Page 1

GIMNASIO LA COLINA

Cambios en la flexibilidad, fuerza y resistencia evidentes mediante cuatro evaluaciones físicas en tres adolescentes del género femenino después de practicar ballet por tres meses

Maria Alejandra Bedoya Duque


RESUMEN Este trabajo de grado consistió en determinar los cambios físicos en la flexibilidad, fuerza y resistencia que presentan tres adolescentes principiantes en ballet clásico, aplicando cuatro veces, en un periodo de tres meses, las pruebas físicas de Sentarse y alcanzar, Test de salto horizontal y el Test de Cooper. Con estos métodos se pudo concluir que cada una de las bailarinas progresaron de manera general en su flexibilidad, fuerza y resistencia por su práctica y constancia en el ballet clásico, que les brindó el entrenamiento necesario para mejorar de manera gradual estas capacidades motoras. This project consisted on defining the physical changes of flexibility, strength and resistance developed by three teenagers who are beginners on classical ballet, applying four times during a period of three months the physical evaluations of: Test of Sit and Reach, Horizontal Jump Test, and The Cooper Test. With these methods came the conclusion that each ballet dancer was able to generally improve their flexibility, strength and resistance as a result of their consistency and practice of ballet, which gave them the training they needed to generally enhance these motor capacities.

PALABRAS CLAVE Ballet clásico, capacidades motoras, flexibilidad, fuerza, resistencia. Classical ballet, motor capacities, flexibility, strength, resistance.

2


AGRADECIMIENTOS Para empezar, quiero agradecerles a mis papás por siempre apoyarme y regalarme su tiempo. De igual manera a las bailarinas Maria Paula Guevara, Valentina Mejía, Valentina Londoño y a sus madres por su compromiso y disposición con este proyecto, así como por el ballet clásico. Además, quiero agradecerle a la academia de ballet Allegro de Cali por proporcionar las bailarinas, especialmente a la profesora Marcela Cusan por su confianza y acompañamiento durante todo el proceso. También a Diego Marín y Andrés Cardona por sus correcciones y orientación. Por último, quiero reconocer y agradecerles a Ilan Nessim, Mariana González, Sofía Plata, y Laura Peña por su participación y ayuda durante las pruebas.

3


CAMBIOS EN LA FLEXIBILIDAD, FUERZA Y RESISTENCIA EVIDENTES MEDIANTE CUATRO EVALUACIONES FÍSICAS EN TRES ADOLESCENTES DEL GÉNERO FEMENINO DESPUÉS DE PRACTICAR BALLET POR TRES MESES

MARIA ALEJANDRA BEDOYA DUQUE

Trabajo de grado para optar por el título de bachiller

Asesor: Andrés Felipe Cardona Hurtado Profesional en deporte y actividad física

GIMNASIO LA COLINA DEPARTAMENTO DE LENGUAJE, LITERATURA E INVESTIGACIÓN METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN SANTIAGO DE CALI 2016-2017

4


TABLA DE CONTENIDO INTRODUCCIÓN

7

1. PROBLEMA

9

1.1 PREGUNTA PROBLEMA

9

1.2 PREGUNTAS SECUNDARIAS 2. HIPÓTESIS

10

3. OBJETIVOS

10

9

3.1 OBJETIVO GENERAL

10

3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

10

4. JUSTIFICACIÓN

11

5. MARCO TEÓRICO

12

5.1. EL BALLET CLÁSICO

13

5.1.1. Técnica del ballet clásico y clases de ballet

15

5.1.2. Cambios que sufre el cuerpo en el ballet clásico

19

5.2. CAPACIDADES MOTORAS DEL CUERPO HUMANO 5.2.1. Capacidades motoras en adolescentes

22

5.3. PRUEBAS O EVALUACIONES FÍSICAS

24

5.3.1. Formas de evaluar la flexibilidad

26

5.3.2. Formas de evaluar la resistencia

29

5.3.3. Formas de evaluar la fuerza

31

6. CAPÍTULO PROPOSITIVO

33

6.1 METODOLOGÍA 6.2. RESULTADOS

33 35 5

21


6.2.1. Caracterización de sujetos A, B, y C 35 6.2.2. Caracterización de sujetos 1, 2 y 3

36

6.2.3. Resultados grupo de control

37

6.2.4. Resultados sujetos de estudio

42

6.3. ANÁLISIS Y COMPARACIÓN DE RESULTADOS 6.4. RESPUESTAS DE LA ENTREVISTA 7. CONCLUSIONES FUENTES DE CONSULTA ANEXOS

47

61

64 71

75

ANEXO 1. ENTREVISTA REALIZADA A LA PROFESORA DE BALLET DE LOS SUJETOS 1, 2 Y 3 DE LA ACADEMIA DE BALLET ALLEGRO

6

75


INTRODUCCIÓN

El ballet clásico es un tipo de danza/expresión artística que empezó a desarrollarse en Europa durante el renacimiento, cuando su función principal era entretener y celebrar fechas importantes. En la actualidad, dependiendo del país y de la época, esta danza puede ser practicada con técnicas y elementos del teatro.

Una de las características principales de la danza clásica son sus movimientos definidos y efectuados con control total del cuerpo. Para realizarlos, evitando lesiones y buscando la perfección, el bailarín debe contar con ciertas condiciones físicas que le faciliten este proceso. Entre estas está tener un promedio de masa corporal adecuado y de manera preferible que sea bajo para no ejercer mucha presión en sus articulaciones. Así, según Dr. William McArdle (2006) el promedio de masa muscular en bailarines es entre 8 y 15%. También es preferible que se tenga un alto grado de flexibilidad que permita realizar las posiciones y movimientos básicos sin dolor. Además, otras condiciones que facilitan la práctica del ballet es contar con una buena resistencia cardiorrespiratoria, junto con precisión y equilibrio.

Aunque hay bailarines que nacen con características físicas beneficiosas para su rendimiento en la práctica del ballet, los otros individuos que no tengan experiencia o no cuenten con dichas características pueden adquirir algunas de ellas y mejorarlas mediante el entrenamiento constante y la disciplina.

7


Por la importancia que dichas condiciones tienen en el desempeño del bailarín, el siguiente trabajo de grado se enfocará en tres de las capacidades motoras trabajadas en el ballet clásico (fuerza, flexibilidad y resistencia). Estas serán evaluadas cuatro veces en un periodo de tres meses en tres bailarinas que estén comenzando a asistir a clases de ballet. Dichas pruebas físicas se evaluarán individualmente para cada capacidad y se realizará una toma de datos con su respectivo análisis. Además, se evaluará un grupo de control de tres adolescentes que no practiquen ballet pero que estén practicando deportes como basquetbol, voleibol, y fútbol en el colegio para tenerlas como referencia y comparar sus resultados con los de las bailarinas. De esta manera el trabajo dejará constancia de los cambios físicos en el cuerpo de las bailarinas.

Teniendo en cuenta lo anterior, el propósito de esta investigación es determinar qué beneficios y ventajas físicas tiene alguien que está empezando su proceso en el ballet. Por medio de esta se pretende concienciar a la comunidad del colegio y otros lectores sobre la importancia de la actividad física en la vida diaria e inspirar a los niños pequeños a ser más saludables. Además, las maneras de evaluar las capacidades físicas incluidas en este trabajo de grado serán una ayuda para otros deportistas que quieren evaluar su flexibilidad, fuerza y resistencia, para que sepan cómo pueden hacerlo y sean conscientes que con elementos del ballet clásico pueden mejorar estas características.

8


1. PROBLEMA

1.1 Pregunta problema

¿Cuáles son los cambios en la flexibilidad, fuerza y resistencia evidentes mediante cuatro evaluaciones físicas en tres adolescentes del género femenino después de practicar ballet por tres meses?

1.2 Preguntas secundarias

• ¿Qué es el ballet clásico?

• ¿Cuáles son las capacidades motoras trabajadas en el ballet clásico?

• ¿Cómo se realizan las pruebas físicas para evaluar la flexibilidad, fuerza y resistencia?

• ¿Cómo influye la práctica del ballet clásico en la flexibilidad, fuerza, y resistencia?

9


2. HIPÓTESIS

De manera gradual durante los tres meses las bailarinas mostrarán mayor fuerza, resistencia, y flexibilidad, mejorando sus resultados de manera evidente en cada prueba de las capacidades motoras y llegando a los niveles “bueno” y “muy bueno” de las respectivas tablas de cada capacidad física.

3. OBJETIVOS

3.1 Objetivo general

Identificar los cambios en la flexibilidad, fuerza y resistencia evidentes mediante cuatro evaluaciones físicas en tres adolescentes del género femenino después de practicar ballet por tres meses.

3.2 Objetivos específicos

• Establecer qué es el ballet clásico.

• Reconocer cuales son las capacidades motoras trabajadas en el ballet clásico.

10


• Registrar cómo se realizan las pruebas físicas para evaluar la flexibilidad, fuerza, y resistencia.

• Determinar cómo influye la práctica del ballet clásico en la flexibilidad, la fuerza y resistencia.

4. JUSTIFICACIÓN

Escogí realizar este trabajo de grado desde las disciplinas del ballet y la educación física por diferentes razones. En primer lugar, decidí centrarme en los aspectos físicos para demostrar la importancia de mejorar las capacidades motoras de nuestro cuerpo, puesto que hacerlo podrá prevenir ciertas enfermedades relacionadas con el sedentarismo como la diabetes, obesidad, depresión, ansiedad, y demás. Por otra parte, decidí centrarme en el ballet clásico debido a que lo he practicado toda mi vida, y entiendo los beneficios que este puede traer en la vida diaria si se practica con disciplina. También, tomando en cuenta que no todas las personas tienen afinidad para un deporte, este trabajo de grado pretende promover la actividad física desde la expresión artística, de manera que estudiantes y demás lectores que se sientan identificados con el arte entiendan cómo pueden mejorar su estado físico mediante el ballet clásico.

De manera institucional, quiero promover el ballet clásico con todos sus beneficios a la comunidad educativa, al igual que a cualquier otro lector de este trabajo de grado, concienciándolos que el ballet es más que solo un tipo de danza, es una práctica muy exigente en la que, a pesar de

11


su apariencia sencilla, es necesario de mucho trabajo y fuerza para ejecutar los pasos de manera correcta para que se vean delicados y controlados. Además, quiero promover el ballet en los niños pequeños, para que encuentren una disciplina que realizar en su tiempo libre que los ayudará a ser más activos, teniendo una actividad extracurricular en donde puedan realizar ejercicio de una manera dinámica y divertida que los acercará al arte.

Aparte de los aspectos mencionados de manera previa, este trabajo de grado es pertinente para ser investigado desde el aspecto académico, debido a que va a dar a conocer los cambios físicos progresivos que se dan en el cuerpo de adolescentes del género femenino, determinando su avance físico a medida que realizan la práctica del ballet clásico en tan solo tres meses. De manera adicional, dará cuenta de cómo se llevarán a cabo las pruebas físicas que evaluarán este proceso y se pretende que esto ayude a implementar diferentes técnicas de evaluación a los estudiantes del Gimnasio La Colina, al igual que a cualquier individuo que quiera medir su fuerza, resistencia o flexibilidad. Incluso, podría inspirar a otros deportistas a practicar ballet clásico por un tiempo si están interesados en mejorar las capacidades estudiadas.

5. MARCO TEÓRICO

En esta parte se contextualizará al lector sobre los temas planteados en este trabajo: el ballet clásico, su técnica, las capacidades motoras, entre otros. A su vez, se incluirá información de las mujeres y los hombres, ya que se considera relevante para explicar datos sobre el ballet clásico

12


junto con las capacidades físicas en adolescentes. Así se tendrá aún más información sobre los bailarines en general sin enfocarse únicamente en las mujeres.

5.1. El ballet clásico

El ballet clásico nace a finales del siglo XV en las cortes italianas, donde los caballeros renacentistas pasaban su tiempo libre luchando, cazando, practicando equitación, y organizando bailes para dicha corte. El ballet surge de la combinación de estas actividades. Por ende, toma de la equitación saltos, pasos y formas de desplazamiento, y toma como inspiración la esgrima para sus cinco posiciones básicas (primera, segunda, tercera, cuarta y quinta) las cuales se explicarán más adelante (Fernandéz, 1990).

Un evento importante en la historia del ballet fue cuando la noble italiana, Catherine de Medici, transportó el ballet italiano hacia Francia. En ese entonces el ballet tenía como fin social entretener una audiencia, y era una mezcla entre danzas, cantos y recitaciones. Su función principal era entretener a la realeza con temas mitológicos, en donde el rey era considerado divino y su corte lo adoraba. Una de las primeras piezas de ballet presentadas a la corte fue Ballet des Polonais en 1573, presentado en honor al embajador polaco que estaba visitando Paris. También, en 1573, se presentó el ballet dramático más importante de la época, Comique de la Reine, montado por Catherine de Medici y el maestro Italiano Balthazar de Beaujoyeux. Esta fue la primera obra donde las mujeres también hacían parte del corps de ballet, dado que antes el ballet era solo representado por hombres (esto era lo permitido en la época) que se disfrazaban para representar los papeles masculinos y femeninos (Salazar, 1949).

13


Con el paso del tiempo, el ballet empezó a convertirse en el que vemos ahora desde 1661 en la Real Academia de la Danza creada por el rey Luis XIV. En ese entonces, los vestidos de la corte eran demasiado largos y pesados como para bailar de manera versátil, por lo tanto, se volvió necesario el uso de máquinas para elevar a los bailarines y generar el efecto de vuelo, aunque de esta manera se perdía el esfuerzo físico. No fue sino hasta 1726 que se acortaron las faldas por primera vez debido a la bailarina La Camargo, y de ahí en adelante, el bailarín tuvo la oportunidad de saltar elevándose de manera libre como hoy en día (en la figura 5.1 se puede ver la diferencia entre la vestimenta pre-Camargo y Camargo). Otro momento histórico con relación a la vestimenta del bailarín fue en 1832, cuando se montó la obra La Sílfide en donde las bailarinas empezaron a utilizar zapatillas que les permitieron pararse en puntas (diferentes a las zapatillas de punta utilizadas hoy en día), que brindaron un gran avance al mundo de la danza ya que desde este momento en adelante su uso para las bailarinas avanzadas se volvió indispensable (Hashkell, 1955).

Figura 5.1. Desarrollo del traje de ballet

Figura 5.1. Desarrollo del traje de ballet. Tomada de: Hashkell, Arnold (1955) ¿Qué es el ballet?

