Page 1


ENFERMEDADES INFECTO-CONTAGIOSAS DURANTE EL EMBARAZO Son Diversas enfermedades infecciosas, sobre todo de tipo viral y bacteriano, afectan a la madre o al feto durante el embarazo. Sus efectos van desde los de poca importancia hasta los que ponen en peligro la vida. Muchas enfermedades, en particular las infecciones virales, causan anormalidad congénita significativa en el niño. Existen vacunas para gran número de enfermedades contagiosas comunes y, con frecuencia, este tipo de prevención primaria es el único método para evitar las consecuencias de la infección. Humano, un animal o una planta. Todos estos agentes son capaces de pasar de un individuo a otro por una gran variedad de rutas, provocando infecciones y enfermedades.

 INFLUENZA El virus de la influenza se transmite por la vía respiratoria y el período de incubación es de 1 a 4 días. Estas infecciones durante el embarazo ocasionan alto riesgo de morbilidad materna y fetal y se relacionan con un mayor número de trabajos de partos pre términos y abortos.

SIGNO I SINTOMAS        

Fiebre alta. Escalofríos. Malestar general. Dolor muscular y de espalda. Cefalea. Obstrucción nasal. Garganta irritada. Postración.

Diagnóstico Es frecuente la leucopenia, se puede encontrar proteinuria además, el virus, se puede aislar de los lavados faríngeos.

Complicaciones


La embarazada sí está más expuesta a desarrollar complicaciones como la neumonía, en particular si se encuentra en el tercer trimestre, ya que el diafragma se encuentra en posición alta y la respiración se compromete. El desarrollo de neumonía es una amenaza grave para la embarazada, ya que la mortalidad materna aumenta en forma significativa cuando esta complicación se presenta. CUIDADOS DE ENFERMERÍA Orientar a la paciente y sus familiares sobre el tratamiento indicado valorando el aspecto emocional Lavarse bien las manos con agua y jabón antes de comer y en lo posible en forma repetida cuando se tenga oportunidad. Orientar a la paciente sobre las diferentes pruebas diagnósticas. Cooperar en el mantenimiento de la higiene personal y ambiental. Control de signos vitales. Lavar los utensilios de cocina con abundante agua caliente y utilizar lavandina. Usar toallas descartables. Evitar el esfuerzo físico Guardar reposo en cama . Dieta semilíquida con mucha leche , zumos , y otros alimentos apetecibles No utilizar antibióticos por nuestra cuenta . Orientar a la paciente sobre su seguimiento por un especialista en el hospital gineco-obstétrico y orientar a los familiares según sus necesidades.

 EL SARAMPIÓN Es una enfermedad aguda, una virosis humana que la sufren con más frecuencia niños pequeños. Es contagiosa y se transmite de persona a persona, por gotitas de secreciones respiratorias y menos frecuentemente por vía aérea El sarampión es muy infeccioso. El periodo de incubación es de 10 a 14 días. Desde la aparición de la vacuna del sarampión, su incidencia ha disminuido un 99°/° el sarampión es extremadamente raro durante el embarazo debido a la baja prevalencia de la enfermedad en el adulto. Se han comunicado tasas elevadas de mortalidad en embarazadas con sarampión, debido a complicaciones pulmonares. Se ha comunicado también un pequeño aumento en la tasa de abortos y parto prematuro. Los niños nacidos de madres infectadas tienen riesgo de infección neonatal debido al paso transplacentario del virus.


CUIDADOS DE ENFERMERÍA Control de signos vitales. Lavarse las manos Bajar La hipertermia en caso de que lo allá. Realizar pruebas de laboratorio. Radiografía de pecho en caso de haber tenido una neumonía reposo en la cama y tomar muchos líquidos claros. El virus puede provocar un aborto espontáneo Se puede transmitir al feto y provocarle sordera, retraso mental, o malformaciones.

