Issuu on Google+

¡Disparad! REVISTA

1

Te damos la Bienvenida

Francisco GIL Llambías Rector UCSH


¡Disparad!

1

de como avanzamos, de cómo llenamos el refrigerador cada fin de mes, de cómo lucen nuestras zapatillas exclusivas y nuestro celular con touch, y sobre todo cómo luce al nuestro cartoncito que con tanto “esfuerzo” pudimos *pagar*, disculpen quise decir obGangsta Paradise tener, mientras nos meten el mazo hasta lo más profundo del culo y servilmente proMario Puzo inicia su conocida fesamos su religión, so pena de ser intimiobra “El Padrino” con una frase del célebre dado, amenazado, encarcelado, destruido, escritor francés Honoré de Balzac, en la incendiado y condenado a la desgracia. primera página de la novela podemos leer: “Detrás de cada gran fortuna hay un deliSon reconocidas ciertas prácticas que nuesto”. Con esta frase da pasó a la maquinaria tros “nobles” empresarios llevan a cabo criminal con la cual Los Corleone, familia para alcanzar sus lucrativos objetivos: las encabezada por el vetusto Vito Corleone, constructoras destruyen barrios completos mantienen , administran e incrementan su para instalar allí sus rústicas moles de hapoder dentro de las demás familias de ma- cinamiento, las forestales arrasan el bosque fiosos y en los negocios de los que son par- nativo y muchas veces comercializan con te. Las prácticas necesarias para alcanzar árboles protegidos, la gran minería e ineste poder no mide consecuencias, cuentan dustria en general contaminan los cauces con una ética propia que la mayoría de las de casi la totalidad de los ríos existentes veces tienen vigencia solamente dentro del (prácticamente no hay ríos que no arrastren grupo al cual representa, los medios se van una alta dosis de metales pesados, como el articulando y adecuando a los objetivos, boro y el arsénico, además de residuos inque van transformándose en instrumentos dustriales líquidos), la que alguna vez fue que se nutren de una razón pero orientados la pujante y promocionada industria acuía objetivos inherentemente irracionales. cola destruye sin miramientos el ecosistema de los fiordos de Chiloé con el cultivo Estas prácticas o modos de hacer son la base del salmón, etc. Podríamos seguir con las que prima en el modelo económico actual celulosas, las pesqueras y otras industrias (instaurado a balazos por la “pechoñería” que también han aportado de esta forma al hipócrita y fascista) es un caldo de cultivo impresentable crecimiento económico que para que nuestros “honorables“empresarios toca a los mismos de siempre, sustentado den rienda suelta a sus negocios, todos ellos con trabajos precarios y sueldos tercermunjustificados y blindados por el sacrosan- distas para la gran mayoría. Pero es vital to progreso, rentabilidad y crecimiento. Si detenerse en un tipo de empresa que es la bien aparentemente el “modus operandi” de encargada de inseminar y legitimar el cánquienes tienen el poder económico y traba- cer del endiosamiento del mercado en todos jan para generar “las riquezas del país” son nosotros, hablamos de las empresas dedicaencausadas generalmente dentro de la lega- das a la educación quienes son el motor de lidad, gracias a que las leyes están hechas la desgracia en la cual nos revolcamos. A para ellos, sus delitos son tan aberrantes nadie debería sorprender (a no ser por una como el de los Corleone pero están maqui- reacción de falsa vergüenza) que se haya llados por una maquinaria publicitaria que hecho público hace un par de días el caso nos conmina a reír y sentirnos orgullosos de los textos escolares que promocionan