14


Años más tarde (no se encuentra fecha exacta), el maestro Pierre Beauchamp define las posiciones básicas del ballet. Al mismo tiempo, el músico Jean-Baptiste Lully propone la unidad musical en el ballet, lo que se refiere a que las obras deben tener tan solo un compositor musical. Aparte de esto, el dramaturgo y humorista francés Molière empieza con el desarrollo de la comedia ballet, y así es que el ballet pasa de las cortes al escenario, ya que no se acostumbraba a bailar en estos en un principio. (Tecadanza, 2013)

5.1.1. Técnica del ballet clásico. De acuerdo con la Royal academia de la danza de Londres (1987) el ballet clásico consta de cinco posiciones básicas y fundamentales definidas en 1670 por el maestro francés Pierre Beauchamp, las cuales hoy en día se utilizan alrededor del mundo debido a la facilidad que le brindan al bailarín para efectuar movimientos como saltos o piruetas. Para explicar estas posiciones en este trabajo se combinaron las definiciones de Royal Academy of Dancing of London (1987), Guilliot, G. & Prudhommeau, G. (1947), y Fernandéz F. (1990). Las posiciones son las siguientes:

• Primera posición: Los pies solo están unidos en los talones formando una línea recta horizontal. (Ver figura 5.2)

• Segunda posición: Igual a la primera posición, pero con los talones separados de manera lateral. Esta separación en la danza clásica es de la medida de un pie, sin embargo, puede cambiar según los requisitos del maestro o del tipo de danza. (Ver figura 5.2)

15


• Tercera posición: Se cruzan los pies, juntando el talón de un pie con el medio del otro pie. Esta posición esta intermedia entre la primera y quinta posición. Sin embargo, debido a que no es una posición natural para los pies y disminuye mucho el equilibrio, hoy en día es reemplazada por la quinta posición. (Ver figura 5.2)

• Cuarta posición: Se separan los pies de adelante hacia atrás, basándose en el mismo principio de la segunda posición. Su medida de separación es de un pie de distancia. Esta posición brinda equilibrio y estabilidad, y el peso del cuerpo debe estar distribuido de manera equitativa entre ambos pies para mantener el balance adecuado. (Ver figura 5.2)

• Quinta posición: Casi igual a la tercera, pero se cruzan los pies con la punta de cada pie apoyándose contra el talón del otro. Es la posición de mayor dificultad por ser forzada, sin embargo, es una de las más utilizadas. (Ver figura 5.2) Figura 5.2. Posiciones básicas de los pies

Figura 5.2. Posiciones básicas de los pies. Tomada de: De Pedro Pascual, Carolina (s.f) de: http://www.bodyballet.es/posiciones-basicas-de-los-pies-en-la-danza-clasica/

16


Según Guilliot & Prudhommeau (1947), estas posiciones son iguales para todos los bailarines sin importar su género, y con base en ellas se debe realizar el entrenamiento básico del ballet, fortaleciendo sus músculos, ganando flexibilidad, equilibrio, coordinación, resistencia y demás. Pese a esto, los hombres y las mujeres no bailan igual, difieren en la técnica de los brazos, en algunos pasos y el número de repeticiones de estos, en giros, en las zapatillas que usan, y en la técnica de sus saltos.

Para hablar sobre la técnica del ballet, además de tener en cuenta las posiciones básicas, es importante tener en cuenta el entrenamiento que realiza cada bailarín durante una clase. Según Wong (2011), las clases de ballet consisten en dos partes: trabajo en barra y trabajo en el centro. Primero, se comienza con un calentamiento en la barra. En la mayoría de los casos, esta barra es de madera y está colocada en las paredes del salón de baile, puesta de manera horizontal aproximadamente a la altura de la cadera. La barra tiene la función de servir como apoyo para los bailarines mientras realizan sus ejercicios antes de pasar a bailar en el centro (American Ballet Theatre, s.f). En las clases de principiantes se pasa la mayor parte del tiempo en la barra, dado que estos trabajos preparan al bailarín para perfeccionar la técnica, utilizando ambas manos o solo una apoyada en la barra preparándose para realizarlos en la segunda parte de la clase. Cuando se pasa al centro, los ejercicios son muy parecidos a los de la barra. Sin embargo, consisten en combinaciones más largas que pueden resultar más complicadas ya que el bailarín pierde el soporte que tenía al principio de la clase (Wong, 2011).

Guilliot & Prudhommeau (1947) definen los ejercicios más comunes que se trabajan

17


durante una clase normal de ballet, tanto en la barra como en el centro. Estos ejercicios son: Adagio ó Adage, giros, saltos, y al final una combinación de varios de los anteriores.

Para explicar los ejercicios mencionados previamente, se tiene que la palabra Adage significa calma o relajación. En el ballet este consiste en los movimientos lentos de mucho control y equilibrio, que pueden pasar de ser fáciles a muy difíciles dependiendo de la intensidad con la que se estén trabajando. Estos movimientos pueden ser utilizados como preparación para las piruetas o giros que realice el bailarín. Los movimientos de Adage pretenden mostrar gracia, fluidez, y calma (American Ballet Theatre, s.f).

Despúes del Adage vienen los giros o piruetas. Estos son las vueltas de 360 grados realizadas en el apoyo de una sola pierna, ya sea en puntas o en media punta (American Ballet Theatre, s.f). Estos se pueden realizar de diferentes maneras (girando hacia adentro o hacia afuera de la pierna de apoyo) pero todos requieren de un buen equilibrio.

De manera posterior, se realizan los saltos o Sautée, que requieren de mucho gasto físico y fuerza en los miembros inferiores (Guilliot & Prudhommeau, 1947). Hay una gran variación de saltos en el ballet, pero entre los más comunes están los Grand Jeté (ver figura 5.3), que consisten en elevar las piernas, una tras otra, a 90 grados resultando en un salto alto; o los Sissonne (ver figura 5.4), los cuales son saltos (a excepción de algunas variaciones como el Sissonne Fermé) en los que el bailarín toma impulso con ambos pies y cae apoyándose en un

18


solo pie. Pueden ser realizados de manera amplia o pequeña; es decir, con una o las dos piernas elevadas a 90 o 45 grados respectivamente (American Ballet Theatre, s.f). Figura 5.3. Grand Jeté

Figura 5.3. Grand Jeté. Tomada de: Capitol City Dance (2015) de: http://capitolcitydance.com/perfect-that-grand-jete/

Figura 5.4. Sissone

Figura 5.4. Sissone. Tomada de: Chiara (2015) de: http://balletwithchiara.weebly.com/blog/archives/08-2015

5.1.2. Cambios que sufre el cuerpo en el ballet clásico. Según Greene J. (2010), para lograr la perfección de la técnica del ballet clásico y evitar lesiones durante el entrenamiento, el bailarín debe estar física y mentalmente preparado. Muchas de las posiciones y pasos en el ballet 19


clásico no son posiciones en las que el cuerpo se encuentre en una situación normal. Por lo tanto, es imprescindible que el bailarín haga buen uso del trabajo inicial en la barra que se hace en cada clase como calentamiento.

Algunos de los aspectos físicos que se necesitan para mejorar y perseverar en ballet clásico son, por ejemplo, una laxitud ligamentaria generalizada: es decir, una flexibilidad presentada de manera general en el cuerpo para realizar los estiramientos al máximo sin lesionarse. Esta consiste en hiperextensión de los codos y rodillas, y retroversión (es decir, desviación hacia atrás) de la cadera y el fémur. Así, los bailarines pueden realizar las posiciones fundamentales de ballet, que es de donde parten el resto de movimientos (Guilliot & Prudhommeau, 1947).

Para los varones, se trabajan mucho los músculos del pie, con el objetivo de facilitar la elevación durante los saltos, que por su técnica, debe ser mayor al de la mujer (Guilliot & Prudhommeau, 1947). De igual manera, para trabajar en media punta (que es propia de los hombres), se utilizan mucho los músculos anteriores de la pierna. No obstante, estos músculos deben ser trabajados tanto en mujeres como en hombres. El trabajo en lo miembros inferiores en general ocurre porque la técnica del ballet incluye levantar el peso completo del cuerpo en la punta de los pies, e incluso en la punta de los dedos para las mujeres. La repetición constante de los movimientos fortalece las caderas, la parte inferior de la pierna, tobillo, y pie (Fisk, 2015).

Además de lo anterior, también se debe resaltar que como lo afirman la bailarina, artista y experta en autoestima corporal, Tierra (2015), y la especialista en fitness, cultura y danza, Fisk (2015), el ballet tiene otros tipos de beneficios relacionados con la salud mental, con otras capacidades motoras, y con obtener una mejor figura corporal. 20


Al mismo tiempo, según la página web de la Academia de danza y ballet de Barcelona (2006) creada por maestros expertos, el ballet ayuda a tonificar cada parte del cuerpo, aumentar la resistencia y capacidad de trabajo, la flexibilidad gracias a su gran número de estiramientos, la postura corporal, el funcionamiento glandular, y la circulación sanguínea. También, según la BBC (2015) el ballet ayuda a ejercitar el cerebro porque requiere uso de la memoria, sentido del ritmo, y realizar cálculos de espacio para desplazarse de manera correcta aún mientras se sigue el ritmo de la música, trabajando el equilibrio y la coordinación.

5.2. Capacidades motoras del cuerpo humano

Las capacidades motoras son aquellas condiciones básicas con las que los seres humanos desarrollan sus propias habilidades técnicas o relacionadas con la vida normal (Pancorbo, s.f). Dichas capacidades ayudan a prevenir lesiones, a realizar grandes o leves esfuerzos, a poder caminar sin sentir demasiado cansancio, y a poder levantar algún peso del suelo en una edad ya avanzada. Con el transcurso del tiempo, estas capacidades se pueden ir perdiendo como consecuencia de la edad o el sedentarismo, pero si se lleva una actividad física constante a lo largo de la vida se podrá disfrutar de los beneficios de estas. Además, aunque gran parte de ellas pueden ser heredadas, estas se deben desarrollar con el entrenamiento.

En relación con lo anterior, según Pancorbo (s.f), hay dos tipos de capacidades motoras: las condicionales y las coordinativas. Las condicionales se basan en la efectividad de los mecanismos energéticos, y estos dependen de la cantidad de energía disponible. Estas capacidades son tres, la fuerza, la velocidad y la resistencia. De todas formas, es importante resaltar que existen las capacidades motoras intermedias, en donde está clasificada la flexibilidad y la velocidad de 21


reacción motora. Sin embargo, la única de estas capacidades intermedias relevante para esta investigación es la flexibilidad y por esto es la única que se explicará.

Por otra parte, están las capacidades coordinativas. Estas no son relevantes para la investigación ya que no se evaluarán, sin embargo, cabe aclarar que consisten en la manera en la que el cuerpo logra coordinar lo que la persona piensa o desea realizar con lo que en realidad es realizado. La parte de estas capacidades relacionada con la destreza se denomina capacidad de aprendizaje motor. De esta, salen dos subgrupos llamados capacidad de dirección y control junto con la capacidad de adaptación. La capacidad de dirección y control consiste en la capacidad de emparejamiento de los movimientos y capacidad de diferenciación. De manera diferente, la capacidad de adaptación consiste en la capacidad de reacción y de transformación (Pancorbo, s.f). Por último, existen tres capacidades que pertenecen a ambos subgrupos, que son la capacidad del equilibrio, orientación y de ritmo. La capacidad del equilibrio es aquella que permite conservar un estado de equilibrio en el cuerpo y de volver a dicho estado después o durante algún movimiento; la capacidad de la orientación se refiere a la capacidad de variar o especificar los movimientos del cuerpo en el espacio tiempo dependiendo de la actividad, es decir, que el individuo logre comprender la situación de su entorno y reaccionar ante ella para lograr un objetivo; y la capacidad del ritmo es aquella que permite procesar y reproducir mediante movimientos un ritmo que proviene del exterior (Weineck, 2005).

5.2.1. Capacidades motoras en adolescentes. Cada una de las capacidades motoras cambia con la edad, aunque cada una de ellas sea diferente. Pancorbo (s.f) define a qué edades se desarrollan las diferentes capacidades motoras. Durante el transcurso de la pubertad (12-18 años), se desarrollan las capacidades condicionales en el cuerpo. Por ejemplo, la resistencia aumenta entre 22


los 10-12 años, cuando se vuelve más fácil resistir los esfuerzos moderados continuos denominados aeróbicos. Entre los 15-19 años alcanza el mayor valor del consumo de oxígeno relativo; a partir de los 8 a los 12 años empieza el incremento de la velocidad por el inicio de la pubertad, y de los 12 a los 14 años esta velocidad ya está fortalecida. Además de esto se presenta un aumento en la capacidad de aceleración, y con el final de la pubertad, de los 15 a los 17 años, la velocidad de carrera aumenta junto a la fuerza global (Rodriguez, 2010). Por otra parte, la flexibilidad se va perdiendo desde el nacimiento en adelante de manera gradual, y este proceso se vuelve más rápido durante la pubertad gracias al crecimiento, sin embargo, esta se puede recuperar de una manera fácil hasta los 17 años si se realizan los estiramientos requeridos.

Otra variable que menciona Pancorbo (s.f) que se debe tener en cuenta sobre las capacidades motoras en adolescentes es el género. En las mujeres, la fuerza aumenta entre los 13 y los 15 años debido al cambio en el peso producido por el estrógeno y la progesterona. Por otra parte, los hombres incrementan su fuerza entre los 14 y los 17 años debido al volumen muscular adicional generado por la testosterona. Este incremento de fuerza es de manera relativa mayor al de la mujer en la mayoría de los casos. Las fuerzas que se desarrollan durante la pubertad son: fuerza máxima, que es la habilidad neuromuscular de presentar una tensión máxima ya sea estática o dinámica; fuerza velocidad, que es la habilidad neuromuscular de rebasar la resistencia máxima; y fuerza resistencia, que es aquella que se opone a la fatiga (Rodriguez, 2010).

Para entender sobre las capacidades motoras en general, se puede recurrir a la Tabla de sensibilidad de las capacidades motoras entre los 6 y los 15 años (figura 5.5), creada en 1982 por el profesor de educación física y deportes Martin Llaudes de la universidad de Granada. Las capacidades que están en su mayor punto de sensibilidad (el mayor punto de desarrollo con respecto 23


a la edad) de los 13 a 15 años son: capacidad de orientación espacial, capacidad de diferenciación, capacidad de resistencia, y capacidad de fuerza. Las capacidades con menor punto de sensibilidad de los 13 a los 15 años son: capacidad de reacción acústica óptica, capacidad de ritmo, capacidad del equilibrio, rapidez, y movilidad de articulaciones, también conocida como flexibilidad. Figura 5.5. Fases de la mayor sensibilidad de las destinadas capacidades motoras psíquicas en las edades comprendidas entre los 6 y 15 años

Figura 5.5. Fases de la mayor sensibilidad de las destinadas capacidades motoras psíquicas en las edades comprendidas entre los 6 y 15 años. Tomada de Martín (1962) como se cita en Pancorbo (s.f)

5.3. Pruebas o evaluaciones físicas

En la educación física, se realizan tests o pruebas físicas para determinar el desempeño del individuo. Estas evaluaciones son progresivas y pueden ser objetivas o subjetivas, donde se observa la actividad y el comportamiento físico del individuo analizando su trabajo (Blázquez, 1997).

