Page 1

Top 20: Las Mejores Armas de toda la Historia Las mejores innovaciones militares en todo el mundo - Un escalaf贸n de las armas que modificaron la historia del hombre - Tacticas, psicol贸gia y las comunicaciones, indpensables en la guerra - Homenaje a la gran bombarda uno de los mejores ca帽ones

Dise帽ado por: Guillermo Barbosa

1


Top 20: Las Mejores Armas de toda la Historia Barbosa Ballesteros, Guillermo Las 20 armas que modificaron la historia de la humanidad 92 páginas ISBN 845-030-64342-01 Impreso en Bogotá - Colombia Incluye biblografías Editor: Lisandro Hernández

© 2015, Universidad Sergio Arboleda


Top 20: las mejores armas

TabladeContenido

4

Prólogo

5

20 - La rueda y los equipos motorizados

6

19 - Los animales de guerra

10

18 - La espada

14

17 - La armadura

18

16 - Los arietes

22

15 - La catapulta

26

14 - El fuego griego - napalm

30

13 - El escudo

34

12 - La pólvora

38

11 - Los barcos

42

10 - El arco y la flecha

46

9 - Los cañones

50

8 - La ametralladora y pistolas

56

7 - El tanque y lanza cohetes

62

6 - Los aviones

66

5 - El gas venenoso

70

4 - La bomba atómica

74

3 - Las comunicaciones

78

2 - La guerra psicólogica

82

1 - La estrategia (formaciones)

87


Prólogo La verdad de la historia humana es una: se ha cambiado, modificado y creado por medio de las guerras; no hay otro camino: ni la paz, ni el crecimiento cultural, ni nada parecido. Es por esto que el hombre siempre ha buscado hacer su voluntad por medio de ellas aunque todos quisiéramos creer que utópicamente el mundo podría prosperar evitando la violencia. Esta recopilación es un homenaje a la guerra y a las armas, que aunque sea difícil aceptarlo, es todo un arte el poder dominar a un oponente a nivel bélico. Es así como surgen líderes a nivel mundial junto con una organización política determinada. Ante la falla de la diplomacia, la guerra surge como la manera agresiva de resolver los conflictos y es por esto que los mapas políticos cambian constamente: por la fuerza del fuego, el número de efectivos y la magnitud de las armas. Diría Francisco de Paula Santader: “Las armas os darán la independecia, pero las leyes os darán la libertad”. Primero las armas innovadoras y luego la política para dirigir a un país. 5


Top 20: las mejores armas

20

La Rueda La invención de la rueda significó el progreso de la humanidad en el transporte terreste. En el campo de la guerra, la rueda movio suministros y llevó enfermos para agilizar las necesidades bélicas de todas las civilizaciones y las naciones actuales.

P

robablemente la rueda sea uno de los inventos más importantes de la historia. Prácticamente cualquier máquina construida desde el comienzo de la revolución industrial pose en mayor o menor medida la presencia de la rueda, por lo que es difícil imaginar un sistema mecanizado

sin la presencia de la rueda o un componente simétrico moviéndose de forma circular alrededor de un eje. Basados en diagramas de antiguas tablillas de arcilla, la primera rueda de la que se tiene constancia fue usada en Ur, Mesopotamia en torno al 3.500 a.C. Pero pese a que no existan

evidencias arqueológicas, se cree que las primeras ruedas pudieron aparecer en Sumeria en torno al año 8.000 a.C., siendo su invención el resultado de una lenta evolución de la combinación del rodillo y el trineo. Se tiene constancia de que los primeros hombres utilizaban rodillos bajo objetos de

gran peso para poder moverlos más sencillamente. Del mismo modo, también existen evidencias de que antiguamente el hombre situaba patines bajo grandes cargas, dado la facilidad para subir la carga, dando lugar a lo que hoy conocemos como trineo. En un momento dado, para facilitar el transporte de grandes cargas, el hombre comenzó a combinar el rodillo y el trineo. A medida que el trineo se movía adelante sobre el primer rodillo, el segundo rodillo se situaba bajo la parte frontal de la carga para sostener el peso cuando esta carga superara en más de su mitad el primer rodillo. Pronto, el hombre descubriría que en los rodillos que habían cargado varias veces grandes pesos comenzaban a aparecer surcos a causa del uso. Así mismo se percataron de que cuanto más profundos fueran los surcos, los trineos avanzaban más distancia antes de necesitar el siguiente rodillo.

6


Esto llevó a que los rodillos fueran sustituidos por ruedas. Durante este proceso, la madera entre los surcos del rodillo se eliminó formando un eje. Al trineo se le pegaron unas clavijas de madera para que estas se unieran al eje en cada uno de sus laterales. De este modo, cuando las ruedas avanzaban, el eje también avanzaba, pero el trineo se mantenía siempre en la misma posición respecto al eje gracias a las clavijas, eliminando entonces la necesidad de otros rodillos. De este punto, se cree que para facilitar la fabricación, se comenzaron a hacer los ejes y las ruedas por separado, uniéndolos más tarde mediante una clavija, llegando a tener lo que a día de hoy conocemos como la rueda. Después, esta rueda fue mejorada por la cultura Egipcia y por la cultura de Andronovo de forma independiente, quienes inventaron la rueda con radios en torno al año 2.000 a.C. Pocos años después, en torno al año 1.400 a.C. el uso de la rueda se extendería hasta Europa y la India, aunque no hay evidencia de que fuera una transmisión de conocimiento, y existen varias teorías que defienden que su invención fue totalmente indepen-

diente en otras culturas. Pero el hecho de que la invención de la rueda fuera simplemente cuestión de un nivel de sofisticación elevado, no explica cómo grandes civilizaciones como los Incas, Aztecas y Mayas, pese a llegar a un gran nivel de desarrollo, nunca llegaron a utilizar la rueda. De hecho, no existe ninguna evidencia del uso de la rueda en ningún lugar del continente Americano hasta después del contacto con la civilización europea. Posteriormente, la rueda siguió a través del tiempo como una herramienta indispensable. El avance de muchas culturas dependió de este medio y logró crear por medio de las rutas comerciales la prosperidad las civilizaciones europeas. Esto explica de una u otra manera que en América Latina los pueblos indígenas tuvieran un atraso a sus cotemporáneos del viejo continente. Sin la rueda, los pueblos nativos tuvieron intercambios de recursos y mensjaes que iban de pueblos y ciudades por medio de personas aptas para grandes recorridos en tierra por la falta de animales como el caballo o el camello. Junto con la rueda, el mundo cambia su paradigma de crecimiento cultural para siempre.

Sabías que: De la rueda hubo muchas derivaciones: por ejemplo la polea, que sutiyó a la rampao plano inclinado en la elevación de grandes pesos; alfarero, que permitió industrializar la cerámica, la rueda hilar;el timón de los barcos, entre muchos otros. En lo que respecta a la guerra, al consejero de un rey sumerio se le ocurrió la idea de aplicar la rueda junto con dos asnos o la fuerza humana para movilixar enormes armas de asedio como los onagros, un especie de catapulta antigua, para mostrar una notable superioridad bélica sobre sus oponentes de medio oriente.

7


Top 20: las mejores armas

Motocicleta

BWM R75 La compañía BMW ya producía un gran número de motocicletas populares y altamente efectivas, y desarrolló la R75 en respuesta a la petición del ejército alemán (Wehrmacht) de una máquina de mayor capacidad todoterreno. BMW desarrolló entonces una máquina técnicamente avanzada en la que la tercera rueda situada en el sidecar estaba conectada por un eje a la rueda trasera de la motocicleta convirtiéndola a efectos prácticos en un triciclo. Dotada de un diferencial blocante y cambio regulable de la posición de carretera a la de todoterreno, para aplicar distinta relación de marcha. La R75 era muy maniobrable y capaz sobre la mayoría de las superficies. Incluso disponía de marcha atrás. La BMW R75 y su rival la Zündapp KS 750 fueron ambas ampliamente usadas por la Wehrmacht en el frente este y en la campaña del norte de África, aunque tras un periodo de evaluación resultó muy claro que la Zündapp era una máquina superior. En agosto de 1942 ambos modelos, en pro de la estandarización entre ambas máquinas, convergieron en un modelo híbrido Zündapp-BMW (designado BW 43) en el que el sidecar de la BMW 286/1 se acopló a la Zündapp KS 750. De este modo BMW y Zündapp comenzaron a focalizar su producción en este modelo, llegando a las 20.000 unidades anuales.

Vehículo

Willys MB Gracias a su agilidad, versatilidad, tracción en terreno embarrado, pantanoso, o helado, robustez y resistencia a las peores condiciones climatológicas, tuvo múltiples utilidades. Sirvió como ambulancia, como coche de mando y exploración con una ametralladora Browning en su caja trasera, como soporte de lanzacohetes y morteros, como camión de bomberos en portaaviones, como remolcador de piezas de artillería, vehículo de control aéreo en aeródromos, vehículo base para tropas paracaidistas, portando cable telefónico, con seis ruedas para patrullaje de la Guardia Costera etc. Además, en el teatro de operaciones de Birmania fue adaptado como locomotora, y el SAS británico lo utilizó en sustitución de sus iniciales camiones en el norte de África y posteriormente en Francia como vehículo de asalto para atacar bases y convoyes armándolo con ametralladoras antiaéreas. Posteriormente, en 1942 se produjo una versión anfibia. Si bien, de menos éxito que su hermano mayor, fue bastante útil para los soviéticos.

8


- Motor BMW 4 tiempos, válvulas en cabeza, - 2 cilindros tipo boxer, 750ccc, 78 x 78 Potencia de 22CV a 4000rpm. - 2 carburadores Graetzin, de 24 m/m de diámetro. Encendido mediante magneto Noris.

Motor: Willys L134 4 cil. en línea - in³ (2197cm³)1 Potencia: 60 CV (45 kW) a 4000 rpm Torque: 105 libras-pie. (142 Nm) a 2000 rpm

9


Top 20: las mejores armas

19

Los Animales

Desde el inicio de la guerra misma, la raz humana siempre buscó la ayuda extra de las capcidades animales para obtener una ventaja en el campo de batalla. Desde lobos y caballos hasta elefantes y palomas, el instinto de estos seres ayuda aun hoy en el crecimiento de la humanidad no solo en el aspecto bélico, sino que también en el ámbito personal. 10


D

urante toda la historia humana, el hombre ha tenido la necesidad de hacerse con aliados del género animal para poder sobrevivir a las condiciones que su ambiente le exige. A inicios del periodo paleolítico, donde el homo sapiens sapiens empezó a organizarse en sociedad y al mismo tiempo, se apoyó de otros seres vivos para realizar sus tareas diarias; como la domesticación del lobo en ayuda para la cacería y el uso de toros o bueyes para el desarrollo de la tierra con su increíble fuerza. Sin embargo, la ‘inteligencia’ humana también se aplicó para que estos seres, generalmente mamíferos, fueran la ventaja primordial en batallas decisivas. El uso de la caballería hacía parte, antes de la aplicación de la pólvora en la primera guerra mundial, de cualquier ejército decente y fuerte que necesitara tomar territorio extensos de manera rápida. Podemos encontrar que animales como los caballos y los camellos, fueron fundamentales en las conquistas que ayudaron a los musulmanes en el año 700 d. C a tomar de manera muy veloz los países europeos de España (o la mayoría de ella) y Franca, hasta ser detenidos en la ciudad de Tours por una

férrea defensa de escudos y varios anillos de hombres franceses. Por su parte, en Asia, varias civilizaciones dieron una notoria prioridad a estos ejemplares en la guerra. Por ejemplo, el imperio de Persia, que actualmente es Siria, tuvo como modo de conquista, durante toda su existencia, el uso de elefantes montados y dirigidos por excelentes jinetes para intimidar al oponente. Para grandes conquistadores como Alejandro Magno, que a la larga logró conquistar Samarcanda, la capital de ese imperio, le costó mucho tiempo y hombres para lograr derrotar a estas bestias imparables en el combate. En india, el uso de rinocerontes para la guerra era una práctica común. Se decía que para inicar una batalla, envés de desperdiciar hombres y recursos, los hindúes lanzaban a estos animales, furiosos y en forma de estampida, en la vanguardia para obligar retroceder al oponente o crearle muchas bajas; pues no había manera de detener a estos cuadrúpedos en plena corrida; si se estaba de frente, se moría aplastado. Si se lograba evadir el paso, habría un desorden en las filas, lo cual sería desventajoso para un general.

Después del siglo XX Sin embargo, el uso de los animales no solo se limitó al pasado con las batallas de arcos, escudos y espadas. Durante la nueva época de los conflictos, otras especies que comparten el planeta con nosotros ayudaron inconscientemente a la cauda de la guerra. En mitad de la Segunda Guerra Mundial, y para ser más espcificos en la batalla e Stalingrado (1942), los rusos lograron por medio del condicionamiento clásico, obra del genio Ivan Pablov, hacer que los perros sometidos a una hambruna exagerada se metieran por debajo de los tanques alemanes con una carga explosiva adherida a su cuerpo, que estallaba al instante. El sacrificio de estos animales causaron un impacto modesto, pues todo alemán sabía que cuando viera a un canino corriendo hacia él, debía dispararle. Por medio de estos mismos condicionamientos, los aliados también tuvieron la oportunidad de usar bombas vivas contra el enemigo, mas nunca lo usaron. Por la misma época, el psicólogo y científico Frederick Skinner, presentó un proyecto a las fuerza

militares aliadas para usar palomas (como los perros rusos) para derribar y causar graves daños en las armas nazis. Sin embargo, la idea fue rechazada debido a que este genio no logró llamar la atención a sus clientes y el proyecto se canceló.

Los elefantes: Civilizaciones como los persas, indios junto con los cartagineses de Anibal, usaron al elfante como arma de guerra. La intimidacion en el campo de batalla era abrumador; cargas enteras de estos paquidermos aplastaban a los enemigos o los hac{ian huir. Incluso se sabe que manjear a estos animales era complicado por que no siempre obedecían órdenes.

11


Top 20: las mejores armas

Palomas

Mensajeras

Desde épocas pretéritas las palomas mensajeras fueron empleadas de diversas formas, incluso como ayuda de la navegación pues una flota desorientada en medio del mar, cuando no se conocía la brújula podía encontrar la ruta correcta viendo la dirección en que una paloma retornaba a su lugar de origen. En época del esplendor de Roma se empleaban para informar los éxitos de las legiones. En épocas más recientes antes de la invención del telégrafo y del teléfono la forma más rápida de enviar mensajes era mediante las palomas mensajeras. Durante la Primera Guerra Mundial, a pesar que ya existían las comunicaciones por radio, las palomas resultaban ser menos costosas y más fáciles de emplear, aunque eran extremadamente vulnerables a la intercepción por el enemigo, que mediante fuego de fusiles o con el uso de aves depredadoras, podían cazarlas en pleno vuelo. En ese caso, sólo el empleo de varias palomas podía mejorar las probabilidades de que las aves llegaran a destino, pero también aumentaban las posibilidades de ser cazadas en vuelo. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, los sistemas de comunicaciones por radio habían sido perfeccionados gracias al desarrollo tecnológico de la válvula audión o tubo al vacío, que era el dispositivo dinámico básico de la Radio en aquel tiempo. Pero los cuerpos de comunicaciones Aliados y del Eje, volvieron a pensar en usar palomas mensajeras para ciertas operaciones en las cuales el uso de aparatos de radio resultaba inconveniente o simplemente inaplicable. Para ese efecto , el Ejército de Estados Unidos estableció el Centro de Crianza y Entrenamiento de Palomas Mensajeras en Fort Monmouth en New Jersey, el mismo que fue usado durante la Gran Guerra aunque tenía como nombre Campo Alfred Vail. El entrenamiento y operaciones con palomas eran manejados por el Servicio de Veterinarios del Ejército que a su vez pertenecía al Cuerpo de Señales. En 1942 las instalaciones fueron trasladadas a Camp Crowder donde permanecieron hasta después del desembarco en Normandía, pero después fueron nuevamente reestablecidas en Fort Monmouth.

Muchos alemanes aprendieron rápidamente a asesinar a todos los perros cercanos en el frente oriental.

12


Mensajes entregados por estos animales ayudaron en batallas como Cambrai, Francia.

Perros

Explosivos Durante la Segunda GuerraMundial el ejército soviético estaba siendo castigado por los temibles tanques alemanes y no veía forma posible de anular tan terrible arma. Pero la solución llegó en forma de can. Se ideó atar bombas ataba bombas a los perros y enviarles contra los carros blindados. El origen de tan macabra idea está en el científico Pavlov, el creador de la psicología conductivísta (o conductismo), cuyos experimentos se basan en el intento de modificar la conducta animal mediante estímulos que crean determinadas respuestas. De hecho a esta brigada de perros explosivos se les conoce históricamente como “los perros de Pavlov”. Para adiestrar a los perros se les daba de comer bajo un tanque durante semanas para que asociaran la aparición de dicho elemento al hecho de que pudieran comer. Días antes de soltarlos en la batalla se les privaba de alimento y se les soltaba en el frente para que fueran directos hacia los tanques enemigos. Los perros llevaban puesto un chaleco con explosivos y en cuanto pasaban bajo el tanque enemigo, donde el blindaje es más débil, un detonador consistente en una palanca, se doblaba haciendo estallar la carga, que si bien en la mayoría de los casos no mataba a los tripulantes, al menos anulaba el avance del tanque y su mortífero ataque.

13


Top 20: las mejores armas

18

La Espada Sin duda alguna, la espada modificó la historia de la guerra para siempre. La invención de una hoja cortante de acero fundida sobre un mango de madera se adaptó a todas las culturas antiguas y feudales y evolucionaron con el tiempo en un arma que aun hoy no desaparece en las batallas. Desde la katana japonesa hasta la macana de obsidiana azteca, esta herramienta de cuerpo a cuerpo fue clave para conquistar imperios y territorios completos.

E

n un sentido más amplio, aunque a veces erróneo, se tiende a entender por espada cualquier arma blanca de cierta envergadura, independientemente del estilo de la hoja. El diseño y la construcción de la espada puede variar mucho, según la longitud de la hoja, su forma, sus filos, sus empuñaduras, gavilanes, su procedencia, etc. De acuerdo con las características que poseen, reciben una determinada denominación que identifica, clasifica y encuadra al arma dentro de un tipo particular. Tienen su hoja metálica afilada en uno o los dos filos si es de tajo, o sin filos y con puntas agudas y duras si es de punzar, o con ambas características. La empuñadura se hacía de muchos

14

y diversos materiales, sobre todo si eran espadas para “ceñir” o de “parada” aristocráticas, pero se solía emplear la madera o cuerno recubiertos —o no— de cuero o cordelería. Siendo su aparición muy temprana (IV milenio A.C.), su hoja se hizo inicialmente de cobre (muy débil), posteriormente de bronce, hierro y finalmente acero templado. La factura y el manejo de la espada permanecen constantes a lo largo de los siglos, pero las técnicas varían entre culturas y periodos como resultado de las diferencias en el diseño y propósito de la hoja. Los nombres dados a muchas espadas en la mitología, literatura e historia reflejan el alto prestigio del arma (ver listado de espadas). Los humanos han fabricado


y usado armas con filo desde la Edad del Bronce. La espada se desarrolla a partir de la daga cuando la confección de hojas largas se hace posible a principios del II milenio a. C. Las espadas más largas de 90 cm son raras durante la Edad del Bronce, pues su longitud excede la capacidad extensible del bronce (aleación de cobre y estaño). No fue hasta el desarrollo de aleaciones más fuertes, como el acero, que la espada larga fue práctica para el combate. Las espadas de la Edad del Bronce tienen su origen en los trabajos del cobre del Mediterráneo y el Mar Negro, así como en Mesopotamia. La espada inicia su andadura europea mientras que en Próximo Oriente durante un tiempo únicamente se hace uso de dagas; la espada destronará finalmente al puñal como arma simbólica del guerrero. La producción de espadas en China se documenta desde la Edad del Bronce, en la Dinastía Shang. La empuñadura en los orígenes consiste simplemente en un mango, que protegía a la mano de resbalar sobre la hoja al empujar.

