Issuu on Google+

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

Semana Vocacional y del Seminario

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

1


2

Semana Vocacional


PRESENTACIÓN Después de anunciar la buena Noticia a la multitud, Jesús pide a los discípulos avanzar más allá en el fondo y lanzar las redes para pescar: “Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Navega mar adentro, y echen las redes” (Lc 5, 4). La escena es rica en simbolismo. Si la pesca es una clara alusión a la misión evangelizadora, que los discípulos deben realizar en atención a la Palabra de Jesús, las redes señalan el Reino, la unidad y comunión de los discípulos misioneros en esta tarea de la evangelización. La red es un instrumento que requiere un grupo de pescadores. La pesca con redes es una actividad comunitaria involucrando varias personas: Simón, Santiago y Juan (Cfr. Lc 5, 10). Se trata de una sociedad en la que todos están llamados a colaborar y todos dependen de todos, tanto en la preparación y cuidado con las redes o al jalarlas llenas de peces a los barcos (Cfr. Lc 3, 3-). Lucas ya había entendido y ayuda a su comunidad a entender que la misión Evangelizadora y vocacional es como una red donde precisamos de mucha gente. En la realidad concreta de la vida de los pescadores, la pesca es una profesión, es el trabajo y mantenimiento de ellos y sus familias. El lago y el barco son los lugares de la vida y la red es el principal instrumento para garantizar la supervivencia de estas personas. En la gran Misión Continental, la Pastoral Vocacional también asume su mandato, una misión que se debe realizar en el despertar, discernir, cultivar y acompañar la vocación de los llamados. Es pues el tiempo de lanzar las redes, es necesario lanzarlas. El compromiso es hacer del servicio de animación vocacional, parte de la gran Misión Continental y de la misión de toda la comunidad eclesial, como un gran impulso misionero, como un nuevo pentecostés, lanzando de nuevo las redes. Al respecto los Obispos de Aparecida nos dicen lo siguiente: Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

3


“La Pastoral vocacional acompaña cuidadosamente a todos los que el Señor llama a servirle en la Iglesia, en el sacerdocio, en la vida consagrada o en el estado laical. La Pastoral Vocacional, que es responsabilidad de todo el pueblo de Dios, comienza en la familia y continúa en la comunidad cristiana, debe dirigirse a los niños y especialmente a los jóvenes para ayudarlos a descubrir el sentido de la vida y el proyecto que Dios tenga para cada uno, acompañándolos en su proceso de discernimiento. Plenamente integrada en el ámbito de la Pastoral ordinaria, la Pastoral Vocacional es fruto de una sólida pastoral de conjunto, en las familias, en la Parroquia, en las escuelas católicas y en las demás instituciones eclesiales” (DA 314) El lema escogido para esta Semana Vocacional y del Seminario “Únete a mi red. Hazte sacerdote”, nos hace pensar no sólo en que es necesario y urgente invitar a muchos niños y jóvenes a que se unan a la red de Jesús y opten por la vida sacerdotal y religiosa, sino también en que debemos cumplir el mandato de Jesús de “lanzar las redes”, de igual forma en las redes sociales. Hoy se nos presenta un gran desafío, la actualización en las nuevas tecnologías para entrar en las nuevas plazas, en los nuevos areópagos, alcanzar nuevos públicos, avanzando en aguas más profundas. Es urgente dedicar especial cuidado a la promoción vocacional. De modo general se constata la escasez de personas que respondan a la vocación sacerdotal y religiosa. La tarea consiste en cultivar los ambientes donde nacen las vocaciones. Podremos tener certeza que Jesús continúa llamándonos para estar con Él y anunciar el Reino de Dios. El llamado es urgente, a los cristianos, especialmente a los jóvenes, para que se abran a la posible llamada de Dios. Es necesario, de igual forma, cuidar e ir a los ambientes donde no se han encontrado las vocaciones. Luego, alcanzar nuevos lugares y avanzar en las aguas más profundas. Tenemos el mundo de la educación, de las escuelas y universidades; el mundo de la comunicación, con nuevos interlocutores; el mundo virtual, la internet, con sus comunidades en red; el campo de la telefonía y la radio. También la cultura en sus variadas

4

Semana Vocacional


vertientes, la música, el deporte, el ocio o descanso, el video, el cine, la ecología y el turismo. Y todo el mundo del trabajo y de los sin trabajo, en las realidades urbanas y rurales. En este nuevo mar es importante el uso de un nuevo lenguaje, sus códigos y paradigmas, sobre todo firme en la fuerza de la imagen. Ponemos, pues, a su disposición estos subsidios, con la esperanza puesta en que serán bien aprovechados y que juntamente con el esfuerzo, entusiasmo y creatividad de todos y cada uno de los agentes de Pastoral, cumpliremos el mandato de Cristo de “ir mar adentro y lanzar las redes”. Que el dueño bendito de la Mies, bendiga todo el trabajo vocacional en esta Semana Vocacional y siempre.

EQUIPO DIOCESANO DE PASTORAL VOCACIONAL

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

5


6

Semana Vocacional


PROGRAMACIÓN Domingo 14 de agosto Apertura de la Semana Vocacional y del Seminario. Eucaristía de apertura en todas las Parroquias, Seminarios e Instituciones.

Miércoles 17 de agosto Jornada de reflexión vocacional en los colegios de la Diócesis, con la participación de los Seminarios.

Jueves 18 de agosto Hora Santa y Eucaristía Vocacional en todas las Parroquias.

Viernes 19 de agosto VI Expocarisma Vocacional en Marinilla, con la participación de distintas comunidades religiosas masculinas y femeninas, donde cada una presentará su propio Carisma. (Invitación especial a los estudiantes de los grados 9º, 10º, y 11º). Lugar: Institución Educativa Técnico Industrial “Simona Duque”. Hora: De 9:00 a.m. a 2:00 p.m. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

7


Sábado 20 de agosto Día de Campo con el Seminario Menor Parroquial “San Alberto Magno” Lugar: Seminario Diocesano Nuestra Señora. Hora: De 9:30 a.m. a 3:30 p.m.

Domingo 21 de agosto Colecta Vocacional para el Seminario Diocesano en todas las Parroquias. Clausura de la Semana Vocacional.

8

Semana Vocacional


PROPUESTA DE ACTIVIDADES A NIVEL PARROQUIAL PARA CELEBRAR LA SEMANA VOCACIONAL Y DEL SEMINARIO  Eucaristías Vocacionales: Especialmente de apertura y clausura de la semana vocacional (Ver esquemas en la cartilla), el jueves vocacional y con grupos especiales, como en escuelas y colegios.  Hora Santa Vocacional: Conviene seguir dándole mucha importancia a la Adoración Eucarística los domingos y jueves. (Ver propuesta en la cartilla) Esta semana vocacional ha de ser un tiempo propicio para incrementar la oración no solo por las vocaciones, sino también para orar por la santificación de los Sacerdotes.  Rosario Vocacional.  Asambleas familiares: Los dos temas que ofrece la cartilla (Lectio Divina), pueden desarrollarse en estos espacios o también se pueden aprovechar para el trabajo con grupos apostólicos.  Programas Radiales: Para ello se pueden aprovechar los temas que desarrolla la cartilla.  Videos vocacionales: Se puede aprovechar durante esta semana, trabajar con los distintos grupos videos como: • Pescador de hombres. • Sacerdote para siempre. • Video Institucional del Seminario Menor SAM. • Goodspeed. (La velocidad de Dios) • El mundo entre dos Papas. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

9


• • • • • •

Benedicto XVI, la aventura de la verdad. Tú eres Pedro. El Año Sacerdotal. La última cima. La vida del Papa Juan XXIII. La vida del Papa Juan Pablo II.

(Estos videos - si alguno aún no los ha recibido - los pueden conseguir en la delegación de Pastoral Vocacional)

 Foros vocacionales: Se puede realizar especialmente en los colegios, donde haya la posibilidad de escuchar testimonios vocacionales: un sacerdote, una religiosa, un religioso, unos esposos, un profesional, etc., donde los estudiantes tengan la oportunidad de interactuar con ellos.  Ágape vocacional: Especialmente realizarlo con los grupos vocacionales. (Ver esquema en la cartilla).  Otras actividades: • Conciertos vocacionales. • Carrera de observación. • Lunata juvenil vocacional. • Viacrucis Vocacional. • Concurso vocacional. La idea es que durante esta semana, todas las celebraciones y actividades que realicemos tengan un especial tinte vocacional. Todo depende de la creatividad y audacia pastoral de cada uno.

10

Semana Vocacional


LECTIO DIVINA Para ser trabajada en los grupos apostólicos y vocacionales, en asambleas familiares o en programas radiales.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

11


I. “DIJO JESÚS: JOVEN, A TI TE DIGO: LEVÁNTATE” Lc 7, 11-17

Ambientación La muerte de un joven, se convierte quizá en el mejor pretexto que Cristo tiene para intervenir y mostrar así la acción de su Padre en Él. Pues Jesús es el buen samaritano de la humanidad, ya que nunca pasa de largo ante el sufrimiento de los hombres. Le seduce el dolor, los problemas sin resolver, se interesa por los hombres que se sienten desfallecer a causa del peso de la Cruz. Pero así como a este joven, también a cada uno de nosotros nos da esa orden que resuena en nuestro interior, de ponernos en pie y de retomar nuevamente la marcha. Dejémonos, pues, interpelar por la Sagrada Escritura y pidámosle al Señor que nos conceda la gracia de su Santo Espíritu para que podamos incorporarlo en nuestro cuerpo y dar así testimonio de cómo Cristo transforma la existencia de todo aquel que se abre a su gracia.

Lectura atenta del texto (Lectio) San Lucas es denominado el evangelista de la compasión, la misericordia, la ternura y la dulzura de Jesús. De aquí que en sus narraciones y en especial en los relatos de los milagros de Jesús, se resaltan algunos como: la curación de endemoniados, leprosos, paralíticos, perdona a los pecadores, y la resurrección de varios muertos; en donde manifiesta la persona de Jesús como un hombre que se pone en “los zapatos del prójimo” y comprende sus muchos sufrimientos. Proclamación del evangelio de San Lucas 7, 11-17 A continuación fue Jesús a un pueblo llamado Naín. Lo acompañaban sus discípulos y una gran muchedumbre.

12

Semana Vocacional


Cuando se acercaba a las puertas del pueblo, sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de una viuda. La acompañaba mucha gente del pueblo. Al verla, el Señor se compadeció de ella y le dijo: “no llores”. Luego, acercándose, tocó el féretro, y los que lo llevaban se pararon. Dijo Jesús: “Joven, a ti te digo: levántate”. El muerto se incorporo y se puso a hablar, y él se lo dio a su madre. El temor se apodero de todos y alababan a Dios, diciendo: “un gran profeta ha surgido entre nosotros, y Dios ha visitado a su pueblo. Y el suceso se propagó por toda Judea y por toda la región circunvecina. En un instante de silencio, volvamos sobre el texto del evangelio Seguidamente leemos en pequeños grupos las siguientes pistas que nos permitirán comprender mejor el texto del evangelio.  Jesús bajo su propia voluntad y convicción andaba por todas partes anunciando el Reino prometido por su Padre para toda la humanidad.  El mensaje salvífico del Maestro seduce a los discípulos y los arrastra a dejarlo todo con tal de seguirle.  Cuando Jesús se acercaba a las puertas del pueblo, sacaban a enterrar al joven, es decir lo estaban alejando del lugar de los vivos, para llevarlo a la tierra de la cual había sido formado.  La madre del joven era viuda, como muchas madres en la actualidad, tienen la difícil tarea de ser madres y padres al mismo tiempo.  Así como a esta madre la acompañaba mucha gente, para llevar a Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

13


su hijo a reposar, hoy muchas circunstancias, medios y personas nos acompañan en nuestro caminar y nos llevan a la muerte.  Jesús siente compasión de esta viuda y encarna en sí mismo su sufrimiento, y lanza unas palabras de padre y de pastor, “no llores”.  Jesús comprende que no basta con consolar, sino que es necesario actuar, y acercándose al féretro lo toca.  Quienes cargan al féretro con el joven se detienen ante la presencia del maestro, y comprenden que solo él puede devolverle lo que ha perdido, la vida.  Al Jesús tocar el féretro, lanza una expresión que podemos llamar un imperativo: “joven: a ti te digo: LEVÁNTATE”.  El joven retorna a la vida, y su primera acción es hablar, porque después de esta experiencia con el dador de la vida, su corazón no sólo late, sino que se llena de gozo y lo lleva a proclamar esa obra realizada en él.  Jesús como un signo de amor y desborde de misericordia toma al joven y lo entrega a su Madre.  Aunque el temor invade a los presentes, ellos responden al suceso alabando a Dios y reconociendo a Cristo como el enviado del Padre.  El milagro se expande por toda la comarca, pues las obras de Dios es imposible conocerlas y no anunciarlas.

