Page 1

Revista trimestral. Número 2. OTOÑO 2011

5,95 €

Nordeste de Segovia

Otoño en las Hoces del Duratón

Tierra de Pinares

Níscalos, el tesoro de los pinares Segovia

Todo el Acueducto 772174 561007 9

ISSN 2174-5617

La cita con Aldara

0 2

Segovia Sur

Campiña Segoviana Nieva Ruta del Whisky El bosque del diablo desdentado Real Sitio de San Ildefonso El otoño del rey melancólico


CIUDAD PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


SEGOVIA, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD Segovia

Segovia se levanta estratégicamente en un promontorio rocoso rodeado por los valles de los ríos Eresma y Clamores. En el siglo I d.C. los romanos decidieron abastecer a la población con el agua de la sierra y para ello construyeron un acueducto de dieciséis kilómetros. Todo su recorrido está señalizado, así que podemos disfrutarlo practicando senderismo y recorriendo después el casco histórico de la ciudad.


SEGOVIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

18

VIAJAR POR SEGOVIA 2

Oto単o 2011


SEGOVIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

TODO el Acueducto Texto y fotografías: DCB

t Arcos romanos El tramo monumental del Acueducto es el icono de Segovia. Esta gran obra de la ingeniería romana es parte de la gran infraestructura que conducía a la ciudad el agua de la sierra.

VIAJAR POR SEGOVIA 2

Otoño 2011

19


SEGOVIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

E

l Acueducto de Segovia es uno de los monumentos españoles más conocidos en todo el mundo y recibe todos los años casi un millón de visitantes que pasean entre sus pilares con la admiración pintada en sus caras. Lo que muchos no saben es que las aguas del Acueducto se captaban del río Acebeda a 16 kilómetros de la capital, y eran transportadas por una compleja conducción que atraviesa parajes de la sierra y su piedemonte. Y tampoco es muy conocido que una vez dentro de los muros de la ciudad se conserva enterrado el canal principal que une la plaza de Avendaño con el Alcázar y que era el eje de la distribución de las aguas desde época romana hasta principios del siglo XX. Recientemente se ha finalizado un proyecto cofinanciado por el ayuntamiento de Segovia y el mecanismo financiero del Espacio Económico Europeo para poner en valor el conjunto completo del Acueducto, señalizando la senda que hace el recorrido de la conducción de las aguas desde la captación hasta la entrada en la ciudad, y el itinerario del Acueducto soterrado.

u Agua pura El suministro de las aguas cristalinas del río de la Acebeda hizo posible el desarrollo de la vida urbana en la Segovia romana y fue una de las claves de su repoblación medieval.

u Captación y azud Todo el sistema de captación fue reformado en 1929. El azud conserva todavía sillares romanos con grapas de hierro.

u Decantador Es una estructura con forma de laberinto para frenar la fuerza del agua y permitir que se depositen en el fondo las impurezas que arrastra.

La senda del Acueducto

El recorrido comienza en la cola del embalse 1 de Puente Alta, al que se accede desde Revenga por una pista asfaltada que lo bordea. Tiene 17 kilómetros de longitud medidos entre el aparcamiento de la cola del embalse y el segundo desarenador, que se encuentra en la avenida del Padre Claret, en Segovia. Si inicialmente vamos andando de Revenga al aparcamiento, habremos de sumar otros 2 kms. Lo primero es subir por la senda que discurre junto al río de la Acebeda o río Frío, hasta el canal de las caceras de Hontoria y Revenga, junto al que encontramos ya la conducción del Acueducto. Para ir a la captación de las aguas hemos de tomar a la derecha después de cruzar la cacera 2. Justo antes de la captación, encontramos el decantador y el azud 3. Desde el aparcamiento hemos recorrido 2 kms. Merece recrearse un rato en la belleza del lugar, donde siempre corre el agua fresca y transparente del río de la Acebeda. Hemos de volver hasta la pasarela de la cacera y, sin cruzarla, continuar el itinerario señalizado en dirección al arroyo de Valdeconejos, por el que pronto pasamos. Superamos también el arroyo Charcas. Avanzamos entre robles y pinos y al salir de ellos tenemos una hermosa vista del valle de la Acebeda, la Mujer Muerta y el paso de la Cañada Real Soriana Occidental, a la que nos incorporamos desde el camino de Carrerablanca. La senda del Acueducto discurre paralela a la linde superior de la Cañada hasta el paraje de

