Issuu on Google+


ANA MARIA GARCIA GÓMEZ C1 Escena Salida

de

Contexto

CIUDADES Y LOS OJOS. 3 Después de andar siete días, a través de boscajes, el que va a Baucis no consigue verla y ha llegado. Los finos zancos que se alzan del suelo a gran distancia uno de otro y se pierden entre las nubes, sostienen la ciudad. Se sube por escalerillas. Los habitantes rara vez se muestran en tierra: tienen arriba todo lo necesario y prefieren no bajar. Nada de la ciudad toca el suelo salvo las largas patas de flamenco en que se apoya, y en los días luminosos, una sombra calada y angulosa que se dibuja en el follaje. Tres hipótesis circulan sobre los habitantes de Baucis: que odian la tierra; quela respetan al punto de evitar todo contacto; que la aman tal como era antes de ellos, y con catalejos y telescopios apuntando hacia abajo no se cansan de pasarle revista, hoja por hoja, piedra por piedra, hormiga por hormiga, contemplando fascinadossu propia ausencia Siete días a través de los boscajes, los grandes zancos sostienen la ciudad, y con catalejos y telescopios apuntan hacia abajo, no se cansan de pasarle revista, hoja por hoja, piedra por piedra, hormiga por hormiga.

Documentos\La ciudad en la memoria.docx. Aristóteles - Sobre las Clases Sociales. EL PROCESO DE DESHUMANIZACIÓN.docx. La Ciudad Genérica - Rem Koolhaas Anotaciones

1. Las personas de estrato alto sienten temor frente a las personas de estratos bajos. 2. Hay un desconocimiento de las realidades de las personas que viven en los barrios periféricos de la ciudad. 3. Una hipótesis comprobada es que las personas (j{) que viven en zonas periféricas no conocen el centro de la ciudad. 4. Los grandes comerciantes utilizan la estrategia de ubicar sus almacenes en zonas de alta estratificación, para que sus habitantes no tengan que desplazarse hasta el centro de la ciudad y a la vez mezclarse con gentes de otros estratos. 5. La arquitectura de la ciudad elevada (montañas) dista mucho de lo que es la arquitectura de un barrio de estrato alto. 6. La ciudad es concebida de acuerdo al sitio en el que se vive y a la realidad económica.


Categoría

El centro y sus habitantes generan temor Rem Koolhaas en la ciudad genérica nos permitirá ilustrar el concepto de la construcción de ciudad desde el punto de vista de la sociología.”La Ciudad Genérica va en camino desde la horizontalidad a la verticalidad. El rascacielos parece que fuera a ser la tipología final y definitiva. Se ha tragado todo lo demás. Puede existir en cualquier lugar: en un campo de arroz, o en el centro de la ciudad- ya no hace diferencia alguna. Las torres ya no están juntas; están espaciadas de modo que no interactúan. Densidad en aislamiento es el ideal”. paisajetransversal.blogspot.com/.../la-ciudad-generica-de-remkoolhaas.html -. El concepto de estratificación social se muestra claro en Aristóteles. “En primer lugar vemos que toda ciudad está compuesta de familias; y después, que de este conglomerado unos son necesariamente ricos, otros pobres y otros clase media, y que los ricos están armados y los pobres sin armas. Y también vemos que de la gente del pueblo unos son campesinos, otros comerciantes y otros obreros. Y en la clase superior hay también diferencias tanto por la riqueza como por la magnitud de la propiedad (como por ejemplo en la cría de caballos, que no es fácil que la tengan sino los ricos”. Aristóteles - Sobre las Clases Sociales. www.eumed.net › Textos selectos. La deshumanización como fenómeno social que nos aparta cada vez mas de quienes nos rodean. “El mismo hombre es el que propicia el proceso de deshumanización. En este momento existen grandes desequilibrios de orden económico, social. El hombre deja de ser él mismo, humano, persona; pasa a ser un simple medio e instrumento, y así se produce el fenómeno de la alienación o enajenación (Sacado de sí mismo, en manos de otro, ponerlo a nivel o categoría de las cosas) se da en el plano de todas las relaciones humanas. www.monografias.com › Filosofia. En esa nuestra ciudad se observa cada vez más una construcción que divide y aparta a quienes tienen de aquellos que carecen.


