Page 1

Mentoras En la mitología griega existen un sin fin de leyendas y relatos que muchos sabemos, pero sin embargo hay más historias las cuales Homero y Hesíodo no contaron, porque el mismo Zeus ordeno que nadie las mencionara a causa de que podía quitar la percepción de lo que tenemos de los dioses griegos o incluso la cuestión misma de ellos y en este escrito conversaremos de una en particular que se dio en los inicios de esta mitología, porque todos sabemos que del caos emanó Gea, y después Urano así como todos sus hijos y los hijos de sus hijos etc., pero existió un ser antes de Urano que se llamaba Mentheos; él era el hijo amado y creado de Gea. Mentheos, fue creado por Gea, porque, ella en medio de todo ese caos, se sentía sola y sin nadie con quien estar; así que creo a un ser al cual le dio toda la sabiduría del universo, así como también un poder que solo era superado por el de ella misma y el ultimo toque que le dio fue que él sea imparcial ante cualquier situación, todo esto para que él sea el mentor de todos y cada uno de sus descendientes. Cada uno de los dioses consultaron a Mentheos en busca de un consejo que les ayude a ser mejores y mucho siguieron ese consejo; pero cada una de las guerras, revelaciones, así como otros acontecimientos fue a causa de que no quisieron seguir su recomendación o la mal interpretación de éste. Un ejemplo de ello fue Cronos, al no hacer caso de la advertencia de Mentheos sobre el revelarse contra su padre porque a él le pasaría lo mismo, terminó en que Zeus lo derrocara e hiciera que vomitara a sus demás hermanos así como también enviándolo hacia


el Tártaro; y así como este hay muchos otros pero no narraremos de eso en esta epístola. En la mitología griega existen tanto dioses mayores como dioses menores y por decir algunos mayores están Zeus, Hades, Poseidón; y algunos de los menores están Tanatos, Hipnos, Némesis. Una historia que desenlazará toda esta fábula se desarrolla en el tiempo en el cual Tánatos era llamado el dios de los muertos; Cronos ya estaba teniendo hijos y lo que hacía con ellos es que se los tragaba al nacer; pero Rhea no permitió que se comiera a su hijo menor (que era Zeus) y esto permitió que éste obligara a vomitar a sus hermanos y entonces los 3 hermanos, Zeus, Hades y Poseidón, lucharon contra los titanes para poder mantener la paz en el Olimpo; al finalizar la batalla, Zeus y sus hermanos, salieron victoriosos y dejando el imperio del universo en sus manos y repartiéndoselo de manera que a Zeus le tocaba el cielo, a Poseidón le tocaba el mar y a Hades le tocaba el inframundo; esto originó que Hades se convirtiera en el nuevo dios de los muertos porque todas las almas se iban al inframundo y por ende quitándole el título a Tanatos. Tanatos ante dicha acción quiso desatar una guerra contra ellos pero tomando en cuenta que no poseía el poder suficiente como para ni hacerles frente a ellos juntos fue con Mentheos en busca de consejo y en busca de una respuesta.


Mentheos estaba tranquilamente sentado en su aposento cuando se dio cuenta, que a lo lejos, se acercaba Tánatos con mucha prisa y suponía que en busca de consejo; entonces al llegar se dirigió hacia él de la siguiente manera: - Buen día hijo porque tan apurado y ¿qué es lo que buscas en este lugar? - Buen día Mentheos, hay una situación en la cual no sé qué hacer y solicito de tu ayuda y de tu consejo para iluminarme y saber qué hacer ante tales actos. - Dime cual es esa situación que tú me dices. - Lo que sucede es que Hades junto con sus dos hermanos derrotaron a Cronos y entonces cada quien se adueñó de un lugar y en este caso Hades se quedó con el inframundo a modo que él ahora es llamado dios de los muertos; ante dicha situación quise levantarme en armas junto a varios de mis hermanos y hacerles frente para volver a obtener el título que por derecho es mío. - Hijo, la venganza no es buena, lo único que causaras con tales eventos es una guerra que sería catastrófica para todo el Olimpo, anda vete y deja esos oscuros pensamientos de lado. Tánatos ante dicha respuesta no dijo nada y se retiró sin nada más que un sabor aun mayor de venganza y de derrocar a aquellos que le quitaron el título que por derecho era de él. Y entonces cuando puso en marcha su plan: hablo con cada uno de los dioses menores y les dijo:


