Issuu on Google+

Coordinado Por el equipo diocesano de pastoral sacerdotal

DIÓCESIS SONSÓN-RIONEGRO

No 76 Nov. de 2012

fe

EDITORIAL

LA

Hace un par de semanas, conversando con una señora me decía: “Padre fui a la misa, a tal lugar…, y salí tan contenta, sabe: ese sacerdote celebró la santa misa con unción, lo note con mucha fe, lo sentí cercano a Dios y a su comunidad”. Qué bueno, cuando expresiones como estas y otras similares se escuchan de los fieles, que ciertamente esperan de sus sacerdotes que sean “hombres de fe”. La fe es un don y como tal crea una relación nueva con Dios, con los demás y aún consigo mismo; por eso, vale la pena resaltar y aplaudir la convocatoria que a buena hora ha realizado nuestro pontífice para celebrar un “Año de la fe”, en el cual, lo que se busca con seguridad es que la iglesia entera renueve su adhesión incondicional a Jesucristo como “Señor” de la historia. Como somos herederos, por bondad de Dios, de esta nuestra fe, tiene sentido caer en la cuenta que no estamos inventando la fe, la fe viene de Dios y como tal ya es, ya ha sido creada; ahora lo que corresponde es recrearla, y, si algunos somos responsables de semejante tarea somos precisamente nosotros los

P. Omar de Jesús Mejía G. Rector Seminario Nacional Cristo Sacerdote

sacerdotes, quienes por bondad divina hemos sido ungidos precisamente para ser los maestros de la fe. El sacerdote debe ser, por lo tanto, un “laboratorio” andante de la fe, un comunicador espontaneo de la fe, en la cual ha nacido, se ha formado y esa fe que lo ha recreado desde siempre, pero sobre todo desde el día de su ordenación sacerdotal.

Si algunos somos responsables, en gran medida, de la renovación, de la “re-creación” de la iglesia somos los sacerdotes, en nuestras manos, como instrumentos del Espíritu Santo, está la clave de la “Nueva Evangelización” de la cual el papa Juan Pablo II y ahora Benedicto XVI han insistido con vehemencia. Los contenidos de la Evangelización ya están (han sido dados por Dios): La Palabra, los sacramentos, el Magisterio; ahora corresponde a nosotros los consagrados recrear, desde luego con la gracia de Dios, estas herramientas que están en nuestras manos para hacer que nuestra fe sea hoy al igual que la de ayer creíble y fortalezca las nuevas relaciones entre todas las personas.

CREA Y RECREA LA RELACIÓN

La invitación es pues, a que vivamos este año de la fe como un tiempo de gracia espiritual en el cual nos renovemos, nos “re-creemos” y desde esta experiencia, renovemos también nuestras parroquias e instituciones.

Finalmente, hermanos sacerdotes: que este año de la fe, sea la gran oportunidad para que en pequeños grupos de vida, promovamos el estudio de la fe, intensifiquemos la reflexión, anunciemos con alegría la vida de fe, mostremos las dos alas que conducen a la verdad: la fe y la razón. Que este año de gracia que estamos comenzando reavive en nosotros sacerdotes el don recibido el día de nuestra ordenación sacerdotal, que sea además la gran oportunidad para intensificar la formación permanente ordinaria (aquella formación constante, la de todos los días), y la formación permanente extraordinaria (aquellos espacios diocesanos y otros en los cuales se nos invitará a congresos, asambleas, seminarios…). Que la gente diga de mí…, de ti…, de nosotros… “Ese sacerdote es un hombre de fe, se le nota su buena relación con Dios y con los hermanos”.


Compartir P. Elkin Alonso Gómez Salazar Formador Seminario Diocesano Nuestra Señora-Marinilla.

Arribar al hombre de la

fe

Dice un comentario sobre la fe: "...creyendo, establece lazos de confianza con los otros, y en cuanto que, comportándose como un hombre fidedigno, contribuye a crear un clima de convivencia auténticamente humana. Y esto en todos los niveles: en el nivel económico, social o político, en el de las relaciones conyugales, familiares o de los amigos; la fe crea lo mejor de la vida. Crea, en definitiva, la comunidad, la gran utopía de siempre. Concienciar la fe, vivirla más y más es lo que ayuda al hombre a alcanzar lo mejor de su existencia" . En el itinerario del cristiano se vive una experiencia progresiva que envuelve todo el arco de su desarrollo vital. Esta gradualidad, que parte de su misma naturaleza, ser Homo viator (hombre peregrino), comienza con la petición consciente de un Don (el Bautismo) por parte de quienes ya lo han recibido. Se inicia un éxodo pascual, un estado de peregrinación, donde el nuevo Hijo de Dios, con las facultades propias (inteligencia y voluntad) y con la presencia activa de la fe eclesial, irá dando pasos de internalización del Don recibido. Este es un momento crucial para el cristiano, pues es el tiempo donde el espíritu humano encuentra su otra ala, la razón, para elevarse en la contemplación de la Verdad, y descubrirse no solo como quien sabe que sabe (homo sapiens sapiens), sino

