Issuu on Google+

Mensajero Año 5

No. 144

TLALNEPANTLA

Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla CUAUTITLÁN

ECATEPEC

TEOTIHUACÁN

Domingo 22 de diciembre de 2013 TEXCOCO

NEZAHUALCÓYOTL

Los vacíos de poder en México y el compromiso de los católicos

Donativo: $5.00 VALLE DE CHALCO

Se viste de gala con ordenaciones

Pág. 4

Anunciar a Cristo en la Era Digital Pág. 6

Seminario Mayor de Texcoco Pág. 12 Pág. 8

Voz del Pastor Navidad desde el corazón Pág. 2

Encaminados a la Evangelización Pág. 15


2

Voz del Pastor

Mensajero DIRECTORIO OBISPOS Excmo. Sr. D. Carlos Aguiar Retes Arzobispo de Tlalnepantla Excmo. Sr. D. Ricardo Guízar Díaz Arzobispo Emérito Tlalnepantla Excmo. Sr. D. Guillermo Or z Mondragón Obispo de Cuau tlán Excmo. Sr. D. Oscar Roberto Domínguez Cou olenc, M.G Obispo de Ecatepec Excmo. Sr. D. Onésimo Cepeda Silva Obispo Emérito de Ecatepec Excmo. Sr. D. Héctor Luis Morales Sánchez Obispo de Nezahualcóyotl Excmo. Sr. D. Guillermo Francisco Escobar Galicia Obispo de Teo huacán Excmo. Sr. D. Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo de Texcoco Excmo. Sr. D. Víctor René Rodríguez Gómez Obispo de Valle de Chalco Excmo. Sr. D. Francisco Ramírez Navarro Obispo Auxiliar de Tlalnepantla

Navidad desde el corazón La Navidad celebrada por costumbre o de forma superficial, se queda en los adornos propios de esta temporada o en “buenos deseos” que se expresan solo en esta época, pero que se ausentan el resto del año. El gozo que surge de la Navidad es permanente, ya que “nuestra alegría es Jesucristo, su amor fiel e inagotable”1. La Navidad es celebrar el nacimiento de Jesús nuestro Salvador como una fiesta de amor, ya que Dios se encarnó, tomando “nuestra condición humana menos en el pecado”;2 este es el acontecimiento más importante de todos los tiempos: el misterio de Dios oculto durante siglos, se revela plenamente en la historia de la humanidad, “Cristo, el Hijo de Dios hecho hombre, es la Palabra única, perfecta e insuperable del Padre”.3 El impacto de la Navidad debe dejar huella en el corazón del ser humano; en el pesebre de Belén se descubre entrega total, verdadera humildad, servicio generoso y solidaridad con los más pequeños, como lo indica San Pablo: “Ya conocen la generosidad de nuestro Señor Jesucristo que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza.” (2 Co 8,9) Muchas veces en el ambiente familiar, social, político, educativo, económico y religioso, permea el egoísmo, la violencia, la agresividad, el pesimismo, los excesos, conflictos y toda clase de maldad; el Concilio Vaticano II

señaló hace cincuenta años: “los desequilibrios que fatigan al mundo moderno están conectados con el desequilibrio fundamental que hunde sus raíces en el corazón humano”.4 El misterio de la Navidad deja en el corazón del hombre una enseñanza perenne de amor, humildad, oración y perdón, invita a no permanecer indiferentes ante nuestro prójimo, a “confortar a los que están cansados y agobiados” a “estar atentos a las necesidades de todos los hombres, participando en sus penas y angustias, en sus alegrías y esperanzas”.5 El amor nos asemeja a Dios, y en Él tienen plena realización todos los anhelos del ser humano, pero hay que dejar de lado las inclinaciones de un corazón encerrado en sí mismo para abrirlo a Dios y a los demás; el hombre solo es feliz plenamente en Cristo, como lo dice san Agustín: “Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti”.6 ¿Quién nos puede enseñar a vivir la Navidad desde el corazón? El evangelio que nos narra la infancia de Jesús, descubre que la Virgen María “guardaba todas estas cosas en su corazón”. (Cfr. Lc 2, 51) El corazón de una madre es ejemplo de un gran amor; al contemplar a su hijo, nunca se cansa, nunca desfallece ante las necesidades de su creatura, por ello aprendamos de ella a vivir esta Navidad, no como algo pasajero sino duradero.

† Óscar Roberto Domínguez Couttolenc M.G. Obispo de Ecatepec 1 Papa Francisco. Ángelus 15 Dic 2013 2 Plegaria Eucarística IV 3 Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica 65 4 GS 10 5 Cfr. Plegaria Eucarística para diversas circunstancias III y IV 6 Confesiones I, 1, 1

Excmo. Sr. D. Efraín Mendoza Cruz Obispo Auxiliar de Tlalnepantla DIRECTOR GENERAL Mons. Víctor René Rodríguez Gómez Presidente de la Comisión Provincial para la Pastoral de la Comunicación DIRECTORA EN TURNO Abril Villanueva SUBDIRECTOR Mons. Luis Mar nez Flores CORRECCIÓN Y ESTILO Maricruz Reyes Lugo DIAGRAMACIÓN Y DISEÑO Samuel Nájera COLABORADORES Equipo de la Pastoral de la Comunicación de la Provincia Eclesiás ca de Tlalnepantla PÁGINA INFANTIL Comisión Provincial para la Pastoral Profé ca Registro en trámite.

Mensajero Es una publicación catorcenal de la Provincia Eclesiás ca de Tlalnepantla. Se distribuye en la Arquidiócesis de Tlalnepantla, y en las Diócesis de Cuau tlán, Ecatepec, Texcoco, Teo huacán, Nezahualcóyotl y Valle de Chalco. periodicomensajero@gmail.com


Mensajero

3

Editorial

El papa Francisco es el personaje del año Cada año la revista “Times” elige al personaje del año; en esta ocasión le tocó la distinción al papa Francisco, quien el 19 de marzo de este 2013 inició su Pontificado de manera solemne. A menos de un año, el papa Francisco ha acaparado los medios de comunicación, pero lo que más impacta es que los mensajes que emite tienen gran resonancia tanto dentro como fuera de la Iglesia Católica. “El Papa de los pueblos”, como lo describe “Times" , el Pontífice no europeo después de 1200 años, es impulsor de grandes cambios en nuestra época. Es una voz de la conciencia a nivel mundial. En el cierre del “Año de la Fe", el Santo Padre entregó su exhortación

apostólica “Evangelii Gaudium”, y de ahí se han levantado voces, tomando partido a favor o en contra de lo que enseña. Hay frases que son muy contundentes: “No deben quedar dudas ni caben explicaciones que debiliten este mensaje tan claro. Hoy y siempre, los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio” (EG 48) “Así como el mandamiento de no matar pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir no a una economía de la exclusión y la inequidad. Esa economía mata. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa”. (EG 53) El papa Francisco expone una forma

distinta de la distribución de la riqueza en nuestro mundo globalizado, con un proyecto de distribución basado no solo en la economía, sino en el hombre mismo: No a la inequidad, no a la idolatría del dinero, no a un dinero que gobierna en lugar de servir, no a la inequidad que genera violencia… son puntos que aborda con contundencia. El locutor estadounidense Rush Limbaugh, el 2 de diciembre tachó el pensamiento del Papa de “Marxismo puro”, y siguiendo la nota, el pasado 15 de diciembre Andrea Tornielli de “La Stampa” en una entrevista con el Santo Padre, le cuestionó: ¿Es un Papa Marxista?, a lo que el Papa contestó: “No me siento ofendido”. Ya anteriormente en la Casa Santa Marta, el 20 de

septiembre, al hablar en su homilía de no servir a Dios y al dinero, dijo “no es comunismo, es evangelio”. No hay duda de que el papa Francisco es un gran personaje de nuestro tiempo, que rompe récords de audiencia, pero los católicos no debemos olvidar que es el “Vicario de Cristo”, como Obispo de Roma es la cabeza del colegio de los Obispos, y por ello el mensaje que nos transmite no solo es una nota periodística sino es la Voz del Pastor que está cumpliendo su función de anunciar el Evangelio en la Iglesia Universal. ¿Atenderemos su voz? Los católicos tenemos la respuesta.

Donde no hay justicia, El amor no muere no hay Eucaristía por causas naturales Por: Pbro. Antonio Muñiz, SAJ

Por: José María Castillo La alternativa cristiana, Sígueme, Salamanca Muchas veces tengo la impresión de que cuando los hombres de la iglesia hablamos de justicia en el mundo y defendemos a los oprimidos nos falta la libertad y la audacia que tuvieron los verdaderos profetas de Dios. Por eso, nuestras denuncias y nuestros sermones no pasan de ser palabrerías insignificantes para la mayor parte de la gente. Si digo esto, no es porque yo tenga la impresión de que cuando se habla en pro de la justicia, cuando se denuncia el mal y cuando se proclama la liberación, todo eso se haga con timidez. No. En los últimos años ha habido obispos y teólogos que han dicho cosas muy serias para defender a los oprimidos y a los marginados. Y también para exigir más justicia en la sociedad. Pero no se ha dicho lo más importante que había que decir. Lo verdaderamente decisivo que tenía que decir la iglesia. A saber, que donde no hay justicia, no hay culto a Dios. Es más, que donde no hay justicia, el intento de dar culto a

Dios se convierte en un insulto al Padre de todos los seres humanos. Yo me pregunto muchas veces: ¿se puede decir sinceramente que nuestra situación actual en la Iglesia es semejante a la de los judíos a los que tan duramente interpela Cristo o a la del pueblo al que acusan los profetas de Israel? ¿Se puede trasladar, sin más, aquellas acusaciones a nuestra Iglesia y a nuestro culto? Todos sabemos muy bien que nuestro culto sacramental tiene en sí mismo la garantía infalible de ser la actualización del sacrificio de Cristo. Como sabemos igualmente que este sacrificio tiene un valor infinito independientemente de la conducta humana. Por eso decimos que nuestros sacramentos son eficaces por sí mismos (ex opere operato), sea cual sea el comportamiento del que los administra y del que los recibe. Todo eso es verdad. Pero, con afirmar y reafirmar eso, no estamos nada más que a medio camino. Porque la verdad total implica necesariamente otros elementos de juicio, que con demasiada frecuencia, por desgracia, se nos escapan de la vista.

