Issuu on Google+

S eman ari o d e I n fo rmaci Ăł n y F o rmaci Ăł n CatĂł l i ca Domingo 03 Noviembre 2013

AĂąo NÂş 1514

Editor: CODIPACS

La familia que vive la alegrĂ­a de la fe es sal de la tierra y luz del mundo PĂĄg.

Donativo: $ 5.00

ROMINA GONZĂ LEZ 2

PĂĄg. 5

Cena de la Amistad 2013

PĂĄg. PĂĄ g. 9

TIEMPOS DE ESPERANZA

Del Evangelio de JesĂşs segĂşn Lucas (19,1-10) JesĂşs entrĂł en JericĂł e iba atravesando la ciudad. VivĂ­a en ella un hombre rico llamado Zaqueo, jefe de los que cobraban impuestos para Roma, querĂ­a conocer a JesĂşs, pero no conseguĂ­a verle, porque habĂ­a

Santa Mariana (BĂĄrbara) Cope de Molokai En Molokai, Hawai, santa Mariana Cope, virgen, sirviĂł a Cristo en los leprosos. PĂĄg. 10

Martirologio Romano: En Molokai, Hawai, Estados Unidos de Norte

mucha gente y Zaqueo era de baja estatura, asĂ­ que, echando a correr, se adelantĂł, y para alcanzar a verle se subiĂł a un ĂĄrbol junto al cual tenĂ­a que pasar JesĂşs. Al llegar allĂ­, JesĂşs mirĂł hacia arriba y le dijo: ÂŤZaqueo, baja en seguida porque hoy he de quedarme en tu

PĂĄg. 4

AmĂŠrica, Santa Mariana Cope de tubre de 2012 por el Papa Benedicto Molokai, virgen de las Hermanas de XVI 6DQ)UDQFLVFRGH)LODGHOÂżDGXHxD de un corazĂłn extraordinario. (1918) NaciĂł en Heppenheim, HessenDarmstadt (Alemania), el 23 de )HFKDGHEHDWLÂżFDFLyQGHPD\R enero de 1838. Sus padres fueron de 2005 por el Papa Benedicto XVI Peter Kobb, agricultor, y BĂĄrbara Witzenbacher. La bautizaron con el Fecha de canonizaciĂłn: 21 de oc- QRPEUHGH%iUEDUD$ODxRVLJXLHQWH

LA PALABRA DE DIOS EN LA VIDA DE LA IGLESIA

MACHISMO PĂĄg. 8

PĂĄg. 9


2

LA VOZ DEL PASTOR

LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013

La familia que vive la alegrĂ­a de la fe es sal de la tierra y luz del mundo DIRE DI RECTORIO Fundador: Mons. Carlos Talavera RamĂ­rez (+)

Presidente: Mons. Rutilo MuĂąoz Zamora

Director y Editor: P. LĂĄzaro de JesĂşs Caraveo Carrera 'LVHxR*UDÂżFR Jaime A. PĂŠrez HernĂĄndez \-RVHÂżQD0XxR]$OYDUH]

Suplemento LitĂşrgico -RVHÂżQD0XxR]$OYDUH] RedacciĂłn: -RVHÂżQD0XxR]$OYDUH]

Corresponsales: Javier Vidal, Jair Negrete, Gabriela Montalvo, Diana Montalvo, -RVHÂżQD0XxR]$OYDUH] XpresiĂłn juvenil.

DistribuciĂłn: Codipacs

AdministraciĂłn: P. LĂĄzaro de JesĂşs Caraveo Carrera.

ImpresiĂłn:

VATICANO, (ACI/EWTN Noticias) El Papa Francisco presidiĂł la Misa con ocasiĂłn del Encuentro de las Familias, en que mĂĄs de 150 mil personas peregrinaron a Roma por el AĂąo de la Fe, y asegurĂł que “la familia que vive la alegrĂ­a de la fe la comunica espontĂĄneamente, es sal de la tierra y luz del mundoâ€?. En su homilĂ­a, el Santo Padre meditĂł sobre “algunas caracterĂ­sticas fundamentales de la familia cristianaâ€?. Queridas familias: ÂżRezan alguna vez en familia? Algunos sĂ­, lo sĂŠ. Pero muchos me dicen: ÂżCĂłmo se hace? Pero si se hace como el publicano, es claro: humildemente, delante de Dios. Cada uno con humildad se deja mirar por el SeĂąor y pide su bondad, que venga a nosotrosâ€?. “Pero, en familia, ÂżcĂłmo se hace? Porque parece que la oraciĂłn sea algo personal, y ademĂĄs nunca se encuentra el momento oportuno, tranquilo, en familia‌ SĂ­, es verdad, pero es tambiĂŠn cuestiĂłn de humildad, de reconocer que tenemos necesidad de Dios, ÂĄcomo el publicano! Y todas las familias, tienen necesidad de Dios: todas, ÂĄtodas!â€?. Las familias, indicĂł el Papa, “necesidad de su ayuda, de su fuerza, de su bendiciĂłn, de su misericordia, de su perdĂłn. Y se requiere sencillez. ÂĄPara rezar en familia se requiere sencillez! Rezar juntos el ‘Padre nuestro’, alrededor de la mesa, no es una cosa extraordinaria: es fĂĄcil. Y rezar juntos el Rosario, en familia, es muy bello, da mucha fuerzaâ€?. “Y tambiĂŠn rezar el uno por el otro: el marido por la mujer, la mujer por el marido, ambos por los hijos, los hijos por los padres, por los abuelos‌ Rezar el uno por el otro. Esto es orar en familia, y esto hace fuerte a la familia: la oraciĂłnâ€?.

La Voz Diocesana de Coatzacoalcos, Aldama No. 502, Col. Centro Tel. (921)-21-2-90-00. Coatzacoalcos, Ver.

Mail. pastoraldemedios@ hotmail.com semanariolavoz@live. com.mx

Facebook. Codipacs Coatzacoalcos

Twitter. @ codipacscoatza

Canal YouTube. Codipacscoatza

“TambiĂŠn aquĂ­, podemos preguntar: ÂżDe quĂŠ manera, en familia, conservamos nosotros la fe? ÂżLa tenemos para nosotros, en nuestra familia, como un bien privado, como una cuenta bancaria, o sabemos compartirla con el testimonio, con la acogida, con la apertura hacia los demĂĄs?â€?. Francisco reconociĂł que “todos sabemos que las familias, especialmente las mĂĄs jĂłvenes, van con frecuencia ‘a la carrera’, muy ocupadas; pero Âżhan pensado alguna vez que esta ‘carrera’ puede ser tambiĂŠn la carrera de la fe? Las familias cristianas son familias misionerasâ€?. El Papa indicĂł tambiĂŠn que “la verdadera alegrĂ­a que se disfruta en familia no es algo VXSHUÂżFLDO QR YLHQH GH ODV FRVDV GH ODV circunstancias favorables‌ la verdadera alegrĂ­a viene de la armonĂ­a profunda entre las personas, que todos experimentan en su corazĂłn y que nos hace sentir la belleza de estar juntos, de sostenerse mutuamente el camino de la vidaâ€?. “A la base de este sentimiento de alegrĂ­a profunda estĂĄ la presencia de Dios, la presencia

de Dios en la familia, estå su amor acogedor, misericordioso, respetuoso hacia todos. Y sobre todo, un amor paciente: la paciencia es una virtud de Dios y nos ensena, en familia, a tener este amor paciente, el uno con el otro. Tener paciencia entre nosotros�.

la vida en matrimonio (+VI). Las familias cristianas deben ser comunidades de amor, pues como todos sabemos, la familia es la base de la sociedad y es la primera comunidad en la que se una persona se desenvuelve, de ahĂ­ su importancia (+RV).

El Santo Padre remarcĂł que “solo Dios sabe crear la armonĂ­a de las diferencias. Si falta el amor de Dios, tambiĂŠn la familia pierde la armonĂ­a, prevalecen los individualismos, y se apaga la alegrĂ­a. Por el contrario, la familia que vive la alegrĂ­a de la fe la comunica espontĂĄneamente, es sal de la tierra y luz del mundo, es levadura para toda la sociedadâ€?.

Analizando este mensaje del Papa, podemos entender un poco por quĂŠ nuestra sociedad se encuentra en la difĂ­cil situaciĂłn en que se encuentra, en MĂŠxico y el mundo; y es que si la base que es la familia, no sirve como cimiento ÂżUPHODVRFLHGDGVHWDPEDOHD/DLQYLWDFLyQ D DFRPSDxDU D ODV IDPLOLDV HQ GLÂżFXOWDG HV para todos, pero ademĂĄs, el dĂ­a jueves, Su Santidad, durante su primera OrdenaciĂłn Episcopal como Sucesor de Pedro ha invitado una vez mĂĄs a los obispos a servir y a ser pastores +ACI.

“Queridas familias, vivan siempre con fe y simplicidad, como la Sagrada Familia de Nazaret. ÂĄLa alegrĂ­a y la paz del SeĂąor estĂŠ siempre con ustedes!â€?, concluyĂł. OraciĂłn del Papa por las familias: “JesĂşs, MarĂ­a y JosĂŠ a ustedes, la Sagrada Familia de Nazaret, hoy miramos con admiUDFLyQ\FRQÂżDQ]DHQXVWHGHVFRQWHPSODPRV la belleza de la comuniĂłn en el amor verdadero; a ustedes encomendamos a todas nuestras familias, y a que se renueven en las maravillas de la gracia. Sagrada Familia de Nazaret, atractiva escuela del Santo Evangelio: ensĂŠĂąanos a imitar sus virtudes con una sabia disciplina espiritual, danos una mirada limpia que reconozca la acciĂłn de la Providencia en las realidades cotidianas de la vida.

Textualmente Francisco dijo “Ser Obispo es un servicio y no un honorâ€?, en donde una vez mĂĄs el Papa hace un llamado a los obispos a servir y no a ser servidos. Desde que comenzĂł HVWHSRQWLÂżFDGRKHPRVYLVWRJUDQGHVVLJQRV de pobreza y humildad de parte del Papa, pero cada dĂ­a mĂĄs de obispos y sacerdotes en todo el mundo. En el Vaticano, por ejemplo casi han desaparecido los autos de lujo y las cruces pectorales de oro, dejando el paso a vehĂ­culos utilitarios y cruces sencillas de plata o metal, el “efecto Bergoglioâ€? le llaman los medios (+CO).

