Page 76

136

Cap´ıtulo 5. El gobierno y la pol´ıtica fiscal

salarios pagados por el sector p´ ublico. La idea es que, como el gobierno produce bienes que no tienen mercado, la medici´on de dichos servicios se hace sobre la base del costo de producirlos, el que se aproxima por los salarios pagados para realizar este proceso3 . Abusando de la notaci´on, llamaremos G al gasto total del gobierno —para ahorrarnos llevar por separado las transferencias e inversi´on p´ ublica— y T a sus ingresos, principalmente tributarios. Si adem´as el gobierno tiene una deuda neta de Bt a comienzos del per´ıodo t y paga una tasa de inter´es de i, llegamos a que el d´ eficit fiscal global, DF , corresponde a: DFt = Gt + iBt ° Tt

(5.1)

DFt = Bt+1 ° Bt = Gt + iBt ° Tt

(5.2)

Si DF es negativo, entonces corresponde a un super´avit. Como se puede observar en esta ecuaci´on, el d´eficit puede ser alto no solo porque el gasto no financiero supera a los ingresos, sino porque el pago de intereses puede ser elevado. Este u ´ltimo, a su vez, puede ser elevado, pues la tasa de inter´es que se paga por la deuda p´ ublica es alta —caso com´ un en los pa´ıses latinoamericanos— o el volumen de la deuda p´ ublica es elevado, t´ıpico caso de los pa´ıses europeos. Tal como discutimos para el caso de los hogares, si alguien gasta m´as (menos) de lo que recibe, entonces debe endeudarse (prestar) por la diferencia. Esto significa que el d´eficit fiscal del gobierno corresponde a sus necesidades de financiamiento, o sea a lo que se “endeuda”, o m´as bien a lo que aumenta su stock de pasivos. Los pasivos netos del gobierno son denotados por B, entonces la restricci´on presupuestaria es:

Debemos aclarar que otra fuente de financiamiento es la creaci´on de dinero (impuesto inflaci´on) que se presentar´a en el cap´ıtulo 16. Mientras no hayamos incluido el dinero, el financiamiento inflacionario lo podemos pensar como parte de T . Si los datos fiscales son dif´ıciles de comparar, m´as arduo resulta obtener buenas cifras para la deuda p´ ublica. Tal como vimos, un importante componente de las transferencias radica en las pensiones. Como contraparte, los gobiernos tienen una significativa deuda previsional, en la medida en que, cuando la gente se va jubilando, se deben pagar las pensiones. Medirlo no es obvio, y depende del esquema de funcionamiento del sistema de pensiones (privado o financiado por la v´ıa de impuestos corrientes, por ejemplo).

3

Se debe a˜ nadir, adem´ as, que es necesario hacer ajustes para tener una estimaci´ on del gasto desde el punto de vista de la demanda agregada.

De Gregorio - Macroeconomía

Macroeconomía Teoría y Políticas parte II  

Macroeconomía Teoría y Políticas parte II