Page 1

Página Verde La Revista de la Naturaleza GORILLA BERINGEI CAUSAS DEL PELIGRO UNA ESPERANZA LA MITAD DE LOS PRIMATES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

E S P E CI E S E N E X T I NCI Ó N Gorilas


Página Verde

G O RRI LLA B E RI NG E I

Daniel Inacio

El Gorila, es el mayor de los simios y uno de los animales más directamente emparentado con los seres humanos. Como también lo son los chimpancés, los orangutanes y otros grandes simios, los gorilas son miembros del orden de los Primates como los monos y los humanos y es un animal fuertemente en peligro de extinción Nombre Científico: Gorrilla beringei. Nombre Vulgar: Gorrilla Orden: Primates Familia: Pongidae Cuando nacen, los gorilas son pequeños y pesan unos 2 Kg. Las hembras adultas tienen un peso de unos 90 Kg. y una altura de 1,5 m, mientras que los machos pesan entre 140 y 180 Kg. y llegan hasta una altura de 1,8 m. La piel del gorila es negra, el pelaje es basto y de color negro que se vuelve gris en la espalda de los machos más veteranos. Los gorilas tienen una cabeza grande, con la cara desprovista de pelo, la nariz chata, con grandes ventanas nasales anchas, y mandíbulas fuertes. Los ojos y las orejas son pequeños. La caja craneana y el tamaño del cerebro son más chicos

que en los seres humanos. Tienen una estructura de su esqueleto muy similar a la de los humanos, aunque los huesos son más más anchos y largos.

La columna vertebral carece de las curvaturas que necesita para mantenerse derecho. De esta manera, aunque el animal es capaz de permanecer erguido, y a veces camina en esta posición durante cortos intervalos, lo normal es que se mueva encorvado empleando los nudillos de las manos para soportar parte de su peso corporal. Los gorilas construyen campamentos improvisados todas las noches después de haber pasado el día andando por el territorio del grupo y alimentándose principalmente de hojas, tallos, brotes, bayas y frutos. Las hembras y los jóvenes duermen en los árboles sobre plataformas hechas a base de ramas pequeñas y hojas, mientras que los machos adultos se construyen una especie de nido entre la hierba seca. El gorila no tiene enemigos naturales, exceptuando a los seres humanos. Durante los primeros tres a cuatro años de vida, la cría de gorila depende de su madre, tomando su leche, protegiéndose entre sus brazos y durmiendo en su nido por la noche. Los jóvenes abandonan a su familia al alcanzar la madurez sexual. Los machos generalmente viajan solos hasta que atraen a alguna hembra de otros grupos y forman su propia familia, mientras que las hembras se van a grupos ya establecidos o se unen a machos solitarios. La duración de vida aproximada de un gorila oscila entre los 35 y los 45 años. La mayor parte de las muertes de gorilas que se producen antes de alcanzar la edad adulta, ocurre durante los dos primeros años de vida; en ese tiempo fallecen el 25 % de las crías debido a las enfermedades.


Página Verde

Causas del P e l i g ro Los grandes simios se nos parecen. El cerebro de chimpancés o gorilas es casi idéntico al de los humanos. Nuestro ADN sólo se diferencia en un 2 por ciento y el sistema inmune es tan semejante que podemos contraer las mismas enfermedades. Como nosotros, cada gorila tiene huellas digitales únicas que lo identifican. La sangre es similar y hasta podríamos recibir una transfusión de uno de ellos. La afinidad no es solo biológica, también nos igualan los comportamientos y las emociones: la tristeza, la desesperación e incluso el humor. Los vínculos fraternales pueden durar toda su vida, unos 40 años promedio. Cuando un pequeño gorila queda huérfano, un familiar se hace cargo; asimismo cuando algún ejemplar sucumbe hay un rito de recogimiento que puede durar viarios días en derredor del cuerpo muerto. La similitud es tan grande que muchos piensan que debieran tener los mismos derechos que las personas. El enemigo natural de los gorilas es el ser humano, y sus acciones lo están empujando a la extinción. Además, es una especie amenazada por cazadores furtivos y la destrucción del hábitat provocada por la minería y la industria maderera ilegal. Dos gorilas mueren cada semana. Son sacrificados para satisfacer un mercado que consume su carne, la bushmeat (en inglés, carne de animal salvaje). La carne de gorila tiene un alto precio