Hace falta bajar y rebajarnos, dejar nuestra riqueza y darla a los demĂĄs, que nuestras riquezas, materiales y espirituales ayuden a 6DJUDGD )DPLOLD GH 1D]DUHW ÂżHO FXVWRGLD servir, como lo hizo Cristo que era rico y se del ministerio de la salvaciĂłn: haz nacer en hizo pobre, que la pobreza sea un instrumento nosotros la estima por el silencio, haz de (+NV). “El dinero sirve para realizar muchas nuestras familias cĂ­rculos de oraciĂłn y conviĂŠr- obras buenas, para hacer progresar a la hutelas en pequeĂąas iglesias domĂŠsticas, re- manidad, pero cuando se transforma en la nueva el deseo de santidad, sostener la noble Ăşnica razĂłn de vida, destruye al hombre y sus fatiga del trabajo, la educaciĂłn, la escucha, la vĂ­nculos con el mundo exteriorâ€?, no hace falta comprensiĂłn y el perdĂłn mutuo. mĂĄs que echar un vistazo a cualquier ĂĄmbito de nuestra sociedad para darnos cuenta como Sagrada Familia de Nazaret, despierta en es el dinero per se lo que gobierna y mueve a nuestra sociedad la conciencia del carĂĄcter las personas y a la sociedad, destruyĂŠndola. sagrado e inviolable de la familia, Inestimable Particularmente, MĂŠxico se encuentra ante e insustituible. una difĂ­cil situaciĂłn de violencia desatada por los intereses egoĂ­stas que fomenta el dinero, Que cada familia sea acogedora morada de la acumulaciĂłn de ĂŠste, en la mayorĂ­a de los Dios y de la paz para los niĂąos y para los an- casos habido por medios no honestos. Pero cianos, para aquellos que estĂĄn enfermos el efecto ha sido mucho mĂĄs devastador pues y solos, para aquellos que son pobres y ne- se ha presentado en una sociedad donde, cesitados. como hablĂł hoy el Papa, la base estĂĄ dĂŠbil, las familias no son sĂłlidas. -HV~V0DUtD\-RVpDXVWHGHVFRQFRQÂżDQ]D RUDPRVDXVWHGHVFRQDOHJUtDQRVFRQÂżDPRV´ Los obispos en MĂŠxico conscientes de las GLÂżFXOWDGHV\ODVSUHRFXSDFLRQHVGHOSXHEOR han alzado la voz para denunciar el miedo en el cual las familias mexicanas se encuentran, han invitado a sumar esfuerzos para enfrentar positiva, creativa y solidariamente toda forma GH YLROHQFLD D ÂżQ GH HGLÂżFDU XQD VRFLHGDG MXVWDSDFtÂżFD\SUyVSHUD &(0 &DGDXQR de nosotros podemos contribuir a la reparaciĂłn de nuestra sociedad desde nuestras familias, con gestos tan simples como compartir tiempo con nuestros seres queridos, y tiempo MĂŠxico, D.F., noviembre de 2013 de calidad, asĂ­ fortaleceremos las raĂ­ces de nuestra sociedad.

AnĂĄlisis de la Conferencia Episcopal de MĂŠxico sobre el mensaje del Santo Padre a las Familias

“Ustedes hagan evalĂşen nuestra cultura de hoy, con esto: cada vez que se abandona a un niĂąo, y se margina a un anciano, se cumple no sĂłlo un acto de injusticia, sino que tambiĂŠn se sanciona el fracaso de la sociedad. El cuidado de los pequeĂąos y de los ancianos es una opciĂłn de civilizaciĂłnâ€?.(+RV)

“La familia es el motor del mundo y de la historiaâ€?, fueron las palabras que dirigiĂł Papa Francisco a los asistentes a la XXI Asamblea SOHQDULDGHO3RQWLÂżFLR&RQVHMRSDUDOD)DPLOLD este viernes, donde invitĂł tambiĂŠn a proteger SS Francisco el matrimonio, pues es la base de la familia, a alentar a las parejas, sobre todo a las jĂłvenes, D QR GHMDUVH YHQFHU SRU ODV GLÂżFXOWDGHV GH


LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 04 Noviembre de 2013

CONOCE TU FE

Lo que la Iglesia celebra

3

VDFHUGRWH\HOGLiFRQR(QFLUFXQV tancias especiales, puede exponerlo sin dar la bendiciĂłn el acĂłlito o el ministro extraordinario de la comuQLyQ>@ Las Iglesias orientales que no HVWiQ HQ SOHQD FRPXQLyQ FRQ OD Iglesia catĂłlica tienen verdaderos sacramentos, ya que en virtud de la sucesiĂłn apostĂłlica han conservado HOVDFHUGRFLR\OD(XFDULVWtD>@/DV comunidades eclesiales nacidas de la Reforma, sobre todo por defecto del sacramento del Orden, no han conservado la sustancia genuina e tQWHJUD GHO 0LVWHULR HXFDUtVWLFR>@ 6L D MXLFLR GHO 2UGLQDULR>@ VH presenta una necesidad grave, los ministros catĂłlicos pueden administrar los sacramentos a cristianos que QR HVWiQ HQ SOHQD FRPXQLyQ FRQ la Iglesia CatĂłlica, pero que piden estos sacramentos con deseo y rectitud; en tal caso se precisa que profesen la fe catĂłlica respecto a HVWRVVDFUDPHQWRV\HVWpQELHQGLV SXHVWRV>@

Los siete sacramentos Por: S.E. Mons. Eugenio Lira RugarcĂ­a, Obispo Auxiliar de Puebla y Secretario General de la CEM

El sacramento de la EucaristĂ­a Nuestro Salvador, en la Ăšltima Cena, LQVWLWX\y HO VDFULÂżFLR HXFDUtVWLFR de su Cuerpo y su Sangre (cfr. Mt 26,28) para cumplir, hasta su vuelta, su promesa: “Yo estoy con vosotros WRGRVORVGtDVKDVWDHOÂżQGHOPXQGR´ FIU0W $VtHQWUHJiQGRVHQRV como alimento bajo las apariencias de pan y vino, nos comunica todo HO SRGHU VDOYtÂżFR GH VX SDVLyQ muerte y resurrecciĂłn, por el que, OLEHUiQGRQRV GHO SHFDGR QRV XQH DVt PLVPR DO (VStULWX 6DQWR D Dios Padre, y a toda la Iglesia – FRQ OD 9LUJHQ 0DUtD ORV VDQWRV \ los difuntos; con el Papa, el propio Obispo, todo el clero y el pueblo de 'LRVHQWHURÂąGiQGRQRVDVtXQJXVWR DQWLFLSDGR GH OR TXH VHUi OD GLFKD del Cielo, y nos fortalece para ser constructores de unidad en nuestra familia, y en nuestros ambientes, con la esperanza de alcanzar la vida eterna y de resucitar. Por eso, VDQ,JQDFLRGH$QWLRTXtDOODPDDOD (XFDULVWtD ÂłDQWtGRWR FRQWUD OD PXHU WH´>@VHJ~QODSURPHVDGH-HV~V Âł(O TXH FRPH PL &DUQH \ EHEH PL 6DQJUH WLHQH YLGD HWHUQD´ -Q   >@

el compromiso en favor de los poEUHV>@ 'HVGHHOVLJOR,,VHJ~QHOWHVWLPRQLR GH VDQ -XVWLQR>@ WHQHPRV ODV JUDQGHV OtQHDV GHO GHVDUUROOR GH OD FHOHEUDFLyQ HXFDUtVWLFD TXH KDQ permanecido invariables hasta - - QXHVWURVGtDVDWUDYpVGHODGLYHUVL GDGGHWUDGLFLRQHVOLW~UJLFDVODSUR clamaciĂłn de la Palabra de Dios, la acciĂłn de gracias a Dios Padre por WRGRVVXVEHQHÂżFLRVVREUHWRGRSRU el don de su Hijo; la consagraciĂłn GHOSDQ\GHOYLQR\ODFRPXQLyQ>@ (O 0LVWHULR GH OD (XFDULVWtD HV WDQ grande, que nadie puede permitirse WUDWDUORDVXDUELWULR'HDKtHOVHQWLGR SURIXQGR GH ODV QRUPDV OLW~UJLFDV que son competencia exclusiva de la Sede ApostĂłlica y, en la medida que determine la ley, del Obispo. 7RGRVORVÂżHOHVWLHQHQHOGHUHFKRGH FHOHEUDUXQDOLWXUJLDHXFDUtVWLFDYHU dadera. Por eso deben observarse ODV QRUPDV OLW~UJLFDV TXH VRQ JD UDQWtDGHHOOR

6yORORVRELVSRV\SUHVEtWHURVYiOLGD mente ordenados pueden presidir la (XFDULVWtD\FRQVDJUDUHOSDQ\HOYLQR para que se conviertan en el Cuerpo \ OD 6DQJUH GHO 6HxRU>@ /RV VLJ nos esenciales del sacramento euFDUtVWLFRVRQSDQGHWULJR\YLQRGH /D (XFDULVWtD GHO JULHJR ³HXFKDULV YLG>@VREUHORVFXDOHVHVLQYRFDGD WHLQ´ DFFLyQ GH JUDFLDV FIU /F OD EHQGLFLyQ GHO (VStULWX 6DQWR \ HO   &R   HV DODEDQ]D DO 2ELVSRRHOSUHVEtWHURSURQXQFLDODV Padre; esmemorial (actualización) palabras de la consagración dichas GHO VDFUL¿FLR GH &ULVWR \ SUHVHQFLD SRU-HV~VHQOD~OWLPDFHQD>@ VX\DHVVDQWRVDFUL¿FLRRIUHFLGRHQ reparación de los pecados de los $OJXQRV GH HQWUH ORV ¿HOHV ODLFRV vivos y los difuntos, y para obtener HMHUFHQ VHUYLFLRV DGHPiV GH ORV GH 'LRV EHQH¿FLRV HVSLULWXDOHV R ministerios instituidos de lector y de WHPSRUDOHV>@6HOHOODPDWDPELpQ DFyOLWR HVWiQ ORV PRQDJXLOORV TXH Banquete del Señor (cfr. 1 Co pueden ser niñas o mujeres. Sólo 11,20), Fracción del pan (cfr. Hch donde la necesidad lo requiera, los 2,42.46; 20,7.11), y Santa Misa, ministros extraordinarios pueden porque la liturgia termina con el ayudar al sacerdote celebrante a disHQYtR GH ORV ¿HOHV PLVVLR  D TXH WULEXLUOD&RPXQLyQ>@ cumplan la voluntad de Dios en su YLGD FRWLGLDQD>@ 3RU HVR OD (X A los sacerdotes se recomienda la FDULVWtD HQWUDxD SDUWLFXODUPHQWH celebración diaria de la Misa, aunque