u Conducción La senda está señalizada con hitos metálicos con el símbolo del Acueducto recortado, por lo que es muy difícil perderse.

u Molino de Hoyos Aprovechaba la fuerza del agua de la conducción. Parece ser que a sus pies estaría la primitiva captación de aguas, que fue trasladada ya por los ingenieros romanos al emplazamiento actual.

20

VIAJAR POR SEGOVIA 2

Otoño 2011


SEGOVIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Los Hoyos, donde comienza un tramo en el que la conducción va a cielo abierto para salvar la fuerte pendiente por la que baja hasta el arroyo de Tilviejo. A mitad de la ladera están las ruinas del molino de Los Hoyos. Junto al cauce del Tilviejo 4, la conducción se hace de nuevo subterránea e inmediatamente salva el arroyo Fuentecilla. Hasta aquí hemos recorrido 6,5 kms. La zona es ideal para hacer una parada y reponer fuerzas. A partir de aquí se separan durante unos dos kilómetros los trazados de la conducción y de la senda. Esta avanza de nuevo por la Cañada Real y antes de llegar a lo que queda del Esquileo de Santillana hace un zigzag para incorporarse al Cordel de Santillana 5 por el que también discurre el Camino de Santiago en dirección a la capital. Poco después de cruzar la carretera de La Granja a Riofrío volvemos a ver las arquetas de los registros de la conducción a nuestra izquierda. Antes de pasar sobre la vía del AVE 6, la conducción cruza al otro lado del cordel. Enseguida vemos un jardincillo junto a la cacera de Navalcaz. A penas a un kilómetro, conducción y senda se separan de nuevo. Llegamos a un cruce 7 y seguimos la señalización del Acueducto hacia la derecha abandonando el cordel y el Camino de Santiago para encontrar de nuevo los registros de la conducción. Pasamos el túnel bajo la SG-20 8 y entramos en el barrio de Nueva Segovia, que atravesamos hasta salir a una de las rotondas de la carretera de La Granja 9. En este último tramo encontramos los depósitos de agua J, la caseta de piedra del primer desarenador K y un tramo de cacera abierta al otro lado de la carretera, pasado el desarenador. Junto al inicio de la conducción en altura L finaliza la senda.

u Cacera de Navalcaz El paso del agua por esta cacera a cielo abierto traza una línea verde a lo largo de su paso por el cordel de Santillana. Junto a ella va la conducción del Acueducto.

u Primer desarenador Es una construcción del siglo XVII, llamada también “arca de piedra”. A partir de aquí, la conducción cruza al otro lado de la carretera y se la ve a cielo abierto junto al tanatorio.

u Cacera Este tramo nos da una idea de como sería la conducción antes de que en 1929 se instalara la tubería enterrada.

y Inicio de la conducción en altura El agua corría por un canal hecho con sillares de granito en forma de U.

Trescasas en tal

San Cristóbal

Oc cid

Río

a sm Ere

Segovia

12

Tabanera del Monte

11

de

Torredondo

Palazuelos de Eresma

10

Tejadilla

Perogordo

9

7

P.I. Hontoria

Urbanización Parque Robledo

Aº de

6

San Ildefonso

Fu en te c

illa

al

de

las

de

Madrona

s

Re

Hontoria

So

el rd Co

ria

na

8

Vadillo

5

Esquileo de Santillana Valsaín

4

Frí o

4LahLosa 30min

Embalse de Puente Alta 1 Ca ña da

ces Pe

17 km

Revenga

La Pradera de Navalhorno

Río

Navas de Riofrío

Santillana

Río

2 3

Decantador y azud del Acueducto

0

0,5 km 1 km 1,5 km 2 km

VIAJAR POR SEGOVIA 2

Otoño 2011

21


SEGOVIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD u Segundo desarenador También llamada Arca de San Gabriel, es una estructura similar a la anterior pero situada en el canal en altura.

