Page 2

2

LA VOZ DEL PASTOR

LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013

La familia que vive la alegrĂ­a de la fe es sal de la tierra y luz del mundo DIRE DI RECTORIO Fundador: Mons. Carlos Talavera RamĂ­rez (+)

Presidente: Mons. Rutilo MuĂąoz Zamora

Director y Editor: P. LĂĄzaro de JesĂşs Caraveo Carrera 'LVHxR*UDÂżFR Jaime A. PĂŠrez HernĂĄndez \-RVHÂżQD0XxR]$OYDUH]

Suplemento LitĂşrgico -RVHÂżQD0XxR]$OYDUH] RedacciĂłn: -RVHÂżQD0XxR]$OYDUH]

Corresponsales: Javier Vidal, Jair Negrete, Gabriela Montalvo, Diana Montalvo, -RVHÂżQD0XxR]$OYDUH] XpresiĂłn juvenil.

DistribuciĂłn: Codipacs

AdministraciĂłn: P. LĂĄzaro de JesĂşs Caraveo Carrera.

ImpresiĂłn:

VATICANO, (ACI/EWTN Noticias) El Papa Francisco presidiĂł la Misa con ocasiĂłn del Encuentro de las Familias, en que mĂĄs de 150 mil personas peregrinaron a Roma por el AĂąo de la Fe, y asegurĂł que “la familia que vive la alegrĂ­a de la fe la comunica espontĂĄneamente, es sal de la tierra y luz del mundoâ€?. En su homilĂ­a, el Santo Padre meditĂł sobre “algunas caracterĂ­sticas fundamentales de la familia cristianaâ€?. Queridas familias: ÂżRezan alguna vez en familia? Algunos sĂ­, lo sĂŠ. Pero muchos me dicen: ÂżCĂłmo se hace? Pero si se hace como el publicano, es claro: humildemente, delante de Dios. Cada uno con humildad se deja mirar por el SeĂąor y pide su bondad, que venga a nosotrosâ€?. “Pero, en familia, ÂżcĂłmo se hace? Porque parece que la oraciĂłn sea algo personal, y ademĂĄs nunca se encuentra el momento oportuno, tranquilo, en familia‌ SĂ­, es verdad, pero es tambiĂŠn cuestiĂłn de humildad, de reconocer que tenemos necesidad de Dios, ÂĄcomo el publicano! Y todas las familias, tienen necesidad de Dios: todas, ÂĄtodas!â€?. Las familias, indicĂł el Papa, “necesidad de su ayuda, de su fuerza, de su bendiciĂłn, de su misericordia, de su perdĂłn. Y se requiere sencillez. ÂĄPara rezar en familia se requiere sencillez! Rezar juntos el ‘Padre nuestro’, alrededor de la mesa, no es una cosa extraordinaria: es fĂĄcil. Y rezar juntos el Rosario, en familia, es muy bello, da mucha fuerzaâ€?. “Y tambiĂŠn rezar el uno por el otro: el marido por la mujer, la mujer por el marido, ambos por los hijos, los hijos por los padres, por los abuelos‌ Rezar el uno por el otro. Esto es orar en familia, y esto hace fuerte a la familia: la oraciĂłnâ€?.

La Voz Diocesana de Coatzacoalcos, Aldama No. 502, Col. Centro Tel. (921)-21-2-90-00. Coatzacoalcos, Ver.

