Issuu on Google+

COMUNIÓN ÓRGANO OFICIAL DE LA DIÓCESIS DE QUERÉTARO

Santiago de Querétaro, Qro., 26 de mayo de 2013

Domingo de la Santísima Trinidad

No. 797 AÑO 16

La Fiesta del Corpus Christi en la ciudad de Querétaro El próximo jueves 30 de mayo vamos a celebrar en toda la Iglesia la solemnidad del Corpus Christi. Celebramos esta fiesta con especiales muestras de adoración a la Eucaristía. Asimismo, no olvidemos que es una fiesta de precepto, y que es bueno organicen la procesión del «Corpus» con solemnidad, para que Jesús Eucaristía reciba el homenaje público de todos los creyentes. Invitamos a los Sacerdotes y fieles laicos de la ciudad de Querétaro a participar en esta fiesta.

Celebración de la Eucaristía de «Corpus» Celebración Eucarística: Parroquia de Nuestra Señora del Rayo Col. Cimatario Jueves 30 de mayo, 5:00 de la tarde. Preside: Nuestro señor Obispo D. Faustino Armendáriz Jiménez

Procesión del «Corpus» Al terminar la Eucaristía, Al Templo Expiatorio (Carmelitas) Recorrido: Templo Parroquial Nuestra Señora del Rayo; Avenida Sebastián de Aparicio; (de Luis M. Vega hasta la calle de Fray Pedro de Gante); Fray Pedro de Gante (de Avenida Sebastián de Aparicio hasta Avenida Constituyentes); Avenida Constituyentes; (de Avenida Sebastián de Aparicio hasta la calle Ocampo); calle Ocampo (de Avenida Constituyentes hasta la calle de Balvanera), calle de Balvanera (Hasta el templo Expiatorio) (si vives por estas calles adorna el frente de tu casa con diversos adornos de color blanco y rojo. Organízate para traer mantas alusivas al Santísimo)

Hora de Adoración Eucarística Mundial Simultáneamente Atendiendo a la iniciativa del Año de la Fe, el próximo domingo 2 de junio de 2013 en la Solemnidad del Corpus Christi a las 10:00 a.m., tiempo de México, tendremos en la Iglesia Catedral una Hora de Adoración Eucarística para unirnos espiritualmente y de manera simultánea a las intenciones del sucesor de Pedro, con ocasión de la Solemnidad del Corpus Christi en el Año de la Fe. En la página web www.annusfidei.va se publicarán las intenciones particulares de oración el nuevo Sumo Pontífice propondrá para la adoración eucarística mundial y la guía general para la celebración del próximo 2 de junio, por lo que, les pido estemos atentos a esas indicaciones. Este será un momento de profunda comunión con Cristo nuestro «único mediador entre Dios y los hombres» (1 Tm 2,5). Más informes: Circular N° 14 de Mons. Faustino Armendáriz Jiménez. Página 5 Página web del Año de la Fe.

Serán ordenados 5 nuevos sacerdotes para nuestra Diócesis Con gozo anunciamos que el próximo jueves 6 de junio a las 11:00 hrs. en el Seminario Conciliar de Nuestra Señora de Guadalupe, el Excmo. Sr. Obispo D. Faustino Armendáriz Jiménez ordenará sacerdotes a los Diáconos: Diác. Rafael López López, de la Parroquia del Sagrado Corazón, en Lagunillas. Diác. Jaime Daniel Almaraz Corona,, de la Parroquia de la Divina Providencia, en la Colonia Sauces. Diác. Efraín Issasi Cano, de la Parroquia de la Purísima Concepción, de Hércules. · Diác. Laureano López Saloma, de la Parroquia de la Purísima Concepción, de Hércules. ·Diác. Baruc Luciano Pérez, de la Parroquia de San Nicolás de Bari, en Santa Fe de la Laguna, Quiróga, Mich.


COMUNION

ACENTOS 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901

LA VOZ DE NUESTRO SEÑOR OBISPO † Faustino Armendáriz Jiménez. IX Obispo de Querétaro

Domingo de la Santísima Trinidad Jn. 16, 12 – 15

Creo en Dios P adre, Hijo Padre, y Espíritu Santo La catequista (a alguno el catequista) nos enseñó desde niños a santiguarnos, y recuerdo muy bien que un sacerdote explicando con mucha sencillez esta oración inicial a un grupo de pequeños, señalaba que al santiguarnos hacemos cuatro cruces y en la última confesamos la verdad de fe de la Santísima Trinidad: «En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo». De esta manera, ya desde entonces expresábamos este misterio de nuestra fe: un Dios que es Uno en naturaleza y trino en personas. El Misterio de la Santísima Trinidad es el mayor de todos los misterios de nuestra fe y el resumen de todos ellos. ¡Qué tan fácilmente lo expresamos y lo confesamos!, desde el jugador de futbol que ingresa al campo, o al iniciar dando gracias por los alimentos de cada día y hacemos la señal de la cruz, hasta el momento sublime de la celebración de la Santa Misa en que nos santiguamos y hacemos el hermosos saludo, «¡La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo, esté con ustedes!». Hoy es una oportunidad para ratificar nuestra fe en la Santísima Trinidad y profundizar en esta fe que profesamos, especialmente renovando nuestra valentía de no avergonzarnos y hacer la señal de la cruz tanto en privado como en público y en cualquier lugar. En el Antiguo Testamento fueron varios los títulos que se le dieron a Dios, sin embargo cuando Jesús inicia su predicación se refiere a Dios de otra manera más familiar y confiada de tal manera que se dirige a Él como Abba, es decir una tierna expresión que los niños utilizaban en casa para dirigirse a su papá de manera cariñosa. De esta manera, el Señor nos enseña que Dios es un Padre no porque él se parece a los nuestros, sino porque los nuestros, por más buenos que sean, se parecen remotamente a Él. Pero además, en las diversas manifestaciones del cielo que se llevaron a cabo en el ministerio de Jesús, desde el Bautismo hasta la Transfiguración, aprendemos que Dios es Hijo, por las palabras del Padre que nos señalan, «Este es mi Hijo muy amado, escúchenlo». Ante la partida de Jesús, la presencia divina seguirá entre nosotros, ya que Él nos promete que enviará al Espíritu Santo, es decir el amor y la fuerza de Dios, para seguir impulsando la barca de la Iglesia; para continuar realizando la tarea prioritaria que el Señor hereda a sus discípulos, la evangelización «haciendo discípulos». Les promete que verán las cosas con más claridad y les guiará a la verdad plena. Esa verdad encierra el comprender quien es Dios, en cuanto alcanza nuestro pequeño entendimiento. Es así como podemos decir que los nombres de Dios en el Nuevo Testamento son tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo, las tres personas que en su misterio esconden, y al mismo tiempo develan el maravilloso amor de Dios por la humanidad. Es verdad, que al expresarlo tenemos el peligro de quedarnos en los conceptos, pero tenemos que ir mucho más allá y poder compartir nuestra experiencia de Dios a los demás diciéndoles que «Él me ama y yo le amo». Una oración: Señor, aquí nos tienes como tus discípulos, esperando que te hagas nuestro dueño, que tomes las riendas de nuestra vida y que nos lleves, guiados solo por la luz de tu Espíritu. Otra oración: «Señor que escuchando la invitación de nuestro Papa Francisco, imitemos el celo apostólico de San Pablo, por ello te pedimos la gracia de molestar en aquellas cosas que están demasiado tranquilas en la Iglesia, como lo hizo, sin miedo, el apóstol de los paganos al anunciar la Buena Noticia. Amén». Página 2