24


Debido a que la educación física difiere según las condiciones del entorno (ya sean geográficas, económicas, o sociales), las maneras de evaluar cambian, y por esta razón brindan opciones múltiples de pruebas para cada capacidad motora. Según George, Fisher, & Vehrs (s.f), esta es una de las razones por las cuales no se ha logrado la uniformidad de los criterios o niveles de exigencia para cada evaluación. Por lo tanto, para que las pruebas físicas tengan mayor efectividad, el profesor debe personalizar y diferenciar a sus alumnos, es decir, tomar en cuenta su edad, capacidad, y su preparación. Sin embargo, existen algunas pruebas estandarizadas realizadas para individuos con ciertas características físicas.

Tal como lo dice Blázquez (1997), un factor importante para tener en cuenta es que pueden ser realizadas de dos maneras: in vitro o in vivo. Las evaluaciones in vitro, consisten en las evaluaciones fuera de la situación de competición o juego, que de manera usual es un test estandarizado cuyo objetivo es que las condiciones del individuo puedan ser vistas posteriormente en el desarrollo del juego o competencia. Por otro lado, las evaluaciones in vivo, son aquellas que son realizadas durante competición o juego, sin ser denominadas como un test específico; antes bien, son observaciones objetivas o subjetivas del desempeño del individuo durante la práctica. Estas maneras de evaluar no son consideradas opuestas, sino paralelas. Ambas constan de ventajas y desventajas: por ejemplo, en las pruebas in vivo resulta más fácil demostrar su validez, ya que durante la práctica de la disciplina que se esté evaluando determinará si el entrenamiento ha servido y cuáles son los cambios que se dan en el campo. De manera diferente, las pruebas in vitro constan de mayor objetividad, estandarización, y fiabilidad. Esto es debido a que se realizan con otras pruebas que ya han sido determinadas fiables, y se puede tener mayor constancia sobre el aspecto evaluado.

25


5.3.1. Formas de evaluar la flexibilidad. De acuerdo con Heyward, (2007), la flexibilidad es definida como la capacidad de mover una articulación de manera fluida y amplia sin lesionarse. Así mismo, afirma que existen dos tipos de flexibilidad, la estática y la dinámica. Ambos tipos son medidas de la amplitud total del movimiento, y difieren, en que la estática se presenta por la extensibilidad de la unidad musculotendinosa (aquellas que ayudan a contraer un músculo y devolverlo a su estado original sin causar lesiones), y la dinámica es calculada por la fuerza de torsión o resistencia desarrollada gracias al estiramiento. No obstante, todavía no se sabe la relación precisa entre ellas ni se ha determinado si en realidad son dos aspectos del mismo componente (Kudson, 2000).

Heyward, (2007) también afirma que hay varios factores que afectan la flexibilidad de un individuo. Por ejemplo, las características corporales, debido a que la musculatura grande o mucha grasa subcutánea pueden generar mayor dificultad para el estiramiento; el sedentarismo, porque la falta de actividad física atrofia los músculos y articulaciones; la edad, por el hecho de que la rigidez de los músculos aumenta y la flexibilidad estática disminuye; y el género de la persona, puesto que hay estudios (tal como los de Alter 1996; Payne, Gledhill, Katzmarzyk, Jamnik & Keir, 2000) que confirman que las mujeres de manera general tienen mayor flexibilidad que los hombres debido a su estructura pélvica y a su composición hormonal, la cual mejora la laxitud de sus tejidos (Alter, 1996). Aun así, la diferencia de flexibilidad por el género puede depender de la articulación, pues también ha sido demostrado por Norkin y White (1995) que los hombres tienen mayor flexibilidad que las mujeres en el movimiento de extensión de cadera y flexión de columna.

26


Por estas razones, es crucial darle importancia a la flexibilidad para contrarrestar los efectos negativos que pueden presentarse si no se trabaja, y así se podrá disminuir el riesgo de lesiones por la edad o en un deporte de contacto.

En cuanto a evaluaciones físicas, la medida de la flexibilidad dinámica, que es la resistencia al movimiento o rigidez de una articulación, tiene mayor relación con el rendimiento físico que la medida de la flexibilidad estática o amplitud del movimiento. No obstante, las pruebas físicas de la flexibilidad dinámica cuentan con un equipo de maquinaria costoso, y por esto se utilizan con mayor frecuencia las pruebas flexibilidad estática (Heyward, 2007).

La flexibilidad estática es evaluada mediante medidas directas e indirectas de la amplitud del movimiento. Las pruebas directas son evaluadas en grados, por medio de implementos como el flexómetro, el inclinómetro, o un goniómetro, los cuales son herramientas que facilitan la medida de la amplitud del movimiento en una articulación (George, Fisher, & Vehrs, s.f). Las pruebas indirectas, cuentan con medidas lineales y en su mayoría evalúan la flexibilidad de la región lumbar (Heyward, 2007). En este trabajo de grado, se implementarán pruebas indirectas de la flexibilidad estática, a causa de la influencia del ballet en la región lumbar de la espalda y por la facilidad de su ejecución.

La prueba estándar de la flexibilidad lumbar recomendada por el Colegio americano de medicina del deporte ACSM (2006) y la Asociación canadiense para el ejercicio (CSEP) (2003) es la prueba de flexión de tronco, también conocida como Test de sentarse y alcanzar con cajón. Antes de iniciarla se debe efectuar un calentamiento general para preparar el cuerpo (Heyward, 2007), y el individuo evaluado debe estar descalzo para que los resultados sean más específicos. Para 27


efectuar esta prueba se necesita un cajón pequeño de madera y una regla para tomar las medidas. Al iniciar, se le pide al individuo que se siente en el piso y extienda las piernas y las rodillas con la planta de los pies en el borde de la caja. Una vez ya ubicado, el individuo debe estirar los brazos con las palmas de la mano boca abajo mientras se inclina hacia la caja lo más lejos posible. Después de haber mantenido dicha posición por al menos 2 segundos 3 veces, se tomará el dato de la distancia máxima sobre la parte superior de la caja a la que llegaron los dedos del individuo, y este será su puntaje. El punto cero será el comienzo de la caja donde están ubicados los pies, y si el individuo no pasa de aquí su puntuación será negativa (Wadsworth, 2011).

El desempeño en la prueba es calificado según la tabla 5.1 donde se puede ver que tan buenos fueron los resultados del individuo:

Tabla 5.1. Test de sentarse y alcanzar con cajón

Test de sentarse y alcanzar con cajón Hombres

Mujeres

Muy bajo

-20 cm

- 15 cm

Bajo

-19 a -9 cm

- 14 a -8 cm

Regular

- 8 a -1 cm

-7 a 0 cm

Medio

0 a 5 cm

1 a 10 cm

Bueno

6 a 16 cm

11 a 20 cm

Excelente

17 a 27 cm

21 a 30 cm

Superior

27 cm +

30 cm +

Adaptada de: Test de sentarse y alcanzar (o del cajón) de Andy Wadsworth. P. 130. Copyright: Andy Wadsworth.

28


5.3.2. Maneras de evaluar la resistencia. La resistencia, en general, es la capacidad física o psicológica para resistir la fatiga (Harre, 1978). Aun así, podemos hablar de la resistencia de manera más específica, en este caso, tal como afirma Heyward (2007), está la resistencia cardiorrespiratoria, que es la capacidad del sistema circulatorio y respiratorio para darle oxígeno con eficiencia a los músculos; la resistencia muscular, que es la capacidad que tiene un músculo para mantener sus niveles de fuerza -incluso si la intensidad del ejercicio aumenta- por un periodo prolongado de tiempo; y la resistencia ósea, que es “la función del contenido mineral y la densidad del tejido óseo; relacionada con el riesgo de fractura ” (Heyward, 2007, p. 387). En este trabajo la resistencia se refiere a la resistencia cardiorrespiratoria o muscular.

La resistencia de un individuo puede verse afectada por varios factores, como la velocidad, la capacidad que se tiene para realizar un movimiento de manera eficaz, y el estado psicológico de la persona en el momento de realizar el ejercicio (Pancorbo, A. s.f).

Los tipos de resistencia dependen del enfoque que se le dé a esta, pero según Hollmann y Hetinger (1980) se pueden dividir en seis grupos. La resistencia puede ser muscular local o muscular general, dependiendo de qué trabajo se esté haciendo y qué músculo o qué grupo de músculos intervengan en el ejercicio. Estos dos tipos pueden ser de carácter aeróbico o anaeróbico. Es decir, la resistencia que depende de la cantidad de oxígeno, o la resistencia sin oxígeno (de manera respectiva). Y, por último, estas resistencias pueden ser dinámicas/estáticas o, en otras palabras, con cambio continuo entre cada contracción del músculo o relajándose en contracciones durante un gran periodo de tiempo.

29


Para evaluar la resistencia cardiorrespiratoria desde la aptitud aerĂłbica, se implementan pruebas de campo con ĂŠnfasis en el rendimiento que pueden ser carreras de distancia para estimar el VO2 mĂĄximo (cantidad mĂĄxima de oxĂ­geno que el cuerpo puede absorber) (Heyward, 2007). Saber esta medida resulta importante, ya que es el resultado de la producciĂłn de energĂ­a aerĂłbica, que, segĂşn George, Fisher y Vehrs (s.f), es la capacidad que tiene el cuerpo de mantener el ejercicio por un periodo prolongado de tiempo debido a las cantidades de oxĂ­geno transportadas a los mĂşsculos que estĂĄn siendo trabajados.

Por ser esta una de las maneras mĂĄs eficaces de evaluar la capacidad aerĂłbica de un individuo, se utilizarĂĄ el Test de Cooper como test de resistencia. Este test, tambiĂŠn llamado prueba con carreras de 9 o 12 minutos, consiste en que el individuo evaluado recorra la mayor distancia que pueda durante 9 o 12 minutos. Para la facilidad de la persona que va a evaluar, el trayecto debe ser plano y debe estar marcado hasta 400 metros para que al final sea mĂĄs fĂĄcil medir la distancia recorrida. Es importante aclarar que durante la prueba el individuo puede caminar en ciertos puntos si lo desea, mientras no se detenga. Finalizando la prueba y ya calculada la distancia total, se aplica la formula đ?‘‰đ?‘‚2  đ?‘šđ?‘Žđ?‘Ľ   =  0,0268  (đ?‘‘đ?‘–đ?‘ đ?‘Ąđ?‘Žđ?‘›đ?‘?đ?‘–đ?‘Ž, đ?‘šđ?‘’đ?‘Ąđ?‘&#x;đ?‘œđ?‘ )   − 11,3  si la prueba es de 12 minutos. De lo contrario, la formula cambia a đ?‘‰đ?‘‚2  đ?‘šđ?‘Žđ?‘Ľ   =  0,0178   đ?‘‘đ?‘–đ?‘ đ?‘Ąđ?‘Žđ?‘›đ?‘?đ?‘–đ?‘Ž, đ?‘šđ?‘’đ?‘Ąđ?‘&#x;đ?‘œđ?‘  + 9,6 . Estas formulas han sido estandarizadas para este test de manera especĂ­fica por expertos en el deporte tal como Heyward (2007). Entre mĂĄs alta sea la producciĂłn aerĂłbica mĂĄxima de energĂ­a encontrada con esta prueba, mayor podrĂĄ ser la intensidad con la que el individuo realice actividad fĂ­sica.

Dado que el Test de Cooper se aplica (con mayor frecuencia) con el propĂłsito de calificar la condiciĂłn fĂ­sica del sujeto, y no para calcular la cantidad de VO2 mĂĄximo, existe otra manera de evaluarlo a parte de las formulas previamente mencionadas. Para ello se utilizan tablas que califican 30


la condición a los individuos entre malo y excelente con relación a su edad y los metros que recorren durante la prueba (ver tabla 5.2).

Tabla 5.2. Test de Cooper Test de Cooper (13-20 años) Edades

Género

Muy bueno

Bueno

Normal

Malo

Muy malo

Mujeres

+2000 m

1900-2000 m

1600-1899 m

1500-1599 m

-1500 m

Hombres

+2700 m

2400-2700 m

2200-2399 m

2100-2199 m

-2100 m

Mujeres

+2100 m

2000-2100 m

1900-1999 m

1600-1699 m

-1600 m

Hombres

+2800 m

2500-2800 m

2300-2499 m

2200-2299 m

-2300 m

Mujeres

+2300 m

2100-2300 m

1800-2099 m

1700-1799 m

-1700 m

Hombres

+3000 m

2700-3000 m

2500-2699 m

2300-2499 m

-2300 m

13-14 años

15-16 años

17-20 años

Adaptada de: Test de Cooper de Francisco Maté Naya. Copyright: Kenneth H. Cooper. (URL: https://franciscomate.files.wordpress.com/2013/03/test-de-cooper6.pdf)

5.3.3. Maneras de evaluar la fuerza. La fuerza muscular es la capacidad que tiene un músculo de ejercer una fuerza externa o para generar resistencia hacia otra (George, s.f). Esta se puede ver afectada por varios factores, siendo algunos de estos la velocidad, el tamaño de la parte del cuerpo con la que se aplica, el tamaño de las fibras musculares que este posea, el número de músculos relacionados con el movimiento, la frecuencia con la que se está trabajando, las reservas

31


de energía, y demás. Por otro lado, hay factores propios del individuo que también la afectan, como el sexo, la edad, masa muscular, y la motivación de la persona.

Estos factores propios del individuo son los principales que se tienen que tener en cuenta para hablar sobre la fuerza. Por ejemplo, se puede decir que entre menor edad tengan los individuos, ya sean hombres o mujeres, las diferencias de esta capacidad que pueden tener unos con los otros son muy pocas. Al mismo tiempo, hay que considerar que el desarrollo completo de la fuerza no empieza hasta los 12 o 13 años, cuando el individuo pasa por la pubertad y libera hormonas que aumentan su masa muscular. Desde estas edades, ya las diferencias de género se vuelven muy marcadas, dado que de los 14-17 años los hombres pasan por un incremento en volumen muscular a causa de la testosterona que aumenta su fuerza hasta en un 90%, mientras que las mujeres de los 13-15 años el peso corporal aumenta debido a la producción de estrógeno y progesterona, las cuales no contribuyen de manera anabólica al desarrollo de la fuerza como pasa en los hombres. Por ende, a esta edad los hombres tienden a ser más fuertes que las mujeres (Pancorbo, s.f).