 RUBÉOLA La rubéola es una enfermedad leve pero contagiosa, causada por un virus. Se transmite por vía aérea cuando una persona infectada tose o estornuda. Se caracteriza por una erupción en la piel, la inflamación de las glándulas y, especialmente en los adultos, dolores en las articulaciones. Por lo general la erupción en la piel dura unos tres días y puede presentarse acompañada de una ligera fiebre. Hasta la mitad de las personas afectadas con rubéola no presenta ningún síntoma en absoluto. Si contrae rubéola durante el embarazo, existe la probabilidad de que el bebé nazca con uno o más defectos congénitos que, en su conjunto, se denominan síndrome congénito de rubéola. La probabilidad de que su bebé tenga síndrome congénito de rubéola es: 

Hasta un 85 por ciento si se infecta durante las primeras 12 semanas de embarazo

Aproximadamente un 54 por ciento si se infecta entre las semanas 13 y 16 del embarazo

Aproximadamente un 25 por ciento si se infecta al final del segundo trimestre del embarazo

Los bebés con síndrome congénito de rubéola pueden tener uno o más de los siguientes defectos congénitos: 

Defectos en los ojos (que suelen causar ceguera)

Pérdida de la audición

Defectos cardíacos


Retraso mental

Anomalías óseas (huesos)

Daño en el hígado y bazo

La infección también puede provocar aborto espontáneo, parto prematuro y nacimiento sin vida. Algunos bebés infectados parecen normales en el momento del nacimiento y durante su primera infancia. Sin embargo, es necesario realizar un seguimiento cuidadoso de todos los bebés cuyas madres padecieron rubéola durante su embarazo, porque es posible que los problemas de visión, audición, aprendizaje y comportamiento no sean evidentes hasta un momento más tarde de la niñez. Los niños con síndrome congénito de rubéola también tienen un riesgo mayor de padecer diabetes. CUIDADOS DE ENFERMERÍA  Control de signos vitales.  Valorar la aparición de signos de alteración en los parámetros vitales, fundamentalmente en la temperatura corporal, por ser su incremento uno de los signos más frecuentes en estas afección.  Tomar medidas antitérmicas si hay fiebre, como la aplicación de: compresas, bolsas, baños a temperatura ambiente  Administración de medicamentos indicados.  Brindar apoyo psicológico con la finalidad de disipar los temores y preocupaciones que pudiera tener, sobre todo en aquellos casos donde la mujer debe tomar una decisión personal relacionada con la terminación de su embarazo, en caso de probables anomalías fetales o cuando estas se hayan comprobado.  Solicitar a la paciente que realice el reposo adecuado, para así obtener alivio de los síntomas durante la evolución de su enfermedad.  Mantener control estricto de la realización e interpretación de los exámenes complementarios indicados  Educar y orientar a las mujeres con riesgo de adquirir esta afección durante el embarazo, sobre las medidas preventivas que se deben tomar

 VARICELA La varicela es causada por un virus. La gente normalmente la contrae durante la infancia. Sus síntomas incluyen un sarpullido con comezón, ampollas y


fiebre. Estos síntomas aparecen alrededor de las 2 semanas después de contagiarse el virus de la varicela. La infección por lo general no es peligrosa para los niños. Pero de 1 a 2 de cada 10 embarazadas (alrededor del 10 al 20 por ciento) que se contagia la varicela padece una forma peligrosa de neumonía (un tipo de infección pulmonar). Se puede contagiar la varicela al estar en contacto con el sarpullido de la varicela de otra persona. También se transmite por el aire cuando la persona con varicela tose o estornuda. La persona infectada puede contagiar la varicela a partir de 1 a 2 días antes de que aparezca el sarpullido y hasta que éste deje de esparcirse y se cubra con costras. Esto es por lo general alrededor de 5 días después de que comienza el sarpullido.

La varicela es una infección común en los niños. Puede ser perjudicial para su bebé por nacer o recién nacido si usted se contagia la varicela durante el embarazo. Pero no debe preocuparse de contagiarse la varicela si usted: 

Ya tuvo varicela.

Se vacunó contra la varicela. Una vacuna es un medicamento que se le da para protegerla contra ciertas enfermedades.

En ambos casos, usted tendrá inmunidad contra la varicela. Inmunidad significa estar protegida de una infección. Si es inmune a una infección, significa que no se la puede contagiar. Alrededor de 9 de cada 10 embarazadas (90 por ciento) tienen inmunidad contra la varicela. Muchas mujeres no saben si son inmunes a la varicela. Si no está segura, hable con su profesional de la salud sobre la varicela durante su primera visita prenatal.