Barreras invisibles basadas en lo económico. “Su ciudad se modela bajo otras normas, la situación social es diferente, se ha sobre poblado y su conformación toma derroteros imprevistos bajo la gestión de autoridades cada vez menos capaces de construir una verdadera visión de ciudad”. “Las edificaciones quieren ser diferente cada una, convertirse en una declaración de principios, unos principios que, la mayoría de las veces son verdaderos finales.”http://www.cielonaranja.com/rancierciudadmemoria. El desplazamiento como fenómeno social se ve claramente ejemplificado desde la misma literatura la cual ha tomado escenas de las urbes que son el modelo real o imaginario de este fenómeno que se padece a diario en todo el mundo. la aventura más frecuente en la historia moderna y contemporánea ha sido la de huir del campo para probar fortuna -burlar la fuerza mitológica del destino, al fin y al cabo-, en la gran ciudad, y no a la inversa .Aquel cambio radical de la fortuna que en los medios rurales se presenta siempre bajo la apariencia de la casualidad o bajo el aura de las utopías, en los medios urbanos se convierte en caminos verosímiles y plenamente practicables por todos los hombres. La gran ciudad es fundadora de unos estímulos que no se producen con la misma densidad ni con la misma calidad en los medios rurales, y esto convierte a la metrópolis en un territorio presidido por la lógica nunca agotada de la aventura, siempre mediatizada por factores relativamente controlables. En la novela de Eduardo Mendoza se ve perfectamente como la literatura recoge insumos de las grandes ciudades para nutrir sus textos mostrando de una forma estética y bien estructurada uno de los conflictos más antiguos en la humanidad la lucha de clases. De la descripción de la ciudad es altamente interesante el contraste que hace el novelista entre los barrios más privilegiados de la ciudad y los más desatendidos. “La novela refleja una realidad social convulsa, inestable y violenta en la ciudad de Barcelona en una época que presentaba un modelo político caduco e inoperante. Ahora no, ¿verdad? Deja entre ver el abuso al que son sometidos los obreros de principio de siglo cuando estos no disponían prácticamente de derechos en un capitalismo joven y aun por desarrollar (Por si alguien se pregunta cómo es posible que se extendiera el


comunismo). La emigración de muchos trabajadores del campo hacia las grandes ciudades buscando un hueco en las incansables fábricas manejadas por adinerados que buscan ganancias a toda costa haciendo trabajar a sus empleados en jornadas durísimas. En las minuciosas descripciones de Eduardo Mendoza aparece un panorama de desigualdad inmensa entre las clases sociales en donde la clase media aun no tenía cabida. Los ajustes de cuentas entre los obreros y los propietarios de las grandes extensiones, la ambición entre estos últimos, las reivindicaciones de los partidos políticos y sindicatos obreristas, etc. Son algunos ejemplos de las causas de la violencia reinante que se materializaba en el pistolerismo y el terrorismo. Todo esto es reflejado por la obra. "CUALQUIER PARECIDO CON NUESTRA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA”. Las ciudades y la literatura - Wikilearning Artículo wiki de La Barcelona prodigiosa de Eduardo Mendoza: Las ciudades y la literatura. "" www.wikilearning.com/...ciudades...literatura Glosa LA CIUDAD DE LOS FENOMENOS SOCIALES.

