Issuu on Google+

Analogique 1


contenidos Fotografía tradicional o análoga

4

7

6 Película Fotográfica (film 35mm)

LomoKino

9,11

2

Ventajas de la fotografía analógica sobre la digital.


3


Fotografía tradicional o análoga:

L

a fotografía analógica, de rollo o de carrete, también conocida como fotografía tradicional, argéntica o química, es el retrónimo con el que se describe al proceso fotográfico tradicional, en comparación con la fotografía digital, de aparición más reciente. Se basa habitualmente en un proceso fisicoquímico que involucra el uso de un material fotosensible activo (aplicado sobre placas de vidrio o sobre una película flexible de material traslúcido, actualmente plástico) y su estabilización (revelado), para la obtención y el procesado de las imágenes. Para la obtención de imágenes fotográficas se emplea un soporte conocido como película fotográfica, en donde el elemento sensible a la luz es el halogenuro de plata, el cual es el compuesto 4

Canon A-1 con lente Canon FD 50mm f/1.4 S.S.C

activo presente en la emulsión fotográfica. El tamaño y cantidad de los cristales de halogenuro de plata determinan la sensibilidad de la película, conocida también como velocidad de película, que se expresa en una escala de sensibilidad fotográfica estandarizada por la ISO. Cuando se abre el obturador por un breve instante, la luz que pasa por el objetivo incide sobre la película, y deja sobre ella la impresión de la imagen, que en este punto recibe el nombre de imagen latente; ésta se irá descomponiendo a partir de ese

momento, hasta ser revelada. En realidad la luz da inicio a un proceso fisicoquímico, produciendo un punto de sensibilidad en el compuesto, obteniendo así una imagen latente, lo que a la postre, cuando la película se sumerja en el revelador, mediante un proceso de reducción-oxidación, ocurrirá la descomposición del halogenuro en plata metálica negra, obteniéndose así una imagen visible.


Last Starlight

5


Película fotográfica (film 35mm):

L

a película fotográfica es una superficie transparente, en la mayoría de los casos flexible, compuesta de, acetato de celulosa u otros plásticos, recubierta de una delgada capa de emulsión fotográfica, formada por una sustancia sensible a la luz, como el bromuro de plata. Las más modernas capas fotosensibles son de haluros de plata, con un tamaño variable de partícula (granularidad) que afecta a la sensibilidad de la película y las características de la imagen final. Existen películas en blanco y negro, a color, diapositivas en blanco y negro, en color, infrarroja. El proceso de revelado de la película fotográfica consta de dos pasos básicos: revelado y fijado, los

6

cuales se dividen a su vez en pasos intermedios según el tipo de película a tratar. La imagen así obtenida tiene sus valores de luz invertidos respecto a la captura original, por lo cual se conoce a la película tratada como negativo. Una vez seca, de esta película o “negativo” se pueden hacer copias de la imagen sobre papel o bien sobre otra película, en cuyo caso obtendremos una diapositiva o positivo traslúcido, que nos permitirá observar la fotografía por proyección o transparencia. Las imágenes obtenidas, al invertir nuevamente los valores de luz, por ampliación o contacto, nos dan como resultado un “positivo”. A este proceso se le llama positivado. Si utilizamos en la cámara

una película especialmente tratada, para diapositivas, obtendremos las imágenes directamente en positivo al revelar la película. El formato más popular de película química es la película de 35mm (también conocida como película 135), utilizada en la mayoría de cámaras réflex y compactas hasta el final del siglo XX. Después de dicho formato, los más populares son el formato medio (120, 220), Polaroid (de revelado instantáneo), y los grandes formatos (4x5 “, 5×7” y 8×10” principalmente).


LomoKino

E

l último invento de los chicos de Lomography no es ni tan siquiera una cámara de fotos, aunque suponga una vuelta atrás al verdadero significado de los 35mm: el cine, embebido en la carcasa low-fi y low-cost, en una suerte de tomavistas lomográfico, envuelto en el hilo de exclusividad y el mimo al detalle al que acostumbra la firma. Una vez cargado un carrete estándar, a golpe de manivela conseguiremos a un ratio de hasta 5 tomas por segundo, sacando unos cuantos segundos de vídeo de las 144 tomas en las que la

cámara divide la película, ya que cada una ocupará proximadamente una cuarta parte del negativo. Obturadores rápidos, pequeñas aberturas, temas rápidos y luces tenues, es lo que podemos lograr adquiriendo las películas ya sean en blanco y negro o si no queremos sacrificar color, también hay dispo-

nibilidad en este formato. Las película estándar es la de ISO 100, así que si ya tienen algo en mente, verán que lo pueden lograr sin problema alguno. Incluso la cámara tiene algunos efectos de velocidad extra o velocidad lenta, lentes múltiples, etc. Lo mágico de este proceso para llevar a cabo las películas es que todo es muy análogo, incluso, hay que mandar los negativos a imprimir para después escanear la película y así poderla incluso compartir en web. Pero es un proceso largo que no deja de ser muy interesante, personalmente me parece hermoso.