“Concienciar la fe, vivirla más y más es lo que ayuda al hombre a alcanzar lo mejor de su existencia" .

como el hombre que accede a la fe razonable, a la fe dialógica y a la fe conectada con la vida. No se trata de un caminar con la vía expedita. En el sendero aparecen situaciones y circunstancias que hacen temblar a quien está vacilante. Particularmente hoy, con el gran desarrollo tecnológico, donde el hombre digital (homo digitus) se entiende y se expresa desde unas relaciones virtuales, la vida de fe sufre una desconexión con la realidad cotidiana. La fe no entra por los dedos en el teclado, sino como ha dicho San Pablo, llega por la predicación y se confiesa desde el baricentro del corazón. Este es un reto que debemos asumir con coraje y confianza en nuestros días, pues estamos hablando de la identidad, de lo más profundo, de ser discípulos, es decir, nuestra adhesión a Cristo. Para ello es fundamental promover el hombre de oración (Homo orans), recuperando la relación íntima del discípulo con el Maestro, ya que la fe se decide por la experiencia-encuentro personal que tengamos con Jesús. La fe-confianza nunca crecerá si estamos distanciados de quien la inicia, sostiene y confirma. Es Jesús, la medida del Hombre perfecto, quien nos ayuda a alcanzar lo mejor de nuestra existencia mediante una respuesta filial a la voz del Padre que nos ha llamado a la Vida sobrenaturalizada. En Él, somos hijos en el Hijo, en Él, el hombre es Homo Fidei (hombre de fe y confianza), en Él, el Bautismo es una realidad de todos los días, y no un acontecimiento olvidado en el pasado.

Diccionario de Pensamiento Contemporáneo, San Pablo, Madrid, 1997, artículo: fe


Recordar y Reflexionar El sacerdote:

maestro

de la

fe

P. Luis Fernando López Gallego Formador Seminario Diocesano Nuestra Señora-Marinilla Personalmente me resulta muy gratificante el hecho de acercarme a la palabra de Dios y ver los testimonios de fe de tantos hombres y mujeres que se dirigen a Dios con plena confianza de ser escuchados o a la persona de Jesús para recibir un milagro y lo alcanzan. Me impresiona también la fe de muchos hombres y mujeres de nuestros tiempos que creen en lo que nosotros poca fe tenemos (romerías, agua bendita, conjuros, novenas, exorcismos, etc.). También podemos constatar como en la realidad nosotros los ministros tenemos mucha culpa de que la fe disminuya por la falta de fervor, amor, entrega, unción con que tratamos lo sagrado; pero también constatamos como muchos de nuestros fieles están creciendo en la fe, gracias a la predicación y buenos ejemplos de muchos sacerdotes entregados a su ministerio. Hay que dejar algo en claro, los fieles no deben seguir a un sacerdote, sino al Jesús que ellos le predican y trasmiten; solo que a veces lo captan muy fácilmente, pero en otras oportunidades se les hace difícil porque no somos otros Cristos para ellos. Personalmente creo que a nosotros como sacerdotes, este año de la fe, debe convertirse en un llamado a depurar, renovar, purificar y hacer más sensible nuestra fe. Nuestra poca fe al administrar los sacramentos y sacramentales hiere la fe de nuestros fieles. Todo tiene un fondo: se trata de volver al amor primero (Ap. 2,4), interiorizar los grandes misterios y no convertirnos en administradores de

sacramentos en serie, funcionarios de lo sagrado, sino en dispensadores de las gracias divinas, proclamadores de la fe que vivimos, profesamos y celebramos. Jesús también hoy se impresiona de la poca fe que encuentra en muchos de nosotros los sacerdotes al ejercer nuestro ministerio (Cfr. Mc. 6.6). Nuestros fieles si creen y tienen mucha fe en lo que nosotros hacemos o celebramos a veces con poca fe. Pienso que como sacerdotes, una buena tarea o compromiso para este año de la fe es convencernos de esta triste realidad, pero también de esta gran oportunidad. No sigamos por la vía del facilismo alimentando la fe equivocada, confusa, débil y pobre de nuestras gentes, sino que, valiéndonos de ello, fortalezcamos, alimentemos, depuremos y adoctrinemos la fe de los bautizados. Analicemos y reflexionemos esas dos realidades: la poca fe de muchos hombres de hoy que nos entristece y cuestiona y la fe sólida y decidida de muchos más que nos edifican y nos hacen ver que si se puede. Sí nuestros pueblos tienen fe, aun desconociendo mucha parte de riqueza de la doctrina de nuestra iglesia católica y la profundidad de los grandes misterios de la vida de Cristo, cómo será su fe cuando lo descubran y comprendan todo. Démonos a la tarea de evangelizar, de predicar y de alimentar la fe de los bautizados con la esperanza de que Jesús se extrañe, pero de la mucha fe que encuentre en nosotros su pueblo elegido.


