Page 7

Vicálvaro D19 74

CUMPLIREMOS CON NUESTRO COMPROMISO CON VICÁLVARO AVV Hace ahora 3 años nos encontrábamos en pleno proceso de conformación de una candidatura municipal para concurrir a unas elecciones que llevaran el cambio al Ayuntamiento de Madrid y, por tanto, también a las Juntas Municipales. Más de 20 años de la derecha más rancia y corrupta al frente de las instituciones llevó a muchas organizaciones del tejido asociativo a dar un paso adelante para que ese cambio, además de real, fuera protagonizado por vecinas y vecinos en primera persona. Así lo creímos entonces desde la Asociación Vecinal de Vicálvaro y nuestra participación activa contribuyó a que el 24 de mayo, ese esperado cambio fuera una realidad. Nuestra participación no fue un simple postureo, en nuestra tabla reivindicativa llevábamos más de 50 actuaciones para que nuestro distrito recuperara la dignidad y los derechos que se nos había negado con los gobiernos del Partido Popular. Conscientes de la imposibilidad de que todos ellos fueran ejecutados de forma inmediata, planteamos en las diferentes asambleas constitutivas tres ejes fundamentales de actuación, a saber: la remunicipalización de los servicios públicos municipales; la democratización de las Juntas Municipales dotándolas de recursos y posibilitando la elección directa por parte de vecinas y vecinos; y, finalmente, el no pago de la deuda generada por el PP, priorizando en los Presupuestos las partidas dedicadas a políticas sociales. Consumidas ya casi ¾ partes de la legislatura no podemos silenciar que las expectativas creadas están muy lejos de hacerse realidad. Han sido dos decisiones del Consistorio, al menos, las que las han truncado: en marzo de 2016 decide continuar el modelo anterior de licitación de los contratos del servicio de recogida de basura renunciando a asumir su gestión de forma directa;

y en diciembre de 2017 se pliega al Plan Económico Financiero impuesto por el Ministerio de Hacienda, asumiendo las políticas anteriores de austeridad reflejadas en la regla de gasto y en la modificación del artículo 135 de la Constitución que el PSOE nos dejó como legado. La primera representa un golpe directo en la línea de flotación del proyecto; la segunda, al suponer la mengua de recursos económicos que ponen en jaque las otras dos reivindicaciones, el resquebrajamiento de la nave en la que nos habíamos embarcado unos años antes. En resumen, el Ayuntamiento del cambio está demostrando que no tiene el valor necesario para enfrentarse a las grandes empresas ni a los partidos tradicionales por lo que la sensación es que poco o nada está cambiando. Tampoco podemos negar que nuestra presencia en las instituciones locales está demostrando que las cosas se pueden hacer de otra manera y que se están realizando proyectos, menos de los que quisiéramos, por los que hasta hace unos años nadie apostaba. Y en ese sentido valoramos positivamente nuestro trabajo y la dedicación, en estos momentos, de tres de nuestras compañeras al grupo municipal de Ahora Madrid en la Junta de Distrito. Pero es el momento, creemos, de una reflexión y la toma de decisiones. En el Pleno Extraordinario de la Junta Municipal sobre el Estado del Distrito ya manifestamos públicamente nuestro descontento exigiendo al gobierno municipal que continuara con sus políticas de cambio, incluso de forma más radical, como única manera de que ciertas políticas y actuaciones fueran ya irreversibles. También porque supondrían el cumplimiento del programa electoral y la posibilidad de que vecinas y