(Parte 2)

no pueda tenerse con asistencia de ÂżHOHV/D,JOHVLDPDQGDDORVÂżHOHV SDUWLFLSDUHQOD(XFDULVWtDORVGRPLQ JRV\GtDVGHÂżHVWD\UHFLELUDOPH nos una vez al aĂąo la ComuniĂłn, si HV SRVLEOH HQ WLHPSR SDVFXDO>@ /RVÂżHOHVSXHGHQFRPXOJDUGHURGL llas o de pie, y tienen derecho a elegir si desean recibir la ComuniĂłn en ODERFD>@UHFLELUODHQODPDQRVyOR se permite en los lugares donde la Conferencia de Obispos lo haya auWRUL]DGR 1R HVWi SHUPLWLGR TXH ORV ÂżHOHV WRPHQ OD KRVWLD FRQVDJUDGD QLHOFiOL]VDJUDGRSRUVtPLVPRVQL mucho menos que se lo pasen entre VtGHPDQRHQPDQR>@ (O ÂżHO ODLFR TXH \D KD UHFLELGR OD (XFDULVWtD SXHGH UHFLELUOD RWUD YH] HO PLVPR GtD VRODPHQWH GHQWUR GH ODFHOHEUDFLyQHXFDUtVWLFDHQODTXH SDUWLFLSH>@7RGREDXWL]DGRTXHQR tenga impedimento, puede comulgar. (QHOFDVRGHORVQLxRVVHUHTXLHUH que comprendan en su capacidad HO PLVWHULR \ HVWpQ SUHSDUDGRV (Q peligro de muerte, basta que distinJDQHO3DQHXFDUtVWLFRGHODOLPHQWR FRP~Q>@ Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la ReconciliaciĂłn antes de acercarse a comulgar (cfr. 1 Co   3DUD SUHSDUDUVH FRQYH nientemente a recibir la ComuniĂłn, ORVÂżHOHVGHEHQREVHUYDUHOD\XQRDO menos de una hora, el cual no obliga DORVDQFLDQRVRHQIHUPRVDVtFRPR DTXLHQHVORVFXLGDQ>@ 3XHVWR TXH &ULVWR PLVPR HVWi SUH VHQWH HQ OD (XFDULVWtD TXH OXHJR de la celebraciĂłn de la Misa es guardada en el copĂłn y reservada en el Sagrario –sobre todo para poder llevarla a los enfermos–, es preciso tributarle la debida honra, mediante OD$GRUDFLyQ(XFDUtVWLFDODYLVLWDDO 6DQWtVLPRODV3URFHVLRQHVORV&RQ JUHVRV (XFDUtVWLFRV \ HO UH]R GHO 5RVDULR(OPLQLVWURGHODH[SRVLFLyQ GHO 6DQWtVLPR 6DFUDPHQWR HV HO

>@(SK >@ &IU -8$1 3$%/2 ,, (QF Âł(FFOHVLD GH (XFKDULVWLD´ >@&IU&DWHFLVPRGHOD,JOHVLD&DWyOLFDQQ  >@,EtGQQ >@&IU0W6$1-8$1&5,6Ă?67202 hom. in 1 Co 27,4; Catecismo de la Iglesia &DWyOLFDQ>@$SRO >@&IU&DWHFLVPRGHOD,JOHVLD&DWyOLFDQQ >@,EtGQ >@ (O SDQ TXH VH HPSOHD HQ OD (XFDULVWtD GHEH VHU i]LPR GH VyOR WULJR \ KHFKR UHFLHQWHPHQWH (O YLQR GHEH VHU QDWXUDO del fruto de la vid, puro y sin corromper (cfr. &21*5(*$&,Ă?13$5$(/&8/72',9,12 </$',6&,3/,1$'(/266$&5$0(1726 ,QVWUXFFLyQÂł5HGHPSWLRQLVVDFUDPHQWXP´QQ 48-50). >@ &IU &RQFLOLR GH 7UHQWR '6 QQ     >@ &IU ,QVWUXFFLyQ Âł5HGHPSWLRQLV VDFUDPHQWXP´Q >@&IU&yGLJRGH'HUHFKR&DQyQLFRF >@&IU,QVWUXFFLyQÂł5HGHPSWLRQLVVDFUDPHQ WXP´QQ >@,EtGQQ>@,EtGQ >@ &IU &yGLJR GH 'HUHFKR &DQyQLFR FF \>@,EtGFÂ&#x2020;>@,EtG F >@ &IU &DWHFLVPR GH OD ,JOHVLD FDWyOLFD Q >@,EtGQ >@6HJ~QHO&yGLJRGH'HUHFKR&DQyQLFR F  Â&#x2020;  SRU Âł2UGLQDULR´ VH HQWLHQGH HO Papa, los Obispos diocesanos, los Vicarios JHQHUDOHV\HSLVFRSDOHV\WDPELpQUHVSHFWR a sus miembros, los Superiores mayores de institutos religiosos clericales de derecho SRQWLÂżFLR \ GH VRFLHGDGHV FOHULFDOHV GH YLGD DSRVWyOLFDGHGHUHFKRSRQWLÂżFLRTXHWLHQHQDO menos, potestad ejecutiva ordinaria. >@&IU&yGLJRGH'HUHFKR&DQyQLFRF Â&#x2020;&DWHFLVPRGHOD,JOHVLDFDWyOLFDQ


4 TIEMPOS DE ESPERANZA TIEMPOS DE ESPERANZA

LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013

MarĂ­a Guadalupe Salgado Gama

Del Evangelio de JesĂşs segĂşn Lucas

19,1-10

casa.Âť Zaqueo bajĂł aprisa, y con alegrĂ­a recibiĂł a JesĂşs. Al ver esto comenzaron todos a criticar a JesĂşs, diciendo que habĂ­a ido a quedarse en casa de un pecador, pero Zaqueo, levantĂĄndose entonces, dijo al SeĂąor: ÂŤMira, SeĂąor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes; y si he robado algo a alguien, le devolverĂŠ cuatro veces mĂĄs.Âť JesĂşs le dijo: ÂŤHoy ha llegado la salvaciĂłn a esta casa, porque este hombre tambiĂŠn es descendiente de Abraham. Pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se habĂ­a perdido.Âť EntraĂąables hermanos en el Amor a Cristo: Hemos creĂ­do que la cultura de la retribuciĂłn consiste en darle a cada quien lo que le corresponde en justicia y podrĂ­amos decir que es correcto, sin embargo JesĂşs nos presenta hoy a un hombre que, arrepentido de sus muchos abusos de autoridad, se transforma, al ser tocado en el corazĂłn por la gracia procedente de Dios; transformaciĂłn que va mĂĄs allĂĄ del simple arrepentimiento y reconocimiento del pecado; Zaqueo sabe que no puede dar marcha atrĂĄs en sus malos actos, sin embargo, le plantea a JesĂşs que: Si ha robado, despojado, abusado de la gente, estĂĄ dispuesto no sĂłlo a devolver lo que quitĂł, sino aun mĂĄs, devolverĂĄ 4 veces el valor de lo hurtado y

tambiĂŠn decide repartir la mitad de su fortuna con los pobres. Nunca serĂĄ suficiente confesar nuestras culpas si no estamos dispuestos a reparar el daĂąo hecho; hombres de todos los tiempos que han amasado enormes fortunas a base de despojos, malversaciones, trapacerĂ­as y abusos que ven como actos ordinarios en el ejercicio diario GHVXVDFWLYLGDGHVÂżQDQFLHUDV\HV que en medio del dinero, siempre se apersona la avaricia en forma de injusticia y opresiĂłn; desde la humana visiĂłn, los medios ensalzan y alaban a los habilidosos genios de ODVPDOOODPDGDVDUWHVÂżQDQFLHUDV aunque quizĂĄ sin saberlo esos hermanos nuestros, estĂĄn poniendo en riesgo la salvaciĂłn de su alma. Zaqueo tuvo tiempo y bienes materiales para responder y reparar el mal que habĂ­a hecho; tenemos que hacer el bien mientras dure el dĂ­a, porque los tiempos se abrevian sin darnos cuenta; tener la posibilidad de restaurar, reparar, componer el daĂąo, el robo, los falsos testimonios, las calumnias, los chismes que incluso llegan a disolver matrimonios o a acabar con la reputaciĂłn de nuestros hermanos, es siempre una oportunidad que nuestro Padre pone al alcance de nuestras manos para empezar a crecer como seres humanos; en

efecto, Zaqueo tenĂ­a en riquezas lo que no poseĂ­a en estatura; era poderoso y odiado, ansiaba mirar a JesĂşs, su corazĂłn vacĂ­o a pesar de su fortuna, le hicieron buscar alguna forma de poder mirarlo y asĂ­, se trepĂł al sicĂłmoro; JesĂşs lo llamĂł por su nombre y le ordenĂł bajar de su seguridad econĂłmica y Zaqueo bajĂł, se humillĂł ante JesĂşs, reconociĂł su culpa, ofreciĂł reparaciĂłn, cosa que tenemos que aprender; somos iglesia militante y cada dĂ­a transitamos hacia la casa del Padre; asĂ­ como en los bancos mercantiles guardamos nuestro dinero y disponemos de efectivo o ahorramos, asĂ­, nuestra vida espiritual maneja un banco, el banco de las gracias y las obras; en esas cuentas podemos depositar nuestras oraciones, nuestros ayunos, nuestros actos de dominio de nuestra lengua y continencia de nuestros pensamientos y nuestro cuerpo; cada vez que nos dejamos llevar por actos negativos tanto de pensamientos como palabras, obras y omisiones, estamos haciendo retiros de nuestra cuenta personal; si hoy por hoy olvidamos trabajar por la construcciĂłn de un mundo de justicia, de amor, de caridad y de compasiĂłn, significa que somos como los hombres que durante aquella comida o cena en casa de Zaqueo, lo criticaron porque miraban con los ojos y juzgaban con su limitada, confusa y obtusa visiĂłn humana; acaso nosotros al conocer a JesĂşs, hemos dado la vuelta y hemos vuelto sobre nuestros pasos, nos hemos convertido y esa conversiĂłn nos ha hecho comprender el significado del arrepentimiento y reparaciĂłn de nuestras malas obras y aquellos hermanos perifĂŠricos que como

satĂŠlites entran y salen de la Ăłrbita de la Fe, nos juzgan y en su juicio involucran al propio Dios como pensando â&#x20AC;&#x2DC;CĂłmo es posible que este o esta ahora quiere engaĂąar a Diosâ&#x20AC;&#x2122;; tengamos presente que la relaciĂłn con Cristo JesĂşs, es como el ejercicio ciudadano del voto: Personal, Directo e Intransferible; sin embargo, lo que siempre queda a la vista como certeza de cualquier conversiĂłn, es el fruto que da esa persona, el propio JesĂşs seĂąalĂł â&#x20AC;&#x201C;Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conocerĂŠis. ÂżAcaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? AsĂ­, todo buen ĂĄrbol da buenos frutos, pero el ĂĄrbol malo da frutos malos. No puede el buen ĂĄrbol dar malos frutos, ni el ĂĄrbol malo dar frutos buenos. Todo ĂĄrbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. AsĂ­ que, por sus frutos los conocerĂŠis.(Mt.7,15-20) Pidamos a nuestro Padre nos conceda hambre de Ă&#x2030;l para buscarlo con ansias de reparar nuestros pecados, Pidamos nos baje de nuestro ĂĄrbol de soberbia, vanidad, ostentaciĂłn, robo y violencia, Pidamos su gracia para estar dispuestos a decirle que no sĂłlo repararemos lo mal hecho sino que haremos mĂĄs y mejores cosas en EHQHÂżFLRGHTXLHQHVKHPRVGDxDGR material, moral o espiritualmente y sobre todo queridĂ­simos hermanos en la Fe, pidamos que no abandone la obra de sus manos para que de esas manos, crezcamos, florezcamos, demos fruto y testimonio de su Amor en nuestros corazones y que asĂ­ sea. AmĂŠn. AmĂŠn. AmĂŠn.