Los primeros 50 arcos

En la esquina de la avenida del Padre Claret con la calle coronel Rexach comienza un canal hecho con sillares de granito labrados en forma de U. Este canal es del siglo XV y sustituyó al original romano. Justo sobre su arranque se han colocado dos grandes piedras cilíndricas con el escudo de la ciudad de Segovia. La conducción va ganando altura sobre un muro de mampostería y llega al segundo desarenador, de origen romano pero reconstruido en el siglo XVIII. A partir de él empezaba la arquería, pero actualmente otro muro de mampostería soporta el canal durante las primeras decenas de metros. Las impresionantes arquerías del Acueducto tienen como función hacer llegar el agua al recinto amurallado de la ciudad salvando la depresión que ocupa la plaza del Azoguejo. Los primeros doce arcos son, lógicamente, los más bajos. Fueron reconstruidos a partir del siglo XII, tras la repoblación medieval de la ciudad y se utilizaron sillares romanos. En los siguientes encontramos restauraciones realizadas en el siglo XV, durante los reinados de Juan II, de Enrique IV y los Reyes Católicos. Estos arcos tienen una forma ligeramente apuntada como corresponde al estilo gótico imperante en esa época. Algunos investigadores hablan incluso de “acueducto gótico”. Es difícil desentrañar las distintas reformas que en ocasiones reutilizan los sillares romanos, fácilmente distinguibles por su mayor tamaño y la fuerte erosión de sus aristas. Los arcos que tienen los sillares más pequeños y regulares son de intervenciones realizadas en el siglo XIX, una de ellas datada en 1868.

u Primeros arcos La conducción avanza sobre un único nivel de arcos que van aumentando de altura para mantener el nivel del canal.

u Pilar de San Francisco A partir de aquí el canal discurre sobre doble arquería. q Doble arquería La parte más alta del Acueducto vista desde la plaza Oriental.

El Acueducto romano

En el arco 50 empieza la obra puramente romana, conservada con muy pocas restauraciones. Los arcos van ganando altura hasta que llegan al pilar de San Francisco, el único que tiene forma curva y a partir del cual la arquería es doble. Sobre la superior, cuyos pilares tienen la misma altura discurre el canal, mientras que la inferior va adaptando la altura de sus pilares, más anchos en su parte inferior, al relieve de la vaguada que salva. La altura máxima sobre el Azoguejo es de 28 metros. En la parte central, tres pilares de la arquería superior se acortan y se apoyan en un sotabanco en el que aún se observan los orificios en los que estaban ancladas las letras de bronce que formaban una inscripción conmemorativa. La lectura más aceptada es la de la reparación del Acueducto en época del emperador Trajano, por lo que se piensa que pudo ser construido en 22

VIAJAR POR SEGOVIA 2

Otoño 2011


SEGOVIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

época del emperador Domiciano. En total hay cuarenta y tres arcos dobles y sólo el último, junto a la muralla, no lo es. El Acueducto soterrado