MANDRILISTA

ACECHO


2 conocidas marcas de nuestro amplio espectro de productos de consumo (para muchos un orgullo poder contar con tan variopinta gama de chucherías, placer con el que no cuentan otro países con menor desarrollo que el nuestro, los iluminados dicen que es por pura flojera), según señala el sopla verga de Joaquín Lavín, para que nuestros niños “aprendan a enfrentar la publicidad” (¿?) y que “desde la Educación Parvularia, es recomendable que los niños y las niñas tengan experiencias reales y cotidianas de inmersión en un mundo letrado” (El Mostrador, 05/04/2011), para después olímpicamente retractarse, todo un ejemplo como ministro de educación. También lo que sucede en “nuestra” universidad (que es tan nuestra como lo es el quiosco de cualquier esquina) que mas allá del discurso social que pueda publicitar majaderamente la UCSH, queda solamente en eso, un frío y manipulador discurso con el cual estos mercenarios nos venden el apetecido producto de la educación obteniendo la mayor ganancia posible, que según los datos alojados en el Servicio de Información de la Educación Superior del Mineduc (www.sies.cl) están por sobre los mil millones de pesos (les ha ido bien a los curitas) y que ahora requieren imperativamente incrementar tomando medidas como la propuesta por el Gil del rector que aumentará de los ahora 40 estudiantes por sala a 80, y que según algunos docentes presentes en la reunión donde el “iluminado” rector comunicó a la universidad las medidas, justificó aduciendo que ya son implementadas en universidades como Harvard y Princeton, sin comentarios. ¿Cuáles son las características que se requieren para ser rector de UCSH?, empresa dedicada a ofrecer un servicio supuestamente tan importante como la educación. Claramente a juicio de quienes legislan y eligen no es la decencia y mucho menos la

¡Disparad! vocación para mejorar la educación y hacer de este un servicio de buena calidad, que nos permita desarrollar un espíritu crítico con el cual podamos construir una sociedad que no estruje la vida de una mayoría para que unos pocos disfruten su verano en Miami, y no potenciar lo que ha sido hasta ahora: una fábrica de mierdas autómatas que cumplen con su pega, hacen lo que se les dice que hagan, orgullosos de su escalada social, midiéndose por lo que tienen y no por lo que son, siendo unos buenos consumidores y que cada noche agradecen al esquizofrénico “hijo de dios” la maravillosa vida con la cual hemos sido bendecidos. La capacidad de estos mercenarios para vendernos humo no deja de sorprender, para transformar la mierda en un producto de primera necesidad, pero lo que ya no nos debería sorprender es la incapacidad de estos personajes para actuar con un fin que no sea la propia satisfacción, el lucro desmedido y la nula capacidad de creer que alguien que no pertenece a su clase y que no cuenta con los recursos necesarios para pagar su educación, merezca los mismos derechos que los suyos y justifique todo su actuar disfrazándolo con un discurso hipócrita y una cruz en el pecho, y como dice Vito Corleone “Un abogado con su portafolios puede robar más que cien hombres con pistolas.”


¡Disparad! Familiarizándote con tu familiarización familiar.

3

Por: Unx estúpidx más. Uff… familia, la gran y complicada palabra. Hablar sobre árboles cronológicos propios; contar sobre las familias; expresar detalles llamativos sobre la familiarización; descifrar cómo se familiariza la familia resulta netamente empírico y dificultoso hacer mención de acontecimientos a entes extraños de dudosa reputación, pero que más da, las experiencias de unos pueden servir a reflexionar las vivencias de otros. Intentando entender cómo es ser familia y cuáles son los patrones que deben cumplir los participantes de éstas, resulta fácil encontrarse con verdades distintas en cada núcleo familiar, pues bien, muchas veces entender o interpretar el núcleo familiar no es solamente el único epicentro de la disyuntiva que analiza el comportamiento entre sujetos consanguíneos, ni mucho menos es exclusivamente el detonante que atenta contra mi persona, sino que también hace referencia a las comparaciones entre similares familiares que operan en períodos de experiencias con actividades [extra]programáticas diferenciadas a las que cotidianamente practico. Un llamado de atención. Ocho silabas en un millón de palabras insignificantes que acarician unos labios llenos de aceite provocado por el masticar de una jugosa carne, disuelta ésta por un vaso de bebida a elección del dueño del casa, pero ahora, qué y quién es un dueño de casa. Para dar una sencilla y empírica respuesta, es aquel sujeto que se sienta en un lugar específico de la mesa y que reclama permanentemente por un plato de comida que no tenga fondo, añadiendo que mediante su verborrea se hace notar por el capital monetario que le dedica al hogar.