LA VOZ

MĂ&#x161;SICA CATĂ&#x201C;LICA

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 04 Noviembre de 2013

de su padre y hermano y que podrĂĄn ser escuchadas en vivo durante su lanzamiento. ÂżHubo obstĂĄculos en la grabaciĂłn de este disco?

ROMINA GONZĂ LEZ a joven cantante espera que esta nueva producciĂłn â&#x20AC;&#x153;sea un instrumento para que muchos puedan encontrar al SeĂąor en su propio corazĂłn, Cristo tambiĂŠn estĂĄ dentro nuestroâ&#x20AC;?.

L

w w w. r o m i n a g o n z a l e z . c l acordesatupalabra.blogspot.com Entrevista realizada por Fernanda Gamboa Navarro NaciĂł en una familia de mĂşsicos un 20 de Septiembre de 1988 dentro de una familia donde la mĂşsica siempre ha estado presente. Su padre es mĂşsico, y esto la condujo a aprender a tocar distintos instrumentos desde muy pequeĂąa.

grabaciĂłn y ediciĂłn de un tercer disco, para asĂ­ seguir entregando mĂşsica a Dios y a todos los hermanos. Fueron tres aĂąos de espera, de trabajo, e incluso a ratos de desmotivaciĂłn, y de maduraciĂłn espiritual para que â&#x20AC;&#x153;Buscando pazâ&#x20AC;? se materializara. La tercera producciĂłn de Romina GonzĂĄlez (24) busca volver a la fuente: â&#x20AC;&#x153;Acordarse de ese encuentro con Cristo desde la propia intimidad de la oraciĂłn y agarrar fuerzas de ahĂ­ para vivir anunciĂĄndolo en lo cotidiano. Este disco no es tanto de misiĂłn â&#x20AC;&#x153;externaâ&#x20AC;?, como los discos anteriores, sino de misiĂłn internaâ&#x20AC;?.

â&#x20AC;&#x153;Buscando pazâ&#x20AC;? fue lanzado en concierto en mayo de 2013 en el Aula El aĂąo 2003 entra al Coro de la Parro- Magna de la Universidad Alberto quia San JosĂŠ de Melipilla, despuĂŠs Hurtado (Cienfuegos 41, metro Los de haber estado muchos aĂąos le- HĂŠroes) luego de un largo camino jos del SeĂąor. AhĂ­, logrĂł conocer de trabajo y maduraciĂłn musical y encontrarse con Dios por medio y personal. Las canciones fueron del don que Ă&#x2030;l mismo le regalĂł. escritas al mismo tiempo que las ComenzĂł a tener una vida pastoral de â&#x20AC;&#x153;Congregados por tu amorâ&#x20AC;?, la muy activa, puesto que el Coro no fue segunda producciĂłn de Romina a la Ăşnica comunidad que ingresĂł. Y presentada en 2009. Sin embargo, reDVtHODxRPLHQWUDVSODQLÂżFDED FLpQSRGUiQVHUHVFXFKDGDVHVWHÂżQ una misiĂłn de verano en conjunto de semana. con su Comunidad Misionera, surge la idea de componer un himno para â&#x20AC;&#x153;El disco sigue la lĂ­nea testimonial esta misiĂłn que tenĂ­a como lema â&#x20AC;&#x153;Al de siempre, pero las experiencias encuentro con Cristo Vivoâ&#x20AC;?. musicales y personales que he vivi-. do, hacen que este disco narre una Esa misma noche en menos de 3 historia de bĂşsqueda interna de horas, habĂ­a compuesto su primer forma mĂĄs madura; en busca de tema de mĂşsica catĂłlica,llamado una paz que el mundo no da. En el â&#x20AC;&#x153;Vamos al Encuentroâ&#x20AC;?.Seguido, fondo es la bĂşsqueda de la paz de compone â&#x20AC;&#x153;Dios te llamaâ&#x20AC;?, un Himno Cristo y esa madurez se transmite para su DiĂłcesis de Melipilla, y mu- en la interpretaciĂłn y tambiĂŠn en los chas canciones mĂĄs. En su trayec- arreglos que son distintos a los distoria musical ya ha realizado dos cos anterioresâ&#x20AC;?, dice Romina sobre producciones: â&#x20AC;&#x153;Vamos al encuen- su nueva producciĂłn. El CD contiene troâ&#x20AC;? (aĂąo 2007) y â&#x20AC;&#x153;Congregados por 12 canciones originales y de su tu Amorâ&#x20AC;? (aĂąo 2009). En estos mo- autorĂ­a que fueron grabadas en la mentos se encuentra en procesos de intimidad de su hogar acompaĂąada

El primer aĂąo el disco quedĂł parado por presupuesto, y despuĂŠs el otro aĂąo y medio fue por desmotivaciĂłn. SentĂ­a que despuĂŠs de tantos obstĂĄculos a lo mejor Dios no querĂ­a que yo hiciera esto. Me empecĂŠ a cuestionar si realmente estaba llevando a cabo la misiĂłn que ĂŠl me pedĂ­a o era un afĂĄn propio sacar un disco. Fue un proceso interno de cuestionarse y volver a re-encantarse con la misiĂłn que se nos fue encomendada. ÂżFue necesario el tiempo? SĂ­, fue justo y necesario (rĂ­e). TenĂ­a que pasar este tiempo para que el disco sonara como suena ahora. Si no, hubiera sido muy distinto, hubiĂŠsemos dicho lo mismo pero de otra manera. Quisimos que la forma en que Ă­bamos a narrar todo esto, tuviera congruencia con el proceso que nos tocĂł vivir y eso se nota en los instrumentos, en los arreglos, en la interpretaciĂłn. Fue un proceso muy

5

profundo y bello, y creo que eso fue lo que ayudĂł a madurar las canciones, porque nos dimos cuenta de que en realidad Dios sĂ­ estaba con nosotros y sĂ­ nos estaba pidiendo esto, pero tambiĂŠn nos pedĂ­a fortaleza para poder superar todo lo que se nos presentaba en el camino. ÂżQuĂŠ esperas de esta nueva producciĂłn? Yo espero que este disco sea un instrumento para que muchos puedan encontrar al SeĂąor en su propio corazĂłn. Algunos de los temas van a poder ser escuchados este sĂĄbado y se van a dar cuenta de que muchos hablan de que Cristo ademĂĄs de estar en la Iglesia, en el rostro de los demĂĄs, tambiĂŠn estĂĄ dentro nuestro. Con las canciones quisiera propiciarle DODJHQWHXQPRPHQWRGHUHĂ&#x20AC;H[LyQ para que se puedan dar cuenta de que ellos tambiĂŠn son partĂ­cipes del PLVWHULRGH'LRVGHHVH$PRULQÂżQLWR Intereses Evangelizar, entregar a Dios, amar, cantar, rezar, encontrarse con los hermanos.


6

LA VOZ

EVENTO DIOCESANO

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013

Cena C ena de de la la A Amistad mistad 2013 2013 Por: Josy MuĂąoz / CODIPACS FotografĂ­as: Manuel SantillĂĄn, Javier Vidal y Josy MuĂąoz / CODIPACS

En las instalaciones del SalĂłn Playa FĂłrum en la ciudad de Coatzacoalcos tuvo lugar la Cena de la Amistad 2013, evento organizado por el ecĂłnomo de los Semanarios Diocesanos Pbro. Omar Castillo 5RVDOGR FRQ HO ÂżQ GH UHFDXGDU fondos para el sostenimiento, mejora y mantenimiento del Seminario Menor â&#x20AC;&#x153;MarĂ­a Madre de la Iglesiaâ&#x20AC;? y Seminario Mayor â&#x20AC;&#x153;MarĂ­a Inmaculadaâ&#x20AC;?. La recepciĂłn fue cĂĄlidamente animada por las voces de la Rondalla â&#x20AC;&#x153;MarĂ­a Inmaculadaâ&#x20AC;? conformada por seminaristas, quienes interpretaron baladas y boleros para dar la bienvenida a todos los bienhechores. Se contĂł con la presencia del Excmo. Sr. Obispo Mons. Rutilo MuĂąoz Zamora, por el Rector del Seminario Mayor y encargado del ĂĄrea AcadĂŠmica y Asesor de TeologĂ­a el Pbro. Sergio Mateo Torres; el director espiritual el Pbro. Manuel AsunciĂłn GonzĂĄlez Cubillas; el asesor Pastoral del Seminario Pbro. Silvestre Mezo Ixtepan; Diac. Misael MartĂ­nez LĂłpez encargado de la dimensiĂłn humana de formaciĂłn, asĂ­ como el Coordinador Diocesano de Pastoral Vocacional el Pbro. JosĂŠ del Carmen DomĂ­nguez DomĂ­nguez. Quien hizo de esta velada una noche especial fue el reconocido comunicador y periodista catĂłlico Roberto Oâ&#x20AC;&#x2122;farril Corona, conocido por el programa el Pulso de la fe, es un laico comprometido, nacido en la ciudad de MĂŠxico. EstudiĂł ComunicaciĂłn por la Universidad Intercontinental y por la Universidad Iberoamericana, tambiĂŠn un Post-grado con EspecializaciĂłn en Ciencias Sociales por el Instituto de la IntegraciĂłn Iberoamericana, y diplomados en ComunicaciĂłn Social, Derecho y PolĂ­tica Internacional, SociologĂ­a AdministraciĂłn, EconomĂ­a PolĂ­tica por el Centro de Investigaciones sobre la Libre Empresa. Es Presidente de Radio Malta, Director General de InformaciĂłn VĂ­a SatĂŠlite, S.A de C.V., es conferencista, escritor y periodista, autor del libro â&#x20AC;&#x153;El pulso del Papa, una mirada al Romano 3RQWtÂżFH´ (V SURIHVRU GH %LEOLD en diversas iglesias e institutos de evangelizaciĂłn, Caballero de Gracia Magistral de la Soberana, Militar y Hospitalaria Orden de Malta, CoPHQGDGRUGHOD2UGHQ3RQWLÂżFLDGH San Gregorio Magno y agregado Espiritual a la Orden del Carmen. Dentro de sus actividades al servicio de la Fe podemos destacar: realizador, productor y conductor de di versos programas de radio y TV, retransmisor en MĂŠxico de las seĂąales de Radio Vaticana y del Centro Televisivo Vaticano, Presidente del ComitĂŠ de ComunicaciĂłn para el II Congreso EucarĂ­stico Nacional del aĂąo 2000 en la ciudad de MĂŠxico, Presidente de la ComisiĂłn Episcopal para la visita a MĂŠxico de los restosReliquia de Santa Teresa del NiĂąo JesĂşs en el aĂąo 2001, Presidente de la ComisiĂłn de ComunicaciĂłn del ComitĂŠ local para la celebraciĂłn

