Page 1

AMORIS INSANUS I Vamos a convertir los días de lluvia en la mejor música de blus. Vamos hacer de las calles el tango más apasionado (y tentador). Vamos a llenar los bares a tapitas de risas y a besos de tequila. Vamos a ser los putos borrachos de felicidad que cuenten las estrellas una Noche más. Haremos el amor en cualquier lugar que nos pille cerca, matando las ganas el uno Al otro. Dejándonos volar.


AMORIS INSANUS II No quiero que seamos los típicos enamorados de parís ni los clásicos de Venecia. Quiero esos “Buenos días princesa” a guerras de almohadas y acabar en el filo de la cama con pelo alborotado y la respiración agitada, y como tregua, los besos. No quiero jurar nuestro amor bajo la luz de la luna, ni que ningún candado lleve nuestro nombre. Prefiero hacer ese juramento de amor a miles de metros de altura saltando desde un avión en paracaídas. Prefiero los baños en la playa de madrugada, con sus enredos en la arena. Quiero que nos perdamos entre las ruinas de Roma y hagamos el amor en


P é t a l o | 30

Cualquier rincón, rodeados de sus pedazos.

Vamos a ser así de crueles, destrozando historias de amor, rompiendo con los tópicos. Haciendo del amor la mayor de las locuras que se pueda sentir. Una locura inmensa, con su caos y su paz. Deja los detalles bonitos y caros. Nada de llevarme rosas y bombones o ir a cenar a lugares lujosos. Quiero unas simples tardes, como la de domingo resumidas en sofá, pizzas y cine de terror barato. Convirtamos los días de lluvia en la mejor música de blues.


P é t a l o | 31

Hagamos de las calles el tango más apasionado. Vamos a llenar los bares a tapitas de risas y a besos de chupito. Porque te quiero. Te quiero salvaje y rebelde, con el pelo mojado, sin camiseta y pantalones cortos. O con el pelo blanco, con arruguitas y tú pereza de salir de la cama. Quiero tus sueños para hacer de ellos un poema y de tus pesadillas una bala que atraviese mis hojas.


P é t a l o | 32

No quiero promesas, siempre acaban vacías, quiero los hechos de esos que me dejen huellas. Tampoco me jures para siempres, porque solo quiero verte ahí, al otro lado de la cama, cada día, dormido con alguna de esas posturas raras tuyas y sonreírte como nunca he sonreído a nadie. Y en ese mismo instante, darme cuenta de que o hay mayor felicidad que la locura que juntos construimos. Te quiero más loco que cuerdo. Amorisinsanus.


Amoris Inasanus  

Porque todos vivimos la aventura del amor. un amor loco.

Amoris Inasanus  

Porque todos vivimos la aventura del amor. un amor loco.

Advertisement