En estos días en que vemos a muchas parejas sufriendo por el amor de su vida que se ha marchado sin saber el motivo y las causas, pensando que el amor murió por causas naturales, quiero que sepan que: El amor NO muere por causas naturales... muere por negligencia y abandono, muere por ceguera e indiferencia y porque se lo da todo por sentado. Las omisiones en el amor son generalmente más graves que los errores cometidos. A todas las parejas quiero decirles que el amor muere de cansancio, porque no se le alimenta. No dejamos de amar así porque sí, del mismo modo en que no nos enamoramos porque sí. Cuando el amor muere, es porque uno o ambos amantes lo descuidaron, no lo avivaron ni renovaron. El amor nunca muere por causas naturales... Lo más triste es que

siempre cada quien termina echándole la culpa al otro. Como cualquier otro ser viviente, el amor requiere el esfuerzo mutuo de mantenerlo sano. El amor es como una flor bella, mientras vive, todos la quieren, pero una vez muerta nadie la desea. También pienso que muchas veces desechamos el tallo que dio vida a una hermosa flor, sin saber que ese tallo algún día podría dar otra flor más bella aún. Y me pregunto: ¿Cuántos de nosotros de verdad sabemos diferenciar lo que hay entre lo que es la necesidad de amar a una persona y amar a la misma persona por siempre? A todas las parejas las invito a que todos los días rieguen el amor que juntos han plantado y no lo descuiden, para que ese amor que hay en ustedes, siga siendo la más bella flor que adorne su jardín que es su hogar.


4

Caminar Diocesano

Akathistos a la madre de Dios en Ecatepec Por: CODIPACS Ecatepec San Cristóbal, Ecatepec, 7 de diciembre 2013. Al filo de las 20:00 horas, el obispo de Ecatepec Oscar Roberto Domínguez Couttolenc M.G., presidió en la Iglesia Catedral el Akathistos. Fue muy hermoso ver al Pueblo de Dios entonar ese maravilloso himno. Los miembros de los Institutos de Vida Consagrada de la Diócesis se dieron cita en esta ocasión, junto con el Seminario de Ecatepec y sacerdotes de la diócesis. Una agradable sorpresa fue la presencia del Obispo de Huejutla Mons. Salvador Rangel Mendoza OFM. El "Akathistos" es por excelencia el himno litúrgico de la Iglesia bizantina del siglo V. Esta palabra griega significa: “no sentados" porque la Iglesia exhorta a cantar o recitar "de pie", al escuchar el Evangelio y como un signo de homenaje reverente a la Madre de Dios. Consta de 24 secciones divididas en dos partes, de 12 cada una: una narración histórica, basada en las narraciones

del Evangelio; y la otra dogmática, donde se exponen los misterios de fe relacionados con la Virgen María. El Akathistos tiene en su riqueza, partes Cristológicas y Eclesiológicas, es una composición verdaderamente inspirada, que se refiere a la Virgen – Madre, en la historia de la salvación; desde la creación hasta los últimos tiempos, uniendo a María a Cristo y a la Iglesia como Madre de la Palabra y la Esposa Inmaculada del Esposo divino, se narran episodios de la Biblia que se enlazan con la fe profesada y celebrada por la Iglesia en los concilios de Nicea (325), Éfeso (431) y Calcedonia (451), de la que depende directamente. El coral “Cum Jubilo” de Jardines de Santa Clara, y el coro “Ars Coelestis” de la Parroquia de Guadalupe Victoria, engalanaron el evento. Al final, Mons. Oscar Roberto hablo de que este momento de alabanza María, debe hacerse una tradición en la Diócesis de Ecatepec.

Diplomados en Tanatología, Bioé ca y Logoterapia Inscríbete: Domingos 5 y 12 de enero 2014 de 10:00 a 13:00 hrs.  Bioé ca: Lunes de 10:00 a 13:00 hrs.  Logoterapia: Miércoles de 10:00 a 13:00 hrs.  Tanatología: Miércoles de 15:00 a 18:00 hrs. Duración: 120 horas cada Diplomado. Ins tuto Diocesano de Formación para Agentes Pastorales de la Salud. Informes a los Tels: 044 5538 898082 y 57367833 Capilla Jesús Señor de la Divina Misericordia. Av. Bordo de Xochiaca esquina Av. A. López Mateos. Cd. Nezahualcóyotl. Diócesis de Nezahualcóyotl.

Mensajero

Se viste de gala con ordenaciones San Juan Diego recibe a los nuevos sacerdotes Por: P. Gustavo Santana Patiño Diócesis de Cuautitlán El Santuario de la Siempre Virgen María de Guadalupe y casa de San Juan Diego, lugar de la quinta aparición Guadalupana, fue el escenario donde el obispo Don Guillermo Ortiz Mondragón confirió el don del sacerdocio ministerial a Inocencio González Pérez, en el orden de los diáconos, y a los diáconos Alfonso David Hernández Rojas y Edgar de la Luz Vázquez, en el orden de los presbíteros. La casa donde San Juan Diego vivía con su tío Juan Bernardino se llena de miles de personas que van siguiendo la ruta que aquel “indio bueno”, como lo nombraban sus paisanos, recorría cuando fue testigo de tan gran milagro, la aparición de Santa María de Guadalupe. Cientos de peregrinaciones se hacen presentes en este recinto para orar por los suyos. El día 9 de diciembre del pre-

sente año, en la fiesta de San Juan Diego, peregrinos de distintos lugares, nacionales y extranjeros, participaron en la celebración de las ordenaciones sacerdotales. El Obispo invitó a los nuevos sacerdotes a dejarse guiar por la ayuda maternal de la Virgen María y propuso como ejemplo a San Juan Diego, en su respuesta generosa a Dios constituido como el heraldo de la Siempre Virgen María, Madre del Verdadero Dios por quien se vive. Así mismo, se dirigió a las familias para motivarlas a orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas, pues es de las familias donde surgen personas que quieran consagrar su vida a Dios en el orden sacerdotal. Sin lugar a dudas, la diócesis de Cuautitlán se alegra por este gran regalo que corona la fiesta de San Juan Diego. Que mayor dicha que San Juan Diego, patrono e intercesor de la diócesis, recibiera a estos hermanos nuestros como nuevos integrantes en el sacerdocio ministerial.


Mensajero

5

Caminar Diocesano

La Diócesis de Valle de Chalco de Fiesta: Primer Aniversario de Mons. Víctor René Rodríguez Gómez como su Obispo Por: CODIPACS, Valle de Chalco En esta Diócesis de Valle de Chalco llevamos a cabo diversas actividades que conmemoran el primer año de la posesión canónica de Mons. Víctor René Rodríguez Gómez como nuestro Obispo. El martes 17 de diciembre a las 17:00 hrs., se llevó a cabo la entronización en Catedral de una imagen de San Juan Diego; donada por la diócesis hermana de Cuautitlán, encabezada por su Obispo Mons. Guillermo Ortiz Mondragón. El miércoles 18 en punto de las 09:00 hrs., se llevaron a cabo las ordenaciones sacerdotales y de diáconos, presidiendo el acto Mons. Christophe Pierre, nuncio apostólico de la Santa Sede en México; y más tarde, a las 17:00 hrs., fue la inauguración de la Escuela de la Fe "Fray Martín de Valencia", con la ben-

dición de Mons. Luis Artemio Flores Calzada, primer obispo de Valle de Chalco y actualmente Obispo de la Diócesis de Tepic. El jueves 19 de diciembre, a las 09:00 hrs, en la Villa de los Niños, se realizó la 5a Asamblea Diocesana con la proclamación del Plan Diocesano de Pastoral y la presencia de Mons. Christophe Pierre, así como del arzobispo metropolitano, Mons. Carlos Aguiar Retes y obispos de la provincia Eclesiástica de Tlalnepantla; en un marco con cerca de mil 500 invitados, entre autoridades civiles, fieles laicos, sacerdotes, religiosos y religiosas de esta diócesis. Este momento es histórico, ya que marca una etapa de renovación para esta diócesis, en donde todos estamos convocados a construir la Iglesia que hemos soñado; un paso que debemos

dar todos unidos para mostrar: “Una Iglesia con rostro humano, que sea la

más segura, la más digna y la más bella del mundo”.