12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12 12

SIGNOS VIT ALES VITALES P. Gabino Tepetate Hernández gabino_th@hotmail.com

Es tarea cristiana examinar la realidad Es tarea cristiana examinar la realidad, es decir, la situación en la que vive actualmente nuestra sociedad, para tratar de proponer mejor el mensaje de la fe y desde luego, no puede faltar lo primordial, el retomar las fuentes, las propias raíces cristianas, la pureza del Evangelio, la causa de Jesús, un legado fecundo para realizar la misión evangelizadora en nuestro contexto histórico que nos toca vivir.

Los cristianos debemos conocer y tomar conciencia de nuestra realidad, de nuestra situación actual, para participar y colaborar en su transformación y reconstrucción social, desde la dimensión social de nuestra fe.

El porvenir cristiano en una época posmoderna y en un cambio de época, es un desafío eclesial que no está más que en el Evangelio y en una Iglesia sencilla, samaritana, fraterna y solidaria, signo y servidora del Reino de Dios. El Espíritu eclesial tiene que ser el Espíritu de Cristo y todos como cristianos que tenemos el Espíritu de Cristo, estamos llamados a propagar en nuestro medio ambiente los frutos del Espíritu: «Amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí.» (Gal 5,22-23). El Papa Francisco nos pide que no seamos cristianos de salón, entiendo que, tenemos que ser cristianos más allá de las catedrales y de los templos, y esto implica vivir coherente y convincentemente la fe en todos los ambiente, favorables o adversos. Y también, los cristianos tenemos que dar señales, de que estamos verdaderamente interesados en este mundo, de ahí la importancia que debemos darle no sólo al «más allá», sino también al «más acá», el «aquí y ahora», es decir, tenemos que asumir nuestros compromisos terrenos, aunque sabemos que estos son transitorios y no definitivos, pero la novedad para este mundo, es que lo definitivo empezó ya en Jesu-

cristo, para que el mundo se vaya incorporando a ella, a la novedad de vida realizada en Jesucristo. El mensaje de Jesús, El Reinado de Dios, tiene que ver con el mundo y la sociedad, donde el hombre vive y se va desarrollando, donde se va haciendo y realizando. No es algo individualista y exclusivo, es personal y también social. La fe y la vida están consideradas a unirse y ponerse en práctica en nuestro ambiente sociocultural y no fuera de ella. Por lo tanto, Los cristianos debemos conocer y tomar conciencia de nuestra realidad, de nuestra situación actual, para participar y colaborar en su transformación y reconstrucción social, desde la dimensión social de nuestra fe. La realidad del que hacemos referencia y que hay que conocer no excluye a Dios, que es «la realidad fundante y por eso decisiva.» Y es desde esta profesión de fe como los cristianos podemos responder de una manera adecuada y realmente humano. (Cfr. Documento de Aparecida. Discurso Inaugural del Papa Benedicto XVI No. 3. Pag.13 y 14). Conocer y examinar la realidad es más que percibir y recabar informaciones. Conocer la realidad para nosotros los cristianos es una actitud, cuyo proceso o procedimiento implica contemplar con los ojos de la fe la vida cotidiana y actuar para la propagación del Reino de Dios que se siembra en la tierra y que fructifica plenamente en el cielo. Que Dios los bendiga.


Comunión Diócesis de Querétaro

Fiesta en la comunidad de La Lira, Parroquia del Santo Niño de Praga

http://diocesisqro.org/

Institución de Ministros Lectores y Diáconos en el Seminario Conciliar El jueves 16 de mayo en el Seminario Conciliar de Nuestra Señora de Guadalupe, el Pbro. José Luis Salinas Ledesma presentó a algunos seminaristas ante el Excmo. Sr. Obispo D. Faustino Armendáriz Jiménez para la recepción de Ministerios de Lectorado y Acolitado. El lectorado y el acolitado son ministerios se confieren para el servicio de la eucaristía y que estos seminaristas reciben en el proceso de su formación hacia el sacramento del orden. El de lector consiste en leer la Sagrada Escritura, meditarla y dar testimonio en su vida de aquello que lee y medita. El de acólito se desarrolla sirviendo a la mesa del altar y conlleva una actitud de servicio a Dios y a los hombres.