Alrededor de 1 de cada 1,000 embarazadas en los Estados Unidos contrae la varicela. La mayoría de los niños se vacunan contra la varicela, por lo que las probabilidades de contagiarse están bajando aún más. Nueve de cada 10 embarazadas (90 por ciento) que no son inmunes a la varicela se contagian la infección cuando otra persona de su casa la tiene.


¿PUEDE LA VARICELA PERJUDICAR A SU BEBÉ DURANTE EL EMBARAZO? Sí, pero lo más probable es que su bebé nazca sano. Sin embargo, algunos bebés pueden contraer el síndrome de varicela congénita. Es un grupo de defectos de nacimiento que pueden incluir: 

Cicatrices

Problemas con los músculos y huesos

Brazos o piernas paralizados o no formados correctamente

Una cabeza que es más pequeña de lo normal

Ceguera

Convulsiones

Problemas de aprendizaje

¿CÓMO SE TRATA LA VARICELA DURANTE EL EMBARAZO? Si se contagia la varicela durante el embarazo, el profesional de la salud le dará un antivírico llamado Aciclovir para ayudar con los síntomas. El antivírico es un medicamento que mata las infecciones causadas por virus. Los estudios han mostrado que este medicamento es seguro durante el embarazo. Si comienza a tener señales de neumonía, se la debe hospitalizar y tratar con una cantidad más alta de antivíricos a través de una intravenosa (cuando el medicamento se da a través de una aguja insertada en una vena).

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN VARICELA.  Control de signos vitales.  Evitar el contacto con cualquier persona que tenga o pueda tener varicela. Esto incluye a cualquier persona que no sea inmune y que haya estado en contacto con una persona infectada en las últimas tres semanas  Identificar la sintomatología  Educar y orientar a la paciente sobre las medidas preventivas que pueden instrumentar son efectivas sólo si se aplican a tiempo  Recibir tratamiento de soporte con fluidos y analgésicos  Si existe la evidencia de neumonía o enfermedad desaminada debe ser ingresada en el hospital para tratamiento con Aciclovir intravenoso  Informar a la pareja el riesgo de lesiones graves en el recién nacido.  Fomentar reposo y dieta equilibrada


 Se deben tomar precauciones ante la remota posibilidad de que el virus de la vacuna, si se suministra en épocas tempranas, pudiera infectar al feto. Por tal razón:  Si la mujer está embarazada, no debe recibir la vacuna.  Si no está embarazada y es vacunada, debe evitar la gestación, cuando menos en los 3 meses siguientes.

 PALUDISMO EN EL EMBARAZO La malaria gestacional ha sido definida como la presencia de Plasmodium en sangre periférica materna y/o el hallazgo del parásito en la placenta. Se necesita un análisis de sangre periférica y placenta para configurar un caso de malaria gestacional. Patogénesis e Inmunidad Las mujeres embarazadas son más susceptibles a padecer malaria, y más durante la primera y segunda gestación. Esto se debe a una combinación entre los cambios inmunológicos y hormonales que suceden durante el mismo, sumado a la afinidad que presentan los eritrocitos por la placenta.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN PALUDISMO  Comprobar regularmente los signos vitales.  Vigilar la aparición de signos de shok (hipotencion, cianosis, taquicardia, ausencia de pulso periférico, disminución de volumen urinario.  Control de ingesta y eliminación.  Observar todo el cuerpo en busca de petequias  Proporcionar descanso adecuado hasta que el paciente recupere energía.  Dieta hipocalórica e hipeproteica.  Ingesta de liquidos  Abrigar ingesta de liquidos  Abrigar a la paciente.  Bajar la temperatura por medios fisicos  Administración de medicamentos bajo prescripción medica  Educar a los fa,miliares sobre esta patología.  En el periodo de cobalesencia son características, la debilidad y la deprecion prolongada, por lo que es necesario la estimulación frecuente de la paciente.  Permitir que la paciente exprese sus sentimientos, saber escucharla.


 HEPATITIS VIRAL La hepatitis se define como una lesión necro inflamatoria difusa del hígado, producida por numerosos agentes causales. La hepatitis viral es la causa más común de ictericia en el embarazo. Se presenta con la misma frecuencia que en las mujeres no grávidas y puede aparecer en los 3 trimestres del embarazo. La tasa de mortalidad materna por hepatitis, con un buen cuidado obstétrico y nutricional es, aproximadamente, la misma o algo mayor que en las mujeres no embarazadas con hepatitis viral.

