Issuu on Google+


Criadero La Balsora, un sueño hecho realidad… Todo comienza con los sueños de un niño que nació y creció en el mundo de los caballos, uno de ellos era llegar a construir un gran criadero de caballos en Colombia. Al pasar de los años, rodeado de ese mundo ideal (ferias) con montadores, palafreneros, rebusques y propietarios de caballos, forja sus conocimientos y afianza sus aspiraciones para el futuro. Cuando fallece su padre, toma las riendas del Criadero la Balsora, insignia de una finca en donde su progenitor luchó y trabajó durante más de 20 años. Allí emprende su principal anhelo: criar, montar y exponer sus propios ejemplares de paso colombiano. Las mieles del amor tocan a su corazón, enamorándose de una encantadora mujer, contagiada también de esa pasión por los caballos y es así como juntos logran forjar ese sueño; sueño lleno de alegrías y adversidades, ilusiones y desengaños, pero siempre con una clara visión de lo deseado. En el Criadero la Balsora dejaron huella los mejores montadores del país, quienes ayudaron a construir su magnífico pie de cría. Por sus tablados y pesebreras pasaron ejemplares destacados a nivel nacional como: Magnate del 8 FC, Rocío de Inversiones Macib, Malena, Ovación del V8, Selecta, Salomé de la América, Amor del V8, Réplica de San Fernando y la Llamarada de San Sebastián campeona mundial, entre otros. Este hombre, trabajador, luchador y lleno de metas por cumplir, sigue por la vida rodeado de los seres que tanto lo amaban. Lamentablemente, montado en uno de sus caballos, con la frente en alto, pierde su vida, dejando atrás todos sus sueños realizados. Una nueva etapa comienza: una mujer y su hija afrontándolo todo por el sueño de aquel hombre, una lucha ardua y difícil para seguir con su legado, un sueño que se redefine con una nueva esperanza: dos valientes mujeres que cierran el capítulo del Criadero La Balsora para dar vida al Criadero La Guadalupana.



Catálogo La Balsora