Issuu on Google+

Producido por: Jorge Piccini


Por qué insistes, incesante espejo? porqué duplicas, misterioso hermano, el menor movimiento de mi mano? Porqué en la sombra el súbito reflejo? Eres el otro yo de que habla el griego y acechas desde siempre. En la tersura del agua incierta o del cristal que dura me buscas y es inútil estar ciego. El hecho de no verte y de saberte te agrega horror, cosa de magia que osas multiplicar la cifra de las cosas que somos y que abarcan nuestra suerte. Cuando no esté, copiarás a otro y luego a otro, a otro, a otro...


la verguenza me prohibe entrar en detalles. Pero tu agudeza suplirรก lo que falte a mis palabras


Ya me di al poder que mi destino rige. No me aferro ya de nada para así no tener nada que defender. No tengo pensamientos para así poder ver. No temo ya a nada para así poder acordarme de mí. Serena y desprendida el Águila me dejará pasar a la libertad.


La vida mía La noche entera ¿Cuánta me queda todavía? Tan pasajera!


La palma es el aire. Ni el río ni Eva logran plasmar las curvas tan perfectas. La palma es el oro. Ni el limón ni el trigo logran ir más allá del amarillo. La palma es la Gracia. En nuestras manos llega a la cumbre azul del desmayo.


piedras grises y desnudas, luminosa desnudez, montaña áspera y desierta, tal como me gusta. Una lechuza cegada por el exceso de luz, se había posado en una roca, amarillos los redondos ojos, seductora, llena de misterio. Yo avanzaba con liviano paso. Pero ella todo oído, se asustó y echó a volar, sin ruido por entre las piedras.


Perdida y buscando en lugares equivocados, personas perdidas, eqivocadas. Solo encuentro espacios vacios que son todos los huecos donde estabas. Asi estoy buscĂĄndote, perdidamente ciega de vacĂ­o.


...de dĂ­a se pone oscura... de noche se pone clara


Casi puedo oírte suspirar Casi puedo oírte llorar En cada cada rincón, en todos los sitios en que podríamos encontrarnos.


A veces me pregunto si uno de los pasos más importantes de este largo viaje es aquél en el que tiramos el mapa, quizás seamos más capaces de encontrar los verdaderos secretos de cada lugar, de recordar que cuando escapamos de las garras de nuestros propios prejuicios, todos somos extensiones de nuestra historia colectiva.


Voy por el mundo y soy apenas sombra. de algo sagrado que decir no puedo...


Ya todo está. Los miles de reflejos, que entre los dos crepúsculos del día tu rostro fue dejando en los espejos Y los que irá dejando todavía. Y todo es una parte del diverso cristal de esa memoria, el universo; No tienen fin sus arduos corredores


...Si ,es bueno que la mujer Salvaje sea vieja y gorda pues lleva el mundo de las tormentas en un pecho, y el mundo subterráneo en el otro. Su espalda es la curva del planeta Tierra con todas sus cosechas, sus alimentos y sus animales. Su nuca sostiene el amanecer y el ocaso. Su muslo izquierdo contiene todas las estacas de las cabañas indias, su muslo derecho contiene todas las lobas del mundo. Su vientre contiene todos los niños que nacerán en el mundo... ...El pecho en todas sus formas desarrolla la funcion de sentir y alimentar.Alimenta?Siente? es un buen pecho. Las caderas son anchas y con razón, pues lleva dentro una satinada cuna de marfil para la nueva vida... Las piernas estan destinadas a llevarnos y a veces a propulsarnos, son las poleas que nos ayudan a elevarnos, son un anillo para rodear al amante. No pueden ser demasiado esto o demasiado lo otro. Son lo que son.


Yo soy un charco de agua lรกgrimas de mis padres que posiblemente se desahogaban de la vida


Yo no sé del sol. Yo sé la melodía del ángel y el sermón caliente del último viento. Sé gritar hasta el alba cuando la muerte se posa desnuda en mi sombra.


Los consejos del mar de nada te han valido... Vengo de dar a un tierno sol una puĂąalada, de enterrar un pedazo de pan en el olvido, de echar sobre unos ojos un puĂąado de nada.


atal ida y f lor im t e qu do glas el te arre de sollozar es despu


El mundo me desprecia, yo lo ignoro. Vivo para alimentar a las bestias con mi carne, soy libre de volar si quisiera, de escapar, mas no tengo a donde ir... Pertenezco a esta jaula.


Alguien me borró la mitad del cuerpo la mitad de la izquierda, la mitad de arriba o la del medio. La mitad de la vida y ahora me faltan un ojo, una mano, las dos zapatillas los pulmones y algunas otras partes. Alguien que no fue una explosión, ni una sierra sin fin de carnicero me desarmó como a un rompecabezas y se llevó partes de las piezas en los bolsillos. Alguien que amo indefinidamente y odio de igual manera corre por la mitad del mundo con algo de mi alma en su mochila en su gorra o el baúl del auto. Alguien me secuestró en media cuota sin pensar en pedir el rescate. Soy el 50% de mi misma. La mitad de mi sombra desierta y lo triste , realmente triste es que nadie excepto mi ladrón se ha dado cuenta.