Cuadro clínico La hepatitis viral es una enfermedad que evoluciona con necrosis e inflamación del tejido hepático, aunque la mayoría de los casos de hepatitis viral aguda es asintomática o la paciente presenta síntomas ligeros, similares a la gripe. Los síntomas clásicos incluyen:       

Fatiga. Malestar general. Anorexia. Náuseas y vómitos. Ictericia. Dolor abdominal. Fiebre baja.

Alguna vez puede tener un desarrollo fulminante hasta la necrosis masiva hepática, la que se sospecha, si aparecen: vómitos, dolor en epigastrio, cefalea intensa, delirio y confusión mental. En la evolución de la hepatitis viral existe mayor tendencia al aborto y al parto pretérmino, pero no está indicado el aborto terapéutico. VIRUS DE LA HEPATITIS A Es una infección producida por un virus ácido ribonucleico (ARN) que pertenece a la familia Picornavirus. El reservorio es el hombre y, en muy raras ocasiones, son los chimpancés en cautiverio. El mecanismo de transmisión es de una persona a otra, siendo la vía fecal oral la más frecuente, así como el contacto familiar y el sexual con una persona infectada por el virus de la hepatitis A (VHA) cuyas prácticas sexuales incluyen el contacto bucal anal, o bien, mediante del agua o alimentos contaminados. Se


han notificado casos por transfusión de sangre de un donante en el período de incubación. El virus causal no es teratogénico y tampoco se han reportado casos de transmisión vertical de madre a hijo, sin embargo, se asocia con el aumento frecuente de partos prematuros y de la mortalidad neonatal. El período de incubación es de 15 a 45 días.

Cuadro clínico El cuadro clínico no difiere del propio de esta enfermedad fuera de la gestación, el cual incluye los síntomas clásicos de la hepatitis viral aguda. Su pronóstico en la evolución del embarazo es variable, y se cree que depende de factores inmunológicos y nutricionales.

VIRUS DE LA HEPATITIS B Es una infección producida por un virus ácido desoxirribonucleico (ADN) de la familia Hepadnavirus. El reservorio es el hombre exclusivamente, y los mecanismos de transmisión son:  

     

Transmisión parenteral: Hepatitis postransfusional: productos sanguíneos celulares, adictos a drogas por vía parenteral, hemodiálisis y exposición nosocomial y ocupacional. Transmisión no parenteral: Transmisión perinatal: Transmisión vertical en el útero. Durante el parto: por derivaciónde la sangre materno fetal o por exposición directa a las secreciones vaginales. Posterior al parto: lactancia materna a través de lesiones sangrantes en las mamas. Transmisión sexual: el antígeno de superficie del virus de la hepatitis B (VHB) se ha encontrado prácticamente en todas las secreciones y excreciones corporales (sangre, saliva, sudor, semen y líquido vaginal). Transmisión intrafamiliar: se piensa que es posible por el contacto físico íntimo y por medio de utensilios contaminados con sangre como son: peines, cuchillas de afeitar, toallas, etc. El período de incubación es de 30 a 180 días.


Cuadro clínico En 75 % de los casos la infección es asintomática, pero cuando hay síntomas se suelen presentar los clásicos. La infección se puede hacer crónica y se presenta desde el estado de transmisor asintomático hasta la hepatitis persistente, cirrosis o cáncer hepatocelular. Más de 90 % de los recién nacidos infectados se convierten en portadores crónicos, existiendo el riesgo de desarrollar una hepatopatía crónica.

