Page 1

“¡Bienvenido, Papa Francisco! ¡Bienvenido, Sucesor de Pedro! ¡Bienvenido, Santo Padre! ¡Gracias por privilegiarnos con su visita, exclusiva y generosa!” † Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo de Cali

ISSN: 2462-9979

AÑO XXVII

No 209

SANTIAGO DE CALI, AGOSTO DE 2017

VALOR $600.00

SOMOS IGLESIA EN MISIÓN PERMANENTE

>> Detalles página 3

>> Detalles páginas 12 y 13

productos y servicios: Servicio funerario.

LLAME YA:

Cremación.

Exhumación.

>> Detalles página 14

24

y re *Aplican condiciones

Pregunte por nuestros Osarios.

Los sucesores de Pedro en el camino pastoral de la Iglesia

Crédito

stricciones.

hasta por: (sin interés p or

meses

Francisco anda por aquí

Monseñor Héctor Epalza Quintero: “El Obispo del Pueblo”

financiación)

Liberación de Mariposas.

Cels. 320 594 0901 - 310 428 9818


2

Editorial

Santiago de Cali, Agosto de 2017

¡Bienvenido, Papa Francisco!

N

Daremos el primer paso hacia “los nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia”, que anunciará el primer Obispo de Roma, el Apóstol Pedro, del que Usted, Papa Francisco, es Sucesor en estos tiempos nuestros (2ª Carta de Pedro, 3,13).

Año 2017 No. 209 de Agosto de 2017 Publicación Mensual ISSN: 2462-9979 Arzobispo de Cali Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES Delegado Arzobispal Pbro. Juan Sebastián Zuluaga López Directora Magda Luz Arias Leal Comunicador Social Periodista Oscar Andrés Orejuela Valero Diseño y Diagramación Bernardo Arcila Parra Impresión Casa Editorial El Tiempo ARQUIDIÓCESIS DE CALI Curia Arzobispal Cra. 4 No. 7-17 PBX: 889 0562 medios@arquicali.org www.arquicali.org

Los escritos de los colaboradores solo comprometen a quienes los firman.

os disponemos, desde ahora, a recibir la histórica visita del Papa Francisco a Colombia. Su figura, siempre sonriente y cercana, se ha vuelto familiar en la memoria y en el corazón del mundo entero. Su palabra, con el característico acento argentino, resuena en expresiones y frases que ya hacen parte de la conversación mundial. Su enseñanza, centrada en el Evangelio, en la familia, en la creación, en la paz mundial, es semilla esparcida con la sencillez y la esperanza del sembrador. Sus gestos, dedicados a los descartados, a los excluidos, a los migrantes, a los presos, a los no católicos, a los enfermos y a los pequeñitos de la tierra, son su mejor encíclica, escrita cada día, en cada viaje. Su sinceridad de profeta lo hace crítico de la misma Iglesia, de los poderosos e indiferentes, de los modelos sociales y económicos imperantes. Su blanca figura, que no oculta el vigor del alma ni las limitaciones del cuerpo, es bandera de conciliación y de paz, que llama a deponer odios y a acariciar juntos la esperanza. Su presencia en esta tierra colombiana, desde el altiplano hasta la llanura, desde las montañas hasta las costas, nos convoca a la síntesis patria, a salir unidos de la violencia que nos enfrentó, a entrar juntos a la cita con la paz y la justicia social, con el perdón y la oportunidad del futuro. ¡Bienvenido, Papa Francisco! ¡Bienvenido, Sucesor de Pedro! ¡Bienvenido, Santo Padre! ¡Gracias por privilegiarnos con su visita, exclusiva y generosa! Oraremos al Dios del Universo, del Cielo Por: † Monseñor Darío de Jesús y de la tierra, con la hermosa plegaria que Monsalve Mejía nos enseñó Jesús, la del Padre Nuestro, Arzobispo de Cali para que goce de salud y fortaleza y pueda recogernos a todos, más allá del rebaño católico, en su plegaria de pastor y hermano, en su mirada de alegría y buen humor, en su mensaje de verdad, perdón y unidad. Nos uniremos a María, intercesora ante Jesús y ejemplo de humanidad que responde y se compromete con Dios y con el prójimo, recitando la oración que Ella nos dejó en el Evangelio de Lucas, la del “Magnificat”, para que Colombia entera se deje transformar por las proezas de Dios. Nos dejaremos iluminar por el testimonio del Padre Pedro María Ramírez Ramos (Armero, 10 de abril de 1948), y del Obispo Jesús Emilio Jaramillo Monsalve (Arauca, 3 de Octubre de 1989), víctimas que recogen a los millares sacrificados en La Violencia partidista y en el conflicto armado que aún no silencia sus fusiles. Daremos el primer paso hacia “los nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia”, que anunciará el primer Obispo de Roma, el Apóstol Pedro, del que Usted, Papa Francisco, es Sucesor en estos tiempos nuestros (2ª Carta de Pedro, 3,13). “BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR” (Salmo 118,26. Mateo 21,9). “SALID A SU ENCUENTRO” (Mateo 25,6).


3

Región

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Francisco anda por aquí Por: Observatorio de Realidades Sociales Arquidiócesis de Cali

Q

ué pena llamarle simplemente Francisco a su santidad, pero es que se nos ha hecho tan cercano y familiar que aunque no viene físicamente a Cali, en la ciudad tenemos los oídos bien abiertos a su mensaje, de allí que muchos decimos: - Francisco anda por aquí. Se habla de su camino haciendo consciencia, de lo que significa su voz para este fervoroso pueblo que guarda la esperanza y que trata de no perderse en polarizaciones, manteniendo lo esencial: perdonar y reconciliar. Y cómo no adelantarnos a la visita papal, si en los anteriores arribos al país -nos referimos a las visitas de Pablo VI y de Juan Pablo II- hemos recibido como sociedad incalculables bendiciones y aprendizajes. Del primero, por ejemplo, no se nos olvida el beso a esta tierra como gesto de humildad y amor, como tampoco dejamos de tener presente sus palabras dirigidas a los campesinos de Mosquera el 23 de agosto de 1968, en las que rechazaba las desigualdades excesivas: Sabemos que el desarrollo económico y social ha sido desigual en el gran continente de América Latina; y que mientras ha favorecido a quienes lo promovieron en un principio, ha descuidado la masa de las poblaciones nativas, casi siempre abandonadas a un innoble nivel de vida y a veces tratadas y explotadas duramente (Pablo VI). Tampoco olvidamos su visita a las familias pobres del sur de la ciudad de Bogotá, los matrimonios colectivos que bendijo y hasta el álbum de estampillas que los niños de ese tiempo coleccionaron.

Su Santidad Pablo VI animó transformaciones sociales sin violencias

Ni que decir de la segunda visita papal en 1986, en la persona de Juan Pablo II, quien realizó un extenso recorrido por diez de nuestras ciudades, entre ellas Cali. Fue emocionante la masiva congregación de fieles, la misa en las Canchas Panamericanas y hasta el significativo árbol que sembró en el Seminario Mayor San Pedro Apóstol. Sin duda que su visita dejó “la paz de Cristo por los caminos de Colombia” y llevó el consuelo a tierras tolimenses tras la desgracia de Armero. De ese entonces recordamos sus palabras y oraciones que avivaron la esperanza en los corazones del pueblo colombiano: Quisiera llegar con mi condolencia y afecto a cada uno de vuestros hogares para compartir vuestras penas y deciros: volved vuestro rostro doliente al Señor, a Jesús crucificado y resucitado, que es fuente de consuelo y de esperanza pascual. Ahora nos acercamos a una tercera visita y quienes estamos cercanos a estos sucesos, sabemos que esto conlleva una transversalidad de signos que nos permiten renovar la fe y compartir la palabra precisa y nece-

Su Santidad Juan Pablo II dio consuelo tras la tragedia de Armero

saria para el momento que estamos viviendo; palabra oportuna que llega nuevamente a nuestro país encarnada en Francisco, llamando la atención sobre la necesidad de optar por reconstruir los vínculos sociales, sacar las violencias y la corrupción de las instituciones y la vida cotidiana… Palabra vivificante que en Pablo VI llamaba la atención sobre la necesidad de un cambio de estructuras gradual y sin violencias; en Juan Pablo II traía consuelo al país lamentando las más de 23.000 víctimas de la tragedia de Armero; y hoy en voz del Papa Francisco anima la resiliencia tras la sufriente cifra de 8.425.398 víctimas del conflicto armado (Registro Único de Víctimas, Junio 2017). De allí que ante su cercana visita en septiembre y pasados 49 años del primer arribo de un pontífice al país, decimos que Francisco anda por aquí con su exhortación y mensaje; anda por aquí hablándonos a caleños y vallecaucanos sobre la necesidad de recuperar la relación armoniosa entre lo ambiental y lo social: No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza (Laudato Si’, 139). Anda por aquí enamorándonos de la vida y la familia, susurrándonos la invitación a construir hogares y ciudades con amor: Si el amor es una relación, entonces es una realidad que crece y también podemos decir, a modo de ejemplo, que se construye como una casa. Y la casa se edifica en compañía, ¡no solos!.. No querrán construirla sobre la arena de los sentimientos que van y vienen, sino sobre la roca del amor verdadero, el amor que viene de Dios. La familia nace de este proyecto

de amor que quiere crecer como se construye una casa: que sea lugar de afecto, de ayuda, de esperanza(Plaza de San Pedro, 2014). Anda por aquí poniéndole límites a la desenfrenada acumulación de poder y dinero que produce desigualdades y violencias sociales en detrimento de amplios sectores populares: Así como el mandamiento de «no matar» pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir «no a una economía de la exclusión y la inequidad». Esa economía mata. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar más que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es inequidad. Hoy todo entra dentro del juego de la competitividad y de la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil. Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas y marginadas: sin trabajo, sin horizontes, sin salida. Se considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar. Hemos dado inicio a la cultura del «descarte» que, además, se promueve. Ya no se trata simplemente del fenómeno de la explotación y de la opresión, sino de algo nuevo: con la exclusión queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está en ella abajo, en la periferia, o sin poder, sino que se está fuera. Los excluidos no son «explotados» sino desechos, «sobrantes» (EvangeliiGaudium, 53). Francisco anda por aquí, con su palabra de esperanza, solidaridad, misericordia y perdón.


42

Para Reflexionar Catequesis para la Visita Apostólica del Papa Francisco

La dulce y confortadora alegría de evangelizar

El Papa Francisco nos llama a ser “una Iglesia en salida, capaz de observar y escuchar”

• Canto. • Oración Inicial. • Texto Bíblico: (Mc 6, 7-13). • Signo: letrero como señal de transito que diga SALIR. “La evangelización es la razón de ser de la Iglesia. “La dulce y confortadora alegría de evangelizar” (Pablo VI). Es el mismo Jesucristo quien, desde dentro, nos impulsa. Evangelizar supone celo apostólico. Evangelizar supone en la Iglesia la parresía de salir de sí misma. La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria. Cuando la Iglesia no sale de sí misma para evangelizar deviene autorreferencial y entonces se enferma (cfr. La mujer encorvada sobre sí misma del Evangelio). Los males que, a lo largo del tiempo, se dan en las instituciones eclesiales tienen raíz de autorreferencialidad, una suerte de narcisismo teológico. En el Apocalipsis Jesús dice que está a la puerta y llama. Evidentemente el texto se

refiere a que golpea desde fuera la puerta para entrar... Pero pienso en las veces en que Jesús golpea desde dentro para que le dejemos salir. La Iglesia autorreferencial pretende a Jesucristo dentro de sí y no lo deja salir. La Iglesia, cuando es autorreferencial, sin darse cuenta, cree que tiene luz propia; deja de ser el mysterium lunae y da lugar a ese mal tan grave que es la mundanidad espiritual (Según De Lubac, el peor mal que puede sobrevenir a la Iglesia). Ese vivir para darse gloria los unos a otros. Simplificando; hay dos imágenes de Iglesia: la Iglesia evangelizadora que sale de sí; la Dei Verbum religiose audiens et fidenter proclamans, o la Iglesia mundana que vive en sí, de sí, para sí. Esto debe dar luz a los posibles cambios y reformas que haya que hacer para la salvación de las almas. Preguntas para reflexionar: a. ¿Tenemos en nuestra parroquia como prioridad la misión territorial permanente? b. ¿Qué nos motiva a salir a evangelizar? Escribimos el compromiso que realizamos como misioneros parroquiales después de este ejercicio de reflexión.