Hay que dejar que la palabra nos cuestione (Meditatio) Así como este joven que nos narra el evangelista San Lucas, hoy en muchos de nuestros pueblos es muy frecuente ver como llevan muchos y muchas jóvenes a enterrar: Quizá un factor sea la violencia, en la que muchos inocentes mueren. Pero también, y es la más frecuente, a causa

14

Semana Vocacional


de la muerte espiritual, que si bien no mata el cuerpo, físicamente, si marchita el alma; y de aquí que después de muchos intentos estos jóvenes busquen su “felicidad”, en cosas fútiles que no les calma su paz interior, sino que los deja más vacíos y heridos de muerte. A partir de lo que hemos meditado, apliquemos estos puntos a nuestra vida y observemos que tan vacío o que tan lleno está nuestro corazón de la experiencia transformadora de Cristo.  El joven es sacado por la puerta de la ciudad. Es dirigido hacia otra ciudad, la del silencio, la soledad. La ciudad de lo misterioso. Lo llevan a enterrar. Como tantos jóvenes hoy enterrados en el alcohol, sepultados en la droga, metidos en el sepulcro del sexo salvaje, esclavizados en el sin sentido de vida, amarrados a la superficialidad, el vacío, la nada. ¿Cuál crees que es el sepulcro en el que está tu vida? O acaso… ¿Estás afuera?  Jóvenes en experiencia de desamor y de muerte. Sin que nadie les detenga, sin que nadie que se acerque con el alma llena de misericordia a sus miserias y les haga levantarse de las cenizas, a ejemplo del ave fénix. ¿Existe alguien que me pueda ayudar a salir de mis sepulcros?  Observamos una comunidad que sigue al Jesús de la vida, de la verdad y del camino. Pero otra, sigue al Jesús que ya no tiene vida, ya perdieron el camino y están sumidos en la confusión, desean morir en una edad que fue hecha para vivir. ¿A qué grupo pertenezco? ¿Soy de los que sigue a Jesús o tal vez de los que lo rechazan?  Lo que lleva a Jesús a sentir suyo el dolor de la madre fue su mirada hasta el fondo del alma. ¿Dejo que Cristo me mire a los ojos y dejo que haga en mí su obra?  No podemos truncar el proyecto de amor y de vida de Dios, por quedarnos en una “felicidad” que se queda en la piel y no satisface el corazón. ¿Crees que son más importantes los momentos de Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

15


placer? o ¿será mejor una auténtica felicidad?  La juventud es la edad de las grandes cosas, de la que Jesús se sirve para mostrarse como el hombre cercano y cordial. ¿Desgasto mi juventud en cosas que me alejan de Dios? O por el contrario ¿estoy dispuesto a entregársela con todo lo que esta opción involucra (Castidad, servicio, sacrificio…)?  El signo de tocar el féretro nos da a entender como Jesús tiene otro camino: la verdad y la vida. ¿Serán acaso los planes de Dios iguales a los míos?  Como Jesús quiere que el hombre viva y goce dentro del plan de Dios, siempre llama a los que él quiere para darles la vida y un Espíritu nuevo. ¿Estoy dispuesto a aceptar el plan de Dios en mi vida?  Cuando las personas vieron que el Joven resucitaba, éstas se llenaron de temor pero después salieron a anunciar lo que acababan de ver a todas las gentes ¿Tú todavía te encuentras temeroso frente al llamado de Dios? O por el contrario ¿Estás lleno de gozo y sientes la necesidad de anunciarlo?

La Palabra de Dios debe suscitar una respuesta (Oratio) • ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS: Te damos gracias Señor por haber frenado nuestro féretro, que nos conducía a la oscuridad de la muerte y habernos hecho esa invitación a levantarnos y emprender ese camino de vida que sólo conduce hacia el hermano; ya que es en el hermano donde encontramos tu Rostro resplandeciente, ansioso de nuestra ayuda. • ORACIÓN DE CONFIANZA:

16

Semana Vocacional


Gracias te damos Señor porque tú depositas toda la confianza en nosotros y esperas que nosotros aceptemos tu plan de salvación, para luego, entregarnos una porción de fieles por la cual orar y a la cual entregar nuestras vidas generando nueva vida, como tú lo hiciste con aquel joven en el camino de Naín. • ORACIÓN DE PETICIÓN: Señor Jesús enséñanos a ser generosos, a servirte y amarte como tú lo mereces, a dar sin medida, a combatir sin temor las heridas, a trabajar sin descanso y a sacrificarnos sin esperar mayor recompensa que es la de saber que hacemos tu santa voluntad.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

17


II. “SUBIÓ AL MONTE Y LLAMÓ A LOS QUE ÉL QUISO” Marcos 3, 13-18

1. AMBIENTACIÓN: Sentirse llamado es saberse amado por Dios y de este modo hay que interpelarse a sí mismo, pues, Dios llama y espera una respuesta; ahora bien, cada uno de nosotros, hombres de carne y hueso pensemos en ¿Qué tipo de respuesta queremos dar al Señor? ¿Un sí o un no?, teniendo en cuenta que seguir a Cristo no es un juego y la invitación que Él hace es seria y de nosotros espera una respuesta concreta y decidida, en ésta no caben las vacilaciones. Jesús llama al Joven de hoy tal cual es, con sus cualidades y defectos, así mismo lo hizo con sus discípulos. Él invita a su seguimiento a personas normales, él conoce a cada quién y por eso lo llama por el nombre. 2. LECTURA DEL TEXTO: Quien se adentra en la aventura de conocer a otra persona tiene que aprender a distinguir su verdadero rostro dejándose cautivar por él. El evangelio de San Marcos fue para las primeras comunidades cristianas, y lo sigue siendo para las de hoy, una invitación a descubrir el auténtico rostro de Jesús, recorriendo junto a Él la senda que conduce a la cruz y que culmina en la Resurrección. 3. PROCLAMACIÓN DEL TEXTO “MARCOS 3, 13-18” “Subió al monte y llamó a los que Él quiso. Cuando estuvieron junto a Él, creó un grupo (Pequeña comunidad) de doce, para que estuvieran con Él y luego enviarlos a predicar con poder de expulsar demonios. Creó a los doce: a Simón, a quien llamó Pedro; a Santiago el de Zebedeo y a Juan, el hermano de Santiago, a quienes puso por nombre Boanerges,

18

Semana Vocacional


es decir, hijos del trueno; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el cananeo y Judas Iscariote, el mismo que lo entregó”.

4. PAUTAS PARA LA REFLEXIÓN: • En un momento de silencio volvemos a leer el texto. • Se distribuyen algunas citas bíblicas que son paralelas con el texto y luego se leen en voz alta, para todos (Mt 10, 1-4; Lc 6, 12-16; Mt 16, 18 sgts; Jn 1, 42; Lc 9, 54). • Cada persona interioriza una frase o expresión que le haya llamado la atención y desde esa parte se les motiva a una reflexión personal que luego pueda ser compartida con el grupo. (Qué me dijo Dios).

5. REFLEXIÓN: “DEJÉMONOS INTERPELAR POR LA PALABRA” En el texto de San Lucas se nos presenta a Jesús como un líder positivo, aquel que da inicio a una nueva etapa en la misión que Dios Padre le ha encomendado, esta vez, viendo que aquellos que servían a Dios según la tradición de Moisés no quisieron aceptar la propuesta renovadora y eficaz que Él mismo les había comunicado, decide convocar a nuevos hombres, unos valientes, sigilosos, dispuestos a dejarse moldear y sumisos a la voluntad de Dios, obedecer y ejecutar su trabajo de la mejor manera posible. Una vez más se confirma que el Señor, llama a los que Él quiere, a personas del común, hombres llenos de debilidades, atacados por sus defectos y valorados por sus cualidades. Unos que elige de entre la misma gente del pueblo para confiarles lo más sagrado y divino que nada en la tierra puede explicarlo a plenitud y mucho menos reemplazarlo, pues, ser llamado por Dios a la vida sacerdotal y religiosa es algo sobrenatural, misterioso, que Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

19


solo puede ser explicado desde la fe, ya que ésta, desde la razón humana no puede ser abarcada. Subir implica ponerse en camino, lo que nos indica ponernos en movimiento, y al seguir a Cristo nos corresponde levantarnos, desacomodarnos y dejar nuestro estado estático para adoptar uno con más movimiento, cuya finalidad es la alegría, y esa alegría es fruto de hacer la voluntad de Dios. Ponerse en camino, es también salir a un encuentro, y ese encuentro no es el hallar un objeto, sino, conocer, experimentar la presencia cercana de una persona, este no es otro que el mismo Jesús. El llamado es trascendente porque lleva al alma humana a ver más allá de un límite, a salirse de sí misma para interesarse por los demás, de este modo se obra desde la lógica de Dios y no la de los hombres. Esta invitación vocacional, es también un llamado personal, que requiere de una respuesta personal cuyo fruto es comunitario, pues, ser sacerdote o religiosa no tiene sentido si es para sí mismo, el sentido en plenitud es que es para otros. De otra parte, Jesús nos llama por el nombre, de eso deducimos que Jesús nos conoce y al conocernos nos ama y si nos ama es porque nos ha aceptado tal y como somos, de este modo podremos serle de utilidad y con su apoyo trabajar por la construcción de una sociedad más humana y a la vez consciente de la necesidad de Dios, aquel que debería ocupar el punto centro en la vida del hombre, pero al cual el hombre mismo le está quitando el lugar que verdaderamente le corresponde. Jesús convoca y lo hace aunque de forma personal, en conjunto, ya que, llama a uno por uno para juntarlos y hacerlos comunidad, es decir, que no sean un simple grupo, sino, que sean reconocidos por ese tinte especial, esa esencia restauradora que Cristo mismo les ha concedido. Su tarea es: sentir con y como los otros, lo que implica: llorar con el llora, reír con el que ríe. Cuando en el texto se nos menciona la expresión “Creó a los doce”, esto nos remite a una idea, Dios destruye al hombre y lo construye de nuevo, esto entendido desde el ámbito espiritual, Dios que moldea al hombre y