A la Comunidad de Odzala por considerarla como un alimento exótico. Es muy impresionante que comamos animales tan parecidos a nosotros. Los gorilas podrían extinguirse en gran parte de África central para mediados de la década de 2020, como víctimas del comercio de su carne, la tala y la minería, y hasta el virus del Ébola. A menos que se tomen acciones para proteger el hábitat de los gorilas y combatir la caza furtiva, esta grave predicción se convertirá en un hecho, detalla el reporte conjunto de Naciones Unidas y la Interpol. La conciencia sobre esta realidad debe hacernos reflexionar no solo en el peligro de la extinción de una especie sino lo que eso acarrearía en cuanto al desarrollo del ecosistema en el que se desenvuelve, pues es de todos conocido que la pérdida de una especie no se queda sin consecuencias incluso en el ámbito global. Desde esta revista hacemos un llamado a la humanidad para que nos solo hagamos lo posible por solucionar el problema social, político y ecológico que afecta la realidad de los gorilas, sino de todas a quella especies que se encuentram en peligro, pues nos afectará a todos tarde o temprano. Daniel Inacio


Página Verde

Una Esperanza En el Congo se busca salvar a los gorilas, chimpancés y bonobos ante la voracidad de los cazadores furtivos y los comerciantes locales de fauna. Concientizar a los niños es una de las principales acciones para evitar que los primates se extingan. Congo desarrolla un proyecto de reintroducción de los gorilas a la reserva de Lésio-Louna, 170 kilómetros al norte de Brazzaville. El refugio de 170 mil hectáreas alberga a cien de estos simios. “¿Por qué matan a los gorilas o los atrapan y los enjaulan? Un día, si soy presidenta, detendré a todos los que maten gorilas, chimpancés y bonobos”, dice Judicaëlle, una escolar de once años que asistió a un curso sobre la protección de los grandes simios, en peligro de extinción en Congo. Judicaëlle, alumna de la escuela Espíritu Santo de Moungali, forma parte del centenar de estudiantes que asistieron al curso en Brazzaville. En grupos de cinco, el alumnado aprende a proteger a los gorilas y otros grandes simios como los chimpancés y los bonobos, también conocidos como chimpancés pigmeos. Laetitia, de diez años, recitó lo aprendido: “Está prohibido matar, comer, vender, transportar o poseer un gorila”. El curso es realizado por organizaciones no gubernamentales (ONG) de este país de África central que alberga a una población importante de gorilas y chimpancés. El tercero de los grandes simios, el bonobo, sólo habita en las montañas orientales de la vecina República Democrática del Congo. “Les enseñamos estas cosas a los niños porque mañana ellos van a estar a cargo de la humanidad. Deben ser conscientes de estas cuestiones ahora”, sostuvo Virgile Safoula, uno de los directores del curso y secretario ejecutivo de Desarrollo Ambiental de Iniciativas Comunitarias, una organización ecologista de la capital congoleña. “Debemos comenzar por las raíces. No podemos permitir que los padres impongan a sus hijos una idea distinta, de aceptación de la captura o el