TALLERES DE ORACIÓN Y VIDA Una Nueva Evangelización • ¿Quieres aumentar tu relación con Dios? • ¿Deseas afianzar tu fe para superar angustias, ansiedades, miedos? • ¿Quieres darle sentido a tu vida? Permítenos invitarte a los Talleres de Oración y Vida donde encontrarás la Paz tan deseada.

Contactos: Ferney Diaz H. - Cel: 318 715 5044 • Juan Neira - Cel: 318 572 8054

E-mail: Tovcali2@gmail.com Página: www.tovpil.org

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Opinión † Luis Fernando Rodríguez Velásquez Obispo Auxiliar de Cali

Tips Pastorales La alegría de la Misión Siempre se ha dicho que la madurez de una Iglesia particular se manifiesta en signos especiales como: un número adecuado de vocaciones sacerdotales y religiosas tanto en las casas de formación como en el ejercicio del ministerio, un pueblo creyente entusiasta, un grupo significativo de laicos comprometidos con la evangelización y la catequesis y la posibilidad de la missio ad gentes de la Iglesia local. La Arquidiócesis de Cali es una Iglesia que crece cada vez más en su proceso de madurez eclesial. Damos gracias por el Seminario con las casas San Pedro Apóstol y Santiago Apóstol, que poco a poco se van consolidando y crecen en número de seminaristas, como también damos gracias por los sacerdotes que prestan sus servicios en la Arquidiócesis con amor y sentido de Iglesia. Cali avanza en su propósito de formar más y mejor a los laicos, que han entendido la importancia de asumir como propio el plan de evangelización en la misión permanente y su preparación asidua en el Centro Arquidiocesano de Evangelización – CAE y en el diplomado de familia ofrecido por la Vicaría de Familia y Cultura. Pero me detengo un poco más en la missio ad gentes. Hace rato no veía una Iglesia particular que desde su pobreza ayude otras jurisdicciones eclesiásticas que solicitan la solidaridad de iglesias hermanas. Iglesias particulares en España y Estados Unidos, especialmente, cuentan con la presencia de algo más de una docena de presbíteros incardinados a la Arquidiócesis de Cali, que con entusiasmo y fe hacen concreto el compromiso de de ser pastores en la Iglesia, no sólo a la local a la que pertenecen, sino también a dónde sea requerido por las necesidades pastorales incluso fuera de sus jurisdicciones. Los fieles en general poco conocen esta realidad. Hace más de 50

años un grupo de sacerdotes de Lleida (Lérida) en España, vinieron a estas tierras vallecaucanas para sembrar la semilla del Evangelio. También se cuenta con un número importante de presbíteros que, perteneciendo a otras Iglesias locales de Colombia y el exterior han querido compartir con nosotros la alegría del Evangelio. Sea la ocasión de dar gracias a Dios por todos y cada uno de ellos y por las instituciones como Mission Share, Adveniat, Aachen, la Conferencia Episcopal Italiana, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, y tantas otras, que han hecho posible muchas de las obras evangelizadoras con las que contamos en la actualidad. Varios hemos podido constatar la alegría de la misión de nuestros presbíteros. El entusiasmo de los sacerdotes que se preparan en el exterior, el gusto con que trabajan los sacerdotes en misión, ratificado en la acogida de las comunidades a las que sirven y los buenos informes de los Obispos y Rectores, da muestra de la madurez de un clero que asume responsablemente la misión. En los tiempos actuales, quienes se formen en los seminarios, y los que sacerdotes en ejercicio del ministerio, han de tomar más conciencia primero, de la importancia de la misión y, segundo, de lo que crece no sólo el presbítero ad gentes, sino también la Iglesia que lo envía. Bien se cumplen aquí las palabras bíblicas: “hay más alegría en dar que en recibir” (Hch. 20,35). Cali, en medio de la escasez de sacerdotes, que necesita muchos más, se hace misionera. Por eso nunca le faltarán vocaciones y nunca le faltarán sacerdotes para el anuncio del Evangelio. Tengamos en cuenta siempre en la plegaria esta intención, “pues la mies es mucha, pero los obreros pocos; rueguen, por tanto, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Lc. 10,2).


35

Misión Permanente

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Tarea misionera urgente Por: Pbro. Germán Martínez R. Vicario Episcopal de Educación

L

a esencia del Evangelio es la novedad liberadora: “Cuando entregaron a Juan, Jesús se fue a Galilea a proclamar de parte de Dios la buena noticia. Decía: Se ha cumplido el plazo, ya llega el reinado de Dios. Conviértanse y tengan fe en esa buena noticia” (Marcos 1, 14-15). A través de alianzas nuevas, que conllevan promesas nuevas, Dios está siempre generando lo nuevo, “provocando”, es decir, convocando desde adelante, llamando desde lo desconocido, proponiendo lo nuevo, incitando a hombres y mujeres a descubrir nuevos horizontes, a recorrer nuevos caminos, a vivir una nueva historia, a construir un mundo nuevo. El gran profeta Isaías lo narró de una manera insuperable: “Así dice el Señor, que abrió caminos en el mar y sendas en las aguas impe-

Caminemos juntos en la misión permanente

tuosas; que sacó a batalla carros y caballos, tropa con sus valientes; caían para no levantarse, se apagaron como mecha que se extingue. No recuerden lo de antaño, no piensen en lo antiguo; miren que realizo algo nuevo; ya está brotando, ¿no lo notan?” (43, 16-19). Muchos años después, en clave ya cristiana, dirá san Pedro: “De acuerdo con su promesa, aguardamos un cielo nuevo y una tierra nueva (cita de Isaías 65,17) en los que habite la justicia” (2 Pedro 3,13). La plenitud del Reinado de Dios se realiza en la ciudad nueva, desposada con el Señor: “Vi entonces un cielo nuevo y una tierra

nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y el mar yo no existía. Y vi bajar del cielo, de junto a Dios, a la ciudad santa, la nueva Jerusalén, ataviada como una novia que se adorna para su esposo” (Apocalipsis 21, 1-2). Evangelizar es pues ANUNCIAR ESA NOVEDAD. La misión evangelizadora consiste en PROCLAMAR a todos esa novedad de Dios, en COMUNIDAD ECLESIAL, que es el signo vivo de Dios entre nosotros. Pero Evangelizar implica la CONSTANTE RUPTURA con nuestro pasado idolátrico que vive sólo del ritmo circular mítico, de espaldas a la novedad constante de

Dios. Misionar es romper también con el tradicionalismo fosilizado, añorante de un pasado ideológico, moralizante, ritualista, intimista, paralizante. La teología de la misión se construye pues desde las categorías de NOVEDAD Y DE RUPTURA porque la Pascua de Cristo, encarnado y resucitado es la plenitud de la creación y de la liberación: “Por consiguiente, donde hay un cristiano, hay humanidad nueva; lo viejo ha pasado; miren, existe algo nuevo” (2 Corintios 5, 17). He ahí el reto y el gran desafío de esta MISIÓN PERMANENTE en la que actualmente estamos todos empeñados: ¿Sí estamos descubriendo la novedad de Dios? ¿Sí estamos rompiendo con lo viejo que nos ata y paraliza?.

La Misión no ha terminado Por: Pbro. Omar Arturo López Vicario Episcopal de Evangelización

L

as palabras del papa Francisco a toda la Iglesia en su deseo de la renovación pastoral han sido “una misión capaz de transformarlo todo”. La acción de una Iglesia en salida busca renovar todos los ambientes de evangelización de las comunidades parroquiales e instituciones arquidiocesanas, pero para ello, necesitamos ser constantes y perseverantes en el anuncio explícito de la persona de Nuestro señor Jesucristo. Esta fuerza transformadora del anuncio del evangelio ha hecho primero en nosotros su efecto, ya que con“gozo reconocemos que haber encontrado al Señor es lo mejor que nos ha sucedido en nuestra vida y por eso sentimos el impulso de compartir esta experiencia con todos nuestros hermanos”.

Hemos escuchado con un corazón lleno de alegría las palabras de Jesús: “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Así como nuestra vida ha tomado sentido desde en encuentro con la persona adorable de Jesús de Nazaret, La Iglesia de Cali está llamada no sólo a anunciar a Cristo y su Evangelio, sino también a trabajar para que el Reino de Dios se haga presente en la historia concreta de la patria, de los distintos ambientes, de la familia y de cada persona. Somos conscientes que son muchos los bautizados que, a pesar de participar de celebraciones y ritos, no han tenido la experiencia de encuentro personal con Jesucristo porque no han sido plenamente evangelizados. También la falta de testimonio de parte de muchos de los que nos llamamos discípulos ha hecho que se alejen de la Iglesia. Es hora de salir y mostrar el rostro de Cristo y el rostro de amor de la Iglesia a sus hijos. Es un tiempo oportuno, de salvación para lanzar la semilla en corazones que como tierra fértil la están esperando. Nuestra Arquidiócesis de Cali es un

terreno sediento de espiritualidad, de sentido de vida. Encontramos tantos que necesitan un norte, una razón por la cual vivir, y nuestro compromiso como Iglesia nos lleva a tomar entonces la cruz de anuncio gozoso del evangelio, para que ese encuentro con el Señor llene de vida, de esperanza y se convierta en un oasis de confianza y oración. Una oración que nace del corazón y es punto de partida de celebraciones vivas y participativas que animan y alimentan la fe. Al dejarnos cuestionar por esta realidad, debemos decir que la MISION NO HA TERMINADO. Lo que comenzamos en noviembre del año pasado debe retomar su impulso con más vitalidad, con nuevos métodos y con valentía. Necesitamos ser instrumentos del Señor en el anuncio de la buena noticia. Debemos recuperar los grupos misioneros, vitalizar la casa católica, volver a los sectores, de forma continua como la gota que llena el vaso poco a poco, no importa si somos pocos. La misión debe continuar para seguir edificando la parroquia renovada que soñamos, que no se contenta con

una pastoral de conservación, sino que debe configurarse como una auténtica parroquia misionera. Se escucha con frecuencia el lamento personas que se han alejado de la Iglesia por nuestra frialdad, quietud o distancia. Esto nos obliga a un sincero examen de conciencia, para ver hasta dónde imitamos a Jesús, el buen pastor, que salió a buscar a la oveja que no estaba en el redil. Los invito entonces a RETOMAR LA MISIÒN, vamos nuevamente a la calle, a los sectores, vamos sin miedo, siempre teniendo presente la necesidad absoluta de pedir al dueño de la mies, no sólo que envíe más obreros, sino que quienes estamos trabajando en su viña, lo hagamos en su nombre y con la fuerza de su Espíritu. LA MISION NO HA TERMINADO, apenas comienza, es el mismo Jesús que nos envía, “vayan a todos”, vamos de forma sinodal a seguir edificando el Reino de Dios. No tengas miedo, hay muchas personas que anhelan ese mensaje de esperanza y salvación, tantos rostros sufrientes que desean volver a tener vida y vida abundante.


62

Vida Consagrada

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Comunidad católica Luz de Cristo, una luz en medio de la oscuridad Por: Hno. Jairo de la Santísima Trinidad, LDC. Religioso Luz de Cristo.

