Page 1

Nº 1. JULIO 2015. INFORMATIVO VOZ DE CASTELLANA NORTE

Edita: Distrito Castellana Norte Madrid

Distrito Castellana Norte Madrid. Los vecinos como centro de la actuación Distrito Castellana Norte Madrid ha adquirido el compromiso con los madrileños de regenerar una zona degradada y de crear un distrito que refleje los valores de Madrid. Es la actuación medioambiental, social y urbanística más importante de los últimos veinte años en España. tituciones. Según Antonio Béjar, «es un proyecto de enorme relevancia para el futuro de Madrid».

Distrito Castellana Norte Madrid es la operación de renovación urbana más importante de Madrid en los últimos veinte años y una de las mayores actuaciones de tipo social y medioambiental realizadas en Europa. La zona de intervención se encuentra ahora mismo muy degradada, con sistemas de infraestructuras inconexos, barrios fragmentados y con pocas zonas verdes. DCNMadrid será, sin duda, un motor de cambio para la ciudad.

Al ritmo que marque la sociedad

Para ello, han participado en el proyecto los mejores expertos en urbanismo y arquitectura como el estudio de Richard Rogers o la firma de ingeniería ARUP. En el proyecto han trabajado conjuntamente 30 empresas nacionales e internacionales de primer nivel elaborando una propuesta de ordenación urbanística innovadora.

Para el diseño de la reordenación urbanística se han tenido en cuenta las demandas de los vecinos de la zona y se ha planteado un cuidadoso diseño basado en las necesidades y expectativas vecinales. Un desarrollo que une a las comunidades existentes, con capacidad para tejer una malla de interconexiones entre los diferentes barrios.

El proyecto favorecerá y fomentará la revitalización del comercio y de los servicios de proximidad. Distrito Castellana Norte Madrid quiere ser el principal catalizador del crecimiento y desarrollo de Madrid, que debe estar preparada para atraer inversión y recibir un mayor flujo de turistas. En ese sentido, existe la responsabilidad generacional de afrontar un diseño que fomente un modelo de ciudad diferente, con soluciones vanguardistas como base del crecimiento económico y que aliente la apertura internacional.

El proyecto se va a ejecutar por fases atendiendo siempre a las necesidades y evolución del mercado. Cada fase del proyecto será independiente de la siguiente, pero capaz no sólo de posibilitarla sino de realimentarla y fortalecerla. Con el consenso de más de 7.000 vecinos

Por ejemplo, se ha proyectado una vía ciclista de 12,8 kilómetros, conectada con el carril bici existente y con las estaciones de metro y cercanías. Sustentado en los valores y la identidad de Madrid, el proyecto busca mejorar la calidad de vida y bienestar de todos los que residan o trabajen en los barrios limítrofes del norte de la ciudad. Distrito Castellana Norte Madrid ha consensuado el proyecto de renovación del norte de la ciudad con más de cincuenta ins-

La propuesta se ha elaborado a partir de un plan director de sostenibilidad, que mantiene el compromiso total con el desarrollo sostenible, con estándares muy superiores a los que marca la ley. Como consecuencia, la Prolongación de la Castellana producirá un impacto ambiental positivo. Los valores ambientales del ámbito serán considerados como activos a preservar e integrar en el nuevo proyecto, lo que permitirá vertebrar una red de espacios verdes en el norte de Madrid y dotar de viabilidad ecológica al conjunto. El 4º parque madrileño Las energías renovables tendrán una presencia especialmente importante en el transporte público y en los sistemas de alumbrado. Está prevista la instalación de redes inteligentes de suministro de agua y electricidad con sensores integrados, con programas de análisis que permitan detectar fugas y sistemas de energía capaces de ahorrar y administrar recursos de forma automatizada. El proyecto contará con las infraestructuras necesarias para que los edificios puedan dotarse de tecnologías para la producción de energía procedentes de fuentes renovables: sol, viento y geotermia. Se destinará una superficie de 566.826 metros cuadrados a zonas verdes y arbolado, lo que supone un equivalente a 56 estadios de futbol. La reforestación proyectada permitirá plantar más de 25.000 árboles y trasplantar otros 1.135, así como gestionar la transición paisajística hacia el parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. La superficie verde supone dotar a la zona del 4º mayor espacio verde de Madrid, inmediatamente detrás de los parques madrileños de El Retiro, Casa de Campo y Dehesa de la Villa. 1