En la práctica del ballet los miembros más trabajados son los miembros inferiores. Por esta razón, para evaluar la fuerza una buena prueba es el Test de salto horizontal con pies juntos. Este consiste en que el individuo se ubique detrás de una línea designada, y flexionando las piernas un poco separadas, de un salto hacia el frente llegando hasta donde más pueda. Dicho test requiere una cinta métrica ubicada desde la línea de partida del individuo para contar cuál fue su distancia. Después de dos intentos de esta prueba se anotará el mejor resultado.

Los resultados de este test se pueden interpretar con la tabla 5.3 medida en centímetros para hombres y mujeres. 32


Tabla 5.3 Test de salto horizontal Test de salto horizontal Muy bueno

Bueno

Normal

Malo

Muy malo

Hombres

+230 cm

230-205 cm

205-185 cm

185-165 cm

-165 cm

Mujeres

+190 cm

190-175 cm

175-169 cm

169-145 cm

-145 cm

Adaptada de: Test de salto horizontal a pies juntos de Miguel Diez García. Copyright: Miguel Diez García. (URL: https://aprendizajedelacarrera.wordpress.com/2013/08/23/test-de-salto-horizontal-a-pies-juntos/ )

6. CAPÍTULO PROPOSITIVO

Se realizaron cuatro pruebas físicas a tres adolescentes del género femenino que llevaban 2 meses, 3 meses y 4 meses, respectivamente, bailando ballet clásico. Estas pruebas físicas evaluaron su flexibilidad, fuerza y resistencia.

6.1. Metodología

Para el capítulo propositivo de este trabajo de grado se realizó un estudio de caso, el cual es definido, en Los estudios de caso de Stake (tal como se cita en Universidad de Madrid, s.f,), como “el estudio de la particularidad y de la complejidad de un caso singular, para llegar a comprender su actividad es circunstancias concretas” (p.2). Por ser estudio de caso tiene características cualitativas, sin embargo, también tiene características cuantitativas para el análisis de los datos recogidos en las pruebas. Por esto la investigación es un análisis mixto de cuatro pruebas físicas en tres adolescentes del género femenino que estaban comenzando a practicar ballet

33


clásico. Estas pruebas físicas evaluaron la flexibilidad, fuerza y resistencia, comenzando cuando los sujetos no llevaban más de cinco meses practicando ballet clásico, y se siguieron realizando cada cuatro semanas de manera aproximada por un periodo de 3 meses. También se evaluó un grupo de control constituido por 3 adolescentes del género femenino que no practican ballet pero que practican basquetbol, voleibol, y fútbol en el colegio Gimnasio La Colina. Para la comparación se formaron parejas entre los sujetos del grupo de control con los sujetos principiantes en ballet clásico con el fin de facilitar la comparación entre un grupo y el otro, comparando cada dato con el anterior. Estas parejas fueron formadas de acuerdo ciertas similitudes entre proceso de evaluación de las bailarinas y los sujetos del grupo de control, que se explicarán más adelante el análisis de resultados (ver 6.3).

Para la prueba física de la flexibilidad, se trabajó con la evaluación Prueba de flexión de tronco (o Test de sentarse y alcanzar con cajón); para la resistencia, se trabajó con el Test de Cooper (o prueba de carrera de 12 minutos); y para la fuerza, se trabajó con el Test del salto horizontal. Cada una de dichas pruebas fueron realizadas siguiendo los pasos encontrados en el marco teórico (ver tablas 5.1, 5.2 y 5.3) en los capítulos 5.3.2., 5.3.3, y 5.3.4., respectivamente.

Además, se desarrolló una entrevista semiestructurada con la profesora de las bailarinas para determinar qué tipo de ejercicios y demás dinámicas se implementaron en cada mes del proyecto. Las preguntas planteadas para dicha entrevista fueron:

1. ¿Qué trabajos han realizado en clase durante estos 3 meses para mejorar la flexibilidad, fuerza y resistencia?

34


2. Según su criterio, ¿En qué capacidades físicas se hace énfasis en la práctica del ballet?

3. ¿Realizan algún tipo de pruebas para controlar el proceso de sus alumnas en la academia?

6.2. Resultados

En las tablas 6.1 hasta la tabla 6.18 se pueden ver los resultados de cada uno de los sujetos evaluados a lo largo de tres meses, tanto del grupo de control como de los sujetos de estudio principiantes en ballet clásico. Es importante resaltar que en el test de resistencia, los sujetos del grupo de control y los sujetos de estudio lo realizaron en canchas diferentes por cuestiones de logística (las canchas medían 12 x 28 m y 31,35 x 17,56 m, respectivamente), sin embargo en cada uno se midió la distancia en metros, razón por la que esto no afectó los resultados o comparaciones. Los sujetos A B y C realizaron las pruebas en una cancha techada, mientras que los sujetos 1 2 y 3 las realizaron en una cancha sin techo en las horas de la tarde, por esto el sol no fue un problema en ninguno de los casos y las condiciones ambientales fueron iguales.

6.2.1. Caracterización de sujetos A, B, y C. Los sujetos A, B y C son tres adolescentes del género femenino del Gimnasio La Colina, que tenían 16 años en el momento de la primera prueba. Cabe aclarar que los sujetos practican fútbol, basquetbol y voleibol (respectivamente) 2 veces a la semana en el colegio, al igual que educación física una vez a la semana.

Las fechas de las pruebas realizadas fueron: Septiembre 23 de 2016 (prueba 1 para todos los sujetos), Octubre 27 de 2016 (prueba 2 para todos los sujetos), Diciembre 6 de 2016 (prueba 3 para sujetos B y C), y finalmente Diciembre 13 de 2016 (prueba 4 para el sujeto B). Por cuestiones 35


logísticas y personales el sujeto A no pudo realizar las pruebas 3 y 4 en el momento asignado, por esta razón no se podrá comparar de la manera esperada con los sujetos que practican ballet clásico. Por otro lado, el sujeto C sufrió una lesión indefinida en la rodilla que le impidió realizar la prueba 4, por esto tampoco se podrá comparar de la manera esperada con los sujetos que practican ballet clásico.

6.2.2. Caracterización de sujetos 1, 2 y 3. Los sujetos 1, 2, y 3 son las tres adolescentes del género femenino principiantes en el ballet clásico que hacen parte del Grupo de jóvenes y adultos ballet principiante de la academia Allegro en Cali.

El sujeto 1 tenía 15 años en el momento de la primera prueba, y llevaba 2 meses practicando ballet clásico 3 veces a la semana. Además de esto, asiste a clases de danza en su colegio al igual que a clase de educación física una vez a la semana. Este sujeto sufrió una lesión indefinida de la espalda baja antes de la prueba 4, por esto no la pudo presentar, y además dejó de asistir a clases de ballet después de la prueba 3.

Por otro lado, el sujeto 2 tenía 19 años en el momento de la primera prueba y llevaba 3 meses practicando ballet 2 veces a la semana. Asimismo, asiste a clases de educación física una vez a la semana en su universidad.

Por último, el sujeto 3 tenía 16 años en el momento de la primera prueba, y llevaba 4 meses practicando ballet clásico 2 veces a la semana. De igual modo, asiste a clases de educación física en su colegio una vez a la semana. Por razones personales este sujeto tuvo que dejar de asistir a las clases de ballet desde la prueba 2, sin embargo manifestó que siguió realizando los estiramientos 36


de la clase en casa como método para no mostrar retrocesos en su proceso por la falta de práctica de ballet. Se consideró importante seguir realizando las pruebas con este sujeto para saber cómo afectó su proceso físico su pausa en ballet.

La disparidad en edades se debe a que los sujetos no debían tener una edad específica, solo tenían que estar entre los 13 y los 19 años. Además, estos fueron los sujetos que se presentaron de manera voluntaria y dada la dificultad de conseguirlos no se pudo ser muy selectivo en sus edades.

Las fechas en las que se realizaron las pruebas fueron: Octubre 1 de 2016 (prueba 1), Octubre 29 de 2016 (prueba 2), Noviembre 26 de 2016 (prueba 3 para el sujeto 2), Diciembre 3 de 2016 (para sujetos 1 y 3), y finalmente Diciembre 17 de 2016 (prueba 4 para sujetos 2 y 3). Cabe aclarar que las fechas determinadas se cambiaron numerosas veces por cuestiones personales de cada sujeto, esta es la razón por la cual no todos los sujetos presentaron todas las pruebas al mismo tiempo y no fueron realizadas cada 4 semanas como se había planeado con anterioridad.

6.2.3. Resultados grupo de control. En las tablas 6.1 hasta 6.9 se presentarán cada uno de sus resultados.

37


Tabla 6.1. Resultados Sujeto A flexibilidad

Resultados Sujeto A flexibilidad Sujeto A

Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Intento 3 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Prueba 1

10 cm

13 cm

14 cm

14 cm

Prueba 2

14 cm

14 cm

15 cm

15 cm

Prueba 3

N.P*

N.P

N.P

N.P

Calificación según la tabla 5.1 11-20 cm: Bueno 11-20 cm: Bueno N.P

Prueba 4

N.P

N.P

N.P

N.P

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

Tabla 6.2. Resultados Sujeto A fuerza

Resultados Sujeto A fuerza Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Calificación según la tabla 5.3

Prueba 1

150cm

152 cm

152 cm

169-145 cm: Malo

Prueba 2

143 cm

137 cm

143 cm

169-145 cm: Malo

Prueba 3

N.P*

N.P

N.P

N.P

Prueba 4

N.P

N.P

N.P

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

38


Tabla 6.3. Resultados Sujeto A resistencia

Resultados Sujeto A resistencia Número de Vueltas en 12 minutos

Metros recorridos en 12 minutos

Calificación según la tabla 5.2

VO2 max (mL/min)

Prueba 1

20,8 vueltas

1664 m

1600-1699 m: Malo

33,2952 (mL/min)

Prueba 2

20,9 vueltas

1676,9 m

1600-1699 m: Malo

33,64 (mL/min)

Prueba 3

N.P*

N.P

N.P

N.P

Prueba 4

N.P

N.P

N.P

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

Tabla 6.4. Resultados Sujeto B flexibilidad

Resultados Sujeto B flexibilidad Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Intento 3 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Prueba 1

16 cm

16 cm

15,5 cm

16 cm

Prueba 2

14 cm

13 cm

13 cm

14 cm

Prueba 3

11 cm

11,5 cm

13,5 cm

13,5 cm

Prueba 4

14 cm

15 cm

16 cm

16 cm

39

Calificación según la tabla 5.1 11-20 cm: Bueno 11-20 cm: Bueno 11-20 cm: Bueno 11-20 cm: Bueno


Tabla 6.5. Resultados Sujeto B fuerza

Resultados Sujeto B fuerza Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Calificación según la tabla 5.3

Prueba 1

147 cm

156 cm

156 cm

169-145 cm: Malo

Prueba 2

136 cm

145 cm

145 cm

169-145 cm: Malo

Prueba 3

145 cm

161 cm

161 cm

169-145 cm: Malo

Prueba 4

150 cm

162 cm

162 cm

169-145 cm: Malo

Tabla 6.6. Resultados Sujeto B resistencia

Resultados Sujeto B resistencia Número de Vueltas en 12 minutos

Metros recorridos en 12 minutos

Calificación según la tabla 5.2

VO2 max (mL/min)

Prueba 1

20,8 vueltas

1664 m

33,2952 (mL/min)

Prueba 2

20,9 vueltas

1676,20 m

Prueba 3

20,1 vueltas

1610,78 m

Prueba 4

20 vueltas

1600 m

1600-1699 m: Malo 1600-1699 m: Malo 1600-1699 m: Malo 1600-1699 m: Malo

40

33,62 (mL/min) 31,86 (mL/min) 31,58 (mL/min)


Tabla 6.7. Resultados Sujeto C flexibilidad

Resultados Sujeto C flexibilidad Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Intento 3 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Prueba 1

12 cm

11 cm

11 cm

12 cm

Prueba 2

12 cm

13 cm

13 cm

13 cm

Prueba 3

11 cm

11 cm

12 cm

12 cm

Prueba 4

N.P*

N.P

N.P

N.P

Calificación según la tabla 5.1 11-20 cm: Bueno 11-20 cm: Bueno 11-20 cm: Bueno N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”

Tabla 6.8. Resultados Sujeto C fuerza

Resultados Sujeto C fuerza Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Calificación según la tabla 5.3

Prueba 1

142 cm

128 cm

142 cm

169-145 cm: Malo

Prueba 2

117 cm

126 cm

126 cm

-145 cm: Muy malo

Prueba 3

131 cm

137 cm

137 cm

-145 cm: Muy malo

Prueba 4

N.P*

N.P

N.P

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

41


Tabla 6.9. Resultados Sujeto C resistencia

Resultados Sujeto C resistencia Número de Vueltas en 12 minutos

Metros recorridos en 12 minutos

Calificación según la tabla 5.2

VO2 max (mL/min)

Prueba 1

20,8 vueltas

1664 m

33,2952 (mL/min)

Prueba 2

20,9 vueltas

1673 m

Prueba 3

20 vueltas

1600 m

Prueba 4

N.P*

N.P

1600-1699 m: Malo 1600-1699 m: Malo 1600-1699 m: Malo N.P

33,5364 (mL/min) 31,58 (mL/min) N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

6.2.4. Resultados sujetos de estudio. Los sujetos de estudio son los sujetos 1, 2 y 3. En las tablas 6.10 a 6.18 se presentarán cada uno de sus resultados.