Página Verde

consumo de los gorilas”, aseguró Laurent Loufoua, otro director del curso e integrante de la Asociación por la Protección de los Primates en Congo. “Además, los niños que asisten a las clases exhiben un gran interés”, añadió. En cada rincón del aula hay fotografías de gorilas y pósters que desalientan las acciones que agreden a estos animales. Los niños escuchan historias sobre el bosque, con títeres con forma de ranas y tigres que les cuentan del sufrimiento que padecen los gorilas. Al final, se les pregunta acerca de lo que vieron y oyeron. “Aquí hay un niño amenazado por un gorila. Eso quiere decir que el gorila no es una mascota, no es un animal doméstico”, dijo Safoula, otra alumna, frente al retrato de uno de los simios en amenaza de extinción. La Fundación John Aspinall desarrolla desde 1990 un proyecto similar en el vecino Gabón. Se calcula que los dos países tenían una población conjunta de 100 mil gorilas en las llanuras occidentales, antes de la aparición del virus del Ébola, que resulta mortífero para todos los primates. En la actualidad esta población es muy inferior, agregó Mathot, aunque no logró dar una cifra exacta. Jacques Ibara, de la organización Protección del Medio Ambiente, considera que los gorilas han estado en vías de extinción no solo por la caza, sino también por la explotación forestal. “La destrucción de los bosques también es un factor de destrucción del hábitat de los gorilas. Ya no pueden reproducirse porque están obligados a pasar todo su tiempo huyendo”, explicó. Pero el director Loufoua destacó que “la supervivencia de los gorilas en el territorio demuestra que se están aprendiendo las lecciones, no solo por los niños, sino también por sus padres que viven cerca de las reservas forestales”. “No hace mucho, era común encontrar gorilas bebés en las calles de las ciudades, pero ahora todos temen hacer eso. El gobierno está tomando medidas enérgicas al respecto”, explicó. Las autoridades colocaron carteles en los aeropuertos, las estaciones ferroviarias, las carreteras, las escuelas y los mercados que anuncian los castigos de cinco años de prisión y multas de diez mil dólares para quienes son capturados con un gorila.


Página Verde La mitad de los primates en riesgo de extinción La mitad de las 634 especies conocidas de primates están en peligro de extinción, de acuerdo a un informe difundido este jueves por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza ,IUCN, por sus siglas en inglés.Lo anterior es resultado de la destrucción de las selvas tropicales que los cobijan, del comercio ilegal de especies salvajes y de la caza comercial, dijo el informe.

Los gorilas están entre las 25 especies con mayor riesgo de extinción, dijo el informe. Agregó que es urgente tomar medidas preventivas para evitar su desaparición.

Los gorilas están entre las 25 especies en mayor riesgo de extinción. Agregó que los peligros que amenazan a los primates han crecido rápidamente en los últimos años.

De la especie Langur de cabeza dorada, de Vietnam, sólo quedan entre 60 y 70.

En 2007, la IUCN informó que una de cada tres especies estaba amenazada de desaparecer, y ahora, en 2010, la probabilidad aumentó a una de cada dos. El doctor Christoph Schwitzer, uno de los autores del informe, explicó a la BBC que los compromisos que se adquirieron el año pasado en la Cumbre sobre el Clima, realizada en Copenhague, y que buscan, entre otras cosas, evitar la deforestación de los bosques tropicales, pueden tener un efecto positivo. “Tenemos grandes esperanzas en los acuerdos de Copenhague. Los países desarrollados comprometieron grandes sumas de dinero para proteger los bosques tropicales y para evitar la deforestación. Esto redundará en un enorme beneficio para la conservación de los primates”, dijo el especialista.

Los que más rápido pueden extinguirse son el Langur de cabeza dorada, de Vietnam (de los que sólo quedan entre 60 y 70), y el Gibón de Hainan, de China, de los que apenas quedan algunas decenas. El Lori esbelto de las montañas de Sri Lanka, por su parte, sólo ha sido observado en cuatro ocasiones desde 1937. El informe mencionó orangután de Sumatra.

también

al

De acuerdo a los datos de la IUCN, de las 25 especies en mayor riesgo, cinco están en la isla de Madagascar, seis en el continente africano, tres en Sudamérica y 11 en el sureste asiático. Información suministrada por la BBC MUNDO


Pรกgina Verde

Expertos en medios digitales Daniel E. Inacio De A. Venezuela


Gorilas en extinción  

Revista sobre gorilas en extinción

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you