Desde siempre en las grandes metrópolis hemos sido testigos de fenómenos sociales como; la estratificación, la desigualdad, la marginalidad, el desplazamiento y la deshumanización, que como Factores intrínsecos de la sociedad están inmersos en la construcción de cualquier ciudad y que desafortunadamente en unas se acentúan más que en otras. El estar a otra altura en la construcción de las viviendas genera la posibilidad de elevar el ego y mirar por encima a quienes se encuentran abajo, en nuestra Medellín este fenómeno de casi tocar el cielo con las manos está demostrando la creación de barreras y cada vez los más pudientes por así decirlo habitan moradas que a pesar de ser barrios se convierten en pequeñas ciudades dentro de esa gran urbe llamada la eterna primavera. Amarrado a este fenómeno crecen las estrategias comerciales pues los que tienen visión de futuro han optado por acercarles todo para hacer más fácil y ágil sus agitados ritmos de vida. Allí se merca en la tiendita de al lado “el éxito” y en grandes moles de cemento, que son los centros comerciales encuentras desde una aguja hasta un condón, el espacio para el deporte y la recreación; pa que no tengas que molestarte en bajar al centro y mezclarte con los habitantes de esa otra Medellín, menos favorecida y que solo están allí esperando el papayaso pa robarte o hasta violarte. Que solo te escrutan con sus miradas y como te ven de otro estrato aprovechan pa pedirte una monedita o contarte sus tristezas pa ver si te compadeces.


Es tal el aislamiento del resto de la ciudad, que las rumbas sanas son en el mismo sector, los conciertos y hasta sus sitios de trabajo porque se acrecentó la cultura de que los que allí habitan son todas personas buenas y dignas de confianza. En el otro extremo, en el de los que son mirados desde arriba y desde lo lejos, encontramos gente de toda clase; los honrados y los no tanto, las amas de casa, los obreros; que como Juan albañil construyen torres pero jamás volverán a entrar allí, los desempleados, los llenos de ilusiones, los profesionales que a base de esfuerzo y sacrificio han tenido acceso al sistema educativo, los pequeños comerciantes que aun confían en la palabra de sus vecinos, los niños que disfrutan de jugar con sus amigos y que como recurso emplean los juegos tradicionales. A este sector también tenemos que agregar los desplazados, personas que generalmente vienen del campo, huyendo de los conflictos armados y que buscan asentarse en lugares que les brinden la posibilidad de reconstruir un poco sus raíces. De ahí que recurran a entablar con sus vecinos buenas relaciones que les recuerdan a la camaradería en las veredas. Estas barreras de clase, tan marcadas en la Medellín de hoy son solo una pequeña muestra de la deshumanización a que nos ha conducido el consumismo en el que estamos inmersos. Las noticias más terribles aquí no dejan de ser solo eso noticias, la relación con el vecino se limita a ser solo el saludo y eso si lo encuentro frente a mí, no lo conozco, ni me interesa, pues no tengo tiempo; además puede entrometerse en mis asuntos y hasta juzgarme. Mejor dejemos así. De los modos de construcción ni hablemos, pues no tiene punto de comparación, la unidad residencial me ofrece torres de 16-17 pisos de apartamentos, diseñados por un grupo de alto nivel (ingenieros, arquitectos, topógrafos, analistas de suelos) con zona para ropas así sean 3 baldosas, ascensor, gimnasio, piscina, zona verde, sauna turco. El sistema de construcción es sismo resistente, con las últimas tecnologías, señalización para evacuación, cuarto útil, chut de basuras etc. etc. En la Medellín del frente encontramos torres de 2 o 3 casas con balcón pa colgar la ropa, escalas estrechas y pendientes, un parque público a tres cuadras de la casa, (normalmente habitado por viciosos, así el inder lo haya puesto bonito) piscinas en el Olaya herrera, la asomadera, comfama y comfenalco.


Además las viviendas son construidas en convites con asesoría de los profesionales de la rusa que viven en la cuadra, cuando se tiene un poco de dinero con ladrillo y cemento, de lo contrario será madera, latas de zinc o tejas de eternit, también las vemos con plásticos en ventanales o cartones pa evitar los rayos del sol y con la basura ahí que estar pilas pues el carro pasa 2 veces por semana y bien temprano así que madrugue. Aquí vemos como Medellín se va reconstruyendo de la horizontalidad hacia la verticalidad. En espacios de tierra ocupados antes por una familia, encontramos hoy grandes edificios que albergan multitud de personas; dando respuesta también a la sobre población de la ciudad, que es mirada en el país como una cuna de oportunidades, una ciudad donde los de arriba rara vez se muestran en tierra porque allí tienen todo lo necesario para vivir, o una tierra que odian o unos semejantes que respetan “temen” a tal punto de evitar todo contacto con ellos. Y con catalejos llamados medios de comunicación para pasar revista y enterarse de todo lo que sucede, hasta el menor movimiento de las hormigas.