20

Semana Vocacional


le da la fortaleza de negarse a sí mismo para que sea Dios quien habite en él y a través de él imparta vida a todos, una vida abundante. La respuesta generosa a Dios, implica no sólo decir si, sino, mantenerse en ese sí que en realidad es lo que más cuesta, porque mantenerse pide entonces ser fiel siempre, en todo momento y sin importar las circunstancias, de este modo se entiende el seminario, pues, este es el lugar donde Cristo en la actualidad congrega a los que Él llama, los prepara, es decir, los capacita y les da todo aquello que necesitan para luego ser enviados con potestad divina a todas las gentes y motivarlos al seguimiento del Dios vivo, aquel que ha vencido las ataduras de la muerte. Pero en la vivencia del llamado hay que tener cuidado y ser vigilantes constantemente, pues, en la respuesta puede perderse la intención y de este modo al dejar de un lado el amor primero frustramos el proyecto de Dios no en el mundo, pero si en nuestras vidas apartándonos de Él, tanto que morimos si él nos falta, a esto hace referencia la Escritura cuando dice “Judas Iscariote el mismo que lo entregó”, uno de sus elegidos, de sus amigos, lo traicionó porque desvió su rumbo y aunque al inicio dio la respuesta acertada, a lo largo de los días la olvidó y dejó que se perdiera en medio de frías ráfagas, de impetuosos vientos que han destruido lo construido, porque no se hallaba sobre roca firme. Pensemos por un momento ¿De qué manera estamos respondiendo, y como nos mantenemos en la respuesta que damos a Dios? 6. HAGAMOS DE NUESTRO COMPROMISO UNA ORACIÓN: Llegue a nuestros oídos, Señor, tu voz penetrante, de modo que conscientes de la invitación que nos haces podamos ser valientes y darte una respuesta generosa. Permítenos, de igual modo, mantenernos en tu verdad, de tal manera que, habiendo sido perdonados por nuestras culpas y convocados por tu misericordia podamos con tu ayuda dedicarnos al servicio y vivamos confiados a tu protección. GLORIA AL PADRE, AL HIJO…

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

21


TEMAS PARA EL TRABAJO CON LOS ESTUDIANTES EN LOS COLEGIOS Y ESCUELAS

0e! LLAVE

JESÚS TE NECESITA… SÍ, TE NECESITA CON URGENCIA, ¡VEN Y SÍGUELE!

I. JESÚS TE NECESITA… SÍ, TE NECESITA CON URGENCIA, ¡VEN Y SÍGUELE!

1

Objetivo: Presentar a Jesús de Nazaret como el centro de cualquier vocación cristiana, como el único que le da bases firmes y sólidas a nuestra existencia, para llevar a los niños/jóvenes a un encuentro apasionante y radical con Jesucristo y su evangelio.

22

Semana Vocacional


PROPUESTA DE TRABAJO: Motivación inicial Oe! Llave es una de las más famosas expresiones utilizadas, en la actualidad, por niños, jóvenes, adultos e incluso seminaristas para saludar a un amigo o conocido, ese Oe! se hizo popular gracias a la serie “El man es Germán” del canal rcn, ha causado tanto impacto que la moda no se hizo esperar para sacar camisetas y otros artículos con esta expresión, los televidentes lo incluyeron inmediatamente en su léxico personal, tiene miles de seguidores en facebook y parece que va para largo el uso de este Oe! Llave. Pero como todo en el mundo del espectáculo caduca, seguro que esta moda también desaparecerá cuando llegue un programa con más audiencia y publicidad. Pero… hay Alguien que siendo Dios se rebajó a nuestra condición humana, se hizo niño, vivió en humildad y obediencia, fue perseguido, criticado, se sometió a toda clase de ultrajes, hizo (y sigue haciendo) infinidad de prodigios y milagros, convivió con los pecadores, fundó nuestra Iglesia Cristiana Católica, instituyó la Eucaristía, nos dejó las bienaventuranzas, el mandamiento del amor, murió en la cruz para otorgarnos la salvación y por si fuera poco Resucitó de entre los muertos y reina en el cielo, sabes… ¿Cuál es su nombre? Sí, es Jesús, el Cristo, el Hijo de Dios, el Ungido, el predilecto, el salvador, tu hermano, tu llave, tu amigo, tu Todo; el que no es muy famoso en la televisión, ni en la internet, ni en las redes sociales, el que no suena mucho en la radio, al que poca publicidad le hacen, al que pocas camisetas en el mundo traen estampado; el que no caduca, sí, es eterno, el que es el mismo ayer, hoy y siempre, el que no desaparecerá cuando acabe la euforia de un momento de fama, el que siempre estará a tu lado. No hay otro camino que Jesucristo, “El camino, la verdad y la vida”, es el mejor sendero que pueden seguir niños, jóvenes, adultos, ancianos; es el único que puede dar sentido a las diferentes circunstancias de la existencia. Somos llamados a la vida, al amor, a vivir el bautismo, luego Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

23


a una vocación específica y por último a una nueva vida: la Eterna; pero estos llamados no son únicamente para los consagrados, son para todos, para ti y para mí.

Actividad: Presentar a los niños/ jóvenes diferentes imágenes o afiches de programas de televisión, de actores, cantantes, modelos, de dibujos animados, personajes de la farándula que están de moda. • Preguntar: Si es un actor/ actriz: ¿Quién sabe su nombre? ¿En qué novela actúa? ¿Qué es lo que más admiras de este personaje? Si es un cantante: ¿Quién sabe su nombre? ¿Qué género de música canta?, alguien que cante un pedazo de alguna canción de este famoso. Si es un dibujo animado: ¿Cómo se llama? ¿Qué poderes especiales tiene? ¿Quién es su enemigo? • Por último presentar al que partió la historia en dos, al Dios hecho hombre, al Rey de reyes, al Salvador del mundo, a la estrella que guía nuestra existencia, al que nos hace la vida libre, bella, grande y nos permite desarrollar nuestras potencialidades humanas, a Jesús de Nazaret ( puede ser un afiche con su rostro o un crucifijo). Preguntar: ¿Quién conoce a este hombre? ¿Dónde nació? ¿Qué hizo de extraordinario? ¿Qué admiras de Él? ¿Lo amas más que a cualquier personaje famoso? Con esta actividad se pretende hacer descubrir al niño/ joven cuál es el verdadero lugar que tiene Jesús en sus vidas, si en realidad ocupa el centro o por el contrario ha sido desplazado por un personaje famoso o por otras modas.

24

Semana Vocacional


“No creáis en falaces ilusiones y modas efímeras que no pocas veces dejan un trágico vacío espiritual. Rechazad las seducciones del dinero, del consumismo y de la violencia solapada que a veces ejercen los medios de comunicación” (Benedicto XVI) YA ES HORA… DE LANZAR LAS REDES, SIN MIEDO, SIN RODEOS “JESÚS TE DICE: ¡VEN Y SÍGUEME, TE NECESITO CON URGENCIA!” Dios habla directamente: Lucas 7, 11-17 11 Y sucedió que a continuación se fue a una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y una gran muchedumbre. 12 Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda, a la que acompañaba mucha gente de la ciudad. 13 Al verla el Señor, tuvo compasión de ella, y le dijo: « No llores. » 14 Y, acercándose, tocó el féretro. Los que lo llevaban se pararon, y él dijo: «Joven, a ti te digo: Levántate. » 15 El muerto se incorporó y se puso a hablar, y él se lo dio a su madre. 16 El temor se apoderó de todos, y glorificaban a Dios, diciendo: « Un gran profeta se ha levantado entre nosotros », y « Dios ha visitado a su pueblo ». 17 Y lo que se decía de él, se propagó por toda Judea y por toda la región circunvecina. Reflexión: Hoy, en este momento, a esta hora Jesús te grita: levántate, Yo soy la Resurrección, te llama ¡pero no por celular!, te recuerda que tienes una vocación, te demuestra su amor entrañable y espera tu conversión, te susurra que eres todo para Él. Te dice que te necesita con urgencia, que te quiere librar del maligno, que quiere regalarte la felicidad y la vida eterna. ¿Puedes dimensionar el significado de estas palabras? ¿Te imaginas por qué te las dice? ¿Qué espera Él de ti? Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

25


Niño: levántate, Yo soy la Resurrección. Levántate niño, a ti que te ha dormido la televisión, la internet, a ti que te han matado los videojuegos, los juguetes modernos, el Xbox, a ti que te están educando para vivir cómodamente en un mundo consumista y materialista, sin valores cristianos, sin principios éticos, a ti que no te han hablado de Dios, ni de sacramentos. Oe! Llave Jesús es la resurrección y quiere sacarte de este sin sentido al cual te conducen, te quiere regalar la verdadera vida, una vida donde lo más importante no es tener muchos juguetes, sino el tener una familia que brinda todo el amor y la compañía que cada ser humano en esta etapa de la vida necesita; te llama a que vivas tu vocación de niño, donde priman la inocencia, la pureza y la alegría, no quiere verte triste, sufriendo, quiere verte asistiendo con tus padres a la Eucaristía dominical, quiere verte estudiando con empeño y esperanza. Él te ama y por eso dice: « Dejad que los niños vengan a mí y no se lo impidáis; porque de los que son como éstos es el Reino de Dios (Lucas 18, 16). Jesús te necesita con urgencia, pues de ti depende que la sociedad de hoy cambie y en un futuro sea mejor, tú eres la esperanza para que el reino de Dios se siga instaurando en el mañana, por eso tu Salvador espera que te dejes educar cristianamente y que lo acojas en tu corazoncito. Joven: levántate, Yo soy la Resurrección. Levántate joven, a ti que te tienen perturbado la moda, la fama, las ideologías, a ti que te tienen confundido los diferentes grupos urbanos, a ti que te han matado las fiestas, las drogas, el sexo, la velocidad, la noche, la apariencia, el estar in, las compañías perjudiciales, a ti que te han seducido la vanidad, el orgullo, el dinero, el relativismo, el placer por el placer, el goce de un momento y nada más. Levántate joven, tú que has cambiado a Dios Padre por endiosar a un Daddy Yankee, a un Don Omar, a un J Balvin, Makano, Nova & Jory, Plan B, Rakim y Ken-y, Juanes, Reykon, Shakira… Tú que has imitado, no a Jesucristo sino a un modelo de revista, actor, cantante, deportista famoso, tú que no has sido original y has copiado de los medios de comunicación tu forma de hablar, pensar, sentir, vestir y vivir. Oe! Llave Jesús es la resurrección y quiere sacarte de ese féretro en el cual te llevan, quiere impedir que te entierren vivo, que seas el payaso

26

Semana Vocacional


de la sociedad, quiere librarte de un suicidio, de un accidente trágico, de una anorexia, de una bulimia, de un vacío espiritual, de un sentirse “vomitado a la existencia”, quiere rescatarte de un grupo satánico, del narcotráfico, de la prostitución, de la pornografía. Jesús quiere recordarte que eres un pensamiento de Dios, que tienes dignidad como persona, que vales mucho más de lo que tú crees, que eres Hijo de Dios, que eres único, valioso, irrepetible, que el mundo te necesita, pero te necesita con vida, con tu entusiasmo y energía. El Rey de la Juventud te llama a que le des pleno sentido a tu vocación de ser Joven, donde sobresale el liderazgo, la valentía, los grandes ideales, las grandes campañas, donde tienes el máximo potencial intelectual, te invita a dejar la rebeldía y asumir una actitud de obediencia y humildad, te quiere ver aprovechando tus cualidades y asumiendo responsabilidades, comprometiéndote seriamente con tu salvación y la de tus amigos. Jesús te necesita con urgencia para que seas “luz y sal de la tierra”, para que pongas tu creatividad al servicio de la Iglesia, para que utilices tus capacidades dando a conocer la palabra de Dios, para que ayudes a todos los que sufren y pasan necesidades, para que seas testimonio vivo de Jesús resucitado en un mundo de maldad y muerte. ¡Tienes un gran reto! ¿Te animas a seguir a Jesús con radicalidad? Te lo repite: “Joven, a ti te hablo: levántate” (Lucas 7, 14). Adulto: levántate, Yo soy la Resurrección. Levántate adulto, a ti que te tiene abrumado el peso de tanto trabajo, a ti que te explotan laboralmente, a ti que no te respetan tus hijos, a ti que te han matado el vicio que no logras sacar de tu vida, la infidelidad, las ganas de conseguir dinero por la vía fácil, el desempleo, la pobreza, el hambre, a ti que te hacen sufrir los problemas familiares, a ti que estás frustrado porque no conseguiste la vida que soñabas, a ti que vives triste y con remordimiento porque tu proyecto de vida se vino abajo, porque fuiste violada, porque abortaste cuando eras joven, a ti que no sabes dónde estás parado y no te has podido ubicar en la vida, a ti que piensas que el tiempo pasado fue mejor y que la sociedad actual está corrompida y no tiene remedio, a ti que has sufrido Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