N

uestra Luz es Cristo, somos Luz de Cristo. Es de resaltar aquí el carácter de unidad que establece estar en la Luz, la comunión entre los hermanos. Al estar injertados a Jesucristo por el bautismo (Rm 6, 3-5), él comparte con nosotros esta realidad de ser luz, por eso afirma: “ustedes son la luz del mundo (…) brille su luz ante los hombres, que vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre Celestial”. Ante esta realidad, un grupo de jóvenes de la Arquidiócesis de Cali, siendo conscientes de su realidad de bautizados, quieren dar una respuesta generosa a Dios colaborando con su plan salvífico y la extensión de su reinado. Este grupo de jóvenes, el 4 de febrero del año 1994, inicia una experiencia de oración en el seno de la Renovación Carismática Católica de Cali, que da como fruto, años más tarde, en febrero 4 de 2001, la fundación de una Comu-

Todos están invitados a contribuir con esta obra catequética, misionera y social

nidad Religiosa cuyo Carisma será el de “Llamados a ser Luz de Cristo en el mundo, con opción preferencial por los pobres, viviendo como pobres”. Un carisma que nace bajo la acción del Espíritu Santo, para dar respuesta a muchas de las realidades del ser humano de hoy. Somos la Comunidad Católica Luz de Cristo, cuyo texto fundante explica en gran medida nuestra experiencia cristiana: “porque todo lo que se pone de manifiesto es luz. Por eso se dice:

Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo te iluminará” (Ef 5, 14). Somos hombres consagrados en el estado Religioso, que viviendo en pobreza, castidad y obediencia, y con el fin de contrarrestar el reino de las tinieblas en el mundo desplegamos nuestro apostolado en la Arquidiócesis de Cali y la Diócesis de Palmira, a través de la obra catequética, la obra misionera y las obras sociales, dirigidas especialmente a adultos mayores

y niños que se encuentran el alto riesgo de vulnerabilidad física, moral y espiritual. Contamos con comedores comunitarios, atención y promoción social y un hogar para jóvenes; colaboran en el apostolado parroquial, acompañan retiros espirituales y grupos de oración, misiones populares, entre otras actividades, las cuales se sostienen gracias al don maravilloso de Dios y su Providencia, en la confianza plena en el Padre que vela por sus hijos (Mt 6, 33). Caracteriza a esta Comunidad su alegría, sencillez y fraternidad, un amor inquebrantable a Jesús Eucaristía, la apertura a la acción del Espíritu Santo concretada en la espiritualidad carismática, un profundo y tierno amor a la Santísima virgen María y San José y la obediencia filial a la Iglesia. Invitamos a todos aquellos que quieran conocer esta obra y unirse a nosotros para vencer las tinieblas que parecen cubrir la vida del hombre actual. Joven si te sientes llamado a “Ser Luz de Cristo” te invitamos a seguir las huellas del maestro; y tú que quieres servir al Señor desde tu experiencia de laico consagrado, también hay espacio para ti, para que desde tu realidad familiar y social ilumines el mundo con la luz de Cristo. ¡Alabado sea Jesucristo, ahora y por siempre!

Hijas de la caridad de san Vicente de Paúl Terapias integradas es un programa del centro social sor María Luisa Courbín, somos una entidad sin ánimo de lucro

E

l programa de Terapias Integradas nace hace 35 años, el 10 de febrero de 1982 bajo la modalidad de Taller Ocupacional para adultos y jóvenes con discapacidades físicas; seis meses después se integra la modalidad de Nivelación escolar, donde ha estado liderado por La Compañía de las Hijas de la Caridad. (Hermanas Vicentinas) En 1992 respondiendo a las necesidades de los usuarios se decide transformar el programa a través de una intervención interdisciplinar bajo la modalidad de Padres, Madres y/o Cuidadores co- terapeutas. Nuestro objetivo es Favorecer el proceso de habilitación/rehabilitación de los niños en situación de discapacidad atendidos en el programa para incrementar su independencia y mejorando procesos de inclusión social, familiar y escolar.

Nuestra razón de ser es: • Formar padres, madres y/o cuidadores como co-terapeutas proporcionándoles las herramientas necesarias y adecuadas. • Fortalecer las redes interinstitucionales implicadas en el proceso de habilitación/rehabilitación de nuestros niños. • Fomentar hábitos de alimentación saludable. • Fomentar habilidades para la vida diaria y desarrollo pre vocacional. • Socializar las experiencias terapéuticas exitosas con la comunidad interesada en el proceso. • Promover el mensaje evangelizador de Jesucristo y el amor de la virgen María. Los servicios terapéuticos de habilitación/rehabilitación que el programa de terapias Integradas presta a la población infantil desde 0 a 12 años, en la modalidad de intervenciones grupal mediante un equipo interdisciplinar con profesionales idóneo y capacitados en: Psicología, terapia ocupacional,

educación especial, fonoaudiología y fisioterapia. También se fortalece la parte artística (Música, artes Plásticas): es relevante mencionar el trabajo integral que se desarrolla con las madres, padres y/o cuidadoras, atreves de los talleres familiares que se realizan mensualmente. Ofrecemos además un aporte nutricional a los niños y madres, es cual es posible gracias al apoyo de las volun-

tarias vicentinas que han asumido con amor y generosidad este servicio. Contamos con población en diferentes diagnósticos tales como: Síndrome de Down, Autismo, Parálisis cerebral / Insuficiencia motora de origen cerebral Imoc, Disfagia– trastornos en las diferentes fases deglutorias, Labio- paladar hendido, Artrogriposis, Alteraciones multisensoriales, Trastorno por déficit de atención e hiperactividad TDAH, entre otros en condición de vulnerabilidad. Te invitamos hacer parte de esta obra junto a las voluntarias vicentinas, puedes visitarnos en la Carrera 29 N° 6- 60 B/ Cedro dentro de Santuario de la Milagrosa, además contamos con un programa de plan padrino debido a que somos una entidad sin ánimo de lucro y que funciona a traves de los aportes generosos de las personas y otras actividades que realizamos para generar recursos que nos permitan la sostenibilidad económica. (Rifas, Bingos, Pulgueros).


37

Educación

Santiago de Cali, Agosto de 2017

UNICATÓLICA en misión Mocoa “…no estén TRISTES como los demás que no tienen ESPERANZA”(1Ts 4.13)

B

ajo este lema, UNICATÓLICA, a través de la Vicerrectoría Pastoral y de Bienestar Universitario, se hizo presente en la misión que programó la Diócesis de Mocoa – Sibundoy, para la pasada semana del 25 al 30 de junio. El objetivo de dicha misión era conducir a la comunidad a experimentar, desde la fe en Cristo resucitado, la esperanza, como virtud que abre el camino para la reconstrucción integral de Mocoa, en la práctica de la caridad, mediante un trabajo mancomunado con la Iglesia Católica. La Institución se hizo presente en esta labor evangelizadora y social con seis profesionales en Psicología; 24 estudiantes inscritos en los grupos misionales de Pastoral y Voluntariado; el Capellán General, Pbro. Jaime Londoño Valencia; el Coordinador de Pastoral, Juan Carlos Restrepo, y el Coordinador de Servicio Social y Solidario, Alexander Vera Martínez. Los misioneros de UNICATÓLICA, fueron distribuidos en tres sectores: parroquia Catedral San Miguel Arcángel, Inmaculada Concepción y Jesús Eucaristía, en los cuales el equipo realizó visitas las viviendas, y en la noche, se participaba de las asambleas, en las que durante tres días se trabajaron las virtudes teologales Fe, Esperanza y Caridad. Con los niños de primera comunión y los jóvenes de confirmación se trabajaron estas virtudes de forma lúdica, deportiva y recreativa, en la cual interactuaron y se mostraron muy receptivos al trabajo organizado por el grupo de misioneros.

Con el equipo de psicólogos se realizó un trabajo psicosocial y de manejo de duelo. La psicóloga Heidy Lorena Acevedo puntualiza lo siguiente: “Es urgente desarrollar una estrategia dirigida a los niños. Durante mi estadía pude ver cómo muchas familias demandan esta atención, pues no cuentan con los recursos emocionales para ofrecerla, y según sus historias, el Estado tampoco se los ha proveído a través de profesionales idóneos. Los niños tienen dificultades contundentes: miedo, zozobra, angustia, duelos por sus amigos perdidos, incertidumbre, miedo a la lluvia, sumados al desconocimiento de los adultos sobre cómo socializar las emociones y manejar sus traumas. Esto es grave, pues corren el riesgo de crecer sin haber elaborado la situación y tratando de ignorar el dolor que por dentro, en su corazón y en su inconsciente, podría generar problemáticas a un mayores”. Con esto corroboramos la importancia y el gran significado que tuvo esta misión para la comunidad de Mocoa, pues a través de la evangelización, los profesionales idóneos y el grupo de voluntarios dispuesto a dar lo mejor de sí para la humanidad, UNICATÓLICA, continúa desarrollando su sentido humano y social y sigue construyendo como legado la civilización del amor. Algunas experiencias “Mi labor misionera se realizó en el Hospital José María Hernández, en el cual hice acompañamiento espiritual a las personas hospitalizadas, algunas víctimas de la avalancha, otras por distintas enfermedades y una gran bendición muchas mujeres por maternidad. Se realizó un compartir de frutas, se realizó la Eucaristía y se les animó a participar del alimento espiritual, el cual les servirá como

Profesionales y estudiantes de UNICATÓLICA hicieron parte de la misión pastoral

Niños participaron de actividades lúdicas

fortaleza para seguir adelante a pesar de las dificultades”, palabras del Pbro. Jaime Londoño Valencia, Capellán de UNICATÓLICA. La estudiante Angélica María Acero Duque comparte su experiencia: “Ir a Mocoa ha sido la más hermosa y bella oportunidad que Dios brin-

dó en mi vida. Es un lugar en donde me enseñó que a pesar de los obstáculos siempre hay esperanza; lo único que vale en esta vida es Dios y la familia. Me siento muy feliz de haber participado en esta misión la cual me aportó mucho en lo personal y profesional”.


82

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Invitación a encontrarse con el amor

H

ace mucho tiempo escuché una frase que me quedó grabada en el corazón: “Un día Dios soñó y de ese sueño nos creó”, y es de ahí de donde proviene nuestra capacidad de soñar, pues somos imagen y semejanza de Dios. Es así como surgieron las Escuelas de Líderes de la Arquidiócesis de Cali –ELIAC, de la manifestación de un deseo de Dios puesto en el corazón de personas como sueño e intención, que en el tiempo y a través de muchos sacerdotes, jóvenes, servidores y donadores, se materializó en Cali. Es preciso ser agradecidos y hacer el reconocimiento a la Central de Juventudes de Bogotá; organización sin ánimo de lucro, que durante muchos años se ha encargado de formar a muchos jóvenes como líderes auténticamente cristianos en sus escuelas en Cachipay – Cundinamarca. Es de ahí de donde viene la estructura de micro-es-

cuela de Cali 1er periodo, llamada así por ser una experiencia comprimida de la original de 21 días, adecuada a 8 días de duración, respondiendo a las necesidades y apuestas de la ciudad de Cali y de la Arquidiócesis en lo que refiere a la Pastoral Juvenil. Además, es necesario agradecer al Pbro. José Olmes M, quien en su momento abrió las puertas a la realización de las escuelas junto con el equipo base encargados de la Pastoral Juvenil en ese momento (2009). Es gracias a esta experiencia de formación que muchos jóvenes en diferentes momentos de la vida hemos experimentado el amor de un Jesús amigo, joven y sencillo que nos invita a ser generosos en el amor del Señor, a encontrarnos con él y en él. Es en la ELIAC, donde los jóvenes se convierten en apóstoles de los mismos jóvenes y se comprometen con amor a apropiarse de cada proceso de formación, de conocer a plenitud el manejo y el funcionamiento, para que desde su testimonio, entrega y servicio, puedan

Muchos jóvenes ya han experimentado el amor de un Jesús amigo

contagiar a otros a seguir en esta locura de amor. Lo anterior, sin dejar de afrontar la vida, todo lo contrario, conscientes de esa realidad y de su capacidad como jóvenes para poderla transformar. Es por esto, que las Escuelas de Liderazgo invitan a los jóvenes a continuar su proceso de formación

Tu también puedes hacer parte de esta experiencia en la ELIAC

no solo con las ELIAC primer y segundo nivel, sino también a que realicen su año misionero en las escuelas de la Central de Juventudes. De igual forma, es una invitación a vivir cuantas experiencias les sean posibles y les permitan acercarse a esa relación con el amigo en común, Jesús, siendo líderes cristianos de la mano de María. Por último, solo queda seguir invitando a los jóvenes a que asistan a esta experiencia, a los padres de familia y párrocos a que los envíen, que les den su voto de confianza, porque es una experiencia que ha transformado la vida de muchos de los que hemos tenido el privilegio de vivirla. Los dejo con algunas frases de los jóvenes que participaron en las pasadas ELIAC 1er nivel #17 y 2do nivel #8: “En la escuela encontré mi vocación profesional”, “La escuela, como la vida, está llena de detalles”, “Lo que me llevó de la escuela es la capacidad de los participantes para afrontarla y no dejarse vencer por ella”, “Navegar implica amar”, “Como líderes base apostólicos debemos intervenir en las realidades de nuestra comunidad, haciendo política desde el arte de servir”, “La comunidad más hermosa es la que vive en el amor y lo comparte con un mundo necesitado de esperanza y alegría”.