Escena llegada


Ciudad Invisible Economías paralelas.

Tras un día de intenso trabajo y con gran agotamiento físico Camila conduce su sparck rojo desde el parqueadero de la empresa para la cual trabaja hasta su lujoso aparta estudio en la transversal superior haciendo un esfuerzo sobrehumano por mantener sus ojos abiertos y la paciencia suficiente para avanzar en la interminable fila de carros de la vía.

Finalmente tras unos 45 minutos de camino Cami como la llaman sus amigos llega al silencioso y acogedor ambiente de su edificio y toma el ascensor que la conduce al piso 15 y abre exactamente la puerta del 15-02.descarga sus objetos y se tira en el cómodo sofá que para su descanso y disfrute ha situado cerca a su ventanal del cual sin mayor esfuerzo se divisa toda la ciudad en una noche como aquella despejada y fresca. Entre sus reflexiones y pensamientos la joven fija su mirada en las luces tenues y en las pequeñas casas que se dibujan a lo lejos en esos barrios en los que ellos los de su clase ni se imaginan o explican porque ha llegado la luz, debido a las extremas condiciones de pobreza. la joven siente nostalgia por su pueblo, si, así es Camila a pesar de vivir en condiciones de bienestar tiene que admitir que no siempre tuvo la vida de comodidades que ofrece la ciudad ya que su niñez la vivió en el campo , sin energía eléctrica y viviendo las inclemencias que ello trae consigo, con gran esfuerzo su padre un pequeño hacendado de un pueblo de Antioquia pudo enviarla a la capital y pagarle una de las mejores universidades y esto es lo que le ha permitido cambiar y mejorar su estatus y modo de vida, pero de repente Cami desecha sus pensamientos y olvida la nostalgia sintiéndose felices de disfrutar aunque lejos de su tierra de esta


Fecha

oportunidad que le ofrece la vida. La joven continua mirando la ciudad y piensa lo diferente y bonita que se vería si todos esos tugurios de sus vecinos del frente fueran demolidos y ocupados por enormes rascacielos como el que ella habita y disfruta y en sus pensamientos también discurre el erradicar de la eterna primavera esa plaga que representan para los suyos los estratos 0-1 y 2. Al otro extremo de la ciudad Leidy una joven empleada de una fábrica de confecciones termina su turno de 10 horas y sale de su empresa ubicada en un sector alejado de su barrio para tomar el autobús que 50 o 60 minutos la llevara a su barrio y que teniendo mejor suerte aun encuentra con puesto para descansar un poco de su larga jornada de pie y cerrar sus ojos para soñar con un empleo mejor. Leidy la madre cabeza de familia llega a su pequeño rancho ubicado en otro cerro de Medellín , pero no en una transversal y tampoco en un piso 15 con ascensor, lo que si tienen en común estas dos edificaciones es la extraordinaria vista de la ciudad que en otrora fuera la tacita de plata , la joven de paso a su casa recoge a su pequeña hija y se sienta con ella en un extremo de su cama a mirar por su ventana cubierta de plástico, a lo lejos divisa unas luces hermosas y unas grandes torres de edificaciones a las que desde fuera se les nota el lujo, y con humildad pide al cielo que por su camino se cruce una de esas personas bondadosas y de gran corazón que habitan estos edificios y le ofrezcan una oportunidad de trabajo o de capacitación que le permita a ella y a su pequeña hija mejorar la calidad de vida y seguir habitando el barrio en el cual sus vecinos son su única familia. En su interior pide a Dios que los suyos ya no sean mirados desde arriba y que algún día ella y su pequeña puedan traspasar esas fronteras invisibles creadas por la situación económica de las personas. Mayo 13 de 2011


Los ojos de la ciudad