Tabla 6.10. Resultados Sujeto 1 flexibilidad

Resultados Sujeto 1 flexibilidad Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Intento 3 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Prueba 1

19 cm

19,5 cm

19 cm

19,5 cm

Prueba 2

22 cm

22 cm

23,3 cm

23,3 cm

Prueba 3

24 cm

25 cm

25,3 cm

25,3 cm

42

Calificación según la tabla 5.1 11-20 cm = Bueno 21-30 cm= Excelente 21-30 cm= Excelente


Continuación tabla 6.10. Resultados Sujeto 1 flexibilidad Prueba 4

N.P**

N.P

N.P

N.P

N.P

*Entre la prueba 1 y 2 el sujeto 1 faltó a una clase de ballet **Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”. Cabe aclarar que después de la tercera prueba (Diciembre 3 de 2016) por cuestiones personales el sujeto 1 no siguió practicando ballet, y además de esto el sujeto se lesionó antes de la ultima prueba lo que le impidió seguir el proceso del proyecto

Tabla 6.11. Resultados Sujetos 1 fuerza

Resultados Sujetos 2 fuerza Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Calificación según la tabla 5.3

Prueba 1

168,5 cm

195 cm

195 cm

+190 cm = Muy bueno

Prueba 2

168 cm

186 cm

186 cm

190-175 cm = Bueno

Prueba 3

179 cm

190,5 cm

190,5 cm

+190 cm = Muy bueno

Prueba 4

N.P*

N.P

N.P

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

43


Tabla 6.12. Resultados Sujeto 1 resistencia

Resultados Sujeto 1 resistencia

Número de Vueltas en 12 minutos

Metros recorridos en 12 minutos

Calificación según la tabla 5.2

VO2 max (mL/min)

Prueba 1

23,5 vueltas

2305,24 m

50,48 (mL/min)

Prueba 2

24,4 vueltas

2387,9 m

Prueba 3

25,1 vueltas

2459,57 m

Prueba 4

N.P*

N.P

+2100 m= Muy bueno +2100 m= Muy bueno +2100 m= Muy bueno N.P

52,69 (mL/min) 54,51 (mL/min) N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

Tabla 6.13. Resultados Sujeto 2 flexibilidad

Resultados Sujeto 2 flexibilidad Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Intento 3 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Prueba 1

14 cm

14,4 cm

16 cm

16 cm

Prueba 2

15 cm

15 cm

16 cm

16 cm

Prueba 3

15 cm

16 cm

17,2 cm

17,2 cm

Prueba 4

19 cm

20,5 cm

20, 5 cm

20,5 cm

Calificación según la tabla 5.1 11-20 cm = Bueno 11- 20 cm = Bueno 11- 20 cm = Bueno *Excelente

Cabe aclarar que después de la tercera prueba (Diciembre 3 de 2016) por cuestiones personales el sujeto 2 no siguió practicando ballet, sin embargo, se decidió continuar con las pruebas para así tener un registro de los cambios. *Se ubicó el sujeto en el rango excelente (21 a 30 cm) redondeando a 21 cm su resultado debido a que se vio pertinente ubicarlo en esta calificación por su buen desempeño.

44


Tabla 6.14. Resultados Sujeto 2 fuerza

Resultados Sujeto fuerza Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Calificación según la tabla 5.3

Prueba 1

138 cm

144 cm

144 cm

<145 cm = Muy malo

Prueba 2

140 cm

145 cm

145 cm

169-145 cm= Malo

Prueba 3

142 cm

146 cm

146 cm

169-145 cm= Malo

Prueba 4

144 cm

149 cm

149 cm

169-145 cm= Malo

Tabla 6.15. Resultados Sujeto 2 resistencia

Resultados Sujeto 2 resistencia Número de Vueltas en 12 minutos

Metros recorridos en 12 minutos

Calificación según la tabla 5.2

VO2 max (mL/min)

Prueba 1

18,2 vueltas

1781,68 m

36,45 (mL/min)

Prueba 2

18,7 vueltas

1829,96 m

Prueba 3

19 vueltas

1858,58 m

Prueba 4

21,2 vueltas

2080,01 m

1700-1799 m= Malo 1800-2099 m= Normal 1800-2099 m= Normal 1800-2099 m= Normal

45

37,74 (mL/min) 38,50 (mL/min) 44,44 (mL/min)


Tabla 6.16. Resultados Sujeto 3 flexibilidad

Resultados Sujeto 3 flexibilidad Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Intento 3 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Prueba 1

0 cm

2 cm

3 cm

3 cm

Prueba 2

7 cm

8,3 cm

8,2 cm

8,3 cm

Prueba 3

10 cm

7 cm

8 cm

10 cm

Prueba 4

12 cm

9,5 cm

11,5 cm

12 cm

Calificación según la tabla 5.1 1-10 cm= Medio 1-10 cm= Medio 1-10 cm= Medio 11-20 cm = Bueno

*Entre la prueba 1 y 2 el sujeto 3 faltó a 2 clases de ballet. Cabe aclarar que después de la segunda prueba (Octubre 29 de 2016) por cuestiones personales el sujeto 2 no siguió practicando ballet. Sin embargo, se decidió continuar con las pruebas para así tener un registro de los cambios. Además de esto el sujeto aseguró que siguió realizando ejercicios de estiramiento en su casa.

Tabla 6.17. Resultados Sujeto 3 fuerza

Resultados Sujeto 3 fuerza Intento 1 (centímetros)

Intento 2 (centímetros)

Mejor intento (centímetros)

Calificación según la tabla 5.3

Prueba 1

156 cm

156 cm

156 cm

169-145 cm = Malo

Prueba 2

164 cm

172 cm

172 cm

175-169 = Normal

Prueba 3

158 cm

152 cm

158 cm

169-145 cm = Malo

Prueba 4

162 cm

177 cm

177 cm

190-175 cm = Bueno

46


Tabla 6.18. Resultados Sujeto 3 resistencia

Resultados Sujeto 3 resistencia Número de Vueltas en 12 minutos

Metros recorridos en 12 minutos

Calificación según la tabla 5.2

VO2 max (mL/min)

Prueba 1

17,3 vueltas

1700,05 m

Malo*

34,26 (mL/min)

Prueba 2

20,2 vueltas

1977,84 m

41,7 (mL/min)

Prueba 3

19,2 vueltas

1879,47 m

1900-1999 m= Normal Normal**

39,06 (mL/min)

Prueba 4

17,4 vueltas

1701,96 m

Malo*

34,31 (mL/min)

*El sujeto 3 estaba entre los niveles malo (1600-1699 m) y normal (1900-1999 m) de la tabla 5.3 del test de Cooper en la prueba 1 y 4. Se decidió ubicarla en el nivel malo ya que estaba mas cerca de este que del nivel normal. ** El sujeto 3 estaba entre los niveles malo (1600-1699 m) y normal (1900-1999 m) de la tabla 5.3 del test de Cooper en la prueba 3. Se decidió ubicarla en el nivel normal ya que estaba mas cerca de este que del nivel malo.

6.3. Análisis y comparación de resultados

Para esta parte del trabajo se compararon los sujetos de ballet con los sujetos del grupo de control de la siguiente manera: sujeto 1 con sujeto C, sujeto 2 con sujeto B, y sujeto 3 con sujeto A. Se realizó de esta manera dado que cada pareja de sujetos tenía una similitud entre sí, ya fuera con el número de pruebas que realizó o con la validez de estas (este punto se explica en cada caso). Además, esta organización aportó facilidad para la comparación entre resultados.

Para el análisis de estos resultados se realizaron dos tablas por pareja, una para mostrar los resultados de flexibilidad y fuerza, y otra únicamente para los resultados de resistencia por la complejidad de esta (se puede medir de dos maneras diferentes, como una distancia y como VO2

47


máximo). Un aspecto clave a tener en cuenta para la comparación de la resistencia, es que se comparó los resultados del VO2 máximo así como también la cantidad de metros recorrida en 12 minutos. Esto se debe a que la investigación se centra principalmente en la resistencia cardiorrespiratoria, por lo que se tiene que comparar la cantidad VO2 máximo que es la medida que evalúa esta capacidad. Sin embargo, para mejor entendimiento de los lectores de este trabajo, también se decidió comparar los resultados en metros, porque otorgan una medida de la vida cotidiana con la que la mayoría de gente está familiarizada, permitiendo también una mejor visualización y comprensión de la diferencia entre resultados.

Posterior a cada tabla se presenta la comparación escrita de cada prueba y cada capacidad para las parejas de sujetos.

Tabla 6.19. Comparación entre el sujeto 1 y el sujeto C de flexibilidad y fuerza

Comparación entre el sujeto 1 y el sujeto C de flexibilidad y fuerza Flexibilidad Sujeto 1 (ballet) Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4

19,5 cm Bueno 23,3 cm Excelente 25,3 cm Excelente *N.P

Fuerza

Sujeto C (voleibol) 12 cm Bueno 13 cm Bueno 12 cm Bueno N.P

Sujeto 1 (ballet)

Sujeto C (voleibol)

195 cm Muy bueno 186 cm Bueno 190,5 cm Muy bueno N.P

142 cm Malo 126 cm Muy malo 137 cm Muy malo N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

48


En la tabla 6.19 se comparan todos los resultados del sujeto 1 que practica ballet y el sujeto C que practica voleibol, en las categorías de flexibilidad y fuerza. Cabe aclarar que no se tomará en cuenta la última prueba dado que ninguno de los dos sujetos la presentó, y para el momento de esta prueba el sujeto 1 ya no estaba practicando ballet clásico, lo que le quitaría el fundamento a la comparación entre un sujeto que realiza ballet y otro que no. Estos factores también afectarán la comparación presentada más adelante entre los sujetos 1 y C en la capacidad de resistencia. Así pues, esta similitud entre la validez y la presentación de las pruebas es la razón por la que se formó una pareja con el sujeto 1 con el sujeto C.

Con respecto a la flexibilidad, es evidente que el sujeto 1 mejoró en cada una de las pruebas (3,8 cm entre la prueba 1 y la 2 y 2 cm entre las pruebas 2 y 3), y desde la prueba 2 llegó al nivel más alto de la tabla de calificación 5.1 (“excelente”) . Mientras tanto, el sujeto C mejoró un centímetro de la prueba 1 a la 2 pero volvió al mismo resultado de la prueba 1 en la prueba 3. Esto quiere decir que al final de las pruebas se mantiene en el mismo resultado y en el mismo nivel (“bueno”). Se puede decir que el sujeto 1 y el sujeto C empezaron en el mismo nivel de calificación, sin embargo al final de las pruebas solo el sujeto 1 logra superar este nivel. La diferencia entre el máximo resultado de los sujetos 1 y C es de 12,3 cm, donde el sujeto 1 tiene el resultado más alto y esto implica una gran desigualdad entre ellos. De manera general se puede decir que todos los resultados del sujeto 1 son superiores al del sujeto C en esta capacidad.

Lo anterior es producto de que en el colegio del sujeto C, la flexibilidad no es trabajada a fondo en las clases de voleibol porque el objetivo es que el alumno aprenda la técnica, no que haga énfasis en la capacidad. En cambio, en el ballet la flexibilidad es un requerimiento primordial que se trabaja en cada una de las clases y es necesaria en todo momento, cosa que se puede evidenciar 49


mediante este trabajo. Por esto es normal que el sujeto que practica ballet clásico sea más avanzado en esta capacidad que el sujeto que juega voleibol.

Por otro lado, tenemos que en la fuerza, el sujeto 1 se encuentra en el mayor nivel de la tabla de calificación 5.3 (“muy bueno”), después en la segunda prueba su desempeño disminuye por 9 cm y pasa a un nivel más bajo de la tabla de calificación (“bueno”). En la ultima prueba el sujeto 1 vuelve al nivel más alto de calificación y aumenta 4,5 cm, pero no logra superar el desempeño de su primera prueba (le faltan por lo menos 5 cm más para superarlo). Este cambio de nivel pudo darse por factores externos del sujeto, como su motivación durante las pruebas. Véase ahora el sujeto C, que está en el segundo nivel más bajo de la tabla de calificación (“malo”) en la primera prueba. En la segunda prueba disminuye su desempeño por 16 cm y desciende al nivel más bajo de calificación (“muy malo”). De la segunda a la tercera prueba mejora 11 cm, pero a pesar de esto no logra superar su desempeño de la primera prueba (necesita por lo menos 6 cm para esto) y se queda en el nivel más bajo de calificación.

De lo siguiente se puede decir que ambos sujetos presentaron una desmejora de la primera a la segunda prueba, y que en la tercera prueba superaron los resultados de la segunda, mas no de la primera prueba. La diferencia entre los máximos resultados de los sujetos 1 y C en la fuerza es de 53 cm (siendo el sujeto 1 el de mejor desempeño). De manera general se puede decir que todos los resultados del sujeto 1 son superiores al del sujeto C en fuerza.

Las diferencias entre los resultados mencionados se deben a que el voleibol trabaja principalmente las capacidades motoras en miembros superiores para recibir y manejar el balón. De manera diferente, el ballet hace énfasis en los miembros inferiores para el desplazamiento y la 50


ejecución de las posiciones fundamentales, piruetas y saltos. Ya que la prueba de salto horizontal evalúa la fuerza en los miembros inferiores, era de esperarse que el sujeto que practica ballet clásico superara al sujeto que juega voleibol.

Tabla 6.20. Comparación entre el sujeto 1 y el sujeto C de resistencia

Comparación entre el sujeto 1 y el sujeto C de resistencia Resistencia Sujeto 1 (ballet)

Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4

Sujeto C (voleibol)

Metros recorridos en 12 minutos

VO2 Max.

Metros recorridos en 12 minutos

VO2 Max.

2305,24 m Muy bueno 2387,9 m Muy bueno 2459,57 m Muy bueno *N.P

50,48 (mL/min)

1664 m Malo 1673 m Malo 1600 m Malo N.P

33,2952 (mL/min) 33,5364 (mL/min) 31,58 (mL/min)

52,69 (mL/min) 54,51 (mL/min) N.P

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

En la tabla 6.20 se encuentran todos los resultados de la capacidad resistencia cardiorrespiratoria para los sujetos 1 y C. En ella podemos ver que el sujeto 1 empezó y terminó las pruebas en el nivel más alto de la tabla de calificación 5.2, y en cada prueba logró superar los resultados de la prueba anterior (mejora de 82,66 m de la primera a la segunda prueba, y de 71,67 m de la segunda a la tercera prueba). De igual manera su VO2 Max. mejoró en cada prueba. Por otro lado, el sujeto C permaneció en el segundo nivel más bajo de la tabla de calificación 5.2, y es evidente que de la prueba 1 a la 2 mejoró 9 m, pero de la prueba 2 a la 3 disminuyó su desempeño 51


por 73 m. De igual manera, su VO2 Max. mejoró y luego disminuyó. La causa de la desmejora del sujeto C puede ser la desmotivación a correr que tuvo frente a esta prueba en específico, el estrés del colegio y en las condiciones que se encontraba a nivel personal mientras fue evaluado.

En los resultados en metros, la diferencia entre los máximos resultados de los sujetos 1 y C fue de 786,57 m, siendo el sujeto 1 el de mejor resultado. De manera general se puede concluir que el sujeto 1 tuvo un mejor desempeño y mejora en todas las pruebas que el sujeto C. Esta diferencia se debe a que la resistencia no es una capacidad que se trabaje específicamente en el voleibol, y este no requiere de altos consumos de oxígeno debido a que los desplazamientos en la cancha son muy cortos y en algunos casos innecesarios. Esta disciplina hace más énfasis en capacidades como velocidad de reacción (que no se está evaluando en este trabajo).

Por otro lado, el ballet sí trabaja la resistencia aeróbica con el fin de que el cuerpo tenga la suficiente cantidad de oxígeno durante la práctica y evite la fatiga. Así, se trabaja al estar desplazándose constantemente por el escenario sin parar ejecutando saltos y demás pasos o posiciones propias del ballet clásico. Esta es la razón por la cual el sujeto 1 pudo recorrer una mayor distancia que el sujeto C en los 12 minutos de las pruebas.

