ferro. SAINT-SAËNS, CAMILLE Samson et Dalila. Plácido Domingo, Shir-

ley Verrett, Wolfang Brendel, Coro y Orquesta de San Francisco Opera, dirigido por Julius Rudel. STRAUSS, RICHARD. Elektra. Chorus and Orchestra of the Vienna State Opera; director, Claudio Abbado. TCHAIKOVSKY, PIOTR ILYICH. Eugene Oneguin. Ineke Vlogtman, Orla Boylan, Anna Burford; Opera and Chorus of the European Union Opera, Gennadi Rozhdestvensky. VERDI, GIUSEPPE. Aida. Maria Chiara, Luciano Pavarotti, Coro y Orquesta del Teatro alla Scala, director Lorin Maazel. Macbeth. Renato Bruson, Mara Zampieri, James Morris, Dennis O’Neill, Coro y Orquesta de Deutsche Oper Berlin, Giuseppe Sinopoli. Nabucco. Orquesta y Coros del Teatro Nacional de La Ópera de París; dirección musical: Nello Santi; puesta en escena: Henry Ronse. Nabucco,Sherrill Milnes; Ismaele, Carlo Cossuta. La Traviata. Darina Takova, Giuseppe Sabbatini, Maja Dashuk; Coro del Festival Verdi y Orquesta del Centenario. Carlo Rizzi.


PISTAS 11

Libros para saber más de ópera Recientemente nuestra asociación realizó un curso de iniciación a la ópera. La sesión final del mismo estuvo dedicada a dar pistas a los que asistentes a éste para adentrarse lo más posible en este genero que nos apasiona. Se nos animó a seguir en esta línea y por ello hemos creído conveniente repasar la bibliografía existente sobre el tema en nuestras librerías y aconsejar algunas obras ¿Qué es esto de la Ópera?. Roger Alier. Ma Non Troppo. 287 pag. 18,00 €. El especialista catalán Roger Alier, ofrece un libro singular de gran valor para introducir al gran público en el mundo de la lírica. Una apasionante guía divulgativa, profusamente ilustrada, sobre todos los aspectos del mundo de la ópera: su evolución a lo largo de la historia; las obras y los compositores más representativos; los directores y los cantantes; los teatros, sus productores y empresarios; el lenguaje operístico, sus términos, expresiones y convencionalismos; la dirección musical, la dirección escénica y el vestuario; las mejores grabaciones... Los mejores discos de ópera. Fernando Fraga, Enrique Pérez Adrián. Alianza. 536 pag. 28,50 €. Los mejores discos de ópera es una guía de la ópera grabada en CD, una suerte de carta de navegación por el extenso mundo de la fonografía lírica. Fernando Fraga y Enrique Pérez Adrián han puesto todo su conocimiento al servicio del lector no sólo para orientar su compra, sino para acompañarle en el acontecer diario de su pasión por la ópera. La introdución a este libro es una joya pues está dedicada a la evolución del arte canoro. Breve pero indispensable. Su autor, Blas Matamoro. Es, posiblemente, el mejor libro sobre discografía de ópera. Su único incoveniente es que ésta queda desfasada en unos años, para lo cual habría que estar informado a través de las revistas musicales especilizadas que existen en castellano como Scherzo, Ritmo, Melómano, Ópera Actual y los suplementos culturales de los grandes diarios de nuestro país.

Ópera. Compositores. Obras. Intérpretes. András Batta. Könemann. 29,95 €. Es la obra mejor editada sobre el mundo de la ópera a un precio muy ajustado. Y lo es fundamentalmente por tratarse de un libro editado fuera de la norma, con tapa dura, calidad de papel y gran profusión de ilustraciones.

va desgranando sistemáticamente, con el ardor del melómano y con la claridad del buen divulgador, todo lo que hay que saber sobre las óperas más representadas y representativas: las circunstancias culturales del estreno, el argumento, los momentos musicales más famosos y las grabaciones e interpretaciones canónicas.

El libro de la ópera. José Mª Martín Triana. Alianza editorial, 540 pags. 15 €. El propósito de este libro es allanar las dificultades que puedan encontrar los que se inician en esta materia. Este libro se clasifica por autores y escuelas y describe los argumentos de las 100 óperas más representativas en la actualidad. Nos parece uno de los libros más interesantes de los propuestos aquí, sobre todo por los acertados comentarios de cada una de las óperas.

La experiencia de la ópera. Paul Henry Lang. Alianza Música. Es probable que este libro esté descatalogado, si así fuera sería una pena pues se trata de uno de los libros más interesantes de los existentes sobre el mundo de la ópera, puesto que introduce al lector sobre la historia y la literatura operística. La solvencia del autor –catedrático de musicología de la Universidad de Columbia y crítico del New York Herald Tribune– es irrefutable.