Mail. pastoraldemedios@ hotmail.com semanariolavoz@live. com.mx

Facebook. Codipacs Coatzacoalcos

Twitter. @ codipacscoatza

Canal YouTube. Codipacscoatza

“TambiĂŠn aquĂ­, podemos preguntar: ÂżDe quĂŠ manera, en familia, conservamos nosotros la fe? ÂżLa tenemos para nosotros, en nuestra familia, como un bien privado, como una cuenta bancaria, o sabemos compartirla con el testimonio, con la acogida, con la apertura hacia los demĂĄs?â€?. Francisco reconociĂł que “todos sabemos que las familias, especialmente las mĂĄs jĂłvenes, van con frecuencia ‘a la carrera’, muy ocupadas; pero Âżhan pensado alguna vez que esta ‘carrera’ puede ser tambiĂŠn la carrera de la fe? Las familias cristianas son familias misionerasâ€?. El Papa indicĂł tambiĂŠn que “la verdadera alegrĂ­a que se disfruta en familia no es algo VXSHUÂżFLDO QR YLHQH GH ODV FRVDV GH ODV circunstancias favorables‌ la verdadera alegrĂ­a viene de la armonĂ­a profunda entre las personas, que todos experimentan en su corazĂłn y que nos hace sentir la belleza de estar juntos, de sostenerse mutuamente el camino de la vidaâ€?. “A la base de este sentimiento de alegrĂ­a profunda estĂĄ la presencia de Dios, la presencia

de Dios en la familia, estå su amor acogedor, misericordioso, respetuoso hacia todos. Y sobre todo, un amor paciente: la paciencia es una virtud de Dios y nos ensena, en familia, a tener este amor paciente, el uno con el otro. Tener paciencia entre nosotros�.

la vida en matrimonio (+VI). Las familias cristianas deben ser comunidades de amor, pues como todos sabemos, la familia es la base de la sociedad y es la primera comunidad en la que se una persona se desenvuelve, de ahĂ­ su importancia (+RV).

El Santo Padre remarcĂł que “solo Dios sabe crear la armonĂ­a de las diferencias. Si falta el amor de Dios, tambiĂŠn la familia pierde la armonĂ­a, prevalecen los individualismos, y se apaga la alegrĂ­a. Por el contrario, la familia que vive la alegrĂ­a de la fe la comunica espontĂĄneamente, es sal de la tierra y luz del mundo, es levadura para toda la sociedadâ€?.

Analizando este mensaje del Papa, podemos entender un poco por quĂŠ nuestra sociedad se encuentra en la difĂ­cil situaciĂłn en que se encuentra, en MĂŠxico y el mundo; y es que si la base que es la familia, no sirve como cimiento ÂżUPHODVRFLHGDGVHWDPEDOHD/DLQYLWDFLyQ D DFRPSDxDU D ODV IDPLOLDV HQ GLÂżFXOWDG HV para todos, pero ademĂĄs, el dĂ­a jueves, Su Santidad, durante su primera OrdenaciĂłn Episcopal como Sucesor de Pedro ha invitado una vez mĂĄs a los obispos a servir y a ser pastores +ACI.

“Queridas familias, vivan siempre con fe y simplicidad, como la Sagrada Familia de Nazaret. ÂĄLa alegrĂ­a y la paz del SeĂąor estĂŠ siempre con ustedes!â€?, concluyĂł. OraciĂłn del Papa por las familias: “JesĂşs, MarĂ­a y JosĂŠ a ustedes, la Sagrada Familia de Nazaret, hoy miramos con admiUDFLyQ\FRQÂżDQ]DHQXVWHGHVFRQWHPSODPRV la belleza de la comuniĂłn en el amor verdadero; a ustedes encomendamos a todas nuestras familias, y a que se renueven en las maravillas de la gracia. Sagrada Familia de Nazaret, atractiva escuela del Santo Evangelio: ensĂŠĂąanos a imitar sus virtudes con una sabia disciplina espiritual, danos una mirada limpia que reconozca la acciĂłn de la Providencia en las realidades cotidianas de la vida.

Textualmente Francisco dijo “Ser Obispo es un servicio y no un honorâ€?, en donde una vez mĂĄs el Papa hace un llamado a los obispos a servir y no a ser servidos. Desde que comenzĂł HVWHSRQWLÂżFDGRKHPRVYLVWRJUDQGHVVLJQRV de pobreza y humildad de parte del Papa, pero cada dĂ­a mĂĄs de obispos y sacerdotes en todo el mundo. En el Vaticano, por ejemplo casi han desaparecido los autos de lujo y las cruces pectorales de oro, dejando el paso a vehĂ­culos utilitarios y cruces sencillas de plata o metal, el “efecto Bergoglioâ€? le llaman los medios (+CO).