DCNM trasladará piedra a piedra las dos ermitas históricas de Fuencarral San Roque y Nuestra Señora de Lourdes, dos edificios históricos actualmente muy deteriorados, serán trasladados “piedra a piedra” y restaurados por Distrito Castellana Norte Madrid gracias al proyecto de prolongación del madrileño paseo de la Castellana. Cada 16 de agosto los vecinos de Fuencarral celebran la fiesta de San Roque. Es el único día del año en el que se abre la ermita que honra al Santo, elevada sobre en un cerro a la vera del antiguo camino de Madrid a Irún. Su origen se remonta a finales de siglo XVI. San Roque aparece por primera vez en un mapa en 1865. Dos décadas después, sirvió como “hospital ambulatorio” para enfermos de cólera. Las imágenes religiosas y de valor que guardaba fueron saqueadas en la Guerra Civil y actualmente solo se conservan las figuras de San Joaquín y Santa Ana. Hasta 2014, y durante más de 40 años, tuvo anexa una infravivienda ocupada, ahora vacía. Sus muros se tornan grisáceos cada año y, a pesar del esfuerzo de los vecinos por conservarla, también el artesonado del techo está muy deteriorado. A sólo 570 metros encontramos la ermita de Nuestra Señora de Lour-

des que, en peor estado de conservación, también amenaza ruina. Le falta el techo de zinc y carece de actividad religiosa desde hace años. Sin embargo, tanto San Roque como Nuestra Señora de Lourdes gozan de protección del “mayor interés” y “con valores suficientes para merecer la conservación tanto de su volumetría como de sus elementos arquitectónicos más destacados”, establece el Plan General de Ordenación Urbana de 1997. Es por eso que la Comisión Local de Patrimonio Histórico de Madrid, dependiente de la Consejería General de Cultura, ha aprobado el traslado de las dos ermitas históricas a una nueva ubicación que se asegure su conservación y permita además la ampliación del paseo de la Castellana, en el ámbito del proyecto Distrito Castellana Norte. Para obtener el permiso de la comisión, los promotores de la operación DCNMadrid han desarrollado una in-

DCNMadrid se reúne con 7.000 vecinos

vestigación histórica y documental, así como un análisis arquitectónico, fotogramétrico y topográfico sobre el grado de conservación de los edificios. En ambos casos, esos trabajos concluyeron confirmando que no es posible trasladarlas íntegramente “por su deficitario estado de conservación”, pero sí incorporar sus principales elementos constructivos en réplicas reconstruidas a metros de distancia. La ermita de Lourdes, propiedad del Arzobispado de Madrid, se trasladará dentro de la actuación de DCNMadrid a una zona que, una vez concluido el desarrollo urbanístico, quedará rodeada de parque y zonas ajardinadas. La ermita de San Roque, propiedad del Ayuntamiento, se llevará a un solar para equipamientos en el casco histórico de Fuencarral. El coste de la mudanza lo asumirá DCNMadrid gracias al compromiso de sus socios fundacionales, BBVA y Grupo San José.

Distrito Castellana Norte Madrid (DCNMadrid) ha explicado, en una acción sin precedentes, a los vecinos de Fuencarral-El Pardo, Hortaleza y Chamartín, entre otros, el proyecto de ampliación del madrileño Paseo de la Castellana. Para ello, DCNMadrid ha equipado una unidad móvil que, a modo de stand itinerante, ha recorrido los barrios de la capital. “Ha sido una acción muy singular, con el objetivo no

2


Apuesta decidida por el comercio de proximidad El proyecto de Distrito Castellana Norte Madrid (DCNMadrid) intentará promover la vida urbana, con un diseño en el que el peatón recobra el protagonismo. Supone una apuesta decidida por el comercio de proximidad, señal de identidad cultural de la zona norte de la capital.