del 48Âş Congreso EucarĂ­stico Internacional del aĂąo 2004 en Guadalajara y miembro del Consejo para OD HGLÂżFDFLyQ GHO 6DQWXDULR GH ORV MĂĄrtires de la ArquidiĂłcesis de Guadalajara. Durante su participaciĂłn en la Cena de la Amistad 2013 compartiĂł el tema â&#x20AC;&#x153;InfestaciĂłn demoniaca en MĂŠxicoâ&#x20AC;?, temĂĄtica fuerte pero muy realista que deja al descubierto el porquĂŠ de la pĂŠrdida del sentido de la vida, la violencia en nuestro paĂ­s asĂ­ como la pĂŠrdida del sentido de Dios en la vida de los mexicanos. RecordĂł como era MĂŠxico hacia el aĂąo 1531 (fecha en la que aparece la SantĂ­sima Virgen MarĂ­a en suelo azteca bajo de advocaciĂłn MarĂ­a de Guadalupe), periodo en el que VH UHDOL]DEDQ VDFULÂżFLRV GH YLGDV inocentes ofrecidas a una divinidad, siendo un ritual verdaderamente macabro. DejĂĄndose estas prĂĄcticas despuĂŠs de la apariciĂłn de la SantĂ­sima Madre de Dios a Juan Diego. â&#x20AC;&#x153;Transcurrieron 300 aĂąos en los TXH 0p[LFR Ă&#x20AC;RUHFLy OOHJDQGR D VHU una gran NaciĂłn, destacĂĄndose por su fe. Pero hace 6 aĂąos regresĂł QXHYDPHQWH HO VDFULÂżFLR GH YLGDV inocentes a nuestro paĂ­s, inocentes que no conocen el pecado y cuya sangre ha sido derramada, todo gracias a la aprobaciĂłn de la Ley ILE (InterrupciĂłn Legal del Embarazo), haciendo del lugar mĂĄs seguro del mundo, el vientre materno, un altar GHVDFULÂżFLR(VWDVDFFLRQHVOR~QLFR que generan es que al derramar sangre inocente el mal de alimenteâ&#x20AC;?. â&#x20AC;&#x153;Por cada aborto en las clĂ­nicas abortistas se practican 7 en clĂ­ni-cas particulares,haciendo un aproximado de un millĂłn de asesinatos de vidas inocentes, que coincidentemente coUUHVSRQGHQ D OD FLIUD RÂżFLDO GH ODV vĂ­ctimas de la violencia en MĂŠxicoâ&#x20AC;?. â&#x20AC;&#x153;Cuando tu hija, sobrina, nieta te digan â&#x20AC;&#x153;estoy embarazadaâ&#x20AC;?, no le digas aborta, dile ESTOY AQUĂ? PARA APOYARTE, para amarte. Ya que la relaciĂłn entre una madre y su hijo no se rompe ni con el aborto, dura toda la vidaâ&#x20AC;?. Para concluir su participaciĂłn agradeciĂł a todos los asistentes por su noble colaboraciĂłn en bien de nuestros futuros sacerdotes, quienes el dĂ­a de maĂąana bautizarĂĄn a nuestros hijos o nietos, nos darĂĄn la absoluciĂłn de nuestros pecados o bien darĂĄn la extra unciĂłn en nuestro lecho de muerte, que mayor recompensa recibiremos de Dios, que apoyarlos no solo con la oraciĂłn sino con los medios que necesitan para llegar a ser buenos y santos sacerdotes. Posteriormente, el Pbro. Omar Castillo agradeciĂł el apoyo de todos los bienhechores, la presencia de los presbĂ­teros JosĂŠ Ayala Madrigal, David Tamay Pech, MatĂ­as GuzmĂĄn Palma, Juan de Dios Tolentino y LĂĄzaro de JesĂşs Caraveo Carrera. Finalmente,los seminaristas presentaron un video en el que explicaron brevemente la vida de un seminarista y la importancia del apoyo de la

Iglesia Diocesana en su formaciĂłn destacando: â&#x20AC;&#x153;La Iglesia, movida por la responsabilidad que le incumbe y por el â&#x20AC;&#x153;el derecho propio y exclusivo de formar a aquellos que se destinan a los ministerios sagradosâ&#x20AC;? (CĂłdigo de Derecho CanĂłnico 232), reconoce la necesidad y urge el establecimiento de medios e instituciones para la formaciĂłn propia de los llamados al sacerdocio. Aleccionada ademĂĄs por su propia experiencia histĂłrica, la Iglesia ha comprobado, a lo largo de ella, la necesidad del Seminario Menor y del Seminario Mayor como el â&#x20AC;&#x153;lugar Ăłptimo de formaciĂłn sacerdotal y el ambiente normal, incluso material, de una vida comunitaria y jerĂĄrquicaâ&#x20AC;? (Pastores Dabo Vobis 60) con Formadores consagrados a esta tareaâ&#x20AC;?. â&#x20AC;&#x153;La formaciĂłn al Sacerdocio se da en

2 etapas: 1Âş en el Seminario Menor: donde se estudia la preparatoria y uno va tratado de descubrir ese llamado que Dios le ha hecho a su servicio y la 2Âş en el Seminario Mayor donde el compromiso es mĂĄs claro y la entrega tiene que ser mĂĄs generosaâ&#x20AC;?. ÂĄGracias por su generosa aportaciĂłn y colaboraciĂłn, con tu ayuda serĂĄn sacerdotes!


LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 04 Noviembre de 2013

EVENTO DIOCESANO

7

FKLVSDTXHVHFRQYLHUWHHQXQDOODPD FDGDYH]PiVDUGLHQWH\FHQWHOOHD HQ Pt FXDO HVWUHOOD HQ HO FLHOR ª>@ 'HVHRKDEODUSUHFLVDPHQWHGHHVWD OX]GHODIHSDUDTXHFUH]FDHLOXPLQH HOSUHVHQWH\OOHJXHDFRQYHUWLUVHHQ HVWUHOODTXHPXHVWUHHOKRUL]RQWHGH QXHVWUR FDPLQR HQ XQ WLHPSR HQ HO TXH HO KRPEUH WLHQH HVSHFLDOPHQWH QHFHVLGDGGHOX]´ /)  3DUD¿QDOL]DUHVWHHQFXHQWURVHFHOH EUy OD 6DQWD 0LVD SUHVLGLGD SRU HO 3EUR-RVp$\DOD0DGULJDO &DEHVHxDODUTXHOD3DVWRUDO3URIp WLFDWLHQHFRPRWDUHD³SRQHUD&ULV WR HQ HO FRUD]yQ \ HQ ORV ODELRV GH WRGRV ORV KRPEUHV D WUDYpV GH OD SUHGLFDFLyQSDUDTXHSXHGDQVDOYDU VH´ 6' ³'LVFXUVR LQDXJXUDO´  FL WDQGR5P 

Retiro Diocesano de Pastoral Profética SUHVHQWDFRPROX]HQHOVHQGHURTXH RULHQWDQXHVWURFDPLQRHQHOWLHPSR 3RUXQDSDUWHSURFHGHGHOSDVDGR OSDVDGR¿QGHVHPDQDVHOOHYy HVODOX]GHXQDPHPRULDIXQGDQWH D FDER HO 5HWLUR 'LRFHVDQR GH OD PHPRULD GH OD YLGD GH -HV~V 3DVWRUDO3URIpWLFDHQOD&DSLOOD6DQ GRQGH VX DPRU VH KD PDQLIHVWDGR 5DIDHO*XL]DU\9DOHQFLDXELFDGDHQ WRWDOPHQWH ¿DEOH FDSD] GH YHQFHU ODFRORQLD*DYLRWDVGHODFLXGDGGH DODPXHUWH3HURDOPLVPRWLHPSR &RDW]DFRDOFRVGRQGHVHGLHURQFLWD FRPR -HV~V KD UHVXFLWDGR \ QRV PiVGH¿HOHVGHWRGRHOWHUULWRULR DWUDHPiVDOOiGHODPXHUWHODIHHV GHOD'LyFHVLVGH&RDW]DFRDOFRV /DIHQDFHGHOHQFXHQWURFRQHO'LRV OX]TXHYLHQHGHOIXWXURTXHQRVGHV /RVWHPDVLPSDUWLGRVIXHURQHQUHIH YLYRTXHQRVOODPD\QRVUHYHODVX YHOD YDVWRV KRUL]RQWHV \ QRV OOHYD UHQFLD D OD &DUWD (QFtFOLFD /XPHQ DPRU XQ DPRU TXH QRV SUHFHGH \ PiVDOOiGHQXHVWUR©\RªDLVODGR )LGHL OD SULPHUD SUHGLFD HVWXYR D HQHOTXHQRVSRGHPRVDSR\DUSD KDFLDODPiVDPSOLDFRPXQLyQ FDUJR GHO GLDFRQR (UQHVWR 7RUUHV UD HVWDU VHJXURV \ FRQVWUXLU OD YL 'RPtQJXH] HO 3DGUH 8ULHO <pSH] GD 7UDQVIRUPDGRV SRU HVWH DPRU 1RV GDPRV FXHQWD SRU WDQWR GH FRPSDUWLy HO WHPD ³6L QR FUHpLV QR UHFLELPRVRMRVQXHYRVH[SHULPHQ TXHODIHQRKDELWDHQODRVFXULGDG FRPSUHQGHUpLV´HO3DGUH)HOLSHÈQJHO WDPRVTXHHQpOKD\XQDJUDQSUR VLQRTXHHVOX]HQQXHVWUDVWLQLHEODV )HUQiQGH]SDUWLFLSyFRQ³7UDQVPLWROR PHVD GH SOHQLWXG \ VH QRV DEUH OD 'DQWH HQ OD 'LYLQD &RPHGLD GHV TXHKHUHFLELGR´\HO~OWLPRWHPDIXH PLUDGDDOIXWXUR/DIHTXHUHFLELPRV SXpVGHKDEHUFRQIHVDGRVXIHDQWH H[SXHVWRSRUHO3URI*LOEHUWR=DUDWH GH'LRVFRPRGRQVREUHQDWXUDOVH VDQ3HGURODGHVFULEHFRPRXQD© Por: Manuel Santillán García / CODIPACS