52


Tabla 6.21. Comparación entre el sujeto 2 y el sujeto B de flexibilidad y fuerza

Comparación entre el sujeto 2 y el sujeto B de flexibilidad y fuerza Flexibilidad Sujeto 2 (ballet) Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4

16 cm Bueno 16 cm Bueno 17,2 cm Bueno 20,5 cm *Excelente

Fuerza

Sujeto B (basquetbol) 16 cm Bueno 14 cm Bueno 13,5 cm Bueno 16 cm Bueno

Sujeto 2 (ballet) 144 cm Muy malo 145cm Malo 146 cm Malo 149 cm Malo

Sujeto B (basquetbol) 156 cm Malo 145 cm Malo 161 cm Malo 162 cm Malo

*Se ubicó el sujeto en el rango excelente (21 a 30 cm) redondeando a 21 cm su resultado debido a que se vio pertinente ubicarlo en esta calificación.

La tabla 6.21 muestra todos los resultados de las capacidades flexibilidad y fuerza para los sujetos 2 y B. Se formó una pareja entre estos dos sujetos dado que fueron los únicos que presentaron de manera válida cada una de las pruebas, porque ambos las presentaron en su totalidad y el sujeto 2 nunca paró de bailar ballet clásico durante el proceso. Refiriéndose a la flexibilidad, es evidente que el sujeto 2 presentó mejorías progresivas durante todas las pruebas, excluyendo la prueba 2, ya que se mantuvo en el mismo desempeño que la prueba 1 (esto significa que no mejoró ni empeoró), lo que de manera probable se debe a una desmotivación por parte del sujeto, o a que por su edad (19 años) fue más difícil mejorar en los primeros meses de trabajo ya que el crecimiento limita la flexibilidad. Sin embargo, después de la prueba 2 a la 3 mejoró por 1,2 cm y de la prueba 3 a la 4 mejoró 3,3 cm. Redondeando el ultimo resultado 20,5 cm a 21 cm la última prueba queda en el mayor nivel de la tabla de calificación 5.1. (se decidió redondearlo porque se consideró que el sujeto sí merecía estar en el nivel excelente y llegó muy cerca de este). Por otro lado, el sujeto B

53


no tuvo una mejora o disminución estable en su desempeño, si no que de de la primera a la segunda prueba desmejoró 2 cm, de la segunda a la tercera prueba desmejoró 0,5 cm, y en la cuarta prueba volvió al mismo resultado que tenía en la primera prueba. Esto quiere decir que el sujeto B no mejoró la flexibilidad en ningún momento, sin embargo siempre se mantuvo en el nivel “bueno” de la calificación. La diferencia entre el máximo resultado del sujeto 2 y el sujeto B fue de 4,5 cm, siendo el sujeto 2 el de mejor resultado. En general el desempeño del sujeto 2 fue mejor que el del sujeto B aunque no fuera por mucho, pero esta diferencia es relevante ya que demuestra que en el basquetbol (al igual que en el voleibol) la flexibilidad no es una capacidad específica a trabajar, por esto el sujeto B obtuvo resultados inferiores al del sujeto 2 en la mayoría de las pruebas. Como se dijo antes, el ballet sí se enfoca en la flexibilidad en todo momento, por tanto una persona que lo practique va desarrollando y mejorando su flexibilidad de manera progresiva como se ve en los resultados.

Para la fuerza, el sujeto 2 mejoró en cada prueba (1 cm de la prueba 1 a la 2 y de la prueba 2 a la 3, y 3 cm de la prueba 3 a la 4) y pasó de estar en el nivel de calificación “muy malo” al nivel “malo”. Por otro lado el sujeto B disminuyó su desempeño por 11 cm de la prueba 1 a la 2, de la prueba 2 a la 3 mejoró 16 cm, y de la prueba 3 a la 4 mejoró 1 cm. A pesar de esto nunca subió del nivel “malo”. La diferencia del resultado máximo en la fuerza para el sujeto 2 y el sujeto B fue de 13 cm siendo el sujeto B el de mayor desempeño. Aunque los resultados de la fuerza del sujeto B sean en su mayoría más altos a los del sujeto 2, el sujeto 2 siempre estuvo mejorando en su propio nivel, ventaja que le lleva al sujeto B que sólo mejoró al final en la fuerza.

La diferencia evidente entre los resultados se debe a que en el basquetbol sí se trabaja mucho la fuerza de los miembros inferiores para el desplazamiento y los saltos que deben efectuar 54


de manera constante, al igual que se trabajan en la parte técnica. Por esto el sujeto B siempre tuvo un nivel de fuerza de los miembros inferiores superior al del sujeto 2. Sin embargo, como el ballet también trabaja este tipo de fuerza, el individuo 2 pudo mejorar aunque no fuera suficiente para superar al sujeto B.

Tabla 6.22. Comparación entre el sujeto 2 y el sujeto B de resistencia

Comparación entre el sujeto 2 y el sujeto B de resistencia Resistencia Sujeto 2 (ballet)

Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4

Metros recorridos en 12 minutos 1781,68 m Malo 1829,96 m Normal 1858,58 m Normal 2080,01 m Normal

Sujeto B (basquetbol)

VO2 Max. 36,45 (mL/min) 37,74 (mL/min) 38,50 (mL/min) 44,44 (mL/min)

Metros recorridos en 12 minutos 1664 m Malo 1676,20 m Malo 1610,78 m Malo 1600 m Malo

VO2 Max. 33,2952 (mL/min) 33,62 (mL/min) 31,86 (mL/min) 31,58 (mL/min)

En la tabla 6.22 están los resultados de resistencia para los sujetos 2 y B, el sujeto 2 mejoró en cada una de las pruebas tanto en metros recorridos en 12 minutos (48,28 m de la primera a la segunda prueba, 28,62 metros de la segunda a la tercera prueba, y 221,43 m de la tercera a la cuarta prueba) como en su VO2 Max que mejora de acuerdo a los metros recorridos. Además logró subir del nivel “malo” a “normal”. Por otro lado el sujeto B mejoró 10,2 m de la primera a la segunda prueba, desmejoro 63,42 m de la segunda a la tercera prueba, y volvió a desmejorar 10,78 m de la

55


tercera a la cuarta prueba, siempre quedándose en el nivel “malo” de calificación. Su VO2 Max. tuvo mejorías y desmejorías de la misma manera. La diferencia entre los resultados máximos en este caso fue de 403,81 m. Según lo anterior, el sujeto con mejor desempeño en general para la resistencia entre los dos mencionados fue el sujeto 2.

Debido a que el basquetbol es un deporte de carácter mixto donde predomina la actividad anaeróbica, es normal que este no tuviera tan buenos resultados en un test de índole aeróbica. Además, hay variables como la actitud en el momento del test que afectan el rendimiento del individuo, que puede ser un factor importante por el cual el sujeto B desmejoró y tuvo desempeño inferior al del sujeto 2. De manera diferente, se puede decir que el sujeto 2 mejora su resistencia cardiorrespiratoria por el trabajo que ha estado realizando durante sus clases que implica saltar y estarse desplazando continuamente por el escenario, lo que le brindó la capacidad a su cuerpo de transportar más oxígeno en el momento del ejercicio evitando la fatiga y permitiéndole recorrer más metros.

Tabla 6.23. Comparación entre el sujeto 3 y el sujeto A de flexibilidad y fuerza

Comparación entre el sujeto 3 y el sujeto A de flexibilidad y fuerza Flexibilidad

Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3

Fuerza

Sujeto 3 (ballet)

Sujeto A (fútbol)

Sujeto 3 (ballet)

Sujeto A (fútbol)

3 cm Medio 8,3 cm Medio 10 cm Medio

14 cm Bueno 15 cm Bueno *N.P

156 cm Malo 172 cm Normal 158 cm Malo

152 cm Malo 143 cm Malo N.P

56


Continuación tabla 6.23. Comparación entre el sujeto 3 y el sujeto A de flexibilidad y fuerza Prueba 4

12 cm Bueno

N.P

177 cm Bueno

N.P

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

En la tabla 6.23 se evidencian todos los resultados de la fuerza y flexibilidad para los sujetos 3 y A. Es importante resaltar que el sujeto 3 dejó de practicar ballet clásico desde la segunda prueba, y el sujeto A no presentó las pruebas 3 y 4 por razones personales. De igual forma, si se tuvieran los resultados de las pruebas 3 y 4 del sujeto A, no se podrían comparar con el sujeto 3, dado que este ya no estaba tomando clases de ballet y se perdería el objetivo de comparar un sujeto que esté practicando ballet con otro que no. Por esta razón, en este caso no es válido comparar los resultados de las pruebas 3 y 4, y esto fue lo que influyó para formar una pareja con los sujetos 3 y A . Estas aclaraciones también aplican a la comparación de la resistencia que se presenta más adelante (después de la tabla 6.24) .

De la tabla 6.23 se puede decir que en la flexibilidad, el sujeto 3 mejoró en cada una de las pruebas, incluso después de abandonar la practica de ballet. Esto ocurrió porque el sujeto siguió realizando los estiramientos de la clase de ballet en casa, resultando en una mejora constante, donde al final de las pruebas logró pasar de un nivel “medio” a “bueno”. De la prueba 1 a la 2 mejoró 5,3 cm, de la prueba 2 a la 3 mejoró 1,7 cm, y de la prueba 3 a la 4 mejoró 2 cm. Por otro lado, el sujeto A mejoró de la prueba 1 a la prueba 2 por 1 cm y se quedó en el mismo nivel de calificación (“bueno”) según la tabla 5.1. Como se expresó con anterioridad, solo se van a comparar las primeras dos pruebas, y teniendo en cuenta esto se puede decir que aunque el sujeto A tiene mayor desempeño, el sujeto 3 mejoró mucho más en su propio nivel con una diferencia de 4 cm en la

57


mejoría. Sin embargo comparando el mayor resultado de cada sujeto hay una diferencia de 6,7 cm entre el mejor resultado del sujeto A y el mejor resultado del sujeto 3 (el sujeto A tiene el mayor resultado).

De manera analítica, y por la tendencia de los resultados, se puede afirmar que si el sujeto 3 hubiese continuado practicando ballet clásico, habría mejorado mucho más de lo que mejoró, y podría haber superar el sujeto A. También hay que tener en cuenta que desde la primera prueba, el sujeto A ya le llevaba mucha ventaja el sujeto 3, y fue un gran logro que al final del proceso este sujeto casi alcanzó los resultados del sujeto A. Esta mejora tan grande entre las pruebas por parte del sujeto 3 quiere decir que las bailarinas de ballet van a tener un mayor avance en la capacidad de flexibilidad comparado al avance que brinda cualquiera de los deportes evaluados por la manera en la que se trabaja de manera continua cada clase. Además, en este caso, el fútbol casi no trabaja flexibilidad, al menos no lo suficiente como para evidenciar mejorías grandes.

Por otra parte, refiriéndose a la fuerza, se puede ver que el sujeto 3 mejora de la prueba 1 a la 2 por 16 cm, luego baja su nivel de la prueba 2 a la 3 por 14 cm, y de la prueba 3 a la 4 mejora significativamente por 19 cm. Durante las pruebas este sujeto está en 3 niveles diferentes, “malo” “normal” y “bueno”, pero la mejoría no se da de manera constante sino irregular, dado que el sujeto deja de ir a clases de ballet desde la prueba 2, pero aún así logra superarse en la prueba 4 de manera probable por su decisión y empeño a mejorar ya que era consiente de que esta era la última prueba, cosa que fue demostrada con la actitud del sujeto. En cambio, el sujeto A de la primera a la segunda prueba baja su desempeño por 9 cm y no realiza las siguientes pruebas. En comparación, sólo tomando en cuenta las primeras dos pruebas se puede analizar que el sujeto 3 desde el principio le lleva ventaja al sujeto A por 5 cm, y presenta una mejoría entre pruebas, de manera diferente al 58


sujeto A. Además la diferencia entre sus mejores resultados es de 20 cm, siendo el sujeto 3 el de mayor resultado. Por esto se puede decir que de manera general el sujeto 3 tiene un mejor desempeño en la fuerza que el sujeto A.

Por la técnica del fútbol, que requiere correr mucho al igual que tener fuerza suficiente para patear y controlar el balón, el sujeto A debería tener mucha más fuerza que el sujeto 3 en los miembros inferiores (seguramente por esto ambos comenzaron en un nivel casi igual). Sin embargo, el sujeto 3 es mucho más alto que el sujeto A, lo que puede brindar ventajas al realizar el salto. De la misma forma, como el sujeto 3 practica ballet (disciplina que consta de muchos saltos), su técnica al realizarlo debe ser mejor que la del sujeto A, por esto logró mejores resultados de manera general.

Tabla 6.24. Comparación entre el sujeto 3 y el sujeto A de resistencia

Comparación entre el sujeto 3 y el sujeto A de resistencia Resistencia Sujeto 3 (ballet)

Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4

Metros recorridos en 12 minutos 1700,05 m Malo* 1977,84 m Normal 1879,47 m Normal* 1701,96 m Malo*

Sujeto A (fútbol)

VO2 Max.

39,06 (mL/min)

Metros recorridos en 12 minutos 1664 m Malo 1676,9 m Malo *N.P

34,31 (mL/min)

N.P

34,26 (mL/min) 41,7 (mL/min)

VO2 Max. 33,2952 (mL/min) 33,64 (mL/min)

*Es importante aclarar que la expresión “N.P” se refiere a “no presenta”.

59

N.P N.P


La tabla 6.24 muestra los resultados entre el sujeto 3 y el sujeto A en la resistencia. Con respecto al sujeto 3, se puede ver que en los metros recorridos en 12 minutos de la primera a la segunda prueba mejora por 277,34 m, pero desde que se retira de ballet su desempeño empieza a decaer desde la prueba 2 a la 3 (disminuye 98,37 m) y de la prueba 3 a la 4 (disminuye 177,51 m). También vemos que pasa de una aproximación al nivel “malo” a un nivel “normal” mientras aún practica ballet, pero cuando suspende su práctica pasa al nivel “normal” y de este pasa al nivel “malo” aproximados (por un error en la tabla donde se vio pertinente realizar la aproximación). De igual manera, su VO2 Max. se ve afectado de manera negativa. Con respecto al sujeto A es evidente que hay una mejoría entre la prueba 1 a la 2, de 12,9 m (además de que aumenta su VO2 Max.), pero de todas formas el sujeto no sobrepasa el nivel “malo”. Como comparación, es evidente que el sujeto 3 tiene un mejor desempeño general que el sujeto A, dado que su mejoría es mucho mayor de la primera a la segunda prueba, y la diferencia de su resultado máximo con el resultado máximo del sujeto A es de 300,94 m, que es muy evidente.