Queridos Jóvenes, sean siempre misioneros del Evangelio, cada día y en todo lugar

Por: Sem. Armando Roa Núñez El pasado sábado 23 de noviembre en la

Parroquia de San Bartolomé, fuimos congregados los jóvenes de la Zona Pastoral II para tener nuestro retiro con

motivo del Adviento. Los jóvenes, pusimos no solo nuestro tiempo, sino también nuestro ánimo y disposición para participar de este retiro que Dios nos permite vivir. El retiro inició con la presentación del Pbro. Salvador Martínez, encargado de la Pastoral Juvenil de nuestra Arquidiócesis de Tlalnepantla; él nos dio la bienvenida y nos invitó a poner atención al tema que el Pbro. Miguel Gutiérrez, nos compartiría. En ese ambiente de alegría escuchamos al Pbro. Miguel quien nos explicó el significado del Adviento y nos animó, con su entrega y testimonio de vida y ministerio, a comprometernos en este tiempo tan importante en nuestras familias, actividades, en nuestro diario vivir y, sobre todo, que siendo conscientes de este compromiso y de la importancia que tiene el Adviento para nuestra vidas, compartiéramos con los que dentro de nuestro entorno viven estos temas. Después continuó en estas charlas la hermana Gaby, religiosa de las Hermanas Misioneras Catequistas de los

Pobres, compartiendo con nosotros el tema de Los Personajes del Adviento, un tema muy divertido y muy catequizador; después llegó el momento de trabajar en equipo. Se acercaba la última parte de nuestro retiro y fue de lo más padre porque nos dispusimos para recibir a quien fuimos a buscar y quien nos convocó a vivir este retiro de Adviento; monseñor Alejandro Tinoco, vicario episcopal de la Zona II, nos expuso el Santísimo y nos compartió una reflexión sobre la importancia del Adviento en nuestra vida. Concluyó con la bendición y nos invitó a continuar trabajando en la pastoral juvenil en nuestra zona ya que los jóvenes somos quienes jugamos un papel muy importante en nuestra Iglesia. Nos animó con las palabras del papa Francisco quien dijo: “La Iglesia es misionera. Cristo nos envía a llevar la alegría del Evangelio a todo el mundo… Queridos Jóvenes, sean siempre misioneros del Evangelio, cada día y en todo lugar”.

 Descanse en paz el padre Manuel Ángel García Pérez (1932-2013) El día 28 de noviembre de este año, falleció el padre Manuel Ángel, vicario parroquial en San Mar n Obispo, en Pirámides, perteneciente a la Diócesis de Teo huacán. Originario de Chiautla de Tapia, Puebla, ordenado sacerdote el 25 de octubre de 1965 en México, D.F., formó parte de la comunidad de los Jesuitas, Realizó estudios de especialidad en catequesis en Colombia, Fundador del SEDEC Texcoco, junto con el Sr. Obispo Magín C. Torreblanca y los padres Miguel Ángel Cardiel y Felipe Torres atendía el catecismo de San Francisco Javier. Fue Párroco en San ago Cuautlalpan y San Mateo Ixtlahuaca. Fue vicario parroquial en Ecce Homo en San Mar n de las Pirámides durante 13 años. Descanse en paz.


6

Iglesia Universal / Iglesia México

Mensajero

Nombramientos y actividades de nuestros Obispos Por: CODIPACS ECATEPEC Este lunes 16 de diciembre, el Santo Padre ha nombrado miembro de la Congregación para los Obispos, al Emmo. cardenal José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). El 13 de diciembre, el papa Francisco nombró nuevo Obispo de Campeche a S.E. José Francisco González, hasta ahora auxiliar de Guadalajara. Por encargo de la CEM, es responsable de la Dimensión de Pastoral Vocacional y últimamente, en noviembre de 2013, presidente de la Comisión de Vocaciones y Ministerios.

El 12 de diciembre, el Obispo de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel y su auxiliar Mons. Enrique Díaz Díaz, fueron recibidos en el Vaticano por el Santo Padre Francisco. Le expusieron al Romano Pontífice aspectos de la situación de su diócesis y de los indígenas, y le agradecieron la aprobación de la traducción de las fórmulas sacramentales al tseltal y tsotsil. También presentaron la necesidad de ordenar diáconos permanentes en Chiapas. Pedimos la protección de su manto a nuestra Madre Santísima Virgen de Guadalupe para que los acompañe en este nuevo caminar a ellos conferido.

Anunciar a Cristo en la Era Digital (V.I.S.) "Anunciar a Cristo en la era digital es un campo privilegiado para el trabajo de los jóvenes, para quienes la "red" es, por así decirlo inherente, expresó el papa Francisco al comentar el tema elegido por el Pontificio Consejo para los Laicos en su asamblea plenaria: "Anunciar a Cristo en la era digital". Según dijo, Internet es una realidad difusa, compleja y en constante evolución, y su desarrollo siempre plantea de nuevo la cuestión siempre actual de la relación entre la fe y la cultura". Agregó que Internet es una "cuestión de gran actualidad" que, sin embargo, puede recordar tiempos pasados cuando ya durante los primeros siglos de la era cristiana "la Iglesia tuvo que medirse con el extraordinario legado de la cultura griega". "Frente a filosofías de gran profundidad y a un método educativo de valor excepcional, aunque insuflados con elementos paganos -ha explicado el pontífice- los Padres no se negaron a la confrontación, ni por otra parte cedieron a un compromiso con ideas contrarias a la fe. Supieron, en cambio reconocer y asimilar los conceptos más elevados y transformarlos a la luz de la Palabra de Dios, poniendo en práctica las palabras de San Pablo: "Examinad todas las cosas y retened lo bueno". También entre las oportunidades y los peligros de la red, hay que examinar todo, "sabiendo que seguramente encontraremos monedas falsas, ilusiones peligrosas y trampas a evitar. Pero, guiados por el Espíritu Santo, descubriremos también valiosas oportunidades para mostrar a las personas el rostro

luminoso del Señor". Entre las posibilidades que ofrece la comunicación digital, la más importante atañe "al anuncio del Evangelio. Por supuesto, no es suficiente adquirir los conocimientos tecnológicos, aunque sean importantes. Se trata, ante todo de encontrar mujeres y hombres reales, a menudo heridos o perdidos, para darles verdaderas razones para la esperanza. El anuncio requiere relaciones humanas auténticas y directas que lleven a un

encuentro personal con el Señor. Por lo tanto, Internet no basta, la tecnología no es suficiente. Sin embargo, esto no significa que la presencia de la Iglesia en la red sea inútil; al contrario, es indispensable estar presentes, siempre con estilo evangélico, en lo que para tantos, especialmente jóvenes, se ha convertido en una especie de ambiente de vida, para despertar las preguntas imborrables sobre el sentido de la vida, y mostrar el camino que conduce a Aquel que

es la respuesta, la Divina Misericordia hecha carne, el Señor Jesús". Francisco ha concluido recordando que la Iglesia está siempre en camino " a la búsqueda de nuevas formas de anunciar el Evangelio" y para ello "la aportación y el testimonio de los fieles laicos se demuestran indispensables cada vez más". Fuente: PCCS


7 Peregrinación Juvenil Vocacional a la Catedral de Texcoco Evangelización y Misión Continental

Mensajero

Por: Aldo H. Landeros, comunicador parroquial Texcoco, Méx. El pasado 08 de diciembre en punto de las 11:00 horas, alrededor de 150 jóvenes provenientes de las cinco Vicarías Episcopales de la Diócesis de Texcoco, se reunieron en instalaciones del Seminario Diocesano en San Sebastián, Texcoco, para dirigirse en peregrinación a la Santa iglesia Catedral ubicada en el centro de la ciudad. El lema de la peregrinación fue “Con Cristo en comunión, evangelizar es nuestra misión” cuyo significado es que se es la misma Iglesia, en una misma pastoral y con una misma misión, ser jóvenes que evangelizan a jóvenes. Solamente los jóvenes pueden entender a otros jóvenes ya que viven la misma realidad, tienen las mismas

vivencias en su entorno, y sus maneras de expresión son similares. Comenzó la peregrinación por las calles de la ciudad de Texcoco. El recorrido, animado por porras, gritos y toda la energía que caracteriza a la juventud, duró 40 minutos aproximadamente. La peregrinación Juvenil finalizó al llegar a Catedral en donde vivieron la celebración Eucarística dominical presidida por el obispo de Texcoco, Mons. Juan Manuel Mancilla quien se dirigió a los jóvenes diciendo: “Tal parece que nos hemos propuesto meter cada vez más desorden, en todos los órdenes de la vida, desde la intimidad, la familia, la sociedad. Los jóvenes no son los culpables, no son la causa de tanto desorden. El desorden lo hemos hecho los adultos (...) a ellos (a los jóvenes) se les ha atrapado, se les ha induci-

do. Ni los niños ni los jóvenes son capaces de producir tanta maldad. Somos los adultos, los grandes, los que quieren ganar mucho dinero y hacer de nuestras miserias negocios, ventaja, dinero. Jóvenes con esto mi cariño, mi admiración, mi compromiso junto con mi Iglesia de seguirlos acompañando y dando esa luz tan hermosa que se llama Jesucristo.” Durante la misa se anunció que la diócesis de Texcoco será la próxima sede de la “Asamblea Nacional de Pastoral Juvenil”, que se realizará en julio de 2014 y donde se espera recibir entre 400 y 500 coordinadores de Pastoral Juvenil de todas las diócesis de la República Mexicana.