Santiago de Cali, Agosto de 2017

Lo que celebramos

39

Nuevo Presidente del Centro Pastoral para la Evangelización de lo Social y de la Comisión Episcopal de Comunicación Social

Monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Cali

D

esde el año 2011 la Conferencia Episcopal asumió una nueva estructura institucional, con nuevos estatutos, nuevo organigrama y un plan global de nueve años, en etapas de tres trienios. Con este fin, los obispos de Colombia vieron oportuno imprimir una nueva estructura organizacional a la Conferencia Episcopal (es el cuerpo colegiado constituido por los Obispos Colombianos activos y con oficio encargado por el Papa. Estos se organizan en comisiones episcopales por temas pastorales, que se encargan de ejecutar las orientaciones de la asamblea plenaria del episcopado) y a su brazo ejecutivo, el Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano, SPEC (Estos son los diferentes departamentos temáticos que están dirigidos por un sacerdote, religioso, religiosa o laico, quienes traducen en acciones operativas las orientaciones del episcopado). ¿Qué es la Comisión Episcopal?

Es una especie de junta directiva que orienta los departamentos que funcionan en el SPEC; cada comisión episcopal tiene varios obispos como integrantes y uno de ellos es elegido presidente por un periodo de tres años, por parte de toda la Asamblea Plenaria (órgano principal que se reúne dos veces al año o cuando necesidades urgentes lo exijan a juicio de la Comisión Permanente, que es el órgano delegado general que asegura la continuidad de la misión de la Conferencia durante los períodos de receso de la Asamblea Plenaria y cuida de que se ejecuten debidamente los decretos y demás decisiones y prepara las Agendas de las Asambleas Plenarias de la Conferencia Episcopal). Pensando en un trabajo más articulado, las comisiones episcopales y los departamentos del SPEC se agruparon en tres grandes centros pastorales: 1. Centro pastoral para la vivencia de la comunión (que agrupa las comisiones y departamentos de lugares eclesiales para la vivencia de la comunión, ministerios ordenados, vida

consagrada, estado laical y familia y promoción y defensa de la vida). 2. Centro pastoral para la evangelización y la fe (al que pertenecen las comisiones y departamentos de doctrina y ecumenismo, catequesis y animación bíblica, liturgia, animación misionera, educación, cultura y universidades). 3. Centro pastoral para la evangelización de lo social (cuyas comisiones y departamentos integrantes son pastoral social y caritativa, comisión de conciliación nacional y comunicación social). Esta estructura organizacional debe responder a un plan global que aprobó el Episcopado desde 2011 y busca que para el 2020 la Iglesia en Colombia sea una auténtica comunidad de discípulos misioneros de Jesucristo, formados desde el Evangelio y el magisterio de la Iglesia, animadores de la vida cristiana y con una clara incidencia en la transformación de la sociedad. En este contexto se debe destacar la importancia del papel de la comunicación social como factor altamente estratégico para la

Iglesia - No se puede olvidar que la Iglesia es por naturaleza comunicadora -; pues tanto en la formación, en la animación, como en la transformación, los instrumentos de comunicación, las metodologías comunicativas, las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación, y los agentes de pastoral como comunicadores, han de jugar un papel fundamental. Es así que en la pasada Asamblea Plenaria 102 del episcopado colombiano celebrada en Bogotá del 6 al 10 de febrero, el Obispo Auxiliar de Cali, Monseñor Juan Carlos Cardenas Toro fue elegido como el Presidente del Centro Pastoral para la Evangelización de lo Social y de la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la CEC. Monseñor Juan Carlos, ante el compromiso adquirido nos comenta: “en este trienio que comenzamos, en el que mis hermanos obispos me han confiado liderar tanto el centro pastoral para la evangelización de lo social, como la comisión episcopal de comunicación social, tenemos el reto de fijar la

atención en incidir con los valores del evangelio en una sociedad que hoy está marcada por profundas heridas y rupturas, pero que al mismo tiempo tiene una legítima esperanza de caminar en la construcción del país que soñamos de acuerdo al proyecto que Dios tiene. Desde allí, la Comisión Episcopal de Comunicación Social debe afrontar la misión de fortalecer, modernizar y optimizar los medios, instrumentos y personas al servicio de la evangelización a través de los medios para que se pueda posicionar el mensaje renovador y humanizador del Evangelio, llegando al corazón de los católicos en particular y de los colombianos en general. Utilizando una palabra muy usada en las redes sociales: debemos viralizar el evangelio en los hombres y mujeres, en los líderes que toman las decisiones, en las personalidades generadoras de opinión, en los líderes de base, de manera que se redescubra la novedad siempre vigente del mensaje de Jesús como una respuesta relevante a los grandes interrogantes de nuestro tiempo”.


120

Diaconado Permanente

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Ordenaciones Diaconales El sábado 12 de agosto a las 3:00 p.m., la Arquidiócesis de Cali celebrará las ordenaciones diaconales de la Escuela Diaconal Pablo VI en el Santuario Jesús de la Divina Misericordia

Diego Fernando Benítez Varón. Nacido en Cali el 31 de diciembre de 1979, hijo de Luz Stella Varón y el primero de dos hermanos. Está Casado con Yadira Rodríguez Castaño hace 17 años con quien tiene dos hijos: Juan David (15) y Mariana Isabel (6). Acaba de terminar sus estudios para el Diaconado y actualmente inicia estudios de Psicología en la Fundación Universitaria Católica Lumen Gentium. Labora en la Arquidiócesis de Cali con la Vicaría para la Familia y la Cultura donde coordina la formación de los Delegados de Familia y el acompañamiento psicoespiritual.

Carlos Alberto Ospina Ospina. Nacido en Funza, Cundinamarca, el 15 de marzo de 1962. Hijo de José Avelino Ospina Duque y Lilia Eunice Ospina Garcés. Es el mayor de tres hermanos y tío de cuatro sobrinos. Administrador de empresas. Empleado público, laboró siete años en la Alcaldía de Cali y 20 años en las empresas municipales de Cali. Durante el proceso en la Escuela Diaconal Pablo VI, ha realizado su labor pastoral en la parroquia María Madre del Salvador en el barrio Nápoles, en la parroquia Santa María Reina y en la Pastoral Social.

Didier Díaz Rojas. Nacido en Cali el 24 de abril de 1967. Hijo de Eduardo José Díaz y María del Carmen Rojas. Junto con su hermana Margarita, que es su melliza, son los mayores de seis hermanos. Es Licenciado en Filosofía y Ciencias Religiosas. Casado con la señora Astrid Sánchez hace 13 años, tienen un hijo, Emmanuel de seis años. Ingresa a la Escuela del Diaconado en el 2008, iniciando su formación. A partir de allí ha colaborado en la Fundación el Cottolengo y en diferentes parroquias como la Epifanía del Señor, Santiago Apóstol, Jesús de Nazaret y Nuestra Señora de Nazaret, en donde colabora actualmente.

Jaime Lozano Orjuela. Nacido el 2 de septiembre de 1959 en Saldaña, Tolima. Abogado de profesión, casado con la señora Nelcy Oliva Puerta Pérez, sus hijos son Sebastián y Nataly; Mariana es su nieta. Sus padres se llaman Abel Lozano Gutiérrez y Oliva Orjuela Aya. Es empleado de la Secretaría de Educación, del Departamento del Valle del Cauca. Su parroquia de origen es Santa María del Valle (Calima). Durante su formación en la Escuela del Diaconado Permanente Pablo VI, realizó el trabajo pastoral en: parroquia Santa María del Valle, María Madre de Dios, Cristo Eucaristía, en la Pastoral Penitenciaria y en la Pastoral Familiar.

Freddy González Cándelo. Nacido el 8 de agosto de 1957. Hijo de Alberto González y Olga Lucia Cándelo (fallecidos). Casado con la señora Yolanda Mercado, con quien tienen cuatro hijos, uno de ellos es sacerdote de nuestra Arquidiócesis de Cali. Durante su formación en la Escuela Diaconal, realizó sus apostolados en la Capilla La Inmaculada del barrio Terrón Colorado y en las parroquias San Felipe, Nuestra Señora de Nazaret y como Delegado Arquidiocesano de Catequesis en la parroquia Los Discípulos de Emaús.

Luis Carlos Villán. Nacido en Cali el día 2 de junio de 1959. Es Técnico de Ingeniería Industrial. Casado con la señora Ardeiby Naranjo Borrero, tienen dos hijos (casados). Ingresa a la Escuela Diaconal en el año 2007, inicia su proceso pastoral en la parroquia de la Sagrada Familia, ha acompañado procesos pastorales en el Jarillón del rio Cauca, igualmente en la parroquia de la Epifanía del Señor y en Santiago Apóstol. Actualmente colabora en la parroquia San Miguel Arcángel.

Jairo Arcila Arias. Nacido en Armenia, Quindio, el 19 de septiembre de 1959. Está casado con María del Socorro Posada hace 38 años, con dos hijos, Ángela María y Diego Alejandro ambos casados. Es administrador de empresas de la Universidad Libre de Cali, Artista Plástico egresado del IPC, Diplomado sobre la Nulidad Matrimonial. Actualmente estudia Teología en la Universidad Pontificia Bolivariana. Igualmente realiza su apostolado en la parroquia Nuestra Señora de los Andes y está encargado de acompañar en los procesos de nulidad matrimonial.

Hernán Galvis Marulanda. Nacido en Sevilla, Valle, el 23 de agosto de 1960. Fotógrafo profesional independiente, casado con la señora Teresa Useche Useche, tienen tres hijos, casados todos y cuatro nietos. Ingresa a la formación del Diaconado Permanente en el 2009, inicia su servicio pastoral en la Parroquia de Nuestra Señora de la Esperanza, apoyando la formación de comunidades y en la Pastoral Social. Continuando en la parroquia de Santiago Apóstol orientando las charlas pre-bautismales y el apoyo en la Pastoral Social, en donde aún continua su servicio.