En el siglo XV a. C. se conocen en la Europa Central y Nórdica las espadas de lengüeta: las hojas tienen una estrecha lengüeta que se inserta en la empuñadura dando lugar a formas diversas en el sistema de enmangado, que llegaron pronto al Mediterráneo Oriental: Grecia, Chipre y Egipto. Las espadas del Bronce Nórdico, desde aproximadamente el 1400 a. C., muestran los característicos diseños espirales. Las espadas conocidas como Naue Type II, que se expandieron desde la Europa Meridional hacia el Mediterráneo, han sido relacionadas por Robert Drew con el colapso de la tardía Edad del Bronce. Cabe señalar que el metal es, durante largo tiempo, un elemento de prestigio con el que se fabrican las armas, joyas y objetos ceremoniales, a los que sólo tienen acceso las clases dominantes. Para la metalurgia se requiere un especialista a tiempo completo, mientras que las herramientas cotidianas siguen fabricándose a nivel doméstico, con madera o piedra tallada. Tan sólo la élite y los personajes de cierto poder social están en disposición de poseer estas armas y conseguir conquistas y defensa personal. Esta diferencia social, fuerza y carisma, acabará convirtiendo a estos personajes en defensores de un territorio y una población, y se empezará a esbozar la figura del héroe. Las espadas de hierro se hacen más comunes desde el siglo XIII a. C. Los hititas, los micénicos y la cultura proto-céltica de Hallstatt (siglo VIII a. C.) figuran entre los primeros usuarios de espadas de hierro. El hierro tenía la ventaja de poderse producir en masa, por la mayor cantidad disponible de

materia prima. Las primeras espadas de hierro no son comparables con las posteriores de acero; quebradizas, aunque superiores a las armas de bronce, pero su fácil producción y la mayor disponibilidad de materia prima permitían por primera vez el equipamiento de ejércitos enteros con armas de metal, aunque ocasionalmente los ejércitos egipcios de la Edad del Bronce fueron completamente equipados con armamento de bronce. Los herreros aprendieron finalmente que, agregando cierta cantidad de carbón (añadido durante la reducción en forma de carbón de leña) al hierro, podían producir una aleación mejorada (ahora conocida como acero). En la antigüedad existieron varios métodos diferentes de facturación de espadas, entre los que es más conocido el diseño por soldadura (pattern welding). La técnica de diseño por soldadura consistía en unir distintos tipos de acero para mejorar la resistencia y tenacidad del material. En esa época, el acero soldado por forja se encontr El dato: La espada medieval era usada en su mayoría a dos manos por los caballeros europeos porque su mango era bastante corto y el peso de esta arma era pesado; 2 kilos con una hoja de 90 a 120 centímetros. Su propósito era básico: duelos personales entre guerreros y familias.

15


Top 20: las mejores armas

Los samurais, guerreros japoneses de élite, veían a la katana como más que un arma, significaba una conexión de su alma con esta espada en una relación casi simbiótica.

Japón

La Katana

Es a partir de la Era Kamakura (a mediados del siglo XII d. C) cuando se puede hablar de la katana propiamente dicha y cuando el arte de la fabricación de espadas cobra mayor importancia para la clase militar o buke (3). Cobró ésta tanta importancia que el Emperador Gotoba (1184-98 d.C.) forjaba sus propias espadas. Precisamente se atribuye a este emperador el haber dado gran ímpetu a la forja de espadas reuniendo en Kyoto a doce herreros de las distintas provincias elegidos por su excepcional habilidad, donde cada uno trabajaba para el emperador durante un mes al año. Había otros espaderos de reserva en caso de que alguno no pudiera cumplir con su deber en la corte y otro grupo de veinticuatro herreros que también estaban a su servicio cada dos meses. Este ingenioso sistema se completaba con un tercer grupo de seis herreros de la provincia de Oki que también hacían espadas para el emperador.Los siglos XII y XIII (aproximadamente hasta el 1400) se consideran como las grandes épocas de los herreros japoneses. Durante estas centurias destacan una serie de familias cuya notoriedad resulta más que destacable: los herreros de la provincia de Bizen (Kanehira, Sukehira y Takahira), los de Kyoto (Yoshiie, Arikuni, Kanegana) y, como no, los denominados “tres fabricantes maestros”: Masamune, Yoshimitsu y Yoshihiro.- La evolución de la katana, consolidada como modelo normal de espada japonesa, se produce a través del perfeccionamiento de las técnicas de forjado y templado de la hoja, lo que conlleva una alta especialización de los herreros y la producción de extraordinarias hojas. La excepcionalidad de las hojas que atesoran estos espaderos ha hecho que incluso entre los especialistas se produzca la división de las espadas entre Etapa Koto (espadas antiguas, aquellas que se comprenden entre el año 700 y 1596, fecha en que finaliza el período Momoyama) y Etapa Shinto (espadas nuevas, fabricadas entre 1596 y 1780).-

16


Aztecas

La Macana de Obsidiana La macana es un arma ofensiva, a manera de machete o de porra, hecha con madera dura y a veces con filo de pedernal, que usaban los nativos americanos.1 El término macana de origen Taíno se emplea ampliamente para referirse a las mazas de madera que utilizaban los guerreros de los pueblos precolombinos en América central y Sudamérica, aunque también suele usarse para designar a los garrotes pesados. Algunas macanas de las que se tiene constancia son el macuahuitl usado por los mexicas, que tenía navajas u hojas de obsidiana o pedernal incrustados en sus lados,2 y una especie de macana-lanza utilizada por los incas y otros pueblos andinos, que consistía en un asta de madera con una piedra u otro objeto contundente en un extremo, que tenía regularmente la forma de una estrella para maximizar el daño al golpear, pudiendo provocar heridas muy graves como fracturas y desgarraduras. Era el arma más común en el arsenal del ejercito inca. El macuahuitl era una espada de madera con filos de cerámico, cuyo nombre se deriva de la lengua náhuatl. Sus lados se encajaban con navajas prismáticas hechas de obsidiana, una piedra de cristal volcánico, los cuales son más afilados que cualquier metal al ser un cerámico ígneo. Esta arma tiene diversas representaciones gráficas en diversos Códices sin embargo solamente un ejemplar sobrevivió a la Conquista de México el cual formó parte de la Real Armería de Madrid hasta que fue destruido por un incendio en 1884. Sólamente sobrevive su diseño original a partir de diversos catálogos de objetos entre ellos el creado por el medievalista Achille Jubinal en el Siglo XIX.

Entre los aztecas, la macana solo le era otorgada a los guerreros jaguar, una clase de fercoes soldados ‘plebeyos’ que eran relacionados con la noche y los sacrificios.

17


Top 20: las mejores armas

17 La Armadura En el arte de la guerra hay una frase muy sabia: El mejor ataque es una buena defensa. A través de los siglos, la humanidad vio en la protección la clave para mantener a sus tropas a salvo de los ofensivas enemigas. Sin la armadura, las guerras serían mucho más cortas, con más heridos y con mayor desolación. A continuación, las mejores mallas para impedir que la muerte llegáse más rápido. 18


E

l origen de la armadura data del periodo egipcio, en el que la vestidura militar consistía en un casco y una coraza de tela fuerte o de cuero cubiertos en gran parte con placas metálicas. Entre los caldeos-asirios, a tenor de lo que aparece en los relieves de la época, se usaba un casco de bronce de forma algo cónica, una coraza hecha de piel cubierta de láminas metálicas y unos botines de cuero duro o guarnecidos también con láminas. En la Edad Media, después de las invasiones de los pueblos del Norte y aún más en la época de las Cruzadas se generalizó el uso de la loriga, formada por escamas (la coracina) o por un tejido de tririllas, anillitos o cadenitas de acero llamado cota de malla que vestían los militares sobre una especie de jubón acolchado, conocido por los nombres de gambesón, gambax, perpunte y velmez, para amortiguar los golpes de las armas enemigas. Sobre la mencionada loriga, que llegó en

el siglo X hasta cubrir los brazos y muslos, llevaban los caballeros una sobre veste o cota de armas, que más tarde se adornó con los emblemas y figuras propias distintivas de cada uno. Para resguardo de la cabeza se usó en los primeros siglos medievales un sencillo casco de metal de forma cónica sin visera ni yugulares, al cual se añadió en el siglo X el apéndice nasal recto. Debajo de dicho casco o de otro semiesférico llamado capellina llevaban los guerreros una especie de toca monjil hecha de malla que llegaba hasta cubrir el cuello, conocida con el nombre de almófar o de camal, y hacia fines del siglo XII se transformó el casco en yelmo casi plano por arriba con visera y barbera reteniendo a veces el almófar por debajo. En el siglo XIV, el yelmo se hizo más redondeado, se le adornó con cresta o cimera y se le dotó de visera movible. En el siglo XV se añadieron las variedades de yelmo llamadas almete y celada y se adoptó con frecuencia (lo mismo que en el siglo siguien-

te) la elegante borgoñota, parecida al casco beocio y que dejaba la mayor parte de la cara al descubierto. La armadura de placas de acero, unidas entre sí con ganchos, tuercas, aldabillas y clavos sujetas al guerrero mediante correas y hebillas, empezó a usarse en el siglo XIV y alcanzó toda su perfección a fines del XV, transformándose a mediados del XVI en una vestidura de gala para el guerrero, adornada y embellecida con los primores del arte escultórico y de las industrias metálicas. Decayó notablemente en el siglo XVII a medida que se perfeccionaban las armas de fuego y desde el XVIII ya no se utiliza más que como recuerdo histórico. Una armadura completa consta de numerosas piezas articuladas, habiendo llegado a reunirse hasta el número de 250 en un solo combatiente con el peso de unos 25 a 30 kg, pero las más comunes e importantes se reducen a unas 25, distribuidas en los cuatro grupos de cabeza, tronco y extremi-

dades superiores e inferiores.

Sabías que... A nivel general las armaduras se dividian en tres tipos: - De trinchera: que por su peso solo funcionaban para los guardias pretorianos de los catillos. - De tonelete. Servía para combatir a pie y compuesta de launas articuladas, cubría todo el cuerpo, sin embarazar los movimientos. Maximilianas. Es una transformación de la armadura milanesa. Son todas estriadas o acanaladas, excepto las grebas. Su peso varía generalmente de 23 a 25 kg.

19


Top 20: las mejores armas

Los mongoles eran considerados como un clan ‘bárbaro’ de Asia, Sin embargo supieron sacar ventaja de la armadura en sus conquistas.

El M1 está compuesto por dos cascos de una sola medida: Un caparazón exterior, a veces llamado “olla de acero”, fabricado en metal y uno inferior.

20


Armadura

Mongola El ejército mongol, uo de los terrores de Asia en su época, manejaba la armadura de forma especial por dos motivos: para protegerse del frío de las estepas de du país y para arremeter sin temor alguno cntra sus enemigos. Una de las innovaciones más llamativas de esta civilización fue la de un casco semi-metálico que estaba forrado con piel de animal y cubría las orejas; esta compleja creación protegió las temibles hordas de Ghengis Khan duante su periodo de conquistas durantes más de 50 años. En cuanto al tórax, los mongoles tenían una combinación de un abrigo de cuero de dos piezas que se juntaban con placas ligeras de acero para evitar una posible perforación por parte de las espadas enemigas y las flechas. Incluso el uso de las botas largas de cuero era fundamentales para cualquier campaña que estos guerreros realizaban para el año de 1200 d.C La efectividad de su uniforme de guerra aseguró que los ongoles controlaran casi todo el continente asiático, desde el océano pacífico al mar negro

Segunda Guerra

El Casco M1 Otro de los métodos de protección, fue el casco. En particular, resaltamos al M1, que fue usado por las fuerzas armadas de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial hasta que fue reemplazado por el casco PASGT a principios de 1985. Por más de 40 años, el M1 fue el equipo estándar de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, y su diseño inspiró a otras FFAA alrededor del mundo. El casco M1 es extremadamente popular entre los coleccionistas de militaria y cascos de la Segunda Guerra Mundial, y son más valiosos que los modelos posteriores. Los cascos de la época de la SGM, Corea y de Vietnam son difíciles de encontrar. Los cascos con marcas raras o con alguna historia documentada tienden a ser más caros aún. Esto es particularmente cierto para los cascos de paracaidistas, los cuales son de la variantes conocidas como casco M1C y casco M2. A pesar de ser obsoleto en Estados Unidos, el Casco M1 y sus variantes internacionales permanecen en uso en otras naciones alrededor del mundo. El casco interior M1 ocupa un nicho simbólico en las fuerzas armadas estadounidenses. Por ejemplo, el casco interior es usado actualmente en el entrenamiento por los candidatos al SEAL BUD/S, donde son pintados con el número de clase, nombre y rango; versiones pintadas y cromadas permanecen en uso en unidades ceremoniales. Los soldados de la reserva de las Fuerzas de Defensa de Israel utilizaron el casco M1 en combate al menos hasta el año 2006.

21


Top 20: las mejores armas

16 Los Arietes

La invención de armas de asedio revolucionó la forma de conquistar territorios. Con el ariete, varias civilizaciones lograron vencer un método defensivo que se consideró en su tiempo impenetrable: la muralla. Aunque este invento es obsoleto en nuestros días, en su época cooperó con el arte del sitio en ciudades que eran imposibles de ocupar.

U

n ariete es un arma de asedio originada en épocas antiguas, usada para romper las puertas o las paredes fortificadas. En su forma más simple, un ariete es tan sólo un tronco grande y pesado, cargado por varias personas e impulsado con fuerza contra un obstáculo. El ímpetu del ariete es suficiente para dañar el objetivo. Normalmente lleva incorporada al tronco la cabeza de un carnero para aprovechar su cornamenta enroscada en forma de círculo.

22

En los diseños más sofisticados, los arietes eran impulsados con una honda (arma) y soportados con cuerdas o con cadenas dentro de un marco rodante, de modo que podían ser mucho más grandes y también se podían pivotar más fácilmente en contra de su blanco. En algunas ocasiones, la punta del ariete iba reforzada con una cabeza de metal, y las partes vulnerables del ariete se reforzaban con bandas metálicas. Muchos arietes también contaban con cubiertas protectoras y paredes laterales reforzadas con cuero u otros materiales para prevenir que el


ariete fuese atacado con fuego. Algunos arietes no eran propulsados con cuerdas o cadenas, sino que en su lugar fueron apoyados sobre vigas. Esto daba a los arietes un recorrido mucho mayor, de modo que pudieran alcanzar una mayor velocidad antes de golpear a su objetivo, y por lo tanto que fueran más destructivos. Este tipo de ariete fue usado por Alejandro Magno y descrito por el escritor Vitruvio. En los castillos, los defensores procuraban prevenir los ataques de los arietes lanzando obstáculos frente a éstos momentos antes de que golpearan la pared, usando cuerdas con ganchos para inmovilizar el tronco, incendiando al ariete o saliendo sorpresivamente para atacarlo. Las variaciones del ariete incluyeron a la barrena, el ratón y el arpón de sitio. Éstos eran más pequeños que un ariete y se podían utilizar en espacios más limitados. Los arietes todavía se empleaban en la época moderna para diversas actividades, algunas veces montados sobre vehículos. Los equipos SWAT usan a menudo arietes metálicos de dos mangos para abrir las puertas trabadas. El ariete cubierto, máquina desarrollada en el Oriente Próximo durante las campañas del segundo Imperio asirio, fue el sistema más empleado para batir los muros de una ciudad. Existían varios modelos, según muestran los relieves de los palacios de Tiglath-Pileser III en los que se representa un ariete de doble punta actuando bajo la protección de arqueros, y Senaquerib, en que un ariete móvil actúa contra torres y murallas. Diodoro Sículo1 indica que el ariete fue empleado por primera vez en Grecia durante el asedio de Samos por los atenienses en el 440 a. C., siendo su inventor Artemón de Clazómenas, ingeniero al servicio de Pericles, aunque diversas fuentes describen para cronologías anteriores el empleo de armazones de madera para aproximarse a las fortificaciones, como en el sitio de Elis.

El ariete, protegido por un mantelete o una cubierta reforzada con pieles para aumentar su espesor o impedir la expansión de líquidos inflamables, y sobre el que se vertía agua para impedir la combustión, era una estructura de balancín, dotada o no de ruedas, que podía golpear repetidamente un punto del muro hasta conseguir romper su estabilidad. El ejército cartaginés empleó profusamente los arietes contra Sagunto consiguiendo, según los escritores clásicos4 derribar buena parte de los muros ya desde los primeros momentos del asedio, sin conseguir, no obstante, que estos éxitos se viesen coronados por la conquista de la ciudad. Al mismo tiempo que los cartagineses introducían el ariete en el Meditsistema para restañar los daños causados por los arietes o la zapa era la construcción de un nuevo muro en el interior de la plaza asediada que sustituyera al anterior. Esta solución es la adoptada por los defensores de Sagunto cuando las armas de asedio o máquinas púnicas consiguen romper el perímetro defensivo de la ciudad, restañando así los daños y prolongando la resistencia. La aplicación de los preceptos de Eneas el Táctico sobre la construcción de muros interiores tiene un excelente ejemplo en el asedio de Platea por los lacedemonios. El dato... El ariete ayudó a las tribus bárbaras en la conquista de Roma. Era un invento fácil de construir pero en los clanes germanos era usado y llevado por dos robustos hombres para facilitar su movimiento entre el camino y la muralla.

23


Top 20: las mejores armas La torre de asedio sufrió muchos incovenientes para realizar su asalto a las murallas, por ejmplo el uso de zanjas dificultaba su equilibrio.

Torre

de Asedio

Una torre de asedio o torre ambulante es un tipo de variante ofensiva de una bastida, ingenio empleado en la Epoca romana y Edad Media para superar murallas enemigas y depositar sin grandes dificultades a varios hombres armados en lo alto de éstas para que las tomasen más fácilmente. El modelo básico es el de una torre de base cuadrada de varios pisos, unidos entre sí por una escalera interna o posterior, dos o tres metros más alta que las murallas a superar y con un puente levadizo en su parte superior por el que alcanzaban las almenas enemigas los soldados (y a veces, la caballería) que llevaba en su interior. También solían portar arqueros que disparaban a los defensores en el momento de bajar el puente. Para poder moverse, la torre contaba con cuatro grandes ruedas. Inicialmente era movida por bueyes o caballos, pero a medida que se acercaba a su objetivo la tracción animal era sustituida por el empuje de numerosos hombres en su parte posterior. Probablemente, la torre de asedio más colosal fue la Helépolis construida por Epímaco de Atenas para Demetrio Poliorcetes durante el fallido asedio de Rodas del año 304 a. C. Medía 43 m de altura y 22 de lado en su base, y estaba provista de ruedas de 4,6 m de diámetro y montaba catapultas en sus nueve pisos. En épocas antiguas, la torre de asedio fue empleada tanto en Europa como en Extremo Oriente y sus orígenes se remontan al siglo IX a. C., en que aparece representada en los relieves asirios junto al ariete con ruedas. Fue utilizada en el asedio de Selinunte por el ejército cartaginés y posteriormente en Motia por el tirano Dionisio I de Siracusa. Su construcción requería mucho tiempo y recursos, por lo que no solían usarse hasta que fracasaban todas las otras medidas para superar una muralla, derribarla o romper sus puertas por medio de arietes.