Por la técnica del fútbol, lo lógico sería que el sujeto A hubiera tenido mejor desempeño en la prueba de resistencia aeróbica por el tipo de entrenamiento que brinda el fútbol al correr de manera constante. Sin embargo, hay otras variables que pueden afectar los resultados del sujeto A, tal como su actitud en la prueba y motivación para realizarla, por esto sus resultados fueron inferiores. Con respecto al sujeto 3, se puede afirmar que el ballet lo ayudó mucho para mejorar su capacidad de resistencia en tan solo un mes. No obstante, al interrumpir su proceso, la desmejoría es progresiva y se hace más evidente con el tiempo.

60


6.4. Resultados de la entrevista

De acuerdo al formato de preguntas presentado en la metodología de este trabajo (6.1), en la siguiente tabla 6.25 se encuentran las respuestas sintetizadas que dio la profesora de ballet de los sujetos 1, 2 y 3. Debido a que esta es una entrevista semiestructurada, al final se abrió un espacio para que la profesora agregara más aspectos que le parecieran relevantes para la investigación.

Tabla 6.25. Respuestas de la entrevista

Respuestas de la entrevista Pregunta

Respuesta

¿Qué trabajos han realizado en clase durante

El grupo de “jóvenes y adultos ballet

estos 3 meses para mejorar la flexibilidad,

principiantes” realiza siempre al principio y al

fuerza y resistencia?

final de la clase, especialmente al principio, un estiramiento

y

calentamiento

para

la

flexibilidad. Esto incluye ejercicios básicos de piso (flexiones de ambas piernas, piernas a los lados), a lo largo del salón (caminando y levantando las piernas), y estos ejercicios son realizados poco a poco tratando de llevar el cuerpo hacia el piso o hacia las piernas dependiendo del ejercicio. Se alternan las piernas, primero una y después la otra, y luego ambas con el fin de que logren abrir las dos piernas y llevar el torso al piso y al frente de manera progresiva según la capacidad de cada estudiante.

61


Para la fuerza y resistencia se realizan ejercicios lentos en la barra que luego se pasan al centro que también trabajan el equilibrio porque se quita el soporte inicial que era la barra. Al final de la clase se realizan saltos que tienen que ver con la fuerza (después de asegurarse que el estudiante tiene la capacidad de continuar o si necesita descansar dependiendo de su resistencia) Según su criterio, ¿en qué capacidades físicas

Equilibrio, flexibilidad, fuerza, resistencia,

se hace énfasis en la práctica del ballet?

coordinación, temporalidad y manejo del espacio.

¿Realizan algún tipo de pruebas para controlar En la academia se miran las personas de el proceso de sus alumnas en la academia?

manera integral, porque hay niñas con condiciones y otras no, pero con el trabajo y la disciplina se pueden desarrollar. Con disciplina se avanza más rápido, y hay aquellos con poca coordinación motora que se demoran un poco más en pasar de nivel. Los pasos en los niveles bajos son sencillos y luego se van combinando, y dependiendo de la capacidad es que el individuo avanza o no. Las profesoras hacen una valoración durante la clase y se van dando cuenta quién tiene las condiciones, a quién se le debe exigir más y así van cambiando los individuos de nivel y se les dan más horas de clase, tomando en cuenta la voluntad del estudiante para esto. Al llegar al nivel avanzado el estudiante empieza repertorio, coreografía, y aspectos más complejos.

62


¿Algo más para agregar?

El ballet despierta la conciencia, el desarrollo cognitivo (la persona aprende a analizar, a pensar, a discernir) ya que cuando se realiza una coreografía se debe estar pensando en los pasos, el cuerpo, el espacio, en lo que se debe realizar. Ayuda a la concentración, memoria, quita el estrés porque la persona se desconecta, se aprende a pensar en el cuerpo y en qué se puede hacer, hasta donde se puede llegar.

Según los datos que proporciona la profesora de los sujetos, se puede llegar a la conclusión de que los trabajos realizados en clase sí tuvieron influencia directa en el desarrollo de la capacidad de la flexibilidad, fuerza, y resistencia. Esto también se ve reflejado en los avances progresivos de los sujetos en cada una de las pruebas, que aunque no siempre mejoran o pasan de nivel, al final del proceso sí se ve una mejoría incluso cuando no es muy notoria.

En concreto: los ejercicios de calentamiento en el piso les proporcionaron a los sujetos mejor flexibilidad de espalda lumbar; y los ejercicios lentos junto con los saltos tanto en la barra como en el centro les proporcionaron el entrenamiento necesario para mejorar su fuerza de miembros inferiores y la resistencia cardiorrespiratoria. No obstante, si la intensidad horaria de los sujetos hubiera sido mayor durante el proceso, las mejorías serían mayores.

63


7. CONCLUSIONES

En la actualidad, los deportes son una de las alternativas principales que tienen las personas para mantenerse en forma y pasar su tiempo libre, mientras se distraen de su vida cotidiana y de sus responsabilidades. Por su popularidad y beneficio, estos son incluidos en los planes de estudios de los colegios y en ciertos casos son requeridos de manera obligatoria. Sin embargo, no todas las personas tienen habilidad o gusto por este tipo de prácticas, pudiendo preferir maneras distintas de alcanzar las ventajas que les brinda el deporte. Debido a esto, es posible que se desmotiven con las opciones que se les están dando en los colegios para realizar actividad física, y decidan abandonarla por completo. Con lo anterior, existe una disciplina que puede cubrir estas necesidades sin tener que practicar un deporte: la danza, de manera más específica, el ballet clásico.

A pesar de que esta es una alternativa válida, no hay investigaciones que demuestren las mejoras físicas que presentan las capacidades motoras de los adolescentes cuando estos practican ballet clásico, lo que podría ser un aspecto para inspirar a los colegios a brindarles más alternativas a sus estudiantes y así crear hábitos saludables en ellos para que los continúen incluso después de graduarse. Con el propósito de cambiar esto, se decidió realizar un registro de los cambios en las capacidades de fuerza, flexibilidad, y resistencia, evidentes en tres adolescentes del género femenino al comenzar un proceso con el ballet clásico.

Para lograr este objetivo, hubo la necesidad de indagar ciertos aspectos de manera previa para fácil comprensión y manejo del tema. El primero de estos fue la definición de ballet clásico, que es un tipo de danza de procedencia italiana, cuyos orígenes comienzan en la época del

64


renacimiento. Desde un principio, su fin era entretener a una audiencia o celebrar una fecha especial mediante una mezcla de cantos, recitaciones, y algunos pasos de baile tomados de la esgrima o la equitación. Ahora bien, el ballet en la actualidad se caracteriza por tener una técnica tanto precisa como codificada, que parte de cinco posiciones principales (primera, segunda, tercera, cuarta, y quinta) definidas en 1670 por el maestro Pierre Beauchamp, que le permiten al bailarín realizar de manera fácil los saltos, piruetas, pasos de desplazamiento, posiciones, etc.

En segundo lugar, se indagaron las capacidades motoras trabajadas en el ballet clásico. Un aspecto que se debe tener en cuenta para determinar las capacidades motoras trabajadas es la clase de ballet y el entrenamiento realizado en ella. No hay que olvidar que la clase usual se divide en dos partes, trabajo en barra y trabajo en el centro del salón. En la barra se realiza el calentamiento, donde de manera simultánea el bailarín entrena para perfeccionar su técnica antes de no tener el apoyo y pasar al centro. Ya en el centro, se realizan los mismos movimientos de la barra pero con mayor dificultad (porque no se tiene apoyo), al igual que saltos y posiciones que requieren de equilibrio total.

Con todo y lo anterior, a través de toda la clase se trabajan posiciones que no son naturales para el cuerpo. Más aún, perfeccionar la técnica requiere de mucho trabajo físico, por lo tanto el bailarín debe trabajar de manera constante ciertas capacidades motoras. Dentro de las capacidades motoras están las capacidades condicionales, que son aquellas dependientes de la cantidad de energía que tiene el cuerpo en el momento de realizar el ejercicio. Estas son: la fuerza en los miembros inferiores y superiores para sostener las posiciones, para trabajar en zapatillas de punta y realizar los saltos, como para sostener los brazos arriba y, en el caso de los hombres, levantar a las mujeres; a su vez, resistencia cardiovascular para evitar la fatiga producida por la falta de 65


oxígeno en el cuerpo. Cabe resaltar que entre las condicionales y las coordinativas, están las capacidades intermedias, donde se encuentra la flexibilidad que se necesita para evitar lesiones cuando se estira el cuerpo al máximo en las posiciones que lo requieren. Por último, están las capacidades coordinativas como: el equilibrio, para mantener las posiciones de manera controlada; el ritmo, para conectarse con la música y evitar descoordinarse; y la capacidad de orientación, que le permite al bailarín ubicarse de manera correcta en el escenario y calcular sus espacios.

Por otra parte, se indagó acerca de las pruebas físicas que evalúan las capacidades de flexibilidad, resistencia cardiovascular, y fuerza con el fin de saber cómo realizar estos tests para la experimentación de este trabajo. Se comenzó con la flexibilidad, que consiste en la capacidad de mover una articulación de manera fluida y amplia sin lesionarse. Se decidió evaluarla como flexibilidad estática en lugar de la flexibilidad dinámica, considerando que las pruebas de este tipo de flexibilidad no son solo menos complicadas, sino que además, cuentan con medidas lineales y sirven para medir la flexibilidad de la espalda lumbar, capacidad que se trabaja en el ballet clásico. Para este fin se utilizó la prueba de flexión de tronco, también conocida como test de sentarse y alcanzar con cajón. Este consiste en que el individuo se siente descalzo en el piso, con las piernas extendidas, colocando los pies contra el borde de una caja (de madera, de manera preferible para estabilidad, y que sea un poco mas baja que el tamaño de sus pies). La caja debe tener un metro ubicado en su parte superior, con el punto cero ubicado justo en el borde de esta. Al estar listo, el individuo debe estirarse a alcanzar la caja con los brazos extendidos, pendiente de dirigir las palmas de las manos hacia abajo. El objetivo es que el individuo llegue lo más lejos posible sobre la caja con solo tres intentos. Teniendo esto en cuenta, se tomarán los datos de cada medida, siendo la máxima distancia el resultado definitivo. Entre más lejos llegue, significa que mejor es su

66


flexibilidad lumbar. Para calificarlo se utilizĂł la tabla 5.1 (ver p. 28), que ubica la medida entre un rango de â&#x20AC;&#x153;muy bajoâ&#x20AC;? hasta â&#x20AC;&#x153;superiorâ&#x20AC;? dependiendo del gĂŠnero del individuo y de la medida alcanzada.

La segunda capacidad que se investigĂł y se evaluĂł fue la resistencia; de manera mĂĄs especĂ­fica, la resistencia cardiorrespiratoria desde la aptitud aerĂłbica, en vista de que es el tipo de resistencia trabajada en el ballet. Esta es definida como la capacidad del sistema circulatorio y respiratorio para darle oxĂ­geno con eficiencia a los mĂşsculos (Heyward, 2007), que depende de manera directa de la cantidad de oxĂ­geno presente. Se escogiĂł el test de Cooper para valorar esta capacidad, porque este, ademĂĄs de otorgar una medida lineal para evaluar, estima el VO2 mĂĄximo (cantidad mĂĄxima de oxĂ­geno que el cuerpo puede absorber). Para este test, el individuo debe correr o trotar en un terreno plano, con el objetivo de recorrer la distancia mĂĄxima que pueda durante 12 minutos. Al final, se utilizĂł la formula đ?&#x2018;&#x2030;đ?&#x2018;&#x201A;2 đ?&#x2018;&#x161;đ?&#x2018;&#x17D;đ?&#x2018;Ľ = 0,0268 (đ?&#x2018;&#x2018;đ?&#x2018;&#x2013;đ?&#x2018; đ?&#x2018;Ąđ?&#x2018;&#x17D;đ?&#x2018;&#x203A;đ?&#x2018;?đ?&#x2018;&#x2013;đ?&#x2018;&#x17D;, đ?&#x2018;&#x161;đ?&#x2018;&#x2019;đ?&#x2018;Ąđ?&#x2018;&#x;đ?&#x2018;&#x153;đ?&#x2018; ) â&#x2C6;&#x2019; 11,3 para calcular el VO2 max., de manera simultanea con la tabla 5.2 (ver p. 31) para calificar los metros recorridos desde â&#x20AC;&#x153;muy maloâ&#x20AC;? hasta â&#x20AC;&#x153;maloâ&#x20AC;? dependiendo de su gĂŠnero y edad. AsĂ­, entre mayor sea su VO2 max. y la cantidad de metros recorridos, mejor es la resistencia cardiorrespiratoria del individuo.

Por Ăşltimo, se indagĂł y se evaluĂł la fuerza de los miembros inferiores, que es la capacidad de los mĂşsculos de ejercer una fuerza externa para resistirse a otra fuerza. Para ello, se tomĂł el test de salto horizontal, que consiste en que el individuo salte hacia delante con los pies juntos llegando hasta donde mĂĄs pueda desde una lĂ­nea designada. Tiene dos intentos, y cada distancia saltada se

67


mide con un metro tomando en cuenta para evaluar sólo la distancia máxima. En la calificación alcanzada se utiliza la tabla 5.3. (ver p. 33) que valora esta distancia desde “muy malo” hasta “muy bueno”, dependiendo del género del individuo y de los centímetros hasta donde llegó.

Todo el proceso antes descrito, tuvo como objetivo contar con las herramientas conceptuales suficientes para desarrollar una experimentación que respondiera a la pregunta ¿Cómo influye la práctica del ballet clásico en la flexibilidad, fuerza, y resistencia? Para ello, se escogieron seis adolescentes del género femenino, tres que estaban empezando a bailar ballet clásico, y tres que sólo practicaban deporte (basquetbol, voleibol, y fútbol) en el Gimnasio La Colina. Durante un periodo de tres meses, se le realizaron cuatro pruebas a estos seis sujetos para evaluar su flexibilidad de espalda lumbar, fuerza en miembros inferiores, y resistencia cardiorrespiratoria, que son algunas de las capacidades motoras trabajadas en el ballet clásico . Para analizar los resultados, se formaron parejas entre los sujetos que practicaban ballet con aquellos que no, con el fin de comparar su desempeño, determinando si las bailarinas tenían un mejor proceso que los otros sujetos. Además de esto, se determinó si las bailarinas habían mejorado en su propio nivel sin tomar en cuenta si superaron a su pareja, dado que este era el objetivo principal del proyecto. Con el fin de facilitar el proceso, las parejas comparadas fueron: sujeto 1 con sujeto C, sujeto 2 con sujeto B, y sujeto 2 con sujeto A. Es importante aclarar que los sujetos 1, 2, y 3 corresponden a las bailarinas y los sujetos A, B, y C son las adolescentes que practican fútbol, basquetbol y voleibol, respectivamente.