27


la injusticia, hoy Jesús te dice: LEVÁNTATE. Oe! Llave Jesús es la resurrección y quiere regalarte la felicidad, quiere donarte el don de la paz para tu familia, quiere recompensar tu trabajo dándote lo necesario para vivir, quiere librarte de las cadenas de ese vicio que destruyó tu hogar, quiere anunciarte que tú puedes santificarte con el trabajo, quiere forjar en ti la fidelidad, el respeto, el amor. Quiere, como buen médico de las almas, sanar esas heridas del pasado que no te dejan vivir tranquilo; Él perdona todos tus pecados, tus tropiezos, tus errores. Se te presenta como el nuevo proyecto de vida que puedes asumir, como el punto de referencia por el que te puedes orientar, Él es la justicia y te trae justicia, es la transparencia y destruye toda clase de corrupción, éste es el mejor tiempo para vivir, pues hay grandes desafíos que enfrentar. ¿Qué opinas? ¿Quieres empezar a vivir una vida realmente extraordinaria? El Señor de Señores te llama a que no te escapes, ni rechaces la vocación de ser adulto, es el tiempo de organizarse, ubicarse, cumplir metas, es el tiempo de trabajar duro y con generosidad, de dedicarle tiempo a la familia, a los amigos y principalmente a Dios. Es el tiempo de vivir como tu Creador quiere que vivas, no tengas miedo de enfrentarte a lo que la sociedad actual te impone, tú eres maduro, idóneo, tienes criterio no te dejes llevar por la cultura del sin sentido de la vida. Jesús te necesita con urgencia para que tu hogar sea escuela de valores evangélicos, para

28

Semana Vocacional


que tus hijos sean educados en buenos principios, para que la política sea transparente, para que sea remunerado justamente todo trabajo, para que la Iglesia sea fermento y entre a cambiar los nuevos paradigmas de muerte que se imponen, para que el reino de Dios no sea una utopía en la tierra. “Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo” (Lucas 6, 22-23) Anciano: levántate, Yo soy la Resurrección. Levántate anciano, a ti que te han pagado de la peor manera todo el bien que has hecho, a ti que te han dejado solo en el momento en que más compañía y cuidados necesitas, a ti que te han hecho a un lado, a ti que te han considerado un estorbo, a ti que te han matado la tristeza, la soledad, el rencor, la enfermedad, la locura, las deudas, la pérdida de memoria, a ti que te tienen lástima pero nadie hace nada por cambiar tu realidad, a ti que te despidieron de tu trabajo porque supuestamente ya no eres “útil, ni productivo” para la sociedad de consumo, levántate, aunque tus fuerzas físicas sean pocas, aunque tu pensamiento no sea el más lúcido, aunque no puedas caminar, no te eches a morir, ¡Resucita con Cristo! Oe! Llave Jesús es la resurrección y quiere recompensarte todo el bien que has hecho dándote la vida Eterna, quiere ser tu mejor compañía día y noche, quiere cuidarte y librarte de todo mal, pues “Él es tu refugio y tu alcázar”, quiere verte alegre y satisfecho por la vida santa que has llevado, quiere darle sentido a los últimos años de tu existencia, quiere darle un valor salvífico a tu dolor. La Eterna Sabiduría, Jesús, te invita con dulce voz a que aceptes el llamado a la vocación de ser anciano, es la época de sentirse orgulloso por haber realizado lo que más anhelaba el corazón, es el momento de jugar con los nietos y dialogar profundamente con los hijos, es el espacio para disfrutar de un atardecer, de un bello paisaje, de tomarse un café con los viejos amigos, es el tiempo de estar con Dios y nada más que con Él. Es la hora de volver a ser niño y vivir tranquilo sin preocupaciones. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

29


Aunque no lo creas, Jesús también te necesita con urgencia para que aportes toda tu experiencia, la sabiduría que te han dado los años a esta Iglesia necesitada de testimonios y palabras sabias. Te necesita, para mostrar la alegría que tú sientes al haber desgastado tus años trabajando por esta Iglesia Madre y Maestra, necesita de tu ternura y comprensión, necesita de esa fuerza poderosa de tu fe, de tu esperanza y de tu caridad. “Mirad cómo proclamamos felices a los que sufrieron con paciencia. Habéis oído la paciencia de Job en el sufrimiento y sabéis el final que el Señor le dio; porque el Señor es compasivo y misericordioso” (Santiago 5, 11) Oe! Llaves Jesús nos hace un llamado para cada etapa de nuestra vida, no importa cuál sea, lo importante es la respuesta que nosotros le damos, Él espera que entreguemos la vida, que lo sigamos con convicción y radicalidad, quiere todo de nosotros.

30

Semana Vocacional


¿QUÉ ESPERAS PARA SEGUIRLO? Oe! Yahvé te llama, Yahvé te necesita, sí, te necesita con urgencia.

NOTA: la utilización de la expresión Oe! llave puede sonar un poco burda y fastidiosa, pero somos unos convencidos que para llevar el mensaje de Dios, su Plan de Salvación, para dar a conocer a Jesucristo y al Espíritu Santo, hay que meternos (con cautela y precaución) con lo de ellos, con lo que el mundo propone y salirnos con lo de nosotros. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

31


“ÚNETE A MI RED”

2

Objetivo: Despertar en los jóvenes el deseo de encontrarse con Jesús, única fuente de felicidad que permea de sentido la vida, a través de una serie de reflexiones sobre lo que los medios de comunicación nos ofrecen actualmente, y descubrir cómo por medio de su buen uso, el Señor también nos llama a servirle, y de una manera muy concreta en el sacerdocio o en la vida consagrada.

32

Semana Vocacional


Motivación Inicial: • Para romper el hielo con los jóvenes se realizará la dinámica: “los aplausos” • En primera instancia se piden 3 voluntari@s. • Fuera del salón o del lugar donde se encuentren se les pide a los voluntarios, sin que el grupo escuche, que al entrar cuenten algo de interés para ell@s. • Luego sin dejar que ingresen en el salón, se le explica al grupo que ellos van a entrar y van a contar algo, pero que a ellos, el grupo se los debe impedir aplaudiéndole cuando ellos intenten contarlo. • Se pide a los voluntarios que pasen uno por uno, y se realiza la dinámica. • Luego de que pasen todos los voluntarios se hace la reflexión. • Además se pueden entregar los volantes de solicitud de amistad de parte de Cristo. En estilo de Facebook.

Reflexión: La realidad que nos envuelve en estos últimos años, está teñida y entretejida por un continuo bombardeo de mensajes que terminan, muchas veces, por condicionar al hombre. El mundo de los medios de comunicación, la Internet, la TV, el cine y la Radio, van siempre a la caza y a la búsqueda de sensaciones, de algo que atraiga la atención del hombre, la mujer, el joven y el niño sin dejarlos libres ni un momento durante las 24 horas del día, si fuera posible. Esto es signo del miedo que el hombre del mundo postmoderno, el hombre de nuestros días, siente al estar solo: tiene miedo del silencio, el Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

33


vacío del silencio, miedo de encontrarse con su propia realidad, miedo de reflexionar, volverse hacia sí, y encontrarse con un gran cúmulo de vacíos que el mundo de hoy le causa. Es como si alguien quisiera impedirle permanecer solo consigo mismo. Impedimento que sin lugar a dudas lo causa la gran avalancha de la masa informativa, que en resumen, se está gestando en nuestro medio, y aun más en el medio de comunicación que prima en nuestra actualidad y que contiene todos los otros medios de comunicación: la Internet. Es pues una sociedad bastante descristianizada, se percibe una cierta tendencia a perderse en la jungla de lo simplemente material. Y, sin embargo, en el hombre hay un valor moral y religioso que habita en el santuario de su corazón, existe, queramos o no, en lo profundo del corazón humano el deseo de “un más allá de lo material y del consumo”. En una sociedad que ensalza el valor material, la persona se interroga a sí misma y quiere encontrar respuestas en valores fundamentales que le den consistencia y sentido a su vida. Sin embargo, la Iglesia ha tenido un enfoque fundamentalmente positivo de los medios de comunicación, porque de suyo lo es, ya que no es el hecho de atacar el medio, sino el extremo que en este recurso se puede dar, pues a través de estos medios también se puede propiciar un ambiente de sano encuentro personal con quien verdaderamente aclara todos los interrogantes existenciales que se van dando en el ser humano. Y ante ese cúmulo de preguntas sale al encuentro la única respuesta: la Palabra hecha Carne, el Verbo que permea de sentido cada una de las acciones humanas Jesús de Nazaret. Verbo que revitaliza cada uno de los espacios del ser humano en los cuales no se le ha dado cabida aun, y que si el hombre acepta dicho plan que desde un principio no ha tenido reversa ni fecha de vencimiento por parte de Dios, sin pensarlo, en un momento entra en el hombre el Proyecto de la Felicidad, Proyecto que implica unirnos, que involucra libremente en la acción arrasadora del Espíritu, pero que a su vez es un Proyecto que respeta la libertad humana; dicho Plan no hay que verlo como uno más, sino, como “El Plan” de felicidad.

34

Semana Vocacional


La dinámica de este plan es similar al de los medios de comunicación, dinámica que en las redes sociales se ha venido gestando, pues este plan si se diera en un lenguaje como en el del Facebook, o en el MSN, Cristo nos estaría enviando una gran solicitud de amistad; amistad que desde un principio se ha dado, pues en el Bautismo ya la hemos establecido, pero que por el poco tiempo que tratamos con Él, se renueva dicha invitación o solicitud, para que a diario se manifieste nuestro amor por quien dota en realidad de sentido la existencia. Hoy es una oportunidad más para revisar la página de nuestro corazón y encontrar en dicho aposento la solicitud que desde una eternidad nos ha enviado Jesús para Unirnos a Él y crear así un Gran Grupo, Uniéndonos a su red para que siendo nosotros una tela más, pero indispensable, pesquemos junto con Él muchos más corazones que quieran encontrar la red de la felicidad.na solicitud de amistad? Jesús de Nazaret  tendrá que confirmar tu solicitud. Por favor, envíala únicamente si conoces personalmente a Jesús. Añadir a la lista Escribe un mensaje personal...

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

35


ILUMINACIÓN BÍBLICA: Lc 5,1 Estaba él a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: “Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.” Simón le respondió: “Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, en tu palabra, echaré las redes.” Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda. Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: “Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador.” Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: “No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.”

36

Semana Vocacional


Y UNIRSE A LA RED DE QUIEN…. La red del Amor es aquella que Cristo tira por medio de sus discípulos para atrapar toda clase de peces, los cuales serán luego otros discípulos que tirarán en su nombre de nuevo la red. Es necesario dejarnos atrapar por esos lazos que unen esa red, para que el proyecto de nuestra vida recobre sentido, en medio del sin sabor que la época de hoy día nos está dando. La red del Amor es la única que da sentido a toda nuestra Vida.

