Issuu on Google+

Coordinado Por el equipo diocesano de pastoral sacerdotal

DIÓCESIS SONSÓN-RIONEGRO

No 61 Julio de 2011

Monseñor Darío Gómez Zuluaga Vicario de Administración

Suele esperar panes y peces: Piensa que es un funcionario de una institución que le debe alimentar y mantener. EXIGE.

Es un pescador: Su vocación es hacer crecer el Reino de Dios entre los hombres, sin esperar nada a cambio. DA Y SE DA.

Su tarea principal es consumir lo que el reino ofrece. Lucha por mantenerse: Mantiene el estatus que ha “conseguido” con “tanto esfuerzo”. Para algo “me quemé las pestañas”.

Pone al servicio del Reino todo lo que es, lo que tiene y lo que hace

Centrado en sí mismo: “Yo soy, yo puedo, yo hago,…” Bebe en pozos ajenos: Profesiones, actividades mundanas.

Centrado en su Maestro: “Todo lo puedo en Cristo”. Bebe en su propio pozo. Descubre la riqueza de su espiritualidad.

Se sirve de los demás. Aprovecha la lana de las ovejas. Cree en la fuerza poderosa de su predicación.

Lucha por crecer: Su preocupación es dar la medida de Cristo en su vida, aún a costa de sacrificios.

Sirve a los demás: Busca la oveja perdida, cura la enferma y sana la herida. Cree en la fuerza poderosa de su predicación Cree en la fuerza poderosa de la Palabra de Dios.

El creyente se gana.

El discípulo se hace.

Señala la cruz: No está dispuesto a mover un dedo para cargarla.

Carga la cruz: Toma la Cruz y sigue al Señor, hasta crucificarse con Él.

Espera que el Reine se realice y llegue. Lo espera sólo como un don que “viene”.

Construye las condiciones para que Dios construya Su Reino. Lo espera como don y una conquista.

Depende en gran parte de los pechos de la madre (el Obispo, el Presbiterio, la Comunidad). Necesita “leche” (Heb. 5) Culpabiliza a otros de su camino de fe: Atribuye a los demás los fracasos de su vida.

Ha sido destetado para servir: Crece en autonomía y responsabilidad pastoral. Alimento sólido. Propósitos altos. Se responsabiliza de su crecimiento espiritual y asume las situaciones y fracasos como propios.

Gusta del halago y depende del estímulo: Trabaja con “motor prestado”.

Gusta del esfuerzo y del sacrificio; Imita el camino de su Maestro: “Trabaja con motor propio”.

Entrega parte de sus ganancias: Guarda reservas humanas y morales.

Entrega su vida: Se da sin límites, no se guarda nada para sí mismo.

Vive una fe hereditaria, tradicional, repetititva y con poco fundamento, para exponerla, defenderla o proponerla. No sabe el por qué.

Vive una fe creativa: Se mantiene “dispuesto a dar razón de su esperanza a todo aquel que le pide una explicación” (1 Pe. 3,15). Sabe el por qué.

Busca que lo animen: Es Objeto de la Pastoral Sacerdotal. “Por mí deberían hacer…”

Busca animar: Es Sujeto y Objeto de la Pastoral Sacerdotal. “¿Qué puedo hacer por mis hermanos?”.

Espera que le asignen tareas: Confunde la obediencia con servilismo irracional, sin expresar sus necesidades y expectativas.

Asume sus responsabilidades: Obedece con amor y sacrificio, asumiendo las tareas como mandato apostólico.

Busca los “cargos”: Concibe su vida y el Ministerio como una carrera que debe avanzar incesantemente. Se siente llamado al éxito. El Ministerio como Trayecto.

Busca amar y servir, aún sin cargos. No busca brillar ni aparecer. Prefiere la discreción del amor efectivo. Se sabe llamado al testimonio. El Ministerio como Proyecto.

Murmura y reclama: Es crítico con todos. Con la Iglesia, el Magisterio, el Obispo, los superiores, los hermanos, etc.

Obedece y sirve: Asume con madurez y caridad cristiana las debilidades de la Iglesia. Sabe que en el Plan de Dios se incluye el misterio del pecado.


La formación permanente es una exigencia de la realización personal progresiva, pues toda vida es un camino incesante hacia la madurez, y ésta exige la formación continua. Es también una exigencia del ministerio sacerdotal, visto incluso bajo su naturaleza genérica y común a las demás profesiones, y por tanto como servicio hecho a los demás; porque no hay profesión, cargo o trabajo que no exija una continua actualización, si se quiere estar al día y ser eficaz. La necesidad de "mantener el paso" con la marcha de la historia es otra razón humana que justifica la formación permanente.