E

3DUWH GH ODV HQVHxDQ]DV KLFLHURQ FRQVFLHQWHV D ORV SDUWLFLSDQWHV TXH ³ODFDUDFWHUtVWLFDSURSLDGHODOX]GH ODIHHVODFDSDFLGDGGHLOXPLQDUWRGD ODH[LVWHQFLDGHOKRPEUH3RUTXHXQD OX]WDQSRWHQWHQRSXHGHSURYHQLUGH QRVRWURV PLVPRV KD GH YHQLU GH XQDIXHQWHPiVSULPRUGLDOWLHQHTXH YHQLUHQGH¿QLWLYDGH'LRV

Parroquia San Felipe de Jesús vive su Novena velada Católica evangelizadora en el Espíritu Santo

FRQXQOHPD³/D)DPLOLDTXH3HUPD QHFHXQLGD-DPiV6HUi9HQFLGD´ 6HJXLGR HO PLQLVWHULR GH P~VLFD ³0RQWH &DUPHOR´ ¿QDOL]y OD SUHGLFD FRQ HO FDQWR ³+LPQR D OD )DPLOLD´ SDUDGDUODELHQYHQLGDDO6DQWtVLPR 6DFUDPHQWR FRQ DSODXVRV \ FDQWRV GHDGRUDFLyQHQGRQGHVHVLJXLySL GLHQGRSRUODVIDPLOLDV $O ¿QDOL]DU OD +RUD 6DQWD WRGRV VH SUHSDUDURQSDUDYLYLUOD6DQWD(XFD ULVWtD HQ GRQGH HO 3EUR (QULTXH /ySH] *DUFtD SLGLy D ODV IDPLOLDV WHQHU SUHVHQWH OD PLVPD PHWD TXH 6DQ3DEORWHQtDVHU6DQWRWDPELpQ FXHVWLRQyDODVIDPLOLDVFRQHO6DQ WR(YDQJHOLRGH6DQ/XFDV\ODSD UiEROD GHO IDULVHR \ HO SXEOLFDQR SUHJXQWiQGROHVTXHFRQFXDOSHUVR QDMHLGHQWL¿FDEDQDVXIDPLOLDVLFRQ HOIDULVHR\HOSXEOLFDQR

Redactor. Jos Ortiz Fotografías. Laura Vanessa López Román / Corresponsales Parroquia San Felipe de Jesús

³L

D)DPLOLD'LVFtSXOD\0LVLRQHUD HQ OD )H´ IXH HO OHPD GH HVWD QRYHQD YHODGD OD FXDO OD SDUURTXLD 6DQ)HOLSHGH-HV~VYLYHFDGDPHV SRUODFHOHEUDFLyQGHO$xRGHOD)H\ HQHVWDRFDVLyQSRUPRWLYRGHODVH PDQDGHODIDPLOLDDGRSWyHVWHOHPD /DSDUURTXLDVHYLVWLyGH¿HVWDHVWH ViEDGR  GH RFWXEUH HQ SXQWR GH ODV  GH OD WDUGH DO FHOHEUDU VX

QRYHQD YHODGD HQ HO TXH HO WHPD TXLHQ IXH HO SUHGLFDGRU LQYLWDGR IXHWRWDOPHQWHSDUDODVIDPLOLDV\VX D OD YHODGD LQLFLy VX SUpGLFD GH (VWDJUDQYHODGDGHRUDFLyQM~ELOR\ PLVLyQ XQD PDQHUD GLYHUWLGD HQ GRQGH DQLPDFLyQ FRQFOX\y HQWUH FDQWRV \ XVDQGR OD LQRFHQFLD GH ORV QLxRV DODEDQ]DV /DYHODGDFRPHQ]yFRQXQDRUDFLyQ GLR XQ HMHPSOR GH XQ PLVLRQHUR GH LQWURGXFFLyQ HQ GRQGH VH RUy DO HQFRPHQGDUOH D FDGD QLxR XQD SRU ODV IDPLOLDV \ VH GLR JUDFLDV D PLVLyQVHJXLGRGHHVWRHO3EUR-RVp 'LRV VHJXLGR GH XQD DQLPDFLyQ $\DODLQWHUURJyDORVIHOLJUHVHVVREUH HQ GRQGH HO PLQLVWHULR GH P~VLFD OD PLVLyQ HO DPRU \ OD LPSRUWDQFLD ³0RQWH&DUPHOR´DYLYyDODVIDPLOLDV GHVXVIDPLOLDVWDPELpQOHVUHFRUGy \ IHOLJUHVHV SUHVHQWHV FRQ VXV DOD TXH ODV IDPLOLDV HQ OD pSRFD DFWXDO EDQ]DV HV OD PiV DWDFDGD SRU HO HQHPLJR SULQFLSDOPHQWH SRU HO GLQHUR \ ODV 'HVSXpV GH OD DQLPDFLyQ HO 3EUR DGLFFLRQHV -RVp$\DOD0DGULJDOGHOD3DUURTXLD 6DQWD 0DUtD 5HLQD GHO 5RVDULR (OSUHVEtWHURWHUPLQyVXSDUWLFLSDFLyQ


8

ORIENTACIĂ&#x201C;N FAMILIAR

LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013

exija a la esposa que tenga siempre su comida caliente al llegar a casa, su ropa planchada, la casa levantada, que los hijos estĂŠn baĂąados y arreglados; que las hermanas sirvan la comida a los hermanos y ellos no lo hagan con ellas, que el hombre llegue a descansar siempre despuĂŠs de trabajar y la madre no pueda descansar en todo el dĂ­a por cuidar a los hijos (sĂłlo en la noche cuando duermen), no incluir a los hijos en la limpieza de la casa o lavado de la ropa, no incluir a las mujeres en la compostura de los focos de la casa, cosas de carpinterĂ­a, fontanerĂ­a u otros,â&#x20AC;Ś

Machismo Psic. Genoveva MuĂąoz Alvarez Master en Educacion y Terapia Familiar AtenciĂłn Previa Cita Tel. (044)921-13-6-98-92 Facebook: Consultorio Psicologico

comprometedores con su marido, debĂ­a seguir al pie de la letra las instrucciones de su hombre.

(PsicĂłloga Genoveva)

AĂąos posteriores, la mujer tiene la oportunidad de salir de casa y estudiar una carrera corta o carrera tĂŠcnica, sin embargo, no tiene la libertad de ejercer sus estudios, ya que la sociedad aĂşn no estaba preparada para acogerlas como trabajadoras, como todo cambio, eran mal vistas y reprobadas por las otras seĂąoras que no lo hacĂ­an por costumbre a permanecer dedicadas a servir a su esposo y familia, personas que habĂ­an crecido creyendo fervientemente que la mujer es para la casa.

L

a cultura mexicana desde la prehistoria tiene su fundamento en una sociedad machista. La historia cuenta que cuando un hombre primitivo deseaba a una mujer le pegaba en la cabeza como signo de amor y cuando se iba a cazar debĂ­a esperar en casa mientras ĂŠl traĂ­a el alimento que ella cocinarĂ­a. En otro momento de la historia las mujeres son vendidas por sus padres o intercambiadas por lotes de mucho valor econĂłmico, esto en signo de que el padre recuperara lo mucho que habĂ­a invertido en la manutenciĂłn y formaciĂłn de su hija, por supuesto, esto no sucedĂ­a con los varones. DespuĂŠs, se observa que los progenitores arreglaban el compromiso matrimonial de sus hijas desde que estaban pequeĂąas Ăł podĂ­an ser escogidas y pertenecĂ­an a quien las habĂ­a elegido. NĂłtese que en los relatos anteriores es constante la desvalorizaciĂłn de la mujer, su nula participaciĂłn en la elecciĂłn de su pareja y la represiĂłn de sus deseos personales: quĂŠ hacer con su vida, a quĂŠ dedicarse, dĂłnde vivir, quĂŠ vestir, quĂŠ comerâ&#x20AC;Ś Con el paso del tiempo la mujer comienza a ser enamorada y se le da la oportunidad de participar sĂłlo en acto de presencia en diferentes eventos sociales a los que sĂłlo el hombre acudĂ­a, no obstante, la mujer no podĂ­a opinar, si lo hacĂ­a era mal visto \WHUPLQDEDWHQLHQGRFRQĂ&#x20AC;LFWRVPX\

Con el transcurrir de los siglos, las damas se han preocupado por ser valoradas y respetadas al igual que los varones, se han levantado en movimientos de liberaciĂłn femenina exigiendo los mismos derechos que los varones poseen, logrando alcanzar muchas oportunidades que anteriormente no se les brindaban como: estudiar, terminar sus estudios universitarios, elegir su vocaciĂłn profesional, trabajar, tener puestos de autoridad, ser jefe de personal masculino, tener novios, salir a divertirse como lo hacen los muchachos, decidir con quiĂŠn desean casarse, decidir cuĂĄntos hijos tener,participar en cuestiones polĂ­ticas activamente, tomar puestos polĂ­ticos, entre otrosâ&#x20AC;Ś A pesar de ello, aĂşn existen familias mexicanas que no han evolucionado y continĂşan siendo machistas, o muchas otras que creen haberlo superado pero caen continuamente en condiciones de este tipo. El machismo es de acuerdo a la Real

Academia EspaĂąola, la actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres, es decir, creer que los hombres son superiores, son dueĂąos, deben dominar, deben mandar, tienen poder, pueden someter, pueden subyugar, oprimir, abusar o esclavizar a las mujeres. Lo mĂĄs crĂ­tico de esta realidad es que no solamente existen hombres machistas, sino tambiĂŠn mujeres. Cuando se realizan investigaciones concernientes a este tema, se detecta que aĂşn el machismo es muy comĂşn en nuestra comunidad mexicana, a pesar de haber sido criados por una mujer. Lo que lleva a deducir que tambiĂŠn hay que reeducar a las damas sobre la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, sin perder el respeto a ambos sexos. Patrones machistas son pensamientos como: las niĂąas se visten de rosa y los niĂąos de azul, el color rosa no es para los niĂąos, las mujeres tienen que usar faldas largas, sĂłlo los hombres usan pantalones, las mujeres deben tener el cabello largo, los hombres tienen que tener el cabello corto, todas las mujeres son iguales, las mujeres son unas cualquiera, la virginidad le da valor a la mujer, las mujeres deben dejar de trabajar y dedicarse a sus hijos, los hombres son los Ăşnicos que deben solventar los gastos econĂłmicos de la casa; lavar los trastes, lavar la ropa, limpiar la casa, asear a los niĂąos, cuidar a los niĂąos, cocinar, planchar son cosas de mujeres; las esposas son las encargadas de las labores del hogar, para eso el hombre trabaja; trabaja porque quiere, yo le doy todo, asĂ­ que cumpla en la casa tambiĂŠn; en casa se hace lo que el hombre dice, sĂłlo el varĂłn es cabeza del hogar; el hombre SXHGHVHULQÂżHOODPXMHUQRYDUyQTXH tiene muchas mujeres es un hombre, la mujer que se acuesta con muchos hombres no vale nada; en la casa se hace lo que el hombre dice, porque ĂŠl da el dinero; bailarinas sĂłlo las viejas, ser estilista es cosa de mujeres, las manualidades son para ellas, las mujeres tienen mĂĄs responsabilidad porque ellas gestaron a sus hijos, ella tiene la culpa de salir embarazada porque se viste muy provocativo; a quiĂŠn le dan pan, que llore; estuvo bien que la abandonara, ella le fue LQÂżHOpOOHIXHLQÂżHOHOODORWLHQHTXH perdonarâ&#x20AC;Ś Existen actos que tambiĂŠn hablan de machismo, tales como: que el hombre