El pequeño negocio es la columna vertebral de los barrios. Los mantiene vivos porque crea trabajo y pone al alcance de los vecinos buena parte de los negocios que pueden cubrir sus necesidades sin tener que desplazarse hasta una gran superficie. El plan urbanístico de DCNMadrid apuesta por este comercio de cercanía porque entiende que puede mejorar la calidad de vida de todos los que en el futuro vivan en él y de aquellos que actualmente residen o

sólo de explicar a los vecinos y a los miembros de sus asociaciones vecinales, patronales y colegios de la zona el proyecto de modernización y recuperación, sino hacerles partícipes también de los pormenores de dicha actuación e intercambiar con ellos ideas y sugerencias en torno al proyecto”, señala el Presidente de DCNMadrid, Antonio Béjar. La unidad móvil estuvo equipada con paneles informativos, diversos sistemas de audio y vídeo, sala de conferencia y reuniones y abundante material informativo. Contó con un equipo técnico y de animación para explicar el proyecto, recoger datos y realizar las actividades lúdicas programadas para los visitantes más pequeños. DCNMadrid tendrá en cuenta las necesidades y expectativas actuales de los vecinos, priorizando la verte-

trabajan en los barrios limítrofes del norte de la ciudad. Ha considerado que no es necesaria la implantación de un gran centro comercial para potenciar, en su lugar, el consumo en los establecimientos de cercanía. El proyecto, que supone la mayor actuación urbanística, social y medioambiental en Madrid en los últimos 20 años, mejorará el conjunto de la zona norte de la ciudad, articulando un nuevo eje social y económico. Para su diseño se han tenido en

bración de los distritos, a través de una malla de interconexiones que entrelace los diferentes núcleos de población. El proyecto supondrá una profunda remodelación del sistema de equipamientos, transportes e infraestructura para toda el área de influencia. El proyecto se ha diseñado desde el firme compromiso con el desarrollo sostenible y se ha dado una gran importancia a la aplicación de criterios de sostenibilidad, con una apuesta decidida por la movilidad en el transporte, tanto público como privado de toda la zona. El 80 por ciento del suelo intervenido se destinará a infraestructuras públicas para uso y disfrute de los madrileños, con más de 560.000 metros cuadrados de espacios verdes, equipamientos sociales, servicios urbanos y una vía ciclista con una longitud de 12,8 kilómetros.

cuenta las demandas de los vecinos, sus necesidades y expectativas, y se ha vertebrado este tejido comercial tradicional en la zona. Los nuevos comercios estarán a lo largo de los ejes peatonales del Proyecto, dotados de transporte público y conectados con los comercios preexistentes. La mayoría serán integrados en las plantas inferiores de los edificios proyectados, dando lugar a una red de comercio en las calles y plazas del entorno. De esta forma, se logra además un doble objetivo; reducir los desplazamientos en coche y activar el espacio público. Atendiendo a las necesidades de la nueva ciudad y considerando las carencias de los barrios colindantes ya existentes, se crearán tres espacios comerciales: • Un mercado de barrio entre Chamartín y Fuencarral, próximo a la estación de cercanías. • Un zócalo comercial al borde oeste del parque central, integrado en los edificios de oficinas. • Una red de comercio de proximidad en los locales comerciales, situados en los ejes peatonales. El desarrollo del proyecto de DCNMadrid equiparará la actividad comercial de los barrios del entorno al de otras zonas de Madrid, como Delicias, Serrano, Bravo Murillo o Padre Damián, - todas las adyacentes al eje Castellana -. Mejorará la elevada tasa de desocupación en la zona, haciendo de esta área un gran polo de atracción, de empleo y estilo de vida urbano y social en la capital. 3


EL PROYECTO EN DATOS

Parque

Transporte público

56 hectáreas

32.000 pasajeros hora

Carril bici

286.059 m2

12,8 Kilómetros

Equipamientos sociales

33.000 m2

17.000

Mayor huerto urbano de Madrid

viviendas

Charla con Antonio Béjar González, Presidente DCNMadrid “El compromiso con Madrid es total”