Jairo Sarmiento Flórez. Nacido el 2 de enero de 1970 en Palmira, Valle, hijo de Miguel Sarmiento e Irma Flórez, el último de siete hermanos. Técnico en Sistemas de Seguridad. Casado hace 26 años con la señora Alexandra Bejarano Díaz, con quien tiene cuatro hijas. Inicia su formación en la Escuela Diaconal en febrero de 2007. Inicia su servicio pastoral en la parroquia San Sebastián Mártir de Yumbo, continuó en San Luis Beltrán del barrio los Lagos; luego en Jesús Misericordioso de ciudad 2000; la Capilla María Madre de Jesús en Calimio Norte y actualmente en la parroquia del Niño Jesús de Praga del barrio Salomia.


Santiago de Cali, Agosto de 2017

Lo que celebramos

113


122

Lo que celebramos

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Monseñor Héctor Epalza Qui

M

onseñor Héctor Epalza Quintero, con 77 años cumplidos, 52 años como sacerdote y 13 años como obispo de Buenaventura, deja la Sede Episcopal del Puerto y pasa a convertirse en el Obispo Emérito de Buenaventura. Se ganó el corazón de los bonaverenses por su trabajo y por su sensibilidad con los más débiles. Varias organizaciones sociales de Buenaventura lo condecoraron porque denunció el abandono de la ciudad y la violencia que sufrían sus habitantes, al punto de ser catalogado como “el obispo del pueblo”. Monseñor Epalza, nació en Convención, Norte de Santander, el 14 de junio de 1940. Empezó sus estudios en el Seminario Menor de Ocaña. Los Epalza son descendientes de los Vascos. Sus padres: Angel Elberto Epalza y Auristela Quintero. Hogar con ocho hijos: Manuel, Hector, Orlando, Alfredo, Margarita, Reynel, Faride y Gustavo. Una hermana más por parte de su padre, Edilma. Creció en un hogar al estilo de los hogares nortesantandereanos, con mucha disciplina y autoridad paterna. Fue descubriendo su vocación cuando era acólito del sacerdote Luis Antonio Garcia Lemus, en el Carmen, fue la primera persona a quien

le expresó su deseo de ser sacerdote “yo creo que la vocación tiene todo un proceso tal vez romántico, ingenuo, sencillo, pero que después se va perfilando; es todo un proceso de maduración como el de las frutas”. En 1955, se trasladaron a Cali a casa de los abuelos maternos. Allí vivía un tío sacerdote, el Padre Alfonso Quintero. Terminó su bachillerato en el Seminario Menor de la Arquidiócesis de Cali, después inició sus estudios en el Seminario Mayor de Cali donde hizo el ciclo institucional teológico-filosófico. (1959 -1965) “Por mi larga experiencia de formador, digo que la vocación es una llamada de Dios que tiene dos componentes: La llamada de Dios y la respuesta del hombre”. Es incitativa de Dios y tenemos la libertad para responder. El 14 de julio

Celebración de los 50 años de vida sacerdotal

de 1965 recibió la Orden Sacerdotal de manos del primer Arzobispo de Cali, Monseñor Alberto Uribe Urdaneta. Sus primeros años de trabajo como sacerdote transcurrieron como vicario, párroco y también ocupando varios cargos administrativos. (Ver recuadro) En Roma conoció a tres papas Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II. Un día tuvo la oportunidad de asistir a una eucaristía presidida por su Santidad Pablo VI, con la presencia de cardenales y obispos y lo eligieron para dar la Sagrada Comunión, entre más de 50 sacerdotes le toco a él;

al día siguiente, se enteró que entre aquellos estaban Albino Luciani, Karol Wojtila, quienes serían en su orden, Juan Pablo I y Juan Pablo II “Yo creo que pue-

do decir que soy el único sacerdote que le ha dado la comunión a dos futuros papas, esto lo llevo en mi corazón” Poco tiempo después de

Cargos pastorales • Vicario de la Parroquia de San Alberto Magno de Cali (1965) y de la Parroquia Santísima Trinidad (1967). • Párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Robles (Valle) (1966), de Santa Ana en Cali (1967-1973), de María Madre de la Iglesia en Cali (1973-1977) y de María Reina en Cali (1981-1984). • Director Arquidiocesano de las Obras Misionales Pontificias de Cali (1972-1976). • Secretario ejecutivo del III Congreso Nacional Misionero en Cali (1982) • Director Arquidiocesano de Catequesis (1976-1977). • Vicario de Pastoral de la Arquidiócesis de Cali (19711976). • Miembro del Consejo Presbiteral de la Arquidiócesis de Cali (1971-1974). • Miembro del Equipo Arquidiocesano de Medios de Comunicación (1972-1976). • Conjuez del Tribunal Eclesiástico Regional de Cali (1981-1987). • Miembro del Equipo de Directores del Seminario Arquidiocesano San Pedro Apóstol, Cali (1981-1988,19891992). • Profesor de la Universidad San Buenaventura de Cali (1981-1984). • Rector del Seminario Mayor Arquidiocesano Nuestra Señora de Rosario de Manizales (2000-2004). • Miembro del Consejo Presbiteral de la Diócesis de Cúcuta (1993-1999) y de la Arquidiócesis de Manizales (2000-2004). • Coordinador de la Zona Eje Cafetero de OSCOL (Organización de Seminarios de Colombia) (2001-2004). • Consejero de la Delegación Provincial de San Sulpicio para la Región de América Latina, Bogotá (2002-2004). • Obispo de la Diócesis de Buenaventura (2004-2017).


Santiago de Cali, Agosto de 2017

133

Lo que celebramos

ntero: “El Obispo del Pueblo” su regreso a Colombia murió su padre en agosto de 1981. Después de este triste acontecimiento viajó a Cali donde le habían asignado dirigir la reapertura del Seminario de la Arquidiócesis que se había cerrado en los años 70. Monseñor Uribe Urdaneta había encargado a los sacerdotes de San Sulpicio la formación del clero (1981 y 1988). Hizo énfasis en su misión de formador y decidió hacerse sacerdote de la compañía de San Sulpicio, quienes se dedican a la formación de sacerdotes. Viajo a Paris y a Montreal (Canadá) para prepararse (1989). Luego viajó a Roma a estudiar Teología Espiritual en el Pontificio Ateneo Teresianum de los Carmelitas. Regresó a Cali y se integró al equipo de la Arquidiócesis. Siempre manifestó su alegría de ser formador pero cuando fue llamado a ser Obispo dijo: “(…) Es un desafío muy grande pero la llamada que Cristo me ha hecho a través de Su Santidad Juan Pablo II, mi formación y conciencia misionera me invitan a responder con disponibilidad y generosidad”. Su nombramiento como Obispo de Buenaventura fue hecho por el Papa Juan Pablo II en julio del 2004. Al conocer su nombramiento, sintió un poco de confusión y de temor ante la responsabilidad… “Pero sé que no estoy solo, que no he buscado ser Obispo, que el Santo Padre me encomienda la Diócesis

Escudo de Mons. Epalza

de Buenaventura y como el salmista citado por el mismo Jesus, yo simplemente digo: ‘Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad’. Aquí estoy para responder”. Buenaventura se encontraba en medio de varias situaciones de violencia: disputa de territorios por parte de guerrilla, paramilitares y grupos dedicados al narcotráfico, violencia y muertes era el diario vivir del puerto. Se propuso trabajar por su feligresía “Nosotros, los sacerdotes, no podemos ser indolentes y olvidar a los olvidados sino que tenemos que trabajar con los que los poderosos quieren olvidar”. Como Obispo creó La Comisión de Vida, Justicia y Paz dentro de la Pastoral Social con el objetivo de documentar y contextualizar todos los hechos de violencia para entender sus causas. Por su trabajo dedicado y la denuncia de crímenes y alianzas entre paramilitares, narcotraficantes y la fuerza pública, recibió amenazas contra su vida, le llegó un anónimo en el que le manifestaban que si se quedaba, iba a correr la

El Obispo del Pueblo siempre estuvo con su comunidad

suerte del Arzobispo de Cali, Isaías Duarte Cancino, asesinado en Cali en el año 2002. Todo esto lo afectó de tal manera que le generó quebrantos de salud que lo obligaron a distanciarse del Puerto durante un tiempo. A pesar de la amenaza, Monseñor no dejó de denunciar los hechos violentos. Fue el único que denunció ante la prensa el fenómeno criminal de las llamadas ‘casas de pique’ donde las personas eran torturadas y desmembradas. Nadie decía nada, ninguna autoridad se había manifestado, todos sabían y callaban, Monseñor denunció esto públicamente. El Obispo organizaba movilizaciones, marchas, procesio-

nes, plantones, la comunidad le respondía, todo para hacer visible la realidad del Puerto, concretamente la falta de agua, de trabajo, las injusticias, la violencia y fue así como se ganó el corazón de los bonaverenses, demostrando que el pueblo no estaba solo y que la Iglesia los acompañaba. Todos conocemos los últimos acontecimientos en Buenaventura, sobre todo en lo relacionado con el Paro cívico, donde desafiando todos los entes administrativos y gubernamentales, monseñor Epalza desempeñó un importante papel como mediador, garante y fortaleza moral del paro. Las palabras del Obispo a su

pueblo a través de mensajes de WhatsApp para pedir la calma, dan cuenta de su cercanía: “Querido pueblo de Buenaventura, les habla su hermano mayor”, dijo, pidiendo que no se dejaran “provocar por las fuerzas del orden del Estado” y “no responder con violencia”. También hizo un llamado al Gobierno para que el Esmad acabara con “la ofensiva” al pueblo de Buenaventura y respetara la vida. “Merecemos un mejor trato”, dijo. Finalmente se logró que el Gobierno pusiera en trámite un Fondo Autónomo para hacer las obras urgentes que necesita la ciudad. “Deja mucha satisfacción la misión cumplida, porque uno no fue perro mudo y se sacó la cara por el pueblo. Se cumplió con corazón grande la misión que el señor me ha confiado y sobre todo por los más frágiles que sufren por esta sociedad que se engolosina con el poder y el dinero”, fueron las palabras de Monseñor cuando se conoció la noticia de su relevo en la Sede Episcopal. Su despedida fue el 22 de julio, en el Coliseo El Cristal de Buenaventura donde se le rindió un sentido homenaje de reconocimiento por su gran labor pastoral en beneficio de toda la comunidad bonaverense.