24


La utilidad de estas armas aun se ve en la actulidad. Ahora con metal y mejoras aportadas de la física y la ciencia, es más portable y efectiva.

Ariete

Policial Es un ariete diseñado para poder ser utilizado por una o dos personas y es capaz de golpear una puerta con una fuerza cinética equivalente al empuje de 8,6 toneladas. Su estructura y diseño facilita el aprovechamiento óptimo de la fuerza del usuario, ya que éste no tiene que hacer más fuerza que la propis de sustentación del ariete. El empuje y derribo de la puerta lo hace al ariete. Gracias a la composición multi-densidad interior de la masa del ariete, desaparece la necesidad de tomar carrerilla o mucho impulso como ocurre con unidades poco evolucionadas. El Gap20 resulta muy útil si se utiliza en lugares pequeños e incluso si lo usa una sola persona incluso de constitución pequeña. Actualmente estos pequeños arietes funcionan de manera muy útil para las fuerzas policales de todo el mundo con el mismo propósito que el medieal, derrivar muros o portones. Su uso aun hoy en pequeñas derivaciones lo hace un arma que sigue resolviendo problemas de disturbios civiles .

25


Top 20: las mejores armas

15 La Catapulta

Esta arma de asedio significó un gran avance para la humanidad; la combinación de distancia y materiales volátiles garantizó una considerable ventaja a aquellos que la llevaron al campo de batalla. Durante mucho tiempo, la catapulta seria la máquina predilecta de varias civilizaciones.

U

na catapulta es un instrumento militar utilizado en la antigüedad para el lanzamiento a distancia de grandes objetos a modo de proyectiles. Fue inventada probablemente por los griegos y posteriormente mejorada por cartagineses y romanos, siendo muy empleada en la edad media.

26

Sin embargo, la Biblia describe que el rey Uzías pudo haber sido conjuntamente con su ejército los primeros en inventar una catapulta, tal como se describe en 2 de Crónicas 26:15 (“E hizo en Jerusalén máquinas inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras”).

Historia La catapulta fue creada principalmente para derribar murallas enemigas y tomar por asalto los castillos. Se dice que los primeros en usarla con este fin fueron los griegos, aunque es discutible. Las catapultas son armas de asedio que fueron utilizadas en las guerras y conflictos de la Edad Media. Las primeras catapultas

se empleaban a distancias larguísimas, lo que hacía muy difícil su construcción y posterior uso. Esto obligó a los creadores e ingenieros a trabajar en su forma, peso, tamaño, diseño y movilidad, pues eran armas necesarias en los grandes combates. De esta forma se logró obtener una catapulta más liviana, más fácil de manejar y trasladar, haciéndose


partícipes de las batallas. 1.- Catapulta de Tensión: Son las catapultas que toman su energía al ser tensado un arco de madera u otro material. Estas son las primeras en ser utilizadas, ya que la idea proviene del arco personal utilizado masivamente desde la prehistoria. Aumentando considerablemente su tamaño, se podían lanzar proyectiles a distancias cada vez más grandes y de mayor peso. 2.- Catapulta de Torsión. (La de nuestro actual estudio). Esta catapulta se basa en el almacenamiento de la energía, al ser “torcida” una madeja de tendones de animales, crin de caballo o incluso cabello de mujer (en situaciones extremas). Que al ser accionada, la energía acumulada por el proceso de torsión, liberaba una cantidad de energía suficiente para lanzar proyectiles de tamaño considerable a distancias mayores que la catapulta de tensión. 3.- Catapulta de contrapeso. Este tipo de catapulta es el más eficiente, comparado con los dos anteriores, ya que una vez “amartillada”, no perdía ni tenía “fugas” ni disminución de la energía (como en el caso de las dos anteriores). Por lo que podía mantenerse amartillada el tiempo necesario y esperar el momento oportuno para dispararla, sin menoscabo de su energía.

También se conoce a estos aparatos con el nombre latino velopoietica. Los modelos más grandes estaban montados sobre fuertes plataformas de madera; el gatillo o impulsor de este tipo de ballesta se tensaba mediante cuerdas hasta quedar sujeto con un gancho. Otro tipo de catapulta aplicaba el principio de torsión para lanzar piedras u objetos pesados sobre murallas y fosos: unas cuerdas enrolladas con tornos para echar hacia atrás el mecanismo impulsor. También se utilizaban catapultas más pequeñas, que eran portátiles. Véase Fortificaciones. Las catapultas más primitivas disponían de un brazo con forma de cuchara en el extremo para situar y lanzar el proyectil, pero las últimas versiones antes de la aparición de la pólvora usaban una honda para lanzar el proyectil. El tipo más eficaz de catapulta era el trabuquete, que funcionaba mediante la fuerza de la gravedad. Un contrapeso se izaba mediante unas cuerdas, y una vez situado el proyectil, se soltaban las cuerdas y el contrapeso, más pesado que dicho proyectil, lo lanzaba. Trabuquete. Las primeras catapultas fueron en forma de una enorme resortera u honda planeada por Alejandro Magno y sus ingenieros para poder derribar las murallas del imperio persa. Los griegos tenían una enorme honda

que lanzaba grandes flechas por medio de cuerdas elásticas. Luego ese modelo fue modificado para lograr lanzar piedras usando la energía de cuerdas elásticas más la energía de otras cuerdas de tensión.

Las Catapultas navales La catapulta utilizada para propulsar aviones desde un barco es una estructura de acero grande con pistas. Un auto lleva el avión hasta las pistas y luego una fuerza empuja a los dos bruscamente hacia adelante, lo que lanza el avión al aire. La fuerza puede ser generada por cuerdas o explosivos.

27


Top 20: las mejores armas

Época Medieval

El Onagro La primera referencia histórica de esta arma es la del griego Filón hacia el 200 a. C., seguida de la de Apolodoro un siglo después. No obstante, no se guardan descripciones exhaustivas de su aspecto y funcionamiento anteriores al siglo IV, cuando se hizo popular su uso y fueron descritas por los historiadores Vegecio y Amiano Marcelino. Esta pieza de artillería era montada en el lugar del asedio por 8 hombres al menos, sobre una base de tierra aplastada o ladrillos que disminuyera la vibración al ponerse en marcha. Constaba de un marco de madera que servía de base en el suelo, sobre el que se alzaba un marco también de madera (reforzado a veces con pieles) que servía de tope al brazo cuando éste salía disparado, evitando así su rotura. Este brazo estaba rematado en su punta por una cuchara o una bolsa de piel colgada en la que se cargaba una piedra pesada que podía lanzarse a una distancia de hasta 800 metros. Antes de ello, el brazo era bajado por un mecanismo de torsión que tiraba de su parte superior por medio de un cilindro giratorio, en el que se ataban las cuerdas unidas al brazo. Éste salía disparado al liberar todo el conjunto por medio de una palanca situada en el lateral opuesto a la rueda giratoria que bajaba el brazo. El papel del onagro en los asedios era el de destruir torres de defensa y barrer la parte superior de las murallas de defensores. Su construcción desapareció con las invasiones bárbaras del siglo V, aunque fue recuperada más tarde, a partir del año 1200. Posteriormente evolucionó hacia un arma de asedio de menor calibre y distancia, el mangonel, que lanzaba varias rocas más pequeñas a distancias de hasta 400 m. El nombre de mangonel deriva del griego magganon, que quiere decir «ingenio de guerra».

28


El Lanzapiedras Un trabuquete funciona como una palanca. Es amartillado levantando el contrapeso, por lo general con un torno o malacate. Un mecanismo disparador mantiene el contrapeso en su posición. La honda es colocada en forma horizontal, sobre un canal, en la base del armazón, paralelo a la barra y el proyectil colocado en su bolsa. Cuando el disparador es soltado, el contrapeso cae y la viga impulsa la honda, primero horizontalmente a través del canal y luego, en el aire, haciéndola describir un arco hacia arriba. Cuando el proyectil está cerca del punto en que la honda forma un ángulo de 45° con la horizontal, el gancho se desliza del extremo libre de la honda y vuela libremente hacia su objetivo. Al emplazar y apuntar el fundíbulo, se deben realizar varios intentos antes de lograr una posición óptima para el ataque. Pequeños ajustes pueden ser hechos cambiando el ángulo del gancho que sostiene el extremo libre de la honda o alterando la longitud de la honda. El fundíbulo deriva de la antigua honda. En realidad, una variante de ella (que usaba una pequeña vara de madera para extender el arma y proveerle un mejor apalancamiento) evolucionó para convertirse en el fundíbulo de tracción, en el cual un grupo de personas tiraban de cuerdas atadas al brazo corto de una palanca que tiene una honda en el brazo largo. Este tipo de fundíbulo es más pequeño y tiene un alcance menor que el fundíbulo de contrapeso, pero es un máquina más fácil de transportar y tiene un promedio más rápido de disparos. Los fundíbulos de tracción más pequeños pueden ser accionados por la fuerza de una persona tirando de una sola cuerda, pero la mayoría eran diseñados de un tamaño tal que se necesitaban entre 20 y 100 hombres para hacerlo funcionar; normalmente se ubicaban 2 personas por cuerda. Éstos eran a veces ciudadanos que ayudaban en el sitio o en la defensa de su ciudad.

29


Top 20: las mejores armas

14 El Fuego Griego Las armas incendiarias ofrecieron un cambio en la guerras medievales y 谩rabes en todos los aspectos: desde el modo de guerrerar hasta el c贸mo usarlas tanto en tierra como en el mar. La invenci贸n bizantina dio nuevas ideas a la humanidad para liquidar a sus enemigos por medio del fuego incesante. 30


E

l fuego griego era un arma incendiaria utilizada por el Imperio bizantino. Fue creada en el siglo VI, aunque su mayor uso y difusión se daría tras las primeras cruzadas (siglo XIII). Los bizantinos la empleaban con frecuencia en batallas navales, ya que era sumamente eficaz al continuar ardiendo incluso después de haber caído al agua. La misma representaba una ventaja tecnológica, y fue responsable de varias importantes victorias militares bizantinas, especialmente la salvación de Bizancio en dos asedios árabes, con lo que aseguró la continuidad del Imperio, constituyendo así un freno a las intenciones expansionistas del Islam, y evitando la posible conquista de la Europa Occidental desde el Este. La impresión que el fuego griego produjo en los cruzados fue de tal magnitud que el nombre pasó a ser utilizado para todo tipo de arma incendiaria,1 incluidas las usadas por los árabes, chinos y mongoles. Sin embargo, eran fórmulas distintas de la bizantina, que era un secreto de Estado guardado en forma celosa, cuya composición se ha extraviado. Por lo tanto, sus ingredientes son motivo de gran debate. Se han propuesto algunos de los siguientes ingredientes nafta, cal viva, azufre y nitrato. Lo que distinguió a los bizantinos en el uso de mezclas incendiarias fue la utilización de sifones presurizados para lanzar el líquido al enemigo.

Si bien el término “fuego griego” posee un uso general desde las cruzadas, en las fuentes bizantinas originales recibe diversos nombres, tales como “fuego marino” (en griego: πῦρ θαλάσσιον), “fuego romano” (πῦρ ῤωμαϊκὸν), “fuego de guerra” (πολεμικὸν πῦρ), “fuego líquido” (ὑγρόν πῦρ) o “fuego procesado” (πῦρ σκευαστὸν). En Aragón tras las primeras cruzadas, fue guardado el fuego griego en recipientes de cerámica y usado como proyectiles de artillería, recibiendo el nombre de “magranas compuestas” El poder del arma venía no sólo del hecho de que ardía en contacto con el agua, sino de que incluso ardía debajo de ella. En las batallas navales era por ello un arma de gran eficacia, causando grandes destrozos materiales y personales, y extendiendo, además, el pánico entre el enemigo: al miedo a morir ardiendo se unía, además, el temor supersticioso que esta arma infundía a muchos soldados, ya que creían que una llama que se volvía aún más intensa en el agua tenía que ser producto de la brujería. El motivo por el que se desconoce su composición es muy simple: la marina bizantina de la Alta Edad Media era, con mucho, la dueña del Mediterráneo oriental, y en la posesión del fuego griego estaba una de las claves de su superioridad, de manera que esta arma se consideraba secreta.

La mezcla fue inventada supuestamente por un refugiado cristiano sirio llamado Calínico, originario de Heliópolis. Algunos autores piensan que Calínico recibió el secreto del fuego griego de los alquimistas de Alejandría. Lanzaba un chorro de fluido ardiente y podía emplearse tanto en tierra como en el mar, aunque preferentemente en el mar.

31


Top 20: las mejores armas

Vietnam

El Napalm El napalm o gasolina gelatinosa es un combustible que produce una combustión más duradera que la de la gasolina simple. Esta característica ha hecho que sea utilizado por algunos ejércitos en varias guerras. En origen era ácido fosfórico, más tarde se usaron jabones de aluminio de ácidos nafténicos y del aceite de coco. Al mezclar el jabón de aluminio con gasolina se obtiene un gel de gasolina. Esto produce una sustancia altamente inflamable y que arde lentamente. Puede apagarse mediante la inmersión total en agua o con privación de oxígeno, pero en cualquier otro caso arde indefinidamente. Es posible encenderlo con cualquier componente que haga ignición con la gasolina normal. Una de las empresas que lo fabrica es la Dow Chemical Company. El nuevo napalm, “Napalm B” contiene benceno y poliestireno para estabilizar la base de la gasolina. El napalm es capaz de incinerar todo tipo de material, dejando edificios y objetos intactos por su capacidad de expandirse por el oxígeno. Durante la Segunda Guerra Mundial los Aliados y la Alemania nazi, utilizaron la gasolina como arma en lanzallamas, ya que solamente la gasolina era un rápido y eficaz dispositivo incendiario. Una sustancia adicional era necesaria para producir una combustión de gran alcance y persistencia pero que no se consumiera velozmente. Aunque los investigadores habían encontrado maneras de hacer gasolina convertida en gelatina, muchas de ellas requirieron de caucho como componente principal, que durante tiempos de guerra era una materia escasa. En 1942, investigadores de la Universidad de Harvard (conducida por el Dr. Louis Fieser) y el cuerpo químico del Ejército de los Estados Unidos encontró la solución: el napalm.

32


Primera y Segunda Guerra

El Lanzallamas

Los lanzallamas modernos tienen su origen en la guerra de trincheras desarrollada durante la Primera Guerra Mundial. Tuvieron su consagración como arma de guerra moderna durante la Segunda Guerra Mundial, en la que el ejército alemán ya los montaba en los carros de combate Panzer II Flamm y Flammpanzer III, y también en los franceses Char B1 modificados (cuyo nombre oficial era PanzerKampfwagen B2 (F)). Más tarde los británicos y canadienses desplegaron desde 1944 unidades blindadas lanzallamas en combinación con unidades de infantería. Las primeras versiones de estos primitivos carros de combate lanzallamas fueron el Badger (Tejón) (un prototipo utilizado en Normandía) y el Oke, utilizado en Dieppe. El más popular de todos ellos fue el Churchill Cocodrilo.1 Desde entonces este tipo de armas pueden ser montadas en un vehículo, o utilizadas manualmente por unidades de infantería. El lanzallamas consiste básicamente en dos elementos: Una mochila o depósito y una salida. El depósito está compuesto generalmente de dos o tres cilindros: Uno mantiene el elemento propelente -generalmente un gas inerte como el nitrógeno- a presión; y los otros dos contienen un líquido inflamable, como el petróleo. Estos sistemas de tres cilindros suelen conformarse de manera equilibrada para facilitar su transporte. Este sencillo mecanismo es suficiente para proyectar el material inflamable a cierta distancia, desplazándolo en combinación con el gas a presión. La “pistola” contiene un pequeño depósito y un reducido sistema de ignición: Al apretar el gatillo se abre una válvula, que permite el paso del líquido del depósito hasta el mecanismo de ignición. Este puede variar según el tipo de lanzallamas: en ocasiones es una simple espiral de metal incandescente; y otros modelos presentan una pequeña llama alimentada por el gas a presión. El fuego es un arma muy poderosa y terrible , no sólo son sus efectos terribles de resistir por parte de la víctima sino que también muy duro de contemplar sus resultados, además esto tiene un plus en cuanto a el efecto poderoso en la moral del soldado

33


Top 20: las mejores armas

13 El Escudo

En el inicio de la historia humana, la necesidad de protegerse estaba basado en el escudo y no en la armadura debido a que ni siquiera existía el manejo del metal tan eficientemente para crearlo. Esta protección cooperó en todas las guerras medievales y del renacimiento hasta el punto de crear ‘escudos’ de familias que dejarían su huella en los años venideros.

U

n escudo es el arma defensiva activa más antigua utilizada para protegerse de las armas ofensivas y para un ataque. Se conoce al menos desde la época sumeria (III milenio a. C., en Mesopotamia) y será utilizada en Occidente hasta el siglo XVII, cuando las armas de fuego individuales se generalizaron, quedando así obsoleto. Comúnmente se embraza en el brazo izquierdo y ayuda a cubrir el cuerpo de los embates sin impedir la utilización del brazo derecho para contraatacar. El escudo ha sido usado por casi todas las culturas humanas para la defensa en la lucha, tanto a distancia como cuerpo a cuerpo, por su versatilidad para cubrir al luchador de las agresiones con armas arrojadas o blandidas. Conoció grandes modificaciones tanto en los materiales como en su forma, ya sea a través de los tiempos o por regiones geográficas, adaptándose a los cambios tecnológicos o tácticas para ase-

34

gurar la máxima protección a los combatientes. Cada vez que una nueva arma de potencial letal más importante era introducida, el escudo se espesaba o la calidad de sus materiales crecía, hasta que la pólvora, que lanzaba proyectiles perforantes a gran distancia, convirtieron su uso inútil en el campo de batalla. En numerosas regiones del globo donde el sistema tribal aún persiste (Oceanía, África, etc.), los escudos eran utilizados a comienzos del siglo XX. A partir del siglo XX, el escudo reencuentra una utilización en el seno de numerosas fuerzas de policía en la lucha anti-disturbios, en la que sirve de protección contra los lanzamientos, y también como apoyo para rechazar a los manifestantes (llevado habitualmente por los policías en primera línea). Está realizado con material plástico, en general transparente, a fin de permitir la visión y simultáneamente la protección de la cara.


