Issuu on Google+


EL HOMBRE QUE CALCULABA Un hombre que iba camino a Bagdad se encuentra con un hombre que repetía constantemente el numero un millón cuatrocientos veinte tres mil setecientos cuarenta y cinco, el hombre intrigado preguntó él porque de la repetición de este numero y el hombre le comenzó a contar su historia que comenzó cuando trabajaba con un rebaño de ovejas y que mientras pastoreaba podía contar cada cosa que miraba en su camino y al ver este su habilidad para los números decidió dedicarse a ser un calculados.


LOS 35 CAMELLOS Singular aventura acerca de 35 camellos que debían ser repartidos entre tres árabes. Beremís Samir efectúa una división que parecía imposible, conformando plenamente a los tres querellantes. La ganancia inesperada que obtuvimos con la transacción.


LOS PAJAROS Y LOS NUMEROS PERFECTOS En el cual vamos al palacio de Iezid. El rencoroso Tara-Tir no confía en el calculista. Los pájaros cautivos y los números perfectos. El “Hombre que calculaba” exalta la caridad del sheik. Oímos una tierna y arrebatadora canción


PRIMERA CLASE DE MATEMATICA Beremís inicia su curso de Matemática. El número y el universo. Una frase de Platón. La unidad y Dios. Que medir. Las partes que forman la Matemática. La Aritmética y los números. El Álgebra y las relaciones. La Geometría y las formas. La Mecánica y la Astronomía. Un sueño del rey Aldebazan. La “alumna invisible” eleva a Alah una oración.


EL HOMBRE QUE CALCULABA