El último arco de la plaza del Azoguejo se apoya en un estribo junto a la muralla y facilita el paso del canal al interior del recinto amurallado. Los arcos llegan actualmente hasta la plaza de Avendaño, en el interior del recinto amurallado, aunque antiguamente lo hacían hasta la plaza del Seminario. Desde aquí, el agua se distribuía por canalizaciones que abastecían los caños de las fuentes públicas y los cerca de quinientos pozos y aljibes que garantizaban el suministro de la ciudad. También en este punto comienza la conducción principal que llega hasta el Alcázar, soterrada bajo los sucesivos pavimentos de las calles de la ciudad, y cuyo paso se conoce con exactitud gracias a las recientes investigaciones arqueológicas. El itinerario del Acueducto soterrado es una propuesta original para conocer el recinto amurallado de Segovia y disfrutar de su belleza. Comienza en la plaza del Seminario, presidida por la iglesia que levantaron los jesuitas en el siglo XVI, y avanza por la calle Domingo de Soto, la plaza Reina Doña Juana y la calle Cronista Ildefonso Rodríguez hasta la plaza del Doctor Laguna. Por la calle Colón salimos a la plaza de la Rubia y giramos a la izquierda para entrar en la Plaza Mayor por la calle Cronista Lecea. Frente a nosotros, la mole de la catedral atrae rápidamente nuestra atención, pero antes de llegar a ella podemos disfrutar del armonioso conjunto planeado por Pedro de Brizuela en el siglo XVII. De este arquitecto segoviano es precisamente el edificio del Ayuntamiento. El canal del Acueducto gira en la esquina de la plaza junto a la catedral y baja por la calle Marqués del Arco. A la altura de la plaza de la Merced pasamos junto a la iglesia de san Andrés, de origen románico, y continuamos por la calle Daoíz. Estamos en el barrio de la Canonjías que, con sus características portadas románicas, es una reliquia urbanística de la Edad Media. El agua del Acueducto pasaba junto a la desaparecida catedral vieja, que se encontraba muy próxima al Alcázar donde finalizaba su recorrido. n PARA SABER MÁS El libro La Madre del Agua, de Charo Domínguez y Cristina

Pampillón, fue publicado por la Obra Social de Caja Segovia en el año 2000.

u Intramuros Después de asomarnos a la muralla y al postigo del Consuelo, caminamos junto a los arcos de intramuros hasta la plaza de Avendaño.

u Placas de bronce En la plaza del Seminario, encontramos la primera de las placas que nos van indicando el paso del canal soterrado.

u Torre de Arias Dávila Como el resto del palacio de Arias Dávila data del siglo XVI. Este tipo de torre escenificaba el poder de algunas familias nobles.

u La catedral Tras cruzar la plaza Mayor, el canal del Acueducto soterrado pasa junto ella por delante de la portada de San Frutos.

u Entrada en el Alcázar Las aguas del Acueducto abastecían a la fortaleza medieval y, posiblemente, también lo hicieron a una guarnición militar romana.

VIAJAR POR SEGOVIA 2

Otoño 2011

23


Invierno? ibe o Recomicilis por u d ero en to núm r t cua

sólo

20€

¿Te vas a perder el

¡Suscríbete!

En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Veoveo Ediciones S.L. le informa que sus datos personales obtenidos mediante la cumplimentación de este formulario van a ser incorporados para su tratamiento en un fichero automatizado. Usted consiente que tratemos sus datos con la finalidad de informarle periódicamente sobre los productos, servicios y promociones, propias o de terceras personas del sector financiero, turismo y viajes, ocio y cultura, deportes, medios de comunicación, editorial y de consumo. Si lo desea, puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos por la Ley, dirigiendo un escrito a la dirección: Veoveo Ediciones S.L. Camino de las Eras del Rey, 4. 40300 Sepúlveda (Segovia)

Boletín de suscripción a la revista VIAJAR POR SEGOVIA Nombre y apellidos:

NIF:

Domicilio: Localidad:

Provincia:

Teléfono:

E-mail:

CP:

Domiciliación bancaria (nº cuenta): Fecha:

Firma:

Para más información sobre las suscripciones, escríbenos a suscripciones@viajarporsegovia.es o a la dirección postal: Veoveo Ediciones S.L. Camino de las Eras del Rey, 4. 40300 Sepúlveda (Segovia)

Todo el Acueducto de Segovia  

El recorrido del agua desde la Sierra de Guadarrama hasta el Alcázar de Segovia.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you