Page 23

3.5. Seguridad social

83

buscan obligar a la gente que ya tiene baja productividad, a retirarse de la fuerza de trabajo de un modo m´as humano. • Adem´as, siempre es posible —y hasta u ´til— plantear que hay una fracci´on de la poblaci´on que es miope y, por tanto, no planifica el consumo y ahorro durante su vida, como predice la teor´ıa del ciclo de vida. • Las tres razones expuestas son teor´ıas basadas en la idea de que la seguridad social introduce eficiencia en la econom´ıa. Sin embargo, uno tambi´en puede argumentar razones de econom´ıa pol´ıtica para justificar la seguridad social. Por ejemplo, los ancianos pueden ser m´as poderosos en el sistema pol´ıtico que los j´ovenes y, por tanto, esto los hace decidir en favor de que haya redistribuci´on desde los j´ovenes hacia ellos. Las razones de econom´ıa pol´ıtica son fundamentales para entender la evoluci´on y distorsiones que se generan con el sistema de pensiones. Incluso si ambos sistemas tienen exactamente el mismo efecto sobre el ahorro —algo que no necesariamente es as´ı, como se ver´a m´as adelante— el gran problema con los sistemas de reparto con respecto a los de capitalizaci´on individual es que en los primeros, al estar los beneficios desvinculados del esfuerzo personal, distintos grupos de inter´es tienen incentivos para aumentar sus jubilaciones a trav´es de la redistribuci´on. Una mirada r´apida por la seguridad social en el mundo permite darse cuenta de c´omo muchos sistemas se han ido distorsionando debido al hecho de tener diferentes edades de jubilaci´on por sectores, sin ninguna racionalidad para estas diferencias, o distintos beneficios. No es sorprendente que muchas veces los trabajadores del sector p´ ublico sean los m´as beneficiados en materia de seguridad social cuando los beneficios de los sistemas no se basan en la contribuci´on personal. Otra ventaja de los SCI, y que explican por qu´e muchos pa´ıses se mueven en esa direcci´on, es que sus retornos dependen menos de variaciones demogr´aficas y m´as del retorno efectivo del mercado de capitales. Mientras que en Estados Unidos los baby-boomers (la generaci´on que naci´o en la posguerra, cuando hubo un fuerte aumento de la poblaci´on) trabajaban, los jubilados disfrutaban. Ahora que los baby-boomers se empiezan a jubilar, y como producto de que tuvieron pocos hijos, la seguridad social enfrenta problemas de financiamiento. En general, se argumenta que los SCI generan m´as inversi´on y permiten a las econom´ıas tener m´as capital que los SR. La l´ogica es que, al ser ahorro, el SCI genera m´as ahorro global en la econom´ıa, mientras que el SR es un simple traspaso de uno a otro y no genera ahorro. Hasta aqu´ı el argumento parece perfecto. Sin embargo, ignora un elemento: ¿Qu´e hacemos con la primera generaci´on cuando se introduce un sistema de pensiones? Si se introduce un SCI, al momento de la introducci´on del sistema los j´ovenes ahorran y el ahorro global aumenta. Pero al momento de la introducci´on

Macroeconomía Teoría y Políticas parte II  

Macroeconomía Teoría y Políticas parte II

Macroeconomía Teoría y Políticas parte II  

Macroeconomía Teoría y Políticas parte II

Advertisement