Hace falta bajar y rebajarnos, dejar nuestra riqueza y darla a los demĂĄs, que nuestras riquezas, materiales y espirituales ayuden a 6DJUDGD )DPLOLD GH 1D]DUHW ÂżHO FXVWRGLD servir, como lo hizo Cristo que era rico y se del ministerio de la salvaciĂłn: haz nacer en hizo pobre, que la pobreza sea un instrumento nosotros la estima por el silencio, haz de (+NV). “El dinero sirve para realizar muchas nuestras familias cĂ­rculos de oraciĂłn y conviĂŠr- obras buenas, para hacer progresar a la hutelas en pequeĂąas iglesias domĂŠsticas, re- manidad, pero cuando se transforma en la nueva el deseo de santidad, sostener la noble Ăşnica razĂłn de vida, destruye al hombre y sus fatiga del trabajo, la educaciĂłn, la escucha, la vĂ­nculos con el mundo exteriorâ€?, no hace falta comprensiĂłn y el perdĂłn mutuo. mĂĄs que echar un vistazo a cualquier ĂĄmbito de nuestra sociedad para darnos cuenta como Sagrada Familia de Nazaret, despierta en es el dinero per se lo que gobierna y mueve a nuestra sociedad la conciencia del carĂĄcter las personas y a la sociedad, destruyĂŠndola. sagrado e inviolable de la familia, Inestimable Particularmente, MĂŠxico se encuentra ante e insustituible. una difĂ­cil situaciĂłn de violencia desatada por los intereses egoĂ­stas que fomenta el dinero, Que cada familia sea acogedora morada de la acumulaciĂłn de ĂŠste, en la mayorĂ­a de los Dios y de la paz para los niĂąos y para los an- casos habido por medios no honestos. Pero cianos, para aquellos que estĂĄn enfermos el efecto ha sido mucho mĂĄs devastador pues y solos, para aquellos que son pobres y ne- se ha presentado en una sociedad donde, cesitados. como hablĂł hoy el Papa, la base estĂĄ dĂŠbil, las familias no son sĂłlidas. -HV~V0DUtD\-RVpDXVWHGHVFRQFRQÂżDQ]D RUDPRVDXVWHGHVFRQDOHJUtDQRVFRQÂżDPRV´ Los obispos en MĂŠxico conscientes de las GLÂżFXOWDGHV\ODVSUHRFXSDFLRQHVGHOSXHEOR han alzado la voz para denunciar el miedo en el cual las familias mexicanas se encuentran, han invitado a sumar esfuerzos para enfrentar positiva, creativa y solidariamente toda forma GH YLROHQFLD D ÂżQ GH HGLÂżFDU XQD VRFLHGDG MXVWDSDFtÂżFD\SUyVSHUD &(0 &DGDXQR de nosotros podemos contribuir a la reparaciĂłn de nuestra sociedad desde nuestras familias, con gestos tan simples como compartir tiempo con nuestros seres queridos, y tiempo MĂŠxico, D.F., noviembre de 2013 de calidad, asĂ­ fortaleceremos las raĂ­ces de nuestra sociedad.

AnĂĄlisis de la Conferencia Episcopal de MĂŠxico sobre el mensaje del Santo Padre a las Familias

“Ustedes hagan evalĂşen nuestra cultura de hoy, con esto: cada vez que se abandona a un niĂąo, y se margina a un anciano, se cumple no sĂłlo un acto de injusticia, sino que tambiĂŠn se sanciona el fracaso de la sociedad. El cuidado de los pequeĂąos y de los ancianos es una opciĂłn de civilizaciĂłnâ€?.(+RV)

“La familia es el motor del mundo y de la historiaâ€?, fueron las palabras que dirigiĂł Papa Francisco a los asistentes a la XXI Asamblea SOHQDULDGHO3RQWLÂżFLR&RQVHMRSDUDOD)DPLOLD este viernes, donde invitĂł tambiĂŠn a proteger SS Francisco el matrimonio, pues es la base de la familia, a alentar a las parejas, sobre todo a las jĂłvenes, D QR GHMDUVH YHQFHU SRU ODV GLÂżFXOWDGHV GH

La voz 3 de noviembre 2013  

La familia que vive la alegría de la fe es sal de la tierra y luz del mundo. Cena de la Amistad 2013.

La voz 3 de noviembre 2013  

La familia que vive la alegría de la fe es sal de la tierra y luz del mundo. Cena de la Amistad 2013.

Advertisement