Cualquier objeto que permite oponer al adversario una superficie detrás de la cual se encuentra protección, puede ser llamada escudo con toda propiedad, y a veces era de «fortuna», asegurando un protección mínima con un coste mínimo. Así, las milicias helvecias disponían en los primeros tiempos de simples hatillos de paja. La madera prevaleció, como armazón, durante toda la Historia para su confección. Podía ser fabricado de diferentes maneras según la clase de protección del combatiente, de un simple trenzado de mimbre, ligero y resistente a la perforación como en la pelta tracia o como en numerosos modelos africanos, con una estructura gruesa de piezas formadas y unidas, como el aspis koile del hoplita; o bien podía estar hecho de una única pieza de madera esculpida como en Oceanía. En los equipamientos de los ejércitos organizados estaba recubierto, al menos, en su cara externa, de un segundo material que le confería una mejor resistencia a la penetración y le permitía guardar su integridad durante los golpes: Cuero: uno de los más antiguos materiales utilizadas para esta arma, atestiguado desde la época sumeria. Este material cuando se es tensado sobre un soporte y secado, eventualmente hervido, adquiere una muy buena

resistencia a la penetración de las flechas o lanzas, suele superponerse varias capas para proporcionar un «blindaje», siendo más eficaz que una capa gruesa y unida de una misma materia. Lino: material que sustituye al cuero, ofrece también muy buena resistencia después de haber sido macerado en un cocción de vinagre y sal; era ya utilizado en la Antigua Grecia. Cobre: utilizado por los sumerios, se ponía en la cara externa en discos espaciados, destinados al reforzamiento del escudo. Su desventaja es la maleabilidad del metal. Bronce: excelente alternativa al cobre, más resistente, ofrecía mejor protección; se generalizó en toda clase de armamento, particularmente en el de los griegos, que lo emplearon en todo su equipamiento (panoplia), incluso después del advenimiento del hierro. Recubría toda la superficie exterior del escudo; se reservaba sobre todo para los de gran tamaño, para los combatientes pesadamente armados como los hoplitas (véase también sistema hoplítico). En el Imperio bizantino prevaleció el escudo ovalado. En Occidente, y a partir del siglo X, fue bastante común el de forma de almendra, atribuido a los normandos, con la

punta inferior aguda para clavarlo en el suelo al hacer alto las tropas. A finales del siglo XIII hasta el siglo XVI tiende a la forma triangular equilátera.

La Heráldica En cuanto a los escudos de armas o blasones pertenecientes a los diversos linajes, desde aproximadamente el siglo XII, es la heráldica el arte que estudia su composición y significado. cada escudo pertenece a una familia en particular, no a todos los que portan ese apellido.

35


Top 20: las mejores armas

Escudo Griego El aspis (griego antiguo ἄσπις, AFI [aspis]) es el término genérico para la palabra escudo. El aspis fue llevado normalmente por la antigua infantería pesada en varios periodos de la historia de Grecia, desde la época minoica hasta el siglo IV a. C. El hoplon (τὸ ὅπλον, [hoplon]) era utilizado por la infantería pesada griega de hoplitas habitualmente y la caballería, entre los siglos VIII y siglo IV a. C. Conoció numerosas evoluciones en el material, la forma y en el medio de aprehensión, adaptándose a las nuevas armas ofensivas que tenían un mayor poder de penetración, a las técnicas de fabricación y a los diversos tipos de formaciones de combate practicadas por los combatientes. De forma circular, tenía aproximadamente entre 90 y 110 cm de diámetro y estaba formado por un gran cuenco y un borde muy reforzado casi plano. Se componía de láminas de madera encoladas entre sí. El interior se forraba de cuero fino, llevaba una abrazadera de bronce en el centro, que iba remachada, y una correa de cuero en el borde. El exterior del escudo podía ir cubierto de una lámina de bronce, o pintado y decorado. Llegaba a pesar entre 6 y 8 kg.

Escudo Vikingo Aunque su morfología de que pensar que se trataba de una simple rodela, como las que se usaron más avanzada la Edad Media, su fabricación, guarniciones e incluso su forma de usarlo difiere enormemente de estos últimos. Antes de nada, hay que especificar que, aunque la mayor parte de la información de que disponemos sobre estos escudos procede del ajuar funerario de Gokstad, conviene tener en cuenta que las dimensiones de estos son superiores a las de un escudo normal de guerra. Estos escudos funerarios, de algo más de 90 cm. de diámetro, pueden inducir a error acerca del tamaño de los usados en combate, de menor diámetro. He querido aclarar este punto antes de proseguir ya que hay bastante información gráfica sobre estos escudos, y más de uno se puede liar si los toma como los mismos que se usaban en la vida cotidiana Los listones de madera, generalmente de abeto o tilo, no iban machihembrados, sino unidos con algún tipo de pegamento resinoso. Para afianzar la unión bastaba la larga manija, la cubierta de cuero, que no siempre se usaba, y el aro de refuerzo, metálico o de cuero, en todo su contorno. También se usaban esa especie de grapas que, unidas unas a otras en todo el perímetro del escudo, contribuían a reforzarlo, especialmente contra los golpes de filo, así como para unir el forro de cuero a la estructura de madera. En definitiva, su método de fabricación iba encaminado a hacerlo más flexible, y con ello resistir mejor los golpes del enemigo, cediendo pero sin romperse, y absorbiendo con más facilidad los golpes de armas contundentes.

36


37


Top 20: las mejores armas

12 La Pólvora Es sin duda una de las armas que modificó las guerras para siempre. Su procedencia china hizo que tardara algunoa años en llegar a Europa donde sería perfeccionado con fines bélicos. Su importancia es tal que aun en la actualidad con base en él miles de armas funcionan y sirven en las fuerzas militares. Desde las grandas hasta los mosquetes, todo es gracias a la pólvora. 38


L

a pólvora es una sustancia deflagrante utilizada principalmente como propulsor de proyectiles en las armas de fuego y con fines acústicos en los fuegos pirotécnicos. La pólvora fabricada es la denominada pólvora negra, que está compuesta de determinadas proporciones de carbón, azufre y nitrato de potasio. La más popular tiene 75 % de nitrato de potasio, 15 % de carbono y 10 % de azufre (porcentajes en masa/masa). Actualmente se utiliza en pirotecnia y como propelente de proyectiles en armas antiguas. Las modernas pólvoras (sin humo) están basadas en materiales energéticos, principalmente nitrocelulosa (monobásicas) y nitrocelulosa más nitroglicerina (bibásicas). Las ventajas de las pólvoras modernas son su bajo nivel de humo, bajo nivel de depósito de productos de combustión en el arma y su homogeneidad, lo que garantiza un resultado

consistente, con lo que aumenta la precisión de los disparos. La pólvora fue inventada en China para hacer fuegos artificiales y armas, aproximadamente en el siglo IX de nuestra era, aunque no concibieron las armas de fuego como nosotros las conocemos. Los bizantinos y los árabes la introdujeron en Europa alrededor del 1200. Sean cuales fueren los datos precisos y las identidades de sus descubridores y primeros usuarios, lo cierto es que la pólvora se fabricaba en Inglaterra en 1334 y que en 1340 Alemania contaba con instalaciones para producirla. El primer intento de emplear la pólvora para minar los muros de las fortificaciones se lleva a cabo durante el sitio de Pisa (Italia) en 1403. Cuando se producen las conquistas del recién descubierto continente americano, los conquistadores abaten a los indios que allí habitaban. Éstos, al ver que sus compañeros caían muertos al suelo sin que nada les hubiese

tocado, huyen de estos conquistadores y los consideran dioses. En la segunda mitad del siglo XVI, la fabricación de pólvora era un monopolio del Estado en la mayoría de los países. Fue el único explosivo conocido hasta el descubrimiento del denominado oro fulminante, un poderoso explosivo utilizado por primera vez en 1628 durante las contiendas bélicas que se desarrollaron en el continente europeo. Químicamente, el carbón y el azufre arden gracias al nitrato potásico, que es el comburente, pues suministra el oxígeno para la combustión. Se puede emplear nitrato de sodio, pero es higroscópico (condensa sobre sí la humedad del ambiente). También hay otra pólvora comúnmente usada, que en vez de nitrato potásico, lleva clorato de potasio (KClO3), cuyo uso es común en pirotecnia. El clorato de potasio no es higroscópico y funciona mejor que el nitrato de potasio, pero

la combustión junto al carbón y al azufre se hace mucho más rápidamente, siendo casi explosiva; por ello se usa en pirotecnia. Las cantidades de cada componente son: 50% KClO3, 35% carbón y 15% azufre. El azufre ayuda en la combustión, porque cuando se quema, se produce dióxido y trióxido de azufre, SO2 y SO3, y al juntarse con moléculas de agua procedentes, no de la combustión, sino de la humedad, se producen ácido sulfúrico (H2SO4) y sulfuroso (H2SO3), que reaccionan violentamente con el clorato de potasio, haciendo que se descomponga muy rápidamente. Su procedencia china hizo que tardara algunoa años en llegar a Europa donde sería perfeccionado con fines bélicos. Su importancia es tal que aun en la actualidad con base en él miles de armas funcionan y sirven en las fuerzas militares. Desde las grandas hasta los mosquetes, todo es gracias a la pólvora.

39


Top 20: las mejores armas

La Pólvora Negra La pólvora negra fue el compuesto que hizo funcionar a todas las armas de fuego hasta 1886, hasta la aparición de las pólvoras blancas, sin humo o nitrocelulósicas, a las cuales paso a denominarse simplemente “pólvora” La pólvora negra es una mezcla física de 3 compuestos: nitrato potásico (también llamado salitre, potasa, sal pétrea etc...), carbon vegetal y azufre.

El elemento que es el espíritu de la pólvora es el salitre. Esta sustancia, por el efecto de la temperatura es capaz de liberar oxigeno en grandes proporciones, permitiendo las combustiones en lugares de oxigeno enrarecido o escaso. El carbon vegetal cumple exclusivamente el cometido de combustible, y el azufre actúa como catalizador de la reacción de oxidación, ya que reduce la temperatura de quemado y homogeneiza la mezcla de los componentes. No siempre la pólvora ha tenido la misma proporción entre sus componentes, ni la del siglo XIX es la misma que la del siglo XIV. Las primitivas pólvoras, solían tener una proporción aproximada de un 50% de salitre y un 25% de los otros 2 componentes, por lo que eran mas inflamables dada la elevada proporción de carbon y azufre, y menos potentes, por la escasez de salitre, produciendo mas fogonazo y humos que las actuales. Ya en el siglo XVII se había producido una evolución de la pólvora medieval, llegandose a proporciones de hasta un 70% de salitre. A finales del siglo XIX, la pólvora negra “moderna” española tenia unas proporciones de 77% de salitre 15% de carbon y un 8% de azufre, y la pólvora negra de caza estaba constituida por un 76% de salitre, un 12% de carbon y un 12% de azufre.

40


La Munición El origen del cartucho se sitúa en torno al siglo XVI; consistía en un envoltorio de papel que contenía la pólvora y la bala. Durante el siglo XIX, experimenta una acelerada evolución; paulatinamente, se le incorpora el iniciador, se sustituye la bala cilíndrica por la ojival, se adopta la vaina metálica, la cápsula iniciadora interna con percutor y espiga, la percusión anular, la percusión central interna y percusión central externa, y se reemplaza la pólvora negra por pólvora blanca (también llamada piroxilada o sin humo) Es del tamaño apropiado para ajustarse a la cámara de ignición de un arma de fuego. El fulminante es una pequeña carga de un elemento químico sensible a los impactos que se puede encontrar en el centro o en el borde de la parte posterior del cartucho. Un cartucho sin bala es un cartucho de fogueo. Podemos definir el cartucho como el cuerpo compacto y unitario que reúne todos los elementos necesarios para producir un disparo en un arma de fuego. Se entiende por cartuchería todo tipo de cartuchos dotados de vaina con pistón y cargados con pólvora, lleven o no proyectiles incorporados En el cartucho metálico su vaina está elaborada completamente de metal y es de utilización generalizada en las armas de ánima estriada. Algunos cartuchos tienen vaina plástica con un pistón metálico. El cartucho para arma de defensa consiste en un tubo hueco (vaina o casquillo), generalmente de metal, con una carga de proyección en su interior; en su parte abierta se introduce a presión un proyectil u ojiva (bala), y en su base (culote) se encuentra el elemento de iniciación (pistón o fulminante).

41


Top 20: las mejores armas

11 Los Barcos

Toda civilización cercana al mar a un río grande, tuvo la obligación de crear flotas para descubrir nuevos lugares, otros lugareños para conquistar y otros para tener el dominio sobre el mar y los océanos. El barco a lo largo de la historia se ha mejorado de materiales como el acero y la artillería para prolongar y asegurar su soberanía sobre otros países, en lo que denominamos la armada. Desde los barcos vikingos hasta los acorazados, los navíos son el contacto del hombre con el agua.

A

unque no se conoce la época exacta en la que aparecieron los primeros barcso o embarcaciones, es bastante probable que las culturas más primitivas emplearan troncos o pieles de animales inflados para atravesar ríos y lagos. En el Antiguo Egipto no tenian árboles, por los que sus primeras embarcaciones se hacían con papiros o juncos atados en toda su extensión. En América y en Oceanía, los indígenas fabricaban embarcaciones más largas y estrechas, hechas de madera en una pieza o de varias piezas unidas con fibras. Éstas reciben el nombre de piraguas. Es seguro que las primeras civilizaciones orientales, unos 3000 años adC, ya empleaban embar-

42


caciones de madera, cuya propulsión eran los remos y la vela como auxiliar. Entre el III y I milenio adC, los fenicios desarrollaron la construcción naval, efectuando actividades comerciales y de exploración marítima por el Mediterráneo. En esa misma época, los egipcios, guiados por los fenicios, fueron transformando sus embarcaciones para navegar en el mar. Los griegos y los romanos aprendieron de los fenicios las técnicas para construir embarcaciones, la principal embarcación de estos fue el trirreme. En esta época grecorromana apareció la embarcación de guerra, que eran ligeros y propulsados mediante remos. Las embarcaciones mercantes, con el casco más sólido y pesado, y usaban velas cuadrangulares. Aproximadamente en el año 600 apareció el junco chino, el velero tradicional más antiguo que se conoce. Se empleaba tanto para la guerra o el comercio. Al final del Imperio Romano, Bizancio, construyó la drómona, una embarcación mixta a remos y vela, y otras embarcaciones mercantes de dos o tres palos y velas cuadradas. A la misma vez apareció la vela triangular o latina y los cascos de los barcos fueron menos pesados y veloces. Al mismo tiempo, en el norte de Europa, los vikingos navegaban en barcos de madera con remos y con una sola vela cuadrada, se llaman los drakkar y los snekar, con las que cosecharon grandes éxitos en la época medieval. En la época de las Cruzadas, la evolucion naval, se afianza en la

construción del aparato militar de los barcos como las galeras y los galeones y las carracas para el comercio. La galera romana tenia una eslora entre los 30 y 60 metros y era impulsada por 20 remeros a babor y 20 remeros a estribor además llevaba entre dos o tres mástiles para velas. A partir del siglo XV las galeras se le adaptaron con cañones. En la vida a bordo de las galeras, el empleo de los remos era uno de los peores castigos que podía recibir una persona, ser condenado a servir en una galera, como sentenció un juez romano en el siglo XVI, “para que la vida le sea un suplicio y la muerte un alivio”, esto duró hasta el siglo XVII. También había hombres libres que se embarcaban por necesidad; eran llamados “de buena gana”. La única diferencia es que podían llevar bigote y cabello, ya que los condenados eran rasurados y pelados al rape. Además, los hombres libres que no estaban remando podían pasear y hablar libremente, pero al caer la noche eran encadenados igual que los condenados. La disciplina era muy estricta para todos, la comida escasa y mala. El aspecto higiénico resulta inconcebible y difícil de imaginar. Los galeotes estaban obligados a mantenerse limpios. El barco a lo largo de la historia se ha mejorado de materiales como el acero y la artillería para prolongar y asegurar su soberanía sobre otros países, en lo que denominamos la armada. Desde los barcos vikingos hasta los acorazados, los navíos son el contacto del hombre con el agua.

43


Top 20: las mejores armas

Grecia

El Trirreme Era una nave de guerra inventada hacia el siglo VII a. C. Desarrollado a partir del pentecóntero, era más corto que su predecesor, un barco con una vela, que contaba con tres bancos de remeros superpuestos a distinto nivel en cada flanco, de ahí su nombre. Los trirremes aparecieron en Jonia y se convirtieron en el buque de guerra dominante en el mar Mediterráneo desde finales del siglo VI hasta el siglo IV a. C. A partir de estas fechas fue desplazado por el quinquerreme, hasta que tras el dominio del Mediterráneo por Roma de nuevo fue utilizado debido a su efectividad por el Imperio romano hasta el siglo IV.2 A pesar de las dificultades iniciales en la arquitectura del trirreme, esencialmente sus dimensiones, ángulo de inclinación y recorrido de los remos a los que se sumaba el entrenamiento de las tripulaciones para conseguir una boga organizada, la concentración de esfuerzos permitía un mejor gobierno del buque y el aumento de la potencia en tramos de boga cortos durante el combate para emplear el espolón de proa. La primera y más famosa batalla naval de la Antigüedad en que los trirremes se utilizaron fue la de Salamina, en el 480 a. C., que enfrentó a la flota griega, principalmente la de Atenas, a la armada persa, numéricamente muy superior.

44


Corea - el barco tortuga

Kobukson

Un Barco Tortuga, también conocido como Kobukson o Geobukseon es una galera desarrollada en Corea en el Siglo XVI. El barco tortuga se hizo famoso después de que el almirante coreano Yi Sun Sin y su subordinado, el teniente Na Dae Yong, los utilizaran innovadoramente en la guerra que lucharon los coreanos para evitar la invasión de Japón entre 1592 y 1598. Este tipo de embarcación contaba con una armadura cubriendo el techo de la nave, que protegía a marineros y remeros. Esta protección estaba formada por planchas de madera que impedían al enemigo abordar la nave. Por la boca de la cabeza de dragón en el frente se liberaban vapores y humos para ocultar al barco del enemigo. Además contaban con poder de artillería, otorgado por una carga de 11 cañones por banda, dos en la popa y uno en proa.1 Su aspecto se asemejaba al de una tortuga, derivando de ahí su nombre. La propulsión de los barcos tortuga era generada por un conjunto de velas sobre el barco y por los remeros que se encontraban dentro de la nave. Su uso fue muy difundido en batallas navales lideradas por el almirante Yi Sun Sin, especialmente en las de Noryang y Myeongyang, en las cuales la flota de Japón sufrió cuantiosas pérdidas que la obligaron a olvidar sus sueños de invadir Corea.