Evangelizar hoy: educación laica y libertad religiosa Por: Mons. Carlos Samaniego El principio “educación laica” tiene dos acepciones completamente irreconciliables que, dependiendo de cuál se elija, repercuten cada una de ellas en el ejercicio pleno o no de la libertad religiosa a la cual tiene derecho toda persona. Es el Estado, quien, reconociendo los derechos de la persona, entra en sintonía con los derechos humanos que pretende el concierto de las naciones en el derecho universal. El Estado, denominado “laico”, pretende una “educación laica”, que, en la primera y más pura de sus acepciones, hace referencia al principio de autonomía de las actividades humanas que, de suyo, exigen reglas propias sin una intervención o intereses fuera de sus principios y fines. El principio “laico” es un principio universal y puede ser invocado por cualquier actividad humana legítima, como lo es el sector de la educación, y no para la reivindicación del poder de una institución sobre otra en donde se lesionen los derechos fundamentales de la persona humana y el bien común. Es aquí donde la reivindicación de la autonomía del Estado solo tiene que reconocer la libertad religiosa y la necesidad de formar, desde las instancias educativas, esta libertad que exige diversas expresiones, que a su vez son derechos primarios en el plano personal y comunitario: en el plano personal sería una expresión de la educación en la libertad religiosa el reconocimiento del derecho a buscar la

verdad en las cosas que se refieren a Dios; la libertad de conciencia que permite adherirse a abrazar la propia religión sin ser lícita la obligación de ser coaccionado para ello; el derecho a cumplir individualmente y colectivamente, en privado y en público, actos de oración y de culto y de tener lugares de culto según las necesidades de los creyentes; el derecho de educar a los propios hijos o, bajo otro aspecto, el derecho de los hijos a ser educados por sus padres en las convicciones religiosas que inspiran su vida, y la posibilidad de frecuentar las enseñanzas catequísticas y religiosas; el derecho de escoger, por las familias, las escuelas u otros medios que aseguren a sus hijos la educación sin costos económicos complementarios; el derecho a beneficiar colaborando con su formación y educación, con asistencia religiosa, a las personas encontradas en lugares públicos como las cárceles e incluso en lugares de recreación; el derecho a no ser obligados a cumplir actos contrarios a la propia fe y a no sufrir, por razones de fe religiosa, limitaciones y discriminaciones en cualquier instancia educativa. En el plano comunitario las confesiones religiosas tienen necesidad de tener la propia jerarquía interna y sus ministros correspondientes y de que sus ministros ejerciten libremente su propio ministerio, de conferir libremente, mediante los propios ritos, la instalación de personas en oficios de liderazgo y guía religiosa; derecho a tener los propios institutos de formación religio-

sa y de estudios teológicos; de recibir y de publicar libros religiosos sobre la fe y el culto y de hacer libre uso de ellos; de anunciar y de comunicar las enseñanzas de la fe, con la palabra y con los escritos; de utilizar para el mismo objetivo los instrumentos de comunicación social; de desarrollar actividades educativas, caritativas y asistenciales (Cf. Messaggio inviato da Giov. Paolo II alle Autoritá dei Paesi firmatari dell Atto finale di Helsinki, 1-8-1975, in Prontuario del códice di diritto canonico a cura di Francesco D´Ostilio, Librería Editrice Vaticana, cittá del Vaticano 1998). La expresión “educación laica”, bien entendida, hace referencia, entonces, a que el Estado no privilegia ninguna creencia religiosa; que el Estado no tiene una religión oficial y por ello no la implanta desde un adoctrinamiento en sus instancias educativas, pero que en él son aceptadas todas las religiones razonables que respeten los principios por los cuales se rige la sociedad. El esfuerzo de la educación laica, en su justa acepción, pretende lograr una libertad religiosa que va más allá de una libertad de creencias relegada al ámbito privado e intimista. Las confesiones deben ser valoradas por el aporte social que hacen a la sociedad desde su propia identidad, compromiso y valores. La expresión “educación laica” malentendida trata de silenciar la religión y su posible intervención en los ámbitos públicos y, sobre todo, educativos. Lejos de proponer espacios para el desarrollo del ser humano en toda su

integridad, incluyendo su dimensión religiosa o un diálogo interreligioso respetuoso, lo descalifica no dándole espacios ni siquiera cuando se pregona la tolerancia y la democracia. Es en este contexto, es necesario considerar seriamente las líneas educativas que propone la antropología cristiana, en cuyo centro se encuentra la visión integral del ser humano desde la fe en la persona humana de Jesús, el Hijo de Dios. La visión integral del homo no desfragmenta al ser humano sino que lo contempla desde su unidad y en un marco más amplio que se orienta hacia una vivencia comunitaria. El homo no es solo homo-sapiens, homo-faber, homo-volens, homo loquens, homoludens u homo-somaticus; también, y principalmente, es homo-religios, homo-culturalis, homo-sociabilis, pues la fe se expresa en el campo cultural, político, económico y social. De ahí que la formación del homo en la “Escuela laica” debe ser valorada en toda su integridad y proyección política, social y cultural. En efecto, enseñar, para un docente, el bien, la verdad y los valores de la Religión, significa crear la gestación de una nueva cultura desde las aulas de la “escuela laica”. Una Escuela así, merece toda la confianza de ser considerada como una luz de esperanza en medio de la violencia y la delincuencia en que se está hundiendo México. ¿Por qué no apostamos por una Educación, “de verdad”, laica?


8

Iglesia y Actualidad

Mensajero

Los vacíos de poder en México y el compromiso de los católicos

Por: Rafael G. Diócesis de Cuautitlán Los vacíos de Estado y las graves fallas regulatorias constituyen el factor primordial para explicar el deterioro de la seguridad que vive nuestro país. Dichos vacíos son aprovechados por diversos grupos o empresas criminales, los cuales se comienzan a transformar en verdaderas autoridades. Si no se realiza un auténtico “mapa” de los espacios abandonados o vacíos de Estado difícilmente se podrá responder con una política preventiva de la delincuencia organizada, pues solo se atacarán sus manifestaciones y no las causas. El estudioso internacional Edgardo Buscaglia presentó recientemente el libro “Vacíos de poder en México. Cómo combatir la delincuencia organizada”. Coincide con todos nosotros reconociendo que la criminalidad, la corrupción y la inseguridad están rebasando a las instituciones en México. Dichos flagelos han venido a convertir en más incierto el futuro del país. Afirma que para superar dicho escenario es necesario

poner en marcha cuatro tipos de controles: 1. Controles judiciales: con policías, jueces, fiscales y centros penitenciarios competentes; 2. Controles patrimoniales: con unidades de inteligencia en cada Estado, que desmantelen a las redes criminales; 3. Controles de la corrupción: en México el Estado no controla ni la corrupción. Deben atacarse los círculos de impunidad política y económica; 4. Controles sociales: grupos y asociaciones de la sociedad civil especializados en monitorear a

las instituciones para asegurar que las acciones de prevención lleguen a todos los rincones del país. Precisamente los católicos podemos sumarnos a las poquísimas organizaciones civiles que se especializan en monitorear a las instituciones. Podemos crear nuevas asociaciones que prevengan que niños y jóvenes decidan engrosar las filas de los grupos criminales porque no ven otras posibilidades de vida. Redes sociales de católicos que desarrollan programas que salven vidas y que

impidan que la sociedad sea vulnerable a la delincuencia. El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, intenta instrumentar políticas públicas que reviertan la criminalidad y la corrupción, pero no tendrán éxito sin el apoyo de la sociedad. Los católicos, presentes en todo el territorio nacional, podremos participar detectando los factores de riesgo y actuando en consecuencia.

La Caridad, virtud reina del cristianismo Por: Catholic.net Al hablar de la caridad, hay que hablar del amor. El amor “no solo es un sentimiento bonito” o la carga romántica de la vida. El amor es buscar el bien del otro. Existen dos tipos de amor: Amor desinteresado (o de benevolencia): desear y hacer el bien del otro aunque no proporcione ningún beneficio, porque se desea lo mejor para el otro. Amor Interesado: amar al otro por los beneficios que esperamos obtener. ¿Qué es, pues, la caridad? La caridad es más que el amor. El amor es natural. La caridad es sobrenatural, algo del mundo divino. La caridad es poseer en nosotros el amor de Dios. Es amar como Dios ama, con su intensidad y con sus características. La caridad es un don de Dios que nos permite amar en medida superior a nuestras posibilidades humanas. La caridad es amar como Dios, no con la perfección que Él lo hace, pero sí con el estilo que Él tiene. A eso nos referimos cuando decimos que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, a que tenemos

la capacidad de amar como Dios. Hay que amar a Dios sobre todas las cosas. Si el objeto del amor es el bien, es decir cuando amamos, buscamos el bien, y si Dios es el “Bien” máximo, entonces Dios tiene que ser el objeto del amor. Además, Dios mismo es quien nos ordena y nos recompensa con el premio de la vida eterna. Este tipo de amor, el más grande puede ser de tres tipos: Apreciativo, cuando la inteligencia comprende que Dios es el máximo Bien y esto es aceptado por la voluntad. Sensible, cuando el corazón lo siente. Efectivo cuando lo demostramos con acciones. Para que sea verdadero amor es necesario que sea apreciativo y efectivo, aunque no sea sensible, ya que es más fácil sentir las realidades materiales o físicas, que las espirituales. Nos puede doler más una enfermedad, que el haber pecado gravemente. La caridad si no es concreta de nada sirve, sería una falsedad. Esta caridad concreta puede ser interna, con la voluntad que nos lleva a colaborar con los demás de muchas maneras. También

puede ser con la inteligencia, a través de la estima y el perdón. Otra forma concreta de caridad es la de palabra, es decir, lo que llamamos benedicencia, hablar siempre bien de los demás. Hay que aplicarse a hacer cosas con-

cretas, no tanto en los pecados en contra. Las casas se construyen “haciendo” y no dejando de destruir. Al final seremos juzgados por lo que hicimos, por lo que amamos, no por lo que dejamos de hacer (Mt 25, 31-46).