La comunidad de la Lira en la parroquia del Santo Niño de Praga dio la bienvenida el 15 de mayo a Mons. Javier Martínez Osornio, que en nombre de nuestro señor Obispo Don Faustino Armendáriz Jiménez visitó esta comunidad para la celebración de la fiesta patronal en honor de San Isidro Labrador. En la Santa Misa le acompañaron el señor cura Pbro. Gregorio Hernández Morales y el Pbro. Nazario García Herrera. Mons. Javier destacó en la homilía, tres aspectos: Primero que esta celebración es un encuentro personal con Jesucristo. Segundo que recordamos y encomendamos la comunidad y el buen temporal al santo patrono san Isidro que se santificó por medio del trabajo y de la oración, durante su vida sencilla. Tercero que los niños que hoy son confirmados reciben la fuerza del Espíritu Santo para dar testimonio de la fe, ser testigos ahora es su misión, y ser discípulos y misioneros es su deber.

Fueron instituidos Ministros Lectores: Castro Torres Ernesto, García Hernández Manuel, García Sánchez Víctor Rogelio, González Pérez Constantino, González Rincón Enrique, Licea Núñez Juan Pablo, Martínez Camacho Juan Carlos, Meléndez Hernández Edder, Nieves Ramírez Juan Pablo, Perrusquia Piña Issac, Portillo Cerón Luis Miguel, Quezada Cabrera Uriel Guadalupe (Diócesis de Teotihuacan), Ramírez Olvera Emmanuel, Rendón Arguello Daniel y Tamayo Hernández Benito Y Ministros Acólitos: Arreola Benavides Neftalí Omar, Ávila Benitez Francisco Javier, Bárcenas Reséndiz Sergio, Cruz López Alfonso (Diócesis de Tula), Gallardo Olvera Alfonso (Diócesis de Teotihuacán), Hernández Reséndiz Moisés, Olvera Pérez Ricardo, Pacheco Martínez Rubén, Ramírez Olvera Juan Carlos y Villanueva García José Luis. Sacerdotes formadores, papás y familiares de los seminaristas les acompañaron en este momento especial de su formación sacerdotal.

Recordó la importancia de la lectura de la Palabra de Dios, de alimentarse de la Eucaristía, y exhortó a los padres de familia y padrinos a ser buen ejemplo, a cuidar su salario y gastarlo en su familia evitando el mal gasto y los vicios. Agradeció los tantos detalles muestra del amor que tienen a Dios y a la Iglesia, como el hermoso tapete de aserrín y las bellas flores que adornaron el lugar de la celebración. Les hizo presente el saludo del señor obispo y les encomendó al cuidado de san Isidro y de su santa esposa María de la Cabeza.

Fiesta de Nuestra Señora de Fátima en la Parroquia de San José (Iturbide) En la festividad de Nuestra Señora de Fátima, el 13 de mayo, la comunidad de Pueblo Nuevo en San José Iturbide, invitó a nuestro señor Obispo Don Faustino Armendáriz Jiménez, para que visitara el templo nuevo de su comunidad, y se encontrara con los fieles del sector cinco de la parroquia de San José. En su representación por motivos de salud acudió el vicario general de la Diócesis Pbro. Martín Lara Becerril, quien presidió la Santa Misa en compañía del señor cura Pbro. Mario Sánchez García. En la homilía el señor vicario general, rescató cinco rasgos de los niños pastorcitos de Fátima, como son la sencillez, la oración, el sacrificio, el

llamado a la santidad y el rezo del santo Rosario. Invitó a la comunidad de Pueblo Nuevo y a las otras comunidades del sector cinco: La Canela, San Antonio, Loma de Viborillas, Adjuntas, Los Vega de Abajo, Los Vega de Arriba, La Palmita de la Luz, Atonguito, La Escondida y La soledad a que imiten a los cinco niños de Fátima, y sigan los mismos rasgos, porque tienen a la Santísima Virgen como modelo y protectora. El señor cura agradeció la visita del señor vicario general y le manifestó el deseo de la pronta recuperación del señor obispo y le envió un saludo de parte de todas las animosas comunidades en la misión permanente del sector cinco. Página 3


C OMUNIO N

¡Adorado sea el Santísimo Sacramento! ¡Ave María Purísima! Adoración Nocturna Mexicana H. Consejo Superior Diocesano Templo Expiatorio Carmelitas Solemnidad del Corpus Christi Jueves 30 de mayo de 2013 Año de la fe Año de la pastoral social «Al Dios bueno y grande, damos gracias» -150 Aniversario de la Diócesis5:00 p.m. Eucaristía. Concelebración, en el Templo Parroquial Nuestra Señora del Rosario del Rayo, Col. El Cimatario. Preside el Sr. Obispo Faustino Armendáriz Jiménez. Después de la Eucaristía procesión con su Divina Majestad hacia el Templo Expiatorio. OBJETIVO: Profesar públicamente nuestra fe, dándole culto eucarístico a Jesús Sacramentado, presente en la Eucaristía en esta fiesta universal del Corpus Christi, para encontrar el entusiasmo de comunicar la fe misionando. LEMA: La fe sin la caridad no da fruto.

Templo Expiatorio 4

REFLEXIONES y BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO SACRAMENTO 1er. ALTAR: Jardín en Calle Fray Pedro de Gante y Fray Sebastián de Aparicio REFLEXIÓN: La Eucaristía y su proyección social. Pbro. Lic. Mauricio Ruiz Reséndiz. BENDICIÓN: Pbro. Fray Agustín Mendoza Negrete. P. Carmelita. 2°. ALTAR: Colegio Salesiano (Estacionamiento), Melchor Ocampo. REFLEXION: La Eucaristía y la Familia. Pbro. Jaime Gutiérrez Jiménez y una Familia. BENDICIÓN: Pbro. Marco Antonio Becerra Cortés P. Salesiano.