¿Quién es Antonio Bejar? Experto en el mundo inmobiliario, un sector que conoce bien y en donde ha sido el máximo responsable de BBVA Real Estate. Además, y en el mismo banco, ha sido director de Riesgos para España y Portugal, tras haber desempeñado puestos de dirección en Banca Comercial y de Banca de Empresas. El presidente de DCNMadrid tiene una cosa clara: “Madrid no debería perderse el mayor proyecto de regeneración y desarrollo de la zona norte, en donde los propietarios del suelo harán una inversión sin precedentes, de más de 5.000 millones de euros”. Para Béjar, DCNMadrid no es solo una actuación urbanística, es un polo de atracción de talento e inversión para Madrid, además de la oportunidad de resolver muchos problemas que padecen los barrios del entorno. Sevillano, de 47 años de edad, Béjar se considera “tan de Madrid” como el que más. “Aquí resido, aquí crecieron mis hijos y mi compromiso con la ciudad y con los madrileños es total”. Este proyecto, señala, “significa prosperidad para Madrid y le voy a dedicar toda mi atención y mi esfuerzo”.

4

P.- El proyecto estuvo a punto de aprobarse y se paralizó con las elecciones del 24 M. ¿En qué situación se encuentra hoy? Estoy convencido del apoyo de las instituciones. Estamos acostumbrados a trabajar con las administraciones y así lo haremos con los nuevos responsables del ayuntamiento y de la comunidad. Este proyecto cuenta con gran respaldo ciudadano ya que las demandas presentadas se han resuelto siempre a favor de los vecinos. P.- ¿A qué demandas se refiere? Las hay de varios tipos, pero la mayoría de ellas tiene que ver con problemas crónicos de los barrios colindantes. El Plan Parcial ha incorporado numerosos ajustes. Además, ha incorporado las directrices técnicas y medioambientales requeridas por 48 organismos públicos, que han emitido informes al Plan Parcial. Por cierto, favorables. Las mejoras incorporadas supondrán una inversión adicional superior a los 103 millones de euros. P.- Dice que los vecinos han participado desde el primer momento en la elaboración del Proyecto. ¿Cómo? Así es. Hemos recorrido los distritos y hemos explicado a más de 7.000 vecinos y asociaciones vecinales sus ventajas. Fruto de esas reuniones, sabemos sus problemas, entre los que destaca la frustración de unos barrios que se encuentran aislados y divididos por la brecha ferroviaria, desconectados entre sí por culpa de unos terrenos baldíos y abandonados, en donde es difícil el desarrollo económico y el intercambio social de los habitantes de la zona. Y hemos propuesto soluciones en el Plan. P.- ¿Puede concretar algunas de las demandas que se han aceptado de los vecinos? Son diversas. Se construirán viales que permitirán conectar Hortaleza, Las Tablas y Fuencarral; se han acercado a los barrios las dotaciones para

que den servicio a los vecinos actuales y se han articulado soluciones para sus problemas de tráfico. Por concretar, el parque del Barrio de Begoña conectará a través de un acceso peatonal con la nueva zona verde, o contará con una pasarela que les permitirá cruzar la M-30 para acudir al Hospital de La Paz. En el distrito de Fuencarral se ubicarán nuevas parcelas para cubrir las principales necesidades de los vecinos de disponer de espacios culturales. En las Tablas se ha diseñado un acceso peatonal directo para que les sea más fácil llegar a la nueva estación de cercanías de Renfe o tendrán enfrente el que será el mayor huerto urbano de Madrid. En fin…, muchas iniciativas, imposibles de enumerar aquí, de acuerdo siempre con las peticiones vecinales. Creemos que se ha planificado escuchando a la sociedad, a sus instituciones y a las asociaciones de vecinos. Escuchar es la máxima que ha estado siempre en mi cabeza y que forma parte de mi compromiso empresarial y personal con Madrid. P.- ¿Habrá grandes superficies comerciales como viene sucediendo en las grandes intervenciones urbanísticas en Madrid? Queremos apostar por el comercio de barrio, tal como quieren los comerciantes. La prolongación de la Castellana en 3,7 kilómetros, con sus grandes aceras rodeadas de zonas verdes, será un buen lugar para el comercio de proximidad, para que la gente pasee y disfrute del ocio. Será el colofón de la gran arteria de Madrid. P.- ¿Y si no se aprueba el proyecto? Pues sería una pena. Si pasado un tiempo no se aprueba el Plan Parcial, tendremos que decidir retirarnos de un proyecto que Madrid lleva esperando veinte años. Éste es el momento adecuado para iniciar esta actuación de regeneración urbana.

Voz Castellana Norte - nº1 - Julio 2015  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you