45


Top 20: las mejores armas

10 Arco y Flecha En su momento, el arco fue la mejor arma que hubiese existido; podía aniquilar a miles de hombres sin que el otro bando sufriera daño. En la edad antigua, las principales batallas estaban basadas en las colisiones de ejércitos con armas como el hacha o cualquier herrmienta cortopunzante. La distancia se unió a la guerra y la humanidad comprendió que de ahora en adelante los conflictos podían empezar antes de pelear frente a frente. 46


U

n arco es un arma impulsora que se usa para disparar flechas sobre un blanco distante. Puede estar formado por una única pieza de madera o de otro material, en cuyo caso se habla de arco monolítico. Los arcos monolíticos pueden ser tan largos como la estatura del arquero, como es el caso del arco largo inglés. Un arco también puede estar formado por varias capas de diferentes materiales, en cuyo caso se habla de arco compuesto, fabricado por diferentes pueblos desde la más remota Antigüedad. Los arcos compuestos pueden estar hechos de una combinación de hueso, madera, cuerno, tendón, bambú, etcétera, en función de las épocas y de los pueblos que los han fabricado. Algunos ejemplos característicos de arcos compuestos tradicionales son los de Turquía, China, Japón y Mongolia etc. Las maderas utilizadas en la fabricación de arcos pueden

provenir de diversos vegetales: tejo, cerezo, nogal, roble, sabina, bambú y más. Aparte de los arcos monolíticos y compuestos, existe desde los años 60 del siglo XX un tercer tipo de arco, el arco de poleas, que incluye poleas y mecanismos que facilitan la tensión de la cuerda a la par que aumentan la potencia del tiro. Los arcos hechos completamente de madera se han usado durante miles de años en la caza y la guerra, entre otros, por los nubios, tribus nativas americanas como los cheroqui, sudamericanas como los bari, africanas como los bassa y las europeas, desde el Epipaleolítico. Como armas de caza son sencillos, fiables y capaces de abatir animales tan grandes como los elefantes africanos. Como arma de guerra, el arco ha contribuido decisivamente en diversas culturas. Los nubios eran famosos por su destreza con los arcos, siendo conocidos por su habilidad de acertar en el ojo del contrincante durante las batallas.

En el Japón antiguo, los arcos característicos fueron los fabricados de bambú y de madera, conocidos como yumi, decisivos en la guerra a caballo entre samuráis. En la Edad Media europea, los arqueros ingleses eran célebres por su destreza en el uso del arco largo para la guerra, que utilizaron con gran efectividad en la Guerra de los Cien Años (especialmente en batallas como Crecy, Azincourt y Poitiers). Sin embargo, las armas de fuego dejaron obsoletos a los arcos para la guerra, al no requerir el larguísimo entrenamiento necesario para formar a un arquero y volverse cada vez más precisas y de mayor alcance y penetración. A pesar de esto, los arcos hechos de madera o los compuestos de fibra de vidrio se siguen usando por arqueros tradicionales y en algunas asociaciones para el deporte y la caza libre. El arco huno es asimétrico, compuesto y curvado. Fue inventado en Asia Central y llevado a

Europa por primera vez por los hunos. Su forma asimétrica permitió incrementar el tamaño del arco sin restringir su empleo en la montura del caballo. La parte inferior tuvo que ser más corta para facilitar el movimiento de un lado a otro de la espalda y el cuello del caballo, pero la parte superior no fue tan estrecha y pudo ser más larga. El resultado fue un arco más fuerte y con mayor alcance que el de las tribus germánicas de Europa. Básicamente, los tiradores hunos podían derribar a sus enemigos antes de que ellos pudieran usar sus arcos. La asimetría, sin embargo, condujo a una menor exactitud, aunque esto fuera compensado en cierta medida por el hecho de que el arma fuese un arco compuesto.

47


Top 20: las mejores armas

Ballesta china

Chu Ko Nu En China, al siglo II, dinastía Han, fue inventado una ballesta llamada Cho-Ko-Nu, o ballesta de repetición, fue supuestamente inventada por Zhuge Liang y podía disparar hasta 10 veces sin ser recargada. Su distancia y potencia eran menor, pero el simple hecho de lanzar varios tiros seguidos fue factor suficiente para su uso extendido hasta el siglo XIX.Por alguna razón el arma nunca llegó a Europa, y cuando los arcos compuestos y las ballestas comunes estaban en apogeo, llega la pólvora. Pero el ChoKo-Nu fue un arma curiosa e importante durante el periodo clásico y post-clásico en China. En la guerra reciente entre China y Japon, 1894-95, la ballesta de repeticion fue frecuentemente vista entre las tropas que venian del interior del primer pais nombrado. Lo interesante y unico de esta ballesta es su accion de repeticion, la que permitia al ballestero en un acto simple disparar 10 flechas en 15 segundos. Esta era un arma muy efectiva para parar ataques del enemigo en campo abierto o para defender una fortificacion, aunque esta arma no era tan precisa como un arco o una ballesta tradicional, tenia la ventaja de su velocidad de disparo. Imaginense a 100 ballesteros a la vez disparando contra un grupo de enemigos 1000 flechas en 15 segundos.

48


La Ballesta

La necesidad fue la que creó este arma y es que la guerra exigía un arco más potente, capaz de perforar las cada vez mejores protecciones metálicas de los caballeros. Las soluciones pasaban por el arco compuesto o el arco largo pero las dificultades técnicas de construcción del primero y los diez o quince años necesarios para entrenar a un arquero competente para el segundo, favorecieron la búsqueda de una alternativa. Así, la solución fue la ballesta. Aparece aproximadamente en el siglo X, en la guerra de asedio en el Norte de Francia y rápidamente se extendió por Europa. Tal vez los normandos ya la empleaban en 1066, asombrando a los bizantinos en 1096 que desconocía por completo este arma. Las primeras ballestas medievales eran artefactos muy primitivos. Se tensaban apoyando el arco, de tipo simple, en el suelo y sujetándolo con los pies, al tiempo que con las dos manos se tiraba de la cuerda hasta sujetarla en la muesca de un primitivo disparador en forma de palanca que empujaba la cuerda, liberándola. Ya en la segunda mitad del siglo XII, las ballestas eran lo suficientemente potentes como para que se pudieran tensar con la mano, con lo que se tuvo que introducir el estribo, una pieza sujeta a la cureña en el que se introducía el pie para sujetar el arco. Enseguida aparecieron sistemas mecánicos para tensar la cuerda basados en el principio del torno. Por otra parte, la ballesta era considerada un artefacto para cobardes. El desprecio de la aristocracia por el arma propulsada a distancia llega hasta el Renacimiento y aunque la Iglesia el Imperio trataron de prohibir su empleo, su potencia y su fácil manejo hicieron que se propagase por toda Europa en los siglos XIII y XIV. De esta manera, hay que señalar que la ballesta fue utilizada normalmente por mercenarios, a menudo de origen italiano, de donde procedía la madera de tejo que se consideraba la más apropiadas para la construcción de los arcos, si bien se señalan hasta cinco tipos de madera para su finalización. Otra de las ventajas de la ballesta la encontramos en sus proyectiles, ya que empleaba dardos (virotes, cuadrillos) más cortos,

49


Top 20: las mejores armas

9 Los Cañones

Gracias a la polvora, el asedio en la guerra cambió de panorama. Ahora los pesados cañones demolían fortificaciones a una distancia segura y más rapidamente.Ver como los expertos en pólvora agregaron mejoras a esta artillería era la muestra que estas armas habían llegado para quedarse.

C

añón es la denominación de cualquier pieza de artillería que usa pólvora u otro propelente basado en explosivos para disparar un proyectil. Los cañones varían en calibre, alcance, movilidad, cadencia de tiro, ángulo de disparo y potencia de fuego; los distintos tipos de cañón

50

combinan y equilibran esos atributos en distintos grados, dependiendo del uso que se le pretende dar en el campo de batalla. La palabra cañón deriva del aumentativo de caño por extensión del tubo por el que se dispara el proyectil. El cañón ordinario permite batir blancos situados dentro de

la vista directa del artillero. El cañón se emplea generalmente en carros de combate y también como arma anticarro, debido a que tiene una trayectoria tensa o rasante. Para atacar blancos que no están dentro del alcance de la pieza y que se encuentran ocultos tras obstáculos naturales o defensas, se utiliza el obús o el mortero,

los cuales tienen una trayectoria curva, o sea, cuando dispara un proyectil, éste describe una curva parabólica. Actualmente, la mayor parte de las piezas artilleras, excepto las de calibres más pequeños, son mixtas cañón-obús, para poder actuar en ambas funciones. Siguen siendo cañones puros los


modelos específicos, como los que portan los carros de combate, los antitanques o antiaéreos y los montados en barcos de guerra. El primer cañón de mano apareció durante la Batalla de Ain Yalut de 1260 entre los mamelucos y los mongoles en Oriente Medio. El primer cañón en Europa fue usado probablemente en la Península Ibérica, durante la Reconquista, en el siglo XIII, y el cañón inglés fue desplegado por primera vez en la Guerra de los Cien Años, en la Batalla de Crécy, en 1346. Fue durante este período, la Edad Media, cuando el cañón se convirtió en estándar y más efectivo en las funciones de arma contra infantería y de asedio. Después de la Edad Media los cañones más grandes fueron abandonados en favor de un mayor número de piezas más ligeras y maniobrables. Además, se desarrollaron nuevas tecnologías y tácticas que convirtieron la mayoría de las defensas en obsoletas; esto llevó a la construcción de las trazas italianas, fuertes específicamente diseñados para resistir el bombardeo de artillería y las tácticas de asedio asociadas. Aunque estos fuertes (junto con las Torres Martello se volvieron obsoletos cuando aparecieron los proyectiles explosivos y perforantes de blindaje que hicieron que incluso estas fortificaciones se volvieran vulnerables. Poco después de

las guerras napoleónicas aparece el obús, arma parecida al cañón pero que permite por primera vez lo que se llama tiro indirecto en una forma primitiva, esto es, atacar posiciones que, estando en la línea de alcance, se encuentran ocultas por elementos del terreno, muros, etc. gracias a que posibilita inclinaciones de 45° o más. Además se comienza a practicar el rayado del ánima de algunas piezas, lo que mejora su precisión pero acorta mucho su vida útil si son de bronce. Se empieza así a emplear hierro fundido en las piezas rayadas y, para superar los problemas de desgaste y de presión, se refuerza la zona posterior con un segundo anillo de fundición que casi duplica el grosor en la zona, a pesar de lo cual se siguen produciendo accidentes de tanto en tanto. El alcance máximo de las piezas mayores no pasa de 4 km útiles. Aparecen las primeras municiones de forma cilindrocónica y espoletas por contacto que permiten disparar munición explosiva con seguridad. En la Primera Guerra Mundial, y gracias al control del retroceso y la mejora de las cargas de propulsión, se realizan bombardeos de artillería a distancias de más de 20 km e incluso se fabrican cañones especiales con afustes montados sobre rieles de ferrocarril que pueden bombardear ciudades a 100 km de distancia, aunque el

desgaste de las piezas es enorme y hay que estar cambiando la caña continuamente en este caso. El desarrollo de munición explosiva, de fragmentación, incendiaria, etc. da una potencia de fuego como nunca se había visto, convirtiendo el terreno en un erial embarrado por el que repta la infantería.

Cañón medieval Fue uno de los mas representativos de la época en materia de guerra, hasta tal punto que laos mejores imperios las dispusieroncomo una herramienta psicológica para atemorizar al enemigo

51


Top 20: las mejores armas

Imperio Otomano

La Gran Bombarda La gran bombarda otomana, o también conocida como el cañón de Dardanelos, fue uno de los cañones más poderosos que el mundo ha conocido creado por el húngaro Orbán, quien en el año de 1490 se unió a la ingeniería otomana con un gran reto; crear un cañón capaz de destruir las poderosas murallas de Constatinopla en el asedio que el Sultán Mehmet II realizaba para controlar la capital del imperio romano de oriente. La solución de este innovador fue la de fundir dos enorme tubos de bronce que unidos medían más de 9 metros, pesaba entre 15 y 18 toneladas y podía disparar un proyectil de granito - para su época una innovación - de 762 milímetros a una distancia de 1500 metros. Los testimonios de aquellos que lo vieron aseguran que el sonido de la explosión de esta arma se escchaba a kilómetros del lugar del disparo. A el sultán le gustó la idea de esta artillería y ordenó la construcción de 42 bombardas más aunque algunos historiadores aseguran que fueron más de 60 para el asedio final de la capital del imperio bizantino en 1492. Las poderosas murallas de ese imperio extinto nunca habían sido expugnadas y representaba para el cañón el mejor reto para mostrar su poderío para el mes de abril de ese año. La logística de su movimiento fue propocional a su magnitud, más de 500 hombres y cientos de caballos sirvieron para que el pesado cañón se moviera desde Adrianópolis - base militar otomana, cerca de Constatinopla - hasta el muro. Una vez todos los cañones se dispusieron a las afueras de Constaninopla empezó el terrible asedio que duró más de tres meses. La complicada artillería tardaba tres horas para cargar la polvora y el proyectil con el propósito de disparar de nuevo. Para mayo, varias de estas armas epezaron a averiarse por el su uso constante que al final tuvo logros: derrumbó una parte de la muralla y allí los soldados otoano entraron por la fuerza a conquistar la ciudad. El inicio de la guerra una vez la muralla fue derrivada inició con el ejército regular turco que fue aplastado rápidamente. Mientras las bombardas que aun seguían funcionando disparaban a otros fragmentos de la muralla - pues a pesar de ser tan grandes eran muy imprecisos por tener una boca muy ancha y grande - buscando otro camino que llevara al corazón de ese imperio. Al final el cuerpo de jenízaros, soldados élite otomanos y guardias pretorianos del Sultan irrumpieron en la ciudad para que finalmente el ejécito bizantino fuera derrotado y así el lugar fue tomado. El poderoso cañón sirvió para los otomanos durante 300 años y para el el siglo XVII participó en la marina junto con una serie de otros cañones enormes en 1807, cuando una fuerza de la Marina Real apareció y comenzó la Operación de los Dardanelos. Las fuerzas turcas cargaron la antigua reliquia con propergol y proyectiles, y luego dispararon contra los barcos ingleses. La escuadra británica sufrió 28 muertos por este bombardeo. En 1866, con ocasión de una visita oficial, el sultán Abdülaziz I dio el Cañón de los Dardanelos a la reina Victoria como un regalo. El cañón se convirtió en una parte de la colección de la Real Armería y se mostraba a los visitantes en la Torre de Londres y luego fue trasladado al Fuerte Nelson en Portsmouth.

52


53


Top 20: las mejores armas

54


Alemania

La Gran Bertha El Gran Berta (en alemán Dicke Bertha, literalmente Berta la Gorda) es el nombre de un tipo de mortero de asedio —de 420 mm— desarrollado por las industrias Krupp en Alemania durante la Primera Guerra Mundial. Su designación oficial fue L/12 (cañón calibre 12 en longitud) 42 cm tipo M-Gerät 14 Kurze Marine-Kanone (cañón naval corto), nombre que pretendía camuflar el propósito real del arma. Este mortero de asedio fue diseñado principalmente por el director de diseño de Krupp, el profesor Fritz Rausenberger, y por su predecesor, el director Dräger, quienes bautizaron el arma con el nombre de Dicke Bertha, por Bertha Krupp, heredera del imperio industrial Krupp. El nombre «Gran Berta» comenzó a ser utilizado erróneamente (aún hoy en día se les confunde) y genéricamente por los Aliados en referencia a otras piezas de artillería pesada alemanas como la «Langer Max» y el «Cañón de París». Realmente, «Gran Berta» era solamente el apodo del modelo denominado en alemán MGerät (‘Aparato M’),1 de 42 cm de calibre. Por tanto, este nombre no se ha de aplicar ni siquiera al modelo Gamma-Gerät, antecedente directo del Gran Berta. El M-Gerät tuvo sus orígenes en las lecciones aprendidas por los alemanes y austriacos de la Guerra Ruso-Japonesa de 1904-1905. Durante el sitio a la base naval rusa Port Arthur, los japoneses desmontaron algunos de los cañones costeros de gran calibre (280 mm) y los utilizaron para terminar rápidamente con el sitio debido a la potencia devastadora de estos obuses. Esto fue una completa novedad, ya que, hasta ese momento, había sido asumido por expertos militares que los más grandes cañones de asedio transportables podían ser de alrededor de 20 cm

Siglo XVII

Cañón de campaña Durante los los siglos XVII y XVIII la artillería y el concepto de su uso cambió radicalmente. Anteriormente eran armas muy peligrosas de usar que,muchas veces , los nobles preferían llevar al campo de batalla principalmente para intimidar. Durante el siglo XVII la artillería no cambio demasiado ya que seguía siendo una herramienta peligrosa, resultaban un estorbo para los generales que muchas veces debían utilizar dos tríos de caballos para transportarlas, los caballos sin embargo morían generalmente de cansancio y debían usarse caballos de escuadrones militares para transportarlas, no era raro tampoco que, si el ejercito se encontraba en apuros o sencillamente en desbandada la artillería se dejaba en el camino, pero para desgracia para el enemigo los artilleros podían martillear una clavija en el oído del cañón para inhabilitarlo El siglo XVIII fue un buen momento para la artillería, las mejoras en la movilidad hacían que los cañones dejasen de ser un estorbo, en ese periodo se encontraron otros materiales para construirlo, ingenieros holandeses por ejemplo usaban bronce para fabricar sus cañones lo cual hacia mas ligera a la artillería y por tanto mas ágil a la hora de re-ubicarse en el campo de batalla, sin embargo este método no fue muy popular debido al coste y la dificultad de encontrarlo hicieron que estos cañones fuesen solamente usados en ámbitos montañosos.

55


Top 20: las mejores armas

8 Pistolas y Ametralladoras La pistola es el arma predilecta de la humanidad. Junto con la ametralladora, el negocio de su fabricación ofrece billones de dólares, euros y demás monedas mundiales. Aqui destacamos las más relevantes; desde la reconocida Mauser alemana usada en la Segunda Guerra hasta las más famosa actualmente, el fusil ruso Ak-47 y las invenciones que en su tiempo fueron una revolución en la carrera armamentista.

56


E

l siglo XVII: la llave de chispa es la primera arma de fuego portátil práctica. Se estrena como una miniatura del fusil de avancarga. Su principio es sencillo; la llave tiene un trozo de pedernal que es sostenido entre dos quijadas en el extremo de un corte martillo. Tras apretar el gatillo, el martillo accionado por muelle va hacia adelante, haciendo que el pedernal golpee una pieza de acero llamada pie de gato. El movimiento del pedernal y el martillo empujan al pie de gato hacia adelante, abriendo la cubierta de la cazoleta que contiene la pólvora. La llamarada pasa al interior del oído, encendiendo la carga propulsora y provocando el disparo. La pistola de bolsillo es hecho famosa por el armero estadounidense Henry Deringer (1786-1868). En la primera parte del siglo XX esta arma pequeña se hace aún más famosa debido a gánsteres conocidos, como el atracador de banco John Dillinger que lleva una en su calcetín. La famosa Luger P08 En 1892 el austríaco Joseph Laumann inventa la primera

pistola automática. Su compatriota Georg Luger lo sigue seis años después, y la excelente “Luger” es una de las armas más famosas que ha existido. Es estándar en el ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial y todos los G.I. Joes quieren llevarse una a casa. El agente 007 y su Walther La Walther PPK alemana se hace popular rápidamente en los destacamentos de policía europeos después de la Guerra y, por supuesto, Ian Fleming la hizo inmortal en sus novelas del agente 007. La pistola automática parece superior al revolver, pero la munición nueva magnum le da nueva vida. Los cartuchos contienen doble la cantidad de pólvora y sólo armas vigorosas pueden dispararlos. En 1955 el fabricante de armas Smith & Wesson produce su .44 Magnum Modelo 29; con su 1,4 kg es demasiado pesado para ser pistola de reglamento efectiva, pero si se hizo inmortal en las películas Dirty Harry. Samuel Colt inventó el revólver moderno -de cartucho, que contiene en un único elemento la bala, la carga de proyección de la misma y el fulminante que

inicia el disparo, cosas que antes venían separadas-, en 1836 saca patente y lanza una producción de gran escala. No hay la demanda que esperaba, pero su arma ha sido útil en la guerra contra los indios y cuando EE.UU. se enfrenta a guerra contra México en 1846, un contrato con el ejercito lo salva del olvido. La historia de pistolas es muy antigua. La característica más importante de la pistola es su ergonomía, consecuentemente, la análisis del desarrollo de las pistolas a través de su ergonomía posibilita mostrar su historia y tendencias. Fueron las condiciones de aplicación de armas que influyeron básicamente en la formación de los conceptos del desarrollo de las pistolas, que en su turno formó las escuelas americana y europea (rusa) del tiro.P08 Parabellum, G e r many, 1908-1945 г. La escuela del tiro rusa iba formándose en condiciones de contínuos acciones de guerra donde la pistola no se utilizaba como la arma principal. Mientras seguían largos conflictos militares, el oficial llevaba armas durante semanas, meses

y años. En tal situación era totalmente inoportuno equiparse con armas pesadas. En los siglos anteriores en Rusia y en Europa en general los duelos llegaron a ser muy populares. Todo eso en suma formó la escuela del tiro rusa: el tiro a una mano al opositor armado quien siempre está al punto de disparar tambíen. La posición del cuerpo del tirador disminuye el área expuesta a la bala enemiga. En el periodo de 1860 a 1898 la cultura militar y el concepto de la derrota del enemigo según los principios de la suficiencia razonable (v. Convención 1907). La escuela del tiro rusa (de duelo) es el tiro a una mano con la posición del cuerpo vuelto. De manera conceptual influyó en las tareas técnicos y después en los revólveros del sistema “Nagant” (7,62 mm.) y las pistolas TT (7,62 mm.), PM (9 mm.). Si al tirador le han enseñado de inicio a empuñar la arma precisamente de ésta y no de otra manera, en el enfrentamiento armado tomará la posición a que se ha acostumbrado sin darse cuenta. Es como la letra, no es posible cambiar.