Programación Nov. de 2012 1.

Solemnidad de Todos los Santos.

2.

Conmemoración de todos los Fieles Difuntos. Encuentro de formación en Pastoral Social. Vicaría San Simón y San Judas, de 9:00 am. a 2:00 pm, en: San Carlos.

3.

Ordenación del diácono Juan Fernando Zapata Herrera, en la Parroquia La Candelaria–Guarne a las 10:00 a.m.

4.

V Congreso Diocesano de la RCC. informes. 553 0582.

7.

Reunión General de Clero. Seminario Diocesano Ntra. Sra. de Marinilla de las 9:00 a.m. a 2:00 p.m. Eucaristía en acción de gracias de bodas de plata y oro sacerdotal. Nota llevar alba y estola blanca.

9.

Encuentro de formación en Pastoral Social. Vicaría La Inmaculada Concepción, de 9:00 a.m. a 2:00 pm. en La Piñuela

10.

Vence plazo para entrega de informes de seminaristas de AFP.

12.

Ultreya Diocesana, en Granada. La información ya se envió.

13.

15.

Encuentro de formación en Pastoral Social. Vicarías El Sagrado Corazón, Ntra. Sra. de Arma y Ntra. Sra. del Carmen, de 8:30 am. a 12:30 p.m. Lugar: Auditorio Universidad Católica de Oriente, aporte $6.000 Día de San Alberto Magno. Fiesta Patronal del Seminario Menor SAM. Cada parroquia organiza la celebración. Eucaristía de recuerdo y agradecimiento al Padre Jorge Hernán Zuluaga Z. al cumplir los 25 años de su ordenación sacerdotal, a las 6:00 p.m. en la capilla San Francisco - Rionegro. Presidida por el Sr. Obispo

16.

17-18.

Encuentro Diocesano en Pastoral Social, Vicaría Ntra. Sra. Chiquinquirá, de 9:00 am. a 2:00 pm, de Nariño Cursillo Prematrimonial.

18.

Escuela diocesana de formación del MCC. En la Casa de Oración de Marinilla, de 1:00 a.m. a 4:00 p.m.

19.

Reunión de Vicarios Foráneos y Delegados de Pastoral en el Rodeo a las 9:00 a.m.

21.

Evaluación de AFP. II semestre con párrocos y responsables, de 10:00 a.m. a 12:30 a.m. en la Asociación Sacerdotal Siervos del Espíritu Santo.

22.

Ordenación del Diácono Carlos Alberto Zuleta Gil. Parroquia La Candelaria –Guarne a las 3:00 p.m. Junta Directiva Corporación Vida, Justicia y Paz, de: 8:00 a.m. a 10:00 am. en la Curia Episcopal.

23-25.

Convivencia de aspirantes al Seminario Mayor. Inicia el 23 a las 5:00 p.m. y finaliza el 25 a las 2:00 p.m., aporte $20.000. Confirmar asistencia en la delegación de pastoral vocacional. Mayores informes tel. 531 5252 ext. 122

24.

Ordenación presbiteral de los diáconos John Alexander Gómez G., Erlein Mora O., Rony Javier Usuna C., Nicolás Alberto Giraldo G. y Ordenación diaconal de los seminaristas: Giovanny Humberto Arcila A., Aldemar López C., En La Catedral de Rionegro a las 10:00 a.m.

24-25.

Retiros espirituales para universitarios profesionales. Informes tel. 569 9090 ext. 289

24-27.

Escuela de formación del SES. Informes 553 0582.

y

25.

Cristo Rey del Universo

28.

Ordenación del Diácono Ronal Mauricio Pulido Martínez. Parroquia Ntra. Sra. del Carmen La Tulia – El Valle a las 10:00 a.m.

29.

Junta Directiva Corporación Pan y Vida. En la Casa Pan y vida “Juan Pablo II” Abejorral de 10:00 a.m. a 12:00 m. Encuentro de amistad sacerdotal, en la parroquia Fray Eugenio a las 10:00 a.m.

30.

Encuentro de Directores y Coordinadores de CBA. en el CBA de San Rafael de 9:30 a.m. a 3:30 p.m. Ordenación del Diácono Carlos Andrés Giraldo. Parroquia Ntra. Sra. de Chiquinquirá – El Santuario a las 3:00 p.m.

NOTA

Recordamos a los párrocos y responsables de seminaristas de AFP. Que el plazo para entregar el informe de los seminaristas es el 10 de noviembre en la delegación de Pastoral Vocacional. Durante los cuatro miércoles de mes de noviembre, el Instituto de Familia de la Universidad Católica de Oriente, ofrece: ” Ciclo de formación en biótica y ética biomédica“, inversión $26.000 informes tel. 569 9090 ext. 281.


Boletín Pastores