VIRUS DE LA HEPATITIS C Es la infección producida por un virus ácido ribonucleico, cuyo reservorio es el hombre y la vía fundamental de transmisión es la parenteral por: inyecciones, transfusiones, diálisis; la transmisión sexual y vertical no es común, pero puede ocurrir cuando las cantidades del virus de la hepatitis C (VHC) son altas, en especial, en pacientes inmunodeprimidos. El período de incubación es de 15 a 160 días.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA        

 

Educar sobre el lavada estricto de manos en especial, para quienes preparan alimentos vendedores ambulantes administración de medicamentos con gammaglobulina como prevención. Hepatitis b. constipación al personal de salud y enfermería de la necesidad de usar jeringuillas y agujas descartables individuales para cada paciente. de igual manera aplicar medidas de asepsia, especialmente de lavados de manos. explicar sobre la trasmisión que puede ser por el coito a fin de recibir el tratamiento adecuado usar también gammaglobulina como profilaxis. proteger a los grupos de riesgo como de trabajadores de salud y recién nacidos, mujeres de riesgo por uso de drogas o promiscuidad sexual con vacunas para el hepatitis b, por via intramuscular durante tres dosis. la vacuna está contraindicada en el embarazo. despues de recibir la vacuna debe esperarse un mínimo de tres meses para intentar el embarazada.


 TUBERCULOSIS Es una enfermedad infecciosa de larga duración, producida por bacterias del género Mycobacterium y específicamente por Mycobacterium tuberculosis. La tuberculosis pulmonar, ejerce poco efecto en la evolución del embarazo porque casi nunca predispone al aborto, al trabajo de parto prematuro o, a mortinatos, además de que casi nunca se adquiere en forma congénita. El embarazo no ejerce efecto adverso en la tuberculosis cuando se controla en forma correcta. Solo a las mujeres que hayan experimentado remisión de la enfermedad deben considerar la posibilidad de embarazarse, pues el embarazo plantea ciertos riesgos porque, aunque las lesiones de tuberculosis permanezcan latentes por tiempo indefinido, es probable que este estado produzca tensión excesiva y convierta lesiones inactivas y latentes en activas. La buena nutrición y el reposo ayudan a evitar que las lesiones latentes se transformen en activas. La tuberculosis congénita es rara, dado que la consecuencia más frecuente de la tuberculosis del aparato genital femenino es la infecundidad. La transmisión se produce, casi siempre, por una lesión en la placenta a través de la vena umbilical, también se puede deber a la aspiración o ingesta de líquido amniótico infectado, aunque la vía más frecuente en el neonato es la transmisión aérea posnatal a partir de un adulto con tuberculosis pulmonar infecciosa. El tratamiento Con fármacos antituberculosos como: estreptomicina, isoniazida, clorhidrato de etambutol, rifampicina y pirazinamida permite el buen control de la enfermedad en general, pero en la embarazada y la puérpera se evita el empleo de la estreptomicina y la pirazinamida por el riesgo de toxicidad para el feto, ya que la estreptomicina puede ocasionar sordera nerviosa congénita en los lactantes. Se recomienda indicar piridoxina si está consumiendo isoniacida para prevenir la neuritis periférica, ya que las gestantes tienden a presentar déficit basal de piridoxina


CUIDADOS DE ENFERMERÍA                            

Educación sanitaria a la paciente embarazada y/o cuidador: Determinar el momento adecuado para el inicio según la situación de la paciente Valorar las capacidades del paciente y los signos vitales. Evaluar mediante entrevista personas el nivel de conocimientos que la embarazada tiene sobre la enfermedad. Mantener relación y comunicación con su entorno (respetando medidas preventivas). Mantener aislamiento físico el tiempo estrictamente necesario. Favorecer el acompañamiento de un familiar o persona de confianza. Mantener las vías aéreas libres de secreciones. Bridarle información sobre la medicación que debe de tomar, cuándo , cuanto, que tipo de medicamentos y efectos secundarios de la misma . Darle a conocer de las medidas higiénico-ambientales: Al toser y estornudar utilizar pañuelos desechables a la mano, con giro de la cabeza No escupir en el suelo Uso de mascarilla al contacto con otras personas y al salir del lugar donde se encuentre. Uso de mascarilla por parte de los familiares cuando estén en presencia dela enferma si ella no la lleva. Ventilar la habitación durante 10 minutos al menos tres veces al día y procurar que sea soleada Evitar multitudes y el contacto con niños pequeños o personas inmunodeprimidas y otras embarazada durante los controles. Dieta adecuada y control de peso Ejercicio físico y respiratorio, adecuada a sus necesidades Control de otras patologías descompensadas Recalcarle que una embarazada no debe fumar ni beber. Educar a la paciente para que comunique signos y síntomas ante los cuales debe de consultar con el personal de referencia. Hemoptisis de nueva instauración o franca Fiebre Intolerancia a la medicación (nauseas, vómitos, diarrea, epigastralgia) Dolor torácico Disnea Ictericia Enseñar a la paciente mecanismos compensatorios a la disnea: no agacharse, abrir las piernas y situar el torso bien abierto, respiración con labios fruncidos, no realizar movimientos bruscos, etc..