3 2

3er. ALTAR: Templo del Espíritu Santo, Arteaga y Melchor acampo. REFLEXIÓN: Eucaristía y vida (Por nacer). Pbro. Dr. Javier Coellar Ríos. BENDICIÓN: Pbro. Lic. Vicario General Martín Lara Becerril. 4° ALTAR: Santa Iglesia Catedral, Melchor Ocampo y Madero REFLEXIÓN: Redescubrir la alegría de crecer en María, mujer Eucarística, modelo del discípulo misionero. Director Espiritual de Schoenstatt Pbro. Lic. Guillermo Múzquiz Narváez BENDICIÓN: Pbro. Lic. J. Guadalupe Martínez Osornio. Director Espiritual Diocesano José Hernández Pérez Sacerdote Presidente Diocesano Samuel Vega Servín Laico Página 4

1

Eucaristía


Comunión Diócesis de Querétaro

Prot. N° 27 /2013 Circular N° 14 /2013

Asunto: Hora de Adoración Eucarística y Procesión del Corpus A los hermanos Presbíteros, a los miembros de la Vida Consagrada, y a todos los fieles de la Diócesis de Querétaro: La Carta Apostólica Porta Fidei expresa los motivos del Santo Padre Benedicto XVI para proponer el Año de la Fe como un tiempo oportuno para «intensificar la celebración de la fe en la liturgia y de modo particular en la Eucaristía, que es la cumbre a la que tiende la acción de gracias de la Iglesia y también la fuente de donde mana toda su fuerza» (Porta Fidei, n. 9). Atendiendo a la inicitiava del Año de la Fe, el próximo 2 de junio de 2013 en la Solemnidad del Corpus Christi a las 10:00 a.m., tiempo de México, tendremos en la Iglesia Catedral una Hora de Adoración Eucarística para unirnos espiritualmente y de manera simultánea a las intenciones del sucesor de Pedro, con ocasión de la fiesta del Corpus Christi en el año de la fe. Al mismo tiempo deseo animar la participación de los sacerdotes, miembros de la vida consagrada y fieles laicos de la Ciudad Episcopal en esta hora de adoración en la Iglesia Catedral, de igual modo y en la medida de lo posible extender esta misma iniciativa a todas las parroquias de la Diócesis.

Fiesta en la comunidad de La Loma de la Parroquia de San Pedro Ahuacatlán La comunidad de La Loma de la parroquia de San Pedro en Ahuacatlán, celebró el 15 de mayo la fe, en su fiesta patronal pidiendo a San Isidro Labrador poder imitarle en su vida sencilla, de intensa oración y de trabajo duro en el campo. Monseñor Javier Martínez Osornio en representación de nuestro señor Obispo Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro visitó esta comunidad que construye el templo espiritual como el material, le recibió y acompaño el señor cura Pbro. Andrés Hurtado Reina. Mons. Martínez dirigiéndose a los niños que recibieron la Eucaristía por primera vez, les recomendó hacerse amigos de Jesús, comulgar todas las veces que les sea posible, especialmente el Domingo. A los padrinos, que acompañen a los niños, para que acompañen a los niños y que el buen propósito que tienen en su corazón dé frutos abundantes. A los padres de familia les recordó su compromiso como primeros responsables de la fe en la familia. A los catequistas, les agradeció su colaboración con el señor cura y su testimonio de caridad. A los que fueron alguna vez catequistas, para que retomen el gusto de enseñar la fe que viven. Y a todos les invitó a encontrarse con Jesucristo en su Palabra, en la lectura de la Biblia y de la Eucaristía. Ya para terminar la Celebración Eucarística recordó que en la Santa Misa de la fiesta patronal de la comunidad se puede obtener la gracia de la indulgencia plenaria e invitó a los que comulgaron a orar por las intenciones del Papa Francisco, y poner en manos de Dios las necesidades personales y de la comunidad.

En la página web www.annusfidei.va se publicarán las intenciones particulares de oración el nuevo Sumo Pontífice propondrá para la adoración eucarística mundial y la guía general para la celebración del próximo 2 de junio, por lo que, les pido estemos atentos a esas indicaciones. Este será un momento de profunda comunión con Cristo nuestro «único mediador entre Dios y los hombres» (1 Tm 2,5). Además les recuerdo que el jueves 30 de mayo del 2013 en nuestra Diócesis celebraremos la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo con la acostumbrada procesión de Corpus por las calles de la ciudad, a la que deseo animarles a participar pues nos da oportunidad de manifestar públicamente nuestra fe. Este año se realizará en el decanato de Santa Ana, iniciaremos a las 5:00 p.m., con la Celebración Eucarística que presidiré en el templo parroquial de Nuestra Señora del Rosario del Rayo, después de la Eucaristía tendrá lugar la Solemne Procesión del Corpus. El programa para la procesión será publicado oportunamente por la Dimensión de Congresos Eucarísticos que coordina el padre José Hernández Pérez. Con nuestros ojos fijos en el Señor Jesús, «quien inició y completa nuestra fe» (Hb 12,2). Continuemos la celebración del Gran Jubileo Diocesano y la animación de la pastoral social. En la Sede Episcopal de Santiago de Querétaro, a los 16 días del mes de mayo del 2013. Fraternalmente en Cristo y María. † Faustino Armendáriz Jiménez Obispo de Querétaro Pbro. Dr. Jorge Hernández Nieto Canciller

Primer Encuentro Diocesano de Equipos Parroquiales de Pastoral Social Objetivo: Presentar el Plan de Trabajo por Dimensión y dar material a los Equipos Parroquiales de Pastoral Social (EPPS), para que estos al día siguiente ya puedan empezar a implementar las acciones y alcanzar las metas fijadas por dimensión. Todos los agentes de la Pastoral Social están invitados a participar en este encuentro. 26 de Mayo del 2013. Auditorio Juan Pablo II del Instituto La Paz. A partir de las 8:30 a.m. Página 5


Círculo Bíblico

Comunión Diócesis de Querétaro

Pbro. José Luis Salinas Ledesma

Santísima T rinidad - Ciclo C Trinidad La promesa del Espíritu: Jesús lo enviará en el nombre del Padre Juan 16,12-15 Oración inicial: Oh Dios, que al enviar a tu hijo Jesús, nos has revelado la intención más clara de tu amor en el querer salvar al hombre. Pasa siempre junto a nosotros revelándonos tus atributos de compasión, misericordia, clemencia y lealtad. Espíritu de amor ayúdanos a progresar en el conocimiento del Hijo para llegar a la posesión de la vida.

del Padre a Jesús ha sido su gloria (v.1.14), más específicamente, el amor leal, el Espíritu (Jn 1,3; 17,10). Esta comunicación, no ha de entenderse como estática, sino dinámica, quiere decir continua y recíproca. En este sentido el Padre y Jesús son uno. Tal comunicación recíproca y constante compenetra la actividad de Jesús, el cual puede realizar las obras del Padre, su diseño sobre la creación. Para ser capaces de entender, de interpretar la historia, los creyentes son llamados a estar en sintonía con Jesús, aceptando en su existencia la realidad de su amor y concretizándolo a favor del hombre. Tal es el diseño del Padre: el amor de Jesús por sus discípulos va investido de la realización del hombre. El diseño del Padre que se ha realizado en la vida de Jesús, debe realizarse en la comunidad de los creyentes y guiar el empeño de los creyentes por promover la vida de los hombres.

