Issuu on Google+

Digital Post Un agente 00 no tiene una alta expectativa de vida, piénsalo antes de enrolarte al MI6 (Bond, James)

A TR X E

21 de mayo de 2014

Detenido en Vélez-Málaga un hombre tras hurtar una ambulancia con cuatro enfermos en su interior El individuo accionó las luces de emergencia de la ambulancia y les dijo a los pacientes que se pusieran el cinturón de seguridad, que era policía secreta, estaba herido y en una misión secreta

21-mayo-2014.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 43 años de edad y vecino de Vélez-Málaga como presunto autor de dos delitos de hurto de uso de vehículo a motor y contra la seguridad vial. El arrestado, que carece de permiso de conducir, aprovechó un despiste del conductor de una ambulancia para ponerse al volante de la misma y conducirla durante unos minutos. En el interior del vehículo se encontraban cuatro enfermos, a los que el arrestado les espetó que se pusieran el cinturón de seguridad, que era policía secreta, estaba herido y en una misión secreta. Los hechos que motivaron la actuación policial se produjeron sobre las 07:30 de la mañana del pasado lunes 19. En una llamada a la Sala del 091, el conductor de una ambulancia informaba que momentos antes un individuo -sin camiseta y descalzo- había sustraído el vehículo con cuatro pacientes en su interior. Inmediatamente fueron alertados varios co-

ches patrulla de la Policía Nacional que procedieron a la detención del presunto autor. Fue arrestado en el preciso momento en que el propio conductor de la ambulancia interceptó el vehículo, que había vuelto a un punto cercano al lugar en el que se produjo la sustracción. En total, el detenido recorrió unos 1.000 metros con los cuatro enfermos, que no sufrieron lesiones durante el trayecto, en el interior de la ambulancia. Según las investigaciones, el arrestado sustrajo el vehículo aprovechando que el conductor había abandonado momentáneamente el mismo para recoger una documentación, motivo por el que lo había dejado en marcha. Cuando los enfermos se percataron de que el sujeto que se encontraba a los mandos de la ambulancia no era el conductor habitual, le recriminaron su acción, a lo que él respondió: “soy policía secreta, estoy herido y en misión secreta”. Acto seguido accionó las luces de emergencia mientras simulaba hablar con la Policía a través de la emisora de la furgoneta e instaba a uno de los pacientes para que se pusiera el cinturón de seguridad.


Digital post extra