57


Top 20: las mejores armas

Ametralladora Estadounidense

Glating

La ametralladora Gatling fue la primera arma de fuego de repetición que tuvo éxito, combinando la fiabilidad con una alta cadencia de disparos y la facilidad de recarga en un solo dispositivo. Fue diseñada por el inventor estadounidense Richard J. Gatling en 1861 y patentada el 9 de mayo de 1862. Actualmente, el término sistema Gatling normalmente se refiere a las armas con un sistema de cañones rotativos similar. Según la definición del término, la Gatling puede ser considerada la primera “ametralladora”. Las ametralladoras disparan de forma totalmente automática gracias al aprovechamiento de parte del impulso de los proyectiles disparados. Al principio, cuando apenas se había desarrollado esta tecnología, la Gatling necesitaba de un impulso exterior, como una manivela manual o un motor hidráulico o eléctrico. La Gatling fue diseñada en 1861, durante la Guerra de Secesión, por el inventor estadounidense Richard J. Gatling. Sin embargo, en 1862, el Gobierno de Estados Unidos no adquirió ninguna, ya que incluso el primer diseño presentado por su creador fue rechazado de plano porque se consideraba que era un arma demasiado potente, capaz de producir auténticas masacres.

Pistola Colt A principios del siglo XX el Gobierno de los Estados Unidos veí­a como armeros de renombre como Steyr, Luger, Mauser o Glisenti eran admirados por sus armas semiautomáticas de última generación, siendo declaradas reglamentarias en varios paí­ses del viejo continente, mientras que allí­seguí­a vigente el viejo revólver Colt Modelo 1892. Debido a esta circunstancia, el Estado Mayor del Ejército decidió convocar un concurso para dotar a sus tropas de un arma más acorde con aquellos tiempos. A dicho concurso se presentaron todas las firmas de renombre mundial. Entre los años 1906 y 1907, se realizaron las pertinentes pruebas con diversas pistolas de los armeros antes citados, destacando desde un principio la Browning Modelo 1905, a la que se le exigió diversas modificaciones que se llevaron a efecto entre 1908 y 1910. Finalmente en 1911 tuvo lugar la gran final entre la Colt, diseñada por Browning, y la Savage; la elección se decantó por la pistola Colt. Así­, concretamente el 29 de marzo de 1911, fue declarada reglamentaria para dotar a las Fuerzas Armadas estadounidenses en calibre 45 ACP. Browning resuelve el problema con una solución que será empleada a partir de entonces por todos los fabricantes de pistolas de cartuchos potentes. Permite que el cañón retroceda en el armazón en vez de estar fijo, de esta forma el cañón retrocede unido a la corredera (se dice que cañón y corredera van acerrojados) con el casquillo protegido dentro de la recámara hasta un punto en el que la bala ya ha salido del cañón liberando gran parte de la presión y entonces el cañón se detiene liberando la corredera que continúa hacia atrás y realiza el ciclo habitual de expulsión del casquillo, alimentación y amartillado del arma, volviendo por efecto del muelle interno todo el conjunto a su posición original.

58


59


Top 20: las mejores armas

60


Escopeta

Winchester

El término fusil Winchester es frecuentemente empleado para describir cualquier fusil con acción de palanca fabricado en los Estados Unidos por la empresa Winchester Repeating Arms Company, aunque es habitualmente empleado para referirse específicamente a los fusiles Winchester Modelo 1873 o Winchester Modelo 1894.[cita requerida] El Winchester es un arma creada en 1866 cuyo nombre, producto de su amplia difusión y pese a no ser el primero en su tipo, ha llegado a ser sinónimo de “fusil de repetición” con acción de palanca de la segunda mitad del siglo XIX; es decir, de aquellos primeros fusiles y carabinas que permitían disparar varias veces sin necesidad de efectuar una recarga, desalojando el casquillo usado y reemplazándolo por un cartucho nuevo mediante el accionamiento de una palanca unida al guardamonte. Este modelo fue fabricado por iniciativa de Oliver Winchester, presidente de Winchester Repeating Arms Company, basándose en la copia y mejora del anterior fusil Henry, patentado en octubre de 1860 y que era fabricado en otra de las compañías de propiedad del mismo empresario. Al Winchester se le conoce en los Estados Unidos como “el arma que conquistó el Oeste”, sobre todo por su recurrente aparición en las películas del género western, como las protagonizadas por John Wayne en los años 1930s y 1940s. Esta fama no es del todo exacta, pues la primera conquista del Oeste se realizó con otros modelos de fusiles de tiro rápido, aunque la popularización del Winchester sí masificó la brecha tecnológica entre los conquistadores estadounidenses y los guerreros nativos que lucharon por su independencia durante la última fase de las Guerras Indias. En este sentido, es significativo que el conflicto que selló el triunfo de los fusiles de repetición, la Guerra de Secesión Americana (1861-1865), es anterior a la comercialización del Winchester.

El Mosquete

Surgió como evolución del arcabuz y su cañón mide hasta metro y medio. Era grande y pesado y se necesitaba una horquilla para apoyarlo si se quería apuntar de manera correcta. Debido a esto y a su menor precio, el arcabuz siguió usándose también durante el siglo XVII. Más tarde fue evolucionando a modelos más ligeros, que se impusieron definitivamente con el siglo XVIII. El mosquete usaba balas el doble de pesadas que el arcabuz, con el lógico aumento del poder de detención. Su alcance efectivo era de igual manera mayor. Solía dispararse a unos 50 metros, aunque en teoría su alcance eficaz rozaba los 100, frente a los 50 metros del arcabuz, que solía dispararse a 25 metros o menos. A partir de mediados del siglo XVII, deja de usarse la llave de mecha y se emplea un sistema de disparo en teoría muy similar, pero en la práctica mucho más moderno para la época, puesto que incorporaba una llave de chispa asistida por un pedernal, permitiendo una mayor velocidad de disparo y eliminando la engorrosa mecha del arcabuz. Aunque el arcabuz y el mosquete son armas de avancarga muy parecidas, en origen representaban dos conceptos de guerra distintos. El arcabuz era un arma ligera, algo más manejable que el mosquete, lo que permitía a sus usuarios operar, en términos actuales, como infantería ligera: tropa con amplia capacidad de maniobra de uso múltiple. El mosquete, en su origen, era sencillamente artillería portátil. Se utilizaba por su mayor capacidad de detención del enemigo. Sin embargo, era más caro, muy difícil de cargar y muy pesado -lo que exigía el uso de una horquilla para apuntarlo-, por lo que, al principio, sólo se destinaba a su uso a los soldados más vigorosos e instruidos.

61


Top 20: las mejores armas

7 El Tanque

El aporte de este vehículo pesado modificó las guerras en el Siglo XX. Fue gracias al tanque que la primera guerra mundial salió de la guerra de trincheras que provocaba 20mil muertos diarios y tumbó las extensas defensas alemanas entre 1914 y 1918. Ahora, los tanques definen las batallas en campo abierto con una precisión y distancia perfectas.

E

l carro de combate, también llamado tanque, fue una solución a la problemática de poder seguir avanzando mientras se está bajo fuego enemigo. La idea de utilizar algún tipo de construcción móvil como protección es también una idea antigua. Los griegos construyeron grandes torres de asedios denominadas Helepolis.

62

Los asirios tenían barreras móviles para sus arqueros. El Imperio romano tenía torres con armadura con ruedas y armadas con catapultas. Los polacos y checos construyeron carromatos de guerra blindados con metal en la Edad Media. Leonardo da Vinci diseñó vehículos de ataque con ruedas propulsados por hombres. Modelo de un carro de com-

bate basado en los dibujos de Leonardo da Vinci. La mayoría de estas ideas antiguas se centraban en el asedio, donde las tácticas más comunes de maniobras y formación tenían un impacto menor. Los avances tecnológicos de la Revolución industrial amenazaron con convertir todas las guerras en un asedio de grandes proporciones; esto se

conocería como guerra de trincheras. Los trenes blindados podían llevar gran peso pero sólo a aquellos lugares donde disponían de raíles. Los aviones podían atacar con relativa facilidad líneas de defensa, pero no podían tomar o defender el terreno por sí mismos. Los automóviles blindados, construidos por primera vez por


los británicos, probaron ser útiles en la guerra pero no eran muy buenos para atravesar terrenos accidentados como trincheras. La principal limitación era la pobre relación entre el área de superficie de las ruedas en contacto con el suelo y el peso del vehículo. Los británicos solucionaron este problema utilizando varias tecnologías para crear un nuevo tipo de arma. Combinaron las orugas, armas montadas en torretas y blindaje a prueba de balas. Denominaron a este nuevo vehículo como carro de combate. Entre las dos guerras mundiales, con el concepto del carro de combate ya establecido, varias naciones diseñaron y construyeron carros de combate. Tras la Primera Guerra Mundial, Gran Bretaña y Francia habían emergido como los líderes intelectuales del diseño de carros de combate, con otros países generalmente siguiéndolos y adoptando sus diseños. Este liderazgo se perdería gradualmente durante los años 1920 y 1930 hacia Alemania y la Unión Soviética. Los diseños finales de 1918 mostraron distintas tendencias. Los británicos junto a los estadounidenses construyeron el Mark VIII, un diseño romboide de 11 metros de longitud y 37 toneladas de peso propulsado por un motor de 12 válvulas y 300 CV que podía moverse a 11 km/h a campo través. Estaba claro, a partir de los diseños de otras naciones, que la forma de romboide no iba a continuar dominando el desarrollo futuro: los italianos, franceses y alemanes estaban produciendo carros de combate de casco y torretas más compactas y perfiles de las orugas más bajos. Por todo el mundo se consideraban los distin

tos tamaños del carro de combate, y se realizó mucho esfuerzo en el desarrollo del carro de combate ligero que sería útil principalmente contra la infantería o para su uso en las colonias. Las dificultades económicas de los años 1920 dirigieron el énfasis hacia el carro de combate ligero, ya que era más barato que los carros de combate medios y pesados. Sin embargo, la Guerra Civil Española mostró que los enfrentamientos carro contra carro y carro contra armas anticarro tendrían una consideración importante. Estaba claro que en el futuro se necesitaría un carro de combate fuertemente blindado y armado. Mientras que la forma del carro de combate estaba creada (hasta entonces) por consideraciones para saltar un obstáculo, ahora se convertía en una necesidad mantener un perfil bajo para ahorrar peso y poder ocultarse. Durante la Segunda Guerra Mundial, el carro de combate alcanzó nuevas cotas de capacidad y sofisticación. Los primeros carros de combate de la Alemania Nazi eran tecnológicamente inferiores a los de sus oponentes en las áreas de blindaje y potencia de fuego. Fue en su empleo táctico donde los carros de combate alemanes dominaron a sus rivales al comienzo del conflicto. La doctrina alemana se enfocaba en el uso de fuerzas combinadas, implicando el apoyo de la infantería móvil y la aviación, y, después de su sorprendente éxito en la Batalla de Francia, en la táctica de la Blitzkrieg (guerra relámpago)

63


Top 20: las mejores armas

Tanque inglés

Mark IV

El tanque fue desarrollado por el Reino Unido en la Primera Guerra Mundial como una solución al estancamiento por la guerra de trincheras que tenía el Frente Occidental. Uno de los objetivos primordiales era facilitar el traslado de la infantería de la trinchera amiga a la enemiga sin que la infantería transportada tuviera algún daño, cosa difícil en la Primera Guerra Mundial, pues la infantería estaba día y noche expuesta al fuego de la infantería y la artillería enemigas. A la vez, el carro de combate causaría terror entre las filas enemigas. Cuando se dotó al carro de combate de un cañón se consiguió, no solo un medio de transporte militar todoterreno, sino que al fin tenía potencia de ataque. El primer prototipo del Mark I fue probado el 6 de septiembre de 1915 por el Ejército Británico. Inicialmente fueron denominados buques terrestres (land ships) por el Almirantazgo, pero para preservar el secreto, los primeros vehículos fueron llamados depósitos de agua. Los trabajadores de William Foster & Co. Ltd en Lincoln tenían la impresión de estar construyendo depósitos de agua para Mesopotamia, por lo que los llamaron tanques, y el nombre se mantuvo. Mientras que los británicos tomaron el liderazgo en el desarrollo del carro de combate, los franceses no se quedarían atrás y presentaron sus primeros carro de combate en 1917. Los alemanes, sin embargo, fueron más lentos en la nueva arma, concentrándose en armas anticarro de combate más que en carros de combate. Los resultados iniciales con los carros de combate fueron variados, con problemas de fiabilidad causados por desgastes considerables cuando el carro de combate entraba en combate y en el movimiento. En el terreno difícil sólo carros de combate como el Mark I y el FT-17 tenían rendimientos razonables. La forma de romboide del Mark I conseguía sobrepasar obstáculos, especialmente trincheras muy anchas, con más facilidad que muchos vehículos de combate modernos.

64


Unión Soviética

El T-34

El T-34 es un tanque medio de fabricación soviética que fue producido desde 1940 a 1958. El desarrollo del T-34 partió de la serie de tanques rápidos BT, con la intención de reemplazar los BT y el tanque de infantería T-26. Tras el poco éxito de los tanques soviéticos en la Guerra Civil Española, la falta de protección se hizo notable. El T-34 Se trataba del tanque que mejor equilibraba la potencia de fuego, movilidad y protección de los existentes, aunque inicialmente su eficacia en el campo de batalla fue malograda debido a la mala disposición ergonómica del compartimiento de la tripulación, la carencia de radios, falta de municiones y el empleo de tácticas pobres, así como una anticuada cadena de mando. A finales de 1943 se introdujo el mejorado T-34-85, con un cañón de mayor potencia. El diseño y construcción del tanque fueron continuamente refinados durante la guerra para mejorar su eficacia y reducir los costes, permitiendo que se dispusiera constantemente de más cantidad de tanques. Hacia 1945, el versátil y rentable T-34 había sustituido a la mayoría de tanques pesados y ligeros en servicio. Fue una influencia en el desarrollo posterior del nuevo concepto de tanque, el tanque de combate principal.

65


Top 20: las mejores armas

6 Los Aviones La guerra en el aire se origina en el siglo XX en la primera guerra, cuando los barcos enormes dominaban la lucha costera. Una vez aparecieron los anticuados biplanos con ligeras ametralladoras, el dominio de las naciones ya no era en tierra sino en el cielo y todo dependĂ­a de quiĂŠn lo controlara. Desde los helicĂłpteros hasta los cazas, son armas casi indestructibles. 66


U

n avión de caza (también llamado avión de combate), o simplemente caza,1 es una aeronave militar diseñada fundamentalmente para el combate aéreo con otras aeronaves, en oposición a los bombarderos, que están diseñados principalmente para atacar objetivos terrestres mediante el lanzamiento de bombas. Los cazas son pequeños, veloces y de gran maniobrabilidad. Muchos cazas poseen capacidades secundarias de ataque a tierra, y algunos son de doble propósito para actuar como cazabombarderos; término también usado para nombrar a los aviones de ataque a tierra. Los cazas son el principal medio con el que las fuerzas armadas consiguen la superioridad aérea sobre sus oponentes en batalla. Por lo menos desde la Segunda Guerra Mundial, lograr y mantener la superioridad aérea viene siendo un componente clave a la hora de conseguir la victoria en la guerra, particularmente en una guerra convencional entre ejércitos regulares (no así en una

guerra de guerrillas).2 De este modo, la adquisición, el entrenamiento y el mantenimiento de una flota de cazas representa una parte muy sustancial de los presupuestos de defensa para las fuerzas armadas actuales. Entre las principales misiones cumplidas por los cazas destacan la patrulla aérea de combate (CAP) y la interceptación de aeronaves enemigas. Cuando el enfrentamiento entre aviones de caza se produce a corta distancia, recibe el nombre de dogfight o combate aéreo cercano. La palabra “caza” fue usada por primera vez para describir un avión biplaza con la fuerza de sustentación suficiente para llevar una ametralladora y su operador, así como al piloto. El primero de estos “cazas” pertenecía a la serie “Gunbus”, una serie de aviones experimentales provistos de armas de la compañía británica Vickers que culminó en el modelo Vickers F.B.5 de 1914. El principal inconveniente de este tipo de aviones fue su falta de velocidad. En seguida se vio que un avión con intención de destruir

a otro de su tipo en el aire por lo menos necesitaba ser lo suficientemente rápido como para alcanzar a su presa. Por fortuna ya existía otro tipo de avión militar, que debía servir de base para un “caza” efectivo en el sentido moderno de la palabra. Estaba basado en el pequeño y rápido avión desarrollado antes de la guerra para carreras aéreas tales como la Copa Gordon Bennett y la Copa Schneider. Éste era el avión “explorador” (en inglés: scout) o de reconocimiento militar, que no estaba preparado para poder llevar armamento importante, sino que más bien se confiaba en su velocidad para poder llegar a la posición que se quería explorar o reconocer y luego regresar rápidamente para informar. Al mismo tiempo, por su velocidad era un blanco difícil para la artillería antiaérea o aviones armados enemigos. Los aviones británicos “exploradores” en este sentido incluían el Sopwith Tabloid y el Bristol Scout; entre los equivalentes franceses destacaba el ligero y veloz Morane-

Saulnier N. Airco DH.2. En la práctica, poco después del inicio efectivo de la guerra, los pilotos de los pequeños aviones exploradores comenzaron a armarse con pistolas, carabinas, granadas y un surtido de armas improvisadas con las que atacar aviones enemigos. Era inevitable que tarde o temprano se encontraría la manera de armar a los “exploradores”. Un método fue construir el avión explorador en configuración propulsora como el Airco DH.2, con la hélice montada detrás del piloto. El principal inconveniente era que la alta resistencia aerodinámica de la estructura de cola de un avión de este tipo significaba ser más lento que otro avión similar de configuración tractora. Otra opción fue montar la ametralladora de manera que permitiera al piloto dispararla fuera del arco de la hélice.