9 Celebremos la Fe Navidad, un regalo de Dios para sus hijos Mensajero

Por: Pbro. Ramón Hernández Acevedo. Diócesis de Teotihuacán Dios tiene un amor especial por los hombres. Ya desde el inicio, construyó todo el Universo y se lo entregó como regalo (Gen. 1, 1-27) y cuando éste le dio la espalda, Dios no se rindió le mostró su inmenso Amor dándole lo más amado por Él, es decir a su propio Hijo (Jn 3, 16) para que las tinieblas se disiparan y brillara la luz. Hoy en este tiempo, recordamos ese amor de Dios, con el acontecimiento de la Navidad y así, la Navidad aparte de ser una época de anhelos, ilusiones y esperanzas en el Amor de Dios, es también una época de reflexión; es el mejor momento para cambiar y en correspondencia al Amor Divino hacer que nuestra vida brille para los demás. No implica solamente regalos, fiestas, viajes, comidas o cenas, sino también dar lo mejor de uno mismo, hacer una pausa, dejar por un momento nuestra vida agitada por los problemas, dejar a

un lado las prisas, las inquietudes, el ir y venir de un lado a otro sin parar, para detenerse a pensar en qué hemos fallado, a quiénes hemos ofendido, cuáles han sido los tropiezos que hasta hoy no hemos podido superar, reflexionando en términos generales acerca de todo lo que hemos hecho durante el año. Es el momento de dar a los demás sin limitaciones, dudas o prejuicios, dar lo mejor, lo más preciado, lo más valioso y a la vez lo más sencillo: dar amor dar lo que Dios nos Dio, a Cristo Jesús a través de nuestras acciones, por eso, el amor se encierra en muchas obras; implica entregarse, olvidar el orgullo y el rencor, perdonar a aquel que nos hirió para sanar el dolor que se lleva dentro y permitir que fluya la paz interior. Basta con dar una sonrisa, una muestra de cariño, una palabra de aliento o simplemente dar comprensión. Si se da amor se recibe amor, si se da alegría se recibe alegría, si se da consuelo se recibe consuelo, si se da paz se recibe paz, porque la vida misma recompensa. Empecemos hoy, en el

La alegría y la paz que nos da nuestra Madre Santísima Por: Sergio Estrada. Diócesis de Nezahualcóyotl El tiempo de Adviento comienza casi siempre una semana antes de la conmemoración solemne de nuestra Madre Santísima "La Virgen de Guadalupe", madre de todos los que habitamos en este país y del continente. Con ello, podemos ver que en las casas, en las empresas y en las calles no falta una capilla de nuestra Madre la Virgen de Guadalupe. El estado de México no es la excepción; en el municipio de Nezahualcóyotl hay muchos festejos a la Virgen Morena. Se realizan misas que se oyen a la vez, en las calles dentro de las empresas y talleres, etc. Nuestra Madre nos trae la unidad, la esperanza, la paz, la solidaridad la manifestación del amor de unos a otros para el bien común. Es agradable sentir la paz en nuestras calles, la justicia, la amistad, la tolerancia durante estas celebraciones que incluso en algunos lugares se hacen Horas Santas, bendición de altares, y también los sacerdotes dedican tiempo para el sacramento de la reconciliación. Aunado a esto, luego de estas actividades religiosas las personas hacen el

milagro de la multiplicación de los panes, pues ofrecen café, ponche, tamales, etc. Es importante señalar que en nuestra diócesis hay 12 parroquias consagradas a la Virgen de Guadalupe que realizan convivencia festejando a la Madre del Cielo. Es importante ver la fraternidad entre los hermanos, pues es la antesala al nacimiento de nuestro salvador Jesucristo al 25 de diciembre. Visita el portal diocesano www.diocesisdeneza.mx

presente, a cada minuto que transcurre; empecemos en esta Navidad recordando, que la Navidad se goza mejor cuando no está centrada en las decoraciones, regalos, o festividades, sino cuando el amor es el centro porque el amor es la esencia de la Navidad la presencia del

Dios con Nosotros (Is 7, 14) si lo asimilamos, entonces estaremos abiertos al regalo de Dios para nosotros y además sabremos corresponder con actos de Gratitud y así con seguridad podremos decir: “FELIZ NAVIDAD”.


10

Familia

Mensajero

En la Iglesia, la Misericordia de Dios

El jesuita GianPaolo Salvini habla de las novedades del Sínodo de los Obispos sobre la familia El próximo Sínodo de los Obispos dedicado a la familia, está “entre las iniciativas más relevantes del nuevo Pontificado, sea por los problemas que serán tratados, sea por el método adoptado”. Ha declarado el padre jesuita GianPaolo Salvini a “La Civiltà Cattolica” del 7 de diciembre de 2013. La primera novedad, en el plano metodológico –señala el padre Salvini S.J.es la presentación de un Documento preparatorio en vez de los Lineamenta, para delinear el fondo social en el que se desarrollará el Sínodo más que para aportar las líneas maestras que canalicen la discusión sobre senderos prefijados. «La favorable acogida que está obteniendo el actual magisterio pontificio sobre la misericordia y la ternura ante las personas heridas por la vida ha suscitado vivas expectativas sobre qué opciones pastorales podría adoptar la Iglesia para salir a su encuentro. Por eso es urgente que el Sínodo reflexione sobre estos temas como una expresión obligatoria de la caridad de los Pastores ante aquellos que les han sido confiados y ante la entera familia huma-

na», escribe el jesuita. El Cuestionario afronta temas inéditos de consulta y de participación directa del pueblo de Dios, como la segunda pregunta, “sobre el matrimonio según la ley natural”, y el cuarto, “sobre la pastoral para hacer frente a algunas situaciones matrimoniales difíciles”. «La novedad del método y la franqueza con que se afrontan temas a menudo rehuidos denotan la resolución con que el Papa quiere abrir un debate sobre los desafíos más urgentes en el campo familiar. Nada se dice hasta ahora sobre las soluciones que se adoptarán, también para no condicionar las respuestas en una dirección determinada; nos parece significativo que se discuta abiertamente, como en el caso en el que se pide la opinión sobre una eventual racionalización del procedimiento para alcanzar una declaración de nulidad del vínculo matrimonial, o cual se habla de contracepción, o cuando se pide qué atención pastoral asumir ante personas del mismo sexo que han formado una unión». «La Iglesia –leemos − quiere ponerse

a la escucha de los problemas y de las esperanzas de las familias, proponiéndoles de forma creíble la misericordia de Dios. No sería, por otro lado, la primera vez que la Iglesia modifica la propia praxis penitencial, disciplinar y jurídica, para tener en cuenta circuns-

tancias cambiantes en la sociedad en la que vive». Fuente: Sínodo sobre la Familia Pontificio Consejo para la Familia

La Palabra de Dios en la Familia Discurso del Presidente del Dicasterio Mons. Vincenzo Paglia, en el encuentro de la Federación Bíblica Católica con las Sociedades Bíblicas, Martes 8 de octubre de 2013 «Si pensamos en la familia de Nazaret, está claro lo que era importante para Jesús, su relación con las Sagradas Escrituras a través de los padres. María y José oraban juntos, recitando los salmos y las oraciones, y el niño Jesús las aprendía. Vivía, por lo tanto, el ritmo semanal en la sinagoga, donde escuchaba y meditaba la Palabra de Dios, y juntos rezaban en familia». Ha hablado así Mons. Vincenzo Paglia, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, en el encuentro en el Vaticano de la Federación Bíblica Católica con la Sociedades Bíblicas, sobre el tema: "La Biblia en la familia". «Leer la Palabra de Dios en familia significa educarse a la escucha sincera y descubrir la dimensión propia de la Palabra que es el Silencio eterno del Padre, donde el Hijo ha sido engendrado», ha dicho Mons. Paglia. «Desde siempre, en la historia cristiana, la lectura de la Biblia en la familia ha sido uno de los pilares de la vida pastoral». El padre de la Iglesia Juan Crisóstomo

de Antioquia afirmaba, ya en el siglo IV d.C.: «Esta es la plaga de nuestro tiempo: creer que la lectura del Evangelio está reservada solo a los religiosos y a los monjes"». «El Evangelio nos presenta a Jesús en el templo escuchando y explicando las Escrituras. Jesús reza a menudo con los salmos; también sus últimas palabras sobre la cruz, recuerdan la antigua oración de Israel». «Jesús murió y resucitó según las Escrituras». Po lo tanto, la relación directa y constante de los creyentes con la Biblia es "indispensable". Desafortunadamente, «a veces parece que la palabra de Dios no es el alma de la vida espiritual de los cristianos contemporáneos, como lo fue en toda la tradición de la Iglesia». La familia está llamada, pues, a convertirse «en uno de los lugares privilegiados» para el dialogo con Dios a través de las Escrituras. «Todo cristiano - o al menos todas las familias- deberían tener su propia Biblia, para leer todos los días y llevarla consigo también en vacaciones o de viaje. Pero no debe faltar una pequeña Biblia personal en la "maleta" de todo creyente», afirma el Presidente, que recordó como el Sínodo de los Obispos de la Iglesia Católica sobre la Nueva Evangelización, en el 2011, dedi-

có particular atención a la relación entre Sagradas Escrituras, el matrimonio y la familia cristiana. En la Exhortación Apostólica post-sinodal "Verbum Domini", Benedicto XVI escribe: «Con el anuncio de la Palabra de Dios, la Iglesia revela a la familia cristiana su verdadera identidad, lo que es y debe ser según el plan de Dios. Por lo tanto, nunca debemos perder de vista que la Palabra de Dios es el origen del matrimonio (Gen 2,24) y que Jesús mismo ha querido incluir el matrimonio entre la institución de su reino (Mt 19,4-8), elevándolo a sacramento, inscrito en la naturaleza humana». Benedicto XVI ha puesto el acento pastoral sobre «la responsabilidad de los padres para con sus hijos. Pertenece, por eso, la auténtica paternidad y maternidad, la comunicación y el testimonio del sentido de la vida en Cristo: a través de la fidelidad y la unidad de la vida de la familia, los esposos delante de sus hijos son los primeros comunicadores de la Palabra de Dios». El anuncio privilegiado de la Palabra de Dios viene de la Eucaristía, que «une

la mesa de la Palabra a la mesa del Pan», recuerda Mons. Paglia. El criterio para ponerse a la escucha de la Palabra es el amor. «Dios es amor: cuanto más amamos, más nos convertimos a Él».