Guía universal de la ópera (Vol. III). Discografía esencial. Roger Alier, Albert Estany. Ma Non Troppo. 496 pag. 23,00 € Como complemento necesario de la “Guía universal de la ópera”, este tercer volumen repasa de forma exhaustiva y crítica la discografía de las principales óperas del panorama lírico de todos los tiempos. Las mejores grabaciones de la ópera en CD y DVD, comentadas y anotadas. El Gran libro de la Ópera. Manuel Capdevila. Península. 528 pag. 25,00 €. Tanto el aficionado medio como el que se acerca a la ópera por primera vez encontrará aquí toda la información de 183 óperas, las que son de repertorio corriente en nuestros teatros. Por orden alfabético de autores y, dentro de éste, por orden cronológico de estreno, Manuel Capdevila

Guías Scherzo. Varios compositores. Discografía recomendada y obra completa comentada. Ed. Península. Se han dejado de editar estas importantes guías producto del acuerdo entre la revista Scherzo y la editorial Península. Un acuerdo que ha dado como resultado dieciseis títulos cada uno de ellos dedicado a un compositor de la máxima importancia. De entre ellos, y por estar dedicados a compositores esenciales en el mundo de la ópera destacamos las dedicadas a Mozart, Wagner, Rossini, Verdi, Strauss, Chaikovski. En cada uno de ellos se traza el perfil biográfico, se ananaliza cada una de las obras y sus versiones discográficas más importantes. Hágase al menos con los títulos citados; no se arrepentirá. Si no los encontrara solicitánolos a su libreria ha-


12 DISCOS

Opera RECITAL. ROLANDO VILLAZÓN MUNCHER PHILARMONIER ORCHESTER. MICHEL PLASSON. VIRGIN 344733. 1CD.

Hasta la fecha se han publicado tres discos con recitales de Rolando Villazón. El primero de ellos estuvo dedicado a arias de ópera italiana con obras de Cilea, Donizetti, Verdi, Puccini y Mascagni; en esa ocasión estuvo acompañado de la orquesta de la Radio Munich con el desaparecido Marcelo Viotti a la batuta. El segundo disco contenia arias de ópera francesa y sus compañeros músicos fueron la orquesta de la Radio Francia con Evelino Pidò, interpretando obras de Massenet y Gounod. A mi juicio ha sido el mejor y más redondo de los tres. El último disco en aparecer de este cantante ha sido producido, de nuevo, por el sello inglés Virgin. Por cierto que son los ingleses los mejores admiradores del joven cantante mejicano, y así lo demuestra su frecuente presentación en el Covent Garden de la capital de este país. Característica general de los tres discos es que ante la variedad de arias interpretadas no en todas ellas encuentra Villazón resultados similares. Normalmente sobresalen como mejores realizaciones las arias que mejor se adaptan a su tipología vocal, es decir las de un tenor lírico-ligero capaz de aborar un reper-

PISTAS torio más amplio que el de Rossini o los papeles más agudos de Donizetti, que a las de un lírico spinto, para lo que le falta algo de fuelle.

bitual visite en internet www.iberlibro. com y es posible que encuentre una librería en nuetro país qe disponga de algún ejemplar en sus estanterías.

En general es cierto que nos encontramos con una voz de bello timbre y atractivo, y de temperamento apasionado y extrovertido sentido dramático. La voz de Villazón posee un gran paralelo con la de Plácido Domingo, habiendo declarado recientemente el cantante español que ve en él a su sucesor.

Voces. Gonzalo Badenes. Publicaciones de la Universidad de Valencia. 450 pags. 30 €. Es el último libro publicado dedicado al mundo de la ópera y revisa la trayectoria personal y artística de los cantantes más importantes del siglo XX, e incluso a algunos de XIX. Su autor, ya desaparecido, se dedicó a esta tarea en la revista especializada Ritmo, y recogía un artículo en cada númerodedicado a un o una cantante. Cada entrada tiene tres apartados, el primero dedicado a la vida, el segundo a su voz y el tercero a sus grabaciones. Un libro importante.

Empieza a brillar con fuerza en los escenarios operísticos a partir de su paso por Operalia, el concurso de voces auspiciado por Plácido Domingo, del que el mejicano es un admirador; y se nota, porque el mimetismo en ocasiones llega a ser muy evidente. Tiene una voz de timbre bastante homogéneo, que usa con mucha inteligencia, con efectos musicales plausibles y expresividad muy a flor de piel. El agudo es firme y aunque utiliza algunos sonidos nasales al atacar las notas más agudas, pero su voz es más clara que la del joven Domingo y también más fácil y natural en la zona aguda. Él mismo justifica que nunca imitó a Domingo para parecerse a él sino para aprender a cantar, como un método de aprendizaje. Esto quizás justifica este parecido vocal. El disco que comentamos, el último de los tres publicados, viene acompañado de un DVD con un reportaje de las sesiones de grabación que nos ayuda a conocer el lado humano y artístico del cantante. Algo que actualmente se está imponiendo en algunas discográficas y que da un plus de valor a la grabación. No queremos olvidar la gran dicción que muestra el cantante, sea cual fuere el idioma en que interpreta. Los tres discos reflejan lo que se considera lo mejor de nuestro tiempo, con sus virtudes y sus defectos. Javier Hidalgo

El ABC de la ópera + CD’s. Eckhardt Van Den Hoogen. Taurus. 544 pag. 29,50 € ¿Cómo podemos disfrutar -desde hace ya cuatrocientos años- viendo a un hombre que, atravesado por una bala o un florete, se pone a entonar un canto de despedida en lugar de pedir ayuda? ¿O a una pareja de enamorados que susurra los más sentidos duetos de amor camino del patíbulo o agonizando? Así de extraña y misteriosa resulta la ópera, un género sobre el que todo el mundo parece tener una opinión, aunque no conozca siquiera su historia. Eckhardt van den Hoogen era uno de los que tenía formada una opinión, pero cuando decidió estudiar a fondo la ópera y escribir sobre ella, se convirtió en un apasionado y se propuso guiar al lector por el mismo viaje de descubrimiento que hizo él. Con un gran conocimiento del tema, pero sin afectación, el autor revela a melómanos y nuevos aficionados los entresijos de la historia de la ópera y de las historias que la rodean, de los compositores y libretistas, así como los argumentos de las grandes obras. JH


Diva 54