Fuentes consultadas: Revista Misión Pastoral de la Sociedad Portuaria. Boletines informativos Diócesis de Buenaventura. Portal Web de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Mons. Héctor Epalza Q. en su visita al Papa San Juan Pablo II

Mons. Héctor Epalza Q. en su última visita al Papa Francisco


124

Diócesis de Palmira

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Los sucesores de Pedro en el camino pastoral de la Iglesia

Vicarios de Cristo en la tierra

Por: † Edgar de Jesús García Gil Obispo de Palmira

E

l 9 de octubre del año 1958 entré al seminario menor de Cali. Ese día fue de luto total. Murió el papa Pio XII. Un hombre elegante, hierático, sagrado. A lo largo del recorrido entre Roldanillo y Cali en una chiva de pueblo los seminaristas oíamos por todos los municipios los cien repiques que se doblaban cuando moría un papa. ¡Qué impresión y que asombro esta entrada al seminario conciliar San Pedro apóstol de Cali! Fue elegido el gordito y querido Juan XXIII, hoy santo. Para sorpresa de todo el mundo abrió las puertas de la Iglesia al mundo moderno con la convocación del Concilio Vaticano II. (1962-1965). Aires nuevos comenzaron a entrar en la Iglesia de Jesucristo. Falleció 3 de junio del año 1963. Fue elegido el papa Pablo VI, quien continuó el concilio y lo clausuró. Otro santo, hoy beato. Pastoreó la Iglesia con amor y ciencia sin igual. El progreso de los Pueblos fue una de sus preocupaciones sociales. Fui testigo de su santidad porque viví en Roma los dos últimos años de su vida (1976-1978) cuando estuve haciendo la licenciatura en teología dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana. Lo acompañé en varias eucaristías en la plaza de San Pedro como sacerdote servidor de la Eucaristía. Lo observaba bien y su rostro envejecido y macilento reflejaba la luz del transfigurado. Murió precisamente el 6 de agosto de 1978, día

de la Transfiguración del Señor, mientras yo estaba trabajando en la Mercedes Benz cerca de Stuttgart Alemania. Mientras regresaba a Colombia fue elegido el papa Juan Pablo I que vivió 33 días como una sonrisa de Dios. El 16 de octubre de 1978 fue elegido Juan Pablo II, hoy santo. Nacido en Polonia. Apenas yo había cumplido 32 años de vida. Fue el papa de mi vida sacerdotal y quien me llamó al episcopado el 7 de julio del año 1992, hace ya 25 años. Tenía un carisma especial que irradiaba en su porte de pastor. Nos mostró la riqueza del humanismo cristiano en la persona de Jesucristo muerto y resucitado. Sus viajes pastorales rompieron un record en su afán evangelizador. Su persona, su palabra y su cercanía conquistaron el corazón de muchos, especialmente de los jóvenes. Tuve la oportunidad de vivir la experiencia de dos visitas “ad liminaapostolorum” en Roma con Juan Pablo II. Maravillosos encuentros de los obispos de Colombia con la riqueza de su personalidad y de su magisterio. Murió el 2 de abril del año 2005 a los 26 años de su pontificado. Sucedió a San Juan Pablo II, Benedicto XVI el 19 de abril del año 2005. Academia y vida monástica según las reglas de San Benito fueron las dos combinaciones de su pontificado. Sufrió el manejo mundano de la sede de Pedro y tomo la decisión de renunciar al pontificado el 28 de febrero del año 2013 y así se convirtió en un papa emérito. Increíble pero cierto. Su humildad con este gesto sorprendió al mundo entero. Y llego para sorpresa del mundo cristiano la figura del papa Francisco. Argentino, Latinoamericano y Jesuita. Traía en el corazón

la nueva evangelización, la misión permanente y la conversión personal y pastoral de Aparecida. Es la continuación de la apertura del Concilio Vaticano II que parecía frenado en la historia y en los territorios. Es la alegría del evangelio, la alegría del amor en los esposos y familias. Es la conciencia ecológica del mundo. ¡Es realmente una novedad! Ha comenzado a purificar a la Iglesia de la mundanidad espiritual y burocrática que tenía como un caparazón pesado y duro. Todos estos papas han sido sucesores de Pedro como obispos

de Roma. Vicarios de Cristo en la tierra. Instrumentos de Dios para construir la unidad de la Iglesia. Del 06 al 10 de septiembre tendremos en nuestra tierra colombiana al papa Francisco. ¡Qué maravilla y que bendición! “Padre de Misericordia, te damos gracias por el papa Francisco y te suplicamos que su visita a Colombia sea un tiempo de bendición que nos confirme en la fe y nos ayude a dar el primer paso para comenzar con Cristo algo nuevo en bien de todos los colombianos”. Amén. ¡Bienvenido Papa Francisco!


Santiago de Cali, Agosto de 2017

153


216

Diócesis de Palmira

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Frank Zapata en la Diócesis de Palmira Lanzamiento del documental ¡Soy libre!

¡

Amo a Dios y quiero ser santo! “Trabajo como Periodista hace un poco más de 11 años. Mi único objetivo es que muchos puedan conocer a Dios, la grandeza de su amor, todo lo que ha dado por nosotros, la belleza de la Iglesia y que puedan dejar todo aquello que los separe de su amor. Mi sueño es poder llegar a millones y millones de personas en el mundo. Y confío en La Providencia de Dios que me ayudará a hacer este sueño realidad. Que Dios nos acompañe en esta misión y que muchas almas sean tocadas por su amor. ¡Bendiciones!” http://www.frankperiodista.com/index.php Estas son las palabras con la que se presenta a groso modo este joven laico de la ciudad de Medellín llamado Frank Zapata y quién se desempeña como periodista al servicio de la Evangelización de la Iglesia colombiana y universal. Su misión esencialmente radica en la investigación de los fenómenos sociales y eclesiales en los cuales busca llegar a muchas personas sumidas en diferentes problemáticas, que las han

llevado a situaciones de riesgo, pero igualmente busca mostrar el testimonio de vida de muchas personas que han encontrado el camino hacia Dios y viven ahora de una manera distinta del amor de Cristo en la Iglesia. “Gloria y Pablo”, es un testimonio de vida matrimonial que lleva consigo una esperanza de fortaleza, entrega y confianza plena en el Señor. Don Pablo sufre una enfermedad que lo ha llevado a una parálisis total de su cuerpo y la pérdida total de su voz, pero esto no ha sido motivo para que doña Gloria desfallezca y pierda el amor por él y sus hijos. Lo alimenta, lo lleva a la Eucaristía, lo trata con tanto amor que la Cruz se ha hecho llevadera porque llevan consigo la Consigna de Cristo Sacrificado, pero salvador. Es en resumen lo que ha planteado Frank en este esfuerzo por llevar esperanza en Cristo para la salvación de muchos. De igual manera ha abordado temas como el aborto y ahora la Drogadicción, el flagelo de muchos hombres hoy en día, no sólo en jóvenes, sino en todos los espacios de la vida social. Es un mal que no distingue razas, color, estrato social, profesión ni religión. Ha plasmado esta problemática en un documental que se llama ¡Soy Libre! En la que cuenta lo que

Frank Zapata estará presente en el Seminario Menor Cristo Sacerdote de Palmira

viven muchas personas que han caído en el flagelo de las drogas y por hoy no pueden salir producto de una mala elección. El documental tiene una duración aproximada de 40 minutos y pretende abrir los ojos a una realidad que nos toca todos y es urgente de atender en los hogares, pues allí se forman en primera medida los hombres del presente y del futuro. Con motivo de esta misión la Pastoral de comunicaciones de la Diócesis de Palmira ha querido hacerse partícipe de este trabajo tan importante que hace Frank Zapata en todo el país y a nivel internacional. Por esta razón nos estará acom-

pañando el 26 de agosto a partir de las 5:30 pm en las instalaciones del seminario menor “Cristo sacerdote” de Palmira. Como primera medida nos estará animando a ser evangelizadores a través del buen uso de los medios de comunicación como un areópago de este tiempo y segundo quiere llegar a cada una de las familias para decirles, cuiden de sus vidas, de sus hijos, sus familias y libérenlos del flagelo de las Drogas. Miren espejos y comprendan la necesidad del acompañamiento y comprensión y cuidado de sus hijos, para que así pueden decir SOY LIBRE.

Vicariato Apostólico de Guapi

La Virgen del Carmen, inspiradora de la fe de los f ieles

E

l pasado 16 de julio los templos albergaban a centenares de creyentes, devotos de la Virgen del Carmen. Las comunidades parroquiales del vicariato de Guapi avivaron su fe en esta celebración que renueva el espíritu e inspira el amor, la entrega y el servicio reflejados en María. La advocación del Carmen tiene miles de devotos en la costa pacífica que celebran con gran sentido piadoso estas fiestas que representan una oportunidad para acrecentar la fe en Dios y expresar su arraigo a la fe. En la parroquia San Miguel Arcángel, en López de Micay, el 16 de julio parecía como si estuvieran de fiesta patronal. Muchos fieles acu-

Procesión con la Virgen del Carmen

dieron a la celebración eucarística y se sintieron atraídos por la inspiración de la virgen. Los nueve días previos participaron en la novena y el santo rosario que, por tradición se

celebra en horas de la madrugada en esta comunidad. Los fieles visten con escapularios, consiguen estampas, imágenes y encienden velas en signo de agradecimiento y protección divina. Expresan su fe de diferentes modos y con gran fervor invocan su presencia en sus hogares. Ha sido muy tradicional esta fiesta del Carmen en estas comunidades del pacífico. Son muchos los pueblos de López que la tiene como patrona. Por eso durante estos días se oxigena la confianza en Dios y la alegría de alimentar el espíritu. Según la tradición, la devoción a la virgen del Carmen se remonta al siglo XIII, cuando el día de Pentecostés, unos varones piadosos inspirados en el profeta Elías y Eliseo, levantaron un templo a la Virgen María en el monte Carmelo, en el

lugar donde Elías vio la nube, que figuraba la fecundidad de la madre de Dios. Los hermanos de Santa María Carmelo, como se llamaron estos hermanos, que pasaron por Europa en aquel siglo XII y que su regla fue aprobada por Inocencio IV en 1245. El 16 de julio de 1251 la Virgen María se le apareció a San Simón Stock, quien era genera y un fervoroso devoto y le entregó el hábito que sería su signo distintivo. Así se fue expandiendo esta devoción que tiene como signo el escapulario invocando la protección. La devoción a la Virgen del Carmen es una oportunidad para evangelizar y animar a los fieles al servicio, la misericordia y el fortalecimiento de la fe. Los pueblos del pacífico tienen una gran ocasión para seguir creciendo con el impulso que les da la fe.


Santiago de Cali, Agosto de 2017

173


128

Actualidad

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Tres grandes de esta historia En el 90° aniversario del Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal

Por: Pbro. Jairo Alberto Franco MXY

L

a casualidad no existe, la providencia es lo cierto. Dios anda bien enredado en el tiempo y en el espacio y es lo que hace que cada segundo caiga en la eternidad y cada fragmento se hunda en el infinito. Es esta seguridad, este Dios tan dentro de todo, esta eternidad de cada cosa, este sin fin en cada rincón, lo que nos hace celebrar y hacer fiesta, lo que nos hace dar gracias y soñar el futuro. Es así que en estos días damos gracias por nuestro Instituto Misionero de Yarumal, por el presente, por el pasado, por el futuro, de esta obra del Señor y de nosotros. Somos el aporte de Colombia a la misión universal y nacimos el 3 de Julio de 1927, hace noventa años. Quiero celebrar esta fiesta de aniversario con los lectores de la Voz Católica, y con ese propósito les traigo algunos recuerdos nuestros, algunos dirán reliquias, de tres grandes de esta historia, siempre más grandes mientras más aniversarios, monseñor Miguel Ángel Builes, monseñor Jesús Emilio Jaramillo y monseñor Gerardo Valencia Cano. Monseñor Miguel Ángel Builes; se cumplen ahora 90 años de un sí suyo que es todavía más viejo que El Contento, la posada destartalada en la que empezó su seminario misionero, un sí que resonó en su corazón de muchacho campesino, seminarista devoto, pastor cuidadoso de la Iglesia, un hombre que se dejó despertar por el Espíritu Santo y que se dejó llevar. Ahora que trabajamos por su canonización, recordémonos que un santo no es el que hace todo bien y no se equivoca, un santo es el que se pone en las manos de Dios con lo que es y tiene, también, y sobre todo, con sus límites. De este dejarse llevar, de estos límites que en apariencia no le dejaban ser santo, de ahí, Dios sacó su obra y eso es lo que hoy hay que agradecer: su primera parroquia, Remedios Antioquia, se nos volvió para sus hijos el mundo entero; su Nechí, aguas por las que mucho navegó, tiene ya el caudal de muchos ríos y de mares inmensos; en su Santa Rosa, donde fue obispo por décadas, no hay ya sólo osos, y se ha llenado también de leones africanos y tigres del Asía;