Haz que meditando tu Palabra en esta fiesta podamos descubrir con más conocimiento, que tu misterio, oh Dios, es un canto de amor compartido. Tú eres nuestro Dios y no un Dios solitario. Eres Padre fuente fecunda. Eres Hijo, Palabra hecha carne, amor vecino y fraterno. Eres Espíritu Santo, amor hecho abrazo. Lectura del Evangelio: 12 Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. 13 Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os explicará lo que ha de venir. 14 Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo explicará a vosotros. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío y os lo explicará a vosotros. Momentos de silencio orante: Digamos con San Agustín: « Concédeme tiempo para meditar sobre los secretos de tu ley, no cierres la puerta a quien llama. Oh Señor, realiza tu obra en mí y revélame estas páginas. Haz que yo encuentre gracia delante de ti y se me abran, cuando llamo, los íntimos secretos de tu Palabra». Para meditar: - La voz del Espíritu es la voz de Jesús mismo. Precedentemente en Jn 15,15, Jesús había comunicado a sus discípulos lo que había oído del Padre. Este mensaje no sería y no podía ser comprendido por sus discípulos en toda su fuerza. El motivo es, que los discípulos ignoran por el momento el significado de la muerte en cruz de Jesús y la substitución del viejo modo de ser salvado. Con su muerte se abre una nueva y definitiva intervención salvífica en la vida de la humanidad. Los discípulos comprenderán las palabras y los gestos de Jesús después de su resurrección (Jn 2,22) o después de su muerte (Jn 12,16). En la enseñanza de Jesús hay tantas realidades y tantos mensajes que podrán ser comprendidos a poco que la experiencia ponga a la comunidad delante de nuevos acontecimientos o circunstancias; es en la vida diaria, comprendida a la luz de la resurrección, cuando se podrá comprender el significado de su muerte –exaltación. Será el Espíritu Santo, el profeta de Jesús. El que comunicará a los discípulos lo que haya oído de Él. En la misión que la comunidad de Jesús realizará, el Espíritu Santo le comunica la verdad, en el sentido de explicar y ayudar a aplicar lo que Jesús es y lo que significa como manifestación del amor del Padre. Con sus mensajes proféticos la comunidad de los discípulos no transmite una nueva doctrina, sino propone con continuidad la realidad de la persona de Jesús, contenido de su testimonio y orientación de su misión en el mundo. La voz del Espíritu Santo, que la comunidad percibirá, es la voz del mismo Jesús. Tras las huellas de los profetas veterotestamentarios, que interpretaban la historia a la luz de la alianza, el Espíritu Santo se muestra determinante para hacer conocer a Jesús ofreciendo a la comunidad de los creyentes la clave para comprender la historia como una confrontación continua entre lo que el «mundo» representa y el proyecto de Página 6

Dios. El punto de partida para leer la propia presencia en el mundo es la muerte–exaltación de Jesús y creciendo siempre más en su comprensión, los cristianos podrán descubrir en los acontecimientos diarios «el pecado del mundo» y sus deletéreos efectos. Es determinante el papel del Espíritu Santo como intérprete del misterio de la vida de Jesús en la vida de los discípulos: es su guía en el emprender el justo cometido a favor del hombre. Para obtener éxito en su actividad a favor del hombre deben por un lado escuchar las problemáticas de la vida y de la historia y por otra parte estar atentos a la voz del Espíritu Santo, única fuente atendible para dar con el verdadero sentido de los sucesos históricos en el mundo. - La voz del Espíritu Santo: el verdadero intérprete de la historia Después Jesús explica las modalidades con las que el Espíritu Santo interpreta la vida y la historia humana. Ante todo manifestando su «gloria», lo que quiere decir que «tomará de lo suyo». Más específicamente «de lo mío» quiere decir que el Espíritu Santo toma de Jesús el mensaje, toda cosa pronunciada por Él. Manifestar la gloria quiere decir manifestar el amor que Él ha demostrado en su muerte. Estas palabras de Jesús son muy importantes porque evitan el reducir el papel del Espíritu Santo a una iluminación. Lo suyo es una comunicación del amor de Jesús que los pone en sintonía con su mensaje, pero también con el sentido profundo de su vida: el amor demostrado donando la propia vida sobre la cruz. En esto consiste el papel del Espíritu Santo, Espíritu de verdad. El escuchar el mensaje y su penetración, el estar en sintonía con el amor, son dos aspectos del papel del Espíritu Santo que permiten a la comunidad de los creyentes interpretar la historia. Todavía mejor, las palabras de Jesús intentan comunicar que sólo a través de la comunicación del amor por parte del Espíritu Santo es posible conocer qué es el hombre, entender la meta de su vida, y realizar un mundo nuevo. El modelo es siempre el amor de Jesús. - Jesús, el Padre, el Espíritu Santo y la comunidad de creyentes (v.15) Cuando Jesús dice que «todo lo que posee el Padre es mío» ¿ qué cosa quiere decir? Ante todo que esto que Jesús posee es en común con el Padre. El primer don