LA RED “También es semejante el Reino de los Cielos a una red que se echa en el mar y recoge peces de todas clases”.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

37


EUCARISTÍA DE APERTURA DE LA SEMANA VOCACIONAL

COMENTARIO INICIAL

38

Nos reunimos como comunidad Parroquial en este día para dar inicio a la Semana Vocacional y del Seminario en nuestra Diócesis. Dejemos que en nuestro corazón resuenen las palabras de Jesús: “Rogad al dueño de la mies que mande obreros a su mies”. En esta eucaristía presentemos nuestras plegarias al Señor para que siga suscitando en los jóvenes la docilidad en la respuesta a su llamada. Agradezcamos también la abundancia de vocaciones que Él, en su bondad, ha regalado a esta Iglesia particular. Que esta celebración nos introduzca en el misterio del llamado de Dios y nos motive a vivir esta semana en actitud de súplica y gratitud a Dios por el regalo que es cada vocación para la Iglesia. Semana Vocacional


PRECES Obedientes al mandato del Señor Jesús que nos dijo: “La mies es mucha y los obreros, pocos”, oremos confiadamente a Dios Nuestro Padre: R/. SEÑOR, ENVÍA OBREROS A TU MIES.  Oremos para que el Señor conceda a su Iglesia el don de las vocaciones al ministerio sacerdotal y así no quede huérfana de pastores que prediquen la Palabra y celebren la Eucaristía.  Oremos para que en nuestra diócesis de Sonsón- Rionegro sigan floreciendo abundantes y santas vocaciones.  Oremos para que el Señor manifieste su gloria entre nosotros y haga sentir su voz a los jóvenes para que entreguen su vida al servicio de la Iglesia.  Oremos para que el Señor con su gran misericordia y con la fuerza del Espíritu suscite en el corazón de muchos jóvenes el deseo de seguirle.  Oremos para que todos los consagrados vivan su amor a Jesucristo con un corazón ardiente y sean con su vida signo de servicio y testimonio para todos los jóvenes. Señor Jesucristo, Maestro y Señor de nuestra vida, mira con amor a tu Iglesia. A ti que siempre la has amado y nunca la dejarás de amar, tenemos la osadía de pedirte para ella el don de las vocaciones: escoge hombres y mujeres que descubran y vivan tu amor; haz que se sientan llamados a entregar su vida por Ti y por los hermanos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

39


PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS PAN Este pan Señor, es el trabajo de tanta gente, padres de familia, agentes pastorales, sacerdotes, religiosas, diáconos que gastan su vida brindando alimento espiritual y ayudando a la juventud a encontrar el camino que los lleva a Ti, “su alimento”. VINO Es la alegría que hoy tenemos de haberte descubierto y haberte seguido, este vino Señor será la fuerza que junto al Pan de Vida, nos ayudarán a seguir buscando tu Reino en medio de las personas a quienes estamos llamados a servir. Acepta estas ofrendas Señor, para que tu las conviertas en realidad, alimento y fortaleza en la misión que tenemos como discípulos de anunciarte y hacer que todos te conozcan. SANDALIAS Señor, te ofrecemos estas sandalias, símbolo del caminar de tantos evangelizadores; son símbolo también del cansancio, de haber caminado a tu lado, y sobre todo son las sandalias del compromiso que nos llevamos de no quedarnos parados ante la realidad que nos empuja, nos cuestiona y exige de hacer camino para los demás. COMENTARIO FINAL Agradecidos porque el Señor se nos ha donado como alimento espiritual y nos sigue acompañando a través de los hombres y mujeres que en nuestra época dan testimonio suyo con su vida de consagración, intensifiquemos durante esta semana nuestra oración por las vocaciones a la vida sacerdotal, religiosa y misionera, de modo que ellas puedan perseverar en su respuesta y caminar hacia la santidad.

40

Semana Vocacional


MISA DE CLAUSURA DE LA SEMANA VOCACIONAL COMENTARIO INICIAL Conscientes de los dones y gracias que el Señor ha derramado en nuestra Diócesis de Sonsón – Rionegro a lo largo de esta semana vocacional y del Seminario, participemos de esta Eucaristía con la certeza de que el que llama, acompaña y guía las vocaciones, llevará a feliz término la obra que ha encomendado a la Iglesia en el anuncio del Reino. Por eso, alimentémonos con la Palabra y el Cuerpo del Señor, para permanecer más comprometidos en nuestra responsabilidad eclesial de trabajar y orar por las vocaciones.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

41


PRECES La vocación es un don que la Iglesia implora cada día al Espíritu Santo. Como en los comienzos, reunida en torno a la Virgen María, Reina de los Apóstoles, la comunidad eclesial aprende de ella a pedir al Señor que florezcan nuevos apóstoles que sepan vivir la fe y el amor necesarios para la misión. R: MADRE DE LAS VOCACIONES, INTERCEDE POR NOSOTROS.  Señor Jesucristo, tú que conoces cómo llegar al corazón del hombre, abre la mente y el corazón de los jóvenes que buscan y esperan una palabra de verdad para su vida.  Hazles sentir que sólo en el misterio de tu encarnación pueden encontrar plena luz; da valor a los que saben dónde encontrar la verdad, pero temen que tu llamada sea demasiado exigente.  Tú, que eres la Palabra del Padre, Palabra que crea y salva, Palabra que ilumina y sostiene los corazones, vence con tu Espíritu las resistencias y vacilaciones de los espíritus indecisos; suscita en aquellos a quienes llamas, valor para dar la respuesta de amor.  Virgen María, joven hija de Israel, ayuda con tu amor maternal a los jóvenes a quienes el Padre dirige su Palabra; sostén a los que ya están consagrados. Que repitan, como tú, el sí de una entrega gozosa e irrevocable.  Te pedimos, Señor, por todos aquellos que trabajan en la Pastoral Vocacional de nuestra diócesis, dales el aliento necesario en esta crucial tarea que tienen encomendada y que encuentren en nosotros el apoyo y colaboración que necesitan.  Te rogamos Señor por nuestro Seminario Diocesano y por el Seminario Menor Parroquial “San Alberto Magno”, para que todos nos sintamos responsables de ellos y para que con nuestra ayuda material y espiritual nos comprometamos a sostenerlos.

42

Semana Vocacional


Padre nuestro, con la voz de tu Espíritu Santo, y confiando en la materna intercesión de María, te pedimos ardientemente: manda a tu Iglesia vocaciones, que sean testimonios valientes de tu infinita bondad. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS PAN Y VINO Cada creyente encuentra en la Eucaristía no sólo la clave interpretativa de su existencia sino el valor para realizarla, y construir así, en la diversidad de los carismas y de las vocaciones, el único Cuerpo de Cristo en la historia. Te presentamos Señor el pan y el vino, signo de nuestra vida que queremos ofrecerte, como alimento que se parte y reparte, para dar vida a nuestros pueblos, siendo signos de gozo y esperanza, desde la vocación que nos ha regalado. REDES “Rema mar adentro y lanza las redes” son las palabras mismas del Señor Jesús las que nos empujan a trabajar por las vocaciones. Nos esperan los peces, los frutos de una vida vivida junto a Cristo. Si nos abandonamos en El, el miedo desaparecerá y empezaremos la tarea con la seguridad de quien sabe que en su barca va el Señor de la historia. “Rema mar adentro!” porque nuestro lugar no es la orilla, porque fuimos creados para remar adentro, en la lucha por construir un mundo nuevo. PALABRA DE DIOS La Palabra de Dios ilumina el camino vocacional de cada persona. La relación entre la Palabra de Dios y la vocación personal es directa e inmediata. Cristo es la Palabra de Dios, el Verbo encarnado. Y Cristo es quien llama por medio del Bautismo a todos los hombres y mujeres a la salvación y a la santidad. Esta llamada es la vocación, y aquí entramos todos los seres humanos, y por tanto, toda vocación.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

43


COMENTARIO FINAL Contemplemos las gracias que el Señor nos ha comunicado en estos días de oración por las vocaciones: Él nos ha ayudado a crecer en la comprensión de la grandeza de la vocación; Él nos ha motivado a reconocer nuestra responsabilidad de orar por las vocaciones; Él nos ha permitido admirarnos ante el misterio del llamado; por eso al culminar esta Semana Vocacional y del Seminario y esta eucaristía proclamemos con el salmista: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

“Danos, Señor, jóvenes que, respondiendo a tu llamada, prolonguen aquí en la tierra tu misión, edifiquen la Iglesia, y sean sal de la tierra y luz del mundo”.

44

Semana Vocacional


HORA SANTA VOCACIONAL “CRISTO NOS LLAMA. ¿CUÁL ES NUESTRA RESPUESTA? Monición inicial Sentir en lo más profundo de nuestro corazón la dulce voz de Dios, es sentir que el Dios de amor quiere tener algo extraordinario con nosotros y desde la atención de esa voz asumimos compromisos para nuestra propia vida y con la vida de Cristo. Para experimentar lo que Dios quiere hacer con su llamado necesitamos dejarnos interpelar por el mensaje que sana, fortifica, y que dirige cada paso de nuestro camino. El Señor quiere sembrar, hacer lo que hace el sembrador, preparar el terreno para que la semilla sea esparcida y comience a ser abonada y vigilada, así el cultivador comienza a ver crecer esa semilla y a darle todo el tratamiento para que sea un fruto bueno y frondoso. Lo mismo pasa con nuestra vida, el Señor riega en nosotros la misión que quiere encomendarnos para que aceptándola con humildad le demos el cuidado que se merece, sólo los corazones que se dejan tocar por el amor del Señor son capaces de 45 Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!dar una respuesta generosa.


Con nuestra vida tocada por el Señor seremos dispensadores de la buena nueva, recordemos que “la mies es mucha y los obreros son muy pocos”, de qué lado queremos estar, de los que recibimos el mensaje y nos quedamos estáticos o de los que con amor y entrega queremos estar con el Señor y decirle “heme aquí Señor, envíame a mí” Roguemos al “dueño de la mies” para que suscite en los jóvenes corazones generosos dispuestos a entregar su vida al servicio de los demás y a decir con gozo, Señor tu tierra está siendo abonada porque tú me instruiste y quieres que a otros enseñe, porque tu anhelas que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. CANTO EUCARÍSTICO Y EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO ORACIÓN Señor Jesús, que llamas a quien quieres, llama a muchos de nosotros a trabajar contigo. Tú que iluminaste con tu palabra a los que llamaste, ilumínanos con el don de la fe en ti. Tú que los sostuviste en las dificultades, ayúdanos a vencer nuestras dificultades de jóvenes de hoy. Y si llamas a alguno de nosotros para consagrarlo como tuyo, que tu amor caldee esta vocación desde su nacimiento y la haga crecer y perseverar hasta el fin. Amén.   (Juan Pablo II)

UN MOMENTO DE ORACIÓN DIRIGIDA Y PERSONAL LECTURA DEL SANTO EVANGELIO JUAN 1, 35-39 Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: “He ahí el Cordero de Dios”. Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver

46

Semana Vocacional


que le seguían les dice: “¿Qué buscáis?” Ellos le respondieron: “Rabbí –que quiere decir, “Maestro”- ¿dónde vives? Les respondió: “Venid y veréis” Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima. PALABRA DEL SEÑOR