      

Si la paciente esta encamada movilización y prevención de ulceras por decúbito mientras dure el encamamiento. Inspección sistémica de la piel al menos una vez al día. Protección de prominencias óseas Cambios posturales al menos cada 2 hora Valorar y registrar la ingesta del paciente Valorar y registrar peso del paciente. Administración de suplementos dietéticos si los precisa.

 SALMONELOSIS Una enfermedad por salmonelosis no suele ser un problema grave. Lo más importante es que la pérdida de agua debido a la diarrea y los vómitos sea contrarrestada con mucha bebida, de lo contrario hay una deficiencia de subministro de líquido y nutrientes en la embarazada y en el bebé. Si se trata de una salmonelosis fuerte, que dura varios días, la mujer embarazada debe ser necesariamente tratada médicamente. De lo contrario puede conllevar un nacimiento prematuro o aborto involuntario. Los síntomas de la infección por salmonella Las bacterias de la salmonella se alojan en el tracto gastrointestinal y liberan citotoxinas que producen dolor de cabeza, vómitos, escalofríos, fiebre y malestar, molestias intestinales y diarrea. Una salmonelosis severa sin tratar puede provocar incluso sangrado intestinal, inflamación del músculo cardíaco, de la vesícula biliar y la inflamación del hígado que puede conducir a la muerte. Este riesgo sin embargo es muy pequeño. Prevención durante el embarazo Debido a que la salmonella se multiplica rápidamente a temperaturas cálidas, es importante que los alimentos crudos como carne y huevos, se mantenga siempre en refrigeración intentando no interrumpir la cadena de frío, puesto que no son de larga duración. La bacteria también puede estar en los alimentos congelados. Por lo tanto es importante eliminar el líquido inmediatamente después de descongelar y lavar los productos en agua


caliente. La salmonella que pudiese habitar en los alimentos descongelados muere a los 70 grados y con almenos 10 minutos de cocción. Lavarse bien las manos también es importante, especialmente antes de entrar en contacto con los alimentos. De esta manera vas a reducir no sólo el riesgo de salmonelosis, sino también el de otras infecciones transmitidas por los alimentos (por ejemplo, la listeriosis). CUIDADOS DE ENFERMERÍA  Educar ala la embarazada que se Lave las manos con agua tibia y jabón por 20 segundos antes y después de manejar los alimentos y después de usar el baño, y que no debe tocar mascotas.  Recomendarle a la paciente que no propague la contaminación en cuanto a los alimentos, como carnes, aves y pescados crudos de otros alimentos y que los cocinehasta una temperatura adecuada.  Administrar líquidos IV y VO si los vómitos no son en exceso.  Favorecer la ingesta oral (proporcionar líquidos según preferencias de la paciente, colocarlos a su alcance, proporcionar sorbetes para beber y agua fresca), si resulta oportuno.  Observar si los niveles de electrólitos en suero son normales y los efectos secundarios como consecuencia delsuplemento de electrólitos prescrito  Proporcionar la dieta prescritaapropiada para restaurar el equilibrio de líquidos o electrólitosespecífico  Controlar los valores de laboratorio para su debido tratamiento  Valorar las mucosas bucales de la paciente, la esclerótica y la piel por si hubiera indicios de alteración delíquidos y del equilibrio de electrólitos (sequedad, cianosis eictericia).  Observar si se presentan signos ysíntomas asociados por la infusión o administración de algúnfármacoprescrito  Controlar periódicamente presión sanguínea, pulso, temperatura y estado respiratorio.  Observar y registrar signos y síntomas  Comprobar la temperatura al menos cada dos.  Controlar ingresos y egresos.  Tomando en cuenta que se trata de una mujer en estado de gestación.

Enfermedades infectocontagiosas durante el embarazo  

enfermedades infectocontagiosas que aparecen durante el embarazo