En su orden Mons. Miguel Ángel Builes, Mons. Jesús Emilio Jaramillo, Mons. Gerardo Valencia Cano

sus batallas, enfrascadas en una Colombia de partidos, ahora son las batallas de muchos misioneros por la dignidad y la alegría de toda la tierra; su Iglesia afligida entonces por concordatos en cuestión, abraza ya los derechos de todo hombre y mujer en los continentes del mundo. Lo poco del obispo misionero de Colombia, se va volviendo mucho, esa semilla es ya árbol crecido y dará todavía muchos frutos. Monseñor Gerardo Valencia, el hermano Gerardo. Uno tiene que ser muy grande y muy pequeño a la vez para que lo recuerden a uno como un hermano, para que le quiten los añadidos y lo dejen a uno en su sustancia, en eso de ser familia, de ser de la misma sangre de todos, de estar tan cerca y hasta tan dentro. Estos 90 años están bien alumbrados por la luz de este hermano que nunca se propuso ser bombillo de nadie. Él simplemente, “con Dios a la madrugada”, que no era simplemente un programa radial en su Buenaventura, se conectaba a la verdadera electricidad y se volvía luz para todos y es luz en nuestra historia. Nada de su profecía, de su pobreza, de su opción por los degradados, de su misión en los márgenes de esta Colombia que siempre ha excluido, de los malos entendidos y contradicciones que sufrió, de su muerte y todo lo que de ella se dice, nada de eso hubiera sido posible sin la corriente a la que estaba pegado. Creo que es el hombre con más fama de santidad en el Instituto, y el que no lo crea que pregunte entre los pobres del Vaupés y del Pacífico: el pueblo de

Dios, al que hace ya muchos siglos le quitaron su prerrogativa de canonizar, lo tiene ya por santo. Con él, el Instituto será místico o no será; en este hermano, me atrevo a decirlo, está la clave de nuestro futuro. Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, obispo de Arauca, nuestro mártir. Este misionero, que hablaba y derramaba gracia de su boca, es el que nos ha dado la alegría más grande en este año jubilar, en la Congregación para la causa de los santos, nos dicen que se acerca ya a los altares su pronta beatificación, esa seguridad que nos da la Iglesia de su abandono en las manos de Dios, está ya casi a las puertas. Sería triste celebrar esta fiesta de aniversario sin nunca ha-

ber dejado la sangre en el suelo y en el alma de nuestra Colombia tan asesinada y tan llena de vida. La vida nos viene de cada muerto que nos matan y, a gloria nuestra, Monseñor Jesús Emilio es uno de ellos; un pastor que dio la vida por la gente, un amigo con el amor más grande. 90 años, un misionero, monseñor Miguel Ángel; un místico, Monseñor Gerardo; un mártir, Monseñor Jesús Emilio. La fiesta es grande, la gratitud es mucha. Sí, Dios se enredó en nuestro tiempo y espacio y esto es salvación. El presente es todavía desafío y el futuro es promisorio. Los invito a alegrarse con nuestro Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal.

22 de Agosto de 2017

3 er Aniversario de Ordenación Episcopal Excelentísimo Monseñor

Luis Fernando Rodríguez Velásquez Obispo Auxiliar de Cali


193

Actualidad

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Que la misericordia llegue primero al corazón de los hombres, antes de aplicar la justicia: No a la pena de muerte en el mundo entero Por: Jesús Humberto Jiménez Zamorano

Q

uiero contarles que d e s d e el 25 de abril del año 2009, sentí el llamado del Señor Jesús a su servicio y desde esa fecha comparto, con la ayuda de un grupo de amigos, en un encuentro dominical frente a la puerta principal de la iglesia de San Francisco un “Pan & Chocolate” para 120 personas que llegan al lugar. Algunas de ellas en situación o como habitantes de calle y otras personas, son vecinos pobres del centro, que se acercan buscando que comer al final de la tarde. Y además, con estas mismas personas, cada 25 de diciembre en la plazoleta de San Francisco, celebramos a las 6:30 p.m. el

nacimiento del Dios niño con una gran cena de Navidad. Pero hoy no quiero abordar el tema de nuestros servicios a los más necesitados en esta ciudad, sino tocar un tema sensible que se refiere al respeto que todos, creyentes y no creyentes, debemos guardar por la vida; por la vida de todas aquellas personas que por diferentes motivos, han terminado condenados penalmente, en aquellos países donde aún se contempla en el código penal, la muerte como pena capital y se encuentran

Están invitados cada domingo frente a la puerta principal de la Iglesia de San Francisco, y cada 25 de diciembre en el mismo lugar, para que nos ayuden a ayudar.

en los corredores de la muerte de las cárceles, a la espera del día en que serán ejecutados. En Colombia hace más de 100 años que se abolió la pena de muerte como castigo judicial, vigente para entre otros actos punibles, como delitos políticos, traición a la patria, parricidio, homicidio y otros delitos comunes. Fue entonces, que el congreso contempló la reforma constitucional aboliendo la pena de muerte mediante el acto legislativo No. 03 de 1910. Toda esta introducción, es para contarles que a pesar que en nuestro País, no existe la pena de muerte, hace poco, el día lunes 27 del mes de febrero del año en curso, fue ejecutado el caleño Ismael Arciniegas Valencia en China, quien estaba condenado a pena de muerte por el delito de tráfico de estupefacientes, y además hay otros colombianos también por el mismo delito, a la es-

pera de ser ejecutados en ese lejano y misterioso país. Valga recordar que el 18 de diciembre 2007 en Nueva York, La Asamblea General de las Naciones Unidas, en demostración de un valiente acto humanitario, aprobó con 104 votos a favor, 54 en contra y 29 abstenciones la resolución para una Moratoria Universal de la Pena Capital, que representa indudablemente uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años, y un hito histórico de enorme valor moral que marca una etapa decisiva para la afirmación de una justicia capaz de respetar la vida, de una justicia sin muerte. Por eso los invito a que en oración, le pidamos al Padre Bueno, que nos conceda siempre la dicha de permanecer en el amor de Cristo, para que desde la alegría del encuentro con Él y con el prójimo, aprendamos a reconocer que necesitamos de la

compañía del Señor Jesús, que no podemos dar frutos si nos apartamos de su lado, y aceptar que sin la posibilidad de su paz interior, es difícil vivir en comunidad, que sin su presencia, que complicado es saber respetar la diferencia, o saber en qué momento preciso se debe levantar la voz, para no permitir nunca, ni tolerar el maltrato de palabra o de acción contra alguien, y con mucho respeto salir en defensa propia o en este caso, del reo, que se encuentra solo y condenado a pena capital. Por todos ellos que no tienen voz y esperan en el corredor de la muerte el día de su ejecución, digamos hoy No a la pena de muerte y oremos por una Justicia que respete la vida. Mayores informes sobre nuestros servicios y sobre el tema del No a la pena de muerte, favor llamar o escribir vía WhatsApp a Jesús Humberto Jiménez Z. al 310 822 80 65.

Novena promoción de Delegados para la Familia

E

l pasado 24 de Junio de 2017 se llevó a cabo una solemne Eucaristía presidida por monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Cali, con la compañía del Vicario para la Familia y la Cultura, el padre José Octavio Lara, en la Iglesia La Merced, celebración en la cual se dio envío a la novena promoción de Delegados Para la Familia (agentes para la pastoral familiar), dando fin a una etapa de formación de año y medio para ser hoy, orientadores de nuestras familias en la iglesia particular de Cali. El acto contó también con una ceremonia de grado y entrega de certificados en la Curia Arzobispal a los 21 delegados que se abrieron a esta experiencia formativa, que les exigió constancia, paciencia y sacrificios para llegar a este momento, donde comienza el mayor de los retos: brindar con amor lo aprendido.

Nuevos agentes para la pastoral familiar

Los Delegados para la Familia serán un apoyo en las diferentes parroquias, tendrán la posibilidad de orientar, acompañar, fortalecer los procesos de familia a través de proyectos como talleres para parejas o escuelas de padres, colocando al servicio de la comunidad sus

amplios conocimientos en temas relacionados como: la economía familiar, resolución de conflictos en el matrimonio, sustancias psicoactivas, el sacramento del matrimonio, educación en los hijos, entre otros y todo desde fundamentos teológicos, eclesiales, antropológi-

cos, psicológicos y sociales. Esta novena promoción es una muestra más, que confirma nuestra activa presencia en la formación humana, cristiana y doctrinal para el fortalecimiento de la acción pastoral aplicada al acompañamiento de las familias.


20

Actualidad

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Santa Rosa, una parroquia en camino de su centenario Por: Pbro. Diego Fernando Guzmán R. Párroco de la Parroquia de Santa Rosa de Lima

E

l 19 de abril de 1924, monseñor Heladio Posidio Perlaza, Obispo de Cali, creó la parroquia de Santa Rosa de Lima, tercera en antigüedad después de la Catedral San Pedro Apóstol y San Nicolás. A mí llegada a la parroquia el 15 de septiembre del 2015, tuve como empeño conocer un poco de la historia de este templo tan emblemático para la ciudad. De Santa Rosa habría mucho que decir pero pocas líneas para tratar de exaltar la historia de una parroquia casi centenaria, por la que han pasado muchos personajes de la Cali del siglo XX. Mirando en el archivo de la parroquia, pude encontrar libros y actas que son un claro testimonio del desarrollo de una ciudad, que alrededor de la Iglesia de Santa Rosa no solo fue levantando un templo físico sino también la historia de la Iglesia Católica en Cali y la incidencia que

tuvo ella en el crecimiento de una urbe tan activa y singular. Es innegable que el protagonismo de la Iglesia Católica durante todos estos años de construcción de ciudad, desde la colonia hasta nuestros días pasó por los templos y conventos que se fueron fundando paralelos a la naciente ciudad. En ello, la Iglesia de Santa Rosa tiene un pasado que data desde el siglo XVII, primero como capilla y luego como parroquia ya en el año de 1924. Por tanto, Santa Rosa camina hacia la celebración de su centenario de fun-

dación como parroquia, pues en el año 2024 cumplirá ella cien años de fundada. Un centenario en el que la parroquia ha sido testigo mudo del desarrollo de una ciudad que hoy es capital del suroccidente colombiano, un templo que ha tenido cuatro versiones arquitectónicas donde la última versión es la que actualmente conocemos y que es el fruto de un hombre al que Cali le debe mucho y que con su tesón y empeño logró cristalizar el majestuoso templo que tenemos hoy. Me estoy refiriendo al padre Marco Tulio Collazos.

Parroquia Santa Rosa de Lima ubicada en el centro de Cali

No podemos pasar por alto, que en esta parroquia hay una reliquia de Santa Rosa, traída del Perú junto con la imagen, que en la década de los años 40 del siglo pasado, se convirtieron en tributo especialísimo y que hemos logrado exhibir en un altar acondicionado en la parte lateral del templo, para que los creyentes puedan visitar y venerar. Tampoco se puede olvidar que este año se cumplen 400 años de la muerte de Santa Rosa de Lima, la primera Santa latinoamericana. Razón por la que la parroquia tiene programado, para el 23 de agosto, fiesta patronal, la celebración de la Eucaristía Solemne, a las 6 p.m. y ese mismo día se organizará una programación cultural en asocio con la Casa Proartes y la Secretaría de Cultura del Municipio de Cali. Quiero entonces hacerles partícipes de estas efemérides e invitarlos a que visiten el templo, que ha sido sometido a un proceso de restauración, con el ánimo de que recupere el brillo y la belleza de un patrimonio arquitectónico de la ciudad, que debe ser promovido, valorado y celebrado.