MOMENTO DE SILENCIO Y REFLEXIÓN Con mi “Sí” construyo el Reino de Dios. Hemos sido llamados por Dios para ser sal y luz del mundo, lo nuestro es ser fermento de una nueva humanidad con sabor a Reino. La identidad cristiana se vive sirviendo y amando del mismo modo como Jesús de Nazaret lo hizo. Ser de Cristo implica entonces, “seguirle”, asumiendo todo lo suyo: estilo de vida,  criterios, opciones y su amor apasionado al Padre y a la humanidad. Estamos llamados a testimoniar a Jesús Rostro humano de Dios y Rostro divino del hombre, como Buena noticia de Vida y Vida en para todos (Cf. Jn. 10,10). Llamados por Dios a ser luz en los momentos de oscuridad para iluminar la existencia de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, que les devuelva la confianza en Dios, que no quiere para sus hijos la muerte ni la destrucción, sino la vida Plena que nos trae Jesús.  La escuela del discípulo es el corazón del Maestro; matricularse en ella implica estar dispuestos a penetrar en su corazón  y aprender de Él. El verdadero discipulado exige asumir los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús hacia la humanidad y hacia su Padre. De la misma manera que Jesús se ha despojado de sí mismo tomando la condición de siervo (Cfr Fil 2,15),  ha lavado  los pies a sus discípulos (Cfr. Jn 13, 4-5),  y ha entregado libremente su  vida por amor a la humanidad (Cfr. Jn 10), así debemos sentirnos llamados a hacer lo mismo por nuestros hermanos y hermanas.  (Se puede hacer una reflexión, de parte de quien preside la Oración.) Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

47


ORACIÓN Señor Creador y Redentor Tú, que estás presente e invisible en el instante de nuestro primer palpitar, y cuando el agua santa limpia lo más íntimo de nuestra naturaleza pecadora, y en todos los momentos de nuestro agitado vivir hoy, sal a mi encuentro y al encuentro de cada hombre, y señala, con la luz de tu presencia percibida, cuál sea nuestro servicio dentro de la Iglesia y de la comunidad de los hombres, para que, empujados por tu gracia, cumplamos todos y cada uno con nuestra vocación. Señor Creador y Redentor, escucha nuestra plegaria. Amén CANTO VOCACIONAL SALMO DE LA ENTREGA TOTAL Gracias, Señor, porque me ayudas a romper mis cadenas. Me conoces por dentro y por fuera y sabes muy bien todo lo que me ata y me impide seguirte por entero, sin condiciones.   Tú quieres habitar en mi corazón. Has llamado, has entrado y me has dicho: «Conmigo lo puedes todo». Algo dentro de mí empieza a cambiar y mi alma, que sin ti estaba muerta, comienza a revivir al sentir tu presencia.   ¡Qué bueno eres conmigo, Señor! ¡Con qué cariño me mimas! ¡Con qué amor me miras! A pesar de alejarme tantas veces de ti, tú no dejas de estar a mi lado. A pesar de despreciarte en múltiples ocasiones, tú no te alejas ni un solo momento de mí. A pesar de todo, Señor, a pesar de todo, siempre estás conmigo.   Aunque yo parezca más fuerte que tú, tu bondad y tu amor pueden conmigo. A veces parece imposible que pueda cambiar, pero ahí estás tú, Señor, rompiendo mis cadenas.

48

Semana Vocacional


Rompiendo todas las ataduras que me alejan de ti. Por eso, Dios mío, te puedo decir con el corazón en la mano que aquí estoy, todo tuyo.   Contigo estoy vencido, Señor. Por más que luche, tú acabas conquistándome. Contigo nunca me perderé. Por más que ame lo que tú no amas, cuando te siento en mi alma termino amando lo que tú amas.   Tu mano poderosa me va cambiando por dentro. Soy todo tuyo. Tu brazo poderoso me aleja de las vanidades que me rodean. Soy todo tuyo. Tu mirada profunda, llena de amor, me arrastra hacia ti. Soy todo tuyo.   Poco a poco, sin que me dé cuenta, vas ganando terreno en mi alma y acabas venciéndome y liberándome a la vez.   Y, ahora, Señor, que estás dentro, puedo decirte que tu presencia es más dulce que la miel, más dulce que cualquier placer. Ahora, Señor, que estás dentro, puedo decirte que tu presencia es más íntima que mi misma intimidad; más grande que cualquier grandeza; más hermosa que cualquier hermosura.   Aquí estoy, sólo para ti, porque me haces libre de verdad; porque rompes todas las cadenas que me atan; porque me has traspasado el corazón y te he amado, porque te he gustado y ardo en deseos de tu amor.   Aquí estoy, sólo para ti, mi Dios. Aquí estoy, sólo para ti, porque eres mi Señor. Aquí estoy, sólo para ti. Eres mi Salvador. Aquí estoy, todo tuyo, sólo para ti. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

49


MOMENTO DE SILENCIO Y ADORACIÓN CANTO VOCACIONAL PRECES VOCACIONALES GUIA: Con gran amor a Dios y confiando en su misericordia roguemos para que el anuncio de la buena nueva llegue a todas partes y sean muchas las personas que conozcan el mensaje de salvación por medio de las santas y buenas vocaciones. Digamos todos: R/ Suscita en tu Iglesia santas vocaciones -Para que el Señor conceda a su Iglesia la alegría del don de las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada a nuestra Iglesia Diocesana y universal. OREMOS. -Para que haya jóvenes que se sientan llamados a seguir a Jesús pobre, casto, obediente; y a servirlo en los hermanos a través de los diversos carismas que el Espíritu Santo suscita en su Iglesia. OREMOS. -Por las familias cristianas para que, viviendo la fe con responsabilidad y alegría, acojan generosamente la vocación sacerdotal o consagrada en sus hijos como una bendición de Dios. OREMOS. -Para que las familias sean sensibles al despertar vocacional de sus hijos y les ayuden a descubrir y cumplir la voluntad de Dios es sus vidas. OREMOS. -Para que confiando en el Dueño de la Mies, que llama a seguirlo más de cerca, a muchos niños, jóvenes y adultos en la vida consagrada, no tengamos miedo de proponer la vocación sintiéndonos mediación de Dios. OREMOS.

50

Semana Vocacional


-Para que se vaya creando en toda la Diócesis: parroquias, comunidades, grupos eclesiales, consagrados y laicos: una “cultura vocacional” que fomente y favorezca el germen de nuevas vocaciones. OREMOS. -Para que el Señor, por el amor que tiene a su Iglesia, le conceda los pastores que necesita según su corazón. OREMOS. -Por nuestro Seminario Diocesano; por nuestros seminaristas, para que el Señor les conceda fidelidad y alegría en la respuesta vocacional y se preparen con entusiasmo para un día servir al pueblo de Dios como pastores según el corazón de Cristo. OREMOS. -Para que el atractivo de Jesucristo siga conquistando el corazón de muchos jóvenes y dejándolo todo sigan la aventura más maravillosa de entregar la vida por el Evangelio. OREMOS. -Para que nuestros jóvenes abran el corazón a Cristo, “que no quita nada y lo da todo”, y se planteen con valentía ¿Señor que quieres de mí? OREMOS -Para que el ejemplo de la Virgen María, la siempre joven y disponible a hacer la voluntad de Dios, entusiasme a nuestros jóvenes a plantearse la vocación consagrada y a responder con generosidad. OREMOS. -Para que la pastoral vocacional sea realmente una urgencia y preocupación en toda la pastoral de la Iglesia, empezando por la oración fiel y perseverante al Señor. OREMOS. (Peticiones particulares) GUIA: Acoge Padre de misericordia todas estas peticiones para que se hagan según tu santa voluntad tu que vives y reinas en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de siglos. Amén

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

51


ORACIÓN Oh, Señor, ve delante de nosotros para guiarnos, ve detrás de nosotros para impulsarnos, ve debajo de nosotros para levantarnos, ve sobre nosotros para bendecirnos, ve alrededor de nosotros para protegernos, ve dentro de nosotros para que, con cuerpo y alma, te sirvamos para gloria de tu nombre. (N. Söderblom) PADRE NUESTRO BENDICIÓN SANTÍSIMO

52

CON

Semana Vocacional

EL


AGAPE VOCACIONAL PREPARATIVOS Se sugiere disponer el lugar de la siguiente manera: Al centro del salón o lugar donde se vaya a realizar la celebración, se tendrán una o dos meses (de acuerdo al número de participantes) decoradas y acondicionadas con el pan y el vino que se utilizarán en el ágape. Enfrente de ellas estará una red que cae al piso, y entre la red habrán distintos logos de cada una de las redes sociales de acuerdo al número de participantes ( por ejemplo Facebook, messenger, twitter, youtube, skype). Se inicia con un mosaico de cantos.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

53


CANTO ME HAS SEDUCIDO SEÑOR Señor, no soy nada. ¿Por qué me has llamado? Has pasado por mi puerta y bien sabes que soy pobre y soy débil. ¿Por qué te has fijado en mí? ME HAS SEDUCIDO, SEÑOR, CON TU MIRADA. ME HAS HABLADO AL CORAZÓN Y ME HAS QUERIDO. ES IMPOSIBLE CONOCERTE Y NO AMARTE. ES IMPOSIBLE AMARTE Y NO SEGUIRTE. ME HAS SEDUCIDO, SEÑOR. Señor, yo te sigo y quiero darte lo que pides. Aunque hay veces que me cuesta darlo todo, Tú lo sabes; yo soy tuyo. Caminas, Señor, junto a mí. Señor, hoy tu nombre es más que una palabra. Es tu voz que hoy resuena en mi interior, y me habla en el silencio. ¿Qué quieres que haga por Tí?

54

Semana Vocacional


COMENTARIO Jesús tomó pan y vino. Tomen y coman, tomen y beban, dice en el Evangelio. El pan y el vino son pues el “signo completo” de la Eucaristía. “El pan, preparado en su forma más sencilla con agua y harina de trigo molida – a lo que se añade naturalmente el fuego y el trabajo del hombre – es el alimento básico. Es propio tanto de los pobres como de los ricos, pero sobre todo de los pobres. Representa la bondad de la creación y del Creador; pero al mismo tiempo la humildad y la sencillez de la vida cotidiana. En cambio, el vino representa la fiesta; permite al hombre sentir la magnificencia de la creación... y nos deja vislumbrar algo de la fiesta definitiva de Dios con la humanidad”. Este significado del vino también se reconoce en la Biblia: “El vino que alegra el corazón de los hombres” (Sal 104, 15). Este significado natural del pan y del vino lo captamos y lo comprendemos todos sin mucha reflexión. Compartamos juntos la alegría de ser llamados, de haber sido invitados a Unirnos a la red de Jesús, para continuar en el mundo la obra de la salvación que él inauguró con su muerte y resurrección. TEXTO BÍBLICO: Lucas 5, 1-11 En una oportunidad, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la Palabra de Dios, y él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. Desde allí vio dos barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: «Navega mar adentro, y echen las redes». Simón le respondió: «Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si tú lo dices, echaré las redes». Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que las redes estaban a punto de romperse. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

55


Entonces hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: «Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador». El temor se había apoderado de él y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: «No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres». Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron. MOMENTO DE REFLEXIÓN Ya desde el comienzo de su ministerio, Jesús buscó personas que le ayudaran a extender el Reino de Dios. “Pasando junto al lago de Galilea vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo” ¿Paso casual de Jesús por aquel trozo de playa, o elección deliberada? Dios se sirve de causas ordinarias, pero también busca situaciones. Lo importante es que la mirada de Jesús se detuvo en los dos hermanos. Un día también el Señor pasó junto a mí, en medio de mis ocupaciones ordinarias. Y cada día pasa de nuevo a mi lado. ¿Me hallo siempre atento a su encuentro? Jesús dijo a Simón: “Rema mar adentro y echad las redes para pescar”. Que expliquen los intérpretes como puedan la abundante pesca, que hacia hundir las barcas de Simón y sus compañeros; pero tanto el número de peces capturados como la esterilidad de la noche anterior abogan por la intervención milagrosa de Jesús, que quiere impactar a los pescadores. ¿Quién no tiene en su biografía personal alguna página que obliga a pensar en la presencia indiscutible del Señor?