Pero no, esto no me convence. Refiriéndome encarnadamente al subjetivismo de familia y el núcleo permanente que define la caracterización periódica del vivir y permanecer alienado a un apellido, sugiriéndote a diario que enorgullezcas el orgullo familiar y a posterior, ser el hombre que lucre con el fantaseo y satisfacción de los lujos de moda que se encuentre sobre la mirada decaída por no ser realmente quien optas ser, sino mas bien, ser un producto más de la genialidad del hombre por ser más hombre y apoderarse de más hombres sin abrir los ojos y darse cuenta del daño social que es provocado –he aquí en donde me refiero a las comparaciones entre similares familiares-. Es justamente eso lo que no quiero que me inculque mi familia. Sigo. Aprovechamiento es la sinfonía que me envuelve al amanecer y despierto con un desayuno a la habitación, significando para mí, una acción para dar cuenta de que existo, y eso para mí, es simplemente llamar la atención; así como también una ducha duradera para esperar un grito desesperado que mencione que cierre la llave del agua, puesto que la compra del gas se eleva cada día más. Repito otra vez, es simplemente para llamar la atención del núcleo familiar al cual pertenezco. La ayuda monetaria no es familiarizar, ésta solo perjudica el bienestar. Te amenazan con no cancelar una educación superior para generar una ganancia futura, la cual supuestamente te define como persona. Es más, te amenazan con no cancelar un capital cultural en una empresa que consideras enemiga debido a las bases políticas de enseñanza, con la finalidad de que bajes la mirada, luego la cabeza y te masacres reflexionando sobre que será mejor de todo el embrollo ocurrido, y por consiguiente, canalices los actos que planeas para vengarte.


4

¡Disparad!

Y si la cancelan, qué ocurrirá. Mmm, nada. Seguir pensando, actuando, y atrayendo más pensamientos para continuar actuando. Familiarizando la familiarización familiar viene a ser un saludo obligado desde la escalera a tu pieza [escrito en otro orden] que tu familia te saludo con una atención obligada, no es la familiarización esperada. Y que el único punto de conversación sea el como te fue en los estudios, eso para mí, no es familiarizar.

REVISTA DISPARAD.(15-04-11) Partes Implicadas: ?? Cualquier reclamo, puteada u APORTE: revistadisparad@gmail.com

Pero ahora, si me preguntasen qué es familiarizar, diría no sé, aun no lo pienso. MAÑANA Por: Luciano Fleurier Cuando abres los ojos en la despertada, te has preguntado cuantos segundos se toma la vida para engancharte el elástico punzante en el salto del suicidio Quien es consciente del paso del universo en la primera pestañada Quien diferencia el traspaso del aliento en el preciso instante del sonido de la cerradura, La llave y la celda oscura Quien entiende la diferencia entre el respiro hacia adentro del mundo cambiado Y el garrotazo del mundo apurado Alguien siente como se hunde el color brillante del comienzo en la turbia agua de la mirada En el mismo cielo amargado Quien recuerda al anciano recuerdo, de perderte a ti mismo y encontrarte contando hasta diez, En la asustada y penumbrada conquista del reencuentro con el yo mismo. Cuantos sienten el peso de la bola de acero, tomando con fuerza y desesperación el paso Que intentas dar. Alguien advierte la espera inconsciente del terno de hierro y alambre que ansioso aguarda ser embutido por la viscosidad del maniquí incinerado Nómbrame la sensación del alma, cuando el pecho como globo desinflado se arrima a la caminata Sin ojos, sin oídos, sin tacto, sin nada Mándame un pedacito de ganas, desátame del entierro, despiértame con el bostezo, ya no quiero el asiento ni el mechón salado apuntando el piso del calabozo con cara de cielo.


¡Disparad!