Mensajero

@joven

El alcohol: un exceso que debemos evitar Por: CODIPACS ECATEPEC Durante esta época del año, el periodo llamado “Maratón Guadalupe-Reyes”, es un periodo vacacional donde la fiesta está por todos lados: las “pre-posadas”, posadas, navidad, año nuevo… Estos momentos son la gran oportunidad de disfrutar con los amigos, la familia o conocidos. Sin embargo, muchas veces la diversión va acompañada por los excesos, como lo es el alcohol. No perdamos de vista que el alcohol puede crear en nosotros una adicción, que cuando se bebe en exceso no se miden consecuencias: hay riñas, violencia y muchos accidentes viales que por desgracia llevan a la muerte a personas inocentes. Además se expone a los riesgos de tener las relaciones sexuales: contagio de enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, etc. Quienes consumen alcohol están expuestos a la depresión, a tener afectaciones en las funciones cognoscitivas, emocionales y muchas veces a la deserción escolar.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos enseña al respecto: 2290 La virtud de la templanza conduce a evitar toda clase de excesos, el abuso de la comida, del alcohol, del tabaco y de las medicinas. Quienes en estado de embriaguez, o por afición inmoderada de velocidad, ponen en peligro la seguridad de los demás y la suya propia en las carreteras, en el mar o en el aire, se hacen gravemente culpables. 2291 El uso de la droga inflige muy graves daños a la salud y a la vida humana. Fuera de los casos en que se recurre a ello por prescripciones estrictamente terapéuticas, es una falta grave. Los valores que dignifican a la persona humana y que nos pueden impulsar a evitar el abuso en el consumo del alcohol son: 1. Autodominio: la persona humana tiene la obligación de auto-poseerse para poder realizarse y entregarse. 2. Responsabilidad: cualquier evasión de la realidad implica una cuota de falta de responsabilidad o esclavitud

de la propia libertad. 3. Auto-respeto: respetar la propia dignidad de la persona humana.

11

4. Crecimiento: la persona humana está invitada a crecer constantemente, a aportar algo a la sociedad.

Experiencias del Obispo con la juventud

Por: Erick Alan Jiménez Arciniega Diócesis de Cuautitlán El obispo Don Guillermo Ortiz Mondragón ha dado un gran impulso a la juventud de la diócesis. Ha programado encuentros bimestrales con los jóvenes a quienes atiende y con quienes convive

de manera personal. El padre Raúl Cesar Casas, asesor de la Pastoral Juvenil y jóvenes de los distintos grupos y movimientos de las cinco vicarías episcopales territoriales de la Diócesis de Cuautitlán, se dieron cita para trabajar de acuerdo al Plan Diocesano de Cuautitlán.

En un ambiente de confianza y amistad, el Obispo realizó actividades en donde los jóvenes interactuaron en equipos de trabajo e intercambiaron experiencias. El Obispo dirigió la meditación con la Lectio Divina para los jóvenes en la cual hizo entrega del libro de los evangelios. Después se hizo presente Jesús Sacramentado y los jóvenes participaron de ese momento de adoración a Jesús con su oraciones y utilizando sus nuevos testamentos. Posteriormente se llevó a cabo la Eucaristía y, al término, la comida. La animación con cantos y juegos no se hicieron esperar. Cabe señalar que todas las actividades estuvieron dirigidas por nuestro Obispo quien dejó ver su lado joven, conversando, riendo y compartiendo experiencias. Todos los jóvenes en sus conclusiones finales agradecieron al Obispo este encuentro y la oportunidad de reunirse con otros jóvenes y con Jesucristo. La jornada concluyó con la invitación de Nuestro Señor Obispo para el próximo encuentro que se llevará a cabo dentro de dos meses. “El Señor Obispo quiere encontrarse con los jóvenes de toda la diócesis aunque estos no sean parte de un grupo juvenil, así que dejo el

encargo a los jóvenes de ir a decir esto e invitar a más jóvenes para el siguiente encuentro”, señaló. Un momento muy emotivo fue cuando el Obispo hizo presente a la Virgen María comentando que había estado en constante comunicación con ella durante toda la semana rezando el Rosario y pidiendo a ella por los jóvenes.


12

Dios te llama

Mensajero

Seminario Mayor de Texcoco

La dimensión académica en la formación de los futuros sacerdotes Por: Pbro. Dr. Antonio Cano Castillo Director Académico La formación intelectual en el Seminario Mayor de Texcoco está dividida en tres etapas: curso introductorio, facultad de filosofía y facultad de teología. El curso introductorio busca que el alumno adquiera las bases doctrinales y en especial una comprensión adecuada del sacerdocio ministerial a semejanza de Cristo Pastor y que afiance los objetivos de la formación presbiteral en orden a fundamentar el propio discernimiento vocacional, para que así logre consolidar los elementos de la formación humana y cristiana. Por esta razón los seminaristas en esta etapa reciben cursos de discernimiento vocacional, cultura general, iniciación a la investigación, formación humana, historia de la salvación, apreciación musical, entre otras. En la facultad de filosofía el alumno adquiere la capacidad para conocer las verdades sobre el hombre, el mundo y Dios, mediante la reflexión filosófica, con la finalidad de entrar en diálogo consigo mismo, con la cultura y con el hombre de su tiempo. Durante los tres años de filosofía los alumnos reciben

cursos de filosofía sistemática (lógica, ontología, antropología, teodicea, entre otras), cursos de historia de la filosofía y la filosofía aplicada como filosofía de la religión, del lenguaje, de la ciencia, etc. Nuestra institución está afiliada a la Facultad de Filosofía de la Universidad Vasco de Quiroga de Morelia desde septiembre del 2010, por lo que los seminaristas al finalizar sus estudios reciben el título de Licenciados en Filosofía con reconocimiento de la SEP. Los estudios de teología preparan al seminarista para que conozca, crea y ame la verdad revelada por Dios en Jesucristo conservada y transmitida en la Iglesia para que la anuncie, con su testimonio de vida, a los hombres de hoy. Por ello los candidatos al sacerdocio en esta etapa estudian durante cuatro años Teología Sistemática, Sagrada Escritura, Moral, Liturgia, Derecho Canónico, Historia de la Iglesia, Pastoral, Espiritualidad. El 10 de noviembre del 2009 la Congregación para la Educación Católica de Roma nos concedió la afiliación a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de México. Al concluir los estudios de teología los seminaristas

reciben el título de bachiller de teología por dicha universidad. En nuestro Seminario se imparten las clases de lunes a viernes, de 09:00 a 13:00 horas, y los sábados hay talleres de idiomas modernos para los alumnos de teología y talleres de psicología para los alumnos de filosofía de 09:00 a 11:00 horas. Teniendo en cuenta la importancia histórica de Texcoco, como primer centro de Evangelización en México en el siglo XVI, nuestros Señores Obispos y los formadores del Seminario han abier-

to las puertas de esta institución para que se preparen los pastores y evangelizadores, no solo para nuestra diócesis, sino también para otras diócesis circunvecinas. Desde hace cinco años la Facultad de Teología del Seminario ha venido organizando cursos de actualización teológica para sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos impartidos por profesores de la Universidad Pontificia de México. En dichos cursos participan también los seminaristas de Teología.

Dimensión Espiritual en la Vida del Seminario

Por: Pbro. Antelmo Varela. Director Espiritual Se ha tenido el cuidado en que la Dimensión Espiritual en la vida del Seminario ha de ser el elemento fundamental sobre el cual convergen las demás dimensiones formativas. Etapa introductoria: Comienzo de un itinerario para el descubrimiento del misterio de Cristo, de la Iglesia, de los sacramentos de iniciación cristiana. Restablecer la imagen de Dios que corresponde a la Revelación, profundización en la fe y opción vocacional, mediante el proceso de conversión continuo.

Etapa de filosofía: Se forma conciencia de un proceso continuo de conversión hacia las verdades del hombre y de la fe. En esta etapa los seminaristas adquieren hábitos y virtudes en la vida espiritual, de tal manera que el seminarista desarrolle su personalidad humana-cristiana y clarifique su elección por el sacerdocio como estado de vida propio, mediante la oración y la conversión personal basada en la búsqueda del estilo de vida de Cristo Obediente. Etapa de Teología: Siempre será un proceso de conversión continua, asumiendo como estilo de vida los valores del Reino de Dios a través de su íntima relación con la trinidad de modo que manifieste la vivencia de la caridad y virtudes pastorales. En el ejercicio de los ministerios y la inserción a la Iglesia particular, para que logrando la configuración con Cristo Maestro, Sacerdote y Pastor, pueda actuar en nombre de Cristo cabeza y en

nombre de la Iglesia.

dad pastoral de Cristo.

Etapa de Inserción Pastoral: Ha adquirido de alguna forma el seminarista o diácono un estilo de vida insertado en una comunidad donde manifiesta lo aprendido, comprendido y vivenciado en todo su proceso formativo lo que Cristo en su Iglesia ha querido del Sacerdote católico: el celibato por el Reino de Dios, la participación de la fraternidad presbiteral, el ejercicio de la vida litúrgica como fuente de la propia santificación, la obediencia y la pobreza como una vivencia auténtica de la cari-

Director Espiritual: Dios es el autor principal de la santidad y el guía interior de los creyentes. El Director Espiritual es el mediador humano del que se sirve Dios, para acompañar eficazmente al hombre a la santidad (cfr. P0 5). Sus características son: santidad de vida y competencia doctrinal, humildad, caridad, prudencia, discreción, paciencia, intensa vida espiritual, experiencia pastoral y pedagógica.


Mensajero

13

Iglesia y Cultura

Solo basta con tener un poco Cambio de mentalidad reconciliarnos con la tierra de Fe: Mons. Héctor Luis En este momento dramático de la historia del planeta, no hay nada más importante para su destino y el nuestro que conseguir un cambio de mentalidad en esa especie biológica pensante que ha venido a ser la más influyente y se ha convertido en una poderosa fuerza geológica. Solo un cambio de mentalidad puede salvar esta coyuntura del planeta. El cambio principal no es de hardware, sino de software, no es material sino espiritual. Solo el cambio de la mente en la conciencia, en el espíritu, producirá el cambio físico y material necesario. Y ese cambio de mentalidad consiste fundamentalmente en percibirnos a nosotros mismos y en situarnos ante la realidad de forma distinta: acabar con el antropocentrismo por el que todos lo miramos bajo nuestros propios intereses individuales de especie biológica depredadora, que todo lo pone a su servicio para conseguir un mayor nivel de comodidad, cueste lo que cueste aunque se destruyan los ecosistemas, las espe-

cies, el paisaje, la habitualidad, la atmosfera, el futuro de la vida etc. Romper con el sistema de valores vigente desde el comienzo de la sociedad industrial, de desprecio e insensibilidad hacia la naturaleza, de instrumentalización de la misma para beneficio exclusivo de los seres humanos, concebido como un crecimiento económicomaterial, siempre insatisfecho, siempre creciente, de lucro por el lucro, con la mínima inversión posible, en el menor tiempo posible, e ignorando totalmente los efectos deletéreos sobre el planeta. Bajarnos del trono autocrático y explotador en el que nos habíamos sentado al considerarnos el centro de la realidad, para recuperar el norte de la flecha de la evolución: poner en el centro al conjunto, al todo, la realidad, el cosmos, el planeta, la vida, la biodiversidad, el buen vivir, en armonía y sinergia con toda la naturaleza. En necesario a partir de ahora contar en todo con la dimensión planetaria, la repercusiones que todo “la economía, la producción, el consumo, nuestro estilo de vida… tiene para el planeta. Hay que reconsiderarlo todo planetariamente. Tomado de la cartilla popular para una nueva conciencia ecológica de la agenda latinoamericana.

Por: Francisco Esqueda Diócesis de Nezahualcóyotl En vísperas de la solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe monseñor Héctor Luis Morales Sánchez celebró la Eucaristía en la parroquia dedicada a la Virgen de Guadalupe, ubicada en la Colonia Benito Juárez; además de la Eucaristía también impartió el sacramento de la confirmación a algunos jóvenes. En su homilía Mons. Héctor Luis les

mencionó a los presentes que “la motivación más grande que podemos tener es el amor, porque al sentir el amor por algo nunca nos faltan la energía para seguir, un ejemplo son las mamás, ellas nunca han tomado una bebida energizante, pero siempre tienen fuerzas para hacer todo lo que tienen que hacer y siempre están cerca de nosotros”. El Obispo dijo que “solo basta tener un poco de fe, para seguirnos impulsando en nuestro diario vivir, porque estamos convencidos de un Dios que siempre está ahí con nosotros, aunque muchos de nuestros hermanos no han de creer en el amor de Dios, él siempre está cerca de nosotros, para apoyarnos en todo los momentos de necesidad”. Para finalizar, monseñor Morales Sánchez hizo especial énfasis en que “el mensaje de la Virgen de Guadalupe es de esperanza, en la época de sus apariciones a San Juan Diego muestra señales de esperanza, que los nativos de estas tierras pudieron interpretar mucho mejor que nosotros, mostrando que Dios está cerca, como una madre cuando su hijo comienza a dar sus primeros pasos”. Visita el portal diocesano www.diocesisdeneza.mx

Edicto 1/3 Por medio de este Edicto el Juez Eclesiás co cita al Señor Julio Flores Contreras para presentarse ante este ministerio Eclesiás co con fines de colaborar en el estudio de la posible nulidad matrimonial. Concertar cita al 5792-6823, con la Notario. Diócesis de Nezahualcóyotl


14 Preside: Me alegra que nuestra familia se haya reunido. Es muy importante que juntos podamos darle a la Navidad el sentido que verdaderamente tiene. Y no quedarnos solo con la costumbre de comer y recibir regalos. Los invito como familia cristiana a recibir en nuestra comunidad a ese Dios que viene. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Todos: Amén Preside: En la Navidad Dios se presenta como uno de nosotros, en nuestra tierra. En el pequeño pueblo de Belén se cumple la gran promesa de Dios: de la Virgen María, nace Jesucristo, rodeado por la naturaleza, los pastores y el campo. No nace en una mansión sino en la pobreza de un humilde pesebre. Nos reunimos hoy como familia, porque Jesucristo nace también para nosotras, para que lo reconozcamos y lo acojamos. Dios nos hace un gran regalo y, juntas, lo vamos a celebrar. Si Jesucristo nace en Belén, pero no nace para nosotras, no vale la pena estar aquí reunidas. Niño: Jesús ha querido nacer pobre en un establo. Hoy son muchos los que nacen y viven pobremente, los que pasan hambre y no tienen pan en sus hogares. Pensemos en ellos. Jesús ama a los pobres. Algún día dirá: Bienaventurados los pobres..." (El papá coloca la figura de San José) Papá: Jesús es el Hijo de Dios. San José lo libró de los enemigos, cuidó de Él y le enseñó a trabajar. Jesús obedecía. San José carpintero cuida de nosotras y ruega por los que no tienen trabajo. (La mamá coloca la figura de la Virgen) Mamá: La Virgen María es Madre de Jesús. Mujer sencilla como tantas de nuestro pueblo, muchas veces ignorada y humillada. En María no hay más pretensión que hacer la voluntad de Dios. Allí están José y María. Ellos esperan gozosamente la llegada de Jesús... Nosotras también queremos recibir con alegría a este niño en nuestro hogar. A continuación el más pequeño de la familia, colocando la figura del Niño en el pesebre, proclama: ¡Hoy, Jesús ha nacido, ha venido a traer la Buena Noticia a los pobres, a anunciar a los cautivos su libertad, a darle vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos! ¡Hoy el Señor ha venido también a nuestra comunidad! Arrullo para Noche Buena (Canto) A la rorro Niño, a la rorro rro, duérmete bien mío, duérmete mi amor. Noche venturosa, noche de alegría, bendita la dulce, Divina María. De los soberanos Tú, Dueño y Señor. Naces entre pajas, Solo por amor Los amantes brazos de una Virgen santa, son los que te sirven de primera cuna Duerme niño amado, duerme niño tierno sírvete de cuna mi filial afecto Salve niño amante que con tierno celo a salvar al hombre bajaste del cielo.

Sección Infantil

Mensajero

Te invitamos a colorear el Nacimiento

Liturgia de Navidad Escucha el arrullo en el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=4Ki pMRzQFso Preside: María ha captado en su corazón la resonancia del misterio de Dios, ella una mujer simple ha sido elegida para ser la Madre de Dios... ¡Miren! está arrodillada y adora a su Hijo Jesús que ha venido a salvar al mundo. Arrodillémonos también nosotros y adorémoslo como la Virgen. (Podemos rezar unos momentos en silencio...) Los demás integrantes de la familia, se acercan y colocan figuras de pastores y reyes magos. Preside: Muy pronto llegaron los pastores y los reyes magos. Reconocen al Hijo de Dios manifestado en un Niño indefenso y débil. Acuden con lo que tienen y son, para dar y no para recibir. Se arrodillan y antes de irse, le dejan sus regalos. Ofrezcamos a Jesús nuestros regalos y nuestras buenas intenciones. Proclamación de la lectura del Evangelio (Lucas 2,1-20) Preside: ¡Hoy y siempre el Señor está con nosotros! ¡Cantémosle nuestro gozo! (Canto: “Noche de Paz")

En estos momentos se pueden depositar en un canasto las tarjetas y los regalos que se entregarán después de la comida o cena. Cada integrante de la familia, en forma corta y sencilla, puede decir algunas palabras expresando sus deseos para la familia o comunidad. Oración para la cena de Navidad Hoy, Nochebuena, tenemos, de manera especial y como centro de nuestra familia y comunidad a Jesucristo, nuestro Señor. Vamos a encender un cirio en medio de la mesa para que ese cirio nos haga pensar en Jesús y vamos a darle gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo Jesucristo. Gracias Padre, que nos amaste tanto que nos diste a tu Hijo. Señor, te damos gracias. Gracias Jesús por haberte hecho niño para salvarnos. Señor, te damos gracias. Gracias Jesús, por haber traído al mundo el amor de Dios. Señor, te damos gracias.

Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que Dios nos ama y que nosotros debemos amar a los demás. Señor, te damos gracias. Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que da más alegría el dar que el recibir. Señor, te damos gracias. Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que lo que hacemos a los demás te lo hacemos a Ti. Señor, te damos gracias. Gracias María, por haber aceptado ser la Madre de Jesús. María, te damos gracias. Gracias San José, por cuidar de Jesús y María. San José, te damos gracias. Gracias Padre por esta Noche de Paz, Noche de Amor, que Tú nos has dado al darnos a tu Hijo, te pedimos que nos bendigas, que bendigas estos alimentos que dados por tu bondad vamos a tomar, y bendigas las manos que los prepararon, por Cristo Nuestro Señor, Amén.

¡¡Feliz Navidad 2013!!


Mensajero

La Sal y Luz del mundo

15

Encaminados a la Evangelización

Por: CODIPACS ECATEPEC Como laico, las palabras del papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, son un gran desafío: “En

grado de ilustración de su fe, es un agente evangelizador, y sería inadecuado pensar en un esquema de evangelización llevado adelante por actores calificados donde el resto del pueblo fiel sea solo receptivo de sus acciones. La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados. Esta convicción se convierte en un llamado dirigido a cada cristiano, para que nadie postergue su compromiso con la evangelización, pues si uno de verdad ha hecho una experiencia del amor de Dios que lo salva, no necesita mucho tiempo de preparación para salir a anunciarlo, no puede esperar que le den muchos cursos o largas instrucciones”. (EG 120) Continúa diciendo el Santo Padre: “Hoy que la Iglesia quiere vivir una provirtud del Bautismo recibido, cada miemfunda renovación misionera, hay una bro del Pueblo de Dios se ha convertido forma de predicación que nos compete a en discípulo misionero (cf. Mt 28,19). Cada uno de los bautizados, cualquiera todos como tarea cotidiana. Se trata de que sea su función en la Iglesia y el llevar el Evangelio a las personas que cada uno trata, tanto a los más cercanos

como a los desconocidos. Es la predicación informal que se puede realizar en medio de una conversación y también es la que realiza un misionero cuando visita un hogar. Ser discípulo es tener la disposición permanente de llevar a otros el amor de Jesús y eso se produce espontáneamente en cualquier lugar: en la calle, en la plaza, en el trabajo, en un camino”. (EG 127) Estas palabras expresan el reto de una “conversión pastoral” de quienes somos la gran mayoría de la Iglesia, abandonar nuestro espacio confortable, donde solo exigimos de los pastores los servicios de la Iglesia, sin compartir las responsabilidades. Llevar el Evangelio a los demás en una tarea apremiante, que puede cambiar al mundo, ya que quien se encuentra con Jesucristo tiene el deseo imperioso de comunicarlo a los demás. Retomando al papa emérito Benedicto XVI, Su Santidad Francisco nos dice: “La Iglesia no crece por proselitismo sino “por atracción”.

¡Solo falta decir Sí, y aceptar nuestra misión! Por: Leandro Medina Cabrera ¿Quiénes eran los pastores antes de que llegara el anuncio del Ángel Gabriel? ¿Quiénes fueron los Apóstoles hasta antes de ser llamados por Jesús? ¿Quiénes son todos aquellos Santos que han recorrido la historia, para resaltar por ser ejemplo de Fe? ¿Has pensado quien era el Párroco de tu localidad, tu Obispo o el Papa? Ellos eran como tú, como yo: eran Laicos, se desarrollaron en una familia, tal vez tan ordinaria como la de cualquier otra persona, con historias similares y tan cercanas que cuando escudriñamos sus orígenes nos puede sorprender el parecido y la cercanía a nuestra realidad. No son seres extraños ni mucho menos mitológicos. Por el contrario, en su historia encontraremos que no había nada distinto o fuera de lo común, hasta que Dios se manifestó en sus vidas. Y aceptaron la misión que les fue otorgada, y con ello decidieron ser luz y reflejo de Cristo. Y si bien, ellos atendieron al llamado y por gracia de Dios trascendieron a su condición, ¿Por qué los demás fieles no lo hacemos de la misma manera?, ¿re-

sultará algo muy complicado hacer de nuestras vidas algo extraordinario? Tal vez no tanto como parece. Veamos que dice la sagrada escritura: "Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza"(Gn. 1,26), "pero ustedes son de Cristo y Cristo es de Dios" (1Cor. 3,23). Resulta que siendo fieles a estos dos textos ¡Somos extraordinarios por naturaleza de Dios!, es decir, somos elegidos por Dios porque nuestro origen es Dios mismo y hacia el debemos caminar, solo falta decir Sí, y aceptar nuestra misión, ser luz y testimonio del Señor. Santa Teresita de Lisieux nos enseña un camino para llegar a Dios: la sencillez de alma. Hacer por amor a Dios nuestras labores de todos los días. Tener detalles de amor con los que nos rodean. Decía: “Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra. El secreto es reconocer nuestra pequeñez ante Dios, nuestro Padre. Tener una actitud de niño al amar a Dios, es decir, amarlo con simplicidad, con confianza absoluta, con humildad sirviendo a los demás". Esto es a lo que ella llama su “caminito”. Es el camino de la infancia

espiritual, un camino de confianza y entrega absoluta a Dios. Recordemos que Jesús nos dejó una Gran "caja" llamada Iglesia, con muchas "herramientas", como los Sacramentos y la Oración, y un gran

"manual" en los Evangelios. Echemos mano de esta "caja de herramientas", y vayamos por el "caminito" hacia nuestro origen, hacia Dios. Seamos Pastores, seamos Apóstoles. ¡Seamos Santos!


16

Mensajero

Mensaje de Navidad y Año Nuevo A todos los Fieles Cristianos y personas de buena voluntad de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla La Navidad que celebramos en estos días hermanos, es un tiempo importante y muy solemne para todos, con una serie de celebraciones demandadas por la tradición y el influjo de los medios de comunicación de masas, tan determinante en la comunidad y tan demandante de consumos. Pero, el tiempo de Navidad es un tiempo favorable, tiempo de salvación, de paz y de reconciliación: Tiempo favorable para la Salvación por todos los signos que nos hablan de la cercanía de Dios hecho hombre, del misterio de la Encarnación. Es el Señor quien nos invita a descubrir y experimentar su presencia en las realidades cotidianas, como el trabajo, la familia o el dolor, el descanso y la recreación. Esta Navidad es para nosotros, tiempo de Paz y Reconciliación, porque nos habla de la fraternidad universal de los amados por Dios y de lo valioso que es cada persona ante sus ojos, pues el Padre nos envía a su Hijo y éste comparte nuestra humanidad y nos hace sentir su cercanía.

† Carlos Aguiar Retes Arzobispo de Tlalnepantla † Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, M.G Obispo de Ecatepec

fieles, nos envió a su Hijo único, para librarnos de la tiranía y del poder del pecado y de la muerte. El Padre quiere invitarnos al gozo de la comunión con Él e introducirnos en lo más profundo de los misterios de su reino, reino de amor, de justicia y de paz. Nos invita a ser constructores de una nueva civilización, la civilización del amor en el siglo XXI. El Hijo de Dios en su Encarnación, quiere manifestarnos la verdad, la verdad que nos hará libres y nos permitirá construir el mundo que anhelamos, un mundo donde podamos sentirnos seguros, donde tratemos a los demás y seamos tratados con dignidad. Quiere enseñarnos la honestidad de costumbres y de actitudes, tan necesaria para una sana convivencia entre hermanos y para ser una Iglesia con rostro humano, que refleje el resplandor del rostro de Jesús.

La fiesta de Navidad debe hacernos sentir a cada persona como un don de Dios y motivarnos para apreciar, respetar y amar a cada ser humano con quien convivimos y amarnos a nosotros mismos, como Dios nos ama.

Si en este tiempo nos deseamos ¡Felicidades! y de hecho, nos hacemos regalos, ¡que mejor regalo que las actitudes de fraternidad y el testimonio de nuestra fe y nuestra esperanza!, que ilumine nuestro mundo familiar y social, donde florezcan las virtudes y se cultiven los Valores humanos y cristianos.

Esta Navidad y los buenos propósitos de Año Nuevo, nos dan la oportunidad de dejar atrás los juicios y descalificaciones, los resentimientos y las indiferencias con que se han endurecido nuestras relaciones para convertirnos de manera efectiva, en un don de Dios para cada prójimo con quien compartimos este camino de la vida, debemos ser su apoyo y su verdadero hermano.

El Señor quiere enriquecernos con los tesoros de su gracia y hacernos sus hijos adoptivos y herederos de la vida eterna. Decir Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, debe ser solo la expresión verbal de un verdadero sentimiento y de las actitudes que hagan de nuestro mundo, un mundo más humano como el rostro de Jesús, que el Padre por medio de María nos regala en estos días.

El Padre, por su inmenso amor hacia nosotros, al que no hemos sido suficientemente

Con el cariño y la bendición de sus Obispos.

† Juan Manuel Mancilla Sánchez Obispo de Texcoco

† Ricardo Guízar Díaz Arzobispo Emérito Tlalnepantla

† Guillermo Ortiz Mondragón Obispo de Cuautitlán

† Francisco Ramírez Navarro Obispo Auxiliar de Tlalnepantla

† Onésimo Cepeda Silva Obispo Emérito de Ecatepec

† Guillermo Francisco Escobar Galicia Obispo de Teotihuacán

† D. Efraín Mendoza Cruz Obispo Auxiliar de Tlalnepantla

† Héctor Luis Morales Sánchez Obispo de Nezahualcóyotl

† Víctor René Rodríguez Gómez Obispo de Valle de Chalco


Mensajero 144