56

Semana Vocacional


Apoyados en esta experiencia, hemos de seguir fiándonos de Jesús, cuando nos invita a remar mar adentro, y esperar la redada. La primera virtud que revela Simón, el Pescador, es la obediencia. Podía haberle dicho a Jesús: “Tú entenderás mucho sobre el Reino de Dios, pero aquí el experto en pesca soy yo”. Expone, si, la reciente experiencia negativa, pero obedece: “Por tu palabra echaré la red”. Al comienzo de la nueva etapa de Jesús resucitado, Pedro también obedecerá a la sugerencia: “Echad la red a la derecha y hallareis”. Fue en el mismo lago Genesaret y hubo pesca abundante. Volviendo a la primera, Simón junto a la obediencia al mandato de Jesús, muestra la humildad tras el éxito: “¡Señor, apártate de mí que soy pecador!”. En este mundo tecnificado corremos el peligro de atribuir las cosas extra que nos ocurren al eficacismo infalible de las previsiones y los medios. Pero en el orden espiritual hemos de decir siempre: “Somos siervos inútiles: solo hemos hecho lo que debíamos hacer” y hemos de recordar la advertencia de Jesús: “Sin mí no podéis nada”. Con la obediencia y la humildad, Pedro ya se está preparando para la llamada. Por eso, “Jesús dijo a Simón: “no temas, desde ahora serás pescador de hombres”. Marcos añade un “Venid conmigo”, que completa el triple elemento de la vocación apostólica: la iniciativa de Jesús, es para estar con Él, es para conquistar hombres. Hoy, hay que quitar hasta la apariencia de coacción de apostolado. Más bien debe ser una oferta de la opción cristiana, entre otras. Lo del anzuelo y las redes solo puede significar el atractivo personal de Jesús y su Evangelio REFLEXIÓN COMPARTIDA Después de finalizada la primera parte de la reflexión de quien dirige la celebración, invita a cada uno de los participantes a tomar uno de los distintos logos de las redes sociales que están en la red y que se vayan sentado. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

57


El animador continúa la reflexión: Lanzar las redes... Sociales.. “Los sacerdotes deben usar el Internet para evangelizar más”. Así dice el Mensaje para el día mundial de las Comunicaciones del Papa Benedicto XVI. “Pero, ¿cómo?”. Ésta es la pregunta que muchos sacerdotes tienen. Cuando meditamos aquel pasaje del Evangelio sobre la pesca milagrosa, no requiere de nosotros mucha imaginación para ver que el mandato del Señor “tirad las redes” puede muy felizmente aplicarse al Internet. Si somos pescadores de hombres, el Internet es nuestra red. El océano profundo es el ciberespacio y la población de peces que puede ser pescada es vasta. Los apóstoles tiraron las redes amplia y profundamente... y el Internet nos permite hacer lo mismo. El término “retransmisión” (broadcast) puede aplicarse a “tirar las redes” así como se puede comparar el simple método de plantar semillas con el de tirarlas a través del campo abierto. Aunque estas imágenes sirven bastante bien para entender la retransmisión tradicional, es importante estar atentos al giro fundamental que está teniendo lugar en el mundo de los media hoy en día. Este giro va de “retransmitir” (broadcast) a “transmisión selectiva” (narrowcast). Poniéndolo de manera simple: en el viejo método de publicar -radio, televisión y cine- alguien realizaba el trabajo y luego lo enviaba a la mayor audiencia posible. Era caro sacar un libro, un show de radio, una película o un programa de televisión, por lo que el productor tenía que distribuir su trabajo al mayor número posible de audiencia para tener una ganancia.

58

Semana Vocacional


Pero ahora, la tecnología nos permite “transmitir de manera selectiva” en vez de retransmitirla ampliamente a todo el mundo. Cualquiera puede producir un “show de radio”. Se le llama “podcast” y cuesta prácticamente nada. Yo puedo producir un videoclip simplemente hablando a mi computadora portátil, que tiene una cámara y un micrófono. Puedo hacer panfletos y artículos y distribuir el material instantáneamente a una audiencia global en Internet. Y mientras los broadcasters distribuyen ampliamente todo a una audiencia local amplia, los narrowcasters la distribuyen a una audiencia muy particular... pero a nivel global. Este giro significa que las audiencias de todos los sabores en Internet están seleccionando no sólo lo que desean ver, leer o escuchar, sino también cuándo lo desean ver, leer y escuchar. Esta es una distinción muy importante, y una que debe impactarnos en la manera en que los sacerdotes usemos Internet para la evangelización. (Luego invita a los asistentes a conformar grupos, de acuerdo a los distintos logos de las redes y a que reflexionen en torno a las siguientes preguntas: - Qué podemos y debemos hacer para poner a Cristo en la red? - Cómo podemos aprovechar las redes sociales para “pescar hombres”) COMPARTIR DEL PAN Y DEL VINO El animador coordina este momento, en el cual se comparte el Pan y el Vino. PADRE NUESTRO...

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

59


ORACIÓN FINAL Me llamaste y escuché tu voz. R/ Porque confió en ti. Dijiste mi nombre y conocí tus palabras. R/ Porque confió en ti. Me convocaste a la aventura de la fe. R/ Porque confió en ti. Me aseguraste tu presencia y compañía. R/ Porque confió en ti. Tu palabra, transparente, actual, interpelante, me salió al encuentro. R/ Porque confió en ti. La oración compartida con mis hermanos me fue mostrando el camino. R/ Porque confió en ti. Muchos que anduvieron antes estos pasos, me alentaron con su ejemplo y con su entrega. R/ Porque confió en ti. Otros tantos, anónimos constructores del Reino, me animan, a diario, a seguir adelante. R/ Porque confió en ti. Escuché tu palabra, viva, presente, estimulante. R/ Porque confió en ti. Te pusiste en mi camino y me encontré a tu lado. R/ Porque confió en ti. Las palabras escritas hace tanto se hicieron vida nueva y propuesta de cambio y de entrega. R/ Porque confió en ti. Me acostumbré a buscarte en la noche tarde o al amanecer, temprano R/ Porque confió en ti. Dame fuerzas para ser fiel a tu palabra R/ Porque confió en ti. Dame fuerzas para ser fiel a mis hermanos. R/ Porque confió en ti. Dame fuerzas para vivir con coherencia el evangelio a diario. R/ Porque confió en ti. Te escuché, te escucho y te respondo: “Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad” R/ Porque confió en ti. Dame fuerzas, Señor, dame fuerzas para lograrlo. R/ Porque confió en ti

60

Semana Vocacional


ROSARIO VOCACIONAL OFRECIMIENTO DEL ROSARIO Oh Virgen María, en la mañana de Pentecostés tú has presidido con tu oración el comienzo de la misión de la Iglesia bajo la acción del Espíritu Santo. Te ofrecemos esta, nuestra plegaria para que, con tu intercesión, obtenga del Señor, una nueva primavera de vocaciones sacerdotales y consagradas en la Iglesia. Se Tú, la estrella mañanera que guíe la Iglesia, siempre dócil al mandato de su Señor, sobre todo en estos tiempos difíciles pero llenos de esperanza. Amén.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

61


ORACIÓN A LA VIRGEN POR LAS VOCACIONES “María, humilde sierva del Altísimo, el Hijo que engendraste te ha hecho sierva de la humanidad Tu vida ha sido un servicio humilde y generoso: has sido sierva de la Palabra cuando el Ángel te anunció el proyecto divino de la salvación. Has sido sierva del Hijo, dándole la vida y permaneciendo abierta al misterio. Has sido sierva de la Redención, “permaneciendo’ valientemente al pie de la Cruz, junto al Siervo y Cordero sufriente, que se inmolaba por nuestro amor. Has sido sierva de la Iglesia, el día de Pentecostés y con tu intercesión continúas generándola en cada creyente, también en estos tiempos nuestros, difíciles y atormentados. A Ti, joven Hija de Israel, que has conocido la turbación del corazón joven ante la propuesta del Eterno, dirijan su mirada con confianza los jóvenes del tercer milenio. Hazlos capaces de aceptar la invitación de tu Hijo a hacer de la vida un don total para la gloria de Dios. Hazles comprender que servir a Dios satisface el corazón, y que sólo en el servicio de Dios y de su reino nos realizamos según el divino proyecto y la vida llega a ser himno de gloria a la Santísima Trinidad Amén”.

MISTERIOS GLORIOSOS (Miércoles y Domingo) 1. La Resurrección del Señor La resurrección de Cristo es el mensaje central de la predicación cristiana. Si Cristo no hubiese resucitado, vana es nuestra fe, afirma san Pablo (1 Cor 15, 14). Se trata de una realidad que trasciende el orden de lo

62

Semana Vocacional


creado y que apunta hacia una singular y definitiva intervención de Dios en la historia humana. La resurrección de Cristo es la fuente de nuestra esperanza, de la fe y de la caridad cristiana. Pidamos a María por todos los hombres, para que encontremos en la resurrección de Cristo un motivo para la fe, la esperanza y la caridad. 2. La Ascensi��n del Señor a los cielos Jesús retorna al cielo, junto al Padre, llevando consigo la carne de su humanidad, de nuestra humanidad. De esta manera, la historia de los hombres pasa a formar parte del misterio de Dios. Dios ha querido hacernos santos, nos ha llamado a la santidad, porque Él es santo. Pidamos a María por todos los bautizados, para que respondan con fidelidad, cada uno desde su vocación específica y forma de vida, a la común llamada a la santidad que Dios ha querido hacer a todos los hombres. 3. La Venida del Espíritu Santo en Pentecostés Tras la Ascensión de Jesús, es el Espíritu el que permanece en la Iglesia, el que anima su actividad y la hace extender el evangelio, la buena noticia de la salvación, a todos los hombres. Pidamos a María por el Papa, los obispos y los sacerdotes para que, escuchando la voz del Espíritu, guíen a la Iglesia en la realización de su misión y hagan presente a Cristo entre los hombres. Pidámosle también que conceda abundantes vocaciones sacerdotales a su Iglesia. 4. La Asunción de la Virgen María en cuerpo y alma a los cielos María es llevada en cuerpo y alma a los cielos. La que ha sido elegida para ser madre de nuestro Salvador es acogida en el seno del misterio de Dios, mostrándonos así el destino al que la humanidad entera es invitada. María, que respondió afirmativamente a la misión que el Padre quiso encomendarle, es modelo y maestra de toda vocación. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

63


Pidamos a María por las madres, para que vivan su maternidad como un don de Dios y como una particular vocación, educando integralmente a sus hijos y forjando en sus hogares nuevos cristianos comprometidos con la causa del evangelio. 5. La Coronación de la Virgen Santísima como Reina de Cielos y Tierra María, madre y modelo de la Iglesia, es la primera creyente, la Madre de Dios, la que habita ya en el seno del misterio trinitario. Toda vocación y toda forma de vida en la Iglesia encuentran un modelo fidedigno y una permanente intercesora en la figura de María. Pidamos a María que proteja y cuide a todas las vocaciones, especialmente a los sacerdotes. Que por su intercesión, sean fieles al don de la vocación recibida y emprendan con generosidad su misión.