Tal vez es culpa mía que haga frío, que rija ya el otoño, y que las hojas se borren de las ramas como pájaros, o se largue a llover a cualquier hora.


mi รกngel guardiรกn es de todos


estoy lista y me surti de todo lo necesario para vivir de la tierra unos meses. quizas pase mucho tiempo hasta que regrese al sur


luciendo los tatuajes de un pasado bucanero, de un velero al abordaje, de un no te quiero querer


No sé qué tiene la aldea donde vivo y donde muero, que con venir de mí mismo no puedo venir más lejos!


Bastar铆a solamente recibir una caricia para darte mi coraz贸n


Te espero cuando la noche se haga día, suspiros de esperanzas ya perdidas. Sé que el día de pronto se te hace noche: sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices


Volverán del amor en tus oídos las palabras ardientes a sonar; tu corazón de su profundo sueño tal vez despertará.


Solo el viento sabe donde vive la libertad incondicional. Al caminar por el paseo de la vida, cada camino tiene un rastro que dejar y una ruta que nombrar en el mapa de los recuerdos. Será que sabremos como no rebasar los límites de la indiferencia a los sentimientos? Será posible olvidar por completo algo que significó mucho en nuestras vidas? A veces es difícil creer en las palabras salidas de una boca que no sonríe, unos ojos que no miran directo y un cuerpo rígido. La vida continúa a través del tiempo y el espacio, como materia abstracta que conforma la esencia de toda existencia. Espero que el ritmo de la vida actual no me carcoma la ternura y no me quite la pasión romántica con la que veo el mundo. Tengo fe, que lo básico de los hombres sea la pura sencillez de un ser lleno de amor que quiere amar y ser amado. Simplemente yo... en el camino de la búsqueda.


imagina, imagina, imagina...


Tengo, vamos a ver, tengo el gusto de andar por mi país, dueña de cuanto hay en él, mirando bien de cerca lo que antes no tuve ni podía tener.


Duermen las palabras, se esconden, se acurrucan pero no se detienen, siguen creciendo, reproduciéndose, conformando sentidos y caminos donde antes existía la la desolación, la psicosis. Ellas esperan, pacientemente, poder emerger algún día, desolaciar la dirección correcta, hallar a aquél que viene y pregunta y busca y finalmente descubre... Descubre que aún estoy . Que mi corazón late y respira perfecto, controlado, enlazado y contenido como el no recuerda... Y como olvidó me libera, trae consigo una ráfaga de paz que me inunda y me retorna a la alegría. Tal vez escribir no se trate de redactar correctamente o contar un pedazo de vida. tal vez escribir implica volver a creer. Creer que hay cosas que no han sido dichas, sensaciones que no fueron descriptas y sentimientos que aún no se nombraron. sonríen las palabras porque ven una luz que parece que se acerca, vuelve a ellas la esperanza y la posibilidad de escapar del cautiverio guiadas por aquél que vino, preguntó, buscó y finalmente descubrió... descubrió...


quizรกs a ti te hiere igual un amor sentimental


Y yo, balbuceando y oyendo lo inexistente. Hace tiempo que ya no me dice te quiero; empezó a ser fiel consigo mismo. ...Balbuceando y oyendo lo inexistente. Cierro los ojos y todo empienza a agudizarse, sobretodo mi propia voz. Y una más,me dije. Caí irremediablemente al vacío.”


Veo como todo transcurre y me atrapo en el vacĂ­o de la nada, ya se acaban los puestos de colores y los resplandores de dimensiones ultrasonoras, sĂłlo viene el torbellino contra el tiempo que sucumbirĂĄ cuando me hunda sobre hierbas tornasoles


los unicos regalos del mar son golpes duros... y cada tanto la oportunidad de sentirse fuerte no conozco mucho el mar , pero se que asi es y tambien se que es importante...


Yo no puedo tenerte ni dejarte, ni sé por qué al dejarte o al tenerte, se encuentra un no sé qué para quererte, y muchos sí sé qué para olvidarte


“… A veces en mi madre apuntaron antojos de liberarse, pero, se le subió a los ojos una honda amargura, y en la sombra lloró. Y todo esto mordiente, vencido, mutilado, todo esto que se hallaba en su alma encerrado, pienso que sin quererlo lo he libertado yo.”


...una calle de Atenas... una oportunidad... y aqui la foto...


cuando mis ojos se cierran y se abren... todo ha cambiado.