Santiago de Cali, Agosto de 2017

NiĂąos

213


22

NiĂąos

Santiago de Cali, Agosto de 2017


233

Actualidad

Santiago de Cali, Agosto de 2017

Feliz Cumpleaños NACIDOS EN AGOSTO Matiz A. Alexander

ASIGNACIÓN PASTORAL Parroquia María Inmaculada

04/08/1960

Plaza Pérez Evangelista Segundo, OSM

Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón

05/08/1974

Gómez Montes José Nicolás

Parroquia San Cayetano

07/08/1958

Musse Córdoba Leonardo, OFM

Templo de San Francisco

07/08/1987

NOMBRE

FECHA

Castro Matute Linder, CMF

Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

07/08/1966

Zapata Yepes Esau

Asesor Espiritual Misioneras (Concepcionistas de Cristo Sacerdote)

07/08/1961

Restrepo Montoya Gilberto De Jesús Rodríguez Rincón Rafael Ángel Hernández Méndez Rodolfo Sandoval Vivas Tulio Emiro

Parroquia Encarnación del Señor Parroquia Nuestro Señor de los Cristales

08/08/1955 8/08/1960 10/08/1971

Ríos Aristizabal Humberto, CSSR

Parroquia Santa Ana

11/08/1964

Pascual Nadal Pedro, CR

Parroquia de San Alberto Magno

11/08/1945

Bere Gerardus, SVD

Parroquia Nuestra Señora de las Misericordias

15/08/1965

Moreno Z. Miguel Horacio

Residencia Familiar

17/08/1938

León Ricardo Martín

Parroquia Nuestra Señora del Rosario (Jamundí)

21/08/1967

Ramirez González Juan Miguel

Parroquia Nuestra Señora de la Valvanera

22/08/1959

Gómez V. Ramón Elías

Capellán la Ermita

25/08/1965

Muñoz Marín Mario Elías

Casa Sacerdotal

25/08/1952

Marín Triviño Edison López Pérez Omar Arturo

Parroquia San Bartolomé Apóstol Rector Santuario de Fátima

26/08/1969

Cordero Serrato Daniel

Parroquia Santa Filomena

28/08/1962

Franky Alzate Álvaro

Parroquia San Gabriel Arcángel

29/08/1945

González José

Parroquia Cristo Resucitado

30/08/1960

Tovar Alarcón Nelson, OFM

Parroquia Nuestra Señora de Aguablanca

30/08/1964

Residencia Familiar

31/08/1942

Capellán H.C.E.P.C. Capellán Camposantos

Rojas Arana Hugo Fernando

10/08/1958

27/08/1977

CALENDARIO LITÚRGICO AGOSTO 2017 DÍA CELEBRACIÓN San Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor 1 M MO de la Iglesia San Eusebio de Vercelli, obispo; 2 MI Feria-ML San Pedro Julián Eymard, presbítero 3 J Feria 4 V San Juan María Vianney, presbítero MO Feria-ML5 S Dedicación de la Basílica de Santa María BMV 6 D LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR Fiesta Santos Sixto II, papa, y compañeros, 7 L Feria-ML mártires; San Cayetano, presbítero 8 M Santo Domingo de Guzmán, presbítero MO Santa teresa Benedicta de la Cruz, virgen y 9 MI Feria-ML mártir 10 J SAN LORENZO, DIÁCONO Y MÁRTIR Fiesta 11 V Santa Clara, virgen MO Feria-ML12 S Santa Juana Francisca de Chantal, religiosa BMV 13 D 19° del Tiempo Ordinario San Maximiliano María Kolbe, presbítero y 14 L MO mártir 15 M ASUNCIÓN DE SANTA MARÍA VIRGEN SOLEMN. 16 MI San Esteban de Hungría Feria-ML 17 J Santa Beatriz da Silva, virgen Feria-ML 18 V Feria San Ezequiel Moreno, obispo (en Colombia); 19 S Feria-ML San Juan Eudes, presbítero 20 D 20° del Tiempo Ordinario 21 L San Pio X, papa Feria 22 M Santísima Virgen María, Reina Feria-ML SANTA ROSA DE LIMA, VIRGEN 23 MI Fiesta patrona de América Latina 24 J SAN BARTOLOME, APÓSTOL Fiesta San Luis, de Francia; San José de Calasanz, 25 V Feria-ML presbítero Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, virgen Feria-ML26 S (en Colombia) BMV 27 D 21° del Tiempo Ordinario 28 L San Agustín, obispo y doctor de la Iglesia MO 29 M Martirio de san Juan Bautista MO 30 MI Feria 31 J Feria

R V M B

ORDENADOS EN AGOSTO

Parroquia San José - Colón Parroquia Natividad del Señor Templo Votivo del Sagrado Corazón Radio María Opus Dei Pro Vida Digna Parroquia Santísimo Sacramento

01/08/2015 04/08/2000 04/08/2001 06/08/2003 09/08/2008 11/08/2001 11/08/2012 11/08/2012 12/08/2006 13/08/2016 13/08/2016 13/08/2016 13/08/2016 13/08/2016 13/08/2016 13/08/2016 13/08/2016 15/08/1978 15/08/1987 15/08/1963 15/08/1992 16/08/1986 16/08/1993 17/08/1998 18/08/1987 19/08/1996 19/08/1996 19/08/1996 19/08/1996 21/08/1971 21/08/1977 22/08/1968 23/08/1970 25/08/1967 26/08/1962 27/08/1982

AÑOS DE SERVICIO 2 17 16 14 9 16 5 5 11 1 1 1 1 1 1 1 1 39 30 54 25 31 24 19 30 21 21 21 21 46 40 49 47 50 55 35

Ordenación Sacerdotal

25/08/1984

33

Ordenación Episcopal

22/08/2014

3

NOMBRE Guerrero Castillo Fulgencio CSSR Arieta Arieta Pablo Sesto Gutiérrez Ríos Jhon Mario Alvarado -Segarra Rojas Javier Taman Aloisius, SVD Tellez Zapata Mateo, MCCJ Nuñez Quiceno Johany Ospina Sánchez Diego Fernando Gómez Restrepo Luis Felipe, SJ Agudelo Valencia Jhonatan Carmona Jhon Fredy Gaspar Puerta Diego Fernando Meza Ortega Brajan Fernando Minotta Bravo Kener Darío Pérez Ramos Juan Carlos Toro Agudelo Jesús Ramiro Unigarro Estrada Luis Ernesto Bonilla Pardo Fernando Campos Charry Ramiro López Antolìnez Carlos Alfonso López Martínez Julio César Sánchez Héctor Orlando, IMC López Rodríguez José María Ríos Sánchez Edgar Octavio Lara Pachón José Octavio Alvarado Camargo Luis Felipe Bonilla Navarro Emiro García Jaramillo Miguel David Rojas Arias Gustavo ZULUAGA OSORIO EUGENIO JAVIER, CMF Mora León Adriano Grenier Morales José Enrique SJ De Los Ríos Héctor Palacio Builes Iván Osorio Hoyos José Gilberto García Ramírez Alejandro Monseñor Luis Fernando Rodríguez Velásquez

FECHA

ASIGNACIÓN PASTORAL Parroquia Santa Ana Parroquia Divino Salvador Vicario Episcopal de Economía Sodalicio de Vida Cristiana Parroquia Nuestra Señora de los Remedios - Dagua Parroquia Nuestra Señora del Buen Pastor Estudiante en Roma Parroquia Virgen Peregrina Pontificia Universidad Javeriana Cali Parroquia Santos Apóstoles Simón y Judas Parroquia San Juan Diego (Jamundí) Parroquia San Juan Eudes Parroquia Nuestra Señora de Nazareth Parroquia Cristo Señor de la Vida Parroquia San Cirilo de Jerusalén Parroquia Marie Poussepin Parroquia San Sebastian Mártir Parroquia Nuestra Señora de Coromoto Capilla La Merced Rector UNICATÓLICA Parroquia Nuestra Señora del Monte Carmelo Parroquia Cristo Maestro Parroquia Nuestro Señor del Buen Consuelo Parroquia Jesús Misericordioso Párroco Santa Teresita Parroquia Cristo del Consuelo Parroquia Santa María de los Ángeles Parroquia San Francisco de Asís

SACERDOTES FALLECIDOS EN AGOSTO Gustavo De Piagie,AA Agustín Acero, O.F.M. Germán Vargas

12 de agosto del 2005 19 de agosto de 2016 23 de agosto de 1999

M

2

MI

3

J

4

V

5

S

6

D

7

L

10

J

12

S

13

D

15

M

20

D

22

M

27

D

29

M

30

MI

31

J

NOMBRE

B V-B V B V-B B V-R-B B V-R R B V-B V R B V-B V-B V V-B V V V-B B R V-B V-B V R R V V

Rojo Verde Morado Blanco

CALENDARIO ARQUIDIÓCESIS DE CALI AGOSTO 2017 CELEBRACIÓN Retiros Espirituales Clero – 3° Grupo Manizales Retiros Espirituales Clero – 3° Grupo Manizales Retiros Espirituales Clero – 3° Grupo Manizales Retiros Espirituales Clero – 3° Grupo Manizales Inicio Congreso Arquidiocesano Renovación Carismática TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR Batalla de Boyacá San Lorenzo Reunión Arciprestazgo 14 Ordenación Diáconos Permanentes 19° T.O. Asunción de la Virgen María Reunión Arciprestazgos 7 y 15 20° T.O. Aniversario Ordenación Episcopal Mons. Luis Fernando Rodríguez Velásquez 21° T.O. Colecta Dona Nobis Reunión Arciprestazgo 13 Colegio de Vicarios y Arciprestes Reunión Arciprestazgos 9 y 18

DÍA 1

- - - -

COLOR

NOMBRAMIENTOS DE LA ARQUIDIÓCESIS DE CALI HASTA AGOSTO DE 2017 PARROQUIA / ENTIDAD NOMBRAMIENTO

Mondragón Orejuela José Olmes, Pbro. González Carrasquilla Álvaro,Pbro. González Carrasquilla Álvaro, Pbro. Martínez Rodas Germán, Pbro. Rivera Hurtado Diego Armando, Pbro. Ceballos Mayorquín Javier Mauricio, Pbro., Diócesis de Palmira Villa Fernández Samuel Alexander, Pbro. Villa Fernández Samuel Alexander, Pbro. Nuestra Señora de Aparecida Rivas Riascos Albeiro, Pbro. García Salazar Norbey de Jesús, Pbro. García Posada Héctor Fabio, Pbro. Rodríguez Rincón Rafael Ángel, Pbro. Céspedes Loaiza Raúl Darío, Pbro.

Seminario Mayor San Pedro Apóstol Seminario Mayor San Pedro Apóstol Arquidiócesis de Cali

Rector

Seminario Mayor San Pedro Apóstol Seminario Mayor San Pedro Apóstol Seminario Mayor San Pedro Apóstol

Equipo de Formadores

Santiago Apóstol

Párroco

Seminario Mayor de Profesionales Santiago Apóstol Arquidiócesis de Cali Nuestra Señora de Aparecida Seminario Mayor San Pedro Apóstol San Pablo Apóstol

Rector

Nuestro Señor de los Cristales

Párroco

Arquidiócesis de Cali

Rodríguez Rincón Rafael Ángel, Pbro. González Mercado Fredy Alberto, Pbro. Cardona Rincón William Fredy, Pbro. Agudelo Valencia Jonathan, Pbro. Millán Cardona Jorge Albeiro, Pbro. Gallego Muñetón Juan Carlos, Pbro

Escuela Diaconal Pablo VI

Delegado Arquidiocesano para el Diaconado Permanente Rector de la Escuela Diaconal Pablo VI Equipo de Formadores Escuela Pablo VI Equipo de Formadores Escuela Pablo VI Párroco

Ríos Sanclemente Luis Alberto, Diácono

Escuela Diaconal Pablo VI El Divino Niño Santos Apóstoles Simón y Judas San Juan Bautista

Vicerrector - Equipo de Formadores Vicario Episcopal para el Clero

Equipo de Formadores Equipo de Formadores

Creación Parroquia Primer Párroco Equipo de Formadores Administrador Parroquial

Párroco Vicario Parroquial

Santiago Apóstol Vicario Parroquial Seminario Mayor de Profesionales Santiago Apóstol Equipo de Formadores Seminario Mayor de Profesionales Santiago Apóstol Equipo de Formadores


24

Santiago de Cali, Agosto de 2017

La Voz Católica - Agosto 2017  
La Voz Católica - Agosto 2017  

Periódico mensual de la Arquidiócesis de Cali.

Advertisement