MISTERIOS GOZOSOS (Lunes y Sábado) 1. La Encarnación del Hijo de Dios De igual forma que Dios irrumpe en la vida de María a través de la mediación del ángel Gabriel para manifestarle la vocación a la que ha sido llamada, a nosotros nos sigue llamando para encomendarnos una misión en el seno de la Iglesia y en el mundo a través de múltiples mediaciones. Hemos de permanecer atentos para descubrir la llamada que Dios nos hace a servirle de diferentes modos en el fragor del día a día. Pidamos a María por todos aquellos que están discerniendo su vocación, aquellos que se preguntan por la voluntad del Padre para sus vidas, para que estén atentos a las mediaciones que Dios pone en su camino en orden a descubrir su vocación. 2. La visitación de María a su prima santa Isabel En el silencio del camino hacia la casa de su prima Isabel, María medita sobre el don recibido. En la ayuda prestada a su prima, en el servicio

64

Semana Vocacional


desinteresado a quien lo necesita, se fragua el sentido de toda vocación. La llamada se traduce siempre en actitudes y gestos de amor y servicio hacia los demás, especialmente los que más lo necesitan. Pidamos a María por los que viven su vocación desgastando su vida en beneficio de los demás. Pidamos especialmente por los laicos que, a través de sus ocupaciones ordinarias, de las distintas profesiones que ejercen y de las formas de vida que adoptan, prolongan la obra de la creación y de la redención en medio del mundo. 3. El Nacimiento de Jesús En el misterio de Belén, en la desnudez y la humildad del portal, se hacen presentes la gracia y la misericordia de Dios como un don para toda la humanidad. Ante semejante gesto de amor, sólo cabe el silencio de María y José y el reconocimiento de la grandeza de Dios por parte de los pastores que vienen a adorar al niño recién nacido. Pidamos a María por la Iglesia, para que sea fiel a su vocación de transmitir esta buena noticia de salvación –la noticia de que Dios se ha hecho hombre para salvarnos, por pura gracia, por puro amor– a todos los hombres. 4. La Presentación del Niño Jesús en el Templo José y María, fieles a la tradición judía de presentar al primogénito varón a Dios, acuden al templo a realizar su ofrenda. De esta manera, nos enseñan una actitud cristiana fundamental: la de presentar y ofrecer continuamente la propia vida, con sus aspiraciones e ilusiones, sus gozos y preocupaciones, a Dios, nuestro Padre, fuente y origen de la propia existencia. Pidamos a María por los consagrados y consagradas que se esfuerzan constantemente por presentar su propia vida a Dios, por ofrecerse en constante oblación al Padre y a los hermanos; para que sean testimonio de esta actitud cristiana del ofrecimiento existencial ante todos los hombres. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

65


5. El Niño Jesús perdido y hallado en el templo El gesto de Jesús está cargado de una fuerte connotación simbólica: en medio de los maestros y doctores de la Ley, comienza a explicarles las Escrituras, en el templo, el lugar de la presencia de Dios. Los sacerdotes también han de escudriñar la Palabra de Dios para ofrecernos una palabra actual y relevante que oriente nuestra vida cristiana a través de la predicación y la guía de la comunidad eclesial. Pidamos a María por los sacerdotes para que, atentos a la Palabra, sepan transmitir a todos los fieles la buena noticia de la salvación. Pidámosle a nuestra madre, a María, que los proteja y les haga perseverar con fidelidad en el don de la vocación recibida.

MISTERIOS LUMINOSOS (Jueves) 1. Su bautismo en el Jordán Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco (Mc 1, 11b). Estas palabras que se oyen desde los cielos refiriéndose a Jesús en el momento del bautismo en el Jordán, nos son repetidas a cada bautizado desde el mismo momento en que, por el bautizo cristiano, pasamos a formar parte de la Iglesia, de la comunidad de los hijos de Dios. Por el bautismo somos llamados a la santidad, a formar parte del misterio de amor que es Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Pidamos a María por todos los bautizados para que, fieles a la llamada a la santidad suscitada en su bautismo, traduzcamos la santidad de la que ya participamos en gestos concretos de caridad y fraternidad. 2. La revelación de Jesús en las bodas de Caná En el milagro de las bodas de Caná, Jesús se muestra a sí mismo como una fuente permanente de paz y vida. Jesús es el único que sacia nuestra sed de alegría y felicidad, que nos da a beber “vino nuevo”. En este

66

Semana Vocacional


gesto, Jesús anticipa la entrega de su cuerpo y de su sangre, entrega que rememoramos en cada Eucaristía. Pidamos a María por los matrimonios para que, al simbolizar la íntima unión existente entre Cristo y su Iglesia, perseveren en su compromiso de unidad y constituyan en sus hogares auténticas iglesias domésticas. 3. El anuncio del Reino de Dios, invitación a la conversión En su peregrinar por las aldeas de Galilea, al curar a los enfermos y expulsar a los demonios, Jesús proclama la llegada del Reino de Dios. Para acogerlo, es preciso convertirse, dejarse transformar el corazón por Dios, trastocar nuestra escala de valores. Nuestra vocación cristiana conlleva una apertura fundamental a la conversión, a dejar que los valores del Reino de Dios aniden en nuestro corazón. Pidamos a María por los laicos para que, en el ejercicio de sus tareas ordinarias, se empeñen por hacer visible el Reino de Dios entre los hombres y construyan una sociedad cada vez más acorde con sus valores. 4. La Transfiguración del Señor Este es mi Hijo amado, en quien me complazco, escuchadlo. En medio de la actividad apostólica, Jesús muestra a sus discípulos más cercanos su identidad más profunda: su condición de Hijo de Dios. Conocer a Cristo es un don, una experiencia de gracia cuya iniciativa radica en el ser divino y que no puede ser forzada por la voluntad humana. Pidamos a María por los religiosos para que sean testimonio de lo absoluto de Dios entre los cristianos y la humanidad entera; para que sus vidas sean signo elocuente de que Dios es el bien máximo y supremo al que puede aspirar el corazón humano. 5. La institución de la Eucaristía Cada vez que celebramos la Eucaristía, actualizamos la salvación querida por el Padre y llevada a cabo por Cristo en el misterio pascual. Él mismo nos Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

67


mandó celebrar este misterio. Ante el misterio sólo caben la veneración y la participación gozosa, conscientes de que en él radican la fuente y el sentido de nuestra existencia. Pidamos a María por los sacerdotes, para que al presidir la celebración de la Eucaristía representando a Cristo y a su Iglesia, encuentren en ella el fundamento de su ministerio y vivan su vocación con un profundo sentido eucarístico.

MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes) 1. La agonía en el huerto A pesar de la angustia y la tristeza, Jesús persevera en la oración confiada al Padre, mostrándonos en un momento tan singular la esencia de la oración cristiana: ponerse en manos del Padre para cumplir su voluntad. Responder a la llamada que Dios nos hace a cada uno de nosotros conlleva una gran dosis de confianza en Aquél que nos llama. Pidamos a María por todos nosotros, para que se nos conceda el don de la oración, del encuentro confiado con Él, y podamos responder así a la llamada particular que Él nos hace. 2. La flagelación de nuestro Señor Jesucristo La fidelidad a la misión encomendada conlleva en ocasiones la incomprensión y el sufrimiento injusto. La perplejidad que nos suscita la injusticia cometida contra Jesús se acrecienta al contemplar los atropellos de los que a lo largo de la historia han sido víctimas tantos hombres y mujeres. En nuestros días, la injusticia y el sufrimiento siguen haciendo acto de presencia en la tierra. Pidamos a María por los laicos, para que, siendo fieles a su vocación específica, sepan dar una respuesta a la injusticia y el sufrimiento humano que acampa en nuestro mundo, mostrando así a los hombres el corazón misericordioso y compasivo del Padre.

68

Semana Vocacional


3. La coronación de espinas Entre bufas y burlas se revela paradójicamente la identidad de Cristo: Él es rey de los judíos, porque es la Palabra encarnada, el centro y origen de la historia. La realeza de Cristo no se manifiesta en el poder y la opresión, sino en el servicio humilde y compasivo. Pidamos a María por el Papa, los obispos y los sacerdotes, para que guíen a la comunidad cristiana con humildad y espíritu de servicio y, de este modo, velen por la vocación de cada uno de los bautizados. 4. Jesús con la cruz a cuestas, camino al Calvario En el camino hacia el Calvario, Jesús contempla el mal y el sufrimiento presente en la historia de la humanidad desde su existencia sufriente para asumirlo y redimirlo en el sacrificio de la cruz. Pidamos a María por los que desgastan su vida en tierras de misión, sean sacerdotes, religiosos o laicos, para que anuncien sin cesar la buena noticia de la salvación que Jesús nos ha traído y derriben, al proclamar el evangelio, los muros de la injusticia y la opresión. 5. La crucifixión y muerte de nuestro Señor Ante el misterio de la cruz, sólo queda el silencio. Lo que ahí acontece no es simplemente una muerte injusta, sino el misterio de la redención humana. Ante el misterio, las únicas actitudes posibles son la fe y el silencio agradecido. Pidamos a María por los religiosos, especialmente por los de vida contemplativa, para que al vivir con plenitud la vocación a la que han sido llamados, nos muestren a todos los bautizados el modo de ser partícipes de los misterios de nuestra fe.

Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

69


LETANÍAS VOCACIONALES A MARÍA SANTÍSIMA Señor, ten piedad de nosotros. Cristo, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros. Cristo, óyenos. Cristo, escúchanos. Dios Padre Celestial,

Ten piedad de nosotros.

Dios Hijo Redentor del mundo,

Ten piedad de nosotros.

Dios Espíritu Santo,

Ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, Ten piedad de nosotros. Santa María, madre de Dios,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de Jesucristo,

Ilumina nuestra vocación.

Esposa de Dios, Espíritu Santo,

Ilumina nuestra vocación.

Madre del sí a Dios,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de la Esperanza,

Ilumina nuestra vocación.

Madre del Amor,

Ilumina nuestra vocación.

Madre dócil a la Palabra,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de la luz,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de la Iglesia,

Ilumina nuestra vocación.

Madre modelo a seguir,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de los sacerdotes,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de los jóvenes,

Ilumina nuestra vocación.

Madre generosa,

Ilumina nuestra vocación.

Madre de bondad,

Ilumina nuestra vocación.

70

Semana Vocacional


Virgen de la escucha,

Ilumina nuestra vocación

Virgen fiel,

Ilumina nuestra vocación.

Vasija del amor de Dios,

Ilumina nuestra vocación.

Arcilla que se deja modelar,

Ilumina nuestra vocación.

Creyente fiel,

Ilumina nuestra vocación.

Reina de la fe,

Ilumina nuestra vocación.

Semilla de esperanza,

Ilumina nuestra vocación.

Estrella de salvación,

Ilumina nuestra vocación.

Esclava de Dios,

Ilumina nuestra vocación.

Roca de la fe,

Ilumina nuestra vocación.

Modelo de entrega a Dios,

Ilumina nuestra vocación.

Portadora del Evangelio,

Ilumina nuestra vocación.

Ideal de santidad,

Ilumina nuestra vocación.

Templo del Espíritu Santo,

Ilumina nuestra vocación.

Reina y Madre de los(as) consagrados, Ilumina nuestra vocación. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos Señor. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad y misericordia de nosotros. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestras súplicas. Antes bien, líbranos de todos los peligros, Oh Virgen gloriosa y bendita. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. Únete a mi red ¡Hazte Sacerdote!

71


HIMNO DEL II CONGRESO CONTINENTAL DE VOCACIONES 2011 LANZA LAS REDES (Português)

(Español)

O tempo é agora! Agora é a hora! A vida está clamando! A rede em tuas mãos está!

¡El tiempo es ahora! ¡Ahora es la hora! Hay vidas esperando. ¡Las redes en tus manos están!

Discípulos Missionários, a vida proclamar! Se o Mestre é quem chama, a rede lançarás!

¡Discípulos Misioneros, la vida proclamar! Si el Maestro es quien llama, las redes lanzarás.

(English) Now is the time! The time is today! Listen to life. The nets are in your hands! Missionaries Disciples, There’s life to proclaim! If it’s the Master who calls, The net you’ll throw.

¡Lanza las redes! ¡Lanza las redes! ¡Lanza las redes! ¡En Tu nombre, las redes echaré! ¡En Tu nombre, oh Maestro, las redes yo echaré!

Throw the nets! Throw the nets! Throw the nets! Oh Master, the nets I’ll let down! But at your command, oh Master, the nets

72

Semana Vocacional


Semana Vocacional 2011