67


Top 20: las mejores armas

Triplano alemán

Fokker Dr I

Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen (Breslavia, Imperio alemán (actual Polonia); 2 de mayo de 1892 – Vaux-surSomme, Francia; 21 de abril de 1918) fue un militar y aviador alemán; más conocido como el Barón Rojo (Der rote Baron), fue un piloto que consiguió derribar ochenta1 aeroplanos enemigos durante la Primera Guerra Mundial antes de ser abatido en la mañana del 21 de abril de 1918 cerca del río Somme, en el norte de Francia. Héroe de los alemanes, respetado por sus enemigos durante la Primera Guerra Mundial, permitía escapar a sus víctimas malheridas. Su unidad fue responsable del derribo de 151 aviones británicos, contra 66 de las propias, durante el mes de abril de 1917.2 Por ello recibió la medalla Pour le Mérite. Sus aviones, el caza biplano Albatros D.II y luego el triplano Fokker Dr.I, le permitían una amplia capacidad de maniobras y piruetas. Sin embargo, la mayoría de sus victorias en combates aéreos las consiguió en un avión tipo Albatros. En 1917 se le confirió el comando del Jasta 11, que luego fue conocido como el “Circo volador” por los vivaces colores que presentaban sus 14 aviones, los cuales, al igual que un circo, se trasladaban por ferrocarril al lugar adonde se los requería. Se ganó el apodo de Barón Rojo porque su avión estaba pintado de rojo para que sus rivales lo reconocieran; hábil maniobra psicológica, pues sus enemigos le temían mucho y admiraban su gran destreza guerrera.

68


Caza japonés

Mitsubishi Zero

El Mitsubishi A6M «Zero» fue un avión de caza de largo alcance empleado por el Servicio Aéreo de la Armada Imperial Japonesa desde 1940 hasta 1945. El A6M fue designado como Caza Embarcado Tipo 0, los japoneses también utilizaban una contracción oficial de rei sentōki —caza cero— o rei-sen, pero utilizaban más familiarmente la de Zero-sen, pues las palabras inglesa «zero» y francesa «zéro» fueron introducidas en Japón desde finales del siglo xix, cuando el Japón de la era Meiji empezaba a recibir ingenieros y científicos franceses e ingleses con la intención de constituirse una industria y un ejército modernos y poderosos. Aunque el nombre en clave oficial de los Aliados era Zeke —pronunciado Zik—, es universalmente conocido como Zero por su designación naval japonesa. Nacido de la petición de un caza naval en mayo de 1937, el primer prototipo pudo despegar para las pruebas de vuelo en marzo de 1939. Cuando fue introducido en servicio a principios de la Segunda Guerra Mundial, el Zero se consideró el caza embarcado más capaz del mundo, combinando una excelente maniobrabilidad y muy largo alcance. En las primeras operaciones de combate, el Zero se ganó una reputación legendaria en combate aéreo cerrado, logrando la excepcional proporción de victorias de 12 a 1 a su favor,2 pero hacia mediados de 1942 una combinación de nuevas tácticas y la introducción de mejor equipamiento permitió a los pilotos Aliados enfrentar al Zero en condiciones más igualadas.

69


Top 20: las mejores armas

5 Gas Venenoso

Aunque el gas es la única arma que participó en una sola guerra, su uso allí fue tan mortífero que existe un tratado entre naciones para volver a aplicarlo en la guerra. El gas mostaza, el peor de los gases, fue prohibido en todos los conflictos posteriores. Sus derivaciones sirven para alejar o controlar situaciones de caos civil, pero en la guerra era preferible morir a soportar los síntomas del gas.

E

l uso de gas venenoso en la Primera Guerra Mundial fue una importante innovación militar. Los gases utilizados iban desde el gas lacrimógeno a agentes incapacitantes como el gas mostaza y agentes letales como el fosgeno. Esta guerra química fue uno de los principales elementos de la primera guerra global y también de la primera guerra total del siglo XX. La capacidad letal del gas era limitada —solo el 3% de las muertes en combate fueron debidas al gas—, pero la proporción de bajas no letales fue alta, llegando el gas a ser uno de los factores más temidos entre los soldados. Al contrario que la mayoría de las armas de la época, fue posible desarrollar contramedidas efectivas para el gas. De ahí que en las fases finales de la guerra, aunque el uso del gas aumentó, en muchos casos su efectividad disminuyó. Debido al uso generalizado de la guerra química, además de los importantes avances en la fabricación de explosivos de alto

70

orden, a veces se ha calificado a la Primera Guerra Mundial como “la guerra de los químicos”. Alemania fue la primera en hacer uso a gran escala del gas como arma. El 31 de enero de 1915, se dispararon 18.000 obuses de artillería llenos de bromuro de xililo líquido (conocido como T-Stoff) sobre las posiciones rusas en el río Rawka, al oeste de Varsovia, durante la Batalla de Bolimov. En lugar de vaporizarse, el producto se congeló, fallando estrepitosamente. El cloro fue el primer agente letal que se empleó. El conglomerado de empresas químicas IG Farben producía cloro como subproducto de la fabricación de tintes. En cooperación con Fritz Haber, del Kaiser Wilhelm Institute de Química de Berlín, empezaron a desarrollar métodos para descargar cloro gaseoso contra las trincheras enemigas. El 22 de abril de 1915, el ejército alemán tenía 160 toneladas de cloro repartidas en 5.730 cilindros frente a Langermarck, al norte de Ypres, (Bélgica). A las 17:00, con una li-


gera brisa del este, liberaron el gas, formando una nube verde grisácea que se desplazó hasta las posiciones de las tropas coloniales francesas, las que abandonaron sus trincheras creando una franja vacía de 7 km en las líneas aliadas. Sin embargo, la infantería alemana también temió el contacto con el gas, además de carecer de refuerzos, de manera que no consiguieron aprovechar la retirada enemiga antes de que llegaran refuerzos canadienses y británicos. En lo que acabaría convirtiéndose en la Segunda Batalla de Ypres, los alemanes utilizaron gas en tres ocasiones más; el 24 de abril contra la Primera División de Infantería de Canadá, el 2 de mayo cerca de Mouse Trap Farm y el 5 de mayo contra los británicos en la Colina 60. A esas alturas ya existían defensas contra el gas; la British Official History afirmaba que en la Colina 60. El cloro era ineficiente como arma. Producía una nube verdosa claramente visible y un fuerte olor, facilitando su detección. Era soluble en agua, de manera que el sencillo recurso de cubrir la boca y la nariz con un paño húmedo, servía para reducir el impacto del gas. Se pensaba que era más efectivo

usar orina en lugar de agua, ya que el amonio neutralizaría el cloro, pero no se sabía que el amonio y el cloro pueden producir gases tóxicos peligrosos. Se necesitaba una concentración de cloro de 1.000 partes por millón para que fuera letal destruyendo el tejido de los pulmones. A pesar de sus limitaciones, el cloro fue un arma de disuasión muy efectiva, y la visión de una nube de gas aproximándose era una fuente continua de miedo entre la infantería. Al final, el ejército británico abrazó el uso del gas con entusiasmo y organizó más ataques químicos que ningún otro contendiente. Esto se debió en parte a que los británicos pasaron más tiempo en la ofensiva durante los años finales. Además, los vientos predominantes en el Frente Occidental eran de poniente, lo que significaba que los británicos contaban con más frecuencia de condiciones favorables para liberar gas que los alemanes. El primer uso de gas por parte de los británicos fue en la Batalla de Loos, el 25 de septiembre de 1915, pero el intento resultó un desastre. El agente utilizado fue el cloro, con nombre en clave “Estrella Roja”, (150 toneladas dispuestas en 5.500 cilindros), depen-

diendo el ataque de un viento favorable. Sin embargo, el viento resultó inestable y el gas flotó en tierra de nadie, e incluso en algunos lugares, se desplazó hacia las trincheras británicas. Las deficiencias del cloro quedaron superadas con la introducción del fosgeno, utilizado inicialmente por los franceses bajo la dirección del químico francés Victor Grignard en 1915. Poco después, los alemanes, bajo la dirección del químico alemán Fritz Haber, lo añadieron en pequeñas cantidades al cloro para aumentar la toxicidad de éste.

Aunque el gas es la única arma que participó en una sola guerra, su uso allí fue tan mortífero que existe un tratado entre naciones para volver a aplicarlo en la guerra. El gas mostaza, el peor de los gases, fue prohibido en todos los conflictos posteriores. Sus derivaciones sirven para alejar o controlar situaciones de caos civil, pero en la guerra era preferible morir a soportar los síntomas del gas.

71


Top 20: las mejores armas

El Gas Mostaza

El gas más infame y efectivo de la Primera Guerra Mundial fue el gas mostaza, un vesicante introducido por los alemanes en julio de 1917 antes de la Tercera Batalla de Ypres. Conocido por los británicos como HS (o Hun Stuff), el gas mostaza no pretendía ser un agente letal (aunque lo era en altas dosis), sino que estaba diseñado para acosar e incapacitar al enemigo y contaminar el campo de batalla. Se disparaba dentro de proyectiles de artillería, y era más pesado que el aire. Se posaba en el suelo en forma de un líquido parecido al jerez, y se evaporaba lentamente sin necesidad de luz solar. La naturaleza contaminante del gas mostaza implicaba que no siempre era adecuado para apoyar un ataque, ya que la infantería de asalto quedaría expuesta al gas durante su avance. Cuando Alemania lanzó la Operación Michael el 21 de marzo de 1918, saturaron el saliente de Flesquières con gas mostaza en lugar de atacarlo directamente, en la creencia de que el efecto acosador del gas unido a las amenazas a los flancos del saliente, provocarían que la posición británica fuese insostenible. El gas nunca volvió a tener un éxito tan dramático como el que tuvo el 22 de abril de 1915; sin embargo, se convirtió en un arma estándar que, combinada con la artillería convencional, se utilizaba para apoyar la mayoría de los ataques en las fases finales de la guerra. El Frente Occidental fue el escenario principal en el que se empleó el gas — el sistema de trincheras, estático y confinado, era ideal para lograr una concentración efectiva. Sin embargo, Alemania utilizó gas contra Rusia en el Frente Oriental, donde la falta de contramedidas efectivas daría como resultado la muerte de miles de soldados rusos; por su lado, los británicos experimentaron con gas en Palestina durante la Segunda Batalla de Gaza.

72


Gas Lacrimógeno Los primeros usos de agentes químicos como armas fueron en forma de irritante lacrimógeno, en lugar de venenos letales o incapacitantes. Aunque generalmente se cree que los gases se utilizaron por primera vez en la Primera Guerra Mundial, hay informaciones de que los espartanos utilizaron gas sulfuroso en el siglo V a. C. Durante la Primera Guerra Mundial, los franceses fueron los primeros en emplear gas, utilizando granadas rellenas de gas lacrimógeno (bromuro de xililo) en agosto de 1914. Alemania respondió con la misma moneda en octubre de 1914, disparando obuses de fragmentación llenos de agentes químicos irritantes contra las posiciones francesas en Neuve Chapelle, aunque la concentración lograda era tan pequeña que apenas se percibió Cualquier compuesto químico que produzca estos efectos se puede llamar lacrimógeno, pero “agente de control antidisturbios” o “gas lacrimógeno” implica un producto químico lacrimógeno escogido por su baja toxicidad y por no ser letal. Estos productos químicos se utilizan para dispersar un disturbio, ya que pueden producir rápidamente irritación o incapacitación sensorial, que desaparecen tras cesar la exposición. También se pueden utilizar en la guerra química, aunque su uso en guerra es una violación de la Convención sobre Armas Químicas (Convenios de Ginebra). El gas lacrimógeno es un término general para cualquier compuesto químico que se utilice para incapacitar temporalmente mediante la irritación de los ojos o del aparato respiratorio. El gas lacrimógeno se utiliza como aerosol de mano o en forma de granada. Es ampliamente utilizado por las fuerzas de policía para dominar a la gente durante un arresto o una situación de disturbio. Para combatir sus efectos hay que echarse en la cara bicarbonato de sodio con limón o bien gaseosa para combatir el ardor del gas. También se puede beber leche para contrarrestar el ardor en boca y garganta.

73


Top 20: las mejores armas

4 Bomba Atómica La bomba atómica o de hidrógeno es el arma de destruccióm masiva mas fuerte que existe. Su creación es considerado una aberración total y la degeneración armamentista más grande que el hombre ha puesto en uso. Sin embargo, es una bomba que a nivel bélico es muy completo, genera temor, es infalible y hasta puede generar daños permanentes en las generaciones supervivientes por la radiación que genera a kilómetros de distancia.

74


U

na bomba atómica es un dispositivo que obtiene una gran cantidad de energía explosiva con reacciones nucleares. Su funcionamiento se basa en provocar una reacción nuclear en cadena descontrolada. Se encuentra entre las denominadas armas de destrucción masiva y su explosión produce una distintiva nube con forma de hongo. La bomba atómica fue desarrollada por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial gracias al Proyecto Manhattan, y es el único país que ha hecho uso de ella en combate (en 1945, contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki). Su procedimiento se basa en la fisión de un núcleo pesado en elementos más ligeros mediante el bombardeo de neutrones que, al impactar en dicho material, provocan una reacción nuclear en cadena. Para que esto suceda hace falta usar núcleos fisibles o fisionables como el uranio-235 o el plutonio-239. Según el mecanismo y el material usado se conocen dos métodos distintos para generar una explosión nuclear: el de la bomba de uranio y el de la de plutonio. Las bombas de hidrógeno lo que realizan es la fusión (no la fisión) de núcleos ligeros (isótopos del hidrógeno) en núcleos más pesados. La bomba de hidrógeno (bomba H), bomba térmica de fusión o bomba termonuclear se basa en la obtención de la ener-

gía desprendida al fusionarse dos núcleos atómicos, en lugar de la fisión de los mismos. La energía se desprende al fusionarse los núcleos de deuterio (2H) y de tritio (3H), dos isótopos del hidrógeno, para dar un núcleo de helio. La reacción en cadena se propaga por los neutrones de alta energía desprendidos en la reacción. Para iniciar este tipo de reacción en cadena es necesario un gran aporte de energía, por lo que todas las bombas de fusión contienen un elemento llamado iniciador o primario, que no es sino una bomba de fisión. A los elementos que componen la parte fusionable (deuterio, tritio, litio, etc) se les conoce como secundarios. La primera bomba de este tipo fue detonada en Eniwetok (atolón de las Islas Marshall) el 1 de noviembre de 1952, durante la prueba Ivy Mike, con marcados efectos en el ecosistema de la región. La temperatura alcanzada en la «zona cero» (lugar de la explosión) fue de más de 15 millones de grados, tan caliente como el núcleo del Sol, por unas fracciones de segundo. Técnicamente hablando las bombas llamadas termonucleares no son bombas de fusión pura sino fisión/fusión/fisión, la detonación del artefacto primario de fisión inicia la reacción de fusión como la descrita pero el propósito de la misma no es generar energía sino neutrones de alta velocidad que son usados para fisionar gran-

des cantidades de material fisible (235U, 239Pu o incluso 238U) que forma parte del artefacto secundario. El arma de plutonio es más moderna y tiene un diseño más complicado. La masa fisionable se rodea de explosivos convencionales como el RDX, especialmente diseñados para comprimir el plutonio, de forma que una bola de plutonio del tamaño de una pelota de tenis se reduce casi al instante al tamaño de una canica, aumentando increíblemente la densidad del material, que entra instantáneamente en una reacción en cadena de fisión nuclear descontrolada, provocando la explosión y la destrucción total dentro de un perímetro limitado, además de que el entorno circundante se vuelva altamente radiactivo, dejando secuelas graves en el organismo de cualquier ser vivo.

a bomba atómica o de hidrógeno es el

arma de destruccióm masiva mas fuerte que existe. Su creación es considerado una aberración total y la degeneración armamentista más grande que el hombre ha puesto en uso.

75


Top 20: las mejores armas

Hiroshima El operador de control de la NHK en Tokio se dio cuenta de que la estación de Hiroshima había salido súbitamente del aire, por lo que intentó restablecer la programación utilizando otra línea telefónica, pero también falló.48 Cerca de veinte minutos después el centro telegráfico del ferrocarril de Tokio notó que la principal línea telegráfica había dejado de funcionar justo al norte de Hiroshima. De algunas pequeñas estaciones a 16 kilómetros de distancia de Hiroshima comenzaron a llegar informes confusos sobre una terrible explosión en la ciudad: una «nube siniestra», un «destello terrible», un «fuerte estruendo».49 Todos los mensajes fueron retransmitidos a los cuarteles centrales del Estado Mayor del Imperio japonés. Distintas bases militares intentaron en varias ocasiones llamar a la Estación de control militar en Hiroshima. El completo silencio de la ciudad intrigaba al personal en los cuarteles centrales, que no habían recibido ninguna alerta de bombardeo a gran escala y sabían que en Hiroshima no se almacenaba una cantidad significativa de explosivos. Un joven oficial del Estado mayor fue designado para volar inmediatamente a Hiroshima, aterrizar, analizar el daño y regresar a Tokio con información de primera mano.50 Después de volar durante tres horas, cuando se encontraban todavía a unos 160 kilómetros de distancia de la ciudad él y su piloto divisaron una gran nube de humo: Los restos de Hiroshima estaban en llamas. Su avión pronto llegó a la ciudad, que rodearon desde el aire. Una enorme superficie de tierra carbonizada y una densa nube de humo era todo lo que quedaba de ella. Aterrizaron al sur y después de regresar a Tokio con su informe, el oficial comenzó a organizar las medidas de auxilio.

76


Nagasaki La ciudad de Nagasaki había sido uno de los puertos más grandes en la parte sur de Japón y tuvo gran importancia durante la guerra por su gran actividad industrial, incluyendo la producción de artillería, barcos, equipo militar, así como otros materiales de guerra. En contraste con el aspecto moderno de Hiroshima, la mayoría de los hogares eran de tipo antiguo: edificios de madera en su totalidad y piso de azulejo. Muchas de las pequeñas industrias también estaban alojadas en edificios de madera y no contaban con la infraestructura necesaria en caso de explosión. Debido a que la ciudad creció sin un ordenamiento ni planificación adecuada, era común encontrar hogares adyacentes a fábricas a lo largo de todo el valle. Nagasaki nunca sufrió un bombardeo a gran escala antes de la explosión nuclear, aunque el primero de agosto de 1945 algunas bombas fueron arrojadas sobre la ciudad. Algunas de ellas dieron en astilleros y puertos de la parte suroeste de la ciudad, otras hicieron blanco en la fábrica de Mitsubishi y seis de ellas cayeron sobre la Escuela Médica y Hospital de Nagasaki. A pesar de que el daño se puede considerar como reducido, el bombardeo creó preocupación entre los habitantes y mucha gente, especialmente niños, fueron evacuados hacia las zonas rurales.