Estas y un sinfĂ­n de ideologĂ­as mĂĄs, invaden la mente de muchos mexicanos, aĂşn existen lugares del paĂ­s en donde se continĂşan vendiendo a las mujeres, intercambiĂĄndolas por lotes de tierra o dinero, se les impide estudiar, se arreglan los matrimonios, se exhibe la virginidad de la mujer en la noche de bodas; se regresa a los padres a las mujeres si no son vĂ­rgenes, aunque, ya estĂŠn casadas; entre otras situaciones. La condiciĂłn principal que persiste estas conductas de desvalorizaciĂłn de la mujer, es que ellas mismas han llegado a creer que sĂłlo son funcionales para el hogar, o bien, preÂżHUHQODFRPRGLGDGTXHHVWRLPSOLFD en vez de luchar por su autonomĂ­a, se han desmoralizado ellas mismas y perdido su dignidad.

Cambiar las actitudes machistas implica un proceso de anĂĄlisis profundo de la educaciĂłn que se entrega desde el hogar hasta la universidad, cambio de polĂ­ticas sociales, transformaciĂłn de los medios, reelaboraciĂłn del trabajo, etc. El medio mĂĄs efectivo para cambiar las actitudes machistas es la educaciĂłn, tanto la formal como la informal que se da en los ĂĄmbitos familiares, religiosos o culturales. Luchar por una integraciĂłn que sea justa, ecuĂĄnime y positiva es una responsabilidad compartida, tanto por varones como mujeres que sostienen una vida emocionalmente inteligente. Toda mujer es valiosa, por ser un ser humano. No vale mĂĄs, ni menos que un varĂłn, ambos son individuos y como tales merecen respeto y uso pleno de su libertad.


LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 04 Noviembre de 2013

ARTICULOS DE FORMACIĂ&#x201C;N $OOtGRQGHQRVHIRUPDDORVÂżHOHVHQ un conocimiento de la Biblia segĂşn la fe de la Iglesia, en el marco de su TradiciĂłn viva, se deja de hecho un vacĂ­o pastoral, en el que realidades como las sectas pueden encontrar terreno donde echar raĂ­ces Todo cristiano despuĂŠs de haber meditado profundamente la Palabra de Dios, sabe en su interior, que estĂĄ llamado a ser testigo del evangelio, a llevar el evangelio a todos los lugares, pero principalmente a su alrededor.

La palabra de Dios en la vida de la Iglesia

P

ara acercarnos a nuestra realidad HFOHVLDO HQ OR TXH VH UHÂżHUH D Sagrada Escritura y la situaciĂłn que enfrenta hoy la Iglesia, nos ayudaremos de lo que nos dice el documento de Aparecida y la misma exhortaciĂłn apostĂłlica Verbum Domini en los nĂşmeros 72-89. Nosotros como fieles tenemos la posibilidad de acercarnos a la palabra de Dios, ella es el alimento de la vida espiritual de todo cristiano; la liturgia es el lugar privilegiado para la proclamaciĂłn, la escucha y la celebraciĂłn de esta Palabra, se trata del comienzo de un proceso que nos lleva al encuentro con Jesucristo, ÂŤPalabra viva de DiosÂť. Esta palabra debe animar toda la vida eclesial y a la vez toda la vida del creyente donde se encuentre, en cualquier ĂĄmbito social.

eclesiales una espiritualidad poco sĂłlida, no estĂĄ basada en la Palabra de Dios, y por tanto poco se entiende y vive la comunidad eclesial. En la familia, Iglesia domĂŠstica, existe poca o nada de oraciĂłn familiar, no hay una lectura orante de la Palabra de Dios, existe un poco compromiso por catequizar a los hijos. Somos un pueblo evangelizado, la palabra de Dios ha llegado a nosotros, la voz de Dios puede y debe seguir resonando a cada paso de la vida, especialmente en aquellos momentos en los que se debe de confrontar vida y Palabra de Dios. La Iglesia llama a todos aquellos que escuchan la palabra a que la hagan suya, la mediten y dejen que sea fermento para la vida espiritual.

Encontramos una debida animaciĂłn bĂ­blica de la pastoral, lo que provoca El contacto con la Palabra de Dios, que aumente el conocimiento de la es decir, con Jesucristo, tiene un Palabra de Dios y el amor por ella. proceso, el cual podemos enumerar En las comunidades eclesiales de en cuatro verbos importantes, pri- base, en el seguimiento misionero mero se da la escucha ÂŤrecibirÂť, lue- de JesĂşs, tienen a la Palabra de Dios JRVHGDODUHĂ&#x20AC;H[LyQODDVLPLODFLyQ como fuente de su espiritualidad y ŠPHGLWDUÂŞOXHJRHVŠYLYLGDÂŞ\DOÂżQDO orientaciĂłn de sus Pastores como guĂ­a ella nos arroja a ÂŤtrasmitirÂť. que asegura la comuniĂłn eclesial. Se ve que muchos presbĂ­teros cultivan Existen en nuestra realidad aspectos su vida espiritual en la escucha de la negativos y positivos en este proceso Palabra de Dios y en la celebraciĂłn que se ve desde recibir hasta trasmitir, diaria de la EucaristĂ­a. a continuaciĂłn presentamos algunos aspectos negativos y positivos agru- Constatamos que son muchos los pados en tres bloques guiados por los que se acercan de manera personal RHQJUXSRVDHVWXGLDU\UHĂ&#x20AC;H[LRQDU verbos antes mencionados. la Palabra de Dios. La evangelizaciĂłn En cuanto se refiere al hecho de de los jĂłvenes ha suscitado en ellos ÂŤrecibirÂť la Palabra de Dios: Encon- mĂĄs inquietud por conocer la fe y la tramos en la actualidad muchos me- Palabra de Dios. dios por los que podemos acercarnos a la palabra de Dios, uno de ellos ya La meditaciĂłn de la palabra de Dios lo hemos mencionado se trata de la trae al cristiano una respuesta para Liturgia, en donde se tiene contacto su fe, la interpelaciĂłn de su vida con directo con esta Palabra, al respecto esta Palabra, si se dispone, hace nos dice aparecida ÂŤAl igual que las que cambie su vida y logre una primeras comunidades de cristianos, maduraciĂłn en su fe y conocimiento hoy nos reunimos asiduamente pa- de Cristo. Desgraciadamente enconra escuchar la enseĂąanza de los tramos en nuestro ambiente algunas apĂłstoles, vivir unidos y participar situaciones que nos llevan a creer en la fracciĂłn del pan y en las ora- que nuestra cercanĂ­a con la persona cionesâ&#x20AC;Ś la comuniĂłn de la Iglesia de Cristo a travĂŠs de su Palabra es se nutre con el Pan de la palabra de VXSHUÂżFLDOGHELGRDHVWRSRGHPRV Dios y el pan del Cuerpo de CristoÂť. constatar falta de compromiso y pĂŠrdida de valores, poca coherencia Existe la posibilidad de recibir la entre fe y vida, se promueve un perPalabra, pero desgraciadamente misivismo moral, ademĂĄs, el nĂşmero encontramos que cada vez es mayor FUHFLHQWHGHÂżHOHVTXHVHDOHMDQGHOD el nĂşmero de personas que poco fe recibida es alarmante, una realidad asisten a la EucaristĂ­a, y si se hace donde han proliferado sectas que es poco lo que se recibe en esta. difunden una lectura distorsionada e En general no estamos habituados instrumental de la Sagrada Escritura. al estudio sistemĂĄtico y orante de la Biblia, es a veces un adorno. Una de las causas es la falta de Encontramos en muchos ĂĄmbitos acercamiento a la Palabra de Dios.

La Palabra de Dios hace del hombre discĂ­pulo y misionero para todos. La Iglesia es misionera y sabe que su pastoral debe de ir impregnada por la Palabra de Dios. Con las estructuras debe ser testigo para todos los hombres, atestiguar la verdad que lleva a Cristo. La Iglesia sabe que es la Palabra de Dios a travĂŠs de la Sagrada Escritura, quien provoca la fe y la conversiĂłn, la caridad activa y orgĂĄnica. Observamos que aumenta el nĂşmero de laicos que escuchan la palabra de Dios, haciĂŠndose sensibles a las necesidades de los demĂĄs, especialmente de los pobres, los enfermos y de quienes estĂĄn en situaciones crĂ­ticas.

9

La familia sigue siendo la principal escuela donde se aprende a amar y vivir los valores. Encontramos algunos aspectos que retan a la Iglesia en este plano, por ejemplo el reto de trasformar los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interĂŠs, las lĂ­neas de pensamiento, las fuentes inspiradoras y los modelos de vida humana que estĂĄn en contraste con la Palabra de DiosÂť. La Palabra de Dios parece no encontrar lugares en los diferentes medios sociales, debido a que no existe una YHUGDGHUDUHĂ&#x20AC;H[LyQGHOD3DODEUDTXH FRPSURPHWDDOÂżHO)DOWDLQWHUpVSRU anunciar la Palabra viva en medio de los alejados, resentidos o indiferentes. )DOWDGHWHVWLPRQLRGHORVODLFRVHQ la sociedad actual. El pocos uso de los medios de comunicaciĂłn para la difusiĂłn de la Palabra de Dios. Encontramos movimientos eclesiales en los que poco se profundiza en la Palabra de Dios, y que aterrizan en un sentimentalismo.