¿Quién es el ejecutor del diseño del Padre en la vida de Jesús? Es el Espíritu Santo, que uniendo Jesús al Padre, realiza y lleva a cumplimiento el proyecto del Padre y hace a la comunidad de los creyentes partícipes de esta actividad dinámica de Jesús: « tomará de lo mío», la comunidad, gracias a la acción del Espíritu de la verdad, lo oye en su mensaje, lo concretiza como amor para comunicarlo. El Espíritu Santo comunica a los discípulos de Jesús toda la verdad y riqueza de Jesús; el lugar en el que habita es Jesús; «viene» a la comunidad; acogido, hace a la comunidad partícipe del amor de Jesús. Algunas preguntas: - Un gran peligro amenaza, hoy, a las comunidades cristianas. ¿Estamos cayendo en la tentación de dividir a Jesús, siguiendo o a un Jesús hombre que con su obrar ha cambiado la historia, o un Jesús glorioso separado de su existencia terrena y por tanto de la nuestra? - ¿Somos conscientes de que Jesús no es sólo un ejemplo del pasado, sino que es sobre todo el salvador presente? ¿Qué Jesús no es sólo objeto de contemplación y gozo, sino el Mesías a quien seguir y con cuya obra es necesario colaborar? - Dios no es una abstracción, sino el Padre que se hace visible en Jesús. ¿Te empeñas en «verlo» y reconocerlo en la humanidad de Jesús? - ¿Estás atento al Espíritu de la Verdad que te comunica toda la verdad total de Jesús? Oración final ¡Espíritu de la verdad! Tú nos haces hijos e hijas de Dios, de modo que podamos acercarnos al Padre. ¡Oh Padre! nos dirigimos a ti con un corazón sólo y una sóla alma y te pedimos: ¡Oh Padre, envía tu Santo Espíritu ! ¡Envía tu Espíritu sobre la Iglesia! Que cada cristiano crezca, en sintonía con el amor de Cristo, en el amor por Dios y por sus hermanos. ¡Oh Padre! renueva nuestra fe en el Reino que Jesús ha venido a proclamar y a encarnar sobre la tierra. No permitas que nos dejemos dominar por la desilusi��n y vencer por el cansancio. Que nuestras comunidades sean la levadura que haga crecer en la sociedad la justicia y la paz.


COMUNION

HACIA LOS 150 AÑOS DE NUESTRA DIÓCESIS 7 DE FEBRERO 1864 - 2014

El Concilio Vaticano II (1962-1967)

Coronación de la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano El señor Obispo Don Alfonso Toriz Cobián tenía gran predilección por la Santísima Virgen. Trabajó incansablemente para que fuera reconocida como Madre de la Iglesia; con motivo del Año Mariano (1987 – 1988), dirigió quince circulares a los católicos de la Diócesis. Amaba la peregrinación queretana anual al Tepeyac, en 1958 recién llegado a Querétaro, caminó varios kilómetros al frente de la columna peregrina de hombres. Durante los días de la Peregrinación de cada año, era muy familiar para todos los romeros guadalupanos, la figura humilde y servicial de su pastor Don Alfonso. Por la tarde de los días de la peregrinación acudía a los lugares del término de la jornada para oír en confesión a los romeros y brindarles la absolución sacramental. En varios lugares presidía las celebraciones Eucarísticas y gustaba de visitar y alentar a los sacerdotes peregrinos. Por muchos años tuvo la práctica del diálogo con los peregrinos. En el último año en el que pudo moverse, le fue difícil desde el inicio de la Peregrinación, el asistir a la Noria y demás lugares en donde acostumbraba hacer acto de presencia y con sorpresa de todos los sacerdotes peregrinos fue a dos o tres sitios a pesar de su palpable malestar. Alguien oyó decir esta frase: «He venido siquiera a asomarme, porque amo mucho a mi peregrinación». Con su autorización se formó el Estatuto y el Reglamento de la Peregrinación. En 1958 elevó a la categoría de Santuario el Templo de la Congregación de Nuestra Señora de Guadalupe. Sobre la imagen de Nuestra Señora de los Dolores La imagen de Nuestra Señora de los Dolores se encuentra en la Parroquia de San Francisco de Asís, Colón Querétaro, en este lugar se venera desde hace tres siglos a la Virgen de los Dolores extendiéndose su veneración a todo el centro de la Republica Mexicana, zona del semi-desierto. Es impresionante ver la obra realizada, el celo y la abnegación, de los primeros misioneros que evangelizaron aquellos lugares de nuestra amada Sierra Gorda queretana, hombres que forjaron nuestra idiosincrasia, y dieron a nuestro pueblo una fisonomía inconfundible. Arriesgaron su vida y llegaban hasta los más apartados e inhóspitos lugares. Tenían manifestaciones profundas de fe; una de la manifestaciones era traer alguna Imagen de la Virgen María, dejándolas a su paso en los pueblos donde misionaban. Predicaban la nueva fe, teniendo a su lado la imagen amorosa y maternal de nuestra Señora, que veneraban y propagaban por todas partes se devoción. A fines del siglo XVII, en 1682, los PP. Franciscanos comenzaron a trabajar en un pequeño pueblo llamado «Maconí», antiguamente se llamaba San Buenaventura de Maconí. Por haberse fundado bajo la protección del Doctor Seráfico San Buenaventura. Teniendo en este lugar, el centro de sus correrías apostólicas y cabecera de misiones. No se sabe por qué causa se vieron precisados más tarde a abandonar esa y otras misiones fundadas. Pronto iniciará una nueva época de la evangelización de México. Se consolidan loas arduos trabajos de evangelización y penetración espiritual, el 14 de mayo de 1886, Fray Felipe Galindo Galindo, recibió la encomienda de hacerse cargo de las misiones de la Sierra Gorda, tomó posesión de ellas en diciembre de 1687, y el 18 de mayo de 1688, se autorizó a los religiosos de la Provincia de México a trabajar y colaborar en las misiones, llegaron a éstos lugares de la Sierra