77


Top 20: las mejores armas

3 Comunicaciones

Las siguientes tres posiciones no son armas, son herramientas tácticas que hicieron de las armas anteriores de las mejores que el mundo ha conocido. No importa cuanto armamento o soldados dispongas, sin estos tres aspectos el arte de la guerra no existiría y la mayoría de las batallas se perderían antes de lo pensado. En el tercer lugar están los medios que ayudaron a comunicar y dirigir tropas de manera eficiente.

L

a comunicación fue vital en el campo de batalla de la Primera Guerra Mundial, y cuando se vino abajo el resultado podría haber sido fatal. Las unidades en la primera línea necesitaban saber dónde estaban sus vecinos, mientras que los oficiales al mando detrás de las líneas sólo podían controlar a sus hombres si tenían una fuente confiable de información. Librada entre 1914 y 1918, la Primera Guerra Mundial se llevó a cabo en una escala masiva. Los hombres que sirvieron en el conflicto utilizaron diversos métodos de comunicación. Algunos utilizaron la tecnología más actualizada, mientras que otra se remontaba a los conflictos más históricos. Los teléfonos permitieron que las unidades en diferentes partes del campo de batalla se comunicaran entre sí. Los cables largos unían a los teléfonos entre sí a través de los conmutadores. El sistema era fiable, siempre y cuando los cables se mantuvieran

78

intactos. Dado que las trincheras eran el único lugar para conectar los cables de teléfono, con frecuencia se rompían por causas que van desde los soldados descuidados al fuego enemigo. Cuando avanzaba un ejército, un equipo de soldados llevaba la línea telefónica hacia adelante y establecía puestos de comunicación en las trincheras dominadas. Los radios fueron ampliamente utilizados en la Primera Guerra Mundial. Los ejércitos combatientes utilizaban dispositivos móviles capaces de transmitir y recibir código Morse, pero eran voluminosos, a menudo demasiado frágiles y tenían un alcance muy limitado. Los radios fueron mucho más utilizados en el mar, donde permitieron que los barcos y submarinos se comunicaran entre sí y recibieran órdenes de sus bases en tierra. Los desarrollos tecnológicos durante la guerra comenzaron a permitir que los barcos determinaran la ubicación de las naves enemigas usando sus transmisiones. Durante la guerra,

el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología desarrolló un sistema de localización prototipo utilizado por la Armada de EE. UU. Los grandes ejércitos también confiaron en medios mucho menos avanzados para enviar

mensajes. Hasta 1915, el ejército británico utilizó una lámpara de parafina adaptada conocida como “Begbie” para enviar mensajes a través del código Morse, utilizando un lente especial para concentrar la luz en un haz más potente. Este era un método inse-


guro dado que cualquier persona que pudiera ver la luz podía interceptar el mensaje. Los británicos también utilizaron banderas de señalización para enviar información. Un operador experto podía enviar alrededor de 12 palabras por minuto. Todos los principales ejércitos combatientes en la Primera Guerra Mundial utilizaron palomas para transportar mensajes. Las aves usaban sus instintos para llevar mensajes de rutina e información en el fragor de la batalla. En una situación bélica proporcionaban una forma de obtener información vital para los comandantes cuando las líneas telefónicas estaban ausentes o rotas. En 1918 una paloma llamada Cher Ami recibió la medalla francesa Croix de Guerre por llevar un mensaje de un grupo aislado de soldados estadounidenses dando su ubicación. La información per-

mitió que las unidades cercanas montaran una misión de rescate, salvando las vidas de 194 miembros de la 77ª División de Infantería La guerra electrónica (abreviado a veces, EW, del inglés Electronic Warfare) consiste en una actividad tecnológica y electrónica con el fin de determinar, explotar, reducir o impedir el uso hostil de todos los espectros de energía, por ejemplo el electromagnético, etc. por parte del adversario y a la vez conservar la utilización de dicho espectro en beneficio propio. La utilización militar de equipos electrónicos alcanza a todos los niveles y modalidades de combate. Los equipos de comunicaciones permiten el control en tiempo real de todos los escalones de las fuerzas de combate y facilita al jefe de las mismas los datos necesarios para evaluar la situación. Las redes

de radar (siglas inglesas de “Radio Detection and Ranging”, detección y telemetría por radio) facilitan una alerta previa de un ataque aéreo enemigo, y los sistemas electrónicos de dirección de tiro ayudan a la defensa antiaérea. Estas redes electrónicas pueden guiar a los aviones de interceptación contra la fuerza atacante. Estos mismos aviones cuentan con un sofisticado conjunto de equipos para la detección de blancos, navegación y guiado de las armas hasta el objetivo. Sin embargo, como la totalidad de estos sistemas dependen en gran medida del espectro electromagnético en lo relativo a inteligencia y operatividad, las fuerzas oponentes pueden utilizar otros dispositivos electromagnéticos para reducir su utilización óptima e incluso servirse de nuestro sistema. Desde la invención del ra-

dar durante la Segunda Guerra Mundial, la guerra electrónica no ha cesado de progresar a pasos agigantados hasta constituirse hoy en día en el factor decisivo de la victoria. De la misma forma que sin conquistar la superioridad aérea es impensable obtener la victoria, sin la superioridad electrónica es impensable conseguir esta. La capacidad de supervivencia de las fuerzas propias en un ambiente hostil y la precisión y efectividad de las armas dependen de la capacidad para controlar el espectro electromagnético. Por otra parte la primera acción hostil en un enfrentamiento pasa siempre por la perturbación y el ataque a los sistemas de detección y comunicaciones del adversario. La EW no es un factor independiente pero ha de considerarse un factor importantísimo en la valoración de la supervivencia y la vulnerabilidad

79


Top 20: las mejores armas

El Telégrafo

El telégrafo es un dispositivo que utiliza señales eléctricas para la transmisión de mensajes de texto codificados, como con el código Morse, mediante líneas alámbricas o radiales. El telégrafo eléctrico, o más comúnmente sólo ‘telégrafo’, reemplazó a los sistemas de transmisión de señales ópticas de semáforos, como los diseñados por Claude Chappe para el ejército francés, y Friedrich Clemens Gerke para el ejército prusiano, convirtiéndose así en la primera forma de comunicación eléctrica. En el año 1746 el científico y religioso francés Jean Antoine Nollet, reunió aproximadamente a doscientos monjes en un círculo de alrededor de una milla (1,6 km) de circunferencia, conectándolos entre sí con trozos de alambre de hierro. Nollet luego descargó una batería de botellas de Leyden a través de la cadena humana y observó que cada uno reaccionaba en forma prácticamente simultánea a la descarga eléctrica, demostrando así que la velocidad de propagación de electricidad era muy alta.1 2 En 1753 un colaborador anónimo de la publicación Scots Magazine sugirió un telégrafo electrostático. Usando un hilo conductor por cada letra del alfabeto, podía ser transmitido un mensaje mediante la conexión de los extremos del conductor a su vez a una máquina electrostática, y observando las desviación de unas bolas de médula en el extremo receptor.3 Los telégrafos que empleaban la atracción electrostática fueron el fundamento de los primeros experimentos de telegrafía eléctrica en Europa, pero fueron abandonados por ser imprácticos y nunca se convirtieron en un sistema de comunicación muy útil. En 1800 Alessandro Volta inventó la pila voltaica, lo que permitió el suministro continuo de una corriente eléctrica para la experimentación. Esto se convirtió en una fuente de una corriente de baja tensión mucho menos limitada que la descarga momentánea de una máquina electrostática, con botellas de Leyden que fue el único método conocido anteriormente al surgimiento de fuentes artificiales de electricidad.

80


El Sonar

El sonar (del inglés SONAR, acrónimo de Sound Navigation And Ranging, ‘navegación por sonido’) es una técnica que usa la propagación del sonido bajo el agua (principalmente) para navegar, comunicarse o detectar objetos sumergidos. El sonar puede usarse como medio de localización acústica, funcionando de forma similar al radar, con la diferencia de que en lugar de emitir ondas electromagnéticas emplea impulsos sonoros. De hecho, la localización acústica se usó en aire antes que el GPS, siendo aún de aplicación el SODAR (la exploración vertical aérea con sonar) para la investigación atmosférica. La señal acústica puede ser generada por piezoelectricidad o por magnetostricción. El término «sonar» se usa también para aludir al equipo empleado para generar y recibir el sonido de carácter infrasonoro. Las frecuencias usadas en los sistemas de sonar van desde las intrasonicas a las extrasonicas (entre 20 Hz y 20 000 Hz), la capacidad del oído humano. Sin embargo, en este caso habría que referirse a un hidrófono y no a un sonar. El sonar tiene ambas capacidades: puede ser utilizado como hidrófono o como sonar. Existen otros sonares que no abarcan el espectro del oído humano, (cazaminas); pueden comprender varias gamas de alta frecuencia, (80 kHz ó 350 kHz), por ejemplo. Ganan en precisión a la hora de determinar el objeto, pero pierden en alcance. Aunque algunos animales (como delfines y murciélagos) han usado probablemente el sonido para la detección de objetos durante millones de años, el uso por parte de humanos fue registrado por vez primera por Leonardo Da Vinci en 1490. Se decía que se usaba un tubo metido en el agua para detectar barcos, poniendo un oído en su extremo. En el siglo XIX se usaron campanas subacuáticas como complemento a los faros para avisar del peligro a los marineros.

81


Top 20: las mejores armas

2 La Guerra Psicológica En la guerra, el ideal de todo lider contra su oponente es causar la mayor intimidación y miedo posible antes de la batalla. Tanto hombres como civilizaciones se crearon una temible reputación en cada pueblo o ciudad conquistada para que en la siguiente campaña lograran doblegar al enemigo y obligarlo a rendirse antes de sufrir las consecuencias de una ocupación invasora. A continuación, las armas y los hombres que se hicieron la fama de ser aterradores en combate.

82


La Tortura Huna Se ataba una cuerda a cada extremidad del prisionero y a su vez el otro extremo de la cuerda a un caballo, de este modo un caballo estiraría un brazo o una pierna, en un momento determinado se fustigaba a los cuatro caballos que tiraban con fuerza dela cuerda arrancando literalmente la extremidad del torturado. Esta era una ejecución pública que se solía emplear para asesinatos o intentos de asesinato a la realeza u otros nobles. Era una de las ejecuciones preferidas de la época.

83


Top 20: las mejores armas

El Tanque Alemán Tiger

Fue una respuesta a la inesperadamente formidable fuerza blindada de la Unión Soviética encontrada en los primeros meses de la Operación Barbarroja, particularmente en los T-34 y KV-1. El Tiger I proporcionó al Heer su primer tanque equipado con el cañón de 88 mm, que había demostrado previamente su efectividad tanto contra blancos aéreos como terrestres. Durante el curso de la guerra, el Tiger I entró en combate en todos los frentes de batalla que tenía Alemania. Por lo general fue desplegado en batallones de tanques independientes, donde demostró ser formidable. Mientras que el Tiger I era temido por la mayoría de sus oponentes, era técnicamente complicado, usaba materiales y métodos de producción caros y de trabajo intensivo, consumiendo mucho tiempo de producción. Sólo fueron fabricadas 1347 unidades entre agosto de 1942 y agosto de 1944. El Tiger era propenso a ciertos tipos de fallos en las orugas e inmovilizaciones, sin embargo, en general era mecánicamente fiable pero caro de mantener y complicado de transportar debido a sus ruedas de apoyo superpuestas y entrelazadas. En 1944 se dejó de producir en favor del Tiger II.

84


Cuerno de Guerra Vikingo Gracias a su pésima reputación y a su barbarie, los vikingos consiguieron castigar con sangre a toda Europa a base de hacha y drakkar. De hecho, estos feroces escandinavos lograron, entre otras cosas, conquistar una gran parte de Inglaterra, desembarcar en España e, incluso, remontar el río Sena con sus navíos para invadir París -ciudad que asaltaron y que sus dueños únicamente pudieron recuperar ofreciéndoles una cuantiosa cantidad de oro-. La de los hombres del norte es, en definitiva, una historia llena de muerte, pero también de falsos mitos que el tiempo ha hecho erróneamente verdaderos. 85


Top 20: las mejores armas

Stalingrado

La batalla de Stalingrado, una de las batallas más sangrientas que el mundo ha visto y tenido registro, tuvo durante todo el combate un factor de presión psicológica constante. La temible Nazi Wehrmacht asolaban la ciudad que por òrdenes de Stalin debieron quedarse para que ejército Rojo tuviera motivos para defender una ciudad poblada y no una ciudad fantasma. En la caída de los nazis, abrumados por el invierno y el número de soldados que día a día cruzaban el rio volga, un número aproximado de 90 mil nazis se atrincheraban en la ciudad pero se negaban a rendirse, pues hasta el momento el ejército nazi no había sufrido ninguna derrota ne Europa. Los rusos, que lograron retomar la ciudad que en el 90% del lugar estaba destruído, decidió usar la astucia de la psicología de la guerra para persuadir a los dirigidos por Adolf Hitler a rendirse. Usando los amplificadores de la ciudad, los rusos pusieron el sonido de un reloj que sonada cada segundo, demostrando que los alemanes se les acaba el tiempo y que la campaña de conquista estaba perdida. A medida que las horas avanzaban, a los soldados se les estaba acabando las medicinas, los alimentos y las municiones y sabían en el fondo que la batalla estaba perdida. La estretagia dio como resultado una rendición incondicional y la primera derrota de los fascistas desde 1939.

86


1 Las tácticas y estrategias La mejor arma con la que cuenta un líder militar en la guerra es la estrategia. Analizar al enemigo, encontrar sus ventajas y debilidades, conocer el terreno, los efectivos de los que se dispone, el conteo de suministros para las tropas, tener un buen equipo médico y muchas otras cosas, hacen que una estrategia bien planeada puede ganar cualquier batalla. No importa si se tiene el mejor arsenal, los mejores recursos ni lo mejores soldados, si se conoce al enemigo y se sabe dónde atacar y cómo defenderse, la victoria será asegurada. Aunque se dice que el mejor estratega es aquel que logra vencer su oponente sin usar el mínimo uso de la violencia, cuando o se puede, se recurre a la guerra.

87


Top 20: las mejores armas

Sun Tzu y el arte de la guerra

es un libro sobre tácticas y estrategias militares, escrito por Sun Tzu, un famoso estratega militar chino. Se considera que el texto fue escrito hacia el último tercio del siglo iv a.C.1 Este texto se dio a conocer en Europa a finales del siglo xviii. Su primera aparición fue la edición francesa de 1772 en París, del jesuita Jean Joseph-Marie Amiot, fue titulada Art Militaire des Chinois. Fue y sigue siendo estudiado por todos aquellos estrategas militares que han dirigido ejércitos, pero también ha servido de gran ayuda para todo aquel guerrero que ha emprendido el Camino. El arte de la guerra es uno de los libros más antiguos que se han escrito. Fue el primer intento conocido sobre lecciones de guerra. Sin embargo, es todavía frecuentemente utilizado en la actualidad debido a que sus enseñanzas pueden ser aplicadas en muchas otras áreas donde está involucrado el conflicto.

88


La Nazi Blitzkrieg

es un nombre popular para una táctica militar de ataque que implica un bombardeo inicial, seguido del uso de fuerzas móviles atacando con velocidad y sorpresa para impedir que un enemigo pueda llevar a cabo una defensa coherente. Los principios básicos de estos tipos de operaciones se desarrollaron en el siglo XIX por varias naciones, y se adaptaron años después de la Primera Guerra Mundial, principalmente por la Wehrmacht, para incorporar armas y vehículos modernos como un método para evitar la guerra de trincheras y la guerra en frentes fijos en futuros conflictos. La Blitzkrieg siempre perseguía acciones decisivas. Con este fin, se desarrolló la teoría del Schwerpunkt o punto focal: se trataba del punto de máximo esfuerzo. Las fuerzas Panzer y la Luftwaffe eran utilizadas únicamente en este punto de máximo esfuerzo siempre que fuera posible. Mediante el éxito local en el Schwerpunkt, una pequeña fuerza lograba una rotura de la línea y conseguía ventajas al luchar en la retarguardia del enemigo. Fue resumido por Guderian como «Nicht kleckern, klotzen!» (¡Sin hacer cosquillas, golpeando!). Para conseguir una rotura del frente, la infantería, y con menor frecuencia, las propias fuerzas blindadas, atacarían la línea defensiva del enemigo, apoyada por fuego de artillería y bombardeos para crear una brecha en la línea enemiga por la que pasaría la totalidad de las fuerzas mecanizadas. La fuerza atacante abre los flancos para aumentar la seguridad con la distancia. Este momento de la rotura ha sido etiquetado de “bisagra”, porque las fuerzas mecanizadas maniobraban hacia el interior y creaban un efecto de palanca contra las fuerzas defensoras.

89


Top 20: las mejores armas

Ghenghis Khan y los mongoles Las invasiones de los mongoles se sucedieron durante todo el siglo XIII, dando como resultado el vasto Imperio mongol, que comprendiá gran parte de Asia y Europa oriental hacia 1300. Los historiadores consideran que los ataques y las invasiones mongolas son algunos de los conflictos más mortíferos en la historia humana. Landers Brian ha explicado que «Un imperio en particular excedió a cualquiera que los que habían llegado antes, y cruzaron desde Asia a Europa en una orgía de violencia y destrucción. Los mongoles trajeron terror a Europa a una escala no vista hasta el siglo XX».1 Diana Lary sostiene que las invasiones de los mongoles indujeron el desplazamiento de la población «en una escala nunca antes vista», en particular en Asia central y Europa oriental. Y añade: «la inminente llegada de las hordas mongolas sembró el terror y el pánico».2 Tsai concluye: «Las conquistas mongoles sacudieron Eurasia y tuvieron gran influencia en la historia del mundo»

90


Imperio Romano

La guerra de las Galias fue un conflicto militar librado entre el procónsul romano Julio César y las tribus galas entre el año 58 a. C. y 51 a. C. En el curso de las mismas la República romana sometió a la Galia, extenso país que llegaba desde el Mediterráneo hasta el canal de la Mancha. Los romanos también realizaron incursiones a Britania y Germania, pero estas expediciones no llegaron a transformarse en invasiones a gran escala. La guerra de las Galias culminó con la batalla de Alesia en 52 a. C., donde los romanos pusieron fin a la resistencia organizada de los galos. Esta decisiva victoria romana supuso la expansión de la República romana sobre todo el territorio galo. Las tropas empleadas durante esta campaña conformaron el ejército con el que el general marchó sobre la capital de la República. Pese a que César justificó esta invasión como una acción defensiva preventiva, la mayoría de los historiadores coinciden en que el principal motivo de la campaña fue potenciar la carrera política del general y cancelar sus grandes deudas. No obstante, nadie puede obviar la importancia militar de este territorio para los romanos, quienes habían sufrido varios ataques por parte de tribus bárbaras provenientes tanto de la Galia como del norte francés. La conquista de estos territorios permitió a Roma asegurar la frontera natural del río Rin. Esta campaña militar es descrita extensamente por el propio Julio César en su obra Comentarios a la guerra de las Galias, fuente histórica de mayor importancia acerca de esta campaña y obra más importante del general. El libro es también una obra maestra de propaganda política, puesto que César estaba sumamente interesado en influir a sus lectores en Roma.

91


Top 20: las mejores armas

“Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”:

Sun Tzu

92

Revista armas JGB  
Revista armas JGB  
Advertisement