La hipótesis que se planteó para la resolución de la pregunta problema fue que de manera

68


gradual durante los tres meses las bailarinas mostrarían mayor fuerza, resistencia, y flexibilidad, mejorando sus resultados de manera evidente en cada prueba de las capacidades motoras y llegando a los niveles “bueno” y “muy bueno” de las respectivas tablas de cada capacidad física.

Según los resultados de la investigación, la hipótesis planteada es parcialmente válida, ya que en la mayoría de casos las bailarinas llegaron al nivel “bueno” y “muy bueno” de calificación, y en todos los casos mejoraron de manera gradual con respecto a la primera prueba y pasaron a un nivel mayor del que empezaron, o se mantuvieron en el mismo.

De manera más específica, los resultados muestran que el sujeto 1 presentó 3 pruebas válidas, en las cuales de la primera prueba a la última mejoró en 5,8 cm en la capacidad de flexibilidad (pasando del nivel “bueno” a “excelente”), desmejoró 5 cm en la fuerza (quedando en el nivel “muy bueno” de la tabla, lo que indica que aunque desmejoró el sujeto tenía buenas fuerzas en los miembros inferiores), y en la capacidad de resistencia mejoró 154,33 m (quedando en el nivel “muy bueno”).

Por otro lado, el sujeto 2 presentó 4 pruebas válidas. Así, de la primera a la última mejoró 4,5 cm en la flexibilidad (pasando del nivel “bueno” al “excelente” de la tabla), mejoró en 5 cm en la capacidad de la fuerza (pasando del nivel “muy malo” y quedando en “malo”), y mejoró en la resistencia 298,33 m (pasando del nivel “malo” a “normal”).

69


Mientras tanto, el sujeto 3 presentó 2 pruebas válidas, donde de la primera a la última prueba mejoró 5,3 cm en la flexibilidad (quedando en el nivel “medio”), 16 cm en la fuerza (pasando del nivel “malo” al “normal”), y en la resistencia mejoró 277,79 m (pasando del nivel “malo” al “normal”).

Se sabe que estos cambios y mejoras fueron producto del entrenamiento de ballet clásico, porque además que las capacidades evaluadas son parte importante del ballet clásico, como ya se dijo, en la entrevista realizada a la profesora de los sujetos se confirmó que durante las clases estas bailarinas trabajaron los siguientes aspectos: flexibilidad durante el calentamiento, que consiste en el estiramiento de piernas y espalda; resistencia para ejercicios lentos en barra y centro; y fuerza en las piernas para saltos/ejercicios en barra y centro. Todos estos ejercicios se realizaban en cada clase, que ocurría tres veces a la semana para el sujeto 1, y dos veces a la semana para el sujeto 2 y 3. Con los resultados anteriores se puede confirmar que la hipótesis fue parcialmente válida, porque a pesar de que no todos los sujetos llegaron al nivel “bueno” o “muy bueno” de la tabla de calificación, se obtuvieron resultados satisfactorios debido a que cada bailarina logró mejorar las capacidades físicas estudiadas en su propio nivel, incluso si no fue por mucho.

Pasando de tema, aunque la investigación tuvo un buen resultado, se pasaron por muchas dificultades para lograr este proyecto, siendo las más notorias: la dificultad para encontrar bailarinas que cumplieran con los requerimientos específicos que se necesitaban para la

70


investigación (edad de 13 a 19 años, poco tiempo practicando ballet, disposición para tener continuidad con el trabajo); el hecho de que se dependía del horario, compromiso, y capacidad de seguir practicando ballet/asistiendo a las pruebas de los sujetos, al igual que su disponibilidad que no siempre coincidía con la de la autora del trabajo y con la de los otros sujetos; las desafortunadas lesiones de dos de los sujetos que los inhabilitaron para presentar las pruebas; y que los sujetos 1 y 3 por situaciones personales no siguieron practicando ballet clásico de manera continua por los 3 meses de la investigación. Aquí vale la pena añadir que, al principio, se quería realizar un proyecto que estudiara los cambios tanto en hombres como en mujeres adolescentes, para demostrar que ambos géneros son esenciales para la práctica del ballet y pueden beneficiarse físicamente de ella. Sin embargo, no fue posible encontrar un adolescente del género masculino novato en ballet para participar en el proyecto, y por esto se limitó la investigación a sólo adolescentes del género femenino.

Planteada así la cuestión, como respuesta a la pregunta problema, se puede concluir que en el corto periodo de tres meses y en 2 casos menos de 3 meses, las adolescentes evaluadas lograron mejorar su flexibilidad, fuerza y resistencia por su práctica y constancia en ballet clásico, que les brindó el entrenamiento necesario para mejorar de manera gradual estas capacidades motoras.

FUENTES DE CONSULTA

• Alba, A. (2010) Tests funcionales, cineantropometría y prescripción de entrenamiento en el deporte y la actividad física. Armenia, Colombia: Editorial Kinesis.

71


• American Ballet Theatre (s.f) Dictionary. Recuperado el 11 de septiembre de 2016 de: http://www.abt.org/education/dictionary/index.html •   Barrio del Castillo, I., González Jiménez, J., Padín Moreno, L., Peral Sánchez, P. Sánchez Mohedano, I., & Tarín López, E. (s.f) Estudios de caso. Madrid, España: Universidad Autónoma de Madrid. •   BBC (2015) Lo que el ballet puede hacer por tu cuerpo. Recuperado el 11 de septiembre de

2016

de:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/05/150427_deportes_ballet_ejercicio_salud _finde_dv • Blázquez, D. (1997) Evaluar en educación física 5ta edición. Barcelona, España: Editorial INDE. •   Calvo A., & Moreno, M.C (2012) Lúdica y danza: perfil fisiológico y estructural del bailarín de ballet. Revistas JDC. Vol. 2 - Núm. 2 •   Cinco beneficios del baile para la salud mental (2015) Recuperado el 18 de Octubre de 2016, de: http://baile.about.com/od/Beneficios-del-baile/tp/5-Beneficios-Del-BailePara-La-Salud-Mental.htm •   De Pedro, C., & De Arantzibia, I (s.f) El ballet clásico o danza clásica Recuperado el 8 de noviembre de 2015 de: http://www.bailarinas.eu/el-ballet-clasico-o-danzaclasica/ •   Echegoyen Monroy, S (2001) Cambios en el cuerpo de un bailarín. Recuperado el 10 de Septiembre de 2015, de: http://www.ciudaddeladanza.com/bibliodanza/anatomiaaplicada-a-la/cambios-en-el-cuerpo-del.html

72


• Estudio de las capacidades físicas: la fuerza (1998) Recuperado el 8 de mayo de 2016, de: http://www.efdeportes.com/efd9/heged91.htm •   Fernandéz F. (1990) Las dos caras de la danza. Caracas, Venezuela: Monte Avilla Editores. •   George, J., Fisher, G. & Vehrs, P. (s.f) Tests y pruebas físicas. Barcelona, España: Editorial Paidotribo. •   Greene J. (2010) Anatomía de la danza. Madrid, España: Ediciones Tutor, S.A. •   Guilliot, G. & Prudhommeau, G. (1947) Gramática de la danza clásica. Buenos Aires, Argentina: Hachette •   Hashkell, A. (1955) ¿Qué es el ballet? México: Navaro editors •   Heyward, V. (2007) Evaluación de la aptitud física y Prescripción del ejercicio 5ª edición. Nuevo Méjico, Estados Unidos: Editorial Panamericana •   How does ballet help your fitness level? (2015) Recuperado el 11 de septiembre de 2016 de: http://www.livestrong.com/article/530979-ballet-fitness-level/ •   Lazaro, A. , & Olivares, P. , (2014) Ballet: Exigencia física y psicológica en busca de perfección. Recuperado el 17 de septiembre de 2015, de: http://www.efesalud.com/noticias/ballet-exigencia-fisica-y-psicologica-en-busca-dela-perfeccion/ •   Mendez, R. (2004) El ballet, su mundo. 1era edición. Santiago de Cuba: Editorial Oriente. •   Pancorbo, A. (s.f) Medicina y ciencia del deporte y la actividad física Vol. 1. Barcelona, España: Editorial Oceano

73


• Pancorbo, A. (s.f) Medicina y ciencia del deporte y la actividad física Vol. 2. Barcelona, España: Editorial Oceano •   Rodriguez, A. (2010-EFDeportes) Una aproximación conceptual a través de la revision del temario para oposiciones. Las capacidades físicas básicas dentro de la educación secundaria. N 147. •   Royal Academy of Dancing of London (1987) El ballet: guía ilustrada para el aprendizaje. Londres: Ediciones Montnegre. •   Salazar, A. (1949) La danza y el ballet. España: Fondo de cultura económica •   Salazar, A. (2015) Relación que tienen las exigencias del ballet con el desarrollo de trastornos alimenticios. Gimnasio la Colina. Cali, Colombia. •   Test de Cooper (s.f) Recuperado el 22 de septiembre de 2016 de: https://franciscomate.wordpress.com/teoria-del-entrenamiento/ •   Test de salto horizontal (2013) Recuperado el 8 de mayo de 2016, de: https://aprendizajedelacarrera.wordpress.com/2013/08/23/test-de-salto-horizontal-apies-juntos/ •   Wadsworth, A. (2011) Entrenador personal. Madrid, España: Editorial LIBSA •   Weineck, J. (2005) Entrenamiento total. Balingen, Alemania: Editorial Paidotribo. •  

Wong, Y. (2011) The art of accompanying classical ballet technique classes. Universidad de Iowa. Iowa, Estados Unidos.

74


ANEXOS Anexo 1. Entrevista realizada a la profesora de ballet de los sujetos 1, 2 y 3 de la academia de ballet Allegro.

1. ¿Qué trabajos han realizado en clase durante estos tres meses (desde octubre) para mejorar la flexibilidad, fuerza y resistencia? Los que tu creas, y si no me dices.

R/ Bueno, el grupo es el grupo de jóvenes y adultos ballet principiantes. La flexibilidad siempre al inicio y al final de la clase. Especialmente al inicio de cada clase, hacemos lo que es estiramiento y calentamiento. ¿Qué son esos ejercicios? Son ejercicios básicos ya se de piso, o en el salón caminando y levantando piernas. Y especialmente las de piso, de las niñas sentadas hacen flexión doblando las dos piernas, o pierna al lado. Y todos los ejercicios se hacen poco a poco, tratando de bajar hasta el piso, cuerpo hasta el piso, cuerpo hasta la pierna. Primero lo hacemos una pierna, luego la otra, luego las los piernas. La idea es que al final siempre abriendo dos piernas tratar de llevar cuerpo al frente, o sea el piso. Pero obviamente, eso es poco a poco. Entonces ahí nos vamos dando cuenta, unas solo bajan un poquito, luego van bajando codos, luego cabeza, hasta que pueden llevar pecho al piso. Pero todo esto, se hace progresivamente. Luego se pasa a la barra, que hay unas partes lentas ayudadas con la barra, y también saltos. Y luego sin barra, hacemos esos ejercicios en el centro para ver la resistencia, el equilibrio, y todo porque ya no tienen ayuda de la barra. Y ya después de todo el proceso de la clase… lo de salto. Obviamente al inicio hay que preguntarle si están bien en cuestión de respiración y todo porque algunos necesitan descansar un poco mientras el organismo se acostumbran, los cuerpos se 75


acostumbran, a tener un ritmo o una frecuencia para coger esa resistencia.

2. Según tu criterio, ¿En qué capacidades físicas hace énfasis el ballet clásico?

R/ Capacidades físicas… pues, equilibrio, flexibilidad, fuerza, resistencia… Em… ¿Solo físicas? Porque también hay otras…

Entrevistadora: Si claro, pero solo físicas.

R/ Coordinación, temporalidad, o sea, cuando aprenden a manejar espacios también.

3. ¿De pronto realizan algún tipo de pruebas para controlar el proceso de sus alumnas en la academia?

R/ Aquí miramos a la persona de manera integral. ¿Por qué? Porque hay niñas que tienen condiciones, otras no, pero con el trabajo y la disciplina las pueden desarrollar. Entonces, hay jóvenes que les interesa mucho y tienen la disciplina. Entonces, las cosas con disciplina avanzan más rápido. También hay gente que no tiene muy buena motricidad o coordinación motora, entonces les cuesta un poco más, entonces se demoran un poco más de cambiar de nivel o en

76


coger los pasos. Porque primero los pasos se hacen muy sencillos y luego se van combinando, entonces si no lo pueden hacer se van a demorar un poco más en el proceso y en poder avanzar. Entonces en las clases yo me doy cuenta de quién tiene condiciones, a quién se le exige más, quién da más y quién puede hacer más, entonces se ve moviendo de nivel o dándole más horas. Y lo importante es que la persona quiera. Va uno cambiándolo de nivel hasta que llega al avanzado y en el avanzado tiene muchas cosas, repertorio, coreografía, espacios de más nivel de dificultad y todo eso.

4. ¿Quieres agregar alguna cosa de las niñas específicamente, o de cómo manejan las cosas?

R/ Sí, pienso que al ballet hay que agregarle que despierta mucho la conciencia, el desarrollo cognitivo, o sea, la persona aprende a analizar, a pensar, a discernir. O sea, separar las cosas cuando está haciendo una coreografía, tiene que estar pensando en los brazos, en el cuerpo, en el espacio, en lo que tiene que hacer. Entonces, es un despertar de la conciencia y la parte cognitiva. Ayuda a la concentración, a la memoria, quita el estrés. Porque si a la persona realmente le gusta está concentrada en lo que tiene que hacer y no está- empezando porque no pueden traer celulares ni nada- tienen que desconectarse y estar en lo que están. Entonces aprenden a pensar en el cuerpo, en que pueden hacer, hasta donde pueden llegar, como hago para la pirueta, o sea, empiezan ya a pensar hasta donde pueden llegar ellos. Y la única manera es haciendo las cosas, pero, uno tiene que estar concentrado y pensando qué pierna voy a subir, para dónde voy a girar, si es releveé, si es salto, y todo eso es.. el ballet sirve para eso. Despertar conciencia.

77

Profile for Diego Marín

BALLET Y CAPACIDADES FÍSICAS  

Este trabajo de grado consistió en determinar los cambios físicos en la flexibilidad, fuerza y resistencia que presentan tres adolescentes p...

BALLET Y CAPACIDADES FÍSICAS  

Este trabajo de grado consistió en determinar los cambios físicos en la flexibilidad, fuerza y resistencia que presentan tres adolescentes p...

Advertisement