Queretana los a evangelizar, fundan misiones, se hacen cargo de las misiones que en otro tiempo estuvieron a cargo de los PP. Franciscanos; entre ellas administran la Misión de Maconí. Esto hace suponer que fueron los religiosos dominicos, quienes trajeron y colocaron en la Capilla de la Misión de Maconí, la hermosa y milagrosa Imagen de Nuestra Señora de los Dolores y que posiblemente el Padre Fray Felipe Galindo, siendo fundador de esta misión, a él debemos atribuir el haber llevado de su Convento de México la devota Imagen, hacía el años de 1690 y que le da a esa misión el nombre de «Misión de Nuestra Señora de los Dolores» . El P. Galindo fue promovido para Obispo de la Nueva Galicia (hoy Guadalajara) en 1695. Fr. Santiago Rodríguez, O.P. en un pequeño libro titulado «Datos para una breve historia de la milagrosa Imagen de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano», afirma: «La Orden de Santo Domingo, Orden de Predicadores, ha prestado a la Diócesis de Querétaro algunos pequeños servicios. Tenemos la ficha de más de 300 sacerdotes dominicos que trabajaron apostólicamente en lo que hoy es la Diócesis queretana, de 1687 a 1860, desde los dos conventos llamados de Santo Domingo de las ciudades de Santiago de Querétaro y San Juan del Río, y las 9 misiones dominicanas de la Sierra. Hoy queremos tratar tan sólo de:

¿T uvieron los dominicos algo qué ver con la venerada imagen de ¿Tuvieron Nuestra Señora de los Dolores de Soriano? Para mí no me cabe la menor duda de que la imagen de Nuestra Señora de los Dolores se encuentra en Soriano por obra y trabajos de Fr. Luis de Guzmán, fraile dominico que vivió en la sierra queretana algo más de veinte años, entre los últimos del XVII y los primeros del siguiente. Es una de las glorias queretanas desconocidas. De la misma manera que el nombre de Soriano lo impuso a ese lugar del estado de la Diócesis de Querétaro el mismo fraile, antes de llevar a dicha misión la bendita imagen de Nuestra Señora. ¿Cómo llego a Soriano, Querétaro, la imagencita de Nuestra Señora de los Dolores? Repito: A mi no me cabe duda de que fue Fr. Luis de Guzmán, fundador de la Misión, y más tarde Vicario Provincial de las Misiones Dominicanas de la Sierra y de los conventos queretanos. Al inicio de estas misiones dominicanas la pequeña y bella imagen presidió la Misión de Nuestra Señora de los Dolores en Zimapán, hoy estado de Hidalgo (1687-1705). Cerrada esta misión los frailes dominicos la llevaron a Maconí (1705-1714) . Cfr. RUIZ Martínez, Jorge. «Apuntes históricos de la Venerada Imagen de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano» Monografías Históricas de la Diócesis de Querétaro. Colección primer centenario 1863-1963. Editorial Jus. México abril de 1967. Pág. 19-30 RODRÍGUEZ López, «Datos para una breve historia de la milagrosa Imagen de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano», Noviembre de 2011 Página 7


COMUNION

NUESTRO CAMINAR 123 Cápsula de Pastoral Social El estilo de vida del agente de Pastoral Social (3) 6. Sentido de pertenencia: Contrario a la tendencia de ser héroes solitarios, se debe estimular el sentido de pertenencia a una comunidad de hermanos: «Miren cómo se aman». El testimonio de la vida fraterna es primordial en la construcción del Reino. En la comunidad se cultiva la solidaridad fraterna, la capacidad de compartir, de escuchar, de dar respuestas a las necesidades de los demás. No buscamos sobresalir personalmente, más bien estamos dispuestos a sacrificarnos por el bien de la comunidad. Somos organizados y disciplinados en lo que hacemos. La vida de la comunidad cristiana ha de ser luz y fermento de un mundo nuevo. La celebración de la eucaristía en comunidad es fuente inagotable de nuestra espiritualidad: intensidad de la relación con Dios y de solidaridad con los hermanos. La eucaristía recuerda el servicio hasta el extremo, de entregar su propia vida. Ella es también realización anticipada, signo del banquete del Reino. 7. Libertad desinteresada: Es necesario tener claridad en lo que queremos. Hemos de ser lúcidos, no ingenuos, en nuestro análisis de la realidad. No nos dejemos confundir. Es necesario desarrollar una conciencia crítica frente a una sociedad consumista que impone un pensamiento uniforme. El norte de nuestro actuar ha de ser la búsqueda del reino de Dios, esto nos hace libres de la codicia, de la prepotencia y del miedo. Toda libertad implica responsabilidad. Cultivamos la libertad para servir y para cumplir la voluntad de Dios: «Busquen primero el Reino de Dios y su justicia y las demás cosas vendrán por añadidura.» (Mt 6,33). Nunca nos conformamos con lo que hemos logrado. Cada día de nuevo tenemos que hacer el esfuerzo para mejorar nuestra forma de actuar. Es importante saber reconocer nuestras faltas y asumir nuestra culpa cuando nos hemos equivocado. Seamos autocríticos. La crítica nos ayuda a crecer, y esta nunca debe hacerse para ofender al otro, sino para ayudarle a ser mejor. 8. Coherencia y transparencia: Debe haber coherencia en nuestra forma de vivir: ser lo que se es, vivir lo que se proclama, hablar lo que se cree. «Felices los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios.» (Mt 5,8). El testimonio de vida es clave en nuestro ministerio. «Digan sí cuando es sí, y no cuando es no, porque lo que se añade lo dicta el demonio.» (Mt 5,37). Dice Jesús: «Sean perfectos como lo es su Padre Dios». (Mt 6,48). Ser perfecto, en arameo «tamim», significa ser de una sóla pieza, orientado hacia una sóla meta, íntegro y transparente como el cristál. Nuestro estilo de vida ha de ser anuncio y presencia del Reino. La pastoral social no es un «gancho» o «anzuelo» para atraer a los incrédulos. Sin embargo, esta nos permite estar en contacto con otros comprometidos, que no son cristianos, y a los cuales podemos testificar los valores del Reino. De este manera podemos evangelizar a los apartados. Página 8

123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123 123

DE P ARROQUIA EN P ARROQUIA PARROQUIA PARROQUIA Pbro. Reynaldo Huerta Cerna hermanosacerdote@hotmail.com