La Formación

Permanente Monseñor Óscar Aníbal Marín Gallo Vicario General Pocos temas tan recurrentes y universales para la vida y realización del ser humano como el de la formación permanente. Implica todas las edades, todas las dimensiones, todas las vocaciones, profesiones y oficios de la persona humana; es tan fundamental, que en ella se juega a vida o muerte, es como la respiración, el llevar aire a los pulmones, el no hacerlo significa morir. No formarse significa “deformarse”, estancarse.

El magisterio de la Iglesia, en diversos documentos, ha destacado la importancia y necesidad de la formación permanente en los sacerdotes. En Pastores Dabo Bobis, el Beato Juan Pablo II destaca la naturaleza profunda de la formación permanente, considerándola como "fidelidad" al ministerio y al ser sacerdotal y como "proceso de continua conversión"[215]. Es un lento y progresivo proceso de formación en nosotros del hombre nuevo, de un corazón capaz de asumir los sentimientos divinos, de latir al unísono con el corazón de Dios, revelado en Jesucristo. Es también un acto de justicia para responder adecuadamente al derecho fundamental del pueblo de Dios de ser destinatario de la Palabra de Dios, de los Sacramentos y del servicio de la caridad, que son el contenido original e irrenunciable del ministerio pastoral del sacerdote. Nuestro Plan de Pastoral 2011-2015 constata que la formación permanente de los sacerdotes diocesanos es muy débil, más aun para los que traban en servicio misionero extra diocesano, hecho que afecta desfavorablemente el crecimiento integral y la creatividad pastoral. El Consejo Diocesano de Pastoral Sacerdotal viene trabajando de tiempo atrás, con la participación del presbiterio, en la elaboración de un Plan de Pastoral Sacerdotal que necesariamente deberá incluir el tema una formación permanente planificada que integre todas las dimensiones der ser sacerdotal: humana, espiritual, intelectual, pastoral. Que distinga niveles, diversifique servicios y ofrezca respuestas a las características y necesidades del sacerdote según su edad y misión pastoral; que a todos ayude en su proceso de maduración personal, vocacional y ministerial.


Recobremos el valor

y la audacia apostólica

El papa Benedicto VI ha invitado a “una nueva misión evangelizadora que convoque todas las fuerzas vivas de este inmenso rebaño”. Es un afán y anuncio misioneros que tiene que pasar de persona a persona, de casa a casa, de comunidad a comunidad. “En este esfuerzo evangelizador la comunidad eclesial se destaca por las iniciativas pastorales, al enviar, sobre todo entre las casas de las periferias urbanas y del interior, sus misioneros, laicos o religiosos buscando dialogar con todos en espíritu de comprensión y de delicada caridad” Esta misión evangelizadora abraza con el amor de Dios a todos y especialmente a los pobres y a los que sufren. Por eso, no puede separarse de la solidaridad con los necesitados y su promoción humana integral: Pero si las personas encontrada están en una situación de pobreza, es necesario ayudarlas como hacían las primeras comunidades cristianas, practicando la solidaridad, para que se sientan amadas de verdad. El pueblo pobre de las periferias urbanas o del campo necesita sentir la proximidad de la Iglesia, sea en el socorro de sus necesidades más urgentes, como también en la defensa de sus derechos y en la promoción común de una sociedad fundamentada en la justicia y en la paz. Los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio y un Obispo, modelado según la imagen del Buen Pastor, debe estar particularmente atento en ofrecer el divino bálsamo de la fe, sin descuidar el pan material”.8benedicto XVI – Discurso inaugural – Aparecida) Este despertar misionero, en forma de una Misión Continental… requerirá la decidida colaboración de las Conferencias Episcopales y de cada Diócesis en particular. Buscará poner a la Iglesia en estado permanente de misión. Llevemos nuestras naves mar adentro, con el soplo potente del Espíritu Santo, sin miedo a las tormentas, seguros de que la providencia de Dios nos deparará grandes sorpresas.

