Page 147

chuparte la sangre como garrapatas…, o aprender a jugar el juego que no te gusta…, ¡chinga a tu prójimo como a ti mismo! (reflexionando del sentido). Si te chingas al prójimo, te chingas por chingártelo…, (pausa). Me parece que con esto ya tengo al menos algo de avance de mi problema. Creo que voy mejorando…., tal vez así, esto sea más interesante…, bueno, más gratificante…, (pausa). No es confesionario…, es eso y algo más…., es encontrarme conmigo mismo y algo más…, es entenderme porque estoy aquí, en este mundo que no comprendo, con este cuerpo, con este pene, con este rostro, con este, este, esto… y esto. 21: 33 pm Él continúa con la tarea de acomodar y limpiar el desorden que tiene en su cuarto. Se sienta por momentos, luego reanuda su labor la figura que esculpe; las acciones se vuelven mecánicas o repetitivas porque algo no le permite concentrarse. – No puedo hacerlo…, (silencio, él continúa con las tareas). – Pero si ya empezaste, tal vez con la más difícil, ¡pero ya lo hiciste!. – No es cierto, me estoy engañando a mí mismo; estoy dando muchos rodeos y la verdad es que tengo miedo…, tengo miedo. – ¡Pero miedo a qué! ¡miedo a qué! Ni siquiera tienes que hablar, o decirte a ti mismo cosas, sólo hazlo y ya. ¡Hazlo! -147-

Profile for Dimarc Ayala

Eco de voces sin aliento Compilación y edición Carlos Araque Osorio  

Eco de voces sin aliento Compilación y edición Carlos Araque Osorio  

Advertisement