5

Ser Vola`o he protesta Reflexiones de-constructivas, sobre la nueva construcción democráticamente forzada de la socioculturalidad. Si quieres leer estas paginas y vivir para contarlo, primero tienes que sacar de tu cabeza (si es que aun te queda) eso de que el bien y el mal existen por separado, porque esa güea la invento un grupo de persona`, con pánico a sus propios impulsos macabros, tratando de buscar paz introspectiva, mientras el mundo les cagaba en la boca. El bien y el mal, no son do` cosas distintas, y uno no existe, si no es porque el otro, esta ahí para decírselo. Como el negro, no se definiría como tal sin el blanco. O, el frío no seria tan helado, si el calor no fuera calido. Este siglo XXI nadie pesca la moral de las cruces y sermones. Quienes dicen acogerla solo fornican a escondidas de sus padres para luego darse una ducha de arrepentimiento y lagrimas en el confesionario. Creando un escenario tan patético y dantesco, como fértil para los gusanos kuliaos, de las mentes podridas, que, democráticamente promulgan la nueva inquisición cultural. Esa que asesina a la juventud, censurando las nuevas expresiones artísticas, literales, ideológicas, y las sepulta a la sombra de un ser omnipotente denominado, por su paradigma como: DIOS. Quien no es mas, que un amigo imaginario, una pantalla, a quien atribuirle sus deseos de poder y control social. Dentro de los espacios universitarios cristianos, sea del orden que sea, vemos una pared moral enorme e impuesta por la institución, para con las personas, que no comparten la misma visión, sobre como vivir la universidad e incluso, sobre como vivir la vida. Y es así, como la interacción legítima y explicita entre estudiantes, se ve interrumpida

por las normas de convivencia que impone la universidad. Una universidad, manipulada por el ideal de un joven neo-inquisidor, incapaz de ser dueño de su vida, y tener sus propias decisiones. Coartando las posibilidades de acción artística (como murales, afiches, etc.) y las practicas vivenciales que podríamos atribuir a las güeas que uno hace entre amigos, de esos que son bien amigos, como por ejemplo, (el tema que nos interesa de todo este rompe cabezas) el cual se remite al consumo de marihuana y otras drogas. Que potencian la socialización del engendro estudiantil, mitad carne-hueso capas de percibir su habitad, y mitad celular tecnológico, postmoderno y toas las manos, perro, zorrón, ya tu Sáez papa. Capaz de NADA. La lucha contra la droga y el alcohol en la universidad, parece adquirir una especial relevancia de cuando en cuando. Pero un profesor señalado como un acosador sexual, se torna un tema apokryphos (oculto). Pero un/a volaito/a, que se cobija en el patio de la


6 universidad, debe bancarse que lo aborde un hombre de saco y corbata, con la prepotencia de un agente de la DINA, ANI o la secta de Domingo Guzmán (los dominicos). Por tanto, ¿quien es más enfermo y degenerado? Quien fuma marihuana, como quien fuma cigarro. O, quien llega a ofender y a decir que hacer, sin mediar provocación. Desde esta trinchera, es que nuestra refle(A) xión ahumada en porro toxico, adquiere un sentido critico y de protesta a la moral culià (culiquitaka), de los que se culean las mentes de miles de hombres y mujeres, carentes de un sentido antropológico sobre como vivir en sociedad, y que en su afán de entender el mundo, escuchan a pedófilos patéticos y enfermos de su propias mentiras. Los mismos que llevan esta barcaza, a, un precipicio lleno de monstruos apocalípticos. Hijos de una tierra absolutamente cuadrada. ****

¡Disparad! Pequeños pensamientos no exhaustivos sobre la peculiaridad de trabajar. Por: Unx estúpidx mas De acuerdo a la ya incansable problemática del porqué debemos trabajar, he llegado a innumerables reflexiones dentro de las cuales algunas han sido más relevantes que otras, vale decir que a medida en que las voy confeccionando, resultan algunas más satisfactorias y viables que otras que no siguen la misma ruta reflexiva. Pues bien, incentivado bajo la presión social y familiar, las cuales me dictan costumbres y prototipos a perseguir, me he dado cuenta que la subsistencia monetaria guiará mi futuro, entendiendo éste, como un futuro que desconozco, no así como un pitoniso de mi vida. En más, la incertidumbre es convocada al no apreciar y adorar los patrones inculcados, y en consecuencia, no abordar de manera correcta las situaciones que afrontan mi acontecer cotidiano. Retomando la problemática inicial, la cual alude a la obligación de un trabajo estable y respaldado por la percepción de cánones estructurales no agradables, he descubierto que para existir en la vida, con éste contexto de realidad social, no queda otra solución que guiarla con sobrevivencia monetaria, vale decir que, ejerciendo acciones laborales que me permitan consumir los bienes o insumos necesarios para permitir mi existencia, tan sólo eso bastará para permitirme una vida de acuerdo a la perspectiva autogestionada de sobrevivencia. Por ende, si decido abolir mi sobrevivencia y dedicarme a una vivencia como me indica la estructura social, me encontraría desempeñando un papel teatral de actor secundario, ya que, como no soy yo quien escribe el guion de ésta realidad social, sólo puedo remitirme a lo que las fuerzas normativas o legislativas entreguen en el libreto de la continúa sig. pág....