- ¿No están hartos de tener que estar a la sombra de los demás? ¿No están cansados de nunca tener algún título importante? Levantémonos en armas hermanos contra los dioses mayores y así nunca más ser su sombra, así nosotros poseer los títulos que por derecho eran nuestros y ser quienes rijan la tierra y el Olimpo. Ante dicho discurso todos los dioses decidieron armarse de valor y seguir el plan de Tánatos porque todos estaban de acuerdo con él e iniciar dicha guerra que tendría como campo de batalla la tierra. Todos los dioses mayores estaban plácidamente descansando en sus aposentos del Olimpo, cuando se empieza a escuchar un estruendo tan grande que solo era igualado por la furia de los truenos de Zeus; entonces todos se levantaron para ver de qué se trataba o quienes eran y fue cuando se dieron cuenta que eran todos los dioses menores con propósito de formación de guerra, y Tánatos enfrente como el líder de esté movimiento y con una espada en la mano apuntándolos les dijo a todos los dioses mayores: - Dioses, estamos cansados de vivir en su sombra, estamos cansados de que nos quiten los títulos que por derecho eran nuestros, estamos cansados de no tener control sobre ninguna cosa, así que hemos decidido enfrentarnos ante ustedes en una guerra, les damos 5 días para que se preparen y estén listos o no, ¡atacaremos! Dicho esto, los dioses menores, se retiraron hacia su campamento para estar listos al momento del ataque e ideando planes de emergencia en caso de


que no sirvieran los ataques ya predeterminados. Y así fue como se daría inicio a la primera guerra de dioses, llamada La Diomaquia. Zeus que era el líder de los dioses mayores fue con Mentheos por su consejo para saber si tenía que hacer posible la guerra, tener que rendirse o tratar de hacer un trato con los dioses menores. Al llegar con Mentheos con un tono de preocupación le dijo: - Mi señor, los dioses menores se han levantado en armas y quieren iniciar una guerra por el control del Olimpo, el control del universo, convertirse ellos en dioses principales, es decir, de todo; ocupo que me ilustre para saber que decisiones tengo que tomar en bien todo y de todos. Y todo comandado por Tánatos - Deja todo en mis manos hijo que yo lo arreglare. Es todo lo que le dijo a Zeus y después se fue. Iba en camino a dialogar con los dioses menores, pero antes fue a hablar con su creadora, con su madre, Gea. A ella solo le pidió el poder suficiente para poder enfrentarse a todos los dioses menores sin hacerles algún daño grave porque él sabía que la paz para los dioses menores no era opción y más si Tánatos era el principal agitador de todo este movimiento a lo que ella solo pudo decir: - Hijo, todo en este mundo, todo en este universo tiene un costo, el poder que tú me pides solo puede darse a cambio de un gran sacrificio, el cual amerita que tú seas despojado de todo el poder que tienes y tendrías que convertir en un humano y ya jamás volver a ser un dios, ¿estás dispuesto a hacer ese sacrificio?


- Estamos hablando de salvar a todos los seres humanos, a todos los dioses, al universo, y evitar algo mucho más que un mar de sangre a lo largo de todo el universo; así que sí, estoy dispuesto a hacer ese sacrificio. Hecho esto Mentheos fue a conversar con todos los dioses menores; al entrar al campamento lo detuvieron las hermanas de Tánatos, Keres y le preguntaron: - Mi señor ¿cuál es la razón de su visita a nuestro campamento? - Ustedes saben a qué vengo déjenme pasar. - Lo siento mi señor pero temo que tendré que decir que no pasará a nuestro campamento. - En ese caso lo siento hijas. Entonces fue cuando Keres tuvieron que combatir en contra de Mentheos y sin dudarlo él salió victorioso y cuando los demás dioses menores se dieron cuenta de lo sucedido fueron en contra de Mentheos y gracias al poder que le había dado Gea, fue derrotando a cada uno de los dioses pero conforme iba derrotando a un dios su poder iba disminuyendo y fue entonces cuando él se estaba quedando sin poder para combatir a todos y al final llegó con el último dios menor en pie, Tánatos y sólo le dijo: - Hijo por favor ríndete y deja todo como estaba antes, no me hagas tener que hacerte daño.


- Lo siento mi señor, si tenemos que luchar para poder sacar a un ganador, estoy dispuesto a luchar hasta el final. El combate con Tánatos duro un largo lapso de tiempo y dicha batalla estremeció la tierra pero al final con el poco que le quedaba a Mentheos pudo derrotar a Tánatos pero no sin antes decirle: - Siempre que vayas a hacer algo recuerda a tus ancestros y no olvides que lo mismo le paso a Cronos y a Urano, no vuelvas a cometer el mismo error. Y éste es el final del relato; ¿saben cómo se todo esto?, puede ser que Gea al final le dijo a Mentheos que conservara su sabiduría e inmortalidad pero que tendrá que ser humano y así poder compartir su conocimiento con todo aquel mortal que ocupe de su consejo, si alguna vez piden a alguien un consejo tómenlo en cuenta porque no sabe si podrá ser Mentheos el que te lo esta diciendo.

Mentoras  
Mentoras  
Advertisement