__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 19

Las fotografías de Rousse son inquietantes porque, en términos estrictamente visuales, no se entienden bien, no se sabe lo que pasa: son una trampa visual. Están hechas en edificios abandonados o en proceso de rehabilitación, pero no son simplemente una fotografía documental. Georges Rousse interviene en el espacio pintando y construyendo formas geométricas simples, y he ahí la primera trampa, sólo son visibles desde el punto de mira de la cámara. La primera impresión suele estar relacionada a una imagen intervenida digitalmente, o a una superposición de imágenes, sin embargo nada de esto es correcto, todo esta ahí, pero solo se puede percibir desde un único punto de vista, solo la visión desde el ángulo apropiado nos da idea de la obra, es un punto de vista anamórfico. En la obra de Georges Rousse la fotografía es un punto de convergencia entre la pintura, la escultura y la arquitectura. En primer lugar, la fotografía es una especie de rastro o huella documental de una obra efímera. Sus últimos trabajos parten de la realización de verdaderas intervenciones en el espacio. Y sin embargo, esa fotografía no se contenta con ser un documento, sino que se erige como obra porque da sentido a la construcción que sólo funciona para ser fotografiada, para ser vista desde un único punto. En segundo lugar, la fotografía provoca una cierta inquietud, dado que la intervención puede llegar a ser tan brutal que el espacio real se pierde, se desvanece. En Georges Rousse se produce una especie de tránsito de la arquitectura a la escultura, (ya que el artista para crear estos espacios debe intervenir el lugar, pintando, cortando y modificando si es necesario el lugar a ser fotografiado), pasando por la fotografía para acabar en la pintura. De alguna forma provoca un cruce de caminos en el que la razón última está en la fotografía, es un juego liminar y perverso: la arquitectura y la escultura devienen planas, dejan de serlo; la fotografía pasa a ser pintura; y la pintura no lo es porque es retrato de un lugar y una acción. Y sin embargo hay imagen fotográfica documental, hay composición pictórica y hay intervención en el espacio. El discurso de Georges Rousse está lleno de espiritualidad, él mismo declara que busca formas plásticamente perfectas que sugieran lo espiritual, y debemos darle la razón ya que estas imágenes sugieren tensiones que están solucionadas con suma facilidad.

Profile for jorge piccini

Bex 13  

Bex Magazine 13 Revista de fotografia de la patagonia Abriendo espacios a la fotografía latinoamericana

Bex 13  

Bex Magazine 13 Revista de fotografia de la patagonia Abriendo espacios a la fotografía latinoamericana

Profile for disenador

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded