Page 1

“Por tu palabra, echaré las redes”

“Id ahora a los cruces de los caminos”

La misión no es un proyecto humano. Es una invitación de Jesucristo.

Hay que salir a los cruces de los caminos. Y ponerse en las encrucijadas de la historia, allí donde se decide la vida de los hombres.

(Lc 5,5)

Nos fiamos de Él. Si Dios está con nosotros, quién estará contra nosotros. Con nuestros pastores, somos «pescadores de hombres», enviados para ayudar a nuestros hermanos a salir del mar (símbolo del caos y de la muerte) y conducirlos a la barca de la Iglesia, donde se encuentra fraternidad y salvación.

(Mt 22, 9)

Como Iglesia, tenemos que estar presentes en las periferias de la humanidad. Y allí anunciar la gran alegría: ¡La fe es como un banquete de bodas! ¡Creer es estar enamorado de un Dios que nos ama hasta dar su vida!

“¡Convertíos, porque está cerca el Reino de los cielos!” (Mt 4, 17)

Jesús inicia su predicación invitando a la CONVERSIÓN. Convertirnos, ¿cómo? De la mano de santa Teresa, entendemos que esa conversión es: - A una ORACIÓN más intensa, donde descubramos la alegría de tratar con el Amigo que nunca falla. - A una fe entendida como COMUNIDAD, dentro de la gran familia de la Iglesia. - A una atención más decidida a la POBREZA, tratando de erradicarla y llevando una vida más austera. - A un renovado ardor por EVANGELIZAR, por presentar la belleza de la fe a quienes desconocen a Jesucristo.


“¡Ponéos en ca mino!” (Lc 10, 3)

Somos Iglesia misionera. No somos prisioneros de estructuras caducas. ¡Nuestra vida puede cambiar! El mundo debe cambiar. Nuestra forma de anunciar el Evangelio puede ser eficaz y los hermanos pueden descubrir a Cristo a través de nuestro testimonio. La vida de santa Teresa es la mejor prueba de esto. ¡Queremos llegar donde nadie llega! Queremos llevar la buena noticia de la salvación allí donde los hombres necesitan compañía, verdad, amor, esperanza y vida.

“Y o estoy con vosotros” (Mt 28, 20)

¡Porque Él ha resucitado! Es Emmanuel, «Dios-con-nosotros». No nos abandona. Quien nos envía también nos acompaña a la misión. Anímate a ser misionero. No se trata de hacer extravagancias, sino de tener el coraje de significarse por amor a Cristo y por deseo de presentarlo a los hermanos. En esta misión tú eres el evangelizador. Es tu responsabilidad. Si no eres tú, nadie lo hará por ti. Si no lo haces ahora, ¿entonces cuándo? Si quieres participar, ponte en contacto con tu Parroquia o en el Obispado. e-mail: centenariosantateresa@diocesisdeavila.com Blog: www.teresaavila2015.blogspot.com.es

Misión Diocesana V Centenario  

Tríptico informativo de la Misión que prepara la diócesis con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you