vecinos siguiéramos confiando en la candidatura encabezada por Carmena ya que los cambios que pretendíamos difícilmente podían realizarse en 4 años. Iban a ser necesarios 8, 12, 16… años para cambiar una ciudad no concebida para sus habitantes. Pero parece que el Ayuntamiento del cambio ha decidido inmolarse. A las decisiones políticas se suman las deserciones de, al menos en nuestra Junta Municipal, personas y organizaciones con las que habíamos trabajado juntas, huyendo del barco y dejándonos a merced de verdaderos tiburones. No a nosotras/os como asociación, sino a todas las vecinas y vecinos que confiaron en nuestra candidatura de unidad popular. No podemos más que respetar sus propias decisiones pero nos parece una irresponsabilidad este abandono porque nos aboca, de nuevo, a las profundidades a la gran mayoría. Desconocemos sus motivos pero no podemos más que reprochar que no haya primado en su decisión el interés general. Por eso, la Asociación Vecinal de Vicálvaro va a mantenerse en el grupo municipal hasta el final de la legislatura, por responsabilidad y coherencia. Somos conscientes de que va a ser el período más difícil, con un PP apretando la pinza (Montoro aplicando la regla de gasto y un grupo municipal exigiendo inversiones), Ciudadanos haciéndole la ola, y PSOE jugando al gato y al ratón con sus votos, necesarios para sacar o no sacar adelante las propuestas. Para todos ellos ya ha comenzado la campaña electoral para 2019, no para la Asociación Vecinal que seguimos creyendo que este período y nuestra presencia en la Junta Municipal ha servido para poner en primer plano y tratar de paliar las necesidades de un distrito olvidado y de sus gentes.

PRESENTACIÓN DEL ATENEO DE VICÁLVARO Un acto sobre los recortes de Montoro en el Ayuntamiento ha sido el primer acto de la nueva asociación Alberto Vaquero

El pasado 20 de febrero se presentó el Ateneo de Vicálvaro, nueva asociación sin ánimo de lucro, entre cuyos fines está crear un espacio de unidad popular que sirva de encuentro, debate y convivencia para personas con sensibilidad democrática en Vicálvaro, trabajando en el desarrollo y divulgación de valores y actividades basadas en el republicanismo, feminismo, ecologismo, la igualdad, la libertad, la solidaridad, la sostenibilidad, la economía del bien común y en definitiva todas aquellas iniciativas que consigan reforzar el tejido vecinal de Vicálvaro, así como luchar contra la xenofobia, la homofobia, el machismo, el racismo, y cualquier tipo de discri-

minación o exclusión social. El acto de presentación contó con la presencia de Eduardo Garzón, economista y militante de IU cesado recientemente como asesor económico del Ayuntamiento por orden de Manuela Carmena, y de Rommy Arce, concejala de los distritos de Arganzuela y Usera y militante de Anticapitalistas. En él se trazaron las líneas generales en las que se basa la Ley de Estabilidad Presupuestaria, popularmente conocida como “ley Montoro”, partiendo del dogma impuesto sobre la austeridad y los recortes en los servicios públicos

para acabar analizando cómo una visión extralimitada de esa ley está siendo impuesta al Ayuntamiento de Madrid con una clara intencionalidad política por parte del Partido Popular, que está decidido a ahogar de cara a las elecciones todas las inversiones importantes de un municipio que está demostrando sobradamente tener superávit y cuentas saneadas. Tras unas intervenciones muy clarificadoras sobre el conflicto que estaba afrontando el Ayuntamiento de Madrid frente al 135 de Montoro por un lado, y frente a diferentes visiones dentro del propio Ayuntamiento sobre afrontar o no afrontar esa confrontación por el otro, se dio paso a un interesante debate, el cual puso en evidencia los estrechos márgenes de actuación en los que se mueven los “ayuntamientos del cambio”, y en particular el de Madrid, así como los límites de la lucha política en las instituciones para beneficio de la mayoría social. El Ateneo de Vicálvaro tiene previsto seguir realizando actividades en los próximos meses, incluyendo la realización de un acto sobre las pensiones y unas jornadas republicanas el mes de abril. Puedes seguir la actividad del mismo a través de las redes sociales o accediendo a la página www.ateneovicalvaro.com.

Distrito 19 190  

Distrito 19 número 190

Distrito 19 190  

Distrito 19 número 190

Advertisement