¡Disparad!

7

(.... continúa de la pag anterior)

De la miseria Universitaria…

obra, el cual contendrá los roles que las funciones laborales empresariales otorguen, asociándoles como actores principales de la función teatral, y yo, como un actor secundario, abrazarme a la personalidad principal para hacerme relevante y convivir sin problemáticas en la ordenanza social. O bien, dedicarme a una praxis al margen del trabajo rutinario y satisfacer mis necesidades económicas brindando mis bienes a ofertar, así como también mis servicios a entregar a cambio de una remuneración no ostentosa –de acuerdo a la finalidad de no lucrar con la fuente de trabajo y satisfacer los viene rentables de acuerdo a lo necesario para la subsistencia-, para así, entregar una bofetada a la ya impuesta estructuración laboral y combatirla con acciones cotidianas, que aunque parezcan inservibles, son satisfactorias para todo aquel ser humano descontento con el orden social . Cabe además mencionar que el inicio de una duna basta de un grano de arena acumulado a otro para que le de confección a su cuerpo protuberante, y así como un tarro conservero es repleto por una enorme cantidad de frutas…, porqué no guiar la formación laboral nosotros mismos. En fin, no vivo solo en ésta sociedad, ni mucho menos bajo los parámetros que yo quisiera tener, por ende, y haciendo participación con métodos simplificadores, la adaptación hacia el patrón común y por lo tanto más simple de ejercer es la opción que se me brinda, la cual acude mantener una reproducción de las normas ya pauteadas por el sistema económico-capitalista. Inconscientemente mencionaría que no pretendo aceptar tal ofrecimiento de estrategias económico-capitalistas, pero como creo que me encuentro en un estado de completa racionalidad humana, tampoco aceparía tal negociación por mis servicios a ceder. Y si en algún momento lo hiciese, tendré siempre presente el engaño para tal institución.

Por: Aniceto Al reflexionar sobre los argumentos que constituyen mi posicionamiento actual sobre la cotidianidad universitaria me encuentro ante la completa ilegitimidad de estos en contraposición con la idea-discurso institucionalizada sobre el “alumno universitario” que poseen las Universidades y por sospecha sus respectivos profesores y la sociedad en general. Digo ilegitimo y no falso o insignificante, debido a que dicha reflexión argumentada considero es valiosa en función de las indignas circunstancias generadas por el sistema desde donde me posiciono y actuó, esta justificación me proporciono argumentos realmente preciosos en cuanto al sentido, la función y la prioridad que tiene la Universidad en lo concerniente a mi cotidianidad, mi proyección, y la praxis que resulta de ambas. Me explico. Soy consciente del contexto mecanizado y autómata en el cual nos desenvolvemos diariamente, en donde la rutina, lo repetitivo, lo artificial, y lo mercantilizado son las características más comunes en un día cualquiera. (¿Que elegi-

“…Trabajar para el enemigo es nuestra aspiración y vender secretos de Estado a otra nación. ¡Viva la traición!”


8 mos de nuestro día?, casi todas las acciones que llevamos a cabo están preestablecidas y no nacen de inquietudes personales, sino por obligaciones, ¡estamos hundidos en lo indigno de nuestra regularidad!).Con sinceridad, digo que desprecio profundamente lo que hace de nuestros días unos días grises, planos, sin color ni identidad. Soy consciente también, que esta situación es producto de las estructuras económicas y las superestructuras que generan relaciones sociales fundamentadas en el pragmatismo mercantil del negocio y que son justificadas por la autoridad que las legitima. Por tanto, identifico a la Universidad como un elemento más de esta dinámica que hace de nuestros días un abismo incoloro y frustrante, esto fundado en la clara posición clientelar del rol que jugamos como estudiantes en la universidad, y aun peor, de la definida orientación educacional, que busca formar alumnos que sean competitivos en el mercado laboral, que cumplan con la imagen que pretende proyectar para que nos saquemos los ojos compitiendo por un porcentaje ínfimo de la producción, como viles piezas del engranaje que somos. Porque es un maldita