“No tomas una fotografía, la haces” - Ansel Adams “Lo importante es ver aquello que resulta invisible para los demás. “ - Robert Frank 7


Last Starlight

8


Ventajas de la fotografía analógica sobre la digital. ¿Ha superado la fotografía digital a la analógica? Para muchos, las cámaras analógicas están al borde de la extinción, más bien se trata de una muerte lenta… ¿estás seguro de ello? Todavía hoy en día son muchos los fotógrafos profesionales que siguen llevando una réflex analógica en el maletín, no por puro capricho sino porque son parte de ellos y todavía tienen buenas razones para usarlas… y ninguna de ellas las podría entender un recién iniciado al mundo de la fotografía que

hizo sus pinitos con una compacta digital para acabar abrazando una DSLR. Ni siquiera se plantea el debate de lo moderno vs. lo arcaico. A día de hoy, ya nada diferencia una réflex analógica de una réflex digital, estas últimas han llegado incluso a superar las primeras en cuanto a la óptica… sí señores, podemos decir que el sensor digital superó de forma definitiva a la emulsión fotográfica, al menos en cuanto a definición se refiere. Película vs. sensor CCD o CMOS, todo lo demás es común

a ambas generaciones pero… hay algo, tal vez, que se perdió por el camino, algo que lo digital no ha superado todavía… la magia que se inicia con la toma de la fotografía y termina con el revelado. Ahí van cinco motivos por las que una cámara réflex analógica sigue encandilando a los fotógrafos…

Intimidad en el proceso de pre-visualización. En una réflex digital se visualiza la foto al instante una vez tomada, pero en una cámara analógica pasa exactamente al revés ya que hay un proceso de previsualización de la foto antes de tomarla. Se forma en la mente del fotógrafo una imagen mental de la foto tal como la captura su imaginación. El ojo tenía una relación más íntima con la cámara, le tenía respeto a la cámara.

Expectativa durante el proceso de revelado En una réflex digital el resultado es instantáneo y podemos borrar y repetir la toma si no nos gusta, una y otra vez… el factor sorpresa desapareció. Pero con lo analógico, meter el papel en el líquido y ver cómo la imagen se formaba era casi como asistir a un parto natural, era poético y fruto de desilusiones o gratas sorpresas al descubrir por vez primera sus fotos. 9


10

Last Starlight


La película desprende grandes sensaciones En una réflex digital todas las fotos tienen la misma granularidad digital. En cambio una cámara réflex analógica tiene esa esencia modulada que hace que cada foto sea única… esto se palpa, con ciertos años de experiencia pero se palpa. Es una especie de atmosfera que envuelve e irradia las fotos. Las fotografías digitales han perdido esa esencia y parecen más frías al tacto aunque algunos dicen que se puede recuperar parte de esa magia por medio de la edición y aplicación de filtros… o no.

La calidad mecánica a prueba del tiempo Duran, duran y duran… toda una vida. Esta mecánica de alta precisión, ninguna réflex digital puede igualarla. Las réflex digitales están repletas de componentes electrónicos que se deterioran y quedan desfasadas rápidamente… Es la eterna ley de Moore: más prestaciones, sensores de calidad superior, todo esto incide en una vida útil cada vez más corta. En cambio coges una vieja réflex de hace 20 años y tus nietos la seguirán usando.

Superioridad en fotos en blanco y negro Parece ser que ésta es una batalla pérdida para las réflex digitales ya que no superan a las analógicas, dicen que la escala de grises es para la fotografía analógica. Lo digital impreso no tiene las posibilidades que ofrece una película, y más si la ampliamos y positivando los negativos, proyectando la luz a través de una ampliadora. Intensidad de luz vs. tonos de grises… Puede, pero hoy en día todas las técnicas analógicas se han pasado a lo digital, con lo que el uso adecuado de filtros deberían ofrecer una respuesta convincente a los acérrimos defensores del blanco y negro analógico. 11


12


Last Starlight

13


驴El camino?

Es anal贸gico.

14

@LastStarlight http://letrasinefables.wordpress.com/


Analogique