Recobremos, pues, El fervor espiritual. Conservemos la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas. Hagámoslo como Juan el Bautista, com Pedro y Pablo, como los otros apóstoles, como esa multitud de admirables evangelizadores que se ha sucedido a lo largo de la historia de la Iglesia, con u n ímpetu interior que nadie ni nada sea capaz de extinguir. Sea esta la mayor alegría de nuestras vidas entregadas. Y ojalá el mundo actual – que busca a veces con angustia, a veces con esperanza – pueda así recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio¸ cuya vida irradia el fervor de quienes ha recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo y aceptan consagrar su vida a la tarea de anunciar el Reino de Dios y de implantar la Iglesia en el mundo” (Paulo VI EN 80). (Documento de Aparecida 551-552)


1. V

Sagrado Corazón de Jesús. Jornada de oración por la santificación de los sacerdotes. 1- 4 Cursillo de Cristiandad No. 13 mixto. Lugar: Hijas de la Iglesia de Marinilla, inicia el 1 a las 5:00 p.m. y finaliza el 4 a las 2:30 p.m. inversión $80.000.

2. S

-2-3 Retiro espiritual para los alumnos de 10 y 11 del Seminario Menor SAM. En el Seminario Nuestra Señora de Marinilla. Inicia el sábado a las 9:00 a.m. y finaliza el domingo a las 2:00 p.m. Aporte: $20.000.

20. M

- Vence plazo para presentar el informe Económico del mes anterior.

22. V

-3-9 Inician las nuevas Escuelas de Discipulado Misionero. -3-29 Curso Latinoamericano de formadores de seminarios.

4. L

Lugar: Rionegro, pendiente definir el sitio, entre las 9:00 a.m. y las 3:00 p.m.- Encuentro de juntas coordinadoras de las CER. Oportunamente se enviará la información.

9. S 10. D

-23-24 Cursillo prematrimonial en Rionegro.

27. M 28. J

- Festivo. - Encuentro para las familias del Seminario Menor Parroquial SAM. De 9:30 a.m. a 3:30 p.m. en el colegio de la Presentación de Rionegro. Llevar el almuerzo y un aporte por persona de $ 2.000.

29. V

- Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá. Colecta del Óbolo de San Pedro. La información ya se envío.

15. V

16. S

Encuentro diocesano de sacerdotes “Ad extra”. Sur América. Aniversario del Fallecimiento de Mons. Alfonso Uribe Jaramillo. Eucaristía en la Basílica Ntra. Sra. del Carmen a las 11:00 a.m. Se invita a todos los sacerdotes a participar y motivar la asistencia de los feligreses. Virgen del Carmen.

- Tercera Reunión Vicarial. 28-29 Primer seminario “Pastoral de la Ancianidad”. Ciudadela de Jesús. Inicia el 28 a las 9:00 a.m. y finaliza el 29 a las 3:30 p.m. aporte $50.000. mayores informes tel. 56317999 ext 108-109. 28 Encuentro de amistad sacerdotal. En la parroquia Ntra. Sra. del Carmen de Guatapé a las 10:00 a.m. - Comité interparroquial de Pastoral Social COIPAS Rionegro. Lugar: Casa Pan y Vida San José, Rionegro, de 9:00 a 11:00 a.m. - Comité Diocesano de Viudas. Lugar: Salón Parroquial Catedral de Rionegro, de 2:00 a 4:00 p.m.

Escuela diocesana de formación del MCC. Casa de oración de Marinilla.

12. M

22-24 Retiro Sanando la Herida más Profunda RCC. Informes tel. 5530582 - Encuentro de formación a Enlaces parroquiales de Pastoral Social.

-2-3 Retiros Espirituales para Universitarios. Centro Santa María, inicia el 2 a las 2:00 p.m. y finaliza el 4 a las 4:00 p.m. inversión $30.000. Informes tel. 5699090 ext. 289 ó 235

3. D

- Festivo. Independencia de Colombia.

- Curso Mística y Bioética. Lugar: Aula J de proyecciones de 8:00 a.m. a 12:00 m., inversión $15.000

30. S

- Encuentro con Sacristanes y Animadores de Liturgia. Vicaría La Inmaculada Concepción, en la parroquia María Auxiliadora-La Piñuela. de 8:30 a 1:00 p.m., aporte $3.500. - Convivencia de aspirantes al seminario mayor, en el Seminario Nuestra Señora, de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Aporte: $ 5.000. - Seminario Culturas y nuevas vivencias juveniles. Aula J de proyecciones de 8:00 a.m. a 12:00 m., inversión $15.000.


Boletín Pastores Julio