Pugnamos ensartarnos por un ojo de aguja, enfrentados, a las ganadas. Amoniácase casi el cuarto ángulo del círculo. ¡Hembra se continúa el macho, a raíz de probables senos, y precisamente a raíz de cuanto no florece! ¿Por ahí estás, Venus de Milo? Tú manqueas apenas, pululando entrañada en los brazos plenarios de la existencia, de esta existencia que todaviíza perenne imperfección Venus de Milo, cuyo cercenado, increado brazo revuélvese y trata de encodarse a través de verdeantes guijarros gagos, ortivos nautilos, aunes que gatean recién, vísperas inmortales. Laceadora de inminencias, laceadora del paréntesis. Rehusad, y vosotros, a posar las plantas en la seguridad dupla de la Armonía. Rehusad la simetría a buen seguro. Intervenid en el conflicto de puntas que se disputan en la más torionda de las justas el salto por el ojo de la aguja! Tal siento ahora al meñique demás en la siniestra. Lo veo y creo no debe serme, o por lo menos que está en sitio donde no debe. Y me inspira rabia y me azarea y no hay cómo salir de él, sino haciendo la cuenta de que hoy es jueves. ¡Ceded al nuevo impar potente de orfandad!


Al seguir merodeando espacios intransitables, vi c贸mo arriba del camino germinaba el angustioso resplandor de un silencio incontrolable.


Sueña, grita, siente, salta, vive la vida como nunca imaginaste que la ibas a vivir, salta hasta el cielo y agárrate a las nubes, siente como el viento acaricia tu piel, grita por todo lo bueno que ha sido, es y está por llegar, y sueña por un mundo en el que puedes volar..


El instante en que te pienso, el instante en que te beso guรกrdamelo un tiempo y que llueva.


Siempre creí que estaba sola… Una tarde mi cámara me mostro que no era así… Ahí estaba ella, a mi lado, Compañera silenciosa, inseparable… Siempre creí que estaba sola… Y ME ALEGRO DE SABER QUE NO ES ASI…


La envidia puede ser considerada como la incapacidad de disfrutar de la felicidad ajena. Uno nunca envidia el sufrimiento de los demás, pero sí su felicidad y sus cualidades positivas. Por este motivo, ésta es, desde la perspectiva budista, una emoción negativa puesto que. si nuestro objetivo fuera el de procurar el bienestar de los demás, su felicidad debería alegrar nos. ¿Por qué tendríamos, en tal caso, que sentir celos si parte de nuestro trabajo ya ha sido hecho y queda, por tanto, menos por hacer?».


Yo que todo lo he perdido ahora tiemblo de dormir.


Y era apenas sonrisa la imprecisa medialuna que el labio dibujaba, la albura melanc贸lica y sumisa de los dientes, que un poco se dejaba ver la boca entreabierta...


toda mujer es una flor con alma


se que el abismo tiene su seducci贸n yo ni me acerco


Nunca tropiezo no tengo sitio donde caer,


PruĂŠbame y verĂĄs que todos somos adictos a estos fuegos de artificio.


Dame cobijo con toda la ternura que te he prestado


Ya se hundió el Sol y asomó la señora Noche, Ahí permanecen sentados, en absoluta quietud, nuestros mas profundos secretos, los mas íntimos sentimientos.


Ya el campo estarรก verde, debe ser Primavera, cruza por mi mirada un tren interminable,


Autorretratos: Lorena Tafur (Perú) Clara Moreno (Colombia) Teté Cirigliano (BsAs) Verónica Mostafá (Bariloche) Soledad Marti (BsAs) Lujan Marangos (BsAs) Eliana Álvarez (New York) Verónica Orejas (Bariloche) Paola Alonso (Mendoza) Beatríz Nones (Venezuela) Maria José Paroli (Santa fe) Lorena Melgarejo (España) Lorena Zuliani (Santa fe) Daniela Rodríguez (BsAs) Anny Leiva (Costa Rica) Roxana Bulher (Mendoza) Liliana Lam (México) Liliana Contrera (BsAs) Jaquelina Bourquin (BsAs) Mechy (BsAs) Sol Palermo (Bs. As) Martha Chaves (Mendoza) Laura Resendíz (BsAs) Débora Trachter (BsAs) Anahí García (España) Paula Vieyro (BsAs) Marcela Muñoz (chile) Lorena Alvarez (Bs. As) Eyelen Giacobe (Bs. As.) Angela Vera Temoche (Perú) Gilda Scevola (Entre Ríos) Jaquelina Baurquin (Bs. As.) Beatriz Nones (Venezuela) Ana María Alberto (Bs. As.) Verónica Zanabria (Bs.As) Dalina Degiorgi (Bs.As) Haydee kiwetz (Bs.As.) Mariela Ronconi (Córdoba) Flavia Kinder (Bs.As.) Poducido por Jorge Piccini www.jorgepiccini.com.ar


Libro autoretratos1