5HĂ H[LRQHVGHHYDQJHOL]DFLyQ

No digas AmĂŠn a todo â&#x20AC;&#x153;nos la estamos pasando chĂŠvere ÂżamĂŠn? y la gente contesta â&#x20AC;&#x153;amĂŠnâ&#x20AC;?. Ă&#x161;ltimamente se estĂĄ difundiendo la Me pregunto ÂżAmĂŠn a quĂŠ? ÂżQuĂŠ FRVWXPEUH GH DÂżUPDU WRGR FRQ XQ verdad de fe expresĂł? ÂżQuĂŠ oraamĂŠn. A la idea de un predicador, FLyQFRQFOX\y"6HUtDVXÂżFLHQWHXQ a la motivaciĂłn de un animador sĂ­, o un estoy de acuerdo. Porque de eventos, a una publicaciĂłn. Es si no, serĂĄ igual decir amĂŠn al decir, a cualquier frase en el con- Padrenuestro que decirle amĂŠn a texto religioso con la que se estĂĄ quien me diga ÂĄes un bonito dĂ­a!. de acuerdo se le dice amĂŠn. Pero No es lo mismo que te digan ÂĄla debido a esto, la expresiĂłn amĂŠn vida es maravillosa amĂŠn! a que KDLGRSHUGLHQGRVXVLJQLÂżFDGRRUL al comulgar te digan â&#x20AC;&#x153;El Cuerpo de ginal en lugar de ir profundizando &ULVWR´\UHVSRQGDVDPpQ/DDÂżU en ĂŠl. maciĂłn estĂĄ en diferente grado. ColaboraciĂłn Pbro. Fernando Cerero Ugarte

La expresiĂłn hebrea, luego griega >>AmĂŠn<< se ha usado en el FRQWH[WROLW~UJLFRFRPRXQDDÂżUPD ciĂłn de fe que empeĂąa la vida en lo que se dice, especialmente se ha usado para concluir las oraciones litĂşrgicas y las profesiones de fe. Considero, como una opiniĂłn personal, que hay que tener cuidado en abusar del amĂŠn. Me he topado casos en los que un animador le dice a la audiencia

A veces, como es normal he escuchado que un predicador o animador o alguna persona dice alguna imprecisiĂłn doctrinal y la gente que no se dio cuenta respondiĂł amĂŠn. Sin querer se dijo amĂŠn a un error inconsciente. Hagamos buen uso del solemne AmĂŠn.


10

LA VOZ

VIDAS DE SANTIDAD

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013

Santa Mariana (BĂĄrbara) Cope de Molokai Virgen

Religiosa, 9 de agosto

la familia emigrĂł a Estados Unidos y se estableciĂł en Ă&#x161;tica, Estado de Nueva York. Su padre obtuvo la ciudadanĂ­a americana y la dio a sus hijos. La familia adoptĂł el apellido Cope. BĂĄrbara estudiĂł en la escuela parroquial de San JosĂŠ, en Ă&#x161;tica; hizo la primera comuniĂłn en 1848. Siendo aĂşn adolescente, aceptĂł un puesto en una fĂĄbrica de ropa para ayudar econĂłmicamente a la familia. A los 15 aĂąos querĂ­a entrar en el convento, pero, al ser la hija mayor y tener a su cargo a su madre impedida, a sus tres hermanos menores y a su padre invĂĄlido, tuvo que esperar nueve aĂąos para cumplir su deseo. Durante esos aĂąos de espera se pusieron FODUDPHQWHGHPDQLÂżHVWRVXSDFLHQ cia y su espĂ­ritu alegre.

de nacionalidad, credo o color. A menudo criticaban a la madre Mariana por atender a los â&#x20AC;&#x153;excluidosâ&#x20AC;? de la sociedad: los alcohĂłlicos y las madres solteras.

a vivir allĂ­, introduciendo la limpieza, el sentido de la dignidad y un sano esparcimiento. Les daba a conocer que Dios amaba y cuidaba con cariĂąo de los abandonados.

(Q PHGLR GH ODV GLÂżFXOWDGHV PiV serias, la madre Mariana logrĂł realizar un servicio apostĂłlico sobresaliente con los mĂĄs pobres de entre los pobres. Fue elegida provincial de su congregaciĂłn en 1877 y, de nuevo, por unanimidad en 1881.

Los historiadores de su tiempo se referĂ­an a ella como a â&#x20AC;&#x153;una religiosa ejemplar, de un corazĂłn extraordinarioâ&#x20AC;?. Era una mujer que no buscaba protagonismo. Su lema, VHJ~Q WHVWLÂżFDURQ ODV +HUPDQDV era: â&#x20AC;&#x153;SĂłlo por Diosâ&#x20AC;?.

En 1883, cuando las islas Hawai eran una lejana monarquĂ­a en el RFpDQR 3DFtÂżFR VyOR OD PDGUH Mariana respondiĂł a una peticiĂłn urgente de los reyes de Hawai: se necesitaban enfermeras para los leprosos del paĂ­s. â&#x20AC;&#x153;No tengo miedo a la enfermedad â&#x20AC;&#x201D;asegurĂłâ&#x20AC;&#x201D;. Para mĂ­ serĂĄ la alegrĂ­a mĂĄs grande servir a los leprosos desterrados...â&#x20AC;?. En 1860 una rama independiente MĂĄs de cincuenta comunidades relide las Hermanas de San Francisco giosas habĂ­an declinado la peticiĂłn GH)LODGHOÂżDVHHVWDEOHFLyHQĂ&#x2019;WLFD de los reyes. y Syracuse, ciudades ubicadas en el ĂĄrea central de Nueva York. Dos Al llegar al hospital de leprosos de aĂąos mĂĄs tarde, a la edad de 24 Kakaako, HonolulĂş, se encontrĂł aĂąos, BĂĄrbara ingresĂł en la orden con problemas muy serios. Su iny posteriormente emitiĂł la profesiĂłn tenciĂłn era volverse a Syracuse religiosa, tomando el nombre de despuĂŠs de establecer la misiĂłn Mariana. El apostolado de la orden en Hawai. Sin embargo, las malas consistĂ­a en la educaciĂłn de los condiciones higiĂŠnicas del hospital, hijos de inmigrantes alemanes. la falta de alimentaciĂłn adecuada AprendiĂł el alemĂĄn, la lengua de y la precaria atenciĂłn mĂŠdica, la sus padres, y fue destinada a abrir y impulsaron a cambiar sus planes. Las autoridades eclesiĂĄsticas y el dirigir nuevas escuelas. Gobierno de Hawai pronto se conDotada de cualidades naturales de vencieron de la importancia de su gobierno, pronto formĂł parte del presencia para el ĂŠxito de la misiĂłn. equipo directivo de su comunidad, que en 1860 estableciĂł dos de los Fueron numerosos sus logros en primeros cincuenta hospitales ge- favor de los enfermos y de las pernerales de Estados Unidos, que sonas sin hogar en Hawai. En 1884 alcanzaron gran renombre: San- el Gobierno le pidiĂł que estableciera ta Isabel de Ă&#x161;tica (1866) y San el primer hospital general en la isla JosĂŠ de Syracuse (1869). Los dos de Maui. En 1885, cuando sĂłlo las siguen siendo en la actualidad Hermanas Franciscanas podĂ­an Ă&#x20AC;RUHFLHQWHV FHQWURV PpGLFRV $P hacerse cargo de los hijos de los bos hospitales, equipados con pacientes leprosos, abriĂł un almedios extraordinarios para su bergue para ellos en los terre-nos tiempo, ofrecĂ­an sus servicios a del hospital de Oahu. El rey la todos los enfermos sin distinciĂłn condecorĂł con una preciada me-

El tratamiento de los pacientes de la Madre Marianne estaba muy por delante de su tiempo. Ella nunca olvidĂł el valor de la educaciĂłn y, por tanto patrocinado ni abogĂł programas o clases, en colaboraciĂłn con los hospitales de Syracuse, dalla en reconocimiento de su Honolulu y Kalaupapa. Consciente acciĂłn en favor del pueblo de Ha- de la necesidad de belleza, alentĂł su interĂŠs por la armonĂ­a del color, wai. costura y jardinerĂ­a. Atento a las En 1888 la madre Mariana respon- necesidades espirituales, invitĂł al diĂł una vez mĂĄs a la solicitud de pastor de la iglesia de San Francisco ayuda del Gobierno. El hospital de en Kalaupapa para proveer eduOahu se habĂ­a cerrado y los pa- caciĂłn religiosa a los pacientes cientes leprosos eran enviados a en sus hogares, y los no catĂłlicos la aislada colonia de Kalaupapa, son libres de ver a sus pastores. en Molokai. El padre DamiĂĄn de El legado de la Madre Marianne Veuster habĂ­a contraĂ­do la lepra en continĂşa con sus efectos de largo 1884 y su muerte era ya inminente. alcance en materia de salud cuidado En 1889, despuĂŠs de la muerte del y la educaciĂłn de muchas maneras. padre DamiĂĄn, aceptĂł la direcciĂłn Las Hermanas de San Francisco de del hogar para los varones, ademĂĄs las Comunidades Neumann son del trabajo con las mujeres y las ni- patrocinadores del Hospital St. Joseph Health Center en Syracuse, Ăąas. NY, el Centro MĂŠdico St. Elizabeth La madre Mariana viviĂł treinta aĂąos en Utica, Nueva York y el Hospital en una lejana penĂ­nsula de la isla de St. Francis y Centros de Salud en Molokai, exiliada voluntariamente Poughkeepsie, NY En Hawaii, las con sus pacientes. Debido a su in- hermanas son bien conocidos para sistencia, el Gobierno dio leyes para la fundaciĂłn del Hospital St. Francis proteger a los niĂąos. La enseĂąanza, en 1927, que ampliĂł en dos centros tanto de la religiĂłn como de las mĂŠdicos. Tras la transferencia de otras asignaturas, estaba al alcance estos centros al Centro MĂŠdico de todos los residentes capaces de de Hawaii en 2007, las hermanas acudir a las clases. Dando ejem- permanecen patrocinadores del plo, promoviĂł en aquella ĂĄrida tierra Sistema de Salud de St. Francis. la siembra y el cultivo de ĂĄr-boles, Su enfoque, sin embargo, ha pasaDUEXVWRV \ Ă&#x20AC;RUHV &RQRFtD SRU do de cuidados intensivos para su nombre a cada uno de los re- atender las crecientes necesidades sidentes en la colonia y cambiĂł la de la poblaciĂłn adulta mayor de vida de quienes se veĂ­an forzados Hawaii. En Kalaupapa, Molokai, las hermanas mantienen su reconfortante presencia con un pequeĂąo grupo de personas con la enfermedad de Hansen que viven allĂ­ hoy. AdemĂĄs, el ministro hermanas en varias escuelas y parroquias de las islas. La historia de la atenciĂłn compasiva traĂ­do a los demĂĄs por la Madre Marianne es su mĂĄs preciado regalo. Este legado de cuidado continĂşa hoy en dĂ­a en las vidas y ministerios de las Hermanas de San Francisco.


LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 04 Noviembre de 2013

SECCIĂ&#x201C;N INFANTIL

11


12

LA VOZ

Coatzacoalcos, Veracruz / Domingo 03 Noviembre de 2013


La voz 3 de noviembre 2013