Nuestra Señora de la Asunción

Peñamiller, Qro. (PRIMERA DE DOS PARTES) Llegué a Peñamiller en un caluroso día del mes de abril. Al entrar en sus viejas calles, se tiene la impresión de penetrar en otra época, ciertamente no muy remota, pero sí en el pasado secular de casi tres centurias. Dice la historia que aquí llegó, el 14 de diciembre de 1748, el teniente coronel de virreyes José Escandón de la Helguera para cumplir la orden de conquistar «a sangre y fuego» «el manchón de gentilidad» que para aquella época representaba «la Sierra Gorda», vergonzosamente, porque ya habían pasado más de doscientos años de la conquista de México, y todavía permanecía gentil y desafiante, el territorio perteneciente al mismísimo centro del reino, apenas a 30 leguas de la orgullosa corte virreinal. Este poblado, con mucha justicia, es considerado la verdadera «puerta de entrada a la Sierra Gorda», pues por aquí entró el mencionado militar del imperio hegemónico, que por aquella época había logrado consolidarse globalmente como potencia mundial. Baste recordar la frase del famoso Carlos V de Alemania y primero de España: «En mis dominios no se oculta el sol…» Con este espíritu avasallador, el mencionado José de Escandón, funda el pueblo de Peñamiller, el mismo día de su llegada a estas tierras, y le da ese nombre tan extraño para la nomenclatura de nuestra geografía, porque según su experiencia, existía en España, y particularmente en Asturias, un poblado con un picacho semejante, y un río también casi igual, al que refresca con su fluir, la candente y generosa tierra, sembrada de frondosos nogales. «Peñamiller» significa «Peña de Mier» o «Peña Mier», pues tal era el apellido del propietario del terreno, que conforma tan violenta orografía. Total, que Peñamiller sigue siendo, para el visitante, un lugar de retos y de armonía, en la tranquilidad de un maravilloso pueblo que trabaja y que trata de vivir y conservar, esa naturaleza que le es característica y que también le es esencial para la existencia. Haciendo memoria, recuerdo haber llegado aquí caminando desde la ciudad de Santiago Querétaro, un 28 de junio de 1995, y al otro día salí también caminando rumbo a Pinal de Amoles, pasando por Camargo. En aquel tiempo, era el párroco de Peñamiller, el recordado padre Ismael Rodríguez Fuertes, quien me recibió con su característico estilo de bondad y camaradería. Dios lo tenga en su santo Reino. Pues la historia se repite, y aunque esta vez no llegué caminando, la verdad es que, el actual señor Cura de Peñamiller, el padre Manuel Balderas Zúñiga, se deshizo en atenciones, para con este su paisano de Arroyo Seco. Porque hay que decirlo, tanto el párroco ya mencionado, como el vicario, el padre Víctor Balderas Jiménez, son originarios de aquella amadísima tierra, el primero de Purísima de Arista y el segundo del mero Arroyo Seco. El padre Manuel ya me esperaba e iniciamos la entrevista que tuvo como objetivo, en primer término, clarificar los límites parroquiales, formando el ya afamado «polígono del MADIODI». Luego estuvimos

revisando el acontecer pastoral de esta singular Parroquia del ecanato de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano. El padre Manuel me compartió el caminar misionero de esta parroquia, un caminar admirable por su precisión, al acatar milimétricamente, cada paso propuesto por el Plan Diocesano de Pastoral. Realmente es admirable constatar, en un escrito perfectamente encuadernado en forma de libro, la programación, el desarrollo de las acciones evangelizadoras y misionales, y todo lo que conlleva el cumplimiento exacto de lo que nos encomendó Nuestro Señor Jesucristo y que tan admirablemente, en los últimos dos años, nos ha encargado con gran esmero, el excelentísimo señor nuestro obispo don Faustino Armendáriz Jiménez. Recuerdo que hará casi los dos años, sin no me equivoco, en el retiro cuatrimestral de octubre, el padre Manuel nos compartió, en el auditorio del seminario conciliar diocesano, su experiencia parroquial, la cual juzgamos como modelo de pastoral. Año y medio después, el proceso evangelizador continúa desarrollándose, «paso por paso», logrando un paradigma pastoral admirable por sus resultados que saltan a la vista, convirtiendo a la parroquia de Peñamiller en una de las mejor organizadas de la diócesis, en el terreno pastoral. Y lo digo así para no herir susceptibilidades. Pero la verdad es que, en mi experiencia de «visitador parroquial», es la primera parroquia que veo tan bien organizada en la línea de la misión intensiva, tan celosamente ordenada por los señores obispos de la conferencia continental de Aparecida, Brasil. En una segunda parte de esta columna, trataré de exponer ese admirable proceso evangelizador. Por ahora, los invito a recorrer físicamente algunas de las instalaciones parroquiales. Entramos al templo pasando por la sacristía. Todo está perfectamente limpio y ordenado. El templo es antiguo, de esmerada arquitectura colonial tardía. De escasas dimensiones en cuanto al espacio, pero perfectamente bien aprovechado. La imagen de Nuestra Señora de la Asunción es preciosa. No se necesita ser un experto para saberlo, porque su excelsitud es evidente. En el espacio interno del templo hay 10 altares que exaltan las devociones principales de la comunidad. Éstas son algunas de ellas: El Sagrado Corazón de Jesús, el Señor de la Columna, Nuestra Señora de los Dolores, San José, Nuestra Señora del Carmen, La Virgen del Pueblito, Nuestra Señora de Guadalupe, La Divina Providencia, y por supuesto la Madre de Dios en su advocación de la Gloriosa Asunción. Luego salimos al atrio, muy conservado por cierto. Entramos enseguida a un espacio de usos múltiples; se trata de un auditorio techado, capilla abierta, y cancha deportiva. Un espacio pastoral exclusivo de la parroquia, logrado gracias a la paciencia y tesón del actual señor Cura párroco el padre Manuel Balderas. (CONTINUARÁ)


Comunión 26 de mayo de 2013