Page 1

Self-Portrait Museum. THE EXPLORER GRPUP ESPACIOS, TRÁNSITOS Y DISPOSITIVOS MÓVILES Taller dirigido por Raumlabor Organizado por IDENSITAT, Can Xalant y ACVIC Proyecto Ceci pas une voiture Mataró-Vic


Presentación. Crónica del taller.

El proyecto Mobile Self-Portrait Museum, nació en el marco del taller Espacios, tránsitos y

dispositivos móviles, organizado por IDENSITAT, Can Xalant y ACVIC, dentro del proyecto Ceci n’est pas une voiture Mataró-Vic, contando con la participación de personas de diferentes ámbitos profesionales y contextos. Los equipos se configuraron a partir de temas que fueron determinados por el Colectivo Raumlabor, quienes se basaron en algunas ideas comunes tratadas en las propuestas individuales de la primera fase del taller. Entre los muchos temas propuestos por los arquitectos alemanes, surgió el grupo “The explorer”, tema por el cual nos vimos atraídos una investigadora de arte contemporáneo, una artista mexicana, un artista geronés que se descubrió mexicano, una culturóloga y un sujeto que prefiere no definirse a sí mismo. Se intentó definir qué entendíamos por la exploración y planteamos propuestas, entre ellas la posibilidad de hacer una estación móvil que funcionara como un archivo que circulara información accesible a todos utilizando medios digitales. Pensamos que el museo termina siendo un centro de almacenaje y acumulación de información de cualquier tipo (incluyendo obras de arte, conocimientos, etc.) que cataloga y expone dicha información mediante filtros tales como los comisariados, la adquisición de fondos y las exposiciones. Siguiendo esta lógica esbozamos un formato portátil para almacenar y presentar esta información haciéndola accesible a todo el público, partiendo de la premisa de la portabilidad, idea estructural del taller. Desde los inicios del taller, Raumlabor sugirió adaptar nuestras ideas a una bicicleta y nuestro equipo explorador, con un claro carácter mestizo e influenciado por la cultura mexicana, perfilamos nuestro dispositivo móvil inspirándonos en unas bicicletas o triciclos de carga precarios, muy utilizados en México para vender comida, llamados “carros tamaleros”. Por lo que esta bicicleta de carga podría funcionar como una estación-tecnológica-móvil para almacenar, catalogar y compartir información.


Tras haber definido a grandes rasgos el proyecto, faltaba definir el contenido de este museodispositivo-portátil, preguntándonos cómo aprovechar este material para poder resolver ciertas problemáticas de la contemporaneidad. La cultura contemporánea, inmersa en una crisis de representación, derivada del fracaso institucional como único ente encargado de la gestión de la imagen del territorio y sus individuos, tiene la responsabilidad de generar tácticas y mecanismos que devuelvan a los individuos la posibilidad de autorrepresentarse, pudiendo de esta manera, multiplicar las opciones subjetivas y producir nuevo conocimiento. En este sentido, el Mobile Self-Portrait Museum, funcionaría, no sólo como un dispositivo de autorrepresentación y amplificador de subjetividades e identidades, sino que además tendría la función de archivar todo este material y mantenerlo accesible al público, a través de la anotación cartográfica de cada uno de los puntos de recogida.


Mecanismos y funcionalidad.

Establecimos el funcionamiento del museo a partir de la bicicleta: un dispositivo móvil que transite por la ciudad siguiendo una serie de derivas, facilitando el acceso de los desplazados y de las personas en áreas marginales.

El funcionamiento del dispositivo móvil se basa en varios conceptos entre ellos:  El desplazamiento del dispositivo a través del territorio.  Un dispositivo autónomo y autosuficiente.  Un archivo y mecanismos de retroalimentación y conservación de los mismos.  Un dispositivo de autorrepresentación.

El ejemplo de funcionamiento parte de la idea de que el dispositivo tiene como material de registro un ordenador, un multifuncional, una cámara, un video proyector, una grabadora de sonido y unos altavoces. Todo éste equipo se utiliza para que los usuarios puedan acceder y tengan las herramientas para participar con su mecanismo de autorepresentación, (ya sea de manera visual, sonora o audiovisual, todas las herramientas posibles). Y de ésta manera podían obtener de manera gratuita una de las imágenes del archivo en un formato impreso. Así se establece una relación de intercambio físico. Un museo que no quita, sino que comparte. El proceso que se sigue consta de varias partes.

 La invitación a depositar en el archivo su autorepresentación de aquí y ahora.  Inserción del archivo personal dentro del sistema general.  Exposición temporal. Cuando cada usuario hace una búsqueda mediante el dispositivo, éste presenta dicha búsqueda de manera pública, usando el proyector y fungiendo como curador, mediante las etiquetas propias y


personales. Convirtiendo al usuario en comisario de dicha exposición.  Acceso para consulta por vía web, a través de la página meipi.org.  Acceso a cartografías en formato y páginas de internet.

Es un museo de autorretrato, que se acciona aquí y ahora construyendo archivos, lo definimos como un museo crítico, pues no posé obras originales, sólo la representación personal de cada uno de los individuos que desean hacerlo de forma voluntaria, a cambio reciben una pieza en un formato físico.


¿Cómo adaptar una obra móvil al interior de un barco?

Después de desarrollar nuestro trabajo a partir de la idea de dispositivo móvil que exploraría y recorrería distintas zonas de la ciudad, se nos pidió adaptar la propuesta (que la dificultad que ello supunía) al proyecto de un gran barco-museo, que recorriendo diferentes ciudades del Mediterráneo, actuaría como espacio expositivo, conteniendo todos los proyectos realizados en el taller. En lugar de buscar una solución que quedara asfixiada por las limitaciones del espacio cerrado del barco, adoptamos la idea de multiplicar los dispositivos: uno de ellos fijo, que funcionara como mecanismo de autorretrato para los visitantes y otros que, a la llegada al puerto salieran a la ciudad realizando diferentes rutas, explorando el territorio urbano y sirviendo de museo móvil de autorretratos, acercándose a los individuos sin esperar que estos se acercaran a él, tal y como se había pensado en un primer momento. De esta manera, supimos sacar cierto provecho de la labor en conjunto con el resto de proyectos, a pesar de la dificultad que en un inicio suponía un cambio tan brusco en el desarrollo del trabajo.


Dise単o del dispositivo Self-Portrait Musem


Vista de los puntos de recogida de imรกgenes en el mapa de la ciudad de Barcelona y los archivos de autorretratos, en la plataforma web meipi.org

Autorretratos subjetivos realizados por los componentes del grupo The Explorer


Mapa conceptual inicial


Mapa conceptual definitivo


Vista de la maqueta

Self-Portrait Museum  

ESPACIOS, TRÁNSITOS Y DISPOSITIVOS MÓVILES Taller dirigido por Raumlabor Organizado por IDENSITAT, Can Xalant y ACVIC Proyecto Ceci pas u...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you