¡Disparad! mentira que nos educan para nuestra autorrealización, el academicismo al cual tenemos acceso nos transforma en profesionales capaces de generar mercancías y consumirlas, el proceso educativo distribuye la información con el solo objeto de que esta sea funcional a las necesidades productivas, así la porción de información a la que tenemos alcance en la universidad nos enceguece y limita, minimizando nuestras posibilidades de aprender ya que solo tiene como fin crear herramientas útiles para el mercado, creando una conciencia de repugnante “intelectualismo” siendo que solo se es parte del rol especializado que la sociedad te impuso. Al reconocer la situación en la cual me encuentro, decido sencillamente aprovechar las instancias que me entregan vitalidad, experiencias, y me hacen un poco más cercano a la gente que me rodea, instancias que me permiten compartir, socializar y disfrutar de los chispazos de vida que me ha entregado el azar al conocer a las personas con las que me he relacionado. No soy de los que piensan que ha elegido su destino, y que mis decisiones han sido tomadas en completa soberanía, sino creo que mi construcción se ha ido modelando en conjunción de las experiencias que me ha tocado vivir y las diversas estructuras que me han ido imponiendo obligaciones como estudiar, trabajar, respetar a mis padres, pagar el metro todos los días, etc. Mi etapa universitaria es una más de aquellas. Es la que me prepara a la vida laboral en donde terminare de asesinar lo que queda de niñez y pureza-si es que ya no lo he hecho-para uniformarme y alistarme en las filas de los robotizados, controlados, conformados, idiotizados y domados que sirven sin cuestionamiento alguno a los intereses de quienes nos robaron el sol de cada día. ****


¡Disparad!

9

Una vez, de regreso del paseo, Papá subió a Luciano sobre sus rodillas y le explico lo que era un jefe. Luciano quiso saber cómo hablaba Papá a los obreros cuando estaba en la fábrica y Papá le enseño como había que hacerlo y su voz estaba totalmente cambiada. “¿me convertiré yo también en un jefe?”, pregunto Luciano. “Pero seguramente, hombrecito mío para eso te hice.” “¿y a quien mandaré?” “pues bueno, cuando yo me haya muerto, serás el patrón de mi fabrica y mandarás a mis obreros.” “pero habrán muerto también.” “pues bueno, mandarás a sus hijos, y es necesario que sepas hacerte obedecer y querer.” “¿y cómo me hare querer Papá? Papa reflexiono un poco y dijo: “en primer lugar es necesario que los conozcas a todos por su nombre”. Luciano quedo profundamente emocionado y cuando el hijo del contramaestre Morel fue a la casa anunciar que su padre se había cortado dos dedos, Luciano le hablo seria y dulcemente mirándolo en los ojos y llamándolo Morel. Mama dijo que estaba orgullosa de tener un muchachito tan bueno y tan sensible. “El muro” Jean-Paul Sartre.


ยกDisparad!

10



NE CRO PO LIS













































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































#



































!































#



$



































"







































































%





































































































































!



































































'











#



&



























































































































































%



















#



(



















































































































































































%

























































































































"





















%









#

(



































































































































































































'

















































#


TE DICEN. Por: Luciano Fleurier Te dicen que la materialidad te responde con un yo te quiero Que la risa tiene cara conocida Que los enteros no se van en una silla Que la cima no se alcanza a cuclillas Que Que Que Que

te comas los mas encima la tela ya no se estira aprietes el tornillo, que se acabaron los torbellinos las ganas se cosen con aguja e hilo

Te dicen que no tienes los motivos Que el te quiero tiene un pestillo Que ya no sirve el respiro, que es mejor caminar en los libros Que el amor no se entrega en un platillo Que los labios mantengan el brillo, que la risa llega del chiste pasivo Te dicen, que dijeron, que decĂ­an, que no existe la mentira Que el buche se llena con simpatĂ­a, que la mirada en la vitrina, que la caminata de rodillas, que el abrazo no se entibia Te dicen que la caricia no nace a tiritones, que la piscina esta llena de tiburones Que la disolvencia no viene cayendo de prisa Que el mundo no se puede dibujar con pincel y tiza Te dicen, que dijeron, que decĂ­an, que no existe la mentira.


Revista ¡Disparad! Nº1